Teología de la Mayordomía

Eliezer Mendoza
1



Por: Ángel Eliezer Mendoza
Lugar: José León Suárez, Buenos Aires.












Principios Teológicos y prácticos de la ofrenda
2Corintios 8-9












Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
2


Introducción
El tema de la recolección de la ofrenda que el apóstol Pablo aborda en estos dos
capítulos en favor de los hermanos de Jerusalén, no es algo nuevo para los cristianos de
corintios, puesto que cuando Pablo les había escrito en la primera carta, los corintios
estaban dispuesto a participar en dicha recolección ( 1Cor 16:1-4). Lo que hace el apóstol
Pablo en estos dos capítulos 8-9. Es tratar abiertamente nuevamente la cuestión. Según
kuss; el apóstol Pablo empieza por presentar ante los ojos de los corintios el ejemplo de
las iglesias de Macedonia, como: Filipos, Tesalónica, Berea. Hechos cap. 16-17; Romanos
15:25-28. En todas ellas, el apóstol Pablo encontró un eco ejemplar para ser presentado
a los corintios. Con toda claridad pudo reconocerse en su comportamiento, que la
generosidad cristiana de los hermanos de Macedonia es producto exclusivamente de la
gracia de Dios
1
.
Por otro lado, según Seifrid, Pablo estará llegando a los corintios desde
Macedonia, donde las iglesias inesperadamente han hecho una contribución de sacrificio
en favor de los santos de Jerusalén. Pablo se distancia un poco de su recepción
planificada de la colección para la entrega a Jerusalén, con el propósito de que Tito sea
quien lo presida (quien ya había facilitado la curación de las relaciones entre Pablo y los
Corintios). Tito estará acompañado por otros dos. De esta manera, la contribución de
Corintio será recibida por primera vez por Tito y los representantes de las iglesias (8:-18-
24). Pablo llegara más tarde (9:1-5)
2
.
“Es importante destacar que estos dos capítulos son una parte integral de un
propósito más grande que el de la colecta; el apóstol Pablo desea unir a los Corintios con
las otras iglesia y a su vez con Cristo. Esta preocupación es evidente a lo largo de los
capítulos y se expresa en la doble forma del argumento de Pablo”
3
. Esta preocupación de
unidad entre las iglesias y a su vez con Cristo, no debe de ser ignorado, puesto que como
ministros, debemos siempre proclamar no solamente nuestra unidad con Cristo por medio

1
Kuss, Pág. 356.
2
Seifrid, Pág. 398.
3
Seifrid, Pág. 398
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
3

de su Palabra y Sacramentos, sino también con nuestros hermanos que comen del mismo
cuerpo y reciben la misma sangre de la cabeza, que es Cristo. Los padecimiento que a
traviesan nuestras congregaciones no deben ser ignoradas, dejando que ellas mismas se
resuelvan como puedan, sino que debemos de procurar como miembros de un mismo
cuerpo, que sus cargas sean más leven y menos sufridas (Gá 6.2).
A continuación se presenta un pequeño bosquejo de la estructura de los dos
capítulos según Seifrid
4
y observancias en clase
5
:
A. La Colecta como la confesión del Evangelio (8:1–9:15)
1. Estímulo para completar la colecta (8:1–24).
a) La gracia de dar en Macedonia (8:1-6). Exhortación-Estimulo
b) La apelación a los Corintios (8:7-15). Elogio más exhortación
c) El regalo-delegación (8:16-24). Envió de Tito y delegados -
Exhortación a una buena recepción.
2. Instrucciones concernientes a la colecta 9:1-15
a) La bendición prometida y los macedonios (9:1-5).
Preparación de la ofrenda
b) El dar y el indescriptible regalo (9:6-15). V.15: Doxología.

En contraste con el patrón habitual del argumento teológico de Pablo, el introducir
el tema de la colecta con una larga exhortación (8:1-24) y luego Instrucciones sobre el
significado de la entrega (9:1-15, esp. Vv 6-15). No es muy habitual es sus cartas, sin
embargo, la forma en cómo presenta la estructura de los dos capítulos, es fantástico para
llevar a los corintios a una ofrenda del fruto de la fe y no de la ley ¡¡Es un dar de lo
recibido!!




4
Seifrid, Pág.3.
5
Apuntes de Mayordomía
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
4

Desarrollo

El Apóstol Pablo abre su capítulo presentando a los macedonios como ejemplo
para los Corintios. Sin embargo ellos no son un ejemplo de moralidad o generosidad, sino
de la gracia de Dios (τὴν χάριν τοῦ θεοῦ). El χάρις de Dios en el pensamiento de Pablo,
tiene la idea de dar gratuitamente, sin merecimiento o cualidad alguna por parte del
hombre. El Dios que se ha encarnado y entregado en la cruz en favor del humano, es
quien se ha dado gratuitamente en rescate de todos los pecadores. Dios no solamente ha
sido el χάρις, sino también el que obrado la πίστις
6
(La fe); siendo estas dos la antítesis a la
νόμος (la ley). La gracia es la base de la justificación y un don sobre el cual no hay
participación alguna del hombre
7
, puesto que la gracia es suficiente
8
. Los corintios no son
los únicos que han recibido la gracia de Dios, sino también los de Macedonia, “que en
grade prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron
en riqueza de su generosidad” V 2-3. Los Macedonio pueden abundar y dar aún más allá
de sus capacidades por han recibido la gracia de Dios que ha sido súper abundante para
con cada uno de ellos
9
. Gracia que se expresa de manera tangible en la ofrenda de los
macedonios.
Según Seifrid, “el χάρις no solo significa el favor inmerecido de Dios, sino la
expresión concreta de esa gracia en la vida de las iglesia de Macedonia”
10
. Ellos no
solamente reciben la gracia de Dios continuamente y en abundancia una y otra vez, cada
vez que participan de las bendiciones de Dios (Palabra y Sacramento), sino que esa misma
gracia también se concreta continuamente en la vida de los macedonios. Ellos pueden dar
continuamente, porque reciben continuamente del Señor Jesucristo. Pablo deja claro, que
entiende el acto de dar de los macedonios como un regalo de Dios. “Dios está presente y
activo en la donación humana de una manera tal que los dadores humanos son finalmente
meros receptores”. Esta profunda teología de regalo continúa durante todo el argumento

6
Romanos 4.16.
7
Efesios 2.8-9.
8
1 Corintios 1.29; Gálatas 5.4
9
Romanos 5.20
10
Seifrid, Pág.401.
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
5

de Pablo en 2Cor 8-9 y aparece con gran énfasis en su exclamación de cierre en 9.15.
¡Gracias a Dios por su don inefable! En medio de toda esta argumentación, el apóstol
Pablo busca también estimular a los corintios por medio de la obra de Dios en los
macedonios, para que ellos puedan completar su propia participación en la colecta para
Jerusalén. Dios es el centro motivador del apóstol, para que los corintios puedan ofrendar.
Pablo no busca motivarlos por medio de la ley o la coerción, sino por medio de la gracia de
Dios. La ofrenda de los macedonios no era algo aislado, sino que era parte de un todo, es
decir, de la nueva vida en Cristo que ellos tenían
11
. Vida que no solo los unía con
Jesucristo, sino también con la comunidad de creyentes en sus alegrías, como en sus
padecimientos.
Cuando tratamos la ofrenda en nuestras congregaciones, nuestro centro o punto
de partido tiene que ser el χάρις de Dios y no la ley o la psicología del “doy para recibir”.
Podemos caer en una teología de la prosperidad o de obras, llevando a nuestros
miembros a pensar que mientras más doy tengo más, y si doy más, Dios no me va a
condenar ni me tienen porque ir mal. Cómo predicadores tenemos que despojar al ser
humano de toda prepotencia, obras y orgullo de pensar que el reino de Dios se puede
comprar con oro o plata. Como si el oro o nuestra justicia pudiera quitar nuestro pecado,
juicio y condena eterna. Lo único que hace abundar el pecado en nosotros no es gozo,
generosidad, ni mucho menos entrega por el otro; sino ira, juicio y condenación eterna.
Pero el χάρις de Dios, produce en la creyente generosidad, gozo, entrega por el otro aún
más allá de lo que este puede dar, abundancia de fe, palabras, amor, perdón de pecado,
paz etc. En Cristo hemos recibido mucho más de lo que merecíamos o pedimos. Damos
no para recibir o merecer algo, puesto que ya lo tenemos todo en Cristo.
Es importante resaltar también, que Pablo no presenta a los hermanos de
Macedonia para que los regalos de los corintios coincidan con los de ellos. La magnitud
del don de Macedonia surge de su alegría y pobreza simultánea. Pablo de hecho, hace
hincapié en los corintios, que su regalo, no es ser extraordinarios frente a otros. Tampoco
se trata de causarles aflicción, puesto que cada uno da conforme a los que tiene y no

11
2 Corintios 8.5
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
6

conforme a lo que no tiene (8.12; 9.7). El dar poco o mucho, no es lo importante en el
tema del apóstol, sino la voluntad de un corazón agradecido y gozoso en Cristo. Los
macedonios estaban tan agradecidos y gozosos en su salvación, que no solamente dieron
los que ellos tenían, sino que dieron más allá de sus propias fuerzas o capacidades. “El
elogio que Jesús le da a la viuda pobre en el evangelio de Lucas, en comparación con los
ricos que ponían de lo que les sobraba-sigue este mismo hilo conductor. Esta viuda no
solamente dio de sus capacidades y de buena gana para Dios, sino que dio más allá de su
propias fuerza, puesto, que dio todo lo que tenía para sustentar su vida; mientras que los
ricos daban de lo que le sobraba
12
.
Afirma Kuss:
“Ciertamente a los de macedonios no les había sido fácil reunir un donativo abundante,
pues, además, de ser iglesias pobres, habían tenido que soportar todo género de tribulaciones.
Pero justamente en un momento tan difícil, se puso de manifiesto la autenticidad y riqueza de
sus recursos cristianos, así como la desbordante alegría que requiere derramarse y hacer de
algún modo participe de los demás… lo macedonios no solo habían cumplido el regalo que
prometieron, sino que habían superado las expectativas que el apóstol tenía en ellos, habían
llegado incluso a sacrificarse a sí mismos en aras de lo que habían recibido a favor de los
hermanos de Jerusalén, con lo que en definitiva creían dar gloria a Dios, y con lo que también
pretendían ayudar a Pablo en el cumplimiento…de la voluntad divina. Pág. 356.

Pablo no presenta a los macedonios para que los corintios compitan con ellos y
muestren más gracia que los macedonios. La entrega de regalo no se convierte en una
especia de juego competitivo, puesto que este tipo de competencia anularía la entrega.
Pablo está tratando de prevenir esta idea, incluso corregir la forma de ver el regalo que los
corintios han prometido. Según Seifrid, Pablo pone de relieve la extraordinaria gracia que
se le dio a los macedonios en dos sentidos
13
:
1. En medio de la “gran prueba” los macedonios tenían un abundante gozo. Al
igual que el apóstol, que paso por tribulaciones pero que sin embargo siempre
se regocijaba (1Cor 6.10); Los macedonios no solo son participes de los
padecimientos de Cristo, sino también del consuelo divino dado a través de él
(1:3-7). Su experiencia es contraria a toda expectativa humana, es un signo de

12
Lucas 21: 1-3.
13
Seifrid, Pág. 403-404.
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
7

la presencia escatológica que no se ve, pero que sin embargo ellos ven y
poseen en la esperanza (5.16-18).
2. En segundo lugar, Pablo habla de esta alegría que abunda en cooperar, con su
“profunda pobreza”. La riqueza de los macedonios es presente en medio de su
pobreza. Ante todo, esta realidad es verdadera en ellos por causa de Cristo,
como también se lo recordara a los corintios V.9. ¿son pobres pero sin
embargo afirman ser ricos? Esto es sin duda una paradoja en contrariedad con
la razón humana. La pobreza de los macedonios es exterior, pero su riqueza es
interior. El primero es temporal, el segundo es eterno.
Pero Pablo no se contenta simplemente a la espera de la llegada escatología en
el que será superada toda pobreza. Su propósito aquí es también instar a los
corintios a participar aquí y ahora en la reducción de la necesidad. La
simplicidad de los macedonios es un testimonio de la escatología en la realidad
presente. En su actual riqueza- dentro- de la pobreza, los macedonios
participan en Cristo, que con su pobreza hace a todos los creyentes ricos (8.9;
6.10).

En relación con cuestiones prácticas, podemos decir que nuestras ofrendas no
tienen que coincidir con la de otros (iglesia o personas), ya que el dar solo surge del gozo
que Dios produce en los corazones por su gracia; por lo tanto, cada uno da conforme se
propuso en su corazón. Por otro lado, el dar de buena voluntad no significa dar de lo que
nos sobra, sino que implica dar aún más allá de nuestras capacidades o fuerzas, tal como
leemos en el caso de la viuda y los hermanos de macedonia. Es importante resaltar, que
cuando presentamos a otras iglesias o miembros como estímulos para otros etc.; no debe
de ser entendido como una competencia, ni mucho menos para humillar al otro, sino:
1. Para señalar la gracia de Dios como centro y punto de partida para dar.
2. Ser partícipes (Koinonia) con otros en sus necesidades, no es solo un
anticipo de lo que nos espera, sino ya una realidad presente entre
nosotros.
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
8

3. Excluir totalmente toda jactancia y orgullo frente a otros.

El antiguo celo de los Corintios agito a los macedonios a la acción (9.2). Ahora el
asunto se invierte, puesto que se está poniendo a prueba el amor de los corintios por el
celo de los macedonios (V8). Pablo habla también del celo de Tito con respecto a la
colecta, así como la del “otro hermano”, el que Pablo está enviando con él a corintios
(8:16-17,22).
“Es muy probable también, que Pablo recuerde el reciente entusiasmo que los
corintios han mostrado por él en su recepción a Tito (7.12). Su Participación en la colecta
no sólo los unirá a los creyentes de Jerusalén, sino también con el apóstol. Pablo también
habla de su amor para con los corintios como una “gracia” en la que también abundan. En
consecuencia, su participación en la colecta será una expresión de su aceptación de él
como apóstol. La afirmación fresca y directa de su amor (V.7), probablemente tiene la
intención de despejar sospechas, dudas y reservas por parte de los corintios. Su decisión
de no visitarlos aún y que ha contribuido a la tensión en su relación con ellos, se basa,
reafirma, en su amor por ellos (2Cor 2.1-4)
14
.
Por otro lado, a pesar que ha delegado la tarea a Tito en completar la colecta de
los corintios, Pablo ofrece su propio aliento (V.7). El estímulo de Pablo es doble. En el
primer caso, Pablo apela al evangelio y como este ha operado en la vida de los corintios
(7-9) en segundo lugar, les dice que la conclusión de su regalo será beneficiosa para ellos
(Vv 10-15). Como es evidente, este beneficio es el que brota del evangelio. Podemos
decir, que el fundamento sobre el cual el apóstol pone a los corintios es el evangelio,
primero por su obra en ellos, y luego en su trabajo por ellos. La ofrenda que los corintios
van a completar debe salir del evangelio y no del arrepentimiento u obligación (9.7). Pablo
no obliga a los corintios a dar. Se trata de preservar la espontaneidad en la naturaleza y
forma de la exhortación.

14
Seifrid, Pág. 412.
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
9

Werning
15
nos comenta, en relación con la obligación de la ofrenda: La ofrenda
obligada vino a ser posible dentro de muchas iglesias, cuando el sustento por parte del
estado ya no estaba; como consecuencia, muchos Pastores y líderes adoptaron los
mejores métodos de contribuciones que conocían, tales como: 1.Promesas y pagos
mensuales por los miembros( Por familias, individuos). 2. Cada uno tenía que aportar algo,
muchas veces de modo arbitrario.3. Se tenía que dar un poco más cuando la situación lo
requería. Un refrán típico era: El Señor necesita.4. Se hacían rifas y fiestas parroquiales
con el propósito de recoger fondos .5.Habían sobres con distintos colores que se les daba
a los miembros para contribuir con las distintas causas. Sin duda que todas estas
intenciones eran buenas, puesto que se buscaban sustentar a las congregaciones. Pero la
realidad es que muchas de estas personas no eran conducidas a una interpretación
correcta de la ofrenda. Cuando los predicadores le hacen ver a sus miembros por medio
de las Escrituras, que la mayordomía cristiana es la respuesta del creyente al evangelio de
Dios. Dicha predicación en su tercer uso de la ley no será una carga o coerción, sino una
gozosa participación de la las bendiciones recibida por Dios, por medio de los bienes
recibidos.

Él envió de Tito y los delegados- Exhortación a una buena recepción
“Según el tenor literal de la carta, hay que suponer que Tito ya había abandonado
Macedonia (Filipos) y que quizá se encontraba de nuevo en Corinto… Con Tito viajan otros
dos cristianos que gozan también de singular prestigio
16
, sin embargo, no se dan
nombres
17
… los compañeros protegerán a Pablo contra las sospechas maliciosas y
asegurara una transparencia en la colecta. Pablo sabe lo importante que puede ser para
su misión también el prestigio externo. “procurando hacer las cosas honradamente, no
sólo delante del Señor sino también delante de los hombres”. (2Co 8:21 R60). Esto tiene
mucha relación también con la característica que el apóstol Pablo recomienda a la hora

15
Werning, Pág., 10-12.
16
2 Corintios 2.18, 22.
17
A manera de hipótesis, posiblemente sea algunos de hechos 20.4.
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
10

de hacer un llamado en 1Timoteo 3.7. “Es necesario que (el obispo) tenga buen testimonio
para con los de afuera, para que no caiga en descredito y en lazo del diablo.
Pablo trata de cuidar la integridad de la colecta al enviar a testigos que confirme
dicha colecta
18
. Pero no envía a cualquier persona, sino a personas idóneas para la tarea
(buena reputación). Pablo toma medidas para garantizar la transparencia y la honestidad
de la colecta para los hermanos de Jerusalén, como buen ministro de Jesucristo. Pero a su
vez, al señalar a estos dos delegados, pone en evidencia que la defensa de su vocación
apostólica no es una defensa de su persona sino de Dios, esto queda evidenciado por el
prestigio que estos dos tienen dentro de las iglesias, de lo cual actúan bajo la dirección de
Pablo. También, esta “indicación de Pablo, de la relación con “el hermano “(v.18)… que
se lleva cabo a través de las iglesias, representa de nuevo un intento de llevar a los
corintios en una conexión permanente y comunión con las otras iglesias.
Este cuidado de Pablo, de vigilar su reputación por causa del evangelio, de
escoger a personas idóneas para el trabajo, con el propósito de que las cosas marchen
claras y la ofrenda llegue; no debe de ser pasado por encima. Es importante que en
nuestras congregaciones se escojan personas idóneas para manejar la tesorería. No
solamente basta con tener una buena intención, sino que también debería de ir
acompañando no solo de habilidades en el tema, sino también de una buena reputación
dentro y fuera de la congregación. El que está al frente de las ofrendas, es importante
que también pueda dar cuantas claras de sus movimientos, cada cierto tiempo a los
hermanos de la congregaciones, y junto con él, también se le asigne un segundo tesorero,
funcionando no solo como testigo de los manejo que hace el tesorero, con sino también
con propósito de cuidar su reputación y crecer juntos.
Por último, el apóstol Pablo pide a los Corintios que muestren para con ellos ante
las iglesia la prueba de su amor. Afirma Seifrid, “La última apelación que Pablo le hace a
los corintios es la prueba y demostración de su amor en presencia de las iglesias. Su
apelación ética es llevada a cabo por el evangelio. El “amor” de los corintios es el amor
de Cristo, amor que ellos han llegado a conocer y han experimentado (V 9.)”. Amor que se

18
Deuteronomio 19.5.
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
11

hizo visible en la cruz de manera concreta en favor de ellos. La demostración de amor de
los corintios no es una mera gratitud del amor de Dios en ellos, sino una nueva
experiencia de la “gracia” de Cristo y de Dios
19
….

Instrucciones concerniente a la colecta (9: 1-14)
Versículos 1-5. Preparación de la ofrenda: El apóstol Pablo no llega directamente a
buscar la ofrenda, sino que envía a mensajeros para que la iglesia prepare la ofrenda, con
el propósito de que esté lista para cuando él llegue, (2 Cor. 13) de manera generosa y no
como exigencia.
La preparación de la ofrenda, que se había llevado a cabo desde hace un año por
los hermanos de Acaya (Capital de Corintios), ha estimulado y ha sido un ejemplo para los
de Macedonia. Ahora, los de Macedonia son un estímulo que el apóstol Pablo presenta a
los Corintios. Para esto, Pablo les informa de su venida, les comenta del elogio que él ha
hecho en favor de ellos y les advierte que posiblemente algunos de los de macedonia van
a ir con él, por lo cual, pide que tal elogio que él les ha dado, no sea defraudado para
cuando él llegue en busca de la colecta. Según kuss:
“Pablo detalla cómo deberían discurrir las cosas mucho antes de que ocurra el hecho.
Los tres enviados han de cuidar de que no decaiga el fervor; el apóstol no querría que la
conducta de los corintios le dejase por mentiroso. El mismo irá a Corintio, y no ciertamente solo,
sino que irá en compañía de algunos macedonios V 3-4. ¡Qué penoso le resultaría que ante los
ojos de tales macedonios, llegando con tan encumbradas esperanzas, se viese defraudada su
confianza en la capacidad cristiana de sacrificio de los corintios! A fin de evitar tal lastimoso
espectáculo envía Pablo por delante a Tito con los dos compañeros; hasta la llegada del apóstol.
Pág. 361.

Por otro lado, según Seifrid, en relación con el capítulo 9.6. “Al instruir a los
corintios acerca de la naturaleza de dar, Pablo apela a una figura fundamental y bíblica de
la existencia humana: La siembra y la cosecha. Estas imágenes se diferencian de su
anterior apelación a la historia del don del maná (8.15). En esta figura de la agricultura,
Pablo enfatiza la diferencia: El que siembra escasamente, también segará escasamente. El
que siembra generosamente, también generosamente segará. “A primera vista, Pablo
parece estar de acuerdo con la desconstrucción posmoderna de dar, según la cual todos

19
Seifrid, Pág. 436-437.
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
12

los regalos pueden ser expuesto como una forma oculta de intercambio económico
(Teología de la prosperidad). Sin embargo, la figura agrícola de Pablo, revela que hay algo
muy diferente y maravilloso que se lleva a cabo en el dar. Pablo toma prestada la figura de
la agricultura nuevamente, puesto que ya les había dado unas instrucciones anteriores
concernientes a sus líderes. “El plantó, Apolos regó, pero Dios es quien causa el
crecimiento entre ellos (1Cor. 3.6). No importa cuánto sembremos o cuán inteligente
somos, si Dios no produce el crecimiento en la vida humana, no podría continuar la
existencia de la misma. Pablo recuerda a los corintios que no solo la cosecha viene de
Dios, sino también la semilla V10
20
. Ésta es un expresa confesión de fe, tal como lo
expresa Lutero en la explicación del Credo Apostólico. Sembrar es una realidad de fe, que
tiene sus obras pero que no puede reducirse a ellos (Corintios). Antes que nada es una
participación en la bondad de Dios, que suministra la semilla y la cosecha. Todo proviene
de la mano bondadosa de Dios. Tanto la semilla sembrada por el hombre, como la cosecha
recogida por él mismo, es Dios actuando. Es el poder de Dios que no solamente hace que
abunde el pan cotidiano “El Pan nuestro de cada día dánoslo hoy”, sino el que también
hace abundar en nosotros toda gracia (χάρις), a fin de que teniendo siempre todo lo
suficiente, abundemos para toda buena obra.
Como está escrito: Repartió, dio a los pobres; su justicia (δικαιοσύνη) permanece
para siempre. Pablo apela al Salmo 112.9. Seifrid afirma, que el uso de la justicia en el
Salmo, significa primeramente la relación entre la fe y el temor del Señor en la que el
hombre justo vive (Sal 112:1,7b). Su justicia es la justicia de la fe que se vive en la cara de
la necesidad, la amenaza y el peligro... Su justica es una de abundancia continua, porque
viene del Señor, por lo tanto es para siempre. El Salmo muestra que la abundancia de los
justos no es el resultado de su trabajo o de su acumulación de posesiones, todo lo
contrario- es Dios quien da todo lo bueno. Pablo cita el Salmo como una- representación
de su afirmación sobre el poder de Dios para los corintios… Al igual que el salmista no
gana la justicia por su entrega, pero da de la justicia ya que se la ha concedido por gracia
de manera súper abundante, ellos pueden dar a otros. La justicia de los corintios no se

20
Seifrid, Pág., 444-6
Teología de la Mayordomía
Eliezer Mendoza
13

encuentra en ellos mismo, sino en Cristo
21
. La obra del Dios Creador y Redentor es una
misma cosa, puesto que es dado al ser humano de manera inmerecida, sin que lo
merezcan o sean dignos de ello. Por todo esto, es decir, su obra creadora, redentora y
santificadora, solo debe producir en nosotros acciones de gracias V.11. Puesto que todo
esto que provine de Dios, no solamente suple lo que a los santos les falta, sino que
también abunda en muchas acciones de gracias para con Dios, pues, por la experiencia de
esta ministración glorifican a Dios, por la obediencia que profesan al evangelio de Cristo, y
por la liberalidad de su contribución para ellos y con todos. ¡A Dios sea dada las gracias
por su don inefable que hace producir en nosotros mucho más de lo que pedimos o
pensamos, con el propósito de enriquecer a otros, a fin de ser partícipes en la obra
trinitaria!

Bibliografía

Werning, W. (1981) O chamado à Mordomia. Porto Alegre: Casa Pub. Concordia

Seifrid, M.A. (2013) Commentary of Second Corinthians (PDF).

Kuss, Otto. (1976) Carta a los Romanos, Carta a los Corintios y Carta a los Gálatas. Editorial, Herder,
Barcelona.

BibleWord


.



21
Seifrid, Pág., 452-4