You are on page 1of 140

El diario de Cindy

Diario de una estudiante
colombiana en Alemania


“El diario de Cindy”
memorias del intercambio académico
2010-2011





































Publicado por: DAAD Colombia,
Centro de Información
Cra. 11ª # 93-52, Bogotá

Textos: Cindy Johanna Rodríguez Ávila
Fotos: Cindy Johanna Rodríguez Ávila
Edición: Angélica Hernández Barajas,
Natalia Hernández Benavides
Recopilación y
montaje: Jennifer Petzl


Impresión: Agosto 2011 - 1
Índice

Episodio 1: ¿Quieren visitar Alemania cada semana? Ahora lo podrán hacer! - 28.07.2010. 1
Episodio 2: La presentación de Cindy - 28.07.2010 1
Episodio 3: ¿El alemán es difícil? - 30.07.2010 1
Episodio 4: Lágrimas y expectativas - 05.08.2010 2
Episodio 5: El viaje a Alemania - 07.08.2010 2
Episodio 6: Escalando Marburg - 10.08.2010 4
Episodio 7: Mi primera visita al supermercado - 15.08.2010 6
Episodio 8: Alemania tiene otra frecuencia y mucho voltaje - 26.08.2010 8
Episodio 9: El Placer de Viajar - 02.09.2010 11
Episodio 10: Tareas Domésticas + Tandem - 07.09.2010 14
Episodio 11: Euros, liebres y museos - 15.09.2010 16
Episodio 12:¡Se vive, se siente, un colombiano está presente! - 19.09.2010 20
Episodio 13: La Tierra Prometida - 02.10.2010 24
Episodio 14: ¿Dónde está el inglés? - 06.10.2010 26
Episodio 15: Auf Wiedersehen Marburg! - 13.10.2010 29
Episodio 16: Conteo de maletas: 1, 2, 3... ¿15? - 21.10.2010 31
Episodio 17: ¡200 años! - 26.10.2010 34
Episodio 18: ¡Una imagen vale más que mil palabras! - 05.11.2010 37
Episodio 19: Una universidad, un corazón - 08.11.2010 40
Episodio 20: La agenda, los planes y Alemania - 19.11.2010 42
Episodio 21: No es lluvia, no es granizo…es nieve!!! - 27.11.2010 44
Episodio 22: Mil y un tutores - 04.12.2010 47
Episodio 23: Die deutsche Mentalität - 10.12.2010 49
Episodio 24: Mensaje de despedida 2010 - 11.12.2010 51
Episodio 25: Mi primera Navidad al otro lado del Atlántico - 13.01.2011 51
Episodio 26: Raccontaci nella nostra lingua - 20.01.2011 55
Episodio 27: Entre Langostinos y Óleos - 27.01.2011 58
Episodio 28: ¿Ist das ein entlohntes Praktikum? - 03.02.2011 61
Episodio 29: ¡Todo o nada! - 05.02.2011 64
Episodio 30: Esquíes, MP3 y Jägertee - 19.02.2011 66
Episodio 31: Contrareloj - 26.02.2011 69
Episodio 32: ¡Llamen a los bomberos! ¡Se nos incendia un ponqué! - 03.03.2011 72
Episodio 33: La 139 - 12.03.2011 75
Episodio 34: ¡Faschiniando! - 14.03.2011 77
Episodio 35: Este no es un vecino más! - 24.03.2011 79
Episodio 36: De Paros, Huelgas y Accidentes de Tráfico - 02.04.2011 83
Episodio 37: Derrame de Feniletilamina en Munich ¡hay una epidemia de amor! - 08.04.2011 85
Episodio 38: Revoluciones de terciopelo, castillos y magia en las ciudades - 15.04.2011 87
Episodio 39: El Plato Típico de Europa - 20.04.2011 89
Episodio 40: Buda + Pest - 26.04.2011 91
Episodio 41: Un Referat, varios idiomas, una reunión - 06.05.2011 95
Episodio 42: De esas cosas que solo se pueden vivir en Alemania - 10.05.2011 99
Episodio 43: Donde Roger - 19.05.2011 101
Episodio 44: Al amigo de un amigo le pasó lo mismo - 24.05.2011 104
Episodio 45: Método macondiano de aprendizaje del alemán - 01.06.2011 106
Episodio 46: Cuando la vida real y la vida virtual se mezclan - 09.06.2011 109
Episodio 47: De aquellas cosas que nunca imaginé posibles y que Alemania las hizo realidad -
16.06.2011 112
Episodio 48: La vie en rose en Estrasburgo - 21.06.2011 115
Episodio 49: De los festivos en Baviera y los también vecinos de Alemania, los holandeses -
27.06.2011 119
Episodio 50: Cuando los días tienen menos de 24 horas - 30.06.2011 124
Episodio 51: Make it happen (parte I) - 08.07.2011 127
Episodio 52: Make it happen (parte II) - 15.07.2011 129
Último episodio (53): El regreso - 29.07.2011 131

1

Episodio 1: ¿Quieren visitar Alemania cada semana? Ahora lo podrán hacer!

Miércoles 28 de Julio del 2010

Los invitamos a leer el diario de viaje de Cindy Johanna Rodríguez Ávila. Cindy, una estudiante de
ingeniería de la Universidad Nacional en Bogotá y becaria del DAAD, viajará el próximo lunes 2 de
agosto del 2010 para vivir y estudiar durante un año en Alemania.
Cindy escribirá cada semana en esta página contándonos de su nueva vida lejos de Colombia. Es la
primera vez que Cindy vive en otro país y se enfrentará a hablar en un idioma que hasta ahora está
aprendiendo, a vivir en otra cultura y tener nuevas experiencias.
Si quieren comentar el diario de Cindy, contar sus propias experiencias y anécdotas, este es el
espacio para hacerlo! Esperamos sus comentarios. Hoy les entregamos el primer relato de este
diario.
DAAD Colombia


Episodio 2: La presentación de Cindy

Miércoles 28 de Julio del 2010

Con 21 años en las costillas, muchos sueños y este título de Joven Ingeniera becaria del DAAD,
me embarcaré en unos días hacia Alemania, desde donde les contaré semana a semana durante mi
estadía en este país. Lo bueno, lo malo y lo increíble de la vida de una estudiante colombiana en la
tierra germana.
Mi nombre es Cindy Johanna Rodríguez Ávila y espero que las experiencias consignadas en este
“Diario de una estudiante colombiana en Alemania” motiven a más estudiantes a descubrir el
mundo por medio de los conocimientos en sus ciencias y en los idiomas, para ser un poco más
ciudadanos del planeta y mejores colombianos.
Así que acompáñenme a empacar maletas y a despedirme de mi vida en Bogotá...sólo falta el viaje,
que se acerca cada vez más, en menos de una semana estaré en el avión…¿qué sorpresas me
aguardan a 9.088 Kilómetros de casa? …
Prepárense porque éste será el diario que cuenta la historia de cómo una estudiante colombiana
desentraña los mitos, experimenta el día a día de la gente en Alemania, la industria y la cultura de
la primera economía de Europa.


Episodio 3: ¿El alemán es difícil?

Viernes 30 de Julio del 2010

Alrededor del alemán se han tejido innumerables mitos, se dice que tiene una gramática difícil, que
es fuerte y que nadie se atrevería a enamorar con este idioma como herramienta.
Sobre la gramática diré que es cuestión de trabajo continuo hasta convertirla en un hábito, pero
sencilla en la medida que tiene contadas excepciones y es absolutamente lógica.
Los problemas de vocabulario son resueltos a punta de imaginación, por ejemplo, una palabra
como Krankenhaus, Kranken = enfermarse y Haus = casa, entonces uno se imagina la casa del
enfermo, es decir, hospital, al final todo se reduce a conocer el concepto de cada raíz.
Las bondades no reveladas del alemán son las que te convierten en un mejor ingeniero, uno se
vuelve más preciso, ordenado y disciplinado, porque cuando se quiere hablar en alemán, a
diferencia de otros idiomas, no es posible arreglar las cosas por el camino, desde el principio hay
2

que tener claro el verbo, saber muy bien qué se quiere decir y escoger las palabras indicadas.


Episodio 4: Lágrimas y expectativas

Jueves 5 de Agosto del 2010

Siento como si volviera a tener 5 años y estuviera a punto de entrar al colegio, con mis papás
pendientes de cada detalle del viaje y una maleta mucho más grande que yo. Cada artículo allí
depositado está fríamente calculado, pesado y cumplen con toda una serie de requisitos, por
ejemplo que sirva para varias estaciones, que se pueda lavar fácilmente, que sea resistente y
además que sea bonito.
La supervisión exhaustiva de mis papás y los buenos deseos de la familia, los amigos y los
profesores hacen de la experiencia un buen momento para compartir un par de minutos, de
sonrisas y de lágrimas con la gente que se quiere. Sí, lágrimas! Porque la nostalgia es profunda,
porque sé que durante un año estas mismas personas estarán esperando buenas noticias y
pensarán constantemente en mí. Eso se vuelve a sentir como el primer día de colegio, los consejos
los mismos: sé juiciosa, aprovecha la oportunidad y haz amigos. Solo resta un abrazo gigante, un te
quiero mucho y un llama cuando llegues, un escalofrío te recorre el cuerpo y quisieras que ese
segundo durara para siempre. Después de eso atraviesas una puerta de cristal y ya no eres capaz
de mirar hacia atrás. El lado difícil del aeropuerto no es el check-in, ni las maletas, sino esa
despedida.
Y como niña de 5 años corro hacia los juegos del otro lado del Atlántico con 56 kilos de equipaje.
Si! Díganme exagerada, pero mi consejo es que aunque pueda parecer caro pagar una maleta
adicional, aproximadamente 55 dólares, la verdad es que con este dinero no se puede comprar en
Europa todo lo que uno lleva en 23 kilos de equipaje adicional. A la larga resulta mejor empacar
más zapatos, ropa para las cuatro estaciones y uno que otro caprichito como café de la tierrita o
una caja de bocadillos. Ese tipo de cosas pueden llegar a valer su peso en oro en los días difíciles.

Sobre el Kit de Supervivencia
Cuando pienso en Alemania y mi supervivencia me imagino mi querido portátil siempre junto a mí,
Es mi inseparable amigo de estudio, diversión y comunicación. Al lado está una cámara digital, por
aquello de que “una imagen vale más que mil palabras” y quiero recordar cada segundo de este
viaje y me imagino utilizando un sombrero “vueltiao” porque hay que llevar la patria en el corazón
y en la cabeza. Quiero que en Alemania todos se enteren que soy colombiana y me pregunten por
mi país, la verdad es una estrategia para comenzar muchas conversaciones y mejorar mi alemán.
Sin embargo, creo que el equipaje más importante es la actitud, el sabor latino y una buena sonrisa
y esas serán probablemente mis cartas secretas en Alemania. :D


Episodio 5: El viaje a Alemania

Sábado 7 de Agosto del 2010

Si de algo están hechos los sueños es de un brindis con champagña en la mitad del vuelo de Air
France de Bogotá a Paris del 2 de agosto del 2010. Acompañada de mis compañeros del curso de
alemán Leonardo y Alejandro de la Universidad Nacional de Bogotá, disfrutamos de una de las
mejores cosechas de nuestras vidas, ser becarios del programa “Jóvenes Ingenieros”. Aunque
improvisamos un francés para agradecer el gesto de la champaña, la verdad sólo quedaban ganas
de celebrar y es que ya habían concluido las preparaciones y las dolorosas despedidas. Ahora sólo
3

quedaba Alemania y sus delicias por delante, un vuelo de 8 horas al frente de una pantalla con
películas, música, plan de vuelo. En fin, un millón de cosas que harían que este vuelo fuera
completamente delicioso, incluso nos comimos nuestras últimas chocolatinas jet y un par de
paletas de chocolate.
Los pasajeros eran unos completos desconocidos, pero todos llenos
de sueños, de expectativas y de historias para contar y que poco a
poco se comienzan a conocer en el avión y de las nos interrogamos
cada vez más por el destino final. Para alegría de muchos, la mayoría
estará en Marburg haciendo el curso de alemán antes de llegar a la
universidad alemana en la que fuimos asignados. Somos 20 estudiantes
becarios en total que viajamos en este vuelo. Los que antes sólo eran
unos pasajeros más en el avión, semana a semana se comenzarán a
convertir en los protagonistas de las hazañas, las risas y el apoyo para
más de un aventurero en tierras teutonas.


De aquí en adelante la historia será relatada desde Marburg, la tierra de los Hermanos Grimm y
ahora de 20 colombianos que buscan sobrevivir, aprender alemán y divertirse.
Pero siguiendo con la historia, viajamos en un Airbus 340, un avión sofisticado, atendidos
extraordinariamente y allí comenzó la mezcla de idiomas, porque intentábamos hablar en inglés,
pero ya nos habían advertido que los franceses nos podrían tratar mal si les hablábamos en este
idioma, por lo que preferíamos hablar en español o alemán. Sin embargo, terminamos aprendiendo
los saludos y las frases de cortesía más usuales en francés.
Tras una conexión exitosa en el Charles de Gaulle de Paris, comprobamos por qué es considerado
uno de los aeropuertos más grandes de Europa, tuvimos que caminar casi 30 minutos para llegar a
la terminal donde tomaríamos nuestro vuelo hacia Frankfurt.
Frankfurt nos recibió con un reto, llovía en pleno verano y
faltaba el equipaje de algunos de nuestros compañeros. Ésta
sería quizás la pesadilla de cualquier viajero, pero como dijo un
compañero de viaje: aquí nadie se puede quejar. Esto es
Alemania y aquí vinimos a gozarla!. Y es cierto, nadie con más
de 18 horas de viaje, de cambio de horario, de mal sueño y
con el hambre más tenaz del mundo podría afrontar el último
reto de ese día, conocer la habitación y colocar todo el
equipaje en su lugar, pero esa es otra historia que hay que
contar.







Aeropuerto internacional de Frankfurt.
“Make it happen” becario del DAAD,
porque Alemania va a ser realmente
exigente desde la llegada al curso de
alemán.
Los Becarios del DAAD y
Colciencias en el vuelo
Bogotá- Paris
4

Episodio 6: Escalando Marburg

Martes 10 de Agosto del 2010

¡Bueno señoras y señores! El aeropuerto de Frankfurt es el reto a superar para muchos recién
llegados. ¡Alemania no se deja conquistar fácilmente! Con alemán de superviviente o inglés
atrofiado por el aprendizaje del alemán, los estudiantes intentan conseguir en ese gran laberinto un
bus o un tren que los lleve al destino final, pero normalmente la tarea no es fácil y se requiere de
mucha entereza en esos
primeros momentos en
Alemania.

Todos en el bus hacia Marburg!
En la foto pueden ver en los
puestos de adelante a Julián
Kodrin y a Silvana Pedraza,
becarios del DAAD de la
Universidad de Los Andes.
Pero para nosotros este punto fue realmente sencillo porque nos recogió Olga Kister, una tutora
ucraniana que habla alemán y otros tantos idiomas como es costumbre en Europa. Con ella
viajamos cómodamente en un bus hasta Marburg, su conductor nos ayudó con las maletas y nos
explicaron partes del paisaje que estábamos viendo. Pero la dicha no duraría sino hasta la última
parada: Saint Martin Straße, y después de eso quedamos ante una colina de 200 metros. Pero
¡imagínense! Después de recorrer más de 9,088 kilómetros no íbamos a rendirnos en los últimos
200 metros, ¡aunque nos parecieran kilómetros!, pues teníamos hambre, sed, sueño y algunos de
mis compañeros tenían una gran preocupación por el destino de sus maletas. Pero somos
colombianos, nos las ingeniamos para salirle al paso a la situación y pedimos una pizza de “Hallo
Pizza”, nuestra primera compra con euros en Marburg… fueron 5 euros y creo que a todos nos
pareció muy barato. Pero pronto descubriríamos el verdadero valor del dinero aquí … pero esa
es otra historia
Nuestra tutora ucraniana, Olga Kister (en el centro de la foto), nos dió una de las pizzas
quizás más ricas que me he comido en toda la vida! Solamente habíamos desayunado en el avión
hacia Paris a eso de las 10:00 am del 3 de agosto y en ese momento de la foto
eran las 8:30 pm del mismo día.

Cindy en el aeropuerto de Frankfurt
5

Llegar a Alemania no había sido hasta entonces un
camino fácil y aquello de coronar la cima iba muy
en serio. Teníamos que escalar para llegar a
nuestra habitación. ¡Sí, escalar! Vivimos en
Fuchspaßstraße, una calle empinada en cuya cima
hay una residencia de estudiantes. Nos esperaba
una colina con 56 kilos en maletas para mí y para muchos de mis compañeros. Sin embargo, debo
felicitar a los estudiantes colombianos. Todos fueron muy caballerosos con las niñas y nos
ayudaron a llegar hasta las habitaciones, incluso a las que estaban entre el cuarto o quinto piso.
Nos esperaba una residencia muy cómoda con camas recién hechas, almohadas y cobijas.
Es un lugar muy bonito pero donde lamentablemente no hay internet, pero si hay mucho calor
humano. Es una residencia de estudiantes repleta de extranjeros, que se ayudan entre sí casi con
diligencia de supervivientes en una isla desierta. Hasta ahora no sólo hemos conocido a
colombianos, sino también a mexicanos , etíopes , armenios, bielorusos, turcos, un par de chilenos
y muchos más. Todos vienen a Alemania a vivir una experiencia de intercambio y entre alemán,
inglés y señas, logramos entendernos. El sueño que tenemos es común y muchas las ganas;
¡posiblemente ese es el idioma que mejor hablamos!
En la foto de la izquierda, de izquierda a derecha están: el repartidor de pizza de “Hallo Pizza”, Olga Kister, nuestra tutora,
Gabriel Yarce y Juan Pablo Correa, becarios del DAAD de la Universidad de Antioquia.
Oscar Eduardo Barrios, becario del
DAAD de la Escuela Colombiana de
Ingeniería Julio Garavito, carga sus
maletas hacia la residencia, a pesar del
cansancio siempre conserva la sonrisa!
Unos toman fotos, otros se ríen de la situación buscando la cara amable
y a otros tantos les comienzan a entrar la desesperación. Todos dicen
sólo tres palabras: Comida, Líquido y Habitación! En las fotos esta el
grupo completo de becarios del DAAD que llegaron a Marburg.

6

Luego ya podíamos dormir tranquila y felizmente por primera
vez, tal vez a unas 22 horas lejos de casa.

En cada esquina de la tierra germana se puede encontrar
chocolate, nuestra tutora Olga nos recibió con una barrita de
chocolate Kinder. Para los amantes del chocolate esta puede
llegar a ser la tierra prometida.

Con la experiencia de esta llegada, les doy un consejo. Aunque
algunos no tuvimos problemas con el equipaje, las maletas de
otros compañeros se quedaron y tardaron hasta 3 días en llegar
al destino. Por eso les aconsejo que traigan todo lo que necesitan
urgentemente en la maleta de mano, por ejemplo los objetos de
aseo personal, una muda, una pijama y el kit de supervivencia del
que ya les hablé en el episodio 4 de mi diario, siempre y cuando cumpla con las normas de
seguridad del aeropuerto, porque uno nunca sabe qué pueda pasar con las maletas o cuánto se
puedan demorar. Además el peso de la maleta de mano no es supervisado rigurosamente, pero sí
debe pasar por muchos controles de seguridad, entonces empaquen de forma sencilla la maleta.


Episodio 7: Mi primera visita al supermercado

Domingo 15 de Agosto del 2010

Hay una frase poderosísima en alemán a la que uno normalmente no le pone mucha atención en el
curso de alemán, pero que aquí es muy importante: “Wo kann ich das Essen bekommen?”
(¿Dónde puedo conseguir comida?), esta frase se convirtió en nuestra frase favorita durante el
primer día en Marburg. Como buenos sobrevivientes en un territorio desconocido buscábamos
dos cosas: líquido y comida, y por supuesto, no vayan a creer que no nos moríamos por probar
chocolates y cervezas alemanas, pero eso sería algo que vendría
mucho después. Por primera vez en mi vida tenía que pensar en
hacer mercado para mí, ver qué cosas podía comer que fueran
saludables y a la vez que me dieran la energía suficiente para un
día de casi 14 horas de luz. Y como náufragos que recién llegan a
la civilización, entramos en un supermercado a ver
minuciosamente los artículos y la susodicha frase se hizo famosa,
pero aquí uno se da cuenta que es muy muy poco el vocabulario
que conoce, que hay que andar con un diccionario en la mano y
tratar de hablar con la mejor gramática posible modulando cada
letra y esperando ser entendido, aunque a decir verdad eso no es
algo que suceda inmediatamente.

Casi toda la comida es lista para servir y sólo en una región lejana
y bien iluminada del almacén hay comida fresca, que bien podría
pagar varias veces el alimento ya preparado. Pero así es Alemania,
la tierra de la practicidad, de la innovación y sobretodo de la
organización, aunque en almacenes como Aldi y Lidl sea mucho
más importante el precio. Motivo por el cual desde ese primer día
visitamos cada dos o tres días estas tiendas, para evitar que la
comida se dañe en nuestras despensas.
Alejandro López, becario del DAAD
de la Universidad Nacional de
Colombia se encuentra revisando la
calidad de los productos frescos del
supermercado alemán REWE.
En la foto pueden ver a Laura
Martínez, b, becaria del DAAD de la
Universidad Nacional de Colombia
con su barrita de Kinder, ella es
nuestra fotógrafa strella.. siempre
toma la foto indicada del momento
indicado!
7

Cada góndola del supermercado trae consigo una sorpresa, cada producto parece absolutamente
extraño y se trata de buscar su equivalente en Colombia, pero son pocas las similitudes que se
pueden encontrar tanto en contenido como en precio. El bulto de bolsas que hay en la mayoría de
casas colombianas aquí es solo un mito, cada uno debe llevar las bolsas para empacar su comida o
pagar un equivalente a una gaseosa litro y medio por una bolsa plástica de muy mala calidad. La
cuestión del reciclaje aquí es tomada muy en serio.
Punto que me lleva al sistema de
reciclaje de botellas, que es muy
interesante, aquí estos recipientes
los prestan, uno paga una “finca” o
derecho al uso de la botella que es
devuelto cuando se regresa la
botella en forma de bonos para
gastar en el almacén donde se
compró el producto. Realmente me
impresionó esta conciencia verde, la
forma en que reciclan desde el
hogar y cómo cada elemento de la
sociedad busca que se preserve este
tipo de cultura. Aquí es donde se puede ver que los
esfuerzos conjuntos entre los ciudadanos, el estado y
las empresas surten un efecto muy positivo en la
sociedad y sus costumbre.
Pero volviendo al primer mercado, coger el carrito
entre 4 inexpertos, asombrados y hambriados estudiantes de ingeniería fue una
experiencia sobrecogedora… primero le metimos al carrito las nutelas, los dulces, incluso
las cervezas, pero después con un poco más de calma, se comienzan a colocar las cajas de
leche, el pan, jamón y queso para los emparedados. (Tampoco es que seamos grandes
chefs, toca empezar por lo práctico :D ).
Uno termina volviéndose responsable porque por la mañana no hay quien te haga el
desayuno, ni quien te tenga la comida por la noche. Ahora todo va por tu cuenta. La
cuenta final 4,21 euros, y tenía lo necesario para desayunar 4 días, ese mismo día notamos
que tenía que cambiar la mentalidad del billete por la moneda. En Europa se utiliza el
De izquierda a derecha: Laura Martínez, Leonardo Cruz y Alejandro
López, becarios del DAAD de la Universidad Nacional de Colombia,
revisando los precios y las opciones de la cadena de supermercados
ALDI
Elizabeth Vargas, becaria del DAAD de la
Universidad del Valle descubre que en
Alemania las mascotas de los cereales son
muy diferentes a las que hay en Colombia,
si bien tiempo después descubriría que
conservan el sabor de nuestra tierra.
8

monedero, las denominaciones de
los billetes suelen ser muy grandes
para el día a día, motivo por el
cual hay que olvidarse de la plata
colombiana, dejar de hacer
conversiones y ajustarse al valor
de la beca.
Pero Alemania es una tierra de tentaciones y como dijo mi fotógrafa estrella, Laura
Martínez, lo más rico es lo más barato pero lamentablemente no lo más saludable... aquí
bien podrían a uno pagarle por comer chocolate y tomar cerveza. Adivinen cuánto cuesta
la barra más grande de chocolatina Milka?...en breve, conociendo a la Mensa…


Episodio 8: Alemania tiene otra frecuencia y mucho voltaje

Jueves 26 de Agosto del 2010

4 goles eran típicos para la selección alemana en el Mundial de fútbol de la FIFA y a lo
largo de estas tres semanas Alemania nos ha metido también 4 goles. Hablemos de cortes
de cabello, tipo de cerveza, alemanes y la Mensa por supuesto.

Primer gol
Comencemos a narrar el primer gol. Alemania tiene otra frecuencia y mucho voltaje,
parece como el comienzo de un chiste de ingeniero electrónico o eléctrico, pero para uno
de nuestros compañeros fue una realidad que casi le hace imponer una nueva tendencia en
Adivinen: ¿Cuánto cuesta una botella de
gaseosa litro y medio en Alemania?
Sorprendente o ¿no?, también hicimos la
misma cara cuando lo descubrimos
Oscar Eduardo Barrios, becario del DAAD de la Escuela Colombiana de
Ingeniería sigue tomando jugo de naranja para conservarse siempre
saludable!

9

cortes de cabello. El nombre de la
víctima digamos que es Charlie, quien
trajo una máquina de afeitar eléctrica
porque mantiene su cabello corto y
aquí una visita a la peluquería no baja
de 10 euros. Entonces digamos que
eran las 9 de la noche, el sol brillaba y
en una habitación cualquiera de
Fuchspaß (nuestra calle en Marburg), se
encontraba nuestro querido jóven
ingeniero acompañado de sus amigos
caleños y se disponían a realizar su
primer corte de cabello en Marburg.
La máquina estaba lista y la probaron
un par de veces, como dándole tiempo
para que fallara, pero parecía haber
soportado bien las nuevas condiciones
eléctricas, o bueno, eso era lo que
ellos creían. Entonces afinaron el pulso
y como tantas otras veces las cuchillas
de la máquina se acercaron a la cabeza
del jóven ingeniero. Todo parecía en
orden hasta que una pequeña
explosión y una grosería
interrumpieron el silencio de la
residencia. Sólo habían alcanzado a
hacer dos cortes en la parte superior de la cabeza, el lugar más visible posible. Y
comprobamos que sí es verdad lo del cambio de voltaje de 120 a 240 voltios y los 10
ciclos menos en la frecuencia. Eso fue suficiente para que la máquina de afeitar se hiciera
trizas. Un consejo: Aquí las máquinas de afeitar pueden ser más económicas que en
Colombia y son la mejor opción para mantener un buen corte de cabello durante todo el
año.

Segundo gol
Pero Alemania también es una tierra
de tentaciones. Cada población
alemana tiene un tipo de cerveza
diferente, mujeres y hombres muy
apuestos y comida deliciosa. Pero no
se equivoquen, no todo es como
parece.
¿Qué pasaría si mientras caminas por la
calle te encuentras un letrero que
ofreciera una canasta o el bien llamado
“petaco” de cerveza sólo por unos 10
euros, y que además supieras que la
cerveza se paga casi sola porque te
En la foto aparece nuestro querido compañero de viaje Carlos de la
Universidad del Valle, becario del DAAD, mostrando la nueva
tendencia en cortes en Marburg
Darwin de la Universidad del Norte y Rafael de la Universidad del Valle,
becarios del DAAD, tomando una de las cervezas típicas de Marburg.
Prost!!!! Salud!!!!
10

devuelven la “finca” de la botella, casi 0,15 euros por botella y además que hay una ruta de bus
entre este supermercado y la puerta de tu casa? Realmente sólo falta hacer la vaca y decidir
cuántas canastas llevar. La emoción sobrepasa la cordura y se omite rápidamente un pequeño
letrero en la base de la botella “Alkoholfrei” (Sin alcohol). De repente uno de los compañeros de
aventura levanta una botella tratando de adivinar qué clase de cerveza van a probar en esta tarde
de ardiente verano,
sólo para descubrir
este odiado letrero.
Por eso, por favor
revisen el grado
alcohólico de la
cerveza antes de
comprarla. Tengan en
cuenta que los
supermercados
alemanes están
repletos de cerveza
para todas las edades,
aquí el consumo de
cerveza por persona
es de 131.7 litros al
año y ocupa el tercer
puesto en consumo
en el mundo después
de República Checa e
Irlanda.

Tercer gol
¿Qué es un Tandem?, es un sistema en el cual se reúnen un grupo de personas que quieren
aprender un idioma y ofrecen a cambio enseñar su idioma natal. Como se imaginarán, todos
buscan un alemán o una alemana que quiera aprender español. Uno de nuestros compañeros
creyó haber encontrado esta codiciada compañera. Era una alemana de piernas largas, unos ojos
azules profundos, rubia y buscaba un libro de español en una de las bibliotecas de Marburg. Él se
acercó, ella lo miró y sonrieron al mismo tiempo. Él la saludo en alemán, ella siguió la conversación
y después de preguntar por su nacionalidad comenzaron a hablar en español, siguieron hablando
por unos minutos, pero los dos opinaron que el mejor lugar para seguir una conversación era un
café en la ciudad antigua de Marburg. Llegaron al café y el precio unos 4 euros por cada taza.
Entonces volvió el alemán a la escena pero sólo bastó una pregunta sobre una palabra y volvió el
español. El resultado final de la tarde fue una bonita conversación de 2 horas en español y 2 tazas
de café, cada una a 4 euros. Pero hablemos de precios, 4 euros puede ser el costo de la comida de
un día, incluyendo un almuerzo en la Mensa.

Cuarto gol
La Mensa no es una persona un poco tonta, como todos creeríamos en Colombia, es el nombre
de la cafetería universitaria en Alemania y aquí viene el último y más sonado gol de Alemania. En
la Mensa se sirven tres platos, uno de ellos vegetariano. Pero hay una terrible coincidencia,
normalmente la comida vegetariana tiene el aspecto más cárnico de los tres platos, a eso súmenle
que nuestro vocabulario con respecto a los platos alemanes es bastante reducido y nos tenemos
que guiar siempre por la intuición. Imaginen a un extranjero leyendo una carta donde le dicen que
hay caldo de pajarilla o lechona. Para nosotros es algo parecido.
Carlos de la Universidad del Valle y Mauricio de la Universidad de Antioquia, becarios del
DAAD, disfrutan de la vida nocturna de Marburg. Si hay algo que no se puede negar en
ninguna parte es el orgullo patrio. Donde hay un colombiano tiene que haber rumba, alegría y
mucho pero mucho ingenio
11

Bueno gente de mi país, espero que cuando viajen a Alemania ya estén prevenidos y no se dejen
meter tantos goles. En pocos días descubran qué tiene en común un colombiano y un japonés…


Episodio 9: El Placer de Viajar

Jueves 2 de Septiembre del 2010

¿Quién no ha soñado con llenar cada una de las páginas de su pasaporte con visas, sellos y
recuerdos de mil lugares alrededor del mundo?, bueno pues Alemania no podía ser solamente
comida vegetariana y sorpresas con el idioma. Alemania también es sinónimo de aventura, de
viajes, de lugares que recordarás para siempre. Con un permiso de residencia en la visa y el mismo
sueño comenzaron los jóvenes ingenieros a conocer Europa.
Darwin de la Universidad del Norte, becario del DAAD, sostiene orgulloso su primer
almuerzo en la Mensa. El fue uno de los afortunados que eligió el almuerzo con carne

12

Tren, Bus, Mitfahrzentrale,
Avión, Barco…no, no estoy
intentando mencionar la
mayor cantidad de medios de
transporte, ésta es sólo una
pequeña lista de las
posibilidades que tiene un
viajero para moverse por
Europa y por supuesto,
cuando digo viajero me
refiero a un estudiante de
alemán que reside en Marburg
con presupuesto limitado por
aquello de los gastos varios
que implican sobrevivir, pero
tengan en cuenta que podrá
faltar la leche para el
desayuno pero nunca un
tiquete para recorrer
Alemania el fin de semana. La
meta: conocer los 27 estados
de la Unión Europea y ¿por
qué no?, el mundo entero.
El destino: Kassel. Los
acompañantes: Los jóvenes
ingenieros que residen en
Marburg. La comida: La que
encontró en el supermercado
casi toda marca Ja!, marca
gloriosa y económica de
Rewe (Supermercado alemán
recomendadísimo!!!). El
medio de transporte: Tren.
Cuando un colombiano piensa en puntualidad, piensa en un intervalo de tiempo, cuando un alemán
piensa en puntualidad piensa con precisión de horas y minutos. Aquí el tiempo vale mucho más
que oro y eso lo sabe la Deutsche Bahn, la empresa que con 239.382 trabajadores asegura que
cada tren llegará a su destino en la hora indicada. Los trenes son limpios, relativamente rápidos,
(hay muchas clases y siempre depende del presupuesto que se tenga desde el “tren de cercanías”
hasta el ICE, el tren rápido) e increíblemente puntuales. Permiten una conexión eficiente entre
ciudades y son económicos.
Entonces nos subimos en una de estas maravillas de la tecnología que gracias a la geografía alemana
funciona muy bien y emprendimos nuestro viaje a Kassel. Del destino sabíamos poco, sólo que allí
hay una renombrada universidad y que la ciudad fue destruida casi completamente en la Segunda
Guerra Mundial. Pero, ¿sabían que tiene un monumento que es candidato a ser Patrimonio
En la foto aparecen los jóvenes ingenieros 2010-2011, becarios del DAAD, y sus
compañeras de clase de Armenia (Ojo! De Armenia el país…. no del Eje Cafetero),
Lilit y Siranusch… ¿A que no adivinan quiénes son?
Esta es una vista interior del “tren de cercanías”, en la foto Juan Pablo y Gabriel de
la Universidad de Antioquia.
13

Cultural de la Humanidad? Si, el Hércules de Kassel, ¿que fue reconstruida casi desde cero y que
además conserva extensas zonas verdes a pesar de la proliferación de construcciones modernas?
Sí! definitivamente Kassel es mucho más que un punto en un mapa.
La experiencia es sobrecogedora, uno no asocia el nombre de Hércules a la cultura alemana y se
sorprende rápidamente al ver el monumento que corona la cima del Wilhelmshöhe, la montaña
más alta de Kassel, para los bogotanos, imaginen Monserrate. Uno piensa que es otra escultura
más, pero dos pasos después descubre que esta estatua hace parte de unas ruinas que parecen ser
inmemoriales y se transporta a otro tiempo, porque además el paisaje es muy verde. Sin embargo,
no ha salido de la tercera ciudad más importante del estado de Hessen.

Después comenzamos a pensar en
qué cultura había hecho este
monumento, sus motivos y
bueno… todas esas preguntas que
los guías turísticos pueden
responder muy bien, pero se
sorprenderán con las respuestas. El
Hércules no es antiguo ni mucho
menos construido para representar
el poder alemán entre 1707 y 1717
se erige imponente. Son 449
escalones desde la cima del
monumento hasta su base. De
repente se sentirán en medio de un
bosque medieval, el Rey Arturo
bien podría ser su acompañante,
pero no se equivoquen, el bosque
también es una joya de la
planeación diseñado para
sorprender a sus visitantes entre
marzo y noviembre.
Conocerán la fauna y flora
alemana, muy distante de lo que
acostumbramos a ver en
Colombia, los castillos medievales
y si Avatar les hizo pensar en ser
un poco más ecológicos, una visita
al Hércules de Kassel seguro lo
logrará. Allí se sentirán parte de la
historia, del planeta y sólo por 1 €
con 5 cent podrán llevarse a casa
una medalla que conmemore el
poder de la nación germana.
Y como decía la propaganda: hay
dos palabras que te hacen feliz aquí
en Alemania: “Schönes
Wochenende” (Fin de Semana Feliz), este es el nombre del tiquete de tren válido para viajar en el
tren de cercanías por toda Alemania, que cuesta 37 euros y es válido para 5 personas… ya con
esto en mente imaginen cuántas ciudades alemanas se pueden visitar…
“Una imagen vale más que mil palabras”…foto panorámica desde el Hércules
de Kassel y Jóven ingeniero disfrutando de la experiencia. Rafa, siempre
tomando fotos de alto impacto.
Alemania es un país verde, año a año invierte grandes sumas de dinero en
preservar y restaurar sus zonas verdes, como lo comprueban Elizabeth,
Rafael, Luisa y Carlos, becarios del DAAD de la Universidad del Valle y Julián,
becario del DAAD de la Universidad de los Andes.
14

Episodio 10: Tareas Doméstica + Tandem

Martes 7 de Septiembre del 2010

Hablo por mí y por muchos de mis compañeros de viaje cuando digo que nuestras habilidades
culinarias no iban más allá de un café, un par de sándwiches y unos huevos. También he de
confesarles que después de un par de semanas comiendo este tipo de cosas al desayuno y la
comida, porque el almuerzo lo salva la Mensa, uno comienza a mirar a su alrededor, a volverse
amigo de esa persona que si le hizo caso a la mamá, a la abuelita o que por simple hobby o
curiosidad se metió a la cocina antes de viajar.
Las tan evadidas labores domésticas
en casa, aquí se vuelven cuestión de
supervivencia y es que cómo se
decide si una prenda es realmente
blanca, si tal o pascual jean destiñe y
en cuántas tandas y qué tipo de
lavada es necesaria para cada tipo de
prenda. Mis compañeros y yo nos
reunimos para hacer una lavada
general y es realmente cómico,
porque normalmente se requiere de
4 o 5 estudiantes avanzados de
Ingeniería para decidir si una media
blanca con rayitas negras es
considerada blanca, de color o se
puede lavar con los jeans. No faltan
los “cambios involuntarios” de color
en las prendas y ni contarles los
sufrimientos por los que pasamos
cuando se chorrea con mostaza, café
o cualquier otro tipo de salsa de
color fuerte la camiseta blanca recién
lavada. En casa significa que no te la
vas a poder poner en un par de días,
pero aquí significa que tú mismo vas
a tener que decidir y realizar el
tratamiento más conveniente para la
prenda, y otra vez uno se pregunta
por qué no puso atención cuando en
la casa se lavaba la ropa.
Pero éste no es el tema principal de
la semana, en el episodio anterior de
mi diario, les había preguntado qué
creían que tienen en común un
japonés y un colombiano, y aunque
suene a respuesta retórica… por supuesto, es el alemán. Ya habíamos hablado del sistema
Tándem, muy útil por cierto. Desde Colombia pueden buscar un tándem virtual que puede
ayudarles a aprender ese alemán de supervivencia que nunca encontrarán en los libros. Pero
Quien creería que los señor Alejandro López y el señor Leonardo Cruz
fueran tan buenos Chefs. La especialidad del día Huevos Pericos
En la foto nuestra querida fotografa Laura Martinez comiendo una
Ringwurst. Salchicha de Bufalo, es uno de los platillos preferido en
Alemania, su sabor es incomparable, con toque justo de picante su
acompañante perfecto es una cerveza
15

realmente cuál es la finalidad de un tándem, para mí la
comunicación, y eso lo hemos estado comprobando,
son innumerables las nacionalidades de nuestros
compañeros en el instituto y si bien es cierto que el
objetivo de un buen tándem es hablar con un nativo,
en Marburg hay escases de alemanes… todos están
de vacaciones de verano. Por eso un japonés y un
colombiano tienen en común un idioma: alemán con
el que tienen que comunicarse para solucionar
problemas, asistir a clase y de paso divertirse.
Sin embargo, comunicar implica mucho más que un
idioma, por ejemplo en los últimos días estuvimos de
Grill-Party, probamos las famosas Ringwurst y
Schweinswurst , las dos tipos diferentes de salchichas
alemanas, una de búfalo y de cerdo respectivamente.
Hay que probarlas, se comen tradicionalmente con
mostaza y salsa de tomate en un pan parecido al francés.
Volviendo a la Grill Party los colombianos pusimos La 33 y otros tantos ritmos latinos, se prendió
la fiesta y los demás estudiantes de intercambio supieron cómo se baila una buena salsa…los
mexicanos a su vez pusieron sus ritmos y continuaron con la parranda y para rematar los locales
pusieron música electrónica. Así comienzas a descubrir que mucho más que comprender el idioma
y que un certificado te diga que puedes estudiar, trabajar y en general vivir en un país lejano, la
idea es convertirse en un ciudadano del mundo, abrir la mente y volverse un ser multicultural. Así
toque devolverse a las épocas de colegio y aprender un poco más de geografía, porque créanme:
gente de todoooooo el mundo viene a aprender alemán!
























Yuliya Sudnik de Ucrania, Siranush Ghukasyan y Lilit Grigoryan de Armenia, Cindy Rodriguez y Elizabeth Vargas
de Colombia , Yusuke Terada de Japón y Laura Martinez tambien de Colombia , disfrutando del Tandem en el bar
Desbarados en Marburg
De adelante para atrás Juan Pablo, Charlie, Laura ,
Nataly , Diana, Darwin Leonardo , Cindy , Alejandro y
nuestro amigo mexicano Jorge. Todos disfrutan de dos
de las especialidades de la cocina alemana: Salchichas y
Cerveza

16


Aqui el grupo de mexicanos que asisten con nosotros al curso de Alemán. Todos jovenes ingenieros
Hablando de comunicación… que mejor idioma que el idioma del dinero en Alemania…en breve:
Cómo, cuándo y dónde ocurren los acontecimientos financieros más importantes de la economía
alemana y por supuesto, de los becarios colombianos.

No le digan a mi mamá que revele su secreto para hacer pechugas jugosas!!!


Episodio 11: Euros, liebres y museos

Miércoles 15 de Septiembre del 2010

Eran unas cien liebres las que en ese momento retozaban en el prado del Parque del Euro en
Frankfurt am Main, capital financiera de la Unión Europea. ¿Quién podría creer que en la quinta
ciudad más grande de Alemania las liebres tuvieran un lugar reservado para ellas, donde felices
podían jugar y comer?, me preguntaba mientras corría para alcanzar el tren de las 9:55 hacia
Marburg, mi ciudad. Créanme que de verdad el tren sale a las 9:55 en punto! Entonces es mejor
estar 5 minutos antes de esa hora justo en el lugar indicado, porque con el agravante de ser el
último tren hacia casa, la situación se torna difícil. 5 minutos de tardanza puede costarte tener que
pasar unas 5 horas en una estación de trenes con temperaturas realmente bajas. Eso ya les pasó a
algunos amigos mexicanos, que perdieron la conexión hacia casa y tuvieron que experimentar
cruelmente la exactitud horaria de los trenes alemanes!

17

Pero sigamos con otro asunto... tengo
que contarles que muchos todavía no
creen esta historia, pero ocurrió y tengo
testigos. Pero no culpo a los incrédulos,
porque cuando la gente piensa en dinero,
piensa en la Bolsa de Valores, piensa en
Euros, piensa en ejecutivos ambiciosos y
distantes, piensa en edificios altos y la
imagen de una ciudad fría y calculadora
llega a la cabeza y en principio Frankfurt
da esa impresión. Parece un lugar
implacable donde se conoce bien la ley
del más fuerte, pero poco a poco
descubrimos que Frankfurt tiene un
corazón tibio alimentado por su planta
nuclear y por sus venas, en el rio Main
hay corrientes ecológicas, culturales y
festivas. No se imaginan la cara de
satisfacción de los ingenieros químicos,
quienes a sólo unos metros de distancia
podían ver una planta nuclear, con sus
altas torres de refrigeración dominando
el horizonte. Fue inevitable pensar en ese
momento en todos esos motivos que
nos ayudaron a
decidirnos por Alemania.
Aquí ocurren todas esas
cosas que uno solo ve en
la teoría y casi que se
podrían convertir en
peregrinaciones hasta
esos lugares que nos
inspiraron para ser hoy
estudiantes de Ingeniería.
Como buenos turistas
llegamos en el primer
tren del día, nos
dirigimos a la oficina de
turismo, pedimos un
mapa y descubrimos la
primera sorpresa, ese día

Monumento al Euro en la ciudad de Frankfurt. En la foto: Oscar
Barrios, de la Escuela Colombiana de Ingeniería, Cindy Rodríguez y
Laura Martínez, de la Universidad Nacional. Todos Jóvenes
Ingenieros becarios del DAAD.
Vista de Frankfurt desde el puente sobre el Main... Muy impresionante! En la foto: Laura,
Alejandro, Leonardo y Oscar.

18

en Frankfurt tenía lugar el festival Museumsuferfest, el que nos permitía por la módica suma de 4
euros recorrer 35 museos de la ciudad. ¿Quién dijo miedo?, armados de cámara fotográfica y
mapa de la ciudad
comenzamos a buscar el
rio Main alrededor del
cual están ubicados
todos los museos, era
una tibia mañana de
verano, unos 18 grados
centígrados, en el
ambiente un aire fresco
inundaba los pulmones,
Frankfurt es una ciudad
verde, llena de prados y
jardines.


Con cada paso uno se
comienza a quedar sin
palabras, en principio
porque cada edificio está
diseñado para impactar, para mostrar el poder, el Banco que lo habita, y claro...cada ladrillo habla
muy bien el idioma del dinero! Nos emocionamos cuando descubrimos el edificio de nuestro
Banco, el cual durante unas dos semanas nos
había tenido en ascuas, porque nos enviaba la
tarjeta de transacciones, la cuenta online y las
contraseñas con algunos días de diferencia por
cuestiones de seguridad. Nunca olvidaré ese
segundo en el que comenzó mi vida financiera
en Alemania. Era una tarjeta azul con mi
nombre que me acreditaba como cliente del
Deutsche Bank, uno de los bancos más
poderosos del mundo.

Con ese tipo de emociones también llegan las
preocupaciones y aprendemos rápidamente a
hacer presupuestos y a respetarlos para lograr
los objetivos de viajes, conciertos y gustos, sin
dejar de comer, utilizar transporte y tener
ropa limpia. Llegando a este tema
descubrimos datos curiosos en el museo de las
telecomunicaciones en Frankfurt: Por ejemplo,
¿sabían que los estudiante salemanes gastan el
Panorámica de Frankfurt de noche. Una ciudad que impacta por su arquitectura moderna
y su estrecha relación con el rio Main.
El rio Main es uno de los sitios turisticos más importantes de
la ciudad, los residentes disfrutan de la vista del rio y hacen
ejercicio. Ahí están ubicados la mayoría de los Museos y es
un lugar muy agradable para reunirse y charlar traquilamente
mientras se disfruta de la vista de ciudad y la brisa del rio.


19

31% de sus ingresos en vivienda y sólo un
1% en educación? ¿sabían que la
preocupación por los derechos de autor es
tan importante en Alemania que bajar
programas, documentos, música o
cualquier tipo de archivos de páginas
ilegales es un delito con multas cuantiosas?

Pero Frankfurt también es la ciudad de la
cultura donde reside la Casa Goethe, el
museo de telecomunicaciones Explora; algo
parecido al centro interactivo Maloka en
Bogotá, museos arqueológicos y otros
tantos. De 35 museos a los que podríamos
haber entrado, sólo alcanzamos a recorrer
4. Y cuando digo cultura también me refiero
a la cultura gastronómica y a la vida festiva
de la ciudad que transcurre en las orillas del
rio. Ese día también tenía lugar un festival
gastronómico. Imagínense Alimentarte en
Bogotá, a lo largo de unos 700 metros
habían todo tipo de platos internacionales,
bandas en vivo y carreras de botes dragón.
Frankfurt estaba de fiesta y nosotros éramos sus invitados. Me sentí en casa, era la misma
sensación de estar en un Septimazo en Bogotá, los artistas, la comida, la gente, las sonrisas, un
cielo azul profundo y un clima perfecto, unos 22
grados con cielo despejado.

En el Museo arqueológico de Frankfurt se pueden encontrar
representaciones de la Edad Media de la región. En la fotografía:
Laura de la Universidad Nacional acompañada del Halcón, ave
utilizada para la caza durante este periodo histórico
Lego demuestra que es un juego para todas las edades. En
la fotografia: mis compañeros de viaje Oscar de la Escuela
Colombiana de Ingeniería y Leonardo de la Universidad
Nacional....muy felices probando los nuevos juguetes de
Lego en su tienda de Frankfurt
Vista panorámica del festival gastronónico en
Frankfurt. Aquí nos sentimos como en casa...o
díganme si esto no se parece a un septimazo en
Bogotá!

20


En la casa Goethe vimos una de sus frases célebres: “Para conocer a la gente hay que ir a su casa”,
sabias palabras que nos inspiraron para emprender el viaje de 4 horas en tren hasta Karlsruhe
donde reside otro grupo de colombianos becarios del DAAD....
Entonces prepárense para conocer el KIT y la pirámide del Marktplatz. La próxima semana estaré
reportando desde el suroccidente de Alemania.


Episodio 12: ¡Se vive, se siente, un colombiano está presente!

Domingo 19 de Septiembre del 2010

Esta era una calle fría más de una ciudad alemana, una calle que
probablemente puede albergar centros históricos o simplemente
una calle sencilla, esta calle se puede llamar Friedrichstraße,
(nombre popular de las calles alemanas) o puede tener un
nombre de unas buenas 30 letras, pero esta es ahora una calle
especial… un colombiano transita por ella, y no solo es un
colombiano, son muchos! porque siempre andamos en grupo, y
de repente la calle se transforma, ahora se escuchan risas, chistes
y es inevitable que todos volteen a mirar y quieran unirse a la
fiesta, no importa si es en Marburg, Frankfurt, Ilmenau, München,
Stuttgart o Karlsruhe, la calle cambia de color y se tiñe de
amarillo, azul y rojo.
Al principio extranjeros, ahora amigos. Todos juntos viajando y conociendo Alemania. En la foto: Luis y Marina de Ucrania,
Oscar de Colombia, Alejandro de México, Rafael y Cindy de Colombia, y Anzor de Chechenia.
Acompañada de Julián Kodrin de la Universidad de los Andes,
nuestra tutora Olga Kister disfruta de los fríjoles colombianos.
Guten Apetit Olga!
21

Es cierto, nos estamos “alemanizando”, porque somos más puntuales y nos apropiamos
cada día más la cultura alemana, es decir, ya tenemos nuestros platos típicos favoritos,
música, radio, programas de televisión, lugares y un millón de fotos de nuestros viajes…
pero cuando hay dos o más colombianos reunidos hay una rumba, hay sonrisas, hay un
pedacito de
Colombia que
siempre llevamos
en el corazón. Hay
abrazos y esa
sensación de
sentirse de nuevo
en la patria, las
historias por contar
son innumerables
porque el marcador
del partido
Alemania-Colombia
todavía no cierra y
aparecen las
comidas típicas
colombianas a base
de ingredientes
alemanes.
No se imaginan cuánto hemos buscado los
plátanos para hacer patacón, los fríjoles en
grano, los aguacates y la harina pa’ las arepitas,
porque si bien es cierto que la comida alemana
es deliciosa, uno se levanta un día con un
antojo de arepa, al almuerzo se acuerda de los
frijoles y por la noche quisiera guardar el
pegado de la olla para hacer al otro día un
calentado. Y hace un par de noches la
residencia de Fuchspaß supo a qué saben los
frijoles con yuca y chorizo.

La Chef: Luisa Restrepo de la Universidad del
Valle, quien preparo unos fríjoles increíbles.
Todos tuvimos que repetir porque después de
6 semanas esta comida nos supo a gloria. Junto
con nuestra tutora Olga Kister hicimos una
buena combinación entre el sabor de la comida
colombiana y cinco tipos diferentes de cerveza
alemana. Después de la comida se escucharon
los vallenatos, la salsa, el reggaetón y en una
Como buenos colombianos, el chorizo va siempre
acompañado de limón. Después de 6 semanas volvimos a ver
los fríjoles en la olla y no en la ensalada... como es su
preparación habitual en Alemania.
Juan Pablo sostiene el plato colombiano, miren la cara de emoción de volver a ver los fríjoles.
Como muchos bien saben, no hay nada mejor que un buen plato de fríjoles calientes. Cuidado
Juan Pablo!

22

cocina de unos 20 metros cuadrados se armó la rumba.
Eso fue nuestro reencuentro con los fríjoles. Pero pasemos al reencuentro con la gente de
Karlsruhe, que comenzó con abrazos en una noche fría en una estación de trenes. Pero ahí
estában ellos: María Angélica, Jorge, Juan Camilo, Carlos y Daniel con los brazos abiertos listos
para crear un pedacito de Colombia en Karlsruhe. El tranvía que nos llevó de la estación a la casa
de nuestros anfitriones nos permitió ver la Pirámide de la plaza de mercado, la cual fue construida
en el lugar de la primera iglesia por Friedrich Weinbrenner, debajo de ésta se encuentra la tumba
del fundador, el marqués Karl Wilhelm. Estando en este lugar, nos comentaron que cuando la
visitáramos hiciéramos cara de conocerla desde hace mucho tiempo, porque la gente en Karlsruhe
reconoce a los turistas por este gesto de quedarse un largo rato detallando la pirámide, porque no
es tan sencillo entender la explicación en alemán del propósito de esta pirámide.

Karlsruhe es una ciudad verde que irradia tranquilidad, no solamente porque comparte las zonas
boscosas más bellas de Europa: la Selva Negra, sino porque la distribución de la ciudad tiene forma
de sol con la Plaza de Mercado y Pirámide en el centro de la ciudad. Ubicada cerca de la frontera
con Francia las influencias de esta república son fácilmente apreciables en la arquitectura de toda la
ciudad y tanto turistas como residentes se ven impresionados con el jardín botánico, los jardines
del palacio, y el invernáculo de naranjos, el palacio renacentista Gottesaue y el castillo Karlsburg
en Durlach.

Luisa Restrepo (a la izquierda) de la Universidad del Valle fue la Chef de la noche. Todo le quedó delicioso!!!! Así se veían los
becarios y el plato colombiano. Irresistible! En la foto: Laura Martinez de la Universidad Nacional de Colombia (a la derecha).
23

Hablemos del rio Rhin, de su historia, de las ciudades que florecen en sus orillas y sus lugares de
ensueño… la próxima semana navegaremos…

Laura Martinez (a la izquierda) le hace caso a las recomendaciones de los residentes de Karlsruhe. La Pirámide de la Plaza
de Mercado, símbolo de la ciudad de Karlsruhe. En el Palacio Prinz-(a la derecha) Max, Jorge, Juan Camilo, Leonardo,
María Angélica, Daniel, Oscar, Alejandro, Cindy y Felipe.
Sentados en uno de los hermosos jardines de Karlsruhe. De izquierda a derecha: Daniel de la Universidad de los Andes, María
Angélica, Laura, Jorge, Felipe y Cindy de la Universidad Nacional de Colombia. Oscar de la Escuela Colombiana de Ingeniería,
Juan Camilo de la Universidad del Valle aparece entre Alejandro y Leonardo, también de la Universidad Nacional.
24

Episodio 13: La Tierra Prometida

Sábado 2 de Octubre del 2010

Una tarde de verano en las orillas de un rio, una cerveza
tipo Altbier en la manos, una bandera ondeante en el
horizonte y un grupo de 20 colombianos que felices
brindaban por la oportunidad de estar justo allí en
Düsseldorf a punto de subirse a un barco que los llevaría a
navegar las aguas de uno de los ríos más importantes de
Alemania: El Rin. Para muchos este rio representa
absolutamente todo porque en su curso viven 17 millones
de personas y acontece una tercera parte de la producción
industrial del país. Para nosotros, este rio representaba el
final de un día lleno de emociones, chocolates, cervezas y
muchas pero muchas historias para contar.
Siendo las 10:30 de la mañana estábamos en frente de la
estación central de trenes de Colonia, una de las más
transitadas de Alemania, a punto de comenzar con un día de
peregrinaciones, y es que había para todos los gustos, las
religiosas, las culturales, las que uno soñó desde chiquito y
esa que uno se prometió hacer apenas llegó a Alemania. Y
como toda buena peregrinación… tienen que acontecer
contratiempos; hacer que el camino finalmente no sea tan
sencillo, exigir a los viajeros descubrir el verdadero sentido
de estos sitios y nuestra gran peregrinación al Rin no fue la
excepción. Hubo quedadas de tren, heridas, pérdidas, falta
de alimento y por supuesto, muchas pero muchas risas, si
algo resalto de mi grupo de compañeros es la buena actitud,
la buena cara
frente a la
adversidad y que
cada uno se ha
apropiado de ese
papel de
descubridor aquí
en Alemania. A
decir verdad, los
compañeros
soñados de viaje.

Parados enfrente
del "Kölner
Dom", la catedral de la ciudad de Colonia. Sorprende su
imponencia, se alza al cielo y casi es imposible obtener
una buena foto con solo una toma. El Dom de Köln fue
una
En la foto Leonardo Cruz, Jorge Sarmiento ,
Laura Martinez y Alejandro López de la
Universidad Nacional de Colombia. Una tarde
que jamás olvidaremos.
La vista desde los barcos que navegan a lo
largo del Rin en la ciudad de Düsseldorf. En
la foto Elizabeth Vargas de la Universidad
del Valle.
Sin palabras, la catedral es simplemente
espectácular, en la foto nuestra tutora
Olga Kister, Oscar Barrios, Leonardo
Cruz, Alejandro López y Laura Martinez.
25

de las primera iglesias góticas de Alemania y dada la posición geográfica de la ciudad, la cual la sitúa
en el punto donde confluyen el Rin y la ruta de Paris hacia Alemania septentrional, la catedral se
transformó en un símbolo de poder de la ciudad y cómo no serlo si al entrar a este sitio uno
puede sentir cómo hay un poder mucho más grande que uno. El ser humano se reduce a su
mínima expresión y siente cómo es parte de un gran plan, una atmósfera de respeto y religiosidad
inundan el ambiente. El número de reliquias de la Iglesia la
transforman también en una de las más importantes de
Europa.
Pero no es el único lugar de Colonia en donde se pueden
encontrar reliquias: un árbol del
cual brota delicioso un chocolate y
del cual todos pueden comer gratis
es también una de esas reliquias
imperdibles de Colonia. El museo
de chocolate, lugar del cual
cualquier niño podría enamorarse,
cualquier adulto se reencontraría
con sus dulces de infancia y todas
pero todas las niñas romperían sus
dietas, la variedad es increíble y los
precios también, imaginen unos
chocolates Lindt por sólo 2 o 3
euros. Además que al interior del museo hay un invernadero donde se recrean las condiciones en
donde es sembrada la planta de cacao. En este invernadero al fin pudimos explicarle a nuestra
tutora Olga cómo es el clima de Barranquilla.

Y si acaso viajan con el amor de su vida a Colonia, también hay lugares especiales para ustedes, en
la reja que delimita las vías de tren alguna vez una pareja decidió sellar su amor con un candado y
tirar las llaves al rio Rin para que su amor durará para siempre y desde ese momento todas las
parejas que transitan por allí sellan su amor con un candado. Desde el tren es todo un espectáculo
ver la reja llena de pequeños candados y parejas que continúan haciendo parte de esta tradición.
Un arbol de chocolate inagotable .. solo en
el museo de chocolate en Köln
Simplemente irresistible, las chocolatinas fueron el plato dle día, en al
foto aparezco tratando de comer una chocolatina gigante acompañada
de Oscar Barrios de la Escuela colombiana de ingenieria
26

Durante el tren a Düsseldorf tomamos nuestro almuerzo: un par de sándwiches, en Alemania
aprendes a ser guerrero, a defenderte en cada situación posible sólo con una cuchara y a
descomplicarte la vida. Y como en los cuentos, el aire era fresco, la gente estaba feliz y brindaban
en cada rincón de Düsseldorf, todos sonreían y
era inevitable pensar en que este lugar quedaría
para siempre grabado en la memoria y tus
compañeros de viaje estarían siempre en el
corazón.

¿Dónde queda el punto más alto de Holanda?, la
próxima semana comenzamos a atravesar
fronteras….















Episodio 14: ¿Dónde está el inglés?

Miércoles 6 de Octubre del 2010

Y ¿dónde está el inglés?, pregunta importante que me he hecho durante los últimos dos meses, y
creo que es la misma para muchos de mis compañeros de viaje. Antes de comenzar con el alemán
todos teníamos un inglés muy bueno, podíamos no solamente defendernos con esas materias en
inglés de la universidad sino que también disfrutábamos del entretenimiento en la lengua de
Shakespeare. A lo que me refiero realmente es que el inglés no representaba ningún problema
para mí.
Hasta un día de verano en Aachen, ciudad alemana que
colinda con Bélgica y Holanda, en donde queda un
punto muy especial llamado Dreiländereck (Punto de
las tres fronteras), aquí se puede sentir el espíritu de la
Unión Europea en una forma muy especial, porque
mientras se camina por sus alrededores se pueden
escuchar por lo menos unos 4 o 5 idiomas diferentes,
el intercambio cultural es explícito y nosotros nos
sentimos cada vez más perdidos, porque muchos de
nosotros no podemos pronunciar una palabra en
inglés, ¿dónde está el inglés?, la respuesta: atado,
En la foto aparecen Laura Martinez y Jorge Sarmiento de la
Universidad Nacional de Colombia con su candado...
Del lado derecho Bélgica y del lado izquierdo
Holanda. Cada restaurante sirve comida típica del
país. Mientras los becarios juegan a estar en tres
países al mismo tiempo: Elizabeth de la Universidad
del Valle acompañada de Cindy y Leonardo de la
Universidad Nacional de Colombia.
27

amordazado por un año de alemán. En este punto del viaje poder preguntar algo era importante,
el camino hasta las tres fronteras atraviesa un bosque protegido como sendero ecológico
impresionante y sabíamos que era también muy sencillo perdernos allí, pero el inglés no aparecía.
La "Wanderung" o en español: Caminata, es uno de los deportes más importantes de Alemania y
es muy fácil comprender el por qué de esta situación. Los paisajes son bellísimos, las rutas están
bien señalizadas y la experiencia es simplemente sobrecogedora durante los meses en los que se
puede vivenciar.

Uno se siente mudo, porque puede entender todo lo que le dicen, lee y sigue entendiendo, pero
llega la hora de hablar o escribir y todas las palabras salen en alemán, pero la buena noticia es que
ya piensas en alemán, la gramática, la estructura del idioma ya están tan presentes en tu cabeza que
te puedes sentir orgulloso de ello, pero sigues preguntándote ¿dónde está el inglés?

Para muchos de mis compañeros de viaje, y para mí misma, esta experiencia de no poder producir
en inglés es horripilante, sacada de un cuento de terror, pero poco a poco se vuelve a pensar en
inglés y las palabras vuelven a surgir, aunque debo reconocer que el proceso puede ser bastante
largo, pero finalmente la idea es poder saltar de un idioma al otro sin mayores preocupaciones
como lo hacen la mayoría de los alemanes, que como buenos ciudadanos europeos, casi todos
son poliglotas.

En la foto: Laura, Alejandro y Leonardo de la Universidad Nacional de Colombia y Silvana de la Universidad de los Andes.
28

Pero pasemos a otro
tema... adivinen dónde
queda el punto más alto de
Holanda, ¡si señoras y
señores!, es la frontera
conjunta con Bélgica y
Alemania, en donde se
encuentra el Monte Vaals,
parece un chiste cuando
miras este monumento
señalando que 320 metros
de altitud son el punto más
alto de los países bajos.

Pero y ¿Aachen qué?, se
suponía que era este el
diario de nuestra visita a la
ciudad de Carlomagno,
donde instaló su gobierno
y finalmente también sería
el lugar donde moriría, por lo cual se convirtió rápidamente en un centro cultural cristiano y un
sitio de peregrinación por su hermosa catedral tapizaba de azulejos y finalmente decorada para
crear una ilusión óptica que nos sorprendió.
En esta catedral se coronaron entre los años
813 y 1531 todos los emperadores del Sacro
Imperio Romano Germánico y en la
actualidad es también una de las ciudades
más prósperas de Alemania, comenzando
con su renombrada universidad tecnológica
RWTH (Rhenisch-Westfälische Technische
Hochschule Aachen) que alberga a por lo
menos 40.000 estudiantes y ocupa
prácticamente media ciudad. Como dato
curioso su nombre en español es Alquisgrán.

La ciudad es preciosa, pero uno pude sentir
fácilmente que ya se empieza a alejar de
Alemania porque las normas ya no son tan
estrictas y las personas caminan con más naturalidad por las calles, y la puntualidad ya no está a la
orden del día. O bueno... depronto ya nos estamos “alemanizando”!!! Cuando estuvimos allí
esperamos un bus durante unos 10 minutos, lo que nos pareció excesivo, pero sabíamos que tres
Vista panorámica desde la torre de Dreiländereck, en este punto es posible ver las ciudades de los tres países: Bélgica,
Holanda y Alemania. Un espectáculo que no puede perderse. En la foto aparezco con Rafael de la Universidad del Valle.
Sus nombres desconocidos, ninguna de ellas se conocía hasta ese momento, pero
ahora las dos están en el punto más alto de Holanda, 320 metros; la altitud del Monte
Vaals. En la foto aparecen dos ciudadanas del mundo y el compañero de viaje de
nuestra becaria Cindy.
Aachen tiene un ritmo muy diferente al ritmo alemán! Al fondo
uno de los casinos más importantes de la ciudad. En la
fotografía aparecen Gabriel, Elizabeth, Carlos, Diana, Darwin y
Ligia.
29

meses atrás no habría sido para nosotros ningún problema e incluso abríamos agradecido
podernos subir en uno de los buses de nuestras ciudades en Colombia.

La próxima semana un salto de la euforia a la nostalgia, los planes y todas las nuevas experiencias
de una nueva ciudad, una nueva vida en Alemania y esos amigos que jamás vas a olvidar…



Episodio 15: Auf Wiedersehen Marburg!

Miércoles 13 de Octubre del 2010

Al que no le gustan los champiñones, el que no puede comer sin salsa de tomate, el despistado, el
que cuida el dinero, el adicto a la limpieza y el que nunca la hace, el que baila bien y el que sabe
cocinar, cada uno de esos personajes que en estos 60 días ha hecho parte de este diario hoy
comienza una nueva vida y con él o ella se lleva para siempre esos días en un pueblito al norte de
Frankfurt llamado Marburg, con unas 10 líneas de bus, un castillo y una iglesia medievales que nos
abrió las puertas a Europa y nos mostró que Alemania es mucho pero mucho más de lo que
alguno de nosotros hubiese soñado alguna vez.
Siempre recordaremos este lugar; donde comimos por primera vez Sauerkraut, donde nos
hablaron en alemán y no entendimos, las interminables tardes de juegos y paseos, y todos esos
pequeños momentos que pasaban desapercibidos pero que poco a poco nos convirtieron en una
familia. Ya la cuenta va en 60 días de sonrisas, de viajes, de alemán, de momentos que jamás vamos
Cuatro becarios, tres países, dos meses en Alemania y un sueño: ser los mejores Ingenieros del mundo en cada una de sus
disciplinas. Mis compañeros de la Universidad Nacional de Colombia: Laura Martínez, Alejandro Lopéz y Leonardo Cruz.
30

a olvidar, de amigos, de extranjeros que provienen de países que ni siquiera sabíamos que existían,
pero ya es hora de despedirse y comenzar una nueva vida en alguna otra ciudad alemana, en donde
nos esperan los nuevos retos: el primer día de universidad, los alemanes y la búsqueda de la
práctica estudiantil.
Si me hubiesen preguntado el primer día por mis compañeros de viaje, habría dicho que eran mis
compañeros de universidad, con los que había aprendido alemán y con los que probablemente
tenía algunas cosas en común, pero que finalmente eran unos completos extraños. Hoy son mis
amigos, mi familia, y como lo dijera alguna de las becarias, la vida nos reunió en esta experiencia,
hizo que nos conociéramos y ahora nos queremos profundamente y debemos separarnos. Las
despedidas son fuertes, porque lejos de casa se redefine el valor y el concepto de la amistad,
porque uno pasa de invitar a los amigos a cine o a una rumba en Colombia, a invitarlos a lavar
ropa, a experimentar recetas culinarias y hasta hacer viajes con unas cuantas horas de tren encima
en Alemania.
Igual que cuando salimos de Colombia, sólo resta empacar una maleta que cada vez se hace más
pesada, darle un último abrazo a cada uno de esos personajes que ahora son nuestra familia, el
intercambio de direcciones de email, números de celular en Colombia y Alemania, las últimas fotos
de rigor y los mejores deseos para cada uno de los becarios. Cada uno ya tiene sus planes, un
tutor alemán ya espera a cada becario en cada una de las ciudades, casi todas las materias ya están
seleccionadas y una lista de posibles destinos persiste aún en la maleta de los becarios. La pregunta
sobre dónde se va a pasar Navidad también es un tema común aunque todavía lejano.
Esta semana a diferencia de las otras no quiero contarles qué hice mientras me despedí de
Marburg. Esta semana quiero agradecerle a cada uno de mis compañeros de viaje por tantos
momentos increíbles, por el apoyo, por las sonrisas, los abrazos y las palabras de aliento en el
momento indicado. Esta semana quiero hacerle un tributo a la curiosidad, al ingenio, a la valentía
de mis compañeros que armados con una sonrisa y todas las ganas del mundo comienzan hoy una
nueva experiencia en Alemania.
Foto de la despedida: La despedida fue muy triste... pero bueno, ya cada uno está en su nueva ciudad y estamos
felices!
31

Sería injusto dejar por fuera de este relato a nuestra tutora Olga Kister, quien con sus locuras y
buenos planes nos enseño alemán, nos ayudó a sobrevivir en nuestros primeros días y en los días
que le vinieron nos mostró la verdadera cara de la cultura alemana a pesar de ser ucraniana. Para
ella, toda nuestra gratitud por tan bonitos recuerdos.
Los que fueron compañeros de viaje por las circunstancias de la vida, ahora son amigos del alma y
las despedidas duelen como dolió la despedida de la familia en las diferentes ciudades de Colombia
desde las que cada uno de nosotros partimos. Solo resta desear buena suerte, pedir que dejen el
nombre del país en alto y esperar que el contacto continúe en la distancia.
A los compañeros de compras, de rumba, de comida, de aventuras, la mejor de las suertes y no
olviden que sólo a un Schönes Wochenende Ticket de distancia tienen a un amigo que feliz les dará
posada para recordar esos momentos increíbles, hacer una bandeja paisa y bailar un poco de salsa
en una tarde fría de otoño o invierno alemán.


Episodio 16: Conteo de maletas: 1, 2, 3... ¿15?

Jueves 21 de Octubre del 2010

Ya habíamos hablado de la Deutsche Bahn y sus ventajas, de cómo este sistema le facilita la vida a
los europeos y cómo por la módica suma de 37 euros, que es lo que cuesta un Schönes
Wochenende Ticket, es posible transportar a 5 personas con todo el equipaje que quieran llevar
encima, en los tan mencionados en Bogotá trenes de cercanías. Con todas estas ventajas era
imposible no pensar en aprovechar este tiquete y la oportunidad de viajar con los amigos para el
traslado a Munich. Además contábamos con esa motivación adicional que era el Oktoberfest, que
este año cumplía 200 años, y sus delicias a solo unas 6 horas de distancia en tren.

Fueron tres maletas las que don Francisco, doña Eloina y su
señorita hija Maria Camila embarcaron en un avión el 3 de
Agosto del año en curso. La maleta naranja, la café y la
pequeña negrita fueron cuidadosamente pesadas en la báscula
para pesar papas de la tienda de confianza del vecindario. De
ese modo se aseguraron que los 23 kilos de peso permitidos
por la aerolínea fueran respetados. Adentro reposaban unos
cuantos kilos de ropa, unos más de café y una que otra mal
llamada tontería empacada por los padres, pero que en meses
venideros mostrarían su peso en oro. Y cuando digo su peso
en oro me refiero a que tendríamos que cargar cada uno de
esos gramos, lo que me haría dudar de la conveniencia de
tener 3 o ahora 4 maletas. Y cómo no dudarlo sí eran 58 kilos
de equipaje para una niña con menos de ese peso. Claro, una
niña que ahora pesa 58 kilos, la comida en Alemania es
deliciosa, los condimentos, las preparaciones, los chocolates,
los postres y qué decir de la cerveza, que como dato curioso es
considerado un alimento en Alemania. En fin, es imposible
resistirse a la tentación, con lo cual el problema en general es el
aumento de peso no sólo de las maletas sino de los viajeros.
Mi queridísima hermana María Camila,
que siempre me secunda en todas mis
locuras. Al lado derecho mi maleta
naranja.
32


Con la ayuda de las páginas de internet y la pericia de 5 jóvenes dispuestos a cargar, vigilar maletas
y celebrar felices en Munich, el itinerario fue planeado y explicado claramente a cada uno de los
viajeros. La maleta naranja, la café y la negrita fueron embarcadas hacia su nuevo destino: Munich.
Pero ahora eran acompañadas sólo por 12 de sus compañeras iniciales, las otras tomarían sus
rumbos, pero volverán a encontrarse en 10 meses, después de un millón de aventuras.
Salimos a las 6:30 am de Fuchspaß, o como tiernamente lo llamo unó de los aventureros Viel Spaß
(Mucha diversión), para llegar a la estación central de trenes a las 6:40 am y esperar el tren hacia
Frankfurt, pasando por Würzburg, Nüremberg y finalmente München. Antes de empezar conteo
de maletas, por aquello de tener que hacer unos 6 cambios de medios de transporte entre los que
se contaban los buses, el tren, el metro y los pies. El número 15, los aventureros 5 y las horas de
viaje ascendieron a casi 10 horas.

De izquierda a derecha: Cindy Rodríguez (YO), Laura Martínez, Leonardo Cruz y Oscar Barrera, después
de haber desembarcado las maletas del último tren en Munich. La foto fue tomada por Alejandro López.
Francisco Rodríguez, mi señor padre
insistiendo en que me llevara un par de
mazorcas desde Colombia para no olvidar la
tierrita.... y además para completar los 23 kilos
de equipaje.
El número de la suerte fue el 15. Ahí están las maletas de los 5 aventureros:
Laura, Leonardo, Oscar, Alejandro y yo.
33

Fue toda una experiencia ingenieril planear nuestro viaje, teniendo en cuenta tiempos y horarios
de desplazamiento, métodos y movimientos para subir y bajar correctamente las maletas del tren,
y por supuesto, la ponderación de cada riesgo del trayecto. Pero como en la vida real las
contingencias están a la orden del día...nada nos pudo preparar para ese tren entre Nüremberg y
Munich.
En Munich había huelga de transporte y es interesante porque
aquí una huelga significa que durante tres semanas se reducen las
frecuencias de los trenes: de 6 a 3 por hora. Y siguen llegando
puntuales a cada uno de los paraderos, lo que ocasiona una
ligera congestión en el transporte, pero nada con lo que un
latinoamericano no pueda lidiar. Encima de todo era tiempo de
Oktoberfest y créanme que Munich se paraliza cuando de
Oktoberfest se trata. Pero calma! La próxima semana haré un
reportaje especial sobre el Oktoberfest, lo bueno, lo malo y los
italianos del Oktoberfest. :D ... Pero bueno, continuo mi relato...
a la situación que por sí sola ya era caótica hay que agregarle un
partido de fútbol que como en Colombia es uno de los deportes
preferidos y con la presencia del Arena Stadion la pasión
aumenta exponencialmente en Munich y para rematar estábamos
nosotros y 15 maletas. Pero aunque suene a historia traumática,
debo decir que fue toda una aventura. Ahora recordamos cada uno de los pasos que tuvimos que
dar para llegar hasta aquí y al final estábamos todos felices, cansados y a la expectativa de lo que
traería el día siguiente.
Pero debo decir que Munich como buena representante del corazón industrial de Alemania y de
Europa excedió nuestras expectativas, la ciudad es limpia, verde y solo con un recorrido en metro
nos dieron ganas de salir a conocerla, de descubrir esos lugares escondidos que toda ciudad
grande guarda para los curiosos y en las próximas semanas les contaré detalles de esas primeras
excursiones en la ciudad con una de las mejores calidades de vida de Europa. Era increíble el
tamaño del mapa de la ciudad y la cantidad de líneas de transporte, atrás había quedado nuestra
querida Línea 8 de Marburg con la cual podíamos ir y venir con total tranquilidad a casi cualquier
lugar de nuestro pueblito, pueblito es por aquello del cariño. Ahora tendríamos que aprender a
usar las páginas de transporte de Munich para planear nuestro recorridos y poco a poco nos
“alemanizamos” más.
Al final del día la historia se repetía, sólo queríamos sacar nuestras cobijas, una sábana y la
almohada, hacer la cama y prepararnos para vivir 6 meses en Munich.

Laura Martínez tomando un respiro en
la estación de trenes de Frankfurt.
34

Episodio 17: ¡ 200 años !

Martes 26 de Octubre del 2010

Es que 200 años no se cumplen todos los días, y de eso los colombianos y los alemanes somos
concientes. Las fiestas deben ser ostentosas y representar a cabalidad lo que 200 años de historia
han hecho con la vida de las naciones. Para Colombia han significado la creación de una república
independiente y para Alemania la creación de una tradición y una marca que identifica a la región
de Bayern. La tradición: La buena cerveza. La marca: Oktoberfest
Para los amantes de la buena rumba y la cerveza, el Oktoberfest significa un evento obligado, ya
que es conocido como el festival de la cerveza más grande del mundo. Durante tres semanas todas
las autopistas, metros, buses y demás medios de transporte imaginables conducen a un solo lugar:
el Theresienwiese. Munich se paraliza, se puede ver cómo locales y extranjeros se unen en torno a
las mejores cervezas del mundo, cada una tiene una tienda en donde desde las 7:00 am se puede
degustar y disfrutar un buen “Maß” de cerveza (no intenten pedir menos de un litro por persona
porque ni les harán caso y después del primer sorbo querrán tomarse unos cuantos “Maßes”),
medio pollo asado y cantar animadamente una de las canciones que invitan a festejar la vida y la
buena bebida.
Todos los caminos conducen a München (Munich). Nuestros compañeros de distintas ciudades como Erlangen, Ilmenau,
Karlsruhe y Magdeburg nos visitaron con ocasión del Oktoberfest. En la fotografia están Elizabeth, quien actualmente reside
en Erlangen y Charlie, que ahora vive en München.
35

Pero el Oktoberfest es mucho más que personas bebiendo en una carpa, el Oktoberfest se trata
Esta es la primera impresión que uno puede tener al entrar en una de las Carpas del Oktoberfest. La música es típica alemana, la
gente trata de conseguir una mesa para lo cual se recomienda llegar antes de las 9:00 am. Las meseras corren entre los pasillos;
estas mujeres increíblemente fuertes pueden llevar hasta 18 "Maßes".
Nuestro querido compañero Charlie de la
Universidad del Valle disfruta del ambiente del
Oktoberfest en una de sus carpas.
Aqui estoy en compañia de mi tutor Christian Heiß. Él me mostró el
Oktoberfest, que incluye vestir los trajes típicos de esta fecha. En el fotografía
aparece con la indumentaria típica: Lederhose (pantalones de cuero)
36

de amistad, de pasión por la cerveza bien hecha, de hacer un alto en el camino y recordar la
importancia de las costumbres personificadas en la buena comida y los valores de la cultura
alemana. Se puede ver las calles repletas de mujeres que portan orgullosas su “Dirnl” vestido
típico y hombres que no tienen pena de ponerse sus “Lederhose”. A diferencia de lo que se podría
pensar, el Oktoberfest es un evento para grandes y chicos y en esta edición, la número 200, se
creó un museo sobre la evolución del festival que comenzó como la celebración del matrimonio
de la Princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo con el Principe Luis I de Baviera hasta los tiempos
actuales en donde tiene lugar un desfile de las principales firmas que involucran carrozas , caballos
de la mejor estirpe y muchas sonrisas de niños y adultos que animados asisten el tercer sábado de
cada septiembre al comienzo de la celebración del Oktoberfest.

Lo bueno del Oktoberfest indudablemente es la posibilidad de compartir con los amigos de la
buena cerveza, de los Pretzels (una especie de panes salados en forma de corazón que se venden
en cantidades industriales en la región de Bayern), de conocer las
diferentes carpas y subirse a cada una de las atracciones
mecánicas, dentro de las que se cuentan una rueda panorámica y
muchos tipos diferentes de carruseles y atracciones de alto
impacto, recomendadas sólo para fanáticos de la adrenalina.
Lo malo del Oktoberfest, por un lado son los precios, cada Maß
puede llegar a costar casi 9 euros. Ssin embargo hay que tener
en cuenta que es cerveza de la mejor calidad y que uno se
encuentra al fin y al cabo en un evento comercial. Por otro lado,
naturalmente con casi 6 millones de litros de cerveza vendidos,
repartidos y tomados en apenas 3 semanas, la probabilidad de
pasarse de tragos es muy alta, por lo cual es mejor que escojan
bien a sus compañeros de mesa. La cifra se parece un poquito
solamente a la del primer Oktoberfest 1.2 millones de litros.
Los italianos del Oktoberfest, la llegada de estos personajes es
toda una tradición en el festival, el último fin de semana de cada
Oktoberfest los italianos inundan las carpas y retan a cuanto
visitante pueden a tomar la mayor cantidad de cerveza posible,
motivo por el cual se
elevan los índices de
ebriedad del público en
general. La tradición
incluye el canto de
animadas canciones,
mucha cerveza y un par
de buenos brindis por la
“Gemütlichkeit”, palabra
alemana que denota la
comodidad, la felicidad,
el bienestar de una
persona.

Sin comentarios... sólo les digo que es
un italiano.
De izquierda a derecha: Sebastián, Jorge, Laura, Oscar , María Angélica, Alejandro, Juan
Camilo, Carlos y quien les escribe: Yo!. Estamos en una mesa de la carpa de Paulaner,
deliciosa cerveza a base de trigo con una graduación de 5.5%.
37

Y como una imagen vale más que mil palabras, mi experiencia en el Oktoberfest puede ser mejor
relatada por la fotos del evento. Solo diré que agradezco realmente a cada uno de mis
compañeros de bebida por tan buenos cuidados en el traslado desde el Theresienwiese hasta la
casa, tengan en cuenta que la graduación alcohólica de cada cerveza está por encima de los 5.8%.
Al mejor estilo alemán „Ein prosit, ein prosit der gemütlichkeit“... la próxima semana no se pierdan
el comienzo de las clases… ahora si a estudiar se dijo.


Episodio 18: ¡Una imagen vale más que mil palabras!

Viernes 5 de Noviembre del 2010

Era una tarde fría en Bogotá un 25 de febrero del 2010, después de varias horas de clase nos
reunimos con la presidenta de Colfuturo, Ana Milena Muñoz de Gaviria, el presidente de Aviatur,
Jean Claude Bessudo, la directora del Icetex, Martha Lucia Villegas y nuestro decano, Diego
Hernández, en un foro sobre la Responsabilidad Empresarial en uno de los tan nombrados Jueves
del Egresado de mi querida Universidad Nacional. Pero esta no era una reunión cualquiera,
también estaban invitados nuestros padres de familia y el tema a tratar era nada más y nada menos
que la importancia de la internacionalización para las universidades colombianas.
Mi facultad de la Universidad Técnica de Munich me hizo una invitación al Oktoberfest para celebrar la llegada a Alemania, el
comienzo de semestre y la vida en Munich. Estuve acompañada de mis nuevos compañeros de intercambio y sus respectivos
tutores. Comimos platos típicos alemanes y fue uno de los primeros días donde tuvimos que hablar durante todo el día en
alemán. Sé que mis amigos están de acuerdo que entre más "Maßes" se tengan en la cabeza, la fluidez de nuestro alemán se
incrementa!
38

Ese día como cada mañana
durante ese año imaginé qué se
sentiría ir a la TUM (Technische
Universität München), estar en
Alemania, ser becaria del
programa Jóvenes Ingenieros.
Pero como casi siempre, el
pensamiento fue interrumpido
por mi mamá que llegó con mi
jugo de papaya, banano y
naranja. Según ella, todo lo que
un ser humano necesita para
mantenerse saludable. En ese
momento, tanto ella como yo
le poníamos más fe al jugo para
que me diera fuerzas para seguir
trabajando, aprendiendo alemán y
manteniendo el promedio para ganar la
beca. Sé que como mi familia había otro
gran número de familias en diferentes
puntos de Colombia que se sentían
orgullosas de sus hijos y se imaginaban
las oportunidades de un viaje de 9.088
kilómetros y el hecho de dominar el
idioma de Einstein, ese hombre que tuvo
el poder de recordarnos que hay una
fuerza motriz más poderosa que el
vapor, la electricidad o la energía atómica
y esa es la voluntad humana. Una
voluntad que nos había traído en primera
instancia a la reunión del Jueves del
Egresado y que en días venideros nos
llevaría a enfrentarnos con nuestros
propios miedos y demonios no
solamente en Bogotá sino en la aventura
que estábamos a punto de comenzar.

Ese día el orgullo les brotaba por los
poros a nuestros padres de familia que
también habían sido invitados a la
reunión y para rematar la reunión
comenzó con un video hecho por los
becarios de Jóvenes Ingenieros del año
En primera fila, mi papá quien durante todo este tiempo ha sostenido
incansablemente mi mano, a quien le agradezco tantos esfuerzos y tantos
consejos.
Asi se ven los sueños que se convierten en realidad, mi primer día en la
Universidad Técnica de Munich.
39

anterior. Jamás olvidaré ese segundo, la primera imagen fue la plaza principal de la Universidad
Técnica de Munich, las banderas azules con el logo de la universidad ondeaban, al lado de la
bandera alemana y la bandera de Bayern, el cielo tenía un color azul profundo y el Audimax, uno
de los edificios más emblemáticos de la universidad estaba en el fondo. Mi papá, que estaba
sentado a mi lado me tomó muy fuerte de la mano y yo correspondí el apretón de mano y sólo
pude pensar que nada en el mundo haría que no volara a Alemania. Con ese apretón de manos
habíamos sellado el pacto. Un escalofrío recorrió mi cuerpo y en ese momento más que en ningún
otro en mi vida tuve un gran motivo para
trabajar, para luchar, para viajar.

Un par de meses después de ese segundo, de
un millón de aventuras, de amigos, de goles, de
lágrimas, también hay que decir que no es fácil
tener a los seres queridos lejos, llegamos a
nuestro primer evento de la semana de
inducción que tenía lugar en esa misma plaza
en la que meses atrás había comenzado este
video de agradecimiento de los becarios de la
anterior generación a la mía. Una tarde
soleada del 18 de octubre de 2010 fue esa, a
mi lado mis compañeros colombianos y otros
50 extranjeros que como nosotros
compartían el sueño de ver en persona ese
trío de banderas ondear, imagen que en el
broschure de todos los idiomas es ofertada la
Universidad Técnica de Munich.

Ese parecía un recorrido de inducción normal,
en un día normal en la Universidad Técnica de
Munich, pero de repente una brisa fresca de
finales de verano y comienzos de otoño tocó
las banderas en la plaza, para los mentores que
realizaban el recorrido por la Universidad era
un acontecimiento sin importancia, pero casi al
unísono los 50 estudiantes de intercambio
vimos esa misma imagen de broschure que
nos había alentado a entregarnos en cuerpo,
alma y espíritu a una meta. El silencio de repente se apoderó de la plaza y todos comenzamos a
tomarnos fotos con el asta. Al fin estábamos aquí. De nuevo sentí la mano de mi papá apretando la
mía y por cosas del destino y el cariño que no quiero explicar recibí su llamada justo en el instante
cuando vi por primera vez ondeante la bandera de mi nueva Universidad. Jamás olvidaré lo que me
dijo: -Aquí comienza el nuevo reto, mi joven ingeniera!-… y ni que lo dijera, la próxima semana se
acaban las vacaciones!
Un día Einstein dijo: “Was vorstellbar ist, ist auch machbar“, „Lo que es imaginable es posible“.
Sueñen, sueñen mucho y trabajen aún más, la distancia entre un sueño y la realidad es la cantidad
de apuestas que cada uno está dispuesto a hacerle al futuro….
Rafael y Charlie de la Universidad del Valle acompañados de
varios de sus nuevos compañeros en la Universidad Técnica
de Munich.
40



Episodio 19: Una universidad, un corazón

Lunes 8 de Noviembre del 2010

Una cerveza, una supercomputadora, el primer reactor mundial de investigación de fuente de
neutrones FRM-II, 19% de la comunidad académica es extranjera. Sí, la TUM - Universidad Técnica
de Munich, tiene todo eso y mucho más! En cada lugar que miren hay una historia de éxito, sólo
falta ver a alguno de sus 16 premios Nobel o a alguno de sus empresarios dentro de los que se
cuenta a Rudolf Diesel y Rudolf Bayer, para saber qué se ha producido aquí. Y entre más conoces
esta universidad, más te alegras de haber llegado hasta aquí. Pero al mismo tiempo sientes la
responsabilidad de contribuir con la historia de tan increíble universidad, porque si bien es cierto
que ella impresiona con sus tres Campus, su reputación está bien cimentada en sus estudiantes,
profesores y directivos que apasionadamente hacen de ésta la mejor universidad alemana según la
clasificación anual de Shanghai Jian Tong.

El orgullo por la TUM y su legado es algo que se puede sentir en el ambiente, y tanto los
estudiantes habituales como los estudiantes colombianos visitantes comparten ese orgullo por sus
respectivas Alma Mater, hablan fuerte y defienden sus colores a capa y espada. Y cómo no hacerlo,
si en cada laboratorio, en cada salón de clase, en cada rincón de ese lugar llamado universidad uno
vive sus más grandes emociones cuando resultan los ejercicios y padece las más increíbles
angustias cuando el trabajo parece demasiado para un día de tan solo 24 horas. El amor por esta
institución es algo que compartimos. Pero hablando del orgullo, también hablo de la
responsabilidad de pertenecer a una institución con tanta tradición como la Universidad Nacional
de Colombia y venir a representar a todos los estudiantes colombianos en una de las mejores
universidades de Europa. Uno simplemente espera hacer un buen papel, pero al mismo tiempo
sabe que no es fácil, pues aquí hay que comenzar saltando la barrera del idioma, pasar por el de los
distintos ritmos de vida y llegar al aula de clase a mostrar de qué están hechos los colombianos.
Rafael, Cindy y Sebastian en el primer dia de inducción en la Universidad Técnica de Munich.
41

Pero antes de hacer
Integrales,
programar
simulaciones y
seguir buscando más
vocabulario técnico,
tiene lugar una fiesta
muy importante el
primer día de clase,
el tan nombrado
Inmmatrikulationstag,
en el cual el Rector
de la Universidad
invita a sus
estudiantes a
celebrar la llegada
de un nuevo
semestre con
Brezels y cerveza
fabricada en el
Campus de
Weihestephan. Al
evento asiste toda la
Universidad y este año tuvo lugar en las cercanías del restaurante estudiantil (La Mensa). Las
palabras del Rector y del resto de directivas alientan a sus estudiantes a hacer historia, a sobresalir
en medio de tantos buenos ingenieros y científicos que se producen en el mundo y mostrar que
ésta, la Universidad Técnica de Munich, puede seguir produciendo conocimiento aplicable en la
industria y por ello obtiene un porcentaje importante de financiamiento de capitales privados de
sus centros de investigación. Aquí es impresionante la cantidad de centros de investigación, los
recursos tecnológicos, humanos y físicos con los que cuentan y la visión de futuro con la que son
dirigidos. Pero todo este gran aparato de producción de conocimiento se basa en uno más
discreto, más sublime, el día a día de los estudiantes y nuestra prueba reina: la primera clase en
alemán. Uno siente miedo, busca el salón, entra, y claro, está completamente solo y va viendo
cómo los distintos grupos se acomodan, los amigos se saludan, hablan de las vacaciones, de las
nuevas novias, de las fiestas a las que irán en los días venideros y de los planes futuros. De
repente, uno viaja a Colombia y recuerda tantos momentos como esos, piensa en los amigos,
suspira y se dice a uno mismo que en alguna forma uno está aquí por ellos… estando aquí no hay
lugar para sentirse mal o solo … sólo hay una posibilidad: seguir!

Saco mi arma secreta, una sonrisa y un alemán con más emoción que gramática y le pregunto a
alguno de los solitarios alemanes que también se sientan cerca a mí, si éste salón corresponde al
salón de mi clase. Algunos sólo con un palabra responden que si y otros tantos se interesan por
continuar la conversación…creo que el secreto está en dar el primer paso, en confiar en el alemán
que ya hablo y en sonreír.

La primera clase transcurre entre palabras desconocidas, emoción y un par de momentos en los
que uno simplemente espera escuchar una palabra que sí sepa… suena gracioso, pero ya estamos
en la universidad y aquí no hay más concesiones para los extranjeros que estamos aprendiendo el
idioma. Ésta es la vida real, el alemán real y aquí la historia comienza a ponerse cruda porque el
oído todavía no está tan acostumbrado al idioma técnico, pero se lucha por entender y se tiene la
El Inmatrikulationstag. De izquierda a derecha: Matew, estudiante francés de intercambio, Cindy,
William y Leornardo de la Universidad Nacional de Colombia y Damian, estudiante francés. Todos
disfrutando de los Brezels y la cerveza de Weihenstephan, típica cerveza de la TUM - Technischen
Universität München.
42

esperanza de que cada día que pase el oído se va a acostumbrar y todo será más fácil. Pero por
ahora el proceso es lento y las materias son tan interesantes, los profesores tienen tanta
experiencia y la oportunidad es simplemente tan impresionante que uno ya quisiera hablar un
alemán perfecto y entender el 100% de las clases, con sus implicaciones y la posibilidad de hacer
preguntas … pero por ahora la pregunta sigue siendo qué significa tal o cual palabra.

Hemos aprendido mucho alemán para la vida cotidiana, pero hemos leído y escuchado muy poco
alemán técnico, que es casi otro idioma. Es decir, debemos aprender el significado de cada término
técnico y apropiarnos no sólo de un concepto aislado sino de todo el contexto que ello implica en
alemán para así lograr llegar a entender las asignaturas. Aquí comienza la otra historia, la historia
de cómo se sobrevive en un ambiente increíblemente competitivo como la TUM, con un idioma
que se maneja en un porcentaje considerable y cómo se aprende y se repasa de nuevo todos los
conceptos técnicos que se manejan muy bien en la lengua materna.


Episodio 20: La agenda, los planes y Alemania

Viernes 19 de Noviembre del 2010

Quien no tiene una agenda en Alemania, está perdido! Poco a poco comenzamos a planear cada
aspecto de nuestra vida, eso sólo demuestra que nos estamos apropiando de la cultura alemana
más rápidamente, porque aquí todo se sucede según el plan, desde la hora para lavar la ropa,
pasando por el día de compras y las reuniones con los amigos. Sin un plan nada puede salir bien. La
sociedad, la ciudad, la vida están simplemente diseñadas para apoyar los planes de los ciudadanos.
Es chistoso porque en Colombia nos ponemos una cita para decidir qué vamos a hacer, primero
sale la gente y después el plan. Pero en Alemania salen primero los planes, ves como tu email se
llena de mensajes con posibilidades para cada día. Los amigos deciden ir o no a un plan y las citas
son acordadas para coincidir con uno de estos planes. Normalmente las respuestas para un alemán
son sí o no, las mitades no son una posibilidad aquí. En cambio los latinos siempre le dejamos un
lugar a la imaginación, al destino. Siempre tratamos de quedar bien con todo el mundo y pensamos
que en nuestras sociedades decir no es un gesto descortés. Mientras que aquí decir no es otra
posibilidad como aceptar y decir no en alguna forma es respetar el tiempo de la otra persona que,
como descubriríamos, es quizás un recurso casi inexistente de los estudiante de intercambio.

Aquí nuestros márgenes de puntualidad comienzan a ser mucho más precisos, ya miramos el reloj
y tras cada minuto de retraso la preocupación crece exponencialmente, algo que en nuestras
ciudades tomaría un cuarto de hora.

El valor del tiempo aquí se duplica o triplica. Un año parece una eternidad cuando estás en el
aeropuerto en frente de tus seres queridos, pero aquí ya han pasado casi 4 meses y todavía se me
hace un nudo en la garganta cuando recuerdo ese momento. Nuestras vidas transcurren entre las
clases, un buen par de horas en la biblioteca antes de cada clase, las residencias estudiantiles, por
supuesto la Mensa, un par de bares, un par de invitaciones a comer, al teatro, a un intercambio
cultural o simplemente en el metro. Los días comienzan a hacerse más cortos no solamente
porque amanece casi a las 7:30 am y nuestros relojes circadianos caribeños están adecuados a
levantarnos apenas se aparece el sol y a decirnos que estamos cansados un par de horas después
del atardecer que aquí comienza a suceder a eso de las 5:30 de la tarde, sino porque el número de
actividades es cada vez más grande.
43

Comienzas a luchar contra tus demonios,
el día te tiene que alcanzar para estudiar
alemán, revisar el material de tus materias,
hablar con un par de alemanes para
naturalizar tus expresiones, hacerte cargo
de ti mismo, comer y por supuesto salir y
conocer la ciudad, la cultura, vivir Europa,
viajar, hablar con tu gente en Colombia y
porque no, dé vez en cuando también
necesitas tiempo para extrañarlos.


Y es raro, porque aquí sabes que te demoras 15 minutos en la ducha, 4
minutos más vistiéndote, un par de minutos haciendo el desayuno, sabes
que el metro va a pasar exactamente a una hora y se va a demorar una
cantidad determinada y siempre igual de minutos hasta la universidad,
donde caminarás los mismos 7 minutos hasta la facultad y si vas por un
café te demorarás otro número fijo de minutos. Creo que incluso uno
desarrolla esa conciencia sobre la incertidumbre del tiempo, es decir, ese
par de minutos de holgura entre actividades. Si te vas de rumba sabes a
qué horas pasara el metro, o el bus y cuál es el último. Bajo la dirección
http://www.muenchen.de/verticals/Mobilitaet , pueden darse de una idea de cómo se pueden
planear los trayectos en el pueblo más grande del mundo, porque así como a Medellín le dicen la
ciudad de la eterna primavera, a Munich le dicen el pueblo más grande del mundo porque ninguno
de sus edificios es más alto que la Iglesia de la Señora, (Frauenkirche) aproximadamente unos 15
pisos.
Es realmente impresionante que una de las ciudades más prósperas del planeta no tenga
rascacielos… así
como es increíble
que aprendas 100
palabras nuevas
por día y olvides
80 cada vez… la
próxima semana
acompáñenme a la
montaña… no se
imaginan las
sorpresas que
pueden encontrar.
Tiempo para seguir estudiar en la biblioteca de Garching. Foto
tomada por Thorsten Naeser para la Technische Universität
München, publicada en la página virtual de la Universidad.
Tiempo para estudiar en el
Auditorio 2001 en la Facultad de
Maschinenwesen en Garching.
Foto tomada por Albert Scharger
para la Technische Universität
München, publicada en la página
virtual de la Universidad.
Tiempo para conocer el pueblo más grande del mundo. Nuestro querido pueblito donde BMW tiene
su casa matriz. Aquí en compañía de Alejandro, Oscar, Leonardo, Laura y Sebastián en el edificio
de BMW, el más alto de la ciudad.

44


Episodio 21: No es lluvia, no es granizo…es nieve!!!

Sábado 27 de Noviembre del 2010

De repente una pequeña sonrisa se dibujó en su rostro. No sabía si llorar, gritar o correr.
Entonces se quedó inmóvil frente a su ventana, con su cabeza en blanco y sus ojos fijos en un
parquecito donde un par de niños emocionados jugaban, corrían y saltaban. Su madre preocupada
insistía en que se colocaran los guantes de cuero, pero como buenos niños seguían sólo durante
algunos segundos las indicaciones. Todo parecía normal ese día, pero éste no se enlistaría en esos
tranquilos días de su vida. A sólo un par de milímetros de su puerta una nueva amiga habría llegado
a revolucionar su vida. Este día, el 26 de Noviembre de 2010, sería declarado como el día oficial de
la Nieve.
Como una niña
pequeña se alegró
porque ya podía
utilizar las botas y la
chaqueta que semanas
atrás había comprado
quizás con más miedo
que ilusión porque
aunque en ese
momento su nueva
amiga pareciera
inofensiva, la gente
hablaba muy mal de
ella y decían que era
mejor estar armado
hasta la última puntita
del cabello,
comenzando con
botas, medias, ropa
interior, bufandas,
chaquetas, guantes,
Adivinen cuáles son los ingredientes de esta receta
secreta de nuestros becarios Oscar y Laura. La
cocina siempre te da motivos de orgullo cuando tus
platos se ven como éste, cocinado por nuestra
becaria Laura.

Tiempo para conocer la cultura alemana y qué mejor lugar que las
discotecas de la ciudad aquí en 38° Beach con Luisa y Charlie.
Sin palabras!

45

gorros y orejeras especiales. Y cómo no hacerlo, si gracias al frío, que se había convertido en su
viejo compañero de viaje ya no podía bañarse en la mañana, porque de tener el cabello mojado a la
salida de la casa podía sufrir interminables dolores de cabeza. Pero por ahora disfrutaría de los
buenos oficios de todo recién llegado.
Salió del asombro inicial y corrió hasta su armario, sacó la chaqueta y pensó en compartir este
momento con alguien especial. Buscó la cámara porque ésta sería una vista que quisiera recordar
durante el resto de la vida: Su primera nevada en Alemania. Todos ya le habían preguntado por
semanas si conocía la nieve y si había jugado alguna vez con ella. Durante varias semanas había
respondido que solamente la conocía como atracción turística en el Parque de los Nevados en
Colombia, pero que en realidad jamás había estado en una nevada. Se acordó entonces de las
primeras líneas de Cien Años de Soledad

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar
aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.Este no era ni un pelotón de
fusilamiento, además estaba lejos de casa y de su padre. Pero estaba viendo por primera vez el
hielo. Antes de salir y tener un cara a cara con la nieve, le escribió un mensaje a su padre para que
reviviera ese instante que un par de años atrás habían vivido juntos en el Nevado del Ruiz, cuando
él en unas vacaciones remotas la había llevado al Nevado a conocer la nieve.

Un escalofrío recorrió su cuerpo, era
cierto. A sólo un par de centímetros
podría tocar la nieve que aquella vez
en el Nevado del Ruiz le había
tomado un par de kilómetros y una
escalada a más de 5100 metros.
Con expectativa salió de su cuarto,
tenía todos los implementos
adecuados y se unió al paisaje, los
locales la miraban con asombro,
incluso se emocionaron con su
emoción…corría, tocaba, probaba,
jugaba, caminaba, saltaba y casi
cualquier verbo imaginable que
denotase experimentación fue
utilizado y ejecutado por la niña.
Normalmente nos acostumbramos
tanto a la cotidianidad de nuestras
vidas en las ciudades donde vivimos
que dejamos de ver todos esos
pequeños grandes momentos y
regalos de la vida que suceden
mientras el sol atraviesa el cielo.
Hasta cuando llega alguien lejano e
irrumpe en nuestro lugar, alguien
para quien todo es nuevo y
redescubre el valor de esas cosas
sencillas que habíamos olvidado que
existían, esas cosas que hacen que la
vida sea tan interesante.
Comienza la temporada de muñecos de nieve, el primero de mi cosecha
al lado de mi compañero de viaje Felicidonio o su nombre en alemán
Zufridonio. Por aquello que feliz en alemán es Zufrieden.

46

Entonces vió cómo la dejaban de mirar con
asombro y en cambio también empezaban a
dibujarse sonrisas de primera nevada en sus
rostros.
Después de un par de guerras de nieve, con
foto reglamentaria para el diario de una becaria
en Alemania y un par de esas exquisiteces
culinarias que preparan los estudiantes de
intercambio, salió a descubrir el nuevo rostro
de la ciudad, que ahora se cubría de espíritu
navideño, un par de centímetros de nieve y
mercados de navidad.
En cada ciudad de Alemania se inaugura por
estas épocas los mercados navideños, donde se
pueden comprar decoraciones para navidad,
comida típica alemana (Salchichas), galletitas y
una especialidad llamada Glühwein, vino caliente
que ayuda a recuperar un poco el aliento
después de estar varias horas a menos unos
cuantos grados centígrados.


Con las manos entumidas, la
emocionada y un poco cansada niña
volvió a su ventana, se sintió la
persona más afortunada del planeta
por estar en el momento indicado,
en el lugar indicado y a la hora
indicada para ver la nevada más
espectacular que en el mundo haya
sucedido: Su primera nevada en
Alemania!


Zufridonio no se iba a quedar atrás, el también sabe hacer
bolitas de nieve.
Sebastián y yo en Marienplatz Munich.
David Parra de la Universidad Nacional de Colombia también disfruta
de su primera nevada en Alemania. David reside actualmente en
Stuttgart.

47

Episodio 22: Mil y un tutores

Sábado 4 de Diciembre del 2010

El es cuatro meses más pequeño que yo, en teoría debería cuidarlo, pero él es ahora el encargado
de mostrarme que Munich es un lugar perfecto para vivir y en alguna forma contribuir con el
espíritu de esta beca que es enamorar a los latinos de la tierra teutona para generar relaciones de
cooperación de largo plazo entre las dos naciones. Tiene un sazón impresionante y creo recrea a
la perfección las cualidades de un buen alemán. Es alegre, abierto después de que un latino ha dado
el primer paso, siempre está dispuesto a ayudarte, tiene un hígado envidiable y aunque él diga que
no es muy juicioso cuando de estudiar se trata. Increíblemente hablamos los mismos tres idiomas:
español, inglés y alemán, aunque a decir verdad mi inglés no ha regresado del todo, pues tomo
todas mis clases en alemán y trato siempre de comunicarme únicamente en este idioma, por más
latinos y alemanes que quieran seguir practicando su español conmigo.
El esta consiente de las dificultades
que puede vivir un estudiante de
intercambio durante su experiencia
por eso me presenta a sus amigos,
cocina los platos típicos alemanes,
me muestra no solo esas
peculiaridades de las juventudes
alemanas como dirían las señoras
sino también esas costumbres que
han traído al pueblo alemán hasta su
estado de desarrollo actual. A lo
que debo decir que es envidiable la
independencia con la que los
alemanes a esta tierna edad se
mueven, a los 18 años muchos de
ellos viven solos lejos de sus
ciudades de origen, cocinan, lavan,
planchan, responden por sí mismo.
Por eso quizás a pesar de esos
cuatro meses que le llevo parezco
una niña pequeña a su lado, claro en Bogotá era una niña consentida. Incluso me ha prestado a su
familia cuando he sentido que extraño demasiado la mía.
De vez en cuando practicamos un poco de español y siempre corrige mi alemán. He de decir que
me siento afortunada por el tutor que me correspondió porque no me ha tratado como una
obligación sino que por el contrario he sentido como he llegado a ser su amiga y ha entrado en el
grupo de los colombianos que estudiamos en la TUM. Aunque ya nos llama una plaga, porque
siempre hay un nuevo miembro de la pandilla que presentar. Siéntanse orgullosos colombianos y
en general latinos, la cantidad de estudiantes latinos incrementa cada día más y casi puede
competir con los estudiantes asiáticos que son la mayoría de ese 19% de estudiantes extranjeros
del que ya habíamos hablado. Los alemanes tienen fiebre de Español, en cada rincón de la TUM hay
un alemán que ha tomado, toma o planea tomar clases de español, sobre todo después de verlas a
las estudiantes colombianas de intercambio…jajaja, no mentiras, pero hay que darse animo, las
alemanas son lindísimas, se visten muy bien, sonríen todo el tiempo y en general son muy
practicas. Pero ya se habla de que el español será en años venideros el próximo inglés. A veces es
difícil hablar alemán a pesar de estar en Alemania porque hay una gran cantidad de población que
domina el lenguaje de Cervantes.
Chris: Mi tutor asignado, entre otras cosas viajamos a Berlin, a Lenggries
su pueblo natal, tomamos cafe, me prepara platos alemanes... y en
general se encarga de que mi estadia en Munich sea lo más divertida
posible.

48

Y ahora que comienza el frio es imposible
que nuestros compañeros alemanes no
piensen en una temporada en el Caribe, lo
mismo aplica para los Tandems y los otros
mil y un tutores que un estudiante de
intercambio puede recibir. La Universidad,
el DAAD y la iniciativa personal hacen un
excelente trabajo proveyendo compañía y
guía en esos primeros tiempos en
Alemania.

Pero no importa lo que digan o piensen
otros estudiantes de intercambio, mis mil y
un tutores son divinos… Este es un diario
dedicado a cada almuerzo y cada café con
los Max de ingeniería mecánica que han
hecho de mi experiencia en el Campus de Garching algunos de los momentos más felices en
Alemania, a las tardes de buena música y buena charla con Dominik y por supuesto los viajes, las
comidas, las visitas al Oktoberfest, las películas, los cafés,
los Heiße Schokoladen, fiestas y el Leonardini con Don
Christian y ese millón de segundos que todavía restan
por compartir durante este semestre.

Mientras termino de escribir este episodio estoy sentada
en un U-Bahn de Garching hasta Klinikum Großhadern,
mi casa, como una Clementine (Mandarina) y pienso que
bien podría extrañar cada uno de estos segundos, por
más goles que me haya metido Alemania… sin lugar a
duda es una de las experiencias más gratificantes de mi
vida y solo hasta hoy que hice este alto en el camino lo
entendí. Claro que voy a extrañar a mis Mentores,
Sprachtandem... son ellos los que le han puesto el nuevo
sabor alemán a la experiencia.


La próxima semana un par de eventos
que hacen que los alemanes sean
alemanes…


Max mi Sprachtandem, estudia Ingenieria Mecánica y cada lunes y
miercoles almuerza conmigo en la Mensa de Garching para despues
ir por un cafe y ayudarme a corregir mi aleman.
Dominik: Aqui estamos en el Deutsches Museum
de Munich, el aprende español para viajar a
Colombia a hacer un intercambio académico con
la Universidad Nacional de Colombia.
Quien es este miquito?, Don Christian Heiß, nieto del inventor del
Heiße Schokolade...en español su nombre sería algo así como
Cristian Caliente. Como ven siempre que el está presente no faltan
las risas. Tambien hay que aprender a degustar el humor aleman.

49

Episodio 23: Die deutsche Mentalität

Viernes 10 de Diciembre del 2010

¿Por qué un alemán es práctico, puntual, tiene una cultura general envidiable y planea todo tan
rígidamente? La respuesta aunque no lo crean está escondida detrás de nuestra querida amiga la
nieve y un par de datos escondidos en la cotidianidad de las ciudades. Los primeros días fueron
increíbles; la sensación crujiente debajo de los pies, los dedos congelados por jugar con un par de
bolitas de nieve. Incluso la derrota frente al equipo francés en la guerra de nieve, que como se
imaginarán nos llevan “solo un par de años” de ventaja tanto en la confección y lanzamiento de
bolitas de nieve, como en la táctica y estrategia de batalla, todo parecía un cuento de Hadas, pero
cuando dejas los juegos y comienzas a vivir la cotidianidad a menos tantos grados centígrados, te
das cuenta que la planeación de cada aspecto de la vida debe ser cuidadosa, que no se puede dejar
espacio para la improvisación o tendrás que sufrir las consecuencias.
Por eso no debes caminar más de unos 100 metros en Munich para encontrar un medio de
transporte adecuado que te permita llegar a casi cualquier punto de la ciudad. Porque la nieve no
espera que compres la ropa de invierno y simplemente llega cuando quiere y porque todo a pesar
de la tecnología comienza a volverse más lento. La gente cambia como muchos lo habrán
escuchado, se prefieren los planes dentro de las casas y el consumo de chocolate se incrementa
exponencialmente. Incluso se cambian los gustos musicales, increíble pero he visto un par de listas
de reproducción solo aptas para invierno. Nunca había experimentado esa sensación de “tener”
que comer chocolate más que por el simple placer de su sabor o ese deseo incontrolable que
puede poseerte cuando estás enfrente de una de esas barritas de Milka, aquí realmente una de
ellas te puede salvar. Te sientes vivo otra vez. La nieve es hermosa cuando estás preparado, pero
es una hospedera brutal cuando olvidas el poder del frio.
Mi queridísimo pueblito más grande del mundo como es llamada Munich, tiene pocos edificios
altos pero una gran superficie lo que hace que las personas deban pasar largos trayectos en el
metro u otros tipos de transporte. Pero debo contarles que uno entiende rápidamente por qué
hay que tener buen material de lectura para el tren, además de ser muy cómodo para leer deberás
pasar unos buenos 40 minutos debajo de la tierra, tiempo suficiente para disfrutar un par de
artículos de la renombrada
revista “Der Spiegel” y
enterarte cuáles son los
últimos adelantos científicos y
qué opinan los diferentes
partidos políticos sobre la
situación financiera actual.
Entre otras cosas esta revista
tiene publicación semanal y se
ocupa de temas que van desde
la política, pasando por el
deporte, la ciencia y el mundo.

Dentro de esa precisión
milimétrica alemana descubrí
un evento que me llamó
mucho la atención se llama:
Tag der offenen Tür (Día de
las puertas abiertas).
Día de las puertas abiertas del Centro Aeroespacial Alemán. No se imaginan el
millón de sopresas que íbamos a encontrar detrás de estas puertas! Sebastián
Ramos y yo, en una todavía calurosa tarde de domingo (5! Centígrados)

50

Al igual que en Bogotá y muchas ciudades de Colombia, se abren las puertas de los museos, se dan
tours bien estructurados y se busca acercar a la población a una parte de su historia. En Alemania
no sólo se busca acercar a la población a su pasado sino que se desea catapultarla al futuro, así
que tomé parte de este Tag der offenen Tür del Deutsche Zentrum für Luft- und Raumfahrt
(Centro Aeroespacial Alemán). Me impresionó que abrieran un centro de este calibre al público,
pero no me sorprendió que los visitantes más asiduos fueran niños con sus padres y unos cuantos
miles de estudiantes que sueñan con trabajar algún día allí. En Alemania se siembra para el futuro,
por eso se mantienen los presupuestos para la investigación y la educación y eventos de este tipo
hacen que entre robots, cohetes y bastante matemática y física niños pequeños sueñen con ser
astronautas y les dan esa respuesta mágica
a la pregunta: ¿por qué decidiste ser
ingenier@?
Fue ese día que mis papás, mis hermanos
y yo fuimos al día de las puertas abiertas
en el DLR, subí a un simulador de vuelo y
supe que querría hacer esto para
siempre”. Porque son de esos pequeños
momentos que están compuestos los
adelantos científicos, por eso la gente va a
la guerra y también por esa misma razón
vuelve. Porque en alguna forma si
queremos recrear un nuevo país debemos
darle esa respuesta a más niños en
Colombia. Ya habré citado alguna vez a Einstein:
„Was ist vorstellbar, ist auch machbar“, Lo que es
imaginable es también posible.

Porque a pesar de que se diga que son fríos y a veces
huraños, los alemanes son personas cálidas, que
disfrutan de esas pequeñas cosas de la vida y sueñan,
sueñan alocadamente pero saben que sólo si ponen
los pies en la fría nieve tendrán el valor para hacer
sus sueños realidad. “Wer nicht wagt, verdient auch
nicht”, famoso dicho alemán que hace una analogía
interesante con nuestro dicho colombiano “El que
no arriesga un huevo no tiene un pollo”.


Un niño interesando en una máquina de control
numérico. En un par de años seguramente
revolucionará la ingeniería mecánica y una mamá
orgullosa sabrá que hizo bien al levantarlo esa
mañana de domingo temprano.
Alguno de estos personajes que hoy están detrás de la barrera,
en años venideros tendrán el turno de exponer los últimos
avances tecnológicos a sus compatriotas.

51

Episodio 24: Mensaje de despedida 2010

Sábado 11 de Diciembre del 2010

A todos mis seguidores un gran abrazo repleto de buenos deseos, repleto de ganas, repleto de
sueños! Pero no crean que éste es un adiós, es un simple hasta luego. Durante este año he
aprendido algo de alemán, un par de conceptos ingenieriles y mucho de la vida, y he sido muy feliz
compartiendo con ustedes cada segundo de esta experiencia. Hay días muy duros, no lo niego,
pero este diario siempre ha sido una motivación para ver la luz al final del túnel y tomar cada uno
de los goles que nos ha marcado Alemania de la mejor forma. Gracias por seguir esta sección cada
semana y bueno… nos encontraremos el próximo año para presentar parciales, esquiar un rato,
buscar la práctica, presentar entrevistas en alemán… posiblemente nos despidamos de Munich y
quién sabe cuántas otras tantas aventuras que nos encontremos por el camino.

No se pierdan al regreso un reportaje sobre la Navidad en Europa y la primera lejos de
casa. Disfruten de estas vacaciones y bueno, por favor coman mucha Natilla, Buñuelos, Tamales y
tantas otras perlas de la comida colombiana porque estoy segura que aquí hay 30 colombianos que
piensan en el suculento sabor de estos platillos a pocos días del comienzo de las novenas.


Episodio 25: Mi primera Navidad al otro lado del Atlántico

Jueves 13 de Enero del 2011

Pocas cosas en la vida habían sido planeadas con tanta minuciosidad como esas dos semanas de
vacaciones de fin de año del 2010-2011. Meses atrás, siguiendo la tradición alemana de la
planeación de largo plazo, habíamos comprado los tiquetes de avión para un par de ciudades que
el destino, los sueños y las compañías de vuelos baratos como Ryanair y Easyjet habían definido
como destinos visitables, pero como buenos colombianos ningún hostal había sido seleccionado a
pocos días de partir… al fin y al cabo había que conservar un poco la emoción de lo inesperado,
de la aventura… o bueno de eso quisimos convencernos.

Por los días de la compra de los tiquetes, el frio del otoño se hacía cada vez más intenso y el
miedo que sentíamos por la llegada de las temperaturas negativas hizo que la decisión del viaje de
fin de año estuviera dirigida al sur. Emigraríamos de la fría Alemania a cualquier lugar con un poco
más de luz y temperaturas más agradables. Seguiríamos cumpliendo sueños y creando otros
nuevos… Paris, Roma, Milán, Venecia, Bruselas, Barcelona, Madrid todo era posible. Cuántas veces
estando en Colombia habíamos escuchado de la Sagrada Familia, de la Torre Eiffel, el Coliseo
Romano, las Góndolas, Leonardo Da Vinci, el Vaticano, Gaudí, las Paellas de las playas de
Barcelona y los italianos… perdón perdón de los helados italianos… Una maleta de 10 kilos, que
debería pasar estrictos controles de medidas y peso para ser considerada de mano y no costar 35
euros por su embarque, unos 6 tiquetes de avión y el pasaporte en la puerta de la casa y la
emoción en la mitad del pecho fue entonces todo lo que necesitamos para aventurarnos y
conquistar Europa.

La sensación de tener veinte ventanas en el computador abiertas con todos los posibles destinos,
con precios de tiquetes, hostales, emails de los familiares, amigos o siquiera conocidos que podían
darte posada en alguno de esos países y 20 colombianos haciendo propuestas sobre cuáles
deberían ser los destinos fue realmente emocionante. Después de un día de universidad, con más
alemán técnico, más trabajo y una práctica que buscar y encontrar, no había nada más relajante o

52

aún más estresante que pensar en el viaje…porque los problemas de coordinación con todos los
medios de transporte, con los arrepentimientos de los viajeros de último minuto, la reservación
de hostales llegan a veces a casi frustrar los planes y toca negociar… en español, alemán o inglés…
y sí que sería importante aprender esta palabra en italiano, francés y alemán… Turista colombiano
que se respete dice: Sconto, Rabais, o Rabatt y por más 5 meses en tierras teutonas... la sangre
llama y hay que sacar el paisa que se lleva dentro…

Al principio siguen siendo nombres que en días venideros tomaron un olor, un sabor, una
sensación, una historia se escribió y dejó para siempre un recuerdo de las mejores vacaciones de
mi vida, pero en ese instante era solo un nombre en el presupuesto de viaje y representaba un
problema de hospedaje.
Cuando nuestros amigos nos preguntaban por los planes de Navidad era sencillo enumerar las
ciudades que visitaríamos, decir que pasaríamos por ejemplo la Navidad en Milán y el año nuevo
en Paris o que conoceríamos el Coliseo Romano… pero Europa es una hospedera muy amable y
siempre sorprende a sus invitados de formas inesperadas… nunca pudimos imaginarnos que estas
vacaciones conoceríamos tantas cosas que nos tocarían el corazón. No hubo memoria de cámara
fotográfica que aguantará tanto trajín…

Quizás la emoción del viaje hace que olvides que los extrañas, que esta Navidad vas a estar lejos y
que la reunión familiar, la comida de año nuevo de las abuelas y las mamás, las novenas con los
amigos, la compra de los regalos y la salida a descubrir las ciudades llenas de luces y alegría será
aplazada un año más, porque este año vas a correr con la maleta 15 días por Europa, vas a
celebrar la Navidad en algún lugar del mundo y vas recibir el año nuevo al lado de la torre Eiffel en
Cómo ibamos Laura y yo a no pensar en Italia , Francia o España con estas temperaturas y esta cantidad de nieve?

53

Paris con tus queridos amigos de aventura. Por eso quizás piensas en apropiarte de un buen medio
de comunicación, este año seguirás estando ahí aunque sea solamente telefónicamente. Este año
nuestro regalo de navidad fue convertirnos en Ciudadanos del Mundo con cada una de sus
implicaciones.

Comenzando la celebración en Alemania con los Mercados de Navidad, el Glühwein, un
tradicional vino caliente que se prepara para alejar el frio invernal de las calles y animar a los
corazones a festejar, acompañado de los Lebkuchen, que responden a la descripción de panecillos
recubiertos de chocolate y toda clase de galletas y chocolates con las formas de Papá Noel o San
Nicolás y nieve, uno se siente como en un cuento de hadas. Las luces inundan la ciudad, el
ambiente de frenesí en los almacenes se conserva y las carreras de último minuto por los regalos
navideños también, aunque sea Alemania. El espíritu navideño, un poco carnavalesco y la necesidad
de volver a ver a los amigos, a la familia y en general el respiro que significan estás fechas es
idéntico a los dos lados del Atlántico.

De hecho, mi primer transporte fue un carro compartido hasta Berlin con una jovencita polaca
que vive en Munich pero que viajaría aproximadamente 10 horas en auto desde aquí hasta
Cracovia para celebrar la Navidad con su familia aunque solo podría pasar allí dos días.
La gran mayoría de los Jóvenes Ingenieros y amigos colombianos se reunieron en Magdeburg
donde reside actualmente Darwin, Julián, Carolina, Nataly y Ligia. Desde todos los rincones de
Alemania viajaron mis amigos y en Magdeburg los esperó una de las tan famosas comidas de Luisa,
quien en la despedida de Marburg nos recordó el sabor de los frijoles… en Magdeburg la cena de
navidad no se quedo atrás… los regalos y la rumba también estuvieron a la orden del día…
Primera estación del viaje: Magdeburg y una fiesta navideña colombiana... nadie queria perderse la cena de Navidad de
Luisa.

54

Después de semejante rumba… a conquistar Europa… la tradición de correr a las 12 de la noche
con maletas la transformaríamos y ahora serían 15 días entre aeropuertos, hostales, monumentos,
idiomas y restaurantes…


¿Dónde está la Última Cena de Da Vinci? ¿Cómo se ve la silla en el vestidor del Estadio San Siro de
Milán de Yepes? ¿Cuánto tiempo es permitido ver la Capilla Sixtina? ¿Cuántas líneas de metro tiene
Roma? ¿Qué se siente viajar en Góndola? ¿Dónde comienza el Tour gratis que te lleva por los
lugares más emblemáticos de Paris?, y por supuesto ¿Dónde venden bandeja Paisa, Pan de Bono y
Panela? ¿Qué ciudad tiene Montaña y Mar?… y ¿Cuál es el trabajo más impresionante de Gaudí?...
todas las respuestas a estas
preguntas y lo bueno, lo
interesante, las diferencias entre
europeos y el secreto de cómo
reducir los gastos y aumentar la
diversión en Europa la próxima
semana.

Espero que hayan pasado una
muy Feliz Navidad y para este
año mis mejores deseos, espero
que sean muy felices, que
sonrían mucho, que muchos
sueños se hagan realidad y
muchos otros se creen… Un
abrazo gigante.
Para que después no digan que Magdeburg no tuvo el Quorum suficiente... asi comenzo la rumba... Gruppenphoto!
Pero ibamos a extrañar la buena cerveza y habia que probar las cámaras antes
del viaje de fin de año. Prost auf Europa!

55

Episodio 26: Raccontaci nella nostra lingua

Jueves 20 de Enero del 2011

Y ahí estaba, descansaba pesadamente sobre un asiento de un aeropuerto, de fondo Coldplay en
cualquier MP3, la temperatura de la habitación unos agradables 17 grados que contrastaban
abruptamente con los -15 grados que se podían sentir a la intemperie. Su cabello negro caía sobre
los hombros y contrastaba con su tez blanca, sus labios rojos como cerezas entre abiertos
incitaban a besarlos y sus músculos bien formados se podían entrever debajo de las camisas y
camisetas que lleva todo buen habitante de un país donde la palabra invierno no significa nieve. Ella
se recostaba sobre su pecho mientras sus ojos azules miraban insaciables la pantalla de un Ipod, su
rostro era simplemente hermoso y parecía diseñado por el mismísimo Da Vinci, hecho solamente
equiparable con sus perfectas formas que robaban el aliento e inspiraban malos pensamientos. Y
ahora era claro porque los alemanes catalogaban a los italianos como el problema más grave en el
Oktoberfest… seres diseñados física y mentalmente para ser irresistibles. Primer mito más que
cierto y todavía estábamos en Berlín esperando un vuelo que nos llevaría a Milán. Nos esperaban
por lo menos unos 7 días en la tierra de Ferrari, de la Pizza, de los helados, de los romanos, la casa
del Papa y quien sabe cuántas cosas más.
Mientras nosotros después de 3
horas de sueño en el aeropuerto nos
veíamos indecentes, con ojeras,
despeinados y completamente
pálidos, ellos parecían recién sacados
de la portada de una revista Vogue.
Caminaron altivos hasta la sala de
abordaje y después de una explicación
en alemán e inglés de los operarios
del aeropuerto uno de ellos grito
“Raccontaci nella nostra lingua”
(Háblanos en nuestra lengua).
Entonces de ahí en adelante
escuchamos nella nostra
lingua…incluso cuando intentaban
hablar en inglés…son de esas cosas
que uno debe hacer en la
vida…subirse a un metro en Italia y
escuchar el inglés italiano…les garantizo horas de risa… Pero nada te prepara para experimentar
Italia… su comida, su gente su forma de ver y sentir la vida… un mundo completamente diferente
a la rígida Alemania. Pero también hay pocas cosas que te preparan para ser un mochilero o
viajero económico en Europa… así que siguiente destino Milán, Roma y Venecia.

La alegría de estar de viaje solo se ve superada por ese primer segundo en un aeropuerto extraño
de algún lugar del mundo, esa primera palabra en un idioma todavía no identificado, ese sentirse
perdido, donde tratas de procurarte un medio de transporte hasta el hostal, un poco de comida
de precio razonable y un mapa de la ciudad para planear la ruta que llamaré del buen turista, en la
cual se visita la mayor cantidad posible de sitios turísticos y se gasta la mínima cantidad de dinero
en transporte. Punto en el que diré que la selección del hostal es decisiva, entre más central
mejor… las carreras pueden ser más cortas y la probabilidad de coger el siguiente vuelo se
incrementa exponencialmente, como siempre uno quiere disfrutar de la ciudad hasta el último
segundo posible…
Para los amantes del fútbol, Milán es un destino obligado, aqui con la
camiseta de Baggio en el museo del Estadio San Siro.

56

Además viajamos siempre de noche, con eso podíamos aprovechar todo el día en las ciudades y
ahorrábamos una noche de hotel pues dormíamos en los aeropuertos… claro con la energía y la
frescura de los 21 años es posible dormir en casi cualquier lugar que sea seguro, como diría mi
padre Don Francisco y si se le añade un presupuesto diseñado para incrementar la diversión y
reducir el gasto se tiene la actitud perfecta para conocer los asientos de los aeropuertos de
Malpesa en Milán, Flumichino en Roma, el Marco Polo de Venecia y de Girona en Girona ciudad
cerca de Barcelona.
Pero Italia siempre será para mí la tierra
de los pecados, quizás por eso sea el
lugar perfecto para situar el Vaticano…
porque con eso del peca y reza empata.
Desde la gula hasta las compras, cada
vitrina grita cómprame y cada ciudad
grita quedarte. Y mientras en Munich
debe existir una ley para que cada
edificio tenga un toque arquitectónico en
Italia no se puede concebir nada que no
tenga un sello distintivo del creador, del
portador e incluso del observador. El
diseño inunda las calles, las iglesias,
incluso los museos… el Museo de
Ciencia y Tecnología Leonardo Da Vinci
en Milán puede tener una décima parte
del contenido temático del Deutsches
Museum en Munich pero la experiencia
que se crea al interior del museo con los
colores de las exposiciones, la
disposición…las ideas representadas hacen de la experiencia de visitar un museo en Italia sea una
experiencia inolvidable, así como muchos otros aspectos de la vida italiana y simplemente caes una
y otra vez en la tentación de las experiencias inolvidables de comer helados servidos con pala, de
las pizzas vendidas por peso y con ingredientes que apenas puedes pronunciar… atrás quedo la
Hawaiana de la pizzería de la esquina de Pontevedra y de repente descubres que hay cosas que no
puedes dejar de ver como el Coliseo Romano y el Monumento a Vittorio Emanuele II en Roma o
un atardecer en Venecia desde la Plaza de San Marcos… son solo segundos pero dejan una marca
imborrable en el corazón… en momentos como estos sabes que todo ha valido la pena..

El Vaticano, Laura y Jorge, uno nunca se imagina las sorpresas que
puede encontrarse en este lugar.
Por ejemplo, puede terminar conociendo al Papa.
Zufridonio no se podia quedar sin conocer el Coliseo Romano.

57

Las Trattorias y sus pastas, los
bares y sus Aperitivos, eventos
gastronómicos en donde por la
compra de un coctel te dan toda
la comida que puedas comer, toda
de excelente calidad y típica de la
región. De Italia me llevo para
siempre ese toque extra que le
colocan a cada aspecto de la vida,
la creatividad, la seguridad con la
caminan sus conciudadanos y más
que eso… la intensidad con la que
viven sus vidas…gritan, lloran,
cantan, bailan… cualquier
parecido con un latino es solo cuestión de origen. Me llevo para siempre esa noche en la Fontana
de Trevi comiendo helado de Fresas y Tiramisu y pidiendo deseos con monedas o una noche de
arte en la Plaza Spagna en Roma tratando de ser convencida por un artista local de comprar un par
de pinturas…Me llevo para siempre esos detalles que solo yo puede descubrir de la Capilla Sixtina
y esa sensación de la existencia de un ser superior que viví cuando entre por primera vez al
Vaticano, ver la Piedad de Miguel Ángel, conocer al Papa y subir a la cúpula de su edificio principal,
ver la ciudad de los emperadores con un cielo azul intenso que contrastaba bellamente con las
huellas de otros tiempos… Si porque ahora llevamos en nuestras botas de invierno tierras
milenarias… ahora éramos también parte de esa historia.

Jamás pero jamás olvidaré ese amanecer en el aeropuerto de Marco Polo en Venecia donde el
horizonte casi se confundía con el mar y sus ventanales de piso a techo permiten que disfrutes de
uno de los amaneceres más bellos del Mediterráneo, donde el creador toma el cielo de lienzo y
utiliza todos sus oleos para crear cada día y cada noche una obra de arte que como todas las cosas
buenas duran muy poco… por eso Arrivederci Italia!
Pero no se preocupen… la
próxima semana nos vamos
a descubrir la sonrisa de la
Monalisa y vamos a retar a
los jóvenes ingenieros a
resistirse a una bandeja
paisa o unos pandebonos…
o quizás sea tiempo de
comer bocadillos,
arequipe… y después de
descargar la maleta a coger
los libros y a buscar una
práctica buena, bien paga y
bien ubicada…
Laura y Jorge en la enigmática Fontana de Trevi.
Venecia, Venecia ...sin palabras para describirla.

58

Episodio 27: Entre Langostinos y Óleos

Jueves 27 de Enero del 2011

¿Cómo pudo pintar en 77 x 53 centímetros algo tan
enigmático como una sonrisa que nos ha intrigado
durante más de 500 años? La experiencia de tener
enfrente la obra maestra de Leonardo Da Vinci solo
se ve superada por estar en el Museo del Louvre, el
museo más importante del mundo por la riqueza de
sus colecciones y por la influencia que ha ejercido en
los restantes museos del planeta. No basta un día
entero para recorrerlo, por más que se lo intente,
por más recorridos cortos que se inventen los
conocedores del museo, cada rincón del Louvre
tiene una obra maestra que vale la pena ser
observada y detallada. El arte te toca y te hace revivir
un millón de experiencias y pensar a kilómetros de
distancia, el arte es como un buen perfume que
evoca los recuerdos de infancia y las galletas de la
abuela. Para la muestra un botón, la Victoria alada de
Samotracia que imponente se alza en el corredor
principal del ala Sully. Es imposible no detenerse y
pensar que en cualquier momento va a alzar el vuelo,
acompañada de 8,5 millones de turistas que cada año
la visitan. Hoy podemos decir orgullosos que fuimos
de los primeros en verla en el 2011.
Eran las 11:00 am de un miércoles, unos 0° centígrados era la temperatura ambiente, y
simplemente esperábamos para comenzar el recorrido gratuito que se ofrecen en algunas ciudades
europeas como Amsterdam, Berlin y Paris. El paisaje era típico de invierno algo de niebla, un poco
de frio y una catedral imponente repleta de Gárgolas en frente nuestro, en ese segundo
entendimos como pudo Victor Hugo “condenar” a Quasimodo a una vida al interior de la Catedral
de Notre Dame, rodeada por el rio Sena en la Isla de la Cité, se alza con su estilo gótico a los
cielos y reclama la atención no solo de los turistas sino de los propios, que ven representada en la
catedral a la madre de Cristo. El recorrido
duró unas buenas tres horas y media y nos
mostró los lugares más emblemáticos de
Paris y la historia detrás de ellos. No
crean que estábamos de vacaciones, como
muchos becarios lo señalaron estábamos
en la sección de historia y geografía de
nuestra estancia en Europa. Tarea: ¿Quién
construyó el Palacio de las Tullerías?

Pero todo buen ciudadano del mundo
debe saber montar en metro y para este
propósito Paris es el lugar indicado. La
Chemin de Fer Métropolitain o simplemente
como Métropolitain, es el reto a superar,
quien sobrevive en el metro de Paris es
La Victoria alada de Samotracia y sus turistas.
Zufridonio me acompaña en una de las fuentes del Palacio de
Versalles... el quiso darse un chapuzón pero la fuente era hielo puro.

59

capaz con cualquier metro en cualquier ciudad del mundo. El sistema consta de 16 líneas y 214
km, lo que lo hace acreedor del tercer puesto en cuanto a extensión se refiere en Europa
occidental. Su nudo central es la estación de Metro y RER Châtelet-Les Halles, que es la mayor
estación subterránea de metro del mundo. En ella confluyen 5 líneas de metro, 3 líneas de RER y
varias líneas de autobuses en superficie y como si fuera poco alberga también una terminal de
autobuses nocturnos regionales.

La Ciudad Luz y sus enigmas, sus castillos, sus lugares inmemorables, y esa sensación de amplitud
que caracteriza a Paris. Todo es grande y vistoso y se puede sentir en cada paso el poder de todos
los Luises que gobernaron la nación de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad y casi se puede ver
a Napoleón pidiendo que lo vistan despacio pues está de afán y si se descuidan el Fantasma de la
Opera les puede dar un buen susto en el Teatro Garnier. Francia es la mezcla perfecta entre la
disciplina alemana y la locura italiana, un buen balance que hace que la ciudad sea muy ordenada y
que funcione como debe hacerlo con un casco urbano de casi 11 millones de habitantes, pero que
mantenga la espontaneidad del barrio rojo de Pigalle en el Boulevard de Clichy, donde entre otras
cosas se sitúa el Moulin Rouge. Pero que nos íbamos a imaginar que a algunas cuadras de este
bohemio distrito parisino nos esperaba una bandeja paisa, con todos los juguetes, incluso una
Manzana Postobón. Uno paga aquí lo que le digan por esos frijolitos, con carne molida, chicharrón
y arepa… Y es que a uno no le duele el bolsillo después de que se vuelve a degustar de la sazón
colombiana. Las ironías de la vida, viajar 9,088 kilómetros para comer Bandeja Paisa… pero
créanme con tantos meses de abstinencia uno cae en la tentación fácilmente.

No crean que se me olvidó visitar la
torre Eiffel, ese fue el primer lugar
turístico, de año nuevo estuvimos
brindando con Champaña por el DAAD y
Colciencias y cada uno de esos segundos
felices e irrepetibles de estos casi 6
meses de aventura. Paris tiene esa magia
que te atrapa, que te hace recorrer una y
otra vez sus calles y sus Patisserie y
probar una y otra vez los tan amados en
Alemania Schokobrötchen (Panecillos
rellenos de chocolate, que son todo un
hit en Alemania) y por supuesto sus
Baguetes y es inevitable comprar una
Boina y simplemente te prometes
regresar a toda costa en verano cuando
los jardines de Versalles hayan florecido y
la ciudad sea recorrida por ese aire de
festividad que trae el sol. Por ahora es
hora de comer Paella y calentarnos un
poquito.

Luisa y Nataly despiden el año al lado de la Torre Eiffel.

60

Cuando pensamos que íbamos a
entender el idioma local, nos
sorprendió el Catalán. Barcelona
que ciudad, cuantos recuerdos,
cuanta emoción, cuanta comida
deliciosa. Si algo saben hacer los
españoles definitivamente es vivir.
La variedad de jamones nos
sorprendió, volvimos a tomar
jugos de pura fruta en la Boquería
y bueno las calles de la ciudad
catalana nos recordaron las calles
bogotanas… Incluso las montañas
nos ayudaron nuevamente a
ubicarnos. Pero a pocos
kilómetros de la montaña se
encuentra el Mediterráneo y el
plan después de 19 días de
travesía, fue sentarse todo un día debajo de los 15° centígrados en la playa, tomar un poco de sol,
jugar con arena y el mar, recoger conchitas, y comer chorizo español con queso manchego e
improvisar un bocadillo… no el que está hecho a base de Guayaba… sino el nombre que reciben
los sándwiches en Barcelona. Sin planearlo terminamos justo en el día indicado, en el lugar
indicado para vivir las Rebajas españolas… la gente se vuelve loca… y es que con esos precios
quien no… aquí las Rebajas
significa pasar de 80 a 30
euros o incluso menos… el
frenesí de las compras no
se hizo esperar y hubo que
hacer más que una maroma
para empacar las maletas de
regreso.
Aquí debemos agradecerle
a la prima de nuestra
querida Laura, Catalina
quien nos mostro la
Barcelona gastronómica, la
Barcelona nocturna, la
Barcelona de Gaudí y entre
otras cosas nos enseño a
pelar Langostinos y a comer
todas las delicias del
Mediterráneo y por favor no
olvidemos nunca la Crema Catalana…
Conclusión de las vacaciones: ¿Qué significa ser un ciudadano del
mundo?... Ser un ciudadano del mundo significa aprender a viajar
liviano, con la tranquilidad del que conoce el idioma, las
costumbres de la región, maneja el sistema del transporte y
camina firmemente porque sabe para donde va y de donde viene…
Barriga llena corazón contento, que buen dicho aplicado despues de un
banquete con Paella y todas las delicias del Mediterraneo. Solo hay que ver
la cara de Jorge.
Barcelona y su Park Güell fueron el escenario perfecto para esta foto de Laura y su
prima Catalina en uno de esos soleados dias de invierno.
Para la muestra un botón... asi se veia
el plato!

61

La casa llama y la nostalgia también… Nos hace falta nuestro
metro sencillo, nuestras calles llenas de nieve, nuestros Bretzels y
por supuesto una buena Hacker Pfschorr producida bajo el cielo
de Baviera. Increíble pero a solo 4 meses de residencia en Múnich
ya la sentimos nuestra casa… De nuevo volvemos a nuestro
pueblito más grande del mundo… y no vayan a creer que la vida
del becario es puro viaje… ahora si a estudiar se dijo… a menos
de un mes de presentar exámenes en alemán, a un poquito más
de un mes de comenzar la práctica… Hojas de vida en alemán,
entrevistas en alemán?... Auxilio… la próxima semana… mi
primera entrevista en Tedesco.







Episodio 28: ¿Ist das ein entlohntes Praktikum?

Jueves 3 de Febrero del 2011

Inhala, exhala y gira la perilla, este es el último paso antes de enfrentarte a uno de los momentos
más importantes de tu vida. Todo se resume en ese segundo antes de entrar a la sala… tu vida,
tus logros, tus miedos se unen en un escalofrío que te recorre de pies a cabeza y te das cuenta de
que ya es hora de crecer y dar el primer paso para ser una ingeniera de verdad. Te acuerdas
entonces por qué decidiste estudiar lo que estudiaste, piensas en que rápido ha pasado el tiempo
desde ese primer día de universidad hasta hoy. Dile adiós a la burbuja de la vida de estudiante y
conviértete en la ingeniera que siempre soñaste ser. ¡Adiós miedo! Te regañas a ti misma.

Después de asegurarte que giras la perilla adecuada, que el nombre en la puerta es Herr Tonigold,
tu posible nuevo jefe, exhalas y colocas tu mejor sonrisa. Te saluda y agradeces la invitación para
tu primera entrevista de trabajo en la vida, tratas de concentrarte en las estructuras que ya habías
preparado y cada una de tus células trata de entender las preguntas que te formulan. Porque como
si fuera poco enfrentarse para mostrar que uno tiene las capacidades, aptitudes y conocimientos
suficientes para desempeñarse como una ingeniera, además, debe convencer al jefe en alemán, que
si bien es cierto ha mejorado mucho desde ese primer día en Frankfurt, todavía no alcanza para
convencer al 100%.

Entras a la oficina y parece increíble estar dentro de MAN, una de las ensambladoras de vehículos
pesados más importantes del mundo, si no la más importante… y la historia se repite con cada
becario… BMW, Bosch, Daimler, Deutsche Bahn, Infineon, Siemens… si alguna vez se dijo que
Alemania era donde los sueños se hacían realidad, este es un buen ejemplo de cómo ella te puede
sorprender… Compites cuerpo a cuerpo con estudiantes alemanes que también codician esta
práctica y al final son esas buenas hojas de vida, con buenas notas, conocimientos de un par de
idiomas y una convicción muy grande en lo bueno que se puede llegar a ser como ingeniero, lo
que hace la diferencia y te entrega el tan anhelado contrato.
Ryainair nos trajo otra vez de vuela...
las vacaciones terminaron!

62

En meses venideros
le agregarás a la que
parecía en principio
una modesta hoja de
vida una práctica en
Alemania para alguna
de las empresas más
poderosas del
mundo,
desempeñando una
labor realmente
ingenieril… Me dejo
gratamente
sorprendida la gran
variedad de ofertas
para prácticas
estudiantiles
interesantes con
labores reales para ingenieros reales… los tintos y las fotocopias no están incluidos en tu
contrato… sino un interesante proyecto de Benchmarking y Productividad Industrial en tres de las
plantas de MAN en Europa.
Desde la foto especial para la hoja de vida, que en Alemania
según una fuente considerable de asesores es muy importante, la
redacción de la misma y la carta de presentación, todo es un
nuevo reto para el aventurero que ahora tiene que posar y
sonreír mientras escribe en unos buenos tres a cuatro párrafos
las razones para ser elegido, llamado a entrevista y contratado.
Pero ¿qué escribir, qué de especial tiene tu hoja de vida, además
de 7 semestres de Ingeniería Industrial en la Universidad
Nacional de Colombia, un par de becas allí y esta experiencia en
Alemania…? Al principio cuesta mantener la esperanza, pero a
medida que pasan las revisiones de la hoja de vida en la
Universidad, de los amigos alemanes y en general de cuanto se
te pasa por enfrente que puede tener un muy buen nivel de
alemán y algún tipo de experiencia… te vas convenciendo de
que realmente puedes lograrlo hasta ese segundo antes de girar
la perilla…
Chris, mi mentor me ayudó a preparar la entrevista, se puso
serio y me hizo preguntas serias sobre mis estudios, mi decisión
de venir a Alemania, de escoger a MAN como mi posible empleador, sobre la historia de tan
interesante compañía y al final la matadora… ¿por qué deberían contratarte a ti? ¿Qué tienes de
especial?... En su momento le eché uno de esos carretazos que todo buen colombiano echa
cuando se siente en apuros… pero la pregunta me quedo sonando… Sin embargo, nunca tuvo una
respuesta satisfactoria hasta ese segundo que salió de los labios de Herr Tonigold:
Desde chiquita sabia que queria trabajar en MAN...o que me dicen de esa propiedad con que
ya maneja el timón a los 3 años de edad. Todo un sueño hecho realidad.
Esta es la foto de postulación para las
practicas (Bewerbungsphoto) del
próximo Ingeniero Cruz Velasquéz.

63

“¿Qué la hace especial para hacer parte de MAN Truck & Bus, qué la hace mejor que los demás
postulantes?”

La preparación de Chris incluyó una buena lectura sobre MAN Truck & Bus que surtió su efecto
en ese segundo… La idea era que MAN hace un Join Venture con VW Brasil y buscan a largo
plazo establecer una planta para atender al mercado de 131 millones de latinoamericanos…
Comunicación intercultural… la gran lección de este intercambio se convirtió en la respuesta y
porque era más adecuada que un estudiante alemán que probablemente no tendría problemas con
el idioma, era ser latina… era poder enseñarles a un grupo de 5 alemanes que dirigen la
producción de una empresa que tiene una cadena de suministro de 170 países como sería trabajar
con latinos, algo que podría hacer la diferencia a largo plazo en su éxito en Brasil. Una sonrisa
cómplice aparece en la cara de Herr Tonigold, pero no me informa si tengo la práctica o no…
sólo sonríe y promete llamar pronto. Como me lo aconsejo Chris olvidé la pregunta sobre el
sueldo (el título de este episodio). Como se imaginarán hay que pensar en donde será la siguiente
aventura que se vería muy beneficiada de un cheque mensual con algún par de ceros…

Piensas en que aunque sea por la experiencia valió la pena, sigues mandando hojas de vida hasta
esa llamada a tu celular… acostumbrados a hablar con colombianos casi contestas en español y su
voz al otro lado de la línea te confirma que estás dentro… Durante cuatro meses te vas a poner la
camiseta del equipo MAN y vas a trabajar en el área de Productividad Industrial y Logística de
MAN en Krakau, Salzgitter y München…

Al final los días de preocupación por la hoja de vida perfecta, la foto adecuada y la preparación a la
temida entrevista terminan en un final feliz… Estás adentro… este es tu primer trabajo como una
ingeniera de verdad y además tu primer sueldo va a ser registrado en Euros… ¿Es o no es
Alemania la tierra de las oportunidades?
Pero no se confíen cuando se pensaba en la felicidad por conseguir una buena práctica, bien
ubicada y bien paga… se nos vinieron los exámenes encima… La próxima semana: ¿Cómo
prepararse para el todo o nada del sistema de evaluación alemán?

MAN será mi primer empleador... Esta es una foto de los camiones que voy a "ensamblar" durante 4 meses.
64

Episodio 29: ¡Todo o nada!

Sábado 5 de Febrero del 2011

Todo o nada juego mi vida... la tengo perdida sin remedio… quién no ha escuchado y entonado esta
estrofa en algún momento de su vida. Margarita Rosa de Francisco en su momento creó una pieza
musical que quisiéramos no recordar mientras estudiamos para nuestros exámenes aquí en
Alemania. Con la practicidad que caracteriza a los alemanes, el sistema de educación enfrenta a sus
estudiantes constantemente a esta prueba de saberlo todo y alcanzar una buena nota o
simplemente reprobar, no hay dobles oportunidades ni posibilidades de repartir la nota en varios
trabajos, tareas y participaciones en clase como se hace en nuestro país. Aquí se sabe y se saben
las cosas bien y se sobrevive en una sola prueba al final de semestre o se muere en el intento.
Con una buena cantidad de material en alemán, varios diccionarios y siguiendo al principio un par
de técnicas colombianas comenzamos a prepararnos para ese todo o nada. Se leyó se releyó, se
entendió y se pasaron varias horas frente al computador tratando de descifrar eso que había sido
dicho en las primeras semanas de clase donde todavía no se comprendía una buena porción de las
clases. Pero al final el miedo del todo o nada sobrevive. Acostumbrados a parciales y más parciales
es muy difícil recibir una retroalimentación sobre el proceso de aprendizaje y por eso todo
depende de la autonomía, las ganas y los buenos oficios del estudiante.
La frustración inicialmente te embarga, miras a diestra y siniestra y vez como tus compañeros
alemanes se devoran sus apuntes, sus copias y sus diapositivas en un par de horas… tu
probablemente necesitarás tres o cuatro veces más de tiempo… pero poco a poco el lenguaje
Albert Scharger, fotografo de la Universidad Técnica de Munich resalta la ausencia de estudiantes en uno de los lugares
favoritos por los alemanes para sentarse a tomar cafe y charlas animadamente. La razón de la ausencia... mucho más que
un poco de nieve... es tiempo de exámenes!
65

comienza a ser más conocido y lo que en principio viste como una desventaja ahora esperas
confías y añoras sea un punto a favor… quien pasa tres veces más de tiempo frente al mismo
texto debe y quiere comprender todo, de tal forma que lee despacio, enlaza conceptos y bueno al
final genera conocimiento, cosa que un alemán que pasa rápido la hoja no puede notar porque
cree haberlo entendido todo, como nos pasa constantemente con nuestras lecturas en español…

Las ayudas como los “Ansprecherpartner”
que son parecidos a la figura de un monitor en
Colombia, te ayudan mucho a aclarar
conceptos y ejercicios y son una excelente
forma para medir ese alemán técnico
necesario para sobrevivir en la prueba. Pero
no se preocupen, tanto en Alemania como en
Colombia, la cuestión de aprender de
memoria, de dejar la estudiada para el examen
último momento son eventos conocidos. Las
bibliotecas se llenan sólo a la voz de exámenes
y las citas para hablar con el
Ansprecherpartner también se hacen en la
última semana. Eso es cosa de buen estudiante
independientemente de la nacionalidad.

Pero aquí si cambia algo muy importante y es la forma cómo se estudia. Aquí se acaban las listas de
eternos ejercicios para preparar los parciales que existen en Colombia. Los alemanes hacen un
ejercicio por llamarlo de alguna forma “tipo” y con este tratan de entender todo acerca de un
tema específico. Para una latina acostumbrada al arduo entrenamiento en cuanto a listas de
ejercicios esto es casi una pesadilla y digo latinos porque casi en la totalidad de Latinoamérica,
como lo relatan nuestros compañeros de intercambio, la situación es igual.

Pero incluso después de haber colocado
todo este esfuerzo, uno se pregunta si el
alemán será lo suficientemente robusto
para responder un examen de todo o
nada. Se comprende el concepto, se
manejan los ejercicios y en general si
hubiera sido un examen en español no nos
cabría ninguna duda sobre el 5 que
obtendríamos en esta prueba. Pero aquí
esa incógnita sigue abierta…

Al final son las palabras de mi señorita
hermana María Camila las que me dan un
poco de tranquilidad y generan el doble
del compromiso. Ella me dijo que al fin y al
cabo lo importante no es el resultado que
puedas obtener, sino la perseverancia con
que cada día has enfrentado la lucha y cuando todo acabe deberás estar en la capacidad de decirte
a ti mismo que lo diste todo en el campo de batalla, que no quedo nada de ti… que estuviste ahí
con más que del 100%... si es así las notas son apenas situaciones adyacentes al individuo…
Asistencia perfecta a la clase de preparación del exámen...
nadie quiere perderse el consejito extra... (Foto tambien
tomada por Albert Scharger para la pagina institucional de la
Universidad Técnica de Munich.)
El mismo Albert Scharger nos muestra la vista de muchos
estudiantes de ingenieria mecánica durante las largas horas
nocturnas que preceden la presentación de exámenes.
66

La próxima semana vamos a probar uno de los deportes preferidos del pueblo alemán… ¡Adivinen
cual puede ser!


Episodio 30: Esquíes, MP3 y Jägertee

Sábado 19 de Febrero del 2011

Los carteles ya anunciaban el comienzo del campeonato mundial de sky en Garmisch-
Partenkirchen y los tutores de los becarios que residen en Múnich ya se saboreaban de nuevo una
de las mejores pistas de sky de Alemania. Como buenos habitantes de Múnich desde pequeños
habían aprendido el rigor de levantarse a las 5 de la mañana en la temporada de invierno, tomar un
buen desayuno antes de recorrer con esquíes al hombro medio Múnich para tomar el tren de las 7
de la mañana que los llevaría directo a la Zugspitze (Nombre de la pista de sky) en Garmisch-
Partenkirchen. Sus mejores recuerdos se situaban en esa cumbre, bajando a velocidades
inimaginables para un ser humano sin ruedas o alas, apostando cervezas al final del día de esquíe y
probando siempre nuevos trucos. Ajenos a todos esos recuerdos y apenas con la ilusión de probar
un poco más de nieve estábamos nosotros.
Un par de días antes nos avisaron del tan mencionado evento, las obligaciones académicas no
faltaban, pero la invitación del DAAD y sus dos Tutores, Phillip y Florian tentó tan profundamente
a estos becarios que no quedo más remedio que alistar un par de pantalones impermeables, el
bloqueador, las gafas de sol y las ganas de esquiar. Atrás quedaban por un día los libros y
corríamos para alcanzar el tren.
A que no adivinan quiénes son Phillip y Florian?
67

Un amanecer espectacular nos sorprendió a mitad de camino, los Alpes llenos de nieve, por estos
días escasa gracias al efecto del Alpenföhn (corrientes de vientos cálidos que aceleran el deshielo
al otro lado de la cadena montañosa) tienen a Munich por estos días viviendo una ola de “calor”
entre 6 y 10 grados centígrados. Pero volvamos al asunto, Alpes llenos de nieve, un sol
resplandeciente en el horizonte y un reto… la Zugspitze, que a decir verdad se ve más amigable
desde esta distancia. De nuevo sacamos toda la indumentaria invernal y un alivio nos volvió a
invadir… para estos becarios descuidados que en diciembre no hicieron su muñeco de nieve y
temían el final de invierno.
Cada vez entramos más en ambiente, la gente carga sus esquíes, todos tienen ropa deportiva y
hablan del día tan perfecto que es para esquiar, sol y buena nieve… que más podrían pedir… ya se
hacen las apuestas por el primero que baje del Olympiafeld, lugar donde se van a realizar las
competencias en apenas unos días y bueno como en Colombia también apuestan el almuerzo para
el último que llegue.
Llegamos de repente a una
cabaña donde íbamos a
rentar todo el equipo, las
tallas fueron las adecuadas
y el señor más tierno de
Alemania nos ayudo a
ponernos los zapatones,
nos dio un par de consejos
de cómo levantarnos y nos
deseó suerte para esa
primera incursión en la
pista de esquí. Viendo un
poco a derecha e izquierda
aprendimos como cargar
correctamente los esquíes
y hasta aquí no había
ningún problema... pero
colóqueselos en los pies y
la aventura comienza.
Recuerdo las palabras de
Leonardo… “Hay que
sobrevivir para programar
un MP3 que debo entregar Un almuerzo en los Alpes con Phillip y Florian y los becarios de México
Como cargar correctamente los
esquíes.
Laura , Leo y Cindy... quien sobrevivirá a la aventura en los Alpes?
68

la próxima semana”, a su vez doña Laura y yo sobrevivíamos para enfrentarnos a las pruebas
contrareloj alemanas y si leyeron bien, intentábamos sobrevivir!
Para un par de niños alemanes de 3 y 4 años la palabra era practicar esquí, seguir a mi papá en
esquí pero para nosotros conocedores de las montañas del altiplano cundiboyacense donde las
montañas no tienen nieve sino verduras todo el año la palabra era sobrevivir para divertirse… o
por lo menos intentarlo.
Inocentemente seguíamos a Phillip y Florian hacia la parte más alta de la montaña, subidos en la
góndola admirábamos el paisaje de los Alpes en plena temporada de esquíe, y nunca se nos paso
por la cabeza que en un par de minutos seriamos nosotros quienes lucharíamos contra esa
montaña por la supervivencia para programar un MP3 o estudiar un poco de logística y
Ökologisches Bauen.
Como frenar, la primera lección, con nuestras piernas acostumbradas a las buenas salsas, los
deportes del no invierno y el instinto comenzaron a jugar en contra de las buenas prácticas del
esquíe, pero paso a paso, resbalada a resbalada aprendimos como hacer la curvita con cada pierna
para descender suavemente por la colina que en muchos casos pareció tan inclinada que creímos
sería nuestra última curva… sin mencionar los árboles cercanos a la pista y sin sonar exagerada,
parecía un descenso en picada, como ingenieros esperamos que la fricción nos salvara pero jamás
ocurrió… y como dato curioso creo que jamás olvidaremos el significado del verbo “bremsen”
(frenar)… a bueno porque como siempre además de las dificultades propias de cada actividad aquí
le sumamos que todo el proceso de aprendizaje fue en alemán. Pero jamás olvidare las palabras de
Phillip y Florian que decían que no debíamos preocuparnos por la altura de la montaña, que
nosotros veníamos de Bogota que está a 2.600 metros más cerca de las estrellas y la Zugspitze en
su parte más alta apenas tiene 2.170 metros…
Pero qué experiencia, que
golpes, que locura,
aprendimos el significado de
la perseverancia, de
levantarse a pesar del dolor
de las caídas y personalmente
Phillip utilizo una excelente
técnica para convencerme de
siempre levantarme después
de las caídas más
espectaculares en la
Zugspitze. Por cada vez que
me levantaba me daba un
chocolate :D, con mi adicción
casi compulsiva no podía
evitar intentarlo otra
vez. Esos niños de 4 años
pasando a lado y lado
dominando la pista e incluso
dándonos consejos… nos hacían sentir un poco mal… pero después recordamos esas noches en
los bares latinos en Munich… recordamos la coordinación para los ritmos caribeños de los
alemanes y respiramos aliviados… Ellos aprenderán muy a sus 4 años a esquiar pero con 4 años
nosotros bailamos en cuanta fiesta familiar se nos cruza.

Y al final del día Phillip, que nos dio un paseo por los senderos más espectaculares de los Alpes, a
toda velocidad y fue el momento más emocionante de mi vida… los senderos repletos de
bosques, nieve, las montañas cubiertas de nieve y el viento en tu rostro… en ese momento
Laura y los Alpes!
69

comprendimos el porqué de la fascinación con
el esquíe, porqué los alemanes esperan
emocionados la nieve cada año… Una buena
pista de esquíe es como una buena canción de
la 33 en Quiebracanto con la pista solo para
ti… y un parejo de esos que jamás quisieras
soltar…

Y si después de una buena salsa te tomas una
Águila para refrescarte… después de un buen
día de esquíe te tomas un Jägertee…
Jägermeister + Té…

La próxima semana la historia de cómo
Leonardo sobrevivió para programar un MP3,
cómo los compañeros alemanes de Laura se
quejaban por la falta de espacio para la prueba
y todos los detalles de la prueba contrareloj de
Logística…






Episodio 31: Contrareloj

Sábado 26 de Febrero del 2011

Sobre la mesa un pasaporte colombiano y una identificación de estudiante con dos apellidos y dos
nombres, alrededor solamente estudiantes alemanes y justo en esa primera fila una estudiante que
al principio creyó que en su cabeza jamás entrarían tantas nuevas palabras en alemán, de hecho
hace muy poco luchaba contra los casos gramaticales y trataba y trata de recordar los géneros
correctos. Hoy presentaría en igualdad de condiciones una prueba de logistica y flujo de
materiales, una de las materias más temidas por los alemanes en Garching, al mismo tiempo
Leonardo aceptaba el reto de programar un MP3, Laura escogería una selección variada de
materias de ingeniería civil y cada uno de nuestros restantes aventureros demostrarían de que
están hechos los estudiantes colombianos...

Del asombro por la cantidad de títulos que tenían nuestros profesores, pasamos al estudio
consagrado de sus lecciones y planeábamos cual sería la mejor forma de presentar determinado
examen, la prueba una sola y las intensiones ser el mejor… si algo nos tenia pisando suelo alemán
era precisamente ese sentimiento… queremos ser los mejores… no importa el idioma del aula de
clase. Pero también éramos consientes de los nuevos retos…
Antes de entrar a ese salón ya me sentía orgullosa de mi misma… pase de buscar 500 palabras por
hoja que leía a poder leer de corrido y entender cada concepto a anchas y largas… la primera
batalla estaba vencida quedaba esa prueba contra el reloj. Después de leer las instrucciones en
alemán sobre la prueba, que como entenderán son bastantes y muy especificas por la unicidad de
la misma… mire el número de hojas, 22 en total para una hora y media de trabajo… leí tan bien
como pude e intente escribir en el alemán más comprensible que pude.
Jägertee.. quién toma esas cosas???
70


A lado y lado de la estudiante los
alemanes parecían maquinas de escribir…
ninguno levanto la cabeza en esa hora y
media de prueba, aquí debes saber todo con tanta precisión que debes estar en capacidad
de responder instantemente casi cualquier cuestionamiento. El estudio de las notas de
clase es minucioso y la memoria juega un papel importante en el sistema, sin que llegue a
definirlo, pero deberás conocer cada definición con todas sus implicaciones realmente
bien si quieres responder una prueba alemana.

Como buenos alemanes se planea cuidadosamente los materiales de ayuda cuando es
permitido, como la típica hoja que se puede sacar en los parciales colombianos y en donde
puede estar escrito lo que se quiera… aquí la modalidad también existe, siempre pensé
que este tipo de ayudas minimizan la ansiedad, pero como en Colombia al final esta hoja
es inútil.

En cuanto al método de tranquilización utilizado por los alemanes y los colombianos,
tenemos que muchos fuman un cigarrillo antes del parcial, no importa cuál sea la
temperatura exterior, otros prefieren revisar todo una última vez y no faltan los que
prefieren jugar para relajar tensiones. En los dos lados del globo la tensión por el ser el
mejor es la misma, a los dos lados del globo solo el que escribe una buena prueba obtiene
oportunidades interesantes, solo que aquí en Alemania solo tienes un chance para
demostrar que realmente sabes.

El tiempo vuela para Leo, quien intenta descubrir el problema con su MP3, los lenguajes de
programación no cooperan y las ideas se acaban, al final queda la esperanza y el apoyo de
los compatriotas que saben que programar un MP3 para una materia en la Universidad
Tomagrafia de Neutrones de una estatua romana hecha en la
TUM en el centro de investigación del Neutronenquelle FRM II.
La TUM no solamente escribe la nueva historia, sino que
corrige la que ha sido ya escrita.
E statua romana que hace parte del estudio.
71

Técnica de Munich
es no solo un reto
sino un sueño
hecho realidad.
Durante cada paso
nos repetimos lo
mismo: Estar en
Alemania no es el
esfuerzo de un
semestre o un año...
sino de toda la
vida… e incluso los
tiempos difíciles son
regalos de la vida
que traen lecciones
consigo y somos
afortunados por
poderlas tomar de
esa forma… así que el estrés, las noches sin dormir y cada uno de los momentos donde
quisieras que estuviera escrito en español valen la pena… porque compites en igualdad de
condiciones con algunos de los mejores estudiantes, en una de las mejores universidades
no solo de Alemania sino del mundo. Aquí se rompen los paradigmas científicos y aquí se
escribe la nueva ciencia en alemán y ahora somos parte de esa historia…

Das lo mejor de ti, solo Dios y tus compañeros saben que lo diste todo, incluso los
alemanes se sorprenden de tu trabajo… y eso ya es mucho decir…

El tiempo se acaba y vuelves a respirar, la prueba se acabo y solo queda esperar una
nota… sin embargo sobreviviste, pudiste vencer el temor de presentar una prueba en
alemán… Leo cumplió el plazo de su MP3 y doña Laura logró terminar su prueba a
tiempo. No sabemos siquiera si aprobaremos, pero queda la tranquilidad del deber
cumplido, la felicidad de haber acuñado un millón de nuevas palabras y de haber conocido
una parte del alemán técnico de nuestras carreras…

Particularmente diré que el miedo te invade porque quieres volver a Alemania, a la TUM,
a sus grupos de investigación y la única ruta posible es continuar con tus estudios como
estudiante regular en una Maestría o un Doctorado y esta es la primera prueba… ¿eres o
no capaz de soportar y vencer el sistema alemán? De tu desempeño en esa prueba
dependen tus planes… y de verdad quieres volver porque has visto como los alemanes
escriben el futuro aquí, estas convencido que la letra de un colombiano como tu es el
toque que le falta a las últimas teorías y tu ingenio sería de mucha ayuda en tierras
teutonas… Alemania al fin y al cabo es una tierra de integración cultural…

Ya nada está en tus manos después de entregar las 22 hojas con soluciones que te retaron
no solamente como ingeniero sino como germano parlante…en algunas semanas sabrás si
sobreviviste a tu primera “Klausur”.
Asi se veia el MP3 de Leonardo, esta es una FPGA donde se implemento el proyecto y a la
cual muchas veces quizo romper porque no sonaba como el queria.
72

La próxima semana me vuelvo viejita, la historia de cómo es cumplir años lejos de casa.


Episodio 32: ¡Llamen a los bomberos! ¡Se nos incendia un ponqué!

Jueves 3 de Marzo del 2011

Este no era un día convencional para doña Maura Cecilia, desde hace 21 años preparaba las
comidas favoritas de su nieta justo el 16 de febrero día de su cumpleaños, comenzando por
deliciosos teteros y postres en la tierna edad, a los garbanzos de receta secreta que hasta hace
exactamente un año su nieta había tenido el placer de degustar. Sin embargo hoy los preparativos
eran un poco diferentes, su chiflada
nieta había emprendido hace unos
meses una aventura y hoy residía en
Munich… un poco lejos para llegar a la
hora del almuerzo y reclamar sus
aclamados garbanzos.

Pero esos 9.080 kilómetros no
detendrían a Doña Maura Cecilia, así
que como todos los días se levantó más
temprano de lo normal y haciendo uso
de su voz de mando y ese poder que
siempre tendrán las madres sobre los
hijos, levantó a toda la casa, pidió el
favor que le marcaran los 14 números
del celular de su nieta y Voilà! como si
estuviera a la vuelta de la esquina. Para
ella las 5 de la mañana de un soleado
miércoles de febrero, para su nieta las
11 de la mañana de un atareado día de
estudio antes de una de estas famosas
pruebas contrareloj.

Como de costumbre la voz a los dos
lados de la línea se quiebra, nunca hace
tanta falta un abrazo como en esas dos
milésimas de segundo en las que
descubres quién está al otro lado de la
línea y en el día de tu cumpleaños, la sensación se multiplica por cinco. Hoy mi mamá no vendrá a
felicitarme a la habitación con un jugo de naranja, papaya y banano, mi Pamila (mi hermana) no se
metió en mi cama a hacerme costillas por motivo del cumpleaños y mi padre no me miró fijamente
a los ojos para hacerme la pregunta del millón: ¿Qué se siente tener 22 años?, para luego darme un
abrazo gigante… Pero nunca me había emocionado tanto como cuando escuché la voz de mi
abuela al otro lado de la línea.
Aunque no lo crean solo son 22 años... 22 palitos de chocolate.
73

Del estrés de las pruebas a la felicidad de saberse con amigos tan tiernos que haciendo un alto en
el camino prepararon su especialidad y buscaron una “torta” de cumpleaños adecuada. Hoy Laura
preparo su pollo con su salsa
especial a base de tomate,
Sebastián y Rafa se
encargaron de los detalles
secretos de la preparación
guiados por su puesto por la
Chef principal doña Laura y
Leo fue el encargado de
tenerme distraída. Al final una
comida deliciosa y una torta
que ya no tenía espacio para
los 22 palitos de chocolate.
Punto en el que me alegre
que no fueran velitas… creo
que a partir del próximo año
será mejor colocar un signo
de interrogación. :D
Y no hay una sensación tan
bonita como abrir de nuevo
el facebook y descubrir que
tus amigos a los dos lados del
Atlántico se dan cita en tu
perfil para felicitarte y
expresarte sus mejores
deseos para este año. Aquí
los amigos alemanes debieron
cambiar un poco la
tradición… y trajeron la torta
para después del examen.
Punto positivo para los
alemanes… que buena
sazón… Hornean tortitas
como abuelitas… créanme es
todo un elogio. (¡Nicht
schlecht, Max!) Normalmente
es el cumpleañero en
Alemania el que trae la torta y
organiza la fiesta… pero
como se ha educado bien a
los amigos en cultura
latinoamericana… sabían qué
hacer. :P
Una cumpleañera en La Alhambra, el castillo Moro mejor conservado de España y
uno de esos lugares que uno debe conocer obligatoriamente en la vida.
La bella ciudad de Sevilla

74

Ya la familia, los amigos y la torta estaban listos, pero faltaba la
rumba y los regalos… De regalo un viaje a Andalucía… donde
aprovecho para contarles que España es el destino preferido
por alemanes para hacer vacaciones… así que siguiendo la
costumbre, me escape una semana a hacer un pequeño
recorrido por el cálido Sur de España… comenzando por
Valencia y sus naranjas, Paellas y buenísima pero buenísima
rumba, pasando por la belleza incomparable y alto contenido
histórico y otra vez muy muy buena rumba de Sevilla, llegando a
la ciudad enigmática de Granada y su Alhambra, repleta de
moros, gitanos y Tapas gratis hasta llegar a la Costa del Sol,
Málaga, para ver uno de los puertos más bellos de Europa y uno
de esos atardeceres en la playa que recordarás para siempre,
sobre todo por su temperatura de unos 20°.
Este es un diario dedicado a
todas esas personitas que
hicieron de este cumpleaños
número 22 un día para guardar
en la memoria y en el
corazón… gracias a los que se
levantaron temprano, los que
picaron tomate, los que
cocinaron, los que escribieron,
los que llamaron, los que
abrazaron… gracias a todos
estos personajes que no dejaron
que el 16 de febrero fuera otro
día más incluso estando en
Europa…












La primera Begula que vi en la vida...
Oceanografic de Valencia, el acuario
más grande de Europa.
Acompañada del Agora en Valencia, obra de Santiago Calatrava. La ciudad de la
cultura, la ciencia y la tecnología.
75

Episodio 33: La 139

Sábado 12 de Marzo del 2011

Un pensamiento la atacó de repente, ella podría hacer esto durante el resto de su vida, ella sería
feliz escuchando sus lecciones e intentando entender cada una de sus sabias palabras. Pero poco a
poco el pensamiento se transformó y pensó que después de esta experiencia ella tomaría el futuro
realmente en sus manos y sería ella quien un día recibiera a más ejecutivos, clientes y practicantes
en las oficinas de su empresa en algún lugar del mundo y entonces al ver a una practicante con más
entusiasmo que conocimiento, con más valor que dominio del idioma y con la misma cantidad de
ilusiones que de recursividad recordaría este día en que conoció a Hr. Riedl y su equipo.

Con la emoción a flor de piel y el alemán atrofiado llegó Frau Rodríguez-Avila al restaurante de la
planta de producción de MAN en Múnich, la ausencia de nieve y la presencia de toda clase de
movimientos propios de una planta hacia el trasfondo para un día que jamás olvidaría, como
muchos otros en tierras lejana, pero este quedaría registrado no solamente como un bello
recuerdo sino como una de esas metas que hacen que la gente cruce océanos, vaya a la guerra y
vuelva. No solamente era su primer día de práctica, era además el primer día que llevaba tacones,
un sastre café, una pañoleta para verse profesional (no sé en qué pensaba nuestra becaria, pero de
pronto le pareció escuchar la voz de su mamá diciendo que las pañoletas se veían muy elegantes) y
cómo no portar sus mejores ropajes en su primer día de trabajo de la vida.

Serían doce alemanes y un
norteamericano los que de
ahora en adelante estarían con
ella, con quienes debería
comunicarse efectivamente y
vaya que esto puede llegar a ser
todo un reto, ya habíamos
pasado del alemán para la
prueba del Zertifikat Deutsch al
alemán de la vida cotidiana en
Alemania, el alemán técnico de
la universidad y ahora el alemán
de verdad, el alemán de
negocios, de las decisiones, de
entender y sobrevivir o perder
un detalle y arriesgarlo todo. Lo
impresionante mis becarios no
son toda esa cantidad de pasos,
sino que han ocurrido realmente rápido en menos de dos años y que cada uno de nosotros ha
aprendido el valor de la adaptabilidad a entornos tan cambiantes y más que de goles que Alemania
nos haya metido o nosotros empatado, hablamos ya de esas lecciones por las que inicialmente
vinimos.

Porque quizás las lecciones más valiosas que se aprende aquí, no sean las formulas ingenieriles o el
manejo de nuevas preposiciones y verbos alemanes. Sino algo que en alemán se conoce como
“Durchhaltenvermögen” (resistencia), se aprende a seguir a pesar de todo, a afrontar los
problemas como posibilidades de aprender y de experimentar nuevas emociones y más allá de eso
se aprende a pararse en los propios pies, a tomar las riendas de la vida y hacer que cada segundo
Este es el edificio donde se encuentra la oficina 139 , en cuya puerta colgará el
nombre de Frau Rodriguez Avila en la casa matriz de MAN en Munich.
76

que pasa tenga un significado especial, porque al fin y al cabo estamos en Europa. Pero quizás el
pensamiento cambia y hay que aprovechar cada segundo porque estamos en el mundo y sus
posibilidades innumerables. Aquí radica ahora nuestra gran ventaja competitiva a los veintitantos
años aprendimos que la vida es para sonreír, para vivir y para no dejarse meter goles de nadie. :D

Un practicante alemán juega de local, entiende los chistes, puede participar fácilmente en cualquier
clase de conversaciones y comprende perfectamente la cultura al fin y al cabo lleva en su haber
más de 21 años de experiencia en cultura alemana, pero cada paso que das como practicante
colombiano en tierras teutonas te enseña la forma como piensan, como sienten, lo que los motiva,
como viven los alemanes en sus vidas reales, no las vacaciones, no las clases sino donde se toman
las decisiones que hacen que este país mantenga el valor del Euro y sea considerado como una de
las economías más fuertes del mundo. Ahora entramos al corazón del secreto alemán.
Productividad, productividad y más productividad, de eso están hechas las empresas alemanas. No
se sorprendan cuando al ir a la hora de almuerzo el reloj se les dañe y solo marque media hora,
cuando las 8 horas de trabajo se conviertan rápidamente en 9 o 10 y cuando aún como
practicantes deban tomar a cargo responsabilidades grandes y tengan que ser completamente
independientes con sus actividades, sus resultados y la comunicación. No se sorprendan cuando
vean que después de estas 10 horas de trabajo un alemán sigue enterito, trabajando al mismo
ritmo de las 8 de la mañana. No se van a sorprender cuando vean a empleados de más de 60 años
ejerciendo posiciones de altísima responsabilidad, el conocimiento y la experiencia lo son todo en
Alemania. Aquí la edad no es un impedimento.
No se sorprendan cuando vean los recursos de investigación de las empresas alemanas y la
efectividad de cada uno de sus procedimientos, si de algo están consientes los alemanes es que las
cosas que no se hacen inmediatamente no se hacen nunca y cuando deban hablar en inglés y
alemán comunicable para trabajar con el resto del equipo.
Si, equipos, muchos equipos dentro de muchas otras esta es probablemente una de las capacidades
más interesantes que tienen los alemanes, su capacidad de formar equipos efectivos, ellos
probablemente no inviten a su compañero de trabajo a una cerveza el primer día de trabajo o
después de otro par de días sea su amigo del alma. Ellos saben diferenciar muy bien los escenarios
y cuando se dijo a trabajar son los primeros que forman metas concretas, con cronogramas y
responsables concretos, así lo
único que faltan son los
resultados de un trabajo bien
planeado y dirigido.

Al llegar a la puerta 139 solo
pudo sonreír, era Frau Cindy
Rodriguez Avila, parte de un
equipo de elite en una empresa
que define los rumbos de los
mercados automotrices
mundiales y sus compañeros de
equipo eran esos alemanes
responsables del éxito de la
nación de 89 millones de
habitantes que ha vivido y
superado dos guerras mundiales,
devastación a todos los niveles y
se levanta todos los días
convencida que mejor si es
Este es el letrero que colgará de en la ofina 139 durante los proximos cuatro
meses de practica de una estudiante colombiana en MAN , en la división de
Benchmarking de Productos y Procesos.
77

posible. Ésta es la Alemania que inspira, la Alemania que reta, esta es la Alemania la tierra de las
ideas y de los éxitos. Es de esta Alemania que uno no puede evitar enamorarse.


Episodio 34: ¡Faschiniando!

Lunes 14 de Marzo del 2011

Si eres de esas personas que les gusta rumbiar, Alemania es definitivamente tu lugar. Sí, queridas
señoras y señores, Alemania comienza sus fiestas cada 11 de noviembre a las 11:11 en el Alter
Markt y tiene su punto cumbre cerca del final de la temporada en el mes de febrero, el miércoles
de ceniza tras una semana de festejos que realmente querrán vivir.

Los que dijeron que
la tradición católica
aburrida o pasada de
moda está, no han
vivido la celebración
de la “Quinta
Estación” en
Alemania todo en
honor de la Semana
Santa. Festejos que
comienzan con el
Weiberfastnacht, un
jueves, día en que las
mujeres se roban el
show y reciben las
llaves de la ciudad de
Köln (Colonia) de
manos de su Alcalde,
la fiesta continua con
el lunes de Carnaval
o Rosenmontag, día
de desfiles en un recorrido a través de las calles de la ciudad del Dom gótico más imponente de
Alemania, porque la catedral de Sevilla en España, les ganó el puesto de la iglesia más grande de
Europa, vale la pena señalar que la Catedral de Sevilla fue construida con el oro latinoamericano.
La canción del desfile es “Kölle Alaaf”, “Colonia es de todos” en Kölsch, dialecto de la región, así
que si llegan allí y les cuesta trabajo entender no se preocupen los dialectos son una constante en
toda Europa. Incluso en España no se asusten si no entienden ni una palabra de español.
Como si fueran el Rey Momo y su Reina de Carnaval en Barranquilla en Köln hay tres
representantes del Carnaval, el “Kölner Dreigestirn”: “die Jungfrau” (la Virgen), “der Prinz” (el
Príncipe) y “el Bauer” (el Campesino). Ellos presiden los desfiles más importantes durante toda la
semana y son el alma de la fiesta que antecede al comienzo del tiempo austero de las penitencias
cuaresmales.
Y bueno podríamos decir que el festival alemán está a la altura de festivales como el Carnaval de
Barranquilla y el Carnaval de Rio de Janeiro, sin llegar por supuesto nunca ha igualarlos…
imagínense festejar el Carnaval de Barranquilla con una temperatura de entre 5 y 10 grados
centígrados con suerte…aunque siempre puede ser un poco inferior.
Rafa y sus amigas alemanas, Phillip y su esposa y todo el que quería celebrar se sumó
tambien a la foto. Locura Fasching! Todos están invitados.
78

Párrafos dedicados a la seriedad de este diario, para
que después no me digan que no aprendieron algo de
historia y cultura alemana :D Sin embargo, nos
quedamos con los crespos hechos, el viaje a Köln fue
frustado por la distancia y los precios a más de 9 horas
en tren de Munich y tiquetes aéreos reservados,
comprados y guardados con recelo por varios meses
fue imposible conseguir en el país mejor comunicado
de Europa un medio de transporte con precio
estudiantil y suficientemente razonable como para
viajar a Köln, así que nos conformamos con el Fasching
de Munich. Otra gran fiesta en honor a la tradición
cristiana.

Alemanes, alemanes tenían que ser. Los alemanes son
seres de planeación por naturaleza por eso saben que
en un momento determinado del año como Fasching
van a enloquecer y festejar como nunca, bailaran,
gritaran, se emborracharan y tiraran la casa por la ventana, harán todo a lo que
normalmente se abstienen… caso contrario a los colombianos que liberamos una dosis
“pequeña” de locura diaria y vivimos vidas extrovertidas y predispuestas a la aventura por
nuestra planeación “ligera”.
Cuando un Fasching ocurre
hay hasta un plan especial de
transporte hasta ciertas
horas de la madrugada, los
bares se preparan, los
almacenes comienzan a
vender disfraces varios
meses antes y bueno las
agendas de cualquier alemán
se llenan de direcciones y
listas de invitados a las
celebraciones. La idea es
festejar hasta el día antes del
miércoles de ceniza y
créanme acaban la rumba muy a las 12:00 pm.
Phillip, nuestro tutor asignado por el DAAD nos acompaña a descubrir la magia del
Fasching en Munich. Sendliger Tor y Marienplatz, dos de los centros más visitados de
Munich se llenan de gente disfrazada y como en Colombia hay lugar para cualquier clase
de disfraces locos y muy creativos. Incluso a los becarios, a quienes coge desprevenidos
este evento, por el hecho de haber comenzado la práctica y quienes recurren a la
nacionalidad, a la bandera, al Poncho y el Sombrero Vueltiao para hacerle frente a la
situación. Orgullosamente disfrazados de colombianos, tomando cerveza alemana y
disfrutando de la música electrónica…. Si al fin… “Disfrutando de la música electrónica”
Maria Angelica de la Universidad Nacional
reside en Karlsruhe, allí también tuvo lugar
el tan nombrado desfile de Fasching... uno
de los principales personajes de la fiesta son
los dulces que reparten las carrozas.
Atentos alemanes en posición de Rumba. Y que comience la fiesta!!!!

79

casi siete meses después la ausencia de salsa y música Cross Over. Ya nos hemos metido
la rumba alemana en las venas.
Así que comience la fiesta… pero no festejen de a mucho que todavía no les entregan los
resultados de los exámenes de la universidad y se acerca alguno de los retos máximos del
becario: Este no será uno más de los exámenes de alemán que presentarán… este es el
boleto de regreso a Alemania…preparándose para el Testdaf.


Episodio 35: Este no es un vecino más!

Jueves 24 de Marzo del 2011

El 3 de Agosto faltaban 364 días y un par de horas para volver a Colombia, la caja de sorpresas
que sería Alemania estaba sin abrir y cada segundo traía consigo toda una emoción. Desde las
calles impecables pasando por los vecindarios y los productos alimenticios ofrecidos en el
supermercado eran motivo de admiración y fotografiados para documentar un año que ninguno de
nosotros será capaz de olvidar. Pasan los segundos, vienen las sorpresas, los descubrimientos, las
expectativas sobre la vida cambian y de repente todo eso que alguna vez fue nuevo hoy hace parte
de la rutina y de repente me doy cuenta que ya son 7 meses, que ahora solo restan 5 para la vuelta
a casa y se detiene el mundo. Que extraño a mi familia, a mis amigos, a mi vida tranquila en
Cindy, Leo und Laura: Tres Becarios, dos cervezas, los simbolos patrios. Más de un alemán conoció esta noche los encantos
del Sombrero Vueltiao.
80

Colombia es claro, pero que me gusta la vida en Alemania también lo es.

Cada día que pasa es un día en el que sencillamente me enamoro más de lo que hago, pienso en lo
que sería capaz de hacer aquí y simplemente me lanzó a la aventura final… conocer 27 países de la
Unión Europea, dejar en alto el nombre de los ingenieros industriales colombianos en MAN y
aseguro mi regreso presentado la prueba del Testdaf, necesaria para ser admitido en cualquier
programa alemán de Maestría o Doctorado en Alemania.

Hablando de rutinas en Alemania, viajar se ha convertido en mi favorita. Como una invitación
especial del DAAD viajamos con nuestros tutores a conocer uno de los vecinos más enigmáticos
de Alemania, Dinamarca. Nuestras vidas pasan entre aeropuertos, trenes, ciudades y experiencias
que nos muestran las caras ocultas de Europa. De lunes a viernes MAN y los cursos de
preparación para el Testdaf ocupan mi tiempo, de vez en cuando una cerveza de cualquiera de
esas siete grandes Brauereien (Cervecerías de Múnich) y una charla con un par de amigos
alemanes. Sábados y domingos sólo la Visa Schengen y nuestra capacidad de negociación y
planeación con los amigos colombianos son el límite.

¡Llegamos a Dinamarca!


Así que partiendo del aeropuerto Franz Joseph Strauss de Munich, el aeropuerto más moderno de
Alemania, tomamos un vuelo hacia Copenhagen, la ciudad de los 1.167.569 habitantes con una de
las mejores calidades de vida del mundo. La región de Øresund se distingue por sus bellos paisajes
túndricos y sus ricas ciudades, donde el sector terciario de la economía encuentra a uno de sus
mejores ejemplos a nivel mundial y ni que decir de sus cadenas de valor agregado que multiplican
por varios factores sus costos de producción. Sin lugar a duda una región para descubrir. Como
expertos viajeros planificamos el recorrido en metro, tren, avión y bus hasta el punto de
encuentro con nuestros tutores en la Ny Carlsberg Glytotek, lugar que alberga la colección más
grande de arte nórdico de todos los tiempos. Durante el vuelo era increíble como ya podíamos
leer la revista “Der Spiegel” y el periódico “Die Zeit” los medios escritos preferidos por los
alemanes.

La “alemanización” es real, pasar dos horas en un avión sin buen material de lectura impensable,
leer además cualquier catalogo impensable. Orgullo porque ya entiendo una parte importante de
Anita, Laura y Cindy en uno de los botes que comunican distintos lugares de la
ciudad. La bandera bicolor ondeante.
81

estos dos medios impresos. Recuerdo la primera vez que tome una de estas revistas de manos de
mi querido profesor Herr Celis de la U Nacional en Bogotá, en ese momento pensé que jamás
llegaría a leer un artículo completo, pero si siete meses, un semestre en la U y muchas listas de
vocabulario después, los pude entender.

Pero esta experiencia no solamente sería una muestra del futuro, con su economía bien planificada
y sus ciudades prósperas, aquí también viajaríamos al pasado a los tiempos donde cada país poseía
una moneda, hablaba un idioma y la cultura europea era inexistente. Hacer conversiones de euros
a coronas danesas y suecas, tratando de decidir si los valores son razonables. ¡Que buen invento
para el turista ha sido el Euro!
En Copenhague se ubican las instituciones más importantes de Dinamarca, como el Palacio de
Amalienborg, sede de la familia real danesa, la más antigua de Europa, su gobierno central y la
Cristianía, una zona de tolerancia donde es permitido vender marihuana como en Amsterdam.
Esta ciudad es el centro neurálgico cultural y económico del país, y a pesar de su excéntrica
ubicación geográfica, es también un importante centro de tráfico disponiendo del principal
aeropuerto y la estación de tren, y uno de los mayores puertos. Por esta razón fue muy sencillo
atravesar el Puente de Øresund que comunica la ciudad con Malmö y que está considerado como
un logro de ingeniería, porque posee uno de los mayores vanos centrales de los puentes tirados
del mundo con 490 m. El pilar más alto mide 204 metros. La longitud total del puente es de 7.845
metros, que corresponden aproximadamente a la mitad de la distancia entre las costas de Suecia y
Dinamarca, y su peso es de 82.000 toneladas.
Hasta Zufridonio, ya experto en la conversión de Euros a Pesos y viceversa se enredó con los nuevos billetes.
82

Nunca pensé que llegara a decir esto, pero el tren
danés excede las expectativas y desbanca al tren
alemán, las frecuencias, el diseño interior de los
trenes y la vista insuperable del mar Báltico. Y si
han pensado en trabajar en Microsoft o en
Maersk, Copenhage es su ciudad, además en esta
región de Europa son pagados los sueldos más
altos aunque sus elevados impuestos reducen
significativamente la suma final, cerca del 50% son
impuestos de ley, a cambio es asegurada una de las
mejores calidades de vida del mundo.

¿Cómo va a ser Dinamarca un vecino más? Debido
a su destacada participación en el sector de
biotecnología será aquí donde
los medicamentos del futuro
serán inventados por compañías
como Novartis, Novozymes y
Coloplast las cuales se sitúan en
el que ya es llamado el “Silicon
Valley” de la medicina. ¿Cómo
va ser Dinamarca un vecino
más? Si es uno de los
principales productores de
insulina del mundo y con las
tasas de consumo de chocolate
en Alemania se vuelve esta una
necesidad razonable. :D

La ciudad de las bicicletas, de la
Sirena, la ciudad del diseño
minimalista, las Rumkugel (Postre tipo danés que tiene
forma de esfera y tiene un gran parecido con el
brownie) y de los precios altos. Gratamente
impresionada de los vecinos del norte.

La próxima semana, Caos en Alemania, que pasa
cuando un sistema perfecto de repente falla…




Para ser glotones estos becarios, Leo comiendo Polser,
perro caliente tipico danés.
Erase una vez un grupo de becarios que querian conocer Copenhage
y que por cosas de la vida que uno solo puede atribuir a la curiosidad
terminaron em Malmö, Suecia.
Y quien vino a Copenhage y no se tomo una
foto con la Sirena, no vino a Copenhage.
83

Episodio 36: De Paros, Huelgas y Accidentes de Tráfico

Sábado 2 de Abril del 2011

Son las 5 de la mañana en una cocina en Colombia, el radio está prendido y la voz gruesa de un
locutor de cualquier cadena de radio acompaña la preparación del desayuno y posterior almuerzo
de un par de niños, hoy ya muchachos universitarios. Cuando de repente se escucha la temible
noticia: “Hoy se hay declarado desde la una de la mañana el paro total de transporte”. La madre
de familia sube el volumen al radio y escucha lo que ya parece una grabación que se repite un par
de veces por año. Algunas vías se bloquean, un par de conductores conoce el por qué del paro,
otros simplemente siguen la corriente y la ciudad hecha un caos. Transmilenio está que no le cabe
un alma y los ataques contra su infraestructura son también una notica que se registra.
Este par de universitarios alistan los libros y una dosis extra de paciencia porque probablemente
llegaran un par de horas más tarde de lo común a la universidad y siguiendo la Ley de Murphi que
en estos casos aplica totalmente, la necesidad de ir a la Universidad es innegable. Así que
simplemente uno se hace a la idea de montar en cualquier medio de transporte, incluyendo
camiones, carros particulares, transmilenios que están a reventar y caminar realmente mucho.

En Alemania como en Colombia, la voz de paro es una voz de alerta un grito que despierta la
preocupación de cada habitante de la ciudad. Durante mi estadía de ya casi seis meses en Múnich
han tenido lugar 2 grandes paros de transporte que han vuelto la ciudad un “caos”.
Sin embargo en el imaginario colectivo alemán la idea de un paro es muy diferente a la del
imaginario colectivo colombiano. El paro del metro de transporte hace unos seis meses implico
que las frecuencias de metro se redujeron de 6 a 3, que llegaban puntualmente y prestaban el
mismo servicio de alta calidad que los caracteriza. Las personas salen con 20 minutos de
anticipación y el paro ni siquiera se siente en la ciudad sólo un poco de congestión más de la
normal en el metro. Con congestión me refiero a que cada persona tiene derecho a un espacio
vital suficiente. :D
Pero hablando de
espacios vitales
en la ciudad, que
más común que
los pitos, los
estrellones entre
buses y pequeños
inocentes carros.
Durante ocho
meses de estadía
había escuchado
solo un par de
veces el pito de
un carro y este
era casi siempre
causado por Don
Oscar, becario
del DAAD que
se atravesaba en
cada calle posible
sólo con el ánimo
de
Foto tomada de: http://galerie.designnation.de/bild/19415 02.04.2011. Esta fotografia resume el
sentido de las autopistas alemanas y las vidas de los alemanes... Es imposible parar... ¡hay que
vivir intensamente!
84

comprobar la existencia del claxon en los carros alemanes, porque en serio, al principio pensamos
que ninguno de ellos tenía uno incorporado. Y una estrellada, ni pensarlo.
Los alemanes son excelentes conductores y como no serlo con una red de carreteras como la
“Autobahn”, que es su red de vías sin peaje coordinado a nivel nacional. Las Autobahnen alemanas
no tienen ningún límite general de velocidad y conducen Audis, Mercedes, BMWs y VWs. Que
alcanzan fácilmente estas velocidades.

Sin embargo, en toda regla existe la
excepción y por cosas del destino
fuimos testigos del caos generado por
un estrellón entre un S-bahn y un
carrito. Unos corrían, otros se
preguntaban qué había pasado mientras
inmóviles tenían fijos sus ojos en el
pobre carrito. Las preguntas sobre la
salud de los pasajeros y conductores no
se hizo esperar y todo el sistema de
emergencias de la ciudad se desplegó
inmediatamente. En un par de minutos
de algarabía, de llamadas a informar de
lo sucedido a los correspondientes
amigos y en general caos. Extrañe esa
multitud de admiradores de la desdicha
ajena que en Colombia se forma con
cada accidente de tránsito.

Sin embargo, este suceso me mostró
una vez más lo preparados que están los
alemanes para casi cada acontecimiento
de la vida cotidiana y al mismo tiempo,
esa fragilidad que tienen cuando de
improvisar se trata, cuando los planes
no han salido como esperaban. Para
nosotros los colombianos, una aventura
más en un día de paro de transportes.
Otras de las ventajas de vivir en el
trópico es está la imprevisibilidad de los
días y las emociones que esto puede
conllevar. :D

Foto del accidente automobilistico
Todo un shock para los alemanes... que se
preguntaban por la cadena de aconteciemientos
que desencadenaria este accidente en la vida
sincronizada de la ciudad.
Sólo un par de minutos les toma a todo tipo de instituciones
llegar hasta el lugar del incidente.
85

Episodio 37: Derrame de Feniletilamina en Munich… ¡hay una epidemia de
amor!

Viernes 8 de Abril del 2011

Los trazos de un nuevo perfume comenzaron a inundar la ciudad y transformaban lentamente
todo a su paso, eran nuevos los colores, los sabores, los edificios, la gente incluso el cielo se
matizaba con un azul profundo, la vida daba un giro de 180 grados y todo eso que antes parecía
inerte tomo de nuevo un ritmo natural que seguía perfectamente ese ritmo que habían traído los
nuevos aromas…
Muchos dirán que se derramó un contenedor de feniletilamina, sustancia responsable de la
sensación de amor, en las cercanías de Munich, pero esto era algo diferente señores y señoras,
esto tenía un efecto tan drástico que no podría ser causado solo por un derrame de esta sustancia.
Porque las caras largas, el silencio y la monotonía que consigo había traído el frio habían casi
desaparecido.
Los efectos se sentía en el volumen de la ciudad, que había subido incluso varios pares de
decibeles y los tímidos habitantes de aquel pueblito más grande del mundo andaban ahora con
poca ropa, mucho vigor y una ganas infinitas de permanecer todo el tiempo posible debajo del sol,
que por cuenta de ese cambio inesperado ahora se escondía a las 8 de la noche.
Como por ejemplo los estudiantes de
la TUM que a pocos días de terminar
el semestre debían continuar
preparando pruebas en bibliotecas y
escritorios. Ja, no tan cierto, a la voz
de sol las bibliotecas se desocupan
todos salen al pasto a seguir
estudiando. Un saludo especial a los
Max de Mecánica que hicieron del
Olympia Park el mejor lugar para
preparar la última prueba del
semestre. Como buenos bávaros los
acompañó un buen petaco de
cervezas, muchos bretzels y Obatzda
(Queso preparado únicamente en la región de Baviera, a partir de una mezcla de quesos
Camembert con polvo de pimentón dulce y cebollas en una especie de masa para untar que se
emplea sobre pan).
Cualquier lugar con más de un metro cuadrado de verde pasto se comenzó a poblar de pequeñas
florecitas amarillas, blancas, violetas y traviesos alemanes y extranjeros que sin camisa tomaban
tranquilos una cerveza y hablaban de todo y de nada mientras disfrutaban esos primeros rayos de
sol de primavera. Y si alguna vez un pecado mortal fue salir sin chaqueta, guantes, ropa interior de
invierno, un buen saco, bufanda y gorrito como los niños de jardín y transición de nuestro país, era
ahora un pecado capital quedarse en la casa, o en cualquier lugar donde no se pudiera disfrutar del
sol. Después de un par de grados bajo cero, días sin sol y una brisa fría que era capaz de congelar,
la llegada del sol era un regalo muy preciado.
En pocos días más sobre este deporte extremo que solo se puede
practicar aqui en Munich.
86

Asi se ve uno de los parques más grandes de Munich en un día de primavera.
Nunca he tenido un vicio particular, pero supongo que mi estadía en Alemania me volvió adicta al
sol. Una temperatura de 22 grados, una suave brisa, apenas suficiente para traerte las trazas de
helado, cerveza, un par de risas y alegría, hacen que coger el vicio de caminar por donde no hay
sombra y simplemente exponerse lo más posible sea irresistible, incluso en contra del instinto que
se desarrolla en el trópico en contra del sol y sus efectos secundarios. Para los alemanes este tema
es transparente… Poco bloqueador solar vi… sin sonar a regaño de mamá. Como nota especial
para doña Eloina, mi madre de familia… estoy muy juiciosa con el bloqueador solar :D
Apenas llegue a Alemania y el verano terminaba pensé en esa apertura mental que debía tener esta
cultura para permitir que sus muchachos, señores y señores de entrada edad retozarán casi
desnudos en sus parques. Hoy un par de meses después las ganas no me faltan, pero mi pudor
latinoamericano me lo impide, aunque nadie sabe que pueda pasar cuando las temperaturas de la
ciudad aumenten. :D
Creo sinceramente que en algún lugar tenemos un Superman o algo parecido porque en presencia
del sol todo cambia, el cansancio del tiempo invernal se ha ido, la productividad se triplica porque
a las 8 de la noche todavía hay sol y tu cuerpo latino acostumbrado a las doce horas diarias de sol
se engaña y sigue a un ritmo impresionante. Vas a la práctica, comes un helado, visitas a los amigos,
sales a hacer pequeñas excursiones a la ciudad y todavía hay sol y ganas de seguir conociendo.
Ojo, no pienso cometer con la primavera el error de invierno y no hacer todas aquellas cosas
típicas de esta estación. Me quedé con las ganas de hacer un muñeco de nieve.

Una pequeña excursión al centro de la ciudad un domingo soleado en Munich me reveló otra de
las tantas semejanzas entre colombianos y alemanes. Aquí como en Colombia, el domingo se come
helado y no importa que tan larga sea la fila, quien sale el domingo a caminar y no hace una buena
87

media hora de fila en frente de un carrito de paletas simplemente desaprovechó un bonito día
soleado en alguna de las ciudades más bellas del mundo.
Pero sin embargo no todo es
felicidad, con la llegada de la
primavera se han mudado
nuestros becarios, Alejo en
Leverkusen, Eli se nos fue para
Aachen, Lau ahora vive en
Nürnberg y todos nuestros
becarios de Magdeburg viven
ahora en el sur de Alemania. Una
bienvenida muy especial para ellos
y un abrazo gigante y mis mejores
deseos a todos esos becarios que
dejaron sus ciudades de estudio y
se enfrentan ahora solos a una
nueva ciudad, una nueva
experiencia profesional y una nueva vida en Alemania. ¡Lau, Munich te extraña!
La próxima semana a tomar conciencia… hablemos de energía nuclear, causas estudiantiles, la
universidad pública alemana entre otros temas.


Episodio 38: Revoluciones de terciopelo, castillos y magia en las ciudades

Viernes 15 de Abril del 2011

Mientras el reloj astronómico me sorprendía y el olor de
los Staroceskê (postre típico checo, que tiene un sabor
parecido a los churros colombianos, pero con una forma
bastante innovadora… nos llamaba a degustarlos solo
podíamos pensar en la cadena de acontecimientos que
habían originado tan magnifica ciudad y como
descubriríamos varias veces en Europa, las bellas
construcciones tienen también un pasado oscuro que nos
hace reflexionar sobre nuestro papel en la historia y en la
sociedad, claro sin ponerse realmente trascendental, debo
decir que con la beca hemos recibido no solamente una
oportunidad para conocer el mundo sino también la
responsabilidad de tomar una posición critica y tomar
enseñanzas de aquellos hechos que han marcado los
destinos de las naciones europeas. Los largos caminos que
han debido recorrer para alcanzar su grado de desarrollo
actual permanecen en los andenes, las fachadas, los rostros y el espíritu de sus ciudades. En ese
sentido nos veo más como los Marco Polos de la época, que intentan descifrar las mentalidades,
El Olympiapark sirve de escenario para muchos de los eventos más
importantes de primavera y verano.
88

descubrir los hechos y llevar más que una
foto de regreso a casa.

Quien hoy visita Praga se ve fácilmente
sorprendido por la belleza de sus calles, la
cantidad de edificaciones que evocan
tiempos inmemorables y la forma como el
río Moldava recorre la ciudad de norte a
sur dándole ese toque enigmático
representativo de los países del Este.
Quien hoy visite Praga se sentirá una
atmósfera tranquila, se sentirá como la
primera persona en descubrir cada detalle
de la ciudad y simplemente sentirá que la
decisión sobre le destino estuvo bien
tomada. A pesar de las oleadas de turistas
que semanalmente recorren sus calles y la
cantidad de recorridos turísticos que se
pueden encontrar en la ciudad, esta no ha
vendido su esencia al negocio del turismo.
Quien visite hoy Praga podrá imaginarse
muy poco sobre la revolución de
terciopelo y sus calles y sus billetes y monedas recordaran vagamente su pasado comunista,
porque esta en una ciudad de talla mundial, declarada Patrimonio de la Humanidad y gracias a su
belleza esta catalogada como una de las veinte ciudades mas visitadas del mundo.

Praga se ha desarrollado desde el siglo IX, convirtiéndose
en una de las capitales más importantes de Europa en los
siglos XVIII y XIX. Sin embargo en el siglo XX sufrió las
dos guerras mundiales y, principalmente, la dictadura nazi.
Tras la segunda guerra, quedó dentro de la esfera de
influencia soviética. Sin embargo, actos como la
Revolución de Terciopelo y la Caída del Muro de Berlín le
ayudarían a adaptarse paulatinamente a la economía de
mercado.

Quien hoy visite Praga sentirá curiosidad por los
movimientos pacíficos, por las consecuencias que trajo la
Perestroika para la Republica Checa y sabrá que su visita
contribuye hoy al resurgimiento de una nación. Se sentirá
además orgulloso de todos aquellos estudiantes que un
día alzaron su voz y fueron capaces de morir por sus
ideales ese 17 de noviembre de 1989. Muchos de los viajeros tenían panales cuando todo esto
ocurrió, pero hoy recorren las calles, descubren la historia y generan conciencia.
89

Conciencia como la que en se genera después de visitar los corredores de los campos de
concentración en Dachau en las afueras de Munich. Ningún grito retumba entre las paredes ya,
ningún ruego puede ser ya escuchado pero indelebles quedan las historias de más de 44.000 judíos
que perdieron sus vidas en estas instalaciones. Una frase irónica cuelga de la puerta principal
(“Arbeit macht frei”, el Trabajo te hace libre). Las manos me tiemblan mientras leo los relatos,
mientras imagino los pensamientos de aquellos hombres y mujeres y al mismo tiempo recuerdo mi
país, recuerdo sus victimas y la forma como sucesos de este estilo marcan la historia de los
pueblos. Sin embargo algo es cierto la historia debe ser bien documentada y difundida para que las
vidas de tanto victimas como victimarios sean conocidas y podamos aprender la leccion por la cual
ellos con sus vidas han pagado.
Quien hoy vaya a Dachau y haya vivido el invierno de Munich se preguntara como pudieron
sobrevivir cada hora de esos cuatros meses los prisioneros políticos del campo de concentración y
al mismo tiempo se preguntara porque hechos de este estilo pudieron tener lugar.


Episodio 39: El Plato Típico de Europa

Miércoles 20 de Abril del 2011

Hubo una vez una competencia por descubrir cuál era el plato típico europeo por excelencia y no
adivinan quién ganó. 27 países diferentes entraron en competencia y al final sólo uno fue el
90

ganador. Con el aspecto de un burrito mexicano por estar envuelto en una tortilla, con ensalada,
carne y salsas de todo tipo, un poco picante y siempre disponible, ¿quién se habrá llevado el
premio de cocina europea? Los españoles y su paella valenciana o sus jamones con quesos, pan
con tomate, y algunos cocidos vascos o quizás tal vez la fina repostería francesa, o los chocolates
belgas y suizos, o las tractorias italianas y sus heladerías, o algunos de esos sabores extraños que se
pueden experimentar en los Balcanes y última pero no olvidada, habrá sido quizás la buena cerveza
alemana… La respuesta quizás nunca la hubieran imaginado. Debo decir que la competencia fue
dura pero el ganador fue contundente.
Su origen se sitúa cerca de la península de Anatolia, su nombre significa “carne a la parrilla” en
persa y bueno, quien viaje hoy a cualquier ciudad de Europa encontrará por lo menos un par de
estos negocios atendidos por turcos que se ríen del turista cuando este se atreve a pedir un
Döner Kebap picante. Como lo acabaron de leer, la comida típica europea no fue creada por algún
refinado Chef francés y ningún español puso sus manos en este plato. Siguiendo los ideales de la
revolución francesa diré que la comida típica no es esa que solo pocos pueden degustar sino esa
que se come en la calle, con lo que son alimentados sus estudiantes y la que les da fuerza a sus
trabajadores. Y esa es sin lugar a dudas el Döner Kebap o Dürum en Europa.
Normalmente el Kebab se hace
con cordero y ternera, también
el pollo y el pescado pueden ser
empleados en algunas variantes.
Sin embargo, sus creadores
nunca utilizan el cerdo ya que el
Corán lo tiene proscrito, pero
en toda Europa los mejores
Döner se hacen con esta carne
pues es la mas barata y sabrosa
que en estas lejanas tierras
puede encontrarse. Aquí haré
una anotación, desde el 3 de
agosto del 2010 hasta el día de hoy 20 de abril del 2011 no he
comido ni un trozo de carne de res. No se alcanzan a imaginar
como la extraño, así que ustedes que tienen la oportunidad,
coman un jugoso filete asado y disfrútenlo por todos aquellos
europeos que solo pueden degustar este alimento en fechas
realmente especiales. Un trozo de carne de 200gr. Puede
costar alrededor de 5,00 euros. Pero volvamos a la historia.
Qué se iba a imaginar Kitab al-Tabeekh cuando escribió en su
libro de cocina Ibn Sayyar al-Warraq de Bagdad, que su receta
se convertiría en la comida preferida de los reyes persas, la
Rotando: Recuerden si el que atiende el negocio no es turco...es mejor buscar
otro puesto de Döner.
Adecuado para el almuerzo o la comida
no se ve apetitoso?
91

comida especial en la fiesta del Nowrooz para los iraníes y un par de siglos después la comida
predilecta de estudiantes, trabajadores y turistas europeos y quienes han estado en Norteamérica
aseguran también que allá es un hit, no solo por su buen sabor, su bajo precio y buena
accesibilidad, porque estación central de trenes europea que se jacte de ser grande, debe tener un
negocio de Döner Kebab. Ciudad que todavía no tenga Döner Kebab, será conocida solo sus
habitantes, que no pasarán de 100.
Es muy divertido ver las grandes láminas de carne de cordero y pollo marinadas girando y asadas
en un torno vertical. Este plato se sirve en un pan redondo y aplastado característico de la cocina
árabe llamado "pan de pita" acompañado de ensalada, o también en plato con pan o papas fritas.
Con berenjenas, tomates, guindillas, zanahorias y champiñones son los Gyros griegos una opción
que compite con los tradicionales Döner Kebab, sin embargo no están tan difundidos en el viejo
continente como nuestro querido Döner Kebab, que al principio fue toda una experiencia
gastronómica, después fue comido por necesidad uno que otro domingo que algún becario olvido
comprar el almuerzo de este día o simplemente en vacaciones cuando todos los demás platos eran
impagables para un estudiante que visita en 20 días 5 ciudades y tiene un presupuesto reducido…
la opción salvadora. Su precio oscila entre
los 1,6 Euros en Viena hasta los 5,00 o
6,00 Euros en Paris. En Alemania al lado de
la TU München uno de los mejores que he
comido a tan solo 3,00 Euros y los que se
ganan el premio al mejor sabor, más carne
y mejor precio son definitivamente los de
Berlín.
Un consejo final para todos aquellos que
vayan a comer Döner, primero cuidado
con el picante, segundo si el que atiende
no es turco, desconfíen! Con mucho
cariño dedico este diario a la comida típica
de Europa, al inigualable, siempre rico y
barato Döner Kebab o en sus variaciones
Döner Box, que es lo mismo solo que en cajita y Döner Dürum en un estilo de tortillas
mexicanas. Gracias Döner por alimentarnos saludablemente y ser también saludable para el
bolsillo. Buen punto porque estudiante europeo que se respete come Döner y para los
vegetarianos no hay excusa, también hay Döner vegetariano.


Episodio 40: Buda + Pest

Martes 26 de Abril del 2011

Con la mirada fija en uno de los Parlamentos más grandes del mundo y un cigarrillo en los labios
contemplaba este hombre la ilusión de Libertad, Justicia y Prosperidad de un pueblo que durante
más de 100 años ha estado en el lado equivocado de la batalla. En sus palabras se haya la esperanza
de un pueblo que aspira a que sus nietos vivan en la nueva nación y que todos los cambios que han
No es un burrito, ni una fajita mexicana... es siemplemente un
Döner Dürum.
92

sido prometidos algún día se hagan realidad.

Su nombre es impronunciable e irrecordable para casi
cualquier ser humano en el planeta, pues su idioma está
catalogado como uno de los más difíciles a nivel mundial y
nos cuenta que por eso pocos se atreven a hacer
traducciones de sus obras, sin embargo que la belleza de
sus poemas, canciones e historias no tienen mucho que
envidiarle a Shakespeare, Goethe o García Márquez y que
por el contrario su cultura se cuenta entre las más
diversas y pródigas del planeta. A diferencia de la mayoría
de idiomas, un niño de 5 años puede leer fácilmente las
obras literarias de 500 años de antigüedad.

Entre muchos otros descubrimientos la fórmula de la
Vitamina C, la amada por los alemanes agua carbonatada,
los esferos, la implementación de los antisépticos en las
cirugías, el cubo
Rubik, la holografía,
la tecnología para la
televisión a color, el
hormigón
translucido tan
utilizado en la
arquitectura
moderna a nivel
mundial e incluso el
concepto del estrés,
fueron creados y
descubiertos por
húngaros
alimentados con
Gulasch y una desde
mi punto de vista
más exquisitas
panaderías del
mundo. Solo hace falta recorrer las calles de Budapest y encontrar como en Colombia una
panadería con toda clase de sabores, formas y presentaciones a precios muy económicos si se
piensa en euros y se compara con la vida alemana, y muy similares a los precios colombianos.

A pesar de la inteligencia y pujanza de su gente, cuando se visita su capital Budapest, la historia que
se cuenta es otra, los mendigos duermen en los pórticos de las tiendas de renombrados
diseñadores y mientras algunos pocos disfrutan de los manjares que se sirven en el espectacular
parlamento húngaro, una gran parte de la población aguanta hambre.
Este es un hombre que ama su Patria.
Agradezco sus palabras y su inspiración
He aqui uno de los Parlamentos más grandes del mundo solo superado por el Parlamento
británico.
93

Esta es la Basilica de San Esteban en Budapest.

Durante dos horas hace un esfuerzo
sobrehumano para transmitirle a unas 15
personas la historia detrás de algunas de las
construcciones mas bellas que yo haya visto,
de mostrarnos la idiosincrasia, la vida, las
costumbres y tras todos esos argumentos a
favor de su patria se mimetiza la rabia por la
falta de visión, de transparencia y de liderazgo
de sus dirigentes, la pregunta sin respuesta al
por qué de la actual injusticia y en general la
esperanza de conseguir con este tour unos
2500 florines aproximadamente 25.000 pesos
colombianos que le permitirán vivir
dignamente un día más. Su inglés no era
perfecto pero su esfuerzo era heroico, incluso
imprimió fotografías de todos aquellos objetos
que probablemente sus palabras no pudieran
expresar correctamente y fue el tour más
profundo, más interesante y más enriquecedor
en el que alguna vez haya tomado parte.
La primavera y el reencuentro en Budapest de Laura y Cindy.
El monumento de la Libertad sirvió como escenario para
nuestro reencuentro.
94

En este punto pensé en mi propia situación, estando en un país lejano donde de Colombia se sabe
muy poco a excepción de su ubicación geográfica, su excelente café y el negocio del narcotráfico,
al igual que este hombre húngaro intento mostrarles a los europeos que mi país es mucho más
que café y drogas y que por el contrario tenemos una cultura muy rica, recursos naturales y
humanos que ellos ni siquiera pueden imaginar y lo más importante: que tenemos la convicción en
el futuro, necesaria para sacar a nuestro país adelante. Después de 8 meses el alemán ha mejorado
lo suficiente como para presentar un país donde la realidad supera la ficción por la riqueza de sus
suelos, su mares y la tenacidad de su gente, pero algunas veces se queda corto el idioma y el
esfuerzo para expresar en un par de palabras cuán maravilloso es ese país que se sitúa al norte de
Suramérica, es también heroico. Sin embargo, al llegar a Budapest soy una más de los cientos de
turistas que en Semana Santa escogieron esta hermosa ciudad para disfrutar del sol y de la buena
rumba. Soy de esas turistas que llegan con los poderosos euros que pueden llegar a multiplicar
varias veces su poder adquisitivo en esta ciudad y junto con Laura, Leonardo, Jorge y Sebastián
recorremos felices la ciudad. Esto está muy lejos de ser Roma, Paris o Copenhague donde un
almuerzo decente puede costar entre 10 y 15 euros. Esto es Hungría, donde un abuelo puede
jactarse de haber estado en 7 países diferentes sin haberse movido de su casa.
Y aquí comienzo a descubrir
qué significa realmente ser un
ciudadano del mundo, no es
solamente caminar entre
aeropuertos, metros, trenes y
ciudades con propiedad
sabiendo para dónde se va, sino
también crear la conciencia de
dónde se viene, qué se quiere y
ese criterio que sólo se crea
estando de los dos lados de la
moneda. En la tierra de Atila así
como en Colombia los recursos
son inimaginables, la creatividad
de sus gentes es impresionante
tanto así que han creado
tradiciones multifacéticas,
diversas y numerosas, pero
también han sufrido bajo los mandatos de gobiernos sin visión, sin vergüenza y sin corazón. Al
mismo tiempo muchos han esperado pasivamente y hoy viven entre la riqueza inexplorada de la
nación y luchan por no morir de hambre. Probablemente esta sea una de las diferencias más
fuertes que se puede encontrar con el pueblo alemán, que actúa pro activamente, que en alguna
forma ha creado una independencia general del gobierno y que cree firmemente en sus
capacidades. Ellos simplemente se levantan cada día sabiendo que deben ser más productivos,
efectivos y eficientes o un japonés, un norteamericano, un chino, un ruso o un lo que sea, está
trabajando juicioso en su oficina generando ideas y ganando euros, yenes o dólares. Aquí están
consientes de esa competencia mundial, de esos buenos oficios que cada pueblo es capaz de hacer.
A comienzos del invierno los hungaros portan una manilla y cuando ven a
este plumifero amigo es la primera señal de la primavera, asi que cuelgan
estas manillas en las ramas desnudas de los arboles. Este animalito se
puede encontrar en cada jardin de Budapest en tiempos de primavera.
95

Durante estos meses en Alemania, ellos me han enseñado que la distancia entre un sueño y una
realidad no está más allá de un buen plan y una decisión tomada a tiempo.
A diferencia de los escoceses y
norteamericanos que han invadido España y
en general Europa haciendo tours que son
muy informativos pero nada emotivos por
esa distancia que tiene el guía con la realidad
del país, este hombre húngaro, con un inglés
heróico y un catálogo de fotos hermoso en
su bolsillo, logró sensibilizar a un par de
personas sobre la situación de Hungría y
cambio ese estigma de “antiguo país de la
cortina de hierro” por un país con
magnificas danzas folklóricas, con exquisitas
comidas, con gente cálida, productor de
excelentes vinos, que por falta de buen
marketing y logística no están en las cavas
de los mejores, al lado de los franceses o
chilenos como deberían estarlo por su
aroma, su sabor entre dulce y seco, con una
incomparable Páprika, de la cual los
alemanes están enamorados y no conciben
un platillo sin el uso de este ingrediente. Él
nos ayudó a generar conciencia sobre su
negra historia en los tiempos del
comunismo y la cortina de hierro.

Como estudiantes nuestra propina no podía
ser muy grande, pero con una sonrisa agradeció las pocas monedas que pudimos darle sin siquiera
verificar el monto. De Hungría me llevaré para siempre esa nueva conciencia sobre lo que significa
ser un ciudadano del mundo y la mirada repleta de esperanza de ese hombre que a pesar de vivir a
11.000 kilómetros de distancia, hablar un idioma completamente diferente al español y jamás en su
vida haber pisado Latinoamérica podría muy bien entender no solamente la idiosincrasia de
nuestro pueblo sino también la frustración de poder hacer poco frente a la corrupción y la falta de
visión de sus gobernantes.


Episodio 41: Un Referat, varios idiomas, una reunión

Viernes 6 de Mayo del 2011

Era la primera vez que lo veíamos, la mano detrás de tantas experiencias inolvidables nos recibía
una vez más para mostrarnos no solamente todas esas oportunidades que Alemania tiene
reservadas para los mejores sino también para acercarse a nosotros y poder conocernos como
Zufridonio no podia quedarse en este viaje al corazón de la antigua
cortina de hierro,aqui con el monumento Hősök tere éjszaka, que es
considerado un Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
96

seres humanos y así recibir retroalimentación de un trabajo de más de un año. En nombre del
pueblo alemán, representaba una institución, pero más allá de eso quería conocer a las personas
detrás de las hojas de vida, de los números de cuentas bancarias y de tantos y tantos emails con
problemas. En Alemania no estamos solos, en Alemania tenemos a nuestro Referat 416 del cual el
Señor Arpe Caspary es el encargado. A lo largo de estos 9 meses nos ha ayudado junto con su
equipo a solucionar todos los pequeños-grandes problemas que un becario en Alemania puede
tener. Desde la identificación de los documentos correctos para los trámites en la Universidad
hasta los consejos para búsqueda de casa y prácticas, el Referat nos ha tratado como reyes y ha
facilitado inmensamente nuestra estadía en tierras teutonas. Este es un buen momento para
agradecer a la Señora Angelika Lütz (también del Referat 416 en el DAAD Bonn) por su paciencia,
quien en momentos de crisis nos ha ayudado a mantener la calma y ha trabajado arduamente para
que todo salga según lo planeado y este año sea una de las experiencias más enriquecedoras de
nuestra vida.
Mientras viajábamos de regreso a Munich, después de pasar un fin de semana muy agradable y
constructivo en Passau donde tuvo lugar el encuentro de becarios del DAAD que incluyó un viaje
en barco a través del Donau hasta Austria y un par de cenas deliciosas con comida típica alemana y
muchas otras sorpresas. Pensamos en lo agradable que debe ser el trabajo en un Referat del
DAAD. Todas las personas que acuden a éste llegan con documentos llenos de éxitos, de
esperanzas, de visiones y planes sobre su futuro. Debe ser increíble conocer tantas historias de
personas que quieren superar sus límites, hacer patria, soñar y hacer realidad la ilusión de ser los
Una reunión multicultural donde el alemán se impuso como idioma dle evento.
97

mejores en su campo. Pero definitivamente creo que el equipo de cada Referat trabaja
arduamente, como todos nosotros por ese segundo feliz donde se sabe que todo ha valido la
pena. Para los médicos, la salida del paciente del hospital, para los ingenieros el primer producto
terminado de la línea de producción, la primera visita al edificio, el primer movimiento correcto
del robot… y para un equipo del Referat el encuentro con los becarios.
Durante casi tres días los becarios y su respectivo Referat tienen la oportunidad de encontrarse
en un ambiente tranquilo, en una ciudad cercana al lugar de residencia de los becarios y brindarles
la oportunidad de compartir experiencias, conocer el ser humano detrás de la organización que ha
hecho tus
sueños
realidad y
simplemente
tomarse un
momento para
pensar en el
futuro y
aportar ideas
para mejorar
los programas.
Diana, Ligia y Leonardo al bordo del barco que nos llevo hasta Austria y que sirvio como el mejor escenario para compartir
un rato agradable con nuestros Referats y compañeros de aventura.

Una pequeña vista del Donau.
98

Las conferencias de los becarios doctorandos nos muestran que el camino que hemos emprendido
no será fácil pero que con pasión por la profesión, ideas innovadoras y mucha perseverancia los
resultados transformarán para siempre la sociedad de donde hemos venido. Por ejemplo,
Alejandro, un arquitecto paisa trabaja actualmente en un doctorado en la TU Munich y aporta
ideas innovadoras a nivel de materiales de construcción con desechos propios de la región
antioqueña, nuevos diseños que aseguran no solamente un bajo costo sino seguridad para sus
habitantes y nos mostró el poder que puede tener la arquitectura en la educación y el sentido de
pertenencia de los pueblos. Como lo han experimentado las ciudades de Medellín y Bogotá con la
construcción de colegios distritales, bibliotecas públicas y espacios de recreación y deporte.

A su vez los becarios egipcios nos mostraron los nuevos retos que tiene este país por delante y la
visión crítica que la comunidad mundial debe adoptar no solamente frente a estos nuevos retos
sino frente a la posible recurrencia de actos violentos contra la población civil.
Durante estas pequeñas conferencias, donde se pueden ver los resultados de invertir en los
mejores y el compromiso que a su vez ha generado en los becarios, los encargados del Referat
sienten que todo ha valido la pena, sus sonrisas generadas por el salto entre varios idiomas de los
becarios y los expositores. Además de vivir comidas, pausas y momentos de esparcimiento en
alemán que se convierte en el idioma de la reunión. Y si de algo puede estar seguro el pueblo
alemán es su futuro como centro de conocimiento, de generación de ideas y centro de
intercambio está siendo correctamente asegurado por el DAAD. Es increíble ver estudiantes de
Dando una vuelta por Passau, Carolina y Leo disfrutan una de las ciudades que queda en la frontetra con Austria.
99

todas las nacionalidades, colores de piel, credos y disciplinas comunicándose en alemán y haciendo
de esta nación no solamente la tierra de las ideas sino la tierra donde suceden los adelantos
científicos.

A su vez los diferentes pueblos del mundo pueden sentirse orgullosos de sus becarios, porque con
el temple para vivir en la fría Alemania y competir con los mejores en su campo, generan ideas y
conocimiento que con la correcta gestión pueden convertir nuestro mundo en ese lugar que
siempre hemos soñado. El camino es largo pero no estamos solos, el camino tiene muchos
obstáculos pero estamos juntos para hacer de ellos una oportunidad. El futuro es de aquellos que
se atreven a soñar y hacer un muy buen plan para hacer estos sueños realidad. Gracias a todas
aquellas personas que nos han inspirado para seguir trabajando, a todos aquellos que nos han
brindado su mano cuando el reto parecía muy grande para ser superado y muchas gracias de
antemano a todos aquellos que nos ayudarán a implementar nuestras ideas.


Episodio 42: De esas cosas que solo se pueden vivir en Alemania

Martes 10 de Mayo del 2011

Estaba frente al sistema automático de abastecimiento de la distribuidora Libri en Bad Hersfeld,
lugar donde diariamente son procesados 500.000 libros que se reparten a todos los rincones de
Europa y cuya promesa es entregar antes de las 8 de la mañana cualquier pedido hecho el día
anterior. Increíblemente es una promesa que se mantiene y más impresionante aun que sólo se
requieren un total de 400 empleados para asegurar este rendimiento. Así son las empresas
alemanas, empresas de muchas promesas que se cumplen con pocos empleados, grandes niveles
de automatización de los procesos productivos y una estandarización milimétrica de los procesos
empresariales.
Los estudiantes de
ingeniería industrial
alemanes tienen la
oportunidad de ver
este tipo de
instalaciones a una
corta edad, son
guiados por los
expertos y
motivados para
seguir
profundizando en
los temas de
logística. El sistema
es impecable, la interdisciplinariedad de sus componentes y el arduo trabajo que se encuentra
detrás de su mantenimiento es también admirable. Con estantes de casi 50 metros de altura y
haciendo uso de los últimos adelantos de la tecnología intralogística el centro de distribución de
Foto Digital de Libri, más de 500.000 libros son manejados diariamente en este centro logístico
100

Libri es uno de los socios más importantes del gigante Amazon en uno de los mercados más
importantes de medios impresos del mundo, el mercado alemán, que como ya lo había reportado
se destaca por el consumo masivo de libros. Sector que además se cuenta dentro de los pilares de
la economía alemana junto con los medicamentos y productos químicos, los implementos
deportivos y por supuesto el mercado automotriz. Por ejemplo sabían que el 50% de la carga
mundial es transportada por los motores MAN Diesel, que son orgullosamente en Alemania
diseñados y desarrollados a solo puertas de mi oficina de trabajo. Son esas cosas que uno solo vive
en Alemania.
Además de conocer esta planta fuimos invitados como estudiantes de la TU Munich a participar de
la feria de Intralogística más grande del mundo que este año tuvo lugar en Hannover. Me pareció
impresionante la coordinación de los contenidos de las materias con los requerimientos en la
industria real. Todo aquello que la industria requiere es hoy enseñado en las universidad y gran
parte del presupuesto para la investigación y el desarrollo es aportado por la colaboración entre la
Universidad y la empresa, cabe señalar que un 90% de las Universidades alemanas y en general
europeas son públicas con lo cual el semestre más caro que un estudiante en Alemania puede
pagar cuesta 500 euros por estudiar en algunas de las universidades más prestigiosas del mundo,
por lo cual se ha convertido en uno de los destinos académicos más interesantes del mundo.
Gracias a un alto grado de internacionalización se puede hoy estudiar, vivir y trabajar en Alemania
sin hablar alemán, sólo con inglés.

Para mi fue una experiencia muy
diciente estos dos días en Hannover en
compañía de los estudiantes de cuarto
año de Ingeniería Industrial con énfasis
en Logística, ya que el semestre pasado
tuve la oportunidad de tomar materias
con ellos y en esencia poseíamos al final
del semestre casi los mismos
conocimientos. Durante estos dos días
tuvimos la oportunidad de ver aplicados
nuestros conocimientos en la vida real
de las empresas más influyentes del
ámbito logístico en Alemania. Las
oportunidades de investigación también fueron ampliadas en los Stands de la feria y no se hicieron
esperar tampoco los ofrecimientos de trabajo. Los programas de Training y el Reclutamiento
continuo dentro de las Universidades son
algunas de esas cosas que solo se viven en
Alemania.

Nuestras universidades tienen todavía
mucho que aprender sobre la financiación
de sus investigaciones, la adecuación de
los programas a la vida real de las
CeMAT Feria mundial que cada tres años tiene lugar en países
industrializados para mostrar las últimas tendencias en tecnologías
de intralogística
101

empresas y el apoyo científico a las mismas. En Alemania esta relación es la base del desarrollo
económico y hay poco que hacer o decir sin el consentimiento de estas dos instituciones. Pero
algo también es cierto, como todas las buenas cosas toma tiempo crear una relación de este estilo,
el nivel de confianza no solo en los resultados sino en los socios, el compromiso bilateral que se
genera y el apoyo de largo plazo son elementos que no se construyen de un día para otro y que
deben seguir un proceso lento pero continuo.
Desde los días de las puertas abiertas a los institutos científicos, pasando por todas las buenas
cátedras de profesores con años de experiencia en la industria hasta este tipo de excursiones que
buscan guiar a los estudiantes hacia los temas que actualmente generan un alto valor agregado , la
sociedad alemana inspira a cada uno de sus miembros a ser los mejores y a aspirar cambiar el
mundo con sus acciones bien sea desde el puesto de un zapatero, un astronauta o un CEO, cada
uno tiene un lugar importante y respetado en la sociedad y ha recibido la suficiente educación para
desempeñar correctamente su labor. La presión por entrar a la Universidad no existe en
Alemania, pues cada uno sabe que igual el oficio que escoja va a recibir una educación y un sueldo
justo por su trabajo.
Pienso en todos esos eventos que me han traído hasta aquí, en decir estudiar ingeniería, decidirme
por Alemania para vivir este año y en todas esas metas que me propuse al comenzar el año en
Alemania. Vine a Alemania con un sueño y voy de regreso a Colombia con una visión de futuro y
con algunas herramientas para seguir trabajando en hacer realidad esta visión. Crecemos sin
darnos cuenta y de repente cuando miras al espejo ya no está allí una estudiante de ingeniería de la
Universidad Nacional de Colombia, ante ti está hoy una futura ingeniera que sabe que su camino
es largo porque el conocimiento avanza muy rápido y ella quiere participar en su construcción.
Una futura ingeniera que sabe que el futuro deberá ser escrito en español en Colombia, pero que
tendrá que descubrir en Alemania todas aquellas herramientas para hacer que su país salga
adelante. En alguna forma también es ahora una futura ingeniera ambiciosa, porque se dio cuenta
que tiene las habilidades suficientes para conquistar el viejo continente.


Episodio 43: Donde Roger

Jueves 19 de Mayo del 2011

Una imagen de Roger
Federer, una bandera
roja con una cruz
blanca en la mitad y
una cantidad indefinida
de chocolates y
relojes se dibujó en mi
cabeza cuando me
dijeron que el
siguiente destino era
Zürich, con apenas
una pausa de 15 horas
en Munich por
cuestiones laborales,
pasé de la feria de
Intralogística del
CeMAT a las
carreteras suizas y
Zürichsee desde la montaña
102

todavía seguía pensando en el tranquilo
recorrido por el Donau con mis compañeros
becarios del DAAD.
La vida del becario es una vida agitada, 4
ciudades diferentes en una semana. Dentro de
esas lecciones que se aprenden está el manejo
eficiente del tiempo, mejorando la productividad,
aumentando la diversión y disminuyendo los
gastos. Se intentan vivir la mayor cantidad de
experiencias en la menor cantidad de tiempo.
Por eso se llegan a semanas como ésta, que
comenzó en Passau, siguió en Munich, pasó por
Hannover, volvió a hacer pausa en Munich y
cerró con broche de oro en Zürich.

Volviendo a donde Roger, debo decir que Zürich me robó el corazón. Esta es catalogada como
alguna de las ciudades más caras del mundo, sus hoteles, comida, transporte ratifican este hecho
pero al mismo tiempo es también una de las ciudades más seguras del mundo y con una
temperatura primaveral promedio de 20 grados centígrados, se dieron las condiciones para decidir
no pagar un hostal y descubrir la vida nocturna de la ciudad. Esas cosas que como ya he
mencionado solo se hacen a los 22 años de edad y en compañía de amigos más locos que uno que
le sigan la cuerda. Aquí un saludo especial a Leo y a Juan Sebastián que fueron los “merodeadores”
oficiales según palabras del propio Leo.
Pero la sangre llama señores y señoras, y la “colombianidad”, ese porte, esa elegancia de los
nacidos bajo el cielo tricolor no pasa desapercibida en ningún lugar del mundo. A pocos minutos
de haber llegado a Zürich nos encontramos a un grupo de colombianos que estudian en la ETH, la
Universidad de Einstein, y que aprovechando las buenas condiciones climáticas hacían un asado,
que por estos días se impone en todos los jardines europeos. Sin pensarlo dos veces nos
ofrecieron posada y nos invitaron a compartir con ellos y sus amigos suizos, brasileros, alemanes
etc… el primer asado de primavera. Multiculturalidad: la palabra preferida en Europa.
Me sentí muy feliz de hablar alemán de superviviente. Si bien es cierto que el alemán suizo es muy
diferente al “Hochdeutsch”
alemán, todos se esforzaron
por hablar un alemán-alemán y
fue increíble, podíamos hablar
tranquilamente de todo y de
nada en alemán “quatschen”,
enfrente de nosotros el
“Zürichsee”, en la mano una de
esas tantos tipos de salchicha, el
buen pan suizo y una cerveza
con una etiqueta que veía por
primera vez en mi vida.
Después de un par de
conversaciones sobre las
universidades y la ETH, una de
las mejores 5 universidades del
mundo, las ciudades, las
costumbres y las diferentes
formas de ver la vida.
Zürichsee
ETH Zürich
103

Al día siguiente fue claro que debíamos conocer la universidad de Einstein y comprobar el mito de
los trenes suizos con los cuales los suizos pueden sincronizar la hora de sus bellos y precisos
relojes. Si los alemanes arman una huelga por un retraso de 1 minuto en sus trenes, el día de un
suizo se puede echar a perder completamente por un retraso de un par de segundos en un tren.
Los suizos son realmente diferentes de los alemanes, jamás verán a un suizo desesperado y un
poco violento o buscándole la pelea a algún otro vecino… varias guerras mundiales hablan del
espíritu “pacífico” alemán, pero eso es otro tema.
El sinónimo de la riqueza y la prosperidad en die Schweiz, la Suisse, Svizzera, Svizva, o Suiza, en sus
cuatro idiomas oficiales: alemán, francés, italiano y romanche, es la Neutralidad. Suiza no
pertenece a la Unión Europea y si revisan sus clases de historia encontrarán su nula participación
en la mayoría de guerras y enfrentamientos violentos. Incluso la adopción de cuatro idiomas
nacionales habla de su comportamiento neutral.
Esa “Neutralidad” hizo a Suiza y sus 7.725.200 habitantes uno de los países más ricos del mundo y
a sus tres ciudades principales: Zürich, Basilea y Ginebra, las capitales financieras del mundo. Los
datos hablan por sí mismos. Un tercio de la riqueza mundial está guardada en los bancos suizos. El
secreto bancario, la estabilidad del franco y la neutralidad suiza permitieron que se desarrollaran
estos centros al mismo tiempo que el mundo financiará el desarrollo del país chocolatero, relojero
y ferrocarrilero por excelencia. Sin embargo, fue imposible dejar de pensar que en mis manos
tenía el dinero más sucio del mundo, a pesar de sus miles de medidas de seguridad y brillantes
colores no podía esconder el negro pasado, presente y futuro que generó tal riqueza.
Esa neutralidad también los hizo la sede soñada de instituciones como la Cruz Roja, fundada en
Suiza, la Organización Mundial del Comercio, una de las dos oficinas de la ONU en Europa además
de la sede de la FIFA para los aficionados y la UEFA también encontró un lugar en la tierra de los
quesos.
La diarista en la orilla del Zürichsee
104

Entre los Alpes y yo, un buen par de viejos y nuevos amigos, una conversación sobre todo eso que
nos hace ser colombianos y por qué los suizos prefieren esposas latinas, motivo por el cual la
ciudad está plagada de latinos y de sus costumbres, razón por la cual se siente un poco más
amigable que Alemania o Austria. Entre los Alpes y yo, un tren de unos 30 minutos de distancia
que nos llevó a uno de los miradores de la ciudad de Zürich, que entre hermosos senderos y un
par de buenos caminos aptos para el montañismo, retó nuestro sistema cardiovascular y nos hizo
sonreír al llegar a la cumbre donde probamos el famoso Chocolate de miel, que es un chocolate
con la microestructura de un panal de miel, pero de chocolate, lo que le permite un derretimiento
constante y lento en tu boca y solo puede ser descrito con un largo mmmmmhhhhmmmm. Ese
chocolate me cambió la vida, en ese momento entendía que por vivir en Zürich había subido unos
10 kilos más en mi estadía.
De Zürich me voy feliz, porque la ciudad es preciosa, porque hablan alemán, porque a pesar del
dialecto algo se puede entender y sobre todo por esos momentos en la ETH, donde felizmente
también todas las carreras son dictadas en el idioma de Goethe. Me voy con el sueño de alguna
vez pisar esta universidad como estudiante y todo gracias a que escogí Alemania como país para
hacer este año de intercambio. Alemania, Austria y Suiza, el alemán no solamente es hablado en
Alemania, algunas de las mejores clases universitarias del mundo son dictadas en este idioma y die
Schweiz, la Suisse, Svizzera, Svizva, o Suiza es mucho más de relojes, chocolates, trenes y la tierra
de Roger Federer, es también la tierra de la neutralidad y el conocimiento escrito y hablando en
alemán.


Episodio 44: Al amigo de un amigo le pasó lo mismo

Martes 24 de Mayo del 2011

Había metido la mano en el bolsillo de mi chaqueta para sacar la billetera y repartir la cuenta del
almuerzo con Rafa, por esos días el tiempo era contado porque estábamos en la preparación de
los exámenes. En vez de sentir mi billetera sentí su ausencia y un escalofrió recorrió mi brazo. No
puede ser! Todo lo importante estaba allí, Carnét de la Universidad para presentar el examen,
Tarjetas con el dinero que tengo para vivir en Alemania, tarjetas del seguro, cédula de
ciudadanía… bueno, ni para qué sigo contándoles. Todo es todo. Con la presión de tener que
estudiar para los exámenes simplemente fui al banco, la tarjeta fue bloqueada y pedí una nueva,
después de los exámenes ya habría tiempo pero por ahora tocaba concentrarse en aprobarlos. Sin
embargo, piensas en los cientos de euros que tendrás que pagar por culpa de tu despiste.

El mismo escalofrío lo sintió una amiga de una amiga cuando después de subirse a un ICE y
confiando en la seguridad de los trenes y calles alemanas dejó su maleta con pasaporte,
computador, llaves de la casa, billetera y todo lo imaginable en una silla de ICE. No puedo imaginar
lo que sintió esta amiga mía cuando llegó al asiento y descubrió un asiento vacío y
desesperadamente comenzó a preguntar qué había pasado con su maleta. Con alemán de
superviviente o no… uno se hace entender… la adrenalina recorre tu cuerpo y solo esperas que
te digan que todo ha sido una equivocación. Sin embargo, estas palabras nunca llegan y solo
quedan las lágrimas y un nuevo reto para el nivel de alemán con el que se cuenta: declarar una
pérdida o posible robo de una maleta con todas las herramientas, ilusiones y recuerdos de un año
en Alemania.
Pero les tengo otra “perla”! Al amigo de un amigo una vez le llegó una carta de una tal
“Fundbüro” de la ciudad de Munich, allí le contaban que su pasaporte estaba en las instalaciones de
esta oficina y que podría tranquilamente pasar a recogerlo en horario de oficina. Pero que gente
tan loca son los alemanes pensó él, si mi pasaporte reposa felizmente en mi closet. Qué
105

despistados son los colombianos, pensó la secretaria de la oficina
“Fundbüro”, cómo pueden perder su identificación personal, casi la
mitad de la vida en el extranjero. Mi querido amigo revolcó su cuarto y
llegó a la conclusión de que algún duendecillo había llevado su
Pasaporte a la “Fundbüro”. Esta tarea se sumaba a una de las tantas
que en los siguientes dos días debían ser terminadas, pues mi amigo se
iba 20 días a celebrar la Navidad en Italia, Francia y España. Sin
pasaporte? Sí señores! A dos días de emprender un viaje de este
talante, con tiquetes comprados, hoteles reservados, amigos
ilusionados y etc… este amigo no tenía ni idea que había perdido su
pasaporte y más aún, que alguna persona de buen corazón ya le había
ahorrado la decepción y los casi 300 euros que cuesta sacar un pasaporte colombiano en
Alemania.
Si en Colombia son dos palabras las que te hacen feliz, en
Alemania es una: “Fundbüro”. Cuando te dicen que hay una
oficina donde todos los objetos perdidos pueden ser
entregados y que estos realmente llegarán a las manos de sus
propietarios, simplemente te sorprendes y esperas nunca tener
que vivir el impasse. Pero, por algunas casualidades de la vida y
de las muchas cosas que un estudiante de intercambio tiene en
la cabeza tuvimos que vivir.
En el caso de la amiga de mi amiga, la Oficina de los Objetos
perdidos de la Deutsche Bahn le contó que su maleta estaba en
Düsseldorf. Los ubico un poco: Munich, que es por así decirlo
la esquina sur oriental de Alemania y Düsseldorf es la esquina noroccidental, pero un par de días
después la maleta era nuevamente cargada y consentida por nuestra amiga. El amigo de mi amigo,
el del pasaporte, pudo demostrar que era este despistado estudiante colombiano que aparecía
sonriente en la foto del pasaporte. Hasta ahí todo nos pareció un milagro. Una oficina que
funciona y que te devuelve esos pequeños grandes tesoros que tienes en los bolsillos, billeteras,
gafas, sacos, agendas, todos esos elementos que no apreciamos en el día a día pero cuando se
pierden limitan totalmente nuestra existencia.
Pero mi caso era mucho más particular, había perdido las esperanzas porque yo había perdido mi
billetera entre el supermercado y mi casa, lo que pueden significar unos 500 metros de
posibilidades inimaginables. Pero de repente encuentro una notita
en la puerta de mi casa que habría podido pasar inadvertida, si no
dijera: “Cindy Johanna Rodríguez Avila, wir haben Ihre Geldtasche
gefunden und Sie können sie zu jeder Zeit abholen” (Encontramos
su billetera Doña descuidada y cuando quiera puede pasar a
recogerla). La firma del Hausmeister, o el administrador de la casa
de estudiantes y la sonrisa que no se hizo esperar. Mi billetera lo
tenía todo incluso del dinero en efectivo. Esa conciencia sobre el
valor de las cosas personales y el respeto a las mismas es algo que
me impresiona de Alemania. No ocurre en todos los casos, pero
por lo menos existe la posibilidad de que este hecho ocurra. Aquí
los noticieros no dedicarán una sección de sus emisiones para
contarnos del héroe que devolvió una cantidad X de dinero y al
cual solo le dieron las gracias. En Alemania todos tienen un poco
de héroes cada día y hacen que la convivencia en sus ciudades sea
una digna historia de fantasía para los habitantes transatlánticos.
Ellos están concientes que deben aportar un poco de sí mismos
Reconocen algo? La Fundbüro lo
conserva todo en buen estado y lo guarda
para que su propietario tenga ese feliz
reencuentro
Ni siquiera los niños alemanes tienen
de que preocuparse, la Fundbüro
tambien recibe y entrega ositos que
se fueron a jugar lejos de los niños.

106

cada día y la ciudad se parecerá un poco más a lo que ellos siempre han soñado, pero son
concientes que todo comienza por ellos mismos.

Este es un episodio dedicado a los amigos de los amigos que han perdido, extraviado y
reencontrado sus objetos personales. También un homenaje a la cultura del respecto a propiedad
del otro que existe en Alemania, como dirían las señoras: Alemania, ¡esas son las cosas que
enamoran!


Episodio 45: Método macondiano de aprendizaje de alemán

Miércoles 1 de Junio del 2011

Sin caer en las palabras del famoso boxeador colombiano Pambele,
“es mejor ser rico que pobre”, el mejor lugar para aprender un
idioma es la tierra donde se lo habla todo el día. La experiencia de
aprender alemán en Alemania ha sido una de las experiencias más
difíciles pero también más satisfactorias de mi vida.
Todo comenzó muy lentamente. Recuerdo los días donde una
manada de estudiantes colombianos invadían los bancos, las oficinas
públicas y todos los sitios donde deberíamos arreglar alguno de los
detalles de nuestra estadía en Alemania, íbamos juntos esperando
que tres o cuatro cabezas fueran capaces de entender bien lo que se
nos era explicado y discutíamos animadamente sobre lo que
habíamos entendido.
Y en un idioma como el alemán increíblemente figurativo,
comenzamos a colocarle a cada cosa un letrero mental con su
nombre y poco a poco lo complementamos con sus usos, sus palabras asociadas y cada concepto
imaginable, seguimos el ejemplo de los Macondianos, quienes después de la llegada de Rebeca
contrajeron la enfermedad del olvido y el insomnio y como estrategia para poder seguir con sus
vidas idearon este método. Desde entonces hemos complementado estas notas mentales con el
género, los millones de verbos que podríamos colocar a este objeto en movimiento y en general
hemos descubierto que también hay cosas que se demoran mucho tiempo en ser aprendidas.
Entonces la estación central de
trenes dejó de ser para siempre
ese sitio frío donde uno solo llega
momentos antes de tomar un tren
y se convirtió para siempre en el
Hauptbahnhof que padres de
familia y amigos en Colombia
intentan entender en nuestros
relatos sobre tierras teutonas. Los
tiquetes del tren son Monatskarte,
Schönes Wochenende Tickets y
demás. Incluso los gestos y el casi
nulo lenguaje corporal de los
alemanes han sido adoptados. Esas
Empfindlichkeiten (pequeñas
sutilezas) del lenguaje comienzan a
ser cada vez más conocidas y
Mi familia colombo-alemana.
Yo con Laura y Alejo y nuestro primer celular alemán.
107

entre más entiendes el idioma, a la gente y su cultura, más quieres quedarte. Aprender un idioma
no solo se trata de poder mantener una conversación con la contraparte, aprender un idioma es
también conocer y valorar la
cultura y tratar de interiorizar la
mentalidad del pueblo que lo
habla.

Cada nueva palabra es asociada
con un recuerdo muy profundo y
el solo hecho de utilizarla hace
que sonrías por segunda vez. Por
ejemplo, cuando estábamos con
doña Laura en el gimnasio en
Marburg, una amable recepcionista
nos recomendó: “Ihr müsst Euch
in die Liste eintragen, um am
Unterricht teilzunehmen.”
(Deberían inscribirse en la lista
para participar en la clase.) Carajo!
Por esas épocas la recepcionista
tuvo que preguntarnos pacientemente nuestros nombres y después colocarlos en la lista. Entonces
nació el verbo "eintragen" y hoy en día en mi trabajo lo utilizo 500.020 veces por día pues el
trabajo de análisis requiere que muchos datos sean organizados en tablas y demás. Siempre
recordaré nuestras caras de asombro el día que nació este verbo.

A veces uno descubre que es mejor no saber cierto tipo de cosas o mejor dicho que hay cosas
que deben ser bien aprendidas. Como por ejemplo el verbo vernaschen, el cual una vez fue
enseñado por nuestra mentora en Marburg y según ella y nuestro entendimiento de esa época
significaba en la siguiente frase que estábamos solteros: “Ich bin zu vernaschen.” Y como buena
alumna lo utilice en una de las tantas reuniones con Chris (mi mentor y amigo). Ninguno pudo
contener la risa y
prolongarla después
de esta afirmación de
mi parte. Al contrario
de lo entendido y
aprendido “Ich bin zu
vernaschen” significa
que quieres conocer
más íntimamente a esa
persona y quieres que
te conozcan un poco
más. Claro
conociendo las
circunstancias de mi
pobre alemán Chris
me explicó todo y
evito más chascos de
ese estilo.

Creo que el alemán ha
Los Tandems: Intercambio de idioma
Ferdinand Elßesar, nuestro primer amigo alemán
108

mejorado mi capacidad de abstracción y ejercitado bastante mi creatividad, las palabras
compuestas de las que hablábamos nos han retado enormemente, pero al final cuando se llegan a
entender las implicaciones de las combinaciones, se “dominan” las raíces y los prefijos leer y
descubrir las ideas detrás de los textos es un ejercicio delicioso. La precisión del alemán lo hace el
idioma perfecto para comunicar ciencia. Hablando de comunicar ciencia recuerdo el día que
sentada en un curso de C1 una profesora puso en el tablero la palabra Durchhaltenvermögen.
Ninguno atinó a su significado, diré que hasta hoy no he encontrado una traducción en español,
pero intentaré explicarla. Durchhalten puede ser traducido como perseverar y vermögen es por el
contrario la capacidad de alcanzar todo aquello que uno se propone.

Ella nos retó entonces a permanecer en la clase, trabajar bastante duro y mejorar todos los días
del resto de nuestras vidas nuestro alemán. Nos dijo lo que todos saben, que el alemán no es un
idioma sencillo, que exige mucho trabajo y dedicación. En ese momento pensé, que jamás lo
lograría, los pasos son a veces tan pequeños que uno se puede desanimar pronto, pero ahí es
donde hay que aplicar Durchhaltenvermögen y seguir luchando, aprender un verbo más, intentarlo
una vez más.
Durchhaltenvermögen... no entregarse, luchar a pesar de todas aquellas cosas que pasan y con
desesperación, miedo, frío, hambre… seguir hasta alcanzar lo que nos hemos propuesto. Esta es
mi palabra favorita en alemán, porque explica lo que un año en Alemania ha significado para mí. Ha
significado vencer muchos miedos, sentirme bobita porque la gente no podía entenderme al
principio, porque no podía responder preguntas en voz alta en las clases a pesar de que nadie más
era capaz de decir nada y después descubrir que pensaba de forma correcta y tenía una buena
solución. Fue comenzar desde menos que cero porque no dominaba el idioma, extrañar a mi
querido Dream Team, mis compañeros de Universidad con quienes era imposible conseguir una
mala nota y tratar de encontrar a algún alemán de buen corazón que quisiera preparar las pruebas
conmigo. Este año significó luchar mientras nevaba y extrañaba pasar una noche de velitas con mi
familia y al mismo tiempo descubrir todas esas pequeñas grandes cosas que ocurren en la vida de
una persona cada vez que el sol atraviesa el cielo, así en invierno no puedas verlo, o simplemente
se vaya muy rápido.

Esta es la lección que me llevo de Alemania y sus habitantes: Durchhaltenvermögen. Ahora que soy
capaz de ver atrás, puedo ver que todos estos segundos han valido la pena, y sé que volver a
Alemania a continuar mis estudios va a ser una experiencia que no solo va a sonar muy bien en mi
hoja de vida sino que me va a acercar a hacer mi sueño realidad de ser la mejor ingeniera industrial
del mundo, por muy infantil que parezca.
La próxima semana nos enfrentamos a uno de los últimos retos en Alemania, el TestDaF, la cita ya
está fijada: 8 de junio de 2011 a las 8:00 de la mañana, hora de mi pueblito más grande del mundo.
Cuánto hemos aprendido, cuántos miedos con el idioma hemos superado será suficiente para
aprobar el examen que certifica que puedes estudiar en el idioma de las ideas. Eso será algo que
mostraremos este miércoles. Éxitos a todos los becarios de jóvenes ingenieros que presentan el
examen en esta cita.

Como conclusión: Nostalgia, Deutschlandweh… un poco de dolor por dejar Alemania, en menos
de dos meses empacamos maletas y volamos.


109

Episodio 46: Cuando la vida real y la vida virtual se mezclan

Jueves 9 de Junio del 2011

Todos los martes en la noche, durante tres meses, nuestra querida profesora de alemán,
ayudándonos en la preparación del Test DaF, se sentó frente a un computador. Y haciendo uso de
una plataforma virtual, de Skype y de su paciencia, nos mostró que esperaba nuestro examen y
cómo podíamos mejorar nuestro resultado, además de corregir esos eternos errores que fueron
fáciles de aprender pero que como garrapatas se aferraron a nuestras ya casi “perfectas”
expresiones en alemán. Nuestro salón de clase era una página de Internet y mientras al otro lado
de la línea, desde Aachen nuestra querida Eli luchaba con la comida y el cansancio de un día de
práctica, yo seguía la clase desde Munich, en pijama. Y mientras tanto nuestra querida profe desde
Augsburg rezaba para que Skype y la plataforma funcionaran correctamente. De este modo todos
los becarios que vinimos a Alemania provenientes de Colombia hemos pasado estos tres meses de
práctica y de estudios interrumpidos por fines de semana de viajes por casi 7 países diferentes…
comidas y vida nocturna de ciudades con casi siete diferentes idiomas.
La última semana nos volvimos a acordar del examen, entonces comenzamos a estudiar enserio y
los chats con Ute, los Test de prueba y los diferentes materiales de ayuda se convirtieron en una
prioridad. Después de compartir tantas noches en pijama y con café, uno llega a encariñarse con el
nombre y la fotografía de la pantalla y comienza a imaginarse cómo es la persona que está al otro
lado. Tanto Ute, como Eli y yo teníamos tanta curiosidad que hicimos una cita para conocernos en
el Hauptbahnhof de Munich. A la cita se sumó Laura desde Nürnberg y Leonardo desde Munich.
Cabello negro risado, una risa contagiosa y una personalidad arrolladora, así era mi profe del Test
Curso de Alemán en Alemania
110

DaF.
Tras una charla amena en un Starbucks nos confensó tres secretos importantes para un éxito
rotundo en el Test DaF. Primero nos dio un resumen de todo lo que se debería saber para
aprobar la prueba de escritura y la oral, las que todos consideran las más difíciles. Después nos
contó cómo transcurría la prueba realmente. Mejor dicho, que de las tres horas que están en el
papel poco se cumple y la prueba puede llegar a durar hasta 6 horas, pues se les da a los aspirantes
descansos entre cada una de las pruebas
Y finalmente, el secreto de los secretos, con receta incluida, estaba escondido en sus manos. Este
secreto solo se dejaba ver por la pequeña forma de unos sobrecitos. La bebida debía ser
preparada y tomada el día de la prueba, debíamos calentar agua, colocar el contenido del pequeño
sobrecito en esta agua durante unos 10 minutos y por cuestiones del clima actual esperar
pacientemente a que se enfriara. Nadie quiere tomar bebidas calientes a 27 grados centígrados.
Pero lo más impresionante fue la descripción de la dosis requerida, con voz misteriosa nos dijo
que antes de la prueba de lectura debíamos tomar un sorbito, antes de la prueba de escucha unos
dos sorbitos, antes de la prueba de escritura nos dio instrucciones precisas, tres sorbitos para
Laura y Leo por aquello de ser los más calmados, un sorbito más para Eli y para mi dos más… Si
señoras y señores, aquí donde me ven, con la paciencia y el cariño para escribir un diario semanal,
la escritura del idioma de Goethe se me dificulta bastante.

Los cuatro con ojos grandotes tratando de adivinar qué contenían las manos de nuestra profesora
virtual, que solo hasta hoy había tomado un cuerpo, una sonrisa y una personalidad. La profe
virtual que ahora nos entregaba de sus propias manos un té mágico anti-errores para el examen de
alemán. Qué belleza! Pensamos todos. Qué ternura de alemana. Entonces con un resumen de la
Gruppenfoto!!! Kassel. Nuestra primera salida juntos (Becarios del DAAD de Jóvenes Ingenieros).
111

prueba, los secretos de cómo funciona y un té anti-errores nos subimos en el metro, el tranvía, el
bus o los zapatos y nos fuimos a conquistar el futuro.
Estaba rodeada de extranjeros llenos de ilusión, sus planes a futuro incluían no solo estudiar,
trabajar o quizás permanecer en Alemania, sino hablar un alemán perfecto. Gran parte del éxito de
la integración depende del idioma y estábamos ahí para obtener un documento que certificara que
si bien el alemán no era nuestro idioma materno, habíamos trabajado lo suficiente para podernos
comunicar y hacer parte activa de esta sociedad.
Los niveles de calificación del Test DaF se dividen en 4 niveles , menos de TND 3, TND3 que
certifica un nivel B1 en el marco común europeo, TND 4 que corresponde a B2 y TND 5 que
certifica un C1. Todos aspiraban a tener por lo menos un TND 4 en cada habilidad, lectura,
escucha, escritura y habla, con el cual la admisión a cualquier universidad queda asegurada. Con un
3 en alguna de las habilidades estás afuera. Los nervios eran totales a pesar de haber estado 10
meses en Alemania, a voz de examen hay que ponerse a preparar las pruebas y esperar tener
suerte en la prueba con todo aquello que no se sabe como ya lo dijo alguna de nuestras becarias
cuando preparábamos las pruebas de la universidad. Y es que cualquier cosa podía salir, si bien es
cierto que la prueba está dirigida al ámbito académico y la mayoría de lecturas y de temas son
sacados de la vida cotidiana de un estudiante en Alemania, nunca se sabe qué ocurrirá.

Pasaportes de todos los lugares del planeta, una botella de agua, un bolígrafo azul y un té mágico
sobre la mesa. Las cuatro pruebas pasaron sin prisa pero sin pausa por nuestras manos. La
conclusión al final de la jornada fue de total felicidad. No porque tuviéramos asegurado algo, sino
porque a solo 22 meses de haber empezado a estudiar alemán, estábamos sentados con gente que
llevaba casi una vida entera estudiando el idioma. Estábamos felices porque atrás habían quedado,
por lo menos en mi caso, los rezos para que en la parte de escucha acertara a la respuesta, como
ocurrió en el Zertifikat Deutsch hace solo 10 meses. Qué increíble volver a escuchar estos viejos
Curso de Alemán en Alemania
112

audios y descubrir que ahora los niños alemanes habían aprendido a hablar claramente y que los
anuncios de tren se habían vuelto completamente claros. Estaba feliz porque a pesar de tener
errores pude decir lo que pensaba en la prueba oral y escrita.
De alguna forma también me sentí orgullosa de mí misma porque pude mantener la calma y pensar
correctamente, quienes de antes me conozcan saben que en momentos de pruebas me dominan
los nervios, que gran parte de mi preparación para los exámenes es encontrar métodos que una
persona desesperada con grados reducidos de cordura y de sentido común pueda realizar. Pero
esa mañana me dije, después de haber presentado pruebas de inglés y de alemán donde me jugaba
un año en Alemania, después de haber vivido las pruebas del Profesor Romero, mi querido
profesor de Producción conocido en la Universidad Nacional de Bogotá por sus largas y difíciles
pruebas, y más aún, después de haber presentado y aprobado las pruebas contrarreloj de
ingeniería en alemán en la TUM, debía tener mucho valor para decir que tenía miedo. Entonces
caminé al ritmo de “Wir sind Helden” un reconocido grupo alemán y presenté la prueba.

Después de 6 horas de alemán recorrí las calles veraniegas de mi pueblito más grande del mundo y
pensé que aquí podría ser muy feliz, que la siguiente vez que viniera ya conocería Marienplatz y su
bullicio, el Hauptbahnhof y sus millones de posibilidades y sabría exactamente cual tren tomar
desde el aeropuerto hasta mi nueva casa, que preferiblemente sería cerca de la Universidad. La
próxima vez suspiré, y por eso azares de la vida que uno no entiende, mis pies me llevaron hasta la
TUM y pensé que aquí también sería muy feliz. La recordé llena de nieve y me dije a mí misma que
la próxima vez haría en la primera gran nevada mi primer muñeco de nieve. Recordé el día que
llegué aquí por primera vez y simplemente sonreí porque hace nueve meses todo parecía incierto
y difícil, pero hoy había alcanzado la mayoría de mis metas en Alemania, y éste país me había
inspirado para crear un par más.

La próxima vez…. En seis semanas sabremos qué tan bien sucedieron las cosas en este día
veraniego, cuando los becarios decidieron certificar el alemán de 22 meses de aprendizaje.

Un saludo muy cariñoso a Herr Celis, nuestro querido profesor de alemán de la Universidad
Nacional de Colombia que continúa demostrándonos que el alemán es un idioma lógico,
entretenido y con su método único en el mundo le ayuda a muchos estudiantes colombianos a
cumplir sus sueños en tierras lejanas. A nuestro querido Herr Celis un abrazo.


Episodio 47: De aquellas cosas que nunca imaginé posibles y que Alemania las
hizo realidad

Jueves 16 de Junio del 2011

El sol veraniego apenas salía y nosotros ya estábamos en camino hacia uno de los parques más
grandes de atracciones de Europa, el Europapark en la mundialmente conocida ciudad de Rust
cerca de Freiburg. Mis queridos compañeros de aventura estaban emocionados por la posibilidad
de montar en las montañas rusas y atracciones de este parque y yo esperaba pasar un día muy feliz
como siempre al lado de esta gente loca con la que me subieron hace casi un año en un avión para
venir a Alemania. Pero había un detalle no considerado… miedo a las montañas rusas. Bueno, no
miedo-miedo, pero sí una cierta prevención a montar en estos juegos por un miedo muy real: las
alturas.
Creo que al principio mi cerebro no quiso pensar que lo único que se podía hacer en ese parque
era montar en la Silber Star por ejemplo la montaña rusa más alta del Europapark, patrocinada por
Mercedes Benz que asegura una experiencia inolvidable y por lo menos conmigo lo cumplió a
113

cabalidad. Mis amigos me habían llevado a la primera fila de esta montaña rusa. Yo en la primera
fila! Yo, Cindy Rodríguez, con mi miedo. Yo que en Colombia apenas si me subía a los carritos
chocones. Dios mío, un escalofrió recorrió mi cuerpo y sólo seguí los pasos de Alejo, Rafa, Oscar,
Sebastián, Leonardo y nuestro amigo mexicano de Marburg Jorge Calderón. Un respiro profundo
y mientras Sebastián sostenía mi mano sucedieron ese par de segundos en donde todo se aceleró,
subió, giro 360°, 180° y no sé cuántos más y finalmente volvió a detenerse. Volví a respirar y
pensé que todo había terminado… el corazón me latía rapidísimo, las manos todavía me temblaban
y había gritado tan fuerte que hasta la garganta quedó afectada y cuando pensé que todo había
pasado estaba en la fila de la siguiente montaña rusa.
Durante todo un día estuve paseándome por las atracciones más altas, más rápidas y más
emocionantes de Europa continental. Ya no recuerdo cuántas montañas rusas probé, cuánto grité
y cuánto reí. Nunca en la vida pensé que yo pudiera contar ese tipo de eventos, pero después de
ese miedo inicial me sentía muy feliz tranquila mirando desde la tierra firme la altura y la velocidad
que alcanzaban esas “Achterbahnen” (Montaña rusa). Al mismo tiempo fue muy bonito
reencontrase con los muchachos de Ilmenau y compartir una tarde de gritos y montañas rusas.

Pero todavía me esperaban más oportunidades para superar activamente mi miedo a las alturas.
Todo comenzó con una conversación sencilla en un día cualquiera en Munich. Chris, mi querido,
nunca olvidado y siempre nombrado en este diario tutor me propuso ir a las montañas (¡montañas
naturales, no montañas rusas!) cerca de su casa en Lenggries. A mí personalmente me fascinan
esos planes y sin dudarlo acepté la invitación. Desayunamos tranquilamente y una media hora
después estábamos en las inmediaciones del pico llamado Roßenheim. Pensé al principio que éste
sería un día físicamente exigente pues la montaña se veía un poco alta pero jamás me imaginé que
me enfrentaría con semejantes acantilados. Como siempre la cosa se complica un poco porque el
cerebro no solamente tiene que procesar la información del peligro sino que además tiene que
acordarse de pedir ayuda en alemán.
Las cosas comenzaron tranquilamente, conocí las
Schnecken, que además de ser un piropo muy tradicional
en Alemania para las mujeres bonitas son también
caracoles. Un par de horas después comenzó a caer una
suave precipitación que pareció al principio calmar el
calor y el cansancio de subir la montaña pero que un par
de kilómetros después se convertiría en toda una
enemiga, cuando nos enfrentáramos con la montaña
desnuda.

Las cuerdas de acero marcaban el reto, hace un par de
meses las había visto en otro pico cerca de Austria
donde habíamos ido con la Universidad, sabía que era
mejor cogerlas y no mirar hacia abajo. Así que apreté los dientes, tomé la cuerda húmeda y rogué
que mis pequeños pies pudieran sostenerse y no resbalasen en la roca cada vez más resbaladiza.
Imaginen esas escenas del señor de los anillos, donde las montañas solo son rocas escarpadas, me
sentí en la película. Fui por un día Frodo Beutlin y en vez del anillo llevaba a Zufridonio. Chris es
casi un mico, él escala regularmente y para él era como dicen los alemanes Kinderleicht, nivel de
dificultad para niño por así decirlo. ¿Y cómo no iba a ser así para él? Si la primera vez que subió a
esas montañas tenía sólo 6 años?
Una Schnecke de verdad, este es el piropo
tambien para las mujeres bonitas en alemán.
114

Su también húmeda mano
alcanzó la mía y sólo
atinó a decir que podía
lograrlo, que era
completamente sencillo.
En ese momento solo
quería bajarme de ahí,
pensé muchas veces en
devolverme, pero Chris
me animó a seguir en el
camino y dar un paso
más. Ahora que
podíamos hablar horas
enteras en alemán y que
casi podía entenderle sin
ponerle mucha atención, descubrí que había pasado lo mismo durante estos casi 11 meses. Su
mano sostuvo la mía, me mostró que Alemania era un lugar muy divertido para vivir. Un par de
horas después en la cima de la montaña, se podía ver poco. Todo estaba completamente nublado
pero yo estaba allí y podía firmar el libro de la cima. En cada pico alemán hay un pequeño libro que
todos pueden firmar y se deposita en una cajita que lo protege de los elementos. Un 11 de junio
de 2011 una colombiana subió a la cima del monte Roßenheim y descubrió que el camino es
todavía muy largo, pero aprendió que la vida no es para tener miedo sino para vivirla. Aprendió
que tiene que atreverse a todo, a soñar, a entregarse completamente a la lucha por sus metas e
incluso arriesgarse a tomar malas decisiones. Aprendió que la vida está allá afuera y que hay que
salir a conquistarla.
Después de un almuerzo
muy bávaro con un
emparedado que parece
milimétrico, pero que por
tener ese pan alemán
puede alimentar a un
batallón, algo de
Studentenfutter su
traducción: comida para
estudiantes, que se
compone de uvas pasas,
maní y varios tipos de
nueces. Decidimos bajar, y
por supuesto, tomar una
Helles, una cerveza clara.
Bajamos y observamos un
poco más la vida natural
del lugar. Nos
encontramos con una pequeña lagartija que prefería estar en la mano de Chris, pues el ambiente
estaba bastante frío y ella requiere de luz solar y calor para mantenerse viva. De fondo
escuchamos la banda sonora de los Alpes, los cascabeles de las vacas lecheras estaban por doquier
y encontrarnos alguno de esos bellos ejemplares fue también una experiencia conmovedora. Mi
lagartito preferido.
Una foto para el recuerdo con Christian Heiß, nieto del inventor del Heiße
Schokolade. Gracias mi querido Mentor por tantos momentos especiales.
Llovió, tronó, relampageó, pero se llegó a la cima.
115

No fue el Himalaya, pero fue Roßenheim, al final del día volví a ver la
montaña y sonreí porque había logrado llegar hasta su cima y firmé el
libro. Un par de segundos después Chris me mostró que habíamos
tomado el camino peligroso y me di cuenta que ese dicho de los
alemanes es muy cierto. “Wir können alles” (Nosotros podemos
hacerlo todo).









Episodio 48: La vie en rose en Estrasburgo

Martes 21 de Junio del 2011

Cuando era niña jugaba con mis primos a las escondidas en la finca de mis abuelos. Imaginen una
gran cantidad de niños de todas las edades en una finca típica del norte de Cundinamarca, llena de
árboles de naranja, perros, cañas de azúcar, pollitos, gallinas, gallos y un par de caballos. Allá se
podía fabricar panela y entregarse a toda clase de juegos al aire libre. En esa época nunca habría
Mi lagartito preferido
La falta de oxigeno nos hace enloquecer un poco, aqui con el diario de la cima y Zufridonio.
116

imaginado que alguna vez viviría en Alemania
tan lejos de mi casa. Ni siquiera habría
imaginado que sería ingeniera. En esos
tiempos todo era mucho más sencillo; yo
quería ser cuidadora experta de conejitos.
En esos tiempos disfrutábamos tener una
gran familia con muchos primos para jugar,
tíos y tías que nos invitaban a comer helado
y navidades y vacaciones en la finca de los
abuelos donde se podía sencillamente ser
feliz.

Mi padre se convertía en el padre
aventurero que armado de mucha
imaginación, de un palo anti-perros y una
manada de niños, emprendía recorridos por
los senderos de la finca, en los cuales nos
enseñaba todo sobre las plantas medicinales
que encontrábamos y nos mostraba la
riqueza de la flora y fauna de Colombia.
Aunque a veces había un par de perros
medio bizcos que no veían el palo anti-
perros de mi padre y se podía ver a lo lejos
diez niños corriendo seguidos de un señor
con un par de niños alzados y después de la
carrera a comer mandarinas debajo de un
árbol gigante.

Ese tipo de
recuerdos
fueron los
primeros que
llegaron a mi
cabeza cuando
me reencontré
con mi primo
Oscar en la
estación de Kehl
en la frontera
entre Francia y
Alemania. Él
ahora vive en
Estrasburgo, la
ciudad símbolo
de la fraternidad
franco-alemana y
ahora nuestro
sitio de
encuentro. Con
unos siete años
Clases de alimentacion de pollos avanzada a cargo de la
senhora Eloina Avila.
Asi comenzo todo , quien creeria que 20 anhos despues estaria escribiendo el diario de una becaria
en Alemania.
117

más que yo, él ya ha estado viviendo en Francia durante cinco años y ya obtuvo su título de
Doctor.
Bastantes cosas habían pasado desde la última vez que mi primo Oscar estuvo de visita en Bogotá.
Yo ya casi voy a recibir mi título de ingeniera y él ya ejerce su profesión en Francia, pero al final
creo que seguimos siendo los niños que jugaban con los perros en Nocaima, los niños que en cada
fiesta de cumpleaños de algún miembro de la familia hacían una travesura y que se emocionaban
por los pequeños viajes a visitar a la tía Inés en Garagoa o al tío Alfonso en la finca. Ahora, en este
encuentro en Europa relatábamos nuestras aventuras en diferentes capitales para salir de rumba,
conocer lugares y monumentos de gran valor para la humanidad y sobre todo cumplir sueños. Así
fueron relatadas las historias de Budapest y sus hermosos parajes llenos de secretos comunistas,
buena comida y buena rumba, pasando por la fascinación que puede despertar una ciudad como
Bratislava y la impresión indeleble que deja Viena en el turista y su espíritu de ciudad de imperio.
Vivir este tiempo en Europa nos había acercado más de lo que alguna vez, pues siete años ya son
los suficientes años de diferencia cuando uno es niño.
Los ojos de Oscar brillaban cuando me contaba sus experiencias escribiendo la tesis de maestría y
doctorado. Sebastián (mi amigo con el que estaba) y yo, escuchamos todas las peripecias que los
estudiantes extranjeros deben vivir en un país como Francia, y comprobamos que no eran tan
lejanas a nuestras experiencias en Alemania. Entonces fue el momento de comparar las diferentes
culturas, sus formas de trabajar, de estudiar, de comer. Preguntamos también todos los detalles de
Mi primo Oscar y yo con el Parlamento Europeo en Estrasburgo
118

los doctorados, pues después de ver todas las posibilidades que tiene Alemania, y después de
saber lo bien que recompensa la industria alemana esos esfuerzos, la decisión de emprender
estudios doctorales en este país ya está tomada. Sus palabras nos animaron y sus consejos harán
nuestra vida un poco
más fácil.

Pero siempre hay
primos de primos,
los grandes, los
chiquitos, y los que
tienen
aproximadamente la
misma edad que uno,
aproximadamente los
mismos gustos por
aquello de haber
nacido en la misma
generación y
probablemente con
los que se haya
compartido más
tiempo y angustias en
la infancia. En mi
caso, esa prima es Marcela. Ahora es una estudiante de física y durante este semestre es una
estudiante de francés en la universidad de Estrasburgo. Cuando la vi no imagine que fuera ella, no
porque hubiese cambiado físicamente, sino porque al verla en una ciudad tan distinta a Bogotá,
montando en bicicleta y dominado el paisaje francés, tan segura de lo que hacía y de la dirección
que debía tomar, sentí que algo había cambiado completamente. Ya no éramos niños chiquitos y
pensé que justo ese sentimiento debió ser el de mi familia cuando progresivamente fueron viendo
las fotos, escucharon las buenas noticias de la universidad y de la práctica en Alemania y
seguramente será el corrientazo que los recorra cuando yo llegue en menos de dos meses a
Colombia llena de maletas de un viaje transoceánico.
Marcela trabaja en un bar, definitivamente la mejor forma de aprender un idioma es trabajando
con él, simplemente tienes que entender o entender, y escuchas tantos acentos, tonos y en
general tantos hablantes nativos que tu oído tiene obligatoriamente que acostumbrarse y uno se
vuelve valiente para hablar y defenderse con el idioma. Muchas veces el problema no es ni siquiera
de conocimiento o habilidad con el idioma, sino es cuestión de valentía, de hablar duro y dejar de
pensar que nadie puede entenderte. Ver a Marcela hablando con los clientes, viendo a la gran
cantidad de personas que ha conocido y en general viendo cómo se ha hecho una vida lejos de
casa, te hace pensar de nuevo en el dicho alemán: “Wir können alles.” Me sentí orgullosa de ella,
supe que esta experiencia fue difícil, pero que pudo superar las dificultades y le sacó el mayor
provecho posible.
Pensé en mi familia y sólo esperé que ellos hubiesen sentido esa sensación de ver la
transformación de un ser humano que ahora está preparado para enfrentarse al mundo y sus
grandes problemas. Pensé lo que significa crecer y cuán lejos estaba este concepto de perder la
sonrisa y la jovialidad y cuán cerca estaba de la independencia y de la conciencia de que todo
aquello que se hace debe ser por convicción propia, pues al final uno es el que sufre sus buenas y
malas consecuencias.
119

Entonces dimos un paseo
tranquilo por Estrasburgo,
una ciudad mediana en
Europa, pero pequeña para
los colombianos. Atrás
estaba el ritmo feroz de
Munich y se vivía muy bien La
vie en rose de los franceses,
buena comida, buena bebida,
bellas ciudades y mucha
fraternidad. La ciudad es
preciosa, pues conjuga las
posibilidades de la gran
ciudad y conserva la belleza
de los tiempos medievales. Es
también una de las sedes del
parlamento europeo y la
ciudad de la Torte Flambé,
una especialidad de la región,
parecida a una pizza, su masa
es mucho más delgada y crujiente y sus ingredientes frescos hacen gala del buen gusto francés en
cuestiones culinarias.
Después de un par de abrazos, me despedí de mis primos y esperé verlos pronto.


Episodio 49: De los festivos en Baviera y los también vecinos de Alemania, los
holandeses

Lunes 27 de Junio del 2011

Los que pensaban que Colombia tenía muchos festivos, no se imaginaron la cantidad que puede
tener Baviera. En Alemania cada “Bundesland”, el equivalente a un Departamento en Colombia,
tiene jurisdicción sobre sus días festivos. Por cuestiones de haber vivido no solamente historias
diferentes sino además profesar religiones diferentes, en el noroeste de Alemania son protestantes
mientras que en el sur son católicos, los días festivos en Alemania varían según el “Bundesland”.
Definitivamente Baviera es una competencia fuerte para Colombia en cuanto a número de días
festivos se refiere: 22 para Baviera contra 18 para Colombia.
Tanto en Colombia como en Alemania los días festivos son oportunidades para descansar, arreglar
la habitación y de paso la vida, viajar o simplemente pasar un día tranquilo en casa disfrutando de
una película. Para nosotros estos días festivos significan oportunidades para seguir conociendo el
viejo continente. Así que aprovechando el festivo del Corpus Christi, decidimos conocer los Países
Bajos u Holanda.
La planeación de este viaje era perfecta, serían tres ciudades en cinco días y visitaríamos a nuestra
querida Eli de regreso a Munich, pero no imaginábamos qué sorpresas nos traería Holanda. Los
hoteles reservados, los trenes comprados y la expectativa era inmensa, era el turno de conocer
Ámsterdam, Rótterdam y Brügge. Cada una tiene un sello muy particular y ninguna de ellas se
parece a las otras dos. Así que los ingredientes para una “Stadtbesichtigung” estaban listos.
“Stadtbesichtgung” sinónimo de visita a una ciudad en alemán, pero para Leo, Sebastián y yo, esto
es sinónimo de aventura, de salir con un mapa, una chaqueta y mucha energía, pueden ser varias
las horas de caminata y fotografía, a conocer una ciudad.
Estrasburgo 17 al 19 de Junio de 2011. Mis primos, Sebastian y yo
120

Doce horas nos separaban
de Ámsterdam, la mayoría
de gente cuerda toma un
tren nocturno que viaja
como su nombre lo indica
en la noche y a eso de las 9
de la mañana se encuentran
felices y descansados en el
centro de la ciudad. Pero
este no era muestro caso,
siempre pensando en la
forma más barata para viajar
elegimos un tren con 5
paradas entre Munich y
Ámsterdam contando con
tan buena suerte que uno
de estos trenes tenía sillas
que se convertían en camas
y pudimos descansar unas
buenas 4 horas. Pero ya
pueden imaginarse, es el
mismo tiempo que se
necesita para viajar desde
Frankfurt hasta Bogotá en
avión.

Desde el tren se ve cómo
cambian los paisajes del
norte alemán al sur
holandés y si Dios creó el
mundo, los holandeses
crearon Holanda! Esto es
una realidad para quien visita una gran ciudad como Ámsterdam o Rótterdam, o un pequeño
pueblito como Marken, Volendam o Edam en el norte. La hazaña de robarle tierra al mar y al
mismo tiempo construir algunas de las ciudades más bellas de Europa en estos territorios merece
un gran respeto. Pero no son solamente sus proezas las que saltan a la vista sino también su
mentalidad, imaginen una sociedad que ha tenido que luchar constantemente contra el agua y los
males asociados con su exceso.

Como los suizos, los holandeses se especializan en un solo negocio, en este caso es el negocio
logístico, controlan uno de los puertos más importantes del mundo, el puerto de Rótterdam y en
el siglo XII crearon en Ámsterdam el primer peaje del mundo. Allí pesaban la mercancía y de
acuerdo con esta pagaban un impuesto, al mismo tiempo establecieron un impuesto para el ancho
de las fachadas, uno de los motivos por los cuales la ciudad tiene esta bella arquitectura de casas
angostas y muy altas conjugados con canales, huellas de la antigua poseedora de estas tierras, las
aguas del océano Atlántico.

Las aguas de los canales han sido motivo de preocupación constante para los habitantes de
Ámsterdam desde tiempos inmemorables pues han causado muchas plagas y la presencia constante
de ratones. Los holandeses aprendieron también a tener la mente abierta y a aceptar la ayuda de
121

todo aquel que pudiese colaborar con la causa, muestra de ello es la alianza que han hecho con los
gatos del mundo y en Ámsterdam los hoteles, restaurantes y negocios no tienen calificación en
número de estrellas sino en número de gatos. En Ámsterdam los gatos representan higiene.


Viendo los canales,
esas interesantes
peculiaridades de la
mentalidad holandesa,
se puede ver también a
Vincent van Gogh en el
siglo XIX pintando sus
obras maestras con
más valor que dinero,
con más perseverancia
que reconocimiento.
Solo después de su
muerte fue reconocida
la calidad de su obra y
fue desde entonces
catalogado como uno
de los grandes
maestros de la pintura.
Hoy en día se puede
122

encontrar en Ámsterdam no solo el museo más grande en su honor en el mundo sino una gran
cantidad de museos que van desde el Museo histórico de Ámsterdam hasta el museo de Madame
Tussands.
De este pequeño pueblo pesquero Ámsterdam fundado a orillas del río Amstel queda poco y en la
actualidad es la ciudad más grande del país, y un gran centro financiero y cultural de proyección
internacional, pero cerca de sus grandes edificios y su historia turbulenta también se pueden ver
pequeñas poblaciones de pescadores que siguen cultivando los Polters, terrenos que han sido
robados al mar gracias a la construcción de muros de contención. Hasta Volendam, Edam y
Marken también llegamos. Vimos sus verdes casas, sus pequeños puertos de donde parten
embarcaciones pesqueras y sus Polters. De un lado de la carretera el océano atlántico y del otro
lado los Polters, una diferencia de unos 3 metros comprueban el nombre de estos lo países bajos.
Este día establecimos un nuevo record, mayor número de lugares visitados en un día, nos
despertamos en Ámsterdam, desayunamos en Volendam, descubrimos los Polters en Marken,
antes del almuerzo pasamos por Edam, almuerzo en Ámsterdam, papitas a la francesa con la mejor
mayonesa del mundo, la holandesa en Rótterdam y a dormir en Bélgica en Brügges. Esto es incluso
demasiado para un becario colombiano paseando por Europa solo, pero con la compañía de Leo y
Sebastián lo hicimos realidad. Fue increíble tener la oportunidad de comparar todos esos aspectos
de la cultura holandesa, sus quesos, sus suecos (zapatos de madera), sus grandes ciudades y sus
pequeños pueblitos, su mayonesa y sus papitas todo en un solo día, definitivamente al que madruga
Dios le ayuda!
Ámsterdam y toda Holanda tiene fama por la tolerancia, el liberalismo, la diversidad y la “mente
abierta” de su población, quizás sea este el motivo por el cual las calles holandesas están repletas
de hispanoparlantes, casi pueden llegar a pensar que se equivocaron de avión y aterrizaron en
España. Muestra de estas ancestrales cualidades fue que en el año de 1941 en plena segunda guerra
123

mundial los habitantes de Ámsterdam se levantaron en protestas contra el régimen Nazi que en
ese tiempo tomó a 450 habitantes judíos y los llevó a campos de concentración alemanes. Este
hecho era inconcebible para los holandeses y los transportadores de la época hicieron un gran
paro, que evitó que más judíos fueran conducidos hasta estos campos. Al final de las revueltas el
gobierno holandés fue multado por estos acontecimientos y en forma de protesta de los
holandeses se cerró para siempre la línea 8 del tranvía, que era la línea que comunicaba el barrio
judío con la estación central de trenes, desde donde eran embarcados los prisioneros.
Pero estas no son las únicas huellas
del pasado oscuro de la segunda
guerra mundial en Holanda.
Rótterdam fue una de las ciudades
que más sintió la ocupación, fue
bombardeada y casi totalmente
destruida por su posición
geográfica. Después de lo cual se
convirtió en un laboratorio para los
arquitectos del mundo, quienes
crearon una de las ciudades más
modernas de Europa.
A tan solo 30 kilómetros del mar
Atlántico y comunicada con el río
Rhin, el puerto de Rótterdam es el
puerto más grande de Europa. Esta
ubicación geográfica ha sido
explotada desde finales del siglo
XVII en la llamada Edad de Oro de
los Países Bajos. Fue Rótterdam la
ciudad que se beneficio de todo el
tráfico marítimo asociado a las
rutas comerciales establecidas con
las colonias holandesas en las Indias
Orientales.
Viendo estos altos edificios, la belleza y complejidad del puerto pensé que algún día quisiera
ocupar una de estas oficinas, un día quisiera ser responsable de este puerto y me gustaría aprender
lo necesario aquí para convertir a nuestros puertos en esos centros de intercambio tanto de
mercancías como conocimiento que han hecho a Holanda un país desarrollado. Algún día quisiera
ver el puerto de Cartagena y el puerto de Buenaventura y pensar que no tienen mucho que
envidiarle a Rótterdam. Un día lo haremos realidad.
Después de visitar Holanda nos esperaron otras tantas horas de viaje hasta Munich, como consejo
de esta travesía queda, primero que todo, no confiar en la puntualidad de las aerolíneas baratas en
Europa, siempre planeen pensando que van a tener retrasos de por lo menos una hora. El Schönes
Wochenende Ticket siempre es una opción en Alemania y sobre todo la forma más barata de
viajar y de disfrutar de un país es un tour por el mismo, pueden conocer varias ciudades, conocer
el sistema de trenes y conocer un poco más de la cultura de su gente.
124

Episodio 50: Cuando los días tienen menos de 24 horas

Jueves 30 de Junio del 2011

Esto no fue culpa del cambio de horario de invierno a verano como en Viena, cuando el día tuvo
23 horas, pues era momento de ajustar el reloj para los largos días soleados. Yo me levanté feliz a
las 8 de la mañana esperando recorrer la ciudad hasta el medio día y justo cuando miré el reloj me
habían asaltado! El cambio de hora me había robado una hora en la antigua capital del imperio
Austriaco, pero esto era un fenómeno diferente, algo que hasta ahora no he podido explicar.

De repente todo comenzó a volverse increíblemente rápido, los días comenzaron a tener menos
de 24 horas y las tareas se duplicaron. Esa fue la semana en la que tuve que despedirme de la
división de Benchmarking de MAN, de mis amigos, de mis jefes, de mi oficina y de Munich. Fueron
160 días de aprendizaje, de mucho alemán y tuve la feliz oportunidad no solo de ver cómo un
equipo exitoso trabaja, sino también de hacer parte de él. Al ver hacia atrás supe que había
superado cada reto y sentí
que todo el esfuerzo y
dedicación había valido la
pena. Ahora esas tractomulas
de entre 18 y 40 toneladas
eran mis “pequeños autos” y
cada vez que los veía en las
carreteras de Europa pensaba
simplemente en cuánto
esfuerzo, cuánta pasión,
cuánta tenacidad e ingenio
estaba puesto en la
construcción de las mismas.

La lenta transformación de la
oficina alemana, que en
invierno utiliza todo el día
calefacción y en verano no
puede pensarse sin un
ventilador, me hizo pensar en
un viaje desde Bogotá hasta
Cartagena sin moverme de mi
puesto de trabajo, me
acompañó en el proceso de
convertirme en una parte del
equipo de la PHCT Abteilung.
Al comienzo todo era frío y
difícil, no podía hablar
durante todo un día alemán y
Aquí con mi equipo de trabajo: Knut Bölcker y Dominik Riedl. Muchas gracias a
ellos por lo aprendido, por las buenas tardes de conversacion y por tratarme como
a un miembro del equipo. A ellos mi cariño y gratitud
125

no conocía ninguna aplicación de los mil y un software con los que es dirigida la multinacional.
Además debía aprender el nombre de todas las partes de una tractomula en alemán, y ni siquiera
conocía esas palabras en español. Si no aprendía todo, y en alemán, simplemente no podría realizar
mi trabajo. No conocía a nadie en MAN y se me exigía un rendimiento muy alto. En este punto
debo decir que el semestre en la TU Munich me ayudó no solamente a aprender muchos
conceptos que he estado utilizando durante estos cuatro meses, sino que también me ayudó a
conocer el ritmo de trabajo alemán y sus exigencias. El trabajo de mi división está tan bien
distribuido que simplemente cada miembro del equipo es muy importante y cada uno debe
entregar en cada momento lo mejor de sí mismo porque de lo contrario no se logran los
objetivos.
Esos primeros días difíciles en MAN fueron cambiando y 160 días después, con mucho esfuerzo,
todo ha mejorado. El termómetro marca unos 28 grados centígrados y ya puedo entender tan
bien lo que se me pide, conozco las herramientas y puedo aplicar mis conocimientos que puedo
considerarme esa parte importante del equipo. Quizás alguno de mis mayores orgullos ha sido
poder estar al nivel de practicantes alemanes que trabajan en su lengua materna y poder realizar
tareas tanto o más complicadas que las que les son asignadas a ellos. Estos 160 días me enseñaron
a nunca darme por vencida, a seguir intentando y, sobre todo, me hicieron consciente de mis
habilidades y me mostraron que tener un pasaporte colombiano no te hace menos que nadie, que
podemos trabajar hombro a hombro con cualquier persona en el planeta. Estamos bien
capacitados y nuestra mentalidad recursiva nos permite adaptarnos a casi cualquier estilo de
trabajo.
Viendo atrás, me doy cuenta de que el tiempo se ha terminado, que es tiempo de seguir con el
nuevo reto. Para mí es muy difícil decir adiós y más cuando he sido tan feliz, cuando he aprendido
tanto, cuando uno se siente parte del equipo, pero es tiempo de seguir con el camino. Y como
alguna vez escribió García Márquez: “No hay que llorar porque terminó, sino sonreír porque
sucedió”, y creo que los alemanes aplican también muy bien este dicho, pues el último día de
trabajo se ofrece una torta y café para los compañeros de trabajo. Sonará muy raro para nosotros,
pero en Alemania, y en general en Europa, la persona que cumple años, que se retira, o que
simplemente tiene un motivo para celebrar, es quien ofrece algo a sus compañeros. Por eso
cuando vean a alguien en Alemania cargando una torta deséenle feliz cumpleaños.
Como practicante saliente me llegó la hora de ofrecer mi torta con café y así sucedió. Un día antes
hablé con Romie, mi vecino francés que durante estos casi 11 meses en Munich me ha deleitado
con sus magníficas comidas, tortas y demás especialidades culinarias, para que me ayudara a
hornear una torta para mis queridos colegas. En episodios anteriores se pueden haber dado
cuenta que mi experiencia en la cocina era casi nula y necesita la supervisión de un Chef francés
responsable para no terminar intoxicando a mis colegas.
Fue muy cómico, apenas le dije a Romie que necesitaba su ayuda, se puso muy contento, sacó un
libro de cocina en francés y me mostró las posibles opciones. Un libro en francés con una receta
en francés y una niña que sólo sabe alemán, inglés y español! Y ahora, ¿quién podría ayudarme?
Felipe, el amigo del colegio, que durante este año también fue vecino. Con su ayuda y sus
conocimientos de francés emprendimos una visita al supermercado, específicamente a la hasta
ahora desconocida sección de repostería. Después de preguntarle a medio supermercado si lo que
comprábamos eran los ingredientes correctos para hacer una torta, pudimos llevar todo a casa, a
la cocina de Romie.
126


Con maestría Romie comenzó a mezclar los ingredientes, pero dentro de sus planes nunca estuvo
tenernos como observadores. Muy pronto nos puso tareas que fueron detalladamente dirigidas.
Primero mezclamos la mantequilla y el azúcar, después añadimos los huevos y otros tipos de
azúcar y un tris de levadura. Mi torta era de banano con chocolate, por eso también pusimos a
derretir el chocolate y le adicionamos un banano. Cuando todo estuvo mezclado y según la
opinión de Romie, todo estuvo en su sitio, colocamos la mezcla en un recipiente especial para
hornear y 40 minutos después tenía mi torta. Aunque para ser sinceros, hubiese querido hacer
arepas y mostrarles este delicioso plato colombiano. Pero es muy difícil encontrar ingredientes
colombianos y además nunca aprendí a hacer arepas. Solamente participé muy activamente
comiéndolas en mi casa en Bogotá. Por eso, un consejo importante para todo el que salga del país:
¡aprenda a cocinar comida colombiana! Toda la gente en el extranjero tiene mucha curiosidad
sobre nuestras costumbres y normalmente son tan distintas a las de ellos, que quedan fascinados
con nuestra cocina. En mi caso me he defendido a punta de patacones con hogao, que aprendí a
cocinar en Marburg. Imaginen esto, en Alemania aprendí a cocinar comida colombiana.

Pero lo que es innegable es la fascinación por el café colombiano. Mi torta estuvo acompañada de
una taza de café y un regalo muy especial para mis queridos colegas. El día que me embarqué hacia
Alemania mi tío Fabián me regaló una Chivita, hecha a escala y con todos los detalles de una
chivita colombiana de pura casta. Me la dio para que recordara mi tierra, para que recordara por
qué y para qué venía a Alemania, y eso era en alguna forma para hacer patria. Para mostrar que mi
Haciendo mi primera torta! Según mis colegas quedó deliciosa. Todos querían repetir.
127

país es una tierra de gente luchadora, de gente tenaz, de gente con muchas capacidades y además
que somos un país con todas las herramientas para conquistar el futuro, solo nos falta entonces
tomar la decisión de hacerlo. Esta chivita fue un regalo muy especial para mis colegas, para quienes
espero sea un recuerdo no solamente de Colombia sino de cómo nuestros camiones y
tractomulas son utilizados por el usuario final.
De MAN me voy feliz:
buena comida, buena
compañía, buen sueldo,
buena oficina, buenos e
interesantes proyectos que
me probaron no solo
como ingeniera sino como
hablante de alemán. A mis
compañeros de MAN un
gran abrazo, mi cariño y
gratitud por tantos buenos
momentos y por tantas
buenas lecciones. Auf
Wiedersehen MAN!





Episodio 51: Make it happen (parte I)

Viernes 8 de Julio del 2011

Make it happen! Así nos recibió Frankfurt en agosto del año pasado, y sabíamos que durante un
año entero sólo teníamos la posibilidad de sobrevivir, aprovechar y disfrutar. Ese fue mi lema
durante la última semana en Munich y antes de emprender mi último gran viaje por Europa. Tenía
que despedirme de MAN, de mis amigos de Universidad, de Munich y al mismo tiempo tenía que
seguir cumpliendo con mi trabajo en MAN. Además debía planear 22 días de travesía y por fin
cumpliría mi sueño de mochiliar por las ciudades más enigmáticas
de Europa durante 3 semanas. También tenía que planear qué
regalos llevar a Colombia, dejar listas las maletas y hacer mi
nuevo horario para empezar el próximo semestre otra vez con
mis clases en la Universidad Nacional en Colombia.
No puedo dejar de pensar en lo emocionante que va a ser este
último viaje, ya que voy a probar todos los medios de transporte:
modernos aviones que vuelan entre Munich y Grecia, ferries que
comunican todas las islas griegas, los maravillosos aviones baratos
que me han permitido viajar a casi cualquier lugar de Europa
Una tractomula MAN, café colombiano y una torta de banano con chocolate y fresas
fueron los protagonistas de mi despedida de MAN.
La inspiradora frase que recibió a
Cindy hace un año en el aeropuerto
de Frankfurt.
128

durante este año, los trenes italianos, españoles y portugueses.
Munich me despedía de manera muy especial con un clima de 28 grados, me ofrecía una bonita
oportunidad para disfrutar del sol y como buenos alemanes, Chris, Max y Dominik me invitaron a
tardes de “sonnen”. ¿Pueden creer la fascinación, casi adicción, que los alemanes experimentan
por el sol? Los alemanes hasta tienen un verbo para decir que están disfrutando del sol. Sin
embargo, era tan grande la lista de actividades por hacer que fue poco el tiempo para “sonnen”.
Todavía debía terminar mi estadía en Alemania, planear mi viaje por Europa y planear también mi
regreso a Colombia. Esta era la prueba real de todo aquello que había aprendido en Alemania y la
recursividad me caracteriza como colombiana. Incluso, para agregarle emoción a la situación, los
griegos y los napolitanos decidieron hacer huelgas y protestas en los días que yo voy a estar en
estas ciudades. Pero make it happen, no hay posibilidad de renunciar a nada!
No podía dejar de despedirme de mis queridos amigos en Munich y la tristeza era muy grande.
Sentía que los dejaba para siempre, sentía que probablemente no los volvería a ver, a pesar de los
planes de volver a Alemania, te das cuenta que la vida es simplemente muy rápida y tanto ellos
como yo tenemos la intención de conquistar el mundo con nuestros sueños y nuestras ideas. Así
que no creo que en un par de años, cuando pueda volver a Alemania, ellos estén en el mismo
lugar. Además muchos de mis amigos viven en latitudes diferentes y regresarán a sus países. Mis
amigos mexicanos, chilenos, franceses y chinos, también empacarán maletas y saldrán de Alemania
de regreso a sus países para afrontar los mismos retos que yo en Colombia. Definitivamente la
oportunidad de conocernos llegó a su fin. No puedo evitar pensar que jamás los voy a volver a
Cindy con su maleta en el aeropuerto de Frankfurt en agosto de 2010. ¡Por primera vez en Alemania!
129

ver, aunque aspiro que nuestro contacto se mantenga gracias a las redes sociales y al email. Espero
que al ver las fotos de este año recuerden esos segundos felices de largos días de verano, de
comidas interculturales, de tardes de guerras de nieve. Espero que mientras miren esas fotos
recuerden mi nombre porque yo jamás los olvidaré. Nostalgia, esa es la palabra que me invade en
estos días.

En el próximo episodio continuaré contándoles esta despedida de Alemania… se acerca el viaje a
Colombia, pero aún queda mucho qué preparar para regresar… esta historia continuará la
próxima semana...


Episodio 52: Make it happen (parte II)

Viernes 15 de Julio del 2011

Mucha nostalgia, en unos momentos feliz de regresar a Colombia, y en otros momentos muy triste
por dejar Alemania. Pero incluso en estos momentos debía seguir el ritmo alemán y dormía poco,
pues todo debía estar listo a tiempo. Mis días estaban completamente planeados y la efectividad,
practicidad y puntualidad fueron los que me salvaron la vida, o por lo menos en la planeación de
todo el viaje de despedida, por Europa y de regreso. La nostalgia por dejar mi vida en Alemania es
tan grande que simplemente quiero que ese último vuelo a Bogotá desde Frankfurt sea uno más de
los tantos aviones que tomaré en este mes. Pero la alegría que siento por volver a ser abrazada
por mi familia, volver a ver Bogotá, comer arepas, bandejas paisas y carne es tan fuerte como mi
nostalgia. Estos son tiempos en los
que el estado de ánimo depende
de la hora del día, de aquellas cosas
que estás viviendo y con quién te
encuentras, podría parecer un ser
bipolar, pero todo es culpa del
doble sentimiento, de estar entre
la nostalgia por lo que dejo en
Alemania y la nostalgia por lo que
tengo en Colombia. Al final,
Alemania me muestra una nueva
faceta de mí misma y aprender a
manejar este doble sentimiento
será la lección final de mi hospedera.
Mientras leen este episodio estaré cumpliendo uno
de mis sueños más antiguos, estaré visitando
Pompeya, Erculano y el Vesubio, después de haber
llegado de Atenas y Rodos donde Hércules cumplió
con alguna de sus más difíciles tareas y estaré
pensando en las sorpresas que Florencia y Pisa tienen
para mí.
Atenas
Vesubio
130

Cuando era pequeña mi profesora
de sexto nos contó las historias de
los guerreros troyanos, de los
dioses romanos que habitaban en
las inmediaciones del Vesubio,
sobre los artistas que hicieron de
Florencia la capital del arte en los
tiempos de los Medici, las historias
de Galileo y la torre de Pisa.
Además visitaré Madrid y su museo
de arte moderno que siempre me
ha cautivado por la presencia de la
Guernica de Pablo Picasso y volveré
a deleitarme con los castillos moros en el sur de Portugal en Sintra para luego darle un vistazo al
moderno y lujoso sur de Francia.
Alemania me dio la fuerza para soñar que un día podía hacerlo realidad. Alemania me dio un
motivo para luchar, Alemania me dio las herramientas para construir más sueños. Pero mis
profesores colombianos me dieron ese impulso inicial que hizo que todo sucediera. Recuerdo a mi
querido Master, quien fue mi profesor de economía y ciencias políticas en el Colegio de la Salle en
Bogotá; él algún día nos habló de Alemania, de Holanda, de Rusia, del sureste asiático y sus tigres y
entonces nos mostró que nosotros también podíamos llegar hasta allí, que un día estaríamos
estudiando, trabajando y visitando estos lugares. Y ahora puedo decirles sin probabilidad de
equivocarme, que gracias a sus consejos, su apoyo y su buena cátedra llegué hasta aquí. Una visita
Rodos
Florencia
131

a los Polters holandeses fue esa cita con el destino que él construyó para mí en algún momento
del 2005, cuando yo era su fastidiosa estudiante del 104. Los profesores y los padres de familia
tienen un compromiso muy grande con el futuro de sus estudiantes e hijos, creo que ocupar
cualquiera de estas dos posiciones es realmente muy complicado, quizás la tarea más difícil del
mundo, pues los resultados de la tarea se pueden ver apenas varios años después de haberse
“terminado” por así decirlo, e incluso llega a ser una tarea sin final.
Pero Alemania no se puede quejar, Alemania recibió con nuestra llegada ese toque de ciudad
cosmopolita donde se podía encontrar a un grupo de colombianos que les hablaban a los alemanes
de las riquezas escondidas del otro lado del Atlántico, un grupo que les mostró los deliciosos
patacones, unos tandems de español para sus estudiantes, unos practicantes que nunca se
detuvieron hasta realizar a cabalidad sus tareas, un grupo que descubrió los secretos de la cultura
alemana y en alguna forma trató de desmitificar las falsas creencias sobre el alemán y sobre su
querida Colombia.
A ustedes mis queridos lectores, de los que me despediré, desde ya les deseo una vida llena de
sueños, llena de luchas por esos sueños y una vida difícil… sí! Una vida difícil, porque entonces
sabrán que están haciendo algo muy grande, algo que puede cambiar el curso de la historia no
solamente de su historia sino de la de su gente. Una historia que será digna de contar.
Espero que encuentren ese Por qué, como dice Nietzsche, y no me cabe la menor duda que
encontrarán el Cómo: Wenn man ein Wozu des Lebens hat, erträgt man jedes Wie (Nietzsche).

Desde ya un abrazo gigante desde algún lugar de Europa!


Último episodio (53): El regreso

Viernes 29 de Julio del 2011

Estaba ante la pantalla: destino final Bogotá, Colombia. La mezcla de sentimientos era indudable.
Aquí nos habíamos convertido en adultos y de todas aquellas dificultades del comienzo que nos
hubiesen hecho pensar en regresar, no sobrevivía ninguna. Atrás amigos, sonrisas, lecciones y ese
sentimiento de haberlo logrado. Pero no solamente habíamos sobrevivido, sino que la habíamos
sacado del estadio! Como dirían muchos. Los éxitos eran innumerables, las razones para quedarse
todas, las ganas de ser abrazado indescriptibles.
El corazón se acelera de repente, es hora de
abordar, pienso en Marburg, en Olga Kister, en los
20 colombianos más chiflados del país montándose
en trenes, buscando internet como desesperados,
probando los productos JA de Rewe, esperando la
primera llamada con la familia… pienso en veinte
colombianos haciéndose amigos…

Carajo, es muy difícil decir adiós. Se siente un vacio
en la mitad del pecho y se vuelve imposible
respirar. Aquí das tus últimos pasos en Europa y Mi conocidísimo Mentor Don Cristian Heiß no se podía
quedar sin un recuerdo colombiano: le dí mi poncho
como regalo. Un último abrazo y mis mejores deseos
132

cada uno camina como un gran héroe. ¿Y cómo no serlo? si ahora somos ciudadanos del mundo
que aprendieron a vivir la vida, a disfrutar de ella y al mismo tiempo a hacer sus sueños realidad. A
los “ventitantos” comprendimos que lo que te llevas de la vida es ese millón de recuerdos de
tiempos felices y tiempos de aprendizaje, te llevas la sonrisa de tus amigos y la tranquilidad de
haber dado lo mejor de ti para lograr tus objetivos. Al final no hay euro, ni peso, ni yen, ni dólar
que compre esa sensación de haberlo dado todo, por eso el paso es firme a pesar del cansancio de
haber vivido un año como becario en Europa.
Ahora estos héroes no tienen fe en el futuro, ahora confían en sus habilidades y saben que son
capaces de crear no solamente cualquier tipo de oportunidad sino de aprovecharla al máximo,
ahora confían en el futuro que se abre brillante con las puertas de este avión. ¡Carajo! Cambiaste
mucho. Si te ves al espejo no es solo el tono pálido de tu rostro por haber vivido a 600 metros al
nivel del mar en tu pueblito más grande del mundo, tu mirada se ha vuelto muy fuerte, jamás
habían brillado tus ojos con tanta fuerza, ahora se puede percibir en tu mirada algo de las 72
ciudades y los 15 países que visitaste este año… las huellas de Alemania, la mentalidad de su gente,
los retos impuestos y los goles que le metiste a Alemania este año… Ves un par de lágrimas y ellas
son el testimonio de cuán feliz fuiste... sientes nostalgia porque hiciste que cada segundo valiera la
pena y ahora hay tantas cosas que te atan a la tierra teutona que parece increíble que solo hubiese
transcurrido un año.
Alemania nunca se trató solamente de aprender alemán, sacar 1 (es el equivalente a 5.0 en
Colombia) en la Uni y conseguir una práctica interesante. Alemania se trató siempre de crecer, de
aprender a vencer la adversidad y de construir herramientas para el futuro. Desde mi punto de
vista, todos esos “éxitos” eran una consecuencia de la integración cultural, del crecimiento
personal, de la motivación…
Me siento orgullosa de esos héroes de mirada decidida que se embarcan a Colombia, cada uno
con una historia de tenacidad, cada uno con un millón de sueños y con la firme intención de seguir
haciendo patria. Como modernos Marco Polos embarcan las lecciones del país más industrializado
de Europa, embarcan una visión de futuro, embarcan una visión panorámica de Europa, sus
costumbres, sus fortalezas y sus debilidades… una visión panorámica creada por los constantes
viajes que les permitió degustar de milenios de historia y de desarrollo cultural.
Atravieso la puerta, pienso en Munich,
en mi vida allí, pienso en Sebastián que
se queda a escribir la tesis, pienso en
Chris que se va para España enamorado
del español, pienso en Dominik que ya
me espera en Colombia y que lidia con
la vida de un alemán en Bogotá, pienso
en Max y sus ahora aventuras en
Valparaíso, en los mexicanos, los
chilenos, los franceses, los españoles,
los chinos. Pienso en todos esos
segundos que nos condujeron a ser
buenos amigos, en las cervezas, las
montañas, los Oktoberfest, las tardes
de “Sonnen”, las comidas. Pienso en
Un ICE de Munich a Frankfurt, el lugar perfecto para una reunión de
becarios...muchas historias, muchos viajes, muchos cambios de look.
133

cómo estoy dejando mi vida de este lado del Atlántico. El sentimiento es idéntico a cuando partí
hace 360 días de Bogotá. Un abrazo sella la despedida y de nuevo hay abrazos que uno quisiera
que duraran para siempre… Un ICE que partió a las 20:42 un 27
de julio de 2011 de la estación central de Munich me alejó de
todas aquellas cosas, personas y experiencias que me
enamoraron de Alemania y mientras las lágrimas se volvían de
nuevo las protagonistas, sentí el abrazo reconfortante de mis
compañeros colombianos en el tren…
Alemania nunca se trató de olvidar las raíces y adoptar
completamente la mentalidad alemana. Desde mi punto de vista,
Alemania se trató de crear un super-ingeniero con el alma de un
colombiano y la organización de un alemán. Auf Wiedersehen
Deutschland, Du hast mich so froh gemacht!
Durante esas 12 horas en el avión, había tantas cosas que decir,
tantas cosas que compartir, había tanto sueño acumulado de un
año de aventura… Cómo no sentirse orgulloso de esos 30
colombianos que se deleitaban hablando de sus trabajos en las empresas más poderosas del
mundo, de sus aventuras en Europa, de sus locuras en la Uni, cómo no sentirse orgullosa de un
grupo de 30 desconocidos que se han vuelto amigos entrañables… incluso es difícil saber que a
pesar de vivir en Colombia, ya no estarán en el día a día los costeños, los paisas y los caleños... Ay
gente! Cómo uno se puede encariñar tanto en solo un año.
Recojo mis maletas y pienso en que no sé todavía cómo viajar liviano, necesito otra beca para
aprender a hacerlo. Veo a mi alrededor y todos se abrazan, se felicitan, se prometen no olvidarse
y es que sería imposible borrar tantas fotos, sería imposible olvidar tanto buen comentario…




















Charlie, nuestro querido becario
probándose las nuevas gafas de Rafa.
Una última Franziskana servida en vaso
de Pepsi :D
Gruppenfoto! Como dice la canción, podrán haber otros becarios, pero ustedes siempre serán los jóvenes
ingenieros que son. Se les quiere y se les desea nuevas becas con el DAAD
134

Para la posteridad una Gruppenfoto. A mis valientes becarios, a mis amigos, a mi familia alemana…
los mejores deseos, los recuerdos con cariño, la gratitud eterna pues cada uno le agregó ese toque
a la experiencia que hizo que esta Gruppenfoto fuera tan emotiva.


En Bogotá un abrazo fuerte a mi compañero de viajes y aventuras Juan Camilo Marrugo.

Mi familia al otro lado del cristal de inmigración me espera eufórica, mi hermanita quiere ya tener
entre sus brazos al osito más fotografiado y viajero del mundo, el viejo Zufri llega delgado, con la
naricita pelada, pero una sonrisa de oreja a oreja. La niña Cindy también llega con unos kilos de
más, algo cansada y con más maletas de las que se fue, pero Don Pacho, doña Elo, el abuelo y la
abuelis no pueden parar de abrazarla y preguntarle si está bien, indagan por las historias de los
viajes, de la vida cotidiana… Otro abrazo que tenía cita desde hace rato tiene lugar y vuelvo a ver
mi querida Bogotá, mi ciudad. Pienso en Munich donde ya está de noche… pienso en Sebastián.

Queridos lectores de este diario de locuras, agradezco inmensamente esta tarea de plasmar mi
experiencia en este archivo de la WWW, la conciencia de esta tarea me dio la fuerza para superar
muchas dificultades, me dio momentos de mucha felicidad y tranquilidad cada semana al sentarme
a escribir y recordar tanta bonita y útil experiencia.

De mi parte queda mucho por decir, mucho por escribir, pero prefiero que salgan al mundo y
descubran sus rarezas, sus secretos, sus enigmas y vuelvan a casa con el sentimiento de haberlo
hecho realidad. Como dice el dicho alemán: Wer nicht wagt, der nicht gewinnt —o su variación en
135

español: El que no arriesga un huevo, no tiene una gallina… Arriésguense, sueñen, luchen, vivan…
la vida es tan corta que la única tarea posible es ser felices y afuera hay un millón de oportunidades
que esperan por ustedes…

Mi vecinita, querida Eli, un placer haber compartido este año contigo. A ti, una dedicatoria especial de mi último diario. Una
fiel lectora y amiga.

A los nuevos becarios, primero mis felicitaciones por haber soñado y haber conquistado esta
oportunidad, ahora tienen una llave para ver el mundo que pocos pueden obtener por esta vida,
cuídenla, úsenla, cometan locuras y atrévanse a hacer todo aquello que la vida les ponga enfrente,
dar un paso atrás no es posible, llevan en sus bolsillos la esperanza de un país que los necesita, de
un millón de compañeros que lucharon hombro a hombro con ustedes y que se quedan en
Colombia... tienen en sus manos una oportunidad que cambiará para siempre su futuro y el de sus
familias...

¡Make it happen Jungingenieure 2011-2012!


Por Cindy Johanna Rodríguez Ávila