Francisco J avier Zúñiga Madrid

Enfermero SAMU- Ingeniero en Prevención de Riesgos


OBSTRUCCION DE VIA AEREA POR CUERPO EXTRAÑO
(O. V. A. C. E.)

La vía aérea es un conducto por el cual pasa el aire del exterior a nuestros
pulmones para obtener el oxígeno que será distribuido a nuestro organismo. Si
este conducto se obstruye, por cualquier elemento que es ajeno a la vía aérea,
pudiendo ser de la misma persona (dientes, prótesis) u objetos del medio
ambiente (trozos de carne, objetos pequeños) se produce una situación crítica
que de no ser manejada puede significar la perdida de la vida.

Obstrucción Parcial
El objeto que se encuentra en la vía aérea deja pasar algo de aire a los
pulmones, en estos casos la respiración es ruidosa, dificultosa y se siente muy
angustiado por lo que se debe actuar con calma y rapidez. Nunca intente sacar
el cuerpo extraño, ya que podría impactarlo más y provocar una obstrucción
total. Colóquelo en una posición cómoda, si es un niño pequeño, déjelo en los
brazos de la madre y solicite la ambulancia o llévelo a un servicio de urgencia,
siempre observando la forma en que está respirando.

Obstrucción Total
Se reconoce universalmente por el gesto de sus
manos rodeando su cuello. La persona no podrá
respirar, inicialmente intentará toser, puede tener su
rostro azul y aún estará consciente; luego perderá la
conciencia. En este caso están indicadas las
maniobras de Heimlich, que tiene por objetivo
aumentar la presión intratoráxica y provocar el reflejo
de la tos y desplazar de este modo el objeto que
obstruye la vía aérea.

MANIOBRAS DE HEIMLICH EN EL ADULTO Y EN EL NIÑO
MAYOR DE 1 AÑO

Paciente Conciente:
Si hay más de una persona, pida la ambulancia.
Colóquese por detrás de la persona, abrácelo,
colocando una mano empuñada, con el pulgar
hacia adentro, sobre el ombligo (en la “boca del
estomago”, región epigástrica) envuelta por la otra.
Ejerza presión rápida hacia adentro y arriba.
Realice esta maniobra cuantas veces sea
necesario para que expulse el objeto o hasta que la
persona pierda la conciencia.




Francisco J avier Zúñiga Madrid
Enfermero SAMU- Ingeniero en Prevención de Riesgos



Paciente Inconciente:

Llame a la ambulancia.
Coloque a la persona en el suelo boca arriba.
Arrodíllese a un costado de la víctima.
Inicie Reanimación Cardiopulmonar (RCP).
Antes de cada ventilación revise la boca en
busca del cuerpo extraño.
Intente sacarlo sólo si se encuentra al alcance.
Mantenga secuencia de masaje y ventilación
hasta que el cuerpo extraño sea eliminado o
llegue la ambulancia.




En los niños mayores de 1 año, las maniobras son iguales al adulto, pero
guardando relación entre la fuerza aplicada y el tamaño y contextura del niño.
En adultos obesos y embarazadas se deben realizar compresiones de la misma
forma que el masaje cardiaco externo.

Paciente conciente.
Con el lactante boca a abajo, apoyado en su brazo,
dar 5 golpes ínter escapulares con el talón de una
mano, manteniendo la cabeza del menor siempre
más baja que el tronco.

Gire al lactante dejándolo boca a arriba y realice 5
compresiones toráxicas de igual manera que en el
masaje cardiaco externo.

Evalúe si el cuerpo extraño fue removido. Nunca
intente sacar el cuerpo extraño a ciegas.

Continúe con esta secuencia hasta que el cuerpo
extraño sea eliminado o el menor pierda la
conciencia.

OVACE EN EL LACTANTE (MENOR DE UN AÑO)






Paciente Inconciente:
Si hay más personas, solicite que activen el Sistema de Urgencia. Si está sólo,
realice las siguientes maniobras durante un minuto y luego llame a la
ambulancia.
Inicie RCP según lo descrito para lactante con la única diferencia de observar vía
aérea antes de dar las ventilaciones.
Mantenga esta secuencia hasta que el cuerpo extraño sea eliminado o llegue
personal con equipo de reanimación avanzada.