You are on page 1of 6

1

INSERCIÓN DIPUTADO BARCHETTA OMAR
BLOQUEPARTIDO SOCIALISTA
NÚMERO DE REUNIÓN: R°16 NÚMERO DE SESIÓN: Sesión N°11 Especial
FECHA DE SESIÓN: 17-9-14
TEMA: REGULACION DE LAS RELACIONES DE PRODUCCION Y
CONSUMO.
O.D. N°0789 EXPEDIENTE N° 0060-S-14
Sr. Presidente
Queremos adelantar nuestro voto negativo al Expediente del Poder
Ejecutivo Nro. 300/14, que modifca la ley 20.680; un proyecto que
tiene media sanción en el Senado y que otorga potestad al Ejecutivo
para regular las relaciones de producción y consumo, que todos
conocemos como aplicación de la ley de abastecimiento.
2
Estamos convencidos que el Estado debe participar arbitrando los
mercados y protegiendo a los más vulnerables de la cadena productiva,
pero lo debe hacer con incentivos y promoviendo políticas públicas,
buscando un equilibrio en los diferentes actores de la cadena para un
desarrollo integral de la economía, y no actuando discrecionalmente
mediante la aplicación de sanciones, fjación de precios de venta o
cantidades a producir, etc.
Esta nueva ampliación de la intervención del Poder Ejecutivo en la
actividad privada no nos parece que tenga otro fn que la recaudación
fscal y el gesto poco democrático de poner de rodillas a los actores más
débiles de la cadena, mientras los intereses de los sectores
concentrados, quienes verdaderamente hacen su agosto en este modelo,
siguen sin ser tocados. Los resultados están a la vista: han
desaparecido sólo actores pequeños de la producción y la
comercialización y la concentración se ha incrementado en los últimos
diez años.
Los pequeños y medianos productores, que han padecido incontables
situaciones de arbitrariedad, ven con preocupación que como
consecuencia inmediata de la aprobación de esta ley, determinados
funcionarios tendrán mayores atribuciones para que puedan seguir
acorralando a los sectores que producen, invierten y generan trabajo. Y
saben que no lo hacen por una cuestión recaudatoria propiamente
dicha, sino que utilizan a un organismo público como es la
3
Administración Federal de Ingresos Públicos, para atemorizar a sectores
que disienten con las políticas aplicadas por este gobierno. Un ejemplo
concreto, es el campo. Pero los que primeramente sufren esta embestida
del Fisco Nacional, son las economías regionales, que día a día van
quedando en el recuerdo.
Por eso nos preguntamos ¿Cómo pensamos tener un país que exporte
productos con agregado de valor cuando se le está fjando precios
máximos o márgenes de utilidad a quien pretende realizar un
emprendimiento productivo, comercial o industrial? La falta de
previsibilidad no permite planifcar ni tampoco generar ganancias, y
empuja a estos sectores al mercado especulativo.
Nuestro país se encuentra atravesando una compleja situación de alta
infación, défcit fscal, balanza comercial defcitaria, suspensión de
empleos y un sistema fscal profundamente regresivo que no permite el
normal desarrollo de una actividad productiva, comercial o industrial a
aquellos que tienen menor respaldo fnanciero. Este complejo
diagnóstico se agravaría con la aplicación de esta ley en un contexto de
graves problemas en las relaciones internacionales.
Con las facultades que se pretende otorgar al Gobierno para aplicar
medidas en forma discrecional, consideramos que se le atribuyen
4
mayores herramientas y más contundentes recursos, para perseguir a
quienes se opongan a sus objetivos.
Consideramos que medidas de este tipo no contribuyen a mejorar la
economía de nuestro país. Es necesario, en cambio, una batería de
herramientas que tiene a su alcance como:
• Regular el sistema fnanciero que cobra tasas usurarias que hoy
superan el 40% anual.
• Establecer un límite a la explotación intensiva por parte de
empresas multinacionales de los recursos naturales de nuestro
país.
• Corregir con políticas activas y concretas el desenfreno
consumista por un lado y el hambre por el otro, en un país tan
rico en alimentos.
• Aplicar políticas correctivas y de promoción para evitar la crisis
energética.
Y específcamente en el sector agropecuario debería entre otras cosas
• Orientar el desarrollo y la inversión en las áreas rurales y
urbanas del interior (industrialización local: polos productivos,
clúster de empresas, etc).
• Ordenar la planifcación de trabajo del INTA, INTI y
SENASA desde la óptica del desarrollo territorial.
• Incentivar la exportación con más agregado de valor.
5
• Promover la redistribución equitativa de los ingresos en las
cadenas agroindustriales.
• Transparentar la comercialización de aquellos productos
primarios que controlan pocas empresas multinacionales.
• Apoyar la integración de las Pymes y los pequeños productores a
las cadenas.
• Impulsar la ganadería menor y fomentar con políticas
activas el crecimiento de pequeños y medianos actores de las
economías regionales.
• Aumentar la oferta productiva de granos, carne vacuna y
lechera, contemplando al sujeto agrario, diferenciando pequeños
productores con fondos de inversión.
• Promover la diversifcación de cultivos con incentivos
fscales y crediticios, como así también promover la mayor
utilización de fertilizantes en la implantación, para dejar de
exportar nutrientes y cuidar nuestras tierras, que deben ser un
recurso natural estratégico para nuestro país.
• Incentivar y realizar inversiones públicas para el desarrollo
e investigación de una genética nacional, que pueda neutralizar el
avasallamiento de las empresas multinacionales.
Este Gobierno viene aplicando medidas impositivas que muchas veces
se apartan de la propia ley y de la Constitución Nacional. Nosotros, Sr.
Presidente, consideramos que no es oportuno ni necesario dotarlo de
mayores atribuciones. Por las razones expuestas, no vamos a
acompañar con nuestro voto este proyecto y en caso que sea
sancionado, será la justicia quien deberá poner límites a las
atribuciones excesivas que violan principios consagrados en nuestra
carta magna.
6
Omar Barchetta
Diputado de la Nación