LA REFORMA ENERGÉTICA A DEBATE

Por Juan Fernando Perdomo*

POLÍTICA ANALÍTICA
Y yo me sigo preguntando: ¿Porqué se propone una Reforma Energética, si el presidente Fox dijo siempre que el la envió al congreso y éste la frenaba? ¡O sea que no existió nunca! ¿Habrá razón para creer en los políticos que declararon todos los beneficios de la Reforma Fiscal? ¿Habría que creerlo, cuando NO se cumplen tantas promesas? ¿Cuáles? Sólo unos ejemplos: • La urgencia de una Reforma Fiscal que degeneró en una miscelánea, que encarece más la operación de las empresas, que de por sí ya pagaban; • La privatización de TELMEX para eliminar el monopolio y lograr la disminución del costo de los servicios de comunicación y telecomunicación; • La privatización de los bancos, a empresarios mexicanos, que traería créditos accesibles, con una BANCA COMPETITIVA; • Las carreteras de altas especificaciones concesionadas, de calidad, competitivas en precio; • La inflación está controlada, nos dicen, cuando vemos las tasas de incremento de precios en los alimentos, la energía eléctrica, etc… Pero, regresando a la Reforma Energética ¿Qué hay detrás de ella? La Reforma Energética que la mayoría de los mexicanos queremos es la que: • Nos de suficiente Energía (Electricidad, combustibles,…); • Ofrezca precios competitivos de la Energía; • Obtenga recursos que atiendan las necesidades Sociales de México; • Brinde desarrollo económico para el país (Crecimiento y empleos); • Priorice el respeto al medio ambiente Pero, por razón de su peso económico, la Reforma Energética está muy relacionada con el Petróleo. Y es que PEMEX paga más del 70% de impuestos por Petróleo y Gas, que extrae de nuestro suelo y transforma en Gasolinas y petroquímicos, representa el 40% del presupuesto anual del Gobierno y más del 22% del PIB. En las Condiciones Económicas que el gobierno federal presenta a la Cámara de Diputados, establece un precio del barril de petróleo, pero muy conservador. Esto tiene sus ventajas de protección, pero también está claro que los excedentes que se obtienen cuando el petróleo está por encima de lo presupuestado, no están etiquetados para su uso y, generalmente, se van a GASTO CORRIENTE. ¡Esto es inaudito! Ni siquiera regresan a PEMEX para su mantenimiento, modernización o ampliación de plantas, como Refinerías, que tanta falta hacen para evitar importar los millones de dólares de combustibles.

Ponemos un ejemplo: Se presupuesta el petróleo a 46 dólares el barril para 2008. Ya ha rebasado a los 90 dólares y los analistas que consulta el Banco de México presupuestan estará, en promedio, a 72 dólares. ¿Que pasa con esos 26 dólares de diferencia, de 3 Millones de barriles, por 365 días? ¡Estamos hablando de casi 38,000 millones de dólares! Y ¿No tenemos dinero? El gobierno federal quiere influir en la opinión pública y confunde, en una costosa campaña mediática, que nos “urge rescatar el petróleo de las aguas profundas” y que, para ello, “necesitamos ayuda”. Analicemos esto: (Milenio, “De un vistazo”. Gabriel Bolio, 26 de Marzo, 2008) Según datos oficiales hay reservas nacionales (habría que precisar si son probadas, posibles o probables) por 54,000 millones de barriles de petróleo crudo y, de estos, el 55% están en aguas profundas. La pregunta es ¿Por qué tanta prisa de extraer el petróleo de aguas profundas, si existe una gran porcentaje de petróleo en aguas someras? “No tenemos tecnología para extraer en aguas profundas”, insisten, pero se puede contratar. Según Francisco Rojas, ex Director de PEMEX, perforar un pozo en esas profundidades tiene un costo que supera los 100 millones de dólares (hasta 150 MdD) y, en aguas someras el costo es de 10 MdD -menos de un 10%- y tenemos más de 18,000 millones de barriles de petróleo… ¿Por qué se dejó de explotar Chicontepec, en Veracruz, y alrededor del 85% de Petróleo quedó en los casi 15 mil pozos perforados? Dante Delgado propuso, por ello, la creación de PETROVER (Petróleo Verde de Veracruz). Pero hay una razón más para considerar extraer petróleo en aguas someras: ¡Nada nos garantiza que en las aguas profundas haya tal cantidad de crudo! Y, para “cerrar con broche de oro”, el distinguido cordobés, Ing. Juan Antonio Bargés, ex-subsecretario de energía de México con Fox, en una entrevista a Milenio el 27 de Marzo de este 2008 dice que es un mito que se va a acabar nuestro Petróleo: “Ni tú, ni yo, ni nuestros tataranietos, vamos a estar cuando se acabe. Ve todo lo que falta por explorar: 80% en tierra y 97% en agua…” Por eso, la Reforma Energética, empieza con el debate sobre PEMEX, por el impacto económico. Y los partidos ya tienen sus posturas básicas: Y aunque el PAN habla de “no privatizar”, si habla de “concesionar a privados áreas como la exploración y refinación”; el PRI garantiza que “no habrá modificación a la constitución, ni contratos de riesgo ni privatización”, y el Frente Amplio (FAP) plantea su oposición a todo lo que implique la injerencia de la IP, por el riesgo, no sólo de perder la soberanía petrolera, sino de que el control de nuestro petróleo por manos extranjeras, como ya ha pasado. La Reforma Energética: ¿A debate? ¡Participa escuchando y haciéndote oír! *Juan Fernando Perdomo es egresado del TEC DE MONTERREY.

Servidor público, empresario y Político (jperdomo@infosel.net.mx) www.perdomo-blog.blogspot.com