Pequeña y mediana empresa

La pequeña y mediana empresa (conocida también por
el acrónimo PyME, lexicalizado como pyme, o por la sigla PME)
1
es
una empresa con características distintivas, y tiene dimensiones con ciertos
límites ocupacionales y financieros prefijados por los Estados o regiones. Las
pymes son agentes con lógicas, culturas, intereses y un espíritu emprendedor
específicos. Usualmente se ha visto también el término MiPyME (acrónimo de
"micro, pequeña y mediana empresa"), que es una expansión del término
original, en donde se incluye a la microempresa.
La pequeñas y medianas empresas son entidades independientes, con una alta
predominancia en el mercado de comercio, quedando prácticamente excluidas
del mercado industrial por las grandes inversiones necesarias y por las
limitaciones que impone la legislación en cuanto al volumen de negocio y de
personal, los cuales si son superados convierten, por ley, a una microempresa
en una pequeña empresa, o una mediana empresa se convierte
automáticamente en una gran empresa. Por todo ello una pyme nunca podrá
superar ciertas ventas anuales o una cantidad de personal.
Las PYME son Pequeñas y Medianas Empresas, con un número no muy
grande de trabajadores, y con una facturación moderada.
En diversos países, estas empresas son consideradas, como el principal motor
de la economía. Y es que en muchos casos, las PYME, son las empresas, que
más empleo generan dentro de una nación. Y es muy sencillo, tomar nota del
por qué. En toda nación, la mayoría de las empresas no pueden ser grandes
corporaciones o holdings.
De hecho, lo antes mencionado, ocurre en todos los países del globo; en
España, por ejemplo las PYME constituyen más del 99% de las compañías. Es
así, como un importante espacio del mercado, es cubierto por medio de estas
empresas. Y no sólo nos referimos en cuanto la oferta que puedan llegar a
proporcionar dichas PYMES. Sino que principalmente, las fuentes de trabajo
que ofrecen a la comunidad. En España, las PYME generan el 67% del
empleo. En Chile (nación con altos estándares de libertad y competitividad
económica), las PYMES significan el 80% de la oferta de mano obra, dentro del
país.
Con respecto a términos técnicos, en cuanto a lo que son las PYMES, estos
nacen de la Comisión de la Unión Europea. Estas son clasificaciones, que se
han ido estandarizando, en varios de los países del globo.

Para que las PYMES sean consideradas como tales, tienen que tener como
número uno, menos de 250 empleados contratados. Y nos referimos a los de
planta, como también a los empleados externos que se puedan llegar a
subcontratar.
El volumen de venta de manera anual, debe de ser inferior a los US$ 32
millones de dólares o en su defecto, un balance general inferior a los US$ 19
millones de dólares.
Por último, pero no menos importante, es el hecho que dentro de la PYME no
puede participar otra organización, en cuanto a su capital accionario, en más
de un 25% si no califica dentro de las especificaciones anteriormente
señaladas. Estas especificaciones, datan del 3 de abril, de 1996.
O ahora, en cuanto a las personas que deseen iniciar su negocio, conformando
alguna de las tantas PYME que existen, deben tener en cuenta que necesitarán
iniciar actividades económicas, en los Servicios de Impuestos, de cada país
respectivamente. Aquel tramite, es un prerrequisito indispensable, para
comenzar con algún negocio que vaya a generar rentas. Para aquello, deberán
acercarse a cualquiera de las oficinas de estos servicios. Hay que tener claro,
que se deberá constituir una personalidad jurídica (o empresa). En la cual
caerán todos los derechos y obligaciones civiles, que corresponden a alguna
organización con fines de lucro (empresa que busca tener ganancias).
Importancia[editar]
Las pequeñas y medianas empresas cumplen un importante papel en la economía de
todos los países. Los países de la OCDE suelen tener entre el 70% y el 90% de los
empleados en este grupo de empresas.
2
Las principales razones de su existencia son:
 Pueden realizar productos individualizados en contraposición con las grandes
empresas que se enfocan más a productos más estandarizados.
 Sirven de tejido auxiliar a las grandes empresas. La mayor parte de las grandes
empresas se valen de empresas subcontratadas menores para realizar servicios u
operaciones que de estar incluidas en el tejido de la gran corporación redundaría en
un aumento de coste.
 Existen actividades productivas donde es más apropiado trabajar con empresas
pequeñas, como por ejemplo el caso de las cooperativas agrícolas.
Ventajas e inconvenientes[editar]
El avance tecnológico y el desarrollo de los medios de comunicación traen consigo
ventajas y oportunidades para la empresa sin embargo también traen amenazas; una
empresa puede crecer y prosperar con la utilización de los avances tecnológicos si es que
éstos se encuentran a su alcance, por otro lado puede empequeñecerse al no tener
acceso a las nuevas tecnologías o medios a los que la competencia si puede. Aunado a
esto la desaparición de las fronteras gracias a la nueva era global en la que vivimos hace
posible que un competidor lejano sea próximo gracias a la amplia cobertura de los medios.
Las PyMEs tienen grandes ventajas como su capacidad de adaptabilidad gracias a su
estructura pequeña, su posibilidad de especializarse en cada nicho de mercado ofreciendo
un tipo de atención directa y finalmente su capacidad comunicativa. La mayor ventaja de
una PyME es su capacidad de cambiar rápidamente su estructura productiva en el caso de
variar las necesidades de mercado, lo cual es mucho más difícil en una gran empresa, con
un importante número de empleados y grandes sumas de capital invertido. Sin embargo el
acceso a mercados tan específicos o a una cartera reducida de clientes aumenta el riesgo
de quiebra de estas empresas, por lo que es importante que estas empresas amplíen su
mercado o sus clientes.
 Financiación. Las empresas pequeñas tienen más dificultad de encontrar financiación
a un coste y plazo adecuados debido a su mayor riesgo. Para solucionar esto se
recurren a las SGR y capital riesgo.
 Empleo. Son empresas con mucha rigidez laboral y que tiene dificultades para
encontrar mano de obra especializada. La formación previa del empleado es
fundamental para éstas.
 Tecnología. Debido al pequeño volumen de beneficios que presentan estas empresas
no pueden dedicar fondos a la investigación, por lo que tienen que asociarse
conuniversidades o con otras empresas.
 Acceso a mercados internacionales. El menor tamaño complica su entrada en otros
mercados. Desde las instituciones públicas se hacen esfuerzos para formar a las
empresas en las culturas de otros países.
El análisis de mercado, en él radica:
1. la identificación de oportunidades del negocio,
2. la identificación del tamaño y composición del mercado,
3. las perspectivas de crecimiento del mercado,
4. las características del mercado objetivo,
5. detectar nichos no explorados,
6. la competencia.
7. el diseño o adaptación del producto y/o servicios para la exportación,
8. los patrones de consumo,
9. los pronósticos de demanda, y las ventas.



Pymes en Venezuela
Según el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley para la Promoción y Desarrollo de la
Pequeña y Mediana Industria y Unidades de Propiedad Social de 2008, la denomina
como Pequeña y Mediana Industria (PYMI), y establece el siguiente esquema:
Tipo de empresa Promedio anual
de trabajadores
Ventas anuales
en Unidades Tributarias
Pequeña Industria 05-50 1.000-100.000
Mediana Industria 51-100 100.001-250.000
También, el decreto establece el concepto de Unidad de Propiedad Social, siendo estas
Agrupaciones de carácter social y participativo, tales como: las cooperativas, consejos
comunales, unidades productivas familiares y cualquier otra forma de asociación que surja
en el seno de la comunidad, cuyo objetivo es la realización de cualquier tipo de actividad
económica productiva, financiera o comercial lícita, a través del trabajo planificado,
coordinado y voluntario, como expresión de conciencia y compromiso al servicio del
pueblo, contribuyendo al desarrollo comunal, donde prevalezca el beneficio colectivo sobre
la producción de capital y distribución de beneficios de sus miembros, incidiendo
positivamente en el desarrollo sustentable de las comunidades.
El término gestión (del que se deriva gestionar: Hacer diligencias conducentes al logro de
un negocio o de un deseo cualquiera [1]) hace referencia a acciones para lograr un fin.
En cuanto a la gestión de empresa, ésta abarca todas las acciones (que suelen estar
enmarcadas dentro de reglas y procedimientos operativos previamente establecidos) que
están destinadas a lograr objetivos concretos de la empresa en un tiempo determinado.
Éstas acciones o diligencias suelen ser cuatro: 1) Planeación, 2) Organización, 3)
Dirección y 4) Control. Todo ello, para lograr objetivos concretos previamente planteados y
con tiempos específicos para cumplirlos, por ejemplo: Conseguir una "x" cuota de mercado
en un plazo de 1 año, lograr un "x" crecimiento en los próximos 6 meses, generar una
determinada utilidad durantes los siguientes 12 meses, entre otros.
Entonces, se podría decir que la gestión de empresa consiste en asumir la
responsabilidad de conducir la empresa (dentro de un marco de reglas, procedimientos,
aspectos legales y éticos) hacia objetivos concretos y en tiempos específicos, planificando
las actividades que se consideren necesarias, organizando los recursos disponibles,
dirigiendo a las personas y controlando que lo planificado se vaya cumpliendo o adaptando
a las realidades del mercado o contexto.
Cabe señalar, que la gestion de empresa es también conocida como "dirección de
empresa", "administración de empresa", "acción de administrar una empresa [2]", pero
también podríamos llamarla: "conducción de empresa" (conducir: Guiar o dirigir hacia un
lugar; Guiar o dirigir a un objetivo o a una situación; Guiar o dirigir un negocio o la
actuación de una colectividad [1]).

En resumen, ¿qué es gestión de empresa?
La Gestión de Empresa es el conjunto de acciones que se realizan dentro
de un marco de reglas y procedimientos para lograr objetivos concretos en
tiempos específicos.
Hoy en día las empresas sin importar el sector o su tamaño se ven obligadas a competir en un entorno
global, que implica hacer uso de todos sus recursos para poder crecer y no morir en el intento. El uso de
la tecnología de la información se debe aplicar de manera eficaz y rentable para el crecimiento de la
pequeña empresas.

¿Qué son las Pymes?

A la Pequeña y Mediana Empresa se le conoce como PYME (o Pyme), es operada por una persona
natural o jurídica, las Pymes desarrollan cualquier tipo de actividad de producción, comercialización o
prestación de servicios.

¿Cómo se clasifican las Pymes?

Las Pymes se clasifican de dos formas, la primera son aquellas que se originan como empresas las
cuales se pueden distinguir de una organización y estructura, pues en ellas existe un propietario de la
firma y el trabajo es remunerado, su capital es más fuerte y se desarrollan de manera formal en el campo
de la economía.

Y las segundas son aquellas que han tenido un origen familiar, se caracterizan por una gestión, es decir
se preocupan sólo por sobrevivir sin dar mucha importancia a las oportunidades para invertir su capital y
hacer crecer su empresa.

La clasificación de las Pymes se puede entender de la siguiente manera:

Tamaño Sector
Rango de número de
trabajadores
Micro Todos Hasta 10
Pequeña Comercio Desde 11 a 30
Pequeña Industria y servicios De 11 hasta 50

Mediana Comercio De 31 hasta 100
Mediana Servicios Desde 51 hasta 100
Mediana Industria Desde 51 hasta 250

Se puede determinar el tamaño de la empresa a partir del resultado que se obtenga con la siguiente
fórmula:
Puntaje de la empresa = (Número de Trabajadores) x 10% + (Monto de Ventas Anuales) x 90%, este
debe ser igual o menor al Tope Máximo Combinado de su categoría.
¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las Pymes?
Las Pymes presentan ventajas y desventajas en su formación y desarrollo, a continuación
proporcionamos aquellas que se recomienda tomar en cuenta para evitar que el negocio tenga menos
desventajas en su práctica y se entienda su verdadera importancia.

Ventajas de las Pymes

-Flexibilidad
-Pioneras, son un motor importante para el desarrollo del país.
-Garantía de Progreso, tienen posibilidad de crecimiento.
-Proveedoras de bienes y servicios.
-Innovadoras y creativas.
-Equilibran la sociedad.
-Importantes empleadores, absorben una importante porción de la población económicamente activa para
dar trabajo.
-Sostén de la demanda
-Contribuyentes impositivos.
-Evitan la concentración, se establecen en diversas regiones del país de acuerdo a su giro en la
producción.
-Permiten el equilibrio regional
-Dinamizan la economía
-Ayudan a la movilidad social
-Aportan a la productividad global

Desventajas de las Pymes

-Volatilidad.
-Sensible a entornos negativos.
-Desinformadas y no comunicadas.
-Bajo volumen en su producción y ventas.
-Retraso tecnológico, no se reinventan con el paso del tiempo.
-Problemas de acceso al financiamiento.
-Carencia de estrategias para crecer. La calidad de la producción cuenta con algunas deficiencias porque
los controles de calidad son mínimos o no existen.
-Dificultades de gestión.
-Baja productividad. No pueden absorber los gastos de capacitación y actualización del personal, pero
cuando lo hacen, enfrentan el problema de la fuga de personal capacitado.
-Falta de comunicación interna y externa (estrategias de publicidad y marketing).
-Crecimiento no planificado. Es difícil contratar personal especializado y capacitado por no poder pagar
salarios competitivos.
-Falta de organización que trae como consecuencias problemas en las ventas, debilidad competitiva, mal
servicio, mala atención al público, precios altos o calidad mala, mala ubicación, problemas de impuestos y
falta de financiamiento adecuado y oportuno.

Bien vale la pena pensar en grande y hacer todo lo posible por lograr desarrollar un proyecto de empresa,
que con el paso del tiempo y una buena organización logre crecimiento y reconocimiento, las PYMES son
una excelente opción.
Origen y evolución de las Pymes
Si nos remontamos al nacimiento de este núcleo de empresas denominadas Pómez, encontramos dos
formas, de surgimiento de las mismas. Por un lado aquellas que se originan como empresas propiamente
dichas, es decir, en las que se puede distinguir correctamente una organización y una estructura, donde
existe una gestión empresarial (propietario de la firma) y el trabajo remunerado.
Estas, en su mayoría, son capital intensivas y se desarrollaron dentro del sector formal de la economía.
Por otro lado están aquellas que tuvieron un origen familiar caracterizadas por una gestión a lo que solo le
preocupó su supervivencia sin prestar demasiada atención a temas tales como el costo de oportunidad
del capital, o la inversión que permite el crecimiento.
En su evolución este sector tuvo tres etapas perfectamente definidas. Las "Pymes en general y las
dedicadas al sector industrial en particular, comenzaron a adquirir importancia dentro de la economía
argentina en los años 50’y 60’ durante la vigencia del modelo de sustitución de importaciones, tan
criticado como admirado por los distintos autores especializados." Para el caso a que hacemos referencia
el modelo exhibió gran dinamismo lo que les permitió, en un contexto de economía cerrada y mercado
interno reducido realizar un "proceso de aprendizaje" con importantes logros aunque con algunas
limitaciones en materia de equipamiento, organización, escala, capacitación, información, etc.
Estas limitaciones antes comentadas fueron adquiriendo un aspecto lo suficientemente negati vo como
para afectar tanto la productividad como la calidad de estas empresas, alejándola de los niveles
internacionales y provocando que las mismas durante los 70’, época de inestabilidad macroeconómica, se
preocuparan únicamente por su supervivencia que las sumió en una profunda crisis que continuó en la
década del 80’. Esta sería entonces, la segunda etapa en la historia de la evolución de las Pymes.
"Por el contrario, los cambios que se vienen sucediendo desde 1999 en lo que a disponibilidad de
financiamiento externo y estabilidad económica interna se refiere, parecen indicar el comienzo de una
nueva etapa para las Pymes, con algunos obstáculos que aún deben superarse."
En Venezuela llegan dichas pymes en los años 80, pero a partir del año 1999 en lo que a disponibilidad
de financiamiento externo y estabilidad económica interna refiere, parece indicar el comienzo de una
nueva etapa para las pymes con algunos obstáculos tales como; el actual gobierno que se ha declarado
socialista, las acciones que ha emprendido en la política cambiaria para obtener la divisas necesarias
para su producción.
Asimismo la incertidumbre económica, la inflación, los programas de gobierno en donde se han
manifestado acciones que han dado paso a que se dé un escenario turbulento, riesgoso y poco propicio
para la inversión.
Proceso administrativo
Un proceso es el conjunto de pasos o etapas necesarias para llevar a cabo una actividad. El proceso
administrativo en su concepción más sencilla se puede definir como, la Administración en acción, o como
el conjunto de fases sucesivas a través de las cuales se efectúa la Administración, las cuales se
interrelacionan y forman un Proceso Integral que llevarán a la Empresa a su optimización.
El proceso Administrativo, de acuerdo con los tratadistas más reconocidos de la rama, consta de dos
fases; mecánica y dinámica, que a su vez forman las cuatro etapas del proceso administrativo;
Planeación, Organización, Dirección y control.
Fase Mecánica
Es la parte teórica de la Administración, en la que se establece lo que debe hacerse, es
decir, se dirige siempre al futuro. Esta fase también es denominada estructuración. (ver
autores Robbins y Koonz)
Fase Dinámica
Se refiere a cómo manejar de hecho un Organismo Social; se llevan a cabo los planes y
organización previamente establecidos. A esta fase también se le puede llamar Operativa.
Tanto la fase Dinámica como la Mecánica forman parte del proceso evolutivo de la
Administración, la cual, se desarrollará en cuatro etapas:
Planeación
Forma parte de la fase "mecánica" de la Administración y es en esta etapa donde inicia el
Proceso Administrativo. La planeación, como comienzo va acompañada del
cuestionamiento ¿Qué se quiere hacer? o ¿Qué se va a hacer?, en esta etapa se
determinan la visión, misión, propósitos, objetivos y estrategias; se realizan la formulación
de políticas y reglas, y el establecimiento de programas, presupuestos y procedimientos
para alcanzar el éxito del organismo social. Dicho de otra manera la Administración implica
la formulación de planes estratégicos, tácticos y operativos con resultados a corto,
mediano y largo plazos, de ahí que la planeación proporcione bases para el inicio de
cualquier Ente.
Organización
La etapa de Organización, corresponde a la fase "mecánica" de la Administración y
responderá a la cuestión ¿cómo se va a hacer? o ¿quién lo va a hacer? La obtención de
eficiencia sólo se logra mediante el ordenamiento y coordinación racional de todos los
recursos que forman parte de determinado grupo social, y la planeación, implantará una
Metodología de división del trabajo y coordinación; jerarquización, departamentalización y
descripción de funciones que permitan la magnificencia de la Empresa. Una vez que se ha
establecido "lo que se quiere hacer" o bien los objetivos que se pretenden alcanzar
durante la etapa de planeación, será necesario determinar "cómo hacerlo", qué medidas
utilizar para lograr lo que se desea; esto sólo es posible a través de la organización.
Dirección
También llamada ejecución, comando o liderazgo esta etapa se encuentra dentro de la
fase "dinámica" de la Administración. En esta etapa el líder imprime su estilo propio de
dirección, coordinando, guiando y supervisando los esfuerzos de los colaboradores para
alcanzar las metas de la organización. El elemento principal de la dirección es "ver que se
haga", y es en ésta donde la toma de decisiones e integración son factores
trascendentales para el grupo. Una buena dirección comprende de la habilidad del
administrador para ejercer: capacidad de mando, motivación, comunicación y supervisión
así como lograr una adecuada valoración y desarrollo de subalternos.
Control
Última etapa del Proceso Administrativo, que responde a la cuestión ¿Cómo se ha
realizado? Es aquí donde se compara el resultado de las actividades con el estándar o
modelo establecido, a fin, de detectar desviaciones y adoptar medidas correctivas
oportunas. Al ser ésta una etapa de la fase dinámica, se encuentra en constante
retroalimentación. El control se encuentra íntimamente ligado a la planeación, pues a
través del control se puede reiniciar la planeación de modo que se logren las metas
establecidas.