You are on page 1of 5

 MATERIALES A USAR

- EL CEMENTO
El cemento es vendido en bolsas de 42.5 kg.
Estas deben ser protegidas de la humedad para
que no se endurezcan antes de su uso y así
mantener sus cualidades. El lugar de
almacenaje para el cemento deberá estar
aislado de la humedad del suelo usando mantos
de plástico o creando una superficie flotante con
cartones y/o tablas de madera. No se debe
poner más de diez bolsas unas sobre otras, para evitar que las que se encuentran
abajo se aplasten y endurezcan.

El tiempo máximo de almacenamiento del cemento en la obra es
de dos meses. Antes de usarlo se debe verificar que no se hayan
formado grumos. Si esto sucede, podrá usarse siempre y cuando
los grumos puedan deshacerse fácilmente con la presión de los
dedos.









Entre los más conocidos están:

Cemento Tipo I
De uso común y corriente en construcciones de concreto y trabajos de albañilería
donde no se requieren propiedades especiales.
Cemento Puzolánico IP
Cemento al que se ha añadido puzolana hasta en un 15%, material que le da un
color rojizo y que se obtiene de arcillas calcinadas, de cenizas volcánicas o de
ladrillos pulverizados. La ventaja de reemplazar parte del cemento por este
material, es que permite retener agua, por lo que se obtiene una mayor capacidad
de adherencia.
Esto retrasa, además, el tiempo de fraguado y es conveniente cuando se necesita
de más tiempo, por ejemplo, para frotachar un piso de concreto.
Cemento Tipo II
De moderada resistencia al ataque de los sulfatos, se recomienda usar en
ambientes agresivos. Los sulfatos son sustancias que aparecen en las aguas
subterráneas o en los suelos, que cuando entran en contacto con el concreto, lo
deterioran.
Cemento Tipo III
De desarrollo rápido de resistencia. Se recomienda usar cuando se quiera
adelantar el desencofrado. Al fraguar, produce alto calor, por lo que es aplicable
en climas fríos.
Cemento Tipo IV
Al fraguar produce bajo calor, recomendable para vaciados de grandes masas de
concreto. Por ejemplo, en presas de concreto.
Cemento Tipo V
De muy alta resistencia al ataque de sales, recomendable cuando el elemento de
concreto esté en contacto con agua o ambientes salinos.






- ARENA (FINA Y GRUESA)
Esta será usada en la mezcla con el cemento,
la piedra y el agua. Su misión es el reducir los
vacíos entre las piedras. La arena no debe
contener tierra orgánica, mica, sales, agentes
orgánicos, componentes de hierro, ni tener
apariencia oscura. No debe mojarse la arena
antes de usarse.


ARENA GRUESA

Debe estar libre de polvo o sales. Es recomendable
comprar aquella que provenga de canteras conocidas.
Una vez que llegue a la obra, deberá almacenarse en
zonas libres de desperdicios. Sus partículas pueden llegar
hasta un tamaño máximo de 5 mm. Cuando se utilice en la mezcla para asentar
ladrillos, debe estar seca antes de su uso. Así impedirá que al entrar en contacto
con el cemento se inicie la fragua (endurecimiento de la mezcla) antes de tiempo.
• Se vende por metros cúbicos (m3).

 ARENA FINA

No debe contener tierra, polvo, mica, sales, ni
presentar una apariencia muy oscura. Es mejor
comprarla en canteras de garantía. Por ningún motivo
debe usarse arena de mar. Tampoco debe mojarse la
arena antes de su uso. Sus partículas deben tener un
tamaño máximo de 1 mm.

Se puede probar si la arena es mala,
colocando la arena en un recipiente
con agua. Si flota mucho polvo o
suelo, esto indica que se separará de
la mezcla.

- LA PIEDRA CHANCADA
Se obtiene de la trituración con maquinarias de las rocas.
La piedra debe ser partida y angulosa. Debe
ser dura y compacta. Las piedras que se
parten fácilmente no son buenas.
Se vende en tamaños máximos de 1", 3/4" y 1/2" y su elección depende del
lugar de la estructura donde se le empleará
 CONSIDERACIONES:
•Se vende por metros cúbicos (m3).
•Esta piedra debe ser de alta resistencia; no debe tener una apariencia porosa o
romperse fácilmente.
•No debe tener arcilla, barro, polvo, ni otras materias extrañas.
•Antes del mezclado, es recomendable humedecerla para limpiarla del polvo y
para evitar que absorba agua en exceso
- EL AGUA
El agua debe ser limpia, libre de impurezas, fresca, sin
olor, color ni sabor, es decir, debe ser agua potable. La
cantidad de agua a utilizarse en las mezclas de
concreto es muy importante. Cuando la mezcla no es
manejable y se incrementa la cantidad de agua, se pierden propiedades
importantes del concreto.

 CONSIDERACIONES:
•No debe presentar espuma cuando se agita.
•No debe utilizarse en otra cosa antes de su empleo en la construcción.
•El agua de mar no es apropiada para la preparación del concreto debido a que las
sales que contiene pueden corroer el fierro.

 EQUIPOS

- LA MEZCLADORA

Tiene como función preparar el concreto,
mezclando cemento, arena, piedra y agua. La
ventaja de usar una mezcladora, en lugar de hacer
No use agua sucia
el batido a mano, es que la mezcla de concreto queda más homogénea,
mejorando su calidad.
El tiempo de mezclado depende del tipo de equipo empleado, pero en ningún caso
este tiempo debe ser menor a 2 minutos. El tiempo se toma en cuenta desde que
todos los elementos han ingresado a la mezcladora.
Hay dos tipos de mezcladora: la de tolva
y la de trompo. La mezcladora de tolva
permite alimentar la piedra y la arena
con buggies. En cambio, en la de
trompo, se necesita levantar los
componentes a la altura de la boca de
entrada, por lo que la preparación de
concreto es más lenta.
Existen mezcladoras de diferentes
tamaños, las más comunes son las de 9
y 12 pies cúbicos.

- LA VIBRADORA