You are on page 1of 10

SEMINARIO TEOLOGICO NAZARENO SUDAMERICANO

LA IGLESIA DESDE UNA PERSPECTIVA WESLEYANA
Por,
Alexander Largo López
ENSAYO
En Cumplimiento parcial para aprobar el curso de:
ECLESIOLOGIA EN PERSPECTIVA WESLEYANA
Profesor: Rev. Roberto uinatoa
uito!Ecuador
"# Agosto del "$%&
INTRODUCCIÓN
Actualmente vivimos en la etapa denominada postmodernismo esta
“era” se caracteriza por un conjunto de anti-valores como: el
hedonismo, la vida light, el sensacionalismo, el individualismo,
humor irrespetuoso, entre otros.
Este mundo en el que vivimos en la actualidad trae a las iglesias
personas bíblicamente incultas, escpticas, no est!n convencidas de
que la verdad e"iste en trminos absolutos # como personas van a la
deriva, a lo que el ritmo de la moda imponga.
$omo cristianos # ministros de %ios, no podemos estar ajenos a esto,
debemos insertarnos en sta compleja sociedad, e"presando nuestro
testimonio en la vida social, cultural, econ&mica # política de nuestro
conte"to de vida desde una equilibrada cosmovisi&n cristiana.
$omo ministros de la 'glesia del (azareno donde la doctrina distintiva
)esle#ana es la Entera *anti+caci&n, debemos rescatar los principios
)esle#anos de hacer iglesia, para lo cual debemos ense,ar a la
congregaci&n que la santidad no se re+ere a separarse de la gente
ni de las actividades cotidianas, sino a separarse del pecado e
incluirse en la sociedad para trans-ormarla.
.a *antidad no es una cuesti&n individual, sino colectiva. *antidad es
el estilo de vida cristiano que es producido por la acci&n del Espíritu
*anto, # debe ser re/ejado en una preocupaci&n social, de manera
que cumplamos con el mandato de ser .uz # *al en medio de los
perdidos, de esta manera la iglesia se convierte en un ente de
trans-ormaci&n social.
Hipótesis: $on ste corto ensa#o se pretende rescatar los principios
)esle#anos para poder desarrollar una iglesia basada en la Entera
"
*anti+caci&n e"presada bajo el aspecto del amor per-ecto, con una
santidad pr!ctica que nos permita insertarnos en la sociedad # poder
llegar a la gente con un mensaje relevante que produzca un cambio
de vida # de esa manera recuperar la herencia )esle#ana en nuestras
iglesias.
EL AMOR, FUNDAMENTO DEL WESLEYANISMO
.a iniciativa del encuentro con $risto es de %ios, que nos am& primero
01 2uan 3:145 # que, al amar al hombre, lo ha llamado tambin al amor.
El amor tiene dos direcciones seg6n la 7iblia, 2es6s dijo: “Amar!s al
*e,or tu %ios” # “amar!s a tu pr&jimo como a ti mismo”. 08ateo 99::;-
3<5.
=or eso $risto pone al amor como se,al de los cristianos: “En esto
conocer!n todos que sois mis discípulos> si tuviereis amor los unos con
los otros” 02uan 1:::?5. =or lo tanto cristiano es el que ama a %ios # a
los dem!s.
Amor, este es uno de los trminos apropiados e inapropiados a la vez
para re-erirse a la entera santi+caci&n, pre-erido por 8ildred @#nAoop
por sobre todos los dem!s, quien incluso titul& su principal obra “Bna
teología del amor”.
En su pre-acio dice: “Este es un libro acerca del amor”. Al percibir que
@esle# “igual& la santidad con el amor”
1
, como en realidad lo hizo,
@#nAoop sugiere que el inters b!sico de @esle# se centra en “amar a
%ios # al pr&jimo”> # ella est! de acuerdo con ello.
9

.a tesis de su libro e"presa que “el amor es el elemento din!mico del
)esle#anismo”. %ice adem!s: “En lugar de que @esle# represente una
%
'(n)oop *ildred, +na ,eolog-a del Amor, .ansas, C/P, "$%", %$.
"
0bid., %1.
2
teología de la santidad, seríamos m!s +eles a su ense,anza principal si
le llamamos una teología del amor”.
:
El trmino “amor” tiene sus desventajas para re-erirse a esta
e"periencia. $omo se,ala @#nAoop, “amor es una palabra equívoca”.
Cambin dice: “Amor es una Dpalabra vanaE, a la que se le ha quitado
su promesa de cumplimiento por aquellos que la han traicionado al no
cumplir lo que prometen”.
3
.os que pertenecemos al 8ovimiento de *antidad quiz! nos
llamemos propiamente )esle#anos, aun cuando estamos de acuerdo
con los padres de la iglesia primitiva, del Friente # del Fccidente, en
que la entera santi+caci&n se obra por el bautismo con el Espíritu
*anto -en desacuerdo con @esle#.
.a desventaja de llamar ”)esle#anismo” a la entera santi+caci&n
radica en que algunas personas podrían pensar que el uso del trmino
lleva en sí acuerdo total con lo que l hizo. Ftra desventaja sería la
acusaci&n que algunos podrían hacer que se sigue m!s bien a una
+gura humana sobresaliente en lugar de seguir a $risto, # de que se
consideran sus escritos tan dignos de autoridad como las Escrituras.
?
EL MENSAJE DEL AMOR PERFECTO
%ios es amor, # el que permanece en amor permanece en %ios # %ios
en l. En esto se ha per-eccionado el amor en nosotros, para que
tengamos con+anza en el día del juicio, pues como l es, así somos
nosotros en este mundo” 0vv. 1G-1;5. Entonces 2uan le llama a este tipo
de amor “amor per-ecto”: “En el amor no ha# temor, sino que el
per-ecto amor echa -uera el temor, porque el temor lleva en sí castigo.
%e donde el que teme, no ha sido per-eccionado en el amor” 0v. 1H5.
2
0bid., %1.
&
0bid., 3.
#
0bid., %##.
&
El amor al que me re+ero, no es una emoci&n sentimental, sino que es
la mani-estaci&n de la totalidad de nuestro ser para adoraci&n a %ios #
bene+cio # a#uda de los dem!s.
En palabras del mismo @esle# en su libro “.a per-ecci&n cristiana”
describe ste amor como una de las características de un metodista,
a continuaci&n transcribo la cita te"tualmente:
Bn metodista es uno que ama a su %ios con todo su coraz&n,
con toda su alma, con toda su mente, # con toda su -uerza.
%ios es el gozo de su coraz&n, # el deseo de su alma, la cual
continuamente clama: I JKA quin tengo #o en los cielos sino a
tiL M -uera de ti nada deseo en la tierra.J N8i %ios # mi todoO
J.a roca de mi coraz&n # mi porci&n es %ios para siempreJ I
0*almos ;::9?, 9G5. Es por lo tanto -eliz en %ios, -eliz, como
teniendo en sí una -uente de agua viva inundando su alma de
paz # gozo. Pabiendo el per-ecto amor echado -uera el temor, se
regocija para siempre. *u gozo es, completo, # sus huesos
claman: I J7endito el %ios # =adre de nuestro *e,or 2esucristo,
que seg6n su grande misericordia nos hizo renacer para una
esperanza viva, . . . para una herencia incorruptible,
incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para
vosotros.J01 =edro 1::,35, # es para mí.I
G
Este mensaje de amor per-ecto es s&lo comparable con 1 $or 1:. “%ios
es amor” 1 2n 3:1G. El dio a conocer su amor al hombre por medio de
su Pijo, despertando la respuesta del hombre, que se hace evidente en
actos visibles de servicio a otros, sta es la clase de amor que
debemos rescatar en la iglesia actual, un amor concentrado en el
bienestar del otro, # no en el de uno mismo.
PERTINENCIA DEL MENSAJE DEL AMOR PERFECTO EN LA
IGLESIA
1
'esle( 4uan, La Perfección Cristiana, Casa /azarena de Publicaciones, .ansas, %351, %%!%"
#
$omo ministros de $risto no es posible que e"ista el verdadero
liderazgo sin amor. Esto es una realidad en todos los líderes autnticos,
tanto si son cristianos como si no. El mejor ejemplo se encuentra
en la persona de 2esucristo, # debido a que los cristianos debemos
imitar a $risto, debemos estar en mejor situaci&n para mostrar
amor.
El amor debe estar relacionado con las autnticas necesidades. El
amor no pierde el tiempo +j!ndose en aquellas necesidades que no son
de verdad. El ministro debe saber bien cu!les son las verdaderas
necesidades de su congregaci&n porque ama a las personas que
-orman dicho grupo. *u amor es autntico, no es sencillamente una
imitaci&n que al 6nico que sirve es a sí mismo.
El llegar a ese nivel de amor es de especial importancia, debido al
hecho de que el ministro tiene que tratar con mucha gente. Al contrario
de lo que le sucede al mec!nico, que trata con cosas o al
matem!tico que trata principalmente con ideas, o al abogado que
trata con le#es, el ministro trata con personas # las personas
necesitan que se las trate con amor.
.a iglesia como comunidad es el re-erente donde se constru#e el ideal
de vida santa. .as iglesias actuales tienden a -ormar grupos de s&lo
cristianos a manera de “clubes santos” es decir se encierran en sus
propias es-eras de amigos “cristianos” # se olvidan del mundo
e"terior, un grave error pues olvidamos que $risto vino para salvar a
los pecadores, # si nos encerramos en grupos de s&lo cristianos no
estamos trabajando en la Qran $omisi&n.
.o m!s vergonzoso es que alguien nos puede decir como el enuco,
-uncionario de $andace, reina de los etíopes en 0Pechos H::<-:15
1
Acudiendo Relipe, le o#& que leía al pro-eta 'saías, # dijo: =ero
Kentiendes lo que leesL
:1
El dijo: KM c&mo podr, si alguno no me
ense,areL
(o s&lo para evitar hechos como ste, sino por el gran encargo que
tenemos de (uestro =adre, que adem!s es un privilegio, debemos
salir de las cuatro paredes de la iglesia # buscar a los necesitados de
la =alabra # de la Fbra *alvadora de 2esucristo # con ellos construir
las comunidades de -e. M de sta -orma poder compartir el mansaje
)esle#ano de amor, no s&lo en teoría sino dando muestras palpables
de ese amor que repos en nuestros corazones # que debe ser
e"presado hacia los dem!s en la a#uda social.
.a santidad es altamente atractiva para aquellos que han vivido las
consecuencias de la vida no santa # han traído como saldo
tristeza, dolor # vergSenza.
Tecuerdo que en el 8inisterio de ni,os que tuve la oportunidad de
desarrollar por cerca de un a,o, tuve muchas satis-acciones entre
ellas el escuchar a una madre de los peque,os que no conocía del
amor de %ios, pedirme que le presente a %ios porque le daba
vergSenza ver que sus ni,os de 3 # G a,os oraban a %ios para
agradecer por los alimentos, # ellos siendo adultos no tenían idea de
las bondades de %ios. Rue una gran bendici&n poder entrar con el
Evangelio a ese hogar que no era cristiano, es una satis-acci&n
indescriptible poder ser instrumentos de %ios para trans-ormar vidas
# hogares.
.a santidad la hemos de presentar como un privilegio # una -orma
de vida que conviene. .os cristianos hemos de hacer es-uerzos
comunicacionales # vivenciales serios # creativos que muestren a
la sociedad que vale la pena vivir santamente.
CONCLUSIONES
6
A travs de todo el trabajo se ha visto como podemos entender el
mensaje )esle#ano del amor per-ecto, que s&lo lo podemos
e"perimentar como una de las mani-estaciones de la entera
santi+caci&n, la segunda obra de gracia que realiza el Espíritu *anto
en la vida del cre#ente. Aplicado al !mbito de la iglesia no es posible
que e"ista una verdadera iglesia sin amor, # eso se traduce en la
preocupaci&n por la obra social, como lo hacía @esle#, s&lo eso puede
trans-ormar vidas porque el amor es el mismo evangelio puesto en
acci&n.
El ministro, que e"presa un amor genuino, lo que hace es es-orzarse
en guiar a sus seguidores hacia aquellas cosas que suplan sus
verdaderas necesidades, por lo tanto esa iglesia va a crecer, como lo
hicieron las primeras iglesias.
.a santidad en su e"presi&n de amor per-ecto es estar separados
para el servicio # el testimonio de vida en el marco de la vida diaria.
Bn ejemplo que puedo citar al respecto sobre la vida que conviene, la
santidad, es una e"periencia propia.
Cuve la oportunidad de liderar productivamente a :? personas en una
'ndustria Qr!+ca, por irregularidades procedentes de la Qerencia la
ma#oría de aquellas personas tenían el coraz&n endurecido. A manera
instintiva lo primero que hice cuando me dieron el liderazgo -ue
entablar TE.A$'F(E* con cada uno de ellos, muchos reacios por
naturaleza, pero logr llegar al coraz&n de varios por medio de sus
hijos, desarrollando un $lub 'n-antil.
8e di cuenta que si una persona que est! en un nivel de jerarquía
ma#or se preocupa por las necesidades de sus subordinados # en
especial de las necesidades de sus hijos, inevitablemente es un hecho
que ablanda el coraz&n de cualquier ser humano.
5
$on eso pude establecer amistad # pude sembrar en varios los
primeros rudimentos de nuestra -e cristiana. $reo que es uno de los
principios del liderazgo de 2es6s, preocuparnos de las necesidades
reales de cada una de las personas que %ios pone bajo nuestro
cuidado.
Ahora que he salido de aquel lugar mantengo amistad con algunas de
aquellas personas a tal punto que me piden interceder por ellos
porque ven un re-erente en mi esposa # en mí, de una vida santa al
punto que tienen la certeza que %ios escuchar! nuestras oraciones
por ellos, es un halago que algunas personas puedan vernos de esa
-orma, pero al mismo tiempo es un gran desa-ío el de ser testimonio
para otras personas, es una gran responsabilidad ser representantes
de %ios.
$on este trabajo queda demostrada la hip&tesis que planteamos,
porque Kqu persona tratada con amor, humildad # las dem!s
mani-estaciones del amor per-ecto, no se sentir! amada, respetada #
valorada, trasmitiendo lo mismo a los que les rodean, # por ende
gener!ndose un mejor mundo, una mejor iglesiaL
.a pregunta es: KPa llegado la belleza de este amor
per-ecto a decorar nuestras vidasL KPemos con-esado nuestra
-alta de amor # la consagraci&n de nuestra vida a %iosL
KAmamos a %ios en este momento con todo nuestro coraz&n,
alma, mente # -uerzas, # a nuestro pr&jimo 0tambin a
nuestros enemigos5 como a nosotros mismosL
*i así no es, por su gracia podemos lograrlo. *u amor
puede ser implantado en nuestros corazones por medio de la
llenura del Espíritu *anto. =or -e podemos recibir a aquel que
es amor, permitindonos # capacit!ndonos para amar “porque
l nos am& primero”. “En esto nuestro amor es hecho
per-ecto”.
3
Así este amor mani+esta su e"celencia sobre todo otro
amor.
;
2uan @esle# respondía a los que di-amaban su doctrina, diciendo que
su ense,anza sobre la per-ecci&n cristiana se reducía a: “Amar!s a tu
%ios con todo tu coraz&n, toda tu mente, toda tu alma # toda tu
-ortaleza, # a tu pr&jimo como a ti mismo”. Esto condensa todo lo que
hasta aquí hemos dicho de c&mo reconstruir una iglesia con los
principios )esle#anos.
6
.nig7t 4o7n, El amor m8s excelente, .ansas, C/P, "$%", %5#
%$