You are on page 1of 136
1
1
1
2
2
2

Créditos

Moderadora y Traductora:

Nelly Vanessa

Correctoras

Pachi15

Bibliotecaria70

Flor212

Malu_12

Fatima85

Nanis

Recopilación y Revisión Nanis Diseño Auroo_J

3
3
Pachi15 Bibliotecaria70 Flor212 Malu_12 Fatima85 Nanis Recopilación y Revisión Nanis Diseño Auroo_J 3

Contenido

Sinopsis

5

Prólogo

6

1

8

2

17

3

27

4

41

5

52

6

59

7

70

8

89

9

103

10

116

11

122

12

132

Sobre Bec Botefuhr:

135

4
4
6 59 7 70 8 89 9 103 10 116 11 122 12 132 Sobre Bec

Sinopsis

Estuvieron con Willow y Jagger cuando encontraron su "felices para siempre" en Dark Endings. Sintieron su amor. Sintieron su alivio, pero lo que no sintieron, fue el dolor que dejaron escondido en su interior.

Jagger mató a su propio padre, sufrió en una isla solo, obligado a pelear para salvar su vida. Ahora, los recuerdos están alcanzándolo. La realidad lo recorre. Se está volviendo insensible. Está luchando por seguir adelante.

Willow tiene que hacer lo que puede para ayudar a su esposo, sin importar lo que cueste. Tiene que ser la peleadora ahora, tiene que ser la que lo ayude a atravesarlo, incluso si es arenoso, aunque duela, porque eso es lo que es el amor.

Vengan a este último viaje entre los dos, y vean cómo reconstruyen su vida juntos por última vez.

5
5
lo que es el amor. Vengan a este último viaje entre los dos, y vean cómo

Prólogo

Jagger

La oscuridad, nunca realmente entiendes el significado completo de ella hasta que te consume. Es solo una palabra, es solo un lugar al que espero nunca tener que ir. Una vez que te lleva, no es algo de lo que puedas ser liberado fácilmente. Se lleva tu cuerpo, tu mente, tu alma y te pone en un lugar que nadie puede alcanzar. Se lleva tu felicidad y te aplasta en mil diminutos pedazos. Toma tu realidad y la tira hacia abajo a un largo, oscuro abismo. ¿Sentimientos? No significan nada para la oscuridad. ¿Amor? Eso es inexistente. La única cosa que existe en el mundo de la oscuridad, eres tú y tus pensamientos. Pensamientos que con el tiempo, serán consumidos completamente hasta que no seas más que una cascara.

Eso es en lo que me estoy convirtiendo.

En una cascara.

En nada.

6
6
en lo que me estoy convirtiendo. En una cascara. En nada. 6 En un hombre sin

En un hombre sin corazón. En un hombre sin alma. Mis acciones están eclipsando mi realidad. Todo en lo que pensé que creía, hoy está nublado. Todo lo que pensé que amaba, ya no es más que un dolor sordo en el fondo de mi corazón. No siento nada. Estoy entumecido. Completamente envuelto por la oscuridad que me rodea y no puedo encontrar una manera de salir. Cometí un error al venir aquí. Cometí un error prometiéndole un final feliz. Cometí un error prometiéndoles a mis hijos que podría ser bueno para ellos. En este momento, la felicidad no es más importante para mí que la muerte. No hay una línea más. Nada separa mis emociones. Todo ha sido borroso en una, emoción oscura.

Vacío.

Eso es todo lo que siento.

Vacío.

Willow

¿No es increíble la facilidad con que las cosas cambian tu vida? Pasas de tener una situación maravillosa, a tener una mala. Está bien, no debería decirlo así, porque seamos sinceros, mi vida no ha sido exactamente maravillosa. Pensé, sin embargo, que después de que todo se hundiera con Mick, finalmente las cosas mejorarían. Durante un tiempo lo hizo. Jagger fue feliz, yo estaba contenta y todo estaba funcionando sin problemas. Di a luz a mi segundo hijo, una niña hermosa a la que nombramos Leila. Ella trajo el sol de nuevo a nuestra oscuridad, y durante seis meses, las cosas fueron solo asísoleadas.

Entonces comenzaron las pesadillas. Comenzaron con algunos giros y vueltas en la noche. Jagger despertaba jadeando, con su pecho reluciente con una fina capa de sudor. Luego empezó a patear. Empezó a hablar alto. Empezó a dar puñetazos. Fue entonces cuando tuve que empezar a dormir en otra cama. Fue entonces cuando las cosas empezaron a ir mal. Él comenzó a retirarse, su cara por lo general valiente estaba cayendo en un lugar del que tenía miedo no poder sacarlo. La realidad es divertida a veces, sólo toma un tiempo para hundirse. Jagger mató a su propio padre. ¿Realmente creímos que no habría angustia mental después de eso? ¿Realmente pensamos que sería todo sol y rosas?

No. Por supuesto que no lo hicimos. Nos dejamos creer que tal vez se trataba de él. Nos dejamos creer que él no estaba sufriendo. Cuando todo el tiempo, eso es exactamente lo que estaba haciendo.

Sufrimiento. En el interior. En las profundidades de su alma. Estaba rompiéndose a pedazos. Su mente estaba mandando sobre su corazón, estaba empujando el muro que había construido, directamente de la nada de nuevo. No sé qué hacer para ayudarlo. No cuando se está alejando de mí. ¿Qué puedo hacer para que esté mejor, cuando no dice lo que está pasando? ¿Cómo se puede arreglar algo, cuando no sabes qué parte está rota? ¿Cómo haces para ayudar a alguien a ponerse mejor, cuando no quieren hablar contigo? ¿Cómo cuidas de tu familia, cuando estás peleando contra los demonios?

No lo haces.

Y ese es el problema.

7
7
contigo? ¿Cómo cuidas de tu familia, cuando estás peleando contra los demonios? No lo haces. Y

1

Willow

Los gritos de mi hija me sacan de mi sueño. Me quejo y me muevo, frotando mis dedos sobre mis ojos y quedándome un momento para despertar. Cuando la oigo llorar de nuevo, suspiro y me levanto de la cama.

La cama en la que estoy sola. La cama en la que no he sentido a Jagger en dos

meses. La cama que no tiene ningún sentido de amor. Me deslizo en mis zapatillas

y saco una bata antes de caminar por el pasillo hasta la habitación de Leila. Entro

suavemente por la puerta y miro hacia dentro. La débil luz está brillando en su cara

y puedo ver que está sentada, mirándome a través de las barras de su cuna. No

puedo evitar sonreír, ¿cómo no? Pase lo que pase entre Jagger y yo, nuestros hijos siempre nos hacen sonreír. Incluso lo hacen sonreír a él.

Oye, niña le digo. ¿Qué pasa?

8
8
a él. ― Oye, niña ― le digo ― . ¿Qué pasa? 8 Ella grita un

Ella grita un poco más fuerte, y yo entro, levantándola de la cuna y envolviendo mis brazos alrededor de ella. Huele a jabón de bebé, y a un toque de Jagger. Ese olor hace que mi corazón se apriete. Lo echo de menos. Extraño todo lo relacionado con él. Echo de menos sus labios sobre los míos. Echo de menos su cuerpo contra el mío. Echo de menos sus brazos a mi alrededor. Me trago las patéticas lágrimas que pican mis ojos. No puedo llorar por algo que no puedo cambiar. Solo tengo que seguir estando allí para él. Es todo lo que puedo hacer en este momento. Leila pone una gordita mano en mi mejilla y no puedo evitar sonreírle. Es hermosa. Igual que Cody. Con el cabello oscuro como Jagger. Con los ojos verdes como los míos. Enredo un dedo en uno de sus gruesos rizos oscuros y lo giro.

¿No puedes dormir, cariño?

Ella me arrulla. Le beso las mejillas, inhalando su aroma.

Mami te traerá un biberón, ¿está bien bebé?

La regreso a su cuna y le doy una sonaja. Ella la sacude con una vuelta,

mirándome con esa cara deslumbrante. Le doy una última sonrisa y luego me giro

y salgo de la habitación. Piso tranquilamente por el pasillo, no quiero despertar a

Jagger. Él no duerme lo suficiente, tampoco. Me levanto de puntillas y las tablas

crujen, mientras trato desesperadamente de mantenerme callada. Por suerte para

mí, conozco mi propia casa, porque no puedo ver una maldita cosa. Cuando golpeo

un duro, pecho caliente… sé que lo desperté. Bueno, eso, o Leila lo despertó. No lo

alejo. Por un breve momento, solo lo inhalo. Lo respiro, dejando que su aroma llene

mi nariz. Su piel está caliente por el sueño y eso solo me hace desearlo mucho más.

Quiero desesperadamente solo levantar mi cabeza y capturar sus labios con los míos. Envolver mis brazos alrededor de él y atraer su cuerpo, sintiendo cada duro centímetro de su cuerpo. No puedo sin embargo. No es que él no me deje. Estoy segura de que lo toleraría, si insistiera, pero no quiero insistir. Quiero que él me busque. Quiero que él me desee. Todo el mundo me dice que es solo una fase, que él no se sentirá así siempre y que solo tengo que darle espacio. Así que eso es lo que estoy haciendo. Le estoy dando espacio. No lo presionaré, porque no correré el riesgo de perderlo. Si perdiera a Jagger, mi mundo se caería en pedazos. El mundo de mis niños se caería en pedazos. Él es todo para ellos, para nosotros. Lo necesitamos.

Lo siento murmuro contra su pecho. Sus manos se levantan para envolverse alrededor de la parte superior de mis brazos y me empuja suavemente hacia atrás. No es de ninguna manera duro, pero es frío, carente de emoción.

¿Leila? pregunta, con voz ronca por el sueño.

Sí, solo estaba consiguiéndole un biberón.

Yo lo haré. Vuelve a la cama.

9
9
un biberón. ― Yo lo haré. Vuelve a la cama. 9 Siento que mi estómago arde,

Siento que mi estómago arde, en cualquier otro momento, esas palabras serían dulces, de un amado esposo hablando con su mujer y ayudándola, pero para míes solo Jagger tratando de evitar más interacción conmigo.

No, está bien. Lo tengo.

Se queda en silencio un momento, luego deja caer sus manos.

Está bien, iré y esperaré con ella.

Luego camina delante de mí, como si nada. Como si tener mi cuerpo contra el

suyo no le afectara en absoluto. Eso me duele más de lo que nunca admitiría. La idea

de Jagger no enamorado de mí nunca máses demasiado. Niego y me doy la vuelta,

antes de caminar por el pasillo hasta llegar a la cocina. Cuando me las arreglo para

encontrar la luz, dejo que mis ojos se acostumbren antes de hacer un biberón para Leila. Mientras está calentándose en una pequeña olla con agua, inclino mi cadera contra el mostrador y trato de empujar el dolor de mi cuerpo.

Estás haciendo lo correcto, Willow. Estás haciendo lo que cualquiera haría por alguien a quien ama. ¿No?

Cuando la pequeña alarma suena, saco el biberón y lo pruebo en mi muñeca antes de apagar la luz y caminar por el pasillo. Cuando paso por la habitación de

Cody, me asomo. Él está acurrucado, respirando y viéndose precioso. Tiene casi dos ahora y es la imagen de Jagger, y es igual de travieso también. Sonrío y suavemente cierro la puerta de nuevo. Cuando llego a la habitación de Leila, me asomo. Jagger

la está meciendo, sus duros brazos alrededor de su pequeño cuerpo y le está

susurrando en voz baja. Ella está mirándolo, sus dedos enredados en la cadena alrededor de su cuello. Cody solía hacer exactamente lo mismo. Siento que mis ojos se llenan de lágrimas.

Jagger me escucha en la puerta y mira hacia arriba, pequeños pernos eléctricos

se apresuran a través de mi cuerpo. Siempre lo hacen. No puedo mirarlo y no

sentirlos. Está sin camisa, los tatuajes en su cuerpo son aburridos a la lámpara de la

luz. Ha estado trabajando muy duro y su cuerpo está firme, tonificado y hermoso. Sus ojos de color azul claro ven a través de mi alma cuando me mira. Su cabello oscuro está agitado por la siesta y se ve positivamente impresionante. Necesito toda la fuerza dentro de mí para no acercarme y pasar mis uñas por esa tensa espalda. Lo quiero dentro de mí. No lo he tenido durante meses y Dios, lo extraño. Sobre todo cuando me está mirando. Fuerzo una sonrisa en mi cara, pero se tambalea.

Aquí está el biberón.

10
10
mi cara, pero se tambalea. ― Aquí está el biberón. 10 Le entrego la botella y

Le entrego la botella y trato de evitar que mis ojos viajen hasta su pantalón corto de algodón que realmente no está lo suficientemente arriba. Puedo ver ese hermoso hombre “V” y puedo ver sus músculos tirar y apretarse mientras se mueve. Muevo mis ojos de nuevo y él todavía me está mirando. Es solo entonces que me doy cuenta de que mis ojos están ardiendo por lágrimas no derramadas. Jagger toma

la botella de mi mano y sus dedos son elegantes. Rápidamente la suelto y él la atrapa justo en el momento preciso. Trago y me inclino, besando la cabeza de Leila antes

de girar y salir corriendo de la habitación. Oigo a Jagger murmurar mi nombre, ni

siquiera estoy segura de si me está llamando o solo lo dice, pero no me detengo.

Cuando llego a mi habitación, cierro la puerta e inclino mi espalda contra ella.

Entonces bajo mi cuerpo lentamente, sintiendo la dura madera deslizándose contra

mi espalda mientras me muevo. Cuando mi trasero golpea el suelo, dejo escapar un

sollozo ahogado. Aprieto mi mano sobre mi boca y me obligo a respirar a través de ella. Mientras lo suelto, me esfuerzo por no hacer ruido. Si me escucha, solo empeoraré las cosas para él. Tengo que ser su roca. No soy la que sufrió. Él fue. Mató a su padre. Es el que trata con la agonía de eso. Jagger. No yo. Tengo que estar aquí para él. Incluso si eso significa dejar que nuestra relación se bloquee al mantener el equilibrio mientras se encuentra de nuevo.

Haré lo que sea necesario.

No importa lo que pase.

Nos arreglaré a los dos.

Jagger

Vi sus ojos, ella trató de ocultarlo, pero lo vi. Vi el dolor. Vi el brillo de las lágrimas y no hice nada para detenerla. No es que no me importe, sé que hacer, detrás de todo esto. No puedo cambiarlo sin embargo, estoy tratando de hacerme sentir, pero simplemente no puedo. Todo está entumecido. No siento ningún tipo de emoción. Ni siquiera me siento deprimido. La mejor manera de describir lo que está pasándome sería decir que me siento como un zombi. Es todo lo que puedo relacionar en estos momentos. The Walking Dead. Sé que está perjudicando a Willow, lo veo todos los días, la veo luchando junto a mí, cuando en realidad, todo lo que estoy haciendo, es rompiéndola.

Es por eso que sé que esto es lo mejor. En lo que me convertí, ella no se merece experimentarlo. Hay veces en que he querido llegar a ella, pero temo que si lo hago, le daré algún tipo de falsa esperanza que no estoy muy seguro de poder tener en estos momentos. Está mejor sin mí, simplemente no puede verlo aún. Con el tiempo, sin embargo, lo hará. Mis hijos, no necesitan ver este lado de mí. Lo que está dañado. Lo que está jodido. ¿Qué van a pensar de mí cuando sean mayores? ¿Cuándo se enteren de que maté a mi propio padre? Miro hacia abajo a mi hija, que duerme en mis brazos. Ella se merece algo mejor que esto, que yo. Es por eso que me estoy alejando. Un día, todos verán

Que lo hice por ellos.

Me voy a trabajar.

Willow

11
11
… Que lo hice por ellos. ― Me voy a trabajar. Willow 11 Me doy vuelta

Me doy vuelta y veo a Jagger caminar a la mañana siguiente, completamente vestido. Lleva viejos jeans desteñidos cubiertos de manchas de grasa. Trabaja como mecánico durante el día. Creo que le gusta. No sabría decirlo. No me lo dice. Me

encuentro con su mirada mientras se detiene y agarra el teléfono y las llaves. Oh, se ve tan condenadamente perfecto. Trago y presiono mis dedos en la encimera de la cocina. Quiero decirle tantas cosas, pero no puedo. No puedo ni siquiera comenzar a encontrar las palabras para explicar el lío jodido en mi cabeza ahora.

Está bien le susurro.

Él levanta sus cejas.

¿Estás bien?

Estrecho mis ojos hacia él.

¿Y tú?

Él se encoge de hombros.

Bien.

Supongo que todavía no quiere enfrentar lo que está pasando. No quiere enfrentar que no hemos tenido sexo por meses. No quiere hacerle frente al hecho de que ni siquiera dormimos en la misma cama. No quiere reconocer que no me ha

llamado nenaDios mío

Cuando lo esté, estaré esperando. Asiento, es lo único que le puedo dar en este momento. No va a aceptar ninguna otra cosa. Incluso si pretende intentarlo, ya sé que en realidad no quiere hacerlo. Lo sé en el fondo, que poco a poco me aleja.

¿qué importa? ¿Qué importa algo de eso? Él no está listo.

12
12
importa? ¿Qué importa algo de eso? Él no está listo. 12 ― ¿Hay algo que quieras

¿Hay algo que quieras decir, Willow? pregunta, dejando que sus ojos azules busquen en mi cara.

No, Jagger, estoy bien.

Te escapaste horriblemente rápido anoche, ¿qué te molesto?

¿Qué me molesta? No. Nada en absoluto Jagger. No quieres follar conmigo. No quieres tocarme. No quieres estar cerca de mí durante más de cinco minutos. ¿Cómo puede eso posiblemente molestarme?

¿Willow?

Te dije que está bien, Jagger raspo.

Cierro mis ojos y agarro la encimera más duro. Basta, Willow, esto no es culpa tuya. Él no sabe lo que está haciendo. Eso es lo que Ángel sigue diciéndome. Él no está pensando. Necesita tiempo. Cuando tenga su cabeza controlada, estará bien de nuevo. Solo tengo que ser fuerte. Solo tengo que sostenerme.

Está bien, bueno, iré al bar con los chicos después del trabajo.

Por supuesto que malditamente lo harás.

Está bien.

Deberías salir con Ava y Jenny, te echan de menos.

¿Por qué me siento como si me impusiera a otra persona, para tratar de ocultar su propia culpa por no tener ganas de pasar tiempo conmigo?

Está bien, Jagger.

Él inclina su cabeza hacia un lado, me mira fijamente durante un largo rato y luego suspira.

Hasta más tarde.

Y así, se va. Ni un beso. Ni siquiera una maldita sonrisa. Siento que mi corazón se aprieta dolorosamente y jalo una respiración dolorosamente desigual. Mis manos tiemblan mientras obligo a mis piernas a bajar por el pasillo hasta llegar a la cama de Cody. El dolor que siento dentro es tantanhorrible. Ni siquiera puedo describir el desgarrador, dolor opresivo en mi alma que tengo dentro en este momento. Todo iba tan bien. ¿Cómo puede todo estar tan mal, tan rápidamente? ¿Todo fue realmente solo una cubierta, Jagger solo estaba escondiendo su dolor porque realmente quería ser feliz?

¡Mamá!

13
13
su dolor porque realmente quería ser feliz? ― ¡Mamá! 13 Parpadeo y veo a Cody corriendo

Parpadeo y veo a Cody corriendo por el pasillo, con su pijama de Batman a remolque. Se la quitó y está ahora corriendo con ella como una capa sobre los hombros. Sonrío al ver a mi hijo corriendo hacia mí en pañal únicamente. Cuando llega, lo tomo en mis brazos y beso sus mejillas. Huele como todos los niños en la mañana, dulce y cálido. Lo llevo a la cocina y lo dejo en su silla antes de preparar su desayuno. No puedo dejarle ver el lado malo de mí, por encima de todo, tengo que ser una buena madre para mis hijos.

Todavía estoy atrapada en pensamientos de Jagger, cuando suena mi teléfono en la encimera junto a mí. Miro la pantalla, es Ace. Llama a menudo. Trata de fingir que es solo para decir hola, pero sé lo que está haciendo, está cuidando de mí. No lo puedo culpar, ni puedo estar enojada con él. Sin los chicos, no podría enfrentar a Jagger alejándose de mí. Solo deseo que, a veces, me hablaran solo para hablar de la vida. Eso no va a suceder, sin embargo, no en este momento, al menos. Suspirando, lo tomo y aprieto el pequeño botón del teléfono verde para responder.

Hola Ace.

Hola niña, ¿cómo van las cosas?

Se tanto como todos los demás, que Ace en realidad no quieres saber cómo están las cosas, quiere sabe cómo está Jagger. Sabe que está sufriendo, pero que se esconde detrás de ese frente sin emociones.

Están bien, Ace.

Él hace un sonido de tisk tisk.

Diciéndome mentiras otra vez

Suspiro.

Bien, no está bien. No sé qué decirte. Apenas me habla. Honestamente estoy quedándome sin ideas sobre cómo ayudarlo.

Él estará bien, niña. Te prometo que volverá a estar bien. Necesita tiempo. Está todo jodido. Mató a su propio padre, y antes de eso fue básicamente prisionero y obligado a pelear. Esa mierda se mete con tu cabeza. Necesita tiempo para procesarlo.

Me está alejando Ace le susurro, con demasiado miedo de que oiga el dolor en mi voz. Lo echo de menos. Lo necesito.

Te ama, Willow, sé eso.

Estoy empezando a encontrar más y más difícil creerlo.

No te des por vencida con él, solo sigue ahí. Él va a mejorar. No estoy segura de si está tratando de convencerme a mí o a él mismo.

14
14
de si está tratando de convencerme a mí o a él mismo. 14 ― Nunca renunciaría

Nunca renunciaría a él, aunque él me abandonó. Lo amo demasiado.

Él se queda callado un minuto y su voz es una octava más alta y más feliz cuando habla de nuevo.

Entonces, ¿cómo están mis dos monstruos?

Me río.

Están bien. Me mantienen despierta por la noche.

Como todos los buenos niños deben hacer.

¿Cómo está Jenny?

Él se queda callado un momento más. Me doy cuenta de que los dos no pasan tanto tiempo juntos, no puedo evitar preguntarme qué pasó.

No estoy seguro niña, no la he visto esta semana.

¿Ustedes dos siguen juntos?

Ni una maldita idea gruñe.

Es una pena realmente, honestamente pensé que Jenny adoraba a Ace. Ella ha estado muy ocupada con su trabajo últimamente y una parte de mí se pregunta si tal vez, no quiere la vida que Ace tiene para ofrecerle. Él es un hombre tan gentil sin embargo, que me gustaría pudiera mirar más allá de su estilo de vida. Además, es guapo como el infierno. Todos los chicos lo son, pero Ace, en mi opinión, es casi tan

deslumbrante como Jagger. Tiene los ojos marrones grandes y esa manera sexy de cabello alborotado castaño oscuro. Es más grande físicamente que Jagger y eso es decir algo, pero sentado, es más corpulento que Jagger.

¿Está todo bien, Ace? digo finalmente.

Nada de lo que debas preocuparte, las cosas han estado agitadas. Eso es todo.

Esa es una manera de decirlo murmuro.

De todos modos, solo estoy revisándote y quería decirte que no te preocuparas por Jagger esta noche, lo mantendré en línea.

Gracias, Ace, creo que necesita a sus chicos.

Bueno, ahora Angel y Ava están de regreso de sus vacaciones y Bull ha vuelto a casa de visitar a su hermana, todos podremos empezar a poner las cosas de nuevo en marcha.

¿Qué pasa con Maggie? ¿Alguien ha oído hablar de ella?

Un momento en silencio.

No dice él, su voz es más suave ahora. No ha vuelto todavía.

¿Crees que está bien, Ace?

15
15
. No ha vuelto todavía. ― ¿Crees que está bien, Ace? 15 ― Honestamente, no lo

Honestamente, no lo sé, he tratado de llamarla varias veces, pero no responde. Supongo que simplemente necesita un poco de tiempo para procesar lo que pasó.

Jagger podría usar su ayuda.

Ella volverá, Willow, siempre lo hace.

Suspiro profundamente.

Está bien, bueno Leila está llorando por lo que mejor me voy. Ven más seguido Ace, te extrañamos.

Lo haré niña, te lo juro. Hasta más tarde.

Adiós, Ace.

Cuelgo el teléfono y lo miro abajo durante un largo momento, antes de colocarlo en la encimera. Empiezo a caminar por el pasillo, pensando en Maggie mientras lo hago. Ella desapareció después de que se enteró de que Jagger mató a Mick. Supongo que todo fue demasiado para ella. Sé que Ace ha tratado de ponerse en contacto con ella, quien de entre todos los chicos, parece llevarse bien con ella. Jagger me dijo que es el que la conoce por más tiempo, aparte de sí mismo, por supuesto. Pienso en todos los chicos y me alegro que estén todos de vuelta en la ciudad. Podrían ser justo lo que Jagger necesita. Tal vez solo necesita sentirse en

control de nuevo. Ahora que están de vuelta, podrán empezarse a conocer un poco más. Solo puedo esperar que salgan de este bache en el que están, porque honestamente, si dependiera de mí y tuviera que seguir por mi cuenta, me temo que me derrumbaría y fallaría.

Me estoy quedando sin ideas. Es hora de que algunas caras frescas y nuevas maneras tiren de mi hombre de su oscuro lugar.

Los chicos son la mejor solución posible para eso. Estoy casi segura de ello.

16
16
tiren de mi hombre de su oscuro lugar. Los chicos son la mejor solución posible para

―¡Oh! ¡Te extrañé tanto!

2

Willow

Sonrío ante la sensación de tener los brazos de Ava a mi alrededor. La he echado de menos más de lo que las palabras pueden decir. Se fue durante un mes entero y he estado sola sin ella. Aprieto con fuerza, dejando que salte arriba y abajo con la emoción de estar en casa y de volver a vernos. Cuando tira hacia atrás, sonrío y agarro su cara. Se ve verdaderamente radiante, como si estuviera renovada y lista para empezar otra vez. Sus mejillas son rosadas y sus ojos brillan. Ava es verdaderamente feliz. Sé que tiene mucho que ver con Angel.

―Te he echado de menos ―le digo, dejando que su cara se vaya y sonriéndole sobre su hombro al rubio, de ojos azules, de pie detrás de ella.

―Angel ―le digo, caminando alrededor de ella para darle un abrazo―. Es bueno verte.

―Hermana Dark ―murmura, utilizando su mismo apodo de nuevo en mí―. Es bueno verte, también.

―Los hemos extrañado a los dos ―digo, tirando hacia atrás y mirando por encima de ambos.

―Oh. ―Ava suspira―. Es tan bueno estar en casa.

―¡Tía Ava!

17
17
suspira―. Es tan bueno estar en casa. ―¡Tía Ava! 17 Las dos nos giramos para ver

Las dos nos giramos para ver a Cody correr al final del pasillo. Salta a los brazos de Ava y ella se ríe, haciéndole girar.

―Cody, hijo mío, mírate. ¡Te hiciste más grande!

Besa sus mejillas y él le sonríe. Cuando lo pone abajo, corre hacia Angel, envolviendo sus pequeños brazos alrededor de las piernas de Angel.

―¡Hey amiguito! Ava está en lo correcto, has crecido mucho.

Sonrío.

―Crece cada día, estoy segura de ello.

―¿Dónde está mi pequeña Leila Belle?

Pongo los ojos en blanco y engancho el brazo a través de Ava.

―Está durmiendo. Tú y yo tenemos mucho de qué hablar.

―¿Jagger está en el trabajo? ―grita Angel.

Me pongo rígida y Ava lo nota, pero rápidamente me cubro con una sonrisa.

―Así es, pero Ace organizó que todos se reúnan en el bar más tarde.

―Me parece bien. Cariño, iré a casa a desempacar. Te llamaré más tarde.

Ava da una sonrisa ganadora de premio.

Está bien, te veré más tarde studley.

Él le sonríe, y choca los cinco con Cody antes de salir. Ava se vuelve hacia mí, cuando él se va, su rostro se vuelve serio.

―¿Qué está pasando?

―Primero, ¿acabas de llamar a Angel, studley?

Se ríe.

―Es una larga historia.

Pongo los ojos en blanco.

―Estás loca, pero Dios te extrañé.

18
18
ojos en blanco. ―Estás loca, pero Dios te extrañé. 18 ― Está bien, entonces, dime lo

Está bien, entonces, dime lo que está pasando contigo y con ese guapo criador.

―En serio ―le digo, con indiferencia―. No es nada.

―¿En serio? ―dice levantando las cejas―. ¿Vas a fingir que no es nada? Sentí que te pusiste rígida cuando habló de Jagger. ¿Las cosas no están un poco mejor?

Suspirando con derrota, dejé caer mis hombros. Ava no lo dejaría pasar y me conoce casi mejor de lo que me conozco a mí misma a veces. No puedo evitar esto.

―No, las cosas no están mejores.

―Oh, Willow, dime qué está pasando.

―Todo, Ava. No puedo seguir con él más. Apenas me habla. Sólo somos dos personas que viven en una casa. No hay pasión. Rayos, ni siquiera me besa en la maldita mejilla nunca más.

―Oh, cariño.

Trago y le miro. Ella agarra mi mano, y me da una sonrisa simpática.

―No sé cómo ayudarle. Se está hundiendo y no sé cómo hacerlo mejor.

―Pensé que las cosas estaban bien con los dos después de lo que pasó con Mick. Sé que las cosas han sido cada vez peor, pero no creía que él se hubiera puesto tan mal.

Asiento y miro hacia otro lado por un momento. Ella tiene razón. Las cosas estuvieron bien por un tiempo después de Mick, supongo que estábamos viviendo una fantasía, porque es evidente que Jagger no estaba bien por dentro y que ahora sólo lo está mostrando más y más.

―Creo que fue porque las cosas sucedieron tan rápidamente. Quedé embarazada, nos mudamos de casa, nos casamos, él consiguió trabajo y las cosas sólo fueron a millones de kilómetros por hora. Luego nos instalamos aquí y todo se ralentizó. Después de la enorme pelea entre Maggie y él, realmente comenzó. Es como si de repente se diera cuenta de lo que había sucedido. Comenzó a tener pesadillas. Entonces comenzó a alejarse de mí. Dejamos de dormir en la misma cama porque no se fiaba de sí mismo junto a mí. Entonces, finalmente, el sexo se volvió en algo cada vez menos, hasta que llegó al punto de que no lo hemos tenido durante más de dos meses. Ahoraapenas me habla.

Ava me mira fijamente, un poco sorprendida, pero sobre todo lastimada.

―Aw cariño, no puedo imaginar lo que debe sentirse. ¿Trataste de hablar con

él?

―No sé cómo. He hablado con los chicos, y la mayoría de ellos dicen que sólo necesita tiempo. Que sólo tiene que enfrentarlo. Supongo que tienen razón, por lo que sólo lo dejé ir. No le presioné ni le pregunté por qué ni siquiera me mira más. Sólo dejé que hiciera lo que tenía que hacer, pero, me está matando lentamente Ava. No sé cuánto tiempo más podré estar con él, y que me mire como si no fuera más que un compañera de casa. Le estoy perdiendo. Poco a poco, pero sin pausa, se está alejando.

Ava se ve afligida por mí. Se toma un momento, como si decidiera qué es lo mejor que puede decir, después habla poco a poco.

―Tal vez necesitas hablar con él. A veces, cuando alguien está en su situación, las cosas pueden ser un poco borrosas. A veces, todo lo que necesitan es que alguien les traiga de nuevo a la realidad. Tal vez eso es lo que tienes que hacer, traerle de vuelta a la realidad.

―No sé cómo hacer eso.

19
19
de vuelta a la realidad. ―No sé cómo hacer eso. 19 ―Deja de estar a su

―Deja de estar a su alrededor, Willow. Deja de ser cuidadosa con lo que dices. Deja de mimarlo. Tiene que enfrentar esto. Tiene que enfrentarte a ti. Se trata de su familia también, no se trata sólo de ti para hacer el trabajo. Deja de hacer lo que dice, por miedo a hacerle daño. Vuelve a ser la gritona, terca Willow que todos conocemos

y amamos. No dejes que se revuelque en algo que no puede cambiar. Tal vez tiempo

es lo que necesitaba, pero le diste tiempo. Si no quiere hablar contigo, Willow, todo esto de ir poco a poco a su alrededor no va a ayudar. Vuelve a la realidad y tráele de vuelta contigo.

Asiento, sintiendo mi cuerpo estremecerse.

―¿Y si no quiere volver conmigo?

―Entonces no te merece.

Mis ojos se llenan de lágrimas, y Ava las limpia con toallitas suavemente. Antes de que pueda decir nada más, la puerta principal se abre y Jagger entra. Está sosteniendo su mano, que está envuelta en un vendaje. Me levanto rápidamente, luchando otra vez, pero él da un paso atrás. Me detengo abruptamente con su movimiento desigual, sin dar un paso más cerca.

―¿Qué pasó? ―le pregunto.

―Me corte, está bien. Puntos de sutura. Nada importante. No podré trabajar durante unos días.

Le miro, herida. Una vez más me está sacudiendo. Las palabras de Ava vienen

a mi mente, y cuadro los hombros. Hoy, por lo menos, estoy cansada de sentirme así. Si él está en casa, entonces bien puede hacer algo productivo.

―Bueno, entonces, me podrás ayudar aquí con los niños. No te va a matar tirar de tu dedo y hacer algo con ellos.

20
20
No te va a matar tirar de tu dedo y hacer algo con ellos. 20 Sus

Sus ojos se abren, y por un momento, en realidad se ve sorprendido.

―Te ayudo bastante.

Me vuelvo, sin molestarme en mostrar ninguna preocupación por su dedo.

―Levantarte una o dos veces en la noche no es estar ayudando, Johnny. Por lo tanto, si no puedes trabajar, entonces podrás estar aquí con ellos mientras salgo con Ava. Iremos a cenar esta noche, con todos los muchachos. No podrás ir al bar si te duele el dedo. Así que vamos a traerte algo aquí. Tengo que conseguir comida.

Ava está mirando entre Jagger y yo, pero puedo ver el orgullo en su rostro. Camino junto a ella y vamos por el pasillo.

―Leila todavía no está despierta, así que tendrás que atenderla cuando se levante. Sólo voy a cambiarme.

―Willow… ―comienza Jagger, pero no me giro.

Cuando llego al final del pasillo, le oigo decirle a Ava.

―¿Acaba de llamarme Johnny?

Ava se calla un momento y luego dice.

―Sí, creo que te llamó Johnny.

Sonriendo, salgo rápidamente para cambiarme. Quizás Ava tiene razón, tal vez dejar que Jagger se comporte así no le hace ningún favor. Tomo mi cabello y lo ato rápidamente, luego me lavo la cara y tiro de algunos de mis zapatos antes de salir de nuevo a la cocina. Jagger está de pie, hablando en voz baja con Ava. Su cara no tiene expresión, y estoy bastante segura de que ella lo nota. Cuando salgo, ambos giran. Cody viene corriendo de la sala de televisión y cuando ve a Jagger, su carita se ilumina. Me duele que Jagger no sea el padre que debe ser. Sé que los ama, que moriría por ellos, pero es tan vacío.

―Cody, amigo ―dice, pero su voz no es la misma que solía ser cuando le hablaba a su hijo.

Por suerte para nosotros, Cody no lo nota. Él idolatra a Jagger.

¡Papá!

Me acerco, inclinándome para acariciar la mejilla de Cody con mis labios.

―Tú y papá se quedaran hoy, grandullón. Mamá estará de regreso en un par de horas, ¿está bien?

Él asiente, feliz de pasar algún tiempo con su padre. Llego a la encimera y agarro mis llaves. Jagger me mira, y durante un largo rato, nuestros ojos se sostienen. Entonces, hago algo que no creí tener las agallas para hacer. Me inclino, agarro la parte posterior de su cuello y lo jalo cerca. Aprieto mis labios en los suyos, que no es nada apasionado, pero es la primera vez que siento sus labios en meses. Él se queda de pie, completamente en shock, y cuando me aparto sus ojos están muy abiertos y confundidos.

―Diviértete.

21
21
ojos están muy abiertos y confundidos. ―Diviértete. 21 Luego, agarro la mano de Ava y me

Luego, agarro la mano de Ava y me vuelvo, saliendo por la puerta. Cuando salimos, Ava se vuelve hacia mí y sus ojos se iluminan de emoción. Lo contiene hasta que estamos en su coche, entonces chilla en voz alta y se estira para abrazarme.

―¡Oh mi Dios! ¡Eso fue épico! ¡Deberías haber visto su cara! No supo qué le golpeó.

―Y realmente se sintió bien, sólo ponerlo en él de esa manera. ―Río.

―No sabía qué hacer, creo sinceramente que pusiste al hombre en estado de shock. Cuando le besaste, estoy bastante segura de que casi dejó caer a Cody.

Me río.

―Bueno, tal vez sólo necesita una mano firme. Gracias Ava, por hacer esto conmigo. Sé que probablemente tenías suficiente que hacer hoy.

Ella niega y agita su mano, luego enciende el auto.

―Después de ese show, ¡mi día es tuyo!

Cuando sale, las dos nos empezamos a reír de nuevo.

Podría ser un día interesante.

Jagger

Maldito infierno. ¡Ella no acaba de hacer eso! Siento un tic de ira en el pecho, que es un principio, pero sobre todo es shock. Ava está de vuelta en su oído, y por lo que veo es claramente engreída. Muevo mi mano para estirar mi dedo palpitante, a la mierda, mi mente no está con eso hoy. Casi me corté el maldito dedo. Esta mierda está jodidamente poniéndome de malas. Miro a mi hijo, me mira con expresión esperanzada. Me agacho, levantándole en mis brazos. No es que no quiera pasar tiempo con él y Leila, pero mierda, Willow estaba siendo una perra directamente.

22
22
pero mierda, Willow estaba siendo una perra directamente. 22 ―Hey Cody , ¿te gustaría que Shayla

―Hey Cody, ¿te gustaría que Shayla venga a jugar con ustedes?

―¡Sí! ―exclama.

―Impresionante amigo, papá le llamará pronto, ¿está bien?

Shayla es nuestra niñera. Willow no creía honestamente que jodidamente me quedaría aquí solo porque dijo que lo hiciera, ¿verdad? Camino por el pasillo hasta la habitación de Leila. Puedo oír su gorgoteo, cuando me asomo, ella vuelve la cabeza y me mira. Es linda como un botón esa chica, Willow dice que se parece a mí, pero todo lo que veo cuando miro esos ojos verdes, es a su madre. La levanto de su cuna, y ajusta una regordeta mano alrededor de mi cadena. Mis dos niños encontraron una fascinación en esa cadena, no sé por qué.

―Hey pequeña flor ―le digo, mi voz es monótona―. ¿Quieres un biberón?

Ella gorjea de nuevo, lo que supongo que es un sí. La llevo a la cocina y la deslizo en el asiento, entonces le preparo un biberón. Mi teléfono suena justo cuando se lo doy, miro hacia abajo a la pantalla. Maldita sea, esto es justo lo que necesito,

una manera de putamente hacerle enojar por dejarme aquí con los niños. Sé exactamente lo que está haciendo, también sé que no va a funcionar.

―Sí, ya voy ―le digo, contestando el teléfono―. Nos vemos allí en diez minutos.

Cuelgo, y busco en la nevera por el número de la niñera. Cuando lo encuentro, le llamo. Shayla responde al segundo timbre.

―¿Hola?

―Shayla, soy Jagger. ¿Puedes cuidar a los niños por unas horas?

―Por supuesto, ¿cuándo?

―Ahora, si se puede.

―Voy para allá.

Vive tres casas más abajo, y, efectivamente, diez minutos más tarde está en mi puerta. Le dejo entrar, y veo sus mejillas estallar de color cuando me mira. Maldita mujer, piensa que no es obvia, pero son tan malditamente fáciles de ver. Lo juro por Dios, que mierda.

―Willow regresará en un par de horas.

23
23
que mierda. ―Willow regresará en un par de horas. 23 ― Está bien ―dice, acercándose a

Está bien ―dice, acercándose a Leila y acariciando su cabello suave―. ¡Hola

niña!

Llamo y les digo que estoy de camino, y le doy la espalda a Shayla así que no puede escuchar mi conversación. Cuando termino, beso a mis hijos una vez más, entonces me dirijo a la puerta.

Sí, vamos a ver lo bien que se pone.

Willow

Ava y yo nos vamos de compras y nos reímos todo el día. En el momento en que miro, son pasadas las cuatro de la tarde.

Sé que Jagger probablemente ha tenido suficiente por ahora, nos dirigimos a casa. Ava me deja y promete volver en un par de horas con los chicos. Recojo mis bolsas y me dirijo hacia la puerta, y es cuando me doy cuenta que la camioneta de Jagger se fue. Me pregunto si se llevó a los niños, abro la puerta y entro. Me da la

bienvenida mi hijo, y por un momento, se me hiela la sangre. Entonces veo a Shayla, nuestra niñera, que sale de la cocina con Leila. Ahora, mi sangre hierve.

―Willow, hola, estás en casa.

Tragando y obligándome a respirar profundamente, digo:

―¿Dónde está Jagger?

Su cara se ve un poco roja.

―Él… me llamó y me preguntó si podía cuidar a los niños hace cerca de tres horas.

Me esfuerzo por contener mis emociones, pero ahora veo rojo. Me acerco con mucha calma y me detengo frente a ella. Shayla es una chica muy atractiva, con el

cabello rubio largo y ojos verdes. Está al comienzo de sus años veinte y, a menudo

se

ocupa de los niños por mí cuando voy al trabajo o salgo en una cita.

―¿Dijo a dónde iba?

El tono rojo en sus mejillas se profundiza.

―Bueno, eh, sí, pero…

―Dime Shayla, si valoras tu trabajo aquí.

―Lo hago Willow, de verdad.

Le doy una mirada.

―Entonces dime dónde está.

―Llamó a alguien. Le oí decir… ―Mira hacia abajo―. Ace, bebida y… pechos.

Eso es todo lo que necesito para irme por el borde, dejo caer las bolsas al suelo

y

giro hacia la puerta. Mi corazón está latiendo tan fuerte que puedo sentirlo

24
24
Mi corazón está latiendo tan fuerte que puedo sentirlo 24 palpitando en cada punto de mi

palpitando en cada punto de mi cuerpo. Cuando llego a la puerta, me vuelvo y digo

con mucha calma:

―Por favor vigílalos durante media hora más, no tardaré.

―Por supuesto.

Abro la puerta y voy a mi coche. Lo abro y entro, dando reversa de manera rápida casi chocando con un coche que venía por la calle. Después de una masa de bocinazos, por fin salgo y me dirijo rápido hacia nuestro bar local. Sé exactamente dónde está Jagger. También sé que probablemente es malo que Shayla le oyera porque está tratando de enviar un mensaje. Ese mensaje, es que no debo mandarle mierda. Mi visión se torna borrosa mientras la rabia y el dolor es como un enjambre atravesando mi cuerpo. Cuando me detengo en el bar, salto de mi coche y entro

como una tormenta a través de las puertas de madera del gran espacio abierto lleno de gente.

En medio de la habitación, está un escenario iluminado con luces de color rosa. Las mujeres giran en topless en postes. Lo veo ahora, sentado con Ace, Rusty y Bull. Todos están mirando hacia el hilado de chicas rubias alrededor del tubo. Estoy a punto de cargar y llevar mi puño a su cara, cuando veo su expresión. Tiene esa pequeña sonrisa perezosa, un hoyuelo en la mejilla se está mostrando. Me detengo. Detiene a mi cuerpo de ir más lejos. Me rompe. Es una mirada que vi hace mucho tiempo en Jagger, antes de que nos enamoráramos. Tan despreocupado, de: Hago lo que quiero, joder, lo que quiero, mira. Siento las lágrimas correr por mis mejillas, pero no me molesto en detenerlas.

Cuando él se gira y me ve allí de pie, llorando y sollozando como una patética niña, se levanta. Los otros chicos se giran y cuando me ven, sus ojos se abren. Jagger se ve confundido y sus ojos me recorren. Va a dar un paso adelante igual que yo me dirijo a la salida corriendo a la puerta, pero Ace le aprieta el brazo y le dice algo al oído. No veo más, porque estoy empujándome a través de la multitud para llegar a la puerta. Cuando golpeo el aire fresco, corro hacia mi coche. Justo antes de que llegue, me toma del brazo y me hace girar alrededor. Es Ace. Reacciono mal, mi mano arremete y golpea limpiamente a través de su cara. Él se estremece y da dos pasos hacia atrás.

―¿Cómo pudiste, Ace? ¿Cómo pudiste traerlo aquí y dejarle mirar boquiabierto a otras mujeres? ¡Pensaba que todos se preocupaban por mí! Pensé que te importaba, pero¡eres el mismo!

25
25
mí! Pensé que te importaba, pero … ¡eres el mismo! 25 Él se ve herido. ―Willow,

Él se ve herido.

―Willow, no es así. Nunca dejamos que las tocara, sólo pensamos

―¿Qué? ―grito―. ¿Qué podría sentir algo si observaba a un grupo de chicas agitando sus pechos en su cara? ¿Qué quizá le haría sentirse mejor? Se supone que yo debería hacer que se sintiera mejor, Ace. Estoy destinada a ser que sonría. No ellas. ¿Cómo pudiste?

―Willow, no estábamos tratando de lastimarte. Estábamos mirando. Él necesitaba un descanso, sólo algo de tiempo para sentirse como un hombre. Para sentirse como él otra vez.

Mis lágrimas están nublando mi visión cuando hablo con voz áspera.

―¿Para sentirse como un hombre? ¿Hablas en serio? Un hombre no necesita un montón de mujeres desnudas para sentir de nuevo. Si todos piensan que eso es lo que necesita, entonces estoy perdiendo el tiempo. Lo que es peor, si eso en verdad es lo que necesita, entonces terminé aquí. No merezco esto, le amo, todos saben que

le amo. Sabe que le amo. Él está eligiendo este camino, y no puedo estar en él por más tiempo.

Me dirijo a él, sin querer justificar mis sentimientos por él por más tiempo, está claro que no da un pepino de cómo me siento ahora mismo.

―¡Willow! ―grita Ace, golpeando su mano sobre el techo de mi coche.

Cierro la puerta y justo cuando salgo, veo a Jagger pasar por la puerta principal. Nuestros ojos se encuentran sólo un momento, y luego me voy. Todo el camino a casa es doloroso y lento. Cuando finalmente llego, Shayla ya puso a los niños a la cama. Se preocupa por mí, pero le pago y le doy las gracias, y luego la envío a su camino.

Ava ha intentado llamar por teléfono repetidas veces. Supongo que se enteró de lo que pasó. Apuesto a que todos se enteraron de lo sucedido. Mientras compruebo a mis niños, agarro una botella de vodka, y entro en mi habitación, cerrando la puerta y poniendo el seguro.

La sensación en mi pecho arde en cada parte de mí. Me temo que esta vez

Realmente le perdí. Incluso no sé qué decirle. ¿Qué puedo hacer? ¿Tengo que

echarle? ¿Lo intentamos y hablamos? ¿Le dejo?

No sé. Nada tiene sentido. Nada de esto es la forma en que estaba destinado a terminar. No puedo perder al hombre por el que luché tan duro por mantener. ¿Cómo puede ser justo? ¿Es este el camino por el que estamos destinados a viajar? Él es todo para mí. Sólo quiero, durante un segundo, saber que hay algo que queda dentro de él por mí.

Que esto no es el final para nosotros. Ni siquiera sé si me ama ya. Ni siquiera sé si quiere amarme más. ¿Dónde puedo ir desde aquí cuando el único hombre al que he amadono me ama también?

Mi

vida sin Jaggerestá vacía.

Sin

Jagger. Estoy vacía.

26
26
al que he amado … no me ama también? Mi vida sin Jagger … está vacía.

3

Willow

Oigo la puerta de su dormitorio cerrarse, y sé que está en casa. Levantándome, me muevo sólo un toque. Tuve un par de tragos de vodka ahora, y ¿aliviaron el dolor? Por supuesto que no, pero se hace más fácil lidiar con él. Retuerzo mi manija de la puerta, y entro en la sala. Puedo ver la luz tenue en la habitación de Jagger, así que empiezo a caminar hacia ella. Realmente no sé lo que planeo conseguir con esta pequeña visita, pero tengo que hablar con él. Sólo tengo que sacar esto. Ha pasado demasiado tiempo y claramente las cosas no están mejorando conmigo esperando y dejándole pasar. Por lo tanto, es el momento de arreglar esto de una vez por todas.

Cuando llego a la habitación de Jagger, abro la puerta con suavidad. Me asomo

y veo a Jagger de pie en la ventana, mirando hacia afuera. Sólo lleva jeans, y oh, se

ve divino a la luz de la luna. Sostiene un vaso de whisky en una mano, y la otra mano presiona firmemente contra el cristal. Cuando me escucha, se vuelve y nuestros ojos se encuentran. En ese preciso momento, sé lo que tengo que hacer. No por él, sino por mí misma. Necesito mis respuestas, y sé exactamente cómo llegar a ellas. Pongo la botella de vodka abajo, y sus ojos giran hacia abajo a ella, luego de vuelta a mí. Estoy caminando hacia él, lentamente, con cansancio. Estoy arriesgando mucho haciendo esto, sé que lo hago, pero tengo que intentarlo.

Cuando me detengo frente a él, puedo oler el alcohol en su aliento. Puedo decir por la niebla en sus ojos que está borracho. Extiendo la mano y aprieto mi mano en su pecho, y se estremece. No me empuja lejos sin embargo. Así que sigo. Reuniendo todas mis fuerzas, caigo de rodillas. Oigo su brusco aliento, pero no le doy tiempo a reaccionar. Agarro sus jeans, tirando del botón superior y abriéndolo, tiro de ellos hacia abajo. Cuando su pene brota libre, está duro y pulsante. Eso tiene que ser algo bueno¿no? Los piercings brillan bajo la luz de la luna y no puedo evitarlo, me inclino hacia delante y deslizo mi lengua por ellos. Jagger silba y trata de dar un paso atrás, pero me agarro a sus jeans y tiro de él de regreso.

Envuelvo mi mano alrededor de su longitud y le aprieto. Él comienza a jadear,

y oigo que trata de decir algo, pero sus palabras se cortan cuando bajo la cabeza y

tomo su pene en mi boca. Su grito ahogado me incita. Dejo toda su longitud deslizarse hacia la parte posterior de mi garganta, y luego poco a poco la dejo salir

27
27
me incita. Dejo toda su longitud deslizarse hacia la parte posterior de mi garganta, y luego

otra vez. Arriba y abajo, dejo que mi boca le trabaje. Su mano se enreda en mi cabello

y con voz rasposa dice:

―Willow, detente, por favor. ―Es una súplica dolorida, y está llena de desesperación.

No me detengo, sigo chupando y tirando con mis labios. Mi otra mano se extiende hacia arriba y toma sus bolas, rodándolas suavemente en mi mano.

―Mierda, por favor. Detente. Detente.

Agarra mi cabello y tira de mi cabeza hacia atrás, pero ya es demasiado tarde.

Su

pene da tirones y comienza a correrse. El primer chorro caliente golpea el lado de

mi

mejilla, el resto cae al suelo en largos, gruesos riachuelos. Los dedos de Jagger

están en mi cabello y mi cabeza está vuelta contra el cristal, su cuerpo está temblando

y está haciendo un sonido de dolor. Cuando me suelto tropiezo hacia atrás y aterrizo

en mi parte trasera. Uso la palma de mi mano para limpiar su liberación de mi

mejilla, y luego miro a sus ojos. Se está subiendo sus jeans, y está sacudiéndose tanto que su cuerpo casi está temblando. Me pongo de pie, y mis rodillas se tambalean mientras doy un paso hacia él.

28
28
mis rodillas se tambalean mientras doy un paso hacia él. 28 ―Jagger, quiero más. Quiero …

―Jagger, quiero más. Quiero

―No ―habla con voz rasposa―. No.

―Por favor. ―Lloro, acercándome, pero él levanta la mano. Deteniéndome.

―No, no lo haré. No te voy a follar.

―¿Por qué no? ―grito, empujando su pecho. Él me mira con expresión feroz.

―Porque no quieres esto, Willow. No quieres que te folle cuando estoy así.

―¡No me digas lo que quiero! ―le grito, pateando una silla con ira―. ¡No te atrevas a decirme lo que quiero! He estado aquí fingiendo durante los últimos malditos dos meses. He jugado tu pequeño juego de tratamiento de silencio. Te he dejado ir sin tocarme. No me digas que no, Jagger. Sólo déjame hacerlo. Sólodéjate hacerlo.

―¡No! ―gruñe, bajo y profundo.

―¿Por qué? ¡Dime por qué!

―Porque eso es todo lo que será, Willow. Todo lo que voy a estar haciéndote es follarte. No voy a sentir una maldita cosa, sólo te follaré. Eso no es lo que quieres. Quieres que te haga el amor. Quieres que esté dentro de ti, y que sienta algo. ¡No quiero! ¿Me escuchas? ¡No quiero! Todo lo que será, ¡será una maldita follada sin

emoción!

Eso me golpea con fuerza, justo en el corazón. Me voy hacia él, golpeándole con fuerza con mi cuerpo. Él tropieza hacia atrás, pero se las arregla para atraparme antes de que gire el puño. Agarra mis brazos y los presiona a su pecho, acercándonos. Me retuerzo, pero no puedo salir de su agarre. Es demasiado fuerte.

―¿Por qué no soy lo suficientemente buena? ―le susurro en mi dolor―. Te amo, Jagger. Lo he intentado tan duro, pero no soy lo suficientemente buena. ¿Por qué no me deseas?

Arremeto contra él de nuevo, pero sostiene mi cuerpo hacia adelante. Nuestros pechos golpean juntos y nuestros labios lo hacen también, al mismo tiempo exacto. Entonces todo pasa tan rápido, tan agresivo, que casi es aterrador. Él me besa con tanta furia, que puedo probar la sangre, pero no paro. Conecto mis dedos a su cabello, dejando que mis uñas corran sobre su piel mientras profundizo el beso. Él me empuja hacia atrás, hacia la mesa en la esquina de la habitación. Cuando mi espalda golpea la madera, se inclina a mi alrededor y quita todo de ella. Escucho todo aplastarse contra el suelo. Jagger agarra mis caderas, me levanta para que mi trasero quede justo en el límite, entonces baja y tira de mi pantalón, llevándose mis bragas con él.

Luego sus dedos están dentro de mí. Profundo. Duro. Grito mientras su otra mano se enreda en mi cabello y me besa con rabia, mientras sus dedos se empujan dentro y fuera, dentro y fuera, lo que me lleva a la orilla. Cuando me corro, es furioso

e intenso. Escupo maldiciones contra él y me convulsiono, todo al mismo tiempo. Él

agarra sus jeans, tirando de ellos hacia abajo lo suficiente para liberar su pene, entonces está clavándolo en mi interior. No es apacible, y no me importa. Mis dedos se deslizan por su espalda, mis uñas rasgan su piel, mientras se conduce hacia mí. Una de sus manos está sobre la mesa, la otra tiene mi pierna, manteniéndola alrededor de su cadera mientras se mete, dentro y fuera.

Echo la cabeza hacia atrás, gritando de éxtasis mientras bombea más fuerte, más rápido, llevándome más y más cerca de algo que he necesitado tan desesperadamente. Cuando lo encuentro, mis uñas se hunden en su espalda con tanta fuerza que él ruge con dolor y placer, mientras me acompaña en mi liberación, corriéndose con tanta fuerza, que nuestros cuerpos tiemblan. Cuando bajamos de esa dicha alta, él se aleja. Agarro la mesa para no caer al suelo mientras sube sus

jeans y da la vuelta, yendo a través del cuarto. Hay sangre corriendo por su espalda,

y levanto mi mano temblorosa y miro abajo mis dedos ensangrentados.

Jesucristo. ¿Qué acabamos de hacer?

29
29
su espalda, y levanto mi mano temblorosa y miro abajo mis dedos ensangrentados. Jesucristo. ¿Qué acabamos

Willow

―Joder ―silba Jagger, caminando por la habitación.

―¿Qué… fue eso? ―le susurro, tirando de mi ropa interior de nuevo.

Él se gira hacia mí, sus ojos son salvajes.

―Fue una follada, Willow. No fue nada más que un maldito buen polvo.

―No quieres decir eso ―le digo, sintiendo el agarre en mi pecho.

―¡Lo digo en serio! ¿No ves malditamente lo que está pasando aquí? No, joder me importa. Te dije que no era lo que querías, cuánto más tienes que ver para creer que estoy haciendo lo mejor para ti al quedarme lejos.

―No me digas qué es lo mejor para mí, Jagger.

Aprieta la mandíbula.

―No puedo hacer esto, no puedo… ser esto.

―¿Qué es lo que significa? ―digo, apretando los puños contra mis muslos.

―Necesito… necesito tiempo. No puedo estar aquí.

―¿Me dejarás? ―rechino, sintiendo mi cuerpo empezar a temblar.

―Sí, lo haré.

30
30
sintiendo mi cuerpo empezar a temblar. ―Sí, lo haré. 30 La forma en que lo dice,

La forma en que lo dice, tan vacía, tan fría. Hago un sonido estrangulado ruidosamente con mi mano contra mi corazón.

―Jagger, no puedes…

Él me mira.

―¿No ves que es lo mejor?

―¿Cómo que es lo mejor? ¡Somos tu familia, Jagger!

―Sí, ¡y me importa una mierda! ―ruge.

Jadeo, tropezando hacia atrás. Me cuesta respirar mientras proceso sus palabras. Me importa un carajo, no doy una mierda, todo se repite una y otra vez en mi mente hasta que tiene algún tipo de sentido. Ay Dios.

―No lo ves, Willow. No siento nada. No por ti. Ni por mi familia. Por nadie. Estoy jodidamente entumecido. No tengo nada dentro.

Lágrimas calientes se derraman de mis ojos y corren por mis mejillas.

―¿No nos quieres más?

Él agarra su cabello y hace un sonido de dolor.

―Yo… no sé cómo explicarlo. Estoy seguro de que debajo de todo, quiero todo como solía hacerlo. Si fuera sólo que estuviera entumecido, diría que no, que no te amo más, pero no se trata sólo de ti. Es todo. No siento nada. No siento felicidad. Ni tristeza. Ni ira. Nada. Estoy tan jodidamente entumecido que me olvido de cómo son los sentimientos.

Siento que mis rodillas tiemblan, por lo que agarro la mesa detrás de mí para no perder el equilibrio.

ser

utilizada―. Son tus hijos los de allí.

―Y en este momento, están mejor sin mí ―dice, con la voz un cascarón vacío de dolor.

―Somos

tu

familia

―susurro,

mi

voz

está

demasiado

rota

para

―¡Eso no es cierto!

31
31
mi voz está demasiado rota para ―¡Eso no es cierto! 31 ―¡Es cierto! No puedo hacer

―¡Es cierto! No puedo hacer esto, Willow. No puedo caminar fingiendo que no estoy sufriendo.

―He tratado de ayudarte ―le digo, parpadeando a través de la neblina que cubre mi borrosa visión―. Me senté aquí tratando de ayudarte, pero no quieres hablar conmigo.

―¡No hay nada que hablar maldita sea! ¿Qué quieres de mí? ¿De verdad crees que puedo volver a eso y estar completamente de acuerdo? Maté a mi propio padre, Willow. ¿Cómo diablos esperas que esté de acuerdo con eso? ¿Cómo esperas que haga que se vaya? Dime, Dios, maldita sea, dime cómo hacer que se vaya porque me he quedado sin ideas. Lo único que me queda, es alejarme. No puedo estar aquí. No puedo hacerte esto. No puedo dejar que mis hijos me vean así. No puedo destruirles.

―Estábamos bien. ―Lloro―. Volviste y estuvimos bien. ¿Cómo cambió tan rápidamente?

―Todavía estaba en lo más alto, era libre, estaba bien. Fue allí, simplemente no salió. No puedo seguir pretendiendo que está bien. Tú tampoco. Sabes que tengo que hacer esto.

―No me dejes ―le suplico, cayendo de rodillas―. Jagger, por favor. Te amo.

Él me mira, las lágrimas están corriendo por su cara.

―Ya lo sé, es por eso que te dejo. Lo siento, Willow, me tengo que ir. A veces, la mejor opción para aquellos que amas, es alejarte. Eso es lo que estoy haciendo. Me lo agradecerás, un díaverás que hice esto por ti y por los niños.

¿Qué solía amarme? Un grito ahogado se escapa de mi garganta y me agarro el cabello, lanzando el dolor que llena mi cuerpo. Jagger agarra su teléfono y las llaves, y luego tira de una camisa. Estoy en el suelo. Me parece que no puedo hacer que mi cuerpo se mueva. Estoy casi completamente rota. Me las arreglo para levantar la cabeza y mirarle caminar a la puerta. Se vuelve hacia mí justo antes de salir, sus ojos están dolidos, su alma rota.

―Jagger, por favor…

―Adiós Willow.

Luego se va. Oigo mis propios gritos de agonía mientras registro el cierre de la puerta delantera y el sonido de su camioneta en marcha afuera. Agarro mi cabello, agitada y sollozando. Se fue. ¿Me dejó? No me ama más. No siente nada. Me siento en el suelo, tratando de procesar todo lo que pasó, pero me parece que no puedo tener una imagen en mi mente. Jagger llorando. Su rostro mientras caminaba lejos, debe importarle. No hubiera estado llorando, si no sintiera. Tengo que arreglar esto, tengo que encontrar una manera. Oh Dios, este no puede ser él, no puede ser. Me pongo de pie, desesperadamente. Me aseguro de estar totalmente cubierta con la ropa que puedo encontrar, y luego me lanzo a la puerta.

Corro por el pasillo, tan rápido que casi tropiezo unas cuantas veces. Salgo por la puerta principal, y su camioneta está justo saliendo de la unidad. Corro hacia él, y sus ojos se abren mientras me acerco. No se detiene.

Se mantiene dando marcha atrás, sus ojos no se mueven de los míos. Todavía llora. Todavía estoy gritando. Estiro mi mano, igual que una mujer desesperada y patética.

―Jagger ―le gritó―. Por favor, no me hagas esto. No me dejes. Dios, por favor. Te necesito. Te amo. No te vayas.

En realidad exhala y puedo ver que está jadeando. Sacude la cabeza dolorosamente y comienza a andar. Grito su nombre, pero no se detiene. Estoy a mitad de camino, y es ahí donde caigo de rodillas. Mi feo grito suena tan fuerte que los vecinos salen de sus casas. Veo el destello de luces de un coche, y luego oigo que alguien grita mi nombre. Miro hacia arriba, moviéndome y llorando, y veo a los chicos y a Ava de pie y mirando hacia mí. Sus rostros están vacíos, rotos, pero sobre todoestán heridos por mí.

32
32
rotos, pero sobre todo … están heridos por mí. 32 ―Él me dejó ―grito―. Oh, Dios,

―Él me dejó ―grito―. Oh, Dios, no… por favorno lo dejen ir.

―Joder ―rechina Ace cayendo de rodillas frente a mí.

―Se fue ―gimo.

―Cariño, shhhhh.

Ava.

Siento sus brazos alrededor de mí, siento que me levanta, pero estoy más allá de que me importe. El dolor que siento en este momento, es indescriptible, me está enfermando físicamente. Cuando llego al interior, paso los siguientes diez minutos vomitando el vodka que bebí. Puedo oír las débiles voces de todas las personas a mi alrededor, pero no puedo distinguir lo que están diciendo. Todavía estoy llorando, sonando como un animal herido. Ava está a mi lado, acariciando mi cabello, calmándome con palabras que ni siquiera puedo distinguir. Cuando por fin me arrastro desde el baño, veo a todos los chicos de pie en la cocina. Están conmigo. Están todos aquíconmigo. ¿Quién está con Jagger?

―Ve con él ―rechino―. Alguien, por favor, vaya con él.

Rusty se adelanta.

―Yo iré.

Ace asiente hacia él, y veo que se va. Entonces me dirijo de nuevo a los chicos. Mi familia. Ellos son mi apoyo, a pesar de que su lealtad está con Jagger. Estánaquícon¿conmigo? Y me hace llorar de nuevo. Ace suspira y camina, envolviendo su brazo alrededor de mí y presionándome a su costado.

Ava agarra mi rostro, limpiando mis lágrimas.

―Vas a salir de esto, vamos a encontrar una forma.

―Él me dejó ―ahogo.

33
33
vamos a encontrar una forma. ―Él me dejó ―ahogo. 33 ―No está pensando, encontraremos una manera

―No está pensando, encontraremos una manera de arreglar esto. Te lo prometo, Willow, te lo prometo.

Ella mira a Angel, y él le da una débil sonrisa.

―Vamos, vamos a ponerte en la cama.

―¡No quiero entrar ahí! ―Lloro.

Ace me gira, conduciéndome hacia el sofá en su lugar.

―Necesitas descansar, niña.

―Él me dejó, Ace ―susurro, colgando mi cabeza.

―Vamos a arreglar esto, como dijo Ava. Te lo juro, Willow.

Él me acuesta en el sofá, y me da un beso débil en la cabeza antes de dejar que Ava me tome otra vez. Acaricia mi cabello hasta que me quedo dormida y exhausta.

Él me dejó. Realmente me dejó.

Jagger

No siento nada. Lloré. Llegué a mi antiguo apartamento, pero ahorano importa lo duro que lo intente, no puedo hacerme volver. Ni siquiera quiero hacerlo. Estoy tan entumecido. No lo entiendo ya. Me alejé de todo por lo que luché. Es mejor para ellos, lo sé. ¿Por qué no me duele? No siento absolutamente nada. Por un breve momento, cuando ella estaba de rodillas en el camino de entrada, mi corazón me dolió, pero entonces semejante a una onda, este entumecimiento se apoderó de mí y me alejé. Simplemente así. Dejando a mi esposa gritando mi nombre de rodillas.

¿Qué diablos me pasó?

34
34
gritando mi nombre de rodillas. ¿Qué diablos me pasó? 34 Tomo otro trago de whisky y

Tomo otro trago de whisky y dejo que la quemadura llene mi cuerpo, haciéndome solo un número completo.

―¿Jefe?

Mierda. Rusty.

―Vete a la mierda, Rusty.

―Déjame entrar.

―No.

Unas veloces patadas más tarde, mi puerta se abre. El pedazo de mierda de la puerta. Rusty entra, mira la botella de whisky en mi mano y luego alrededor de mi apartamento destrozado y suspira.

―¿Qué te pasa? ―ladra, caminando y empujando mi pecho―. Deberías malditamente haberla visto. Está devastada. Esa es tu esposa, tus hijos, pedazo de mierda.

―Lo sé ―le digo con sencillez.

―Ni siquiera te importa, ¿verdad? ¿No te molesta en absoluto que tu esposa esté llorando por ti ahora?

―Ella está mejor.

―¿Estás hablando en serio? ―gruñe, empujando mi pecho de nuevo.

―Deja de presionarme, Rusty ―ladro, mirándole.

Golpéame entonces, quieres que me detenga, golpéame.

―No.

―Estás realmente jodido, ¿no es así?

―Así es como me siento ahora, tengo mucho con qué lidiar.

―¿Hablas en serio? ―dice con los ojos muy abiertos y horrorizados.

―Sí, soy jodidamente serio, ahora si no te importa… Estoy bebiendo. Solo.

―¿Hay algo ahí, algo en absoluto? ―dice sacudiendo la cabeza.

―No, ahora vete.

Él cierra los ojos un momento y luego los abre, se da la vuelta y camina hacia la puerta. Cuando llega a la misma, se vuelve y me mira.

―Entonces malditamente no la mereces.

Luego se va. Me quedo mirando la puerta un momento y luego me vuelvo y me acuesto en el sofá, con la botella en mis labios una vez más.

35
35
en el sofá, con la botella en mis labios una vez más. 35 Willow Toda la

Willow

Toda la noche he pensado qué hacer. Toda la noche me he levantado sola preguntándome cómo enfrentar esto. Cuando todos se fueron, me levanté del sofá y miré a Ace dormir en el suelo. Debería haber sabido que uno de ellos se quedaría, también debería haber sabido que sería él. Paso sobre él y voy al baño después de comprobar a los niños. Me quedo mirando mi roja cara hinchada en el espejo y veo en lo que me he dejado convertir. Tengo que arreglar esto. Vivir sin él, no se trata sólo de una opción para mí. Es sólo queno. La idea con la que he estado jugando, sigue siendo confusa en mi mente. Tiene potencial, y en este momento parece que es la única cosa en la que puedo pensar.

Salpico mi cara con agua, luego me vuelvo y camino de vuelta a la sala. Ace está sentado en el sofá ahora, mientras dormía el cabello se le alborotó y su pecho desnudo brilla bajo la luz de la lámpara. Inclino mi cabeza, pensando que un día Ace hará muy feliz a alguien, me gustaría que mi hermana saque la cabeza de su trasero y lo vea. Cuando me nota, me da una sonrisa gentil y acaricia el sofá junto a él. Me

acerco, dejando caer mi espalda abajo. Entonces me vuelvo hacia él, dejando que mi mirada busque la suya. ¿Podría preguntarle a Ace por mi idea? Sé que es vacilante sobre cómo tratar a Jagger, por lo que podría creer que no es una buena idea, pero tengo que probar algo, no puedo dejar que este sea el final.

―¿Por qué no estás con él? ―le pregunto, mi ardiente curiosidad más que mi necesidad de pedirle ayudar.

―Él está jodido, Willow. Tengo su espalda, siempre cuidaré su espalda, pero ahora mismoestá cometiendo un error y no puedo dejar que lo haga. Si fueras sólo una chica, no me importaría, pero tú no. Eres su esposa, tienes a sus hijos. Es muy diferente.

Asiento.

―Necesito que me ayudes, Ace. En serio lo digo. No con un estúpido club de striptease. No es suficiente. Él se rompió. No siente. Ni siquiera sé si le importo más, pero eso no quiere decir que vaya a renunciar a él, porque no estoy dispuesta a hacer eso. Necesita ayuda, no importa lo que elija al final. He intentado muchas tácticas diferentes, pero he llegado a una ahora, está exactamente en la lista de todo el mundo.

―¿Qué es lo que estás pensando?

36
36
de todo el mundo. ―¿Qué es lo que estás pensando? 36 ―¿Sabes si todavía puedo acceder

―¿Sabes si todavía puedo acceder a esa vieja casa? ¿En la que me puso cuando me capturaron?

―Sí, sigue siendo suya.

―¿Tienes la llave?

―Puedo entrar; ¿a dónde vas con esto, Willow? ―dice, entrecerrando los ojos.

―Escúchame antes de decir algo. Quiero encerrarlo ahí, con todos nosotros. Quiero quitarlo de todo esto y mantenerlo allí. Estará bloqueado de todo. Todo lo que hable en el mundo no lo hará sentir de nuevo. Está ahí, sé que lo está, sólo tenemos que sacarle.

―¿Cómo crees que encerrarle va a causar eso?

―Él va a volverse loco. Volverá a él. Se va a enojar. A explotar. Querrá que le dejen libre y se romperá. Por lo menos, espero que así sea.

―Es arriesgado Willow, si vas demasiado lejos y no se rompe, entonces podríamos ponerlo peor.

―He intentado todo lo demás, Ace. Necesito a mi esposo. Le amo y no voy a parar hasta que esté bien. Si solo deja caer la pared, y se deja enfrentar lo sucedido, entonces puede comenzar a juntar las piezas de su vida de nuevo.

―Es un riesgo, Willow.

Trago y asiento. Sé exactamente lo arriesgado que es. Podría salir horriblemente mal, y podría arruinarlo todo. En un sentido, sin embargo, ¿cuánto más puedo ya perder?

―Sé que lo es, pero tengo que hacer algo Ace. Me abandonó. Está dispuesto a renunciar a su familia porque honestamente cree que no siente nada. No conozco otra manera de sacarle, además de arriesgar mi vida y asustarle. Pero eso no va a suceder. Creo que si se enoja, podría ser la única manera.

―¿Qué hay de Mag?

―No sé, ella ya está enojada con él… no sé si eso le ayude. Él tiene que estar frustrado, tiene que explotar.

―Creo que podrías estar en lo cierto. ―Ace suspira―. Dios, nos va a odiar por

esto.

―Habla con los chicos, voy a preparar una bolsa y a preparar a los niños. Nos iremos por la mañana.

―¿Segura que quieres que los niños vean esto?

37
37
―¿Segura que quieres que los niños vean esto? 37 ―No va a explotar frente a ellos,

―No va a explotar frente a ellos, sé eso. Si se pierde, no lo hará mientras ellos estén alrededor. Él se irá. Los mantendrá lejos de eso. No puedo dejarles atrás, Ace, son mis hijos y les necesito. Cody va a pensar que es un gran día de fiesta. Con todo ese pasto por ahí, va a pasar la mayor parte de su tiempo al aire libre.

Ace asiente.

―Vamos a involucrar a las chicas, para que ayuden. Si las cosas se ponen un poco desordenadas, Ava o Jenny pueden tomar llevarse a los niños. Nadie quiere que se involucren. Creo que es hora de que el tío Ace compre algunos juguetes al aire libre para mantenerles entretenidos. Voy a buscar juegos de construcción también, así no podrán salir corriendo.

―Eres una joya, Ace, ¿alguna vez alguien te dijo eso?

―Tú eres la joya, niña. Lo que estás arriesgando por él

―Él es mi vida. Haré lo que tenga que hacer, para solucionar este problema. Nunca le dejaría solo. Nada más funcionó, esta es nuestra última opción.

―Muy bien, primero hablaré con los chicos.

Asiento, con la esperanza de que estemos haciendo la elección correcta aquí. Ace se inclina contra el sofá, suspirando ruidosamente.

―Vas a tener que llamar a Jen y decírselo.

Me vuelvo para mirarle de frente, cruzando las piernas sobre el sofá.

―¿Está todo bien ahí?

Él se encoge de hombros.

―Que me follen, ella es caliente y frío.

―Pensé que se estaba volviendo algo serio…

Me mira, y luego hacia abajo a su regazo.

―También yo. Le gustó una carga de mierda, pero nunca fue tan serio como pensaba. Ella tiene una vida completamente diferente a la mía, es sofisticada y perfecta. Sé que hay otro hombre involucrado.

―¿Qué? ―grito, horrorizada.

Ace se ríe.

―No tires del ajuste. Ella nunca me hizo ninguna promesa.

Mi hermana va a tener una conversación seria. Aunque no le hubiera hecho

ninguna promesa, nunca me habló de otro hombre.

demasiado

profundamente en el otro tema del hombre―. Realmente lo eres.

―Eres

un

buen

tipo,

Ace

―le

digo,

sin

querer

ahondar

38
38
―Eres un buen tipo, Ace ―le digo, sin querer ahondar 38 Él se encoge de hombros.

Él se encoge de hombros.

―No puedo seguir a ninguno de los buenos, tengo que irme a la cama.

Me río y me sonríe.

―Dudo eso.

―¿Cómo lo sabes?

―Apenas una conjetura salvaje. ―Me río en voz baja.

―Podría tener una pequeña boquilla.

―¿Acabas de llamarte una boquilla?

Él se ríe, ronco y profundo.

―Sí, fui allí.

Suspiro y me hundo en el costado. Ace y yo tenemos ésta loca, hermosa amistad. Es sólo algo que ha ido creciendo por un largo tiempo. Probablemente soy la única mujer que no ha babeado sobre su belleza. Probablemente porque tengo uno mejor que él, Jagger.

―Sabes, probablemente soy la única mujer en el mundo que nunca ha tratado de conseguir un pedazo de ti.

Él envuelve un brazo alrededor de mí.

―Eso es porque detectaste al material caliente antes que a mí, y ninguna mujer mira hacia atrás una vez que pone los ojos en el rey.

Resoplo.

―Él también es temperamental, frustrante y muy, muy mandón. No todo lo que está resuelto a ser ―bromeo.

Él me empuja suavemente.

―Lo amas hasta las estrellas.

―Lo hago, pero sabes, encontrarás a alguien que te quiera mucho un día.

―Tal vez.

―No, es un hecho. Incluso con tu pequeña boquilla.

Ahoga una risa y enreda una mano en mi cabello, descansándola allí.

―¿Cómo llegamos a ser tan buenos amigos? Tuve un montón de amigos en mi

momento, Willow, pero no chicas. Normalmente soy tímido, callado y no me acerco

a las chicas.

―No sé ―le digo, recordando la primera vez que hablé con Ace. Dios, era callado, siempre el que daba un paso atrás―. Creo que simplemente encajamos juntos, tú y yo.

―¿Eso crees? ―murmura.

39
39
encajamos juntos, tú y yo. ―¿Eso crees? ―murmura. 39 ―Sí, lo creo. Todos los chicos han

―Sí, lo creo. Todos los chicos han llegado a ser muy importantes para mí, pero tú más, Ace.

―¿Seguido por quién? Vamos, dímelo, ¡no voy a decírselo! ―dice con voz juguetona y aguda.

Me río.

―Angel, luego BullRusty es tan callado, que es más difícil de encajar con él.

―Siempre ha sido así.

―Ninguno de ustedes estuvo cerca de Snake, sin embargo,

Ace resopla.

―Ese imbécil era una mierda.

―Era un trasero.

―Hasta la médula.

Bostezo alto y Ace se mueve, recostándose en el sofá. Descanso más en su lado

y respiro. La mayoría de la gente leería esta situación como que estoy coqueteando

con él, o que somos demasiado cercanos, pero esas personas no entenderían el amor que tengo por Jagger. Cualquier persona que entendiera de amor, sabría que Ace no era más que un mejor amigo para mí.

―Duerme, estoy bien ―murmura.

―Gracias, Ace, como siempre, me estás sacando de la mierda.

―Siempre te sacaré de la mierda, Willow.

―Eso sí, no utilices esa pequeña boquilla…

Él se ríe.

―Dios bendiga tu sentido del humor. Ahora duerme.

―Sí, jefe.

Cierro los ojos y me duermo con el sonido de los latidos del corazón de Ace contra mi oído. No es Jagger, pero es comodidad, y eso es suficiente para mí en este momento.

40
40
del corazón de Ace contra mi oído. No es Jagger, pero es comodidad, y eso es

4

Willow

―¿Cómo conseguiste sacarlo? ―le digo, con los ojos muy abiertos.

Ace organizó a los chicos y les hizo ir por Jagger antes de que la mañana pasara. Ahora estaba aquí, en su coche, por mí y los niños para recogernos, con Jagger desmayado atrás. Le daré una cosa, el hombre era rápido.

Le hice perder el sentido.

¿Qué? grito, abriendo la puerta y agarrando la cara de Jagger.

Busco frenéticamente en su cara, asegurándome de que está bien. Entonces, me detengo, y me tomo un momento para verlo en paz. Su rostro está tan tranquilo así, no tiene ni ira ni dolor en su expresión. Paso mis dedos sobre su piel. No he sentido

a mi marido así durante meses. No he podido disfrutar de él. Me inclino hacia abajo, rozando mis labios en los suyos, luego me dirijo a Ace.

Gracias.

Ace tiene su cara seria.

41
41
me dirijo a Ace. ― Gracias. Ace tiene su cara seria. 41 ― Nos pusimos de

Nos pusimos de acuerdo para ayudar, pero si se nos sale de las manos lo daremos por terminado. Creo que es una buena idea, Willow, pero si llega a estar peor no vamos a continuar.

Estoy de acuerdo.

Ace asiente y luego sonríe mientras Shayla viene fuera con los niños. Los ayudó

a alistarse esta mañana. Salta del coche y se apresura, tomando a Cody en sus brazos. Cody chilla alegremente y no puedo evitar la pequeña punzada de dolor en el pecho. Espero que esto funcione. Porque Cody realmente necesita a su padre de vuelta. Cuando Ace pone a Cody abajo, se precipita hacia mí y yo sonrío, levantándolo y acomodándolo en el asiento. Me doy vuelta y veo a Ace sofocando el rostro de Leila con besos, mientras Shayla se sonroja furiosamente. Supongo que nunca ha experimentado a un hombre que se parezca a Ace, sofocando a una niña con besos.

Es tan malditamente linda dice sonriendo, caminando.

¡Sí, se parece a su mamá!

Ace me guiña un ojo.

Sí que lo hace.

Muy bien, vamos a hacer esto.

El viaje en coche a la antigua casa de Jagger tomó unas pocas horas, en ese tiempo, Jagger no se movió. Cuando llegamos a la gran casa, siento una sensación de extraño oleaje en mi pecho. No he estado aquí desde la noche en que salí corriendo, y un torrente de emociones me llena mientras salgo del coche y empiezo

a caminar más cerca. Dos coches se detienen detrás de nosotros, y obligo a mis ojos

a alejarse de la casa para ver a Rusty, Bull, Angel, Ava y Jenny.

Veo a mi hermana corriendo hacia mí. Cuando llega, envuelvo mis brazos a su alrededor y la abrazo con fuerza, apretando la respiración.

No nos hemos visto lo suficiente, Willow.

No estoy de acuerdo. No lo hemos hecho.

¿Cómo estás? pregunta, tirando hacia atrás.

Estoy en ello.

Deberías haberme dicho que las cosas estaban tan mal.

Sonrío, pero es débil.

Pensé que podía ayudarlo.

42
42
Sonrío, pero es débil. ― Pensé que podía ayudarlo. 42 ― Bueno, esperemos que esto salga

Bueno, esperemos que esto salga bien. Si no, vamos a tener un infierno de fiesta.

Pongo los ojos en ella.

Tendremos una fiesta después de que me hables de la competencia de Ace.

Su cara se cae y mira por encima del hombro a Ace, quien está fumando en el coche.

¿Te lo dijo?

Ace es mi mejor amigo, aparte de Ava, así que sí, me lo dijo.

Es complicado. Realmente me gusta Ace

Entonces ¿por qué estás jugando con otro hombre?

Suspira.

Es una larga historia, te la diré más tarde, ¿de acuerdo?

Frunzo el ceño, y luego ruedo mis ojos de nuevo.

Está bien, después.

Les doy a todos los demás un abrazo, liberando a los niños del coche y luego me vuelvo hacia el patio. A la izquierda, veo rollos de alambre de vallas y un montón de juguetes para armar para ser acondicionada. Me dirijo a Ace y sonrío.

¿Conseguiste todo eso para Code?

No puede ser que el hombrecillo se aburra.

Doy un paso hacia adelante y envuelvo mis brazos a su alrededor. Suspira profundamente y me devuelve el abrazo con plena fuerza.

Gracias, Ace, por esto. Por todo.

Siempre, niña.

Tiro hacia atrás y los miro a todos. Rusty y Bull se fueron con Jagger para sacarlo del coche, y están sosteniendo su forma suelta.

Gracias a todos por esto. Si mantenerlo aquí no funciona, por lo menos los tuvo a todos aquí. Tal vez podamos encontrar una manera de mostrarle cuán apasionado era antes.

Todos sonríen y asienten.

¿Lista? pregunta Angel, colgando las llaves en mi cara.

Trago.

Estoy lista.

43
43
colgando las llaves en mi cara. Trago. ― Estoy lista. 43 Ava está rebotando a Leila

Ava está rebotando a Leila en sus brazos, y Cody está corriendo como un niño loco, emocionado con su nuevo entorno. Cuando Angel lo recoge, muy a su pesar, y lo lleva dentro, sé que es el momento de dar un paso hacia el pasado. Respiro hondo y paso al interior. La casa no ha cambiado ni un poco, aparte del hecho de que está muy polvorienta. Siento que mi corazón se aprieta mientras caminamos por las escaleras hacia las principales zonas de la residencia. Me quedo mirando el sofá donde Jagger me remendó, me quedo mirando la cocina, donde traté de quitarme la vida. Tantos recuerdos. Han pasado tantas cosas desde los días en que estuve en esta casa.

Jenny me aprieta la mano y le doy mi mejor intento de sonrisa.

¿Cómo te sientes? pregunta.

Es extraño estar de vuelta, pero es el mejor lugar en el que podemos estar. Le encantaba aquí.

Sí, he oído hablar de eso.

Muy bien dicen Rusty y Bull, dejando caer a Jagger en el sofá. Ahora esperamos a que despierte.

¿Cómo exactamente lo noqueaste? le pregunto a Ace.

Lo drogué.

Suspiro de alivio.

¿Creías que literalmente lo había dejado desmayado? resopla, riendo.

Cállate, Ace. Hago pucheros. No me extrañaría de ti.

Se ríe.

No, soy demasiado agradable. Muy bien, chicas tenemos irnos y conseguir algo de comida para que todos podamos sobrevivir aquí. Tenemos que limpiar el lugar. Willow, voy a dejar la habitación de Jagger para ti.

Sí jefe me burlo.

Ace me da una mirada y luego se vuelve a Jenny.

Antes de que vaya por la comida, ¿podemos hablar?

Jenny asiente, y desaparecen en la otra habitación. Todo el mundo comienza a preparar la casa para hacerla habitable. Miro por encima en la puerta a la habitación de Jagger. Bueno, aquí va. Camino lentamente sobre el suelo crujiendo bajo mis pies. Cuando llego a su habitación, la abro y entro, encendiendo la luz. Miro la gran cama, con sus sábanas oscuras. Entro, no puedo evitar la sonrisa que se arrastra a través de mi cara cuando recuerdo haber estado con Jagger en esta misma cama. Lo recuerdo como si fuera ayer.

¿Sabes de ese momento en la vida, cuando todo lo que pensaste que hacías de repente es malo? ¿El momento en que todo cambia? Cambia lo que eres, lo que crees que eres y quién serás. Ese es este momento, Willow.

Susurra estas palabras en mi oído y mi cuerpo entero cede. Me derrito en el colchón, y dentro de él. No mueve su cuerpo del mío; en cambio, se empuja en mí una vez más; su pene se desliza en mi calor húmedo y provoca que un gemido se me escape. Se mueve lentamente sobre mí, deslizando sus caderas atrás y adelante hasta que me estremezco y grito una vez más.

No me gusta desearte, pero no puedo parar susurra en mi oído. No puedo parar

esto.

44
44
parar ― susurra en mi oído ― . No puedo parar esto. 44 ― Lo sé,

Lo sé, oh Dios, lo sé.

Mueve tú trasero hacia arriba Willow, deja que te folle más profundo.

Sus palabras provocan un escalofrío corriendo por mí. Levanto mi trasero y agarra mis caderas, conduciéndose con más fuerza contra mí. Me quejo y enredo mis dedos en las sábanas hasta que me dejo ir a su alrededor otra vez. Me lleva al orgasmo con sus dedos sobre mi

clítoris y su longitud deslizándose dentro y fuera de mí por lo menos dos más veces antes de que finalmente encuentre su propia salida.

Me encuentro a mí misma llorando mientras recuerdo los momentos que pasamos juntos cuando finalmente nos dimos cuenta de que nuestros sentimientos eran mucho más profundos de lo que pensábamos. Tomo una de las viejas camisas de Jagger, y paso mis dedos sobre el suave algodón antes de llevarlo a mi nariz e inhalar. Todavía huele a él y Dios, lo echo de menos. Echo de menos todo de él. Echo de menos a ese hombre trasero duro que no tomó ninguna mierda de nadie. Echo de menos al hombre que me hizo reír, llorar y gritar. Echo de menos al hombre amable, dulce y amoroso que podía ser cuando quería. El hombre que arriesgó su vida por mí. Tengo que arreglar esto, tengo que ayudarlo. Le debo eso.

Oye, ¿estás bien?

Me vuelvo para ver a Angel mirándome desde la puerta.

Hola, Angel, lo siento. Estoy bien.

Está bien sentir lo que estás sintiendo, Willow.

Lo miro, y luego asiento suavemente.

¿Crees que estoy cometiendo un error?

Entra, agarrando mis manos y sentándose en la cama.

45
45
Entra, agarrando mis manos y sentándose en la cama. 45 ― No, creo que estás haciendo

No, creo que estás haciendo lo que tienes que hacer, para sobrevivir. Estoy orgulloso de ti, Willow, a la edad que tienes yo me habría desmenuzado, pero tú tomaste una decisión y te pegaste a ella. Estás tratando de arreglar a tu esposo. Estás tratando de salvarlo. Estás tratando de protegerlo de desmoronarse, se necesita a una persona valiente para arriesgar lo que estás a punto de arriesgar.

No podría hacerlo sin todos ustedes.

¿Qué demonios?

Oigo la voz en pleno auge de Jagger, y salto rápidamente a mis pies. Angel sigue rápidamente detrás de mí mientras me apresuro. Jagger está de pie, mirando a Ace, a Rusty y a Bull. Quienes le dan miradas simpáticas.

Cuando salgo, gira hacia mí y la tormenta termina, pero Angel se interpone en su camino.

Muévete maldita sea, Angel.

No, no la tomarás contra ella, jefe.

Todos ustedes putamente me drogaron y me trajeron a una casa que odio, ¿Y piensas que sólo me voy a sentar aquí con calma?

Doy un paso alrededor de Angel, y Jagger mira tan fuerte hacia mí que estoy segura de que está a punto de disparar dagas.

Me dejaste le susurro, obligando a las lágrimas que amenazaban con llegar a mis ojos, a alejarse. Me dijiste que no podías sentir. Tenía que hacer algo.

Rendirte, Willow. ¡Eso es lo que debiste hacer!

No le digo, encontrando mi voz. No me daré por vencida. Eso no era parte del trato, Jagger. No voy a dejarte en esto ni a tu familia. ¡Haremos lo que tenemos que hacer!

¿Qué mierda es lo que esperas lograr encerrándome en esta casa?

Quiero quesientas.

Su voz es ronca y cruda de ira cuando gruñe,

Siento, me siento tan jodidamente enojado que quiero arrancar la cabeza a alguien.

Eso es bueno le digo con cuidado. Cualquier sentimiento es mejor que nada.

Eso no va a cambiar las cosas para mí, carajo, ¿qué está mal contigo? Soy capaz de tomar mis malditas propias opciones.

No, jefe, no lo eres. No lo ves, pero te estás hundiendo. No seríamos parte de una hermandad si permitimos que eso suceda dice Angel, su voz cuidadosamente controlada.

Jagger se gira hacia él, agarrando su camisa y golpeándolo contra una pared cercana.

46
46
su camisa y golpeándolo contra una pared cercana. 46 ― Voy a lastimarte, Angel. No te

Voy a lastimarte, Angel. No te pongas delante de mí.

Si ayuda, adelante.

Jagger se le queda mirando, sorprendido, entonces conduce su puño a la pared al lado de la cabeza de Angel. El yeso se destroza a su alrededor, y cae al suelo en pedacitos. Oigo el sonido de la risa de Cody venir de las escaleras y vemos a Jagger ponerse rígido.

¿Trajiste a mi hijo? sisea, volviéndose hacia mí.

Asiento, mirándolo a los ojos muertos.

Lo hice.

¿Qué mierda te pasa?

Estoy haciendo lo que tengo que hacer, Jagger, grítame todo lo que quieras.

No obtendrás nada de mí grita, a la habitación en general. Nada. Así que lo que piensan que van a obtener de todo esto, se equivocan. ¡No les daré nada!

Luego nos pasa como una tormenta a todos y entra en su habitación, cerrando la puerta con tanta fuerza que se agrieta. Miro hacia todos y dejo escapar un profundo suspiro.

Es un comienzo dice Angel, palmeando mi hombro.

Nos odia.

Lo superará. Dale tiempo.

Me quedo mirando la puerta, y luego de vuelta a los chicos. Espero que hayamos tomado la decisión correcta aquí.

Jagger

47
47
que hayamos tomado la decisión correcta aquí. Jagger 47 Cobardes de mierda. Eso es todo lo

Cobardes de mierda. Eso es todo lo que son. Cobardes. Cómo se atreven a putamente encerrarme en esta casa. ¿Quién carajos se creen que son? Cualquier emoción que tuviera hacia ellos, ahora jodidamente se fue. No quiero estar aquí, saben que no quiero estar aquí. Piensan que si me rompen, voy a sentir de nuevo. No tienen ni puta idea de lo mucho que me he hundido, no tienen idea de que todo lo que están haciendo, es perdiendo su tiempo y el mío. Deberían haber dejarme en paz. Willow tenía que malditamente meter la nariz y ahora estoy atrapado en esta maldita casa.

Cavo a través de mis jeans y saco un semi aplastado paquete de cigarrillos. Que se jodan, quieren jugar conmigo, voy a jugar también. No van a putamente ganar este partido, si el infierno se va a la puta no. No voy a dejar a lleguen a mí. Todo lo que hacen es que me dan ganas de huir más. ¿Por qué no podían simplemente malditamente aceptar mi decisión? Siempre los, malditos héroes. Ya terminé con esa mierda. Tomo una profunda calada de mi cigarrillo y suelto el aire delante de mí. No soy un fumador normalmente, pero ayuda, y además, Willow putamente lo odia. Vamos a ver cómo reacciona a esto.

Willow

El llanto de Leila me regresa de mi tarde de sueño. Fui a acostarla después de la emocional mañana que tuvimos. Abro los ojos y me quedo mirando el ventilador de techo girando y girando. Leila grita de nuevo, y vuelvo la cabeza hacia un lado. Está sentada en su cuna, mirándome a través de los barrotes.

Sonriendo, me siento y estiro. Me deslizo fuera de la cama y camino, levantándola de la cuna. Gorjea y lloriquea un poco más. Miro hacia abajo en ese momento, son más de las 4:00. Supongo que nos dormimos un par de horas. As y Angel dijeron que vigilarían a Jagger, así que supongo que todo todavía va bien. No había salido de su habitación cuando llegué a acostarme.

Cuando cambio a Leila y la llevo a la cocina, todo el mundo está de pie detrás de la encimera susurrando en voz baja. Detienen lo que están haciendo cuando me notan, y todos se vuelven a mirarme.

¿Qué está pasando? pregunto, y veo la puerta de Jagger donde puedo escuchar el sonido de la música a todo volumen.

Ha tenido eso por dos horas ahora. Ninguno de nosotros está en juego para entrar.

Pongo los ojos en blanco y le doy a Leila a Jenny.

¿Dónde está Cody?

Durmiendo todavía.

Está bien, voy a entrar.

48
48
― Durmiendo todavía. ― Está bien, voy a entrar. 48 Me doy la vuelta y camino

Me doy la vuelta y camino hacia la puerta de Jagger. Cuando muevo el mango

y la abro, mis oídos son bendecidos con el sonido palpitante de la música. Magia.

Me asomo a la habitación, y Jagger está sentado en su cama, fumando un cigarrillo

y viendo algo en la televisión. Jagger no fuma. ¿Qué tipo de juego de mierda está

jugando? Cuando me nota, y vuelve la cabeza para mirarme, su rostro está completamente sin emoción al levantar un lado de su boca en una sonrisa arrogante,

y no es una bonita sonrisa, es una media sonrisa. Sabe que no me gusta que fume.

Lo sabe y lo está haciendo de todos modos. Sé lo que está haciendo, está tratando de mostrarme que nada va a molestarlo. Que mi plan no funciona. Que me va a romper antes de que yo lo rompa.

¿Y si fuera Cody quien entrara? le digo, caminando y tirando el cigarrillo de su boca. Lo aplasto con la botella de cerveza al lado de la cama.

No mueve los ojos de mi cara. Me mira, simplemente observando. Me está poniendo a prueba.

Tratando de hacerme enojar. No va a funcionar.

No puede llegar a la manija de la puerta dice con sencillez.

¿Qué estás haciendo, Jagger? le digo, sintiendo la frustración crecer en mi interior.

Levanta una ceja y se desliza fuera de la cama, quitándose la camisa. Trago, sintiendo mis ojos abrirse en el sitio por su delicioso cuerpo. Necesito todo dentro

de mí para mantener mi cara vacía.

¿Estás drogado? digo finalmente, cruzando los brazos.

Me sonríe, pero no es su hermosa sonrisa habitual, es tan fría y vacía.

Me gustaría.

Sé lo que estás haciendo, y no va a funcionar. Si quieres sentarte aquí y fumar como un estúpido, sigue adelante.

Me vuelvo para salir.

Puedes unirte a mí, nenatal vez podamos encontrar otras cosas que hacer.

49
49
… tal vez podamos encontrar otras cosas que hacer. 49 La forma en que dice eso,

La forma en que dice eso, me dan ganas de darle una bofetada. Es tan frío. Así queno es el Jagger al que amo. Dios, ¿Fue esta una mala idea? ¿Cometí un error al traerlo aquí y tratar de sacarlo de su caparazón?

Tal vez lo hice. Tal vez esto fue un error. No me gusta cómo me hace quedar en segundo plano, supongo, y a mis opciones.

Me vuelvo y me encuentro con sus ojos azules.

No, gracias, si quiero sexo sin corazón puedo ir a un bar y conseguirlo por

mi cuenta, gracias.

Pero no lo harías.

Veo sus muertos ojos cuando digo las siguientes palabras.

¿Qué no lo haría?

Entonces, salgo y cierro la puerta. No veo su reacción, y no me importa honestamente. Estoy enojada con él, por la forma en que me miró. Está tratando de hacerme daño, tratando de romperme, por lo que sólo lo dejará salir y nunca mirará hacia atrás. Sé a lo que juega exactamente, pero lo que él no entiende es que puedo jugar más duro. Sabe que lo que está haciendo está mal. Putamente lo sabe.

Cuando vuelvo a la cocina, todo el mundo se vuelve hacia mí, con los ojos muy abiertos, esperando mi reacción.

Está siendo un imbécil, está bien le digo a la habitación en general.

Ace parece triste por mí, pero es Bull quien se acerca y toca mi hombro.

Vamos a encontrar una manera, de hecho, hemos estado hablando de algo que podría funcionar.

¿Ah, sí? le pregunto, entrando en la cocina y encendiendo la máquina de

café.

Bueno, te acuerdas de que Jagger era una persona muy celosa.

Resoplo.

¿Eso crees?

Bull se ríe, pero no es un sonido lleno de humor.

Bueno, estábamos pensando¿y si lo ponesno séceloso?

Levanto mis cejas, y tiro de la taza de café caliente en mis manos.

No creo que le importe eso en este momento, realmente no lo sé. Está completamente bloqueado. Ni siquiera creo que sepa quién es o lo que quiere en este momento, no creo que le vaya a importar lo que haga.

Mira, creo que vale la pena intentarlo. Era increíblemente protector contigo antes, si piensa que te está empujando lejos podría hacer que busques en otro lugar

Sabe que no lo haría le digo, dándole una sonrisa débil. Sabe que lo amo.

Tal vez, pero no tienes que estar buscando como tal, sólo confiar dice Ava.

50
50
que estar buscando como tal, sólo confiar ― dice Ava. 50 ― ¿Crees que es una

¿Crees que es una buena idea? le digo, sorprendida.

Creo que cualquier cosa vale la pena probarse, Willow.

Suspiro.

Muy bien, si todos piensan que va a funcionar.

Puede que no funcione dice Ace. Pero podría hacerlo pensar, o por lo menos sentir algún tipo de emoción. Tiene que ser un comienzo. Nunca lo había visto así. Está tanvacío.

y

estremeciéndome. Me preocupa.

Oímos la puerta de Jagger abrirse, y todos nos volvemos. Jagger sale, todavía sin camisa. Mira hacia todos nosotros, después entra en la cocina sin saludar a ninguno. Se detiene y besa a Leila en la cabeza, pero aparte de eso, no muestra nada importante.

Lo

murmuro,

envolviendo

mis

brazos

alrededor

de

Vamos a tener a unas cuantas personas esta noche, jefe dice Rusty.

Le doy una mirada, ¿qué se trae entre manos?

Haz lo que quieras, me importa una mierda. ¿Dónde está el whisky?

Me encuentro con los ojos de Ace, es él quien responde a la pregunta de Jagger.

No tenemos ninguno.

Jagger camina directo hacia él hasta que están casi nariz con nariz, y luego se inclina hacia abajo, alcanzando alrededor de él y agarrando sus llaves. La mano de Ace se ajusta rápidamente, deteniéndolo. Jagger mira hacia abajo a la mano de Ace, y después retrocede de su rostro.

Quítame tu puta mano de encima, Ace.

No, no te irás. Ese es el punto de esto.

Entonces vas y me consigues lo que necesito.

No responde Ace, en la voz más fuerte que puede reunir. No beberás. Tus hijos están aquí y no tienen que ver eso.

Jagger se vuelve hacia mí, y va a discutir, pero cierra rápidamente la boca.

Está bien, voy a encontrar algo más que hacer. Todos deberían renunciar a esta pequeña farsa, pasé meses aquí solo, puedo hacerlo de nuevo. Están cometiendo un error pensando que me van a romper. ¿Incluso se detuvieron a pensar que tal vez no quiero malditamente cambiar?

Luego se da la vuelta y vuelve a entrar en la habitación, cerrando la puerta. Suspiro y pongo mi cabeza en mis manos. Estas podrían ser unas largaslargas semanas o meses.

Dios espero que sean sólo unas semanas.

51
51
en mis manos. Estas podrían ser unas largas … largas semanas o meses. Dios espero que

Willow, este es Liam.

5

Willow

Sonrío ante el alto y apuesto hombre al que Ace me está presentando. Dijo que Liam era un viejo amigo, y que estaba feliz de jugar por un tiempo, con la esperanza de conseguir algún tipo de reacción por parte de Jagger. Sinceramente, no creo que vaya a funcionar, y me parece un poco infantil, pero vale la pena intentarlo. Cualquier cosa en este momento vale la pena una oportunidad. Lo estoy perdiendo. Ha estado entrando y saliendo de su habitación toda la tarde, haciendo caso omiso de todo el mundo. Es un hombre de voluntad fuerte, y me pregunto si es que tomará mucho más que esto para quebrarlo. Me siento como si podríamos estar cometiendo un error al intentar esto, pero la verdad es que no sabemos qué más hacer.

Hola Liam, es un placer conocerte.

52
52
qué más hacer. ― Hola Liam, es un placer conocerte. 52 Liam es alto, de cabello

Liam es alto, de cabello oscuro, ojos azules y una sonrisa agradable. Es un hombre de aspecto agradable, de todas las maneras.

lo que toda madre espera

Limpia piel, estilo de cabello bonitoesbueno que su hija lleve a casa.

Gracias por la invitación.

No hay de qué.

Le doy mi mejor sonrisa de bienvenida, y lo llevo a la cocina. Oigo a Cody corriendo abajo, donde Rusty está cocinando algo. Todo el mundo está sentado allí, pero Jagger todavía está en su cuarto. Ni siquiera sé si lo sacaremos.

¿Necesitas ayuda?

Sonrío encima de Liam, entonces le entrego un cuchillo.

Claro, si eres bueno en cortar tomates.

Lo haré bien, siempre y cuando estés bien con un par de dedos allí.

Me río.

Creo que podemos prescindir de cortarte todos tus dedos.

Se ríe.

Yo también lo creo. Así que dime, Willow, ¿cómo es que conoces a los chicos?

Ella es mi esposa.

Casi me río cuando escucho la voz de Jagger venir de su puerta. Sale, usando unos viejo jeans gastados, una camisa de color negro y sin zapatos. Tiene el cabello desordenado y se ve jodidamente precioso. Le doy una mirada rápida, y luego me vuelvo hacia Liam.

Bueno, estamos en un descanso. Los conocí a través de Jagger aquí, como estoy seguro que adivinaste. ¿Y tú, Liam?

Despido completamente a Jagger, y no me atrevo a acudir a él ni a ver su expresión. Una parte de mí está aterrorizada de lo que podría ver, la otra parte está muy curiosa por ver si tiene algún tipo de reacción, en absoluto.

Conozco a Ace, nos conocimos cuando era más joven. Así que, ¿qué haces para ganarte la vida? dice Liam, ignorando por completo a Jagger también.

Siento a Jagger moverse más allá de mí, abre la nevera y saca una cerveza. Todavía no me vuelvo hacia él. Sólo continúo cortando la lechuga y los pimientos.

Soy sólo una madre por el momento.

53
53
y los pimientos. ― Soy sólo una madre por el momento. 53 Jagger resopla. Quiero darme

Jagger resopla. Quiero darme la vuelta y darle una bofetada, pero mantengo la calma. Liam también lo hace, nunca quitando sus ojos de mí. Supongo que Ace lo aleccionó bien.

Está bien, ¿qué edad tienen tus hijos?

Ace entra en la cocina entonces, y cuando ve a Jagger, veo sus ojos iluminarse sólo un toque.

La carne está lista dice.

Gracias, Ace, vamos Liam, ¿puedes ayudarme a mover estas cosas?

Tiro la lechuga en el tazón y Liam lanza sus tomates. Cuando rocío algo de aderezo, levanto el tazón. Liam recoge unos rollos y platos y se dirige hacia fuera conmigo. Cuando llego a la puerta, me vuelvo y miro de nuevo hacia Jagger.

Si no vas a unirte a nosotros, ¿puedes quedarte aquí? No estoy de humor para tu drama esta noche.

Sus ojos se abren, y cuando paso fuera, estoy sonriendo. Liam me ayuda a llevar la comida y cuando estamos fuera del rango de audición de Jagger, me dirijo a él.

Gracias por hacer esto, Liam.

Cualquier cosa por los chicos, siento oír hablar de lo que está pasando.

Sólo espero que él regrese de eso. Suspiro.

Liam me da palmaditas en el hombro.

Estoy seguro de que va a estar bien.

¡Ahí estás! Jenny llora, corriendo otra vez.

Liam se acerca a la mesa y coloca la comida abajo, después se une a los chicos con todo el pequeño fuego que tienen en marcha.

Entonces dice Jenny, apoyándose estrechamente. ¿Alguna cosa?

Reaccionó, no mucho, pero lo hizo reaccionar.

Eso es un comienzo.

Sí, ahora veré si en realidad viene a la planta baja.

Jenny señala detrás de mí y me doy la vuelta para ver a Jagger y a Ace bajando las escaleras. No puedo evitar que mi corazón brinque. Tal vez esta sea una buena idea después de todo. Valía la pena intentarlo y sólo podría dar sus frutos. Me giro

y le sonrío a Jenny, dándole mi mejor expresión esperanzada. Me abraza

rápidamente, luego me da una cerveza.

¡Disfruta esto!

¿Dónde están los niños?

54
54
― ¡Disfruta esto! ― ¿Dónde están los niños? 54 Señala el patio donde Cody está corriendo

Señala el patio donde Cody está corriendo en círculos, chillando con un bate

en sus manos.

Leila se encuentra cerca de los chicos, meneando un conejito esponjoso alrededor de sus manos.

A Cody le encanta estar aquí.

Sabía que lo haría. Sonrío.

Cuando Cody nota a Jagger, deja caer su bate y corre hacia él. Cuando se encuentran, Jagger lo levanta, y por primera vez en mucho tiempo, veo una sonrisa sincera en mi marido. Hace que mi corazón literalmente me duela. He echado de menos tanto esa sonrisa. Los miro, sintiendo mi pecho llenarse de emoción mientras Jagger le dice algo a Cody y Cody se ríe. Me aparto, tragando. Dios espero que este sea el movimiento hacia lo correcto. ¿Y si me odia por ello? ¿Y si sólo nos aparta más? Sacudo la cabeza, dando marcha atrás de Jenny y sonrío.

¡A beber! le digo, chocando mi botella de cerveza con la suya.

Dos horas y cinco bebidas más tarde, y me estoy riendo como una niña de escuela. Estoy sentada al lado de Liam y ha contado unas cuatro bromas que probablemente no serían divertidas si estuviera sobria. Los niños están en la cama,

la cena está terminada y los chicos están todos charlando en voz alta a mi alrededor. Incluso oigo a Jagger decir un par de cosas, pero sobre todo sólo ha estado sentado allí, bebiendo.

Así que, ¿qué te parece lo que hizo el conejo? pregunta Liam.

¿Qué? Río.

¿El conejo? ¿Oíste mi broma? Se ríe.

Yo totalmenteno lo hice.

Eres una mal oyente, Willow.

Me río de nuevo.

Muy bien, dímelo una vez más.

Noto a Jagger mirándome por el rabillo del ojo, pero no me vuelvo.

Por lo tanto, el conejo va al cocodrilo

¿Un qué?

Cocodrilo.

Resoplo.

¿Te refieres a un lagarto?

Liam pone los ojos en blancos.

Vamos, tranquila, visité mucho Australia.

Muy bien, entonces el conejo va con el cocodrilo

¡Tiene que ser un cocodrilo! Liam ríe a carcajadas.

Aw, Liam, ¡vamos!

55
55
― Liam ríe a carcajadas. ― Aw, Liam, ¡vamos! 55 Me pongo de pie y voy

Me pongo de pie y voy por otra cerveza, pero mi pie se enreda en mi silla. Tropiezo y Liam me alcanza, agarrándome y tirando de mí hacia atrás. Porque estoy borracha, tropiezo cayendo directo en su regazo. Con una risita, digo:

Liam, sé que me deseas, pero ¿no crees que es un poco rápido?

Antes de que pueda responder, Jagger está fuera de su asiento, agarrando mi brazo y sacándome del regazo de Liam.

Mantén fuera tus putas manos.

Todo el mundo deja de hablar y se vuelve para mirarlo. Como si hiciera encajara, deja que me vaya y da pasos hacia atrás.

Ustedes, malditos cabrones, planearon esto, ¿no?

Levanto la vista hacia Jagger, tratando de recuperar algo, cualquier cosa. Él deja caer su cerveza en el suelo, dejando el vaso, luego se vuelve hacia mí y me mira.

¿Quieres follarlo, esposa? Adelante.

Luego se vuelve y se va, dejándonos a todos de pie, sorprendidos. Me dirijo a Ace cuando se acerca y descansa su mano en mi hombro.

Eso como que dolió le susurro.

Sólo dijo eso debido a que se dio cuenta de lo que había hecho. Reaccionó, Willow. Lo vi. Nunca te quitó los ojos de encima. Le molestaba.

Obviamente no es suficiente digo en voz baja. Lo siento, creo que tengo que ir a la cama. Gracias, Liam, por intentarlo.

Luego pongo mi cerveza en el suelo y me dirijo hacia la puerta. Oigo a Ace decir mi nombre, pero no vuelvo atrás. Me dirijo a mi habitación y cierro la puerta con suavidad, antes de bajar y dejar que las lágrimas caigan. Me mandó a follar a alguien más. La forma en que lo dijo. Me quemó. Se arrancó justo abajo de mi corazón.

¿Qué demonios estoy tratando de demostrar aquí? Jagger se ha ido demasiado lejos, no le interesa, no quiere salir de sí mismo y, sinceramente, no creo que vaya a importar lo que hagamos. Está claro que no va a cambiar de opinión en algún momento pronto.

No sé a dónde ir desde aquí, y eso me asusta.

Willow

56
56
No sé a dónde ir desde aquí, y eso me asusta. Willow 56 Dios, mi garganta

Dios, mi garganta está seca, la cerveza me hace eso. No puedo encontrar mi camino a través de esta maldita casa de noche, realmente no puedo. Frustrada, hablo alto y golpeo una pared. A lo lejos. Estoy a punto de ir a la cocina cuando un conjunto de brazos duros van a mi alrededor desde atrás. Me estremezco y voy a gritar, pero una mano va sobre mi boca. Conozco el olor tan pronto como me calmo, y me doy cuenta que es Jagger. Grandioso, ¿a qué diablos está jugando ahora? Te juro por Dios, que el hombre no se rinde nunca.

Realmente no crees que tu pequeño juego de ahí iba a funcionar esta noche, ¿verdad?

Trato de darle un codazo, pero sólo me toma con más fuerza. Su duro cuerpo presiona mi espalda y la mía viene a la vida, a pesar de que estoy maldiciendo interiormente por traicionarme.

No, no lo creo. Es por eso que vas a sacarme de este lugar. Vas a hacer un sonido fuerte, y a distraer a Rusty que está sentado en la puerta principal, así podré salir.

Por supuesto que no, no lo haré. Me retuerzo, pero Jagger no deja que mi boca se

vaya.

Entonces, vas a dejarme salir y hacer lo que es mejor aquí.

No me muevo, si no suelta mi boca, no le puedo responder. Finalmente, desliza su mano de mi boca, pero no aparta su cuerpo del mío. Su brazo se envuelve alrededor de mi cintura, sosteniéndome con fuerza, y estaría mintiendo si dijera que no se siente bien.

No voy a hacer nada, así que no te molestes, Johnny.

Sí, lo harás.

No le digo, retorciéndome de nuevo. No lo haré.

Estás perdiendo el tiempo conmigo, Willow. Seguramente puedes ver eso.

57
57
el tiempo conmigo, Willow. Seguramente puedes ver eso. 57 ― Sé lo que estás tratando de

Sé lo que estás tratando de hacer, y no va a funcionar. Estás tratando de convencerme de dejarte ir, convencerme de que no te importa para lastimarme lo suficiente y que me dé por vencida. Bien, te equivocas Johnny Black, no voy a renunciar. Para bien o para mal, ¿recuerdas? ¡Hice una promesa!

Se queda en silencio un momento, luego pone sus labios a mi oído y susurra:

Eres una tonta entonces, Willow. Sólo te lastimaré. ¿No viste cómo esto iba

a terminar después de la otra noche?

La otra noche no fue más que un poco buen sexo en serio.

Se estremece, como si mis palabras lo hubieran conmocionado. Bien. Puedo ser tan fría como él.

No quiero estar aquí, ¿de verdad quieres que me quede aquí cuando no quiero hacerlo?

No sabes lo que quieres, admite eso ante mí.

Sí, y eso te incluye a ti. No hagas esto, Willow.

Para no molestarte cierro, tratando de liberarme de nuevo. ¿Y si follara

a alguien más?

No.

¡Mentira, Jagger!

Gruñe y deja caer sus brazos, me giro para mirarlo.

¿No lo ves? No soy el mismo de antes. ¡No soy quien crees que soy!

Cruzo los brazos y lo miro.

¿Por qué te casaste conmigo entonces? ¿Por qué tuvimos a Leila?

Estaba en la maldita negación dice, cruzando sus brazos. Acababa de ser rescatado de la isla, me sentía aliviado, estaba viviendo en ese momento en el que estás feliz de estar vivo. Entonces la realidad llegó en conjunto, y me di cuenta que había cambiado. Nunca fui hecho para ser un hombre de familia. Soy líder de una maldita pandilla, eso lo que hago. No soy bueno ni para ti ni para los niños. Nunca debí convertirme en padre.

No quieres decir eso murmuro, mi corazón golpea.

Están mejor sin mí, y tú también. Ni siquiera puedo empezar a explicar la mierda que pasó cuando estuve en esa isla. No soy el hombre que amaste, Willow y la jodí al casarme contigo, porque nunca debí volver. Debería haberte dejado ir. No soy bueno, simplemente acéptalo y sigue adelante.

58
58
ir. No soy bueno, simplemente acéptalo y sigue adelante. 58 ― No ― le digo, mi

No le digo, mi voz es temblorosa.

Carajo, ahora no es el momento para determinar eso.

¿Quieres hacerme daño? Bien, Jagger, hazlo pero no voy a dejar de intentarlo. No sé lo que pasó, tienes razón en eso, pero sí sé que no has cambiado tanto que seas diferente. Este no eres tú. Esta es una cáscara de ti, una parte de ti que está dañada y sólo se niegan a enfrentarlo. Estás tomando el camino fácil, sólo estás corriendo a algún en lugar de enfrentar lo que pasó. No voy a dejar que hagas eso. Un día, me darás las gracias por esto. Ahora bien, si intentas huir, voy a gritar tan fuerte que todos se despertarán, así que sigue.

Se queda mirando con rabia hacia mí por un momento, y luego, con un gruñido de frustración, se da la vuelta y camina hacia su habitación. Cuando llega a la puerta, grita por encima del hombro:

Nunca te agradeceré esto, Willow. Nunca.

Luego cierra la puerta y me hace sentir completa y totalmente drenada.

6

Willow

Decir que los siguientes tres días fueron un infierno, sería un eufemismo. Jagger se niega a hablar conmigo, se niega a mirarme. No va a cambiar después de su arrebato, simplemente no está mostrando ninguna otra señal de la cual tirar. No sé qué más puedo hacer. Hoy es el cuarto día, y los chicos están empezando a sentirse absolutamente frustrados con Jagger. Ace me rogó que le permitiera golpearlo unas cuantas veces.

Todos sabemos que eso no va a funcionar, Jagger sabe pelear. Por lo tanto, sólo

estamos esperando

esperando a que se sienta frustrado, esperando que se

rompa. El maldito hombre es tan jodidamente terco que es ridículo.

Willow, ahí estás

59
59
terco que es ridículo. ― Willow, ahí estás … 59 Me alejo de la ventana por

Me alejo de la ventana por la que estaba mirando hacia afuera para ver a Jenny con un teléfono en sus manos.

Hey, lo siento, me distraje.

Madre está al teléfono.

Suspiro y pongo los ojos en blanco.

¿En serio?

Sí, quiere saber por qué no estás en casa para que pueda ver a los niños.

Suspirando, agarro el teléfono de su mano y le digo a Jenny un te quieroantes de presionarlo en mi oreja.

¡Hola, mamá!

¡Willow! grita en la línea. ¿Dónde estás?

Estamos en la casa de Jagger, te acuerdas que te hablé de eso hace dos horas.

¿Qué demonios están haciendo ahí?

Sólo tomando un descanso.

Bueno, ¿cómo se supone que vea a mis nietos cuando no puedo llegar a ellos? se queja.

No sé, mamá

Jenny se ofreció a llevarme mañana, ¿está bien para ti?

Maldita seas, Jennifer.

Sí, está bien.

Bien, tal vez tengas un poco de tiempo para mí entonces.

Mamá le digo con voz cansada. Las cosas son complicadas.

Siempre son complicadas replica ella.

Joder, As, ¡eres un maldito cobarde!

Oigo las palabras que son rugidas desde el salón y me estremezco.

¡Me tengo que ir, mamá!

Cuelgo el teléfono antes de que ella me pueda contestar. Me doy vuelta y corro fuera de la habitación; cuando derrapo en el comedor, veo a Jagger y Ace de pie frente a frente, ambos con los puños cerrados, jadeando.

Tienes que salir de eso, Jagger. Haré lo que sea malditamente necesario, ¡Willow no merece esta mierda de ti!

60
60
necesario, ¡Willow no merece esta mierda de ti! 60 Veo entonces que Jagger tiene el labio

Veo entonces que Jagger tiene el labio ensangrentado. ¿Ace lo golpeó?

¡Vete a la mierda! ¿No ves que no quiero esto? ¿No ves que me importa un carajo cualquiera de ustedes?

Eso es mentira y lo sabes desafía Ace.

Retrocede, Ace.

¿O qué?

Los ojos de Jagger llamean y antes de que lo pueda detener, su puño conecta con la mandíbula de Ace en un golpe tan duro que lo envía volando por la habitación. Abro la boca y grito, corriendo otra vez. Angel y Bull ya están bajando las escaleras y Rusty está dudando detrás de Jagger, sabiendo muy bien que no puede detenerlo. Jagger sigue adelante, recogiendo y levantando del suelo a Ace y agarrando su camisa antes de darle golpe tras golpea en la cara. Los sonidos de la nariz y mandíbula de Ace rompiéndose son algo que nunca olvidaré. Soy yo quien llega primero a Jagger.

¡Basta, lo matarás! grito.

Agarro el brazo de Jagger y él se da vuelta, levantando el puño. Por una fracción de segundo, estoy segura de que me va a golpear, pero no lo hace. Jadeante, con los ojos desorbitados por la ira, deja caer el puño y me empuja lejos de él.

¡Me iré jodidamente!

No le digo, agarrando la parte de atrás de su camisa cuando se gira.

Él se da la vuelta, agarrando mis brazos y levantándome del suelo. Yo no quito mis ojos de los suyos mientras lo hace.

No me empujes, Willow, no quiero hacerte daño.

No me harás daño le susurro, sintiendo todo mi cuerpo temblar.

No estés tan segura.

Golpéame entonces digo, finalmente agrietándome. Vamos, Jagger, golpéame.

¡Willow! grita Angel.

Los ojos de Jagger llamean de ira y lleva nuestros labios tan cerca que puedo probarlos.

Estás caminando por una maldita línea muy delgada.

Quieres hacerme daño, Jagger, entonces hazlo.

61
61
― Quieres hacerme daño, Jagger, entonces hazlo. 61 Él está jadeando tan fuerte que ahora puedo

Él está jadeando tan fuerte que ahora puedo escucharlo, puedo oír el extraño y agitado sonido procedente de su garganta.

Detente.

No, Jagger, no lo haré. Intentaste matar a tu mejor amigo, si eres tan malditamente jodido, si estás tan condenadamente sin emociones, entonces, ¡joder, muéstramelo! grito en su cara. Muéstrame cuánta mierda no sientes.

¡Basta! gruñe.

No, nada de basta. Hiéreme. Es lo que quieres hacer, ¿no? Estás culpando a todo el mundo por lo que salió mal, estás tratando demasiado duro de demostrar que no significo una mierda para ti, ¡entonces jodidamente pruébalo! grito tan fuerte que él se estremece. Estamos allí, él reteniéndome, nuestros ojos encontrados, por mucho tiempo, por largos momentos. Sus ojos buscan en mi cara y entonces dice:

Que te jodan, Willow Blak, estás jodidamente matándome.

Luego aplasta sus labios contra los míos en un beso tan duro que me duele, pero ohoh, Dioslo necesito. Entonces se tira hacia atrás, me suelta y me empuja hacia el sofá antes de caminar fuera, dejándonos a todos de pie en estado de shock.

Bueno, mierda murmura Angel.

Bueno, mierda. Me giro hacia Ace y Rush. Rusty le está ayudando a levantarse y hay sangre en todas partes. Me dejo caer de rodillas, tomando suavemente su cara entre mis manos.

Ace, oh Dios, lo siento mucho.

Él niega débilmente, escupiendo sangre al suelo.

No es tu culpa dice. Yo le pegué.

¡Necesitas un hospital!

Yo lo llevaré dice Ava en voz baja, está de pie en la esquina, viéndose sorprendida.

¿Los niños? Lloro.

Están durmiendo, está bien, y no oyeron.

No podemos… Dios, ¿en qué estaba pensando al traerlos aquí? digo, agarrando mi cabello y sacudiendo la cabeza.

Ace llega, agarra mi brazo.

Él reaccionó.

¡Y casi te mata! grito, más emocional que con enojo. ¡Fue una idea horrible!

No dice Angel, ayudándome a ponerme de pie mientras Rusty levanta a Ace. No lo fue.

Oigo el sonido de cosas rompiéndose y gritos enojados procedentes de la habitación de Jagger. Todo el mundo mira hacia la puerta, preguntándose, sin duda, si saldrá a la carga de nuevo.

Debería ir allí digo en voz baja.

62
62
de nuevo. ― Debería ir allí ― digo en voz baja. 62 ― Esa es una

Esa es una mala idea, Willow dice Ava, sacudiendo la cabeza hacia mí, con una expresión de miedo llenando su cara.

No me hará daño, todos acaban de ver eso. Tengo que ayudarlo. Chicos, lleven a As al hospital.

Rusty asiente, llevando a Ace hacia las escaleras.

¿Jenny? pregunta Ava.

No ha vuelto aún, fue a buscar a mi madre. Suspiro.

Va a estar muy preocupada cuando se entere croa Ava, frotándose los lados de su cabeza como si pudiera quitar las imágenes de esa manera.

Angel vuelve, envolviendo sus grandes brazos alrededor de ella. Aparto la mirada, sintiendo mis ojos llenarse de lágrimas.

Lo siento mucho, As susurro, antes de caminar hacia la puerta de Jagger.

Cuando la abro y paso al interior, soy golpeada limpiamente en un costado de la cara por un zapato volador. Caigo al suelo, gritando de dolor mientras mis sienes laten.

¿Willow? dice Jagger.

Entonces él está a mi lado, agarrando mi cara.

Carajo, Willow, ¿por qué estás aquí? grita, casi lentamente.

Quería ver si estabas bien. Lloro, grandes lágrimas de rabia ruedan por mis mejillas. Quería ayudarte.

¿Cuántas veces tengo que decirte que te vayas? susurra.

Me lo puedes decir todo lo que quieras, no me iré, Jagger.

Tienes que dejarme salir de aquí.

Su voz sale desesperada. Levanto la vista hacia él y su rostro se enmascara de rabia.

No.

¡Maldita sea! ruge, de pie y recogiendo algo más, golpeando la pared. Escucho el ruido de algo haciéndose añicos y me estremezco. Voy a terminar matando a alguien, casi malditamente maté a Ace. ¿Es eso lo que quieres?

63
63
casi malditamente maté a Ace. ¿Es eso lo que quieres? 63 Me pongo de pie, apretando

Me pongo de pie, apretando mis dedos contra mi sien mientras giro un poco.

No, no lo es, pero no funcionará.

Él se acerca más, agarrando mi cara y tirándome hacia él.

¿Por qué tienes tanta fe en mí, cuando no estoy haciendo nada más que lastimarte?

Porque sé que todavía estás ahí, lo vi. Por un momento, te vi ahí. Jagger, no eres una mala persona, no eres

Él me suelta, se voltea y sale de la habitación.

¡Lo soy! ruge a cualquier persona que esté fuera de la habitación. ¡Lo soy! ¿Todos me oyen? ¡Este soy yo! Dejen que me vaya. ¡Déjenme salir de esta maldita casa!

Ace y Rusty se fueron, pero Angel y Ava miran a Jagger en estado de shock, Bull sólo se vuelve para subir las escaleras con una mirada confusa en su rostro. Jagger se gira hacia ellos, recogiendo una lámpara y aventándola en su dirección. Ava se estremece y Angel da pasos delante de ella. Tengo la sensación de que eso es todo, que esa es su ruptura. Él está jadeando y mirándolos con tanta rabia que me asusta.

¡Déjenme de una puta vez! ruge, saltando hacia las escaleras.

Angel da pasos delante de él y Bull se apresura rápidamente a unírsele. Jagger se les queda mirando a los dos.

¡Muévanse! ordena.

No, jefedice Bull.

¡Le dije que se movieran de una jodida vez!

Él trata de empujarse más allá de ellos, pero agarran sus brazos. Se enfada, tratando de golpearlos, y en realidad creo que consigue dar algunos golpes. Ellos lo empiezan a arrastrar a mi antigua habitación, la que se cierra desde afuera. Sus ojos se amplían cuando se da cuenta de lo que están haciendo.

¡No se atrevan! ¡No, no me encierren malditamente allí!

Lo siento, jefe, pero le harás daño a alguien.

¡No, no! ruge Jagger, su voz es dolida, rota.

Lágrimas calientes corren por mi cara cuando lo veo mirarme.

Willow, no dejes que me pongan allí declara, con la voz rota.

64
64
dejes que me pongan allí ― declara, con la voz rota. 64 Mis lágrimas se vuelven

Mis lágrimas se vuelven más pesadas y miro hacia otro lado, incapaz de ver el dolor en su rostro por un segundo más.

¡Willow! ruge.

Oigo algo y luego la puerta se cierra con fuerza. Escucho el rugido furioso de Jagger mientras comienza a golpear y a romper todo en la habitación. Me bajo lentamente sobre mis rodillas, temblando y llorando con el sonido de mi marido cayéndose a pedazos, y no hay nada que pueda hacer para ayudarlo. Tengo que dejarlo romperse, tengo que hacerle sentir, tengo que dejarlo herido y oh Dios, está haciéndole cosas horribles a mi corazón. Todavía puedo oír sus rugidos, puedo oír los golpes mientras tira la puerta y gruñe maldiciones.

Angel se acerca, se arrodilla delante de mí.

Él se está rompiendo, Willow, esto es lo mejor para él.

Suena tan lastimado. Sollozo.

Es algo bueno, necesita esto. Sé que duele, pero estará bien.

Necesito que me hagas un favor le susurro. Necesito que te lleves a mis hijos de aquí mientras esto esté sucediendo.

Angel asiente y mira a Ava.

Cariño, ven conmigo, escapa… ―declara ella.

Él me necesita aquí, Ava. Tengo que estar aquí. Lleva a los niños a la planta baja, al exterior, no sésimplemente sácalos de aquí.

¿Mami?

Me vuelvo para ver a Cody de pie en el pasillo, su cabello está revuelto de dormir.

Hola, cariño le digo, limpiando mis lágrimas. Ven aquí.

Él corre y lo tiro a mis brazos, besando sus mejillas y cabello.

Hey, pequeño, ¿qué tal si vas a jugar fútbol con el tío Angel?

Le sonrío a Angel, muy agradecida con él ahora mismo.

¡Sí! grita Cody, dando puñetazos al aire.

Estoy agradecida en ese momento de ver que es completamente ajeno a los rugidos de Jagger y a la enojada destrucción en la otra habitación. Angel levanta a Cody en sus brazos y lo carga. Me pongo de pie, mis rodillas están tambaleantes, y camino a la habitación de Leila. Ella acaba de salir de su sueño, así que extiendo las manos y la levanto en mis brazos. Aprieto los labios en sus suaves mejillas y me tomo un momento para respirarla, entonces la pongo abajo en el cambiador y la despierto. Cuando sus pequeños ojos revolotean y se abren, sonrío hacia ella.

Mami te ha extrañado, dulce bebé.

65
65
hacia ella. ― Mami te ha extrañado, dulce bebé. 65 Hace un sonido quejumbroso, y me

Hace un sonido quejumbroso, y me agacho y acaricio sus mechones suaves. Entonces la cambio rápidamente y la llevo a la cocina para darle un biberón. Ava se acerca, su cara se lamenta por mí. Envuelve sus brazos a mi alrededor y estamos así por un largo momento.

¿Estás segura de que esto es lo que quieres hacer, Willow?

Él me necesita, Ava. No me lastimará. Sé que no lo hará.

Podrá ser que no te lastime físicamente, pero mentalmente

No quiere decir lo que dice le susurro. Lo sé.

Bull se va a quedar arriba en caso de que lo necesites, ¿está bien?

Asiento, dándole a mi hija. Ava besa las mejillas de Leila y toma el biberón que le doy. Beso a mi hija una vez más antes de ver a Ava desaparecer por las escaleras. Entonces me dirijo a Bull. Él está dándome una expresión cautelosa. Se acerca, tomando mi rostro entre sus manos.

¿Estás lista para esto?

Asiento, tragando saliva. Él se inclina y presiona un beso en mi cabeza, sorprendiéndome.

Eres una chica dura, Willow. Sólo espero algún día encontrar a alguien que me ame tanto como lo amas a él.

Le sonrío y él limpia una lágrima perdida en mi mejilla.

Está bien dice. Vamos a hacer esto.

Los dos nos giramos y caminamos hacia la puerta. Cuando llegamos a ella, aún podemos oír los gritos de Jagger. Bull presiona la oreja contra la puerta, escuchando un momento. Sus ojos se estrechan y sé que está tratando de encontrar el momento adecuado para abrir la puerta, pues sólo tendrá una fracción de segundo. Cuando escucho los sonidos de más aplastamientos, rápidamente abre. No tengo ni un segundo para pensar cuando me empuja y cierra la puerta detrás de mí, pasando el cerrojo. Me vuelvo y veo con cansancio a Jagger en el otro extremo de la habitación, con un adorno en la mano, dispuesto a aplastarlo.

Miro alrededor de la habitación, horrorizada. Arrancó las sábanas de la cama, rompió todo a la vista, los sillones, escritorio, todo lo que sea posible está volcado. Cuando me nota, baja el ornamento.

está llorando. Mi corazón se rompe en mil

pedazos diminutos mientras con cansancio camino hacia él. Su cuerpo entero está

temblando y me mira mientras está hundido en tanto dolor. Con embrujada expresión, rompe el adorno en sus manos. Saca sangre de sus dedos mientras los trozos de arcilla lo cortan. Me tambaleo hacia adelante.

Está jadeando y… oh, Dios

Jagger, ¡para!

66
66
Está jadeando y … oh, D ios ― Jagger, ¡para! 66 Cierra los puños más apretadamente

Cierra los puños más apretadamente alrededor de eso, nunca moviendo sus ojos de los míos.

Jagger, por favor ruego, dando un paso más cerca. Detente.

¿Por qué? carraspea. Todos ustedes querían esto, ¿no es así?

Queríamos que sintieras declaro. No que te hicieras daño.

Quiero hacerme daño a mí mismo ruge de repente. No quiero sentir. ¡Duele sentir!

Lo sé digo con suavidad. Sé que duele.

¡No lo sabes! grita. ¡No sabes malditamente nada!

¡Lo sé! Lo sé, Jagger, sé que no quieres enfrentarlo, sé que no quieres sentir porque si lo haces, te destrozará. Esa es la realidad, sin embargo, y eso es por lo que todos estamos aquí. Para que enfrentes lo que pasó, tienes que dejarlo ir.

¡Nunca van a entender lo que pasó! grita. Nunca.

Entonces díselo a alguien para que lo haga, pero sólo para con esto, Jagger. Deja de querer hacerte daño. Deja de hacerme daño.

Suelta el adorno y me apresuro hacia él, agarrando sus manos. Se queda ahí de pie sin emociones por mucho tiempo, sólo mirándome con una expresión en blanco. Me quito la camisa, envolviéndola alrededor de sus manos.

Es entonces cuando sus piernas ceden y cae al suelo. Me voy con él, dejando que nuestros cuerpos se deslicen por la pared juntos. Está temblando tan fuerte que

mi

cuerpo empieza a temblar con el suyo. Agarro su cabeza, tirando de ella cerca de

mi

pecho. Enredo mis dedos en su cabello y lo mantengo así.

Nunca va a desaparecer dice. No me va a dejar.

¿Qué cosa no te dejará? digo en tono tranquilizador.

Todo eso. Los recuerdos. La mirada en el rostro de mi padre mientras su

cerebro

Oh, Jagger.

Jodidamente le disparé a mi propio padre.

Hiciste lo que tenías que hacer para sobrevivir.

Tú no entiendes gruñe.

¡Entonces hazme entender!

No dice, cortando. No voy a hablar de eso contigo.

Suspiro.

Bien, si no estás listo ahora, no vamos a hablar.

¿Por qué estás aquí? ¿Por qué dejaste que me pusieran en esta habitación?

Sabes por qué, Jagger.

Él me mira, su cara completamente atormentada.

Déjame salir, sólo déjame ir.

No.

Se aleja, golpeando su puño contra el suelo.

¡Sólo déjame jodidamente ir!

¡Te dije que no!

Él envuelve su mano ensangrentada en la parte trasera de mi cuello y me tira

en su contra.

¿Qué quieres de mí?

67
67
Él envuelve su mano ensangrentada en la parte trasera de mi cuello y me tira en

Te quiero a ti, eso es todo lo que quiero. Quiero a mi marido de vuelta.

¿Me quieres a mí? dice ásperamente.

Sí, te quiero a ti.

Ahora.

¿Qué? digo, confundida.

¿No es eso parte de lo que quieres? gruñe. Mi pene dentro de ti. Echas de menos la sensación de tenerme. Admítelo, Willow, es parte de esto. Si quieres follar, sólo dilo.

Enojada, extiendo la mano y me pongo de pie.

¿Sabes qué, Jagger? le digo, caminando hacia la puerta. Ahora sé que te puedes ir a la mierda.

Entonces voy a la puerta y Bull abre. Salgo con los sonidos de su arranque de ira empezando de nuevo.

Jagger

68
68
sonidos de su arranque de ira empezando de nuevo. Jagger 68 Mi mano palpita mientras envuelvo

Mi mano palpita mientras envuelvo una camisa a su alrededor. Dios los maldiga a todos. A la mierda con mi hermosa jodida esposa. Consiguió lo que quería. Me quebró. Luego dejó que me pusieran aquí.

La frustración en mi pecho me está sobrecargando. Está jodidamente ardiendo. Estuve a punto de matar a mi mejor amigo. Casi golpeé a mi propia esposa. ¿Qué diablos estoy haciendo?

Patéticas lágrimas siguen rodando por mis mejillas porque ella me dejó de nuevo, y la necesito aquí. La necesito envolviendo sus brazos alrededor de mí otra vez. ¿Qué mierda hice? ¿Qué diablos he hecho con mi relación? Me duele el corazón. Por primera vez en meses, siento un dolor punzante en mi pecho. Estaba seguro de que nunca iba a sentir eso de nuevo. ¿Con quién debo hablar? No puedo hablar con ella. Simplemente no puedo. Nunca lo entenderá. Nunca podrá aceptar lo que hice.

Todos querían que me rompiera, y ahora que lo hice, ninguno de ellos está aquí para dejarme hablar porque todos saben que no pueden manejar la situación. No tengo a nadie con quién abrirme. Desgarraron mi maldito corazón y lo abrieron, dejándome sin una manera de sacarlo todo. Quiero sacarlo. Por primera vez, sólo

quiero sacarlo. Quiero que se vaya. Quiero que el entumecimiento se aleje. Quiero que el dolor sólo desaparezca. Sólo quiero, por un segundo de mi vida

Sentirme bien de nuevo.

69
69
se aleje. Quiero que el dolor sólo desaparezca. Sólo quiero, por un segundo de mi vida

7

Willow

―Willow, tenemos un problema.

Estoy sentada en la terraza, calmándome luego de mi interacción con Jagger, cuando oigo la voz de Jenny. Me doy vuelta y está de pie en la puerta, mirándome con una expresión extraña. Me levanto, caminando hacia ella.

―¿Qué sucede?

―Bueno, cuando fui a buscar a mamá antes… había alguien en tu puerta, buscándote. Dijo que era por algo con respecto a Jagger y la isla, así que no supe qué hacer. Me imaginé que ya que iba a recoger a mamá, si ella resultaba ser nada más que un fiasco, podría llevarla de regreso cuando llevara a mamá más tarde.

―¿Ella? ―digo, confundida.

70
70
a mamá más tarde. ―¿Ella? ―digo, confundida. 70 ―Sí, me dijo que su nombre era Summer

―Sí, me dijo que su nombre era Summer y que era una de las chicas que fue rescatada de la isla.

Mis ojos se amplían.

―¿Qué?

―Quiere ver a Jagger.

Me apresuro pasando a Jenny hacia la sala de estar, pero llego demasiado tarde: ellos ya fueron por Jagger. Él está viendo a la chica con los ojos entrecerrados mientras camina hacia ella. Dejo que mis ojos se posen sobre ella. Tiene largo y hermoso cabello oscuro y ojos amarillos. Es una mujer muy hermosa, pero tiene una mirada perseguida y cualquiera puede ver que es frágil. Es pequeña, con una menuda figura que se esconde en ropa holgada.

Sus ojos están sobre Jagger y su cara… está mostrando emoción. Profunda emoción. Como si hubieran perdido muchos amigos o algo así. Cuando él se detiene frente a ella, siento que mis rodillas comienzan a tambalear.

―¿Cómo te llamas? ―dice él.

―Summer ―dice con una voz tan pequeña que apenas puedo oírla.

―¿Por qué conozco tu cara?

Ella mira a su alrededor con expresión tímida.

―Porque me salvaste y en la isla… me ayudaste… cuando el Maestro…

¿Maestro? Dios.

Jagger se le queda mirando un momento, luego su rostro se suaviza y asiente.

―Me acuerdo, yo… ―Mira a su alrededor, como si no pudiera decir lo que vio frente a nosotros. Se vuelve de nuevo hacia Summer―. ¿Estás bien? ―pregunta con tal interés genuino que mi corazón arde literalmente.

―Yo… ―Ella se le queda mirando y traga.

―Está bien, vamos, podemos hablar.

¿Hablar? ¿Hablar? ¿Habla en serio? Mis rodillas se tambalean de nuevo y me acerco al marco de la puerta para no perder el equilibrio. ¿Él quiere hablar? ¿Con ella? Yo he estado intentándolo durante meses, ¿y quiere hablar con una extraña?

―Mientras no esté interrumpiendo aquí… ―dice Summer, dando una sonrisa temblorosa.

―No, por supuesto que no. Iremos a la planta baja.

71
71
―No, por supuesto que no. Iremos a la planta baja. 71 Él se acerca y ella

Él se acerca y ella toma su mano, y así como así, se marchan. Mis piernas ceden entonces y caigo al suelo. Angel se apresura, envolviendo sus brazos alrededor de mí y levantándome de nuevo.

―Está bien…

―Él… él… él…

―Lo sé.

―¡A él le importa! ¡Ella! Él…

―Lo sé, pero calla.

―Oh, Dios ―digo, sintiendo mis ojos llenarse de lágrimas.

―Willow, ¿qué está pasando?

Oigo la voz de mi madre y se me aprieta el estómago. Levanto la vista para verla caminar dentro de la habitación sosteniendo a Leila.

―Es… nada ―rechino.

―¡No parece nada!

―Madre, ¡ahora no! ―dice Jenny en tono áspero.

Mi madre pone mala cara hacia ella y luego se voltea para arrullar a Leila. Ava y Jenny se precipitan, ambas tomando mis brazos.

―Lo tenemos, nene, gracias ―le dice Ava a Angel.

Angel me mira fijamente, con el rostro afligido. Miro hacia abajo a mis pies, incapaz de comprender lo que acaba de suceder.

Las chicas me llevan a mi habitación y me siento en la cama. Mis manos están temblando. Jenny las toma en las suyas, obligándome a mirarla.

―Él… él… sintió algo cuando la miró.

―Es probable que sólo esté en shock, cariño ―me calma Jenny.

―Probablemente ella sólo quiere ayudar ―dice Ava suavemente.

―Meses, durante largos meses he tratado de ayudarlo… tratado de hacer que sienta, y ella entra y su cara… cambió… se ofreció a hablar con ella.

―Oh, Willow.

―Se acabó para mí, mi marido realmente no me ama.

Ava hace un sonido suave y Jenny se apodera de mi cara.

―Escúchame, él te ama. Lo hace.

―No. ―Lloro, golpeando sus manos para alejarlas―. No lo hace. Ha estado tratando de dejármelo en claro y no lo vi. Lo hago ahora. Lo veo.

72
72
de dejármelo en claro y no lo vi. Lo hago ahora. Lo veo. 72 ―Te equivocas,

―Te equivocas, Willow, no te rindas ahora. Has luchado tan duro.

Me levanto, sacudiendo la cabeza. Me acerco a la ventana y miro hacia abajo, y ahí es cuando lo veo.

Están sentados en un viejo asiento roto en el límite de los árboles. Están hablando y la expresión del rostro de Jagger es suave. No he visto una expresión como esa en él por… bueno… un largo, largo tiempo.

Cuando él se acerca y le toma la mano, mi corazón se rompe en dos. Se inclina más cerca y le dice algo, y ella cuelga su cabeza, claramente llorando. Él levanta su barbilla y le dice algo más y eso es suficiente para mí. No puedo lidiar con esto por más tiempo.

Me doy por vencida.

Me. Doy. Por. Vencida.

Jagger

Summer ha estado aquí por cinco días, y en ese tiempo, me ha ayudado de una manera que nadie más ha podido. El poder confiar en alguien está haciendo cosas por mí, me está abriendo. Cada día me despierto sintiéndome un poco mejor. Mi corazón está un poco menos dolorido, mi cabeza un poco menos nublada. Les sonrío más a mis niños. Diablos, creo que incluso me reí ayer. El entumecimiento de mi cuerpo está dejándome lentamente y soy capaz de sentir otra vez. Las pesadillas han empeorado, pero creo que es porque estoy dejándolo salir. Tuvieron razón al traerme aquí… desde que vine, y Summer se presentó, las cosas se están ordenando para mí otra vez. No me había dado cuenta de qué tan arruinado estaba.

Y luego está Willow. Ella desapareció durante dos días, sin responder a mis llamadas, sin dejarme hablar con mis hijos. Cuando reapareció, se negó a hablar conmigo. Cada vez que lo intentaba, se alejaba.

No me deja arreglar esto con ella. Se ha dado por vencida conmigo. Es mi maldita culpa, sólo hizo lo que le dije que hiciera, pero ahora ni siquiera me mira. Quiero decirle que las cosas están mejorando, que tal vez pronto podamos trabajar en arreglar lo que está roto, pero ella no da ni un cacahuate por eso. Está sufriendo. Y no puedo arreglarlo. No cuando estoy tratando de arreglarme a mí mismo. La extraño jodidamente, sin embargo, y una cosa que Summer me ha mostrado es que estaba malditamente equivocado con Willow, que la lastimé más allá de las palabras y que tengo que arreglarlo. Pero no sé cómo.

―Hey, ahí estás.

73
73
que arreglarlo. Pero no sé cómo. ―Hey, ahí estás. 73 Me vuelvo para ver a Summer

Me vuelvo para ver a Summer acercándose. Se sienta a mi lado y ambos miramos hacia afuera a los árboles frente a nosotros. Estoy afuera en esta silla en la que paso mucho tiempo pensando.

―Sólo estoy pensando de nuevo ―digo, volviéndome para mirarla.

Summer es tímida, más allá de tímida. Habla en voz baja, callada, pero es una buena oyente. Entiende. No cree que todo lo que digo sea una mierda, porque ha visto cosas mucho peores. Todo lo que quería era alguien que me entendiera. Sé que Willow lo haría, pero no podía decírselo, no podía soportar que me viera de forma diferente. ¿Cómo podría? Es mi maldita esposa. Summer es diferente, conoce el tormento mental.

―¿Cómo está Willow? ―pregunta.

―Está bien, todavía no me habla. No sé cómo hablar con ella…

―Tienes que arreglarlo, Jagger, está sufriendo, me mira como si fuera un monstruo.

―Está celosa ―suspiro, frotándome las sienes.

―Eso es porque no entiende. Por lo que he oído, pasó meses tratando de ayudarte y tú no hiciste nada más que abusar de ella, y ahora que estás abriéndote a otra mujer…

―No es así, Summer, ya lo sabes… sabes que si alguna vez me entregué a una mujer en este mundo, fue a mi esposa.

―Entonces tal vez ella necesita saber eso.

―¿Qué pasa si no estoy listo? No quiero animarle, darle esperanza…

―No tienes que hacer promesas, sólo ábrete a ella. Ustedes dos tienen un largo camino por recorrer antes de que las cosas estén bien de nuevo, pero dile que quieres intentarlo, Jagger, dile lo que me dijiste.

―¿Qué pasa si no junto todo de nuevo?, ¿qué tal si le doy alguna pequeña

esperanza y mis sentimientos no regresan de golpe? Sé que quiero hablar con ella, sé que quiero arreglar esto, pero, ¿y si no es suficiente? ¿Y si es demasiado tarde? ¿Y

si el daño ya está hecho?

Summer suspira.

―Tantas preguntas que no puedo responder por ti, sólo lo sabrás si solucionas este problema con ella. ¿Aún la amas?

Suspiro de nuevo.

74
74
este problema con ella. ¿Aún la amas? Suspiro de nuevo. 74 ―Sé que me siento atraído

―Sé que me siento atraído por ella, sé que últimamente mi cuerpo ha estado notándola de nuevo, sé que siento que mi corazón late más y más cuando está cerca, pero no sé si es amor… o si es sólo un viejo sentimiento.

―No sé cómo puedes trabajar en esto tú mismo, pero creo sin embargo que tienes que hablar con ella, resolver esto, decirle dónde estás.

Sé que tiene razón, sólo que no sé por dónde empezar. No sé nada en este momento. Este sentimiento puede ser casi peor que no sentir nada.

Willow

Ahora soy yo la entumecida. Estoy lastimada, pero estoy bloqueada. No quiero sentir. No quiero verlo con ella. Verlo hablándole durante horas y horas. En la

primera noche, se sentaron y hablaron hasta las cuatro de la mañana. Luego él se fue

a la cama sin decir una palabra. Al día siguiente, desaparecí de casa por dos días. No podía enfrentarlo, no podía verla ayudarlo cuando yo no pude. No podía ver a

mi marido desaparecer totalmente. Cuando volví, ellos aún hablaban, aunque la cara de Jagger parecía menos atormentada. Fue entonces cuando trató de hablar conmigo. Lo intentó una y otra vez, agarrando mi brazo, pidiendo que lo escuchara, pero lo alejé.

No quiero oírlo. No quiero tomar su chorrada de “adiós, esto es lo mejor”. Simplemente no puedo hacerlo. No quiero hacerlo. No tengo que hacerlo. Han pasado cinco días desde que ella apareció y mientras él está mejorando, yo me estoy ahogando. No sólo yo, sino Bull también. Por alguna razón, hay una cierta grave tensión entre él y Summer, y sin embargo nadie puede entender por qué. La primera vez que ella lo vio, se aferró a Jagger toda asustada. Yo no lo podía creer. ¿Bull? ¿En serio? ¿Tenía miedo de Bull? Entonces lo escuché diciendo que tenía algo que ver con el rescate, no lo sé. En este momento, realmente no me importa.

―Willow, ¿cómo te sientes?

Me vuelvo para ver a Ace de pie en mi puerta con una taza de café en la mano. Me aparto, sin contestarle.

―Oh, vamos, niña, soy yo.

―Estoy bien, Ace.

―Mentira. ―Se sienta a mi lado en la cama―. Vamos, habla conmigo.

75
75
sienta a mi lado en la cama―. Vamos, habla conmigo. 75 ―¿Qué hay que decir? ―susurro,

―¿Qué hay que decir? ―susurro, mi voz es vacía―. Está confiando en otra mujer, nosotros terminamos.

―Él nunca me dijo que hubieran terminado.

―No tuvo que hacerlo.

―Ha estado tratando de hablar contigo.

―¡¿Ahora lo defiendes?! ―grito.

Ace agarra mi barbilla, con fuerza.

―No lo hagas. Puedes estar enojada con él, pero no le des la vuelta y lo tires hacia mí. Ni putamente pienses en ello, Willow Black.

Le doy un tirón a mi barbilla para sacarla de su agarre y me paro.

―Ya he tenido suficiente, ¿está bien? Ya he tenido suficiente. Él no quiere hablar conmigo, ¡pero habla con ella!

―Ella lo entiende, eso es todo.

―¡¿Y yo no?! ―grito―. ¡¿Yo no lo hago?!

―Willow, no es…

Me vuelvo y salgo, mi ira saca lo mejor de mí. Jagger está caminando por las escaleras cuando entro y se estremece cuando ve la rabia en mi cara. Sigo como una tormenta, deteniéndome frente a él.

Todos en la sala se quedan en silencio. Summer se retira unos pasos.

―¡¿Crees que no te entiendo?! ―grito, empujando su pecho.

―Willow…

―Entiendo que Mick te secuestró y te hizo pelear. ―Él se estremece―. Entiendo que viste mujeres ser violadas. ―Él se estremece de nuevo―. Entiendo que le disparaste a tu propio padre en la cabeza. ―Él se tensa y su respiración se profundiza―. Entiendo que hiciste lo que tenías que hacer para sobrevivir. Estabas sobreviviendo, Jagger. No hay vergüenza en hacer lo que tienes que hacer en una situación complicada para mantener los pies en el suelo.

Él comienza a jadear ahora y su mano arremete para agarrar la barandilla y no caerse.

―¡Entiendo más de lo que nunca tendrás puta idea, Jagger Black! Tengo pesadillas, ¿sabes eso? ¿Sabías que veo su cara en mi cabeza? ¡Trató de hacer que tuviera sexo con él! ¡Me hizo ver a otros hombres violar a una mujer! También lo vi, ¿olvidaste eso? ¿Se te olvidó que experimenté esa isla también? Tú viste más, ya lo sé, pero ¡¿cómo te atreves a confiar en ella?! ―grito, señalando con un dedo a Summer, quien se estremece―. ¡¿Cómo te atreves?! Ni siquiera me diste la oportunidad de entender. Puedes irte al maldito infierno.

Agarro mis llaves y bajo corriendo las escaleras. En ese momento, no siento nada por nadie. Sé que Ava se hará cargo de mis hijos, pero ahora mismo no puedo estar aquí. Estoy tan fuera de mis casillas que ni siquiera veo al hombre en el camino de entrada. Es muy tarde cuando me doy cuenta de que no es bueno. Él me tiene, me da la vuelta, mi cabeza va a su pecho y sus manos alrededor de mi garganta. Todo en mi mundo se detiene. Literalmente, se detiene. No puedo respirar, no puedo pensar, mi visión es borrosa y mi corazón late tan fuerte que duele. El hombre aprieta hasta que comienzo a jadear. Dios, ¿es un psicópata? ¿Sólo me va a matar?

76
76
jadear. Dios, ¿es un psicópata? ¿Sólo me va a matar? 76 ―Hola, Willow, he oído hablar

―Hola, Willow, he oído hablar mucho sobre ti ―dice en mi oído.

Me retuerzo, sin saber quién demonios está tratando de estrangularme en mi jardín delantero. Siento que mi visión se nubla a medida que comienza lentamente a cortar mi aire.

―Maldita sea, déjala en el suelo, Rattler. Juro por mi puto Dios que te mataré.

Oigo la voz de Jagger y vuelvo los ojos hacia él. Él y los chicos se han apresurado por las escaleras. El hombre nos voltea, hasta que quedamos uno frente

al otro. Puedo ver el pánico en sus caras, por lo que quien sea este Rattler no es una buena persona.

― Ah, Jagger, hace mucho tiempo que no nos vemos. Oí que ésta pertenecía a

ti.

Estoy jadeando ahora, todo mi cuerpo está temblando y no puedo respirar. Empiezo a luchar por respirar. Puedo sentir que mi cabeza se sacude mientras él corta el suministro de aire poco a poco, lo suficiente como para mantenerme respirando pero no más de lo necesario para no dejarme inconsciente. Aún.

―¿Qué diablos quieres, Rattler?

Ese es Ace. El hombre, obviamente, ve a Ace, porque Jagger se encuentra con

mi mirada y me hace una señal con la mano, así que lo miro. La preocupación, el

miedo y el amor que veo en su rostro son casi reconfortantes. Aprieta los dedos en sus ojos, lo que indica que debo mirarlo, y por la expresión de su rostro, quiere que

yo

continúe mirándolo.

―Mírame ―gesticula.

Empiezo a jadear duro, oh, Dios, no me quiero morir. No quiero morir. Él me

va

a matar, un poco más apretado y estoy muerta.

77
77
va a matar, un poco más apretado y estoy muerta. 77 ―Vine por venganza, ya sabes

―Vine por venganza, ya sabes por qué. ¿De verdad creíste que no volvería cuando te encontrara?

¿Venganza? Oh, Dios, ¿va a matarme? Va a matarme. Jagger gesticula “mis ojos, nena, mírame”. Puedo entender las palabras con claridad. Él aprieta la mano en su corazón. “Mírame, siempre conmigo, confía en mí, te tengo”.

Luego da pasos más cerca de Rattler. Siento a Rattler apretar el agarre que tiene alrededor de mi cuello, pero sigo con mis ojos en mi marido.

―¿Venganza por qué? ―le gruñe a Rattler.

―Por matar a mi hermano. Me dijeron que fue por esta pequeña zorra. Y ojo por ojo

―¡Si la lastimas, te voy a ahorcar! ―gruñe Jagger, apretando los puños.

Rattler ríe y puedo sentirlo en mi espalda.

―Adelante, inténtalo, hijo. Romperé su jodido cuello antes de que des un paso

más.

―Sanke era un hijo de puta, consiguió lo que buscaba.

Rattler se estremece.

―Era mi hermano, mi única familia. Y lo mataste.

―Se lo merecía ―murmura Jagger.

―¡Tú y tu maldita pandilla inútil!

―Déjala ir. Quieres arreglarlo conmigo, entonces hazlo. Simplemente déjala ir.

Rattler ríe y sus manos se aprietan tanto que jadeo alto, mi visión se nubla.

―Ah. ―Ríe Rattler―. Esta es la que robó tu corazón. He oído todo sobre ella, ¿sabes? Disfrutaré viéndola morir

―Jagger ―digo, retorciéndome―. Por favor.

―¡Déjala ir! ―gruñe Jagger.

Es cuando veo a Ace moverse muy ligeramente a la izquierda, detrás de Rattler, lentamente. Jagger lo mantiene distraído, y, finalmente, me imagino por qué. Me preguntaba por qué Jagger no había saltado sobre él y lo había golpeado hasta la muerte aún.

―Si tienes problemas, sácalos conmigo. No la lastimes a ella. Yo maté a Snake, ¡le disparé en la maldita cabeza!

―Voy a destriparte jodidamente, Jagger ―ruge Rattler―. Después de que rompa su maldito cuello.

Oh, Dios, empiezo a hiperventilar de nuevo. No quiero morir. Por favor, ahora no. No aquí. Oh, Dios.

Jagger

78
78
morir. Por favor, ahora no. No aquí. Oh, Dios. Jagger 78 No puedo respirar. Tengo demasiado

No puedo respirar. Tengo demasiado miedo de tomar un solo un aliento por si acaso me olvido de sacarla de su agarre. Su cara es de color azul, sus labios están entreabiertos y sus ojos en los míos. Está haciendo lo que le pedí, oh, mierda, ¿qué hice? La puse en esta posición. Ella estaba huyendo de mí. Siempre soy el maldito. Ahora podría perderla y ¿por qué? Por mi propia egoísta, jodida cabeza. Ella nunca se mereció lo que le di; a la mierda, no puedo perder a mi esposa. No puedo perderla. Mantengo mis ojos en los suyos y puede ver el miedo en su mirada. Está pidiendo con esos hermosos ojos verdes, suplicando que la ayude. Dejo que mis ojos parpadeen hacia Ace y él se está moviendo lentamente detrás de Rattler, con la mano en la cintura. Sé que tiene un cuchillo allí.

―¡Pagarás por lo que hiciste! ―gruñe Rattler, fijando su mirada en mí.

Tengo que mantenerlo distraído, pero no molestarlo demasiado. Ace sólo necesita un segundo. Es rápido con el cuchillo.

―Snake se unió a mi pandilla, sabía lo que pasaría si la jodía.

―¡Era mi hermano! ―ruge Rattler, apretando su agarre en el cuello de Willow.

Ella comienza a retorcerse y todo dentro de mí se vuelve líquido. Si la pierdo ahora, sin decirle que la cagué, sin decirle que cambió mi vidaoh, mierda¿cómo pude honestamente haber pensado que ya no la amaba? Verla así hace que todo sea

real para mí de nuevo. El dolor en mi pecho va más allá de lo que siento. El miedo

en mi cuerpo ante la idea de perder a mi esposa es tan poderoso que mis piernas

empiezan a entumecerse. Sostengo la mirada de Rattler, sin mostrarle cuán malditamente aterrorizado estoy que vaya a llevarse lejos de mí a la única cosa sin la que no puedo vivir.

―Déjala ir, Rattler. Esto no es acerca de ti y ella…

―Ella mató a mi hermano.

―Él se metió conmigo, se lo buscó.

Rattler silba hacia mí y Willow grita cuando él aprieta sus manos de nuevo. Miro rápidamente a Ace y capto el momento exacto en que se lanza hacia adelante. Lleva el cuchillo directo a la espalda de Rattler; con un rugido, Rattler deja caer a Willow. Me lanzo hacia ella y puedo atraparla justo antes de que Rattler gire.

―Nena, lo siento ―murmuro antes de, literalmente, arrojarla por los aires. Ella aterriza en la hierba con un ruido sordo y mis lágrimas se parten en dos. No tuve la oportunidad de ver si está bien antes de que Rattler se abalanzara sobre mí, y con

un bramido de dolor, ambos aterrizamos en la hierba. Él tiene el cuchillo ahora, y

está pasándolo más allá de mi cara.

Agarro su muñeca, girándola con tanta fuerza que oigo que truena. Él ruge de dolor y rueda, llevándome consigo. Se las arregla para golpear rápidamente mi mandíbula, que hace que mi mundo gire por un momento, pero también hace que

mi instinto dé patadas. Lanzo mi puño a su cara, fuerte, rápido. Oigo el espantoso

crujido cuando su nariz se rompe. La sangre cae a borbotones sobre mi cara mientras

levanto mi otro puño, y luego otro. Cuando Rattler está finalmente sin vida debajo

79
79
otro. Cuando Rattler está finalmente sin vida debajo 79 de mí, me aparto de él pasándome

de

mí, me aparto de él pasándome una mano por la mandíbula para quitar el exceso

de

sangre. Me dirijo hacia Willow y veo que está luchando con su coche. Su rostro

está lleno de terror mientras hurga en la puerta. Mierda. Me vuelvo rápidamente hacia Ace.

―Encárgate de él. Asegúrate de que nadie encuentre su cuerpo.

Entonces me vuelvo y doy un paso hacia Willow. Cuando ella me nota, comienza a negar, palabras incoherentes salen de sus labios. Cuando la alcanzo, me agacho y agarro su cara.

―Hey, mírame.

―No, no, no, no ―murmura―. No puedo hacerlo más, no puedo hacerlo.

―Willow, estás en shock.

―¡No! ―grita, me golpea tan duro que mi cabeza se balancea hacia un lado. Hija de puta―. ¡No quiero estar contigo, aléjate de mí!

Se está rompiendo, puedo decirlo por el tono aterrorizado y agudo de su voz.

―Willow, nena…

―¡Tú no me amas! ―grita, sujetando la puerta del coche―. No me amas, me esforcé mucho y no me amas. ¿Por qué?

―Nena, calla, mírame.

―¡NO! ―grita tan fuerte que resuena en mis oídos―. Terminamos. Me voy. Déjame sola. Te odio. Te odio.

Sus palabras son un shock suficiente como para dejarla deslizarse en su coche

y ponerlo en marcha. Cuando lo pone en reversa, soy lanzado hacia atrás. Aterrizo

con un golpe y me pongo de pie con rapidez, pero es demasiado tarde. Ella está fuera

por el camino, rocas se agitan en su estela. La miro irse y el dolor en mi pecho es indescriptible. ¿Qué diablos está mal conmigo? ¿Cómo pude lastimar a la única cosa que hizo que mi vida valiera la pena? Podría simplemente haberla perdido para siempre. Y todo antes de que pudiera decirle la cosa que sé que ha estado tan desesperada por escuchar

Que la amo.

Y que siempre lo haré.

Willow

80
80
por escuchar Que la amo. Y que siempre lo haré. Willow 80 Tres horas más tarde,

Tres horas más tarde, estoy balanceándome, riendo, bailando con chicas al azar

y cantando alto. Le dije al camarero que casi me muero y estoy muy segura de que

pensó que había perdido mis canicas. A veces estar borracha realmente me hace sentir bien. Cuando me las arreglo para llegar a la barra a recoger mi sexta copa, veo

al camarero volver los ojos hacia la puerta. Me giros en mi silla, casi perdiendo el equilibrio, para ver a Jagger y a los chicos de pie en la puerta. Todo el bar se queda callado, ¿es que conocen a los chicos? Allí, de pie, en una línea perfecta, con expresiones serias, los chicos se ven malditamente aterradores. Nunca los he vi así antes, pero maldito Dios, en realidad son un espectáculo. Un espectáculo aterrador.

―Es Jagger ―murmura el camarero.

―¿Conoces a mi marido? ―murmuro.

―¿Él es tu esposo? ―dice, dando unos pasos hacia atrás―. ¿Por qué no me lo dijiste, maldición?

Me doy cuenta que la expresión de su cara es de puro terror. Tiene miedo de Jagger. Suelto una risa, me vuelvo y veo a los chicos caminando hacia mí. Por primera vez, veo un lado de Jagger que no he visto en mucho tiempo.

Es ese lado determinado, atemorizante, duro del que me enamoré. Ahora mismo, si no lo conociera, diría que es exactamente el de antes. Cuando se detiene frente a mí, su expresión es salvaje.

―A mi coche, ahora.

Resoplo, rodando los ojos.

―No.

―Willow, al coche, ahora.

―Dije que no.

Él endurece su mandíbula y entonces se inclina más cerca.

81
81
endurece su mandíbula y entonces se inclina más cerca. 81 ―Willow, nena, lárgate a mi coche

―Willow, nena, lárgate a mi coche antes de que te tire por encima de mi hombro y te saque de aquí gritando y pataleando. Casi mueres hace un par de horas, luego te fuiste sin mí y ahora te encuentro aquí, malditamente borracha y sola. Sal como la mierda a mi coche, en este maldito momento.

Me inclino más cerca.

―Dije que no. Ve a jugar con tu nueva novia.

El camarero jadea. Jagger gruñe, se inclina hacia abajo, me tira por encima del hombro y se vuelve hacia la puerta.

La llevaré a casa, muchachos, ustedes beban por mí.

Les tira su cartera a los chicos y todos sonríen hacia él y hacia mí. Aporreo con mis puños su espalda mientras me lleva por la puerta. Cuando llegamos a su camioneta, abre el lado del pasajero y me lanza dentro. Cuando va hacia el lado del conductor, entra y enciende el auto.

―Me estaba divirtiendo, déjame ser.

Me lanza una mirada feroz y yo cierro la boca de inmediato.