You are on page 1of 17

EXPEDIENTE

:
ESPECIALISTA :
ESCRITO : 01
SUMILLA : Demanda de Amparo
SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO MIXTO UNIPERSONAL Y PREPARATORIO DE
LUCANAS PUQUIO.
ISABEL MEZA AUCCASI, con D.N.I. N° 28804906, indicando
domicilio real y actual en Jr. Ocaña Nº 128- PUQUIO, en
calidad de DIRECTORA NOMBRADA de la Institución
Educativa Inicial Nº 152 de Pichccachuri”, jurisdicción de la
UGEL LUCANAS PUQUIO, señalando domicilio procesal en
Calle Mariscal Cáceres N° 208 (Derrama Magisterial); a Ud.
atentamente digo:
Que, de conformidad con lo previsto en el Inc. 2) del
Art. 200° de la Constitución Política del Estado; y conforme a los Arts. 1º, 2º, 3º, 5º,
37º, 38º, 40º, 41º, 45º y demás pertinentes de la Ley Nº 28237 – Código Procesal
Constitucional; interpongo Demanda de ACCION DE AMPARO CONSTITUCIONAL
contra los siguientes y su entidad respectiva:
NOMBRE Y DIRECCION DE LOS DEMANDADOS:
a) Jaime Saavedra Chanduví, Ministro de Educación, vía su Procurador Público
para Asuntos Judiciales, con domicilio en el Jr. Sánchez Cerro N° 2150, Jesús
María, Lima; y
b) Julio Andrès Gutièrrez Valle, Director de la Unidad de Gestión Educativa
Local de Lucanas Puquio UGEL, sito en el Jr. Bolognesi s/n. (Plazuela
Bolognesi) - Puquio.

A quiénes se le deberá de notificar en el domicilio antes indicado, a fin que por
sentencia judicial se sirva Ud. disponer lo siguiente:

I. PETITORIO:
a) Pretensión Principal: Solicito que se dicte sentencia declarando la
inaplicación en mi caso de las “Normas Para la Evaluación Excepcional
prevista en la Décima Primera Disposición Complementaria Transitoria del
Reglamento de la Ley de Reforma Magisterial”, aprobado mediante la
Resolución Ministerial N° 204-2014-MINEDU que tiene como complemento
normativo la Resolución Ministerial N° 214-2014-MINEDU que aprueba el
cronograma del procedimiento excepcional de evaluación para los profesores
que se desempeñan como Director o Subdirector en instituciones educativas
públicas, pues dichos dispositivos legales regulan el “procedimiento
excepcional” de evaluación para los profesores que se desempeñan como
Director o Subdirector en instituciones educativas públicas de Educación
Básica Regular. En consecuencia, debe quedar vigente mi calidad de
DIRECTORA NOMBRADA de la Institución Educativa Inicial Nº 152
ubicada en el barrio de pichccachuri y jurisdicción de la UGEL LUCANAS
PUQUIO, pues se está contraviniendo o transgrediendo los numerales 10), 16)
y 25) del Art. 37° (derecho al trabajo, a la tutela efectiva y otros derechos) de la
Ley N° 28237, Código Procesal Constitucional, tales como el numeral 15) y el
literal D del numeral 24) del artículo 2° de la Constitución Política (el principio
de legalidad), en concordancia con el numeral 3) del artículo 139° del cuerpo
legal precitado (la observancia del debido proceso y tutela jurisdiccional).

b) Pretensión accesoria: CONSECUENTEMENTE, se disponga la reposición del
estado de las cosas a la situación anterior de la violación constitucional,
declarando por tanto mi permanencia en el cargo de DIRECTORA
NOMBRADA Y TITULAR hasta proceder con la evaluación del Desempeño
Laboral en el Cargo, CONFORME LO DISPONE LA LEY N° 29944, EN SUS
ART. 33°, 35° Y 38°.

I.-FUNDAMENTOS DE HECHO:
PRIMERO: que, es el caso señor Juez, que la accionante viene ejerciendo el cargo
de Director Titular nombrado Resolución Directoral Nº 0314 de fecha 13 de setiembre
de 1994, fue reasignada Resolución Directoral Nº 066 de fecha 04 de marzo del 2002
y . A dicho cargo accedí mediante concurso público, hecho que acredito mediante
la Resolución Directoral N° 1354 del 31 de julio del 2006 UGE Lucanas Puquio.
1.1.- Que, por razones contenidas en la Ley, fui reasignada, teniendo como
destino la institución educativa Inicial Nº 154 de Ccayao hecho que se concretó
mediante la Resolución Directoral N° 066 de fecha 04 de marzo del 2002.
Posteriormente en el año 2006. En atención a ello, se emite la resolución Directoral N°
1354 UGEL de fecha 31 de julio del 2006, siendo mi código de plaza actual es el N°
1144112718k3, que en atención a la implementación del SIRA por parte del MINEDU
se ha asignado a mi plaza hoy sometida al ilegal “procedimiento excepcional”.
Demuestro y enfatizo, Señor Juez, que EL CARGO DE DIRECTORA
NOMBRADA QUE OSTENTO DESDE 1994 A LA FEC HA, LO OBTUVE VÍA
CONCURSO PÚBLICO.
SEGUNDO:Que, asimismo, es de público conocimiento que en fecha 26 de
noviembre del 2012, se pública en el Diario Oficial “El Peruano”, la Ley N° 29944, Ley
de Reforma Magisterial que establece en su Decima Sexta Disposición
Complementaria, Transitoria y Final la derogatoria de:
“…las Leyes 24029, 25212, 26269, 28718, 29062 y 29762 y
déjense sin efecto todas las disposiciones que se opongan
a la presente Ley, sin perjuicio a lo establecido en las
disposiciones complementarias, transitorias y finales,
sétima y décima cuarta de la presente Ley”;
De tal forma se incorpora de forma automática a los docentes y directivos
provenientes de otras normativas al régimen laboral regulado por la acotada Ley de
Reforma Magisterial N° 29944.
TERCERO:
Que, con fecha 03 de mayo del 2013, se pública en el Diario Oficial “El Peruano”, el
Decreto Supremo N° 004-20013-ED, Reglamento de la Ley de Reforma Magisterial”;
norma que establece en la Décima Primera Disposición Complementaria la
adecuación de cargos anteriores a la Ley al consignar:
“Todos los nombramientos y designaciones a cargos que
se hayan efectuado por disposición de normas anteriores
que ya no estén vigentes, serán adecuados a los cargos de
las áreas de desempeño laboral establecidas en la Ley. En
el caso que el cargo haya dejado de existir el profesor será
reubicado como profesor de aula o por horas, de acuerdo a
su formación inicial y especialización debidamente
certificada”.
Que, estando a la norma glosada, se deduce que el Directivo nombrado en los
regímenes regulados por las leyes derogadas, tales como la Ley N° 24029 y su
modificatoria N° 25212, Ley del Profesorado, y la Ley 29062, Ley de la Carrera
Pública Magisterial, fueron incorporados automáticamente al cargo del Área de
Desempeño Laboral correspondiente al de Gestión Institucional
1
.

CUARTO: Que, debe tenerse en cuenta que en el capítulo IV,artículo 13° de la Ley
N° 29944 de Reforma Magisterial, específicamente se CONSIGNAN LOS ÚNICOS
TIPOS DE EVALUACIONES QUE LA LEY PERMITE:
En la Carrera pública Magisterial se realizan las siguientes
evaluaciones:

1
Art. 12° de la Ley 29944.- Área de Desempeño Laboral: (…) b) Gestión institucional: Comprende a los
profesores en ejercicio de los cargos de Director de Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL), Director o Jefe
de Gestión Pedagógica, Especialista en Educación de las diferentes instancias de gestión educativa
descentralizada, director y Subdirector de institución educativa.

a) Evaluación para ingreso a la Carrera Pública
magisterial.
b) Evaluación para desempeño docente.
c) Evaluación para el ascenso.
d) Evaluación para acceder a cargos.

Asimismo, el Art. 35º de la Ley, precisa los cargos del área de gestión institucional y
precisa:
“Los cargos del Área de Gestión Institucional son los
siguientes:
(…)
d) Directivos de Institución Educativa”
Cargo al que puede acceder el profesor, conforme lo indica el Art. 33° de la Ley
de Reforma Magisterial N° 29944 que consigna:
“…por concurso y por un período de tres años”.
Agrega esta misma norma, que:
“…Al término del período de gestión es evaluado para
determinar su continuidad en el cargo o su retorno al
cargo docente…”.
Como Observamos, la norma distingue dos situaciones de hecho, el ACCESO a
una plaza vacante y la PERMANENCIA en el cargo, esta situación última depende
de la EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO LABORAL, conforme lo indica el Art. 38°
de la Ley N° 29944.
QUINTO: Que, las normas precitadas, es decir, los artículos 33º y 38º de la Ley Nº
29944, que son parte de la motivación jurídica de la normatividad que se ha emitido
para efectos de impulsar “El Procedimiento Excepcional de Evaluación para los
Profesores que se Desempeñan como Director o Subdirector en Instituciones
Educativas” queda claro el “procedimiento excepcional” no está consignado como
tipo de evaluación en la Ley N° 29944. Es así, que en fecha 20/05/2014 se publica el
D.S. N° 003-2014-MINEDU. Dicho dispositivo decretó la modificación del Reglamento
de la Ley de Reforma Magisterial e incorporó en el D.S. N° 004-2013-ED la Décima
Primera Disposición Complementaria Transitoria que establece “El Procedimiento
Excepcional de Evaluación para los Profesores que se Desempeñan como Director o
Subdirector en Instituciones Educativas”. Debemos señalar, enfáticamente, que dicho
tipo de evaluación excepcional contraviene la ley, afecta mis derechos y no está
contenida ni contemplada en la Ley de Reforma Magisterial N° 29944.
5.1.- Que, en fecha 23 de mayo del 2014 se publica la R.M. N° 204-2014-
MINEDU que aprueba y contiene las “Normas Para la Evaluación Excepcional
prevista en la Décima Primera Disposición Complementaria Transitoria del
Reglamento de la Ley de Reforma Magisterial”. Asimismo, en fecha 25/05/2014 se
publica la R.M. N° 214-2014-MINEDU que resuelve convocar y aprobar el cronograma
del “procedimiento excepcional” de evaluación para los profesores que se
desempeñan como Director o Subdirector en instituciones educativas Públicas”.
Siendo así, los Directores y Subdirectores que estamos en calidad de NOMBRADOS
estamos siendo obligados a participar de este proceso evaluador que no está
contenido en la Ley, como un tipo de evaluación y más para efectos de ser
desconocidos en nuestros derechos y funciones.
SEXTO: Que, mediante Resolución Ministerial Nº 204-2014-MINEDU, de fecha 23
de abril del 2014, se aprueba las “Normas Para la Evaluación Excepcional prevista en
la Décima Primera Disposición Complementaria Transitoria del Reglamento de la Ley
de Reforma Magisterial”. que en su finalidad se refiere:
“Evaluar de manera excepcional a los profesores que
vienen ejerciendo funciones de Directivos en instituciones
públicas…”.
6.1.- Fluye de la norma citada, una finalidad sustentada en lo regulado por los
Art. 35° y 38° de la citada Ley N° 29944; normas referidas a la convocatoria para
evaluación de desempeño, pero; contraviniendo lo previsto por el Art. 33°, esto es, la
evaluación para la continuidad en el cargo, y el Art. 38°, referida a la evaluación del
desempeño en el cargo. Esta incongruencia normativa, no ha observado, analizado y
actuado desde el contenido de la Décima Primera Disposición Complementaria del
Decreto Supremo N° 004-2013-ED publicado en fecha 03 de mayo del 2013, referida
a la adecuación de cargos anteriores a la Ley. Esto es, de acuerdo a la norma
acotada desde el 04 de mayo del 2013, el suscrito, es parte del área de gestión
institucional con el cargo de DIRECTORA NOMBRADA y debo ser evaluada en el
desempeño de mi gestión para efectos de ser ratificado en el cargo o retornar a aula.
Sin embargo, se pretende que la suscrita sea parte del “procedimiento de evaluación
excepcional” vulnerando la normatividad y violentando mis derechos constitucionales
y laborales.
6.2.- Que, por tanto, nos encontramos ante derechos que no pueden ser
contravenidos de manera tan sencilla, pues lo que se busca es que la suscrita
participe en dicha “evaluación excepcional” para efectos de al aprobar o calificar
pierda la calidad de Directora nombrada y pase a ser un Directivo ya no nombrado,
sino designado en el cargo por solo tres años, ello es ilegal, máxime si tenemos en
cuenta lo contenido en el Art. 26° de la Constitución Política del Estado, referido a
Principios laborales y que a la letra consigna:
“En la relación laboral se respetan los siguientes
principios:
1.- Igualdad de oportunidades sin discriminación.
2.- Carácter irrenunciable de los derechos reconocidos por
la Constitución y la Ley.
3.- Interpretación favorable al trabajador en caso de duda
insalvable sobre el sentido de una norma”.
SÉPTIMO: En efecto, esta convocatoria de forma ilegal al Concurso Público para
ser evaluados de forma excepcional, demuestra que el Ministerio de Educación afecta
los principios invocados en el introito de la demanda, al incumplir temerariamente lo
regulado por el Art. 38º de la tantas veces citada Ley 29944, que prescribe:
“El desempeño del profesor en el cargo es evaluado al
término del periodo de su gestión. La aprobación de esta
evaluación determina su continuidad en el cargo y la
desaprobación, su retorno al cargo docente. (…)”.
La norma precitada, no regula el desconocimiento o la nulidad del cargo que he
venido ostentando, por el contrario, como ya se dijo, evalúa la continuidad o no en el
cargo en el que me encuentro ocupando, no por decisión personal, sino por mandato
expreso del Reglamento de Ley de Reforma Magisterial, que dispuso adecuar mi
situación laboral anterior a la Ley. En tal sentido, tengo el derecho y tiene la obligación
imperativa la emplazada de proceder conforme a lo establecido por el acotado Art. 38°
de la Ley.
OCTAVO: Que, en otro términos señor Juez, el Ministerio de Educación lejos de
desconocer el cargo de Directora, que ostento en calidad de nombrada y someterme
nuevamente a concurso público para ser ratificada en el cargo de Directora, el cual
ya lo tengo, debería convocar no a una “evaluación excepcional”, sino a una
Evaluación del Desempeño Laboral para directores y subdirectores, considerando la
adecuación al cargo, a fin de determinar la continuidad en el cargo que se ocupa o su
reubicación al de docente, conforme lo establece el Art. 38° de la Ley.
NOVENO: Que, no existe duda alguna para la suscrita, que la Directiva cuestionada,
aprobada por la Resolución Ministerial Nº 204-2014-MINEDU que establece el
procedimiento de la ilegal “Evaluación excepcional” y la R. M. N° 214-2014-MINEDU
que aprueba la convocatoria y el cronograma de la tan señalada “Evaluación
Excepcional“ que publica mi plaza de Directora para ser concursada, indudablemente
afecta la legalidad, el debido proceso y el derecho al trabajo vulnerándose derechos
laborales amparados por la propia Ley N° 29944 en sus Arts. 32°, 33°, 35° y 38°, que
imperativamente regulan el acceso y CONTINUIDAD EN EL CARGO, considerando
la evaluación para acceso al cargo; el cargo y periodo de gestión; cómo se accede al
cargo; y la evaluación del desempeño en el cargo. Preceptos normativos que han sido
desnaturalizados, vulnerados y/o afectados por la convocatoria realizada mediante la
R.M. N° 204-2014-MINEDU y la R.M. N° 214-2014-MINEDU.
9.1.- Que, para precisar la ilegalidad de esta “evaluación excepcional” que no
significa evaluación de desempeño en el cargo tal como lo establece la ley, es que
ningún articulado de las normas legales cuestionadas aborda por ejemplo la
valoración y obligatorio puntaje que deben tener - en una objetiva y real evaluación de
desempeño en el cargo – las felicitaciones, los logros académicos (maestrías y/o
doctorados logrados por los Directivos), el manejo adecuado de los instrumentos de
gestión por cada Director en cada institución educativa, la creación intelectual, las
mejoras y avances, los proyectos innovadores implementados por cada Director como
parte de su capacidad de gestión, el desarrollo o declive de las instituciones
educativas. Estos aspectos para nada son objetos de calificación, siendo ellos, los
indicadores indudables del buen desempeño o no de los directivos en el ejercicio de
su cargo.
9.2.- Que, el contenido de la ilegal “evaluación excepcional“ NO CONSTITUYE, NI
SIGNIFICA NINGUNA EVALUACIÓN DE DESEMPEÑO EN EL CARGO. Es una
prueba estandarizada, que pretende desentenderse de una evaluación de
gestión que evalúe lo que el Directivo ha desarrollado en la institución
educativa a su cargo y que identifique las particularidades de cada institución
educativa, de la gestión particular y específica que desarrolla cada Directivo. Es más,
ello se acredita de la lectura del artículo 6.3.1 de la R.M. N° 204-2014-MINEDU que
se refiere a la Primera dase de la Evaluación Excepcional y que a la letra señala:
“los profesores responden en esta fase a dos instrumentos
de evaluación:
a) La prueba de comprensión de textos funcionales al
ejercicio Directivo.
b) La prueba de solución de casos…”
Que, para mayor abundamiento ello queda claro en la parte referida a
especificaciones de cada uno de los instrumentos de evaluación – tratados y
contenidos en el artículo 2° y 3° del anexo 2° de la R.M. N° 204-2014-MINEDU - se
desprende justamente que lo que no se mide es el desempeño en el cargo que cada
Directivo ha realizado. Lo demostramos con la misma norma acotada que señala:
“La prueba de comprensión de textos evalúa la habilidad
de comprensión de textos vinculados con el quehacer
directivo… las preguntas evalúan la dimensión literal e
interferencial de la comprensión de textos expositivos,
argumentativos y descriptivos…”
“La Prueba de solución de casos evalúa la capacidad para
proponer acciones que sean útiles para una adecuada
gestión de las condiciones para la mejora de los
aprendizajes…”
9.3.- Que, como podemos demostrar la “evaluación excepcional” evalúa la habilidad
para comprender textos que tienen que ver con el quehacer de los Directivos,
mientras que el otro instrumento de evaluación - de forma también uniforme y general
a todos los directivos – evalúa la capacidad para proponer acciones para la mejora de
los aprendizajes. Ello se contrapone absolutamente a lo sostenido y contenido en el
artículo 62° del Reglamento de la Ley de Reforma Magisterial aprobado por D.S. N°
04-2013-ED y que en la parte referida a evaluación de desempeño en el cargo
expresamente establece:
“62.1.- La evaluación de desempeño en el cargo TIENE
COMO OBJ ETIVO COMPROBAR LA EFICACIA Y
EFICIENCIA DEL PROFESOR EN EL EJ ERCICIO DEL
CARGO. Se realiza en la instancia de gestión Educativa
Descentralizada en la que labora, en base a los indicadores
de desempeño establecido para cada cargo.
62.2.- La evaluación de desempeño en el cargo se realiza al
término del plazo de duración del cargo establecido en la
Ley, con excepción del cargo de Director de UGEL o el
Director o J efe de Gestión Pedagógica de la DRE, UGEL
que puede ser evaluado antes de año.”
Que, se desprende de lo citado, que la “Evaluación excepcional” no mide ni
evalúa lo precisado por la normatividad, pues la eficacia y eficiencia implica capacidad
de gestión asumida y demostrada en el ejercicio del cargo en la institución educativa
en la cual el Directivo ha tenido responsabilidad funcional. Lo cierto es que definitiva e
indudablemente va a resultar imposible que la eficacia y eficiencia puede demostrarse
con la sola aplicación de dos instrumentos de evaluación que no van a entender ni
tener en cuenta las particularidades y desempeños de los Directivos en cada
institución educativa. Por tanto, la aplicación de la “evaluación Excepcional resultaría
y devendría en ilegal y vulneradora de derechos fundamentales.
DÉCIMO: Asimismo, la citada Directiva colisiona y/o violenta el contenido del Art.
103° de la Constitución Política, modificado por la Ley de Reforma Constitucional N°
28389, que establece: (…)
“La ley, desde su entrada en vigencia, se aplica a las
consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas
existentes y no tiene fuerza ni efectos retroactivos; salvo,
en ambos supuestos, en materia penal cuando favorece al
reo”.
En tanto es así, la norma aplicable a la recurrente para evaluar el desempeño en
el cargo y la continuidad en él, se encuentran reguladas en la Ley N° 29944 y su
Reglamento aprobado por el Decreto Supremo N° 004-2013-ED. No está permitido
entonces por Constitución Política y la Ley, el procedimiento que regula o establece la
Resolución Ministerial Nº 204-2014-MINEDU y la R.M. N° 214-2014-MINEDU, toda
vez que hace una convocatoria para un “Procedimiento excepcional” de evaluación de
las plazas de directivas titulares, obviando que en este caso lo correcto, legal y justo
es la evaluación para tratar sobre la continuidad o no en el cargo, MEDIANTE UNA
EVALUACIÓN DE DESEMPEÑO EN EL CARGO.
Esta inobservancia implica que no se tiene en cuenta la teoría de los hechos
cumplidos cuando favorece al trabajador; teoría, que según lo ha sentenciado el
Tribunal Constitucional, significa que la ley despliega sus efectos desde el momento
en que entra en vigor, debiendo ser aplicada a toda situación subsumible en el
supuesto de hecho.
DÉCIMO PRIMERO: En el extremo de la vulneración y/o agresión se encuentra el
principio de legalidad
2
, previsto y reconocido en el literal d) del inciso 24 del Art. 2° de
la Constitución Política, pues no se observa y aplica lo expresamente regulado por la
Ley N° 29944, afectando la amparada teoría de los hechos cumplidos, en desmedro
de un Estado de Derecho. Asimismo, se ha vulnerado el principio al debido proceso
3
,
cautelado por el artículo 139° inciso 3) de la Constitución, que deviene en un derecho
continente, puesto que comprende, a su vez, diversos derechos fundamentales de
orden procesal. A este respecto, el Tribunal Constitucional ha afirmado lo siguiente:
“(...) su contenido constitucionalmente protegido
comprende una serie de garantías, formales y materiales,
de muy distinta naturaleza, que en conjunto garantizan que
el procedimiento o proceso en el cual se encuentre
inmerso una persona, se realice y concluya con el
necesario respeto y protección de todos los derechos que
en él puedan encontrarse comprendidos. (STC 7289-2005-
AA/TC, FJ 5.)
Al respecto, es importante precisar que, el Tribunal Constitucional ha
reconocido en este derecho una dimensión sustancial, de modo tal que el juez
constitucional está legitimado para evaluar la razonabilidad y proporcionalidad de las
decisiones sea cual fuere la entidad que las emita
DÉCIMO SEGUNDO: Que, finalmente, debo advertir señor Juez, la presente
demanda se sustenta en una violación de mis derechos constitucionales y del Estado
de Derecho, es pertinente recordar que el Tribunal constitucional peruano ha

2
Fundamento 15 EXP. N.° 3741-2004-AA/TC
En ese sentido, el principio de legalidad en el Estado constitucional no significa simple y llanamente la ejecución y el
cumplimiento de lo que establece una ley, sino también, y principalmente, su compatibilidad con el orden objetivo de
principios y valores constitucionales; examen que la administración pública debe realizar aplicando criterios de razonabilidad,
racionalidad y proporcionalidad. Esta forma de concebir el principio de legalidad se concretiza, por ejemplo, en el artículo III
del Título Preliminar de la Ley del Procedimiento Administrativo General, cuando señala que la actuación de la administración
pública tiene como finalidad la protección del interés general, pero ello sólo es posible de serrealizado «(...) garantizando los
derechos e intereses de los administrados y con sujeción al ordenamiento constitucional y jurídico en general» (énfasis
agregado).

3
Fundamento 8) Exp. N.º 01412-2007-PA/TC
Como ya lo ha expresado el Tribunal Constitucional en abundante y sostenida jurisprudencia el debido proceso está
concebido como el cumplimiento de todas las garantías y normas de orden público que deben aplicarse a todos los casos y
procedimientos, en cuyo seno se alberga los actos administrativos, a fin de que las personas estén en la posibilidad de
defender adecuadamente sus derechos ante cualquier acto del Estado o de los particulares que pueda afectarlos. Queda
claro, entonces, que la cláusula fundamental contenida en el artículo 139.3 de la Constitución Política del Perú, no es
“patrimonio” exclusivo de los procesos jurisdiccionales, sino que el respeto del contenido del debido proceso se hace
extensivo a los procesos administrativos públicos (como es el caso de autos) o privados
precisado en reiterada línea jurisprudencial (STC N.° 2593-2003-AA/TC) que, para
ser objeto de protección a través de los procesos constitucionales, la amenaza de
violación de un derecho constitucional debe ser cierta y de inminente realización; es
decir, el perjuicio debe ser real, efectivo, tangible, concreto e ineludible, excluyendo
del amparo los perjuicios imaginarios o aquellos que escapan a una captación
objetiva. En consecuencia, para que sea considerada cierta, la violación o amenaza
debe estar fundada en hechos reales, y no imaginarios, y ser de inminente
realización, esto es, que el perjuicio ocurra en un futuro inmediato, y no en uno
remoto. A su vez, el perjuicio que se ocasione en el futuro debe ser real, pues tiene
que estar basado en hechos verdaderos; efectivo, lo cual implica que
inequívocamente menoscabará alguno de los derechos tutelados; tangible, esto es,
que debe percibirse de manera precisa; e ineludible, entendiendo que implicará
irremediablemente una violación concreta. Situación o exigencia que se acredita al
compulsar los Arts. 32°, 33°, 35° y 38° de la Ley N° 29944, la Décima Primera
Disposición Complementaria del Decreto Supremo N° 004-2013-ED vs las
“Normas Para la Evaluación Excepcional prevista en la Décima Primera
Disposición Complementaria Transitoria del Reglamento de la Ley de Reforma
Magisterial” aprobada mediante la R.M. N° 204-2014-MINEDU y la R.M. N° 214-
2014-MINEDU que aprueba la convocatoria y cronograma para efectos de la
“Evaluación Excepcional”. Debo decir que mi plaza ha sido publicada y por
tanto la amenaza a mi derecho al trabajo y al debido proceso resulta innegable..
DÉCIMO TERCERO: Teniendo en cuenta lo expuesto, debemos expresar primero
que el derecho al trabajo es un derecho reconocido por el Art. 22º de la Constitución
Política del Estado al señalar:
“El trabajo es un deber y un derecho. Es base del
bienestar social y un medio de realización de la
persona”
Siendo que su contenido esencial implica dos aspectos, conforme lo ha
desarrollado el Tribunal Constitucional en el Fundamento Jurídico Nº 12 de la
Sentencia recaída en el Expediente Nº 1124-2001-AA/TC:
“(…) El acceder a un puesto de trabajo, por una
parte y, por otra, el derecho a no ser despedido por
causa justa, cabe precisar que, en el primer caso, el
derecho al trabajo supone la adopción por parte del
Estado de una política orientada a que la población
acceda a un puesto de trabajo; si bien hay que
precisar que la satisfacción de este aspecto de este
derecho constitucional implica un desarrollo
progresivo y según las posibilidades del Estado.
(…)”.
Que, adicionalmente, consideramos que el derecho al trabajo no solo supone el
deber del Estado de promover condiciones necesarias para que las personas accedan
a un puesto de trabajo, sino que también que las condiciones laborales que consagre
la legislación laboral (sea del sector público o privado) no sean reducidas o eliminadas
por una norma posterior, afectando los derechos de los trabajadores (en este caso,
los Directivos). Lo expuesto se traduce en el principio laboral de condición más
beneficiosa que supone el mantenimiento de los derechos adquiridos por el
trabajador, pese a la ulterior aprobación de una norma que con carácter de
generalidad, establezca condiciones menos favorables que las disfrutadas a título
individual. Como señala el Profesor Javier Neves Mujica:
“(…) se ha construido el principio de la condición
más beneficiosa, que permite al trabajador
mantener la ventaja alcanzada” (
4
).
A tal efecto, el Tribunal Constitucional ha señalado en el Fundamento Jurídico
Nº 19 de la Sentencia recaída en el Expediente Nº 0008-PI/TC lo siguiente:
“De conformidad con lo que dispone el artículo 23
de la Constitución, el Estado asume las siguientes
responsabilidades con relación al trabajo: (…) –
Asegurar que ninguna relación laboral limite el
ejercicio de los derechos constitucionales ni
desconozca ni rebaje la dignidad del trabajador
(…)”
En ese sentido, el Estado (a través del Ministerio de Educación pretende aplicar la
Resolución Ministerial N° 204-2014-MINEDU que aprueba las Normas Para la
“Evaluación Excepcional” que no está contenida ni consignada en la Ley de Reforma
Magisterial, la Resolución Ministerial N° 214-2014-MINEDU que aprueba la
convocatoria y cronograma la proceso de “evaluación excepcional”, obligándome a
participar de un proceso donde se violenta mi calidad de DIRECTORA NOMBRADA y
me obliga a ser partícipe de un proceso que no es acorde a ley, vulnerando, entonces,
mi derecho al trabajo, con la convocatoria a “evaluación extraordinaria” para los
Directivos, a sabiendas que este proceso no es legal, máxime si menoscaba mi
dignidad de Directora, al intentar despojarme de mi cargo sin haber procedido
conforme lo establece los Art. 35° y 38° de la Ley N° 29944.
II.- FUNDAMENTOS DE DERECHO:
Que, a efectos de admitirse y tramitarse la demanda de amparo tenga en cuenta
además los fundamentos de derecho que seguidamente invoco:
2.1.-Que, la Constitución Política del Perú en su artículo 200º, inciso 2), señala
que:
“La Acción de Amparo, que procede contra el hecho u omisión,
por parte de cualquier autoridad, funcionario o persona, que
vulnera o amenaza los demás derechos reconocidos por la
Constitución”.

(
4
) NEVES MUJICA, Javier. Introducción al Derecho del Trabajo. Lima: ARA Editores, 1997. P. 145.
En el mismo sentido el artículo 2º del Código Procesal Constitucional establece
que:
“Los procesos constitucionales de hábeas corpus, amparo y
hábeas data proceden cuando se amenacen o viole los derechos
constitucionales por acción u omisión de actos de cumplimiento
obligatorio, por parte de cualquier autoridad, funcionario o
persona. Cuando se invoque la amenaza de violación, ésta debe
ser cierta y de inminente realización…”.
Que de lo expuesto en los artículos citados, resulta que es requisito sine
quanon para la procedencia del amparo, la existencia de algún hecho u omisión
concreto de parte del demandado que vulnere o amenace los derechos
constitucionales del accionante. Se requiere además, como se da en la presente
situación, que la vulneración de los derechos sea cierta y de inminente
realización.
Las exigencias de la normas precitadas para la admisión y resolución de un
proceso de amparo, se encuentran cumplidas y acreditadas con el acto administrativo,
esto es, el Decreto Supremo N° 03-2014-MINEDU que incorpora una nueva
Disposición Complementaria Transitoria al Reglamento de la Ley N° 29944, Ley de
Reforma Magisterial, aprobado por Decreto Supremo N° 004-2013-ED, la Resolución
Ministerial N° 204-2014-MINEDU que aprueba las “Normas Para la “Evaluación
Excepcional” que no está contenida ni consignada en la Ley de Reforma
Magisterial”, la Resolución Ministerial N° 214-2014-MINEDU que aprueba la
convocatoria y cronograma la proceso de “evaluación excepcional”, obligándome a
participar de un proceso donde se violenta mi calidad de DIRECTORA NOMBRADA y
me obliga a ser partícipe de un proceso que no es acorde a ley, por no ser evaluación
de desempeño de gestión, tal como la ley indica, vulnerando los principios
constitucionales de principio de legalidad y debido proceso, al afectar mi
nombramiento ilegalmente en el Cargo de DIRECTORA NOMBRADA de la institución
educativa Inicial Nº 152 de Pichccachuri”, jurisdicción de la UGEL LUCANAS -
PUQUIO.
2.2.-En la Ley N° 28237 “Código Procesal Constitucional”, sus artículos
siguientes:
 Artículo II del Título Preliminar, son fines esenciales de los procesos
constitucionales garantizar la primacía de la Constitución y la vigencia efectiva
de los derechos constitucionales.
 Artículo 15°, por cuanto la finalidad del recurrente con la interposición de la
presente medida cautelar es la de suspender el acto violatorio de mi
derechos constitucionales invocados y se reponga la situación de hecho
anterior a la existencia de los actos violatorios.
 Artículo 37º, según el cual el amparo procede en defensa de los siguientes
derechos: 10) Al trabajo y 25) “Los demás que la Constitución reconoce”.
 Artículo 39°, que permite interponer demanda de amparo, a cualquier persona
cuando se trate de amenaza o violación de derechos difusos que gocen de
reconocimiento constitucional.
 Artículo 46°, numeral 2) respecto a la “EXCEPCIONES AL AGOTAMIENTO
DE LA VIA PREVIA”, el inciso 4) del Art. 5º de la Ley Nº 28237 - Código
Procesal Constitucional, establece como causal de improcedencia de las
acciones de garantía (incluyendo la presente), el no agotamiento de las vías
previas, salvo en los supuestos previstos en el citado Código. En el caso del
proceso de acción de amparo, las excepciones a esta causal de
improcedencia, están reguladas en el Art. 46º de la norma citada, que señala lo
siguiente:
“Art. 46º.- Excepciones al agotamiento de las vías previas.-
No será exigible el agotamiento de las vías previas si:
1) Una resolución, que no sea la última en la vía
administrativa, es ejecutada antes de vencerse el plazo
para que quede consentida;
2) Por el agotamiento de la vía previa la agresión pudiera
convertirse en irreparable;
3) La vía previa no se encuentra regulada o ha sido iniciada
innecesariamente por el afectado; o
4) No se resuelve la vía previa en los plazos fijados para su
resolución.”(subrayado agregado).
Las vías previas están relacionadas con el conocimiento y solución de un conflicto
de intereses a un nivel pre-judicial, implicando su exigencia que el supuesto
afectado en sus derechos, antes de someter la cuestión al órgano jurisdiccional
debe recurrir previamente ante el supuesto agresor y agotar todos los recursos
establecidos para enervar y atacar los efectos del acto que ocasiona la afectación
(
5
). Sin embargo, dicho principio general tiene sus excepciones, debido a que la
finalidad de solicitar el agotamiento de las vías previas obedece a la necesidad que
el Juzgador no intervenga en determinados supuestos.
En efecto, aplicando el anterior criterio doctrinal en la interpretación del inciso 3) del
Art. 46º del Código Procesal Constitucional, debemos concluir que dicha excepción
al agotamiento de vías previas supone que el afectado por la agresión
constitucional no deberá ir a la vía previa.
III.- MONTO DEL PETITORIO.

(
5
) HEREDIA MENDOZA, Madeleine. Naturaleza Procesal de la Acción de Amparo. Lima: Cultural Cusco,
1995. P. 109.
Debido a la naturaleza de la pretensión no es cuantificable en dinero.
IV.-DE LA VÍA PROCEDIMENTAL.
A la presente le corresponde la vía procedimental especial del proceso constitucional
de amparo previsto en el Código Procesal Constitucional.
V.- MEDIOS PROBATORIOS.
Que, a fin de acreditar todos y cada uno de los fundamentos expuestos en el
texto de la presente Demanda, adjuntamos a la presente lo siguiente:
a.-El mérito de la copia fedateada por autoridad competente de la Resolución
Directoral N°0314 de fecha 13 de setiembre de 1994 USE - Palpa, que acredita que
soy Directora Titular desde el año 1994 y que a dicho cargo accedí mediante
nombramiento público.
b.- El mérito de la copia fedateada por autoridad competente de la Resolución
Directoral N° 066 – 2002 de fecha 04 de marzo del 2002 que me reasigna a la
institución educativa Inicial Nº 154 de Ccayao en el mismo cargo.
c.- El mérito de la copia fedateada por autoridad competente de la Resolución
Directoral N° 1354 –UGEL - 2006 de fecha 31/07/2006 que obtuve en estricto orden
de meritos, siendo designada como DIRECTORA en la plaza que actualmente me
encuentro en la IEI Nº 152 de Pichccachuri- Puquio.
d.- El mérito del Decreto Supremo N° 03-2014-MINEDU que incorpora
Disposición Complementaria Transitoria al Reglamento de la Ley N° 29944, Ley de
Reforma Magisterial, aprobado por Decreto Supremo N° 004-2013-ED, que acredita la
incorporación de un tipo de evaluación que no está consignado en la ley de Reforma
Magisterial, obligándome a participar de un proceso donde se violenta mi calidad de
DIRECTORA NOMBRADA y se distorsiona la evaluación de desempeño de gestión
que la Ley de Reforma Magisterial consigna.
e.- El mérito de la Resolución Ministerial N° 204-2014-MINEDU que aprueba
las “Normas Para la Evaluación Excepcional prevista en la Décima Primera
Disposición Complementaria Transitoria del Reglamento de la Ley de Reforma
Magisterial”, que desarrolla el procedimiento de la “evaluación excepcional” que no
está consignada en la ley de Reforma Magisterial, obligándome a participar de un
proceso donde se violenta mi calidad de DIRECTORA NOMBRADA y me obliga a ser
partícipe de un proceso que no es acorde a ley, por no ser evaluación de desempeño
de gestión, tal como la ley indica.
f.- El mérito de la Resolución Ministerial N° 214-2014-MINEDU que aprueba la
convocatoria y cronograma la proceso de “evaluación excepcional” que no está
consignada en la ley de Reforma Magisterial, obligándome a participar de un proceso
donde se violenta mi calidad de DIRECTORA NOMBRADA y me obliga a ser partícipe
de un proceso que no es acorde a ley, por no ser evaluación de desempeño de
gestión, tal como la ley indica.
g.- El mérito de la copia de la pre publicación de la relación de Directivos
sujetos al proceso de evaluación que contiene el código de la plaza de la cual soy
directora y que corrobora que mi plaza de Directora Nombrada está consignada como
plaza para concurso o “evaluación excepcional” poniendo en riesgo o factible la
pérdida de mi plaza como DIRECTORA NOMBRADA, esto es, amenazando mis
derechos fundamentales.
h.- El mérito de la Relación de profesores sujetos a evaluación excepcional de
Directivos en instituciones educativos. Dicha hoja consigna la información de la plaza,
el cargo que ocupo y acredita que está en riesgo o es factible la pérdida de mi plaza
como DIRECTORA NOMBRADA, esto es, se amenaza mis derechos fundamentales.
i.- Copia fedateada por autoridad competente de los talones de pago
entregados a la suscrita, correspondiente a los meses de enero, febrero, marzo y abril
del año 2014, en los cuales está consignado el cargo de Directora Nombrada y la
institución educativa en la cual ostento el cargo de Directora.

VI.- ANEXOS. –

ANEXO 1.A.- Copia de mi Documento Nacional de Identidad.
ANEXO 1.B.- Copia fedateada por autoridad competente de la Resolución Directoral
N°0314 de fecha 13 de setiembre de 1994 – USE , que acredita que soy Directora
Titular desde el año 1994 y que a dicho cargo accedí mediante nombramiento público.
ANEXO 1.C.- Copia fedateada por autoridad competente de la Resolución Directoral
N° 066 – 2002 de fecha 04 de marzo del 2002 que acredita y corrobora mi
reasignación a la institución educativa Inicial Nº 154 de Ccayao- Puquio en la cual
labore como Directora titular hasta junio del 2006.
ANEXO 1.D.- Copia fedateada por autoridad competente de la Resolución Directoral
N° 1354–UGEL - 2006 de fecha 31/097/2006 que acredita mi designación en calidad
de Directora titular en la IEI Nº152 de Pichccachuri - Puquio.
ANEXO 1.E.- Copia del Decreto Supremo N° 03-2014-MINEDU que incorpora
Disposición Complementaria Transitoria al Reglamento de la Ley N° 29944, Ley de
Reforma Magisterial, aprobado por Decreto Supremo N° 004-2013-ED, que acredita la
incorporación de un tipo de evaluación que no está consignado en la ley de Reforma
Magisterial, obligándome a participar de un proceso donde se violenta mi calidad de
DIRECTORA NOMBRADA y se distorsiona la evaluación de desempeño de gestión
que la Ley de Reforma Magisterial consigna.
ANEXO 1.F.- Copia de la Resolución Ministerial N° 204-2014-MINEDU que aprueba
las “Normas Para la Evaluación Excepcional prevista en la Décima Primera
Disposición Complementaria Transitoria del Reglamento de la Ley de Reforma
Magisterial”, que desarrolla el procedimiento de la “evaluación excepcional” que no
está consignada en la ley de Reforma Magisterial, obligándome a participar de un
proceso donde se violenta mi calidad de DIRECTORA NOMBRADA y me obliga a ser
partícipe de un proceso que no es acorde a ley, por no ser evaluación de desempeño
de gestión, tal como la ley indica.
ANEXO 1.G.- Copia de la Resolución Ministerial N° 214-2014-MINEDU que aprueba
la convocatoria y cronograma la proceso de “evaluación excepcional” que no está
consignada en la ley de Reforma Magisterial, obligándome a participar de un proceso
donde se violenta mi calidad de DIRECTORA NOMBRADA y me obliga a ser partícipe
de un proceso que no es acorde a ley, por no ser evaluación de desempeño de
gestión, tal como la ley indica.
ANEXO 1.H.- Copia de la pre publicación de la relación de Directivos sujetos al
proceso de evaluación que contiene el código de la plaza de la cual soy directora y
que corrobora que mi plaza de Directora Nombrada está consignada como plaza para
concurso o “evaluación excepcional” poniendo en riesgo o factible la pérdida de mi
plaza como DIRECTORA NOMBRADA, esto es, amenazando mis derechos
fundamentales.
ANEXO 1.I.- Hoja de la relación de profesores sujetos a evaluación excepcional de
Directivos en instituciones educativos. Dicha hoja consigna la información de la plaza,
el cargo que ocupo y acredita que está en riesgo o es factible la pérdida de mi plaza
como DIRECTORA NOMBRADA, esto es, se amenaza mis derechos fundamentales.
ANEXO J.- Copia fedateada por autoridad competente de los talones de pago
entregado al suscrito, correspondiente a los meses de enero, febrero, marzo y abril
del año 2014, en los cuales está consignado el cargo de Directora Nombrada y la
institución educativa en la cual ostento el cargo de Directora.
ANEXO 1.K.- Hoja de habilitación de abogado
POR LO EXPUESTO:

A UD. SEÑOR JUEZ PEDIMOS: Se sirva admitir a trámite la presente Demanda de
Acción de Amparo Constitucional; y en consecuencia, en su oportunidad, declararla
FUNDADA por ser de estricta Justicia Constitucional.

PRIMER OTROSÍ DECIMOS: Que, al amparo de lo dispuesto en el Art. VIII del Título
Preliminar del Código Procesal Constitucional, solicitamos a vuestro Despacho suplir las
deficiencias procesales en que pudiésemos haber incurrido involuntariamente, en aplicación
del Principio General del Derecho Procesal IURA NOVIT CURIAE, aplicable a la presente
solicitud.
Puquio, 18 Setiembre de 2014







Paúl Gutiérrez Ramírez
ABOGADO REG. C.A.I. 2133
ISABEL MEZA AUCCASI.
D.N.I. N° 28804906