CAPÍTULO I

LA CONCEPCIÓN DE LA EDUCACIÓN EN LA HISTORIA ARGENTINA PREVIA A 1880.
Hacia 1796, los estudios clásicos, centrados en el derecho, la filosofía y la teología fueron cuestionados por una
concepción proveniente de los países más adelantados de Europa Occidental.
Belgrano, educado en Espaa, reci!i" la influencia de las doctrinas fisiocráticas# $ensa!a %ue la agricultura sería
la fuente más fecunda de ri%ue&as y %ue el me'or m(todo para promoverla era la educaci"n de los agricultores. $or
lo tanto, proponía la creación de una Escuela de Agricultura.
)ependiendo de la ri%ue&a producida por el agro, se desarrollarían la industria y el comercio, para la cual tam!i(n
preveía la creaci"n de escuelas especiali&adas.
* trav(s de este programa, se suponía %ue se podría lograr la transformaci"n moderni&ante de la estructura social,
deseada por el grupo porteo ilustrado.
)e!ido a la acci"n de la monar%uía espaola, la ensean&a de las ciencias era prohi!ida para nosotros, y s"lo se
nos concedía la gramática latina, la filosofía antigua, la teología y la 'urisprudencia civil y can"nica.
+as luchas políticas internas %ue sucedieron a la declaraci"n de la independencia, permitieron el primen intento
parcial de e'ecuci"n de un programa científico dentro de la ensean&a, el cual se llev" a ca!o reci(n durante el
go!ierno de Bernar!no R!"aa"!a. )urante ese período, el sistema educativo se organi&" seg,n el modelo
napole"nico# -odos los ciclos pasaron a depender de la reci(n creada .niversidad de /uenos *ires.
0ivadavia intent" promover la ensean&a agrícola, para lo cual cre" una escuela en la &ona de la 0ecoleta.
El triunfo de #$an %an$el e Ro&a& signific" la derrota de estos. +a escasa difusi"n de la ensean&a pareci", a los
o'os de los opositores del go!ierno, la causa principal del fracaso de la política li!eral %ue siguieron los
representantes del unitarismo porteo. 1omplementariamente, la difusi"n masiva de la educaci"n fue conce!ida
como el instrumento más efica& de cam!io social y de 2progreso3 en general.
+a !'eren(!a más importante entre el proyecto de *l!erdi y el de 4armiento, reside en la )anera e (on(e*!r la
rela(!+n en,re e$(a(!+n - (a)*!o &o(!al. +o %ue interesa!a a estos pensadores y políticos era e,er)!nar el
)e!o ).& e'!(a/ 0ara lograrlo. 5ientras Al*er! sostenía %ue la educaci"n era un instrumento de menor eficacia
comparado con la inmigraci"n masiva, la e6pansi"n de los ferrocarriles, etc., Sar)!en,o conci!i" a la educaci"n
como el factor prioritario en el proceso de cam!io y moderni&aci"n.
El contenido de la educaci"n, fue ad%uiriendo un (nfasis cada ve& mayor en el papel político %ue le competía para
la transformaci"n del ha!itante nativo en un ciudadano. +a educaci"n apareci" como la clave para solucionar todos
los pro!lemas.
+a concepci"n de la educaci"n como agente fundamental para el cam!io social es patrimonio del siglo 787. 4in
em!argo, este optimismo pedag"gico no es com,n a todos los pensadores de la (poca.
$recisamente, a partir del fracaso de los intentos li!erales ilustrados en las d(cadas posteriores a 191:, algunos
intelectuales y políticos, en especial #$an Ba$,!&,a Al*er!1 comen&aron a dudar so!re el valor de la educaci"n
como formadora del ciudadano. *l!erdi critic" las reali&aciones educativas de ese período, sealando %ue los
esta!lecimientos de educaci"n formal eran por sí solos, po!rísimos medios de adelanto sin las grandes empresas
de producci"n.
;l, perci!i" con agude&a la e6istencia de medios más eficaces para lograr la moderni&aci"n de la sociedad, y
ela!or" para ello una nueva categoría# 2educaci"n de las cosas3, entendi(ndose como tal a como el conjunto de
influencias sociales que intervenían en la formación de un individuo, pero que estaban al margen de la enseñanza
institucionalizada. Esos medios eran, en *l!erdi, la inmigraci"n, la legislaci"n civil, comercial y marítima, los
ferrocarriles, el sistema constitucional, el go!ierno representativos etc.
+a industria es, para (l, el gran medio de morali&aci"n.
0eclam" una educaci"n formadora de t(cnicos y científicos en lugar de a!ogados, m(dicos y te"logos.
El modelo de *l!erdi era el de una educaci"n en relaci"n directa con las necesidades de una economía
desarrollada !asada en el comercio de materias primas y en la creaci"n de industrias locales. +a puesta en marcha
de este es%uema re%uería la presencia del inmigrante europeo.
$ara *l!erdi, la inmigraci"n, los ferrocarriles y las leyes pueden mucho más %ue la acci"n de las escuelas.
En Sar)!en,o1 la dependencia %ue e6iste entre todas las manifestaciones del 2progreso3 de una naci"n y la
capacidad de los individuos %ue la componen, es muy clara.
4armiento precis" suficientemente los t(rminos con un criterio pragmático, como para asegurar %ue el aumento de
esa de esa capacidad de!ía hacerse en un sentido determinado.
En 2Educaci"n popular3 <19=9>, distingue tres tipos de capacidad, indispensa!les para el desarrollo#
La capacidad industrial Considerada como fuerza de producción.
La capacidad moral Considerada como fuerza de acción.
La capacidad intelectual Considerada como fuerza de dirección.
El fin de la educaci"n p,!lica de!ía ser aumentar cada ve& más el n,mero de individuos %ue las posean. $ara ello,
4armiento advertía la necesidad de considerar a la educaci"n desde el punto de vista de la economía política y
propender hacía una enseñanza utilitaria, racional científica.
*l mismo tiempo, da!a a la ensean&a un papel socialmente esta!ili&ador.
En varias ocasiones trat" de pro!ar la e6istencia de una correlaci"n positiva entre educaci"n y esta!ilidad política,
de manera tal %ue, en su con'unto, la educaci"n apareciera ante una do!le tarea#
a. $romover el aumento de la producci"n a trav(s de la preparaci"n de personal capacitado.
*. /rindar la esta!ilidad política necesaria para %ue las funciones de producci"n se realicen normalmente.
Entendía %ue cual%uier plan de desarrollo econ"mico sería impractica!le sin una po!laci"n preparada t(cnicamente
para ello.
?uestro país suma!a a la incapacidad y falta de tradici"n industrial de su po!laci"n, la ausencia casi total de
fuentes naturales para ese tipo de producci"n# @uentes de energía, yacimientos car!oníferos, etc. Esta fue la ra&"n
por la cual defendiera una ensean&a concentrada en la agronomía y en la minería, desechando la industria y la
ganadería.
Otro aspecto muy importante de la concepci"n educativa de 4armiento es el papel asignado al E&,ao y a la
participaci"n popular en la acci"n educativa. 4armiento tendi" siempre a relativi&ar el poder de acci"n del Estado
en materia educativa.
;l, preveía %ue los sectores eventualmente interesados en dar educaci"n a sus hi'os eran los sectores
econ"micamente poderosos y %ue (stos se orientarían hacia las carreras de prestigio tradicional, tales como
derecho y medicina. )e esta forma, el Estado se le presenta!a como la ,nica fuer&a capa& de promover estudios
diferentes.
El Estado de'ará a elecci"n de las clases acomodadas aumentar el n,mero de m(dicos y a!ogados seg,n la
demanda, reservando sus fuer&as e iniciativas para desarrollar la prosperidad nacional. El Estado daría, a %uien la
%uisiera reci!ir, la educaci"n %ue las clases acomodadas no estuviesen dispuestos a ofrecer.
+a clase media del interior no tenía ninguna participaci"n de!ido, precisamente, a su de!ilidad.
+o peculiar de 4armiento fue insistir en la educaci"n primaria por so!re cual%uier otra. Esto podía !eneficiar a la
clase media dado %ue crea!a mayor demanda de maestros y otros t(cnicos asimila!les a esa posici"n. 4in
em!argo, la perspectiva de la clase media no esta!a principalmente en la carrera del magisterio sino en el acceso a
los puestos políticos para los cuales era indispensa!le la preparaci"n !rindada en el 1olegio ?acional,
D!'eren(!a& en,re Al*er! - Sar)!en,o
)esde el punto de vista de la estructura de la personalidad, podemos distinguir entre el carácter com!ativo de
Sar)!en,o y el conservador de Al*er!A am!os elementos asociados <2n'a&!& en la e$(a(!+n Bcarácter
com!ativoB y no 2n'a&!& e la e$(a(!+n Bcarácter conservadorB>.
Sar)!en,o - Al*er! son tipos representativos de las modalidades de dos (la&e& &o(!ale& !'eren,e&3 la (la&e
)e!a e)0o*re(!a y la (la&e al,a re&0e(,!"a)en,e.
Alg$na& &!)!l!,$e&3 1ada uno tendi" a demostrar las inconsecuencias y las de!ilidades %ue tuvo el otro en la
defensa de los principios comunes %ue guiaron la acci"n contra 0osas. 5ientras 4armiento veía en .r%ui&a la
personificaci"n de una política %ue retrotraía a la (poca rosista, *l!erdi vio en la actitud opositora.
En Sar)!en,o1 la dependencia %ue e6iste entre todas las manifestaciones del 2progreso3 de una naci"n y la
capacidad de los individuos %ue la componen, es muy clara.
4armiento precis" suficientemente los t(rminos con un criterio pragmático, como para asegurar %ue el aumento de
esa de esa capacidad de!ía hacerse en un sentido determinado.
En 2Educaci"n popular3 <19=9>, distingue tres tipos de capacidad, indispensa!les para el desarrollo#
La capacidad industrial Considerada como fuerza de producción.
La capacidad moral Considerada como fuerza de acción.
La capacidad intelectual Considerada como fuerza de dirección.
El fin de la educaci"n p,!lica de!ía ser aumentar cada ve& más el n,mero de individuos %ue las posean. $ara ello,
4armiento advertía la necesidad de considerar a la educaci"n desde el punto de vista de la economía política y
propender hacía una enseñanza utilitaria, racional científica.
*l mismo tiempo, da!a a la ensean&a un papel socialmente esta!ili&ador.
En varias ocasiones trat" de pro!ar la e6istencia de una correlaci"n positiva entre educaci"n y esta!ilidad política,
de manera tal %ue, en su con'unto, la educaci"n apareciera ante una do!le tarea#
a. $romover el aumento de la producci"n a trav(s de la preparaci"n de personal capacitado.
*. /rindar la esta!ilidad política necesaria para %ue las funciones de producci"n se realicen normalmente.
Entendía %ue cual%uier plan de desarrollo econ"mico sería impractica!le sin una po!laci"n preparada t(cnicamente
para ello.
?uestro país suma!a a la incapacidad y falta de tradici"n industrial de su po!laci"n, la ausencia casi total de
fuentes naturales para ese tipo de producci"n# @uentes de energía, yacimientos car!oníferos, etc. Esta fue la ra&"n
por la cual defendiera una ensean&a concentrada en la agronomía y en la minería, desechando la industria y la
ganadería.
Otro aspecto muy importante de la concepci"n educativa de 4armiento es el papel asignado al E&,ao y a la
participaci"n popular en la acci"n educativa. 4armiento tendi" siempre a relativi&ar el poder de acci"n del Estado
en materia educativa.
;l, preveía %ue los sectores eventualmente interesados en dar educaci"n a sus hi'os eran los sectores
econ"micamente poderosos y %ue (stos se orientarían hacia las carreras de prestigio tradicional, tales como
derecho y medicina. )e esta forma, el Estado se le presenta!a como la ,nica fuer&a capa& de promover estudios
diferentes.
El Estado de'ará a elecci"n de las clases acomodadas aumentar el n,mero de m(dicos y a!ogados seg,n la
demanda, reservando sus fuer&as e iniciativas para desarrollar la prosperidad nacional. El Estado daría, a %uien la
%uisiera reci!ir, la educaci"n %ue las clases acomodadas no estuviesen dispuestos a ofrecer.
+a clase media del interior no tenía ninguna participaci"n de!ido, precisamente, a su de!ilidad.
+o peculiar de 4armiento fue insistir en la educaci"n primaria por so!re cual%uier otra. Esto podía !eneficiar a la
clase media dado %ue crea!a mayor demanda de maestros y otros t(cnicos asimila!les a esa posici"n. 4in
em!argo, la perspectiva de la clase media no esta!a principalmente en la carrera del magisterio sino en el acceso a
los puestos políticos para los cuales era indispensa!le la preparaci"n !rindada en el 1olegio ?acional,
D!'eren(!a& en,re Al*er! - Sar)!en,o
)esde el punto de vista de la estructura de la personalidad, podemos distinguir entre el carácter com!ativo de
Sar)!en,o y el conservador de Al*er!A am!os elementos asociados <2n'a&!& en la e$(a(!+n Bcarácter
com!ativoB y no 2n'a&!& e la e$(a(!+n Bcarácter conservadorB>.
Sar)!en,o - Al*er! son tipos representativos de las modalidades de dos (la&e& &o(!ale& !'eren,e&3 la (la&e
)e!a e)0o*re(!a y la (la&e al,a re&0e(,!"a)en,e.
Alg$na& &!)!l!,$e&3 1ada uno tendi" a demostrar las inconsecuencias y las de!ilidades %ue tuvo el otro en la
defensa de los principios comunes %ue guiaron la acci"n contra 0osas. 5ientras 4armiento veía en .r%ui&a la
personificaci"n de una política %ue retrotraía a la (poca rosista, *l!erdi vio en la actitud opositora de 4armiento, y
de los li!erales porteos en general, algo similar.
CAPÍTULO II
ECONO%ÍA 4 EDUCACIÓN
Hist"ricamente, es a partir de la revoluci"n industrial %ue se comien&a a ha!lar de la educaci"n desde una
perspectiva econ"mica, en tanto preparaci"n de los recursos humanos necesarios para la producci"n.
El proceso a trav(s del cual la ensean&a institucionali&ada incorpor" la formaci"n profesional tuvo, seg,n los
lugares y las (pocas, cursos totalmente diferentes. En el caso particular de la *rgentina, ese proceso se caracteri&"
por la temprana e6istencia, a nivel te"rico, de una conciencia clara so!re la necesidad de esa incorporaci"n, y, al
mismo tiempo, por una resistencia significativamente fuerte por parte de la estructura educativa real, %ue recha&"
con (6ito las sucesivas tentativas de modificar su carácter.
1on respecto a la resistencia al cam!io, en el caso de la educaci"n, lo %ue interesa es compro!ar si esa resistencia
se de!e a características propias inherentes a la naturale&a misma de la educaci"n como instituci"n.
En la *rgentina de la segunda mitad del siglo 787, los grupos dirigentes asignaron a la educaci"n una funci"n
política y no una funci"n econ"mica. +a estructura del sistema educativo cam!i" s"lo en a%uellos aspectos
suscepti!les de interesar políticamente y en funci"n de ese mismo inter(s político. 4e cometi" el error de mantener
ale'ada la ensean&a de las orientaciones productivas.
a5 La estructura económica
* partir de la segunda mitad del siglo pasado, la *rgentina consolid" su proceso de incorporaci"n al mercado
mundial en calidad de e6portadora de materias primas e importadora de productos manufacturados.
En primer lugar, fue preciso aumentar los niveles de producci"n con vistas a satisfacer las e6igencias crecientes de
los mercados e6tran'eros. Este aumento fue una varia!le dependiente de la e6tensi"n de tierra utili&a!le, la cual Ca
su ve&C dependi" de la incorporaci"n de las posesiones hasta ese momento en manos de los indios %ue po!la!an
el sur del país.
$ara desalo'ar a los indios de esa &ona se cont" con la participaci"n crucial del Estado a trav(s del E'(rcito
?acional. 4in em!argo esta participaci"n no implic" un cam!io con respecto a la estructura latifundista de la
propiedad territorial. +as leyes dictadas en ocasi"n de la campaa dirigida por *dolfo *lsina y Dulio *. 0oca en 1979
son un !uen e'emplo de los mecanismos utili&ados para tal fin. +a ley de premios, dictada en 199E con motivo de
esa misma campaa, asegura!a a los militares %ue participaron en ella una determinada e6tensi"n, seg,n el grado
'erár%uico %ue ocupasen.
+os !eneficiarios de toda la legislaci"n agraria de la &ona pampeana fueron los suscriptores del empr(stito de 1979,
entre %uienes se conta!an una !uena cantidad de e6tran'eros, especialmente ingleses. +as leyes agrarias dictadas
con o!'etivos distintos fueron desnaturali&adas y en su con'unto provocaron el pasa'e masivo de tierras fiscales a
manos privadas de n,mero muy reducido.
4i !ien en la provincia de 4anta @e el Estado conserv" !uena parte de las tierras y otro porcenta'e fue entregado a
colonos, toda esta política estuvo encuadrada dentro de los límites impuestos por los intereses de los
especuladores y de los grandes propietarios. +as condiciones %ue esta!lecían los contratos de entrega de tierra a
colonos o!liga!an al nuevo FpropietarioF a pagar en moneda plata u oro, estipulándose claramente la e6clusi"n del
peso papelA por otra parte, se o!liga!a tam!i(n a la entrega de la tercera parte de cada cosecha de trigo, como
forma de amorti&aci"n del capital y de los intereses devengados.
En segundo lugar, fue preciso construir una infraestructura de vías de transporte lo suficientemente efica& como
para ligar con rapide& los lugares de producci"n con el puerto y (ste con las metr"polis. 1on ese criterio se
intensificaron las o!ras de construcci"n de vías f(rreas y se acondicion" el puerto de /uenos *ires. Estas
construcciones contaron con el apoyo de los capitales !ritánicos. Estas inversiones aumentaron considera!lemente
en especial durante el go!ierno de Duáre& 1elman.
* la oligar%uía nativa no le interesa!a invertir en empresas de este tipo. +es resulta!a más fácil e'ercer presi"n
so!re las compaías a trav(s del go!ierno y más provechoso especular con las tierras, vender ganado y arrendar
sus posesiones, actividades %ue los ferrocarriles estimularon mucho al a!rir un camino a los mercados, primero de
/uenos *ires y luego, desde allí, a los mundialesF.
En la d(cada del 9:, por otra parte, las tasas de inter(s %ue prevalecían en los mercados de capitales europeos
eran !a'as, provocando de esta forma el deseo de los prestamistas en el sentido de arriesgarse a !uscar mayores
!eneficios en las emisiones argentinas. +a seguridad %ue ofrecía el país para esas inversiones ha!ía aumentado
considera!lemente con la con%uista del desierto y el logro de la esta!ilidad política %ue implic" la federali&aci"n de
la ciudad de /uenos *ires y la llegada a la presidencia de Dulio *. 0oca.
*demás del aumento de producci"n y la construcci"n de medios de transportes, las actividades econ"micas
variaron en cuanto a su contenido. * la casi total especiali&aci"n ganadera previa a 19E:, se agreg" ahora el cultivo
de cereales.
+as actividades relacionadas con la carne sufrieron un proceso de progresiva comple'i&aci"n t(cnica, marcada por
la aparici"n del frigorífico.
El predominio de los intereses rurales tra'o apare'ado el desaliento al desarrollo de la industria local, %ue se
manifest" !ásicamente a trav(s de la política de cr(ditos !ancarios y las medidas aduaneras.
+as condiciones en %ue los !ancos oficiales otorgaron los cr(ditos a sola firma <sin cauci"n de mercaderías> y a
corto pla&o <9: a 19: días> los hacían solamente aptos para la e6plotaci"n agropecuaria de un ciclo más corto %ue
el industrial. En cuanto a la política aduanera, se dio un Fproteccionismo al rev(sF# se grava!a más la importaci"n
de materias primas %ue la de productos manufacturados.
El desarrollo industrial en este período se reali&" fundamentalmente so!re la !ase de industrias ligadas a
actividades agropecuarias, tales como la producci"n de a&,car, vinos, carne congelada, harinas, etc. Estas
actividades, por estar su'etas a locali&aciones geográficas precisas, favorecieron e6clusivamente el desarrollo de
ciertas &onas del país. El resto, %ued" e6cluido de cual%uier posi!ilidad de crecimiento y su!ordinado a las
su!venciones del go!ierno central. Este desarrollo desigual tuvo como !eneficiario principal a la &ona !onaerense y
litoral.
.no de los efectos salientes de la política econ"mica llevada a ca!o en este período fue la li%uidaci"n definitiva de
los restos de actividad artesanal %ue a,n permanecían en algunas provincias del noroeste del país. +os productos
de esta actividad no pudieron resistir la competencia de la manufactura europea %ue, con el aumento de los medios
de transporte, llega!a con facilidad a esos lugares.
El crecimiento ur!ano producido por la afluencia masiva de inmigrantes %ue, al no tener acceso a la propiedad rural
se radica!an en las ciudades, tra'o apare'ado la aparici"n de numerosos talleres pe%ueos donde tra!a'a!a una
muy reducida cantidad de personal, en su gran mayoría de origen e6tran'ero.
+a política econ"mica vigente en todo este período consolid" el predominio de los intereses ligados a los sectores
rurales de /uenos *ires y del +itoral.
El predominio de las actividades pecuarias fue un factor a priori pero al mismo tiempo condicionante del desarrollo
posterior.
*5 Lo& 0ro-e(,o& e$(a,!"o& e or!en,a(!+n e(on+)!(a
+as e6igencias de preparaci"n de los recursos humanos para el mantenimiento de una estructura econ"mica fueron
cu!iertas a trav(s de dos vías fundamentales# la acci"n espontánea y la presencia de personal e6tran'ero ya
preparado en su país de origen. +os intentos de promover en la po!laci"n nativa alg,n tipo de formaci"n profesional
o t(cnica tuvieron como destino un rápido fracaso, de!ido por un lado a la ausencia de apoyo oficial y por otro a las
escasas necesidades de preparaci"n formal re%ueridas por el reducido grado de tecnificaci"n alcan&ado en la
producci"n.
Estos intentos respondieron a dos corrientes diferentes dentro de una misma tendencia pragmática. .no de ellos
fue el proyectado por Sar)!en,o, y se !asa!a en la ensean&a agrícola y minera al mismo tiempo %ue se oponía a
la ensean&a industrial. E8 otro, enca!e&ado en su origen por el entonces ministro de Dusticia, 1ulto e 8nstrucci"n
$,!lica, 5anuel ). P!/arro, centra!a su inter(s en la ensean&a de oficios ligados a la industria.
1) Sarmiento: agricultura y minería. El 16 de fe!rero de 196G, 4armiento era elegido go!ernador de la provincia
de 4an Duan.
El centro de sus preocupaciones para sacar a 4an Duan del atraso pareci" residir en el desarrollo de la agricultura y
la minería. Ela!or" un plan para la tecnificaci"n de la producci"n agrícola !asado en un nuevo sistema de riego y la
promoci"n de la coloni&aci"n con inmigrantes, con respecto a la minería sent" las !ases de una corporaci"n minera
%ue trat" CdificultosamenteC de vender acciones para financiar su plan de e6ploraci"n en el %ue 4armiento
!asa!a gran parte de sus esperan&as.
El (nfasis de 4armiento en la agricultura y la minería implica!a en su (poca y dentro de su pensamiento, varias
cosas diferentes e importantes. En primer lugar, era coherente con el pensamiento e6portadorA am!as actividades
encuadra!an dentro del es%uema de país proveedor de materias primas para el mercado mundial. 4in em!argo,
suponían un enfrentamiento con el sector ganadero. 4armiento se oponía e6plícitamente a la ganadería por cuanto
advertía %ue esta!a ligada a la e6istencia de latifundios %ue impedían la concentraci"n te po!laci"n y la
consiguiente difusi"n de la Fcivili&aci"nF. +a agricultura, so!re la !ase de la pe%uea propiedad y con un alto nivel
de tecnificaci"n, era el modelo so!re el cual insisti" reiteradamente.
El sector latifundista, acostum!rado a grandes ganancias con !a'os índices de inversi"n, no promovi" ninguna
política efectiva de tecnificaci"n de sus actividades %ue fuera más allá de lo indispensa!le. Entregaron la tierra pero
en arrendamiento y por poco tiempo, de manera %ue pudiesen capitali&ar el rápido proceso de valori&aci"n %ue se
dio especialmente en /uenos *ires. $or otra parte, las descripciones e6istentes so!re las condiciones de vida y de
producci"n de los ha!itantes de la campaa coinciden en sealar %ue la precariedad de medios, el aislamiento y la
dispersi"n de la po!laci"n, eran las características más salientes.
El acceso a la presidencia de la ?aci"n !rind" a 4armiento una nueva oportunidad para intentar llevar a ca!o su
programa. En 1971 cre" el )epartamento de *gricultura, desde donde se pretendi" recoger y difundir en la
0ep,!lica los conocimientos y noticias ,tiles so!re todas las materias relacionadas con la agricultura, en el sentido
más lato y comprensivo de la pala!ra. )esde allí se intent" promover la ensean&a especiali&ada en los dos ru!ros
prioritarios# agricultura y minería.
1on respecto a la agr!($l,$ra, se invirtieron doce mil pesos fuertes en la instalaci"n de departamentos de
agronomía en los colegios nacionales de 4alta, -ucumán y 5endo&a. En 197G se sancion" el plan de estudios y en
1976, de!ido a la crisis econ"mica, se dispuso el cierre de los de 4alta y -ucumán. El ,nico %ue permaneci" fue el
de 5endo&a, %ue, en 1997, se lo transform" en Escuela ?acional de Hitivinicultura.
1on respecto a la )!ner6a se crearon escuelas en 4an Duan y 1atamarca. En 1976, (sta ,ltima tam!i(n fue
suprimida y so!re la !ase de la de 4an Duan se form" una escuela de ingenieros.
En 1969 surgi" en la +egislatura provincial el proyecto de crear un esta!lecimiento de ensean&a agrícola. 4"lo en
197: se concret", cuando se o!tuvieron tierras en la localidad de 4anta 1atalina y hu!o %ue esperar cuatro aos
para %ue comen&ara a funcionar realmente.
+a escuela fue cerrada y reci(n volvi" a funcionar en 1979, como escuela para 'ardineros. El fracaso de esta nueva
tentativa no tard" en producirse. *os más tarde, en 199I, la provincia instal" en el mismo lugar el 8nstituto
*gron"mico Heterinario de 4anta 1atalina dotándolo de mayores recursos %ue a los anteriores. *l segundo ao de
funcionamiento ya conta!a con 9: inscriptos y se nota!a una actividad desusada. .na revista, producto de ese
tra!a'o, comen&" a aparecer a fines de 199= y en 199: el 8nstituto se traslad" a +a $lata. *l crearse allí la
.niversidad local, fue transformado en @acultad de *gronomía.
+a suerte de la ensean&a agrícola argentina cam!i" un tanto cuando en 1999 el )epartamento de *gricultura se
convirti" en 5inisterio. Ese mismo ao se trat" de impulsar la creaci"n de escuelas especiali&adas y se apro!" la
creaci"n de tres de ellas, una en 1asilda <4anta @e>, otra en 1"rdo!a y una tercera en $araná.
+a ignorancia de los chacareros, su po!re&a, su carencia de hori&ontes intelectuales, un sistema de posesi"n de la
tierra %ue anula!a en gran medida toda esperan&a de progreso, y las escasas comunicaciones en las &onas
rurales, todo ello servía para aislarlos de las pocas fuentes de instrucci"n e6istentes.
75 La enseñanza industrial
El primer ministro de 8nstrucci"n $,!lica %ue nom!r" el go!ierno de Dulio *. 0oca fue 5anuel )ídimo $i&arro.
$i&arro era un caracteri&ado cat"lico %ue ha!ía participado activamente en el proceso %ue llev" a la federali&aci"n
de la ciudad de /uenos *ires, ganándose así la confian&a del grupo ro%uista.
4u concepci"n educativa era nota!lemente crítica frente a la orientaci"n dominante en el país. 4eala!a %ue la
política educativa nacional manifesta!a preferencias discriminatorias por los estudios preparatorios y descuida!a la
ensean&a primaria y popular.
)urante su !reve gesti"n se pretendi" diversificar los estudios secundarios, creando esta!lecimientos de
ensean&a profesional y científica separados de los literarioBhumanísticosA trat", por primera ve&, de crear las
escuelas de artes y oficios dedicadas específicamente a la formaci"n industrial. $ara ello, $i&arro se dirigi" a
4armiento <%ue en ese momento ocupa!a el cargo de superintendente general de Escuelas>. 4armiento manifest"
una cerrada negativa al proyecto. $roponía, en su lugar, crear una especie de asilo reformatorio para nios y
'"venes vaga!undos, hu(rfanos, etc....
$i&arro no permaneci" mucho más tiempo en su cargo. .na disputa muy violenta con 4armiento, motivada, al
parecer, por el comien&o de gestiones con el Haticano para la firma de un concordato, fue el motivo circunstancial
%ue lo o!lig" a renunciar.
)urante toda la d(cada del 9: no e6isti" ning,n otro intento serio de modificar la estructura del sistema
educacional.
(5 Los estudios superiores
)espu(s del período rosista, la reorgani&aci"n de las dos universidades e6istentes </uenos *ires y 1"rdo!a> se
reali&" sin la fle6i!ilidad necesaria para la incorporaci"n de las nuevas profesiones e6igidas por el desarrollo y sin
darle a los estudios tradicionales una orientaci"n distinta a la de la mera profesionali&aci"n. +a composici"n de
am!as universidades, despu(s de ser nacionali&adas, se reducía a tres facultades# 5edicina, )erecho y 1iencias
@ísicoB5atemáticas. +as dos primeras eran las principales. +as carreras de la facultad de 1iencias @ísicoB
5atemáticas fueron discriminadas por las autoridades gu!ernamentales.
5ientras la @acultad de 1iencias 5(dicas era dotada de cátedras %ue ella no ha!ía pedido, %ue ella no ha!ía
reputado necesarias, la @acultad de 1iencias @ísicoB5atemáticas tuvo %ue reiterar todos los aos su pedido sin
(6ito favora!le.
* pesar de algunas oscilaciones temporarias, desde 199I en adelante las carreras de derecho y medicina
aumentaron su importancia en desmedro de las t(cnicas.
+os d(ficits provenientes de la escasa producci"n de t(cnicos nativos fueron cu!iertos por la acci"n de un factor
e6terno# los inmigrantes, de los cuales una cierta cantidad eran t(cnicos a cargo de compaías e6tran'eras.
+a disminuci"n de inscriptos en la @acultad de 1iencias @ísicoB5atemáticas se atri!uye a la mayor parte de
nuestras grandes o!ras se hacen con capitales e6tran'eros, trayendo sus empresarios el personal necesario de
empleados para e'ecutarlos.
En t(rminos generales, los inmigrantes ocuparon preferentemente los lugares ocupacionales vinculados a las
actividades secundarias y terciarias. $ero en lo referente a las profesiones de nivel universitario, las diferencias
entre los nativos y los e6tran'eros se acentua!an nota!lemente.
E6istía un predominio de los nativos en los estudios 'urídicos y el de los e6tran'eros en los científicoBt(cnicos.
+as necesidades de recursos humanos para el funcionamiento del sistema econ"mico fueron satisfechas por un
agente Fe6ternoF, tanto al sistema educacional nativo como al país mismo# los inmigrantes.
+os proyectos de 4armiento y de $i&arro, revelan %ue se opera!a so!re la !ase de una relaci"n muy directa entre
economía y educaci"n. $ara me'orar la producci"n agrícola, minera o industrial, no. ha!ía más %ue fundar escuelas
especiali&adas en esos ru!ros. Esto !ien puede de!erse en gran parte al optimismo pedag"gico propio de todo este
período.
En la *rgentina los proyectos de modificaci"n fueron un intento previo al cam!io econ"mico y lleva!an la intenci"n,
además, de promoverlo. Es decir, mientras %ue en el modelo clásico de desarrollo capitalista la educaci"n fue una
varia!le dependiente, en la *rgentina se trat" de hacerla 'ugar como independiente.
El desarrollo de la educaci"n cumpli" más %ue una funci"n econ"mica una funci"n esencialmente política.
+os sectores sociales con intereses distintos a los de la oligar%uía carecían de poder suficiente como para generar
el cam!io a partir de la estructura econ"mica misma. El más típico de estos sectores puede ser el industrialA
respecto al aspecto cualitativo era significativamente d(!il.
1uantitativamente, la mayor parte de sus miem!ros eran propietarios de pe%ueos talleres, con escaso poder
econ"mico y más escaso aun poder político, de!ido, en !uena medida, a su origen inmigratorio. +os industriales
vinculados con actividades de ela!oraci"n de productos agrarios <a&,car, vino, alcohol, etc.> tenían intereses
ligados estrechamente con los productores rurales y conta!an Bcomo en el caso del a&,car, por e'emploB con una
muy importante protecci"n estatal.
+os movimientos proteccionistas con respecto a la industria local hayan tenido su origen en necesidades de la
misma oligar%uía rural. En la d(cada del 7:, por e'emplo, un grupo muy destacado de personalidades de la elite
ilustrada inici" un movimiento proBindustriali&aci"n de algunas materias primas producidas en el país,
especialmente la lana.
+a !a'a continua de los precios de los artículos pecuarios y el cierre de la e6portaci"n de lana argentina a los
Estados .nidos fueron los principales factores %ue preocupa!an a los productos ganaderos nacionales en esos
momentos. Esta situaci"n sugiri" a un grupo muy representativo de ganaderos la conveniencia de industriali&ar la
lana en el país. +as postulaciones proteccionistas de la d(cada del 7: representa!an, en consecuencia, un
momento de la evoluci"n ganadera y desaparecieron cuando la aplicaci"n de nuevas t(cnicas posi!ilit" una me'or
adecuaci"n en el mercado internacional.
4on, pues, las necesidades y los intereses rurales los %ue condicionan la aparici"n y desaparici"n de las
in%uietudes industrialistas. Esta incapacidad para autogenerar una política consecuentemente favora!le a su
desarrollo, producto de su propia de!ilidad, parece ha!er sido una de las características más importantes del sector
industrial argentino en este período.
-ampoco los sectores agrarios medios go&aron de poder, por%ue no se dio un proceso similar en todo el país. El
movimiento coloni&ador, si !ien tuvo lugar en el marco de una política favora!le a los grandes intereses, permiti" la
aparici"n de un sector relativamente amplio de campesinos medios, %ue introdu'eron formas modernas de
e6plotaci"n agrícola.
CAPÍTULO III
LA 8UNCIÓN POLÍTICA DE LA EDUCACIÓN
+a colonización no produ'o una distri!uci"n e%uitativa de las tierras p,!licas sino el pasa'e de propiedades fiscales
a un escaso n,mero de manos privadasA los ferrocarriles se e6tendieron seg,n las necesidades de los sectores
agroe6portadores y no seg,n un criterio racional de desarrollo e%uili!radoA la inmigración no se promovi" con el
sentido original de atraer al país a una po!laci"n con há!itos industriales.
En lo %ue hace específicamente a la educación, la distorsi"n consisti" en %ue no se la desarroll" con un criterio
pragmático sino manteniendo las notas más características de la ensean&a tradicional# enciclopedismo con
predominio de las materias humanísticas.
El desarrollo de la educaci"n en este marco cumpli", más %ue una funci"n econ"mica, una funci"n política.
+a difusi"n de la ensean&a esta!a ligada al logro de la esta!ilidad política interna. !"i no #a estabilidad política la
educación no puede llevarse a cabo$
F.n pue!lo ignorante siempre votará por 0osasF, ha!ía sinteti&ado 4armiento. !%n pueblo sin educación es fácil de
dominar$
+os li!ros %ue la elite utili&a!a para educar a su clase, esta!an dotados de contenidos francamente políticos,
discriminatorios y egoc(ntricos. * medida %ue el tiempo transcurría, los li!ros i!an perdiendo el contenido político
directo, reempla&ado por otro, mucho más mediati&ado, donde lo moral9 'ug" un papel fundamental. !* &o imponía
la 'glesia$
+a funci"n política de la ensean&a tuvo todavía un significado más# a trav(s de ella Bespecialmente en los niveles
medios y superiorB se tendi" a formar un tipo de hom!re apto para cumplir papeles políticos, e6cluyendo otros
o!'etivos, tales como el de formar un hom!re apto para las actividades productivas. +a ensean&a se convirti" en
patrimonio de una (lite.
4i la funci"n de los colegios nacionales y la universidad era formar una (lite directiva, la funci"n de la fragmentaci"n
del sistema en varias escuelas profesionales especiali&adas era la de ale'ar de esa (lite directiva a otros n,cleos en
ascenso. El carácter social de una escuela determinada consiste en %ue cada grupo posee su propio tipo de
escuela para perpetuar, a trav(s de ella, una funci"n directiva o instrumental. !&as clases sociales no debían
mezclarse. c)u de ellas concurría a * escuela$
a5 El enciclopedismo
E6iste un consenso generali&ado en cuanto a u!icar el decreto de creaci"n de colegios nacionales en varias
capitales de provincias, ela!orado por el go!ierno del general 5itre en 196I, como la fecha de iniciaci"n en el país
de una ensean&a media con caracteres más o menos definidos. El sentido de esta creaci"n fue e6plícitamente
político. 1uando, algunos aos más tarde, 5itre tuvo %ue e6plicarlo, se refiri" a ellos con estas pala!ras#
F-enemos %ue educar a los ignorantes !a'o pena de vida, para aplicarlo al mayor progreso y a la mayor felicidad de
la sociedad, antes %ue la masa !ruta predomine y se haga. Es por eso %ue al lado de las escuelas primarias
tenemos los colegios nacionales, %ue dan la educaci"n secundaria %ue ha!ilitan al hom!re para la vida social,
elevando el nivel intelectual, de modo que el saber obre en la masa de la ignorancia+.
El desarrollo de los colegios nacionales y los esfuer&os %ue ello implic", ocasionaron las críticas de algunos
sectores. 4armiento, por e'emplo, reclam" insistentemente por la prioridad de la ensean&a primaria, so!re
cual%uier otro nivel.
+a distri!uci"n de recursos del presupuesto educacional es un !uen indicador de las preferencias oficiales por este
ciclo de ensean&a.
+a discusi"n acerca del carácter de la ensean&a se replante" alrededor de 199= cuando se anunci" la reforma del
plan de estudios. )esde las direcciones de varios colegios nacionales del interior llegaron propuestas al 5inisterio
de 8nstrucci"n $,!lica, entonces e'ercido por Eduardo Jilde, en el sentido de orientar la ensean&a hacia
contenidos productivos.
Euse!io K"me&, director del 1olegio ?acional de 0osario, en su informe correspondiente a 199=, seala!a %ue
antes %ue a!ogados, m(dicos, estadistas y literatos, el país reclama!a imperiosamente el concurso de
comerciantes, industriales, agricultores, ingenieros y tra!a'adores en general. $roponía, en consecuencia, la
supresi"n de materias no adecuadas a esos o!'etivos y su reempla&o por otras del tipo de la %uímica industrial,
agricultura te"rica y práctica, %uímica aplicada, etc.
4e afirma!a la necesidad de incorporar al nuevo plan de estudios cátedras como mecánica práctica %ue el progreso
industrial y fa!ril de nuestro país reclama urgentemente.
El programa sancionado respet" la tradici"n enciclopedista y la consolid" a,n más. El nuevo plan Esta!lecía la
escuela ,nica y acentua!a el predominio de las materias humanísticas so!re las científicas.
* partir de, l976 y con una leve disminuci"n en 1979, las materias humanísticas fueron creciendo en importancia
por so!re las científicasA las materias de contenido práctico llegaron a desaparecer y los idiomas se mantuvieron
constantes.
+os colegios nacionales, con programas de este tipo, se desarrollaron en forma desigual seg,n las &onas del país.
En las provincias del interior del país la clase media mantiene importantes tradiciones culturales y familiares. Ella
proviene en casi todos los casos desde varias generaciones de otros individuos de clase media o alta.
+a ensean&a media no ofrecía ning,n atractivo para los grupos dedicados a actividades productivas. $repara!a
para el ingreso a la universidad o para los puestos en la administraci"n p,!lica.
$ara 1999, las cámaras de diputados y senadores del país esta!an compuestas en un 96 L y 9E L
respectivamente por individuos con título de m(dico o de a!ogado.
+a política era el gran escenario al %ue aspira!an a su!ir todos. )urante los primeros aos de nuestra organi&aci"n,
eran los a!ogados %uienes e6clusivamente ocupa!an los puestos políticos.
+a carrera política y la participaci"n en la vida política de la (poca era patrimonio casi e6clusivo de un sector de la
po!laci"n nativa. +os e6tran'eros, en su gran mayoría, se mantenían marginados de estas actividades. 5uy pocos
se naturali&a!an y no e6istían incentivos para %ue lo hicieran.
Una zona como el Litoral con grandes porcentajes de población inmigratoria dedicada a actividades
económicas en expansión, no haya percibido la educación como una vía de ascenso aconsejable.
Bueno a ver si tratamos de entendernos ya que hablamos por dos emisoras completamente
desconocidas.
no la enrosques con tus pensamientos raros, no quiero saber lo que pasa por tu cabeza, quiero
dis!rutar del amigo tierno que comprende aunque no entienda, del que da abrazos tiernos de oso, del
que me hace reir cuando por mi cabeza pasan cosas que ni yo entiendo o no me permito, no se pero
tenes la capacidad de hacerme sentir que casi siempre estoy equivocada en lo que pienso o digo, vos
sos muy seguro de vos mismo, otras personas como yo somos inseguras, nuestra autoestima es una
porquería, .. el leerte no signi"ca que sos un libro y puedo hojear las paginas y saber con que
puedo encontrarme al leer las hojas. no te estoy pidiendo nada, solo que no me enrosques mis
ideas con tus pensamientos teológicos que muchas veces no te das cuenta pero te sale el #ugo de
adentro jajajjaja $% con cari&o te lo digo'''' y al (adre #ugo lo quiero mucho'''
todos somos sujetos atravesados por distintas circunstancia, todos tenemos nuestra propia historia en
donde el contexto social !ue marcando un montón de huellas en las subjetividades, huellas pasivas o
activas, vos tenes un car)cter muy !uerte en cuanto a lo espiritual, y seguramente tenes debilidades
en otras que te cuestan *y si no es asi sos un extraterrestre $( + yo desde chica siempre pens, en el
otro, que no quiere decir que no pensara en mí, pero !ui creciendo y !ui descubriendo un montón de
cosas que me lastimaban, pero en "n ahora no importan, !ui creciendo con esos pilares, y hoy puedo
decirte claramente que eso me ayudo a pensar siempre en los dem)s, nunca dije que no me quiero
pero tampoco me amo, si vos a un ni&o le decís que es un in-til durante mucho tiempo, seguramente
crecer) convenci,ndose de que es un in-til, pues así me veía yo
*lgunos colegios de la &ona evidenciaron no s"lo una situaci"n de estancamiento, sino tam!i(n de retroceso. El
1olegio ?acional de 0osario, por e'emplo, registr" continuos descensos en su n,mero de inscriptos, En 1999, su
director trat" de e6plicar los motivos de esta decadencia y adu'o, entre las principales causas la índole
esencialmente industrial y comercial de esta ciudad.
+a ensean&a media By en menor medida la superiorB contri!uyeron a formar un sector de clase media con
preparaci"n y aspiraciones hacia el e'ercicio de funciones políticas %ue, en el conte6to de un sistema oligár%uico de
poder, esta!an reservadas e6clusivamente a una minoría.
El surgimiento del radicalismo y la revoluci"n del 9: como hechos políticos principales, parecen confirmar la
hip"tesis, al menos para /uenos *ires, donde la ensean&a media tuvo mayores progresos. Es en el mitin del
Dardín @lorida, donde %ued" constituida la .ni"n 1ívica, reali&ado el 1M de setiem!re de 1999.
Este (nfasis so!re los aspectos políticos de la estructura social ha permitido ha!lar de la acci"n del radicalismo
como complementaria de la acci"n de la generaci"n del 9:.
El análisis del comportamiento de los sectores medios representados por el radicalismo con respecto a la
educaci"n permite aclarar desde este ángulo el contenido de esa complementariedad. +a (lite de 199: llev" sus
planteamientos moderni&antes a la educaci"n dentro de ciertos límites muy estrechos. *l difundir en sectores
relativamente amplios una ensean&a enciclopedista y humanista, promovi" la aparici"n de un grupo %ue
presiona!a para %ue la estructura política del sistema se permea!ili&ara. Evidentemente, la conducta más favora!le
a la oligar%uía no era, precisamente, fomentar el crecimiento de esas presiones. $ara impedir esto, se opt" por
moderni&ar la orientaci"n de la ensean&a, diversificando los estudios medios hacia carreras t(cnicoBprofesionales.
)e esta forma se canali&arían hacia otros sectores de actividad a un grupo amplio de posi!les aspirantes al poder.
El arri!o al poder de Hip"lito Nrigoyen en 1916 determin" la anulaci"n de estas reformas y un regreso al plan
tradicional.
4e decía %ue los valores humanísticos representa!an al espíritu nacional mientras %ue el utilitarismo era
e6tran'eri&ante. +o %ue al radicalismo le interesa!a no era tanto modificar la estructura de la educaci"n desde el
punto de vista de sus contenidos, sino posi!ilitar la ampliaci"n de las posi!ilidades de acceso a la ensean&a.
*5 La 2(aa 18:0;1:00
+a crisis de 199: determin" una merma sustancial en los aportes de capital e6tran'ero al país. 8nternamente, la !a'a
de salarios y la desocupaci"n creciente motivaron una retirada masiva de inmigrantes.
4in em!argo, de!ido a la desocupaci"n motivada por la suspensi"n de los planes de o!ras p,!licas,
construcciones, etc., no se advirti" la falta de mano de o!ra. +a tarea de recuperaci"n estuvo a cargo O
fundamentalmenteB del aumento de la producci"n local y de los !a'os salarios.
+os proyectos ministeriales de esta d(cada, se !asa!an en %ue la escuela media prepara!a e6clusivamente para la
universidad o para la administraci"n p,!lica.
5ientras esto sucedía en la ensean&a media, tam!i(n la escuela primaria reci!ía la influencia de las nuevas
corrientes. 4e comen&" a reclamar la introducci"n del tra!a'o manual como materia de ensean&a. 5ientras
algunos pretendían darle a esta materia un carácter educativo, otros sostenían %ue de!ía entend(rsela como una
actividad industrial.
En 199G, el $oder E'ecutivo nom!r" una comisi"n para %ue estudiara la aplicaci"n de esta asignatura a la escuela
primaria y a los 'ardines de infantes. 4in em!argo, el tra!a'o manual no logr" cam!iar la fisonomía de la educaci"n.
En 199E, el entonces ministro de 8nstrucci"n $,!lica, )r. *ntonio /erme'o, seala!a la necesidad de modificar los
planes de estudio de los colegios nacionales. 4e critica!an los resultados deficientes, el c,mulo de materias y la
e6tensi"n de los cursos %ue conducían a la consideraci"n de una rutina per'udicial.
+a prosperidad econ"mica ha!ía renacido en el país por el !a'o costo de la mano de o!ra y la a!undancia de tierra
sin e6plotar. Esta prosperidad resta!leci" tam!i(n la indiferencia tradicional hacia los estudios %ue se apartaran de
las carreras FdoctoralesF.
+os reclamos a favor de una mayor liga&"n entre educaci"n y economía fueron inclusive, refle'ados a nivel
presidencial. 0oca, en 1999 e6presa!a ese deseo, aun%ue enfati&ando la orientaci"n hacía la agricultura.
El país Bdecía 0oca en el mensa'e de 1999B de!e esfor&arse en aumentar y me'orar en cantidad, calidad y precio,
a%uellos ramos de producci"n %ue tienen ya fácil aceptaci"n en los mercados e6tran'eros, a!steni(ndose de
proteger industrias precarias, en condiciones de irrepara!le inferioridad, con evidente detrimento de nuestras
grandes y verdaderas industrias, la ganadería y la agricultura, tan suscepti!les todavía de ad%uirir un inmenso
desenvolvimiento.
0oca solicit" la cooperaci"n del pue!lo para la fundaci"n de colegios y escuelas de agricultura, y demás industrias
de inmediata aplicaci"n. 4in em!argo, los proyectos fueron recha&ados <los principales argumentos radicaron en el
carácter antidemocrático del proecto, en tanto dejaba a un sector de las provincias sin posibilidad de renovar
localmente sus (lites , por otra parte no permitía que un vasto sector del alumnado de la escuela media recibiera
formación general$.
+a economía parecía desenvolverse satisfactoriamente sin esas escuelas, y el optimismo no tenía límites. 1uando
la oligar%uía se dio realmente cuenta del peligro %ue suponía el sistema de ensean&a tal como se lo ha!ía
esta!lecido, ya era demasiado tarde.
(5 Una !n,er0re,a(!+n !'eren,e
$ara 1irigliano, la varia!le central en la e6plicaci"n de este pro!lema reside en las necesidades econ"micas y no C
como se intenta pro!ar a%uíC en las necesidades políticas. 4eg,n esta hip"tesis, el sistema educativo creado en
las ,ltimas d(cadas del siglo pasado sería una respuesta a los re%uerimientos de una estructura econ"mica
dependiente, !asada en la e6portaci"n de materias primas y concentrada en las actividades portuarias. F+a
estructura educacional del país Cafirma 1iriglianoC esta!a pensada en funci"n de preparar funcionarios
portuarios# individuos discretamente cultos, literaria y espiritualmente alienados, te"ricamente preparados para la
vida de gran ur!e, pero de hecho in,tiles para salirse de la esfera de lo aprendido y fundamentalmente
dependientes. Esto fue posi!le por%ue la estructura educacional del país fue pensada para /uenos *ires y para
/uenos *ires conce!ido como simple puerto.
+a correspondencia %ue se puede esta!lecer entre educaci"n y economía dependiente está al nivel de decir %ue la
educaci"n correspondi" a dicha estructura econ"mica en la medida %ue no incluy" dentro de sí a ninguna forma de
preparaci"n de recursos humanos para actividades t(cnicas, y no, como parece sugerir la hip"tesis de 1irigliano, a
trav(s de la formaci"n de funcionarios portuarios. 8nclusive la descripci"n %ue (l mismo ofrece de esos funcionarios
no coincide con lo %ue la economía puede re%uerir en calidad de tal.
Entre economía y educaci"n e6iste Cen el período %ue a%uí estamos anali&andoC una correspondencia activa, o
sea, %ue la educaci"n responde a las necesidades de la economía formando los recursos humanos %ue ella
precisa!a para su funcionamiento. *sí, por e'emplo, afirma %ue F. . .todo esta!a determinado para un previo
mercado de puestos. &a clase baja cosec#a faena, la clase media embala, la clase alta dirige la operación de
e-portarF
4i !ien algunos sectores de la clase !a'a se dedica!an a tareas de tipo rural, otros sectores se radica!an en el
ám!ito ur!ano, recha&ados por las pocas posi!ilidades de tener acceso a la tierra, y comen&a!an a desarrollar
actividades de tipo semiartesanal. $or otra parte para las actividades %ue 1irigliano asigna a la clase !a'a no se
re%uería una escuela primaria o!ligatoria, por%ue esas tareas se podían cumplir perfectamente sin sa!er leer y
escri!ir.
+os sectores medios formados por el colegio nacional no esta!an vinculados con ninguna actividad productiva. El
!ur"crata era un funcionario de la administraci"n estatal y no esta!a ligado sino muy mediatamente con las
actividades del puerto. $or otra parte, esta hip"tesis no logra e6plicar por %u( los colegios nacionales tuvieron tanto
(6ito en el interior del país, donde no e6istía ninguna forma de actividad portuaria.
En cuanto a la clase alta, es cierto %ue dirigía o controla!a las operaciones de e6portaci"n, pero seguramente no lo
hacía a partir de los conocimientos ad%uiridos en instituciones de educaci"n y, menos a,n, en la universidad.
.na economía agroe6portadora !asada en la producci"n e6tensiva no re%uería un aparato de formaci"n de
recursos humanos capacitados t(cnicamente. )e allí %ue el sistema educativo argentino no incluyera por mucho
tiempo ninguna forma para satisfacer re%uisitos de ese tipo.