Perturbaciones en una transmisión

Hay tres tipos de perturbaciones
Ruido
Distorsión
Interferencia
Ruido
Son señales no deseadas que ingresan al sistema de comunicaciones y que no pueden
evitarse. Generalmente se deben a las características eléctricas del sistema de
comunicaciones o del medio a través del cual se transmite. Dichas señales producen
variaciones en la amplitud de la señal de datos. Se define como relación señal/ruido y se
expresa en decibeles a la relación entre la potencia de la señal y la potencia del ruido.
señal ruido
Cuanto más alta sea la relación anterior mejor calidad tendrá la transmisión.
Las señales de ruido tienen determinadas frecuencias que dependen de los dispositivos
eléctricos del sistema. Cuando las señales de ruido abarcan todo el espectro de frecuencias se
denomina ruido blanco.
Según su origen se puede clasificar al ruido en las siguientes categorías:
Ruido térmico
Ruido de intermodulación
Ruido impulsivo
Ruido Térmico
Se debe a la agitación térmica de los electrones dentro del conductor y es función de la
temperatura. Este tipo de ruido se encuentra presente en todos los dispositivos electrónicos y
medios de transmisión. El ruido térmico no se puede eliminar por lo que representa un límite
superior a las prestaciones que pueden alcanzarse con los sistemas de comunicaciones.
Ruido de Intermodulación
Cuando señales de diferentes frecuencias comparten un mismo medio de transmisión puede
producirse un ruido de intermodulación. Este tipo de ruido genera señales a frecuencias que
son suma o diferencia de las dos frecuencias originales, o múltiplos de éstas. Por ejemplo si
se tienen dos frecuencias f1 y f2 la mezcla de las mismas puede producir energías a
frecuencias f1 + f2 y éstas frecuencias pueden interferir con una señal de frecuencia f1 + f2.
El ruido de intermodulación se produce cuando existe alguna "no linealidad" en el transmisor,
receptor o en el sistema de transmisión. Estos sistemas, normalmente, se comportan como
sistemas lineales, es decir, la salida es igual a la entrada multiplicada por un valor constante.
En cambio en los sistemas no constantes la salida es una función más compleja de la entrada.
Estas componentes pueden aparecer a causa de de un funcionamiento incorrecto de los
sistemas o por el uso de excesiva energía en la señal.
Ruido impulsivo
El ruido impulsivo es no continuo y está constituido por pulsos o picos irregulares de corta
duración y amplitud relativamente grande, en contraste con los tipos de ruidos anteriores que
son razonablemente predecibles y de magnitud constante. Estos pulsos se generan por
diversas causas, por ejemplo son generados perturbaciones electromagnéticas exteriores
producidas por tormentas atmosféricas o fallos y defectos en los sistemas de comunicación.
Distorsión
Es una perturbación que produce la deformación de la señal en un sistema de
comunicaciones. Dado que por las características físicas el sistema de comunicaciones está
restringido a determinadas frecuencias y recordando el desarrollo de Fourier resulta que la
distorsión estará dada por la falta de las señales de frecuencias no aceptadas por el sistema de
comunicaciones.
Interferencia
Dicha perturbación es debida a señales provenientes de otras transmisiones, las cuales debido
a la proximidad de las frecuencias se mezclan con las de la señal que se transmite.

Definición
Una onda es una perturbación que se propaga desde el punto en que se produjo hacia
el medio que rodea ese punto.
Las ondas materiales (todas menos las electromagnéticas) requieren un medio
elástico para propagarse.
El medio elástico se deforma y se recupera vibrando al paso de la onda.
La perturbación comunica una agitación a la primera partícula del medio en que
impacta -este es el foco de las ondas- y en esa partícula se inicia la onda.
La perturbación se transmite en todas las direcciones por las que se extiende el
medio que rodea al foco con una velocidad constante en todas las direcciones,
siempre que el medio sea isótropo ( de iguales características físico- químicas en
todas las direcciones ).
Todas las partículas del medio son alcanzadas con un cierto retraso respecto a la
primera y se ponen a vibrar: recuerda la ola de los espectadores en un estadio de
fútbol.

La forma de la onda es la foto de la perturbación propagándose, la instantánea que
congela las posiciones de todas las partículas en ese instante.
Curiosamente, la representación de las distancias de separación de la posición de
equilibrio de las partículas al vibrar frente al tiempo dan una función matemática seno
que, una vez representada en el papel, tiene forma de onda.
Podemos predecir la posición que ocuparán dichas partículas más tarde, aplicando
esta función matemática.
El movimiento de cada partícula respecto a la posición de equilibrio en que estaba
antes de llegarle la perturbación es un movimiento vibratorio armónico simple.

Una onda transporta energía y cantidad de movimiento pero no transporta materia:
las partículas vibran alrededor de la posición de equilibrio pero no viajan con la
perturbación.

Veamos un ejemplo: la onda que transmite un látigo lleva una energía que se
descarga al golpear su punta. Las partículas del látigo vibran, pero no se desplazan
con la onda.
Las partículas perturbadas por la onda sufren unas fuerzas variables en dirección e
intensidad que les producen una aceleración variable y un M.A.S.

Pulso y tren de ondas
El movimiento de cualquier objeto material en un medio (aire, agua, etc) puede ser
considerado como una fuente de ondas. Al moverse perturba el medio que lo rodea y
esta perturbación, al propagarse, puede originar un pulso o un tren de ondas.
Un impulso único, una vibración única en el extremo de una cuerda, al propagarse
por ella origina un tipo de onda llamada pulso. Las partículas oscilan una sola vez al
paso del pulso, transmiten la energía y se quedan como estaban inicialmente. El
pulso sólo está un tiempo en cada lugar del espacio. El sonido de un disparo es un
pulso de onda sonora.
Si las vibraciones que aplicamos al extremo de la cuerda se suceden de forma
continuada se forma un tren de ondas que se desplazará a lo largo de la cuerda.
Pulsa aquí y prueba a generar pulsos y ondas
Tipos de ondas: ondas transversales y ondas longitudinales
En función del tipo de soporte que requieren para su propagación las ondas se
clasifican en mecánicas y electromagnéticas. Las mecánicas requieren un medio
elástico para propagarse y las electromagnéticas no, se pueden propagar en el vacío.
Si las clasificamos en función de como vibran respecto a la dirección de propagación
tenemos las ondas transversales y las longitudinales.
Si las partículas del medio en el que se propaga la perturbación vibran
perpendicularmente a la dirección de propagación las ondas se llaman transversales.
Si vibran en la misma dirección se llaman longitudinales.
Pulsa aquí para verlas
Aceptaremos que la forma de los pulsos no varía durante la propagación, lo cual sólo
es sólo cierto para las ondas electromagnéticas propagándose en el vacío. Las demás
ondas se atenúan.
Vamos a referirnos únicamente a ondas cuyos pulsos pueden ser descritos por las
funciones matemáticas seno y coseno. Lamamos a estas ondas ondas armónicas.
Las partículas del medio en que se propaga una ondas transversal (en este caso las
de la cuerda) vibran perpendicularmente a la posición inicial de la cuerda,
separándose de la posición inicial, subiendo y bajando con un movimiento vibratorio
armónico simple.
La separación de la posición de equilibrio responde a la fórmula y(t )=A· sen (ω t),
donde A es la amplitud o separación máxima. La velocidad de vibración de las
partículas es variable ( v=A ·ω•cos ωt ), perpendicular a la dirección de propagación
y diferente de la velocidad de propagación del pulso (V) que es constante.
Las ondas tranversales tienen crestas y valles y las longitudinales tienen
compresiones y dilataciones. En los dos tipos de ondas una partícula siempre se
separa armónicamente de la posición de equilibrio.
Si una onda interfiere con otra en determinados puntos puede ocurrir que se anule la
vibración formándose un nodo (mira el dibujo animado del inicio de la página que
representa la onda estacionaria en una cuerda).
Las ondas longitudinales (como las del sonido) se propagan en medios con
resistencia a la compresión (gases, líquidos y sólidos) y las transversales necesitan
medios con resistencia a la flexión, como la superficie de un líquido, y en general
medios rígidos. Los gases y los líquidos no transmiten las ondas transversales.
Longitud de onda, frecuencia y periodo
Se define la longitud de onda, λ, como la distancia que recorre el pulso mientras un
punto realiza una oscilación completa. El tiempo que tarda en realizar una oscilación
se llama periodo ( T ) y la frecuencia ( ν ) es el número de oscilaciones (vibraciones)
que efectúa cualquier punto de la onda en un segundo.
Pulsa aquí para ver la relación entre la longitud de onda y la frecuencia
Las ondas viajeras a lo largo de una cuerda son ondas unidimensionales y, como
todas las ondas, realizan una transmisión de energía y cantidad de movimiento sin
transporte de materia.
Cuando dos ondas se cruzan se producen los fenómenos de interferencia que afectan
a las partículas que están en el cruce pero no a las ondas, de manera que cada una
sigue su camino sin alterar ninguna de sus características ni el valor de la energía
transportada.
Realiza, observa y comprueba lo anterior en la propagación de una onda en una
cuerda tensa.
También puedes observar, pulsando aquí, como son las ondas que dan lugar a las
olas del

3.5.2.-Aberraciones
Hay varios tipos de aberraciones:
• De esfericidad, relacionadas con la forma esférica de la lente: Se producen por
falta de convergencia de las ondas luminosas que pasan por la periferia de la lente
cuando no son enfocadas en el mismo punto que aquellas ondas que pasan por el
centro, las cuales son refractadas ligeramente; mientras que las que inciden en la
periferia son refractadas en mayor grado y convergen en diferentes puntos focales.
Este es uno de los artificios más molestos y la imagen del objeto aparece dispersa y
borrosa, en lugar de enfocada y nítida (fig. 3-8). Además de la lente, la lámina
cubreobjeto empleada en la preparación histológica puede producir este tipo de
aberración. Una lámina de calidad debe tener 0,17 mm de espesor para poder ser
utilizada con las lentes objetivo de la mayoría de microscopios, de lo contrario
produce una marcada aberración de esfericidad (13, 57).

Figura 3-8.-Aberración de esfericidad. Los rayos que inciden paralelamente al eje
principal no convergen todos en un mismo punto. Los rayos de la periferia
convergen más cerca de la lente. Modificado de Dini, A. Apuntes de Física (59).

• Cromáticas, relacionadas con las variaciones en los índices de refracción de las
diversas frecuencias (colores) que conforman la luz blanca visible: Cuando la luz
blanca atravieza una lente, las diferentes frecuencias son refractadas de acuerdo a
su frecuencia. Cada color tiene un camino y un foco diferente; la luz violeta es la
más refractada y le siguen la azul, la verde y la roja, fenómeno tambien conocido
como dispersión (fig. 3-9). La incapacidad de la lente de reunir nuevamente los
rayos refractados en un punto focal común resulta en una discreta diferencia en el
tamaño del objeto y en franjas de colores rodeando la imagen (43). Los sistemas
ópticos que dan corregida esta aberración se denominan acromáticos.
Figura 3-9.-Aberración cromática. La luz blanca se descompone al atravezar la lente
y las diversas longitudes de onda convergen en varios puntos focales diferentes.
Modificado de Dini, A. Apuntes de Física (59).

• Otras aberraciones geométricas: Incluyen una variedad de efectos, tales como:
Astigmatismo: No se puede enfocar simultáneamente líneas verticales y
horizontales.
Coma: Se produce una degradación de la imagen de un punto, se ve similar a un
cometa.
Distorsión: Se manifiesta en la forma del objeto, afectando particularmente a los
bordes. El objeto se ve en forma de barril o de corset.
Curvatura del campo: El campo se ve con bordes curvos, deformando la imagen.


3.5.3.-Corrección de las aberraciones de los objetivos
La óptica geométrica da las bases para aplicar métodos que permiten la corrección
o compensación de las aberraciones. Uno de ellos es la reducción de la apertura de
ángulo del haz de luz, de manera que se evitan los rayos incidentes en la periferia
de las lentes.
Un procedimiento más complejo es la combinación de varias lentes que corrijan la
aberración. Esto se aplica para la aberración cromática y fue propuesto por Chester
More Hall en 1735 y aplicado algo más tarde en microscopios. La corrección de la
aberración esférica fue resuelta por Joseph Jackson Lister en 1830.
Para corregir las aberraciones geométricas se fabrican objetivos planos o
aplanáticos, detalle señalado con la etiqueta PLAN. Para la corrección de las
aberraciones cromáticas se elaboran objetivos denominan acromáticos, los cuales
corrigen el rojo y el azul. Los objetivos semiapocromáticos son acromáticos que
tienen una mayor apertura numérica. Los objetivos apocromáticos corrigen los
colores rojo, azul y además el verde. Estos últimos son los objetivos de mayor
calidad (47).
En el ojo humano aparecen todo tipo de aberraciones, notablemente desenfoque
(miopía e hipermetropía), astigmatismo, coma y curvatura de campo entre otras,
debido a que en generalmente este sistema óptico trabaja con una apertura pupilar
grande. Algunas se compensan de forma natural pero las más graves tales como el
desenfoque y el astigmatismo se corrigen mediante lentes o cirugía.