You are on page 1of 5

Anatomía animal

La anatomía animal es la ciencia que estudia el número, estructura, tamaño, forma,
disposición, situación y relaciones de las diferentes partes internas y externas de los
animales.
Dentro del contexto que recoge la medicina veterinaria y la zootecnia, es importante tener
en cuenta la anatomía de los equinos, como animal base de estudio en todas las escuelas
del mundo.
Fisiología Animal
La fisiología (del griego physis, naturaleza, y logos, conocimiento, estudio) es la ciencia
biológica que estudia las funciones orgánicas de los animales.
Esta forma de estudio reúne los principios de las ciencias exactas, dando sentido a
aquellas interacciones de los elementos básicos de un animal con su entorno y explicando
el porqué de cada diferente situación en que se puedan encontrar estos elementos.
Igualmente, se basa en conceptos no tan relacionados con los animales como pueden ser
leyes termodinámicas, de electricidad, gravitatorias, meteorológicas, etc.
Para que la fisiología animal pueda desarrollarse hace falta conocimientos tanto a nivel de
partículas como del organismo en su conjunto interrelacionando con el medio. Todas las
teorías en fisiología animal cumplen un mismo objetivo, hacer comprensibles aquellos
procesos y funciones del animal y todos sus elementos en todos sus niveles.
La fisiología tiene varias ramas: Fisiología celular, de tejidos, de órganos, veterinaria o
animal, humana, y comparada.
Sistema óseo
Básicamente, el esqueleto de todos los mamíferos está constituido por los mismos grupos
óseos con morfología y características similares o diferentes según los casos y
comprende una estructura axial compuesta por cabeza, columna vertebral y caja torácica,
y unas estructuras apendiculares (normalmente, cuatro) integradas por las extremidades y
las respectivas cinturas que las unen al tronco.
Se caracterizan por tener una columna vertebral dividida en varias partes bien
diferenciadas.
Mantener constante la temperatura corporal requiere un aporte energético que debe ser
minimizado optimizando el gasto. Para ello, el aparato locomotor de estos animales ha
evolucionado para conseguir uno de los mayores logros de la naturaleza.
Esqueleto axial
El crecimiento de los huesos se detiene cuando el animal se hace adulto, permitiendo así
un ahorro energético, pero además, durante la evolución, los huesos de estos animales
han ido fundiéndose y simplificándose de tal modo que su crecimiento suponga también
menores requerimientos de energía.
El cráneo es quizá el mejor ejemplo de esta simplificación ósea. Los huesos que lo forman
están soldados a diferencia de lo que ocurre en reptiles, donde se unen mediante
cartílagos. Esto a su vez proporciona mayor superficie para la inserción de músculos de
mayor tamaño, o más numerosos.
Las costillas de los mamíferos se articulan exclusivamente con las vértebras torácicas,
mientras que en reptiles lo hacen también con las cervicales y las lumbares.
Esqueleto apendicular
El diseño músculo-esquelético de los mamíferos ha evolucionado en función del tipo
predominante de locomoción de la especie. No sólo hay especies cuadrúpedas terrestres,
que son la mayoría, sino que también las hay bípedas, o con capacidad para utilizar dos o
cuatro extremidades al desplazarse. Otras lo hacen bajo el suelo, y no pocas colgadas de
las ramas de los árboles. Además hay mamíferos acuáticos y otros con capacidad para
volar, lo que convierte a este grupo de animales en una variedad de aspectos
morfológicos que estarán siempre en función del sistema de locomoción empleado de
forma habitual.
Adaptación del aparato locomotor
Adaptaciones para el vuelo y el planeo
Las diferencias anatómicas de los quirópteros con la generalidad de los mamíferos son
más que notables, tratándose de las únicas especies de la clase que presentan alas que
les permiten el vuelo activo. Éstas son formaciones membranosas constituidas por piel,
delgados músculos y tejido conectivo laxo conocidas como patagio.
La extremada delgadez de los huesos de los murciélagos tiene como fin disminuir la masa
corporal para que el vuelo sea menos costoso, pero da como resultado que no puedan
alcanzar en ningún caso la envergadura de aves de mediano y gran tamaño. Para
conseguir más maniobrabilidad en el vuelo, la articulación del hombro es libre, y son
músculos los que unen el húmero a la escápula permitiéndoles rotar el brazo alrededor
del hombro en la mayor parte de las especies.
Otros mamíferos como petauros, colugos o ardillas voladoras, no son capaces de volar
activamente, pero han desarrollado pliegues de piel entre sus extremidades, que una vez
extendidos les permiten planear, a veces, considerables distancias. Sin embargo, siempre
necesitan de un punto en las alturas desde el que lanzarse en el planeo, y su capacidad
de maniobrabilidad no es comparable en ningún caso a la de los quirópteros.


Adaptaciones para la vida acuática
La adaptación a la vida acuática también ha supuesto que la morfología de las especies
anfibias y acuáticas haya tenido que vencer los obstáculos que les suponía el medio
conquistado, aprovechando a la vez las ventajas ofrecidas.
El agua, especialmente la salada, tiene una densidad hasta 800 veces superior a la del
aire, por lo que la estructura ósea de los animales marinos no necesita soportar el peso
que soporta el esqueleto de los animales terrestres. Como contrapartida, vencer la fuerza
de rozamiento que ejerce el medio durante el movimiento de los animales, requiere más
energía que hacerlo en el aire o sobre la superficie de la tierra, de modo que es preciso
que sus cuerpos sean hidrodinámicos.
Adaptaciones para la vida bajo tierra
Tanto los animales subterráneos que pasan la mayor parte de su vida bajo la superficie de
la tierra, como aquéllos que sólo emplean el subsuelo para protegerse necesitan estar
pertrechados de instrumentos para escarbar la tierra, y en efecto, las especies que no
están dotadas de grandes incisivos, lo están de poderosas uñas en sus manos y con unos
u otras, los animales son capaces de apartar la tierra que obstaculiza su paso.
Normalmente, todas estas especies son de pequeño tamaño, algo que resulta muy
conveniente si se tiene en cuenta que cuanto mayor volumen tenga que atravesar el túnel,
mayor será el trabajo necesario para desplazar la tierra.
Por otra parte, la piel de estos animales suele ser holgada y el pelo corto y erizado,
dispuesto en cualquier dirección, todo en función de facilitar el tránsito por las galerías y
los giros dentro de ellas.
Anatomía de las Plantas y Transporte de Nutrientes
Las plantas, Son seres vivos que nacen, se alimentan, se reproducen y mueren;
eso es lo poco que conocemos de ellas, pero ahora conoceremos un poco más.
Las plantas son seres vivientes que como los animales se alimentan, respiran y se
reproducen.
Anatomia de la planta: ser vivo que tiene paredes celulósicos de clorofila y
almidón no hay boca ni sistema nervioso; tiene movilidad y sensibilidad más bajas
que los animales.
Flor: Producción de la planta de color y a menudo olorosa.
Fruto: Producción de la planta que viene después la flor.
Semilla: Parte de la planta que permite su reproducción.
Hoja: Arte de la planta que está derivada del tallo, generalmente de color verde.
Tallo: Parte de la planta que lleva las hojas.
Raiz: Ramificación subterránea para mantener y nutrir la planta.
Brote: Parte fuera de la tierra de la planta.
Transporte de Nutrientes
El transporte de agua y nutrientes está relacionado con diversos factores
ambientales, como la composición del suelo, la pluviosidad, la luz, el calor solar y
el aire.
Dependiendo del tipo de suelo (arenoso, humífero, arcilloso, calcáreo, limoso...),
cuando llueve ocurre un proceso de lixiviación o arrastre de material del horizonte
A al horizonte B, y el agua disuelve las moléculas de los compuestos químicos del
suelo. El agua así enriquecida constituye el agua capilar que rodea a los pelos
absorbentes de las raíces de las plantas. Por ósmosis, los pelos absorbentes
toman el agua con las sales minerales disueltas (medio hipotónico), gracias a la
luz solar, al CO2 atmosférico y a la clorofila, la savia bruta o no elaborada se
transforma en savia elaborada, la cual es transportada por los tubos cribosos
(floema) a todas las partes de la planta, para ser almacenada y así formar frutos,
raíces y tallos. Estos procesos son más rápidos debido a la transpiración de la
planta, que aporta humedad al ambiente.
Taxonomía Vegetal











Desarrollo y crecimiento de Las plantas
El desarrollo vegetal es el proceso conjunto de crecimiento y diferenciación celular
de las plantas que está regulado por la acción de diversos compuestos, dentro de
los que se destacan carbohidratos, proteínas, ácidos nucleicos, lípidos y
hormonas. Los procesos de crecimiento y diferenciación se alternan durante todas
las etapas de vida de la planta, desde el desarrollo del embrión, pasando por la
etapa juvenil hasta la planta adulta en donde continuamente se están
diferenciando apéndices tales como hojas, flores y frutos.
Embriogénesis
Es la etapa del desarrollo en plantas que abarca todos los procesos que ocurren
justo luego de la fecundación hasta la dormancia o aletargamiento del embrión,
que en el caso de las espermatofitas se da dentro de la semilla. Durante este
tiempo, se establece el plan corporal de la planta: dicho plan corporal es el módulo
básico de crecimiento que ha de repetirse conforme la planta crece.
Germinación
Es la fase postembrionaria del desarrollo de la planta. No todas las plantas
germinan luego de que el embrión ha completado su desarrollo; muchas pasan por
periodos de latencia en los que el metabolismo se hace más lento, la semilla se
deshidrata y los tegumentos se endurecen para proteger al embrión.
Crecimiento
Las plantas son organismos modulares. Esto implica que su crecimiento ocurre
mediante la repetición de módulos. Cada módulo consiste en una hoja con una
yema axilar y el punto en donde se insertan las hojas son llamados nodos. Entre
nodo y nodo hay un internodo. De esta forma, el crecimiento de las plantas
consiste en la repetición de este patrón y en la expresión de las yemas axilares en
apéndices reproductivos (flores) o vegetativos (ramas).
Desarrollo de las Hojas
El primordio de hoja más joven visible no está determinado para producir una hoja
sino un vástago.13 El establecimiento del eje dorsoventral es esencial para
determinar la forma aplanada característica de la mayoría de las hojas. Para
modelar las formas menos conspicuas y más detalladas de éstas, muchas veces
la planta recurre a estrategias como la apoptosis.