You are on page 1of 2

Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Villamor

1

I. INTRODUCCION
En principio cuando hablamos de la fabricación de
software debemos tener innumerables aspectos en
cuenta los cuales serán de vital importancia a la
hora de evaluar el producto final.

En el proceso de arquitectura de software, contamos
con muchas herramientas como la recolección de
requerimientos entre otras las cuales aportan en
cierta medida a que dicho software pueda llevarse a
cabo de la mejor manera, teniendo como objetivo
principal el cumplimiento de todos y cada uno de
los requerimientos y exigencias del cliente.

Sin embargo es necesario que además de cumplir
con cada uno de esos requerimientos, se mantenga
un estándar de calidad que certifique que dicho
producto es confiable.

II. RELACIÓN ENTRE ARQUITECTURA Y CALIDAD
Un arquitecto debe asegurarse de cumplir las
especificaciones del cliente y seguir algún estándar
de calidad.

Básicamente todos los estándares de calidad que
hay en este nicho tienen el mismo objetivo pero
varían es su forma de cuantificar la calidad del
software que en este caso llamaremos producto.

Para poder encontrar la relación entre la
arquitectura requerida para la fabricación del
producto y la calidad que debe caracterizarlo,
tomaremos el estándar ISO 9126 de 1991 el cual
está basado en tres lineamientos fundamentales:
calidad del proceso, calidad del producto y calidad
en uso.

[2] Para evaluar la calidad en el proceso y en el
producto el arquitecto debe tener en cuenta
características como la funcionalidad es decir que
cumpla con los requisitos del cliente y sea seguro,
adecuado, exacto en sus funciones.

También debe crear componentes que se encarguen
de los fallos que pueda presentar el sistema y evite
alguna consecuencia de gravedad ya que esta es una
importante cualidad de un producto de calidad.

[3] Ya que el arquitecto es quien se encarga de la
abstracción de más alto nivel, debe encontrar una
forma óptima de hacer que el producto sea
entendible y pueda modificarse en un futuro ya sea
para evolucionar o para agregarle algún
componente.

Una de las partes más importantes en la evaluación
del software es que este sea eficiente, considerando
que eficiencia abarca la optimización de recursos lo
cual es un factor crucial para determinar costos y el
valor del software.

El siguiente paso es la matenibilidad, un buen
producto debe ser mantenible en el tiempo, que se
pueda poner a prueba para ver si cumple o no con
los objetivos y debe tener la capacidad para ser
cambiado. Finalmente es importante que el
programa sea portable y tenga capacidad de ser
reemplazado

De esta forma se evidencia la estrecha relación entre
arquitectura y calidad, sin un modelo arquitectural
adecuado no habrá calidad en el producto ni en el
proceso por lo cual el precio y todo el prestigio que
debe conllevar podrán verse.



Arquitectura y calidad de software: dos procesos
altamente ligados

Villamor Medina, Ingrid Nathaly
natica61@gmail.com
Universidad Distrital Francisco José de Caldas


Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Villamor


2
III. CONCLUSIONES

En conclusión, arquitectura y calidad van de la
mano ya que juntos constituyen una parte esencial
de la vida del software y cumplen el objetivo de
satisfacer al cliente e ir más allá de solo cumplir
requisitos, además [1] “El mundo globalizado exige
cada vez más la aplicación de estándares
internacionales que garanticen la calidad de los
productos”.

El arquitecto se responsabiliza de cumplir con todo
pero debe hacerlo con perfección en cada una de las
etapas del proceso y de su cumplimiento se
encargan los estándares de calidad he ahí su
importancia.


IV. BIBLIOGRAFÍA
[1] Abud Figueroa, María” Calidad en la Industria del
Software. La Norma ISO-9126”

[2] evaluaciondesoftware2013.blogspot.com

[3] Pressman, Roger S. Ingeniería de Software, Un enfoque
práctico, 4ª. Edición. Editorial Mc Graw Hill. México.1998