3. Explique, ¿cuál es la diferencia entre una economía abierta y una cerrada?

Una economía cerrada es cuando el producto bruto interno y el producto bruto nacional son
iguales. Cuando la economía es cerrada el comercio solo es permitido a nivel nacional sin
empresas extranjeras, por lo tanto, eso quiere decir que lo producido por todas las empresas
internas son iguales a todo lo producido por las empresas nacionales.

Una economía abierta es aquella que posee relaciones con el resto del mundo, lo cual implica la
existencia de una demanda por exportaciones y una demanda por importaciones. Los países son
cada vez más interdependientes en materia de relaciones económicas, lo cual se refleja en las
cifras del intercambio de bienes y servicios, y también de activos financieros entre las economías.
El análisis de estas relaciones es dividido en dos áreas: el comercio internacional y las finanzas
internacionales.
La diferencia principal entre economía abierta y cerrada es que en la economía abierta un país se
relaciona libremente con otras economías del mundo mientras que en una economía cerrada un
país no se relaciona con ninguna otra economía del mundo. En otras palabras lo que separa a las
economías abiertas y cerradas es su actitud con respecto a la interacción con otras naciones en el
mercado global. Las economías abiertas interactúan con otras economías al rededor del mundo,
mientras que las cerradas no lo hacen.
4. Analice la incidencia de una política monetaria contractiva sobre las exportaciones netas,
teniendo en cuenta el equilibrio del mercado.
Por política monetaria contractiva, se entiende la disminución de la cantidad de dinero en
circulación, lo que provocará un exceso de demanda de dinero, y el consiguiente aumento de los
tipos de interés. Por tanto, lo que se conseguiría sería reducir la inversión, inflación, la producción
y las rentas.
La subida de los tipos de interés y la disminución de la riqueza, tiende a reducir el gasto sensible a
los tipos de interés, especialmente la inversión. La subida de los tipos de interés, unida al
endurecimiento de las condiciones crediticias y a la reducción de la riqueza, tiende a disminuir los
incentivos para realizar inversiones y para consumir. Por lo tanto, el endurecimiento de la política
monetaria eleva los tipos de interés y reduce el gasto en los componentes de la demanda
agregada que son sensibles a los tipos de interés, la subida de los tipos de interés puede elevar el
tipo de cambio de la moneda y reducir las exportaciones netas, en otras palabras las exportaciones
netas disminuyen, así el mercado este en equilibrio.
Por último, la presión del endurecimiento de la política monetaria, al reducir la demanda
agregada, reduce la renta, la producción, el empleo y la inflación. En el análisis de la oferta y la
demanda agregadas muestran que un descenso de la inversión y de otros gastos autónomos podía
reducir considerablemente la producción y el empleo. Por otro lado, al disminuir éstos más de lo
que ocurriría en caso contrario, los precios tienden a subir menos deprisa o incluso bajan.
Retroceden las fuerzas inflacionistas. Si el diagnóstico del Banco central sobre la situación
inflacionista es acertado, la disminución de la producción y el aumento del desempleo atenuarán
las fuerzas inflacionistas.