You are on page 1of 3

LA DEMOCRÁCIA COGNITIVA EN LAS UNIVERSIDADES

Cuando se habla de democracia cognitiva, generalmente es necesario tener en
cuenta que no es un partido, no es una religión, ni una ciencia, la democracia es una
forma de ver al mundo, es una cosmovisión, que hay que aprenderla y enseñarla.

La base de la democracia está en la comprensión de una diversidad de opiniones e
ideas que interactúan en un mismo espacio que produce nuevas identidades
complejas.

Los estudiantes universitarios tienen el derecho a tener una educación que les
permita actuar y desarrollar habilidades para convertirse en demócratas cognitivos;
así como sostiene Morín, con quien estoy de acuerdo, en el texto “La democracia
cognitiva: una tarea pendiente”, citado por la Dra. Elba del Carmen Riera en la
página 3, el cual dice: que no puede existir una verdadera democracia allí donde no
se democratiza el conocimiento y la única vía genuina para la democratización del
conocimiento es la educación de los ciudadanos.

Es tarea de las Universidades, desarrollar en los estudiantes una actitud de
demócratas cognitivos, en la que los sujetos se sientan libres de expresar sus
opiniones y criterios sin temor a sentirse burlados o que no se les respete sus puntos
de vista. La democracia cognitiva es un conjunto de factores que ayudan a la
sociedad a llegar a un objetivo. La democracia cognitiva forma personas con criterios
de justicia e igualdad, que contribuyen a un resultado exitoso en la toma de
decisiones para los problemas que se dan en la vida diaria. La democracia crea la
posibilidad de mejorar el autoestima de los estudiantes, porque los ayuda a sentirse
parte de un grupo, sin sentirse oprimidos por ello. Por estas razones los docentes
deben incluir en su pensum académico actitudes democráticas, que motiven a los
estudiantes a actuar como demócratas cognitivos, los docentes deben
comprometerse a provocar un cambio positivo en los estudiantes.

Para ello es importante educar para la democracia, formar individuos capaces de
pensar democráticamente, de mantener su espíritu libre, mente abierta y dispuesta a
receptar todo tipo de opiniones, que aunque muchas de ellas sean diferentes, deben


ser respetadas, aceptadas y toleradas, porque de eso se trata, la democracia es
“Libertad de Expresión”, esto causa una sociedad libre y comprometida con la
democracia, para que todos los individuos que la conforman puedan sentirse
beneficiados y no oprimidos.

En conclusión creo que la democracia en si es buena para los jóvenes porque nos
da la oportunidad de libre elección. La democracia es importante porque confirma el
libre albedrio que tenemos como seres humanos, la democracia debe ser de interés
e importancia para todos los jóvenes ya que puede ser una garantía de las
condiciones indispensables de vida y el establecimiento de relaciones estables
capaz de optar por la solidaridad, la responsabilidad y el sentido de pertenencia de
todos los ciudadanos al planeta Tierra para, de esta manera, “transformar la especie
humana en verdadera humanidad”.






















BIBLIOGRAFÍA

Morin, Edgar: “Tierra Patria”, Nueva Visión, Bs. As. 1999
“La cabeza bien puesta ”Nueva Visión, 1997
“Introducción a una política del hombre”,Gedisa, Barcelona, 2002.
“El Método V. La Humanidad de la humanidad”. Cátedra, Madrid,
2002.
“Introducción al Pensamiento Complejo” Gedisa, Madrid, 1995.
Morin, e. y Nair, Samir: “Política de civilización”, Rev. Ensayo y
Error. Sta. Fé de Bogotá, 1997.
Cortina, Adela: “Ciudadanos del mundo. Hacia una teoría de la
ciudadanía”.
Alianza, Madrid. 2000.
Held, David: “Democracia y el orden global”, Paidós, Barcelona.
1997
VV.AA: “Cinco ciudadanías para una nueva educación”. Grao,
Barcelona, 2002
Ciurana, Emilio R.: “Complejidad y sociedad civil. Un mundo de
contradicciones para vivir”. Memorias primer Congreso Internacional
del Pensamiento Complejo. Bogotá. ICFES. 2000.
Arblaster, A. : ”Democracia”, Alianza, Madrid, 1992
Rodriguez Prieto, Rafael: ¿Ciudadanos o demócratas?. El papel de la
educación en la democracia. Universidad Pablo de Olavide. Sevilla
Puig Rovira, José María: “Aprender a dialogar”, Aique, 1998, Bs.As.
Argentina.