You are on page 1of 2

EN EL CAMPUS / LUIS RAMÓN CARAZO

Los viajes ilustran
No cabe duda de que viajar es un gran aprendizaje. Ir a dos de las catedrales del futbol como lo
son el Nou Camp y el Santiago Bernabéu representa una oportunidad para medir el grado de
avance de dos de las instituciones globales de futbol soccer más reconocidas en el mundo,
Barcelona y Real Madrid, las cuales, entre las dos, facturan más de mil millones de dólares por
temporada. Ambos clubes tienen impresionantes instalaciones para la preparación de sus
jugadores, sus museos se han modernizado y la impresión que queda de un partido es que el
sonido, las imágenes en sus gigantescas pantallas, el ritmo de manejo del previo y el medio
tiempo cada vez más se asemejan a la NFL, adoptando cada vez más el futbol globalizado, el
concepto de espectáculo deportivo. Una referencia, la tienda cercana al estadio del Barsa
factura anualmente más de 45 millones de dólares que, presumo, rebasan los ingresos de
cualquier club de la Liga Bancomer MX. Curiosamente, en ambos estadios se resaltaron dos
hechos emotivos, en Barcelona se recordó con el encuentro la figura de su fundador, el suizo
conocido como Joan Gamper; además, se presentó el club contra León y se hizo un gran
reconocimiento popular al que llamaron su "Kaiser", Rafael Márquez. Claro, sin dejar de lado
el momento duro que vive la gestión encabezada por Josep María Bartomeu, al ser
sancionado el club con la prohibición de fichaje desde el 1 de septiembre y hasta el 1 de enero
de 2016, por vulnerar el club catalán las reglas de contratación de menores. En Madrid, el
martes 19 de agosto, en el partido Real Madrid contra Atlético de Madrid, se recordó la memoria
de un inmortal del futbol, "la Saeta Rubia", Alfredo Di Stéfano, sabrán que el Atlético de
Madrid se convirtió en el campeón de la supercopa de España que enfrentó al campeón de Liga
de la 2013-2014 los Colchoneros y al de Copa, los Merengues. Queda para la reflexión que la
profesionalización de los clubes de futbol competitivo, en este caso los dos españoles de elite a
nivel europeo, se ha acelerado al ampliar sus actividades de comercialización de plataformas de
telecomunicación, primero, y el desarrollo del merchandizing después, que involucra derechos
de imagen de jugadores y técnicos, entre otros aspectos importantes. La aparición a nivel
mundial trae como consecuencia un aumento en la cantidad de patrocinadores y anunciantes,
además de acrecentar la imagen de clubes de elite europea de España (no la mayoría) entre
seguidores internacionales, lo cual conlleva una definición de funciones y estructura de
organización planeada para confrontar la profesionalización de los futbolistas, altamente
preparados física y técnicamente, con una dedicación absoluta a su carrera. A eso van, entre
otros y para dar ejemplo, "El Chicharito" al Real Madrid y Raúl Jiménez al Atlético de Madrid,
ambos jugadores que pretenden elevar su cotización deportiva y catapultar su carrera
mercadotécnica. En su capacidad de juego está el lograrlo, ya sus representantes los pusieron
en un lugar de privilegio. Se van a encontrar con clubes que han venido haciendo uso de la
planeación, la ejecución, la formalización de procedimientos, una mejor coordinación entre
áreas y un proceso establecido para la toma de decisiones. En México, varias instituciones
(incluyendo al León, encabezado por Jesús Martínez Murguía) se preocupan lo mismo que los
clubes europeos en tanto que pretenden ser organizaciones modernas, ya veremos a futuro
cómo lo logran poner en práctica o no y luego el reto, además, de bien administrar, convertirse
en rentables. Pero ese es un tema tratado en este espacio ¿Es negocio el futbol? Le pido, de
favor, lo lea.

Luis Ramón Carazo es profesor de asignatura del ITAM, Consultor y Consejero de
empresas y miembro por varios años del Consejo Internacional de The Strategic
Leadership Forum.
lcarazo@itam.mx