You are on page 1of 3

CATEGORÍAS DEL MATERIALISMO HISTÓRICO

COMENTARIO
Modos de Producción
Un modo de producción es la manera de producir característico de una sociedad, la cual
varía según cada conjunto o agrupación de personas y resulta ser la principal diferencial
entre una sociedad y otra.
El materialismo histórico abarca los modos de producción dentro de una categoría, muy
importante para esta tendencia, que será clave para determinar cómo está estructurada
una sociedad. Esta categoría nos señala la existencia de 2 elementos o fuerzas,
antagónicas y complementarias a la vez, que la conforman: las Fuerzas Productivas y las
Relaciones Sociales de Producción.
De las dos, son las fuerzas productivas la más importante, ya que la constituyen el
elemento más dinámico de ambas. Su grado de desarrollo influirá en el nivel alcanzado
por una sociedad.
Ahondando lo anteriormente dicho, las fuerzas productivas son aquellas fuerzas
materiales que están implicadas en un proceso de producción. De todos estos elementos,
el hombre ocupa el primer lugar (resaltando su importancia), seguido de los medios de
producción. Estos medios a su vez pueden ser: los que transforman la naturaleza, a través
de la fuerza del trabajo humano, llamados los “instrumentos de producción” y los que son
transformados, recayendo sobre ellos la aplicación de la fuerza humana de trabajo.
Las Relaciones Sociales de Producción, que constituyen la contraparte de la parte material
y son las relaciones entre los hombres en el proceso productivo, determinarán el carácter
de la sociedad, la forma de su propiedad, etc. De allí que sean un factor muy importante.
Así llegamos a desembocar en dos formas acerca de la forma de la propiedad: la
propiedad colectiva y la sociedad privada. Ambas igual de contradictorias y
complementarias.
La propiedad colectiva, es la que más ha ocupado este corto tránsito del hombre por la
tierra y determinó en su momento sociedades más o menos igualitarias sin la existencia
de un sistema de clases sociales antagónicas, ya que el beneficio era común y no obedecía
a intereses personales.
Poco a poco, el desarrollo de las fuerzas productivas (instrumentos de producción),
aumentó la complejidad de la sociedad y derivó en una capacidad creciente para producir
excedentes. A la vez nació la posibilidad de que lagunas minorías se apropiasen de estos
excedentes y empiece el surgimiento de la Propiedad privada.
Por lo tanto decimos, que la propiedad privada es una consecuencia del desarrollo de las
fuerzas productivas y por ende el de la sociedad, influenciado también por las distintas
divisiones sociales del trabajo. Apoyados en la historia, registraremos las distintas
evoluciones que sufrió esta clase de propiedad.
De este estudio se despenden dos variables muy importantes: en primer lugar, el Estado,
el cual surge como una institución cuya misión será velar por los intereses de los
privilegiados y que además, es fundamental, ya que el no sometimiento a él, conllevaría a
un colapso total del sistema; y en segundo lugar, a la lucha de clases, que según Marx es la
“partera de la historia”.
Mercancía
Esta categoría, exclusiva del sistema capitalista, constituye un concepto que abarca casi
toda su estructura. Una definición completa de esta palabra, deriva en 2 cualidades
inherentes de una mercancía: que es un objeto cuya función es satisfacer una necesidad, y
que está destinado a ser intercambiado por otro.
De estas 2 significancias, obtendremos dos formas de medir el valor de una mercancía: el
valor de uno y el valor de cambio.
El valor de uso, respaldado en la primera cualidad de las mercancías, está determinado
por los “trabajos concretos” (el de un sastre al vestido, el de un panadero al pan, etc). En
síntesis existirán muchos y variados valores de uso, en función al número de trabajos
concretos que existan.
Por su parte, el valor de cambio representa a la segunda cualidad de las mercancías que se
refiere al intercambio. Y al igual que el otro valor, está dado por el trabajo, pero por un
“trabajo abstracto” invertido en su producción. Este trabajo abstracto representa la
cantidad de energía vital que se pierde o se gasta en el proceso productivo. En síntesis, el
trabajo abstracto es la capacidad únicamente humana de crear valor.
En la misma línea de lo explicado en esta categoría, la fuerza del trabajo constituiría una
mercancía también para este sistema capitalista, cuyo precio o valor de cambio se llama
salario.


Plusvalía
Constituye sin duda, otra categoría muy importante del estudio del Materialismo
Histórico, ya que resulta de mucha importancia para el capitalista.
La plusvalía se define como la parte del trabajo realizado por el obrero que no se le es
remunerado, sino que más bien pasa a formar parte del capital del capitalista. Esto tiene
una aplicación real ya que ningún burgués en su sano juicio pagaría completamente el
valor de su trabajo al obrero.
En este aspecto, se consideran 2 tipo de plusvalías: la Absoluta, cuando el tiempo de la
jornada es aumentada en términos absolutos; y la Relativa, lo que varía relativamente es
la razón entre el tiempo en el que el obrero reproduce su jornada laboral y el tiempo en
que crea el plusvalor.