EL objeto ilícito en las obligaciones

Introducción:
El objeto es uno de los elementos más importantes que existe a la hora de crear una
obligación, la falta o los vicios que puedan caer en el objeto acarrean entre sanciones la
nulidad del acto que se pretendía realizar. En este trabajo analizaré el objeto pero más
desde el enfoque ilícito, explicando que es el objeto ilícito y que sucede cuando se
presenta.
¿Qué es el objeto?
En general se estima que el objeto o contenido de los contratos reside en las
obligaciones que surgen de los mismos; pero a su vez se pregunta por el objeto o
contenido de las obligaciones. En el lenguaje corriente-coloquial se entiende en forma
elíptica por contenido u objeto de los contratos el de las obligaciones.
El jurista Arturo Valencia Zea nos indica que la palabra objeto se refiere en forma
preponderante a la conducta del deudor. Así, en la venta el objeto de la obligación del
vendedor consiste en transmitir la propiedad que recae sobre una cosa y el objeto de la
obligación del comprador en la conducta de pagar una suma de dinero. En las
obligaciones de hacer y no hacer el objeto del contrato se traduce siempre en una
conducta o hecho.
Pero en la práctica del derecho suele emplearse la palabra “objeto” en un sentido
diferente cuando se trata de obligaciones de dar, pues se la utiliza para señalar la cosa
sobre que recae la conducta o deber jurídico. Así, suele decirse que el objeto del
contrato de venta es la cosa vendida, por una parte, y, por otra el precio que debe pagar
el comprador.
Lo cierto es que el objeto del contrato no es sino la obligación misma, y como la
obligación recae siempre sobre una materialidad, sobre un hecho, como tiene un objeto,
en definitiva el objeto del contrato viene a estar constituido por el objeto de la
obligación. Por ejemplo, del contrato de compraventa bilateral nacen obligaciones para
ambas partes: la de entregar la cosa para el vendedor y la de pagar el precio para el
comprador; aquí, la obligación del vendedor tiene como objeto la cosa y la del
comprador el precio. En definitiva como menciona el jurista Planiol: precio y cosa van a
ser objetos del contrato.
OBJETO LÍCITO:
Hemos visto que para la existencia del acto jurídico se requiere que éste tenga un objeto.
Entre los requisitos de existencia de los actos de jurídicos figura el objeto, y entre los de
validez, el objeto lícito. Se debe precisar que el objeto de la obligación es una cosa y el
objeto del contrato es otra. Por ello, el objeto de la obligación consiste en dar, hacer o
no hacer algo a favor de otro, y otra cosa es el objeto como requisito de existencia que
consiste en: “la materia, los bienes, la sutilidades o las relaciones que las partes someten
a la voluntad”
Naturalmente que el objeto del acto jurídico para ser válido, debe llenar ciertos
requisitos. Y para este efecto es necesario distinguir según que la obligación que nazca
del contrato sea una obligación de dar, hacer o no hacer. El objeto debe ser real,
determinado y lícito, en el presente trabajo como ya se indicó me enfocare en el objeto
lícito. Para que una persona se obligue por un acto o declaración de voluntad se exige
que el objeto de dicho negocio sea lícito, pues, en caso contrario, no tendrá valor su
manifestación de voluntad, y dicho acto o contrato será sancionado con la nulidad
absoluta. Una de las cuestiones más controvertidas del Derecho del Acto Jurídico es
definir qué debe entenderse por objeto ilícito, pues, a diferencia de lo que ocurre con la
causa ilícita, el legislador no define qué debe entenderse por objeto ilícito, y sólo se
limita a entregar casos concretos y reglas generales para determinar su procedencia.
"Entre las condiciones que debe reunir el objeto de todo acto jurídico, además de su
posibilidad y determinación, está la de ser lícito, esto es, conforme a la ley, el orden
público y las buenas costumbres. Por consiguiente, el objeto ilícito, sancionado con la
nulidad absoluta, se configura cuando el acto, en sus prestaciones aisladamente
consideradas o en su conjunto, contraría cualquiera de los extremos mencionados: la
ley, el orden público, o las buenas costumbres."
En la doctrina nacional, por su parte, no existe unanimidad para determinar qué debe
entenderse por objeto ilícito.

A continuación, expondremos las variadas opciones que al respecto se han dado por los
catedráticos del Derecho Civil:

Tesis de Claro Solar:
Para este autor, la clave está en el artículo 1461 inciso final, que define al objeto
moralmente imposible, y en el artículo 1467, que define la causa ilícita como aquella
que es "prohibida por ley, o contraria a las buenas costumbres o al orden público", de
modo que el objeto ilícito será aquel que es contrario a la ley, a las buenas costumbres
y/o al orden público.

Esta tesis confunde objeto ilícito con el requisito que exige que el hecho como objeto
del contrato sea moralmente posible, cualidad esencial del objeto cuando recae en un
hecho.

Tesis de Eugenio Velasco:
Para este autor, objeto ilícito sería aquel que carece de cualquiera de los requisitos que
la ley señala al objeto, sea que consista en cosa o hecho (determinación,
comerciabilidad, existencia, posibilidad física y moral). Por lo mismo, el objeto lícito no
sería un requisito adicional a los anteriores, sino que simplemente supondría la
concurrencia de todos ellos.

Esta tesis confunde directamente los requisitos de existencia del objeto con el objeto
lícito, de modo que licitud del objeto pasa a ser un componente de la existencia del
objeto con todas las consecuencias que ello acarrea.

Tesis de León Hurtado:
Esta tesis sostiene que el objeto ilícito es aquel que recae sobre: cosas incomerciables
(art. 1464 Nº1); hechos o contratos prohibidos por las leyes (art. 1466); o, hechos
contrarios a las buenas costumbres o al orden público.

Esta definición de objeto ilícito es descriptiva ya que comprende los moldes de los
casos que más adelante se expondrán.

Tesis Vial del Río:
Según este autor hay objeto ilícito en todo acto o contrato que recaiga sobre un hecho
ilícito, porque las cosas en sí mismas no son lícitas ni ilícitas. Por lo anterior, elimina de
la tesis de León Hurtado que el objeto ilícito recaiga sobre las cosas incomerciables,
pero coincide con él en que objeto ilícito es el que versa sobre: hechos o contratos
prohibidos por las leyes; o, hechos contrarios a las buenas costumbres o al orden
público.

Nuevamente, en este caso más que de hablar de ilicitud o licitud del objeto, nos estamos
refiriendo a sus requisitos de existencia.
Nuestro código civil en el art. 1461 nos indica justamente que para que una persona se
obligue a otra por un acto o declaración de voluntad es necesario que recaiga sobre un
objeto lícito.
Así mismo el código civil nos muestra por objeto ilícito en el art. 1478 que “Hay objeto
ilícito en todo lo que contraviene al Derecho público Ecuatoriano”.
Continua la explicación del objeto ilícito en el art. 1480 “Hay objeto ilícito en la
enajenación: De las cosas que no están en el comercio;
De los derechos o privilegios que no pueden transferirse a otra persona; y,
De las cosas embargadas por decreto judicial, a menos que el juez lo autorice, o el
acreedor consienta en ello.”
Para entrar más de lleno al verdadero tema de este trabajo el art 1482 nos dice sobre el
objeto ilícito: “Hay así mismo objeto ilícito en las deudas contraídas en el juego de azar,
en la venta de libros cuya circulación está prohibida por autoridad competente, de
láminas, pinturas, estatuas, telecomunicaciones, audiovisuales obscenos, y de impresos
condenados como abusivos de la libertad de opinión y expresión; y generalmente, en
todo contrato prohibido por las leyes”
Libros y otros artículos prohibidos por la ley
Para no continuar explicando conceptos ya conocidos y más clases doctrinarias que se
han explicado en la cátedra misma centrare mi investigación en la parte del mencionado
artículo 1482 que nos habla sobre libros, pinturas, estatuas, laminas y otros objetos
prohibidos que serían considerados objetos ilícitos; para entender que cosas están
prohibidas considero pertinente ver el trasfondo de la época en la que fue escrita esta
normativa
Nuestro código civil fue aprobado el 21 de noviembre de1857 y comenzó a regir a partir
del 1 de enero de 1861. Quien gobernaba el ecuador como presidente en esta fecha era
Gabriel García Moreno hombre profundamente religioso profesante del credo católico,
menciono esta para denotar que en este gobierno la iglesia política tenia amplios
poderes sociales y políticos, la moral del ecuador era la moral de la iglesia católica, de
esta forma lo que el código civil mencionaba como libros, estatus, pinturas inmorales no
eran si no las mismas que la iglesia consideraba como inmoral y no solo eran calificadas
de inmoral si no que eran prohibidas, la iglesia católica desde 1564 ha creado una lista
de libros prohibidos conocida como El I ndex librorum prohibitorum, en español Í ndice
de libros prohibidos que es una lista de aquellas publicaciones que la Iglesia
católica catalogó como libros perniciosos para la fe; además establecía, en su primera
parte, las normas de la Iglesia con respecto a la censura de los libros. El Índice de 1559
contenía 700 libros prohibidos, pero dos tercios de los mismos estaban escritos en latín
y en su inmensa mayoría no habían sido editados en la Monarquía Hispánica, lo que
demostraría, según Henry Kamen, que "el objetivo principal del Índice era
mantener fuera de España libros que, en su mayor parte, nunca habían entrado en el
país". En cuanto a los libros escritos en castellano, destacaba la prohibición de catorce
libros de Erasmo de Rotterdam, lo que levantó las protestas de algunos sectores
eclesiásticos –en el Índice de 1612 fue incluida su obra completa y Erasmo pasó a la
categoría de los auctores damanti- y la de 19 obras literarias, de Gil Vicente, Hernando
de Talavera, Bartolomé Torres Naharro,Juan del Encina y Jorge de Montemayor,
además de El Lazarillo de Tormes y el Cancionero general. Además se prohibieron
varias obras de carácter piadoso como Audi, Filia de Juan de Ávila, el Libro de la
oración de fray Luis de Granada y Las obras del cristiano del jesuita Francisco de
Borja –quien temiendo ser procesado por la Inquisición se refugió en Roma y nunca
regresó a España-. También fueron prohibidos los Ejercicios espirituales del fundador
de la Compañía de Jesús, Ignacio de Loyola. Según Henry Kamen, la proscripción de
las obras piadosas respondía al temor de los inquisidores al resurgimiento del
movimiento de los alumbrados y a su posible relación con el luteranismo. En la lista
también aparece el Diálogo de Mercurio y Carón de Alfonso de Valdés, lo que se
entiende perfectamente, según Joseph Pérez, ya que "se trataba de un ataque feroz
contra la Iglesia y de una defensa ferviente del cristianismo espiritual". Entre estos
escritos prohibidos también caben recalcar el origen de la especies de Charles Darwin,
los miserables de Víctor Hugo y varios de los escritos del Marques de Sade. Yl
particularmente en ecuador por estar en contra del gobierno de ese entonces fueron
prohibidos los libros de juan Montalvo, con el pasar del tiempo y las revoluciones ya
históricas ya conocidas la iglesia perdió estos inmensos pdoeres políticos, la contitucion
actual del ecuador garantiza la educación laica y el libre pensamiento asi como la
libertad de culto y otras garantías que en épocas pasadas hubiesen sido consideradas
“herejías” , como este no es un trabajo propiamente histórico no seguiré en la
explicación de sucesos históricos.
Artículos prohibidos hoy: las corrientes modernas enfatizan la libertad y las definiciones
antiguas de “moral” poco se usan ahora, el pensamiento del hombre moderno es otro al
igual que sus concepciones ideológicas, como pudimos ver en el pasado la iglesia y los
gobiernos influenciados por ella prohibían cualquier cantidad de libros que se
consideraban inmorales en ese entonces, libros de contenido filosófico, científico y que
hablaban libremente de conductas sexuales como es el caso de los libros del marqués de
Sade. Es fácil ver como libros con ese contenido y los libros mismos mencionados son
ahora de distribución libre y se los encuentra en cualquier biblioteca o librería para su
fácil comercialización, hoy en día temas como las conductas sexuales, ocultismo,
filosofía contra determinada religión no son considerados inmorales, al menos no por la
mayoría de la población, si bien es cierto varios de estos libros tienen restricciones
como en el caso de los libros con temática sexual explicita que no pueden ser vendidos a
menores de edad debido a su falta de madurez decir que están prohibidos sería absurdo.
Las bibliotecas de hoy en día así como librerías no tienen listas de libros que no puedan
comercializar ni les llegan avisos de restricciones. La pregunta clave seria entonces
¿existen aún objetos ilícitos por su calificación moral?
Indudablemente la respuesta es sí, pero la lista ya es mucho más pequeña de lo que fue
en épocas anteriores. Si bien es cierto la mentalidad actual es más abierta a los temas de
sexualidad hay cosas que siguen estando prohibidas de su índole, hoy en día hay lugares
especializados en artículos de índole sexual y es común ver en las librerías libros
ilustrados con imágenes sexuales, pero sigue estando prohibida la distribución o
contenido de material pornográfico infantil que ha mas de traer las repercusiones civiles
que más adelante mencionare acarrea también las respectivas sanciones penales, no está
de más señalar que la distribución de imágenes pornográficas infantiles está
completamente prohibida. A partir de esta clara norma suponemos que todo lo
relacionado a la pornografía infantil está prohibido ya sean libros, imágenes, estatuas,
cuadros, videos. De igual manera sin tener que llegar al caso de la pornografía se
consideran prohibidos todo escrito, revista, libro, video que muestre la imagen de
menores de edad sin el permiso de los padres o cuando se trata de situaciones que
atenten a la honra, pudor o privacidad de los menores.
A pesar de todo lo expuesto que nos invita a pensar que con la excepción de la
pornografía infantil no existen en ecuador libros prohibidos lo cierto es que el año
pasado ocurrió un “incidente” con la obra “Una tragedia oculta” de Miguel Angel
Cabodevilla. El Libro „Una tragedia ocultada‟ estuvo prohibido de Circular por La jueza
Hilda Garcés, de la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer y la Familia,
la publicación del misionero Miguel Ángel Cabodevilla, revela hechos relacionados con
la matanza de cuando menos 30 taromenane, en el Parque Nacional Yasuní.
La jueza Garcés dispuso “prohibir la circulación y difusión por cualquier medio de la
obra “Una tragedia ocultada”. La notificación de la prohibición se basa en una demanda
presentada por Wilton Guaranda Mendoza, director nacional de Protección de Derechos
Humanos y de la Naturaleza de la Defensoría del Pueblo. La presidencia de la república
del Ecuador por su parte emitió un comunicado rechazando el hecho para desligar
responsabilidad por dicho acto.
Ante esta situación el público en general opto por la simple acción de conseguir el
mencionado libro por medios electrónicos, haciendo de esta forma absurda la decisión
de la jueza, al fin y al cabo el libro se estaba distribuyendo y en palabras del autor “de
una forma que él no se esperaba” al mismo tiempo varios grupos protestaron y con
presión también del gobierno esta sentencia quedo sin efecto y el libro comenzó a tener
circulación legitima y normal.
REPORTAJE DE DIARIO “EL TELEGRAFO” NARRANDO LA
CONCLUSION DE LA PROHIBICION DEL LIBRO
Jueza revoca prohibición de difusión de libro “Una tragedia ocultada” (Diario “El
telégrafo” 27 de septiembre del 2013)
Esta mañana, la Defensoría del Pueblo remitió un pedido conjunto a la jueza Hilda
Garcés, en donde solicitaron que se revoque la prohibición emitida el miércoles pasado
a la difusión del libro “Una tragedia ocultada”.
El mediodía de hoy, la entidad recibió la respuesta de Garcés, en donde decidió
absolver la revocatoria de prohibición de circulación de la publicación, de Miguel
Ángel Cabodevilla y Milagros Aguirre.
Ramiro Rivadeneira, defensor del Pueblo, se reunió esta mañana con el misionero
Miguel Ángel Cabodevilla, en donde en conjunto remitieron la comunicación a la jueza,
quien habría interpuesto la medida por una fotografía de una menor de edad, que
aparecía en la invitación al lanzamiento del libro, que se realizó el miércoles en la
Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).
La decisión judicial ocasionó reclamos de varios sectores, incluido el propio Gobierno.
En un comunicado, el Ejecutivo reclama por lo que considera censura previa.
“Declaramos oficialmente nuestra solidaridad pública a los autores del trabajo
intelectual, por lo que consideramos una acción abusiva de atropello a sus derechos
constitucionales a través de la imposición de una ilegítima censura previa”, aseguró la
Presidencia de la República.
Por su parte, Aguirre indicó que se trata de un malentendido la decisión de la jueza,
“porque si bien en la invitación a la presentación del libro, aparece el rostro
difuminado de una niña indígena, no es la misma imagen la que aparece en la
portada”.
Ese mismo día, la Defensoría del Pueblo rechazó “la manipulación política que se ha
pretendido hacer sobre esta actuación, por actores que han manifestado públicamente y
de manera irresponsable la existencia de una supuesta censura previa o intervención
del Gobierno Nacional para impedir la difusión de la obra”. Aclaró que está prohibido
publicar imágenes de testigos protegidos.

Para concluir el trabajo explicare los efectos que causa el objeto ilícito
NULIDAD:
Es claro el artículo de nuestro código civil 1697 al decirnos “Es nulo todo acto o
contrato a que falta alguno de los requisitos que la ley prescribe para el valor del mismo
acto o contrato, según su especie y la calidad o estado de las partes” como ya
mencionamos una de los requisitos que fija la ley es que el objeto debe ser licito, la
ilicitud es resultado de la falta de licitud del objeto.
El art 1698 complementa diciendo: “La nulidad producida por un objeto o causa ilícita,
y la nulidad producida por la omisión de algún requisito o formalidad que las leyes
prescriben para el valor de ciertos actos o contratos, en consideración a la naturaleza de
ellos, y no a la calidad o estado de las personas que los ejecutan o acuerden, son
nulidades absolutas.”
Como podemos apreciar el objeto ilícito acarrea nulidad absoluta.
La nulidad es una Sanción genérica de ineficacia o falta de valor legal, para los actos
jurídicos celebrados con violación o defecto de las formas y solemnidades establecidas
por la ley, o con la finalidad reprobada, o con causa ilícita. En el campo procesal no
todo acto procesal irregular es nulo; sólo habrá nulidad cuando la irregularidad esté
referida a una forma procesal "esencial", y no a una forma procesal "accidental".
NULIDAD ABSOLUTA:
Es el acto inconfirmable por padecer un vicio de carácter esencial. Debido a que protege
el orden público, debe ser declarada por el juez de oficio cuando aparece manifiesta en
el acto. No hay nulidad absoluta explícita. Una consideración especial merece la nulidad
producida por los actos prohibidos por la ley.
En el Título Preliminar del Código Civil se encuentra una disposición redactada en
términos bastante amplios que señala que los actos que prohíbe la ley son nulos a
menos que la ley les designe expresamente otro efecto distinto al de la nulidad. Se trata
del artículo 9 del Código Civil que, a la letra, prescribe que “los actos que prohíbe la
ley son nulos y de ningún valor; salvo en cuanto designe expresamente otro efecto que
el de nulidad para el caso de contravención”. Una vez declarada judicialmente la
nulidad en una sentencia que tenga autoridad de cosa juzgada y que haya sido el
resultado de un juicio entre legítimos contradictores, el acto se entiende anulado. La
consecuencia de esta sentencia judicial será que las cosas vuelvan al estado que tenían
antes de que el acto fuera celebrado, es decir, que las cosas queden como si el acto no
se hubiese realizado jamás45. Esto último supondrá, básicamente, paralizar los efectos
futuros del acto y destruir los efectos que el acto ya hubiera producido.
Hay dos excepciones en el Código Civil a la regla de que la nulidad declarada
judicialmente da derecho a las partes a volver al mismo estado que tenían antes de la
celebración del acto. La primera excepción, es que las partes no pueden repetir lo que
han dado o pagado en razón de un objeto o causa ilícita a sabiendas (artículo 1704 del
Código Civil). Así, si se declara nulo por tener objeto ilícito al contrato mediante el cual
se acordaba pagar una suma de dinero a cambio de que se disponga del derecho a
suceder, la parte que pagó el dinero no podrá repetir lo dado. La segunda excepción que
trae el Código Civil se refiere a que si la causal de nulidad es la incapacidad de una de
las partes, la otra parte no puede pedir restitución sino en cuanto probare que la persona
incapaz se ha hecho más rica (artículo 1705). Así, por ejemplo, si una persona celebra
un contrato de préstamo con un demente que está bajo interdicción judicial, y ese
contrato luego se anula, no podrá pedirse la restitución del monto prestado si el
demente despilfarró el dinero en apuestas, pero sí si se prueba en juicio que lo utilizó
para cancelar alguna deuda o adquirir un bien que le sea de utilidad. Como se ve, la
acción de nulidad es básicamente una acción restitutoria: se busca que retorne al
patrimonio de una persona lo que haya salido de él en virtud de un acto jurídico
inválido. Así, si salió del patrimonio un bien inmueble en virtud de un contrato de
compraventa nulo, el inmueble deberá regresar al patrimonio del vendedor y el precio
pagado al patrimonio del comprador, siempre que no apliquen las dos excepciones que
acabamos de revisar. Nuestra Legislación, establece que la nulidad absoluta tomando en
cuenta que estos actos están expresamente prohibidos, pueden y deben ser declarados
por el Juez, aún sin petición de parte, de manera que el acto o contrato nulo puede
incluso ser alegado por todos los que tengan interés en ello, excepto por supuesto, el que
ha ejecutado el acto o celebrado el contrato, debiendo saberle vicio que lo ha
invalidado; y además, puede ser pedido por el Ministerio Público en interés de la moral
o de la Ley; y de ningún modo puede sanearse por la ratificación de las partes ni por un
lapso que no pase de 15 años.
Si los actos no estuvieren expresamente prohibidos por la. Ley y sancionados con el
carácter de nulidad absoluta, todos los demás vicios que pueden originarse en la
celebración de un contrato de compraventa, implicarían solamente nulidades relativas.
En efecto de la nulidad sea absoluta o relativa, es la de restituir las cosas al estado que
tendrían si no se hubiese celebrado el acto o contrato.
Si la Ley no señala el acto con el carácter de nulidad absoluta, las demás causas
implicarán solamente nulidades relativas, de tal manera que si previo el examen
correspondiente al acto viciado se determina que dicho acto no adolece de nulidad
absoluta esto es, que no tiene vicios que la Ley sanciona con los efectos de la nulidad
absoluta, entonces lo que existe será una nulidad relativa y el vicio es por consiguiente,
rescindible.


























BIBLIOGRAFIA:
Código civil ecuatoriano
“Derecho civil” Arturo Valencia Zea
http://www.estudioteca.net/universidad/derecho/objeto-licito/
https://www.u-
cursos.cl/derecho/2007/2/D122A0311/1/material_docente/previsualizar?id_material=146916
http://abogadosecuador.wordpress.com/2008/12/29/santiago-ivan-zambrano-avila-codigo-
civil-del-ecuador-libro-iv/
http://www.codigo-civil.info/nulidad/lodel/document.php?id=252
http://www.telegrafo.com.ec/noticias/informacion-general/item/jueza-revoca-prohibicion-de-
difusion-de-libro-una-verdad-ocultada.html
http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/una-tragedia-ocultada-seguira-prohibido-pero-
circula-en-la-red-591682.html

















Facultad de Jurisprudencia Y Ciencias Sociales y Políticas
Ciclo:
V
Paralelo:
“B”
Materia:
“Derecho Civil Obligaciones”

Alumno: Carlos Enrique Vallarino H.

Fecha: Guayaquil 8 de septiembre del 2014