You are on page 1of 4

1

Fundación Jaime Guzmán E. Pr oyect o Local Nº 60


Jurisprudencia de los Tribunales de Justicia


Recurso de amparo económico rechazado. Negativa de otorgar
patente de alcohol por municipio
1



Santiago, veintisiete de julio del año dos mil cuatro.

Vistos: Se substituyen las expresiones "recurrente" y "recurrido" contenidas en la
sentencia que se revisa, por "denunciante" y "denunciado", respectivamente. Y se
tiene, además, presente:
1º) Que, como esta Corte Suprema ha manifestado reiteradamente, viéndose en la
necesidad en el presente caso de repetir las ideas vertidas en numerosas sentencias
recaídas en asuntos similares al que motiva este fallo, el artículo único de la Ley Nº
18.971, bajo el título de Establece recurso especial que indica, ha creado el
comúnmente denominado recurso de amparo económico, apelativo éste que deriva
del procedimiento aplicable a su tramitación;
2º) Que el inciso primero de dicho precepto prescribe que Cualquier persona podrá
denunciar las infracciones al artículo 19, número 21, de la Constitución Política de
la República de Chile; el inciso segundo dispone que el actor no necesita tener
interés en los hechos denunciados y, el tercero, luego de fijar el plazo en que se
debe interponer -seis meses contados desde que se hubiere producido la
infracción-, de consagrar como formalidad y procedimiento las normas del recurso
de amparo, y de establecer que su conocimiento corresponde en primera instancia
a la Corte de Apelaciones respectiva, prescribe que, Deducida la acción, el tribunal
deberá investigar la infracción denunciada y dar curso progresivo a los autos hasta
el fallo definitivo. Los dos incisos finales se refieren, el primero, al recurso de
apelación, y el último, a la responsabilidad por los perjuicios causados, si se
estableciere fundadamente que la denuncia carece de toda base;
3º) Que, como se advierte de lo expresado, el recurso o denuncia de que se trata
tiene la finalidad de que un tribunal de justicia compruebe la existencia de alguna
infracción a la garantía constitucional del número 21 del artículo 19 de la
Constitución Política de la República, precepto que, en estricto rigor, contiene dos:
la primera, consistente en el derecho a desarrollar cualquiera actividad económica

1
Recurso de Amparo Económico, “Luis Rodrigo Cáceres Venegas con Municipalidad de
Independencia”, Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de fecha 29.06.2004, rol Nº 2.465-04;
Corte Suprema, sentencia de fecha 27.07.2004, Rol Nº 2.906-04.
2
que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional,
respetando las normas legales que la regulen. La segunda, conforme al inciso 2º de
esa norma, se refiere a la circunstancia de que el Estado y sus organismos pueden
desarrollar actividades empresariales o participar en ellas, sólo si una ley de
quórum calificado lo autoriza, inciso que también dispone que tales actividades
estarán sometidas a la legislación común aplicable a los particulares;
4º ) Que cabe además precisar que, para el acogimiento de la denuncia, en los
términos de la Ley Nº 18.971, es necesario que el tribunal investigue y constate la o
las infracciones denunciadas, lo que en el presente caso se traduce en averiguar si
existen los hechos que la constituirían, si son o no susceptibles de plantearse por la
presente vía, y si ellos importan una alteración de la actividad económica de la
recurrente -debiendo existir, en relación con esto último, una relación o nexo
causal-, que es lo que se ha invocado en la especie;
5º ) Que, en consecuencia, no corresponde necesariamente indagar respecto de la
arbitrariedad o ilegalidad de la conducta reprochada -pues esto es más propio del
recurso de protección de garantías constitucionales, establecido precisamente para
dicho objeto y que constituye el matiz que lo diferencia con el presente denuncio-,
ya que lo que se debe determinar es si ésta perturba o no la actividad económica
ejercida conforme a las normas legales que la regulen, de quien formula la
denuncia, o de aquella en cuyo interés se efectúa la misma;
6º ) Que, hechas las consideraciones previas, cabe ahora precisar que en el presente
caso concurrió don Luis Rodrigo Cáceres Venegas, poniendo en conocimiento de
los tribunales que ha solicitado ante el municipio de la comuna de Independencia
el otorgamiento de una patente de Restaurant Comercial y Restaurant Alcohol
para su establecimiento comercial y pub, ubicado en su domicilio, habiendo
cumplido con todas las exigencias técnicas establecidas en la ley correspondiendo
en consecuencia que se me otorguen dichas patentes comerciales para poder
ejercer mi actividad; previo acuerdo del Consejo (sic) Municipal y a instancias del
recurrido (sic). Explica que pese a la recomendación del Director de Obras
Municipales, el alcalde del señalado municipio se ha negado sistemáticamente,
pese a las solicitudes verbales que ha hecho a partir del 15 de marzo último, a
colocar en la tabla del Concejo Municipal, que sesiona todos los días martes de
cada semana, el tema del otorgamiento de las patentes ya mencionadas para mi
Establecimiento Comercial y pese a haber cumplido todas las exigencias legales.
Asevera que la omisión deliberada del denunciado al no incluir en la referida tabla
el asunto que le preocupa, importa infracción al artículo 19 Nº 21 de la Carta
Fundamental, porque le impide desarrollar su derecho a ejercer una actividad
comercial lícita, con arreglo a la moral, que no pone en peligro el orden público y
tampoco importa alteración a la seguridad nacional;
7º ) Que al informar la autoridad denunciada a fs. 48 (luego que se ordenara
prescindir del informe solicitado) expresa que se concedió al denunciante una
patente comercial provisoria desde el segundo semestre del año 2002, advirtiendo
que la Municipalidad tiene atribuciones exclusivas y excluyentes que el legislador
ha decidido poner dentro de la esfera de su competencia para que se procure
3
administrar una comuna. Explica que el tener una nueva patente de alcohol resulta
gravitante, considerando que el espíritu del legislador actual es rebajar el número
de tales patentes, con la finalidad de regular de mejor forma el consumo de
bebidas alcohólicas. Añade que la Municipalidad no ha impedido otorgar una
patente de Restaurant al denunciante, pero él no se encuentra conforme con tal
autorización y exige que se le otorgue una de alcoholes, lo que entra en la esfera de
las facultades propias del municipio, y debe ser ponderado considerando una serie
de factores, que se indican;
8º ) Que de lo brevemente expuesto se puede concluir que la denuncia formulada
carece de sustento. En efecto, el artículo 19 Nº 21 de la Constitución Política de la
República asegura el derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no
sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional respetando las
normas legales que la regulen. Las normas referidas, en el presente caso, están
constituidas por las que se han precisado en primer grado, a las que se debe
acomodar quien intente incursionar en el giro económico de que se trata;
9º ) Que, por otro lado, de los datos del proceso se desprende que don Luis Cáceres
nunca ha ejercido el comercio relativo a la venta de bebidas alcohólicas, de tal
manera que no puede sostenerse que la autoridad denunciada altere ese giro,
sencillamente porque éste no se ejerce;
10º ) Que, además, corresponde efectuar una precisión en orden a que la facultad de
otorgar una patente como la que se requiere está radicada en las autoridades del
caso y para su consecución, los particulares que aspiren a ello han de cumplir con
toda la normativa pertinente, sin que ella pueda ser substituida por los tribunales
de justicia, los que eventualmente podrían intervenir, pero no por la presente vía,
que no resulta idónea para el resultado que se quiere obtener y que está
consignado en el petitorio del libelo de fs. 4;
11º ) Que, además, debe manifestarse que este Tribunal estima que no es admisible
la circunstancia de que el denuncio de amparo económico sea utilizado como una
suerte de recurso de orden general, destinado a impugnar todo tipo de actuaciones
de autoridades administrativas o judiciales, como se observa que sucede con
frecuencia o, como ha ocurrido en el presente caso, en que se pretende por medio
de éste acelerar un procedimiento administrativo, y también obtener que se
resuelva favorablemente la solicitud de patente de alcoholes presentada por don
Luis Cáceres Venegas. Aceptar lo contrario implicaría desvirtuar la verdadera
naturaleza jurídica del denominado "recurso de amparo económico", cuya
finalidad, como se explicó, consiste en indagar infracciones al artículo 19 Nº 21 de
la Constitución Política de la República;
12º ) Que, por lo anteriormente expuesto, resulta evidente que el denunciante debe
atenerse a la decisión de las autoridades competentes si desea ejercer la referida
actividad, debiendo por lo tanto sujetarse a los procedimientos respectivos y a las
prioridades que ellas tengan, sin que sea tarea de los tribunales la de acelerar una
tramitación ni, mucho menos, la de ordenar el otorgamiento de la patente
necesaria para ello;
4
13º ) Que, en tales condiciones, la denuncia intentada al tenor de la Ley antes
referida no puede prosperar y debe ser desechada. De conformidad, asimismo, con
lo que dispone el artículo único de la Ley Nº 18.971 se confirma la sentencia
apelada de veintinueve del mes de junio último, escrita a fs. 61.
Regístrese y devuélvase.
Redacción a cargo del Ministro Sr. Espejo. Rol Nº 2906-2004. Pronunciado por la
Tercera Sala, integrada por los Ministros Sr. Ricardo Gálvez; Sr. Domingo Yurac y
Sr. Humberto Espejo; y los Abogados Integrantes Sres. Oscar Carrasco y Arnaldo
Gorziglia. No firma el Sr. Carrasco, no obstante haber concurrido a la vista del
recurso y acuerdo del fallo por estar ausente. Autorizado por la Secretaria
Subrogante Sra. Marcela Paz Urrutia Cornejo.