Venta ambulante en Bogotá

Si se quisiese precisar con exactitud, cuanto tiempo lleva la venta ambulante en Bogotá, se tendría
que remontar entonces hasta la época colonial, en donde en la plaza de mercado mayor, hoy
parque Santander, ya se llevaban a cabo este tipo de actividades, por parte de los vendedores de
todo tipo de artículos, como lo fueron en un entonces los esclavos hasta frutas, verduras y carnes,
a la orden del dia.
Así pues con el pasar de los años y luego del diáfano grito de independencia, que aun hoy se
cuestiona, se establecieron en la ciudad gracias al sistema socioeconómico predominante, una
serie de políticas que definen el trabajo formal y no formal, lo anterior dependiendo si quien
realiza la actividad se encuentra sujeto a todo un conglomerado de normas que estipulan y
enmarcan las actividades de compra y venta de servicios en Bogotá
Vale la pena ahora, precisar el por qué en la actualidad, en diferentes espacios que se reclaman
públicos, se evidencia la invasión de parques, andenes y demás escenarios, destinados para el
transito peatonal. Hay quienes indican que todo se deriva de la crisis económica que resalta la
falta de apoyo a la población marginada, proveniente muchas veces sino es de las periferias de la
ciudad, de todos los rincones del país y a veces de países vecinos, buscando una oportunidad.
Es por esto que en octubre de 2013 se reglamentó el Decreto 456, el cual se encuentra orientado a
la regulación del espacio publico, luego de varias mesas de reunión por parte de la Administracion
Distrital, Organizaciones de artesanos, El Insituto de Desarrollo Urbano IDU, con el fin de
identificar las necesidades de los vendedores junto con las de los ciudadanos de a pie, que con
justa causa reclaman sus espacios.
Interfieren con suma importancia, puntos como los de la salud publica, ya que a pesar de
esfuerzos mancomunados por diferentes entes del Distrito, es claro que muchos vendedores de
alimentos no se han aderido a las políticas que buscan entregar licencias en cuanto al manejo
adecuado de alimentos, derivadas de formación sanitaria.
Por otro lado, es muy común que los vendedores formales, quienes argumentan pagar impuestos,
arriendos y todas las obligaciones para ejercer su actividad, se quejen ante entidades como
Fenalco, Federacion de Comerciantes, por no privilegiar el cumplimiento de estas obligaciones por
lo que las alcaldías locales se han visto obligadas a ejecutar planes de desarrollo micro que a su vez
contrarresten la contaminación y el deterioro de las calles.
Se ve desde venta de dulces y cosméticos hasta frutas, cursos de ingles y lencería, y finalmente
todo tipo de ofertas de todo para todos. Estos comerciantes en su mayoría no han reconocido a la
ciudad el pago de impuestos

Es de tener en cuenta que en las horas pico el flujo de vehículos, personas y vendedores se suman
al estrés diario de los ciudadanos. Diferentes sectores como el de la salud, han alzado su voz
tambien por los riesgos epidemiológicos
El avance en esta materia, ha fortalecido el derecho al trabajo, haciendo memoria de la
Constitucion política, que consigna en su articulo No. 25 “El trabajo es un derecho y una obligación
social y goza, en todas sus modalidades, de la especial protección del Estado. Toda persona tiene
derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas.
Revisando los adelantos se tiene que en el 2012, la Alcaldia trabajo en el proyecto Programa de
Fortalecimiento Social y Empresarial, que hasta el momento ha uniformado y carnetizado a un
promedio de 800 vendedores, integrados tambien en planes de emprendimiento por medio del
IPES, Instituto Para la Economia Social, además se establecio de común acuerdo que el ultimo
viernes del mes de mayo quedara en la memoria de los bogotanos, como el Dia sin Vendedores
Informales.
Se esta buscando tambien avanzar en materia de mejoras de salud y educación, teniendo en
cuenta que la ley 1450 de 2011, define estrategias para que los menores de edad se encuentren
activos en las instituciones educativas y no en cualquier tipo de actividad de trabajo
De igual manera el Departamento Administrativo de la Defensoria del Espacio Publico Dadep, se
encuentra implementando Zonas de Aprovechamiento Economico, ZAERT, para mejorar la calidad
de vida de todos los actores ciudadanos.
Se destacan entre las localidades con mayor flujo de venta informal, de acuerdo a datos
estadísticos proporcionados por el DANE, Chapinero,

Se buscan mejoras de acuerdo al plan de desarrollo para este cuatrenio dirigidas al aumento de las
zonas recuperadas, en trabajo en conjunto con las alcaldías locales, asi mismo mejorar las
condiciones laborales del gremio de venta minorista y establecer nuevamente un censo en cuanto
a la actividad comercial de este tipo, fortaleciendo a su vez la seguridad social derivada de los
problemas de orden publico
Imaginarnos el mundo globalizado sin la presencia
del mercado, es tan dificil como encontrar espacios
públicos fisicos sin vendedores informales
Un caminante urbano

Ahora bien, a continuación se muestran indicadores que reflejan el alto impacto de estas labores
en Bogota, de acuerdo a la Gran Encuesta de Hogares:

file:///C:/Users/RONALD-PC/Desktop/bol_ech_informalidad_oct_dic2012.pdf



Es de suma importancia hacer una evaluación de que condiciones y alternativas pueden garantizar
la completa reubicación comercial
He aquí dos entrevistas realizadas a un vendedor informal paralelamente con un comerciante
formal:
VENDEDOR FORMAL

Norbey Garzón Es un empleado de un establecimiento cerca de la CUN en donde hay
situados algunos ambulantes que bajan las ventas de los negocios formales.
¿El negocio el propio, arrendado?
Somos empleados, es una empresa que tiene varias sedes aquí en el centro, estamos a cargo
del negocio, es arrendado y es formal.
¿Influye la venta ambulante en un negocio formal?
Si Claro, cuando hay mucho vendedor ambulante es ahí donde interviene la policía, porque
como esto es una empresa mi jefe está pendiente acerca de eso y habla con la policía
diciendo que el paga impuestos, arriendo, que tal cosa, ahí es donde sacan a los pobres
vendedores.
¿Cuánto pagan por el arriendo del establecimiento?
Aproximadamente 2.000.000
¿Cuáles son los días de más venta y en que horarios se trabaja?
De lunes a viernes es donde se vende bien y se trabaja de 7 am a 10 pm en un solo turno, a
veces se rotan los turnos pero de resto se trabajan las 15 horas.
¿Cree que los vendedores ambulantes están ahí porque ganan más o porque no se
pueden vincular a un empleo formal?
Puede ser que no puedan conseguir un sitio y económicamente son altos los arriendos, lo
otro es que en la calle no pagan impuestos, entonces es más fácil.






VENDEDOR INFORMAL
Edison es un vendedor informal de la calle, su trabajo es la filigrana en alambre y esto le ha
permitido seguir adelante.
¿Cómo es la forma de su trabajo, día a día, la actitud de la gente, porque está en este
sector?
Trabajo acá ya que es un es sitio turístico, pero a veces la policía interfiere mucho en eso,
solo porque uno es vendedor informal, por ser de la calle, tienen una cultura muy baja hacia
el arte, lo menosprecian, y para poder vender, el requisito es ser parte de estado, y hay que
pagar un impuesto, y la idea del artesano es ser libre.
¿Cuál es el motivo principal para salir a la calle a vender sabiendo los inconvenientes
que acarrea esto?
La necesidad del día a día, el comer, el techo, yo vendo en la calle, pero también en
internet, aunque estas ventas no son tan constantes, es más factible vender en la calle,
porque se está interactuando con la gente.
¿Es rentable vender en la calle?
A veces es rentable, se trata de sacar un diario, entre 25.000 y 30.000 al día
¿Para vender quien debe tener la actitud?
Es importante que el vendedor tenga una buena actitud y energía para que haga sentir bien
al cliente, que se sienta una química entre el que vende y el que va a comprar.
¿Cuáles son sus responsabilidades?
Son varias, tengo una hija, pago arriendo, tengo una tarjeta de crédito Codensa, pago el
FNA, el diario, el transporte, las polas jajajaja
¿Cambiaría su empleo?
Mira que yo soy técnico de mantenimiento de computadores, salí de FONEDE, pero no
conseguí las pasantías y por eso no pude continuar. Solo hago algunos trabajos que me
salen en la casa.
¿Si se diera la oportunidad de un trabajo se le mediría? (8 horas en una oficina)
No, no sé me aburriría, yo en la venta informal sábado y domingo salgo en la mañana y
entre semana salgo después de medio día porque mi hija estudia hasta medio día, almuerzo
con ella, y salgo y vuelvo a la casa entre 8 o 9 pm. No me acoplaría.
¿La competencia que tal es?
Es mucha, la competencia es mucha, pero cada uno tiene su estilo, yo trabajo con alambre
de colores, todo lo que yo trabajo es diferente, no me afecta.
¿Cuál es la principal zona que maneja?
Yo camello en todo lado, en la 85, en la candelaria, en la 53, en la Boyacá o en los pueblos
los fines de semana, Cajicá, Chía, y los lunes son los días de descanso, pero lo bueno de
los pueblos es que la gente no es tan ‘chichipata’, la gente de allá ve que los productos son
diferentes, ellos aprecian más el arte mientras que la gente de acá piensan que como ven
que es de la calle es más barato y no.
¿Qué tal la gente que está en Bogotá?
La gente bogotana ya está acostumbrada a los artesanos, ya saben la parla y algunos han
tenido encontrones con ellos, porque no todos los artesanos son como yo, ves, algunos son
borrachos, más rabones, groseros con la gente, mal mirados.

Ahora el resultado hasta la fecha de una encuesta realizada por Dadep:


Fuente: http://www.dadep.gov.co/index.php/encuestas/3-piensa-usted-que-el-cobro-por-el-
uso-comercial-del-espacio-publico-es


En las calles del centro de la ciudad, espacio que se tomo como muestra, se observa todo tipo de
venta informal a donde de lugar, desde…
Reacciones como el hijueputazo por parte de una indígena, hasta la amabilidad y calor de madre,
de una abuela vendedora de masmelos en la estación de Transmilenio en Ricaurte.
Se hizo una valoración de las ventas en este servicio de trasnporte ya que como es de
conocimiento y parte del dia a dia de los ciudadanos, ahora este tambien es un escenario
dispuesto para la venta, que en ocasiones, amparan el delito y aumentan por ende los robos e
inseguridad, en los tuneles de estación av, jimenez y el Ricaurte:, enfrentamientos con los policías
reiteradas veces en el dia,

Vendedores de ventas ambulantes que fueron beneficiados por el IPES

Un poco de historia

Una iniciativa que nace de la situación de invasión del espacio público, pues en Bogotá, no
se podía hacer un censo de cuántas ventas informales existían. Los vendedores siempre
han tenido la necesidad de responder por obligaciones económicas y al vivir en un país
con tan pocas oportunidades laborales, se vieron obligados a tomar el espacio público
para hacerlo por un par de horas diarias, propio. A pesar de las múltiples opciones que se
propusieron para ponerle orden a estas ventas, ninguna opción fue lo suficientemente
adecuada para incluir a todos los vendedores informales.

La situación más crítica de invasión de espacio público originada por ventas ambulantes
era en las localidades de Santa Fe y La Candelaría; debido a esto se crea el Comité
Interinstitucional de Espacio Público, creado por el decreto 098 de 2004, coordinado por
la Secretaría de Gobierno e integrado, por el IDU (Instituto de Desarrollo Urbano),
Instituto 12 HÁBITAT Y ESPACIO PÚBLICO, Distrital de Recreación y Deporte IDRD-, los
Departamentos Administrativos de Planeación Distrital y de Defensoría del Espacio
Público, el Fondo de Ventas Populares, la Unidad Ejecutiva de Servicios Públicos y la
Policía Metropolitana,
Bajo la política Distrital “Por una Ciudad Moderna y Humana, hacia la Formalización del
Comercio Informal y la Regulación del Uso del Espacio Público”, para cumplir con esta
política se llagaron a acuerdos, que se llamaron Pactos de Cumplimiento para el uso
regulado del Espacio Público, estos acuerdos firmados por el Alcalde Mayor Luis Eduardo
Garzón, su gabinete y los vendedores de ventas informales de todas las localidades.

Este acuerdo se lleva a cabo en el marco del plan de Desarrollo 2004 y 2008 cuando el
Fondo de Ventas Populares se convierte en el IPES (Instituto para la Economía Social),
organismo encargado de otorgar casetas en lugares públicos en las cuales podrían seguir
desempeñando su actividad económica.

Hoy en día existen 19 comités locales de vendedores ambulantes con casi cerca de 100 mil
casetas otorgadas por el IPES en toda Bogotá, estos espacios han ayudado a organizar la
ciudad y darle más seguridad al habitante informal.