Las estrategias de aprendizaje son el conjunto de técnicas y herramientas utilizadas

por los estudiantes, con el fin de adquirir nuevos conocimientos.
Estas técnicas son utilizadas para aprender con mayor eficacia, a su vez utilizando la
menor cantidad de tiempo posible. Esto es posible gracias la organización y selección
de materiales, tiempos, etc.
TÉCNICAS: actividades específicas que llevan a cabo los alumnos cuando aprenden.:
repetición, subrayar, esquemas, realizar preguntas, deducir, inducir, etc. Pueden ser
utilizadas de forma mecánica.
ESTRATEGIA: se considera una guía de las acciones que hay seguir. Por tanto, son
siempre conscientes e intencionales, dirigidas a un objetivo relacionado con el
aprendizaje.
4.1 Estrategias de ensayo
Este tipo de estrategia se basa principalmente en la repetición de los contenidos ya sea
escrito o hablado. Es una técnica efectiva que permite utilizar la táctica de la repetición
como base de recordatorio. Tenemos leer en voz alta, copiar material, tomar apuntes,
subrayar...
4.2 Estrategias de elaboración
Este tipo de estrategia se basa en crear uniones entre lo nuevo y lo familiar, por
ejemplo: resumir, tomar notas libres, responder preguntas, describir como se relaciona
la información. El escribir es una de las mejores técnicas de refuerzo de memoria.
4.3 Estrategias de organización
Este tipo de estrategia se basa en una serie de modos de actuación que consisten en
agrupar la información para que sea más sencilla estudiarla y comprenderla. El
aprendizaje en esta estrategia es muy efectivo porque con las técnicas de: resumir
textos, esquemas, subrayado, etc... Podemos incurrir un aprendizaje más duradero no
sólo en la parte de estudio sino en la parte de la comprensión.
2.1. Estrategias de ensayo.
Son aquellas que implica la repetición activa de los contenidos (diciendo, escribiendo), o
centrarse en partes claves de él. Son ejemplos:
Repetir términos en voz alta, reglas mnemotécnicas, copiar el material objeto de aprendizaje,
tomar notas literales, el subrayado.
2.2. Estrategias de elaboración.
Implican hacer conexiones entre lo nuevo y lo familiar. Por ejemplo:
Parafrasear, resumir, crear analogías, tomar notas no literales, responder preguntas (las
incluidas en el texto o las que pueda formularse el alumno), describir como se relaciona la
información nueva con el conocimiento existente.
2.3. Estrategias de organización.
Agrupan la información para que sea más fácil recordarla. Implican imponer estructura a los
contenidos de aprendizaje, dividiéndolo en partes e identificando relaciones y jerarquías.
Incluyen ejemplos como:
Resumir un texto, esquema, subrayado, cuadro sinóptico, red semántica, mapa conceptual,
árbol ordenado.