You are on page 1of 3

1

Toda consejería es teológica
I. Primeramente, todos los asuntos de consejería en realidad son asuntos de teología porque
vivimos toda la vida en el contexto de Dios.
a. 2 Crónicas 16:9 – “Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para mostrar
su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con él.”
b. Salmo 139:1-10 – 1 Oh Jehová, tú me has examinado y conocido.
2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis
pensamientos.
3 Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos.
4 Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda.
5 Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano.
6 Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo
comprender.
7 ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia?
8 Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí
tú estás.
9 Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar,
10 Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra.
Es como si Dios mismo fuera nuestro ambiente. (Pero vivimos en una sociedad y una
iglesia “psicológizáda”. Pensamos más en términos psicológicos que bíblicos. Aun los
buenos cristianos hablan bíblicamente sobre toda la vida hasta que empiezan hablar de
temas emocionales: la depresión, la ansiedad, TOC trastorno obsesivo compulsivo,
adicción, etc. Cuando hablan de estas cosas, quitan sus lentes bíblicas y ponen lentes
psicológicas.
¡Hay 400 diferentes teorías de consejería hoy en día que están en competencia con la
Biblia! La Biblia es un texto de consejería. Es EL texto. ¡Sí es el texto, la autoridad para
la salvación, pero también es el texto para la santificación! La Biblia nos equipa
completamente para cambiar y no necesitamos la ayuda de la psicología para hacerlo.
Por ejemplo, considera lo que dice Gal 5:19-21- 19: Y manifiestas son las obras de la
carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías,
enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios,
borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como
ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

¿No está declarando que la Biblia amonesta (aconseja) sobre toda esta lista de problemas
humanas?

2

La psicología, que intenta reemplazar a Dios, intenta sacar el hombre de su contexto
teológico para estudiarlo y ayudarlo en un contexto puramente “científica”. Satanás
siempre pretende dar una alternativa para cada problema:
 Dios manda a Cristo. Satanás el Anticristo.
 Dios enseña la creación del hombre. Satanás enseña la evolución.
 Dios proclama el evangelio, Satanás “otro evangelio”.
 Dios obra por medio de la santificación; Satanás por medio de la psicología
humanista.
¿Cómo podemos integrar una filosofía cristiana con una filosofía basada sobre los
conceptos de Darwin y Freud? Que el hombre es un animal evolucionado, básicamente
bueno; no es un pecador, sino solo está enfermo o quebrantado.

II. Segundo, todos los asuntos de consejería en realidad son asuntos de teología porque
el comportamiento del hombre es determinado por su corazón.
a. La consejería tiene que estar dirigida a cambiar el corazón y no solo cambiar el
comportamiento. (Si nuestra meta es solo cambiar el comportamiento y no
cambiar el corazón, solo creamos hipócritas. No es bíblica. Una persona no se
salva por una reformación moral. Una parte principal de la consejería bíblica
enfoca en la obra de Dios a nivel de corazón.
Marcos 7: 21-23 - Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos
pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las
avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la
soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al
hombre.
Muchas teorías de psicología creen que los problemas del hombre son debidos a
su ambiente o su padres u otra persona. Matthew 15:8 contradice ellas: - No lo
que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto
contamina al hombre.
La psicología está equivocada desde el principio. La Biblia dice que Dios nos hizo
y no nosotros a nosotros mismos. Dice que el problema básico del hombre es
dentro de él mismo. Si empezamos con presuposiciones equivocadas entonces
todo lo que sigue estará equivocado y llegaremos al destino equivocado. Como
salir para un viaje de Lima a Santiago. Pero si entramos en la Panamericana Norte
en vez de Sur, cada lugar que paramos en el camino estará equivocado. Y aunque
manejamos bien y usamos buenas técnicas de manejo, ¡al final llegaremos a Quito
en vez del destino deseado!
Jer 17:9 dice - Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién
lo conocerá?

3

La Biblia dice que solo Dios conoce el corazón. La psicología tiene la audacia
para pretender hacer lo mismo. Usurpa la obra de Dios y pretende solucionar los
problemas espirituales y emocionales del hombre. He aconsejado cientos de
personas que me contaron que fueron a psicólogos por años, pero no les ayudaron.
Pero muchas personas y muchos cristianos creen que la psicología da
entendimiento, muestra los problemas profundos en el corazón.
Sal 19 dice - La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.
9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.
10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;
Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.
11 Tu siervo es además amonestado con ellos;
En guardarlos hay grande galardón.
La psicología aspira hacer exactamente lo que la Biblia declara que hace. Por eso
están en competencia.
Heb 4:12 - Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda
espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y
los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
III. Finalmente, todos los asuntos de consejería en realidad son asuntos de teología
porque la Palabra de Dios es inerrante y suficiente para todo lo que pertenece a la
vida y la piedad.
II Pedro 1:3 - Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han
sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por
su gloria y excelencia.
a. La Biblia enseña sobre la naturaleza del hombre, su problema y la solución.
b. La Biblia enseña los requisitos, el contenido y la metodología para la consejería.
Todos los asuntos de consejería son asuntos de teología. Toda consejería es teológica.