You are on page 1of 6

"Mastellone Hnos. SA. c. Bustillo Mariana s.

incidente de apelación de medida cautelar" –
Cámara Nacional Civil y Comercial Federal - Sala - !"#$%#!$$&


"La accionante señaló que si bien publicita su marca "Fortuna" a través de la página web de su
marca "La Serenísima", recientemente consideró conveniente implementar una página web
exclusiva para "Fortuna" en virtud del crecimiento de esa marca para reinsertarla en el p!blico
consumidor como una marca individual que exceda su característica de segunda o tercera
marca de "astellone #nos$ S%$, lo cual le &ue imposible pues tomó conocimiento de que el '()
')*++( la Sra$ ,ustillo registró a su nombre el dominio "&ortuna$com$ar"$
"-abe precisar, en cuanto a la verosimilitud del derec.o invocada por la actora sobre la base de
la titularidad de la marca "Fortuna", que los nombres de dominio en /nternet, contrariamente
con lo que sucede con las marcas, abarcan a todos los productos o servicios, pues no rige en
ese ámbito el principio de especialidad vigente en materia marcaria 0art$ 1, incs$ a b, '+ de
la le **$1(*2, por lo que podría darse la posibilidad de que .ubiera más de una persona, con
igual interés legítimo, para registrar un mismo nombre de dominio 0Sala ', "-$ ((++3++ )
",acardi 4 -ompan Limited s$ medidas cautelares" del 1+)'')*+++5 esta Sala, "6adogows7i
%ndrés c3 -atania "artin s3 cese de uso de marca" del '+)8)*++8, "-$ '+$91'3+8) ":iempo Libre
S% c$ %lberto %tilio Segurel s$ medidas cautelares"5 ese interés legítimo puede provenir, por
e;emplo, de la titularidad de otra marca en una clase distinta del nomenclador, del nombre
social o comercial, o bien de la actividad desarrollada por el registrante"$
"Las 6eglas para el 6egistro de <ombre de =ominio en /nternet 06esol$ ***(3++2 establecen
que> el registro de un determinado nombre de dominio se otorgará a la persona &ísica o ;urídica
que primero lo solicite 06egla '25 el .ec.o de que <ic)%rgentina registre un nombre de dominio
no implica responsabilidad alguna respecto de la legalidad de ese registro, por lo que no le
corresponde evaluar si el registro puede violar derec.os de terceros 06egla '+25 el registrante
3o el solicitante deben declarar ba;o ;uramento que, de su conocimiento, el registro uso del
nombre de dominio solicitado no inter&ieren ni a&ectan derec.os de terceros 06egla '*2, que
no se reali?a con ning!n propósito ilegal, ni viola ninguna legislación, que todos los datos
suministrados son verdaderos, no .abiendo ocultado ni omitido ninguna in&ormación que <ic)
%rgentina podría .aber considerado esencial para su decisión de aceptar la solicitud de nombre
de dominio 06egla '12$"
"La mera titularidad de una marca no determina per se el derec.o sobre un nombre de dominio
que coincida con esa designación, aunque sí constitue un antecedente que, en el supuesto de
con&licto, se deberá con&rontar con el interés legítimo del titular del dominio invocado de
acuerdo con las circunstancias de .ec.o acreditadas en cada caso, sin prescindir de otras
como por e;emplo> la notoriedad, intensidad del uso o la aptitud distintiva de la marca opuesta
que impida presumir una "casualidad milagrosa" en su elección por el registrante del dominio5
la existencia de una relación entre el titular de la marca el del dominio, o de una gran cantidad
de nombres de dominio registrados por la misma persona que indique una intención de bloqueo
para lucrar con su trans&erencia 0esta Sala, "-$ '+$91'3+8) ":iempo Libre S% c$ %lberto %tilio
Segurel s$ medidas cautelares" del *@)()*++( sus citas de doctrina ;urisprudencia2$"
"La apelante no .a cuestionado que "astellone #nos$ S%$ sea la titular de la marca "Fortuna"
registrada en las clases indicadas en el escrito de inicio, sino que sea una marca notoria que
esa titularidad importe un derec.o pre&erente para obtener el registro del nombre de dominio
"&ortuna$com$ar"$ An esas condiciones, no son atendibles )en este estado del ;uicio) las
mani&estaciones acerca del interés legitimo que invoca la apelante para cuestionar la
verosimilitud del derec.o de su contraria derivado de la titularidad de la marca "Fortuna" pues,
como principio, la circunstancia de que su actividad sea la de diseñar vender páginas web )lo
cual no .a sido siquiera prima &acie acreditado) no le con&iere, por sí sola, el derec.o de
registrar un nombre de dominio idéntico a la marca de "astellone #nos$5 marca que, más allá
de su notoriedad o de su originalidad )extremos que cuestiona en el memorial), se encuentra
registrada en el comercio con antelación a la inscripción del dominio, circunstancia no
desconocida por la recurrente$ Bor lo demás, la medida cautelar, contrariamente a lo que
sostiene la demandada, no coarta su libertad de traba;ar, desde que de ning!n modo le impide
que contin!e desarrollando la actividad denunciada, la cual no se puede considerar como
limitada al registro de nombres de dominio de internet, más allá de su coincidencia con la
marca de la actora$"
"An conclusión, teniendo en cuenta que la verosimilitud del derec.o se re&iere a la posibilidad
de que el derec.o exista no a una incontestable realidad, por lo que no cabe exigir un
examen de certe?a sobre la existencia del derec.o 0Fallos 1+(>*+(+2, corresponde desestimar
los planteos &ormulados por la apelante respecto de ese requisito, a que se encuentra
su&icientemente acreditada en el caso a partir del interés legítimo que cabe reconocer a la
actora por la titularidad de la marca "Fortuna", en tanto que la recurrente no .a explicado en
&orma su&iciente, ni muc.o menos acreditado )en este estado del ;uicio a los e&ectos de
cuestionar la medida decretada) qué derec.o o interés con igual grado de legitimidad la ampara
para registrar un nombre de dominio que es idéntico a la marca registrada por su contraria$"
"% lo expuesto se debe agregar, como elemento corroborante de las conclusiones precedentes,
que de la documentación agregada a la causa surge que la demandada tiene registradas al
menos 1C nombres de dominio, circunstancia que .a sido reconocida por la propia demandada
en su memorial$ An e&ecto, la demandada se limita a sostener que la medida apelada puede
generar daños en sus expectativas comerciales, como así también daños morales
psicológicos5 a&irmación que no resulta su&iciente para admitir el agravio, desde que )como se
precisó en los anteriores considerandos) la cautela decretada no inter&iere con la actividad que
denunció$"

,uenos %ires, *' de septiembre de *++($

%D:ES F G/S:ES>Al recurso de apelación interpuesto a &s$ *'3vta$ contra la resolución de &s$
''3'*vta$, &undado a &s$ *13*(vta$, su traslado contestado a &s$ 9939(,
-E<S/=A6%<=E> '$ "astellone #nos$ S% inició demanda contra la Sra$ ,ustillo para que cese
en el uso de la marca "Fortuna"$ % tal &in, solicitó que se ordene la cancelación de&initiva del
registro del dominio de internet "&ortuna$com$ar" obtenido por la demandada se lo inscriba a
su nombre 0&s$ (3'+bis$ vta$2
An su escrito de inicio, la accionante solicitó además el dictado de una medida cautelar en los
términos del art$ 8+ del :6/Bs del art$ *1* del -ódigo Brocesal, para que la =irección de
/n&ormática, -omunicaciones Seguridad del "inisterio de 6elaciones Axteriores )como
administradora de <ic$ar) suspenda preventivamente el registro del dominio "&ortuna$com$ar" a
nombre de la demandada autorice a "astellone #nos$ S% a utili?arlo .asta tanto se dicte
sentencia de&initiva 0&s$ (2$)
La actora &undó su pretensión en la titularidad de los registros de la marca "Fortuna" en las
distintas clases que individuali?ó, como así también en la di&usión de esa marca entre los
consumidores en general$
An ese sentido, la accionante señaló que si bien publicita su marca "Fortuna" a través de la
página web de su marca "La Serenísima", recientemente consideró conveniente implementar
una página web exclusiva para "Fortuna" en virtud del crecimiento de esa marca para
reinsertarla en el p!blico consumidor como una marca individual que exceda su característica
de segunda o tercera marca de "astellone #nos$ S%$, lo cual le &ue imposible pues tomó
conocimiento de que el '()')*++( la Sra$ ,ustillo registró a su nombre el dominio
"&ortuna$com$ar"$
Sobre esa base concluó que el registro del nombre de dominio "&ortuna$com$ar" constitue un
uso indebido de marca que viola el principio de exclusividad previsto en los arts$ 9 de la le
**$1(* '($' del :6/Bs$, una in&racción de las reglas '* '1 de la 6esol$ ***(3++ del
"inisterio de 6elaciones Axteriores, .abida cuenta de que la demandada no podía desconocer
la existencia de la marca registrada utili?ada, publicitada comerciali?ada por "astellone con
anterioridad a ese registro$ An esa línea argumental, destacó que la accionada tiene
registradas alrededor de 8+ nombres de dominio, entre los que &iguran conocidas regiones o
localidades de la %rgentina, marcas o nombres genéricos de productos o servicios, de lo cual
se desprende su mala &e, a que el ob;etivo .a sido el de especular con su posterior venta a un
tercero$
*$ %sí deducida la pretensión, el Sr$ Hue? .i?o lugar )en los términos de los arts$ *1* del -ódigo
Brocesal 8+ del :6/Bs) a la medida cautelar solicitada, por lo que )ba;o caución ;uratoria)
dispuso la suspensión preventiva del nombre de dominio "&ortuna$com$ar" registrado por la Sra$
,ustillo en el 6egistro de <ombres de =ominio /nternet en %rgentina, autori?ó a "astellone
#nos$ S%$ a utili?ar la designación re&erida como nombre de dominio, previa solicitud del
registro pertinente con a;uste a las reglas establecidas por la citada repartición .asta tanto se
dicte sentencia de&initiva$
Asa decisión, que motiva los agravios de la demandada, se &undó en la circunstancia de que la
conducta denunciada comportaría )prima &acie) una variante de uso indebido de marca a;ena,
como así también en que las reglas de <ic)%rgentina otorgan el registro de una determinada
denominación a quien primero lo solicite, por lo que no 02 se aceptan con posterioridad
solicitudes de registro de denominaciones iguales$ % partir de ello, el a quo valoró que el
registro de "&ortuna$com$ar" por la demandada importa la imposibilidad absoluta para la actora
de registrar su propia marca como nombre de dominio, con los consecuentes per;uicios que ello
ocasiona en el orden comercial patrimonial$
An síntesis, el magistrado de la anterior instancia tuvo por acreditada la verosimilitud del
derec.o invocado por la actora con el interés legítimo que tiene )a partir de la titularidad de la
marca) para obtener un nombre de dominio que contenga esa denominación, como así también
el peligro en la demora, para lo cual valoró los per;uicios que ocasiona al titular marcario el
e&ecto excluente que tiene el registro del nombre de dominio en cuestión$
1$ La recurrente se agravia de la decisión cautelar pues alega que no se encuentran
acreditados los requisitos para la procedencia de la medida$ Si bien aclara que no discute que
"Fortuna" resulta ser la tercera marca de "La Serenísima", sostiene que la palabra &ortuna .ace
re&erencia a una innumerable cantidad de cosas que nada tienen que ver con esa marca$ An
ese orden de ideas, precisa que el término &ortuna se relaciona con el a?ar, con una localidad
de la -iudad de San Luis con otras marcas no re&eridas a productos lácteos 0vgr$ revista
Fortuna de Adit$ Ber&il2, por lo que no puede concluirse que su registro como nombre de
dominio importe un uso indebido de marca a;ena$
Bor otro lado, la apelante disiente con lo decidido por el ;ue? en cuanto a la exclusión de la
actora para registrar su marca como nombre de dominio, desde que puede .acerlo como
"lec.e&ortuna$com$ar" o "lacteos&ortuna$com$ar"$ Sin per;uicio de ello, sostiene que resulta un
exceso la oposición al registro del nombre de dominio "&ortuna$com$ar" sobre la base de la
titularidad de la marca "Fortuna", pues ello no es "una patente de corso para bloquear un sitio
de dominio"$ La demandada también niega que se pueda presumir que registró el nombre de
dominio de mala &e$ %&irma que &ortuna, antes que una marca, es una palabra con m!ltiples
acepciones, en tanto que como marca tampoco es notoria$ %simismo, invoca que el registro de
1C nombres de dominio no demuestra mala &e, a que ninguno se re&iere a marcas, en tanto
que &unda su interés legítimo en que su actividad es, entre otras, diseñar vender páginas web$
Allo así, desconoce que la actora tenga un me;or derec.o para obtener la titularidad del nombre
de dominio "&ortuna$com$ar"$
6especto del peligro en la demora, la apelante aduce que el registro del dominio cuestionado
es de enero de *++( que el registro de la marca "Fortuna" es bastante anterior, por lo que no
se comprende por qué a.ora existiría ese peligro$ %lega que el argumento de la actora
)consistente en la conveniencia de implementar una página exclusiva para reinsertar la marca)
no es válido para ;usti&icar el peligro en la demora invocado, pues importa el reconocimiento de
que la marca no está insertada, que no es notoria que el p!blico no la conoce$ As decir,
conclue que no está demostrada la existencia de un peligro inminente o irreparable$
Finalmente, se agravia la demandada por cuanto se &i;ó caución ;uratoria, desde que ella no es
su&iciente para garanti?ar los daños que pueda generar la medida respecto de sus expectativas
comerciales, sin que resulte un &undamento válido la solvencia o prestigio de "astellone #nos$,
pues nada obsta a que pueda solicitarse su concurso preventivo como .a sucedido en el
pasado$ An consecuencia, solicita que se &i;e como contracautela un monto ra?onable a criterio
del tribunal$
1$ An los términos en que .a quedado planteada la cuestión sobre la que se debe decidir en
este acotado marco cognoscitivo, es oportuno recordar que la medida cautelar innovativa
)como la decretada por el a quo, que tiene por particularidad no sólo la revocación provisional
del registro del dominio obtenido por la accionada sino también su inscripción a &avor de la
peticionaria mientras dure el ;uicio), importa un anticipo de ;urisdicción &avorable respecto del
&allo &inal de la causa, por lo que se debe proceder con una máxima cautela en la apreciación
de los presupuestos de admisibilidad 0-orte Suprema, Fallos 1'(>'C11, 1'@>'+(@ 1*+>'(11,
1*'>(@8 1*8>((@2$
An ese orden de ideas, la -orte Suprema .a señalado que para obtener la tutela anticipada
proveniente de una medida precautoria, se debe acreditar prima &acie la existencia de
verosimilitud en el derec.o el peligro irreparable en la demora, a que resulta exigible que se
evidencien &e.acientemente las ra?ones que ;usti&ican resoluciones de esa naturale?a 0in re
"<euquén c$ Astado <acional s$ incidente de medida cautelar", <$1+($IL/, del *')1)*++(2$
"ediante ese en&oque se procura conciliar, seg!n el grado de verosimilitud, los intereses en
;uego 0Fallos 1*+>'(11, 1*8>*1(J 1*(>1*'+2$
=e con&ormidad con esos principios, esta Sala destacó que la procedencia de una medida de
esa naturale?a requiere que la verosimilitud del derec.o sur;a de manera mani&iesta de los
elementos obrantes en la causa, que exista la posibilidad de un daño irreparable 0causa
C@'3++ del *1)1)*+++2$
9$ % la lu? de esas pautas, cabe precisar, en cuanto a la verosimilitud del derec.o invocada por
la actora sobre la base de la titularidad de la marca "Fortuna", que los nombres de dominio en
/nternet, contrariamente con lo que sucede con las marcas, abarcan a todos los productos o
servicios, pues no rige en ese ámbito el principio de especialidad vigente en materia marcaria
0art$ 1, incs$ a b, '+ de la le **$1(*2, por lo que podría darse la posibilidad de que .ubiera
más de una persona, con igual interés legítimo, para registrar un mismo nombre de dominio
0Sala ', "-$ ((++3++ ) ",acardi 4 -ompan Limited s$ medidas cautelares" KFallo en extenso>
el=ial ) %%*'@,Ldel 1+)'')*+++5 esta Sala, "6adogows7i %ndrés c3 -atania "artin s3 cese de
uso de marca" del '+)8)*++8, "-$ '+$91'3+8) ":iempo Libre S% c$ %lberto %tilio Segurel s$
medidas cautelares" 5 ese interés legítimo puede provenir, por e;emplo, de la titularidad de otra
marca en una clase distinta del nomenclador, del nombre social o comercial, o bien de la
actividad desarrollada por el registrante$
Las 6eglas para el 6egistro de <ombre de =ominio en /nternet 06esol$ ***(3++2 establecen
que> el registro de un determinado nombre de dominio se otorgará a la persona &ísica o ;urídica
que primero lo solicite 06egla '25 el .ec.o de que <ic)%rgentina registre un nombre de dominio
no implica responsabilidad alguna respecto de la legalidad de ese registro, por lo que no le
corresponde evaluar si el registro puede violar derec.os de terceros 06egla '+25 el registrante
3o el solicitante deben declarar ba;o ;uramento que, de su conocimiento, el registro uso del
nombre de dominio solicitado no inter&ieren ni a&ectan derec.os de terceros 06egla '*2, que
no se reali?a con ning!n propósito ilegal, ni viola ninguna legislación, que todos los datos
suministrados son verdaderos, no .abiendo ocultado ni omitido ninguna in&ormación que <ic)
%rgentina podría .aber considerado esencial para su decisión de aceptar la solicitud de nombre
de dominio 06egla '12$
-on ese marco reglamentario, es pertinente acudir al art$ @81 del -ódigo -ivil seg!n el cual la
nulidad no sólo de los actos ;urídicos pro.ibidos por la le, sino de aquellos que son contrarios
a las buenas costumbres o que per;udiquen derec.os de terceros, al art$ '+J' de ese código,
en cuanto establece que la le no ampara el e;ercicio abusivo de los derec.os, como el que
contraría los &ines que aquélla tuvo en mira al reconocerlos o el que exceda los límites
impuestos por la buena &e, la moral las buenas costumbres$
=e ello se sigue que la mera titularidad de una marca no determina per se el derec.o sobre un
nombre de dominio que coincida con esa designación, aunque sí constitue un antecedente
que, en el supuesto de con&licto, se deberá con&rontar con el interés legítimo del titular del
dominio invocado de acuerdo con las circunstancias de .ec.o acreditadas en cada caso, sin
prescindir de otras como por e;emplo> la notoriedad, intensidad del uso o la aptitud distintiva de
la marca opuesta que impida presumir una "casualidad milagrosa" en su elección por el
registrante del dominio5 la existencia de una relación entre el titular de la marca el del
dominio, o de una gran cantidad de nombres de dominio registrados por la misma persona que
indique una intención de bloqueo para lucrar con su trans&erencia 0esta Sala, "-$ '+$91'3+8)
":iempo Libre S% c$ %lberto %tilio Segurel s$ medidas cautelares" del *@)()*++( sus citas de
doctrina ;urisprudencia2$
8$ An esa inteligencia, resulta pertinente examinar los agravios relacionados con la alegada
insu&iciencia de la titularidad de la marca para admitir la medida cautelar decretada, con el
interés legítimo invocado por la recurrente para obtener el registro del nombre de dominio
cuestionado, pues esos extremos se vinculan con la verosimilitud del derec.o de la actora$
La apelante no .a cuestionado que "astellone #nos$ S%$ sea la titular de la marca "Fortuna"
registrada en las clases indicadas en el escrito de inicio, sino que sea una marca notoria que
esa titularidad importe un derec.o pre&erente para obtener el registro del nombre de dominio
"&ortuna$com$ar"$
An esas condiciones, no son atendibles )en este estado del ;uicio) las mani&estaciones acerca
del interés legitimo que invoca la apelante para cuestionar la verosimilitud del derec.o de su
contraria derivado de la titularidad de la marca "Fortuna" pues, como principio, la circunstancia
de que su actividad sea la de diseñar vender páginas web )lo cual no .a sido siquiera prima
&acie acreditado) no le con&iere, por sí sola, el derec.o de registrar un nombre de dominio
idéntico a la marca de "astellone #nos$5 marca que, más allá de su notoriedad o de su
originalidad )extremos que cuestiona en el memorial), se encuentra registrada en el comercio
con antelación a la inscripción del dominio, circunstancia no desconocida por la recurrente$ Bor
lo demás, la medida cautelar, contrariamente a lo que sostiene la demandada, no coarta su
libertad de traba;ar, desde que de ning!n modo le impide que contin!e desarrollando la
actividad denunciada, la cual no se puede considerar como limitada al registro de nombres de
dominio de /nternet, más allá de su coincidencia con la marca de la actora$
An conclusión, teniendo en cuenta que la verosimilitud del derec.o se re&iere a la posibilidad de
que el derec.o exista no a una incontestable realidad, por lo que no cabe exigir un examen
de certe?a sobre la existencia del derec.o 0Fallos 1+(>*+(+2, corresponde desestimar los
planteos &ormulados por la apelante respecto de ese requisito, a que se encuentra
su&icientemente acreditada en el caso a partir del interés legítimo que cabe reconocer a la
actora por la titularidad de la marca "Fortuna", en tanto que la recurrente no .a explicado en
&orma su&iciente, ni muc.o menos acreditado )en este estado del ;uicio a los e&ectos de
cuestionar la medida decretada) qué derec.o o interés con igual grado de legitimidad la ampara
para registrar un nombre de dominio que es idéntico a la marca registrada por su contraria$
% lo expuesto se debe agregar, como elemento corroborante de las conclusiones precedentes,
que de la documentación agregada a la causa surge que la demandada tiene registradas al
menos 1C nombres de dominio, circunstancia que .a sido reconocida por la propia demandada
en su memorial$)
($ :ampoco son atendibles los argumentos de la apelante dirigidos a cuestionar la existencia
del peligro en la demora$
La decisión de registrar un nombre de dominio idéntico a la marca de su titularidad, no otro
similar, es una atribución quien, como principio, .a demostrado un interés legítimo para ello, por
lo que no es ra?onable que la recurrente )quien no .a acreditado en este estado liminar la
legitimidad de su interés en ese registro) sostenga que no existe peligro en la demora pues
tiene la posibilidad de registrar otros nombres que contengan la marca$
=e tal manera, el registro del nombre de dominio e&ectuado por la accionada en las re&eridas
circunstancias, cercena la posibilidad de la actora de acceder al mercado de /nternet con su
propia marca, constituir su propio sitio distribuir o in&ormar desde allí sobre sus productos
0Sala *, causa 8+8+3@@ del 1+)'*)@@2, consecuencia de la que no cabe prescindir en punto a la
cuestión que se examina, en virtud de la gran di&usión que .a logrado /nternet para colocar
productos en el mercado de los &actores de orden temporal que inciden en éste, por lo que
una eventual sentencia condenatoria que se dicte puede ser tardía si no se decreta la medida
en los términos en que &ue solicitada 0Sala ', causa ('8+3++ del J)@)*+++25 máxime cuando la
estrec.a relación que existe entre los requisitos de admisibilidad de las medidas cautelares
determina que a maor verosimilitud en el derec.o menor es la exigencia en cuanto a la
gravedad e inminencia del daño 0Fassi)Fáñe?, -ódigo Brocesal comentado, t$ *, pág$ 9J2$
J$ An lo que concierne al agravio por la contracautela, cabe precisar que si bien este :ribunal
.a señalado que la caución ;uratoria no tiene en la práctica maor relevancia )a que la
responsabilidad existe aun cuando no se &ormule el ;uramento), como así también que sólo la
garantía real es acorde con su &inalidad naturale?a 0Sala ', causas 9+@* del *J)8)C(
9'J(3@@ del '+)C)@@5 Sala *, causas *1'J del *1)@)C1 9++' del 1)'+)C85 esta Sala , causas
8J9@ del 8)C)CC 9J8J del '9)'+)@*2, en el caso concreto la recurrente no .a demostrado, a
los e&ectos de que se &i;e una suma en concepto de contracautela, cuál es el daño que puede
causarle la medida decretada$
An e&ecto, la demandada se limita a sostener que la medida apelada puede generar daños en
sus expectativas comerciales, como así también daños morales psicológicos5 a&irmación que
no resulta su&iciente para admitir el agravio, desde que )como se precisó en los anteriores
considerandos) la cautela decretada no inter&iere con la actividad que denunció$
Bor otro lado, para graduar la calidad de la contracautela se deben considerar la verosimilitud
del derec.o las circunstancias del caso 0art$ '@@ del -ódigo Brocesal2, por lo que no se puede
soslaar que la demandada no .a demostrado prima &acie un interés con igual grado de
legitimidad que el de la actora para registrar un nombre de dominio idéntico a la marca de esta
!ltima$
Bor lo tanto, el :ribunal 6ASDALGA> con&irmar la resolución apelada en cuanto &ue motivo de
agravios, con costas 0art$ (@ del -ód$ Brocesal2$
Se di&iere la regulación de los .onorarios .asta tanto se &i;en los correspondientes a la instancia
principal$ 6egístrese, noti&íquese devuélvase$
Fdo$> 6icardo Mustavo 6econdo ) Muillermo %lberto %ntelo$
La =ra$ Mraciela "edina, no suscribe la presente por .allarse en uso de licencia 0art$ '+@ del
6H<2$