INTRODUCCIÓN

La interpretación jurídica es un tema relevante para la aplicación del Derecho, lo mismo en la
teoría que en la práctica, ya que la dinámica jurídica y la aplicación de las normas no pueden
ser entendidas como el resultado de un proceso deductivo, como mera "deducción-lógica" de
lo establecido en las normas generales, en las sentencias de los tribunales, así como en las
decisiones administrativas.
Entre los órdenes jurídicos de los varios pueblos y de las distintas épocas históricas, hay
múltiples e importantísimas diferencias; divergen las normas de Derecho Sustantivo, difieren
las reglas de procedimiento, son distintas las valoraciones que inspiraron a cada uno de los
Ordenes Jurídicos Positivos. Sin embargo, a pesar de todas esas variantes y diferencias, hay un
repertorio de problemas que son los mismos, aunque hayan cambiado el modo de tratarlos y
los intentos de solución.
El desenvolvimiento tumultuoso y vertiginoso de nuevos hechos y problemas sociales, no solo
no previsto, sino que ni siquiera sospechado por el legislador ha ocurrido que en la práctica
jurídica cotidiana, en los tribunales, en las oficinas administrativas y en los bufetes, hayan
surgido urgentes requerimientos a la Filosofía del Derecho, para que suministre aclaraciones
satisfactorias sobre esos problemas y ofrezca criterios para tratarlos correctamente, el
pensamiento jurídico filosófico ha servido para abrir nuevos caminos al desenvolvimiento
progresivo del Derecho.
El intérprete está llamado a desarrollar una tarea de filología jurídica, que consistirá en
identificar el sentido auténtico de las palabras utilizadas en el texto de la ley; una tarea de
lógica jurídica por cuanto deberá establecer una conexión entre los términos, conforme a un
principio de racionalidad, pues el trabajo del intérprete se considera como una autoridad de
conversión que va del lenguaje a la acción práctica, en la que el intérprete queda inserto en el
contexto de la práctica social que es un horizonte mucho más amplio que el lingüístico, que se
identifica con el conjunto normativo de la legislación.




LA INTERPRETACION JURIDICA
CONCEPTO
La interpretación jurídica (o del derecho) es una actividad que consiste en establecer el
significado o alcance de las normas jurídicas y de los demás estándares que es posible
encontrar en todo ordenamiento jurídico y que no son normas, como por ejemplo,
los principios.
En consecuencia, hablar de interpretación del derecho es igual a referirse a una actividad que
comprende a todas las normas jurídicas, y no únicamente a las normas legales que produce el
órgano legislativo. De ahí que la interpretación de la ley sea una especie de interpretación
jurídica.
Desde el punto de vista jurídico, entre los autores encontramos diversas definiciones acerca de
lo que es la interpretación.
Así, Guillermo Cabanellas de Torres afirma que:
"La Interpretación jurídica por excelencia es la que pretende descubrir para sí mismo
(comprender) o para los demás (revelar) el verdadero pensamiento del legislador o explicar el
sentido de una disposición."
En tanto, el ya clásico tratadista alemán Ludwig Enneccerus define la interpretación de la
norma jurídica escribiendo lo siguiente: "Interpretar una norma jurídica es esclarecer su
sentido y precisamente aquel sentido que es decisivo para la vida jurídica y, por tanto, también
para la resolución judicial. Semejante esclarecimiento es también concebible respecto al
derecho consuetudinario, deduciéndose su verdadero sentido de los actos de uso, de los
testimonios y del "usus fori" reconocido y continuo. Pero el objeto principal de
la Interpretación lo forman las leyes".
Considerándola como toda una Teoría, Marcial Rubio Correa define la interpretación Jurídica
diciendo:
"La teoría de la interpretación jurídica,… es la parte de la Teoría General del Derecho destinada
a desentrañar el significado último del contenido de las normas jurídicas cuando su sentido
normativo no queda claro a partir del análisis lógico-jurídico interno de la norma".

CLASIFICACIÓN
A. SEGÚN LOS MEDIOS
1. Interpretación teleológica o Finalista
Este método en su denominación tiene el prefijo "tele" que significa fin. El Método
Teleológico es, entonces, el que pretende llegar a la interpretación de la norma a través
del fin de la misma, buscando en su espíritu, que es la finalidad por la cual la norma fue
incorporada al ordenamiento jurídico.

2. Interpretación Gramatical o Literal
Este método se concentra en poner atención en la manera como fue redactada la
disposición legal por parte del legislador, es decir analizar mediante las reglas
gramaticales y del lenguaje encontrar sentido a lo ahí mencionado, analizar sencillamente
las expresiones, recordemos que el legislador por obligación debería redactar una ley para
que cualquier ciudadano pudiera interpretarla.
La interpretación literal no siempre se reduce a otorgar un significado a partir de lo que
gramaticalmente expresa un texto, sino, por el contrario, debido a la ambigüedad que
podría presentar su redacción, pueden aplicarse la aplicación restrictiva y la extensiva.
Ejemplos:
Art. 19º C.C. “Toda persona tiene el derecho y el deber de llevar un nombre. Este incluye
los apellidos”
Art. 2º inc. 24 literal “e”: Toda persona es considerada inocente mientras no se haya
declarado judicialmente su responsabilidad.
3. Interpretación Lógica
El Método Lógico es aquél que utiliza los razonamientos de la lógica para alcanzar el
verdadero significado de la norma. Se utiliza para ver si una norma jurídica reúne
condiciones de sistematización o sea para ver si está en un ámbito racional. Busca los
fundamentos racionales de la ley: La ratio legis.
Por ejemplo, la fe de erratas que aparece al margen de los códigos civil y penal, nos ayuda
a realizar una interpretación lógica.
El profesor sanmarquino Raúl Peña Cabrera, quien, comentando la Interpretación
Teleológica, dice que si la ley es clara, basta con la interpretación gramatical, sin embargo,
puede ocurrir que la ley sea un tanto oscura, en tal caso es conveniente apuntar a la
intención de la norma, es decir considerar la "ratio legis". La captación del espíritu de la
ley implica el empleo de procedimientos lógicos y valorativos.
El tratadista español Manuel García Amigo dice: "Es obvio, además, que cuando el
legislador dicta una norma, persigue un fin, a cuya obtención encadena lógicamente el
precepto. Por eso toda interpretación debe seguir las reglas de la Lógica. Y esto es algo
que se admite desde siempre, siendo unánimemente aceptado."
B. SEGÚN EL MÉTODO CIENTÍFICO
Están la exegética, histórica y la analógica. Derivan de los métodos de estudio del objeto
del Derecho: el ordenamiento jurídico.
1. Interpretación Exegética
Indagación artículo por artículo, dentro de este, palabra por palabra, buscando el
origen etimológico de la norma, desarrollo y evolución para encontrar el significado
que le dio el legislador (sentido). El sentido, en esta interpretación, no es la búsqueda
del espíritu ni la voluntad de la ley, sino del legislador.
2. Interpretación Histórica
Se centra en analizar el contexto de las disposiciones jurídicas anteriores, debido a que
los mismos podrán influir al entendimiento de la actual.
Esto tiene un objetivo coherente en el hecho que, remontándonos a las disposiciones
anteriores podremos comprender que quiso decir el legislador y sobre todo, porqué
fue escrita dicha norma.
Lo cual genera dos tipos de interpretación, la estática y la dinámica o evolutiva:
La primera de ellas se centra en que una norma por más reformas que sufra no debe
de alterarse el objeto por el cual fue concebida.
La segunda de ellas que es la dinámica o evolutiva, se centra en que los cambios que
sufre la sociedad son objeto para cambiar si es necesario el objeto y contenido de una
norma que sea acorde con la sociedad actual.
3. Interpretación Analógica
Consiste en extender una norma jurídica que regula un determinado hecho a otro
semejante no previsto en ella.
No previsto, pero sin embargo la ley hace una enumeración ad exemplum y deja que
por semejanza sean considerados otros casos similares. Ej., “El que redujere a una
persona a la esclavitud o estado análogo… [Será sancionado]…”
La esclavitud esta ad exemplum, de ejemplo; el estado análogo no está previsto pero
puede ser la servidumbre u otro, que también será sancionado. La Interpretación
analógica no se debe confundir con la interpretación extensiva ni con la analogía
C. POR EL RESULTADO
1. Interpretación Correctora
La interpretación correctora se define por oposición a la interpretación literal, Guastini
la define como “toda interpretación que no atribuya a un texto normativo el
significado literal más inmediato sino un significado distinto”. Es decir, correctora es
aquella interpretación que de un modo u otro pretende alterar el significado literal y
que invoca para ello la presunta intención del legislador, suponiendo que éste dijo más
o menos de lo que en realidad quería decir. Para ello se utilizan técnicas o argumentos
interpretativos que justifiquen la preferencia por dicha interpretación.
La interpretación correctora puede ser, a su vez, extensiva o restrictiva. Se denomina
extensiva aquella interpretación que incluye supuestos de hecho que según la
interpretación literal no quedarían incluidos. Por otro lado, se denomina restrictiva la
interpretación que excluye de su campo de aplicación algunos supuestos de hecho que
según la interpretación literal se incluirían en él. considerando a la energía eléctrica
como “cosa mueble ajena” sin traicionar el espíritu de la ley.
2. Interpretación estricta
Es aquella que conduce a la conclusión de que el texto legal debe ser interpretado
únicamente a los casos que él expresamente menciona, sin extenderse a más casos de
los que este contempla ni restringirse a menos de los señalados por el legislador.


D. SEGÚN LOS SUJETOS
1. Interpretación Doctrinal o Teórico
La realizan los autores en sus estudios y trabajos de investigación sobre el
ordenamiento jurídico positivo. Esta teorización sobre la norma jurídica debe estar
basada en el método científico. Esta clase de interpretación goza de valor orientador
porque constituye algo parecido a la lámpara que el juzgador enciende para ver más
claro, cuando encuentra oscura una zona de la norma que tiene que aplicar.
Ejemplo: Artículo 2.24.e): “Toda persona es considerada inocente mientras no se haya
aclarado judicialmente su responsabilidad.”
Iván Meini Méndez:
El artículo 2.24.e) de la Constitución contempla el principio de presunción de inocencia,
y lo hace en términos similares al artículo 8 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos: "Toda persona inculpada de un delito tiene derecho a que se
presuma su inocencia, mientras no se establezca legalmente su culpabilidad".
Se trata, pues, de un derecho que no solo tiene arraigo nacional, sino que ha sido
adoptado por el Sistema Interamericano de Derecho Humanos.
2. Interpretación sistemática
En este tipo de interpretación, el jurista y el interprete no deben dudar que el derecho
positivo y el vigente forman parte de un sistema, por lo que el artículo de la ley no
debe interpretarse en forma aislada, sino integrando todo un cuerpo de leyes.
Ejemplo: Las concordancias de las leyes
3. Interpretación Legislativa o Autentica
Es realizado por el mismo legislador a través de una ley interpretativa especial. Ejm:
Art. 112º Const 93 y Ley Nº 26657.
4. Interpretación Judicial o Usual
Indica la actividad de los agentes del Poder Judicial, que declara la Ley que son
competentes para desentrañar el sentido de las Leyes, tiene especial importancia la
actividad de la Suprema Corte de Justicia de la Nación cuando sienta jurisprudencia,
como función unificadora del criterio legal, si un Juez es quien interpreta una norma a
fin de aplicarla a un caso concreto, esta interpretación adquiere una obligatoriedad
para el asunto que se trata, y sirve de base a una norma individualizada.
CONCLUSIONES
La Interpretación Jurídica es de vital importancia, pues el Derecho sólo puede ser aplicado tras
ser interpretado. Por tanto, no puede haber Derecho sin Interpretación.
La Interpretación jurídica no sólo permite la aplicación del Derecho, sino que además va más
allá: descubre su mensaje correcta o incorrectamente; le da su verdadero significado, alcance y
sentido o se lo quita; lo acerca a la Justicia o a la Injusticia.
El desarrollo de tantos métodos para interpretar la norma, o el derecho en general, demuestra
que el estudio de la interpretación nunca termina por descubrir, ni totalmente y de manera
inequívoca ni satisfactoriamente, el mensaje expresado en la norma; sólo aspiramos a
aproximarnos lo más posible a esta meta.
BIBLIOGRAFIA
TEXTOS
 Rodríguez P., Teoría de la interpretación jurídica, Editorial jurídica de Chile, Santiago,
1992.
 Falcón y Tella M., El argumento analógico en el derecho, Editorial Civitas, Madrid,
España, 1991.
REFERENCIAS ELECTRONICAS
 http://cybertesis.uach.cl/tesis/uach/2008/fjc265i/doc/fjc265i.pdf
 http://teoria-del-derecho.blogspot.com/2007/12/concepto-y-objeto-de-la-
interpretacin.html
 http://jorgemachicado.blogspot.com/2010/03/inin.html

ANEXOS:
 Exp. Nº 03088-2009-PA/TC: Sentencia del Tribunal Constitucional: “Compañía de
Servicios Turísticos Cesar S.A. y otros”