You are on page 1of 3

Cómo hacer un análisis DAFO

Jueves, 30 de Mayo de 2013
Ir a comentariosDejar un comentario
Hacer o no un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades) para
nuestras empresas es una de las cuestiones que se plantean imprescindibles a la hora de
iniciar la andadura del mismo, una andadura que podrá ser también en Social Media, por lo
que se hace necesario e imprescindible realizar también un análisis DAFO digital.
¿Creéis necesario un análisis DAFO en vuestras empresas? Si nos pedís nuestra opinión,
respondemos sin ningún titubeo: “Tu empresa necesita un análisis DAFO”. ¿Cómo lo
hacemos? Hay muchas maneras para llevarlo a cabo, pero siempre responde a un
esquema sencillo que se corresponde con las iniciales del mismo: Debilidades, Amenazas,
Fortalezas y Oportunidades.

fuente: formacionprofesionales.com
Así, como hemos señalado el análisis DAFO tiene dos partes, la interna (Debilidades y
Fortalezas) y la externa (Amenazas y Oportunidades). Así, por ello hay diferentes formas de
comenzar un análisis DAFO, pero lo lógico es comenzar a analizarnos a nosotros mismos; es
decir, la parte interna. Dentro de la parte interna, ¿qué nos preguntamos? ¿Qué factores
analizamos?
Factores Internos. Consiste en detectar las fortalezas y debilidades de la empresa que originen
ventajas o desventajas competitivas. Pueden ser analizados aspectos como:
 Personas y habilidades
 Recursos
 Ideas / Innovación
 Marketing
 Operaciones (productos, servicios, etc)
 Finanzas
 Otros
Factores Externos. Se trata de identificar y analizar las amenazas y oportunidades de nuestro
mercado. Abarca aspectos como:
 Medio Ambiente
 Leyes y Gobiernos
 Financiamiento
 Productos / Servicios
 Mercado Internacional
 Mercado Interno
 Tecnología
 Competidores
 Proveedores
 Consumidores
 Varios (Contacto con otras empresas, competidores, adquisición empresa proveedora
de tecnología, nueva ley de exención de impuesto a las ganancias…)
 Otros
Una de las ventajas de este modelo de análisis es que puede ser aplicado en cualquier
situación de gestión, tipo de empresa (independientemente de su tamaño y actividad) o
área de negocio. Así, tanto los análisis DAFO como las estrategias de comunicación no
tienen por qué ser de una empresa en global, sino que pueden ser orientadas a una
situación concreta, a un momento concreto (una crisis, una campaña política, etc).

fuente: sanchezcristina1.blogspot.com
El primer paso que debemos dar es describir la situación actual de la empresa o del departamento en
cuestión, identificar las estrategias, los cambios que se producen en el mercado y nuestras capacidades y
limitaciones. Esto nos servirá de base para hacer un análisis histórico, casual y proyectivo.El DAFO
ayuda a plantearnos las acciones que deberíamos poner en marcha para aprovechar las oportunidades
detectadas y eliminar o preparar a la empresa contra las amenazas, teniendo conciencia de nuestras
debilidades y fortalezas. Fijados los objetivos (que deben ser jerarquizados, cuantificados, reales y
consistentes), elegiremos la estrategia para llegar a ellos mediante acciones de marketing.
¿Cuáles son sus fases? Básicamente es un ciclo que planeas, haces y mides, que se concretaría en:
decisión del asunto objeto de análisis; recolección de datos del mercado (opinión de clientes y de
potenciales clientes), de la competencia (que sean objetivos) y del entorno (marco legal,
demográfico, tendencias, etc.); elaboración preliminar del DAFO por parte del equipo directivo y su
posterior contraste con la opinión e información de los empleados; diseño de los objetivos y
elaboración de la estrategia para corregir debilidades y aprovechar las fortalezas, y puesta en
marcha del plan de acción, auditando los progresos.