1

BOMBAS
La bomba es una máquina que absorbe energía mecánica que puede provenir de un
motor eléctrico, térmico, etc., y la transforma en energía que la transfiere a un fluido como
energía hidráulica la cual permite que el fluido pueda ser transportado de un lugar a otro,
a un mismo nivel y/o a diferentes niveles y/o a diferentes velocidades








CLASIFICACIÓN:
Se pueden considerar dos grandes grupos: Dinámicas (Centrífugas, Periféricas y
Especiales) y de Desplazamiento Positivo (Reciprocan tés y Rotatorias).
BOMBAS DINÁMICAS.
- BOMBAS CENTRIFUGAS. Son aquellas en que el fluido ingresa a ésta por el eje y
sale siguiendo una trayectoria periférica por la tangente.
- BOMBAS PERIFÉRICAS. Son también conocidas como bombas tipo turbina, de
vértice y regenerativas, en este tipo se producen remolinos en el líquido por medio
de los álabes a velocidades muy altas, dentro del canal anular donde gira el
impulsor. El líquido va recibiendo impulsos de energía No se debe confundir a las
bombas tipo difusor de pozo profundo, llamadas frecuentemente bombas turbinas
aunque no se asemeja en nada a la bomba periférica.
La verdadera bomba turbina es la usada en centrales hidroeléctricas tipo embalse
llamadas también de Acumulación y Bombeo, donde la bomba consume potencia; en
determinado momento, puede actuar también como turbina para entregar potencia.
BOMBAS DE DESPLAZAMIENTO POSITIVO. Estas bombas guían al fluido que se
desplaza a lo largo de toda su trayectoria, el cual siempre está contenido entre el elemento
impulsor, que puede ser un embolo, un diente de engranaje, un aspa, un tornillo, etc., y la
carcasa o el cilindro. “El movimiento del desplazamiento positivo” consiste en el
movimiento de un fluido causado por la disminución del volumen de una cámara. Por
consiguiente, en una máquina de desplazamiento positivo, el elemento que origina el
intercambio de energía no tiene necesariamente movimiento alternativo (émbolo), sino que
puede tener movimiento rotatorio (rotor).

2

Sin embargo, en las máquinas de desplazamiento positivo, tanto reciprocan tés como
rotatorias, siempre hay una cámara que aumenta de volumen (succión) y disminuye
volumen (impulsión), por esto a éstas máquinas también se les denomina Volumétricas.
BOMBAS RECIPROCANTES.- Llamadas también alternativas, en estas máquinas, el
elemento que proporciona la energía al fluido lo hace en forma lineal y alternativa. La
característica de funcionamiento es sencilla.
BOMBA ROTATORIA.- Llamadas también roto estáticas, debido a que son máquinas de
desplazamiento positivo, provistas de movimiento rotatorio, y son diferentes a las
fotodinámicas. Estas bombas tienen muchas aplicaciones según el elemento impulsor. El
fluido sale de la bomba en forma constante, puede manejar líquidos que contengan aire o
vapor. Su principal aplicación es la de manejar líquidos altamente viscosos, lo que ninguna
otra bomba puede realizar y hasta puede carecer de válvula de admisión de carga.



3

VERTEDEROS
Cuando el borde superior del orificio por donde se vacía un depósito no existe, o en caso
de existir, está por encima del nivel del líquido, se dice que el desagüe tiene lugar por
vertedero.
El primero que se ocupó de esta cuestión fue G. Poleni, quien consideró el vertedero como
un gran número de orificios continuos, y de este modo trato de calcular tanto el vertedero
completo con salida al aire libre, como el incompleto o sumergido, en el que una parte del
derrame tiene lugar bajo una lámina de agua (llamado por dicho autor motus mixtus).
Los vertederos son utilizados, intensiva y satisfactoriamente, en la medición del caudal de
pequeños cursos de agua y conductos libres, así como en el control del flujo en galerías y
canales.










El borde superior se denomina cresta, pared o umbral.
· Los bordes verticales constituyen las caras del vertedero.
· La carga del vertedor, H, es la altura alcanzada por el agua, a partir de la cresta del
vertedor.
· Los niveles a ambos lados del vertedor se llaman niveles, ¨aguas arriba¨ y ¨aguas
abajo¨, respectivamente.
Debido a la depresión de la lámina vertiente junto al vertedor la carga H debe ser medida
aguas arriba, a una distancia aproximadamente igual o superior a 5H.
CLASIFICACIÓN DE LOS VERTEDEROS
Aceptando las más variadas formas y disposiciones, los vertederos presentan los más
diversos comportamientos, siendo muchos los factores que pueden servir de base para
su clasificación, entre estos están:
1. SU FORMA
Según sus formas pueden ser simples o compuestos.
A. Dentro de los simples están:
4

l Rectangulares:
Para este tipo de vertederos se recomienda que la cresta del vertedero sea
perfectamente horizontal, con un espesor no mayor a 2 mm en bisel y la altura
desde el fondo del canal 0.30 m s w s 2h.
Triangular:
Hacen posible una mayor precisión en la medida de carga correspondiente a
caudales reducidos. Estos vertedores generalmente son construidos en placas
metálicas en la práctica, solamente son empleados los que tienen forma
isósceles, siendo más usuales los de 90°.
l Trapezoidal de cipolleti:
Cipolleti procuro determinar un vertedor trapezoidal que compense el
decrecimiento del caudal debido a las contracciones. La inclinación de las
caras fue establecida de modo que la descarga a través de las caras fue
establecida de modo que la descarga a través de las paredes triangulares del
vertedor corresponda al decrecimiento de la descarga debido a contracciones
laterales, con la ventaja de evitar la corrección en los cálculos. Para estas
condiciones, el talud resulta 1:4 (1 horizontal para 4 vertical).
l Circular:
Se emplean rara vez, ofrecen como ventajas la facilidad de construcción y que
no requieren el nivel amiento de la cresta.
l Proporcionales:
Son construidos con una forma especial, para el cual varia proporcionalmente a
la altura de lámina liquida (primera potencia de H). Por eso también se
denominan vertedores de ecuación lineal.
Se aplican ventajosamente en algunos casos de control de las condiciones de
flujo en canales, particularmente en canales de sección rectangular, en plantas
de tratamiento de aguas residuales.
B. Compuestos:
Están constituidos por secciones combinadas.
2. SU ALTURA RELATIVA DEL UMBRAL
Pueden ser vertedores completos o libres, cuando el nivel de aguas arriba es mayor
que el nivel aguas abajo, es decir p>p'.
O incompletos o ahogados, en estos el nivel de aguas abajo es superior al de la
cresta, p´> p, en los vertedores ahogados el caudal disminuye a medida que aumenta
la sumersión.
3. EL ESPESOR DE LA PARED
Según el espesor de la pared los vertedores se clasifican en:
l Vertedores de pared delgada:
La descarga se efectúa sobre una placa con perfil de cualquier forma, pero con
arista aguda.
5

l Vertedores de pared gruesa:
e>0.66H, la cresta es suficientemente gruesa para que en la vena adherente se
establezca el paralelismo de los filetes.
4. LA LONGITUD DE LA CRESTA
Pueden ser vertedores sin contracciones laterales (L=B), cuando la longitud de la
cresta es igual al ancho del canal y vertedores con contracciones laterales (L<B), la
longitud L es menor que el ancho del canal de acceso.
INFLUENCIA DE LAS CONTRACCIONES
Como ya se había mencionado las contracciones ocurren en los vertedores cuyo ancho es
inferior al del canal en que se encuentra instalado.
Francis, concluyo después de muchos experimentos que todo pasa como si en el vertedor
con contracciones el ancho se hubiera reducido, según él, se debe considerar en la
aplicación de la formula en valor corregido para L.
Para una contracción: L´=L-0.1H
Para dos contracciones: L´=L-0.2H
Las correcciones de Francis también han sido aplicadas a otras expresiones incluyéndose,
entre estas, la propia formula de Bazin.















6

ORIFICIOS
Es una abertura de forma regular en la pared o en el fondo de un recipiente, a través del
que se descarga el líquido contenido en dicho recipiente, manteniéndose el contorno del
orificio totalmente sumergido.
ORIFICIO EN UN ESTANQUE
Un orificio puede utilizarse para medir el caudal de salida de un depósito o a través de una
tubería. Un orificio en un estanque puede estar ubicado en la pared o en el fondo. Es una
abertura usualmente redonda, por la cual fluye un fluido, el área del orificio es el área de la
abertura. En el orificio el chorro se contrae a lo largo de una corta distancia de alrededor
de medio diámetro aguas debajo de la abertura. La porción del flujo que se aproxima a lo
largo de la pared no puede hacer un giro de ángulo recto en la abertura y, por ende,
mantiene una componente de velocidad radial que reduce el área del chorro. El área de la
sección transversal donde la contracción es máxima se conoce como la vena contracta.
Las líneas de corriente en esta sección a través del chorro son paralelas y la presión es
atmosférica. La altura h sobre el orificio se mide desde el centro de este hasta la superficie
libre. Se supone que la cabeza se mantiene constante. La ecuación de Bernoulli desde el
punto 1 en la superficie libre hasta el centro de la vena contracta, punto 2, con la presión
atmosférica local como dato y el punto 2 como el dato de elevación, despreciando las
pérdidas, se escribe como:

¸ ¸
+ + = + +
2 2
1 1 2 2
1 2
V P V P
z z
2g 2g

Reemplazando los valores dados se tiene:

2
V 2gh V = =


Esta es únicamente la velocidad teórica, debido a que se han despreciado las pérdidas
entre los dos puntos. La relación entre la velocidad real V
0
y la teórica V se conoce como
coeficiente de velocidad C
V
, es decir
=
0
V
V
C
V

El caudal real Q
0
del orificio es el producto de la velocidad real en la vena contracta y el
área del chorro, como esta última es “difícil” de medir directamente se procede a calcular
el volumen del fluido respectivo y el tiempo que fluye este. La relación entre el área del
chorro A
0
en la vena contracta con respecto al área del orificio A se simboliza mediante
otro coeficiente, conocido como el coeficiente de contracción C
A
, es decir
0
A
A
C
A
= El área en la vena contracta está dada por A
0
= C
A
A. Luego el caudal real
queda
7


0 V A
Q = C C A 2gh
Se acostumbra combinar los dos coeficientes en un coeficiente de descarga C
Q
como
C
Q
= C
V
C
A

No hay manera de calcular las pérdidas entre los puntos 1 y 2, por ende C
V
se debe
determinar experimentalmente. Este varía desde 0.95 hasta 0.99.
El número de Reynolds está definido por

0
V D
Re
v
= Donde V
0
= velocidad real
D = diámetro del orificio
v = viscosidad cinemática del fluido.
Para poder obtener v de tabla se necesita medir la temperatura del fluido (agua) la cual se
debe realizar en la probeta.

MÉTODO DE LA TRAYECTORIA

Midiendo la posición de un punto en la trayectoria del chorro libre aguas debajo de la vena
contracta, es posible determinar la velocidad real V
0
si se desprecia la resistencia del aire.
La componente x de la velocidad no cambia, por consiguiente, V
0
t = x
0
, en donde t es el
tiempo para que una partícula de fluido viaje desde la vena contracta hasta el punto 3. El
tiempo para que una partícula caiga una distancia y
0
bajo la acción de la gravedad cuando
no tiene velocidad inicial en esa dirección se expresa mediante la relación y
0
= gt
2
/2.
Después de eliminar t de ambas relaciones se tiene:

2
0 0
0
g
V x
y
= , como se conoce V también es conocida la relación =
0
V
V
C
V
.

TIEMPO REAL DE VACIADO DEL ESTANQUE

El tiempo de vaciado del estanque consiste en determinar cuánto se demora la columna
de líquido al interior del estanque en bajar de una altura superior a otra inferior, con el fin
de determinar finalmente el tiempo en que dicho estanque se vaciará completamente. El
procedimiento de cálculo consiste en fijar una medida inicial 1 (H, ver figura anterior) e ir
variando la altura (Y) en tramos sucesivos decrecientes unas 7 u 8 medidas para así
obtener una serie de valores, los cuales permitirán obtener el tiempo buscado a través de
la siguiente fórmula:

8


2
est
real
A orif
2A
t H Y
C A g
(
= ÷
¸ ¸



Donde A
est
=área del estanque.
A
orif
=área geométrica del orificio.
C
A
=coeficiente de contracción.
H=altura fija inicial.
Y=altura variable.

El tiempo obtenido en forma experimental (cronometro) debe ser comparado con el
obtenido de la fórmula.

Clasificación de los orificios:

SEGÚN EL ANCHO DE LA PARED.

ORIFICIOS DE PARED DELGADA.
Es un orificio de pared delgada si el único contacto entre el líquido y la pared es alrededor
de una arista afilada y e< 1.5d, Cuando el espesor de la pared es menor que el diámetro
(e< d) no se requiere biselar






















ORIFICIOS DE PARED GRUESA:
La pared en el contorno del orificio no tiene aristas afiladas y 1.5d<e< 2d. Se presenta
adherencia del chorro líquido a la pared del orificio.
Pared delgada e<1.5d Pared gruesa biselada
9
















ORIFICIO DE PARED GRUESA


SEGÚN LA FORMA


- Orificios circulares.
- Orificios rectangulares.
- Orificios cuadrados.















SEGÚN SUS DIMENSIONES RELATIVAS


1. Orificios pequeños Si d < ⅓ H.
2. Orificios grandes Si d > ⅓ H.

D: diámetro del orificio.
H: profundidad del agua hasta el centro del orificio.

FORMAS TÍPICAS DE ORIFICIOS

10

SEGÚN SU FUNCIONAMIENTO

Orificios con descarga libre.
En este caso el chorro fluye libremente en la atmósfera siguiendo una trayectoria
parabólica.













ORIFICIOS CON DESCARGA AHOGADA.
Cuando el orificio descarga a otro tanque cuyo nivel está por arriba del canto inferior del
orificio, se dice que la descarga es ahogada. El funcionamiento es idéntico al orificio con
descarga libre, pero se debe tener en cuenta que la carga Δh se mide entre la lámina de
flujo antes y después del orificio.


















Orificio con descarga ahogada.
11

INSTRUMENTOS DE MEDICION DE CAUDALES

Medidor de caudal
Es un dispositivo que, instalado en una tubería, permite conocer el flujo volumétrico o
caudal que está circulando por la misma. La mayoría de los medidores de caudal se basan
en un cambio del área de flujo, lo que provoca un cambio de presión que puede
relacionarse con el caudal a través de la ecuación de Bernoulli.
El caudal es la variable de proceso básica más difícil de medir.

Flujo a través de restricciones ecuaciones:

TIPOS DE MEDIDORES DE CAUDALES

1.-PRINCIPALES MEDIDORES DE PRESION DIFERENCIAL

Entre los principales tipos de medidores de presión diferencial se pueden destacar los
siguientes:
- Placas de orificio
- Toberas
- Tubos Venturi
- Tubos Pitot
- Tubos Annubar
- Codos
- Medidores de área variable
- Medidores de placa

Las principales ventajas de dichos medidores son:

Su sencillez de construcción, no incluyendo partes móviles, su funcionamiento se
comprende con facilidad, no son caros y se instalan en grandes tuberías y se comparan
con otros medidores, pueden utilizarse para la mayoría de los fluidos, y hay abundantes
publicaciones sobre sus diferentes usos.
12


Sus principales desventajas son:

La amplitud del campo de medida es menor que para la mayoría de los otros tipos de
medidores pueden producir pérdidas de carga significativas, la señal de salida no es lineal
con el caudal, deben respetarse unos tramos rectos de tubería aguas arriba y aguas
abajo del medidor que, según el trazado de la tubería y los accesorios existentes, pueden
ser grandes, pueden producirse efectos de envejecimiento, es decir, acumulación de
depósitos o la erosión de las aristas vivas, la precisión suele ser menor que la de
medidores más modernos, especialmente si, como es habitual, el medidor se entrega sin
calibrar.

Tubo Venturi
El tubo Venturi es similar a la placa orificio, pero está diseñado para eliminar la separación
de capas próximas a los bordes y por lo tanto producir arrastre. El cambio en la sección
transversal produce un cambio de presión entre la sección convergente y la garganta,
permitiendo conocer el caudal a partir de esta caída de presión. Aunque es más caro que
una placa orificio, el tubo Venturi tiene una caída de presión no recuperable mucho menor.

Como se aprecia en la figura se pueden destacar tres partes fundamentales: a) una
sección de entrada cónica convergente en la que la sección transversal disminuye, lo que
se traduce en un aumento de la velocidad del fluido y una disminución de la presión; b)
una sección cilíndrica en la que se sitúa la toma de baja presión, y donde la velocidad del
fluido se mantiene prácticamente constante, y c) una tercera sección de salida cónica
divergente en la que la sección transversal aumenta, disminuyendo la velocidad y
aumentando la presión. La incorporación de esta sección de salida permite una
recuperación de la mayor parte de la presión diferencial producida y, por tanto,
un ahorro de energía.

Tubo pitot
Se trata de un dispositivo sumamente simple para medir la presión cinética. Consta,
básicamente de dos sondas de presión, una toma cuya superficie se coloca perpendicular
a la dirección de la corriente (justo en el punto donde se desea conocer la velocidad), y de
otra toma de presión con superficie paralela a la dirección de la corriente. Con la primera
toma se mide la presión de impacto, y con la segunda la presión estática, de forma que la
13

diferencia entre ambas (medidas con un manómetro diferencial) es la presión cinética. En
ésta se basa el cálculo de la velocidad local en el punto donde se colocó la sonda de la
presión de impacto.


Placa Orificio
Una placa orificio es una restricción con una abertura más pequeña que el diámetro de la
cañería en la que está inserta. La placa orificio típica presenta un orificio concéntrico, de
bordes agudos. Debido a la menor sección, la velocidad del fluido aumenta, causando la
correspondiente disminución de la presión. El caudal puede calcularse a partir de
la medición de la caída de presión en la placa orificio, P1-P3. La placa orificio es el sensor
de caudal más comúnmente utilizado, pero presenta una presión no recuperable muy
grande, debido a la turbulencia alrededor de la placa, ocasionando un alto consumo de
energía.


Toberas
La tobera presenta una entrada curvada que se prolonga en un cuello cilíndrico, siendo el
coeficiente de descarga similar al del tubo Venturi. Sin embargo, la caída de presión es del
mismo orden que en la placa de orificio, para el mismo caudal y con el mismo tamaño de
tubería.

Tubo Annubar
14

El tubo Annubar es una innovación del tubo de Pitot Donde se aprecia un tubo exterior,
situado a lo largo de un diámetro transversal de la tubería, y dos tubos interiores. El tubo
exterior presenta cuatro orificios en la cara aguas arriba de la corriente, que se utilizan
para interpolar los perfiles de velocidad y realizar un promedio, y otro orificio en el centro
del tubo pero en la cara aguas abajo de la corriente.
De los dos tubos que están en su interior, uno sirve para promediar las presiones
obtenidas en los cuatro orificios, midiendo la presión total, mientras que el otro tubo, que
se encuentra en la parte posterior, mide la presión estática en el orificio central aguas
abajo de la corriente.
El tubo Annubar tiene mayor precisión que el tubo de Pitot, así como una baja pérdida de
carga, utilizándose para la medida de pequeños y grandes caudales de fluidos.

Codos.
Cuando un fluido circula por el codo de una tubería, está sujeto a una aceleración angular.
La fuerza centrífuga resultante crea una presión diferencial entre el radio interior y el radio
exterior. La raíz cuadrada de esta presión diferencial es proporcional al caudal, siendo la
base fundamental de estos medidores de caudal. Las tomas en el codo presentan la
ventaja de que como la mayoría de las configuraciones de tuberías tienen codos, pueden
situarse en ellos la toma de presión. Esto permite una instalación económica, sin pérdidas
de presión, y sin introducir obstrucciones en la línea. Debe ponerse especial cuidado para
alinear los orificios de las tomas de presión en ambos planos.

Medidores de área variable.
Los medidores de área variable funcionan sobre la base de mantener una presión
diferencial constante, permitiendo aumentar el área eficaz de flujo con el caudal.
Existen varios tipos de medidores de orificio variable, pero el más utilizado es el que está
formado por un tubo cónico de eje vertical y un flotador. Como se muestra en el fluido
circula en sentido ascendente por el tubo desplazando un flotador que, habitualmente,
lleva unas ranuras que dan lugar a que el flotador gire, proporcionándole la estabilidad y
efecto de centrado necesario. Esta rotación es la que ha dado origen al nombre de
rotámetro.


Medidores de placa.
El principio de funcionamiento del medidor de placa de resistencia al avance de la
corriente. Una placa circular se mantiene en el centro de la tubería por medio de una barra
normal al flujo. Teniendo en cuenta que la aceleración del fluido en el espacio anular entre
la placa y la tubería crea una presión reducida sobre la cara aguas abajo de la placa, la
fuerza ejercida por el fluido sobre la placa será la diferencia entre las presiones sobre las
superficies aguas arriba y aguas abajo de la placa, la cual tiende a mover la placa en la
dirección del flujo. A esta fuerza se opone un par antagonista producido por la articulación,
y el movimiento es detectado por un elemento secundario, es decir, un transmisor
neumático de equilibrio de fuerzas o un transductor eléctrico de galgas extensométricas,
situado al final de la barra soporte. La señal del dispositivo de equilibrio de fuerzas es
proporcional a la fuerza sobre la placa, y por tanto proporcional al cuadrado del caudal.
Presenta la ventaja de no precisar conexiones para la medida de la presión diferencial,
pero debido a la fuerza que tiene que soportar el sistema de equilibrio de fuerzas, está
limitada a tamaños de tubería hasta 100 mm.
15





2.-MEDIDORES CON ACCIONAMIENTO MECÁNICO

Medidores de desplazamiento positivo.
Los medidores de desplazamiento positivo miden la cantidad de fluido que circula por un
conducto, dividiendo el flujo en volúmenes separados y sumando los volúmenes que
pasan a través del medidor.
En cada medidor, se pueden destacar tres componentes comunes:
Un problema importante que se debe tener en cuenta al fabricar un medidor de
desplazamiento positivo es conseguir una buena estanqueidad de las partes móviles,
evitando un par de rozamiento inaceptable y que la cantidad de líquido de escape a través
del medidor sea moderada. Por esta razón, es necesario calibrar el medidor de
desplazamiento a varios caudales, dentro del margen de utilización, con un fluido de
viscosidad conocida.

Medidores de desplazamiento positivo para líquidos.
En principio, los medidores de desplazamiento positivo para gases deberían ser similares
a los utilizados para líquidos, sin embargo, en la práctica hay una diferencia importante.
No obstante, en este estudio solo trataremos de los medidores de desplazamiento positivo
para líquidos.
Dentro de los diferentes tipos de medidores para líquidos se considerarán los siguientes:

Medidor de pistón oscilante.
Consiste de un pistón hueco montado excéntricamente dentro de un cilindro. El cilindro y
el pistón tienen la misma longitud, pero el pistón, como se aprecia en la figura, tiene un
diámetro más pequeño que el cilindro. El pistón, cuando está en funcionamiento, oscila
alrededor de un puente divisor, que separa la entrada de la salida de líquido. Al comienzo
de un ciclo el líquido entra al medidor a través de la puerta de entrada A, en la posición 1,
forzando al pistón a moverse alrededor del cilindro en la dirección mostrada en la figura,
hasta que el líquido delante del pistón es forzado a salir a través de la puerta de salida B,
en la posición 4, quedando el dispositivo listo para comenzar otro ciclo.

16



Medidores de paletas deslizantes.
En la figura se muestra un medidor de paletas deslizantes, que consta de un rotor con
unas paletas, dispuestas en parejas opuestas, que se pueden deslizar libremente hacia
adentro y hacia afuera de su alojamiento. Los miembros de las paletas opuestas se
conectan rígidamente mediante varillas, y el fluido circulando actúa sobre las paletas
sucesivamente, provocando el giro del rotor.
Mediante esta rotación el líquido se transfiere desde la entrada a la salida a través del
espacio entre las paletas. Como éste es el único camino para el paso del líquido desde la
entrada a la salida, contando el número de revoluciones del rotor, puede determinarse la
cantidad de líquido que ha pasado.

Medidores de rueda oval.
El medidor de rueda oval, que se muestra en la figura 16, dispone de dos ruedas ovales
que engranan entre sí y tienen un movimiento de giro debido a la presión diferencial
creada por el flujo de líquido. La acción del líquido actúa de forma alternativa sobre cada
una de las ruedas, dando lugar a un giro suave de un par prácticamente constante. Tanto
la cámara de medida como las ruedas están mecanizadas con gran precisión, con el fin de
conseguir que el deslizamiento entre ellas se produzca con el mínimo rozamiento, sin que
se formen bolsas o espacios muertos y desplazando la misma cantidad de líquido en
cadarotación.

Medidores helicoidales.
Se muestra un medidor de tipo helicoidal, cuyo funcionamiento es similar al de la rueda
oval, por lo que no merece más detalles.

17





Características de comportamiento de los medidores de desplazamiento positivo.
Como todos los dispositivos mecánicos complicados, los medidores de desplazamiento
presentan resistencia a la fricción, la cual tiene que ser vencida por el fluido circulando.
Para caudales muy bajos, el fluido no tiene energía cinética suficiente para hacer girar el
rotor frente a esta fricción, que además incluye, en la mayoría de los medidores de
desplazamiento, la resistencia ofrecida por el mecanismo articulado del contador, por lo
que el fluido se desliza lentamente entre los componentes del medidor y la cámara, sin
producir movimiento del rotor o pistón. El error del medidor, E, se define como, de forma
que, para estos caudales bajos, el error es grande y negativo.

Sin embargo, cuando el caudal aumenta este error negativo desaparece rápidamente, ya
que la energía cinética del fluido aumenta con el cuadrado de su velocidad.

Medidores de turbina.
Los medidores para gas y para líquido funcionan bajo el mismo principio. Muestra la
sección transversal de un medidor de turbina típico para líquidos. Consta de una longitud
de tubería en el centro de la cual hay un rotor de paletas múltiple, montado sobre
cojinetes, para que pueda girar con facilidad, y soportadas aguas arriba y aguas abajo por
un dispositivo de centrado tipo cruceta que, habitualmente, incorpora un enderezador de la
vena fluida. La energía cinética del fluido circulando hace girar el rotor con una velocidad
angular que, en el margen lineal del medidor, es proporcional a la velocidad media axial
del fluido y, por tanto, al caudal volumétrico.




18


3.-OTROS MEDIDORES VOLUMÉTRICOS

Medidores de caudal electromagnéticos.
El medidor de caudal electromagnético utiliza el mismo principio básico que el electro
generador, es decir, cuando un conductor se mueve a través de un campo magnético se
genera una fuerza electromotriz en el conductor, siendo su magnitud directamente
proporcional a la velocidad media del conductor en movimiento. Si el conductor es una
sección de un líquido conductor circulando por un tubo aislado eléctricamente, a través de
un campo magnético y se montan los electrodos diametralmente opuestos en la pared de
la tubería, tal como se muestra en la fuerza electromotriz generada a través de los
electrodos es directamente proporcional a la velocidad media del fluido.



Medidores ultrasónicos por impulsos.
Los medidores ultrasónicos modulados por impulsos son los más precisos y se utilizan,
preferentemente, con líquidos limpios, aunque algunos tipos permiten medidas de líquidos
con cierto contenido de partículas y gas. El método diferencial de medida por tiempo de
tránsito, se basa en un sencillo hecho físico. Si imaginamos dos canoas atravesando un
río sobre una misma línea diagonal, una en el sentido del flujo y la otra en contra del flujo,
la canoa que se desplaza en el sentido del flujo necesitará menos tiempo en alcanzar su
objetivo.

Medidores ultrasónicos utilizando el efecto Doppler.
El efecto Doppler puede entenderse fácilmente si se considera el cambio que se produce
en la frecuencia cuando un tren se mueve hacia un observador con su bocina sonando.
Cuando el tren se acerca, la bocina es percibida por el observador con una graduación de
tono más alta, ya que la velocidad del tren da lugar a que las ondas sonoras sean más
próximas que si el tren estuviera parado. De igual manera, si el tren se aleja aumenta el
espaciamiento, dando como resultado una graduación de tono o frecuencia más baja. Este
aparente cambio en la frecuencia se denomina efecto Doppler y es directamente
proporcional a la velocidad relativa entre el objeto móvil, el tren, y el observador.
Los medidores ultrasónicos de tipo Doppler utilizan el concepto de que si se deja pasar el
ultrasonido en un fluido en movimiento con partículas, el sonido será reflejado de nuevo
desde las partículas. La variación de frecuencia del sonido reflejado será proporcional a la
velocidad de las partículas.






19

BIBLIOGRAFIA

- SOTELO ÁVILA, Gilberto. HIDRÁULICA GENERAL.
- AZEVEDO, J.M. MANUAL DE HIDRÁULICA.
- FORCHHEIMER, Philipp. TRATADO DE HIDRÁULICA.