You are on page 1of 1

LOS NUMEROS

Dato:
41 93
(El cuchillo) (Enamorados)
QUINIELA NACIONAL
20 PREMIOS A LAS 11.30, 14.00, 17.30 y 21.00 ATRASADOS ALAGRANDE
Centena Decena Unidad
1 9 5
31s 42s 29s
LAS ULTIMAS 10 GRANDES
0830-1203-8230-0466-7459
3377-1772-4011-3533-8877
AMBOS DEMORADOS
53 67
FAVORITOS:
53 95
JUEGUESINMIEDO ELNUMERAZO
27 72 1313
Dato: Onda:
Onda:
05 11
(La escoba) (El minero)
QUINIELA PROVINCIAL
20 PREMIOS A LAS 11.30, 14.00, 17.30 y 21.00 ATRASADOS ALAGRANDE
Centena Decena Unidad
5 4 2
57s 41s 43s
LAS ULTIMAS 10 GRANDES
2330-0915-8208-0333-0789
6800-6386-8893-7628-2480
AMBOS DEMORADOS
64 67
FAVORITOS:
64 42
JUEGUESINMIEDO ELNUMERAZO
27 72 1313
Dato: Onda:
09 16
(El arroyo) (El anillo)
TOMBOLA
20 PREMIOS A LAS 15.00 y 21.00 ATRASADOS ALAGRANDE
Centena Decena Unidad
4 0 8
44s 19s 28s
LAS ULTIMAS 10 GRANDES
8210-332-1951-6083-7911
074-766-3695-1892-8297
AMBOS DEMORADOS
02 50
FAVORITOS:
02 08
JUEGUESINMIEDO ELNUMERAZO
27 72 1313
Dato: Onda:
56 24
(La caída) (El caballo)
SANTA FE
20 PREMIOS A LAS 11.30, 14.00, 17.30 y 21.00 ATRASADOS ALAGRANDE
Centena Decena Unidad
3 9 9
28s 35s 29s
LAS ULTIMAS 10 GRANDES
9212-79456-5535-3857-8104
4976-2470-1845-6147-41012
AMBOS DEMORADOS
23 99
FAVORITOS:
23 99
JUEGUESINMIEDO ELNUMERAZO
27 72 1313
SUERTE
PARA TODOS
MARTES Setiembre 2014 9
LA ESTAMPITA DE LA SEMANA
e Nacido en España, se extendió por América durante la conquista del continente, convirtiéndose
en uno de los entretenimientos más populares en el legendario Far West. Hoy permanece como
testimonio de la antigua presencia hispana en los territorios de la región Sur de Estados Unidos.
El Monte se practica mucho en Nor-
teamérica, donde se conoce como
‘Monte Bank’ o ‘Spanish Monte’.
Asimismo, se practica como un jue-
go de círculo, al estilo del siete y
medio. En el juego del monte puede
participar un número indetermina-
do de jugadores que apuestan con-
tra el banquero. Originalmente se
utilizaba la baraja española de 40
cartas, pero en la actualidad se em-
plea la baraja inglesa, que se adapta
eliminando los ochos, nueves y die-
ces. En el monte sólo interesa el nú-
mero o el palo de la carta, según la
versión que se juegue, sin que ten-
gan ningún valor ni orden especial.
El objetivo del juego es ganar las
apuestas hechas al acertar el palo o
el valor de la carta que se va a des-
cubrir del mazo, según la versión.
En una partida de monte es impres-
cindible la figura del banquero. Pue-
de jugarse de dos modos: con ban-
quero fijo o con banquero variable.
De la primera forma, uno de los ju-
gadores tiene la posesión de la ban-
ca y paga y cobra las apuestas hasta
que abandona la partida, pierde to-
do su capital o decide vender la
banca. El resto de jugadores, llama-
dos puntos, juegan contra él.
En las partidas de casino, el ta-
llador es una especie de director de
juego, no jugador, que se queda,
por cuenta de la casa, con una cuar-
ta parte de los premios de las apues-
tas cuando el punto gana con la pri-
mera carta que se descubre del ma-
zo luego de las cuatro del albur (dos
cartas de la parte inferior del mazo)
y del gallo (dos cartas de la parte su-
perior del mazo). Al cambiar la ban-
ca de manos, el tallador reparte por
mitades con el banquero saliente
los porcentajes cobrados.
El juego se inicia con la apuesta
del banquero, que pone sobre la
mesa la cantidad que arriesga en ese
juego. Esta cantidad es la máxima
que el banquero pagará en las
apuestas que van a seguir al reparto
siguiente. Los puntos pueden apos-
tar lo que deseen, ya que no están li-
mitados por la cantidad arriesgada
por el banquero (la razón es que
pueden ganar y el banquero no ten-
drá que pagarles).
Al término del juego, el banque-
ro recoge las apuestas perdedoras y
paga las ganadoras en orden, de
mayor a menor. Cuando se agota la
cantidad que ha declarado que
arriesgaba en ese juego, devuelve a
los jugadores sus apuestas ganado-
ras, sin pagarles por ellas.
Luego de barajar y cortar el ma-
zo, se colocan dos cartas sobre la
mesa que se toman de la parte infe-
rior de la baraja. Estas dos cartas
son el albur. Así, se descubren las
dos cartas superiores del mazo, que
se colocan sobre la mesa bajo ‘el al-
bur’. Estas dos se denominan ‘el ga-
llo’. Al sacar el gallo y el albur es
costumbre colocar la primera de
sus cartas a la derecha y la segunda
a la izquierda. Una vez preparado el
juego, el banquero descubre cartas
del mazo hasta que aparece una que
coincide en Palo juego simple o do-
méstico -o en número juego de casi-
no- con una de las cuatro cartas ex-
puestas. Esta carta es “la clave”.i
EL OBJETIVO ES ACERTAR EL PALO O LA CARTA A DESCUBRIR
COMO ADUEÑARSE DEL MONTE
eNuestra Señora de los Dolores
NuestraSeñoradelosDolores,
cuyafechadeconmemoraciónesel
15desetiembre,eslamásuniversal
delasadvocacionesdelaVirgen,
porquenoestávinculadaauna
apariciónoaunaimagen,sinoque
arrancadelmismoEvangelioy
presentaaMaríaalpiedelacruz.
Tambiénsecelebracercade
SemanaSanta.El15deseptiembre
sedebeaquedesde1688los
religiososServitascelebrabanen
esafecha,porconcesiónde
InocencioXI,lafiestadelos
DoloresdelaVirgen,fiestaquePío
VIIextendióatodalacristiandad
en1814.