You are on page 1of 21

8138

28 diciem.bre 1956

B. O. del E.-Núm. 363

,

Articulo vtiliJ.titres.-Si en lo sucesivo la Administracion de ,Marruecos necesitare utilizar funcionarios de Adminis-

tración

Local' de

España, los Interesados serán

adscrito::; transitoriamente en comisión al servicio re~pectivo.

Disposición fina1.-Corresponderá al jl,finisterio de la ,Gobernación dictar las disposiciones necesanas.en orden a

la aplicación, de esta Ley.

"

Dada en .el Palacio de El Pardo a veintisiéte de diciembre de mil novecientos clncuenta' y

, '.

seiS.

FRAJ.'\mISCO FRANCO

'LEY DE 27 DE DICIEMBRE DE 1956

pO!' la

que se

aplica

al

des

especiales del

Afríea' Occiden tal Española el

régi men

Ley

de

2G

de

{ebrez:o

de

1953·

personal

indígena

de

las tr~pas de

policía y

Unida-

de

retiros., y

concesióIl

de

pensiones

establecido

por

El artícUlo tremta y uno dél capitulo tercero del Reglamento de las Fuerzas de, Policia, aprobado por De- creto de trece de enero del corriente afio (BOLETIN OFICIAL DEL ESTADO número, veintinueve), dispone que

por la Presidencia' del Gobierno se dictará el régimen

de

retiros por edad e

inatUidad dc::l perso~a1 ~digena,

e~­

table,ciendo las pensiones e indemnizacioiles correspondie ntes, y una vez fijados en el artIculo vemtitres, del capI-

tulo tercero de] citado Reglamento las pensiOI;les o dere chos pasivos, correspondientes al personal europeo de las Fuerzas de Policia, que deben ser como mínímo las mis mas .de los de igual categoría del Ejército, y en analogia

con este criterio. se hace conveniente fijar Jos retiros

del

personal in'digena, igualándolos' ál del personal. también

indígena de otras Unidades del Ej,ército que prestan servicio en los mi$mos Territorios. '

En

su

virtud, y

de

conformidad con

la

propuesta el aborada por las Cortes Españolas, "-

O

l'S

¡:>

O

N

G

O

Articulo primero.-El régimen de retiros y concesi ón de pensiones establecido por la Ley de veintiséis de

febrero

de

mil no,'ecientos cincuenta y tres para el' personal indigena de los Grupos de Regulares y del Batallón

de Transmisione8 de

ciales del de . primero

Marruecos. será

de aplicación al personal indigena de las Tropas de Policía y Unidades Espe-

Afrícn Oc-cidental Española para aquel personal que se retire en lo sucesivo o se haya retirado a partir

de

ener.,

del

año mil novecientos cincuenta :; cinco. Esta clase de haberes se sati,sfarán con aplicación

Presupuesto General del Estado, Sección diecisiete. Ac ción de Eapafia en, Afríea, Presidencia del Gobierno. Di-

rección

General

de

Marruecos

y

Colonias.

capitulo

prim ero,

artículo

sexto,

Habel'espasivos

de

carácter

milltar,

grupo único.

_,

Cualquiera que sea la estructuración de los cteditos presupuestarios respectivos: por .los pagos originados

por la", disposiciones de la

presente Ley se

llevará

canta bilidad s~par'ada que permita discririünarlos.

-

ArtÍl'ulo segundQ.-Los acuerdos de retiro. serán adoptados por la Pre;:;idencia del Gobierno, s. propuesta del

Gobierno

de

lo,"

Territorios,

previo

infonne

neral de Plaza:,> y Provincias Afrícans.s_

de

la

Dirección

General de Marruecos y

'

Colo'Q.ias, hoy

'

Direccióíl Ge-

,

,

Articulo

tl'rcero.-La

Presidencia

del

Gobierno

dictará

las

disposiciones

y

normas

precisas

para

el

cumpli-.

miento

de

la

de

pri?~ente Ley y

retiro.'

para

reglamentar el

prqcedimiento que se ha de seguir en la tra~itacióD de los ex-

pedientes

.'

, Dada en el Palacio de El Pardo a veint.isiete de diciembre de mil novecientos cincuenta y seis.

,

FRA.1'lCISCO

FRANCO

LEY DE 27 DE DICIEMBRE DE 1956 'reguladora de la .Jurisdicción. contencioso-adUlinis~rativa.

1.

JUSTIFICACION

DE LA REFORMA

La Ley

de trece

de

septiembre de mil ochocientos ochenta y

ocho,

reformada en

mil

ochocientos noventa

y

cuatro, fué la disposicIón básica de las refundidas en el texto vigente de la Ley de lo Contencioso-administr9,tivo.

aprobado

por Decreto de ocho de febrero de mil- novecien tos cincuenta y dos

La Ley' supuw enorro::- avance para el imperio de la ju.sticia en las relaciones administrativas. Pero si se tie':'

nen en cuenta la~ transf0rmaeiones sociales y juridkas producidas desde aquella fecha y que las variantes intro- ducidas en el' primitivo texto fueron aCCIdentales y de detalle, qUeda jUstificada la necesidad de nna reforma de nuestra Juri~dicci6n contencioso-administrativa. Que des de hace años viene siendo unánimemente eXigida por la ,. Magi~tratura. la Abogacia y la doctrina

A ella

tiend€' la

presente Ley. reguladora

a

la misma

de la Jurisdicción contenciOso-administrativa y '

..

substancia.ción y. decisíón

corresoonde-n ',

de

los procesos cuya

,

como esta Jurisdicción

, y

procesos

no

difif-,e

no

es

más que

de

los

tales

esencialmente

una

especie de la genérica función

jurisdiccional. y

demás

procesos de conocimiento, la Ley se limita

la· naturaleza

de'

a

recoger las es-:-

pecialidades

Estas

Que un~

razones

y

otros ofrecen.

también.

remitiéndose

prescindir

aconsejan,

en

de

lo

demás a

las .leyes orgánicaS y procesales

comunes.

.

teda disposición reglamentaria, pues, carece de razón de ser

un

Reglamento. como el

de

de

transcripción

preceptos

la

de

vieja Ley de lo contencioso

la Ley

que

de Enjuiciami~nto civiL

en

su

mayor parte

no

es más

"

que una

innecesaria'

Al redactarse el nuevo texto no se han olvidado .las experiencias obtenidas en la aplicación de la' Ley hasta

en

vigor

Así.

se

han

recogido

aquellas

oriE.>ntacio nE\s

de

la

jurisprudencIa realmente aprovechables y re-

ahora

dact.arlo lo~ preceptos de la Ley de modo tendente a eVi tai interpretaciones formalistas que. al conducir a la in- ad.misión de numerosos recursos contencioso-administrativos. comportaban la subsistencia dE< infracciones admi-

nistrativas.

ganizac1ón

en

pugna

politica.

con

la

Justicia.

contenido

del

ve-rdadero interés público y fundamento básico de, toda 01'-

II.

L.'\ JURISDICCION ,CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVA

1)

El

texto

legal

se inicia refiriéndose

a

la

naturaleZa,

plena

administrativa. Sus términos evidencian la comunidad cretas de la fUnción jurisdiccional"

extensión

y

entre

esta

límites

de

la

Jurisdicción

y

JUl'isdlccióD

las

demás

contencioso-

especies

con-

La Ju.risdicción cO!ftencioso-administrativa no debe entenderse ni desarrollarse como si estuviera instituida

para establecer, si. garantias

de

los

derechos

e

intereses de

los administrados. pero

con

menos

grado

de intensi-

dad que cuando los derechos e intereses individuales son de natt J.urisdicciones. Si la

--raleza

distinta

están

bajo

la

tutela

de

.. J'ul'isdicción contencioso-admini"tra tiva tiene razón de ser. lo es precisamente en cuanto. por

y

otras

su organización. sus decisiones ofreCen unas probabilidades de acierto. de ser eficaz garantia de- las s!tuacionE's

R

O

..

del E~-Núm~ 363

R O .. del E~-Núm~ 363 8139 ¡uridicaS, de· encarnar JurisdiCción .. la. Jll.st1el-a, superiores a

8139

¡uridicaS, de· encarnar JurisdiCción ..

la.

Jll.st1el-a, superiores a

las que ofrecerían si las mismas' cuestiones' se sometieran a otra

En

verdad,. únicamente

a

través' de ia

Justicia, a . trav{!s de' la obser',Tanciade las normas y principios del

a

cabo la empresa de la administración del, Estado moderno.

Derecho- es' posible

organizar la

Sociedad y llevar

En la complejidad

y' extensión

de

éste,

las. normas. ,subordinadas

entre

si

jerárquicamente, proclaman y

s~a el

. criterio subjetivo

definen El acatamiento y oumplimiento de las normas se impcne,

cuál es el contenido del inter.és PÚblico en toda.s 'J cada una de sus manífestaciones

por

ende,

cualquiera

que

de las antoridades 'j funcionarios, como base de la. existencia de un ol'den social y de la unidad de la acción

I

.

"Uinistrativa~

ad

..

tende

Los principios de unidad y de orden quiebran, ciertamente; cuando, bajo pretexto de inte"és público, se pre-

sustituir

lo

dispuesto

por

el

Ordenamiento

jurídico por el sentüniento que del bien común tenga en cada

caso el titular de la función, el lffiperío del Derecho por la arbitrariedad.,

"idual

como una lesión de las situaciones de los administrados. sino

trae ion. Y de ahí la certeza del a.sertode Que cuando la Jurisdicción

ilegitimas de la AdministracióD, no. tl:tD sólo no

ra

al

mejor

desenvolvimiento

de

las

funciones

pecifico. el ,conocimiento

pública sujetos al

Derecho administrativo.

. y -así. la necesidad de una Jurisdicción contenClOsu-administrativa eficaz trasciende de la órbita de 10 indi-

y. aJcanza

al

ámbito

colectivo.

Porque. las infracciones administrativas se muestran realmente no tan sólo

como

entúrPecimiento

a

la

buena

y

recta adminis-

contencioso-administrativa anula los, actos

menoscaba su prestigio y eficacia, sino que. por el contrario, coope-

administrativas y

atirma y cimenta ia autoridad

pública.

'

.. mismo tiempo Que sirve para poner de

contencioso-administrativa

exista

un

acto

admi-

. '1

concebir

la

Jurisdicción

.

contencioso - 3dministrativa

2) El texto legal configura la Jurisdicción contencioso-administrativa como aquel1a que tiene por objeto es-

de

ias

pretensiones

queso

deduzcan en relación con 'los actos de '13. Administración .

pese a las fundadas obje-

.

Conserva una terminologia., como la de recurso eontencio~o-administrativo, que

al

ciones de que ha sido objeto, es la tradiCional y comúnmente admitida,

manifiesto

la necesidad de que antes de

acudir a la Juris dicción

que se haya querido

r.istrativo.' Claro está que esto' no significa

como una segunda instancia: ante' ellfl, por el contrario, se sigue un auténtico juicio o proceso entre partes, cuya

misión es

examinar

las

pretensiones

que

deduzca

actora por razón de un acto administrativo.

requiere

la

La Jurisdicción contencioso-administrativa es, por ta.l1to, revisora. en cuanto

existencia

previa

de un acto de la Administración, pero sin que ello sigmfique-dicho sea a titulo enunciativo-Que sea imper-

tinente la prueba. a pesar de que no emta conformIdad en los flechas de la demanda, ni Que' sea inadmisibll';, aducir en via conttmciosa todo fundamento que no haya sido prev¡am'ente expuesto ante la Administración.

.El

proceso

ante .la

Jurisdicción

contencioso-ad

..

'Tllinistrativa

no es una cas2.:;i6n. sino, propiamente, una pri-

,

mera instancia jufudíccional. 3) ~.J referirse la Ley a la .~dministración lo hace ('n los términos más amplios y. comprensivos.

Por

tal

también las

entiende,

demás

desde

luego,

Corporaciones

e

la

Administración

Instituciones

territorial

del

Escado

y

de

las

Entidádes

públicas, sometida" a la tutela de aquellas

locales.

.

Pero

4)

Creada la Jurisdicción contencioso-administrativa para CO!locer de la~ cuestiones que se susciten respec-

to de los actas sujetos al Derecho ad."'Ilinistrativo. sUs limites están determinados normalmente por la esencia de

'esta rama del Derecho. en cuanto parte del Ordenamiento jurídico.

Oon este criterio se definen. por e:s:clusión, las cuestiones ajenas a esta Jurisdicción. Entre ellas se incluyen lus relativas a los :lctos políticos. que no constituyen una especie del género de los actos administrativos discre- cionales, caracterizada por un grado máximo de la discrecionalidad, sino actos esenciaL'l1ente distintos; por ser una la. función administrativa y otra la función política; confiada unicamente a los supremos órganos estatales.

5)

Problema

capital

era

el

de

la

org'anización

to de los recursos contencioso-administrativos.

de los Tribunales a los (¡ue habia d8 contiarse el conocimien-

La Ley

tiempo,

o

no

ha

acogido en

ser

tod::=. sU

en

pureza ninguna de las dos posiciones tradicionales, que. sólo después de lar-

la

Ley

de mil ochocientos

ochenta

la misma.

y

ocho,

menos

_ en la forma

y

que

han

en

que fué

subsistido, ' recogido en ella,

con

go

más

pudieron

conciliadas

menos variantes, en

los distLT.ltos sectores criticos de

armónico

o

También se aparta

del' llamado sistema

mixto, al

La Leyes judicialista, siguiendo la orientación q.ue impuso la de cinco de abril de m51 novecientos cuatro

('n

cuanto

confía

la

Jurisdicción contencioso-admini.<;trativa a. verdaderos Tribunal€'s encuadrados €'n la común

.ol'ganizac~ón judicial

los mismos.

e -integrados

por

Magistrados

profesionales, con los deberes e incompatibilidades propios de '.

.

Pero.

s2lecci6n

brán

creyendo

de

los

esencial

de

una "especialización

la Carrera

Judicial

del

miembros

a regulados por el Gobierno

de ser: debidamente

~ino también mediante oposición.

personal de

tl'a ves

no

para

que

'

esta Jurisdicción, la ha procurado mediante la.

de

los

correspondientes

su

verdaderameme

ha-

oue finaUdad' especifica

concursos.

sólo

cumplan

,

La Ley introdu{:e una

a

innovación

importante:

supl'1me los actuales Tribunales

que

se

crean

en

las

Provinciales

y

lleva su

juris-

con

10

dicción

Salas especiales de lo Contencióso-administratí'Yo

Audiencias

Territoriales.

que se logrará la tan deseada celeridad en la tramitación' d~ los procesos, "

clusivo, aJ despacho de los r!1i.smo'5.

al dedicarse sus miembros, de modo ex- '

Aun cuando se ha col1siderado. en principio, ser suñciC'nte una Sula en cada AumC"ncia TerritoriaL se

posibilidad de

que.

en

casos

excepcionales,

cuan do el cv.mulo

facul tad

de

asuntos lo

acoI).:'.eje, se creen. otras

de asuntos

al'ue

una

únicamente si el número

mite la

la:o, bien entendido que el Gobierno hara uso de tal t'xcede· de las posibiHdades de una rápida' solución,

ad-

Sa-

Sala

6)

Se

1m

creido

prudctl.teeonservar el

sistema

actual

de

doble

instancia

para los asuntos

dünanantes

de

lOS órganos locales delE::>tado y de la Administración Local, y de una instanCia unica L\.dministración CentraL

para los dimanames

de

1"

-

La generalización

de l:l. instancia única, con la posibilidad

casacior.....

de

recurso

de

casáción.

cfrec~:. pI

grave riesgo

d,~ que. mediante una .desnaturalización de h~

he cho cada dia mas frecuente en c8.;'Oi todos los Ordenamien-

..d0ble

instancia en

todos

los

casos, lo

que

hubiera impli-

tos jurld1cos, se hubiera consagrado, en realidad, una e:.l.do justamente lo contrario de lo que se 'pretendla.

Mantener el sistema actual viene

mar.Jtengs;. limitada

caracter local.

todo

pueda dar

lo 1?csib~, la

umformldad

a suponer una instá.ncia única en

apelación,. a

a

fin

los criterios

de que

de 'los

distintos

la

mayoria

de

lo;,;

casos.

:lun cuando se

el Tribunal Supremo, al conocer de los asuntos de '

Tribunaies

territoriale:o:,

nI.

LAS

PARTES

una

rige

1) La re~ulaci6n de las

redacción

partes 11a sido objeto ele eierta~ innovaciones,

....

,

pI:ecisa y técnica ::t los preceptos correspondientes.

principallYlente

en

el sentido

de

dar

,2}

En

como

cuanto a

b

c<l;Jacidad

proces:l.1, no parE'el"

se

haya

necesario

a

repetir

preceptos

~tlp¡e\ol"ia. De .o.hí·que la Ley

lim..itac:ü

llacer una r<?misión a

d,'

1:3. h'dslación

dicha::; nol-1nfl~;.

común, que

?"::1"O Se JI:.!, crt""do pl'Udenti::: ;1wdillcar ei régimeD general en aquellos casos

en Qu.e 13, legis:ar:ión administra-

8140

28 diciembre 1956

B. O. del E.-Nú,m. ,363-

/

Uva permit~ al, administrado menor ~o mujer casada el ejerCicio- de' sus, dereehos sin ,la 'asI~tencia de' las p~rsonas

que integran civilmente su capacidad de obrar. reconocí éndoles la ,poslbfljdad de que actuen "

proceso

contencioso-admlnistratIvo.

.' ,"

Con ello no se ha/hecho otra cosa que trasladar a la esfera:' juriSdiccIonal lo, que

ya

t>or

si

solos

en

el

" la. esfera admi-

regia en

nistrativa.

3)

.'

"

'

-.

La legitimación activa para demandar la

. anulación de actos y disposIciones de la Adm,inistración se re:-

,

conoce a quien tuviere interés directo en. ella

"

'-

' ...

. No obstante. cuando sé trata de la impugnación de disposiciones de carácter general de la Adminlstraeión Cen- tral que .sólo hayan de ser cumplidas por, los ?,dlnlnlstra dos, previo-un acto de requerimiento 0- suje.ci6.n indivIdual.

.

se ha- creido prudentet restringir la legitimación a las En tidades, Corporaciones, e Instituciones

públicas y

a cuan-

tas Entid·ades. ostentaren la representacIón. o defensa de intereses decarác~r general o corporativo. siempre que la disposición impugnada afectare dlrectamente a ,los mismos. Losadmlnistrad9sestá1'l-leg1timados para ~mpugnar los actos de. aplicación de tales dIsposiciones ilegitimas, y también estas mismas si hubieren de ser. cumplidas sin '

previo acto de

requerimiento o sujeción individual.

. En prip.cipio. no parecia necesario hacer refe~encIa R,1guJ,laa aquellos casos en que el demandante no se Umi- tara a 'solicItar .la, anulaci6n del .acto, p).1es versando el. pro ceso sobre 'una situación juridica individualizada_ la legi- timación. corno en el procesocivll, venia generalmente li gada a la· cuestión de fondo. Sin embargo,

~ por respptar
~
por
respptar

una tralf'iCión .legislativa que arr~nca de las prImera~ le~es de .10 c~mtencioso-adm.lnistrsti,,":o,se confirma que en

estos casos únlcamente estará legltimado el titular de un derecho infringIdo por el acto o disposición impugnados,.

dimanante

del OrdenamIento que se consldere .

. En uno y otro supuesto, 'J,a' Ley matiza, con la debida exactitud. que la concurrencia de un interés o la titula-

.

.

,

y

no. como

ridad de un derecho son simplemente los elementos l.lueconstituyen la legitimacIón de la parte actora

.. erróneamente se ha entendido muchas veces, las condicio nes 'de procedencIa de las· pretensiones deducidas. ni los

presupuestos

de la competencia de la JurIsdicción contencioso-administrativa,

"-

En cuanto a .la legItitrtaci6n pasiva, se considera parte demandada a la· Ádministración de que proviniere el

a

que se refiera

el

recurso

y, además.

a

las personas ?- cuyo favor derivaren derechos del propio

acto· o disposición

acto que ostentan. porel1de, una sitUación jurídica que será. dir~ctaml:'nte afectada- parla sentencia que se pro- nuncie. Su' emplazamiento no entorpece el procedimiE'nto de la norma contenida en el articulo sesenta y cuatro.

Ciertamez:¡te era anormal Que quien en el proceso dE'-fen día derechos propios hubiera de- aparecer como mero coad-

yuvante.por el hecho de haber sIdo aquéllos reconocidos por la Adminis~ración_·

Se despeja asÍ.

a

la

vez,

._;<¡uvante

queda 'reducida a sus

la

problematica suscitgda

propios limites.

justos y

__en

..

.

torno a la intervención de terceros. y la figura 'del coad- .

-

4) Por 10 Que respecta a la postulación. Se ha abandonado utí' críterio mantenido ininterrumpidamente en nuestra legislación de lo contencioso-administrativo acerca 'de la innecesatiedad. como regla general, de asistencia

de técnicos del Derecho. La Ley exige que los interess.dos

radar asistido de abogado,

a excepción de aquellos casos

la práctica y

acudan al proceso "representados por abogado o por prr·cu- en que se sl<pone a la parte un conocimiento del Derl?cho

públicos, en el proceso especial regulado en el ar- ,

de

....

que, públicamente representada

de

hecho.

así venIa

ocurriendo ya en JI defendída por

aparecia

Que debé ser aplicado por los Tribunales: el de los funcionarios

ticulo ciento trece.

. La razón de ser dé esta innovacIón radica en la con sideración

Que en

aquellos otros casos en

que la parte

no

técnicos' del Derecho;'. a: la sombra de la misma existía sie mpre. o el profesional Impedido de ejercer la profesion. o

persona sin calidad de Letrado. La

..

nuev·a

disposición vic ne

por tanto; a salir

al paso

de

una

faceta del

lntrusl~mo,

El nuevo texto prQclama el principio de que la defen sa de la Administración .ante la Jurisdicción contencll)SO-

adminIstratIva debe estar atribuida a sus propios ahoga dos. por)o Que la representación y defensa de·la Admi-

nistración del

Estado corresponderá siempr~ a los Abogados del Estado, y la de las demás Entidades. Corporaciones

e InstitucIones púplicas integradas en la Administración incumbirá a sus respectIvos Abogados.

,

,

,

IV

OBJETO

DEL

RECURSOCONTENCIOSO-ADMINISTRATIVD

1)

Como ,es

natun..I:

la Ley previene que la existen cla de un acto o disposIción de la Administración 'es pre-

supuesto de admisit-ilidad de la acción contencioso-admi nistrativa. Se habla de acto, y no de acuerdo, resolución. ·provi--dencia o de cualquier. otro concepto seme'jante, por ser

. aguél más extenso y comprender todas las manlfestacione s de la' actividad admInistrativa. El acceso aIaJurisdicl'ión contenciosa, en efecto, no ha de ser po:;;ible únicamente cualido- la AdmInistración produce actos éXPl:esos y es<.>ri- ~

tos. sino también cuando revisten cualquier otra forma de

manifestación. regulada

por

el

Derecho.' o son tácitos ')

presun,tos • porque todos ellos. :" 00 solamente 1013 primero S, pueden Incurrir en infracciones jurídicas que requieran '

..

la asistencia jUrIsdiCcional Disposición equivale a

. precepto de carácter gen¡:>ral

_.

'.

-. con categoria inferior' a Ley .

.

. 2) La existencia de un acto administrativo como presupuesto de- admisibilidad de la acción contencioso-ad- Ir.inistratIva no debe erigirse en. obstáculo' Que impida a la s partes someter sus pretensiones a' enjuIciamiento de la Jurisdicción contencioso-administrativa.

Por el1o. la Ley instItuye un régimen

general de s11en ~io administrativo, "mediante

un

acto Ql.le le permita

el

."

el' oual, transcürrido

10 desea.

a

,

cierto

plazo. puede presumirse por el Interesado la existencia de dicción contencIoso-administrativa,'"

acceso. si

la Juris~

Acudir a

ella se considera como tina facultad y

al sentido

que

no

como una obligación. con lo cual se restituye la figura del

silencio. administrativo

propiamente se le ,atribuy6 originariamente, de garantía para' los adminis-

, no puedf> ser conceptuado como un medio a través i:iel cual la-Admi-

.

trados frente a las demoras de la administración.

El silencio

admInistrativo. ciertamente.

nistr.aeión pueda .eludir su obUgación de motIvar las decl siones, como vendria a ser si por el silencio quedara exenta -

del ,deber de dictar un proveído expreso. debidamente fun dado,

,

-

El régimen general Instituido por la Ley carecerá. df> sde lUego, de aplicación en' aquellos supuestos en Que otras

plazo.

previa o

no

denuncia de mora. hayan

de

entenderse f'~ti­

disposlciGnes establE'zcan que. tran3currldo cierto

mada:- las pretensiones de los aaminlstrados. pues en ·)tro caso la Ley. Que tiene por objeto instItuir garantías de

las Situaciones juridicas de los admInistrados. vendrio. prf' cil"amente a.

en beneficie de los Interesados, plazos más reducIdos que -

ducido acto presuntú

3)

El

, presente texto legal. enea.minado a establecer

Tacto aco~~eja_ble. r~du,clr al minimo l~s actos que, a

lmpugnaclOn Jurl"dlC'ClOnal, En su conjunto. el que sólo se da en los. ,Ordenamientos juridlcos

minol'Qrlas.

.

Lo mIsmo habrá que consIderar. por idéntica razón.j¡Cuando otros texto); legales o reglamentarios establezcan,

los que se prevén en esta Ley para que se entienda pro-

un eficaz sistema de garantia de la Justicia.

ha conside- .

pesar de- te:ner naturaleza administrativa, estan excluidos de

nuevo texto permIte el acceso a los Tribunales con una generalidad '-

más ,tvan zados

.

infringieren otra!' de

Así, ~a Ley adniíte e~p:.esamente la impugnaci~n di1'e(' ta de 'las disposiciones generales Que

:;uperlor Jer~rQuia, Bien en"endtdo que el, no ejerclcl(l de, la facultad de impugnacj6n d1l'ecta no obstará al recurso trente a los actos que se dictaren ~n aplIcación de las disposiciones, fundado- en Que éstas !lO son ccntcImes a De-

'

J

B. O. del K-'NtÍ-m. 363

28 dicÍembre 1956"

8141

rechó; sin que sea exigible. al' interponer y formalizar el recurso contra el acto iridivi-dual~ declarar fonnalmente

recurridas las 'normas 'que

aplique

, Realmente,. carecía de sentido excluir de la impugnación

,

jurisdiccional las disposiciones que dictare la Admi-

nistraciórl en 'cualquiera de sus grad,os. Pues S1, e~ la mayoría de los casos, el recurso' indirecto previsto en la vige_nte

Ley de lo 80ntericioso-administrativo- constituye garantía suficiente de los d~rechos e intereses de las personas tadas,al hacer posible ,lá impugmición de los actos en que se iñd1vidualice,la disposi.ción goo.era~, no lo es, en cam- bio. para salvaguardar el pI'incipi6 de jerarquía: de las fuentes, básico en la organización del Estado y solemnemente,

aIec~

proclamado en el Fuero de los Españoles.

'El

principio

de

unidad

de

la

'

, Administración Pública y la autoridad de los órganos ","uperiores exi-ge, la crea-

ci6n de un instrumento idóned para anular las disposiciones que infringieren otras de superior jerarquía, dado que su mantenimiento implica la aplicación deaQu~nas por los órganos. infeñores de la Administración y que

alcancen

la

mayor

efectiviQad que preceptos revestidos. de

formas

más solemnes. ,

'Esta característica del recurso directo contra las disposictonesse traduce en las es.pecialidades que sobr-e

legitimación activa se contienen en el articulo veintIocho.' párrafo primero. apartado h),

del recurso f rente

al

acto

al mismo tiempo

d~" aplicación Individua!. estableci~o no los derechos e interes~s de los adIn.inis-

de la Adminis tración como de ,

que impone la admisibilidad. en todo caso,

tanto' en

trados.

defensa del prinCipio de unidad ,,'

Al relacionar lcf5 actos exCluidos de fiscalizaeión contencioso-administrativa, la Ley no menciona los actOg

La

razón estr1ba en que. como la

misma jUrispJ1ldencia ha proe:lamado, la discrecionaJ~dad no oue-

a

un

acto en bloque, ni tiene su origen en la inexistrncia

totalidad de los elementos de un acto.

discrecionales.

de

r'eferirse a la

dtl normas aplicables al supuesto' de hecho, ni es un 'lo:pri liS» respecto. de la cuestión de fondo de la legitimidad

ilegitimidad del actQ. ,La discreCional1dad.- por el contrario.

"

con

ha

de

referirse siempre a

_

alguno

en

,

o algunos

cuanto

a

de

los

los

elementos del acto,

elementos:

la

lo que es evidente la admisibilidad de la impugnación

jurisdiccional

demás

determinación de su existencia está vinculada al examen de la cuestión da fondo, de tal modo q.ue únicameme al

juzgar acerca de la legitimidad del

Ordenamiento jurídico

acto cabe concluír sobre su 'discrecionalidad;

para

Y.

en

fin,

atribuye El algún Organo competencia

apreciár. en un supuesto

ésta surge cuando el

dado,

lo

Que sea

de

interés públíco. La' discrecional1dad. "en

suma., justifica la improcedencia. no la inadmi<;ibilldad; de las pretensiones de anu-

,lación; y aquella no en 'tanta el acto es discrecional. sino en cuanto, ,por delegar el Ordenamienr.o juridico en la

.'i.dministración

la

couñgurac1ón, según

el

interés público del elemento del acto de que se trata y haber actuado '

el Organo con -arreglo a Derecho. el acto impugnado es legitimo.

4) Determinados los actos en relación con los cua.les es admisible demandar a la, Administración, se im-

,

ponía reg'J.lar las ,pretensiones deducibles por las partes

recibiendo la técníca del Derecho francés. Jurisdicción.

lo Que planteaba la cuestión de si era o no pertinente

distintos,

calificados

de

'

anul;li::Íón

y

de

plena

.. instituir dos recursol>

-, La Ley no 10 ha considerado, necesario ni conveniente. por varias y fundamentales razones.

~ Aquella doble calificación, carente de tradición en nuestro DerechO:-Se incorpora al mismo por la Ley Muni-

de

mil novecientos veinticuatro. si. bien sentó

los recur-

cipal de mil novecientos treinta y cinco, pues el Estatuto Municipal

que

cualquier interesado- estuviera legitimado ante la Jurisdicción contencioso-administrativa. -no dió a

sos las aludidas 'denominaciones-, conespende a la t-éC-lllca peculiar de su pais de origen, que dista mucho de' haber '

sido :recib1cla en España.

gor....as

,

,

Por otra parte, !a gama de las ilicitudes posibles es mucho más amplia y variada de lo Que suponen las cate-

elaboradas por el Ordenamiento jurídico francés;' la diferenciación de -:motivos» que constituye su contenido

rigor

lógico,

premisa inexcusable para la. certeza de

responM. a un fundamento, de división. artificioso y falto de

toda clasificación, y, con la misma razón, para propugnaT se incorporara definitivamente a nuestro Derecho, pcdria

defenderse también la recepción _en el mismo de las c1asiftcaciones que han levantado otros Ordenamientos Juri- '

·dicos. semejantes y tan avanzados.

,

"

'Nada justifica, por otra parte, enunciar una clasificación de las infracciones y que en .las demandas tenga

ilicitud denunciada en uno de esos tipos_abstractos: lo que importa es si existe infraCción ju-

que s.úbsumir.$e la

ridica. y ante ella mis interesa hacer expeditiva la justicia que dificultarla con la imposición de un reqUisito pu-

ramente formal.

como el de calificar la infracción precisamente con un nombre determinado. máXime si el error

forma. la dp,sviaci6n de poder o violación de ley-e aus a que propiamente

a. las pretensiones de anulación y a las de plena jurisdic-

en la calificación puede determinar que prevalezca el acto. a pesar- de no ser conforme a Derecho.

tiva sea distinto. según los casos. Esencialmente es siempre

Tanto la incompetencia como el tlciode

En definitiva, la Ley no comidera que el fundameo tO de' la procedencia de 'la acción contencioso-administra-

el

miSmo:

que el acto no sea conforme' a Derecho,

comprende las anteriores-.rmeden servir de fundamento

ción.

y, en cualquiera de las hiPótesis. la sentencia esti matoria siempre contiene idéntico pronuneiarr.Jento M.si- '

ca: la declaración de ilicitud del acto y. en su C:lSD, su anulación.

Sobre esta unidad sustancial. 'las Olferencias que puedan señalarse, 110 son suficientes para configurar dos re~ "

"

cursos autónomos. máxime no siendo cualitativas, sino sólo de grado.

5} La estimación o desestimación d~ la pretensión básica-es decir. la declaración ,de ilicitud y, en su casC'o

Ley lo determina' asi, tanto por afirmar la unidad sustancial de todas las Jurisdicciones, como porq'.le. exis-

..

idad

a Der.echo. se da la condIción suficiente para

que

se

declare la ilicitud

del

acto

o

la anulación del acto o disposición-depende de que el acto impugnado sea o no conforme a Derecho. '

La

tiendo la falta de confortr

disposició~, y, siendo de entidad adecuada, se pronuncia la' anulación de los mismos.

y refiere la conformidad o disconformidad del acto genéricamente al Derecho, al Ordenamiemo jurídico. por entender que reconducirla simplemente a las ,leyes equivale a incurrir en un positivismo suoerado y olvidar oue lo

jurídico no

se encierra y cricunscribe ~ las disposiciones escritas. sino que se extiende a 105 principios y a la nor-

.

roatividad inmanente en la naturaleza de las institucio,nE-s.

La formula adoptada comprende. pues, cualquier modalidad de infracción jurídica Y. de,:,;de iuego. como una

de

la

tesi:;;

que la

contlO'ura sólo

o

de ellas. la desviación de poder, según puntualiZa el texto legal. saliendo al como una infraccípn de la moralidad, 'pero no de la legalidad administrathra.

paso

6)

La

Ley ot~rg~ a

los TribUl?-ales, pod~res para en

jniciar la

legiti,midad de los actos

aducldos

por las partes.

y

disposiciones q Uf' st'

por otros

que es-

s~metan a su COnOClffi¡ento no tan solo a t~~ves de los fun \iamentos

tlmen puedan ser tomados en consideraclOn,

sino

Esta amplitud de las facultades del juzgador no debe sie:nificar. sin

emb~rgo. la, eliminación del principio de contradicción, Y. por tanto. se ordena que. s.iempre que hagan -u~ de esta '

facu.tad. deben previamente someterse a las partes los motIvos correspondientes.

7) Aun cuando la Ley de Enjuici'amiento Ovil contiene normas 'relativas a la., acumulación y" a la determi-

cuantitativa de la

pretensión. por las especialidades que ofrocen una y otra en el proceso administrntivo.

nación

se

ha creído necesario incluir algunas normas sobre .,;>11as: normas Que. como las demás reguladoras, de esta Jur;s- -

procesal civil.

dicción, tendrán su debido complemento en la Ley

"Sobre acurr::ulaci6n. se ha prescindido de aquellos preceptos del viejo Reglament.o dE' lo conten('IQsó-"dmini~­

;2'''-

, trat1vo'que nQ eran más que un;;¡, tr~scripción de los de la L¿y de EnJuiciam'ento. Los c;UE' ('onte7lian normas

8142

,28 diéiembre 1956

,28 diéiembre 1956

pecrflcas' sobre· el proceso· administrativo han sufrido :moclifieaciones importantes: por un lado, se ha admitido

expresamente la llamada en nuestro Derecho positivo acumulación

de.acciones,

a .fin

,!e

evitar las' dudas

QUFo

... habian planteado a la jUrisprudencia . sobre su 'admi;;iblli dad en el procesq admimstratlvo; por otro. se adl:l:UtE' la

acumulación en aquellos casos en que los recursos . objeto de la ntlsma se hubieren ~educido con· ocasión' de' actos

que. aun no siendo unos ejecución o. confirmacióY.I da otros. teng¡m íntima conexión .eJ:;l.tre ellos.

Y, por último. se p~rmiteque·. deducido un .recurso, pueda' ampliarse

'.

";

.

.

.

después .y dirigirse contra

acto distinto·

del primeramente. impugnado. cuando entre ellos se .de la coneXÍón exigida para!a acumulación. por la m~smara-

se

zón de econom.1a procesal

En

orden a

'.

. la determinación de la cuantia. se recogen algunas normas 'generales, aparte de lasesenclales que

.

.

.

_

.

.

de procedimiento ,económico-administrativo, ..

remitién-

;

. respecto de asuntos fiScales secontenian e,n'el Reglamento dose en lo demás a la Ley de Enjuiciamient.o.

V. PROCED;r:MIENTO CONTE.J.~CIOSO-ADMINISTRATIVO

1) Con ·carácter d~ requisito. previo se instituye un recUrso de reposición. a fin de. que el órgano adni1nt~tra.-

,

cinco .:dejabien

tiva Que dictó el acto· pueda. si lo reconoce justo, acce1era las pretensiones. del demandante y ·evitar el proceso.

.

siÍl

embargo. a

fin

de superar ciertas interpretaciones_ formalistas,

el

aItiéulo cincuenta

y

sentado que el recurso contencioso-admfJiistrativo podrá deducirse indistintamente contra el acto objeto del. d!: re- posición, contra el desestimatorio de ésta o contra ambos a la vez. salvo aquellos casos en que. al decidir el recurso · de reposición, se reío-rma:':e el .aéuerdo impugnado, en cuyo supuesto la acción contencioso-adIn1n1strativa. deberá

dirigirse precisamente

Cuando

contra el acto resolutor~o de la reposición.

una entidad pública hubiere de demandar ·la anUlación de sus

actos declarados lesivos. será requisito

previo la declaración de lesivldad.que se preceptúa. en té.rminos análogos a la legislación anterior.

2)

. En la regulación del procedimiento en sentido estricto; se distinguen las siguientes fases o periodos:

a)' Un ~rimer periodo de «interposición y adm1sión~. en el qu~ se ha mantenido. en 10 fundamental. la norma-

-

,tiva anj;erior sobre el escrito de interposiC1ón del recurso.

cultad reconocida al

_.... Sin embargo. se ha creído prudente crear un trámi te de ac!.misión con carácter radicalmente distinto a la fa-

Tribunal

en la legislación anterior de no adIpltir el escr¡to de interposición cuando al mismo.

..

la

inadmisión

del

esento

de

.

interposición

si

no se acompañaban los documentos en ella exigidos El Tribunal, con arreglo a las nuevas normas. podrá declarar

observare

la falta de alguno de los requisitos procesales enumerados 'en el articulo sesenta -j dOs, es decir. aquéllos

. importantes las innovaciones en prden a las medidas' coercitivas,glle. se ponen en manos de los

cuya subsanación no es posible.

También son

Tribunales_para que se cumpla por los .órganos administrativos. en tiempo y forma. con la obligaCión derentltir. el

· expediente.'

'.

.

_

.'

Respecto del plazo para.-l¡l interposición del recurso c ontencioso-administrativo, ~a ~ey, unificando la diversIdad

plazo:,: eXistentes respecto de los actos de la Administración Central y la Local. ha señalado el de dos meses a un

.

de

año. según el recurso se refiera a un acto, expreso o dictado por el silencio administrativo.

Esta diferenciación. formulada .en el ámbito de la legislación local, es de indut1able pertinencia; se acomoda. perfectamente al nivel de. formación y conocimiento de la gran mayoria de los administrados, a quIenes no puede exi- gIrse que obren como sólo seria posible h~cerlo .si la. técnica del acto presunto, reali2:ado por silencio administrativo,

y los casos y plazos

de éste fueran de dominio general. No siéndolo. fijar un

plazo de

dos

meses

para que

puedan'

deducirse las reclamaciones correspondientes a las desestimaciones por silencio administrativo, equivale a condenar a Indefensión a la gran' masa de administrados españoles y admitir -que; para ellos, habrán 'de prevalecer casi sf~m­

prE". por no interponer el recurso oportunamente, los actos no conformes a Derecho realizados en virtud de la sutil -

figura del silencio administrativo.

Por otra parte, nada másrfácil para la Administración Que reducir ese plazo.al de dos meses: le basta el senc1llo

de dictar

un acto expreso.

.

en 'términos análogos a la Ley anteri6r.

,

procedimiento

b)

La fase de «alegaciones» viene a regularse

El demandante . puede formular alegaciones en lo que se sigue denorn1r.zndo esc;:ito de demand2. por conservar

Los plazos

la terminologia de la Ley de Enjuiciamiento Civil. y el demandado, en el de contestación a la demanda

para formular estas .alegaciones se fijan en veinte clias. porque su cómputo se inicia s6lo desde la. entrega del expe-·

'dIente a la parte.

· procesales·puedan

La demandada está facultada para que. con anterioridad al escrito de contestaciÓn. alegue cuantos defectos

dar lugar a la inadmisión del recurso, ·excepto la falta de legitImación. si bien cón las modifica-

.

ciones siguientes. en relación con la Ley en vigor, 'se sustituye la impropia terminología de excepciones por la más

correcta

de

alegaciones

previas

y

se permite

al

demandante la subsanación en todo caso -no sólo cuando cre~e

que no debia imputársele- de los defectos procesales susceptibles de ello -no sólo el de falta dé personalidad- y en

un

plazo

fijo.

.

'.

.

_

Se ·parte para ello de un principio: que las fonnalidades procesales han de entenderse siempre para servir a la.

..

garantizando el acierto en la decisión jurisdiccional; jamás como obstáculos encaminados a- d1ficultar- el

y así obstrUir la· actuación

de

lo

que constituye la ,

_

.

Justickl

pronunciamiento de sentencia acerca de la cuestión de fondo, razón misma de ser de la Jurisdicción.

  • c) La .a.dmisibilidad de la ~prueb~ se modula en función de dos. circunstancias: +a conformidad o discrepancia

t de las partes sobre los hechos. y que éstos sear: o no de trascendencia para el, fallo. Este régimen no· supondrá una complicación en la tramitación de los r~ursos contencioso-administrativos. porque' será innecesaria en la mayoria de ellos al haber conformidad entre las partes acerca de los hechos relevantes en el juicio. Mas., no siendo asi. nada

justifica una denegacIón de la prueba.

 

Con

ella, se

4}

En

 

resumIr' sus

 

pOSlClOnes

citen

 

3)

En' ot"den a la

d~s .b). c). hublesen

f)

. confieren a este proceso las garantias necesarias para que constituya un perfecto instrumento de'

la Administración de Justicia. que no puede impartirse con la mediatización .de las posibilidades probatorias de las

partes ante el órgano jurisdiccional.

 

.

.

trámite. de la vista por .

.

el escrito,

en

que las partes pue~an .

la ~a~e de «conch.~sione$.) se sustituye el

respzctIvas.

.

.

Unicampnte se conserva la vista en aquellos casos en que el Tribunal. 10 considere necesario y cuando' 10 5011-

ambas partes. con lo que se logrará. una mayor flexibilidad en el procedimiento.

.

.'

termInación del proceso», ai regular la sentencia, se han procurado salvar lo~ inconvenien-

.. tes derivados de la actual normativa. que conducian a que. en multitud de casQs, terminara indiferenc!adamente con

una "de~laració:n de ~n.c~~petencia de la. Jurisdicción. De ah;i que se 'puntualicen cuáles son los supuestos que p~den condUCIr a la tnadmISlb111dad' del reCUrso contencioso--adm iD1strativo. Bien entendido que lo dispuesto en los aparta-

cuando

los

correspondientes .'
correspondientes
.'

defectos

no

se

y g) del articulo ochenta y dos se 'aplicarán únicamente

subsanado de acuerdo con el articulo cIento veln tinueve:

.

La Le:y precisa también 'las condiciones de estimación o desestimación de las pretensiones deducidas por el de- '

sentencia. según los casos.,

~andante. as] como la extensión'y efectos de la

¡ DespUés de precisar los distintos aspectos pe la sentencta. el nueyo texto contempla; recogiendo la doctr1na

..

,

B. O. del E.--Núm. 363

28 diciembre 1956

elaborada poruos: juriSprudencia reiterada, los stÍpue:.stos de

desistimiento,; el

 

4)

'En

la Ley antigua

sos

de

pondientes.

 

5)

terminación

anormal

del

proceso,

y

provee ¡¡;obre lTl .

-

allanamiento, la satisfacción extraprocesal de las pr~tensiones y la caducidad.

lip.eas generales, la «ordenaciÓn de los recur~o~. se mantiene en el· nuevo texto en términos análogos a

, Innovaciones puramente técnicas son las de calificar debidamente los que anteriormente se denominaban\ reC'ur-

.

aclaración y nuUdad. de actnaciones, y que. al no ser propiamente recursos, se.-reliulan en

las secciones corres-

.

.

_.

.

Respecto de la «ejecuc!ón de sentencias». se tiende a aumentar las garantías del administrado en dos direc-

ciones: por un lado, llinitando las causas de suspensión o inejecución a lasque tradicionalmente se habian mante-

nido en nuestra legislación alsuprim1r la causa quinta que iiltrodujera. la Ley de dieciocho de

·marzo de n'l11

novecientos cuarenta y. cuatro; por. otro, reforzando las medidas indirectas que el ordenamiento' jurídico ponf> en

manos del que ha obtenido una sentencia favorable. a fin." de lograr la plena e'fectivida,d ·de lo dispuesto en el fallo.

Aun

cuando se mantiene el precepto que cierra la posibilidad de suspender o inejecutar las sentencias que. ha-

biendo examinado la cuestión de fondo, sean confinnatorias de actos de la Administración, se introduce en el mis- mo. una importante, excepción: cuando hubieren s!!iP dictadas en un proceso de 1esividad. Pues si aquel precf>pto

tiene su fundamento en la salvaguardia del' interés público. no parece prudente aplicarlo en aquellos casos en que la propia Administración, en la realización del mismo. estima necesaria la anulación del acto administrativo. 6) Tres son' los «procedimientos ~especiales» qUf> se regulan en el capitulo del titulo cuarto de la Ley· El pri- mero se refiere·a la tramitación 'de los recursos sobre cue~tionesde personal, no sólo de las Administraciones LoC'fl.1es,

sinode la Administración Central, de que antes conocia el Consejo de Ministros. previo dictamen del de Estado, en vía

  • l 'con la mOdificaCl.·ó.n necesaria, en. c.uanto al prOCedimiento

por lo general sencilla, puedan tener una resolución tan "

de agravios.

"

de agravios. pues se ha considerado pertinente volver al .!>istema trad.icional y atribuir el 'Conocimiento de los recUl'-

sosen-esta materia, como en todas las demás admini~t,rati'V'as, a la Jurisdicción contencioso-administrativa.- si bien

..

para que estos recursos Q~e presentan una. problemática

rápida como

la que

ha obtenido bajo el régimen

actual

...._

En el articulo ciento dieciocho se regÜla el procedimiento en los casos de sUspensión de acuerdos de las Corpo- r raciones Locales, por infracción maníñesta de las Leyes. En él se invierten los preceptos de la Ley. deRégim~ri ~ocal, canJas aclaraciones necesarias para evitar que, como actualmente venia en general sucediendo, estOs procedL."nlentO&_ se tramiten. en primera instancia, sin audiencia ni intervención de la Corporación directamente interesada. ni la de las demlis personas a las que pudiera afectar la suspensicn y, en· su caso, anulación del acuerdo. Por último. se recogen las disposIciones de la Ley dp. Régimen LOcal sobre procedimientos de impugnación de la validez de las elecciones de Concejales y Diputado!" pr<wiriciales, lo que es una consecuencia ineludible del caráC'ter

general del nuevo texto al regular unitaria.-rnente .los d1st1n tos procesos, administrativos y

nes vigentes hacen referencia a los mismos.

,

,

derogar cuantas disposicio-

7)

Cierra la

Ley un

capitulo dedicado a

regular el

régimen de

los plazos; la suspensión de la ejecución del

.

acto objeto del recurso, los incidentes y la invalldez'de los actos procesales y lá.s costas_

En orden a la suspensión, la Ley la admite cuando 1a ejecución hubiere de ocasionar daños de reparación im- .. posible o dificil. Al juzgar sobre su procedencia se debf' ponderar, ante todo, 'la medida en Que e1·interés pú.blico f':¡dja.

la. ejecución. para otorgar la suspensión, con mayor o meno r amplitud. según el grado en que el inte'!'és públlco esté en'

juego. Respecto de la dificultad de la reparación, no' cabe excluirla

sin

más

o perjuicio· que podría derivar de la ejecución sea valor:.:. ble económicamente

por

la

circunstancia

de

que

el

'

daño

Se

puntualiza que el plazo para reclamar indemniZación por dañl!ls producidós por la suspensión de actos con-

firmados por la sentencia es de un año, por tratarse de un caso de responsabilidad extracontractual. Finalmente, merece destacarse el articulo ciento di+>dhueve, que; siguiendo la orientación del nuevo texto, oer- mite la subsanación de todos atluellos defectos que pudier-an concurrir en los actos de las partes. La Ley consiljera

que los reqUisitos. formales se instituye_n para aseguar el

acierto de las decisiones jurisdiccionales y su confonnidacl

con la Justicia; no c~mo obstáculos que hayan de ser :supe radas para alcanzar la realización de la misma.

En su 'lirt;p.d, de conformidad. con la. propuesta ela borada por las Cortes espafio1as,

DISPONGO:

TITULO

PRIMERO

La JU1'isdícción contencíoso-adniínistrath:a

CAPITULO PRThIERO

NATURALEZA.

EXTENSIÓN

Y LÍMITES

DE

LA

JURISDIcCIÓN

CONTENCIOSO-1' D:MIN'ISTRATWA

..

Articulo pl'imero. - 1) La Jurisdicción contencioso- administrativa· conocerá ele las pretensiones que se de':'

en relación con 'los actos de la Administración pública sujetos.al Derecho administrativo y con las dispo-

inferior a la Ley

..

_'

.

.

.

duzcan

siciones de categoría

2)

2,)

se entenderá a

estos efectos

por Adminlstra~i6n 'oública:

La' Admi"';st!'ac!ón del ~tado, en sus diversos grados. -

  • b) Las Entidades que integran -la Administración local; -y

c)

..

Las

ArtJculo

Corporaciones

e

Instituciones

públ1cas

sometidas a la tutela del Esta'do o de alguna Entidad local.

segundo.-No

corresponderán

a

la

Jurí<:dkclón

contencioso-administrativa:"':

.'

.a)

Las cuestiones". de inelole civil o penal

de

la

a~ribuidas a 13 jurisdicción ordinaria.

Ley

a

la

rel::cl?nadas. junsdicclOnes. con actos

Adm1nistraCl6n- pública. se atrDJuyan por una

y aquellas otras que. aunque

jurisdicción . social o

a

otras

  • b) Las

cuestiones q.ue se .susciten en relación {'on los actos políticos del Gobierno, como son los queafeeten

a la defensa del territon~ naclOna¿; relac!one.s internacionales, seguridad interior .de1 Estado y mando y organi-

la Zación. Junsldcclón J?ili~ar, sin cantencioso-admlnistratlVa perJuiclO de .las mdemmzaclOnes Que rueren

procedentes, -

cuya determinación' si corresponde a

c)

Las

decisiones

.deeuestion~s ~e competencia

AdministraciÓn' y

e:speclales , y las de confhctos de at·nbuclOnes.

Artículo· tercero.-La

Jurisdicción

entre

la

. contencioso-admin istrativa conocerá de:

las

juriSdicciones ,

ordinariaS

~

a)

Las

cuestiones. r~ft:rentes al

cumplimiento,

inteligencia.

resolución

y efectos

de los contratos. cualquiera

que .sea su. naturaleza Jundica, celebrados por la Administración pÚblica., cuando tuvieren por finalidad obras y

servlcios publicos de toda

especie.

.

b)

c)

Las .cuest~ones que 'Se susciten sobre la responsabilidad

. Las cuestlOnes Que una Ley le atribuya esp"'cialmente.

patrimonial

de

la

.

Admi~istración pública:

y

.

.{\rl'iculo .c'.larto.-l)

La co.mpetenci~ de _la Juri~di" ción

contencioso-administrativa

s'e

extenderá

al

conoci-

rrnento y deClSlón

de

las

cuestIOnes- pre)udicl al es

e

lDcfdentales

no

pertenecientes

al

orden

administrativo

.

rectamente relacionadas. con un recurso contenciosú-administratlvo. salvo las de carácter penal.

'

di-

8144'

28 diciembre 1956

B~ o. del E.-'-Núm.' 363'

--'-------------------------, ----:------:-\----------

,

,

2) La decisión que se pronuncie no' producirá efecto fnera del proceso en Q,ue se di~t~, y podrá ser revisada

la

jurisdicción

correspondiente

La

Artículo

quinto.-l)

JuriscUcci6n

contencioso-a¡jministrativa es

improrrogable.

2) Los órganos de la jurisdicción podrán ~preciar., incluso de oficio. la falta ,de jurisdicción, previa audien-

de

3)

partes sobre la

las

En

todo

misma,

caso.' esta

declaración

si

será

.

fundada

y

se

efectuará siempre

acto

indicando

el plazo

lf!. concreta

de

un

jurbdicción

parte demandante se personara ante ella en

la

que se 'tnició el

las

plazo para

interponer

indicaciones de

la notificación del

el

m~s. se .entenderti.

'si

,recurs~' contencioso-administre.tivo

o

ésta

fuere

defectuosa .

que 'Se suscitaren entre la .Jurisdicción contencioso-administra-

por

cia

que se estime competente, y

haberlo

hub1f're

efectuado en la fecha en

formulado

&stf'

siguit>ndo

Articulo sexto.-Los confl.icto~' jurisdiccionales

. tiva y la Administración u otras jurisdicciones se resolverán a tenor de lo dispuesto en la legisl;:¡.ción aplicable.

CAPITULO

n

ORGANOS

DE

La

J'URISDICClÓN

CONTENCIOSO-¿DMlNISTRATIV"'·

SECCION

PRIMERA

DispOsiCió n

general

..

Articuio séptimo.-La Jurisdicción contencioso-admi nistrativa se ejercerá por los siguientes órganos:

  • a) Salas de lo Contencioso-administrativo dp las Audien'cias 'Territoriales.

b)

c)

Salas

Salas

de 10 Contencioso-administrativo del

de

Revislón

de

lo

Tribunal Supremo.'

Contencioso-adminlstrativo del Tribunal Supremo.

tutícuJo, octavo -1) Los órganos de ia Jurisdicción contencioso-administrativa que fueren competentes paré.:.

un

asunto la tendrán también

'

para todas sus incidencias y para fiscalizar la ejecución de las senten- ".

"

conocer de

cias que

dictaren.

2) La competencia de las Salas de lo. Contencioso-acim:ínistr&tivo no será 'prorrogable y, podrá sel'" apreciada

a

mismas,

Cuando

la

incluso de

se

oficio.

previa

audiencia de las partes.

de

la

"

declare ~la incompetencia

f'ompetente

Sala con anterioridad

el

curso de los

a

que se."

para que :;:iga ante ella

autos.

_ la sentencia. se remitirán las actua-

por las

3)

ciones

SEcorON

SEGm-.-nA

sal as. de lo

contenr:;ioso-admiriistTctivo de lis Audiencias Territoriales

A.rticulo noveno.~l)

En

cada

AudienCia

Territorial se constituirá una Sala de lo Contencioso-administrativo.

con

..

::rear.

la

mism~ competencIa. territorial

y

sede Que

aquélla

·:n Cuando el numero de asuntos procedentes de determinadas provincias lo requieran, el Gobierno podrá

con caracter excepcional. en la AUdiencia Territorial respectiva, otras Salas de lo Contencioso-admínistra-

Livo, cuya jurisdicción podrá l.iIrJ:tarse a una o varias, provincias. y su sede radicar en la capital de cualquiera de

~u.

A.:.-i1cuJo diez.-Las Salas de lo Contencioso-adrninistratiYo de la Audiencias Territol'iales conocerán. en única ·0 primera· instancia. según· las reglas Que se contlen(:-n en él articulo noventa y cuatro. de 108' recursos que se

formulen

en

relación

con

los actos

no susceptibles de-

no

se

extienda

las

mini¡:;traci(m

dten

los

dos

adoptados

pública, cuya competencia

y

Gobernadores civile:;

por éstaó>.

los ?;resldentes de '

recurso

a

todo

adminiStrativo ordinario.

de

el territorio r

..

acional.

y

de

al :decretar

la

los

órganos

de

ia

Ad-_

las cuestiones que sus-

suspensión

de

aCllet-

Corpor.aciones locales

Articulo once.-La

Sala

cO!!lp-€tente para

el

conqcimiento

de

un

recuri;;o

contencioso-administrativo

del cual

se formule .

sera

de la Audiencia Territorial,. en cuya circunscripción se realizare el

.articulodoce.~Las Salus

de

lo

un Presidente y dos Magi;:;érados.

acto por razón

Contencioso-administrativo de las Audiencias Territoriales se compondrán

la

de

SECCION

TERCERA

Salas de lo Contencioso-adminLsf

..

rativo

del Tribunal Supremo.

Articulo trece.-En el Tribunal Supremo existiran las Salas de lo Contencioso-administrativo que determ~nen

orgánicas del

mir:::mo y

las dictaoas

en ejecución

de

la

presente Ley.

las disposiciones

A.rticulo catorce.-Las indicadas Salas conocerán:

U)

En

única

instancia,

de

los

recursos

eontenci.osú -administrativos

Que

se

formulen

en

relación

con

los

actos de los órganos de 'la Administl'"ación pública, cuya ~ompetencia se ext1enda a todo el terrltol'"io nacional.

b)

En segunda instancia, de los recursos que se deduzcan. en relación con las deci.siones susceptibles de ape-

de revisión contra sentencias finnes de las Salas de lo Contencioso-adlninistrativo de ,las

lación pronunciadas por las Salas de lo Contencioso-administrativo de las Audiencia$ Territoriales; y

c)

De

los

recursos

.'\udiencias Territoriales.

Artículo

propuesta

actos

de

quince.--l)

la

Sala

de

La

distribución· de

asuntos

entre las

Salas

se

Gobierno

del

Tribunal

Supremo,

teniendo

en

acordará' por el

cuenta

la

materia

Ministro

a

Que

de

se

Justicia.

refieren

;.~

los

de

2)

tos

Corresponderá

recursos a

en

todo

que se refiere

caso

a

la

primera de

del

las Salas de lo Contencioso-administ:-atlvo el conocIm1ento '

el apartado c)

artículo anterior.

Articulo

dieciséis.-l)

Cada

Sala

estará-integra.da por un Supremo

en

Secciones.

Presidente y

el número de Magistrados 'que fijen

bs dispo~icione::; orgánicas del

más

2)

Le.s

antiguo

Salas

de

los

actuarán

que

Tribunal

divididas

. presididas por el Presidente de la Sala o poi el MagL-¡trado

integran

la Sección,

3)

a)

Las SecciOJ:l.eS estaran

Dos,

para

conocer

y

de

materia

integradas

decidir

los

personal,

y

Prim~ro, en

por

el

recursos

Prf'sidente y

interpuestos:

los Magistrados siguientes:

'.

Segundo, en relación·a los actos de los órganos de la Administración del Estado que· no hubiesen sido dieta- dos por los lVIinistros de los respectivos Departamentos ministeriales, el Tribunal Económico-administrativo Cen-

tra]

o

b)

el

Tribunal

Cuatro.

en

Superior de

lo"

Contrabando

aemás casos.

y

Dt>fraudac1ón.

4;

trados. '

Para

el despacho ordinario será suficiente. en todo

caso,

la concl;lrrencia del Presidente Ji dos Magis-

n. O. deIE.-.-Núm; 363

28. diciembrc_1956

8145

5)

a)

Para

la

vista

cuando

Del

Presidente

de

la

proceda,

Sala

Y seis

y

faUo,

sera

necp.s&.ria la

cuando

concurrE'ncia:

se

trate

de

Magistratlos,

incidentes

de

nulidad,

recurso

:>rdinario de apelación, o.aquellos otros. referentes

a

actos 'S?bre _l?S que' hubiese

informado,' el Consejo de

extra-,

Estado

en pleno,

b)

c)

asi como para

De

la

Sala en

Del

Presidente

dictar sentencias en

los

casos

de discordIa.

-

pleno en el caso previsto en el articulQ quince. párrado dos);

y

los

Magistrados

que

integran la Sección respectiva en

y

los. casos

previst9s en el. pá.rra-

fo tres de este articulo.

~.\

SECCION. CUAR'l:'A

'--

Sala de Revisión de lo Contencioso-administrativo deZ Tribunal Supremo

,

Artículo diecisiete.~La Sala

de

Revisión

los recursos

de

esta

indole que se

formularen

de

lo

Contencioso-administrativo

del

Tribunal Supremo

contra sen tencias

firmes

de

cualquiera

de

las

Salas

de

conocerá de

10 Conten-

cioso-administrativo

con de mayor antigüedad

del

Tribunal

Supremo.

.'.

del

Tribunal

'Artículo dieciocho.-La Sala de Revisión

el

PreSidente de este

Tribunal.

los

en

cada

una

..... de 10_Contenc"ioso-administrativo

Supremo

se

formará

Presidentes de

las - Salas de lo Contencioso-adw.inistratl,vo y

el. Magistrado

de ellas.

CAPITULO

IU

PERSO~AL DE -LAS

SAL_'I.S

DE

:LO ""CONTENCIOSO-ADM1NISTP.ATIVO

SEccrON

PRIMERA

Magistrados

Artículo diecinlleve.~E1 Presidente y los ?1:aglstrados de las Salas de 10 Contenc!os-o-administrativcí del Tribu-

nal

Supremo

y

los

de

las

Audiencias Territoriales "er<in

nombrados

por

el

Gobierno.

a

propueE<ta

'del

Mini~tro de

Justicia. con arreglo a

Articulo

la<=

veinte.-l)

normas

de esta Sección.

Lo&' Presidentes

de

las

Sahs

de

lo

Contencioso - administratlvo

del

'

Tribunal

,

Supremo

5~r8'n nc:r:;.brados entre Magistrados cargo'

2)

- Los ¡\'lagistrados de

a)

de dicho Tribunal .

ca n

tres

anos

de

del

servicios

Tribunal

efpctivos

como

1'e

minimo

en

el

las Salas

de· lo Contencicso-adrninistretivo

arreglo a

las

la

Supremo

nombrar9-n:

de

los

La tercera parte. entre Magistrados. COD

normas qUe rijan

promoción

mí"mos al

Tribunal

b)

Supremo.

Otra

tercera,

trativa

con diez

años

normas

generales

que

entre

los

Magis.trados

adscritos

permanentemente

a

la

Jurisdicción

conte~Cioso-adminis­

de

servicios

la

~n la

misma

al

que. ten~an además. la categor1a

Supremo

y

que

presten

rijan

promoción

Tribunal

y

sus

condiciones requeridas

servicios

en

la

pOr las

Jurisdicción

contencioso- administrativa

c)

El

resto,

entre

al

ser

promovidos

en

a

Licenciados

Derecho

dicr,o

'T ribunal.

.

en

Quienes- concurran

al~oa de las

condiciones

siguientes.

con

las

categorías

Primero.

minimas

que

Catedráticos

se expresan:

de

la

Facultad

de

Derecho () de

discIplinas

juridicas 'de la - de Ciencias

Politlcas, Eco-

nómicas -y Comerciales con diez años en el desempeño de la Cátedra.

'Segundo.

Tercero_

. Cuarto_

Letrados

de

término

Abogados

,Letrados

del

Estado.

Mayores

del

del

Consejo

de

Esta do-

dI;

.Tefes

Superiores

de

primera.

,

Cuerpo ,Técnico

Letrados

dei

.

Ministerio

de

\

Justicia y

Letrados

Superiores

del Cuerpo' Especial Facultativo de la Dirección General de

QUinto.

Oficiales

Letrados

de

las

Cortes

con

los Registros

de

y

del

Notariado.

de

cat'egoria

Jefes Superiores

Administración'.

Sexto.

Auditores

Séptimo., Jefes en dicha categoría.

del

Cuerpo· Jurídico

del

Ejército. Armada

y

Aire

Superiores

de

Administración

'

con

quince

anos de

con

categoría

de

Generales.

servicios, efectivo.;; al

E~tado, dos de

-,-

ellos

Octavo.

Secretarios, de

Administración

local

de

la Adm1nistracfón

local.

cinco de

~nos en

capitales de

pr

í

mera

categoria

más

pt'Ovincia de

con

v.einte

años

de

servicios

de

doscientos

mil

habitantes,

efectivos

'

en

Noyeno. Abogados que hu_hieren ejercido la profesión durante veinte años y satisfecho durante cinco' la pr1-

mera cuota de

la Contri1:lUción

rndustrial.

3)

Las

plazas

de de::-ignación_

que

resultaren

fracción

indivisible

se cubrirán

por t.¡,¡mo, con

arr~glo a

-

los distintos sistE"mas

Articulo veintiuno.-l) El Presidente ce ias Sajas, de- .10 Contencioso-administrátivo "de las A'Ildiencias T<>rri-

toriales será nombrado entre los ivíagistrados a .que se rE'!iere

el

párrafo siguipnte. con arreglo al procedimiento

Que

rija

pára

la de,,;ignacion

de

los

Presldentes

dto

Sala

de

las

propias

Audiencius.

2) Los Magistrados de las Salas de lo Contencioso-administrativo 'se nombrartm:

  • a) Dos terceras partes. entre Magistrados con categoria para serlo de la Audiencia TerritorIal respectiva,

pGr concurso, en el que se estimará como mérito prderente la especiali2B.ción en Derecho admlnl~traUv6

b)

efectivos,

El resto, por oposición entre funcionarios dE" las carreras Judicial y Fiscul con tres años de servicios

,

.

3)

L~ oposi~ión tenderá a verificar. además de los conocimientos jurídicos generales. la especializacIón ju-

y

se

celebrará

con

arreglo

,

El. las normas que -se dicten, según la diSQoslción adiciona! cuarta .

de

la op,osición

a

que se refiere el párrafo anterior.

una vez Que tomen posesión

ndIco-admmistratlva.

(18

la

presente Ley. Los ing,resactos, e~ virtud

4)

d,' su cargo. seran promOVIdos a la categorUt de Magi~tr3 do~ dE! ascenso. colocándose en el f!scalafón en los últimos números correspondlf>ntes a dicha categoria: pero qued'l rán permanentemente adscritos a la Jurisdicción con- tt'ndoso-administrativa. conservando, asimismo, sus derechos en la carrera de origen.

SECCION

SEGUNDA

Secretarios

7:0

Artículo

de

veintidós.-I)

Las

Salas

Secretarios Que sea

necesario

de

lo

Contencioso-administrativo

del Tribunal

Supremo