You are on page 1of 13

EMERGENCIAS PEDIATRICAS

PEDIATRIA: Los niños presentan muchos problemas de salud únicos. Por lo tanto
existe una especialidad médica que cuida de los menores denominada pediatría.
Tratar a un niño enfermo o lesionado puede ser un enorme reto. Una actitud
calmada y profesional, es de extrema importancia mientras atiende a ambos, al
niño y a los padres.
Nota: con frecuencia un niño responde al tratamiento más rápido q un adulto.

ANATOMIA Y FISIOLOGIA
La anatomía de la vía aérea de un niño difiere de la de un adulto en diversas
formas.
 La parte posterior de la cabeza (occipucio) es mayor en el niño, de manera
que el posicionamiento de esta requiere mayor cuidado.
 La lengua es mayor en proporción y se encuentra colocada en la parte más
anterior de la boca.
 Anillos menos desarrollados de cartílago en la tráquea que pueden
colapsarse con facilidad si el cuello esta flexionado o hiperextendido.
 Una epiglotis flotante en forma de U, mayor que la de un adulto con relación
al tamaño de la vía aérea.
La vía aérea en si misma está más abajo y es más estrecha. Estas diferencias
influirán en las decisiones del tratamiento que realice en pacientes pediátricos.
Debido al menor diámetro de la tráquea en lactantes, la vía aérea se obstruye con
facilidad con secreciones, sangre o por inflamación.






FRECUENCIAS RESPIRATORIAS PEDIATRICAS
EDAD RESPIRACIONES/MIN.
Neonato: 0 a 1 mes 30 a 60
Lactante: 1 mes a 1 año 25 a 50
En edad de guardería: 1 a 3 años 20 a 30
Preescolares: 3 a 6 años 20 a 25
Escolares: 6 a 12 años 15 a 20
Adolecentes: 12 a 18 años 12 a 16
Mayores de 18 años 12 a 20

Un lactante necesita respirar más rápido que un niño mayor. Los pulmones de los
niños evolucionan y desarrollan mayores habilidades para manejar el intercambio
de oxígeno a medida que crecen.
La respiración también requiere el uso de los músculos del tórax y el diafragma.
Dado que los músculos intercostales no están bien desarrollados en los niños, el
movimiento del diafragma, el musculo respiratorio principal, dicta la cantidad de
aire que inspiran. Cualquier cosa que presione el abdomen de un niño pequeño
puede bloquear el movimiento del diafragma y ocasionar compromiso respiratorio.

FRECUENCIAS CARDIACAS PEDIATRICAS
EDAD FRECUENCIA CARDIACA (latidos/min.)
Lactante 100 a 160
De 1 a 3 años 90 a 150
Preescolar 80 a 140
Escolar 70 a 120
Adolecente 60 a 100

La frecuencia cardiaca de un lactante puede llegar a ser tan alta como 200 o más
latidos por minuto si el cuerpo necesita compensar una lesión o enfermedad. Este
es el método primario que usa el cuerpo para equilibrar la reducción de la
perfusión.
La capacidad de los niños para constreñir sus vasos sanguíneos también les
ayuda a compensar la perfusión reducida. Algunos signos son:
 La palidez en la piel es un signo temprano de que el niño puede estar
compensando la reducción de la perfusión al constreñir los vasos de la piel.
 La constricción de los vasos puede ser tan profunda que el flujo sanguíneo
a las extremidades puede disminuir.
 Los signos de vasoconstricción pueden incluir pulso distal débil (es decir,
radial y pedal) en las extremidades.
 Llenado capilar retrasado.
 Manos y pies fríos.
El sistema esquelético contiene placas de crecimiento en los extremos de los
huesos largos, lo cual permite que estos huesos crezcan durante la infancia.
Como resultado de las placas de crecimiento activo los huesos de los niños son
más débiles y flexibles, lo cual los hace más susceptibles a fracturas por estrés.
Los lactantes presentan dos aberturas suaves en el cráneo llamadas fontanelas.
Estas por lo general se cierran por completo alrededor de los 18 meses de edad
antes de ese momento, maneje con cuidado la cabeza de los lactantes.

CRECIMIENTO Y DESARROLLO
Entre el nacimiento y la edad adulta ocurren muchos cambios físicos y
emocionales en los niños. Aunque cada niño es único, los pensamientos y la
conducta de los infantes con frecuencia se agrupan en etapas:
 Lactancia
 preescolar
 escolar
 adolescencia.
Los niños en cada etapa enfrentan diferentes aspectos del desarrollo. También
hay reglas generales que se aplican cuando se atiende a un niño de cualquier
edad.
EL LACTANTE
La lactancia por lo general se define como el primer año de vida; el primer mes
después del nacimiento se denomina periodo neonatal o del recién nacido.
Los lactantes sobre todo a estímulos físicos como luz, calor, hambre y sonido. El
llanto es una de sus formas principales de expresión durante este periodo.
INFANTE DE 1 A 3 AÑOS
Durante este periodo los niños comienzan a caminar y a explorar su entorno. Son
capaces de abrir puertas, cajones, cajas y botellas. Dado que son exploradores
por naturaleza y no sienten temor, las lesiones en este grupo de edad aumentan.
Debido a su independencia recién adquirida, los pequeños de uno a tres años
pueden sentirse infelices si se les restringe o sujeta durante los procedimientos.
Estos pequeños tienen dificultades para describir o localizar el dolor. Pueden
describir el dolor en el abdomen como “me duele la pancita” y el examen puede
revelar sensibilidad en todo el cuerpo. Esto no se debe a que el niño intente ser
difícil, de hecho, el niño no tiene la capacidad verbal para ser exacto.

EL NIÑO EN EDAD PREESCOLAR:
Los niños en edad preescolar (3-6 años) son capaces de usar un lenguaje simple
con bastante eficacia y tienen imaginaciones vividas, así que gran parte de su
historial debe obtenerse de su tutor.
EL NIÑO EN EDAD ESCOLAR
Los niños en edad escolar (6-12 años) comienzan a actuar un poco más como
adultos. Pueden pensar en términos concretos, responden de manera inteligente a
las preguntas directas y ayudan a su propio cuidado. Su evaluación, por lo tanto,
comienza a ser más parecida a la de un adulto hable con el niño, no solo con su
tutor, mientras toma su historial médico.
Los niños en edad escolar pueden comprender la diferencia entre el dolor físico y
el emocional, y tienen preocupaciones acerca de lo que significa cada dolor.
Proporcione explicaciones simples acerca de lo que causa su dolor y lo que hará
sobre ello.
ADOLESCENTES
La mayoría de los adolescentes (12-18 años) son capaces de pensar en forma
abstracta y pueden participar en la toma de decisiones. Les preocupa mucho la
imagen corporal y el concepto que tienen de ellos las personas de su edad. Puede
tener sentimientos muy fuertes contra el que se les observe durante
procedimientos.


EMERGENCIAS PEDIATRICAS
DESHIDRATACIÓN:
La deshidratación ocurre cuando la pérdida de líquidos es mayor que la ingesta.
Las causas más comunes de deshidratación en niños son vómito y diarrea. Si no
se trata, la deshidratación puede conducir al choque y a la muerte. Lactantes y
niños están en mayor riego de deshidratación que los adultos porque sus reservas
de líquidos son menores. La deshidratación mortal puede afectar a un lactante en
cuestión de horas.
FIEBRE:
La fiebre es un aumento de la temperatura corporal, por lo general como
respuesta a una infección. Temperaturas mayores de 38°C se consideran
anormales. Deberás sospechar que la fiebre es un signo de enfermedad grave,
como la meningitis. Las causas comunes de fiebre en niños son:
 Infecciones, como neumonías, meningitis o infecciones en tracto urinario.
 Neoplasia (cáncer).
 Ingestión de fármacos.
 Artritis y lupus eritematoso sistémico.
 Temperatura ambiental elevada.
MENINGITIS:
La meningitis es una inflamación del tejido llamado meninges que cubre la medula
espinal y el cerebro. Es producto de una infección bacteriana, viral, micótica o
parasitaria. Si no se trata, puede conducir a daño cerebral permanente o a la
muerte.
Los signos y síntomas de meningitis varían de acuerdo con la edad del paciente.
La fiebre y el nivel de alterado de conciencia son síntomas comunes de meningitis
en pacientes de cualquier edad. Los cambios en el nivel de conciencia pueden ir
desde un dolor leve o fuerte de cabeza a confusión, letargo o la incapacidad de
comprender órdenes o interaccionar en forma adecuada o todo junto. Evalúe el
Nivel de conciencia por medio de la escala ADVI. Los lactantes menores de tres
años pueden presentar apnea, cianosis, fiebre o hipotermia. Flexionar el cuello
hacia adelante y hacia atrás aumenta la tensión dentro del canal espinal y estira
las meninges, lo cual ocasiona mucho dolor.
Es típico que los niños con meningitis presenten una erupción con manchas color
rojo cereza del tamaño de una cabeza de alfiler o una erupción mayor color
purpura/negruzco.
Todos los pacientes con posible meningitis deben considerarse muy contagiosos e
infecciosos. Por tanto deberá usar las precauciones ASC. Si ha estado expuesto a
saliva o secreciones respiratorias de un niño con N.meningitis, deberá recibir
antibióticos para proteger así mismo y a otros de la bacteria.
CONVULCIONES:
La convulsión es el resultado de la actividad eléctrica desorganizada del cerebro,
cuyas causas son:
 Abuso infantil.
 Desequilibrio de electrolitos.
 Fiebre.
 Hipoglucemia.
 Idiopática (sin causa aparente).
 Infección.
 Ingestión.
 Falta de oxígeno.
 Medicamentos,
 Envenenamiento.
 Trastorno convulsivo previo.
 Uso de drogas recreativas.
 Traumatismo en la cabeza.
CONVULCIONES FEBRILIES:
Las convulsiones febriles son comunes en niños entre las edades de seis meses y
seis años. La mayoría de las convulsiones pediátricas se deben solo a la fiebre. Es
típico que estas convulsiones ocurran en el primer día de una enfermedad febril,
se caracteriza por actividad convulsiva tónica_clonica-clonica generalizada y duran
menos de 15 min. Con una fase postictal corta o por completo sin esta.


ENVENENAMIENTO:
El envenenamiento es común en niños. Puede ocurrir por ingerir, inhalar, inyectar
o absorber una sustancia toxica. Los signos y síntomas de envenenamiento varían
en gran medida, de acuerdo a la sustancia, la edad y el peso del niño, el cual
puede parecer normal en un principio, incluso en casos graves, puede estar
confundido, somnoliento o inconsciente.
Los lactantes pueden estar expuestos a fármacos o venenos que se encuentren
en pisos o alfombras. También pueden exponerse en una habitación o automóvil
donde se fumen drogas dañinas, como crack, cocaína o PCP.

TRAUMA PEDIATRICO
Las lesiones son la segunda causa de muerte de niños en México.
Lactantes y pequeños de 1-3 años son los que se lastiman con mayor frecuencia
como resultado de caídas o abuso. Los niños mayores o adolescentes por lo
general se lastiman como resultado de accidentes donde están implicados
automóviles.
DIFERENCIAS FISICAS:
Los niños son más pequeños que los adultos por lo tanto, cuando se lastiman en
el mismo tipo de accidente que un adulto, la localización de las lesiones puede
diferir de la de un adulto.
Los huesos y tejidos blandos de los niños están menos desarrollados que los de
los adultos, por lo tanto la fuerza de una lesión afecta a estas estructuras de
manera diferente al que se da en un adulto.
DIFERENCIAS PSICOLOGICAS:
De igual manera, los niños poseen menos madurez psicológica que los adultos por
tanto, con frecuencia se lesionan debido a su juicio poco desarrollado.
PATRONES DE LESION:
Aunque no es responsable de diagnosticar las lesiones en niños, su capacidad
para reconocer e informar sobre lesiones graves le proporcionara información
crítica al personal hospitalario.

COLISIONES AUTOMOVILISTICAS:
Mientras juegan o andan en bicicleta, los niños pueden lanzarse frente a un
vehículo de motor sin siquiera mirar. El área de mayor daño varía de acuerdo al
tamaño del niño, la altura de la defensa y el tiempo de impacto. Los niños
lesionados en estas situaciones con frecuencia sufren lesiones de alta energía en
cabeza, columna vertebral, abdomen, pelvis o piernas.
ACTIVIDADES DEPORTIVAS:
Los niños, en especial los que son mayores o adolescentes, con frecuencia se
lesionan en actividades deportivas organizadas. Pueden presentarse lesiones en
cabeza y cuello después de colisiones de alta velocidad en deportes de contacto
como futbol americano, lucha grecorromana, hockey en hielo, hockey de campo,
etc. Recuerde estabilizar las vértebras cervicales cuando atienda niños con
lesiones relacionadas con deportes.

LESIONES EN SISTEMAS CORPORALES ESPECIFICOS
LESIONES DE CABEZA:
Los signos y síntomas de la lesión en cabeza en un niño son semejantes a la de
un adulto, pero hay algunas diferencias importantes. Náuseas y vómito, es fácil
confundirlos con una lesión o enfermedad abdominales.
LESIONES EN EL TORAX:
Son el resultado de un traumatismo contundente mas que por un objeto
penetrante. Recuerde que los niños tienen costillas muy suaves y flexibles que
pueden comprimirse en gran medida sin romperse.
LESIONES ABDOMINALES:
Los niños con lesiones abdominales deben mantenerse bajo vigilancia en busca
de síntomas de choque, incluido el pulso débil y rápido, piel fría, humeda y
pegajosa, retardo del llenado capilar (un signo temprano), confusión y reducción
de tensión arterial sistólica (un signo tardío).
LESIONES EN LAS EXTREMIDADES:
Los niños poseen huesos inmaduros con centros de crecimiento activos. En
general los niños, se doblan con mayor facilidad que los adultos. Como resultado
pueden ocurrir fracturas incompletas o entallo verde.
Las lesiones en extremidades en niños por lo general se manejan de la misma
manera que la de los adultos.

QUEMADURAS:
Los niños pueden quemarse de diversas maneras, implicando la exposición a
sustancias calientes, como el agua hervida de una tina, objetos clientes en la
estufa o exposición a sustancias causticas, como solventes para limpieza o tinner
para pintura. Un problema común después de las lesiones por quemaduras en los
niños es la infección. La piel quemada no puede resistir la infección con la misma
eficacia que una piel normal.
LESIONES POR INMERSION:
Incluyen el casi ahogamiento y el ahogamiento, es una causa común de muerte no
intencional entre los niños aquellos menores de 5 años se encuentran bajo riesgo
particular.
La lesión principal debido a la inmersión es la falta de oxígeno. Incluso unos
cuantos minutos o menos sin oxígeno afectan al corazón, pulmones y cerebro, lo
cual causa problemas que pueden ser mortales, tales como paro cardiaco,
dificultad respiratoria y coma.
ABUSO INFANTIL:
Es cualquier acción inadecuada o excesiva que lesione o dañe de cualquier
manera un niño o lactante. Incluye abuso físico, sexual y emocional y descuido.
Si no se informa sobre la sospecha de abuso infantil, es probable que se abuse
del niño una y otra vez y que esta sufra lesiones permanentes incluso muera.
SIGNOS DE ABUSO:
Si se sospecha que está implicado el abuso físico o sexual, deberá tomarse en
cuenta los siguientes puntos (nemotecnia):
 Congruencia de la lesión con la edad de desarrollo del niño.
 Historial congruente con la lesión.
 Interés inadecuado de los padres.
 La falta de supervisión.
 Demora en la búsqueda de ayuda
 Afecto.
 Edad variaBle de las lesiones.
 Inusuales patrones de lesión.
 Sospechosas circunstancias de lesión.
 Indicios ambiEntales.

SINTOMAS Y OTROS INDICADORES DE ABUSO:
Un niño víctima de abuso puede parecer retraído, temeroso u hostil. El abusador
puede ser un progenitor, tutor pariente o amigo de la familia. Algunas veces se
trata de un conocido de un padre o madre solteros.
ABUSO SEXUAL:
Los niños de cualquier edad y género pueden ser víctima de abuso sexual. Este
tipo de abuso sexual por lo general es el resultado del abuso prolongado de los
parientes. En ocasiones un niño con abuso sexual también recibe golpes por tanto
deberá tratar también cualquier moretón o fractura. El abuso sexual de un niño es
un crimen.

SINDROME DE MUERTE SUBITA INFANTIL
La muerte de un lactante o niño pequeño se denomina síndrome de muerte súbita
infantil (SMSI). La mayoría de los casos ocurren en lactantes menores de seis
meses.
EVALUACION Y MANEJO:
Comience con una evaluación de los ABC y proporcione las intervenciones
necesarias. De acuerdo con el tiempo transcurrido desde el descubrimiento del
lactante, este puede mostrar signos de cambios post mortem. Estos incluyen
rigidez del cuerpo, llamado rigor mortis y lividez dependiente, que es l acumulación
de sangre en las partes inferiores del cuerpo o de aquellas que están en contacto
con el piso o la cama. Si no hay evidencia de cambios post mortem, inicie RCP de
inmediato.








EVALUACION Y MANEJO PEDIATRICOS

TRIANGULO DE EVALUACION PEDIATRICA:
El triángulo de evaluación pediátrica (TEP) es una herramienta estructurada de
evaluación que le permite formarse una impresión general rápida de la condición
del lactante o el niño sin tocarlo.
APARIENCIA: Evaluar la apariencia del niño implica notar el nivel de conciencia o
de interactividad y el tono muscular. Signos que le indicaran si la perfusión
cerebral y la función general del sistema nervioso son adecuadas.
TRABAJO RESPIRATORIO: el trabajo respiratorio de un niño aumenta a medida
que el cuerpo intenta compensar las anormalidades en la oxigenación y
ventilación.
CIRCULACION HACIA LA PIEL: Cuando falla el bombeo cardiaco, el cuerpo, a
través de la vasoconstricción, desvía la sangre de las áreas con menor necesidad
de ella.
VIA AEREA, RESPIRACION Y CIRCULACION
EVALUACION DE LA VIA AEREA: Use la maniobra de inclinación de cabeza-
levantamiento de mentón para abrir la vía aérea de un niño sin traumatismo. Use
la maniobra de tracción mandibular en un niño con posible lesión de columna. La
vía aérea debe colocarse en posición neutra para evitar que la tráquea se deforme
cuando la cabeza se flexiona o hiperextiende.
EVALUACION RESPIRATORIA: Cuando observe el esfuerzo respiratorio del niño,
tome nota de cualquier signo en el aumento del trabajo respiratorio:
 Uso de músculos accesorios.
 Retracciones.
 Balanceo cefálico.
 Aleteo nasal.
 Taquipnea.
SONIDOS RESPIRATORIOS ANORMALES:
 Estridor.
 Sibilancia.
 Gruñido.
 Sonidos de respiración ausente.
EVALUACION CIRCULATORIA: A.Palpe el pulso braquial en lactantes. B. Palpe
el pulso femoral como segunda opción. C. En niños mayores de un año, palpe el
pulso carotideo.