You are on page 1of 6

El islam y el buen trato hacia los animales

Hay una recompensa por hacer el bien a cualquier ser viviente
Dios, creador de los seres humanos y de los animales, ha dispuesto a los animales para servirnos.
Dependemos de ellos para comer y beber su leche. Traemos animales a nuestros hogares por
amor y compañerismo. Sobrevivimos enfermedades críticas y vivimos más tiempo gracias a
investigaciones biomédicas en animales. Visitamos los zoológicos y acuarios para la apreciación
de la espectacular diversidad de la vida en la tierra. Nos beneficiamos de los perros entrenados
que detectan drogas, guían a los ciegos y asisten a los incapacitados. Dios dice en el Corán:
³Y creó a los ganados, de los cuales obtenéis vuestros abrigos y otros beneficios y también de
ellos os alimentáis. Vosotros os regocijáis cuando los arreáis por la tarde y cuando los lleváis a
pastar por la mañana. Llevan vuestras cargas a lugares que vosotros no podríais llegar sino con
mucha dificultad. Por cierto que vuestro Señor es Compasivo, Misericordioso. Y [creó] los
corceles, las mulas, los asnos como montura y para que os luzcáis con ellos. Y creó muchas
otras cosas que no conocéis.´
(Corán 16:5-8)
La misericordia del Islam se extiende no sólo a los seres humanos sino que alcanza a todas las
criaturas vivientes. El Islam prohíbe la crueldad con los animales. Hace mil cuatrocientos años,
mucho antes que el moderno movimiento por los derechos de los animales comenzara con la
publicación del libro de Peter Singer ³Liberación Animal´, en 1975, el Islam solicitó bondad
hacia los animales y la crueldad con ellos fue estipulada como una razón suficiente para que una
persona mereciese el Infierno.
En una ocasión, el Profeta de la Misericordia habló del perdón de Dios debido al tratado de los
humanos para con los animales. Les contó a sus compañeros la historia de un hombre que tuvo
sed en su camino. Encontró un pozo, saltó dentro de él, y sació su sed. Cuando salió vio un perro
jadeando, lamiendo el barro debido a su extremada sed. Este hombre pensó: µEl perro está tan
sediento como yo¶ el hombre volvió a bajar al pozo y llevó agua al perro. Dios apreció su buen
acto y lo perdonó. Los compañeros preguntaron: µOh Profeta de Dios, ¿somos recompensados
por el buen trato que le damos a los animales?¶ él dijo: µSi, hay una recompensa por (hacer el
bien) a cualquier ser viviente¶. [1]
En otra ocasión, el Profeta Muhammad, que Dios le de paz, describió el castigo que mereció una
mujer que fue enviada al Infierno por maltratar a su gato, a quien mantuvo encerrado, no lo
alimentó ni lo dejó libre para que se alimentara él mismo. [2]
En otra instancia dijo: µSi un ser humano mata a un pájaro u otro animal sin derecho, Dios lo
cuestionará en el Día del Juicio¶. Le preguntaron: µ¿Cuál es ese derecho, Oh Mensajero de
Dios?¶ Él respondió: µQue lo mate para alimentarse, y no que corte su cabeza y luego tire al
animal¶. [3]
El Islam establece normas para el degüello de los animales para alimento. El Islam insiste en que
la manera debe ser lo menos dolorosa posible para el animal. El Islam requiere que los
instrumentos no sean afilados frente al animal, también prohíbe matar un animal frente a otro.
Nunca, antes del Islam, el mundo ha presenciado tal preocupación por los animales.
El buen trato a los animales establecido por el Islam puede resumirse con los siguientes puntos:
Primero, el Islam requiere que a las mascotas o animales de granja se les provea el alimento
apropiado, agua y lugar adecuado para vivir. En una ocasión el Profeta vio un camello
consumido por el hambre, y dijo:
³Ten temor de Dios con respecto a estos animales que no pueden pedir. Si los utilizas, trátalos
adecuadamente (alimentándolos), y si los comes, trátalos adecuadamente (engordándolos y
haciendo que estén saludables)´
(Abu Dawud)
Segundo, un animal no debe ser torturado. En una ocasión el Profeta de la Piedad vio a un animal
con una marca en su cara. Él dijo: µ¿No te has enterado que he maldecido al que marca a los
animales en sus caras o les pega?¶ [4] El Profeta de la Piedad aconsejó a su esposa que tratara
bondadosamente a un camello indisciplinado en el que iba. [5] El Profeta prohibió hacer que los
animales se peleen entre ellos por puro entretenimiento. [6]
Tercero, el Islam prohíbe utilizar animales o pájaros como blanco para practicar tiro. Cuando Ibn
Umar, uno de los compañeros del Profeta Muhammad vio unas personas practicando tiro con
arco y flecha con una gallina como blanco, dijo:
³El Profeta ha maldecido a cualquiera que haga de algo viviente blanco (para su práctica).´
El Profeta Muhammad también dijo:
³Quien mate a un pájaro u otro animal sin su debido derecho, Dios preguntará por él.¶ Se dijo:
µ¿Oh Mensajero de Dios! ¿Cuál es el debido derecho?¶ El respondió: µ¡Matar para comer« y
no sacar su cabeza, y tirarla!¶´
(Targhib)
Tirar a palomas vivas fue en algún momento un evento olímpico y hoy en día aun está permitido
el tiro a palomas en muchos lugares.
Cuarto, separar pájaros recién nacidos de sus madres no esta permitido en el Islam.
Quinto, esa prohibido mutilar cualquier animal cortándole las orejas, uñas u otras partes del
cuerpo.
Sexto, un animal enfermo bajo nuestro cuidado debe ser tratado adecuadamente.
A través de estas reglas y normas legisladas con respecto a los animales, el musulmán
comprende que las criaturas no deben ser utilizadas ni abusadas por nuestro deseo, sino que,
como los seres humanos, tienen derechos que deben ser respetados para asegurar la justicia y
merced del Islam para todos los habitantes de la tierra.

Los perros en el Islam:

Lastimosamente, hoy en día no existe un animal doméstico más maltratado que
el perro. El Mensajero de Al-lah, sallallahu µalayhi wa sallam, dijo: ³La purificación
de un recipiente que haya sido lamido por un perro (para ser usado por los
humanos) se realiza lavándolo siete veces, la primera vez debe ser lavado con
tierra´ [Muslim]. Un musulmán no debe mantener a un perro dentro de su casa,
ya que el Profeta, sallallahu µalayhi wa sallam, nos informó que los ángeles no
entran en la casa donde hay un perro [Al Bujari y Muslim]. ¿Esto significa que los
perros deben ser despreciados o maltratados? Ciertamente no. Sólo porque no
se puede tener al perro dentro de la casa, no significa que hay que descuidarlo o
abandonarlo, maltratarlo o matarlo. La utilidad de esta criatura de Al-lah es
indiscutible. Ningún otro animal puede competir con él en su lealtad, sus
habilidades como guardián y su talento como cazador.

De hecho, en la sura titulado µLa cueva¶, el Corán revela la historia de unos
jóvenes que tenían fe y confianza en Al-lah, quienes se refugiaron en una cueva
de la persecución y violencia de los incrédulos de sus días. Esa gente virtuosa
traía un perro con ellos, y el hecho de que Al-lah Menciona el perro y lo Cuenta
entre ellos, indica que está permitido que los perros vivan entre las personas.

Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Habrías creído que estaban
despiertos, pero estaban dormidos. Les volteábamos hacia la derecha y hacia la
izquierda, y su perro estaba con las patas delanteras extendidas en la entrada}
[Corán 18:18].

Así, los perros pueden ser usados como guardianes y también como cazadores,
como el Sagrado Corán también lo afirma; pues, Al-lah Dice (lo que se interpreta
en español): {Te preguntan qué es lícito [comer]. Di: Se os ha permitido todo lo
beneficioso. Podéis comer lo que hayan atrapado para vosotros los animales de
presa que habéis adiestrado para la caza, tal como Al-lah os Ha enseñado. Y
mencionad el nombre de Al-lah [cuando les deis la orden de cazar], y temed a Al-
lah; Al-lah Es Rápido en ajustar cuentas}[Corán 5:4].

En dos relatos separados de Abu Hurayrah, que Al-lah esté complacido con él, el
Profeta, sallallahu µalayhi wa sallam, habló a sus Compañeros de las virtudes de
salvarle la vida a un perro dándole agua y saciando su sed. Uno de los relatos se
refiere a un hombre que fue bendecido por Al-lah por darle agua a un perro
sediento; el otro se refiere a una prostituta que llenó su zapato con agua y se le
dio a un perro, que tenía la lengua afuera de tanta sed. Por esta acción ella fue
agraciada con la máxima recompensa: el Paraíso eterno, por donde corren los
ríos, para vivir allí por siempre [Muslim].

Permítanos reflexionar sobre esto y tomar cuidado de nuestros deberes hacia las
criaturas de Al-lah, las cuales Él Ha puesto en la tierra para nuestro uso y no para
nuestro abuso. Cuando le preguntaron al Profeta, sallallahu µalayhi wa sallam, si
Al-lah Recompensa los actos de caridad hacia los animales, él, sallallahu µalayhi
wa sallam, respondió: ³Sí, existe recompensa para los actos de caridad hacia
toda criatura viva´. Debemos temer a Al-lah con respecto a Sus criaturas para
que no ganemos Su ira. Debemos apoyar y amar a los animales, sabiendo que Al-
lah, Exaltado Sea, Considera tales acciones realizadas por Su causa como dignas
de la recompensa del Paraíso.





ΔϤΣέ ϡϼγϹ΍ ΪΘϤΗ βϴϟ ςϘϓ ϰϠϋ ήθΒϟ΍ ϪϨϜϟϭ ΪΘϤϳ ϊϴϤΠϟ ΕΎϗϮϠΨϤϟ΍ ΔϴΤϟ΍ . ϡϼγϹ΍ ϡήΤϳ ΓϮδϘϟ΍ ϰϠϋ
ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ . 1400 ΔϨγ Ζπϣ ˬ ϡϼγϹ΍ϭ ϞΒϗ ΓήΘϓ ΔϠϳϮσ Ϧϣ ΔϛήΤϟ΍ ΔΜϳΪΤϟ΍ ϕϮϘΤϟ ϥ΍ϮϴΤϟ΍ ΃ΪΑϭ ϊϣ ήθϧ
ΏΎΘϛ ήΘϴΑ ήϐϨγ " ήϳήΤΗ ϥ΍ϮϴΤϟ΍ " ϲϓ ϡΎϋ 1975 ˬ ΐϠσ ϒτόϟ΍ ϰϠϋ ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ ΓϮδϘϟ΍ϭ ϢϬϴϠϋ ϰϠϋϭ
ϮΤϨϟ΍ ιϮμϨϤϟ΍ ϪϴϠϋ ϲϓ ϖΤΘδΗ ΎΒΒγ ΎϴϓΎϛ κΨθϟ ϢϴΤΠϟ΍ .
ϩάϫ Δϟ΄δϣ ΔϣΎϫ ϦϜϤϳ ˯ήϤϠϟ ϥ΃ ΐδϛ ΔϨΠϟ΍ ϭ΍ ϢϴΤΠϟ΍ ΐΒδΑ ΔϠϣΎόϤϟ΍ ϲΘϟ΍ ΎϬϴϘϟ Ϧϣ ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ . ήΒΘόϳϭ ˯Ϯγ
ΔϠϣΎόϣ ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ Ϧϣ ή΋ΎΒϛ ΏϮϧάϟ΍ ϲϓ ϡϼγϹ΍ ˬ ΎϤϛ Ϯϫ ΢οϮϣ ϲϓ ΏΎΘϜϟ΍ ήϴϬθϟ΍ " ή΋ΎΒϜϟ΍ ' ϡΎϣϹ΍ ΪϤΤϣ
ϦΑ ΪΒϋ ΏΎϫϮϟ΍ ˬ Ϊϗ ϚϴτόΗ Ϳ΍ Ϫϧ΍ήϔϏ . ϲϓ ϊϗ΍Ϯϟ΍ ˬ Ϯϫϭ ϢϠδϣ Ϯϫ ϝϭΆδϤϟ΍ Ϧϋ ΔϠϣΎόϤϟ΍ ϲΘϟ΍ ΎϬϴϘϟ Ϧϣ
ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ ˬ ϥϷ ϥ΍ϮϴΣ ˯΍ΪΘϋ΍ ΓΩΎϬθϟ΍ Ϊο ϚΌϟϭ΃ Ϧϳάϟ΍ ΍ϭ˯Ύγ΃ Ϫϟ ϡϮϳ ΔϣΎϴϘϟ΍ .
ΏϼϜϟ΍ ϲϓ ϡϼγϹ΍ : ϒγϸϟ ˬ ϻ ΪΟϮϳ ϡϮϴϟ΍ ήΜϛ΃ ˯΍άϳ· ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ ΔϔϴϟϷ΍ ΐϠϜϟ΍ . ϝΎϗ ϝϮγέ ϰϠλ Ϳ΍ ϪϴϠϋ
ϰϠλϭ Ϳ΍ ϢϠγϭ ˬ " : ϢΗ ϞϤϋ ΔϴϘϨΗ ΔϳϭΎΣ ϲΘϟ΍ ϢΗ ΢δϤϳ Ϧϣ ΐϠϜϟ΍ ) ΎϬϣ΍ΪΨΘγϻ Ϧϣ ϞΒϗ ήθΒϟ΍ ( Ϧϣ ϞΒϗ
ϪϠδϏ ϊΒγ Ε΍ήϣ ˬ ΐΠϳ ΎϬϠδϏ ΓήϤϠϟ ϰϟϭϷ΍ ϊϣ ΔΑήΘϟ΍ ]" ϢϠδϣ .[ ϲϐΒϨϳϭ ϢϠδϤϟ ϥ΃ ϲϨΘϘϳ ΐϠϜϟ΍ ϞΧ΍Ω ϝΰϨϤϟ΍
ˬ ϚϟΫϭ ϥϷ ϲΒϨϟ΍ ϰϠλ ϢϠγϭ Ϳ΍ ϪϴϠϋ ϢϠγϭ , ΎϧήΒΧ΃ ϥ΃ ΔϜ΋ϼϤϟ΍ ϻ ϞΧΪΗ ϝΰϨϤϟ΍ ΚϴΣ ΐϠϛ ] ϱέΎΨΒϟ΍
ϢϠδϣϭ .[ Ϟϫ ΍άϫ ϲϨόϳ Ϫϧ΃ ϲϐΒϨϳ ϝΎϤϫ· ϭ΃ Γ˯ΎγϹ΍ ˮΏϼϜϟ΍ Ϊϴϛ΄ΘϟΎΑ ϻ . ςϘϓ ϚϧϷ ϻ ϦϜϤϳ ϥ΃ ϥϮϜϳ ΐϠϜϟ΍
ϞΧ΍Ω ϝΰϨϤϟ΍ ˬ ϻ ϲϨόϳ ϥ΃ ϞϤϬΗ ϭ΃ ϲϠΨΘϟ΍ ΎϬϨϋ ˬ ˯Ϯδϟ ΔϠϣΎόϤϟ΍ ϭ΃ ϞΘϘϟ΍ . ΓΪ΋Ύϓ ΍άϫ ϕϮϠΨϤϟ΍ Ϧϣ Ϳ΍ ϻ
ϝ΍ΪΟ Ϫϴϓ . ϻ ϦϜϤϳ Ύϫήϴϐϟ Ϧϣ ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ βϓΎϨΗ Ϫόϣ ϲϓ Ϫ΋ϻϭ ˬ ϪΗ΍έΎϬϣ αέΎΤϛ ϪΘΒϫϮϣϭ ΩΎϴλϭ .
ϲϓ ϊϗ΍Ϯϟ΍ ˬ ϲϓ ΓέϮδϟ΍ ϥϮϨόϤϟ΍ ' ϒϬϜϟ΍ ˬ ϥ΁ήϘϟ΍ ϢϳήϜϟ΍ ϒθϜϳ Ϧϋ Δμϗ Ϧϣ ξόΑ ΏΎΒθϟ΍ Ϧϳάϟ΍ ΍ϮϧΎϛ Ϊϗ
ϥΎϤϳϻ΍ ΔϘΜϟ΍ϭ ϲϓ Ϳ΍ ˬ Ϧϳάϟ΍ ΍ϭ΄Πϟ ϰϟ΍ ϒϬϛ ϲϓ ΩΎϬτοϻ΍ ϒϨόϟ΍ϭ Ϧϣ Ϧϳάϟ΍ ΍ϭήϔϛ Ϧϣ ϪϣϮϳ . ϥΎϛϭ ΍άϫ
ΐόθϟ΍ ΔϠοΎϔϟ΍ ΐϠϛ ϢϬόϣ ˬ ΔϘϴϘΣϭ ϥ΃ Ϳ΍ ήϛάϳ ΐϠϜϟ΍ ϢϬΘϟ΍ϭ Ϧϣ ΎϬϨϴΑ ˬ ϝΪϳ ϰϠϋ Ϫϧ΃ ίϮΠϳ ΏϼϜϠϟ ϰϠϋ
ζϴόϟ΍ ϦϴΑ αΎϨϟ΍ . ϝΎϗ Ϳ΍ ϰϟΎόΗ ) : Ύϣ ϲϨόϳ ΔϴϧΎΒγϻΎΑ : ( } Ϧϣ ϥΎϛ Ϧψϳ ϢϜϟ ϢϬϧ΍ ϥϮψϘϳ , ϢϬϨϜϟϭ ΍ϮϧΎϛ
ϦϴϤ΋Ύϧ . ϥΎϛϭ Volteábamos ΎϬϴϠϋ ϰϟ· ϦϴϤϴϟ΍ έΎδϴϟ΍ϭ ˬ ϪΒϠϛϭ ϊϣ ϞΟέϷ΍ ΔϴϣΎϣϷ΍ ΔόγϮϤϟ΍ ϲϓ ϝϮΧΩ {
] ϥ΁ήϘϟ΍ 18:18 .[ ΍άϜϫϭ ˬ ϦϜϤϳ ϥ΃ ϡΪΨΘδΗ Ύγ΍ήΣ ΏϼϜϟ΍ϭ ϦϳΩΎϴμϟ΍ϭ ˬ ϥ΁ήϘϟ΍ϭ ϝϮϘϳ ϚϟΫ ˬ ϢΛ ϝΎϗ ϰϟΎόΗ
) : Ύϣ ϲϨόϳ ΔϴϧΎΒγϻΎΑ : ( } ϚϧϮϟ΄δϳ ΍ΫΎϣ ίϮΠϳ ] Ϟϛϸϟ .[ ϝϮϘϳϭ : ΪϘϟ ΢Ϥγ Ϛϟ ΓΩΎϔΘγϻ΍ ϊϴϤΟ . ϚϨϜϤϳ ϥ΃ Ϟϛ΄Η
Ύϣ ϚϳΪϟ ϦϳήλΎΤϤϟ΍ Δδϳήϓ ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ Ϧϳάϟ΍ ΍ϮΑέΪΗ ΪϴμϠϟ ˬ Ϳ΍ϭ ΪϘϟ ΖϤϠϋ ϢϜϟ . ΍ϭήϛΫ΍ϭ Ϣγ΍ Ϳ΍ ] ΎϣΪϨϋ
ϞΟ΃ ϞϤΤΗ ΓΩέΎτϣ [ ˬ ΍ϮϘΗ΍ϭ Ϳ΍ ϥ· Ϳ΍ ϊϳήγ ΏΎδΤϟ΍ { ] ϥ΁ήϘϟ΍ 5:4 .[
ϲϓ έΎϳ΃ / ϮϳΎϣ Ϳ΍ ϦϴΑΎδΣ ϦϴϠμϔϨϣ ϲΑ΃ Γήϳήϫ ϲοέ Ϳ΍ ϪϨϋ ˬ ϰϠλϭ ϲΒϨϟ΍ ϰϠλ Ϳ΍ ϪϴϠϋ ϢϠγϭ ˬ ϢϠϜΗ
ϪΑΎΤλ΃ ϲϓ Ϟπϓ ΫΎϘϧ· ΓΎϴΣ ΐϠϛ Ϧϣ ϝϼΧ ΎϬ΋Ύτϋ· ϩΎϴϤϟ΍ ΪϳήΒΘϟ΍ϭ ΎϬθτϋ . ΓΪΣ΍ϭ Ϧϣ κμϘϟ΍ ϲΘϟ΍ έϭΪΗ
ϝϮΣ ϞΟήϟ΍ ϱάϟ΍ ϥΎϛ ϢόϨϳ Ϳ΍ ˯Ύτϋϻ ϩΎϴϤϟ΍ ΐϠϜϟ ϥΎθτϋ ˬ ΕΎϣΎϤΘϫ΍ϭ ϯήΧ΃ ΓήϫΎϋ ϱάϟ΍ Ϟϐη Ύϫ˯΍άΣ
ϊϣ ˯ΎϤϟ΍ ˬ ΍ήψϧϭ ΐϠϜϟ ˬ ϪϧΎδϟ ΝέΎΧ Ϧϣ ζτόΘϤϟ΍ . ΍άϬϟ ϙήΤΘϟ΍ ϱάϟ΍ ϢΗ ϪϤϳήϜΗ ϊϣ Γ΄ϓΎϜϣ ΔϳΎϬϧ ϑΎτϤϟ΍
: ΔϨΠϟ΍ ΓΪϟΎΨϟ΍ ˬ ΚϴΣ έΎϬϧϷ΍ ˬ ζϴόϴϟ ϙΎϨϫ ϰϟ· ΪΑϷ΍ ] ( ϩ΍ϭέ ϢϠδϣ .[ ΎϧϮϋΩ ήϜϔϧ ϲϓ ΍άϫ ΔϳΎϋέϭ Ϧϣ
ΎϨΗΎΒΟ΍ϭ ϲϓ ΕΎϗϮϠΨϣ Ϳ΍ ˬ ϲΘϟ΍ϭ Ζόοϭ ϰϠϋ νέϷ΍ ΎϬϣ΍ΪΨΘγϻ ΎϨϳΪϟ βϴϟϭ ˯Ϯδϟ ΎϨΘϠϣΎόϣ . ΎϣΪϨϋ ϝ΄γ
ϲΒϨϟ΍ ϰϠλ Ϳ΍ ϪϴϠϋ ϢϠγϭ ˬ ΍Ϋ· ϥΎϛ Ϳ΍ Γ΄ϓΎϜϣ ϝΎϤϋϷ΍ ΔϳήϴΨϟ΍ ΕΎϧ΍ϮϴΤϠϟ ˬ ϝΎϗϭ Ϫϧ΍ ϰϠλ Ϳ΍ ϰϠλ ϪϴϠϋ
ϢϠγϭ , ΏΎΟ΄ϓ " : Ϣόϧ ˬ ϙΎϨϫ Γ΄ϓΎϜϣ ϝΎϤϋϸϟ ΔϳήϴΨϟ΍ ϩΎΠΗ ϊϴϤΟ ΕΎϗϮϠΨϤϟ΍ ΔϴΤϟ΍ ". ΐΠϳϭ ΎϨϴϠϋ ϥ΃ ϲϘΘϳ Ϳ΍
ΎϤϴϓ ϖϠόΘϳ ϪΗΎϗϮϠΨϣ ϡΪόϟ ίϮϓ ϪΒπϏ . ΐΠϳ ΎϨϴϠϋ ϥ΃ ϢϋΪϧ ΐΤϳϭ ΕΎϧ΍ϮϴΤϟ΍ ˬ ϊϣ ϢϠόϟ΍ ϥ΃ Ϳ΍ ϰϟΎόΗ Ϯϫ ˬ
ϯήΗ ϞΜϣ ϩάϫ ϝΎϤϋϷ΍ ϲΘϟ΍ ϯΩΆΗ ϲϓ ϪΘϴπϗ ΎϬϧ΄Α ϖΤΘδΗ Γ΄ϓΎϜϤϟ΍ Ϧϣ ΔϨΠϟ΍ .