You are on page 1of 13

UDELAR

Licenciatura en Ciencias de la Comunicación.
Cuando juega el imaginario
Trabajo monográfico sobre la canción “Cuando juega Uruguay de !aime Roos.
Carlos "er#etto
C.$.%&.'&(.''()*
+ebrero de &*,,
“...el mito es siem-re un robo de lenguaje.
./art0es1 ,'''1 -.,&&2
PLAN
Tema / Objetivo:
3os -ro-onemos en este bre#e trabajo describir1 de manera sint4tica1 como !aime Roos y Ra5l Castro1 en su
canción “Cuando juega Uruguay de ,''&1 se a-ro-ian de ciertos mitos .en el sentido 6ue /art0es le atribuye
al t4rmino “mito2 6ue -odr7amos establecer -ro-ios de una “uruguayidad y los reafirman en el mismo acto.
Justificación:
Es indudable la im-ortancia de !aime Roos en el -anorama de la m5sica -o- uruguaya de los 5ltimos 8*
a9os. Res-etado -or cr7ticos y -5blico1 #arias de sus canciones 0an trascendido generaciones1 siendo
conocidas -o-ularmente. 3o nos detendremos en una enumeración de -remios o #entas 6ue demuestren el
-unto anterior. :olifac4tico en su labor como com-ositor1 arreglador y -roductor1 cru;ó casi todo el es-ectro
de la m5sica -o-ular uruguaya -asando -or la murga1 el candombe1 el -o- y el tango entre otros1 logrando
resultados e<itosos en -rácticamente todos los ámbitos.
En #arias de sus canciones .“Colombina1 “Dura;no y Con#ención1 “Los futuros murguistas -or citar solo
algunas2 y es-ecialmente en la 6ue nos -ro-onemos anali;ar en -rofundidad .“Cuando juega Uruguay2 el
autor .los autores en el caso de esta 5ltima2 desarrolla una gran #ariedad de citas1 ec0ando mano a escenarios
a-arentemente dis7miles como el f5tbol y la murga1 el candombe y las carreras de caballos1 retejiendo as71
-ara el escuc0a1 la trama 6ue construye nuestro imaginario colecti#o. Este imaginario colecti#o o social lo
entenderemos básicamente como "... todo aquello de lo que se habla en la comunidad, en la medida y según
el modo en que se habla de ello= .>agari9os de >orent7n1 &***2. >as adelante en el te<to utili;aremos una
definición com-lementaria -ara este conce-to.
Descripción del contenido y metodolo!a / Alcance:
:ara e#idenciar los usos de estos elementos -ertenecientes al imaginario colecti#o1 desmenu;aremos la letra
com-leta de “Cuando juega Uruguay y anali;aremos su g4nesis y su #7nculo con dic0o uni#erso1 al tiem-o
6ue describiremos los mecanismos de -roducción de algunos mitos.
Dejaremos de lado los análisis estrictamente musicales de la obra1 ya 6ue e<ceden las 0erramientas 6ue nos
-ro-onemos manejar a6u7. ?ale acotar igual1 6ue la trama de significados no elude lo musical. En cierta
medida es all7 donde se -uede #er con claridad la ca-acidad de uso de elementos -o-ulares 6ue tiene el autor.
!aime Roos 0a trabajado con 4<ito sobre la ada-tación de ritmos y m5sicas tradicionales uruguayas1
es-ec7ficamente el candombe y la murga1 a su traducción mainstream 6ue en la 5ltima mitad del "@@ es1 sin
dudas1 el formato canción.
El análisis -odr7a ser am-liado a otras obras de Roos1 -ero -ara las ambiciones de este trabajo esta canción
es suficiente -ara e<-oner nuestra idea central.
Cabe aclarar 6ue la com-osición de la letra es com-artida con Ra5l Castro y 6ue nos referiremos a “Roos
como autor general o a “los autores solo -or comodidad en la lectura.
“Cuando juega Uruguay originalmente fue editada en el disco 0omónimo del a9o ,''& a tra#4s del sello
“Arfeo y contó como mecanismo de difusión masi#a con un #ideocli- .formato en -lena e<-ansión a
-rinci-ios de los no#enta2. Este -one en imágenes los as-ectos centrales de la letra de la canción% Abdulio
?arela .ca-itán de la selección de ,'B*21 ni9os .el “-resente2 jugando en el Estadio Centenario emulando la
#ictoria uruguaya de ,'B* en el >aracaná1 la murga cantando en la tribuna1 la gente en el bolic0e #iendo ese
-artido ficticio -or tele#isión1 etc.
"J"#$#%&N
La canción en t4rminos generales -uede ser considerada como una gran arenga. Tal #e; una arenga sin el
factor de solemnidad1 -ero una arenga al fin. Un llamado a la #ictoria y -or tanto un regreso a la 4-oca
dorada del f5tbol uruguayo. En el intento de generar un canto masi#o1 6ue logre des-ertar un sentimiento
com5n en el -a7s1 de em-at7a1 de ganas de 4<ito1 los autores 0acen uso de una serie de recursos. Entre ellos1
destacaremos una -ermanente referencia a un -asado de #ictorias futbol7sticas y la reafirmación de algunos
mitos #inculados a este. Tambi4n encontraremos recursos de identidad o identificación1 tanto geográficos
como de 0ábitos culturales.
:ara comen;ar transcribimos la letra com-leta a anali;ar e in#itamos al lector a una rá-ida lectura de la
misma%
#uando Juea $ruuay
Como un cielo de #erano
Como el trueno de un tambor
Con la cara del murguista
Cuando baja del camión
Asomando -or el t5nel
Dominando la emoción
A la canc0a la celeste
Al bolic0e de la es6uina
Cerca del tele#isor
?amoC
?amoC arriba la celeste
?amoC
Desde el Cerro a /ella Unión
?amoC
Como dice el 3egro !efe
Los de afuera son de -alo
Due comience la función
?amoC
?amoC arriba la celeste
?amoC
La de ayer y la de 0oy
?amoC
Los c0am-iones de los -ibes
Los botines del CB*
Rocanrol y bandoneón
Cuando juega Uruguay corren tres
millones
Corren las agujas1 corre el cora;ón
Corre el mundo y gira el balón
Corre el -ingo de le ilusión
Como un augurio de a6uella canción
?amoC .Uruguayos cam-eones de
Am4rica y del >undo2
?amoC
Eac0a y ti;a y mostrador
?amoC
Due la 0istoria está cantando
Con el ritmo de La Teja
Con la fuer;a de La Unión
?amoC
?amoC arriba la celeste
?amoC
Con la -inta de un gorrión
?amoC
Con linaje de rebelde
"in más gala 6ue su #uelo
Con destino de cam-eón
Asomando -or el t5nel
Dominando la emoción
A la canc0a la celeste
A las -áginas de gloria
Escalón -or escalón
?amoC
?amoC arriba la celeste
?amoC
Desde el Cerro a /ella Unión
?amoC
Como dice el 3egro !efe
Los de afuera son de -alo
Due comience la función
?amoC
?amoC arriba la celeste
?amoC
La de ayer y la de 0oy
?amoC
Due la co-a está -reciosa
La tribuna la reclama
Uruguay 6ue no ni no
?amoC1 #amoC arriba la celeste
Al margen de la re-etición de “vamo´” .#amos2 como in#itación a la #ictoria colecti#a y de “vamo´ arriba”,
e<-resión utili;ada -ara dar ánimo en un sentido -rimiti#o1 inicial1 e irrefle<i#o1 los autores utili;an lo 6ue
-odr7amos llamar recursos de identificación. El objeti#o de toda arenga es enardecer los ánimos y ele#ar la
-asión de determinado gru-o de -ersonas. En el caso de una selección nacional1 el gru-o de -ersonas es todo
un -a7s1 -or lo 6ue encontraremos di#ersos ti-os de figuras destinadas a lograr un ni#el de identificación lo
más am-lio -osible. ?eremos referencias geográficas1 culturales y cru;ando a estas1 tem-orales1 ya 6ue el
-unto de a-oyo de la -osibilidad misma .o sea1 del factor de realidad2 6ue Uruguay -ueda acceder a lo
-edido .gloria futbol7stica2 está basado en un -asado de #ictorias al má<imo ni#el mundial.
Es necesario en este -unto definir sint4ticamente dos de los conce-tos 6ue nos ayudarán en la tarea.
:or un lado #amos a manejar la noción de mito 6ue Roland /art0es -ro-one en su “>itolog7as en donde lo
entiende como un 0abla1 como un sistema semiológico segundo en tanto se construye sobre otro signo dado
-re#iamente. Una nue#a tr7ada 6ue usa como escalón significante el total asociati#o de una tr7ada -re#ia.
"iendo más claro1 en un fragmento /art0es escribe%
“"er7a totalmente ilusorio -retender una discriminación sustancial entre los objetos m7ticos%
si el mito es un 0abla1 todo lo 6ue justifi6ue un discurso -uede ser mito. ....2 Cada objeto del
mundo -uede -asar de una e<istencia cerrada1 muda1 a un estado oral1 abierto a la a-ro-iación
de la sociedad1 -ues ninguna ley1 natural o no1 im-ide 0ablar de las cosas. Un árbol es un
árbol. 3o cabe duda. :ero un árbol narrado -or >inou Drouet deja de ser estrictamente un
árbol1 es un árbol decorado1 ada-tado a un determinado consumo1 in#estido de com-lacencias
literarias1 de rebuscamientos1 de imágenes1 en suma1 de un uso social 6ue se agrega a la -ura
materia. ./art0es1 ,'''1 -.,*(2
Esta idea maneja como condición una -roducción de sentido -ree<istente1 o sea de las -artes en juego en la
construcción del mito1 el significado o conce-to “está determinado% es a la #e; 0istórico e intencionalF es el
mó#il 6ue 0ace -roferir el mito. ./art0es1 ,'''1 -.,,G2
De esta manera1 la significación del mito es moti#ada1 a diferencia de la arbitrariedad 6ue -uede tener la
lengua como sistema en la relación significadoHsignificante. /art0es sostiene as7 6ue% “l a moti#ación es
necesaria a la du-licidad misma del mito1 el mito juega con la analog7a del sentido y de la forma% no 0ay
mito sin forma moti#ada../art0es1 ,'''1 -.,,(2
Con el afán de entender esta construcción1 de esta -arte del mecanismo del mito1 #amos a recurrir a la idea
de imaginario social o colecti#o. Este conce-to1 a #eces dif7cil de definir con -recisión1 nos -ermitirá
reconocer las moti#aciones de los mitos1 al tiem-o 6ue las fuentes donde se nutren nuestros autores -ara
construir los -rocesos de identificación. Com-lementaremos nuestra idea con la siguiente definición de
imaginario social%
“Es una terminolog7a 6ue algunos autores -ro-onen -ara designar los mitos1 las ideolog7as1
las formas de inter-retar el mundo y las creencias1 como -roductos de la función significante
de toda sociedad. "on las referencias es-ec7ficas 6ue todo conjunto social -roduce y a tra#4s
de las cuales se -ercibe y elabora sus finalidades. Ellos otorgan una re-resentación totali;ante
de su sociedad y le dan identidad y co0esión. Los imaginarios son considerados sub-roductos
de la -ráctica social del 0ombre y remitir7an siem-re a un fundamento e<terior 6ue -uede ser
una estructura di#ina1 natural o material económica. De esta manera lo imaginario no es
reconocido como una -roducción autónoma -asible de ser -ensada con una organi;ación y
modos de funcionamiento es-ecifico.“ .Diccionario de :sicolog7a1 letra $ “$maginario
social2
Estableceremos entonces1 -ara ordenar nuestro -unto de #ista1 6ue en la construcción de mitos #inculados a
la uruguayidad 6ue los autores utili;an en la obra1 la moti#ación es sustra7da de nuestro imaginario social.
'( "l mito primero
“Como dice el Negro efe! los de afuera son de "alo”
La frase emblemática dic0a -or el ca-itán de la selección uruguaya Abdulio ?arela .“el 3egro !efe21 antes
de la final del mundo de ,'B* en /rasil
,
“los de afuera son de -alo tu#o un sentido metafórico -rimero%
“las condicionantes e<ternas no deben influir sobre nosotros. Las -alabras de desaliento -ronunciadas -or
los dirigentes .entregados a la derrota -rematura dada las condiciones del -artido2 sumaban al conte<to de
inferioridad -romo#ido esencialmente -or los &**.*** sim-ati;antes de la selección contraria 6ue es-eraban
en las tribunas. Tenemos a6u7 el -rimer sistema semiológico% el significante “los de afuera son de -alo1 6ue
utili;a una 0i-4rbole -ara darle fuer;a a la idea de 6ue la multitud no debe tener influencia sobre el trámite
del -artido1 ubicado en ese conte<to1 tiene como significado a-ro<imado% “juguemos ,, contra ,,1 lo 6ue
-ase afuera de la canc0a no nos debe influir.
Esta frase es retomada -or los autores1 6uienes la utili;an en su segundo ni#el de significación o mito. Es lo
6ue /art0es -lantea como sistema semiológico segundo ./art0es1 ,'''1 -.,,,2% toma una cadena semiológica
6ue e<iste -re#iamente y al total asociati#o de la -rimera le suma un nue#o significado. En este caso1 ese
segundo significado .o significación -ara seguir con /art0es2 0ace referencia a la #alent7a1 a la -re-otencia
de un ca-itán y de un e6ui-o con -ersonalidad suficiente como -ara enfrentar esa situación ad#ersa y salir
airosos. Es el emblema de la luc0a1 de no rendirse1 de 6ue ninguna e<terioridad -uede doblegar la con#icción
interna.
1
Uruguay #ence a /rasil & a , en el >aracaná1 ante cerca de &**.*** -ersonas1 con6uistando as7 el cam-eonato
mundial de ,'B* en un 0ec0o 0istórico del f5tbol mundial. En -alabras de Eduardo Ialeano% “/rasil era una fija1 la
final era una fiesta. Los jugadores brasile9os1 6ue #en7an a-lastando a todos sus ri#ales de goleada en goleada1
recibieron en la #7s-era1 relojes de oro 6ue al dorso dec7an% :ara los cam-eones del mundo. Las -rimeras -áginas de
los diarios se 0ab7an im-reso -or antici-ado1 ya estaba armado el inmenso carruaje de carna#al 6ue iba a encabe;ar
los festejos1 ya se 0ab7a #endido medio millón de camisetas con grandes letreros 6ue celebraban la #ictoria
ine#itable. .Ialeano1 ,''B1 -.882
Es en este acto donde se condensa el mito. El -rimer sistema .dic0o -or Abdulio ?arela1 en ese lugar y ese
momento2 ad6uiere un segundo ni#el. :ara un uruguayo1 medianamente em-a-ado en el tema1 la frase “los
de afuera son de -alo ya no significa lo 6ue en -rimera instancia -ara los jugadores de a6uella selección.
"ignifica lo 6ue Roos confirma en esta canción% no nos daremos -or #encidos ante situaciones ad#ersas%
“que comience la función”. Es una arenga1 un com-romiso1 una frase 6ue cada #e; 6ue se dice tiene sobre
sus es-aldas -arte del -eso de esos d7as de gloria1 de esa #ictoria im-osible. Es el segundo significado 6ue le
im-rimió la 0istoria1 y 6ue la 0istoria misma le -uede negar.
3o es necesario aclarar 6ue si Uruguay -erd7a esa final1 esta frase no se 0ubiese cargado de un segundo
significado% no 0abr7a mito. A al menos este. Abdulio ?arela no 0ubiese -odido transferir esa carga de
significación de coraje1 de #alor1 de no rendirse ante la ad#ersidad1 ya 6ue no tendr7a con 6ue sostenerlo. El
0ec0o de la #ictoria es lo 6ue le termina de transferir el segundo significado a la frase y la -osibilidad de
construir el mito.
:odr7amos arriesgar tambi4n1 -ara decirlo de otra manera1 6ue si no se consumaba una #ictoria a6uel d7a1
esta frase 0oy no ser7a canción.
)( Pasado pesado
“#amo$, la de ayer y la de hoy”
En este conte<to1 los autores ec0an mano de otras frases con la idea de tender un -uente tem-oral con un
-asado glorioso 6ue augure un mismo -or#enir. Cabe destacar 6ue Uruguay tu#o sus mayores logros en el
terreno del f5tbol en la d4cada del #einte1 con dos t7tulos ol7m-icos y la #ictoria en el -rimer cam-eonato
mundial de selecciones en el a9o ,'8*. A esa 4-oca gloriosa se le suma1 como acontecimiento total1 la
0a;a9a del mundial del ,'B*. Es entendible entonces 6ue los autores1 en su afán de mancomunar un -a7s
entero en un mismo canto1 0agan referencia a estos tiem-os%“#amo$ arriba la celeste % #amo$, la de ayer y la
de hoy” o de manera un -oco menos e<-l7cita%“&os cham"iones de los "ibes, los botines del $'(”.
“Los c0am-iones son cal;ados utili;ados mayoritariamente -or los ni9os -ara la -ráctica del de-orte. Es un
uso meton7mico del t4rmino “;a-atilla de-orti#a o “cal;ado de-orti#o bastante e<tendido en Uruguay1 en
donde la marca “C0am-ion rem-la;a a la misma. Esta -ostal actual es contra-uesta con su -ar del
cincuenta1 o sea “los botines. As71 el -uente se tiende a #arios ni#eles1 siendo el -ar “C0am-ionesH/otines
una marca en la lengua 6ue denota el -aso del tiem-o -ara los 0ablantes de Uruguay. A6u7 nos remitiremos a
otro conce-to im-ortante -ara el análisis 6ue es la noción de interte<tualidad. >anejaremos la definición 6ue
!ulia Jriste#a reali;a a-oyándose en /ajt7n% “)odo te*to se construye como un mosaico de citas, todo te*to
es absorción y transformación de otro te*to” .Jriste#a1 ,'K'1 -.,'*2
En la senda de seguir construyendo -uentes con el -asado1 de seguir tejiendo esa trama interte<tual1 los
autores 0acen referencia a una idea ine#itable de nuestro f5tbol. Una marca de fábrica y tal #e; la
caracter7stica más destacada de la 0istoria de este de-orte en Uruguay% la garra charrúa. En la frase “Con
lina+e de rebelde”1 está la -resencia de ese -asado guerrero1 de la identificación con la idea del d4bil 6ue se
0ace fuerte ante la ad#ersidad. El mito de la garra c0arr5a es tal #e; el más e<tendido de los construidos en
torno a las con6uistas futbol7sticas. En su “Cartograf7as de la uruguayidad1 Eduardo Ll#are; :edrosián
escribe%
“:osteriormente1 en la conformación de los mitos de la nue#a nacionalidad en la segunda
mitad del siglo @$@1 rea-arecerá la subjeti#idad ind7gena en cuanto tal1 -ero resignificada
junto a la tambi4n menos-reciada figura del gauc0o1 desde el naturalismo 6ue el -ensamiento
romántico 0egemónico en la clase -ol7tica ca-italina1 -rofesaba -or entonces. .M2 "e da as7 a
tra#4s del NindigenismoO de los 0acedores de la 3ación1 una rei#indicación del orgullo fero;
de los indios y gauc0os1 la Ngarra c0arr5aO como se dice 0asta 0oy d7a1 6ue a-arecerá -or estos
de#enires sociales -osteriormente a mediados del siglo @@ asociada al f5tbol1 a las 0a;a9as
del -a7s -etiso... .:edrosián1 &**(1 -&2
As71 #emos como ese -rimer sistema semiológico1 la idea de los 0acedores de la 3ación de rei#indicar el
orgullo de los des-la;ados1 es el significante o forma de nuestro segundo sistema1 6ue unido a la rebeld7a y al
es-7ritu 0a;a9oso de las con6uistas futbol7sticas1 conforman el mito actual de la garra charrúa. Las
moti#aciones de este mito son #arias1 -ero -odemos rastrear un -aralelismo muy fuerte entre las condiciones
de luc0a de los indios y gauc0os de la 4-oca1 con las condiciones de juego de las selecciones celestes
.es-ecialmente la del cincuenta2. Ambos gru-os ten7an como -rinci-al arma el coraje y la rebeld7a1 estando
en des#entaja en lo 6ue res-ecta a las condiciones objeti#as e<ternas.
&
As7 tambi4n1 “,acha y ti-a y mostrador” -osee una interte<tualidad m5lti-le. :or un lado hacha y ti-a es
una alusión a una situación de luc0a1 utili;ada -ara describir1 en un encuentro de-orti#o1 situaciones de juego
fuerte y de muc0o contacto f7sico entre ri#ales. Esta era una caracter7stica es-ec7fica del f5tbol uruguayo 6ue
siem-re fue asociada a la idea de rebeld7a y tem-eramento fuerte1 y 6ue1 a falta de buen juego1 se le 0a
atribuido las aisladas #ictorias 6ue 0a obtenido el f5tbol uruguayo en las d4cadas del setenta y oc0enta. La
-alabra ti-a tambi4n funciona como ne<o entre dos uni#ersos1 ya 6ue es1 -or otro lado1 uno de los elementos
del billar1 juego tradicional del bolic0e o del bar. De esta manera con tres -alabras y dos conjunciones1 los
autores -onen sobre el ta-ete un uni#erso m5lti-le 6ue #incula el -asado1 la rebeld7a y el es-acio com5n. En
el t4rmino mostrador encontramos nue#amente una referencia al boliche. Este uni#erso es rico y #inculable
con la idiosincrasia uruguaya y el f5tbol1 dado 6ue es un es-acio de sociali;ación1 donde tradicionalmente se
juntaba .y se junta2 la gente -ara #er o escuc0ar e#entos de-orti#os. Tambi4n se 0ace alusión a este escenario
en la frase “.l boliche de la esquina” en donde se destaca la im-ortancia de este ámbito como lugar de
encuentro1 como momento de comunión colecti#a% “Cerca del televisor”.
2
En este lugar me -ermito un -e6ue9o a-unte 6ue 0ace al mito% la 4-ica resultante de la #ictoria del d4bil sobre el
fuerte es muc0o más gratificante 6ue el asumir cierta e6ui#alencia de fuer;as. Tengo la im-resión .-erdón la falta de
rigor2 6ue la 0istoria 0a sumado a la debilidad del d4bil y a la omni-otencia del fuerte en fa#or de una an4cdota más
-otente.
*( "l llamado
“/ue la historia est0 cantando % con el ritmo de &a )e+a %
con la fuer-a de &a 1nión”
3os 6ueda claro el -eso del -asado futbol7stico en este -a7s. Tambi4n es clara la intención de los autores de
traer ese -asado -ara le#antar un ánimo #a-uleado -or las 5ltimas d4cadas de -oco brillo. La canción fue
editada en el a9o ,''&. El 5ltimo logro internacional 0ab7a sido la Co-a Am4rica del a9o ,'(P1 y luego de
una -obre actuación en los mundiales de ,'(K y ,''*1 la selección se -re-araba -ara ser anfitriona de la
Co-a Am4rica de ,''B .finalmente conseguir7a la #ictoria en este e#ento2. Como canción oficial de la
selección uruguaya1 “Cuando juega Uruguay deb7a ser un llamado1 un canto 6ue -udiera agitar nue#amente
la -asión y las ansias de #ictoria.
En este sentido las referencias geográficas cum-len un rol cla#e. En un -a7s decididamente macrocefálico1
los autores ma-ean el -a7s entero “2esde el Cerro a 3ella 1nión”. Un -unto geográfico cla#e del sur del
-a7s1 alineado con una de las ciudades ubicada más al norte del territorio. El llamado es tambi4n a toda la
-oblación% “Cuando +uega 1ruguay corren tres millones”. Es una 0i-4rbole 6ue denota la im-licancia de
todo el -ueblo uruguayo en la causa% cuando juega Uruguay1 +uegan tres millones1 sin e<ce-ciones.
Tambi4n en el a-unte a >onte#ideo .ca-ital 6ue concentra casi la mitad de la -oblación2 “/ue la historia
est0 cantando % con el ritmo de &a )e+a % con la fuer-a de &a 1nión” se9ala dos barrios emblemáticos de la
ciudad. :ero la elección de los mismos no es a;arosa. En el ya utili;ado cruce entre el f5tbol y el carna#al
.“Con la cara del murguista cuando ba+a del camión”, entre otros2 se establece un #7nculo -rofundo 6ue
tiene im-licancias 6ue trascienden lo geográfico1
“El surgimiento de clasificaciones emic de las agru-aciones murgueras es un fenómeno
#inculado al -a-el 6ue algunas de ellas jugaron durante el -er7odo de dictadura militar en
Uruguay. "urgieron entonces ciertos t4rminos clasificatorios% Qmurgas)mensajeR1 Qmurga
com-a9eraR1 generalmente asociados a gru-os de barrios monte#ideanos de mayor
mo#imiento contestatario1 en es-ecial el barrio de La Teja. :or contra-osición1 se llamó
Qmurga)murgaR a la 6ue conser#aba un enfo6ue más tradicional1 lo 6ue inclu7a menor
com-romiso -ol7tico -ero tambi4n conser#ación de as-ectos est4ticos tradicionales. Este ti-o
de murga se asoció -redominantemente al barrio de La Unión. .+ornaro1 &**&1 -.B2
La referencia1 ideológica si se 6uiere1 intenta unir en el f5tbol #isiones 6ue en el carna#al se #ieron
encontradas. En estas dos l7neas los autores nos in#olucran a todosF de 3orte a "ur de Este a Aeste1 los tres
millones de 0abitantes bajo la causa de alentar a un cuadro de futbol.
+( ,efor-ando el imainario
“4ocanrol y bandoneón”
Encontramos desordenadamente dentro de la canción .-or moti#os de m4trica y rima seguramente2 #arias
referencias a di#ersas manifestaciones culturales del Uruguay. Algunas foráneas y otra de las cuales se -odr7a
reclamar algo de cr4dito1 todas com-arten un es-7ritu “-o-ular1 un aire de familiaridad con el Uruguay de
anta9o y con el actual. Tambi4n #eremos cómo se dobla la inter-retación y se mantiene1 en algunos casos1 la
identificación -asado gloriosoHaugurios de un buen futuro.
Las citas interte<tuales 6ue 0acen referencia a m5sicas abundan en “Cuando juega Uruguay. "i bien dijimos
6ue dejar7amos de lado los análisis estrictamente musicales1 no -odemos ob#iar el 0ec0o de 6ue la -ro-ia
canción está en ritmo de candombe1 ritmo 6ue go;a de cierta identidad regional. A sea1 su ra7; es africana1
-ero su desarrollo es -rinci-almente uruguayo. Tambi4n son e#identes los sonidos de bater7a de murga y de
bandoneón caracter7stico del tango .el tercero de la trinidad -o-ular2.
Esta acotación sir#e de introducción -ara denotar las citas e<-l7citas a estas m5sicas -o-ulares. “Como el
trueno de un tambor” y “Con la cara del murguista, cuando ba+a del camión” caen -or su -ro-io -eso.
Digamos% una referencia a los "e< :istols ser7a digna de atenciónF estas son casi ob#ias.
S ya 6ue ca-ric0osamente trajimos a "id ?iciuos y com-a97a1 #eamos 6ue no ol#idaron ubicar un ritmo
moderno1 -ara retomar la reiterada referencia al -asado. “4ocanrol y bandoneón” semejante al -ar
“C0am-ionesH/otines dobla la referencia1 construyendo as7 un nue#o sistema semiológico% en un -rimer
ni#el como signo de contra-osición de estilos musicales -o-ulares1 y luego como forma de un mito 6ue
-odr7a decir% “el tango .bandoneón2 es lo antiguo1 lo contem-oráneo a la gloria1 el rocanrol es lo moderno1 lo
actual% ambos #i#en en este Uruguay y son augurio de futuras #ictorias. Es el mismo -aso del tiem-o y a su
#e; el mismo deseo de 6ue la gloria -asada #uel#a a tocarnos.
La 5ltima referencia a una m5sica es directamente una inclusión literal de la canción “Uruguayos
cam-eones
8
inter-retada -or Tas0ington “Canario Luna del disco )odo a 5omo de ,'(K junto a la murga
+alta y Resto. “Corre el mundo y gira el balón % Corre el "ingo de la ilusión % Como un augurio de aquella
canción”. :osteriormente a anunciarla1 y colocarla e<-l7citamente esta #e; en la ya utili;ada noción de
augurio, los autores usan literalmente un fragmento de dic0o tema1 6ue ni más ni menos dice en su letra%
“1ruguayos cam"eones de .m6rica y del 5undo”. Un recordatorio bastante efica; sobre el denso -asado
6ue es im-erioso rescatar.

3
Letra de Amar Adrio;;ola1 denominada originalmente “Dianas de 3u9oa1 6ue el Director de “:atos Cabreros1
!os4 >inisteri1 “:e-ino ada-tó -ara su murga1 como 0omenaje al triunfo celeste en el "udamericano de ese a9o1
con melod7a del tango “La brisa1 de +rancisco “:irinc0o Canaro. +uente%noeslomismo-arecido.blogs-ot.com
En esta combinación de frases los autores ma<imi;an la -otencia del mito y la cita interte<tual se 0ace
e#idente% “Como un augurio de aquella canción % 1ruguayos cam"eones de .m6rica y del 5undo” no solo
tiene la carga e<-licita de 6ue los uruguayos fuimos cam-eones de todo al f5tbol1 sino 6ue cru;a un -uente
con otra canción 6ue ya 0ab7a ec0ado ra7ces en el imaginario de #arias generaciones. Recordemos 6ue la
#ersión original es de ,'&P y tu#o m5lti-les ada-taciones en las sucesi#as instancias trascendentes de la
0istoria de nuestro f5tbol. De esta manera se reconstruye el mito. La inclusión de esa letra y esa melod7a no
tiene como finalidad .aun6ue lo 0aga2 informarnos de nuestras estad7sticas futbol7sticas .signo -rimero2.
"ino reconstruir el mito de nuestro -asado de gloria 6ue augura nuestro futuro. Esa melod7a tiene la carga de
toda nuestra 4-oca dorada sobre sus es-aldas y cada nota significa ese uni#erso.
Delación
Dejamos -or el camino una multi-licidad de análisis -or 0acer1 ya 6ue la #astedad de cada una de las frases
e<igir7a los l7mites de este trabajo. "im-lemente 6uer7amos dejar -lanteado algunos de los mecanismos -or
los cuales los autores desarrollan1 como recurso central1 mitos e<istentes en el imaginario colecti#o1 en una
canción 6ue ten7a como cometido afectar a la mayor cantidad de uruguayos -osible.
En t4rminos de efecti#idad lo logra. La canción es un gran des-liegue de recursos 6ue tienen como fin
im-actar en las subjeti#idades de un gru-o de -ersonas y acti#ar un mecanismo concreto.
La -regunta 6ue surge a6u7 es si la función del arte tiene algo 6ue #er con esto.
La intencionalidad im-l7cita en esta obra se des-rende del análisis reali;adoF no 0ay -osibilidad de
coincidencia. Esto alimenta nuestro deseo de entender -or6u41 6u4 es lo 6ue lle#a a los autores a cum-lir
con esa tarea.
:ara terminar un 5ltimo a-unte. Umberto Eco en “."ocal7"ticos e integrados” denomina canción
gastronómica a un -roducto musical 6ue no -ersigue fines art7sticos1 sino a un im-ulso del mercado1 a lo 6ue
tambi4n llama canción de consumo. "obre el comien;o del ca-7tulo -lantea%

“"i el 0ombre de una ci#ili;ación industrial de masas es como nos lo 0an mostrado
los sociólogos1 un indi#iduo 0eterodirigido .-ara el cual -iensan y desean los
grandes a-aratos de la -ersuasión oculta y los centros de control de gusto1 de los
sentimientos y de las ideasF y 6ue -iensa y desea conforme a los designios de los
centros de dirección -sicológica21 la canción de consumo a-arece en tal caso como
uno de los instrumentos más eficaces de coacción. .Eco1 ,'(G1 -. 8,G18,B2
Esta -ers-ecti#a nos -lantea -reguntas de ti-o -ol7tico sobre el asunto. Tal #e; “Cuando juega Uruguay sea
un e<-onente inocente de la canción de consumo1 o no. De lo 6ue no tenemos dudas es 6ue nos re#ela con
claridad la -otencia y el alcance del formato. Las consecuencias serán moti#o de otro trabajo.
.iblioraf!a:
LL?AREU :edrosián 1 Eduardo. Cartograf7as de la uruguayidad. 48&8., 4evista &atinoamericana de
8studios .van-ados1 ?ol. ,G1 3V &P% 9ers"ectivas interculturales de .m6rica &atina. Carnavali-ación,
mesti-a+e y heterogeneidad1 enero)junio &**( Wim-resa en &**'X1 C$:A"T1 Caracas1 --. ,*'),&(.Wcitado *G)
*&)&*,,X Dis-onible en $nternet% 0tt-%HHeduardoal#are;-edrosian.blogs-ot.comH&**(H*GHcartografas)de)la)
uruguayidadY,*.0tml
/ARTEE"1 Roland. 5itolog7as. >adrid% "iglo #eintiuno de Es-a9a editores1 s. a.1 ,'''.
Diccionario de :sicolog7a1 letra $ “$maginario socialWcitado *')*&)&*,,X Dis-onible en
$nternet%0tt-%HH-sico-si.comHDiccionarioYdeY:sicologiaYletraY$)$maginario)social.as-
ECA1 Umberto. ."ocal7"ticos e integrados. Es-a9a% Editorial Lumen1 ,'(G
+AR3ARA1 >arita. :&os cantos inmigrantes se me-claron...; &a murga uruguaya! encuentro de or7genes y
lenguajes. Re#ista Transcultural de >5sica Transcultural >usic Re#ieZ 1 [K1&**&1 Wcitado ,B)*&)&*,,X
Dis-onible en $nternet% 0tt-%HHZZZ.sibetrans.comHtransHtransKHfornaro.0tm1 $""3%,K'P)*,*,
IALEA3A1 Eduardo. 8& fútbol a sol y sombra. Red :HL\ En% /uenos Aires% "iglo @@$ Editores ) Edit.
Catálogos1 ,''B.
JR$"TE?A1 !ulia. .,'K'2 <emiótica. >adrid% Editorial +undamentos1 ,''&1 Wcitado ,B)*&)&*,,X Dis-onible
en $nternet%0tt-%HHboo]s.google.comHboo]s $"/3%(G&GB*&B&81 'P((G&GB*&B&&
>AIAR$^A" DE >ARE3T_31 !uan Lngel1 comunicación Red "E>$AT$C$A3"1 &,HBH&*** en% Arturo
Ióme;1 :edro. $maginarios sociales y an0lisis semiótico. 1na a"ro*imación a la construcción narrativa de
la realidad. Cuadernos1 +ebrero1 35mero ,P Uni#ersidad de !ujuy1 +acultad de Eumanidades y Ciencias
"ociales1 "ecretar7a de Ciencia y T4cnica y Estudios Regionales "an "al#ador de !ujuy1 Argentina1 --. ,'B)
&*'1 &**,.