ENSAYO

TEMA: ESTRUCTURA DE LA SALUD EN MÉXICO
INTRODUCCIÓN
Conocer la forma en que está organizada la administración de los servicios de
Salud en México, atiende el siguiente trabajo. En la forma en que se distribuyan los recursos
destinados a la salud en un país es la plataforma desde la cual se lanzarán los programas
encaminados a otorgar seguridad en materia de salud.
En México la salud cuenta con una estructura firme que abarca a todos los sectores de la
población mediante los instrumentos que para este fin se han creado.
DESARROLLO
El sistema de salud mexicano se caracteriza por su segmentación, tanto en el financiamiento como
en el acceso a los servicios. Esta falta de integración institucional es fuente de desigualdades en los
beneficios que recibe la población ya que los distintos prestadores reciben diferentes
presupuestos y tiene capacidades de atención y calidad desiguales.
El sector público se caracteriza por la presencia de varios aseguradores y prestadores de servicios
integrados de manera vertical, que atiende a distintos tipos de población, mantiene poco
contacto entre sí y que difieren en el tipo de financiamiento y la organización de la prestación de
los servicios; esto último es causa de ineficiencias en el ejercicio del gasto público. También se
cuento con un amplio sector privado lucrativo de servicios de salud; las personas con capacidad
de pago pueden hacer uso de estos servicios, pagando al recibirlos.
En 2005 las instituciones de seguridad social cubrían a 55 millones de trabajadores asalariados del
sector formal, lo que representa una disminución de 2.56% con respecto a 2000, debido a una
variación en la tasa de desempleo en el período de 2.2% en 2000 a 3.75% en 2005.
El IMSS es el mayor asegurador con 44.5 millones de asegurados seguido del Instituto de
Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) con 10.6 millones. Le siguen
Petróleos Mexicanos (PEMEX) con 700.000 personas aseguradas y las fuerzas Armadas de la
Secretaria de Marina y varios seguros para trabajadores estatales 600.000, adicionalmente el IMSS
también ofrece un seguro de salud familiar para personas con capacidad de pago que desean
adquirirlo, mediante el pago de una cuota anual.
Los trabajadores informales, la población rural no asegurada y los desempleados sumaron 45
millones en 2005. Estos son atendidos por la SSA y las SESA, que comprenden hospitales y clínicas
públicas. Existen grandes diferencias entre estados en términos de disponibilidad de recursos per
cápita para prestar servicios de salud y problemas de acceso en las zonas rurales.
También existen instituciones privadas no lucrativas, como la Cruz Roja Mexicana y numerosas
organizaciones no gubernamentales (ONG), que brindan atención medica con poco peso en los
servicios integrales de salud, pero con un importante papel en temas como el VIH/sida y el
ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. 1
La Ley General de Salud del 7 de febrero de 1984 y modificada el 18 de diciembre de 2007
establece en su artículo 1°: …”el derecho a la protección de la salud que tiene toda persona en los
términos del artículo 4° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece las
bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y la concurrencia de la Federación y las
entidades federativas en materia de salubridad general. Es de aplicación en toda la
República y sus disposiciones son de orden público e interés social”.2 La estructura sobre la cual
descansa la salud, basada en la Secretaría de Salubridad y Asistencia, la cual norma su
funcionamiento básicamente en la siguiente forma:
Ley General de Salud
Las reivindicaciones para la clase trabajadora se plasmaron desde la Constitución Política de 1917,
el Artículo 123 establece, entre otras medidas, responsabilidades de los patrones en accidentes de
trabajo y enfermedades profesionales, así como también la obligación de observar los preceptos
legas sobre higiene y seguridad.
Sin embargo no fue sino hasta 26 años después cuando bajo el gobierno del Presidente de la
República Manuel Ávila Camacho que se logró hacer realidad este mandato constitucional, el 16
de enero de 1943.
La institución que se encarga de la salud de los trabajadores es el IMSS: la institución de seguridad
social más grande de América Latina, pilar fundamental del bienestar individual y colectivo de la
sociedad mexicana y principal elemento redistribuidor de la riqueza de México; es, sin duda, una
de las instituciones más queridas por los mexicanos.3 En 1959 se adiciona el apartado B del
artículo 123 constitucional, donde se incorporan las garantías que el Estado Jurídico de la FETSE
había planteado para los servidores públicos. El mismo año, con motivo del XXI aniversario de la
expedición de dicho estatuto, en una ceremonia en el Palacio de Bellas Artes, el presidente Adolfo
López Mateos anunció que presentaría al Congreso de la Unión la iniciativa de Ley que daría
origen al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, la cual fue
discutida, aprobada y publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de diciembre de 1959,
por lo que la Dirección General de Pensiones Civiles y de Retiro se transforma en 1960, en el
ISSSTE.4 La nueva Ley del ISSSTE, que se modificó en 2008, afecta principalmente el sistema de
pensiones de los trabajadores. Esto, sumando a la modalidad del retiro voluntario generaron una
huida de los trabajadores que contaban con una antigüedad suficiente para poder recibir una
liquidación, así como una jubilación en las condiciones que la antigua Ley respaldaba. Como
consecuencia de esta estrategia, se provoca una desestabilización de las plantillas de trabajo en
las dependencias de gobierno y, en consecuencia, la dificultad para llevar a cabo los programas de
trabajo como fueron planteados originalmente.
CONCLUSIONES
La forma en que está organizada la atención de la población en materia de salud en México,
forma uno de los más importantes retos de cada administración que asume los controles de la
nación, podemos afirmar que la cobertura, como dijo el presidente Felipe Calderón: “está
garantizada para todos los mexicanos, pero la verdad es que la calidad de los servicios en las
instituciones de salud (SSA, IMSS,
ISSSTE, SEGURO POPULAR) deja mucho que desear.
Esta condición y la situación económica mundial, que afectó a nuestro país terriblemente, se
sumaron a la contingencia presentada por la influenza en este año, lo que posicionó a las
instituciones de salud a la vanguardia durante la emergencia, pero la realidad que priva en la
actualidad es diferente de lo dicho por el presidente en discurso sobre el tercer informe, ya que
anunció un recorte presupuestal en todos los órdenes de gobierno, lo que evidentemente
afectará el ramo de la salud. La cercanía de la institución en la cual presto mis servicios
(CONAGUA) con la SSA me permite afirmar que el recorte presupuestal ya está afectando a la
institución de salud, y que es fundamental en la atención de la población que menos tiene. Se han
recortado los trabajos de las brigadas que atienden a zonas de incidencia de enfermedades como
el cólera, lo que nos acercará a los temidos brotes que ponen en riesgo a los sectores que por su
condición de pobreza, no cuentan con las condiciones de higiene y mucho menos atenderse
mediante la medicina preventiva. Otra evidencia que he tenido que vivir es la pésima atención que
el ISSSTE proporciona a los trabajadores, como por ejemplo, una cita con un especialista se tarda
entre 6 a 8 meses. La inquietud que me llevó a investigar por qué sucedía esto, es que esta
institución tiene que brindar servicios a un número mucho mayor de pacientes, pero la lógica
indica que deberían ser menos, ya que ni hay contrataciones y los retiros voluntarios han reducido
el número de derechohabientes. La respuesta, es que está dando servicio a un mayor número de
trabajadores, porque aunque no haya contrataciones, el crecimiento de la población por una
condición natural de que el país sigue creciendo, pero este crecimiento no se ha visto reflejado en
las instalaciones y se sigue dando servicio con la misma infraestructura. En el IMSS sucede algo
parecido, ya que los millones de mexicanos inscritos en este programa requerirían de un
crecimiento vertiginoso de la infraestructura médica del país, pero recordemos que en el modelo
neoliberal, los programas sociales no son prioridad.