PETROLEOS MEXICANOS

NORMA AVIII-5
MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA EVITAR LOS RIESGOS DE
IGNICIÓN DE MEZCLAS INFLAMABLES EN EL MANEJO
DE LIQUIDOS, DEBIDOS A LA ELECTRICIDAD ESTATICA
(No. 01.0.16)
Febrero de 1972
NORMA AVIII-5
MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA EVITAR LOS RIESGOS DE
IGNICION DE MEZCLAS INFLAMABLES EN EL MANEJO
DE LIQUIDOS, DEBIDOS A LA ELECTRICIDAD ESTATICA
INDICE
1. Conceptos y consideraciones generales AVIII-5-1.1
2. Llenado de autos tanque AVIII-5-2.1
3. Llenado de carros tanque AVIII-5-3.1
4. Carga de buques tanque AVIII-5-4.1
5. Llenado de recipientes portátiles AVIII-5-5.1
6. Tanques de almacenamiento AVIII-5-6.1
En la elaboración de esta norma participaron las siguientes dependencias:
Gerencia de Explotación
Gerencia de Marina
Gerencia de Petroquímica
Gerencia de Refinación
Gerencia de Seguridad Industrial
Gerencia de Ventas.
Febrero de 1972
AVIII-5-1.1
CAPITULO 1
CONCEPTOS Y CONSIDERACIONES GENERALES
1.1. Objeto de esta norma.
1.1.1 La presente norma tiene como objeto describir los riesgos que presenta la electricidad
estática en aquellas operaciones de la industria en que hay la posibilidad de que una
descarga electrostática encienda la atmósfera inflamable existente, así como reglamen-
tar las precauciones que conviene adoptar para evitar esta clase de accidentes.
1.2. Generación de electricidad estática.
1.2.1 En la industria petrolera la generación de electricidad estática se debe, entre otros, al
contacto y separación de las partículas de los líquidos en el momento en que están
fluyendo. Cuando un líquido se encuentra en reposo es eléctricamente neutro por
contener iguales cantidades de moléculas cargadas o iones positivos y negativos, pero al
fluir por un tubo o recipiente, los electrones de las áreas de contacto son absorbidos por
la superficie de la tubería, en tanto que los iones positivos excedentes son llevados por
la turbulencia dentro del cuerpo del líquido y son arrastrados por el flujo. La carga
negativa también es conducida en la misma dirección del flujo, a través de la pared del
tubo, debido a la atracción natural que existe entre cargas opuestas.
1.2.2 Si la corriente de líquido cargada positivamente entra a un recipiente o tanque, se induce
en la pared interior del mismo una carga igual pero de signo negativo, en tanto que en la
pared exterior también se induce una carga igual pero de signo positivo. Esta carga del
exterior proviene de la separación de cargas provocadas en la pared interior al quedar
expuesta al campo electrostático creado por la entrada de liquido cargado. Si el líquido
contiene impurezas ionizables, tales como gotas de agua o partículas sólidas de óxido
de productos químicos, se incrementa notablemente la generación con la turbulencia o
agitación del líquido que propician la separación de iones.
1.2.3 La cantidad de electricidad estática generada depende primordialmente de la velocidad
del flujo, turbulencia del líquido, contenido iónico del mismo y superficie de las áreas en
contacto. La generación electrostática en una tubería se incrementa con la longitud de
ésta hasta un valor límite máximo que depende de la velocidad del flujo, por lo que será
AVIII-5-1.2
mayor para altas velocidades del líquido que para bajas velocidades.
1.2.4 Por lo que toca a los filtros, éstos resultan prolíficos generadores electrostáticos debido
a la gran superficie de contacto que presentan.
1.3 Acumulación de electricidad estática.
1.3.1 Las cargas electrostáticas pueden acumularse hasta llegar a representar un peligro,
comúnmente en los líquidos de alta resistividad o cuando los cuerpos en que se generan
se encuentran aislados entre sí y de tierra, ya que en el último caso las cargas se
dispersan y vuelven a combinarse con sus cargas opuestas casi tan pronto como se
generan.
1.3.2 La cantidad de carga electrostática que puede acumularse sobre un cuerpo aislado
depende de la magnitud y velocidad de generación de las cargas y de la resistencia de
las trayectorias por las que la carga se disipa.
1.4 Conductividad del líquido.
1.4.1 la conductividad de un liquido se define como la habilidad que tiene para permitir el paso
de una corriente eléctrica, y es la inversa de la resistividad que es la habilidad para
retener una carga electrostática; siendo la unidad de conductividad el picomho por metro
1
que es igual a ----------------------------- y la resistividad 10
14
ohm – cm
10
14
ohm – cm
1.4.2 Otra medida empleada para evaluar estas propiedades es el tiempo de valor medio, que
es el tiempo requerido para que, en un recipiente metálico completamente lleno, el valor
inicial de la carga electrostática se reduzca a la mitad. Este tiempo de valor medio es
inversamente proporcional a la conductividad específica y directamente proporcional a la
constante dieléctrica del líquido.
1.4.3 La conductividad de un líquido es lo que determina que éste sea o no capaz de
acumular cargas electrostáticas. Se considera que en los líquidos que poseen una con-
ductividad mayor de 50 picomhos por metro las cargas se combinan y disipan casi tan
pronto se generan, por lo que no se llegan a acumular de manera que representen un
riesgo.
Como ilustración, en seguida se muestran los valores que normalmente tienen algunos
líquidos respecto a estas propiedades
LIQUIDO CONDUCTIVIDAD
(Picomhos/m)
RESISTIVIDAD
(Ohm – cm)
TIEMPO DE
VALOR MEDIO
(Segundos)
Hidrocarburos
altamente
purificados ..................
0.001 10
17
12 000
Destilados
ligeros ......................... 0.01 a 10 10
16
a 10
13
1 200 a 1.2
Combustibles .................
1 000 a 1 00 000 10
11
a 10
9
0.012 a 0.00012
Agua Destilada ...............
100 000 000 10
6
4.8 X 10
-6
AVIII-5-1.3
1.5 Disipación de la carga electrostática.
1.5.1 En la práctica, las cargas electrostáticas de los cuerpos cargados siempre se disipan
debido a la atracción de las cargas iguales de signo contrario, llamándose a esta
característica relajación o mitigación de la carga electrostática. Es por esta causa que la
mayoría de las descargas electrostáticas se producen únicamente mientras dura el
proceso de generación, aunque debido a la poca conductividad de algunos productos,
estos permanecen conservando un valor riesgoso de carga electrostática algún tiempo
después de que ha cesado la generación. Por esta razón se recomienda que terminadas
las operaciones de llenado se espere un tiempo que permita la mitigación de la carga,
antes de efectuar alguna otra operación sobre la superficie del liquido.
1.6 Descarga electrostática. (Chispa)
1.6.1 Las descargas electrostáticas se manifiestan siempre en forma de chispas o sea
fenómenos transitorios en los que una carga electrostática atraviesa el espacio entre dos
puntos que no estaban en contacto, a diferencia de los arcos que son un flujo de
corriente eléctrica que ocurre al separar dos puntos que se encontraban en contacto.
1.6.2 Para que se origine una descarga electrostática es necesario que el voltaje alcance
cierta magnitud que depende de la resistencia dieléctrica del medio. Para el aire, la
resistencia dieléctrica es de aproximadamente 300 volts por milímetro, y para la mínima
separación que pueda lograrse se requiere un voltaje de 350 volts para que pueda
ocurrir la descarga.
1.7. Chispas incendiarias.
1.7.1 Para iniciar la combustión de mezclas inflamables de productos derivados del petróleo es
necesario que la energía liberada de la descarga al medio inflamable sea por lo menos
de 0.25 milijoules. A las descargas o chispas que liberan suficiente energía para
encender una mezcla inflamable se les llama incendiarias.
1.8. Líquidos inflamables.
1.8.1 Aun cuando no se concede mucha importancia a los fenómenos electrostáticos en
condiciones normales, es necesario ejercer un control rígido sobre los mismos cuando
existe la posibilidad de que éstos ocurran en presencia de mezclas inflamables debidas
al manejo de líquidos inflamables.
1.8.2 Para los fines de esta norma se considerarán como líquidos inflamables aquellos que
tengan un punto de inflamación menor de 60
0
C (140
0
F) y una presión absoluta de vapor
que no exceda de 2.81 kg/cm
2
(40 lb/pulg
2
) a una temperatura de 38
0
C (100
0
F), según
los define la "National Fire Protection Association" (NFPA) .
1.9. Mezcla inflamable.
1.9.1 Los productos refinados que poseen una resistividad eléctrica lo suficientemente alta
para hacerlos capaces de acumular cargas electrostáticas considerables bajo ciertas
AVIII-5-1.4
condiciones de manejo, son clasificados por el "American Petroleum Institute" (API)
tomando en cuenta su presión de vapor y punto de inflamación, de la siguiente manera:
a) Productos de precisión de vapor baja. Son los que tienen su punto de inflamación
arriba de 38
0
C (100
0
F) , tales como las querosinas y el diesel. Dado que estos productos
no desprenden vapores inflamables en cantidades peligrosas a las temperaturas y en
condiciones normales de manejo, se considera que no representan riesgos de
consideración en esta forma. Sin embargo, estos productos se tornan riesgosos cuando
se calientan a temperaturas superiores a la de su punto de inflamación o bien se
contaminan durante el almacenamiento; alimentando los riesgos cuando uno de estos
productos se carga en un recipiente que contiene vapores inflamables remanentes de
una carga anterior, como por ejemplo si se carga combustóleo en un recipiente que
contuvo gasolina.
b) Productos de presión de vapor intermedia. Son los que teniendo su punto de
inflamación abajo de 38
0
C (100
0
F), tienen una presión de vapor absoluta menor de 0.32
kg/cm
2
(4.5 lb/pulg
2
) a una temperatura de 38
0
C (100
0
F), como por ejemplo el gas nafta,
el xileno, el tolueno y el benceno. Estos productos son los que presentan mayores
riesgos durante su manejo, ya que en condiciones normales desprenden suficientes
vapores para crear fácilmente una mezcla inflamable.
c) Productos de presión de vapor alta. Son los que tienen una presión de vapor absoluta
mayor de 0.32 kg/cm
2
(4.5 lb/pulg
2
), como la supermexolina, el gasolmex, el pemex 100 y
el gasavión. En las condiciones normales de manejo estos productos forman
rápidamente una mezcla demasiado rica para ser inflamable, pero cuando la temperatura
del producto es baja, existe el riesgo de que se forme una mezcla inflamable en la
superficie del liquido. Por otra parte, en condiciones normales de manejo, puede
formarse una mezcla inflamable alrededor de los registros abiertos del recipiente que se
esté llenando con uno de estos productos.
1.10. Medidas de seguridad.
1.10.1 Las medidas de seguridad tratadas en esta norma tienen por objeto evitar o al menos
reducir los riesgos de ignición electrostática y consisten básicamente en lo siguiente:
a) Reducir al mínimo posible la generación de electricidad estática.
b) Evitar la acumulación de cargas electrostáticas y propiciar la disipación de las
mismas.
c) Impedir en lo posible la formación de mezclas inflamables.
d) Evitar la posibilidad de que ocurra una chispa electrostática en los sitios en que
existen o pueden existir mezclas inflamables.
AVIII-5-2.1
CAPíTULO 2
LLENADO DE AUTOS TANQUE
2.1. Generalidades.
2.1.1 Uno de los mayores riesgos existentes durante el llenado de los autos tanque es la
ignición accidental de una mezcla inflamable por medio de una chispa de electricidad
estática. Las recomendaciones de este capítulo están encaminadas a evitar, dentro de lo
posible, que concurran una descarga electrostática y vapores de los productos que se
están manejando mezclados con el aire ambiente en la proporción adecuada para
producir una mezcla inflamable.
2.1.2 La posibilidad de que ocurra una descarga electrostática depende primordialmente de la
propiedad del producto para retener o acumular cargas electrostáticas. Algunos produc-
tos como los crudos, residuos, asfaltos y combustóleos o productos solubles en el agua
como los alcoholes, no acumulan cargas electrostáticas debido a su relativamente baja
resistividad, por lo que se considera que estos materiales no representan un peligro de
ignición electrostática apreciable. En cambio, casi todos los otros tipos de productos
petroleros poseen una resistividad lo suficientemente alta para permitir que bajo ciertas
condiciones de llenado se pueda acumular una carga considerable, lo que representa un
riesgo en el caso de que exista una mezcla inflamable. La posibilidad de que se forme
esta mezcla depende de la presión de vapor del producto que se está cargando, o bien
de los vapores remanentes en el interior del tonel debidos a una carga anterior.
2.1.3 Generación de electricidad estática.
2.1.3.1 La generación de electricidad estática en los autos tanque puede ocurrir al estar éstos en
movimiento, o bien durante el llenado.
2.1.3.2 Al estar en movimiento un auto tanque la generación electrostática ocurre en los puntos
en que la llanta se separa del pavimento al ir rodando, pudiendo ser apreciable única-
mente a altas velocidades y siempre y cuando el pavimento y las llantas estén secos y
por tanto éstas sean buenos aislantes.
2.1.3.3 Durante el llenado la generación de electricidad estática ocurre debido al flujo en la
tubería, pero se incrementa hasta alcanzar valores muy altos cuando los productos se
AVIII-5-2.2
cargan a altas velocidades o cuando se intercalan filtros en las líneas de llenado. Tam-
bién contribuyen a la generación de ésta la pulverización, el chapoteo o salpicadura y la
turbulencia excesiva producidos al salir el producto de la garza de llenado.
2.1.4 Reducción de la generación de electricidad estática.
2.1.4.1 El voltaje de un recipiente que se está cargando depende, tanto del rango de generación
de electricidad estática como del rango de disipación en la misma.
Para evitar que el voltaje del recipiente alcance el potencial de descarga, debe incremen-
tarse la disipación y restringirse la generación.
2.1.4.2 El rango de generación puede reducirse por decremento o eliminación de aquellas
condiciones o actividades que producen electricidad estática.
En el caso de llenadoras de hidrocarburos líquidos, la generación se puede eliminar o al
menos reducir en algunos puntos, bajando la velocidad del flujo, evitando la caída libre o
el goteo del líquido sobre la superficie del tanque o del propio líquido que se está
cargando, reduciendo la agitación o turbulencia y evitando que el líquido arrastre gotas
de agua o partículas de otras sustancias de los sedimentos.
2.1.4.2.1 Llenado por arriba.
Durante el llenado por el registro superior de productos clasificados como de presión de
vapor media, o bien cuando por alguna razón sea estrictamente necesario cargar un
producto de presión de vapor baja en un auto tanque que pueda contener vapores
inflamables de una carga anterior, la garza de llenado debe alcanzar, o al menos llegar lo
más cerca posible del fondo del tanque, y de preferencia debe estar en contacto con el
fondo para evitar el chapoteo o salpicadura.
2.1.4.2.2 Llenado por abajo.
Cuando el llenado se efectúa por las conexiones del fondo, se reduce notablemente la
posibilidad que existe en el llenado por arriba, de que ocurra una descarga electrostática
debido a una conexión inadecuada a tierra, a turbulencia excesiva o a posición impropia
de la garza. Sin embargo, debe prevenirse la pulverización hacia arriba del producto
empleando inicialmente una baja velocidad de llenado, así como un tipo adecuado de
deflector.
2.1.5 Velocidad de llenado.
2.1.5.1 Al bombearse un líquido a través de una tubería, ésta genera y acumula cargas de
electricidad estática, sobre todo si posee una conductividad baja. El valor de la carga
generada es función de la composición del fluido y de su velocidad dentro de la tubería.
Para un líquido dado, el aumento de la velocidad a que se mueve éste, incrementa la
generación.
2.1.5.2 Para reducir esta generación, es necesario que al iniciar el llenado la velocidad del pro-
AVIII-5-2.3
ducto en la salida de la garza se limite a un valor de 0.91 m/s (3 Pies/s) y se mantenga a
este valor hasta que quede ahogada en el producto la salida de la garza en el caso de
llenado por arriba, o la salida del tubo de carga en el caso de llenado por abajo; tiempo
en el que la probabilidad de que se forme una turbulencia excesiva se haya reducido,
pudiendo hasta entonces incrementarse la velocidad de llenado hasta el valor acostum-
brado. En la Tabla No. 1 se muestran las equivalencias entre gasto y velocidad para
diferentes tuberías.
2.1.6 Disipación de la carga electrostática.
2.1.6.1 A medida que el líquido se carga eléctricamente debido a la generación, se llega a un
valor de voltaje en el cual la carga electrostática tiende a disiparse. El rango de
disipación tiende a incrementarse con el incrementa del voltaje o con el incrementa de la
conductividad del fluido.
2.1.6.2 La carga en el líquido se disipa en función del tiempo y de la conductividad del líquido,
por lo que la disipación puede aumentarse reteniendo el líquido dentro de tuberías
cerradas o tanques de reposo que proporcionen el tiempo requerido para que la carga se
pueda disipar, o bien aunque la conductividad es una característica propia del producto,
ésta se puede aumentar mediante el uso de aditivos antiestáticos que se mezclan con el
producto.
2.1.7 Filtros y cámaras de reposo.
2.1.7.1 Cuando un fluido se bombea a través de una tubería a velocidad constante, el potencial
del líquido aumenta hasta estabilizarse en un valor en el que el rango de generación se
balancea con el rango de disipación de la carga. Si en estas condiciones se reduce la
sección del tubo por el que se conduce el fluido, se incrementa la velocidad de éste y en
consecuencia se aumenta la generación de cargas electrostáticas, pero a medida que el
líquido sigue viajando por la tubería, el rango de disipación también se incrementa y a
una distancia determinada, el potencial del líquido nuevamente se estabiliza en algún
valor más o menos alto. Si por el contrario, la sección del ducto se aumenta, ocurre lo
inverso y el potencial del líquido se estabiliza en algún valor más o menos bajo.
2.1.7.2 Así, cuando se intercala un filtro en la tubería, el rango de generación se incrementa
considerablemente, habiendo demostrado las pruebas que un filtro puede producir de 10
a 200 veces más carga que la producida en el mismo sistema sin él. Debe observarse
que esta excesiva carga no representa un peligro mientras el líquido está dentro de la
tubería, ya que en ausencia de aire no puede existir mezcla inflamable que se encienda
en caso de ocurrir una chispa y que además, el valor alto de carga generada en el filtro
tiende a decrecer a medida que el líquido continúa en la tubería.
2.1.7.3 Se ha comprobado que el tiempo mínimo que se requiere para que la alta carga que se
AVIII-5-2.4
genera en un proceso de filtrado se mitigue o reduzca hasta un valor bajo, es de 30
segundos.
De acuerdo con esto, es necesario que los filtros se localicen de tal manera que la
tubería entre la salida de él y la salida de la garza, sea lo suficientemente larga para que
el tiempo requerido por una partícula de líquido para viajar entre estos dos puntos sea de
al menos 30 segundos.
Este tiempo mínimo en que se requiere que el líquido permanezca dentro de la tubería
se conoce como tiempo de mitigación.
2.1.7.4 Cuando no es posible que el líquido permanezca en la tubería el tiempo de mitigación
requerido, puede obtenerse el mismo resultado manteniendo el líquido en una cámara de
reposo, o bien reduciendo el rango del flujo hasta lograr que el líquido permanezca los
30 segundos deseados antes de la descarga.
2.1.7.5 Al diseñar nuevas instalaciones, debe tenerse cuidado en proporcionar el tiempo de
mitigación entre la salida de los filtros y antes de la llenadera. Esto proporciona una
protección en el caso de que a la llenadera se le asigne un servicio diferente del original
para el que fue diseñada, aunque para productos que tienen una conductividad mayor
de 50 picomhos por metro a la temperatura de operación, no se considera estrictamente
indispensable proporcionar el tiempo de mitigación.
2.1.8 Conexión a tierra
2.1.8.1 Durante el llenado de los autos tanque por el registro de la parte superior, sobre todo
cuando las llantas del vehículo están secas, puede llegar a desarrollarse una diferencia
de potencial entre el tonel del vehículo y la llenadera o algún punto de las instalaciones
de llenado, debida a la acumulación de cargas electrostáticas en el cuerpo del tanque,
de magnitud suficiente para provocar una descarga electrostática.
Para evitar esta posibilidad es necesario interconectar eléctricamente el tonel del auto
tanque y todos los elementos de la llenadera entre los que pueda desarrollarse una
diferencia de potencial, y a su vez conectar todo el conjunto a tierra.
2.1.8.2 La resistencia al paso de la corriente eléctrica en las juntas flexibles o articulaciones de
la garza, es lo suficientemente baja para evitar acumulaciones de cargas electrostáticas,
por lo que no se considera indispensable conectar con conductores estas partes de la
llenadera, que forman un conjunto continuo eléctricamente interconectado.
2.1.9 Control de la mezcla inflamable.
2.1.9.1 La conexión a tierra elimina la posibilidad de una descarga electrostática entre los
elementos que forman el sistema de llenado y el auto tanque, pero no evita que cuando
el producto que se está llenando es poco conductivo, éste acumule carga electrostática y
pueda ocurrir una descarga en el interior del tonel. En estos casos deben aumentarse las
precauciones tendientes a reducir la generación electrostática y a incrementar la disipa-
AVIII-5-2.5
ción, ya que tratar de controlar la mezcla inflamable resulta particularmente difícil en el
caso de líquidos inflamables cuyas presiones de vapor producen mezclas inflamables a
las temperaturas de llenado.
Sin embargo, donde no pueda evitarse del todo la posibilidad de que ocurra una chispa
electrostática, puede controlarse la mezcla inflamable, ya que ésta no puede incendiarse
a menos que la proporción de vapor-aire se encuentre dentro de los límites de inflamabi-
lidad. Cuando la atmósfera se encuentra dentro de éstos límites, el riesgo puede elimi-
narse o al menos reducirse, bajando el contenido de oxígeno por medio del desplaza-
miento del aire con un gas inerte para que la mezcla quede abajo del límite inferior de
inflamabilidad, o puede mantenerse la mezcla por encima del límite superior introdu-
ciendo gas natural o vapores de un producto volátil. En caso de emplear estos métodos
deben tomarse precauciones para evitar la contaminación de los productos que se están
cargando.
2.2. Precauciones durante el llenado para evitar la ignición electrostática.
2.2.1 Con objeto de evitar en lo posible la ocurrencia de accidentes debidos a electricidad
estática en las instalaciones de llenado de autos tanque con líquidos inflamables, deben
tomarse las precauciones que se mencionan a continuación. Estas recomendaciones
son aplicables únicamente a los casos en los que existe la posibilidad de que durante el
llenado estén presentes vapores inflamables mezclados con el aire, por lo que no es
necesario cumplirlas si se hace inerte la atmósfera durante el llenado. Tampoco son
aplicables a gases licuados del petróleo u otros productos similares, en los que el llenado
se efectúa por medio de sistemas a presión cerrados.
2.2.2 Condiciones que deben cumplir las instalaciones de llenado y los equipos.
2.2.2.1 Todas las llenaderas de líquidos inflamables deberán contar con un sistema de tierra
semejante al mostrado en la Figura 1, excepto en las instalaciones de llenado totalmente
cerradas en las que no exista liberación de vapores inflamables, independientemente de
que la carga se efectúe por medio de mangueras de hule conductivo o aislante, tubo
metálico flexible o conexión rígida de tubería. La conexión a tierra debe hacerse de
manera que se conecten entre sí la garza, la tubería de llenado, la estructura de la
llenadora y el tonel del auto tanque y se conecte todo el conjunto a tierra.
2.2.2.2 Aunque en los sistemas de llenado por el fondo están en contacto las dos partes del
cople metálico de la llenadera y el auto tanque y por lo tanto no existe separación entre
la que pueda ocurrir una chispa, es conveniente contar con un sistema de tierra
semejante al que también se ilustra en la Figura 1, ya que no se puede asegurar que los
vapores que salgan de un respiradero o registro abierto durante el llenado no van a
formar una mezcla inflamable a lo largo de cualquier punto conductivo del sistema que
AVIII-5-2.6
se encuentre eléctricamente aislado de tierra, por falta de una conexión adecuada. El
sistema de tierra debe consistir en interconectar entre sí la tubería de llenado, la
estructura de la llenadera y el tonel del auto tanque, conectando a su vez todo el sistema
a tierra. En todo caso, podrá prescindirse de la conexión de tierra en los sistemas de
llenado por el fondo, únicamente en aquellos casos en que los registros de la parte
superior permanezcan totalmente cerrados durante el llenado.
2.2.2.3 La conexión de tierra debe hacerse con cable de cobre de calibre no menor del No. 6
AWG, debiendo ser desnudo con objeto de facilitar su inspección. Las conexiones de los
cables de tierra pueden hacerse con abrazaderas, conectores, atornilladas o soldadas.
Las abrazaderas en forma de "U" o cualquier otro medio equivalente para soportar las
tuberías verticales en las estructuras metálicas de la llenadera, proporcionan un paso
conductivo adecuado y pueden usarse para fijar el cable de tierra a la estructura o a la
tubería de carga.
2.2.2.4 En cada llenadera deberá contarse con una conexión móvil, que en uno de sus extremos
se encuentre conectada al sistema de tierra y en el extremo libre tenga una pinza,
caimán o grapa para conectarse al auto tanque.
2.2.2.5 La conexión del sistema a la tierra propiamente dicha, debe hacerse por medio de un
pozo de tierra adecuado, que puede consistir en una varilla de cobre o copperweld de 3
m (10 pies) de longitud por 19 mm (
3
/
4
”) de diámetro, enterrada, a la que se conecte el
cable de tierra; todo dentro de un tubo que forme el pozo, con una tapa removible que
permita la inspección, según se muestra en el Detalle "A" de la Figura 1.
2.2.2.6 Debe evitarse intercalar filtros en los sistemas de llenado por ser prolíficos generadores
de cargas estáticas. En los sistemas en los que es estrictamente necesario contar con
filtros en las líneas de llenado, debe proporcionarse un tiempo mínimo de mitigación de
30 segundos después del filtro. El tiempo adecuado de mitigación puede lograrse
alargando la tubería de llenado, reduciendo el rango del flujo o instalando cámaras de
reposo.
2.2.2.7 Todos los autos tanque que se llenen por el registro superior, deberán contar con una
oreja metálica moldeada precisamente al cuerpo del tonel, con objeto de conectar en
este lugar la pinza, caimán o grapa del sistema de tierra. Esta oreja no deberá pintarse y
deberá mantenerse limpia de óxido, grasa, etc., para asegurar un buen contacto.
2.2.2.8 No es recomendable que los autos tanque cuenten con las cadenas de arrastre que
tradicionalmente se consideraban como un medio eficaz para drenar a tierra la electrici-
dad estática generada al estar el vehículo en movimiento, por no ser efectivas para este
propósito cuando el piso y las llantas están secos o bien durante la carga, y por ser inne-
AVIII-5-2.7
cesarias cuando el pavimento está húmedo. El único medio seguro para disipar la carga
así generada, es el de conectar a tierra el vehículo antes de iniciar cualquier operación
de llenado.
2.2.3 Precauciones que deben observarse durante el llenado.
2.2.3.1 Debido a las propiedades y características de cada producto, se infiere que los productos
clasificados como de presión de vapor intermedia son los que más riesgos presentan
desde el punto de vista de ignición electrostática. Los productos de presión de vapor alta
generalmente forman muy rápidamente una mezcla demasiado rica en la superficie del
líquido durante el llenado; sin embargo, cuando la temperatura del producto durante la
carga es baja, puede crearse una mezcla inflamable en la superficie del líquido. Los
productos de presión de vapor baja no representan riesgo de ignición electrostática de
consideración en condiciones normales, pero se tornan riesgosos cuando están sujetos
durante el almacenamiento a contaminación con productos de presión de vapor
intermedia o alta, o bien cuando se manejan a temperaturas arriba de su punto de infla-
mación; siendo todavía el riesgo mayor cuando se carga un producto de presión de va-
por baja, en un auto tanque que contuvo en la carga anterior productos de presión de
vapor alta.
2.2.3.2 Para evitar confusiones o procedimientos imprácticos de verificación, deben adoptarse
como obligatorias en todos los casos de llenado de productos líquidos inflamables, las
siguientes medidas de seguridad, independientemente de la clase de presión de vapor
en que se clasifique el producto.
2.2.3.2.1 Todos los autos tanque deben conectarse a tierra antes de abrir el registro de llenado
cuando se llena por arriba o de efectuar cualquier conexión cuando se llena por el fondo.
Unicamente debe abrirse el registro del compartimiento que se va a cargar, debiendo
permanecer todos los otros cerrados.
La conexión de tierra debe permanecer durante todo el tiempo que duren las operacio-
nes de llenado, y sólo podrá desconectarse hasta después de que haya transcurrido el
tiempo de mitigación de un minuto y el registro haya sido completamente cerrado o se
hayan retirado las conexiones de llenado por el fondo.
2.2.3.2.2 Cuando se llena por el registro de la parte superior, la salida de la garza debe alcanzar lo
más que sea posible el fondo del tonel y de preferencia estar en contacto con él. La
garza no debe apoyar el círculo completo del tubo de salida en el fondo, ya que se
propiciaría la pulverización. Para solucionar esto puede usarse un deflector adecuado a
la salida de la garza que sea quien toque el fondo y ayude a reducir la turbulencia; pero
nunca debe emplearse como deflector una conexión "T" porque ésta incrementa la
salpicadura y causa atomización del producto. Si la garza no toca el fondo, la velocidad
del líquido a la salida debe limitarse a 0.91 m/s (3 pies/s) hasta que la salida de la garza
quede sumergida. Si la garza alcanza el fondo y se mantiene en continuo contacto con
AVIII-5-2.8
éste, o después que la salida de la garza ha sido ahogada, la velocidad puede incremen-
tarse hasta alcanzar la normal de llenado.
2.2.3.2.3 Cuando el llenado se hace por el fondo, deben usarse deflectores apropiados u otros
dispositivos que eviten que el líquido se rocíe hacia arriba y que reduzcan la superficie
de turbulencia, o bien debe reducirse a 0.91 m/s (3 pies/s) la velocidad de llenado hasta
que quede completamente ahogada la salida de la conexión de llenado. (Ver Tabla No.
1).
2.2.3.2.4 Todas las partes metálicas que constituyen la llenadera deben formar una trayectoria
continua eléctricamente conductiva hasta el punto de conexión a tierra. Deben evitarse
situaciones como la de intercalar una manguera no conductiva con un cople metálico a la
salida; a menos que el cople esté conectado eléctricamente a la tubería de llenado.
2.2.3.2.5 Durante todo el tiempo que dure el llenado o inmediatamente después, no deben intro-
ducirse o suspenderse sobre el compartimiento que se está llenando, objetos metálicos o
conductivos tales como cintas de aforo, recipientes de muestreo y termómetros. Una vez
terminado el llenado, debe esperarse al menos un minuto de tiempo de reposo para
permitir la disipación de la carga electrostática antes de introducir cualquier objeto al
interior del tonel.
2.2.3.2.6 Debe evitarse que dentro del tanque queden objetos o partes sueltas sin conexión a
tierra. Periódicamente debe inspeccionarse el tanque y debe retirarse cualquier objeto
que no esté conectado a tierra.
2.2.3.2.7 Las personas que intervienen en el llenado de autos tanque deben usar ropa de algo-
dón, ya que el uso de ropa a base de fibras sintéticas propicia la generación de electrici-
dad estática y por tanto la posibilidad de una descarga.
AVIII-5-2.9
FIGURA - I
CONEXION TIPICA DEL SISTEMA DE TIERRA
EN LAS LLENADERAS DE AUTOS TANQUE
CONEXION EN CUALQUIER
DETALLE “B”
DEFLECTOR TIPICO
DETALLE “A”
POZO DE TIERRA
VARILLA PARA CONEXION
A TIERRA DE COPPERWELD
DE 19 mm (3/4¨) ∅ ∅ X 3 m (10´)
CABLE DE COBRE
DESNUDO N
o
. 6 AWG
AVIII-5-2-10
TABLA No 1
EQUIVALENCIAS ENTRE GASTO Y VELOCIDAD EN TUBERIAS DE ACERO
DIAMETRO GASTO VELOCIDAD DIAMETRO GASTO VELOCIDAD DIAMETRO GASTO VELOCIDAD
DEL TUBO l /min (GPM) m/s (pies/s) DEL TUBO l /min (GPM) m/s (pies/s) DEL TUBO l /min (GPM) m/s (pies/s)
68 (18) 0.87 (2.84) 416 (110) 0.84 (2.77) 1703 (450) 0.88 (2.88)
38 mm 76 (20) 0.96 (3.15) 102 mm 454 (120) 0.92 (3.02) 203 mm 1892 (500) 0.98 (3.20)
167 (44) 2.11 (6.93) 1060 (280) 2.15 (7.06) 4163 (1100) 2.15 (7.05)
(1 ½ “) 360 (95) 4.57 (15.00) (4”) 2271 (600) 4.60 (15.10) (8“) 8327 (2200) 4.30 (14.10)
492 (130) 6.25 (20.50) 3028 (800) 6.16 (20.20) 9084 (2400) 4.69 (15.40)
11355 (3000) 5.85 (19.20)
114 (30) 0.87 (2.87) 681 (180) 0.88 (2.88) 2649 (700) 0.87 (2.85)
132 (35) 1.02 (3.35) 757 (200) 0.98 (3.20) 3028 (800) 0.99 (325)
51 mm 284 (75) 2.19 (7.17) 127 mm 1665 (440) 2.15 (7.05) 254 mm 6434 (1700) 2.11 (6.92)
568 (150) 4.36 (14.30) 3406 (900) 4.39 (14.40) 13626 (3600) 4.45 (14.60)
(2”) 606 (160) 4.66 (15.30) (5”) 3596 (950) 4.63 (15.20) (10”) 14383 (3800) 4.72 (15.50)
757 (200) 5.82 (19.10) 4542 (1200) 5.85 (19.20) 18925 (5000) 6.19 (20.30)
833 (220) 6.40 (21.00) 4920 (1300) 6.34 (20.80)
246 (65) 0.86 (2.82) 984 (260) 0.88 (2.89) 3785 (1000) 0.87 (2.84)
76 mm 265 (70) 0.93 (3.04) 152 mm 2060 (280) 0.95 (3.11) 305 mm 4163 (1100) 0.95 (3.12)
606 (160) 2.12 (6.94) 2460 (650) 2.20 (7.22) 9084 (2400) 2.08 (6.81)
(3”) 1287 (340) 4.51 (14.80) (6”) 4920 (1300) 4.39 (14.40) (12”) 18925 (5000) 4.33 (14.20)
1363 (360) 4.75 (15.60) 5299 (1400) 4.75 (15.60) 20817 (5500) 4.75 (15.60)
1741 (460) 6.10 (20.00) 6813 (1800) 6.10 (20.00) 26495 (7000) 6.07 (19.90)
28387 (7500) 6.49 (21.30)
AVIII-5-3.1
CAPITULO 3
LLENADO DE CARROS TANQUE
3.1. Generalidades.
3.1.1 Durante el llenado de carros tanque se presentan los mismos fenómenos descritos en el
Capítulo 2 de Llenado de Autos Tanque, aunque los riesgos que pueden existir son
menores debido a que las ruedas metálicas del carro tanque proporcionan a través de
los rieles una trayectoria natural a tierra, de resistencia lo suficientemente baja como
para impedir que se acumulen en el cuerpo del carro tanque cargas electrostáticas de
magnitud suficiente para provocar una chispa.
3.1.2 Sin embargo, con las ruedas metálicas no se eliminan todos los riesgos, por lo que
deben tomarse precauciones especiales para evitar accidentes debido a electricidad
estática en las instalaciones de llenado de carros tanque de líquidos inflamables.
3.1.3 Durante el llenado, la generación electrostática ocurre debido al flujo en la tubería, pero
se incrementa hasta alcanzar valores muy altos cuando se intercalan filtros en las líneas
de llenado. También contribuyen a la generación la pulverización, el chapoteo o salpica-
dura y la turbulencia excesiva producidos al salir el producto de la llenadera.
3.1.4 El rango de generación electrostática puede reducirse por decremento o eliminación de
aquellas condiciones o actividades que producen electricidad estática.
En el caso de llenaderas de hidrocarburos líquidos, la generación se puede eliminar o al
menos reducir en algunos puntos, bajando la velocidad del flujo, evitando la caída libre o
el goteo del líquido sobre la superficie del tanque o del propio líquido que se está
cargando, reduciendo la agitación o turbulencia, y evitando que el líquido arrastre gotas
de agua o partículas de otras sustancias de los sedimentos.
3.1.5 La carga electrostática en el líquido se disipa en función del tiempo y de su conducti-
vidad, por lo que la disipación puede aumentarse reteniendo el líquido dentro de tuberías
cerradas o tanques de reposo que proporcionen el tiempo requerido para que la carga se
pueda disipar; o bien aunque la conductividad es una característica propia del producto,
AVIII-5-3.2
ésta se puede aumentar mediante el uso de aditivos antiestáticos que se mezclan con el
producto.
3.1.6 Para evitar la posibilidad de que se desarrolle una diferencia de potencial apreciable
entre algunos de los diferentes elementos del sistema de llenado, deben interconectarse
eléctricamente entre sí y a tierra todos los elementos en que exista esta posibilidad.
3.1.7 La resistencia al paso de la corriente eléctrica en las juntas o articulaciones de una
llenadera es lo suficientemente baja para evitar que se acumulen cargas electrostáticas,
por lo que no se considera indispensable conectar por medio de cables estas partes de
la llenadera que forman un conjunto continuo eléctricamente interconectado.
3.2. Precauciones durante el llenado de líquidos inflamables.
3.2.1 Con el fin de evitar en lo posible la ocurrencia de accidentes debidos a electricidad
estática en las instalaciones para el llenado de carros tanque con líquidos inflamables,
deben tomarse las precauciones indicadas a continuación. Estas recomendaciones son
aplicables únicamente a los casos en que existe la posibilidad de que durante el llenado
estén presentes en el ambiente vapores inflamables, por lo que no es necesario cumplir-
las en los casos en que el llenado se efectúa por medio de sistemas a presión cerrados,
como es el caso de los gases licuados del petróleo y productos similares. Tampoco son
aplicables a los casos en los que la atmósfera se haga inerte durante el llenado y se
elimine por tanto la mezcla inflamable.
3.2.2 Condiciones que deben cumplir las instalaciones de llenado.
3.2.2.1 Todas las llenaderas de líquidos inflamables deberán contar con un sistema de tierra
semejante al mostrado en la Figura 2, excepto en las instalaciones en que el llenado se
efectúe exclusivamente por medio de sistemas totalmente cerrados, independientemente
de que la carga se haga por medio de mangueras de hule conductivo o aislante, tubo
metálico flexible o conexión rígida de tubería. La conexión a tierra debe hacerse conec-
tando entre si la llenadera, el tubo de llenado, la estructura de la llenadera, el propio
carro tanque y los rieles sobre los que se encuentra éste; conectando a su vez todo el
conjunto a tierra
3.2.2.2 Aunque el tanque, la plataforma y los ejes y ruedas de los carros tanque forman una
estructura eléctricamente continua, y por estar las ruedas directamente apoyadas sobre
los rieles, se tiene una resistencia del carro tanque a tierra relativamente baja, debe
conectarse a tierra el cuerpo del carro tanque por medio de un cable de tierra para mayor
seguridad.
Con este objeto, se deberá tener en cada llenadera una conexión móvil que en uno de
sus extremos se encuentre conectada al sistema de tierra y en el extremo libre tenga una
pinza, caimán o grapa para conectarse al carro tanque.
3.2.2.3 Las conexiones de tierra deben hacerse empleando cables de cobre de calibre no menor
AVIII-5-3.3
del No. 6 AWG, debiendo éstos ser desnudos para facilitar su inspección. Las conexio-
nes de los cables de tierra pueden hacerse por medio de abrazaderas, conectores,
tornillos o soldadura. Las abrazaderas en forma de "U" o cualquier otro medio equivalen-
te empleado para soportar las tuberías verticales en las estructuras metálicas propor-
cionan un paso conductivo adecuado, y pueden usarse como medio de conexión entre el
cable de tierra y la estructura o la tubería de llenado.
3.2.2.4 La conexión del sistema a la tierra propiamente dicha, deberá hacerse por medio de un
pozo de tierra adecuado, que puede consistir en una varilla de cobre o copperweld de 3
m (10 pies) de longitud por 19 mm (
3
/
4
”) de diámetro, enterrada, a la que se conecta el
cable de tierra; todo dentro de un tubo que forme el pozo, con una tapa removible que
permita la inspección, como se muestra en el Detalle "A" de la Figura 2.
3.2.2.5 Las espuelas o los tramos de vía que se emplean para el llenado de carros tanque
deben aislarse del resto de la vía para evitar el paso de corrientes parásitas que pueden
invadir el sistema de vías por los rieles y fluir al sistema de llenado. En la Figura 3 se
ilustra esquemáticamente la posición de las juntas aislantes que deben instalarse en los
rieles a ambos extremos de la nave de llenado con este propósito.
3.2.2.6 Debe evitarse en lo posible la instalación de filtros en las llenaderas, debido a que son
prolíficos generadores de cargas estáticas. Cuando sea estrictamente necesario contar
con filtros en las líneas de llenado, debe proporcionarse un tiempo mínimo de mitigación
de 30 segundos después del filtro. El tiempo adecuado de mitigación puede lograrse
alargando la tubería de llenado, reduciendo el rango de flujo o instalando cámaras de
reposo.
3.2.3 Precauciones que deben observarse durante el llenado.
3.2.3.1 Tomando en cuenta las propiedades y características de cada producto, se puede
observar que los productos clasificados como de presión de vapor intermedia son los
que más riesgos presentan desde el punto de vista de ignición electrostática.
Los productos de presión de vapor alta, generalmente forman muy rápidamente una
mezcla demasiado rica en la superficie del líquido durante el llenado; sin embargo,
cuando la temperatura del producto durante la carga es baja, puede crearse una mezcla
inflamable en la superficie del liquido. Los productos de presión de vapor baja tampoco
presentan riesgo de ignición electrostática de consideración en condiciones normales,
pero se tornan riesgosos cuando están sujetos durante el almacenamiento o contamina-
ción con productos de presión de vapor intermedia o alta, o bien cuando se calientan
arriba de su punto de inflamación; siendo todavía el riesgo mayor cuando se carga un
producto de presión de vapor baja en un carro tanque que contuvo en la carga anterior
productos de presión de vapor alta.
3.2.3.2 Para evitar confusiones o procedimientos imprácticos de verificación, deben adoptarse
AVIII-5-3.4
las siguientes medidas de seguridad en todos los casos de llenado de productos líquidos
inflamables, independientemente de la clase de presión de vapor en que se clasifique el
producto.
3.2.3.2.1 Todos los carros tanque deben conectarse a tierra antes de abrir el domo o de efectuar
cualquier otra operación. La conexión debe hacerse a una parte metálica del tanque que
no sea el domo y que se encuentre limpia de grasa o suciedad y libre de pintura o
cualquier cosa que impida un buen contacto. La conexión de tierra debe permanecer
durante todo el tiempo que duren las operaciones de llenado, y sólo podrá desconectar-
se hasta después de que haya transcurrido el tiempo de mitigación de un minuto y el
domo haya sido completamente cerrado.
En los sistemas de llenado totalmente cerrados, no es necesario conectar a tierra los
carros tanque.
3.2.3.2.2 La salida de la llenadera debe llegar lo más que sea posible al fondo del tanque, y de
preferencia debe estar en contacto con él para evitar el chapoteo o salpicadura. Sin
embargo, la garza no debe apoyar el círculo completo del tubo de salida en el fondo, ya
que se propiciaría la pulverización. Cuando la llenadera no toque el fondo del tanque, la
velocidad del líquido a la salida debe limitarse a 0.91 m/s (3 pies/s) hasta que la salida
quede sumergida. Si desde un principio la salida de la llenadora toca el fondo y se
mantiene en continuo contacto con éste, o después que la salida de la llenadera ha sido
ahogada, puede incrementarse la velocidad hasta alcanzar la normal de llenado. En la
Tabla No. 1 se muestran las equivalencias entre el gasto y la velocidad en tuberías de
diversos diámetros.
3.2.3.2.3 No deben emplearse como deflectores conexiones "T" en la salida de las llenaderas
porque incrementan la salpicadura y causan atomización del producto. Cuando se
requiera reducir la turbulencia debe emplearse un deflector apropiado como el que se
muestra en el Detalle "B" de la Figura 2.
3.2.3.2.4 Todas las partes metálicas de la llenadera deben formar un paso conductivo eléctrica-
mente continuo hasta la tubería de llenado y la conexión de tierra, por lo que no deben
intercalarse mangueras aislantes que tengan cople metálico en la salida, a menos que
éste se encuentre conectado eléctricamente a la tubería de llenado.
3.2.3.2.5 Durante todo el tiempo que dure el llenado o inmediatamente después, no deben
introducirse o suspenderse sobre el domo objetos metálicos o conductivos tales como
cintas de aforo, recipientes de muestreo y termómetros. Después de terminarse el llena-
do, debe esperarse al menos un minuto de tiempo de reposo para permitir la disipación
de la carga electrostática antes de introducir cualquier objeto al interior del tanque.
3.2.3.2.6 Debe evitarse que existan dentro del tanque objetos o partes sueltas sin conexión a tie-
rra. Periódicamente debe inspeccionarse el interior del tanque y debe retirarse cualquier
AVIII-5-3.5
objeto que no esté conectado a tierra.
3.2.3.2.7 Las personas que intervienen en el llenado de carros tanque deben usar ropa de algo-
dón, ya que el uso de ropa a base de fibras sintéticas propicia la generación de electri-
cidad estática y por tanto la posibilidad de una descarga.
AVIII-5-3.6
TABLA No 1
EQUIVALENCIAS ENTRE GASTO Y VELOCIDAD EN TUBERIAS DE ACERO
DIAMETRO GASTO VELOCIDAD DIAMETRO GASTO VELOCIDAD DIAMETRO GASTO VELOCIDAD
DEL TUBO l /min (GPM) m/s (pies/s) DEL TUBO l /min (GPM) m/s (pies/s) DEL TUBO l /min (GPM) m/s (pies/s)
68 (18) 0.87 (2.84) 416 (110) 0.84 (2.77) 1703 (450) 0.88 (2.88)
38 mm 76 (20) 0.96 (3.15) 102 mm 454 (120) 0.92 (3.02) 203 mm 1892 (500) 0.98 (3.20)
167 (44) 2.11 (6.93) 1060 (280) 2.15 (7.06) 4163 (1100) 2.15 (7.05)
(1 ½ ”) 360 (95) 4.57 (15.00) (4”) 2271 (600) 4.60 (15.10) (8“) 8327 (2200) 4.30 (14.10)
492 (130) 6.25 (20.50) 3028 (800) 6.16 (20.20) 9084 (2400) 4.69 (15.40)
11355 (3000) 5.85 (19.20)
114 (30) 0.87 (2.87) 681 (180) 0.88 (2.88) 2649 (700) 0.87 (2.85)
132 (35) 1.02 (3.35) 757 (200) 0.98 (3.20) 3028 (800) 0.99 (3.25)
51 mm 284 (75) 2.19 (7.17) 127 mm 1665 (440) 2.15 (7.05) 254 mm 6434 (1700) 2.11 (6.92)
568 (150) 4.36 (14.30) 3406 (900) 4.39 (14.40) 13626 (3600) 4.45 (14.60)
(2”) 606 (160) 4.66 (15.30) (5”) 3596 (950) 4.63 (15.20) (10”) 14383 (3800) 4.72 (15.50)
757 (200) 5.82 (19.10) 4542 (1200) 5.85 (19.20) 18925 (5000) 6.19 (20.30)
833 (220) 6.40 (21.00) 4920 (1300) 6.34 (20.80)
246 (65) 0.86 (2.82) 984 (260) 0.88 (2.89) 3785 (1000) 0.87 (2.84)
76 mm 265 (70) 0.93 (3.04) 152 mm 1060 (280) 0.95 (3.11) 305 mm 4163 (1100) 0.95 (3.12)
606 (160) 2.12 (6.94) 2460 (650) 2.20 (7.22) 9084 (2400) 2.08 (6.81)
(3”) 1287 (340) 4.51 (14.80) (6”) 4920 (1300) 4.39 (14.40) (12”) 18925 (5000) 4.33 (14.20)
1363 (360) 4.75 (15.60) 5299 (1400) 4.75 (15.60) 20817 (5500) 4.75 (15.60)
1741 (460) 6.10 (20.00) 6813 (1800) 6.10 (20.00) 26495 (7000) 6.07 (19.90)
28387 (7500) 6.49 (21.30)
AVIII-5-3.7
TAPA REMOVIBLE
DETALLE “B”
DEFLECTOR TIPICO
CONEXION EN CUALQUIER
PUNTO DE LA LLENADERA
CONEXION EN
CUALQUIER PUNTO
DEL TUBO DE LLENADO
CABLE DE COBRE
DESNUDO N
o
6 AWG
VARILLA PARA CONEXION
A TIERRA DE COPPERWELD
DE 19 mm (3/4”) ∅ ∅ X 3 m (10´)
VER DETALLE “ A ”
CONEXION A
LOS RIELES
CONEXI ON TI PI CA DEL SI STEMA DE TI ERRA
EN LAS LLENADERAS DE CARROS TANQUE
DEFLECTOR
VER
DETALLE
“ B “
AVIII-5-3.8
AVIII-5-4.1
CAPITULO 4
CARGA DE BUQUES TANQUE
4.1. Generalidades.
4.1.1 Durante la carga de buques tanque se presentan los mismos fenómenos electrostáticos
ya descritos para la carga de autos tanque, aunque se considera que la acumulación de
carga electrostática en la superficie de los tanques de carga o del casco del buque
tanque es menor, debido a la gran área de contacto existente entre el buque y el agua
del mar, que permite una mejor disipación, “a tierra" de la carga electrostática generada.
4.1.2 La generación electrostática durante la carga de buques tanque ocurre al fluir por la
tubería el producto que se está cargando, pudiendo incrementarse hasta alcanzar
valores muy altos cuando se intercalan filtros en las líneas de carga o bien el producto se
carga a altas velocidades. También contribuyen a la generación electrostática la pulveri-
zación, el chapoteo o salpicadura y la turbulencia producidos al salir el producto de la
tubería o al chocar el chorro con la superficie del líquido cuando indebidamente se carga
por boca. Por otra parte, el rango de generación depende de las propiedades de cada
producto, pero se aumenta notablemente cuando éstos se contaminan con pequeñas
cantidades de materiales conductivos como agua, partículas de herrumbre o sedimentos
del fondo de los tanques.
4.1.3 Aunque en la práctica resulta imposible evitar la generación electrostática, el valor de
ésta puede reducirse por decremento o eliminación de aquellas condiciones o activida-
des que producen electricidad estática. En el caso de carga de hidrocarburos líquidos, el
grado de la generación se puede reducir en algunos puntos restringiendo la velocidad de
flujo, evitando la caída libre o el goteo del líquido sobre la superficie del tanque o del
propio liquido que se está cargando, reduciendo la agitación o turbulencia, y evitando
que el líquido arrastre gotas de agua, partículas de otras sustancias o sedimentos
conductores.
4.1.4 El grado de generación debido a la agitación o turbulencia y al chapoteo, es grande
durante la etapa inicial de llenado, pero se reduce cuando la salida de las líneas de
AVIII-5-4.2
carga son ahogadas por el líquido, por lo que es necesario limitar la velocidad inicial de
llenado a un valor bajo hasta que esto ocurra.
4.1.5 La carga electrostática en el líquido se disipa en función del tiempo y de su conducti-
vidad, por lo que la disipación puede aumentarse reteniendo el líquido dentro de tuberías
cerradas o tanques de reposo que proporcionen el tiempo requerido para que esta carga
se pueda disipar; o bien, aunque la conductividad es una característica propia del pro-
ducto, ésta se puede aumentar mediante el uso de aditivos antiestáticos que se mezclan
con el producto.
4.1.6 Para evitar la posibilidad de que se desarrolle una diferencia de potencial apreciable
entre algunos de los diferentes elementos del sistema de carga, deben interconectarse
eléctricamente entre sí y a tierra todos los elementos en que exista esta posibilidad. La
conexión a tierra, sin embargo, no evita la acumulación de carga electrostática en el
seno del líquido que se está cargando, por lo que es necesario observar todas las
precauciones tendientes a reducir la generación de electricidad estática, ya que una
acumulación de carga electrostática apreciable puede resultar en la descarga de una
chispa hacia la pared metálica del compartimiento de carga.
4.1.7 Cuando no puede controlarse del todo la posibilidad de que ocurra una chispa
electrostática, el riesgo de ignición puede eliminarse o al menos reducirse manteniendo
la mezcla de vapores inflamables y aire fuera de los límites de inflamabilidad del
producto, ya sea disminuyendo el contenido de oxígeno mediante el desplazamiento del
aire con un gas inerte para que la mezcla quede abajo del límite inferior de inflamabi-
lidad, o bien, en casos excepcionales, introduciendo gas natural o vapores de un
producto volátil inflamable para que la mezcla se mantenga por encima del limite superior
de inflamabilidad. En caso de emplear estos métodos se deben tomar precauciones para
no contaminar la carga.
4.2. Precauciones durante la carga.
4.2.1 Con objeto de evitar en lo posible la ocurrencia de accidentes debidos a electricidad
estática en las instalaciones de carga de buques tanque de líquidos inflamables, deben
tomarse las precauciones que se mencionan a continuación.
4.2.2 Condiciones que deben cumplir las instalaciones de carga.
4.2.2.1 Todos los sistemas de carga de buques tanque con líquidos inflamables deberán contar
con un sistema de tierra independientemente de que la carga se efectúe por medio de
mangueras de hule conductivo o aislante. La conexión de las instalaciones de tierra firme
debe hacerse interconectando eléctricamente la tubería de la instalación de llenado fija
de tierra y la estructura metálica del muelle, y conectando todo este conjunto a tierra. Por
otra parte, es necesario que el buque tanque se conecte eléctricamente a tierra o a las
instalaciones de llenado de tierra firme.
AVIII-5-4.3
4.2.2.2 La conexión de tierra debe hacerse con cable de cobre de calibre no menor del número 6
AWG, debiendo ser desnudo con objeto de facilitar su inspección. Las conexiones de los
cables de tierra pueden hacerse con abrazaderas, conectores, atornilladas o soldadas.
4.2.2.3 La conexión del sistema a la tierra propiamente dicha, debe hacerse por medio de un
pozo de tierra adecuado, que puede consistir en una varilla de cobre o copperweld de 3
m (10 pies) de longitud por 19 mm (
3
/
4
pulg) de diámetro, enterrada, a la que se conecte
el cable de tierra; todo dentro de un tubo que forme el pozo, con una tapa removible que
permita la inspección.
4.2.2.4 Debe evitarse en lo posible el intercalar filtros en los sistemas de carga, ya que son
prolíficos generadores de electricidad estática. En los sistemas en los que es estricta-
mente necesario contar con filtros en las líneas de carga, debe proporcionarse un tiempo
mínimo de mitigación de 30 segundos después del filtro. El tiempo adecuado de
mitigación puede lograrse alargando la tubería de carga, reduciendo la velocidad del
fluido o instalando cámaras de reposo.
4.2.3 Precauciones que deben observarse durante la carga.
4.2.3.1 Desde el punto de vista de ignición electrostática, los productos clasificados como de
presión de vapor intermedia son los que más riesgos presentan bajo condiciones
normales. Los productos de presión de vapor alta forman rápidamente mezclas dema-
siado ricas sobre la superficie del líquido durante la carga, pero cuando la temperatura
del producto es baja existe la posibilidad de que se forme una mezcla inflamable en la
superficie del líquido. Los productos de presión de vapor baja, tampoco presentan
riesgos considerables en condiciones normales, pero se tornan riesgosos cuando se
contaminan o bien cuando se calientan arriba de su punto de inflamación, siendo todavía
el riesgo mayor cuando se cargan en un tanque que anteriormente contuvo productos de
presión de vapor alta, sin que previamente se haya efectuado una limpieza adecuada.
4.2.3.2 Para evitar confusiones o procedimientos imprácticos de verificación, deben adaptarse
las siguientes medidas de seguridad siempre que se carguen productos líquidos
inflamables en buques tanque, independientemente de la clase de presión de vapor en
que se clasifique el líquido.
4.2.3.2.1 Antes de efectuar cualquier operación de carga o descarga, debe conectarse electrostá-
ticamente el buque a tierra. Esta conexión no deberá hacerse en la cercanía de las
conexiones de las tuberías de carga, debido a la posible presencia de mezclas
inflamables.
4.2.3.2.2 Antes de iniciar las operaciones de llenado debe verificarse que las mangueras de carga
se encuentren bien conectadas, de manera que sus componentes metálicos se encuen-
tren en contacto, con objeto de impedir la posibilidad de que se desarrolle una diferencia
de potencial entre los mismos.
AVIII-5-4.4
4.2.3.2.3 Al iniciar la carga, debe limitarse la velocidad de llenado a 1 m/s (3.3 pies/s) y mantener-
se en este valor hasta que la salida de las tuberías de carga queden ahogadas 30 cm (1
pie) como mínimo por el producto que se está cargando. Después que esto ocurra la
velocidad puede incrementarse hasta alcanzar la normal de carga que como máximo
podrá ser de 12 m/s (39 pies/s).
4.2.3.2.4 Los buques tanque no deben cargarse por boca debido a que este método propicia un
alto rango de generación electrostática, produciéndose con las salpicaduras una niebla
cargada electrostáticamente que implica un gran riesgo.
4.2.3.2.5 Cuando por alguna razón tenga que efectuarse la carga necesariamente por boca, debe
mantenerse durante toda la carga una velocidad máxima de llenado de 1 m/s (3.3
pies/s).
4.2.3.2.6 Durante todo el tiempo que dure la carga o inmediatamente después de concluida ésta,
no deben introducirse o suspenderse sobre las aberturas del compartimiento que se está
llenando, objetos metálicos o conductivos tales como cintas de aforo, recipientes de
muestreo o termómetros. Después de terminar la carga, debe esperarse cuando menos
un tiempo de reposo de 5 minutos para permitir la disipación de la carga electrostática,
antes de introducir cualquier objeto al interior del compartimiento.
4.2.3.2.7 Debe evitarse que dentro de los compartimientos de carga queden objetos o partes
sueltas metálicas sin conexión a tierra. Periódicamente debe inspeccionarse el interior de
los compartimientos y debe retirarse cualquier objeto que no esté conectado a tierra.
4.2.3.2.8 Durante todo el tiempo que duren las operaciones de carga o descarga de productos
líquidos inflamables, no deben efectuarse en las cercanías del área de las instalaciones
de carga o descarga trabajos peligrosos en que se empleen flamas abiertas o puedan
producirse chispas estáticas.
4.2.3.2.9 Una vez terminadas las operaciones de carga, o bien de lastrado, las tapas de los com-
partimientos de carga deberán cerrarse y asegurarse, no debiendo forzarse ni marti-
llarse.
4.2.3.2.10 Las operaciones de carga, descarga, lastrado y limpieza o ventilación de tanques debe-
rán suspenderse cuando ocurran tormentas eléctricas.
4.2.3.2.11 las personas que intervienen en la carga de buques tanque, deben usar ropa de
algodón, ya que el uso de ropa a base de fibras sintéticas propicia la generación de
electricidad estática y por lo tanto la posibilidad de una descarga.
4.2.3.2.12 Durante los trabajos de limpieza de los compartimientos de carga, debe tenerse cuidado
de que el vapor de agua empleado sea de baja presión o baja velocidad, ya que los
chorros de vapor de alta presión aplicados a una velocidad alta generan una niebla
cargada electrostáticamente.
AVIII-5-5.1
CAPITULO 5
LLENADO DE RECIPIENTES PORTATILES
5.1. Generalidades.
5.1.1 Durante el llenado de recipientes portátiles con líquidos inflamables, se presentan los
mismos fenómenos electrostáticos ya descritos en los capítulos anteriores, aunque la
posible acumulación de carga electrostática resulta mucho menor, debido a que la veloci-
dad permitida del fluido es mínima y, a que los volúmenes manejados son muy peque-
ños.
Aunque en los capítulos anteriores se ha tratado con amplitud acerca de los factores que
aumentan la generación de cargas electrostáticas durante el trasiego de líquidos
inflamables de baja conductividad eléctrica, se hace hincapié en éstos debido a su im-
portancia. Intercalar filtros en las líneas de llenado, propiciar el chapoteo, la pulveriza-
ción, la turbulencia, las salpicaduras, el burbujeo y permitir la mezcla de dichos productos
con agua o partículas de otras sustancias, resulta en un incremento de la generación de
cargas electrostáticas, según se ha indicado.
5.1.2 El grado de generación electrostática puede por lo tanto reducirse, con la eliminación
total o parcial de cada uno de los factores enunciados en el inciso anterior; o sea,
suprimiendo hasta donde sea posible los filtros, reduciendo la agitación, la turbulencia, la
caída libre y el goteo de los líquidos que se trasiegan en estas llenaderas, y evitando la
mezcla de partículas de agua, sedimentos u otras sustancias ajenas al líquido inflamable
que se maneja.
5.1.3 La carga electrostática en los líquidos inflamables se disipa principalmente en función del
tiempo y de su conductividad, por lo que la disipación puede aumentarse retardando el
líquido, ya sea en la tubería o en recipientes cerrados intercalados a las tuberías de
llenado, o bien, aunque la conductividad es una propiedad intrínseca del líquido infla-
mable, ésta puede aumentarse mediante el uso de sustancias antiestáticas mezcladas
con el producto.
5.1.4 Para evitar la posibilidad de que se desarrolle una diferencia de potencial apreciable
entre los diversos elementos del sistema de llenado, deben interconectarse entre si y a
tierra, los elementos en donde puede existir este riesgo.
AVIII-5-5.2
5.2. Medidas de seguridad al llenar recipientes portátiles.
5.2.1 Con el propósito de evitar posibles accidentes debidos a los fenómenos electrostáticos
que se originan en las instalaciones de carga o recipientes portátiles de líquidos infla-
mables, deben tomarse las precauciones que se mencionan a continuación.
5.2.2 Condiciones que deben cumplir las instalaciones de llenado.
5.2.2.1 Todas las llenaderas de tambores o recipientes portátiles conductivos con líquidos
inflamables deben contar con un sistema de tierra o de interconexión semejante a los
mostrados en las figuras 4, 5, 6 ó 7.
5.2.2.2 Cuando el piso o la plataforma de llenado sea conductivo, o sea cuando su resistencia
eléctrica sea menor de 1 megaohm, como se ilustra en la figura 4, no es necesario
efectuar ninguna conexión eléctrica entre la llenadera y el recipiente a llenar, aun cuando
la manguera de llenado no sea conductiva, ya que el propio piso permite que se igualen
los potenciales del recipiente y del sistema de llenado.
5.2.2.3 Cuando el piso o la plataforma de llenado sea aislante, o sea cuando su resistencia
eléctrica sea mayor de 1 megaohm, deberán interconectarse eléctricamente la llenadera
y el recipiente por llenar, por medio de una conexión móvil que en el extremo libre cuente
con una pinza, caimán o grapa, como se ilustra en las figuras 5 y 6. Esta conexión móvil
puede suprimiese, si el recipiente portátil se coloca sobre una base metálica que se
encuentre interconectada eléctricamente con el tubo de llenado del sistema, como se
ilustra en la figura 7.
5.2.2.4 Las interconexiones entre recipientes portátiles, entre éstos y las llenaderas, o a tierra,
deberán consistir en cables de cobre de un calibre no menor del número 8 AWG, desnu-
dos para facilitar su inspección. Las conexiones de estos cables pueden efectuarse por
medio de abrazaderas, conectores, tornillos, soldadura, pinzas o caimanes.
5.2.2.5 Debe evitarse en lo posible la instalación de filtros en estas llenaderas. En los sistemas
en que sea estrictamente necesario contar con filtros, deberá proporcionarse un tiempo
mínimo de mitigación de 30 segundos después del filtro, ya sea alargando la tubería de
llenado, instalando cámaras de reposo o reduciendo la velocidad de llenado.
5.2.3 Precauciones que debe observar el personal durante el llenado.
5.2.3.1 Tomando en cuenta las propiedades y características de cada producto, se puede obser-
var que los productos clasificados como de presión de vapor intermedia son los que más
riesgos presentan desde el punto de vista de ignición electrostática.
Los productos de presión de vapor alta generalmente forman muy rápidamente una mez-
cla demasiado rica en la superficie del líquido durante el llenado; sin embargo, cuando la
AVIII-5-5.3
SISTEMA DE TIERRA O INTERCONEXION PARA
EL LLENADO DE RECIPIENTES PORTATILES
PISO CONDUCTIVO PISO AISLANTE
(Resistencia eléctrica menor de 1 megaohm) (Resistencia eléctrica 1 megaohm o mayor)
Fig. 4 Fig. 5
AVIII-5-5.4
temperatura del producto durante la carga es baja, puede crearse una mezcla inflamable
en la superficie del líquido.
Los productos de baja presión de vapor tampoco presentan riesgo de ignición elec-
trostática de consideración en condiciones normales, pero se tornan riesgosos cuando
están sujetos durante el almacenamiento a contaminación con productos de presión de
vapor intermedia o alta, o bien cuando se calientan arriba de su punto de inflamación.
5.2.3.2 Para evitar posibles accidentes debidos a los fenómenos electrostáticos, deben adaptar-
se las siguientes medidas de seguridad en todos los casos de llenado de productos
líquidos inflamables, independientemente de la presión de vapor en que se clasifique el
producto.
5.2.3.2.1 Antes de iniciar el llenado de líquidos inflamables en las llenaderas de tambores o
recipientes portátiles, es indispensable interconectar eléctricamente la llenadera con el
recipiente como se muestra en la figura 6, o bien ambos recipientes como se indica en la
figura 5, cuando la conductividad del piso o plataforma sobre la cual se hace la maniobra
sea mayor de 1 megaohm, o bien se ignore su valor. La conexión al recipiente portátil,
debe hacerse alejada de las bocas del recipiente.
5.2.3.2.2 Los pitones, boquillas o bien los extremos de los tubos empleados en el llenado de
recipientes metálicos con líquidos inflamables, deberán permanecer en contacto conti-
nuo, entre el borde de la boca del recipiente y el pitón, boquilla o tubo de llenado,
mientras dure el flujo del producto.
5.2.3.2.3 Los embudos, coladeras u otros dispositivos conductivos empleados en el llenado,
deben conservarse en contacto con la boquilla de llenado y con el recipiente que va a
ser cargado, para evitar la posibilidad de una chispa electrostática en la boca del
recipiente.
5.2.3.2.4 No se deben llenar tambores o recipientes portátiles descubiertos, sólo deben emplearse
los tambores adecuados, o bien los recipientes portátiles de seguridad, para evitar
posibles accidentes.
5.2.3.2.5 Las personas que intervienen en el llenado de los recipientes portátiles, así como los
encargados de manejar éstos, deben usar ropa de algodón, ya que el uso de ropa a
base de fibras sintéticas propicia la generación de electricidad estática y por lo tanto la
posibilidad de una descarga.
AVIII-5-6.1
CAPITULO 6
TANQUES DE ALMACENAMIENTO
6.1. Generalidades.
6.1.1 Durante el llenado de los tanques de almacenamiento con líquidos inflamables, existe el
riesgo de que la mezcla inflamable que puede formarse debido a los vapores liberados
de los productos manejados, se encienda con una chispa de electricidad estática
generada durante el manejo de los líquidos, cuando no se observan las medidas de
seguridad tendientes a impedir que concurran estos dos factores.
6.1.2 La generación de cargas electrostáticas durante la carga de tanques de almacenamiento
ocurre al fluir el liquido por la tubería y sus accesorios, pero se incrementa hasta alcan-
zar valores considerables cuando se intercalan filtros en la tubería o bien el producto se
maneja a altas velocidades. También contribuyen a la generación electrostática la
pulverización, el chapoteo o salpicadura, así como la turbulencia, producidos al salir el
producto de la tubería o al chocar con la superficie del propio líquido.
6.1.3 La posibilidad de que ocurra una descarga electrostática depende primordialmente de la
conductividad del líquido que se está manejado, por lo que los productos de baja
conductividad, como lo son la mayoría de los derivados del petróleo, generalmente son
capaces de acumular cargas electrostáticas considerables que constituyen un riesgo en
el caso de que exista una mezcla inflamable. La posibilidad de que se forme esta mezcla
depende de la presión de vapor del producto manejado, o bien de la existencia de
vapores remanentes en el interior del tanque debidos al producto almacenado
anteriormente.
6.1.4 En los tanques de almacenamiento instalados directamente sobre el piso, es difícil que
ocurra una chispa electrostática incendiaria en su exterior, a menos que deliberadamente
el tanque se aísle de tierra de modo que el valor de su resistencia a tierra se haga mayor
de 1 megaohm. De cualquier manera, resulta conveniente conectar a tierra la pared del
tanque con el fin de incrementar la disipación de la carga electrostática, e indispensable
para la descarga de rayos.
6.1.5 La conexión a tierra del tanque, sin embargo, no elimina la posibilidad de que ocurra una
AVIII-5-6.2
chispa en el interior del tanque, ya que dependiendo de la conductividad del producto,
puede acumularse en el seno y en la superficie del líquido un valor considerable de
carga electrostática que origine una descarga al existir una diferencia de potencial
apreciable entre la superficie del líquido y las paredes u otras partes internas del tanque;
por lo que resulta necesario que durante las operaciones de carga de los tanques se
observen las recomendaciones tendientes a reducir la generación de electricidad
estática.
6.1.6 La generación electrostática puede reducirse, disminuyendo la velocidad del flujo,
suprimiendo hasta donde sea posible los filtros o localizándolos adecuadamente,
evitando la caída libre y el goteo del líquido que se está almacenando, reduciendo la
agitación o turbulencia y evitando que el líquido arrastre agua o partículas de otras
sustancias o sedimentos conductores.
6.1.7 La carga electrostática en el líquido se disipa en función del tiempo y de la conductividad
del líquido, por lo que la disipación puede aumentarse retardando el líquido dentro de las
tuberías para que transcurra el tiempo requerido y para que la carga se pueda disipar; o
bien, aunque la conductividad es una característica propia del producto, ésta se puede
aumentar mediante el uso de aditivos antiestáticos que se mezclan con éste.
6.1.8 El riesgo de ignición electrostática en los tanques de techo flotante desaparece en
cuanto éste empieza a flotar, debido a la ausencia de un espacio interior de vapores
entre la superficie del líquido y el techo; pero antes de que esto suceda, deben tomarse
todas las precauciones que es necesario aplicar a los tanques de techo fijo.
6.2. Medidas de seguridad en tanques de almacenamiento.
Con objeto de evitar en lo posible que ocurran accidentes debidos a la electricidad
estática en los tanques de almacenamiento de líquidos inflamables, deben aplicarse las
siguientes medidas de seguridad:
6.2.1 Condiciones que deben reunir las instalaciones de los tanques.
6.2.1.1 Todos los tanques de almacenamiento de líquidos inflamables deberán conectarse a
tierra por medio de un cable de cobre de calibre no menor del No. 2 AWG, que será
desnudo para facilitar su inspección y conectará la pared exterior del tanque con un
sistema adecuado de tierra. Las conexiones de los cables de tierra podrán ser
atornilladas, soldadas o por medio de conectores o abrazaderas.
6.2.1.2 La conexión del sistema a la tierra propiamente dicha, debe hacerse por medio de un
pozo de tierra adecuado, que puede consistir en una varilla de cobre o copperweld de 3
metros (10 pies) de longitud por 19 mm (3/4 pulg) de diámetro, enterrada, a la que se
conecte el cable de tierra; todo dentro de un tubo que forme el pozo, con una tapa
removible que permita la inspección. (ver figura 1).
AVIII-5-6.3
6.2.1.3 La salida de la tubería de carga deberá descargar cerca del fondo del tanque y estará
diseñada para reducir al mínimo la turbulencia. El flujo de entrada de preferencia será
directamente horizontal para reducir la agitación del líquido que se está manejando y de
los sedimentos del fondo del tanque.
6.2.1.4 Dentro de los tanques de almacenamiento no deben existir objetos o partes metálicas sin
conexión a tierra, tales como flotadores de medición aislados.
6.2.1.5 Dado que los filtros aumentan considerablemente la generación de electricidad estática,
los que sean necesario instalar en las líneas de carga de los tanques deben instalarse
alejados de la entrada a los tanques, debiendo en todos los casos permitirse un tiempo
mínimo de mitigación de 30 segundos después del filtro. El tiempo adecuado de
mitigación puede lograrse alargando la tubería de llenado, reduciendo la velocidad del
fluido, o bien instalando cámaras de reposo.
6.2.1.6 Los tanques de techo flotante deben diseñarse de manera que el techo flotante metálico
tenga continuidad eléctrica con la pared del tanque, ya sea que este contacto se logre de
modo inherente con zapatas o postes metálicos, guías o escaleras; o bien por medio de
un cable eléctrico que conecte el techo con el fondo del tanque.
6.2.2 Precauciones que deben observarse durante el llenado de los tanques.
6.2.2.1 Para reducir al mínimo el riesgo de ignición electrostática durante el llenado de tanques,
deben tomarse como obligatorias las siguientes medidas de seguridad siempre que se
manejen productos líquidos inflamables:
6.2.2.1.1 Durante el llenado inicial del tanque, la velocidad en la entrada de éste debe limitarse a
0.91 m/s (3 pies/s) hasta que la boca del tubo de carga quede sumergida 15 centímetros
cuando menos, o el techo flotante empiece a flotar.
6.2.2.1.2 Durante todo el tiempo que dure el llenado e inmediatamente después, no deben intro-
ducirse o suspenderse sobre los registros del tanque objetos metálicos o conductivos,
tales como recipientes de muestreo, cintas de medición, sondas o termómetros. Una vez
que se ha suspendido el llenado, debe esperarse cuando menos un tiempo de reposo de
10 minutos para permitir la disipación de la carga electrostática, antes de introducir
cualquier objeto al interior del tanque.
6.2.2.1.3 Debe evitarse que dentro de los tanques existan objetos o partes sueltas metálicas
flotantes sin conexión a tierra. Cuando sea posible, sobre todo al término de una repara-
ción interna, debe inspeccionarse el interior del tanque y debe retirarse cualquier objeto
que no esté conectado a tierra.
AVIII-5-6.4
6.2.2.1.4 Durante los trabajos de limpieza de tanques de almacenamiento de líquidos inflamables,
debe tenerse cuidado de que el vapor de agua empleado sea de baja presión o baja
velocidad, ya que los chorros de vapor aplicados a una velocidad alta generan una
niebla cargada electrostáticamente.
6.2.2.1.5 Las personas que realizan trabajos sobre los tanques o cerca de ellos, deben usar ropa
de algodón, ya que el uso de ropa a base de fibras sintéticas propicia la generación de
electricidad estática y por lo tanto la posibilidad de una descarga.
6.2.2.1.6 Los agitadores que se emplean en algunos tanques para mezclar productos, generan
una gran carga electrostática que para disiparse requiere de un tiempo que es función de
la conductividad de cada producto. Por esta razón, es necesario esperar un tiempo
mínimo de mitigación de 10 minutos después de parar el agitador, para poder introducir
cualquier objeto al interior del tanque.