You are on page 1of 58

I.

EL CULTO CRISTIANO
A. Definiciones
1. Culto. El culto está presente en todas las religiones y en cada una de
ellas posee una finalidad específica. Culto es la forma a través de la
cual las personas manifiestan su adoración a sus deidades o dioses.
La palabra culto viene del griego ethelothreskeia que significa:
adoración voluntaria (ethelo, querer; threskeia, adoración).
1
Esto indica
que un culto es la acción voluntaria de adorar.
tra connotación o interpretación de lo que es un culto se describe en
la siguiente definición: !Culto del latín cultum" cultivar# acto religioso
que tiene por ob$etivos esenciales reconocer la soberanía absoluta de
%ios y rendirle el &onor debido'.
(

Esto significa entonces" que ofrecer culto" es cultivar una relación
con una deidad u &onrar a alguien" servirle porque es digno de recibir
&onores" a través de acciones que le compla)can.
Lo anteriormente e*puesto presenta tres factores importantes que
intervienen en todo culto:
a. +lguien que es su$eto de adoración" de reconocimiento y que
merece ser servido# alguien reconocido como divinidad.
b. ,n su$eto que rinde la adoración: con ofrendas" con gestos o
acciones ceremoniales" etc.# un adorador.
c. ,na actitud voluntaria: quien rinde culto lo &ace porque reconoce al
su$eto a quien adora como superior.
-e concluye entonces afirmando que el culto es una forma a través
de la cual se adora a alguien considerado digno de recibir tal
adoración" en una actitud voluntaria" a través de acciones que
recono)can su divinidad. %espués de esta afirmación general acerca
del culto" será conveniente describir lo que es el culto cristiano y sus
propósitos.
2. Culto cristiano. Es la e*periencia en la que el creyente adora a %ios"
por medio de Cristo" celebrando su muerte y resurrección y además"
1
Vine, W.E., Vine Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento Exhaustivo, BECA.
2
Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 200.
2
proclamando su segunda venida en un ambiente de fraternidad y amor
$unto a otros creyentes.
%e acuerdo a las -agradas Escrituras" el culto cristiano tiene dos
e*presiones: la primera e*presión es de naturale)a individual# es decir"
la relación personal con %ios mediante el ofrecimiento diario del ser en
actitud de reverencia y agradecimiento. .al como lo demanda el apóstol
/ablo: !+sí que" &ermanos" os ruego por las misericordias de %ios" que
presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo" santo" agradable a %ios"
que es vuestro culto racional'. 01omanos 2(:2)
La segunda" es de naturale)a colectiva3p4blica" en la que un
grupo de cristianos se re4ne para adorar" ser instruidos y crecer en la
comunión unos con otros" como lo declara la 5iblia: !y perseverando
unánimes cada día en el templo" y partiendo el pan en las casas"
comían $untos con alegría y sencille) de cora)ón' 06ec&os (:78)# !9o
de$ando de congregarnos" como algunos tienen por costumbre" sino
e*&ortándonos# y tanto mas" cuanto veis" que aquel día se acerca'.
06ebreos 2::(;)
+&ora bien" el culto cristiano difiere de otros cultos en lo
siguiente: en el reconocimiento de Cristo como -e<or y %ios" en la
proclamación de sus ense<an)as y el recordatorio de su segunda
venida. !/orque en el culto cristiano Cristo" el -e<or 1esucitado" es el
centro de toda la vida c4ltica de la iglesia.'
=
-in duda alguna" en
ning4n otro culto" se establece esta clara diferencia" teniendo a Cristo
como el centro del mismo.
tra definición del culto cristiano la presenta como una
e*periencia de servicio# un &omena$e" una ofrenda de adoración y
acción de gracias que encierra en sí mismo un triple testimonio: &onrar
a %ios con la adoración" bendecir a la iglesia con la edificación y
testificar al mundo con la proclamación.
7
El culto cristiano" entonces" es adoración a %ios por medio de
Cristo" en una ambiente de fraternidad y comunión de otros cristianos.
+quí mismo" ocurre la edificación de la >glesia" por medio de las
3
Rodríue! "ebasti#n, Antolog!a de la liturgia "ristiana $. %&.
%
Varela, 'uan. El "ulto "ristiano# origen$ evoluci%n$ actualidad $. 21
3
ense<an)as de Cristo y se testifica p4blicamente a quienes están le$os
del temor a %ios.
+&ora bien" todo culto tiene propósitos definidos. + continuación se
anali)aran los propósitos del culto cristiano.
B. Propósito del culto cristiano
9unca el culto cristiano &a sido una actividad sin propósito" a4n en las
religiones paganas" el culto tiene propósitos definidos. Es importante que
se cono)can cuales deben ser los propósitos a seguir en culto cristiano.
1. Adoración a Dios. El propósito general del culto es adoración
a %ios y comunión con el. En el culto cristiano se adora a %ios" quien
es el centro y su$eto de nuestra adoración. ?uan @arela opina: !El
propósito y ob$etivo principal del culto cristiano" es la adoración.
+doración al 4nico que la merece" el %ios creador y sustentador de
todas las cosas.'
;

El culto cristiano" entonces" debe entenderse como una
respuesta &umana de adoración y acción de gracias al %ios que se &a
revelado por medio de ?esucristo en las -agradas Escrituras. .al como
lo resalta la siguiente afirmación: “+dorar es reconocer de manera
personal y comunitaria el se<orío de Cristo en nuestras vidas y en la
sociedad" lo cual &acemos con todo lo que somos" sentimos"
padecemos y so<amos.”
8

En el +ntiguo y el 9uevo .estamento se afirma que el 4nico digno
de adoración es %ios. 0%euteronomio 2::(:3(2). En el 9uevo
.estamento" ?es4s lo confirma cuando di$o: !vete" -atanás porque
escrito está: al -e<or tu %ios adoraras y a él sólo servirás'. 0Aateo 7:B
32:) En el culto cristiano no debe adorarse a nadie más# no podemos
quitar a %ios para adorar al &ombre.
!Cacaso no nos enga<amos cuando &acemos a otra cosa que no sea
%ios el ob$eto de nuestra adoraciónD Con toda certe)a &ay muc&os
ingredientes para un buen servicio de adoración" pero solo &ay un
ob$eto de adoración" nuestro -e<or %ios .odopoderoso. -ólo él es
&
Varela, 'uan. ($. Cit. ). 2%
*
+enrí,ue! M., C-sar A )onencia de la consulta teol.ica 2//20 "ulto$ Teolog!a & Postmodernidad' 2//2
111.sela2.co3.ar4database4i3aes42353A/1.6(C
%
digno de reverencia y &omena$e. El no puede" ni compartirá su gloria
con otro'.
F

Entonces" la adoración es la respuesta del &ombre a %ios# por
cuanto él se &a revelado y busca que los verdaderos adoradores le
adoren" porque en Cristo" él &a provisto salvación y bendiciones para
toda la ra)a &umana.
2. La counión de los cre!entes. El culto cristiano está
incompleto sino se da lugar para la comunión de los cristianos. ,no de
los distintivos de las reuniones cristianas del primer siglo fue
precisamente la coinonía o comunión: !… y partiendo el pan en las
casas" comían $untos con alegría y sencille) de cora)ón”. 06ec&os (:78)
La comunión es un elemento importante del culto y también uno de sus
propósitos principales.
C/or qué es tan importante la comunión de los creyentes en el
cultoD porque en la comunión" el cristiano se desarrolla" crece y e$erce
sus dones en la comunidad de los creyentes. -ebastián 1odrígue)
citando al eminente teólogo evangélico espa<ol" %r. A. Gutiérre) H
Aarín con relación a la comunión en el culto dice: “El culto cristiano es
un acto mediante el cual el &ombre busca" renueva o confirma su
comunión con %ios" en el seno de la comunidad religiosa a la que
pertenece'.
I

/or lo tanto" es importante que e*ista lugar para la comunión en el
culto" por cuanto sirve para la b4squeda" confirmación y renovación de
la comunión con %ios y le da sentido de pertenencia al participante. -i
un cristiano va a crecer y desarrollarse en su fe" no podrá &acerlo de
manera aislada" porque el culto le brinda una oportunidad valiosa para
que interrelacione con otros creyentes y pueda renovar su fe $unto a
otros
B
.
3. El desarrollo cristiano. -in duda alguna" es propósito del culto
cristiano contribuir al desarrollo integral del creyente. Esto se logra
7
8is2er, Robert, edt. En Esp!ritu y en Verdad. Editorial )at21a9 )ress: Cle;eland, <n. 15=& )$. &7:&=
=
Rodríue!, "ebasti#n. Antolog!a de la (iturgia "ristiana. ). 3&
5
Aclaración0 estos $#rrafos son conclusiones $ersonales en cuanto a lo aru3entado anterior3ente.
&
mediante la ense<an)a responsable de la /alabra de %ios. El culto en
el .abernáculo poseía una naturale)a pedagógica.
!JEl culto se convierte así en una pedagogía permanente que da a la
vida religiosa de >srael sus tres dimensiones &istóricas y su
movimiento. El culto recuerda primero los acontecimientos del
pasado" cuya celebración renueva# al mismo tiempo los actuali)a
reanimando así la fe del pueblo de un %ios que está presente y sigue
siendo poderoso como en el pasado”.
10
.ambién" no debe olvidarse que en las reuniones cristianas del
primer siglo" los cristianos dieron prioridad a la ense<an)a apostólica.
!K perseveraban en la doctrina de los apóstoles....' 06ec&os (:7() La
ense<an)a apostólica estaba constituida por los dic&os y ense<an)as
directas de ?es4s a los apóstoles" así como las propias e*periencias de
ellos con el Aaestro.
,n cristiano asiste al culto para ser edificado. +l respecto Aartin
1alp& /." e*presa que ninguna iglesia e*istió sin la predicación" ni
aparte de ella# la iglesia nació con la predicación" y esta nació con la
iglesia. Esto nos recuerda que" no debe faltar en el culto cristiano una
e*posición ungida" saludable y pertinente de las Escrituras a las
necesidades de sus participantes.
22

El verdadero culto cristiano debe perseguir la edificación o
desarrollo de los creyentes fortaleciendo su fe y respondiendo con la
5iblia a los desafíos que presenta la vida diaria. 9o basta tan solo el
canto" el é*tasis emotivo o cualquier otra e*periencia# si no &ay
ense<an)a de la /alabra de %ios en el culto.
4. Anunciar a Cristo ! su o"ra. El culto cristiano difiere
esencialmente del culto $udío en el elemento del reconocimiento de Cristo
como -e<or y %ios además" en la proclamación de su persona y su obra.
En el culto Cristiano debe anunciarse a Cristo como la provisión de %ios
para el pecado del &ombre" como el que sana todas las dolencias" como el
que bauti)a con el Espíritu -anto y como el 1ey que viene pronto
2(
.
Cada elemento del culto debe &acer una proclamación de la persona y
obra de Cristo" por e$emplo: la alaban)a debe &acer referencia a Cristo y
su obra" debe contener afirmaciones Cristológicas" debe resaltar su vida"
1/
6ufour, >a;ier ?-on Vocabulario de Teolog!a )!blica $. 2/5
11
Martin, Ral$2 ). (a Teolog!a de la Adoraci%n $. 122
12
V-ase 6a9ton, 6onald. *a!ces Teol%gicas del Pentecostalismo. $. 123
*
ministerio" muerte" resurrección y pronta venida# debe rendirle adoración
como %ios. Cuando se motiva a dar ofrenda en el culto" debe &acerse en
reconocimiento de la divinidad de Cristo. La predicación debe incluir estos
énfasis cristológicos.
5. Proclaar el retorno de Cristo. El culto cristiano contiene un
elemento escatológico. En cada celebración cristiana de adoración se
debe proclamar y enfati)ar el pronto retorno de Cristo y preparar al
creyente para participar de dic&o acontecimiento. El apóstol /ablo
cultivó esto en los creyentes" tal como lo de$a ver la siguiente bendición
pastoral en uno de sus escritos: !el %ios de pa)" los &aga a ustedes
perfectamente santos" y les conserve todo su ser" espíritu" alma y
cuerpo" sin defecto alguno" para la venida de nuestro -e<or
?esucristo.' 02 .esalonicenses ;:(= 5iblia @ersión %ios 6abla 6oy)
6ay recordar que estos escritos eran leídos en el conte*to de las
celebraciones cristianas# entonces" el culto es una buena oportunidad
para orientarles" instruirles y amonestarles a vivir en santidad en la
sociedad en que vivimos y de esa forma estar preparados para
participar del encuentro con Cristo en su pronto retorno. Es por ello que
las -agradas Escrituras invitan a: !-eguir la pa) con todos" y la
santidad" sin la cual nadie verá al -e<or'. 06ebreos 2(:27)
/or tal ra)ón" la e*pectativa del retorno de Cristo es una ra)ón
más para santificarnos. K el culto cristiano debe estar orientado a
instruir a los creyentes para la práctica de una vida santa en medio de
una sociedad que no lo es.
%espués de anali)ar los propósitos del culto cristiano" conviene
recurrir a los antecedentes bíblicos del mismo# son las -agradas
Escrituras las que me$or evidencia presentan respecto a este tema.
C. Antecedentes "#"licos
+ través de la 5iblia se puede seguir el desarrollo progresivo del culto"
partiendo desde las formas más sencillas como los actos espontáneos de
presentar ofrendas" &asta convertirse en reuniones fraternas en los &ogares
de los cristianos.
7
1. El culto en el Anti$uo Testaento. La adoración es un tema
central en la 5iblia. El &ombre por naturale)a tiene la inclinación a
adorar" pero es %ios quien le establece las condiciones para ofrecerle
adoración. En el +ntiguo .estamento se &ace mención de la adoración
a %ios la cual va desde las formas más simples como el presentar
ofrendas" &asta una liturgia institucionali)ada" consolidada en el .emplo
y descentralida)a en la sinagoga" al respecto %onald -tamps comenta
lo siguiente:
!Los seres &umanos &an adorado a %ios desde el principio de la
&istoria. +dán y Eva &abían tenido comunión regular con %ios en el
&uerto de Edén 0cf. Ge. =:I). Caín y +bel tra$eron ofrendas a ?e&ová
0Ge. 7:=37)# los descendientes de -et invocaron !el nombre de
?e&ová' 0Ge. 7:(8) 9oé edifico un altar a ?e&ová para un &olocausto
después del diluvio. 0Ge. I:(:). +bra&am llenó el paisa$e de la tierra
prometida de altares para los &olocaustos al -e<or 0Ge. 2(:F" I#
2=:7"2I# ((:B) y &ablo íntimamente con él. 0Ge. 2I:(=3==# ((:223(I)
-in embargo" la adoración p4blica no se formali)ó &asta después del
é*odo" cuando se construyó el tabernáculo en el monte de -inaí. %e
allí en adelante" los sacrificios regulares se efectuaron cada día y
especialmente el día de reposo" y %ios estableció varias fiestas
religiosas anuales como ocasiones para la adoración publica de los
israelitas. 0E*. (=:2732F# Lv. 23F# 28# (=:737=# %t. 2(# 28) Esa
adoración mas tarde llegó a centrali)arse en el templo en ?erusalén
0los planes de %avid como se indican el 2 Cro. ((3(8). Cuando fue
destruido el templo en ;I8 a. C." los $udíos edificaron sinagogas como
lugares de instrucción y adoración mientras estuvieron en el e*ilio y
dondequiera que se establecían. -e siguieron usando esos edificios
para la adoración incluso después de la construcción del segundo
templo ba$o el lidera)go de Lorobabel 0Esd. =38)" 6abía sinagogas en
/alestina y en todo el mundo romano durante la época del 9.”.
2=

9ótese que en la adoración del +ntiguo .estamento se resaltaba
los sacrificios por medio de los cuales se obtendría el perdón de
pecados" las fiestas solemnes por medio de las cuales se invitaba a la
reconciliación con %ios" recordaba la liberación del pueblo y el trato de
%ios con ellos y las ofrendas como e*presión de dedicación y
agradecimiento a %ios# así lo &ace comprender también la siguiente
afirmación: !Jtodos los ritos ordenados por %ios tenían el propósito de
facilitar la adoración" recordando en forma gráfica quien era %ios y cual
la necesidad del &ombre de mantener una relación intima con él'.
27

/or otro lado" en las sinagogas se enfati)ó el estudio de la Ley# la
instrucción fue su énfasis. !El culto en la sinagoga era en e*tremo
13
"ta3$s C., 6onald; )iblia de Estudio Pentecostal, $. *2=:*3/
1%
Bartle9, 'a3es W. (a Adoraci%n +ue Agrada Al Alt!simo' $$. 1/&:1/*
=
sencilloJ constaba de tres partes: lectura de las Escrituras" en la que
%ios &ablaba al &ombre# oración y alaban)a" en la que el &ombre
&ablaba a %ios# y sermón o alocuciónJ'
2;

+ manera de resumen" el siguiente esquema ilustra el desarrollo
del culto $udío desde las formas más simples en el inicio de la &istoria
$udía. Luego convertida en una actividad formal" llegando a su
consolidación con la construcción del templo" &asta constituirse en una
e*periencia descentrali)ada e íntima en la sinagoga:
Desarrollo del Culto %ud#o Se$&n el A. T.

OFRENDAS TABERNÁCULO TEMPLO SINAGOGA
Formas Siml!s S! "ormali#a S! Consoli$a S! $!sc!n%rali#a
O"r!n$as !n al%ar!s sis%!ma sacri"icial Ins%r&cción $! la L!'

/ara continuar se describirán inmediatamente las reuniones
cristianas del 9uevo .estamento" las cuales pueden tomarse como
precedentes del culto cristiano institucionali)ado.
(. Las reuniones cristianas del Nue'o Testaento. En el 9uevo
.estamento se especifica que los cristianos se reunían para adorar a
%ios en el .emplo y por las casas: !K perseverando unánimes cada día
en el templo" y partiendo el pan en las casas" comían $untos con alegría
y sencille) de cora)ón" alabando a %ios" y teniendo favor con todo el
pueblo…' 06ec&os (:7837F)
+unque en alg4n momento se creyó que los cristianos eran una
rama del $udaísmo"
28
queda claro que al adorar congregados los
primeros cristianos establecieron modelos de adoración que fueron
muy diferentes de los servicios del templo y de las sinagogasJ su culto
giraba alrededor de la Cena del -e<or. Generalmente el culto de la
ma<ana era un tiempo de alaban)a" oración y predicación" el cual
concluía con la celebración de la Cena del -e<or.
2F

1&
Rodríue!. ($. Cit. $. 2=
1*
Wal@er, Williston, ,istoria de la -glesia "ristiana. $. %=
17
)ac@er '. A. 9 Edts. Enciclopedia -lustrada de *ealidades de la )iblia' $$. &&&:&&*
5
%urante alg4n tiempo" los cristianos $udíos combinaron las
reuniones del templo" las sinagogas y los ágapes en los &ogares. +
medida que se integraron los nuevos creyentes no provenientes del
$udaísmo y que la ortodo*ia $udía comen)ó a considerar el cristianismo
una amena)a" el culto cristiano adquirió su identidad propia y la iglesia
primitiva comen)ó su camino.
+ pesar de eso" el culto cristiano recibió del $udaísmo una
importante &erencia. /or e$emplo: de la sinagoga se destaca la lectura
y e*posición de las Escrituras# 02 Corintios. 27:(8# 6ec&os (::F32().
?unto con las oraciones y cantos en un ambiente de alaban)a# 0Efesios
;:2B) Confesiones de fe y credos# 02 Corintios 2;.237# 2 .imoteo 8:2().
K la recolección de ofrendas o colectas 02 Corintios 28:2# 1omanos
2;:(8).
2I

/ero el distintivo má*imo del culto cristiano lo constituye la Cena
del -e<or. +l integrarse el elemento de la Cena del -e<or" se
sobreentiende que el culto en el 9uevo .estamento se centrali)a en la
persona y obra de ?esucristo quien es reconocido por los creyentes
como -e<or y %ios.
En la adoración cristiana del primer siglo se integran el
recordatorio del sacrificio de Cristo para nuestra liberación y la
proclamación de sus ense<an)as para nuestra edificación.
2B

Los cristianos primitivos no de$aron de reunirse para adorar a %ios por
medio de ?esucristo a quien consideraban el -e<or.
!Es" de otras maneras" bien claro que la adoración de los primeros
cristianos estaba basada en los fundamentos de los Escritos del
+ntiguo .estamentoJ los primeros cristianos combinaron en forma
distintiva aspectos lit4rgicos de la sinagoga con e*periencias y formas
del +posento +lto. 02 Cor. 2::28# 22:(=) +quellos elementos de la
adoración en la sinagoga que no refle$aban a Cristo como el 6i$o de
%ios y 4nico y suficiente -alvador" fueron quitados'.
(:

Es indiscutible que los cristianos del primer siglo adoptaron
elementos del $udaísmo en su adoración. -in embargo" algo muy
característico de las reuniones de los primeros cristianos fue su
1=
Varela. ($. Cit. $. 5&
15
Abid. $. 5*
2/
6arino, Miuel Anel. (a Adoraci%n# Primera Prioridad. $$. %%:%&
1/
sencille) y espontaneidad" aunque no por eso carente de profundidad y
de una gran convicción que los movía a celebrar su encuentro con el
6i$o de %ios y su nueva vida en él.
(2

Es así como en todo el 9uevo .estamento se le rinde culto a
%ios a través de ?esucristo. %esde el capítulo dos del evangelio de
Aateo se narra como los tres sabios de oriente adoraron a un ni<o
llamado ?es4s. !y al entrar en la casa" vieron al ni<o con su madre
Aaría" y postrándose" lo adoraron# y abriendo sus tesoros" le ofrecieron
presentes oro" incienso y mirra'. 0Aateo (:22)
Entonces queda claro que el énfasis de la adoración en el 9uevo
.estamento es Cristo# puesto que Cristo es %ios# él debe ser el centro
de la adoración" porque a través de él" recibe adoración %ios.
El modelo de adoración del 9uevo .estamento centrali)a a
Cristo como su$eto de la adoración cristiana. /or lo tanto" en este
momento &istórico frente a la posmodernidad" ?es4s debe ser adorado"
e*altado y proclamado en el culto" y además esperado por los que le
adoran.
Corresponde a&ora" el análisis de los antecedentes &istóricos del
culto cristiano. CMué dirá la &istoria respecto al culto cristianoD
D. Antecedentes (istóricos
El análisis de los antecedentes &istóricos se reali)a priori)ando
las épocas consideradas como las más notables en el desarrollo de la
&istoria cristiana.
1. La )poca Patr#stica. La época patrística es el momento
&istórico que transcurre posterior a la muerte de los apóstoles# por este
tiempo la iglesia estuvo ba$o la dirección de cristianos que afirmaron
estar cerca o conocer a los apóstoles 0s. >>3>>>).
((
/or lo tanto" es de vital
importancia dar un vista)o al desarrollo del culto en esta época de la
>glesia.
6ay quienes opinan que esta época el culto se mantuvo de
manera muy similar al que se desarrollaba en el primer siglo" es decir"
se mantuvo la centralidad de ense<an)a de las Escrituras" el
21
6arino. ($. Cit. $. %*
22
Wal@er. ($. Cit. $$. %1:%1
11
recordatorio del pronto regreso de Cristo" la Cena del -e<or y la
comunión de los cristianos.
!6asta el siglo >>" el culto era poco mas o menos como nos menciona
6ec&os (:7(. Los cristianos combinaban el culto en las sinagogas y
el .emplo 0al menos &asta el a<o F:)" con las comidas en los &ogares
denominadas Nágapes o fiestas de amorO" que generalmente
concluían con la celebración de la eucaristía" en un nuevo ambiente
de go)o y esperan)a por el &ec&o de la resurrección.”
2.

tra opinión al respecto es que para este entonces se &abía
perdido paulatinamente la e*pectativa del retorno de Cristo. -ebastián
1odrígue) comenta: !En la fe de la segunda generación cristiana" &ay
un debilitamiento gradual de la e*pectación de la /arusía o retorno de
Cristo.'
(7
/ero el testimonio que evidencia el desarrollo del culto cristiano y
sus elementos en la época patrística" es el de ?ustino Aártir quien
describe el orden seguido en la liturgia de ese tiempo que se
desarrollaba en día domingo:
1. !Lectura de los escritos apostólicos y proféticos
2. +monestación del dirigente del culto.
3. raciones
4. E*posición del pan" el vino y agua. +cción de gracias y oración de
intercesión del dirigente
5. La congregación contesta: +men.
6. administración de la -anta Cena'
(;
Es importante resaltar el e$emplo que brinda el desarrollo del culto
cristiano en esta época" para la iglesia actual" en lo que respecta a la
centralidad de las -agradas Escrituras" la participación en con$unto en
las oraciones y la reverencia otorgada al desarrollo de la Cena del
-e<or" actitud que en alg4n momento se &a perdido en el desarrollo del
culto cristiano.
+demás en el desarrollo de este culto se mantiene el equilibrio
entre los elementos sacramentales y los escriturales# formando parte
importante del culto la lectura de las Escrituras" la instrucción" la
consagración y recepción del pan y el vino.
(8

En el siglo siguiente 0en el siglo >>>)" de alguna manera el culto
cristiano es influenciado por las religiones de misterio# al parecer la
23
Varela 'uan. ($. Cit.. $. 57
2%
Rodríue!, "ebasti#n. Antolog!a De (a (iturgia "ristiana $. &&
2&
Abid. $. *&
2*
MaB1ell 6. Willia3 El "ulto "ristiano $$. 27:2=
12
influencia estaba relacionada a la e*clusión de los creyentes nuevos en
la celebración de la Cena del -e<or y de la celebración del bautismo"
como lo indica Pilliston PalQer:
“Los cristianos de la segunda mitad del siglo >> y del siglo >>> vivían en una
atmósfera recargada de influencias procedentes de esos cultosJ La iglesia
llegó a ser considerada cada ve) mas como poseedora de misterios
vivificantes" ba$o la superintendencia y dispensación del cleroJ la analogía
con las religiones de misterio &acía que se e*cluyera a todos los que no
estuvieran iniciados o a punto de serlo" de presenciar el bautismo o la Cena
del -e<or" y llevó a un constante aumento de la importancia atribuida a estos
ritos como a los mas sagrados elementos del culto.”
27
Lo anteriormente citado" tan solo es un e$emplo de lo que puede
&acer la influencia circundante de la cultura en el culto y en la práctica
cristiana. Con la influencia de las religiones de misterio" se
sobredimensionó o se fanati)ó el desarrollo de la Cena del -e<or y el
5autismo cristiano y con ello también el desarrollo del culto fue
afectado.
+&ora bien" se continuara con el desarrollo del culto cristiano en la
&istoria.
2. La Edad *edia. Es necesario comprender Cque es la Edad
Aedia y cuales son algunas de sus característicasD La Edad Aedia es
un período &istórico que abarca apro*imadamente desde el
declinamiento del >mperio 1omano en el siglo @" &asta el siglo R@ inicios
de la 1eforma /rotestante. -us principales características son: un
estancamiento en el desarrollo cultural y el progreso# fragmentación de
la autoridad" es decir no e*istió una maquinaria de gobierno unitaria en
el mundo conocido. .ambién" es aquí donde tiene sus inicios el sistema
feudalista.
(I

En lo referente a la iglesia" el papa tenía una cierta preeminencia"
por cuanto se creía era el sucesor de /edro y a quien Cristo le &abía
otorgado la má*ima autoridad eclesiástica. La iglesia también se opuso
a todo tipo de desarrollo por cuanto creía que eran un grupo de
creyentes que esperaban el día de la -alvación en un mundo &ostil.
En lo cultural la actividad se centro en la conservación y desarrollo
sistemático del conocimiento del pasado. La educación estaba
27
Wal@er. ($. Cit. $. 52
2=
CEdad Media.C Microsoft "tudent 2//= D6V6E. Microsoft Cor$oration, 2//7.
13
orientada a la comprensión de la 5iblia" utili)ando para ello los
conceptos racionales de lo filósofos griegos.
(B
/ero CCuáles fueron los
elementos del culto en la edad mediaD CMué características tuvo la
adoración cristiana en esta época sombríaD
-e sostiene que en esta etapa de la &istoria" en el culto cristiano
tuvo centralidad la celebración de la Cena de -e<or y que su momento
más importante era el milagro de la transubstanciación" momento en el
que se procuraba la identificación emocional del creyente con el
sufrimiento de Cristo. 6ubo también" una creciente importancia de la
adoración a la @irgen Aaría y a los santos# así lo afirma Pilliam %.
Aa*Sell:
“La espiritualidad alto medieval adoptó un carácter individual" centrada
ritualmente en el sacramento de la eucaristía y en la identificación sub$etiva
y emocional del creyente con el sufrimiento &umano de Cristo. La creciente
importancia del culto a la @irgen Aaría" actitud desconocida en la >glesia
&asta este momento" tenia el mismo carácter emotivo.”
=:
%urante la Edad Aedia el culto cristiano estaba constituido por lo
que &oy conocemos como la misa católica la cual era recitada en
idioma latín# !Gradualmente el uso del latín se fue restringiendo a la
educación y a la diplomacia" y no era comprendido por el puebloJ pero
se conservo como el lengua$e de la liturgia'.
=2

Como resultado del uso del latín" la participación de la
congregación se &i)o imposible y los constituyó en simples
espectadores. Es decir que en este periodo no se reconoció la
participación activa del creyente.
En este periodo convulsivo de la &istoria" el culto cristiano perdió
su énfasis cristocéntrico y la iglesia cayó en decadencia espiritual"
debido a que el poder papal cobró fuer)a y con ello &ubo e*cesos en lo
religioso y abusos en el e$ercicio de la autoridad eclesiástica.
Es en este período de la &istoria en donde se intensifica la
adoración a los santos o celebración de días especiales con lo cual se
llega a suplantar el domingo o día del -e<or. Es aquí donde se designa
un santo para cada día del a<o# se decreta la adoración de la &ostia
02(2F)# en el siglo R>> se introduce el nombre de Aaría en la liturgia y se
25
Biblioteca 6e Consulta Microsoft Encarta 2//&.
3/
MaB1ell. ($. Cit. $. =%
31
Abid.
1%
da inicio al uso del !+ve Aaría' y la celebración de la !>nmaculada
Concepción'.
.ambién donde se fomenta muc&o del misticismo en la
cristiandad" debido al desarrollo del sacramentalismo.
=(3 ==
Las misas se
revistieron de significado místico" como se<ala Aa*Sell:
“Cada misa como sacrificio propiciatorio tenia un valor definido delante de
%ios# por lo tanto" dos misas valen el doble que una. -iendo la cantidad el
criterio" la piedad e*igía lógicamente un má*imo de celebraciones.
.ambién se decían misas para lograr fines determinados. Ka en 6ipólito
escuc&amos misas especiales por los muertos" pero en la Edad Aedia
estas crecieron mas allá de todo calculo. Como se sostenía que cada
misa poseía valor como acto meritorio" a&ora se computaba seriamente
cuantas se requerían para traer un alma del purgatorio al paraíso" y &asta
que punto una misa podía aliviar los dolores de un alma condenada al
castigo eterno. 6abía misas por el é*ito en los negocios temporales" por
uno que salía de via$e" por la me$oría de una enfermedad" por la captura
de ladrones y la recuperación de lo robado" por lluvia o buen tiempo" por
la liberación de cautivos# y también aquí se determinaba solemnemente el
numero requerido para lograr el ob$etivo.”
=7
Es evidente entonces" que durante la Edad Aedia" tanto la >glesia
como el culto cristiano entraron en un periodo de decadencia espiritual"
sacramentalismo y misticismo. Con esta influencia se neutrali)o la
participación inteligente de los cristianos en el culto" convirtiéndolos en
participantes pasivos# el culto cristiano vino a ser como un instrumento
de dominación para la cristiandad en general.
/ero también esta época despertó los ánimos de muc&as
personas" que dieron lugar a movimientos importantes entre ellos el que
&oy se conoce como la 1eforma /rotestante" época que será anali)ada
a continuación.
3. La Refora Protestante+
/uede decirse que la 1eforma /rotestante en lo eclesiástico
marco el fin de la Edad Aedia" dic&o movimiento surge como respuesta
a la gran decadencia espiritual" sacramentalismo y misticismo en que
vivía la >glesia y el culto cristiano 0para este momento llamado misa).
,no de los puntos de vista respecto al culto cristiano en esta
época" se refiere a sus características de la siguiente manera: los
servicios eran e*cesivamente didácticos y de estructura inadecuada# no
32
Muir2ead, +. +. ,istoria del "ristianismo F Tomo /. $$. 2**, 2*7, 27/
33
"acra3entalis3o0 )ostura teol.ica cat.lico F ro3ana ,ue establecía la dis$ensaci.n de la racia sal;adora
$or 3edio de cere3onias 9 for3ulas eBternas, las cuales solo $odían efectuar los sacerdotes.
3%
MaB1ell. ($. Cit. $. =&: =*
1&
&abía ruptura con la teología legalista" el legalismo adquirió nuevas
formas. 6ubo poco de creativo" e*cepto la nueva salmodia e &imnodia"
es decir la introducción del canto y la respectiva participación de los
cristianos en ellos. Como resultado de las ideas 1eformistas se
originó una revisión lit4rgica" representada principalmente por cinco
escuelas: Lutero en +lemania" Luinglio en Luric&" 5ucero en
Estrasburgo" Calvino en Estrasburgo y Ginebra" y Cramer en
>nglaterra.
=;

%e estos principales líderes reformadores" se anali)ará a quienes
influyeron de manera significativa el desarrollo del culto cristiano en esta
época:
/or e$emplo" Aartín Lutero preparó un orden del culto" lo cual
básicamente era una formula reformada para la misa. En su Formula
Misae se omite la porción de la liturgia llamada el canon de la misa
porque contradecía la $ustificación por la fe" al presentar la eucaristía
como un sacrificio. -e subrayaba la adoración" la fraterni)ación de los
cristianos y la acción de Gracias a %ios.
Lutero &i)o muc&o uso de la m4sica y animó al canto
congregacional dándole amplia participación en los cultos. Le dio
amplio valor a las Escrituras y usó la m4sica para &acer entendible su
mensa$e a todos los creyentes.
=8
>ndudablemente el culto cristiano con
Aartín Lutero se &i)o más participativo y entendible# una crítica &ec&a a
la misa Luterana es la siguiente: !Como forma la misa alemana de
Lutero era defectuosa en muc&os puntos. /ero él amplió y profundi)ó el
espíritu de adoración y dio a la congregación una parte mas inteligible.'
=F
/or otro lado" ,lrico Luinglio $unto a los demás reformadores
mantenían unidad en cuanto a la ense<an)a de la Cena del -e<or" es
decir que estaban de acuerdo en que la Cena del -e<or no era una
repetición del sacrificio de Cristo" porque seg4n ellos !la misa no es un
sacrificio" pues Cristo fue sacrificado una ve) para siempre por los
pecados de los creyentesJ'
=I

3&
MaB1ell. ($. Cit. $. 51, 52
3*
?atourette, Gennet2 "cott. ,istoria Del "ristianismo' Tomo 2' $. *7
37
MaB1ell. Abid. $. 55
3=
Muir2ead, +. +. ($ . Cit. $. 133
1*
%e Luinglio básicamente puede decirse que su postura en cuanto
al desarrollo del culto estaba relacionada con !la centralidad del sermón'#
=B
debido a su posición &umanista" Luinglio era más racional que emotivo
en cuanto al desarrollo del culto. /or lo tanto se dice que suprimió la
m4sica" por la recitación antifonal de los salmos y cánticos# suprimió la
oración de consagración y de intercesión# también se dice que el rito
)uingliano puede ser considerado el menos satisfactorio de todas
e*presiones c4lticas reformadas" debido a su contenido.
7:
9o obstante" es ?uan Calvino quien rompe definitivamente con la
estructura de la misa católica# estructura que a4n se mantuvo con
Lutero" aunque en forma abreviada. +l respecto ?uan @arela sostiene
que: !Calvino ense<aba que la celebración de los cultos debía estar
constituida por la /alabra" las ofrendas de comunión" la -anta Cena y
las oracionesJ'
72
Esquema menos sofisticado y que rompía con la estructura metódica
de la misa católica romana.
+sí que" algunas preguntas respecto al culto en la actualidad que
deben responder los ministros son: CMué propósitos tienen &oy día para
el uso de la m4sica en los cultosD CEs comprensible la actividad
desarrollada en los cultos" para todos los asistentesD CMué importancia
tiene la 5iblia en los cultos de la actualidadD CCuánto misticismo se
mantiene a4n en los cultos cristianosD + estas preguntas se dará
respuesta posteriormente.
Es importante notar entonces" que durante el periodo de la
1eforma /rotestante se logró suprimir el sacramentalismo" la
uniformidad en el esquema católico de la misa" para dar paso a la
reali)ación de un culto con bases mas bíblicas# se terminó con la
uniformidad en el idioma lit4rgico" para &acer del culto una e*periencia
comprensible" también se logró resaltar el sacerdocio de todos los
creyentes" con lo cual se &acia del culto una actividad incluyente de
todos los cristianos# se rescata el carácter cristo3céntrico del culto.
/ero el elemento que resurge y toma centralidad en el culto
cristiano de esta época" es el ministerio de la /alabra de %ios. La
35
?atourette. ($. Cit. $. 57
%/
MaB1ell. ($. Cit: $$. 1//, 1/* : 1/7
%1
Varela 'uan. ($. Cit. $. 1/*
17
predicación fue central en el culto cristiano de los reformadores" porque
par entonces:
!El sermón &abía caído en una grave declinación" ya que la mayoría de los
curas párrocos eran demasiado ignorantes para predicar# y el lugar de las
lecciones de las Escrituras &abía sido usurpado en muc&os días de fiesta por
pasa$es de las vidas y leyendas de los santos.'
7(

%espués de anali)ar el periodo de la 1eforma /rotestante" la
investigación se centrara en la época del curso posterior a la
misma.
4. El curso posterior a la Refora+
La 1eforma /rotestante es como un movimiento de transición
entre la Edad Aedia y la Aodernidad. /uede decirse que es el
preámbulo para una nueva etapa de la iglesia" una etapa de e*pansión
del mundo antiguo" al mundo moderno. El curso posterior a la reforma
tiene que ver con el mundo moderno" por lo tanto es bueno anali)ar las
características de la Edad Aoderna y como fue influenciado el culto
cristiano.
La modernidad es un movimiento cultural que surge para
contrarrestar el atraso en el que estaba el mundo conocido durante la
Edad Aedia# es el momento del endiosamiento de la ra)ón" porque para
entonces" el ser &umano" con la fuer)a de la ra)ón se creyó autónomo e
independiente. Ka no era necesario recurrir a los mitos para e*plicar los
misterios de la naturale)a. -e confiaba en que la ciencia solucionaría
todos los problemas del &ombre y acabaría con la ignorancia y
servidumbre de los pueblos.
43
En síntesis" +ntonio Cru)" presenta las características del mundo
moderno de la siguiente manera:
a. ,e en la li"ertad. El &ombre moderno respiró siempre un deseo de
libertad. Los librepensadores aconse$aban ignorar todo aquello H
costumbres" tradiciones" instituciones" religión" etc. H que impidiera
la independencia del ser &umano.
b. ,e en la ciencia. -ólo lo comprobable es verdadero. La teología
fue destronada de su pedestal medieval" de$ará de ser la reina de
las cienciasJ en adelante se aceptará que el estudio científico de la
%2
MaB1ell 6. Willia3. ($ Cit. $. 51
%3
Cru!, Antonio. Posmodernidad# El Evangelio entre el desa0!o del bienestar' $. 23
1=
naturale)a también es una buena forma de adquirir conocimientos
verdaderos.
c. ,e en el pro$reso. Con los adelantos científicos" se desarrolló una
gran e*pectativa y confian)a en la llegada del progreso.
d. ,e en la (istoria. -e espera más del futuro que del pasado. La
autorreali)ación del &ombre depende de su esfuer)o y su voluntad.
El futuro es primordial porque el ser &umano es un producto
inacabado.
e. ,e en el ser (uano. -e sostenía que el &ombre es bueno por
naturale)a.
77
+&ora bien" CCómo se desarrolló el culto cristiano ante está
influenciaD CCuáles son las características del culto cristiano en el
mundo modernoD En palabra de ?uan @arela" !el culto cristiano
posterior a la 1eforma está marcado por los énfasis
denominacionalistas'.
Con el estudio sistemático de las Escrituras y la aparición de
&ombres consagrados que marcaron fuertes lidera)gos" surgen las
diversas interpretaciones de las mismas# dando como resultado que la
>glesia /rotestante se diversifique y así mismo sur$an las distintas
denominaciones.
El culto también se &a diversificado resaltando cada
denominación su propio énfasis# por e$emplo: los bautistas se &an
apropiado del bautismo como su énfasis# las asambleas de &ermanos"
de la ense<an)a# los carismáticos y pentecostales del énfasis del
5autismo y manifestaciones del Espíritu -anto# los reformados" de la
doctrina y los metodistas" de la santidad. Esto &a generado que muc&os
elementos legítimos del culto" se pierdan o se sacrifiquen# por la
relevancia que merecen los distintos énfasis denominacionales.
7;
!/or e$emplo en los cultos de algunas denominaciones se aferran a una
liturgia fi$a" mientras que otras prefieren la espontaneidad" en unas la santa
cena es semanal" en otras quincenal" mensual y trimestral. En unas
denominaciones admiten el uso de cualquier instrumento musical" en otras
solo el órgano y los &imnos están permitidos.'
78
%%
Cru!. ($. Cit. $$. 23 : 35
%&
Varela, 'uan ($. Cit. $. 121
%*
Varela, 'uan ($. Cit. $. 121
15
-in lugar a dudas" el culto contin4a fragmentándose más y es así
como actualmente se encuentra el culto cristiano. Lo más crítico es que
la sociedad está en una etapa de transición cultural y con ello" nuevos
desafíos culturales se avecinan y también" nuevas corrientes" modas"
formas" pensamientos" están influenciando el culto.
Mueda el desafío para los ministros cristianos" para no seguir
diversificando el culto integrando elementos novedosos" como si se
tratara de presentar el me$or espectáculo a los asistentes a cada
reunión. /or supuesto que &ay lugar para la innovación utili)ando
&erramientas actuales" pero sin devaluar o poner en riesgo la ortodo*ia
cristiana la cual centrali)a a Cristo como el 4nico digno de ser adorado.
La tendencia en la Cultura /osmoderna" es sincretista y
diversificará a4n más el culto" y esa influencia" a&ora mismo ya está
presente.
II. LA POS*ODERNIDAD - EL CULTO CRISTIANO
2/
El culto cristiano se encuentra frente a un nuevo desafío cultural y
filosófico" se trata precisamente de la influencia de la Cultura /osmoderna" de
aquí en adelante se anali)ará esta influencia cultural y como está modificando
el desarrollo del culto.
A. La Posodernidad.
El escenario de la &umanidad &a e*perimentado una gigantesca
metamorfosis en las ultimas siete décadas. -us caminos son diversos"
comple$os y muy e*tra<os. -urge entonces una pregunta: CEn que tiempo
vive la sociedad actualD CMué la caracteri)aD
7F
CCómo afecta el
desarrollo del culto cristianoD + estas interrogantes se procurará dar
respuesta en este capítulo.
1. ./u0 es la posodernidad1 +l igual que la Aodernidad fue un
movimiento filosófico y cultural en respuesta al oscurantismo de la Edad
Aedia" la /osmodernidad lo es a&ora para la Aodernidad. /ero no
basta definir la /osmodernidad como una simple respuesta o como
antitesis de la Aodernidad# es necesario ser más específicos al
respecto.
+lgunos afirman que la /osmodernidad es un movimiento de
desencanto y muerte de los postulados científicos" filosóficos" políticos"
morales y religiosos que fueron bases durante la época Aoderna" ?uan
@arela sostiene que: !Jes una corriente cultural caracteri)ada por la
muerte de todos los ideales que &asta a&ora mantenían en pie la
dignidad y la esperan)a del &ombre.'
7I
La Era Aoderna proponía el auto desarrollo" el progreso" un
ma<ana me$or" la felicidad del ser &umano por medio de la ciencia y la
tecnología" pero todo esto decepcionó al mundo entero debido a que:
!El proyecto moderno de establecer una cultura global" con una base
ob$etiva y racional" para toda acción &umana" sin el impedimento de la
religión o de cualquier otro punto de vista sub$etivo" no científico"
probo ser solo un ideal inalcan)able e insatisfactorio'.
7B

La posmodernidad entonces" es una nueva situación cultural que
proclama un sentimiento de pérdida de toda clase de fe y esperan)as en
%7
Cani!ale!, Carlos Ha$ole.n. )lenaria Ho 1. A Asa3blea Re$resentati;a Centroa3ericana. $. 23
%=
Varela, 'uan. ($ Cit. $. 127
%5
Escobar, "a3uel. ($. Cit. $. &3
21
el futuro" en el desarrollo científico# negación de todos los valores del
pasado: la verdad" la ra)ón" el bien" la moral" la libertad" la creencia en
%ios.
;:
2. Ori$en ! desarrollo de la posodernidad. CMué aspectos de la
modernidad &icieron que el mundo occidental rec&a)ara sus
postuladosD C/or qué se dice que la /osmodernidad es un movimiento
reaccionario a la AodernidadD
La /osmodernidad debe su origen al fracaso del proyecto
modernista" el cual en lugar de proveer un mundo edénico 0un paraíso
terrenal) con sus avances científicos" tecnológicos y con el dominio de la
ra)ón# sólo produ$eron" destrucción biológica" tragedias mundiales" crisis
ecológica y energética" etc.
;2
# es así como varios autores describen el
origen de la posmodernidad:
!La confian)a en la bondad y la perfectibilidad de la &umanidad se
estrello con dos guerras mundiales" una guerra fría y estados
totalitarios despiadados. Mui)á peor que todo" después de centurias
de supuesto progreso" &ubo un &olocausto en Europa" el centro
mismo del modernismo. K le$os de ser salvadores" la ciencia y la
tecnología socavaron con polución la calidad de vida" ofrecieron a
gobiernos un control sin precedentes sobre personas" y amena)aron
la misma e*istencia de la &umanidad con bombas nucleares.'
;(

-amuel Escobar" en sus comentarios y observaciones sobre este
tema afirma que la modernidad &a de$ado un vació al derrumbarse y es
aquí donde aparece la posmodernidad:
!El optimismo de la era moderna en que la ciencia" la tecnología y el
progreso" impulsado por un ser &umano autónomo" ba$o el reino
soberano de la 1a)ón" producirían un mundo edénico" &a
decepcionado. La primera guerra mundial &irió de muerte al proyecto
moderno. -talin en 1usia y 6itler en +lemania dieron los 4ltimos
toques a su ata4d. Tilósofos y escritores como %erridá" Camus"
-artre y 1orty" entre otros" sellaron su certificado de defunción"
mientras los artistas" arquitectos y sociólogos comen)aban a
entroni)ar a su sucesor.'
&3

Es evidente el desencanto que la Aodernidad causó a la
&umanidad y es aquí donde aparece la /osmodernidad. /ero" CCómo
se desarrolla la /osmodernidadD
&/
Cru!. ($ Cit. $. 111
&1
Escobar. ($. Cit. $. &3
&2
Mcart2ur, '2on. ($. Cit. $. 1&1
&3
Abid. $. &3
22
Como todo movimiento cultural en la &istoria" no pueden
precisarse fec&as sobre el aparecimiento de la situación posmoderna.
%ado a que estos movimientos en el tiempo se van dando en un efecto
de traslape. Es decir" mientras que a4n está vigente el anterior"
comien)a a aparecer o a manifestarse un nuevo movimiento. En opinión
de los editores de la enciclopedia Encarta (::;" puede situarse de la
siguiente manera: !6istóricamente &ace referencia a un período muy
posterior a los modernismos" y en un sentido amplio" al comprendido
entre 2BF: y el momento actual.'
;7
Esto significa que las concepciones ideológicas de
/osmodernidad comien)an a gestarse a finales del siglo >R" e inicios del
siglo RR# pero su manifestación en la cultura se da a partir del 2BF: y
contin4a &asta la actualidad.
+ntonio Cru) e*plica el desarrollo de la posmodernidad se<alando
cuatro periodos principales:
El 'italiso anti2 intelectualista de principios de si$lo 3445#
movimiento que se caracteri)a por la oponían a las interpretaciones
puramente científicas del mundo.
Este movimiento sostenía que la ra)ón no podía e*plicarlo todo y
proponían una visión anti H intelectualista del mundo que motivase a un
regreso a la naturale)a y un respeto por los instintos naturales" 0culto a
lo natural).
Le sucede el E6istencialiso de las d0cadas 78 a 98+ el cual se
inicia poco antes de la >> Guerra Aundial y se desarrolla sobre todo
durante la etapa de posguerra. Es la época de la decepción y del
desenga<o de todos los ideales modernos" debido a la destrucción que
produ$eron las guerras.
Contin4a el o'iiento de Contracultura de los a:os ;8+
manifestada en las revoluciones calle$eras de mayo de 2B8I# las cuales
sirvieron para poner en evidencia el malestar generali)ado de los
estudiantes e intelectuales del mundo occidental frente al crecimiento
tecnocrático y burocrático de la Aodernidad.
Los planteamientos contraculturales querían sustituir una cultura
académica y aburrida por otra más elemental" espontánea y e*citante.
&%
Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2//&.
23
-urgen los movimientos ecologistas y pacifistas" así como el inicio de la
gestación de lo que &oy es la actual /osmodernidad.
Tinalmente" la actual Posodernidad surge entonces" a partir
del momento en que la &umanidad empie)a a tener conciencia de que
ya no resulta valido el proyecto moderno. /or eso está &ec&a de
desilusión y desencanto.
La /osmodernidad plantea una luc&a sin cuartel contra la
permanencia de las ideas# la verdad ya no se concibe como antes" 4nica
y absoluta# es la época de los contrastes" la relatividad y del
&iperconformismo.
;;
Trente al desarrollo de la posmodernidad" se deben
conocer entonces" los diversos criterios vertidos en relación con este
nuevo movimiento cultural.
3. Di'ersos criterios so"re la Posodernidad. %ependiendo de
la cosmovisión
;8
de cada líder cristiano de su formación teológica" o
intelectual" así será interpretada la actual situación cultural.
/ara algunos" la /osmodernidad constituye una amena)a para la
fe cristiana# mientras que para otros" la /osmodernidad representa una
gran oportunidad y presenta muc&as oportunidades.
a. Posodernidad coo aena<a. la posmodernidad puede ser una
amena)a para la iglesia en la medida en que no se tenga una
cosmovisión bíblica del mundo y de la vida" porque"
!Jen el mundo de la erudición puede ser beneficiosa" no como una
entre muc&as alternativas o posibilidades iguales" sino como la 4nica y
verdadera visión de la vida cuya sola fuente de verdad y realidad es el
%ios Creador. +sí" sirve como una lu) radiante que refle$a la gloria de
%ios en medio de la oscuridad intelectual. ,na visión cristiana del
mundo provee un marco por el cual se puede entender el mundo y toda
realidad desde la perspectiva de %ios" y se ordena la vida de la persona
seg4n la voluntad de %ios.'
;F
tro factor que &ace constituir la /osmodernidad como una
amena)a para la fe cristiana" es la falta de compromiso con el
discipulado o no tener un discipulado sistemati)ado que ayude a
contrarrestar la influencia /osmodernista en los nuevos creyentes.
1especto a esto es acertada la siguiente afirmación" !el cristiano
&&
Cru!, Antonio. ($. Cit. $$. &/:&3
&*
Cos3o;isi.n0 1on los valores 2ue 0orman el marco de nuestra visi%n y comprensi%n del mundo
&7
McArtur, '2on. ($. Cit. $. 1%
2%
debe persistir en los valores trascendentes de la cosmovisión
cristiana" y no puede renunciar a ellos o minimi)arlos'.
;I

+lgunos autores mencionan que la /osmodernidad es una
amena)a para la fe y para la iglesia cristiana por estas grandes
ra)ones:
i. La influencia posmoderna desvirt4a el carácter sagrado"
de las Escrituras y contradice su carácter absoluto. /or lo
tanto en muc&as iglesias la 5iblia &a perdido importancia
y a cambio se abra)a una cultura de la imagen" El
Evangelio Comercial.
;B
ii. La influencia posmoderna destrona a %ios de la
adoración para darle importancia a otras cosas. /ara
poner en el centro al &ombre.
iii. La influencia posmoderna absorbe sutilmente y &ace
perder identidad cristiana a la iglesia y su liturgia" ba$o
prete*to de &acer sentir bien a todos.
%espués de puntuali)ar las ra)ones por las que la influencia
posmoderna es considerada una amena)a para la iglesia y para la fe
cristiana" se anali)aran las ra)ones que sustentan la /osmodernidad
como una oportunidad para la fe cristiana y para la >glesia de
?esucristo.
b. Posodernidad coo oportunidad. Considerando que la cultura
posmoderna es una cultura de desesperan)a o pérdida de la
esperan)a" el autor ?uan @arela afirma que:
!Trente a todo el caos posmoderno es necesario recuperar lo
positivo de la &erencia &istórica de nuestros cultos superando
pre$uicios y buscando su$eción mayor a la /alabra de %ios"
&aciendo de la >glesia" la familia de familias" y de los cultos
encuentros go)osos y esperan)adores" que sean una alternativa
real" una opción distinta a esta cultura de desesperan)a.'
8:

En otras palabras" cultos que ofre)can" lo que el mundo no
puede ofrecer: orden" identidad" esperan)a y trascendencia.
&=
Escobar. ($. Cit. $. 1%3
&5
+enrí,ue! ($. Cit.
*/
Varela, 'uan. ($. Cit. $$. 132 : 133
2&
%e &ec&o" este autor &ace una propuesta de un modelo de culto
contemporáneo o posmoderno" en el que deben fusionarse lo
&istórico con lo actual.
-eg4n él" corresponde a lo &istórico lo que se considera el legado
de la >lustración
82
y el 1omanticismo
8(
: el culto pedagógico" 0aquel
que es orientado a la lógica y a la ra)ón)# y el culto introspectivo
0culto dirigido al cora)ón y a la b4squeda de la santidad).
/erteneciendo a lo actual" lo que él llama la liturgia posmoderna" en
la cual la congregación participa mediante el concepto actual de
comunicar ba$o el lengua$e simbólico.
8=

bviamente" esta es una invitación a mantener el equilibrio entre
lo actual" lo &istórico" la ortodo*ia cristiana y lo contemporáneo. K a
utili)ar los medios de e*presión de la cultura /osmoderna" sin
comprometer el mensa$e de las Escrituras y la cosmovisión cristiana.
tro argumento respecto a la oportunidad que representa la
posmodernidad para la iglesia cristiana" es el &ec&o de que siendo la
cultura posmoderna una cultura donde predomina el sentimiento" la
iglesia tiene la oportunidad de darle lugar al sentimiento" ba$o el
control de la ra)ón" seg4n lo afirma un artículo de la revista /ulso
Cristiano de +rgentina:
!La ra)ón tiene que mane$ar la parte emocional# tiene que &aber un
equilibrio entre las dos cosas. %ebe &acer un programa equilibrado y
no de$arse enga<ar con eso de la libertad del Espíritu porque
fácilmente se confunde lo que es libertina$e de la carne con libertad
del Espíritu. %ebe &aber un programa donde lo emocional tenga
también su lugar. Auc&as veces la iglesia en el pasado" influenciada
por la modernidad" fue demasiado racionalista. 9osotros estamos
viviendo en un tiempo donde lo emocional tiene una importancia
capital. %entro de la fe lo emocional tiene su lugar" lo que pasa es
que lo emocional tiene que estar ba$o el control de la ra)ón. Lo
emocional no puede desbordar a lo racional como muc&as veces
ocurre.'
87
La /osmodernidad es una oportunidad porque &a &ec&o algunos
recordatorios importantes# entre ellos que el &ombre es más que
cerebro andante y que la teología" la predicación y la liturgia" tan solo
*1
Il&s%ración0 8ilosofía ,ue inter$retaba el 3undo a $artir de la ra!.n 9 el an#lisis ,ue era lo ,ue
ilu3inaba, todas las esferas de la ;ida, eli3inando las ;ieIas su$ersticiones, $reIuicios, 9 creencias ,ue no se
asentaran sobre la base de la l.ica 9 la ra!.n.
*2
Roman%icismo0 corriente intelectual ,ue $uso -nfasis en el senti3iento 9 en una ;isi.n ideali!ada del
3undo.
*3
Varela, 'uan. ($. Cit. $$. 1%/, 1%1
*%
111.labiblia1eb.co34articulo4&24=*5
2*
&an valorado lo racional" lo cognoscitivo.
8;
/or lo tanto -amuel
Escobar presenta el siguiente desafió:
!Como cristianos no podemos renunciar a la ra)ónJ/ero por
supuesto la ra)ón no lo es todo" ni tampoco el mensa$e cristiano son
puras ideas que unos transmiten y otros reciben. La vida cristiana es
más que cerebro" más que sólo transmisión de ideas. Es pasión" fe"
entusiasmo por la verdad. + veces aunque &aya muc&a ideas
correctas" si no &ay entusiasmo por Cristo" no &ay una vivencia de lo
cristiano. En esta época posmoderna vamos a mantener la dimensión
de una fe inteligente" pero al mismo tiempo reconocer la valide) de la
dimensión de la celebración y del sentimiento'.
88
+nte estos criterios conviene preguntarse CEs realmente una
amena)a la /osmodernidad para la iglesia y la fe cristianaD CE*isten
verdaderas oportunidades para la >glesia y la Te Cristiana en la cultura
/osmodernaD + continuación se anali)arán en forma sinteti)ada los
aspectos distintivos de la /osmodernidad.
B. Aspectos Distinti'os de la Posodernidad.
Cada momento &istórico y situación cultural posee sus propias
características o distintivos.
8F
9o debe olvidarse que !la /osmodernidad es
más bien un cambio global en la cosmovisión.'
8I
K por lo tanto tiene sus
propios distintivos# implícitamente ya se &an sugerido algunos" sin embargo
serán tratados de forma sinteti)ada los mas relevantes distintivos de la
cultura /osmoderna.
1. El relati'iso. -e considera a la cultura /osmoderna" una
cultura relativista en cuanto a la ética. /ero CMué es relativismoD Es un
distintivo filosófico posmodernista que sostiene que no e*isten
absolutos" normas o criterios ob$etivos para la verdad ni para la bondad.
.odo es relativo al momento y a la persona.
8B

Es decir" la /osmodernidad es una cultura que rec&a)a la verdad
absoluta y todo lo que es considerado revelación divina o toda clase de
absolutos
F:
morales# su postura es" !los &umanos somos capaces de
*&
+enri,ue!. ($. Cit.
**
"alinas 6aniel, Escobar "a3uel. Posmodernidad Nuevos Desa0!os A (a 3e "ristiana' $$. =1:=2
*7
Dis%in%i(o0 6ic2o de una cualidad ,ue distinue o caracteri!a esencial3ente alo. Característica o
distinti;o se usan en for3a sin.ni3a.
*=
Anfor3e del )ro9ecto )uentes J Barreras de ?a ilesia E;an-lica de Es$aKa.
111.a;entura1eb.or4descaras4 lesia9$ost3odernidad.doc
*5
Escobar, "a3uel. ($. Cit. $. **
7/
A)sol&%os0 Iuicio u o$ini.n, deter3inante, cate.rica o decisi;a. )rinci$ios inneociables ,ue
conducirían indefectible3ente a un 3undo sin $roble3as.
27
establecer como verdad" cualquier cosa que decidamos que es la
verdad.'
F2
/or lo tanto" lo que es correcto o incorrecto debe
determinarse por factores &umanos de a cuerdo a cada situación.
F(

En otras palabras" lo que es bueno o malo para usted"
moralmente &ablando" es sólo para usted" pero no para alguien más#
cada uno $u)ga seg4n su situación# o como lo sostiene George 5arna:
!la conducta moral" es asunto privado# el deseo" la emoción y la
e*periencia personal" determinan el bien y el mal. 0Cada uno establece
su propia moralidad).'
F=

CMué llevó a la &umanidad a reaccionar asíD Lo que ocurrió es
que seg4n los posmodernistas" los absolutos fueron instrumentos para
opresión" dominación y destrucción durante el modernismo.
F7
Es por
ello que la sociedad de &oy se muestra indiferente ante los absolutos
que presentan las -agradas Escrituras" la moral y la ética son relativas
al individuo y a la situación.
/ero" la cultura /osmodernista también es considerada
individualista# Ca que se refiere esto dentro de la /osmodernidadD +
continuación se detallará este aspecto relevante.
2. El indi'idualiso. En el posmodernismo" el ser &umano se vuelve
individualista. Este distintivo de la posmodernidad" está definido en la
siguiente frase: !Jse &a perdido el sentido de colectividad" de
comunidad" todo está enfocado &acia el individuo'.
F;
Es decir que" la
cultura posmoderna le &a &ec&o creer al &ombre" que nadie más que él"
puede interesarse por él.
Es así como se comporta el individuo actual# un claro e$emplo de
esto es como la tecnología de los teléfonos móviles &a tenido tanto é*ito
la misma se &a diversificado y a&ora &ay uno para cada gusto.
tra definición de individualismo" afirma que es como un
desmesurado interés por el !ego'# una preocupación e*cesiva de la
propia persona" que por la de los demás.
F8
+nteriormente" en el
71
"tac@er, 'oe R. 9 8orbis Wesle9. (a adoraci%n Autentica. $. 21
72
<a9lor, Ric2ard ". Diccionario Teol%gico )eacon. $$. &=*:&=7
73
Barna, Leore. Pensar "omo 4es5s. $. &&
7%
Escobar . ($. Cit.. $. &*
7&
Varela. ($. Cit. $. 13/
7*
Cru!. ($. Cit. $.&%
2=
modernismo se seguían causas comunes" por la esperan)a de un me$or
futuro" de un trato igualitario y de una completa libertad. /ero esto
nunca llegó. /or lo tanto lo que a&ora importa es: !La b4squeda de
gratificación" de placer y de reali)ación privada 0como ideal supremo).
La adoración de la independencia personal y de la diversidad de estilos
de vidaJ'
FF
CEn donde está el peligro en todo estoD El peligro está" en que
el individuo posmodernista no es dado es dado a identificarse con
ninguna comunidad# de esta manera se cuestiona la importancia de
asistir o no a la iglesia" de participar o en los cultos de las
congregaciones# porque el individuo posmodernista" no cree" ni es dado
al compromiso con ninguna institución" ni religión organi)ada.
tro distintivo que a continuación se anali)ará" también es
producto de la falta de credibilidad en el proyecto modernista y viene
siendo como un sinónimo del individualismo o como el resultado de
este.
3. El narcisiso. -e dice que el narcisismo es el pariente cercano del
individualismo. C/or qué ra)ónD +nteriormente se mencionó que el
individualismo surge por el desencanto que originaron la b4squeda de
causas comunes" pues bien" esto mismo dio origen al narcisismo. CEn
qué consiste el narcisismoD El diccionario de la 1eal +cademia
Espa<ola lo define de la siguiente manera:
!Aanía propia del narciso. E*cesiva complacencia en la
contemplación de las propias facultades u obras. 9arciso (: &ombre
que cuida demasiado de su adorno y compostura" o se aprecia de
galán y &ermoso" como enamorado de sí mismo.'
FI

Entonces" al igual que el individualismo" el narcisismo es un
comportamiento egoísta" motivado por la cultura posmodernista. %ic&o
comportamiento &a provocado un énfasis e*cesivo de la estética sobre
la ética# el cuidado y la autorreali)ación personal# en otras palabras:
!Cosec&ar é*ito" fama y dinero" caiga quien caiga.'
FB
.odo lo que le interesa al narcisista es la imagen publica" es decir"
lo mas importante no es quien es" o como se comporta" sino como se ve
77
dialoue.ad;entist.or4articles41%M2M@erbsMs.2t3. Gerbs, RaNl; 6octor en 8ilosofía. Arentina.
7=
Real Acade3ia Es$aKola. Diccionario de la (engua Espa6ola7 <o3o 2, $. 1&*&
75
Gerbs. ($. Cit.
25
y no importa a quienes deba utili)ar para lograrlo. 6e aquí el e$emplo de
comportamiento de un individuo narcisista:
!El individuo narcisista es el que paulatinamente se va desligando de la
sociedad en la que vive por medio de fantasías personales de grande)a.
/asa tanto tiempo reconociendo sus valores y virtudes que no le queda
nada para pensar en los demás o en el resto del mundo. + la ve) que
ideali)a su persona menosprecia los que le rodean. Los otros solo
cuentan si les son 4tiles. ,tili)a los amigos sin ning4n tipo de
consideración.'
I:
,n individuo narcisisista" solo apreciará aquello que lo &aga verse
y sentirse bien. Esto representa un reto para el evangelismo y las
prácticas cristianas en la actualidad# en virtud de que todo sermón o
ense<an)a que &aga sentir incomodo a alguien" no será bien recibido.
/ues bien" como la frase popular lo indica" una cosa lleva a otra"
así mismo ocurre con el individualismo" el narcisismo y con el &edonismo
que será tratado inmediatamente.
4. El (edoniso. El &edonismo es una doctrina filosófica antigua que
propone el placer como fin supremo de la vida 0%1+E) y que &a
resurgido en la cultura posmoderna. -u lema principal es: !El placer por
el placer'
I2
.
-in más rodeos" el &edonismo &a resurgido en la actualidad.
CCómo se manifiesta el &edonismo en este momentoD La má*ima
e*presión del &edonismo es la moda. +ntonio Cru) cita una e*presión
del famoso modisto" /aco 1abanne" en la que este artista sostiene que
!la moda no es un $uego o la voluntad de un modisto sino un momento
de la civili)ación'.
I(
/or supuesto que así es" porque la moda es algo más que el
atuendo novedoso" tiene que ver con aquello que es más placentero y
novedoso. -i de$a de producir placer" entonces pasa de moda" porque
en esta cultura &edonista" el imperio de la moda &a &undido sus raíces"
ofreciendo a todo el mundo" aquello que más placer le pueda producir.
I=

Entonces" todo aquello que no apele al sentimiento y al placer en
la iglesia" &ay que desec&arlo" porque para tener feli) al auditorio" &ay
que estimular sus sensaciones.
=/
Cru!. ($. Cit. $. 73
=1
Varela. ($. Cit. $. 127
=2
Cru!. ($. Cit. $.52
=3
Cru!. ($. Cit. $. 51
3/
+&ora bien" después de anali)ar el &edonismo en su versión
actual" lo que corresponde es presentar una breve descripción del
pluralismo.
5. El pluraliso+ !El $ardín pluralista'
I7
es el título de una sección del
libro: /osmodernidad K La >glesia Evangélica" escrita por %aniel -alinas.
En dic&o capítulo se describe en que consiste o a que se refiere el
/luralismo dentro de la cultura /osmoderna# que en síntesis dice así:
!En la religión" el pluralismo es la doctrina de que la salvación" o cualquier
cosa que se entienda por salvación" es apropiada por las personas a
través de una multitud de condiciones y medios en varias religiones. Este
pluralismo entonces" otorga a todas las religiones el mismo valor
soteriológico" moral y espiritual. En la Era /osmoderna" ninguna religión
tiene derec&o de pronunciarse a si misma como correcta o verdadera" y
las otras falsas" ni siquiera 0de acuerdo con la mayoría) relativamente
inferior. +tribuye a todas las otras religiones la misma verdad que le
atribuyes a tu propia religiónJ Este $ardín pluralista afecta de muc&as
formas nuestro acercamiento evangélico al mundo. La Cristiandad se
está derrumbando. 9o &ay un concepto de moralidad o de creencia en un
-er -upremo. %ic&o de otra forma" en la Era /osmoderna Cristo a duras
penas sobrevive" transformado en otra cosa" pienso que un dios de
bolsillo de uso absolutamente personal.'
I;
Entonces" en la /osmodernidad ?esucristo es una opción
mas" uno de los muc&os caminos" pero no El Camino" la @erdad y
la @ida. 0?n. 27:8 1@+) Entonces cada uno puede elegir la senda
que me$or le pare)ca para su moralidad# para su propia ética# para
la adoración# para su salvación.
.otal" en el ámbito pluralista las variadas creencias de cada
persona y sus opiniones tienen igual peso y verdad. .odas son"
!iguales en lo moral" válido" ético y auténtico.'
I8

En la actualidad se &ace muc&o énfasis en los aspectos
sensoriales de la persona" esta también es una manifestación de la
cultura /osmoderna que &abrá de anali)arse.
6. El sentientaliso. -i en la Aodernidad se endiosó la ra)ón y se
declaró la muerte de %ios" entonces
!J el /osmodernismo se identifica por el énfasis en el sentimiento. El
individuo contemporáneo se &a convertido en un sentimental que valora
las emociones personales por encima de la ra)ón'
IF

=%
Escobar, "a3uel ($. Cit. $. *2
=&
Escobar. ($. Cit. $$. *2:*&
=*
"tac@er, ($. Cit. $. 21
=7
Alcal# Calero, 8rancisco. <rabaIo acad-3ico sobre0 )re3odernis3o, Modernis3o 9 )os3odernis3o.
31
En la cultura /osmoderna" lo que vale es todo aquello que suscita
sentimientos agradables" lo que entretiene" lo liviano" porque para el
individuo posmoderno" !vivir es e*perimentar sensaciones" cuanto mas
fuertes" intensas y rápidas" me$or.'
II
,n e$emplo claro de esto es" el fenómeno que se vive en las grandes
concentraciones y espectáculos de esta época:
!Jlas grandes aglomeraciones $uveniles convocadas por artistas" no
tienen como centro una idea" sino una sensación colectiva que se
e*perimenta en forma multitudinariaJ'
IB
En la actualidad se prefieren los deportes e*tremos porque
activan y generan más adrenalina# el ambiente festivo y donde se pueda
pasarla bien. Esto mismo se está infiltrando en el culto cristiano"
porque en los círculos cristianos se comenta que entre mas é*tasis o
frenesí se e*perimenta en el culto" más bendición se obtuvo.
/or lo tanto" después de anali)ar las principales características"
de la posmodernidad debe conocerse como se manifiesta en el entorno
social y posteriormente en el ámbito eclesial.
C. La Posodernidad en el entorno social.
El entorno social está altamente saturado con el mover de la cultura
/osmoderna.
1. ,ilosof#a posodernista+ 6ablar de filosofía posmodernista" es &ablar
de los fundamentos ideológicos principales" que condicionan las
diferentes manifestaciones y comportamiento de esta !sensibilidad
cultural'
B:
en la sociedad.
La filosofía posmodernista está basada en el pensamiento de
autores y filósofos como ,namuno" 5ergson" pensadores que se
oponían a las interpretaciones puramente científicas de la vida. Creían
que la ra)ón no podía e*plicarlo todo y proponían una visión anti
3intelectualista del mundo que motivase un regreso a la naturale)a y un
respeto por los instintos naturales.
B2

==
Escobar. ($. Cit. $. *&
=5
Abid. $. 2&
5/
"alinas, 6aniel. Postmodernidad# Nuevos desa0!os a la 0e cristiana' $. 2&
51
Cru!. ($. Cit. $.&/
32
%erridá" Toucault y 1orty a quienes se consideran los
representantes del deconstruccionismo" teoría que asume que la mente
&umana es incapa) de acceder a la realidad.
B(
Esta teoría fomenta el
pluralismo o la diversidad de opiniones para anali)ar y percibir la vida.
Lyotard es otro de los pensadores a quien se le atribuye ser uno
de los que influyeron en la filosofía /osmodernista" al afirmar en una de
sus obras que !no se podía volver a construir grandes metarrelatos"
pues la sociedad" el su$eto y el conocimiento &abían cambiado
profundamente.'
B=
Lo que este autor propone es una perdida de fe en la
&istoria" la cual es considerada acientífica e incapa) de e*plicar la
realidad del mundo.
Esencialmente los cuatro pilares básicos sobre los cuales se
sostiene la filosofía /osmodernista son:
a. vivencia del momento presente 0e*istencialismo)#
b. ausencia de reglas 0relativismo)#
c. repudio de la ra)ón 0deconstruccionismo)
d. y e*altación del sentimiento 0sentimentalismo).
.odas las demás manifestaciones son consecuencia de estas cuatro
posturas. La filosofía /osmodernista &a influenciado los diversos
ámbitos de la vida" encontrando e*presión en el arte" la m4sica" la
literatura" la religión. /or lo tanto" es necesario conocer su influencia en
la misma.
2. Su e6presión en el arte+ Como la /osmodernidad es una sensibilidad
cultural" su efecto se &ace sentir en todas las áreas de la sociedad. /or
lo mismo" el arte" también manifiesta rasgos de la influencia
/osmoderna" como lo sugiere el siguiente comentario"
!el posmodernismo en sentido artístico abarca un gran n4mero de
corrientes desde los a<os 2B;: &asta la actualidad# es difícil precisar en
general los límites entre las reali)aciones más arriesgadas del
modernismo y las primeras obras posmodernas. Los rasgos más
notables del arte posmoderno son la valoración de las formas
industriales y populares" el debilitamiento de las barreras entre géneros
y el uso deliberado e insistente de la intertextualidad" e*presada
frecuentemente mediante el collage o pastice”
B7!5
52
Abid. $. &5
53
111.es.1i@i$edia.or41i@i4)ost3odernis3o
5%
111. 1i@i$edia.or
5&
Colla*! o as%ic+!0 "e refiere al uso de di;ersos 3ateriales 9 la co3binaci.n de estilos en una obra de arte.
33
En el anterior párrafo se muestran por lo menos tres rasgos
característicos del arte posmoderno0
a. La valoración de las formas industriales y populares" es decir" toda
e*presión artística es igualmente valiosa. Es decir" no &ay arte
superior" toda e*presión artística es valiosa. bviamente" esto lo
sugiere el aspecto pluralista de la posmodernidad.
b. El debilitamiento de las barreras entre géneros: Es decir" a&ora no
&ay reglas que definan la e*presión artística entre verdad y
perfección" no &ay error# !si el error no e*iste" todo está
permitido.'
B8
c. El uso deliberado e insistente de la interte*tualidad" e*presada
frecuentemente mediante el collage o pastic&e. Esto tiene que ver
con la me)cla o combinación de estilos.
En este sentido" todos pueden ser considerados e*celentes
artistas" no &ay lugar para la belle)a o el error. Con relación al culto
cristiano" esto puede repercutir en el desorden.
/ero tampoco la m4sica escapa a la influencia de la
posmodernidad" a continuación se anali)ará como &a sido influenciada
la m4sica en la época posmoderna.

=. Su influencia en la &sica+ .ambién la m4sica se &a visto
influenciada por la cultura posmodernista. Cabe resaltar que es la
m4sica la forma más inmediata de darse a conocer. CComo reconocer
la influencia posmodernista en la m4sicaD
La m4sica de la era moderna fueron composiciones muy
elaboradas" muy estilísticas y refinadas" que a la ve) enfati)aban el
intelectualismo. -in embargo la m4sica de la cultura posmoderna posee
las siguientes características:
a. Aelodías simples y catalogadas como populares.
b. A4sica meramente ilustrativa y a$ena a las circunstancias &istóricas y
geográficas de la narración.
c. Aelodía cómoda y fácil" tanto para el oyente como para el
compositor.
BF
5*
111.Ia;eriana.edu.co48acultades4...4osmo$!rni$a$4osmo$!rni$a$
57
111.tallersonoro.co34es$aciosonoro4/%4Articulo1.2t3
3%
d. ,so de m4ltiples estilos o técnicas musicales llamado poli estilismo.
En este sentido lo que se manifiesta es la combinación o
modificación de una melodía.
e. La electrónica es a&ora parte de la corriente principal de creación
musical. La interpretación de obras a&ora a menudo utili)a
sinteti)adores midi para acompa<ar o reempla)ar algunos m4sicos o
instrumentos.
f. Aelodías o m4sica computari)ada. La m4sica contemporánea se &a
visto alterada con una fuer)a creciente por el uso de computadoras
en la composición.
g. Combinación de estilos y géneros musicales. Ae)clas.
&. /osminimalismo. sea la b4squeda de una mayor comple$idad
armónica y rítmica.
BI
i. ,na fuerte dosis de sentimentalismo" despertar de emociones y
sensualidad.
$. >nmoralidad sin censura. Es decir" muc&as de las letras de las
canciones de &oy refle$an la moralidad relativista de quienes
componen o interpretan una canción.
Estas son las características que &a adquirido la m4sica debido a la
influencia posmodernista. /ero también en la moda se manifiesta la
influencia posmodernista.
%. Su influencia en la oda. En cuanto a la moda" prevalece la
preferencia por lo Qitsc& o de mal gusto
BB
" lo Lig&t o liviano" débil
2::
" lo
informal" lo sensual" lo e*travagante.
-in más que decir" en su postura reaccionaria contra la
Aodernidad" la moda de la cultura posmoderna no acepta la seriedad y
compostura emanadas de la aceptación de principios morales
absolutos. +l divorciarse la moralidad de las acciones &umanas ya no
&ay porqué guardar las apariencias con el disfra) de la formalidad. Lo
importante es ser feli).
2:2
5=
111.es.1i@i$edia.or41i@i4MNsicaMconte3$or#nea
55
Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2//&
1//
Cru!, Antonio ($. Cit. $.1/&
1/1
Cru!. ($. Cit. $.1/7
3&
&. Su influencia en la reli$ión. La cultura posmoderna no acepta la
religión institucionali)ada" por cuanto rec&a)a la formalidad" la
autoridad" la verdad" eso no significa que sea antirreligiosa. Lo que si
ocurre es que esta cultura" por cuanto es pluralista" le da crédito a toda
religión como buena y aceptable.
/or eso mismo se &abla de un resurgir o retorno a lo esotérico"
rebrote de lo satánico" encanto por lo asiático" seducción de lo
e*traterrestre" fascinación por lo místico" en pocas palabras" proponen
una nueva religiosidad.
2:(

Es por ello que el movimiento de la 9ueva Era
2:=
&a encontrado un
terreno fértil para sus propósitos. 6a logrado que muc&as personas se
vuelvan sincretistas
2:7
y al final" no tengan fe" ni esperan)a en nada.
/uede decirse que" la 9ueva Era es el bra)o derec&o de la cultura
/osmoderna en cuanto a lo religioso. +&ora corresponde anali)ar la
posmodernidad en el entorno eclesial.
D. La Posodernidad en el entorno eclesial.
!Como era de esperarse" el posmodernismo también &a estado
influyendo en la iglesia cristiana. 9o es desconocido el &ec&o de que la
iglesia no esta inmune a las influencias de la sociedad en que interact4a.'
2:;
+unque algunos opinen que Latinoamérica a4n no es /osmoderna" su
influencia ya está presente en toda la sociedad y también en la iglesia
cristiana. +sí lo revela la literatura y también la vida cotidiana de las
iglesias. CCuáles son las características o evidencias de la influencia
posmoderna en el entorno eclesialD
1. Espiritualidad sin arrai$o en la Pala"ra de Dios. La espiritualidad de
los cristianos del primer siglo estuvo fundamentada en las Escrituras
6ebreas y en las ense<an)as de los +póstoles. 06c&. (:28" (;" 7(. 1@+
8:). Esto se refle$aba especialmente en su adoración" las -agradas
1/2
Abid. $$. 113:13%
1/3
Mo;i3iento seudo:es$iritual 9 filos.fico en el ,ue coeBisten ;arias orani!aciones, ideoloías, creencias,
$r#cticas, teorías err.neas 9 2ereIías condenadas $or la ilesia cristiana, ,ue $retende uiar al 2o3bre a ser
co3o 6ios
1/%
Sincr!%ismo0 interaci.n o uni.n de creencias reliiosas conflicti;as, baIo la $retensi.n de ,ue cada
relii.n ofrece un ca3ino leíti3o 2acia 6ios. <a3bi-n, es un intento de ar3oni!ar el cristianis3o con las
reliiones no cristianas. (Llosario <eol.ico del "ebi$ca. )or0 1O. )ro3oci.n de ?icenciatura en Ministerio
CristianoP
1/&
Re;ista Qnilit Enfo,ue0 : Artículo0 ?a Alesia )ost3oderna. )or0 Ren- )ereira. ). %1 AKo 2///
3*
Escrituras y las Ense<an)as +postólicas eran muy importantes en el
culto.
-in embargo" lo que &oy se observa en muc&as iglesias dista
muc&o de lo que se observa en los relatos bíblicos del libro de los
6ec&os. /ara los apóstoles y el resto de la >glesia" !el ministerio de la
/alabra' tenía centralidad. 06c&. 8)
CEn qué se fundamenta la espiritualidad de la iglesia de &oyD
/ara la iglesia de &oy es mas importante lo que siente y no lo que
aprende. Es mas importante lo que e*perimenta y no importa si la 5iblia
lo avala o no. %ic&o en palabras de 1ene /ereira de la siguiente
manera:
!el posmodernismo evangélico &a producido un nuevo sistema de feJ
un sistema en el cual los valores absolutos" la doctrina" las grandes
verdades de la Escritura que antes fueron los pilares del cristianismo
clásico" son abandonados por el culto a la e*periencia personal y a la fe
individualJ una iglesia donde pensar" anali)ar" estudiar y presentar las
verdades bíblicas ya no es lo primordial" sino sentir" e*perimentar y
go)ar. ,na espiritualidad que" aunque podría parecer positiva para
muc&os" es tan peligrosaJ porque es una espiritualidad &edonista" fuera
de la verdad 5íblica.'
2:8

Los e$emplos dados a continuación refle$an muc&o de la
espiritualidad cristiana actual en las reuniones de adoración de las
congregaciones. Espiritualidad que ignora la revelación especial de %ios
dada en las -agradas Escrituras:
a. /redicación motivacional y sicológica" para no a&uyentar a los
oyentes. En este tipo de predicaciones" %ios es presentado como
garantía contra problemas y que no demanda compromiso.
b. Canciones cuyo tema favorito es la unción" el poder" el go)o" el amor"
y todo lo relacionado a los sentimientos" emociones y que pueda
producir e*periencias místicas.
c. 1euniones con ambiente festivo para sentirse bien y adecuado para
el consumismo religioso.
9o &ay que olvidar que la iglesia refle$a lo que cree y como lo cree
en la forma en que adora. /orque en el culto se refle$a la profundidad o
superficialidad de la .eología y de la fe de una congregación.
2:F

1/*
)ereira, Ren-. ($. Cit. $$.%/:%1
1/7
+enri,ue!. ($. Cit.
37
Entonces se &ace necesario recordar que la espiritualidad
cristiana debe estar fundamentada en la autoridad bíblica. Es la norma
por la que se prueba y $u)ga toda e*periencia" ra)ón y tradición.
2:I
+ continuación se &ace referencia a las condiciones en que se percibe a
la iglesia en la cultura posmoderna.
2. Un lu$ar para el entreteniiento ! pasarla "ien+ En el conte*to
eclesiástico el momento de reunión cristiana" ya no se visuali)a como la
oportunidad para agradecerle a %ios o tiempo para adorarle. .ampoco
es visto como un tiempo para la convivencia. 9i siquiera la e*pectativa
está en la predicación" sino más bien en la celebración y las
e*periencias que se puedan producir.
!Este énfasis en la e*periencia es fácil encontrarlas e*presadas en el
culto de las iglesias evangélicas" que &an &ec&o de lo sensorial el
centro de sus celebraciones. %ios se &ace presente !para &acerme
sentir !bien'" para &acerme vibrar de go)o" para provocar en mi las
emociones más fuertes" para !llenarme' de pa). La alaban)a" que a&ora
ocupa más de F:U del tiempo del !culto'" se convierte en espacio de
!psicoterapia espiritual'" y la &egemonía de los sentidos se &ace
presente por medio de cantos cuyos contenidos abundan en
e*presiones tales como: !sentir'" !palpar'" !tocar'" !ver'" !llenar'. Los
pastores no son los teólogos de estas iglesias" sino los m4sicos"
compositores y cantantes de la nueva !alaban)a restaurada'.
2:B

+lgunos piensan que el culto y el lugar de reunión son adecuados
para pasar un buen momento solamente. En este sentido se piensa en
el culto como un tiempo para el entretenimiento y la distracción" tal
como se evidencia en las afirmaciones de algunos autores:
!En las 4ltimas décadas las iglesias &an de$ado de construir locales para
sus reuniones" es más com4n encontrar grupos cristianos que se
re4nen en salas de cine" &oteles" teatros" etc. La ra)ón es que se
necesitan espacios acondicionados para la celebración dominical" que
no solo albergue a los cientos o miles de asistentes" sino también al
grupo musical con todos sus instrumentos y equipo de alta tecnología.
+demás estos nuevos lugares de reunión cuentan con una serie de
recursos tecnológicos" y otras características que difícilmente
encontraríamos en los locales tradicionales: ?uego de luces" butacas con
e*celente visibilidad" escenario" pantallas gigantes" decoración" cabinas
especiales para quien controla en audio" etc.'
22:

Como todo en la posmodernidad es para pasarla bien" se
persigue también en la iglesia momentos efervescentes" de pasión
interna" de frenesí espiritual# todo lo que estimule los sentidos será bien
1/=
"i3s, '2on A. Nuestra ,erencia Pentecostal. $. 15
1/5
+enri,ue! . ($. Cit.
11/
Abid.
3=
recibido en la iglesia.
222
/orque se cree que la e*periencia religiosa es
confirmada por los é*tasis y e*periencias místicas.
-i todo es pasarla bien" entonces ya no &ay que mencionar el
precio del discipulado" la consagración" la santidad como estilo de vida.
/orque esto confronta al &ombre con su pecado. K en la cultura
posmoderna" el individuo es muy sensible" por lo tanto &ay que ser
tolerante con él.
3. Actitud de tolerancia (acia el pecado. La >glesia también está
asumiendo una actitud tolerante &acia al pecado. El sentimentalismo y
la no aceptación de los absolutos está provocando que en la iglesia ya
no se trate el tema del pecado" de la culpabilidad del &ombre" el $uicio" la
santidad o la necesidad de arrepentirse.
22(
!Esta cultura del placer
procura suavi)ar todo aquello que pueda resultar molesto.'
22=
-e pretende que las fallas morales del individuo" son producto de
condiciones e*ternas y no de su propia responsabilidad moral# seg4n lo
comenta %aniel -alinas:
!el ser &umano es solo lo que la sociedad define que seaJ sus
emociones y su interpretación de sí mismo" así como sus acciones le
son predefinidas por la sociedadJ esta redefinición posmoderna &a
producido el ambiente propicio para la negación de la culpa y de la
responsabilidad personal.'
227
-i el &ombre no es responsable de sus acciones o si no &ay
reglas por las cuales determinar si sus acciones son positivas o
negativas. -ignifica entonces que el ser &umanos no es culpable de
nada y ante nadie" por lo tanto no se le puede llamar pecador.
Entonces no &ay que preocuparse por el $uicio o la condenación
eterna" o por el retorno de Cristo" tan solo &ay que vivir el presente. -in
embargo aunque el &ombre y su entorno asuman esta actitud escapista"
desde el punto de vista de las -agradas Escrituras" el ser &umano
seguirá siendo un pecador que necesita arrepentirse para alcan)ar el
perdón de %ios. 01omanos =:B32(" (=# 8:(=) pero si no se arrepiente
tendrá que enfrentar la condenación eterna. 0?uan ;:(73(B# 1omanos
I:2)
111
Cru!. ($. Cit. $. 172
112
Enfo,ue. ($. Cit. $.%1
113
Cru!. ($. Cit. $. **
11%
Escobar. ($. Cit. $. &=
35
/ero lastimosamente muc&as congregaciones en la actualidad
están asumiendo una actitud la*a frente al tema del pecado"
simplemente para no perder miembros o para ser mas atractivos.
4. Sacrificio de lo escatoló$ico por el e6istencialiso+ En la mente
posmodernista no &ay lugar para la &istoria de la resurrección de Cristo"
ni para la certe)a de su pronto retorno. /ero la 5iblia afirma" que Cristo
regresará y que los que creen en él deben esperarle:
!/or tanto" &ermanos" tened paciencia &asta la venida del -e<or. Airad
cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra" aguardando con
paciencia &asta que reciba la lluvia temprana y la tardía.

.ened también
vosotros paciencia" y afirmad vuestros cora)ones# porque la venida del
-e<or se acerca'. 0-antiago ;:F3B 1@+ 8:)
/ero" para la sociedad posmoderna &ay que vivir en el mundo de
lo parcial" donde nada es duradero" muc&o menos" eterno.
22;
/ero a la
>glesia de ?esucristo" le corresponde proclamar el pronto retorno de
Cristo" aunque esta sociedad no quiera oírlo.
El problema de la actualidad es que muc&as congregaciones
&an caído en esta trampa al enfati)ar desmedidamente en las reuniones
cristianas el presente" olvidando que se debe estar e*pectante del
retorno de Cristo. Lo que sucede es que para la cultura posmoderna es
me$or refugiarse en el presente y negar el futuro
228
por cuanto el futuro
es incierto" seg4n ellos. En muc&os p4lpitos &a de$ado de sonar la vo)
del llamado a esperar el retorno de Cristo. .oca anali)ar lo relacionado
al culto cristiano y la salud de las congregaciones.
III. EL CULTO CRISTIANO - LA SALUD DE LAS CON=RE=ACIONES
/ara iniciar esta sección conviene preguntar entonces: CCómo está el
culto cristiano en la actualidadD CMué características poseeD CEs Cristo el
centro del cultoD CMué importancia tiene la /alabra de %ios en el culto de la
actualidadD +ntes de responder las interrogantes" es bueno recordar que !el
culto funciona como termómetro e indica la profundidad o superficialidad de
la fe y la teología de una iglesia'.
22F
A. El culto cristiano en la actualidad+
11&
Cru!. ($. Cit. $. 57
11*
Abid. $. *=
117
+enri,ue!. ($. Cit.
%/
!%e una cosa se puede estar seguros" y es que en esta cultura se &a
instalado un modelo c4ltico globali)ado que &a uniformado a las iglesias
de diversas tradiciones" y que es un vivo refle$o del espíritu de la época.
Cada iglesia" independientemente de qué tradición proceda" &a sufrido
el impacto del paradigma postmoderno en su seno" bien sea de manera
marcada o levemente'.
22I
El impacto de la cultura posmoderna &a afectado las reuniones c4lticas
en las que se &ace sentir su influencia de las siguientes maneras:
1. Culto al (o"re. C+ quien se le rinde culto en la actualidadD La afirmación
bíblica sostiene que %ios es el 4nico digno de adoración" !al -e<or tu %ios
adorarás" y a él solo servirás'. 0Luc. 7:F 1@+ 8:). -in embargo" lo que se
observa es que en la actualidad el centro del culto es el &ombre" por cuanto
!él es la medida de todas las cosas.'
22B
/or lo tanto" en muc&as
congregaciones el culto se planea en función del &ombre y no en función de
%ios.
-e piensa más en lo estético" en lo sensitivo" en lo místico del
ambiente" en lo cómodo del local" etc." y no en el encuentro del &ombre con
%ios.
-e presenta a %ios como sirviente del &ombre
2(:
y no se desafía al
&ombre a servir a %ios. /ero un destacado ministro cristiano de Centro
+mérica desafía y e*&orta a la iglesia con urgencia a destronar al &ombre
de los cultos y de las vidas y entronar a %ios. /orque el &ombre es
adorador y %ios es quien debe ser adorado.
2(2

2. Pre'alece lo eoti'o. -on muc&as las congregaciones que en la
actualidad se sobre enfati)an lo emotivo" el movimiento de la risa" las
caídas en el Espíritu" prosperidad sin compromiso" la euforia" etc. .al como
lo e*presa la siguiente afirmación:
!el primer valor de la adoración contemporánea es la emoción ferviente.
Con frecuencia &acen una apelación a las emociones" lo cual &ace que
la gente se sienta bien por su e*periencia de adoración. Las formas
contemporáneas de adoración animan a la e*presión de los
sentimientos.'
2((

11=
Abid.
115
"tac@er. ($. Cit. $. 21
12/
Re;ista Qnilit Enfo,ue. Artículo )or0 'os- 8eliciano.
121
Aldana, Roberto. <esina )resentada )ara ($tar a la Maestría en Ministerio Cristiano. "er3.n EB$ositi;o
<itulado0 8odelo Del "ulto "ristiano. $. 77
122
"tac@er. ($. Cit. $. 25
%1
Esta es la pauta principal de muc&as de las reuniones cristianas de la
actualidad" porque congregación que no ofrece esto" esta destinada al
fracaso.
,na observación interesante del %r. %enis Acguire" sostiene que los
más susceptibles a la influencia /osmoderna del énfasis emotivo" son los
/entecostales# así lo resalta en sus notas de la conferencia .endencias en
el Aovimiento /entecostal:
El área donde &an surgido nuevas tendencias es en el área de la
adoración. -e conoce que las iglesias de todas las denominaciones &an
sido afectadas" pero son los /entecostales los que &an acomodado las
nuevas ideas y las &an incorporado a su estilo de adoración. 6oy día no
es difícil asistir a una iglesia /entecostal que se &a adaptado a las
tendencias contemporáneas. Los cantos son de celebración y alaban)a.
+ veces los cantos concluyen con un canto en lenguasJ la adoración
puede incluir un grupo de dan)a en forma coreografiada. Aientras el
ministro pone sus manos sobre los necesitados ellos caen en el Espíritu
y otras personas los agarran.
2(=
+sí que" lo emotivo está siendo un fin en el culto" no importando si se
sacrifican otros elementos importantes del mismo. .al es el caso de la
/alabra de %ios" a la cual se le &a restado méritos en los pulpitos.
3. Superficialidad en la ense:an<a "#"lica. La /alabra de %ios &a sido vital
en la adoración de los cristianos del primer siglo. El testimonio de las
Escrituras confirma que los creyentes del libro de los 6ec&os" se reunían
para la comunión" para la oración y para perseverar en la ense<an)a
apostólica: !JK perseveraban en la doctrina de los apóstoles" en la
comunión unos con otros" en el partimiento del pan y en las oraciones'
06ec&os. (:7( 1@+ 8:).
+ pesar de este modelo bíblico que da testimonio de la
adoración cristiana" &oy prevalece en el culto cristiano la superficialidad
bíblica. La tónica favorita de los predicadores de &oy es: siembre y
cosec&e# recibe prosperidad# recibe tu milagro" usted es el campeón"
sanidad interior" rompe la maldición" etc. En palabra de ?o&n Acartur" !la
iglesia al alcance del usuario" al gusto del consumidor'.
2(7
El mismo ?o&n Ac+rtur responde al respecto" de que" esta
superficialidad está relacionada con la legitimación de prácticas
psicoterapéuticas entre los cristianos:
123
Mcuire, 6enis. Hotas de la conferencia0 <endencias En El Mo;i3iento )entecostal. 155*
12%
McArtur, 'o2n 8. Avergon9ados del Evangelio; $$. %=:%5.
%2
!%e &ec&o" esfuer)os anacrónicos para &acer legítimas las prácticas
psicoterapéuticas entre los cristianos apelando a terminología bíblica
similar son lingVísticamente una mentira" una presunción y un
enga<o'.
2(;
La /alabra de %ios debe interpretarse con responsabilidad y con la
ayuda del Espíritu -anto" y así mismo debe e*ponerse. El &ermano
1oberto +ldana afirma al respecto que:
!El imperativo 5íblico es: predica la /alabra. 0( .im. 7:() /ero &oy día la
moda eclesiástica es predicar psicología" prosperidad" unción"
pensamiento positivo" como tener é*ito" sanidad interior# pero el mensa$e
bíblico" La /alabra bien tra)ada y predicada en el /oder del Espíritu
-anto" brilla por su ausencia en la mayoría de los pulpitos. La /alabra
de %ios es insustituible. La e*periencia" los sentimientos" la tradición y
los carismas son importantes# pero $amás podrán ocupar el lugar de las
-agradas Escrituras'.
2(8
C9o será que es algo más que una moda eclesiástica" esto de la
superficialidad bíblicaD Claro que sí# la ra)ón principal" es que la influencia
posmoderna &a entrado a la iglesia y es la que demanda" una predicación
liviana de entretenimiento" mas que de desafío a una vida santa.
/ero $untamente con esta superficialidad bíblica" el problema también
repercute a la alaban)a. +nteriormente se &a mencionado que la m4sica &a
sido influenciada por la cultura posmoderna.
4. Ala"an<a >ue sólo entretiene+ Ka se &a evidenciado que en la cultura
posmoderna se prefiere todo lo que entretiene y estimula los sentidos para
pasarla bien. /ues" esta influencia" &a trascendido al terreno de la
+laban)a en el culto. La alaban)a de &oy de$o de ser teocéntrica o
cristológica" y !lamentablemente se &a transformado en antropocéntrica.'
2(F
Es decir" que tienen como centro al &ombre a quien estimulan
sensorialmente" para ayudarle en su autorreali)ación" debido al !creciente
individualismo en +mérica &oy.'
12=

-in embargo" no debemos olvidar que el 4nico digno de alaban)a y
adoración es %ios. /or lo tanto" toda alaban)a en el culto debe ser dirigida
a %ios por medio de ?esucristo.
12&
Abid.
12*
Aldana, Roberto. ($. Cit. $. 7=
127
Aldana. ($. Cit. $ 7=
12=
"tac@er. ($. Cit $. 22
%3
La alaban)a en el culto debe contribuir a tres propósitos
fundamentales: adorar a %ios" proclamar el evangelio y edificar a los
asistentes.
2(B
K no solo a entretener y brindar placer.
Muien debe ser agradado en la alaban)a es %ios. La alaban)a no es
para que la gente se sienta bien o se divierta. /orque en la 5iblia se invita
a !alabar a ?e&ová" porque él es bueno y para siempre es su misericordia'
0( Cronicas ;:2=).
En el culto cristiano actual se manipula la voluntad" los sentimientos y
la fe de las personas. El culto no debe ser instrumento para la
manipulación de ninguna clase.
5. Pre'alece la anipulación+ La manipulación también se &ace presente en
el culto de &oy. /ara nadie es un secreto que lo que buscan muc&os
m4sicos" directores de culto y predicadores en muc&a ocasiones" es
manipular la voluntad de quienes asisten.
/or e$emplo: Wsuelte esas lenguasX" Wreciba" reciba" reciba la unciónX"
Wallí está la unciónJallí va" allí vaX# W&i$os míos dice el -e<orJX WKa viene"
ya viene" ya viene..X K frases similares a estas que no solo están fuera de
conte*to bíblico" sino que además pueden llevar a los participantes del culto
a la frustración e incredulidad por no recibir o e*perimentar lo que se les
afirma.
tro e$emplo de esta manipulación es el de ciertas prácticas
carismáticas para manipular la fe de otros# como el llevarse tro)os de tela o
pa<os a los enfermos para ser sanados. ?osé Aartíne)" citando a ?. T.
Ac+rtur comenta lo siguiente:
!J.&ace algunos a<os recibí por correo un pa<o milagroso de oración de
un líder carismático sanador por fe. Con el venía el siguiente mensa$e:
tome este pa<o milagroso de oración" póngalo ba$o su almo&ada y
duerma esta noc&e con él. .ambién puede ponerlo sobre su cuerpo o
sobre el de un ser amado. Yselo como un medio de alivio donde quiera
que le duela. Aa<ana a primera &ora envíemelo de regreso en el sobre
verde. 9o conserve este pa<o de oración# devuélvamelo. El poder
milagroso fluirá como un río'J
2=:

9o es de e*tra<ar que en el presente sur$an muc&os milagreros"
para llenar los grandes vacíos e*istenciales del individuo posmoderno.
/ero la persona que le da importancia a la /alabra de %ios" no se
de$ará manipular por ninguna falsa pretensión carismática.
125
+ustad, 6onald. ). :*egoci;aos< (a 85sica "ristiana En (a Adoraci%n. $. %/
13/
Martíne!, 'os- M., -ntroducci%n A (a Espiritualidad "ristiana. $.%2%
%%
-eguido a esta característica del culto en la actualidad" está la
promoción del sentimentalismo.
6. Sentientaliso 's. Coproiso cristiano. -e dice que el culto que se
está &aciendo más popular cada día en nuestro medio" tiene como
característica especial una marcada provocación a emocionarse y un ritmo
que provoca la e*presión corporal.
2=2
tra manera de definir o entender
este asunto" es la observación que &ace el /astor 6enríque)" quien
sustenta lo siguiente:
!En conclusión estamos frente a una celebración c4ltica que se vacía de
sus contenidos naturales " satisface el &edonismo religioso de los
adoradores y se &ace cómplice de una teología castrada y !lig&t'" que
se e*&ibe en las pulidas vitrinas de las liturgias que presentan un
evangelio sin cru)" un discipulado sin costo" resurrección sin crucifi*ión"
espiritualidad sin Espíritu" iglesia sin discípulos" 5iblia sin la imagen del
siervo sufriente" discipulado sin seguimiento" predicación sin
persecución" reino de %ios sin $usticia" y cielo sin esperan)a. Como bien
lo apuntara 5on&offer" un evangelio de la !gracia barata'.
2=(
El individuo posmodernista es &edonista" sentimentalista e
individualista. /or lo tanto" buscará refugio en donde le traten bien y lo
&agan sentir bien" sin que le e*i$an comprometerse con %ios" con
?esucristo y la misión de la >glesia# con la santidad de vida de los
creyentes o con el amor al pró$imo. La e*periencia de adoración apela
al compromiso.
2==

Lastimosamente" &ay congregaciones que ya están ofreciendo la
gracia barata arraigada en el sentimentalismo. /or lo tanto" es bueno
recordar que la 4nica manera de &acer sentir bien al &ombre" es
dándole a %ios la &onra" el poder" la adoración y la alaban)a.
2=7
%e acuerdo al modelo 5íblico" el culto invita al compa<erismo
cristiano" a la comunión. /ero esto &a cambiado" &oy se persigue el
individualismo y se rec&a)a el compa<erismo.
7. Indi'idualiso e?or >ue el copa:eriso. tra característica
contrastada por la influencia de la posmodernidad en el culto es" la
comunión cristiana 06ec&os (:7(" 78 1@+ 8:).
131
6arino. ($. Cit. $. 5*
132
+enrí,ue!. ($. Cit
133
6arino. ($. Cit. $$. 12*:137
13%
Aldana, Roberto. ($. Cit. $. 75
%&
CMué es lo que &ace contraste con la comunión cristianaD El
individualismo. /orque la iglesia en su práctica cultual enfati)a el aspecto
de la individualidad. Especialmente cuando se pregunta:CCuántos están
contentosD" CCuántos tienen ganas de dan)arD CCuántos se &an go)ado
en esta oportunidadD bien cuando se pide reali)ar alguna acción: el que
puede saltar" que salte para %ios# etc. /ero" +lfred Zuen sostiene que:
!J.la iglesia local es el medio escogido por %ios para abrirnos a la
realidad de la vida comunitaria. Es el marco ideal para la comunión
fraternalJel &ombre tiene la tendencia a encerrarse a si mismo"J ya
que la sociali)ación actual sólo toca aspectos muy superficiales de la
personalidad. %etrás de esta máscara" la persona sigue encerrada en
su soledad.'
2=;
El individuo posmoderno demanda que se recono)ca su
individualidad" que lo de$en ser él mismo" que no le impongan nada.
Lastima grande que la iglesia le siga el $uego y sacrifique así lo
valioso de la comunión. 9o &ay que olvidar que el libro de los salmos
ense<a que la comunión de los &ermanos es buena y agradable y allí
!?e&ová envía bendición.' 0-almo 2==:23=)
El culto también tiene una implicación escatológica" que en la
época posmoderna se &a sacrificado.
". I$norancia del retorno de Cristo. Aientras que en la iglesia primitiva
estuvo presente la e*pectativa del retorno de Cristo# en la iglesia de la
actualidad" no &ay lugar para esta doctrina fundamental. CMué es lo que
impide tener conciencia del retorno de CristoD El culto debe e*&ortar a
los cristianos a mantenerse e*pectante del 1etorno de Cristo. +
santificarse" y tener paciencia" &asta la venida de Cristo.
!El -e<or no retarda su promesa" seg4n algunos la tienen por tardan)a"
sino que es paciente para con nosotros" no queriendo que ninguno
pere)ca" sino que todos procedan al arrepentimiento.

/ero el día del
-e<or vendrá como ladrón en la noc&e# en el cual los cielos pasarán con
grande estruendo" y los elementos ardiendo serán des&ec&os" y la tierra
y las obras que en ella &ay serán quemadas.
/uesto que todas estas cosas &an de ser des&ec&as" cómo no debéis
vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir"

esperando y
apresurándoos para la venida del día de %ios'. 0( /e. =:B32: 1@+. 8:)
/ero esto no es posible porque en la cultura posmoderna" muc&as
iglesias están &aciendo énfasis del reino aquí y a&ora. /retenden la
13&
Guen, Alfred. Ekklesia# -ntroducci%n A (a Eclesiolog!a. $$. 3&&, 3&*
%*
bendición sin &acer el más mínimo esfuer)o" porque el ob$etivo perseguido
es !disfrutar todo al má*imo'
2=8
pero en el presente.
6ay iglesias que pregonan comodidad" pero no compromiso# pregonan
presente" pero no futuro glorioso. /ero en Cristo quien es la @erdad" &ay
esperan)a de un futuro glorioso y la iglesia debe pregonarlo y mantener la
e*pectativa de los creyentes. La e*&ortación de ?es4s a la >glesia es:
!velad" pues" porque no sabéis a que &ora &a de venir vuestro -e<or.'
0Aateo (7:77 1@+ 8:)
B. El culto cristiano es responsa"ilidad de los inistros.
El culto contribuye a la salud de los cristianos" pero quien debe velar por el
desarrollo de un culto cristiano saludable en medio de los tiempos" es el
ministro. -e debe anali)ar la &istoria 5íblica para comprender el papel del
ministro en la reali)ación del culto.

1. El odelo sacerdotal del Anti$uo Testaento. En el +ntiguo
.estamento encontramos la narración" la &istoria del culto $udío y
paralelamente el desarrollo del sacerdocio. /or ra)ones de espacio" esta
&istoria debe resumirse en el diagrama que a continuación aparece. El
énfasis debe &acerse en las tareas sacerdotales
Resuen de la @istoria Del Sacerdocio Del Anti$uo Testaento
)ERA(6( RQAEH ERA (8ACA(" "ACER6(<A?E"
)eriodo
)atriarcal
El 'efe del
Clan
Edificaba un altar o le;antaba una seKal, donde
se 3anifestaba la $resencia di;ina 9 $resentaba
el sacrificio. (Le. =02/; 22013; 2*;2&;3302/P
)eriodo )os F
)atriarcal
Aar.n 9 la
<ribu de
?e;í.
?as relaciones entre 6ios 9 su $ueblo de$endían
de -l. Co3unicaba la )alabra, brindaba
$recisi.n ritual. Brindaba direcci.n al $ueblo.
(EB. 25; ?;. 3302/P "olo el su3o sacerdote
ofrecía las cere3onias de la eB$iaci.n. (?;. 1*P
)eriodo
Mon#r,uico
"acerdocio
inestable e
indefinido
(frecían los sacrificios
13*
Cani!ale!. ($. Cit. $. 2*.
%7
El Cauti;erio Continua
sacerdocio
le;ítico
ContinNan sus funciones, aun,ue con ciertas
restricciones.
?a
Restauraci.n
Continua
sacerdocio
le;ítico
ContinNo el culto tradicional 9 los sacerdotes
asu3en funciones $olíticas.
137
Tuente: 9elson" Pilton A." #ue$o %iccionario &lustrado de la 'i(lia" 5EC+.
Lo importante a observar en esta &istoria del sacerdocio" es que el
papel del sacerdote como ministro de %ios" era:
a. -er responsable de lo que acontecía en el culto.
b. 1esponsable de reali)ar los sacrificios de acuerdo a las instrucciones
de %ios.
c. Muien brindaba dirección al pueblo para la adoración.
d. 0El -umo -acerdote) Muien coordinaba a otros sacerdotes para el
desarrollo del culto.
e. El responsable de la instrucción al pueblo.
La función sacerdotal en el +ntiguo .estamento fue vital para el
desarrollo de cultos .eocéntricos. -i el sacerdote se e*traviaba"
obviamente también el culto y el pueblo eran afectados.
2. El e?eplo de los apóstoles en el Nue'o Testaento+ .ambién en el
9uevo .estamento" el papel de Cristo y de los +póstoles como ministros
de %ios# es determinante en el desarrollo del culto. !Cristo es el
cumplimiento del sistema sacerdotal del +ntiguo .estamento'
2=I
por lo
tanto es importante anali)ar brevemente su función sacerdotal:
Cristo Como -acerdote
a. Aediador de un 9uevo /acto. 0?er =2.=2# At (8.(I)
b. Efect4a un sacrificio Eternamente Efica). 06eb B.22H(I)
c. /ermite al creyente tener acceso directo a %ios 06eb 2:.2BH(;).
2=B
d. ,n sacerdocio Eterno. 06eb. F)
e. -e ofreció a sí mismo como ofrenda. 06eb. F:(F)
f. /resentó su sangre más allá del velo. 06eb. 8:(:)
27:
%el sacerdocio de Cristo se deduce que:
a. El me$or elemento para el sacrificio" es El.
137
Helson. ($. Cit.
13=
Helson. ($. Cit.
135
Helson. ($. Cit.
1%/
+arrison, E;ertt 8. edt. J otros. Diccionario De Teolog!a. <ercera Edici.n. $. %7%
%=
b. El sacrificio ofrecido por él mismo" fue agradable a %ios y efectivo para
el perdón de pecados.
c. El su$etarse a la obediencia y ofrecerse él mismo por el pecado de la
&umanidad" demandaba santidad. Esto garanti)aba un culto vivo"
santo y agradable a %ios.
Los +póstoles y el %esarrollo del Culto
a. /edro" -antiago y ?uan como líderes reconocidos por los otros
cristianos" son quienes regulan el orden y brindan dirección en la vida
de la iglesia" y mayormente en asuntos de adoración. 06c& (.78#
2=.2H=)
b. /ero" quien se refirió específicamente a las prácticas cultuales de la
iglesia de Corinto y las reglamentó" para su desarrollo en la
adoración p4blica" es el apóstol /ablo. 02 Co 22.2IH=7)" el e$ercicio
de la profecía 02 Co 27)" la ense<an)a de la doctrina" y el uso
adecuado del don de lenguas con su debida interpretación 02 Co
27.(8).
272
%efinitivamente" estas referencias de$an ver que la responsabilidad del
desarrollo del culto es del ministro. Es él" quien debe velar porque el culto
que se rinde en la >glesia de ?esucristo" sea rendido a %ios. /ara ello
debe seguir las instrucciones que presentan las -agradas Escrituras.
3. El inistro ! el culto cristiano+ El ministro o líder cristiano es como una
puerta para la vida y las prácticas de los miembros de la iglesia. Con su
cosmovisión" e$emplo y su ense<an)a determinará lo que &a de ocurrir en
la iglesia. Esto también se aplica al culto. La iglesia &ará lo que él le
ense<e" adorará como él le ense<e y le dará adoración a quien él le
ense<e a adorar" porque él e$erce influencia en la iglesia
!J.el puede ense<ar en la iglesia y fuera de ella# en publico o en
privadoJen circunstancias previstas o imprevistasJ además" y esto es
de suma importancia" el pastor ense<a también con su e$emplo" cuando
ilustra con sus acciones las verdades que &a procurado comunicar por
medio de las palabras'.
27(
Es el líder o ministro cristiano quien permite cuales elementos deben
desarrollarse en el culto. El apóstol /ablo e*&orta a los cristianos de
Corinto a que sus reuniones de adoración se realicen !decentemente y
con orden'. 02 Corintios 27:7:) Este es el papel del ministro" darle
dirección y orden al culto cristiano en la sociedad o cultura que sea.
1%3

1%1
Helson. =p' "it'
1%2
HNKe!, E3ilio A. Desa0!os Pastorales' $. =*
1%3
Cris1ell, W. A. El Pastor y su 8inisterio' "eunda Edici.n$ $.27
%5
%esde luego" esto se &ace con el conocimiento de la /alabra de %ios"
una cosmovisión bíblica de la vida" una adecuada preparación teológica y
cultural y una vida de adoración personal. /orque él tendrá que ser
modelo" para que su gente adore a %ios.
277
El ministro o líder cristiano es la clave para que la identidad cristiana
del culto se mantenga frente a la influencia de la /osmodernidad y
redunde en la salud de las congregaciones.
C. Trascendencia del culto cristiano+ El culto a %ios es mas que una
simple reunión de personas celebrando" cantando o escuc&ando un sermón.
Cuando el culto cristiano se fundamenta en las -agradas Escrituras y se
orienta para adorar a %ios" el culto trasciende fuera de las paredes del lugar
de reunión. CCuales son las repercusiones del culto .eocéntricoD
1. E*alta a Cristo: La primera repercusión de un culto .eocentrico es que
Cristo recibe e*altación. Es decir" Cristo es reconocido como %ios" porque
El" es %ios.
La 5iblia presenta a Cristo como %ios. El apóstol ?uan al referirse a
?es4s lo presenta como el @erbo y afirma:'Jy el @erbo era %iosJy el
@erbo se &i)o carne y &abitó entre nosotrosJ' 0?uan. 2:2" 27) El apóstol
/ablo le confirma a los Colosenses: !que él es la imagen del %ios
>nvisibleJ y por él" en él y para él fueron creadas todas las cosasJ y él
es antes de todas las cosas.' 0Col. 2;3(:)
Entonces" todo participante del culto debe reconocer que ?es4s es
%ios y debe adorarlo. Cristo debe ser entronado en el culto y no el
&ombre. +sí que" cuando se reali)an reuniones c4lticas" la adoración debe
estar fundamentada en la /alabra de %ios y Cristo debe ser e*altado.
de lo contrario" tan sólo será un encuentro emocional con uno mismo.
27;
El cora)ón de la adoración" no es la fiesta o algarabía que
caracteri)a a muc&as reuniones de culto en la actualidad. El cora)ón de la
adoración o la ra)ón de ser de la misma es" el reconocimiento de Cristo
como -e<or y %ios.
278
El culto también inspira a la práctica de la ética
cristiana.
1%%
Abid.
1%&
?ut!er. De Pastor a Pastor. $. =2
1%*
Warren, Ric@. >na vida con prop%sito, $$. =/:=1
&/
2. Inspira a la prActica de la 0tica cristiana+ Cuando el culto tiene un
enfoque Cristocéntrico" una de sus repercusiones será la práctica de la
ética cristiana. /rimero" debemos entender que el cristiano &a sido
santificado por la fe en Cristo y desde allí tiene el compromiso de ser
diferente.
27F

!+&ora que estamos unidos a Cristo" somos una nueva creación. %ios ya
no tiene en cuenta nuestra antigua manera de vivir" sino que nos &a
&ec&o comen)ar una vida nueva. K todo esto viene de %ios'.
27I
El culto" se convierte entonces en una oportunidad para inspirar"
motivar" dirigir" desafiar y ense<ar a los creyentes a vivir en medio de esta
cultura /osmoderna reafirmando los principios y valores que ense<a el
Evangelio.
Luego de un verdadero encuentro con el -e<or ?esucristo en el culto"
el resultado será vivir como él# porque !la relación con ?esucristo es la
clave para tener una vida sin claudicaciones.'
27B
La sociedad espera ver
en los cristianos de la actualidad el efecto o resultado del Evangelio en sus
vidas.
+sí que" se necesita que el culto inspire a los creyentes a la práctica de
la ética cristiana. /ero CCómo es un culto inspiradorD
a. Es Cristocéntrico: Cristo es adorado en el culto y no el &ombre
2;:
.
b. La /alabra de %ios tiene gran importancia y su mensa$e es central.
c. La e*periencia" la m4sica" o los testimonios contribuirán para darle
Gloria a %ios y no le restaran importancia a la 5iblia.
d. La presencia del Espíritu -anto" moverá a los participantes al
arrepentimiento" y a una actitud diferente" que se perciba en sus
relaciones diarias.
e. 6abrá lugar para fraterni)ar o tener comunión entre los participantes.
Estas son algunas referencias o características generales que deben
observarse en cada culto que celebre la iglesia. /ero también" el culto
contribuirá para que las necesidades mas profundas de los participantes"
se suplan.
1%7
McArtur, ($. Cit. $.211
1%=
"ocíedades Biblicas Qnidas, )iblia en (engua;e 1encillo.
1%5
McArtur, 'o2n. El Poder de (a -ntegridad $.11&
1&/
Aldana, Roberto ($. Cit.
&1
3. Satisface las necesidades inte$rales de la i$lesia+ Cuando %ios es
adorado en el culto" su santa presencia traerá bendiciones a los
participantes del mismo. Cuando %ios está presente# &abrá pecadores
arrepentidos" enfermos sanados" personas transformadas# así lo
evidencian las -agradas Escrituras:
!-epa" pues" ciertísimamente toda la casa de >srael" que a este ?es4s a quien
vosotros crucificasteis" %ios le &a &ec&o -e<or y Cristo.
+l oír esto" se compungieron de cora)ón" y di$eron a /edro y a los otros
apóstoles: @arones &ermanos" Cqué &aremosD

/edro les di$o: +rrepentíos"
y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de ?esucristo para perdón
de los pecados# y recibiréis el don del Espíritu -antoJ +sí que" los que
recibieron su palabra fueron bauti)ados# y se a<adieron aquel día como
tres mil personas.

K perseveraban en la doctrina de los apóstoles" en la
comunión unos con otros" en el partimiento del pan y en las oraciones. K
sobrevino temor a toda persona# y muc&as maravillas y se<ales eran
&ec&as por los apóstoles'. 06c&. (:=837=)
+&ora bien" el fin del culto no debe ser que produ)ca sensaciones
agradables" o &isteria colectiva. La finalidad del culto debe ser adorar a
%ios# pero mientras le adoramos" él bendecirá nuestras vidas" porque!J.el
propósito de la presencia de %ios no es solo sanar o liberar. Muiere
&acernos como él. Ai comunión con %ios me ayuda a ser el esposo que
debo ser# el padre que mis &i$os necesitan y un me$or pastor.'
2;2

La presencia de %ios en el culto &ará más que &acer sentir bien o
producir emotividad a quienes participan. El culto trasciende &asta en la
relación unos con otros.
4. ,ortalece la counión entre los cristianos+ Cristo oró por
la unidad de los creyentes. K el apóstol /ablo e*&orta a los cristianos de
Efeso a guardar la unidad :
!Aas no ruego solamente por éstos" sino también por los que &an de
creer en mí por la palabra de ellos"

para que todos sean uno# como t4" o&
/adre" en mí" y yo en ti" que también ellos sean uno en nosotros# para
que el mundo crea que t4 me enviaste.

La gloria que me diste" yo les &e
dado" para que sean uno" así como nosotros somos uno.

Ko en ellos" y t4
en mí" para que sean perfectos en unidad" para que el mundo cono)ca
que t4 me enviaste" y que los &as amado a ellos como también a mí me
&as amado'. 0?n. 2F:(:3(=)
J'solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la pa)#

un
cuerpo" y un Espíritu" como fuisteis también llamados en una misma
esperan)a de vuestra vocación'. 0Ef. 7:2=)
1&1
+inn, "a3. "ambiados por su Presencia; $$. %%, %&
&2
El culto debe contribuir a que la unidad de los cristianos se fortale)ca.
CComo contribuye el culto para que esta unidad se fortale)caD
a. Cuando los que dirigen el culto no buscan dar un espectáculo.
b. Cuando el centro de atención es Cristo y su /alabra" no los m4sicos o
los tiempos especiales.
c. Cuando se permite la oración unos por otros en el conte*to del culto.
06c&. (:7() !la comunidad entera se enriquece a través de la oración
colectiva.'
2;(
d. Cuando en el culto se vela por la decencia y el orden en lo que se
practica. 02 Cor. 27:7:)
e. Cuando los creyentes prefieren asistir a la reunión y no quedarse en
casa para ver el culto por la televisión. 06eb. 2::(;)
f. Cuando el culto no favorece el individualismo" sino que anima a la
reciprocidad.
2;=
-i el culto contribuye a que se fortale)ca la unidad de los creyentes"
también contribuye al compromiso cristiano.
5. Contri"u!e al coproiso cristiano+ El cristiano está
comprometido con %ios para obedecerle
2;7
" con la iglesia para apoyarse
mutuamente y con el mundo para compartir el evangelio.
2;;
Con %ios
porque es el -e<or de su vida. Con la iglesia porque es su familia
espiritual 0Efesios (:2B). K con el mundo porque le fue encomendado el
ministerio de !la 1econciliación'. 0( Corintios ;:2I3(:)
Cuando la /alabra de %ios es e*puesta en el culto" siempre llevará un
desafío al compromiso" para &onrar a %ios" para ayudarse mutuamente o
para cumplir la Gran Comisión. 0Aat. (I:2B3(:) /orque la adoración está
incompleta cuando no se vive en obediencia a la /alabra de %ios
2;8
.
Esta es la ra)ón por la que la 5iblia debe tener centralidad en el culto.
En la e*posición de la /alabra de %ios debe anunciarse el retorno de
Cristo.
1&2
"tac@er, ($. Cit. $. 3/
1&3
Warren, Ric@. ($. Cit. $. 1&1
1&%
Warren, Ric@. ($.Cit. $$. =/ : =&
1&&
Abid $$. 1%3
1&*
?ut!er, ($. Cit. $.=3
&3
6. *antiene la e6pectati'a del re$reso de Cristo+ En el culto
se debe anunciar el retorno de Cristo frecuentemente. Cuando Cristo es
el centro del culto se le adora" se le sirve" pero también se está e*pectante
a su retorno.
El anuncio del pronto retorno de Cristo debe &acerse a través de la
predicación" a través de la alaban)a y con la celebración de la Cena del
-e<or. !El tema de los eventos del fin" se convirtió en tema dominante en
las ense<an)as de ?es4s y del +póstol /ablo.'
2;F
La e*pectativa del retorno de Cristo también se mantiene mediante el
e$ercicio de los dones espirituales. La presencia del Espíritu -anto en los
cristianos y el impartimiento de su poder" tienen una implicación
escatológica. CCuál implicaciónD
1ecoger la cosec&a y preparar a la iglesia para el 1etorno del -e<or.
2;I
9o &ay que olvidar que el posmodernismo quiere &acer pensar que !el
futuro no e*iste.'
2;B
/or lo tanto 9o &ay que preocuparse por el fin" por la
vida eterna" por el 1etorno de Cristo.
CONCLUSIONES
2. -e concluye la siguiente investigación afirmando
que: El culto cristiano &a sido desafiado por toda influencia cultural y filosófica en
la &istoria. En cada época se &an utili)ado elementos" medios y ra)onamientos
propios del momento para su desarrollo. Lo importante en todo esto es" como
afecta o beneficia la integración de tales aspectos a las reuniones de adoración y
a los que participan en ella. En este preciso momento se trata de la influencia de
la posmodernidad y los cristianos somos responsables de que tal influencia no
destrone a %ios de la adoración" que solo él merece.
(. %espués del análisis reali)ado en el capitulo uno"
puede afirmarse que: /or naturale)a el ser &umano es dado a adorar# esta
realidad debe ser aprovec&ada por los miembros de la >glesia de ?esucristo" para
presentar a cada persona a ?esucristo" el 4nico que merece ser adorado. /orque
bíblica" teológica e &istóricamente se demuestra que Cristo es el Centro de la
+doración. Esto debe ser reali)ado con el e$emplo de una vida consagrada a El y
con un modelo de adoración p4blica que e*alte a ?es4s como -e<or y que este
fundamentada en las -agradas Escrituras.

1&7
"i3s. 'o2n. ($. Cit. =5
1&=
Abid. $.=7
1&5
Cru!. ($. Cit. $. *=
&%
=. El segundo capitulo sostiene que: La influencia de
la /osmodernidad está permeando todas las esferas de la vida# la iglesia y su
liturgia no se escapan. +nte esta realidad" los ministros y lideres cristianos no
deben olvidar" ni descalificar los verdaderos propósitos y elementos del culto que
le dan la identidad cristiana# por el simple &ec&o de innovar o de &acerlas más
populares. /or lo tanto" todo ministro y líder cristiano" a4n cuando &aga uso de
medios y &erramientas contemporáneas en la reali)ación de los cultos" debe
defender la Centralidad de la /alabra de %ios" predicarla con pertinencia a la
realidad &umana y con el desafío a la consagración# debe presentar a Cristo como
4nico digno de adoración y fomentar la comunión de los creyentes.
7. En el tercer capitulo se llega a la siguiente
conclusión: Cada ministro y líder cristiano es responsable de lo que ocurre en el
culto. El culto es un refle$o de lo cree el ministro y su congregación. /or lo tanto"
es su deber interpretar su situación cultural" revisar sus creencias y prácticas en
las reuniones de adoración. %ebido a la ignorancia de la influencia cultural en la
que se vive" se cometen toda clase de e*cesos en las prácticas cristianas"
incluyendo al culto.
;. Tinalmente" queda el desafío para todos los
cristianos para que en los cultos se adore al 1ey de los siglos" inmortal" invisible"
al 4nico y sabio %ios. -e valore la e*posición pertinente de las -agradas
Escrituras" sobre toda motivación psicológica" e*periencia o sensación que se
viva. -e fraternice en amor unos con otros y se reafirme la e*pectativa del pronto
retorno de Cristo. K que la consecuencia de participar en un culto trascienda
para una vida santa" diferente y transformada.
RECO*ENDACIONES
2. Mue cada ministro y líder cristiano eval4e el
desarrollo de los cultos de su congregación" los elementos y propósitos que
poseen" a la lu) del conte*to bíblico" &istórico" cultural y teológico. K así
determine" a quien se adora en su >glesia.
(. Mue cada ministro y líder cristiano vele
porque la alaban)a posea contenido bíblico y teológico que e*alte a Cristo"
&able de su obra" que contribuya a la edificación de los cristianos y que
desafíe a otros a creer en %ios.
=. Mue cada ministro y líder cristiano organice
y planifique cada reunión de adoración anticipadamente. K que la utili)ación
de medios" formas o conceptos posmodernos" no desacrediten" cuestionen o
diluyan el mensa$e de ?esucristo" sino que contribuyan en la e*pansión del
Evangelio" sin abaratar la Gracia de %ios.
&&
7. Mue cada ministro y líder cristiano defienda
la autoridad de las -agradas Escrituras en las reuniones de adoración. Mue
se afirmen los absolutos que allí están escritos con actitudes y una
proclamación clara de los mismos.
;. Mue cada ministro y líder cristiano evite caer
en la manipulación de los sentimientos de los participantes en las reuniones
de adoración. %esde luego que &ay lugar para el sentimiento en los cultos#
pero sobre enfati)arlos o sobredimensionarlos es contrario a la verdadera
adoración y promueve el &edonismo.
BIBLIOGRAF,A
5+19+" George. Pensar Coo %es&s. Editorial Casa Creación# E.,.+. (::7
5+1.LEK" ?ames P. La Adoración /ue A$rada Al Alt#sio. Casa 5autista de
/ublicaciones# ,-+. 2BBB
C1>-PELL" P. +. El Pastor ! su *inisterio. -egunda Edición) Casa 5autista de
/ublicaciones# El /aso" .e*as. 2BBB
C1,L" +ntonio. Posodernidad+ El E'an$elio entre el desaf#o del "ienestar.
Editorial Clie# Espa<a. 2BB8
%+1>9" Aiguel +ngel. La Adoración+ Priera Prioridad. -egunda edición" Casa
5autista de /ublicaciones" ,-+. 2BB=
&*
%,T,1" Ravier León Boca"ulario de Teolo$#a B#"lica Editorial 6erder"
%ecimaoctava edición (::2# 5arcelona.
E-C5+1 -amuel" y otros. Postodernidad - La I$lesia E'an$0lica.
/ublicaciones >>9%ET# Costa 1ica. (:::
T>-6E1" 1obert" edt. En Esp#ritu - En Berdad# Editorial /at&Say /ress3
Cleveland" .n. 2BI;
6+11>-9" Evertt T. edt. K otros. Diccionario De Teolo$#a. .ercera Edición"
Editorial .. E. L. L.# EE. ,,. 2BB:
6,-.+%" %onald /. La *&sica Cristiana En La Adoración Casa 5autista de
/ublicaciones" El /aso .e*as" ,-+. 2BBI
Z,E9" +lfred. ECClesia+ Introducción A La Eclesiolo$#a. Editorial Clie. .errasa"
5arcelona. 2B8F.
L+.,1E..E" Zennet& -cott. @istoria Del Cristianiso. .omo (# Casa 5autista
de /ublicaciones# ,-+. -e*ta edición" 2BIF
L,.LE1" ErSin. De Pastor a PastorD se*ta edición. Editorial /ortavo)" E,+# (::8
A+1.>9" 1alp& /. La Teolo$#a de la Adoración Editorial @ida# Aiami" Tla. 2BI(
A+C+1.6,1" ?o&n. Piense Conforme A La Biblia. Edición al Castellano"
Editorial /ortavo)# Grand 1apids" Aic&igan. (::7
AC+1.6,1" ?o&n T. A'er$on<ados del E'an$elio. Edición al castellano. Editorial
/ortavo)# Grand 1apids" Aic&igan. (::2
A+RPELL %." Pilliam El Culto Cristiano Aet&opress Editorial K Grafica 3 5uenos
+ires" +rgentina. 2B8=
A,>16E+%" 6. 6. @istoria Del Cristianiso H .omo 2. El /aso" .e*as# EE. ,,.
2B;=
9EL-9" Pilton A." Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia" 9as&ville" .9:
Editorial Caribe. (:::
9Y[EL" Emilio +. Desaf#os Pastorales# Editorial /ortavo)" Grand 1apids"
Aic&igan. 2BBI
/+CZE1 ?. >. y Edts. Enciclopedia Ilustrada De Realidades De La Bi"lia# Editorial
Caribe# EE. ,,. (::(
1eal +cademia Espa<ola. Diccionario de la Lengua Esa!ola* vigésima segunda
edición" Editorial Espasa" Espa<a. (::2.
1%1\G,EL" -ebastián" Antolo$#a De La Litur$ia Cristiana. Editorial Clie#
.errasa" 5arcelona. 2BBB
&7
-+L>9+-" %aniel y Escobar" -amuel. Postodernidad Nue'os Desaf#os a la ,e
Cristiana# Editorial Lámpara" -egunda 1eimpresión. La /a)" 5olivia.
2BBF
->A-" ?&on +. Nuestra @erencia PentecostalD Editorial Evangélica# Cleveland"
.ennessee. 2BB8.
-.+CZE1" ?oe 1. La adoración Aut0ntica' Casa 5autista de /ublicaciones# El
/aso" .e*as. 2BB(
-.+A/- C." %onald# Biblia De Estudio Pentecostal# Edit. @ida# Aiami" Tla. 2BB=
.+KL1" 1ic&ard -. y Editores. Diccionario Teoló$ico Beacon.
@>9E" P.E." Bine Diccionario E6positi'o De Pala"ras Del Anti$uo - Del Nue'o
Testaento E6(austi'o" 9as&ville" .9. Editorial Caribe# (:::.
P+LZE1" Pilliston. @istoria De La I$lesia Cristiana. Editorial C9/" Zansas City"
,-+. -in fec&a.
OTRAS ,UENTES
+ldana -osa" 1oberto. Tesina Presentada Para Optar a la *aestr#a en *inisterio
Cristiano.
+lcalá Calero" Trancisco. .raba$o académico sobre: /remodernismo" Aodernismo y
/osmodernismo
Cani)ale)" Carlos 9apoleón. /lenaria 9o 2. > +samblea 1epresentativa
Centroamericana.
5iblioteca de consulta Aicrosoft Encarta E889
Acguire" %enis. 9otas de la conferencia: .endencias En El Aovimiento /entecostal.
2BB8
Au<os Lem" %aniel mar. .raba$o académico sobre: La 9ueva Era
&=
1evista ,nilit Enfoque H /ublicación .rimestral# 5ogotá" Colombia. +<o (:::
SSS.aventuraSeb.org]descargas] glesiaypostmodernidad.doc
SSS.es.SiQipedia.org]SiQi]A4sica^contemporánea
SSS.$averiana.edu.co]Tacultades]...]posmodernidad]posmodernidad
SSS.sela&.com.ar]database]images](=B=+:2.%C
SSS.tallersonoro.com]espaciosonoro]:7]+rticulo2.&tm
&5