You are on page 1of 44

La interpretación de la Biblia en la Iglesia (1993

)
Pontificia Comisión Bíblica
http://www.edebparresia.org/PCB.htm
Prefacio al Documento de la Comisión Bíblica
El estudio de la Biblia es, de algún modo, el alma de la teología, dice el Concilio Vaticano II
(Dei Verbum 24), en conexión con una rase de !eón "III# $al estudio no est% nunca com&letamente
concluido' cada (&oca tendr% )ue buscar nue*amente, a su modo, la com&rensión de los libros
sagrados# En la +istoria de la inter&retación, el surgimiento del m(todo +istórico,crítico signiicó el
comien-o de una nue*a (&oca# Con (l se abrían nue*as &osibilidades de com&render la &alabra bíblica
en su sentido original# Como todas las cosas +umanas, tambi(n este m(todo im&lica riesgos, a &esar de
sus &ositi*as &osibilidades' la bús)ueda del sentido original &uede conducir a tras&oner
com&letamente la &alabra en el &asado, de modo )ue no se la &erciba .a en su dimensión &resente#
/uede conducir a )ue solamente la dimensión +umana de la &alabra a&are-ca como real, mientras el
*erdadero autor, Dios, se esca&a a la &erce&ción de un m(todo )ue +a sido elaborado &recisamente
&ara la com&rensión de cosas +umanas# !a a&licación de un m(todo 0&roano1 a la Biblia debía de
suscitar conrontaciones#
$odo lo )ue contribu.e a reconocer me2or la *erdad, . a disci&linar las &ro&ias &ers&ecti*as, es
una *aliosa a.uda &ara la $eología# En tal sentido era 2usto )ue el m(todo tu*iera acceso al traba2o de
a)uella# $odos los límites de nuestro +ori-onte, )ue nos im&iden mirar . escuc+ar m%s all% de lo
meramente +umano, deben ser su&erados# 3sí, el surgimiento del m(todo +istórico,crítico +a &uesto en
mo*imiento un esuer-o &ara determinar sus alcances . su estructura, )ue de ningún modo est%
concluido aún#
En este esuer-o, el 4agisterio de la Iglesia Católica +a tomado &osición m%s de una *e- con
im&ortantes documentos#
/rimeramente !eón "III, con la Encíclica /ro*identissimus Deus +a se5alado algunas marcas
en el ma&a de la ex(gesis# En la (&oca de la a&arición de un liberalismo extremadamente seguro de sí
mismo . +asta dogm%tico, !eón "III se ex&resaba de manera &re*alentemente crítica, sin excluir, sin
embargo, lo &ositi*o de las nue*as &osibilidades# Cincuenta a5os m%s tarde, /ío "II, en su encíclica
Di*ino alante 6&iritu del 78 de se&tiembre de 9:47, . sobre el undamento del traba2o de grandes
ex(getas católicos, animaba &ositi*amente a +acer ructiicar los m(todos modernos &ara la
com&rensión de la Biblia# !a Constitución del Concilio Vaticano II, Dei Verbum, del 9; de
no*iembre de 9:<=, sobre la di*ina re*elación, retomó todas estas ense5an-as, . nos +a de2ado una
síntesis entre las &ers&ecti*as &ermanentes de la $eología de los /adres . los nue*os logros
metodológicos de la era moderna, )ue continúa siendo *igente#
Entretanto, el +ori-onte metodológico del traba2o exeg(tico se +a am&liado de un modo tal,
como no era &re*isible +ace treinta a5os# >ue*os m(todos . nue*os acercamientos se orecen, desde
el estructuralismo +asta la ex(gesis materialista, &sicoanalítica . liberacionista# /or otra &arte, +a.
tambi(n nue*os intentos de recu&erar los m(todos de la ex(gesis de los /adres de la Iglesia, . de
ex&lotar ormas reno*adas de una ex&osición es&iritual de la Escritura#
!a /ontiicia Comisión Bíblica +a considerado un deber, cien a5os des&u(s de /ro*identissimus
Deus . cincuenta a5os des&u(s de Di*ino alante 6&iritu, &rocurar deinir la &osición de la ex(gesis
católica en la situación &resente# !a /ontiicia Comisión Bíblica no es, conorme a su nue*a
estructura des&u(s del Concilio Vaticano II, un órgano del 4agisterio, sino una comisión de
es&ecialistas )ue, como ex(getas cre.entes, . conscientes de su res&onsabilidad cientíica . eclesial,
toman &osición rente a &roblemas esenciales de la inter&retación de la Escritura, a&o.ados &or la
conian-a )ue en ellos de&osita el 4agisterio#
De este modo +a surgido el &resente documento, )ue &ro&one una *isión de con2unto bien
undada sobre el &anorama de los m(todos &resentes, . orece así orientación sobre las &osibilidades
. límites de estos caminos# 6u&oniendo todo esto, el documento se &regunta luego cómo se &uede
reconocer el sentido de la Escritura, ese sentido en el cual se com&enetran la &alabra +umana . la
&alabra di*ina, el car%cter único del acontecimiento +istórico . el car%cter &ermanente de la &alabra
eterna, contem&or%nea a todo momento# !a &alabra bíblica *iene desde un &asado real, &ero no
solamente desde el &asado, sino al mismo tiem&o desde la eternidad de Dios# >os conduce +acia la
eternidad de Dios, &ero, una *e- m%s, &or el camino del tiem&o, al cual corres&onden &asado, &resente
. uturo#
Creo )ue el documento es *erdaderamente útil &ara resol*er la gran cuestión del camino 2usto
&ara com&render la 6agrada Escritura, . orece elementos )ue nos +acen a*an-ar en nuestra
com&rensión# El documento retoma las líneas de las encíclicas de 9;:7 . 9:47 . las &rolonga
ructuosamente#
3 los miembros de la Comisión Bíblica )uisiera agradecer &or la tarea, &aciente . con
recuencia atigosa, en la cual el texto +a crecido &oco a &oco# 3uguro una am&lia di*ulgación al
documento, de modo )ue sea una colaboración eiciente en la bús)ueda de una a&ro&iación m%s
&rounda de la /alabra de Dios en la 6agrada Escritura#
?oma, en la iesta del E*angelista 6an 4ateo, 9::7
Card# @ose&+ ?at-inger

INTRODUCCIÓN
!a inter&retación de los textos bíblicos continúa suscitando en nuestro tiem&o un *i*o inter(s .
&ro*oca im&ortantes discusiones, )ue +an tomado en los últimos a5os dimensiones nue*as# Dada la
im&ortancia undamental de la Biblia &ara la e cristiana, &ara la *ida de la Iglesia . &ara las
relaciones de los cristianos con los ieles de otras religiones, la /ontiicia Comisión Bíblica +a sido
in*itada a ex&resarse sobre este tema#
3# /roblem%tica actual
El &roblema de la inter&retación de la Biblia no es una in*ención moderna, como a *eces se
)uerría +acer creer# !a Biblia misma testimonia )ue su inter&retación &resenta diicultades# 3l lado
de textos lím&idos, tiene tambi(n &asa2es oscuros# !e.endo algunos or%culos de @eremías, Daniel se
interrogaba largamente sobre su sentido (Dn :,2)# 6egún los Aec+os de los 3&óstoles, un etío&e
del &rimer siglo se encontraba en la misma situación a &ro&ósito de un &asa2e del libro de Isaías (Is
=7,B,;) . reconocía la necesidad de un int(r&rete (Ae ;,78,7=)# !a 6egunda carta de /edro declara )ue
1ninguna &roecía de la Escritura &uede ser inter&retada &or cuenta &ro&ia1 (2 /e 9,28), . obser*a, &or
otra &arte, )ue las cartas del a&óstol /ablo contienen 1algunos &untos diíciles de com&render, )ue los
)ue carecen de instrucción . irme-a inter&retan erróneamente, como +acen con el resto de las
Escrituras, acarre%ndose así su &ro&ia &erdición1 ( 2 /e 7,9<)#
El &roblema es &ues antiguo, &ero se +a acentuado con el &aso del tiem&o' &or de &ronto, &ara
llegar +asta los +ec+os . &alabras de los cuales +abla la Biblia, los lectores deben *ol*er atr%s *einte
o treinta siglos, lo )ue no de2a de suscitar diicultades# /or otra &arte, las cuestiones de inter&retación
se +an *uelto m%s com&le2as en los tiem&os modernos, a causa de los &rogresos reali-ados &or las
ciencias +umanas# !os m(todos cientíicos &ara el estudio de textos antiguos se +an &recisado# /ero,
Cen )u( medida estos m(todos son a&ro&iados &ara la inter&retación de la 6agrada EscrituraD 3 esta
&regunta, la &rudencia &astoral de la Iglesia +a res&ondido durante largo tiem&o con reticencia, &or)ue
con recuencia los m(todos, a &esar de sus elementos &ositi*os, se encontraban ligados a o&ciones
contrarias a la e cristiana# /ero se +a &roducido una e*olución &ositi*a, marcada &or toda una serie
de documentos &ontiicios, desde la Encíclica /ro*identissimus de !eón "III (9; de no*iembre de
9;:7) +asta la Encíclica Di*ino 3lante 6&iritu de /ío "II (78 de se&tiembre de 9:47), . +a sido
conirmada &or la declaración de la /ontiicia Comisión Bíblica 6ancta 4ater Ecclesia (29 de abril
de 9:<4) . sobre todo &or la Constitución Dogm%tica Dei Verbum del Concilio Vaticano II (9; de
no*iembre de 9:<=)#
!a ecundidad de esta actitud constructi*a se +a maniestado de una manera innegable# !os
estudios bíblicos +an tomado un notable im&ulso en la Iglesia Católica, . se reconoce cada *e- m%s
su *alor cientíico en el mundo de los es&ecialistas . entre los ieles# El di%logo ecum(nico se +a
acilitado considerablemente, se +a +ec+o m%s &rounda la inluencia de la Biblia sobre la teología,
contribu.endo así a la reno*ación teológica# El inter(s &or la Biblia entre los católicos +a aumentado
. +a a*orecido el &rogreso de la *ida cristiana# Euienes +an ad)uirido una seria ormación en este
cam&o, consideran .a im&osible *ol*er a un estado de inter&retación &recientíico, )ue 2u-gan, no sin
ra-ón, claramente insuiciente#
/ero en el momento mismo en )ue el m(todo cientíico m%s corriente , el m(todo 1+istórico,
crítico1 ,, es &racticado +abitualmente en ex(gesis, . tambi(n en la ex(gesis católica, este m(todo se
encuentra su2eto a discusión' &or una &arte, en el mundo cientíico mismo, &or la a&arición de otros
m(todos . acercamientos, . &or otra &arte, &or las críticas de numerosos cristianos, )ue lo 2u-gan
deiciente desde el &unto de *ista de la e# /articularmente atento, como su nombre lo indica, a la
e*olución +istórica de los textos o de las tradiciones a tra*(s del tiem&o ,, a la diacronía ,, , el m(todo
+istórico,crítico se encuentra actualmente, en algunos ambientes, en com&etencia con m(todos )ue
insisten en una com&rensión sincrónica de los textos, sea )ue se trate de su lengua2e, de su
com&osición, de su trama narrati*a o de su esuer-o de &ersuasión# /or lo dem%s, al cuidado )ue
tienen los m(todos diacrónicos de reconstituir el &asado se substitu.e, recuentemente, una tendencia
a interrogar los textos situ%ndolos en las &ers&ecti*as ilosóicas, &sicoanalíticas, sociológicas,
&olíticas etc#, del tiem&o &resente# Este &luralismo de m(todos . acercamientos es a&reciado &or unos
como un índice de ri)ue-a, &ero a otros les da la im&resión de una gran conusión#
?eal o a&arente, esta conusión orece nue*os argumentos a los ad*ersarios de la ex(gesis
cientíica# El conlicto de las inter&retaciones maniiesta, según ellos, )ue nada se gana sometiendo
los textos bíblicos a las exigencias de los m(todos cientíicos, sino )ue, al contrario, muc+o se &ierde#
6ubra.an )ue la ex(gesis cientíica &ro*oca la &er&le2idad . la duda sobre innumerables &untos, )ue
eran +asta a+ora admitidos &acíicamente em&u2ando a algunos ex(getas a tomas &osiciones
contrarias a la e de la Iglesia sobre cuestiones tan im&ortantes como la conce&ción *irginal de @esús .
sus milagros, . +asta sobre su resurrección . di*inidad#
3ún cuando no llegue a tales negaciones, la ex(gesis cientíica se caracteri-a, según ellos, &or
su esterilidad en lo )ue concierne al &rogreso de la *ida cristiana# En lugar de &ermitir un acceso m%s
%cil . m%s seguro a las uentes *i*as de la /alabra de Dios, +ace de la Biblia un libro cerrado, cu.a
inter&retación siem&re &roblem%tica re)uiere una reinada t(cnica, )ue +ace de ella dominio reser*ado
a algunos es&ecialistas# 3 estos, algunos a&lican la rase del E*angelio' 1Fs +ab(is a&oderado de la
lla*e de la ciencia# >o +ab(is entrado *osotros, . a los )ue )uerían entrar se lo +ab(is im&edido1 (!c
99,=2G cr# 4t 27,97)#
En consecuencia, se considera necesario substituir el &aciente traba2o de la ex(gesis cientíica
con acercamientos m%s sim&les, como tal o cual &r%ctica de lectura sincrónica, )ue se considera
suiciente, o inclusi*e, renunciando a todo estudio, se a*orece una lectura de la Biblia llamada
1es&iritual1# Con este t(rmino se entiende una lectura guiada únicamente &or la ins&iración &ersonal
sub2eti*a . destinada a nutrir este ins&iración# 3lgunos buscan en la Biblia sobre todo el Cristo de su
*isión &ersonal . la satisacción de su religiosidad es&ont%nea# Ftros &retenden encontrar en ella
res&uestas directas a todo ti&o de cuestiones &ersonales o colecti*a# >umerosas sectas &ro&onen como
única inter&retación *erdadera a)uella de la cual airman +aber tenido la re*elación#
B# !a inalidad de este documento
Es &ues o&ortuno considerar seriamente los dierentes as&ectos de la situación actual en materia
de inter&retación bíblica, &restar atención a las críticas, a las )ue2as . as&iraciones )ue se ex&resan
sobre esta cuestión, *alorar las &osibilidades abiertas &or los nue*os m(todos . acercamientos .
&rocurar, en in, &recisar la orientación )ue corres&onde me2or a la misión de la ex(gesis en la Iglesia
Católica#
$al es la inalidad de este documento# !a /ontiicia Comisión Bíblica desea indicar los caminos
)ue con*iene tomar &ara llegar a una inter&retación de la Biblia tan iel como sea &osible a su
car%cter a la *e- +umano . di*ino# Ella no &retende tomar &osición sobre todas las cuestiones )ue se
&resentan a &ro&ósito de la Biblia, como, &or e2em&lo, la teología de la ins&iración# !o )ue
desea es examinar los m(todos ca&aces de contribuir eica-mente a &oner de relie*e todas las ri)ue-as
contenidas en los textos bíblicos, a in de )ue la /alabra de Dios &ueda ser siem&re . cada *e- m%s el
alimento es&iritual de los miembros de su &ueblo, la uente, &ara ellos, de una *ida de e, de es&eran-a
. de amor, . una lu- &ara toda la +umanidad (c# Dei Verbum, 29)#
/ara alcan-ar esta inalidad, este documento'
9H, describir% bre*emente los dierentes m(todos . acercamientos I9J, indicando sus
&osibilidades . sus límitesG
2H, examinar% algunas cuestiones de +ermen(uticaG
7H, &ro&ondr% una relexión sobre las dimensiones características de la inter&retación católica
de la Biblia, . sobre sus relaciones con las otras disci&linas teológicasG 4H, considerar% inalmente el
lugar )ue tiene la inter&retación de la Biblia en la *ida de la Iglesia#
I. MTODO! " #C$RC#MI$NTO! P#R# %# INT$RPR$T#CIÓN
3# 4(todo +istórico,crítico
El m(todo +istórico,crítico es el m(todo indis&ensable &ara el estudio cientíico del sentido de
los textos antiguos# /uesto )ue la 6agrada Escritura, en cuanto 1/alabra de Dios en lengua2e +umano1
+a sido com&uesta &or autores +umanos en todas sus &artes . todas sus uentes, su 2usta com&rensión
no solamente admite como legítima, sino )ue re)uiere la utili-ación de este m(todo#
9# Aistoria del m(todo
/ara a&reciar correctamente este m(todo en su estadio actual, con*iene ec+ar una mirada sobre
su +istoria# 3lgunos elementos de este m(todo de inter&retación son mu. antiguos# Aan sido
utili-ados en la antigKedad &or los comentadores griegos de la literatura cl%sica, . m%s tarde, en el
&eríodo &atrístico, &or autores como Frígenes, @erónimo . 3gustín# El m(todo estaba entonces menos
elaborado# 6us ormas modernas son el resultado de &ereccionamientos, a&ortados sobre todo a
&artir de los +umanistas del ?enacimiento . su recursus ad ontes# 4ientras la crítica textual del
>ue*o $estamento no &udo desarrollarse como disci&lina cientíica sino a &artir de 9;88, des&u(s de
&roducirse el distanciamiento del $extus rece&tus, los comien-os de la crítica literaria se remontan al
siglo "VII, con la obra de ?ic+ard 6imon, )ue llamó la atención sobre los du&licados, las
di*ergencias en el contenido . las dierencias de estilo obser*ables en el /entateuco, constataciones
diícilmente conciliables con la atribución de todo el texto a un autor único, 4ois(s# En el siglo
"VIII, @ean 3struc se contentaba aún con la ex&licación de )ue 4ois(s se +abía ser*ido de dierentes
uentes (sobre todo de dos uentes &rinci&ales) &ara com&oner el !ibro del L(nesis# Des&u(s, la
crítica rec+a-ó cada *e- m%s decididamente la atribución a 4ois(s de la com&osición del /entateuco#
!a crítica literaria se identiicó largo tiem&o con el esuer-o &or discernir en los textos uentes
dierentes# 6e desarrolló así, en el siglo "I", la +i&ótesis de los 1documentos1, )ue &rocura ex&licar la
redacción del /entateuco# Cuatro documentos, en &arte &aralelos entre ellos, &ero )ue &ro*ienen de
(&ocas dierentes, se +abrían usionado' el .a*ista (M), el elo+ista (E), el deuteronomista (D) . el
sacerdotal (/' del alem%n 1/riester1, 1sacerdotes1)# De este último se +abría ser*ido el redactor inal
&ara estructurar el con2unto# De modo an%logo, &ara ex&licar las con*ergencias . di*ergencias
constatadas entre los tres e*angelios sinó&ticos, se recurrió a la +i&ótesis de las 1dos uentes1, según
la cual los e*angelios de 4ateo . !ucas +abrían sido com&uestos a &artir de dos uentes &rinci&ales'
el e*angelio de 4arcos, . una colección de &alabras de @esús (llamada E, del alem%n 1Euelle1,
1uente1)# En lo esencial, estas dos +i&ótesis tienen aún *igencia en la ex(gesis cientíica, aun)ue sean
ob2eto de contestación#
En el deseo de establecer la cronología de los textos bíblicos, este g(nero de crítica literaria se
limitaba a un traba2o de distinción . estratiicación &ara distinguir las dierentes uentes, . no
otorgaba suiciente atención a la estructura inal del texto bíblico . al mensa2e )ue ex&resa en su
estadio actual (se mostraba así &oca estima &or la obras de los redactores)# /or esto, la ex(gesis
+istórico,crítica &odía a&arecer como disol*ente . destructi*a, tanto m%s )ue algunos ex(getas, ba2o
la inluencia de la +istoria com&arada de las religiones, tal como se &racticaba entonces, o &artiendo
de conce&ciones ilosóicas, emitían 2uicios negati*os sobre la Biblia#
Aermann LunNel liberó el m(todo del g+etto de la crítica literaria com&rendida de este modo#
3un)ue continuaba considerando los libros del /entateuco como com&ilaciones, dedicó su atención a
la textura &articular de las dierentes unidades# /rocuró deinir el g(nero de cada una (&or e2em&lo,
1le.enda1 o 1+imno1) . su ambiente de origen o 16it- im !eben1 (&or e2em&lo, situación 2urídica,
liturgia, etc#)# Con esta in*estigación de los g(neros literarios est% em&arentado el 1estudio crítico de
las ormas1 (1Oormgesc+ic+te1), inaugurado en la ex(gesis de los sinó&ticos &or 4artín Dibelius .
?udol&+ Bultmann# Este último integró en los estudios de la 1Oormgesc+ic+te1 una +ermen(utica
bíblica ins&irada &or la ilosoía existencialista de 4artín Aeidegger# El resultado ue )ue la
Oormgesc+ic+te suscitó recuentemente serias reser*as# /ero este m(todo, en sí mismo, +a dado como
resultado maniestar m%s claramente )ue la tradición neotestamentaria tiene su origen . +a tomado su
orma en la &rimera comunidad cristiana, &asando de la &redicación de @esús mismo a la &redicación
)ue &roclama )ue @esús es el Cristo# 3 la 1Oormgesc+ic+te1 se +a a5adido la 1?edaNtionsgesc+ic+te1,
1estudio crítico de la redacción1# Este &rocura &oner en claro la contribución &ersonal de cada
e*angelista, . las orientaciones teológicas )ue +an guiado su traba2o de redacción# Con la utili-ación
de este último m(todo la serie de dierentes eta&as del m(todo +istórico,crítico +a )uedado m%s
com&leta' de la crítica textual se &asa a una crítica literaria )ue descom&one (bús)ueda las uentes),
luego a un estudio crítico de las ormas, &or último a un an%lisis de la redacción atenta al texto en su
com&osición# Es así &osible una com&rensión m%s &recisa de la intención de los autores . redactores
de la Biblia, así como del mensa2e )ue +an dirigido a los &rimeros destinatarios# El m(todo +istórico,
crítico +a ad)uirido de este modo una im&ortancia de &rimer orden#
2 /rinci&ios
!os &rinci&ios undamentales del m(todo +istórico,crítico en su orma cl%sica son los
siguientes'
Es un m(todo +istórico, no solamente &or)ue se a&lica a textos antiguos , en este caso los de
la Biblia , . &or)ue se estudia su alcance +istórico, sino tambi(n . sobre todo &or)ue &rocura
dilucidar los &rocesos +istóricos de &roducción del texto bíblico, &rocesos diacrónicos a *eces
com&licados . de larga duración# En las dierentes eta&as de su &roducción, los textos de la Biblia se
dirigen a dierentes categorías de auditores o de lectores, )ue se encontraban en situaciones es&acio,
tem&orales dierentes#
Es un m(todo crítico, &or)ue o&era con la a.uda de criterios cientíicos tan ob2eti*os como
sea &osible en cada uno de sus &asos (de la crítica textual al estudio crítico de la redacción), &ara
+acer accesible al lector moderno el sentido de los textos bíblicos, con recuencia diícil de ca&tar#
Es un m(todo analítico )ue estudia el texto bíblico del mismo modo )ue todo otro texto de la
antigKedad, . lo comenta como lengua2e +umano# 6in embargo, &ermite al ex(geta, sobre todo en el
estudio crítico de la redacción de los textos, ca&tar me2or el contenido de la re*elación di*ina#
7 Descri&ción
En el estadio actual de su desarrollo, el m(todo +istórico,crítico recorre las eta&as siguientes'
!a crítica textual, &racticada desde +ace muc+o tiem&o, abre la serie de o&eraciones
cientíicas# 3&o.%ndose sobre el testimonio de los manuscritos m%s antiguos . me2ores, así como
sobre el de los &a&iros, de las traducciones antiguas . de la &atrística, &rocura, según reglas
determinadas, establecer un texto bíblico tan &róximo al texto original como sea &osible#
El texto es sometido entonces a un an%lisis lingKístico (morología . sintaxis) . sem%ntico,
)ue utili-a los conocimientos obtenidos gracias a los estudios de ilología +istórica# !a crítica literaria
se esuer-a entonces &or discernir el comien-o . el inal de las unidades textuales, grandes .
&e)ue5as, . de *eriicar la co+erencia interna de los textos# !a existencia de du&licados, de
di*ergencias irreconciliables . de otros índicios maniiesta el car%cter com&uesto de algunos textos,
)ue se di*iden entonces en &e)ue5as unidades, de las cuales se estudia su &osible &ertenencia a uentes
dierentes# !a crítica de los g(neros &rocura determinar los g(neros literarios, su ambiente de origen,
sus rasgos es&ecíicos . su e*olución# !a crítica de las tradiciones sitúa los textos en las corrientes de
tradición, de las cuales &rocura &recisar la e*olución en el curso de la +istoria# Oinalmente, la crítica
de la redacción estudia las modiicaciones )ue los textos +an surido antes de )uedar i2ados en su
estadio inal . anali-a ese estadio inal, esor-%ndose &or discernir las orientaciones )ue le son
&ro&ias# 4ientras las eta&as &recedentes +an &rocurado ex&licar el texto &or su g(nesis, en una
&ers&ecti*a diacrónica, esta última eta&a se conclu.e con un estudio sincrónico' se ex&lica allí el
texto en sí mismo, gracias a las relaciones mutuas de sus di*ersos elementos, consider%ndolos ba2o su
as&ecto de mensa2e comunicado &or el autor a sus contem&or%neos# !a unción &ragm%tica del texto
&uede ser tomada entonces en consideración#
Cuando los textos &ertenecen a un g(nero literario +istórico o est%n en relación con
acontecimientos de la +istoria, la crítica +istórica com&leta la crítica literaria, &ara &recisar el alcance
+istórico, en el sentido moderno de la ex&resión, de los textos estudiados#
De este modo )uedan en claro las dierentes eta&as del concreto desarrollo de la re*elación
bíblica#
4 E*aluación
CEu( *alor se debe acordar al m(todo +istórico,crítico, en &articular en el actual estadio de su
e*oluciónD
Es un m(todo )ue, utili-ado de modo ob2eti*o, no im&lica de &or sí ningún a &riori# 6i su uso se
acom&a5a de tales a &riori no es debido al m(todo mismo, sino a o&ciones +ermen(uticas )ue orientan
la inter&retación . &ueden ser tendenciosas#
Frientado en sus orígenes en el sentido de la crítica de las uentes . de la +istoria de las
religiones, el m(todo +a abierto un nue*o acceso a la Biblia, mostrando )ue es una colección de
escritos, . )ue, con recuencia, en &articular los del 3ntiguo $estamento, no son la creación de un
autor único, sino )ue +an tenido una larga &re+istoria, indisolublemente ligada a la +istoria de Israel o
a la +istoria de la Iglesia &rimiti*a# /recedentemente, la inter&retación 2udía o cristiana de la Biblia
no tenía una clara conciencia de las condiciones +istóricas concretas . di*ersas en las cuales la
/alabra de Dios estaba enrai-ada, sino un conocimiento global . le2ano# !a conrontación de la
ex(gesis tradicional con una acercamiento cientíico, )ue, en sus comien-os, conscientemente +acía
abstracción de la e . a *eces se o&onía a ella, ue ciertamente dolorosa# /ero se re*eló, seguidamente,
&ro*ec+osa# Pna *e- )ue el m(todo se liberó de &re2uicios extrínsecos, condu2o a una com&rensión
m%s exacta de la *erdad de la 6agrada Escritura (cr# Dei Verbum, 92)# 6egún Di*ino 3lante 6&iritu,
la bús)ueda del sentido literal de la Escritura es una tarea esencial de la ex(gesis, . &ara lle*arla a
t(rmino es necesario determinar el g(nero +istórico de los textos (Cr# EB =<8)# Esto se reali-a con la
a.uda del m(todo +istórico,crítico#
Ciertamente, el uso cl%sico del m(todo +istórico,crítico maniiesta límites, &or)ue se restringe a
la bús)ueda del sentido del texto bíblico en las circunstancias +istóricas de su &roducción, . no se
interesa &or las otras &osibilidades de sentido )ue se maniiestan en el curso de las (&ocas &osteriores
de la re*elación bíblica . de la +istoria de la Iglesia# 6in embargo, este m(todo +a contribuido a la
&roducción de obras de ex(gesis . de teología bíblica de gran *alor#
Desde +ace muc+o tiem&o se +a renunciado a amalgamar el m(todo con un sistema ilosóico#
?ecientemente, una tendencia exeg(tica +a inclinado el m(todo en el sentido de una insistencia
&redominante sobre la orma del texto, con menor atención a su contenido# /ero esta tendencia +a
sido corregida gracias a la contribución de una sem%ntica dierenciada (sem%ntica de las &alabras, de
las rases, del texto) . al estudio del as&ecto &ragm%tico de los textos#
6e debe reconocer )ue la inclusión en el m(todo de un an%lisis sincrónico de los textos es
legítima, &or)ue es el texto en su estadio inal, . no una redacción anterior, el )ue es ex&resión de la
/alabra de Dios# /ero el estudio diacrónico continúa siendo indis&ensable &ara ca&tar el dinamismo
+istórico )ue anima la 6agrada Escritura, . &ara maniestar su rica com&le2idad' &or e2em&lo, el
código de la 3lian-a (Ex 29, 27) rele2a un estadio &olítico, social . religiosa de la sociedad israelita
dierente del )ue rele2an las otras legislaciones conser*adas en el Deuteronomio (Dt 92,2<) . en el
!e*ítico (código de santidad, !* 9B,2<)# 3 la tendencia +istorici-ante )ue se &odría re&roc+ar a la
antigua ex(gesis +istórico,crítica, no debería suceder el exceso in*erso, el ol*ido de la +istoria, &or
&arte de una ex(gesis exclusi*amente sincrónica#
En deiniti*a, la inalidad del m(todo +istórico,crítico es de2ar en claro, de modo sobre todo
diacrónico, el sentido ex&resado &or los autores . redactores# Con la a.uda de otros m(todos .
acercamientos, (l orece al lector moderno el acceso a la signiicación de la Biblia, tal como la
tenemos#
B# >ue*os m(todos de an%lisis literario
>ingún m(todo cientíico &ara el estudio de la Biblia est% en condiciones de corres&onder a
toda la ri)ue-a de los textos bíblicos# Cual)uiera )ue sea su *alide-, el m(todo +istórico, crítico no
&uede bastar# De2a or-osamente en la sombra numerosos as&ectos de los escritos )ue estudia# >o es
de admirarse &ues si actualmente se &ro&onen otros m(todos . acercamientos &ara &roundi-ar tal o
cual as&ecto digno de atención#
En este a&artado B, &resentaremos algunos m(todos de an%lisis literario )ue se +an desarrollado
recientemente# En los a&artados siguientes (C, D, E), examinaremos bre*emente dierentes
acercamientos, algunos de los cuales tienen relación con el estudio de la tradición, otros con las
1ciencias +umanas1, otros con situaciones contem&or%neas &articulares# Consideraremos inalmente
(O) la lectura undamentalista de la Biblia, )ue rec+a-a todo esuer-o metódico de inter&retación#
3&ro*ec+ando los &rogresos reali-ados en nuestro tiem&o &or los estudios lingKísticos .
literarios, la ex(gesis bíblica utili-a cada *e- m%s m(todos nue*os de an%lisis literario, en &articular
el an%lisis retórico, el an%lisis narrati*o . el an%lisis semiótico#
9# 3n%lisis retórico
En realidad, el an%lisis retórico no es en sí mismo un m(todo nue*o# >ue*o es, sin embargo, &or
una &arte, su uso sistem%tico &ara la inter&retación de la Biblia, . &or otra, el nacimiento . el
desarrollo de una 1nue*a retórica1#
!a retórica es el arte de com&oner un discurso &ersuasi*o# /uesto )ue todos los textos bíblicos
son en algún grado textos &ersuasi*os, un cierto conocimiento de la retórica orma &arte del
instrumentario normal del ex(geta# El an%lisis retórico debe ser conducido de modo crítico, .a )ue la
ex(gesis cientíica es una tarea )ue se somete necesariamente a las exigencias del es&íritu crítico#
4uc+os estudios bíblicos recientes +an acordado una gran atención a la &resencia de la retórica
en la Escritura# 6e &ueden distinguir tres acercamientos dierentes' El &rimero se a&o.a sobre la
retórica cl%sica greco,latinaG el segundo se &reocu&a de los &rocedimientos semíticos de com&osiciónG
el tercero se ins&ira en las in*estigaciones modernas llamadas 1nue*a retórica1#
$oda situación de discurso com&orta la &resencia de tres elementos' el orador (o autor), el
discurso (o texto), . el auditorio (o destinatario)# !a retórica cl%sica distingue, en consecuencia, tres
actores de &ersuasión )ue contribu.en a la cualidad de un discurso' la autoridad del orador, la
argumentación del discurso . las emociones )ue suscita en el auditorio# !a di*ersidad de situaciones .
de auditorios inlu.e grandemente sobre el modo de +ablar# !a retórica cl%sica, desde 3ristóteles,
admite la distinción de tres g(neros de elocuencia' el g(nero 2udicial (delante de los tribunales), el
deliberati*o (en las asambleas &olíticas), . el demostrati*o (en las celebraciones)#
Constatando la enorme inluencia de la retórica en la cultura +elenística, un número creciente de
ex(getas utili-a los rasgos de la retórica cl%sica &ara anali-ar me2or ciertos as&ectos de los escritos
bíblicos, sobre todo del >ue*o $estamento#
Ftros concentran su atención sobre los rasgos es&ecíicos de la tradición literaria bíblica#
Enrai-ada en la cultura semítica, esta maniiesta un gusto &ronunciado &or las com&osiciones
sim(tricas, gracias a las cuales se establecen relaciones entre los dierentes elementos del texto# El
estudio de múlti&les ormas de &aralelismo . de otros &rocedimientos semíticos de com&osición
debería &ermitir discernir me2or la estructura literaria de los textos . llegar así a una me2or
com&rensión de su mensa2e#
$omando un &unto de *ista m%s general, la 1nue*a retórica1 )uiere ser algo m%s )ue un
in*entario de iguras de estilo, de artiicios oratorios . de ti&os de discurso# Ella in*estiga &or )u( tal
uso es&ecíico del lengua2e es eica- . llega a comunicar una con*icción# Euiere ser 1realista1,
re+usando limitarse al sim&le an%lisis ormal# Ftorga a la situación del debate la debida atención#
Estudia el estilo . la com&osición como medios de e2ercitar una acción sobre el auditorio# Con esta
inalidad, a&ro*ec+a las a&ortaciones recientes de disci&linas como la lingKística, la semiótica, la
antro&ología . la sociología#
3&licada a la Biblia, la 1nue*a retórica1 )uiere &enetrar en el cora-ón del lengua2e de la
re*elación en cuanto lengua2e religioso &ersuasi*o . medir su im&acto en el contexto social de la
comunicación#
/or)ue a&ortan un enri)uecimiento al estudio crítico de los textos, los an%lisis retóricos
merecen muc+a estima, sobre todo sus recientes &roundi-aciones# Ellos re&aran una negligencia )ue
+a durado largo tiem&o . &ermiten descubrir o &onen m%s en claro &ers&ecti*as originales#
!a 1nue*a retórica1 tiene ra-ón al llamar la atención sobre la ca&acidad &ersuasi*a .
con*incente del lengua2e# !a Biblia no es sim&lemente un enunciado de *erdades# Es un mensa2e
dotado de una unción de comunicación en un cierto contexto, un mensa2e )ue com&orta un
dinamismo de argumentación . una estrategia retórica#
!os an%lisis retóricos tienen sin embargo sus límites# Cuando se contentan con ser descri&ti*os,
sus resultados no tienen recuentemente m%s )ue un inter(s estilístico#
Oundamentalmente sincrónicos, no &ueden &retender constituir un m(todo inde&endiente )ue
se bastaría a sí mismo# 6u a&licación a los textos bíblicos suscita m%s de una cuestión' C&ertenecían
los autores de estos textos a los medios m%s culti*adosD CAasta )u( &unto +an seguido las reglas de la
retórica &ara com&oner sus escritosD CEu( retórica es m%s &ertinente &ara el an%lisis de tal escrito
determinado' la greco,latina o la semíticaD C>o se corre el &eligro de atribuir a ciertos textos bíblicos
una estructura retórica demasiado elaboradaD Estas &reguntas ,, . otras ,, no deben disuadir de
em&lear este g(nero de an%lisis# Ellas in*itan solamente a no recurrir a (l sin discernimiento#
2# 3n%lisis narrati*o
!a ex(gesis narrati*a &ro&one un m(todo de com&rensión . de comunicación del mensa2e
bíblico )ue corres&onde a las ormas de relato . de testimonio, modalidades undamentales de la
comunicación entre &ersonas +umanas, características tambi(n de la 6agrada Escritura# El 3ntiguo
$estamento, en eecto, &resenta una +istoria de sal*ación cu.o relato eica- se con*ierte en substancia
de la &roesión de e, de la liturgia . de la cate)uesis (cr# 6l B;,7,4G Ex 92,24,2BG Dt <,28,2=G 2<,=,
99)# /or su &arte, la &roclamación del N(rigma cristiano com&rende la secuencia narrati*a de la *ida,
de la muerte . de la resurrección de @esucristo, acontecimientos de los cuales los e*angelios nos
orecen el relato detallado# !a cate)uesis se &resenta tambi(n ba2o orma narrati*a (cr# 9 Cor 99,27,
2=)#
3 &ro&ósito del acercamiento narrati*o, con*iene distinguir m(todo de an%lisis, . relexión
teológica#
3ctualmente se &ro&onen numerosos m(todos de an%lisis# 3lgunos &arten del estudio de
modelos narrati*os antiguos# Ftros se a&o.an sobre tal o cual 1narratología1 actual, )ue &uede tener
&untos comunes con la semiótica# /articularmente atento a los elementos del texto )ue conciernen a la
intriga, a los &ersona2es . al &unto de *ista tomado &or el narrador, el an%lisis narrati*o estudia el
modo cómo es contada una +istoria &ara im&licar al lector en el 1mundo del relato1 . en su sistema de
*alores#
Varios m(todos introducen una distinción entre 1autor real1 . 1autor im&lícito1, 1lector real1 .
1lector im&lícito1# El 1autor real1 es la &ersona )ue +a com&uesto el relato# 13utor im&lícito1 designa
la imagen de autor (con su cultura, su tem&eramento, sus tendencias, su e, etc#) )ue el texto engendra
&rogresi*amente en el curso de la lectura# 6e llama 1lector real1 toda &ersona )ue tiene acceso al
texto, desde los &rimeros destinatarios )ue lo +an leído o escuc+ado leer +asta los lectores o auditores
de +o.# /or 1lector im&lícito1 se entiende a)u(l )ue el texto &resu&one . &roduce, )ue es ca&a- de
eectuar las o&eraciones mentales . aecti*as re)ueridas &ara entrar en el mundo del relato, . de
res&onder del modo &retendido &or el autor real a tra*(s del autor im&lícito#
Pn texto sigue e2erciendo su inluencia en la medida en )ue los lectores reales (&or e2em&lo,
nosotros mismos, al inal del siglo "") &ueden identiicarse con el lector im&lícito# Pna de las tareas
ma.ores de la ex(gesis es acilitar esta identiicación#
Con el an%lisis narrati*o se relaciona una manera nue*a de a&reciar el alcance de los textos#
4ientras el m(todo +istórico,crítico considera m%s bien el texto como una 1*entana1, )ue &ermite
entregarse a obser*aciones sobre tal o cual (&oca (no solamente sobre los +ec+os narrados, sino
tambi(n sobre la situación de la comunidad &ara la cual +an sido narrados), el an%lisis narrati*o
subra.a )ue el texto unciona igualmente como un 1es&e2o1, en el sentido de &resentar una cierta
imagen de mundo ,, el 1mundo del relato1 ,,, )ue e2erce su inlu2o sobre los modos de *er del lector .
lo lle*a a ado&tar ciertos *alores m%s bien )ue otros#
3 este g(nero de estudio, tí&icamente literario, se asocia la relexión teológica, )ue considera
las consecuencias )ue com&orta, &ara la ad+esión a la e, la naturale-a de relato ,, . &or tanto de
testimonio ,, de la 6agrada Escritura, . deduce de allí una +ermen(utica &r%ctica . &astoral# 6e
reacciona así contra la reducción del texto ins&irado a una serie de tesis teológicas, recuentemente
ormuladas según categorías . lengua2e no escriturísticos# 6e &ide a la ex(gesis narrati*a re+abilitar,
en contextos +istóricos nue*os, los modos de comunicación . de signiicación &ro&ios del relato
bíblico, a in de abrir me2or el camino a su eicacia &ara la sal*ación# 6e insiste sobre la necesidad de
1narrar la sal*ación1 (as&ecto 1inormati*o1 del relato), . de 1narrar en *ista de la sal*ación1 (as&ecto
1&erormati*o1)# El relato bíblico, en eecto, contiene ex&lícita o im&lícitamente, según los casos, un
llamado existencial dirigido al lector#
/ara la ex(gesis de la Biblia, el an%lisis narrati*o &resenta una utilidad e*idente, &or)ue
corres&onde a la naturale-a narrati*a de un gran número de textos bíblicos#
/uede contribuir a acilitar el &aso, recuentemente diícil, del sentido del texto en su contexto
+istórico ,, tal como el m(todo +istórico,crítico &rocura deinirlo ,,, al alcance del texto &ara el lector
de +o.# Como contra&artida, la distinción entre 1autor real1 . 1autor im&lícito1 aumenta la
com&le2idad de los &roblemas de inter&retación#
Cuando se a&lica a los textos de la Biblia, el an%lisis narrati*o no &uede contentarse con a&licar
modelos &reestablecidos# 4%s bien debe esor-arse &or corres&onder a su car%cter es&ecíico# 6u
acercamiento sincrónico a los textos exige ser com&letado &or estudios diacrónicos# El an%lisis
narrati*o debe cuidarse, &or otra &arte, de una &osible tendencia a excluir toda elaboración doctrinal de
los datos )ue contienen los relatos de la Biblia# 6e encontraría en tal caso en desacuerdo con la
tradición bíblica misma, )ue &ractica este g(nero de elaboración, . con la tradición eclesial, )ue +a
continuado &or este camino# Con*iene notar, inalmente, )ue no se &uede considerar la eicacia
existencial sub2eti*a de la /alabra de Dios trasmitida narrati*amente como un criterio suiciente de la
*erdad de su com&rensión#
7# 3n%lisis semiótico
$ambi(n entre los m(todos llamados sincrónicos, )ue se concentran sobre el estudio del texto
bíblico en su estadio inal, se sitúa el an%lisis semiótico, )ue desde +ace unos *einte a5os se +a
desarrollado notablemente en algunos ambientes# !lamado inicialmente con el t(rmino general de
1estructuralismo1, este m(todo &uede reclamar como su undador el lingKista sui-o Oerdinand de
6aussure, )uien, al comien-o de este siglo, elaboró la teoría de )ue toda lengua es un sistema de
relaciones, )ue obedece a reglas determinadas# 4uc+os lingKistas . literatos +an tenido una se5alada
inluencia en la e*olución del m(todo# !a ma.or &arte de los biblistas )ue utili-an la semiótica &ara el
estudio de la Biblia siguen a 3lgirdas @# Lreimas . la escuela de /arís, de la cual es el undador#
3cercamientos o m(todos an%logos, undados sobre la lingKística moderna, se desarrollan tambi(n en
otras &artes# Es el m(todo de Lreimas el )ue &resentaremos bre*emente#
!a semiótica se a&o.a sobre tres &rinci&ios o &resu&uestos &rinci&ales' /rinci&io de
inmanencia' cada texto orma un sistema de signiicaciónG el an%lisis considera todo el texto, &ero
solamente el texto# >o recurre a datos 1exteriores1, como el autor, los destinatarios, los
acontecimientos narrados, la +istoria de la redacción#
/rinci&io de estructura del sentido' el sentido no existe sino &or la relación . en la relación,
es&ecialmente la relación de dierencia# El an%lisis de un texto consiste &ues en establecer el te2ido de
relaciones (de o&osición, de +omologación###) entre los elementos, a &artir del cual se constru.e el
sentido del texto#
/rinci&io de la gram%tica del texto' cada texto res&eta una gram%tica, es decir un cierto número
de reglas o estructurasG en un con2unto de rases llamado discurso, +a. dierentes ni*eles, cada uno de
los cuales tiene su gram%tica#
El contenido global de un texto &uede ser anali-ado en tres ni*eles dierentes'
El ni*el narrati*o# 6e estudian, en el relato, las transormaciones )ue &ermiten &asar del estado
inicial al estado terminal# En el interior de un 1itinerario narrati*o1, el an%lisis &rocura descubrir las
di*ersas ases, logicamente ligadas entre ellas, )ue marcan la transormación de un estado en otro
dierente# En cada una de estas ases, se &recisan las relaciones entre los 1&a&eles1 asumidos &or los
1actantes1 )ue determinan los estados . &roducen las transormaciones#
El ni*el discursi*o# El an%lisis consiste en tres o&eraciones' (a) la identiicación . clasiicación
de las iguras, es decir, de los elementos de signiicación de un texto (actores, tiem&os, . lugares)G (b)
el establecimiento de los itinerarios de cada igura en un texto &ara determinar el modo cómo el texto
la utili-aG (c) la bús)ueda de los *alores tem%ticos de las iguras# Esta última o&eración consiste en
determinar 1en nombre de )u( cosa1 (Q *alor) las iguras, en un texto concreto, siguen tal itinerario#
El ni*el lógico,sem%ntico# Es el ni*el llamado &roundo# Es tambi(n el m%s abstracto# 6u&one el
&ostulado de )ue las ormas lógicas . signiicati*as sub.acen a las organi-aciones narrati*as .
discursi*as de tal discurso# El an%lisis en este ni*el consiste en &recisar la lógica )ue &reside las
articulaciones undamentales de los itinerarios narrati*os . igurati*os de un texto# /ara lograrlo se
em&lea recuentemente un instrumento llamado el 1cuadrado semiótico1, igura )ue utili-a las
relaciones entre dos t(rminos 1contrarios1 . dos 1contradictorios1 (&#e2#, blanco . negro, blanco . no,
blanco, negro . no,negro)#
!os teóricos del m(todo semiótico no de2an de a&ortar nue*os desarrollos# !as in*estigaciones
actuales se centran sobre la enunciación . sobre la intertextualidad# El m(todo, a&licado inicialmente
a los textos narrati*os de la Escritura, )ue se &restan m%s %cilmente a tal an%lisis, se utili-a cada *e-
m%s &ara otros ti&os de discurso bíblico#
!a descri&ción de la semiótica &resentada . sobre todo el enunciado de sus &resu&uestos, de2an
.a entre*er las a&ortaciones . los límites de este m(todo# !a semiótica contribu.e a nuestra
com&rensión de la Escritura, /alabra de Dios ex&resada en lengua2e +umano, +aci(ndonos m%s
atentos a la co+erencia de cada texto bíblico como un todo, )ue obedece a mecanismos lingKísticos
&recisos#
!a semiótica no &uede ser utili-ada &ara el estudio de la Biblia si no se distingue este m(todo de
an%lisis de ciertos &resu&uestos desarrollados en la ilosoía estructuralista, es decir, la negación de
los su2etos . de la reerencia extra,textual# !a Biblia es una /alabra sobre la realidad, )ue Dios
&ronunció en una +istoria . )ue nos dirige +o. &or medio de autores +umanos# El acercamiento
semiótico debe estar abierto a la +istoria' la de los actores de los textos, &rimeroG la de sus autores .
sus lectores, luego# Existe el gra*e riesgo, entre )uienes utili-an el an%lisis semiótico, de )uedarse en
un estudio ormal del contenido, . de no ex&licitar el mensa2e de los textos#
6i el an%lisis semiótico no se &ierde en los arcanos de un lengua2e com&licado, sino )ue es
ense5ado en t(rminos sim&les . en sus elementos &rinci&ales, &uede dar a los cristianos el gusto de
estudiar el texto bíblico . de descubrir algunas de sus dimensiones de sentido, sin &oseer todos los
conocimientos +istóricos )ue se reieren a la &roducción del texto . a su mundo socio,cultural# /uede
tambi(n demostrarse útil en la &astoral misma, &or medio de una cierta a&ro&iación de la Escritura en
medios no es&eciali-ados#
C# 3cercamientos basados sobre la $radición
3un)ue se dierencian del m(todo +istórico,crítico &or una ma.or atención a la unidad interna
de los textos estudiados, los m(todos literarios )ue acabamos de &resentar &ermanecen insuicientes
&ara la inter&retación de la Biblia, &or)ue consideran cada escrito aisladamente# /ero la Biblia no se
&resenta como una suma de textos des&ro*istos de relaciones entre ellos sino como un con2unto de
testimonios de una misma gran $radición# /ara corres&onder &lenamente al ob2eto de su estudio, la
ex(gesis bíblica debe tener en cuenta este +ec+o# $al es la &ers&ecti*a ado&tada &or *arios
acercamientos )ue se desarrollan actualmente#
9# 3cercamiento canónico
Constatando )ue el m(todo +istórico,crítico ex&erimenta a *eces diicultades &ara alcan-ar, en
sus conclusiones, el ni*el teológico, el acercamiento canónico, nacido en los Estados Pnidos +ace
unos *einte a5os, &rocura conducir a buen t(rmino una tarea teológica de inter&retación, &artiendo del
cuadro ex&lícito de la e' la Biblia en su con2unto#
/ara +acerlo inter&reta cada texto bíblico a la lu- del Canon de las Escrituras, es decir, de la
Biblia en cuanto recibida como norma de e &or una comunidad de cre.entes# /rocura situar cada
texto en el interior del único designio di*ino, con la inalidad de llegar a una actuali-ación de la
Escritura &ara nuestro tiem&o# >o &retende substituir al m(todo +istórico,crítico, sino )ue desea
com&letarlo#
6e +an &ro&uesto dos &untos de *ista dierentes'
Bre*ard 6# C+ilds centra su inter(s sobre la orma canónica inal del texto (libro o colección),
orma ace&tada &or la comunidad como autoritati*a &ara ex&resar su e . dirigir su *ida#
4%s )ue sobre la orma inal . estabili-ada del texto, @ames 3# 6anders &one su atención en el
1&roceso canónico1 o desarrollo &rogresi*o de las Escrituras, a las cuales la comunidad cre.ente +a
reconocido una autoridad normati*a# El estudio crítico de este &roceso examina cómo las antiguas
tradiciones +an sido utili-adas en nue*os contextos, antes de constituir un todo a la *e- estable
. ada&table, co+erente . uniicante de datos di*ersos, del cual la comunidad de e extrae su
identidad# En el curso de este &roceso se +an &uesto en acción &rocedimientos +ermen(uticos, . ellos
continúan actuando des&u(s de la i2ación del canon# Orecuentemente son de g(nero midr%sico, )ue
sir*en &ara actuali-ar el texto bíblico# Oa*orecen una constante interacción entre la comunidad . sus
Escrituras, recurriendo a una inter&retación )ue &rocura +acer contem&or%nea la tradición#
El acercamiento canónico reacciona con ra-ón contra la *alori-ación exagerada de lo )ue se
su&one ser original . &rimiti*o, como si ello uera lo único aut(ntico# !a Escritura ins&irada es
ciertamente la Escritura tal como la Iglesia la +a reconocido como regla de e# 3 &ro&ósito de esto se
&uede insistir, sea sobre la orma inal en la cual se encuentra actualmente cada uno de los libros, sea
sobre el con2unto )ue ellos constitu.en como Canon# Pn libro no es bíblico sino a la lu- de todo el
Canon#
!a comunidad cre.ente es eecti*amente el contexto adecuado &ara la inter&retación de los
textos canónicos# !a e . el Es&íritu 6anto enri)uecen su ex(gesis# !a autoridad eclesial, )ue se e2erce
al ser*icio de la comunidad, debe *igilar &ara )ue la inter&retación sea siem&re iel a la gran
$radición )ue +a &roducido los textos (cr# Dei Verbum, 98)#
El acercamiento canónico debe enrentar m%s de un &roblema, sobre todo cuando &rocura
deinir el 1&roceso canónico1# C3 &artir de cu%ndo se &uede decir )ue un texto es canónicoD /arece
admisible decirlo desde )ue la comunidad atribu.e a un texto una autoridad normati*a, aún antes de la
i2ación deiniti*a de ese texto# 6e &uede +ablar de una +ermen(utica 1canónica1 mientras la re&etición
de las tradiciones, )ue se eectúa teniendo en cuenta los as&ectos nue*os de la situación (religiosa,
cultural, teológica), mantenga la identidad del mensa2e# /ero se &resenta una cuestión' Cel &roceso de
inter&retación )ue +a conducido a la ormación del Canon debe ser reconocido como regla
de inter&retación de la Escritura +asta nuestros díasD
/or otra &arte, las relaciones com&le2as entre el Canon 2udío de las Escrituras . el Canon
cristiano suscitan numerosos &roblemas de inter&retación# !a Iglesia cristiana +a recibido como
13ntiguo $estamento1 los escritos )ue tenían autoridad en la comunidad 2udío,+elenística, &ero
algunos de ellos est%n ausentes de la Biblia +ebrea, o se &resentan ba2o una orma dierente# El cor&us
es &ues dierente# /or ello, la inter&retación canónica no &uede ser id(ntica, &or)ue cada texto debe ser
leído en relación con el con2unto del cor&us# /ero, sobre todo, la Iglesia lee el 3ntiguo $estamento a
la lu- del acontecimiento &ascual ,, la muerte . resurrección de @esucristo ,,, )ue a&orta una radical
no*edad . da, con una soberana autoridad, un sentido decisi*o . deiniti*o a las Escrituras (cr# Dei
Verbum, 4)# Esta nue*a determinación de sentido orma &arte integrante de la e cristiana# Ella no
&uede, sin embargo, )uitar toda consistencia a la inter&retación canónica anterior, la )ue +a &recedido
la /ascua cristiana, &or)ue es necesario res&etar cada eta&a de la +istoria de sal*ación# Vaciar el
3ntiguo $estamento de su substancia sería &ri*ar al >ue*o $estamento de su enrai-amiento en la
+istoria#
2# El recurso a las tradiciones 2udías de inter&retación
El 3ntiguo $estamento +a tomado su orma inal en el @udaísmo de los últimos cuatro o cinco
siglos )ue +an &recedido la era cristiana# Este @udaísmo +a sido tambi(n el medio de origen del
>ue*o $estamento . de la Iglesia naciente# >umerosos estudios de +istoria 2udía antigua .
es&ecialmente las in*estigaciones suscitadas &or los descubrimientos de Eumran +an &uesto de
relie*e la com&le2idad del mundo 2udío, en la tierra de Israel . en la di%s&ora, durante todo este
&eríodo# Es en este mundo donde comen-ó la inter&retación de la Escritura# Pno de los m%s antiguos
testimonios de la inter&retación 2udía de la Biblia es la traducción griega de los 6etenta# !os
$argumim arameos constitu.en otro testimonio del mismo esuer-o, )ue se +a &roseguido +asta
nuestros días, acumulando una &rodigiosa cantidad de &rocedimientos t(cnicos &ara la conser*ación
del texto del 3ntiguo $estamento . &ara la ex&licación del sentido de los textos bíblicos# Desde
siem&re, los me2ores ex(getas cristianos, a &artir de Frígenes . 6an @erónimo, +an &rocurado sacar
&ro*ec+o de la erudición bíblica 2udía &ara una me2or com&rensión de la Escritura# >umerosos
ex(getas modernos siguen este e2em&lo#
!as tradiciones 2udías antiguas &ermiten, en &articular, conocer me2or los 6etenta, la Biblia
2udía )ue se con*irtió seguidamente en la &rimera &arte de la Biblia cristiana durante al menos los
&rimeros cuatro siglos de la Iglesia, . en Friente +asta nuestros días# !a literatura 2udía extra,
canónica, llamada a&ócria o intertestamentaria, abundante . di*ersiicada, es una uente im&ortante
&ara la inter&retación del >ue*o $estamento# !os *ariados &rocedimientos de ex(gesis &racticados
&or el @udaísmo de dierentes tendencias se encuentran en el mismo 3ntiguo $estamento, &or e2em&lo
en las Crónicas en relación a los !ibros de los ?e.es, . en el >ue*o $estamento, &or e2em&lo en
ciertos ra-onamientos escriturísticos de 6# /ablo# !a di*ersidad de las ormas (&ar%bolas, alegorías,
antologías . colecciones, relecturas, &es+er, relaciones entre textos distintos, salmos e +imnos,
*isiones, re*elaciones . sue5os, com&osiciones sa&ienciales) es común al 3ntiguo . al >ue*o
$estamento así como a la literatura de todos los medios 2udíos antes . des&u(s del tiem&o de @esús#
!os $argumim . los 4idrasim re&resentan la +omil(tica . la inter&retación bíblica de am&lios
sectores del @udaísmo de los &rimeros siglos#
>umerosos ex(getas del 3ntiguo $estamento buscan iluminación, adem%s, en los comentadores,
gram%ticos . lexicógraos 2udíos medie*ales . m%s recientes &ara com&render &asa2es obscuros o
&alabras raras . únicas# 4%s recuentemente )ue antes a&arecen +o. reerencias a obras 2udías en la
discusión exeg(tica#
!a ri)ue-a de la erudición 2udía &uesta al ser*icio de la Biblia, desde sus orígenes en la
antigKedad +asta nuestros días, es una a.uda &ermanente de &rimer orden &ara la ex(gesis de ambos
$estamentos, a condición, sin embargo, de em&learla correctamente# El @udaísmo antiguo era mu.
di*ersiicado# !a orma arisea, )ue +a &re*alecido des&u(s en el rabinismo, no era la única# !os
textos 2udíos antiguos se escalonan a lo largo de *arios siglos# Es im&ortante &ues situarlos
cronológicamente antes de &roceder a com&araciones# 6obre todo, el cuadro de con2unto de las
comunidades 2udías . cristianas es undamentalmente dierente' del lado 2udío, según ormas mu.
*ariadas, se trata de una religión )ue deine un &ueblo . una &r%ctica de *ida a &artir de un escrito
re*elado . de una tradición oral, mientras )ue del lado cristiano, es la e en el 6e5or @esús, muerto,
resucitado, . *i*o &ara siem&re, 4esías e Ai2o de Dios, la )ue reúne una comunidad# Estos dos &untos
de &artida crean, &ara la inter&retación de las Escrituras, dos contextos, )ue a &esar de muc+os
contactos . seme2an-as, son radicalmente dierentes#
7# !a +istoria de los eectos del texto
Este acercamiento re&osa sobre dos &rinci&ios' a) un texto no se con*ierte en una obra literaria
si no +a. lectores )ue le dan *ida, a&ro&i%ndose de (lG b) esta a&ro&iación del texto, )ue &uede
eectuarse de modo indi*idual o comunitario . toma orma en dierentes dominios (literario, artístico,
teológico, asc(tico . místico), contribu.e a +acer com&render me2or el texto mismo#
6in ser com&letamente desconocido en la antigKedad, este acercamiento se +a desarrollado, en
los estudios literarios, entre 9:<8 . 9:B8, cuando la crítica se interesó en las relaciones entre el texto .
sus lectores# !a ex(gesis bíblica no &odría sino sacar beneicio de esta in*estigación, tanto m%s )ue la
+ermen(utica ilosóica airma, &or su &arte, la necesaria distancia entre la obra . su autor, así como
entre la obra . sus lectores# En esta &ers&ecti*a, se comen-ó a introducir en el traba2o de
inter&retación la +istoria del eecto &ro*ocado &or un libro o &or un &asa2e de la Escritura
(1RirNungsgesc+ic+te1)# 6e trata de medir la e*olución de la inter&retación en el curso del tiem&o en
unción de las &reocu&aciones de los lectores, . de e*aluar la im&ortancia del &a&el de la tradición
&ara aclarar el sentido de los textos bíblicos#
!a conrontación del texto con sus lectores suscita una din%mica, &or)ue el texto e2erce un
inlu2o . &ro*oca reacciones, su llamada es escuc+ada &or los lectores indi*idualmente o en gru&os# El
lector no es, &or lo dem%s, un su2eto aislado# /ertenece a un es&acio social . se sitúa en una tradición#
Viene al texto con sus &reguntas, o&era una selección, &ro&one una inter&retación . inalmente, &uede
crear otra obra o tomar iniciati*as )ue se ins&iran directamente de su lectura de la Escritura#
!os e2em&los de tal acercamiento son .a numerosos# !a +istoria de la lectura del Cantar de los
Cantares orece un excelente testimonio# >os muestra cómo este libro +a sido recibido en la (&oca de
los /adres de la Iglesia, en el ambiente mon%stico latino de la Edad 4edia, . toda*ía en un místico
como 6# @uan de la Cru-# /ermite así descubrir me2or todas las dimensiones de sentido de este escrito#
Del mismo modo, en el >ue*o $estamento, es &osible . útil aclarar el sentido de una &eríco&a (&or
e2em&lo la del 2o*en rico en 4t 9:,9<,2<) mostrando su ecundidad en la +istoria de la Iglesia#
/ero la +istoria testimonia tambi(n la existencia de corrientes de inter&retación tendenciosas .
alsas, de eectos neastos, )ue im&ulsan, &or e2em&lo, al antisemitismo o a otras discriminaciones
raciales, o crean ilusiones milenaristas# Es claro, &or tanto, )ue este acercamiento no &uede ser una
disci&lina autónoma# Pn discernimiento es necesario# 6e debe e*itar el &ri*ilegiar tal o cual momento
de la +istoria de los eectos de un texto &ara +acer de (l la única regla de su inter&retación#
D# 3cercamiento &or las ciencias +umanas
/ara comunicarse, la /alabra de Dios se enrai-a en la *ida de gru&os +umanos (cr# 6ir 24,92),
. se abre camino a tra*(s de condicionamientos &sicológicos de las di*ersas &ersonas )ue +an
com&uesto los escritos bíblicos# !as ciencias +umanas, &or tanto, en &articular la sociología, la
antro&ología . la &sicología, &ueden contribuir a una me2or com&rensión de algunos as&ectos de los
textos# Con*iene notar, sin embargo, )ue existen muc+as escuelas, con di*ergencias notables entre
ellas, sobre la naturale-a misma de tales ciencias# >o obstante ello, un buen número de ex(getas +a
sacado &ro*ec+o recientemente de este ti&o de in*estigaciones#
9# 3cercamiento sociológico
!os textos religiosos est%n ligados con relaciones recí&rocas a las sociedades en las cuales
nacen# Esta constatación *ale e*identemente &ara los textos bíblicos# En consecuencia, el estudio
crítico de la Biblia necesita un conocimiento tan exacto como sea &osible de los com&ortamientos
sociales )ue caracteri-an los dierentes medios en los cuales las tradiciones bíblicas se +an ormado#
Este g(nero de inormación socio,+istórica debe ser com&letado &or una ex&licación sociológica
correcta, )ue inter&reta cientíicamente, en cada caso, el alcance de las condiciones sociales de
existencia#
En la +istoria de la ex(gesis, el &unto de *ista sociológico +a encontrado su lugar desde +ace
muc+o tiem&o# !a atención )ue la 1Oormgesc+ic+te1 +a otorgado al medio de origen de los textos
(16it- im !eben1) es un testimonio de ello' se reconoce )ue las tradiciones bíblicas lle*an la marca de
los ambientes socio,culturales )ue las +an trasmitido# En el &rimer tercio del siglo "", la escuela de
C+icago estudió la situación socio,+istórica de la cristiandad &rimiti*a, dando así a la crítica +istórica
un im&ulso a&reciable en esta dirección# En el curso de los últimos *einte a5os (9:B8,9::8), el
acercamiento sociológico a los textos bíblicos se +a *uelto &arte integrante de la ex(gesis#
>umerosas son las cuestiones )ue se &resentan en este cam&o a la ex(gesis del 3ntiguo
$estamento# 6e debe &reguntar, &or e2em&lo, cuales son las di*ersas ormas de organi-ación social .
religiosa )ue Israel +a conocido en el curso de su +istoria# /ara el &eríodo anterior a la ormación de
un estado, C&ro&orciona el modelo etnológico de una sociedad ac(ala segmentaria un &unto de
&artida satisactorioD CCómo se +a &asado de una liga de tribus, sin gran co+esión, a un estado
organi-ado en monar)uía, . de allí a una comunidad basada sim&lemente sobre la-os religiosos .
genealógicosD CEu( transormaciones económicas, militares u otras, &ro*ocó en la estructura de la
sociedad el mo*imiento de centrali-ación &olítica . religiosa )ue condu2o a la monar)uíaD
CContribu.e el estudio de las normas de com&ortamiento en el 3ntiguo Friente . en Israel a la
com&rensión del Dec%logo m%s eica-mente )ue los intentos &uramente literarios de reconstrucción
de un texto &rimiti*oD
/ara la ex(gesis del >ue*o $estamento, las cuestiones son e*identemente dierentes# Citemos
algunas' &ara ex&licar el g(nero de *ida &re,/ascual ado&tado &or @esús . sus discí&ulos, C)u( *alor
se &uede conceder a la teoría de un mo*imiento de carism%ticos itinerantes, )ue *i*ían sin domicilio,
ni amilia, ni bienesD CAa. una continuidad, basada sobre la llamada de @esús a seguirlo, entre la
actitud de des&rendimiento radical, ado&tada &or @esús, . la del mo*imiento cristiano &ost,/ascual,
en los medios m%s di*ersos de la cristiandad &rimiti*aD CEu( sabemos acerca de la estructura social
de las comunidades &aulinas, teniendo en cuenta en cada caso, la cultura urbana corres&ondienteD
En general, el acercamiento sociológico da una gran a&ertura al traba2o exeg(tico . com&orta
muc+os as&ectos &ositi*os# El conocimiento de los datos sociológicos )ue contribu.en a +acer
com&render el uncionamiento económico, cultural . religioso del mundo bíblico, es indis&ensable a
la crítica +istórica# !a tarea )ue incumbe a la ex(gesis, de com&render bien el testimonio de e de la
Iglesia a&ostólica, no &uede ser lle*ada a buen t(rmino de modo riguroso sin una in*estigación
cientíica )ue estudie las estrec+as relaciones de los textos del >ue*o $estamento con la *ida social de
la Iglesia &rimiti*a# !a utili-ación de los modelos &ro&orcionados &or la ciencia sociológica asegura
a las in*estigaciones de los +istoriadores sobre las (&ocas bíblicas una notable ca&acidad de
reno*ación, &ero es necesario, naturalmente, )ue los modelos sean modiicados en unción de la
realidad estudiada#
Es o&ortuno se5alar algunos riesgos )ue el ex(geta corre rente al acercamiento sociológico# En
eecto, si el traba2o de la sociología consiste en estudiar sociedades *i*ientes, es necesario es&erar
diicultades cuando se )uieren a&licar sus m(todos a medios +istóricos )ue &ertenecen a un le2ano
&asado# !os textos bíblicos . extrabíblicos no &ro&orcionan necesariamente una documentación
suiciente &ara dar una *isión de con2unto de la sociedad de la (&oca# /or lo dem%s el m(todo
sociológico tiende a conceder a los as&ecto económicos e institucionales de la existencia +umana m%s
atención )ue a las dimensiones &ersonales . religiosas#
2# 3cercamiento &or la antro&ología cultural
El acercamiento a los textos bíblicos )ue utili-a las in*estigaciones de la antro&ología cultural
est% en relación estrec+a con el acercamiento sociológico# !a distinción de estos dos acercamientos se
sitúa a la *e- a ni*el de la sensibilidad, a ni*el del m(todo, . al de los as&ectos de la realidad )ue
retienen la atención# 4ientras el acercamiento sociológico , acabamos de decirlo , estudia sobre todo
los as&ectos económicos e institucionales, el acercamiento antro&ológico se interesa &or un *asto
con2unto de otros as&ectos )ue se rele2an en el lengua2e, el arte, . la religión, &ero tambi(n en los
*estidos, los ornamentos, las iestas, las dan-as, los mitos, las le.endas . todo lo )ue concierne a la
etnograía#
En general, la antro&ología cultural &rocura deinir las características de los dierentes ti&os de
&ersonas en su medio social ,, como, &or e2em&lo, el +ombre mediterr%neo ,,, con todo lo )ue ello
im&lica de estudio del medio rural o urbano . de atención a los *alores reconocidos &or la sociedad
(+onor . des+onor, secreto, idelidad, tradición, g(nero de educación . de escuelas)G al modo como se
e2erce el control socialG a las ideas sobre la amilia, la casa, la relación amiliar, la situación de la
mu2erG a los binomios institucionales (&atrón , cliente, &ro&ietario , arrendatario, beneactor
, beneiciario, +ombre libre , escla*o), sin ol*idar el conce&to de sagrado . &roano, los tabúes, el
ritual de &asa2e de una situación a otra, la magia, el origen de los recursos, del &oder, de la
inormación, etc#
6obre la base de los dierentes elementos, se constitu.en ti&ologías . 1modelos1 comunes a
*arias culturas#
Este g(nero de estudio &uede e*identemente ser útil &ara la inter&retación de los textos bíblicos,
. es eecti*amente utili-ado &ara el estudio de conce&ciones del &arentesco en el 3ntiguo $estamento,
la &osición de la mu2er en la sociedad israelita, el inlu2o de los ritos agrarios, etc# En los textos )ue
&resentan la ense5an-a de @esús, &or e2em&lo las &ar%bolas, muc+os detalles &uedes ser clariicados
gracias a este acercamiento# !o mismo ocurre con conce&ciones undamentales, como la del reino de
Dios, o con el modo de concebir el tiem&o en la +istoria de la sal*ación, así como con los &rocesos de
aglutinamiento de las comunidades &rimiti*as# Este acercamiento &ermite distinguir me2or los
elementos &ermanentes del mensa2e bíblico )ue tienen su undamento en la naturale-a +umana, . las
determinaciones contingentes, debidas a culturas &articulares# 6in embargo, al igual )ue otros
acercamientos &articulares, este acercamiento no est% en condiciones, &or sí mismo, de dar cuenta de
la contribución es&ecíica de la ?e*elación# Con*iene ser consciente de ello en el momento de
a&reciar el alcance de sus resultados#
9< 7# 3cercamientos &sicológicos . &sicoanalíticos
/sicología . teología nunca +an de2ado de estar en di%logo una con la otra# !a extensión
moderna de las in*estigaciones &sicológicas &ara el estudio de las estructuras din%micas del
inconsciente, +a suscitado nue*as tentati*as de inter&retación de los textos antiguos, . &or tanto
tambi(n de la Biblia# Fbras enteras +an sido consagradas a la inter&retación &sicoanalítica de los
textos bíblicos, seguidas de *i*as discusiones' Cen )u( medida . en )u( condiciones las
in*estigaciones &sicológicas . &sicoanalíticas &ueden contribuir a una com&rensión m%s &rounda de
la 6agrada EscrituraD
!os estudios de &sicología . &sicoan%lisis a&ortan a la ex(gesis bíblica un enri)uecimiento,
&or)ue gracias a ellas los textos de la Biblia &ueden ser com&rendidos me2or en cuanto ex&eriencias
de *ida . reglas de com&ortamiento# !a religión, como se sabe, est% siem&re en una situación de
debate con el inconsciente# Ella &artici&a, en una am&lia medida, en la correcta orientación de las
&ulsiones +umanas# !as eta&as )ue la crítica +istórica recorre metódicamente tienen necesidad de ser
com&letadas &or un estudio de los dierentes ni*eles de la realidad ex&resada en los textos# !a
&sicología . el &sicoan%lisis se esuer-an &or &rogresar en esta dirección# Ellas abren el camino a una
com&rensión &luridimensional de la Escritura, . a.udan a decodiicar el lengua2e +umano de la
?e*elación#
!a &sicología ., de otro modo, el &sicoan%lisis, +an a&ortado, en &articular, una nue*a
com&rensión del símbolo# El lengua2e simbólico &ermite ex&resar -onas de ex&eriencia religiosa no
accesibles al ra-onamiento &uramente conce&tual, &ero )ue tienen un *alor &ara la cuestión de la
*erdad# /or eso un estudio interdisci&linar, conducido en común &or ex(getas . &sicólogos o
&sicoanalistas, &resenta *enta2as ciertas, undadas ob2eti*amente . conirmadas en la &astoral#
6e &ueden citar numerosos e2em&los )ue muestran la necesidad de un esuer-o común de
ex(getas . de &sicólogos' &ara clariicar el sentido de ritos del culto, de los sacriicios, de las
&ro+ibiciones, &ara ex&licar el lengua2e bíblico rico en im%genes, el alcance metaórico de los relatos
de milagros, los resortes dram%ticos de las *isiones . audiciones a&ocalí&ticas# >o se trata
sim&lemente de describir el lengua2e simbólico de la Biblia, sino de ca&tar su unción de re*elación .
de inter&elación' la realidad 1numinosa1 de Dios entra allí en contacto con el +ombre#
El di%logo entre ex(gesis . &sicología o &sicoan%lisis en *ista de una me2or com&rensión de la
Biblia debe e*identemente ser crítico, . res&etar las ronteras de cada disci&lina# En todo caso, una
&sicología o un &sicoan%lisis ateo, sería inca&a- de dar cuenta de los datos de la e# !a &sicología . el
&sicoan%lisis, aun)ue son útiles &ara &recisar la extensión de la res&onsabilidad +umana, no &ueden
eliminar la realidad del &ecado . de la sal*ación# 6e debe, &or lo dem%s, e*itar conundir religiosidad
es&ont%nea . re*elación bíblica, o &oner en duda el car%cter +istórico del mensa2e de la Biblia, el cual
le asegura su *alor de acontecimiento único#
>otemos, adem%s, )ue no se &uede +ablar de 1ex(gesis &sicoanalítica1, como si +ubiera una
sola# Existe en realidad una multitud de conocimientos, )ue &ro*ienen de dierentes dominios de la
&sicología o de dierentes escuelas, ca&aces de a&ortar iluminaciones útiles a la inter&retación +umana
. teológica de la Biblia# 3bsoluti-ar tal o cual &osición de una de las escuelas no a*orece la
ecundidad del esuer-o común, sino )ue le es m%s bien da5oso#
!as ciencias +umanas no se reducen a la sociología, a la antro&ología cultural . a la &sicología#
Ftras disci&linas &ueden tambi(n tener su utilidad &ara la inter&retación de la Biblia# En todos estos
cam&os, es necesario res&etar las com&etencias . reconocer )ue es &oco recuente )ue una misma
&ersona est( cualiicada a la *e- en ex(gesis . en una u otra de las ciencias +umanas#
E# 3cercamiento contextual
!a inter&retación de un texto de&ende siem&re de la mentalidad . de las &reocu&aciones de sus
lectores# Estos conceden una atención &ri*ilegiada a ciertos as&ectos, . sin si)uiera &ensar en ello,
descuidan otros# Es &ues ine*itable )ue los ex(getas ado&ten, en sus traba2os, &untos de *ista nue*os
corres&ondientes a las corrientes de &ensamiento contem&or%neo )ue no +an obtenido +asta a)uí un
lugar suiciente# Con*iene )ue lo +agan con discernimiento crítico# 3ctualmente, los mo*imientos de
liberación . eminista retienen &articularmente la atención#
9# 3cercamiento liberacionista
!a teología de la liberación es un enómeno com&le2o )ue no se debe sim&liicar
arbitrariamente# Como mo*imiento teológico se consolida al comien-o de los a5os SB8# 6u &unto de
&artida, adem%s de las circunstancias económicas, sociales . &olíticas de los &aíses de 3m(rica !atina,
se encuentra en dos grandes acontecimientos eclesiales' el Concilio Vaticano II, con su declarada
*oluntad de aggiornamento . la orientación del traba2o &astoral de la Iglesia +acia las necesidades del
mundo actual, . la 2T Conerencia Leneral del E&isco&ado !atinoamericano en 4edellín en 9:<;, )ue
+a a&licado las ense5an-as del Concilio a las necesidades de la 3m(rica !atina# El mo*imiento se +a
&ro&agado tambi(n en otras &artes del mundo (3rica, 3sia, &oblación negra de los Estados Pnidos)#
Es diícil discernir si existe 1una1 teología de la liberación . deinir su m(todo# $ambi(n es
diícil determinar adecuadamente su modo de leer la Biblia &ara indicar luego sus a&ortaciones .
límites# 6e &uede decir )ue ella no ado&ta un m(todo es&ecial, sino )ue &artiendo de &untos de *ista
socio, culturales . &olíticos &ro&ios, &ractica una lectura bíblica orientada en unción de las
necesidades del &ueblo, )ue busca en la Biblia el alimento de su e . de su *ida#
En lugar de contentarse con una inter&retación ob2eti*ante, )ue se concentra sobre lo )ue dice el
texto situado en su contexto de origen, se busca una lectura )ue nace de la situación *i*ida &or el
&ueblo# 6i este *i*e en circunstancias de o&resión, es necesario recurrir a la Biblia &ara buscar allí el
alimento ca&a- de sostenerlo en sus luc+as . es&eran-as# !a realidad &resente no debe ser ignorada,
sino al contrario arontada, &ara aclararla a la lu- de la /alabra# De esta lu- surgir% la &raxis cristiana
aut(ntica, )ue tiende a transormar la sociedad &or medio de la 2usticia . del amor# En la e, la
Escritura se transorma en actor de dinamismo, de liberación integral#
!os &rinci&ios son los siguientes'
Dios est% &resente en la +istoria de su &ueblo &ara sal*arlo# Es el Dios de los &obres, )ue no
&uede tolerar la o&resión ni la in2usticia#
/or ello la ex(gesis no &uede ser neutra, sino )ue, siguiendo a Dios, debe tomar &arte &or los
&obres, . com&rometerse en el combate &or la liberación de los o&rimidos#
!a &artici&ación en este combate &ermite &recisamente +acer a&arecer los sentidos )ue no se
descubren sino cuando los textos bíblicos son leídos en un contexto de solidaridad eecti*a con los
o&rimidos#
/uesto )ue la liberación de los o&rimidos es un &roceso colecti*o, la comunidad de los &obres
es el me2or destinatario &ara recibir la Biblia como &alabra de liberación# 3dem%s, &uesto )ue los
textos bíblicos +an sido escritos &ara las comunidades, es a estas comunidades a )uienes es coniada
en &rimer lugar la lectura de la Biblia # !a /alabra de Dios es &lenamente actual, gracias sobre todo a
la ca&acidad )ue &oseen los 1acontecimientos undadores1 (la salida de Egi&to, la &asión . la
resurrección de @esús) de suscitar nue*as reali-aciones en el curso de la +istoria#
!a teología de la liberación com&rende elementos cu.o *alor es indudable' el sentido &roundo
de la &resencia de Dios )ue sal*aG la insistencia sobre la dimensión comunitaria de la eG la urgencia
de una &raxis liberadora enrai-ada en la 2usticia . en el amorG una relectura de la Biblia )ue busca
+acer de la /alabra de Dios la lu- . el alimento del /ueblo de Dios en medio de sus luc+as . de sus
es&eran-as# 3sí se subra.a la &lena actualidad del texto ins&irado#
/ero una lectura tan com&rometida de la Biblia com&orta riesgos# Como est% ligada a un
mo*imiento en &lena e*olución, las obser*aciones )ue siguen no &ueden ser sino &ro*isorias#
Esta lectura se concentra sobre textos narrati*os . &ro(ticos )ue ilustran situaciones de
o&resión . )ue ins&iran una &raxis )ue tiende a un cambio social# 3 *eces &uede ser &arcial, no
&restando igual atención a otros textos de la Biblia# Es *erdad )ue la ex(gesis no &uede ser neutra,
&ero tambi(n debe cuidarse de no ser unilateral# /or lo dem%s, el com&romiso social . &olítico no es
la tarea directa de la ex(gesis#
Eueriendo insertar el mensa2e bíblico en el contexto socio,&olítico, teólogos . ex(getas se +an
*isto conducidos a recurrir a instrumentos de an%lisis de la realidad social# En esta &ers&ecti*a,
algunas corrientes de la teología de la liberación +an +ec+o un an%lisis ins&irado en doctrinas
materialistas, . en este marco +an leído la Biblia, lo cual no +a de2ado de suscitar &roblemas,
&articularmente en lo )ue concierne al &rinci&io marxista de la luc+a de clases#
Ba2o la &resión de enormes &roblemas sociales, el acento +a sido &uesto en &articular sobre una
escatología terrestre, a *eces en detrimento de la dimensión escatológica trascendente de la Escritura#
!os cambios sociales . &olíticos conducen este acercamiento a &resentarse nue*as cuestiones . a
buscar nue*as orientaciones# /ara su desarrollo ulterior . su ecundidad en la Iglesia, un actor
decisi*o ser% &oner en claro los &resu&uestos +ermen(uticos, sus m(todos . su co+erencia con la e .
la $radición del con2unto de la Iglesia#
7# 3cercamiento eminista
!a +ermen(utica bíblica eminista nació +acia ines del siglo "I" en los Estados Pnidos, en el
contexto socio,cultural de luc+a &or los derec+os de la mu2er, con el comit( de re*isión de la Biblia#
Este &rodu2o 1$+e RomanSs Bible1 en dos *olúmenes (>eU MorN 9;;=, 9;:;)# Esta corriente se
+a maniestado con nue*o *igor . +a tenido un enorme desarrollo a &artir de los a5os SB8, en unión
con el mo*imiento de liberación de la mu2er, sobre todo en 3m(rica del >orte# /ara +ablar
&recisamente, se deben distinguir *arias +ermen(uticas bíblicas eministas, &or)ue los acercamientos
utili-ados son mu. di*ersos# 6u unidad &ro*iene de su tema común, la mu2er, . de la inalidad
&erseguida' la liberación de la mu2er . la con)uista de derec+os iguales a los del *arón#
Es o&ortuno mencionar a)uí las tres ormas &rinci&ales de la +ermen(utica bíblica eminista' la
orma radical, la orma neo,ortodoxa, . la orma crítica#
!a orma radical rec+a-a com&letamente la autoridad de la Biblia, diciendo )ue +a sido
&roducida &or *arones &ara asegurarse la dominación del *arón sobre la mu2er (androcentrismo)#
!a orma neo,ortodoxa ace&ta la Biblia como &ro(tica . ca&a- de ser*ir, en la medida en )ue
ella toma &artido &or los d(biles, . &or tanto tambi(n &or la mu2er# Esta orientación es ado&tada como
1canon dentro del canon1, &ara &oner en claro todo lo )ue +a. en la Biblia en a*or de la liberación de
la mu2er, . de sus derec+os#
!a orma crítica utili-a una metodología sutil . &rocura redescubrir la &osición . el &a&el de la
mu2er cristiana en el mo*imiento de @esús . en las iglesias &aulinas# En esta (&oca se +abría ado&tado
el igualitarismo# /ero esta situación +abría sido disimulada en su ma.or &arte, en los escritos del
>ue*o $estamento . m%s aún des&u(s, &or)ue el &atriarcalismo . el androcentrismo +an &re*alecido
&rogresi*amente#
!a +ermen(utica eminista no +a elaborado un m(todo nue*o# 6e sir*e de los m(todos
corrientes en ex(gesis, es&ecialmente del m(todo +istórico,crítico# /ero agrega dos criterios de
in*estigación#
El &rimero es el criterio eminista, tomado del mo*imiento de liberación de la mu2er, en la línea
del mo*imiento m%s general de la teología de la liberación# Ptili-a una +ermen(utica de la sos&ec+a'
la +istoria +a sido escrita regularmente &or los *encedores# /ara llegar a la *erdad es necesario no
iarse de los textos, sino buscar los indicios )ue re*elan otra cosa distinta#
El segundo criterio es sociológico' se a&o.a sobre el estudio de las sociedades de los tiem&os
bíblicos, de su estratiicación social, . de la &osición )ue ocu&aba en ellas la mu2er#
En lo )ue concierne a los escritos neotestamentarios, el ob2eto de estudio, en deiniti*a, no es la
conce&ción de la mu2er ex&resada en el >ue*o $estamento, sino la reconstrucción +istórica de dos
situaciones dierentes de la mu2er en el siglo &rimero' la )ue era +abitual en la sociedad 2udía .
greco, latina, . la otra, inno*adora, instituida en el mo*imiento de @esús . de las iglesias &aulinas, en
las cuales se +abría ormado 1una comunidad de discí&ulos de @esús, todos iguales1# Pno de los
a&o.os in*ocados &ara undamentar esta *isión de las cosas es el texto de La 7,2;# El ob2eti*o es
redescubrir &ara el &resente la +istoria ol*idada del &a&el de la mu2er en la Iglesia de los orígenes#
>umerosas a&ortaciones &ositi*as &ro*ienen de la ex(gesis eminista# !as mu2eres +an tomado
así una &arte acti*a en la in*estigación exeg(tica# Aan logrado, con recuencia me2or )ue los
+ombres, &ercibir la &resencia, la signiicación, . el &a&el de la mu2er en la Biblia, en la +istoria de los
orígenes cristianos . en la Iglesia# El +ori-onte cultural moderno, gracias a su ma.or atención a la
dignidad de la mu2er . su &a&el en la sociedad . en la Iglesia, +ace )ue se diri2an al texto bíblico
&reguntas nue*as, ocasiones de nue*os descubrimientos# !a sensibilidad emenina lle*a a entre*er .
corregir ciertas inter&retaciones corrientes tendenciosas, )ue intentaban 2ustiicar la dominación del
*arón sobre la mu2er#
En cuanto concierne al 3ntiguo $estamento, muc+os estudios se +an esor-ado &or llegar a una
me2or com&rensión de la imagen de Dios# El Dios de la Biblia no es la &ro.ección de una mentalidad
&atriarcal# El es /adre, &ero es tambi(n el Dios de la ternura . del amor maternales#
En la medida en )ue la ex(gesis eminista se a&o.a sobre una &osición tomada, se ex&one a
inter&retar los textos bíblicos de modo tendencioso . &or tanto discutible# /ara &robar sus tesis debe
recurrir recuentemente, a alta de otros me2ores, al argumento ex silentio# $ales argumentos, se sabe,
deben ser tratados cautelosamente# @am%s bastan &ara establecer sólidamente una conclusión# /or otra
&arte, el intento de reconstituir, gracias a indicios ugiti*os encontrados en los textos, una situación
+istórica )ue estos mismo textos, se su&one, )uerían ocultar, no corres&onde .a a un traba2o de
ex(gesis &ro&iamente dic+o, &or)ue conduce a rec+a-ar el contenido de los textos ins&irado &ara
ante&onerles una construcción +i&ot(tica dierente#
!a ex(gesis eminista suscita recuentemente cuestiones de &oder en la Iglesia, )ue son, como
se sabe, ob2eto de discusión . aún de conrontación# En este cam&o, la ex(gesis eminista no &odr%
ser útil a la Iglesia sino en la medida en )ue no caiga en las tram&as )ue denuncia, . no &ierda de *ista
la ense5an-a e*ang(lica sobre el &oder como ser*icio, ense5an-a dirigida &or @esús a todos sus
discí&ulos, +ombres . mu2eres I2J #
O# !ectura undamentalista
!a lectura undamentalista &arte del &rinci&io de )ue, siendo la Biblia /alabra de Dios
ins&irada . exenta de error, debe ser leída e inter&retada literalmente en todos sus detalles# /or
1inter&retación literal1 entiende una inter&retación &rimaria, literalista, es decir, )ue exclu.e todo
esuer-o de com&rensión de la Biblia )ue tenga en cuenta su crecimiento +istórico . de su desarrollo#
6e o&one, &ues, al em&leo del m(todo +istórico,crítico, así como de todo otro m(todo cientíico &ara
la inter&retación de la Escritura#
!a lectura undamentalista tu*o su origen en la (&oca de la ?eorma, en una &reocu&ación de
idelidad al sentido literal de la Escritura# Des&u(s del 6iglo de las !uces, se &resentaba, en el
&rotestantismo, como una &rotección contra la ex(gesis liberal# El t(rmino 1undamentalista1 se
relaciona directamente con el Congreso Bíblico 3mericano tenido en >i%gara, en el estado de >eU
MorN, en 9;:=# !os ex(getas &rotestantes conser*adores deinieron allí 1cinco &untos
de undamentalismo1' la inerrancia *erbal de la Escritura, la di*inidad de Cristo, su nacimiento
*irginal, la doctrina de la ex&iación *icaria, . la resurrección cor&oral en la segunda *enida de Cristo#
Cuando la lectura undamentalista de la Biblia se &ro&agó en otras &artes del mundo, dio origen a
otros ti&os de lecturas, igualmente 1literales1, en Euro&a, 3sia, Vrica, . 3m(rica del 6ur# Este g(nero
de lectura encuentra cada *e- m%s ad+erentes, a inales del siglo "", en gru&os religiosos . sectas,
&ero tambi(n entre los católicos#
3un)ue el undamentalismo tenga ra-ón de insistir sobre la ins&iración di*ina de la Biblia, la
inerrancia de la /alabra de Dios, . las otras *erdades bíblicas incluidas en los cinco &untos
undamentales, su modo de &resentar estas *erdades se enraí-a en una ideología )ue no es bíblica, a
&esar de cuanto digan sus re&resentantes# Ella exige una ad+esión incondicionada a actitudes
doctrinarias rígidas e im&one, como uente única de ense5an-a sobre la *ida cristiana . la sal*ación,
una lectura de la Biblia )ue re+usa todo cuestionamiento . toda in*estigación crítica#
El &roblema de base de esta lectura undamentalista es )ue, rec+a-ando tener en cuenta el
car%cter +istórico de la re*elación bíblica, se *uel*e inca&a- de ace&tar &lenamente la *erdad de la
Encarnación misma# El undamentalismo re+u.e la relación estrec+a de lo di*ino . de lo +umano en
las relaciones con Dios# ?ec+a-a admitir )ue la /alabra de Dios ins&irada se +a ex&resado en
lengua2e +umano . )ue +a sido escrita, ba2o la ins&iración di*ina, &or autores +umanos cu.as
ca&acidades . &osibilidades eran limitadas# /or esto, tiende a tratar el texto bíblico como si +ubiera
sido dictado &alabra &or &alabra &or el Es&íritu, . no llega a reconocer )ue la /alabra de Dios +a
sido ormulada en un lengua2e . en una raseología condicionadas &or tal o cual (&oca# >o concede
ninguna atención a las ormas literarias, . a los modos +umanos de &ensar &resentes en los textos
bíblicos, muc+os de los cuales son el ruto de una elaboración )ue se +a extendido &or largos &eríodos
de tiem&o, . lle*a la marca de situaciones +istóricas bastante di*ersas#
El undamentalismo insiste tambi(n, de un modo indebido, sobre la inerrancia de los detalles
en los textos bíblicos, es&ecialmente en materia de +ec+os +istóricos, o de &retendidas *erdades
cientíicas# Orecuentemente considera como +istórico lo )ue no tenía &retensión de +istoricidad,
&or)ue inclu.e en tal categoría cuanto es reerido o narrado con *erbos en &ret(rito, sin la atención
necesaria a la &osibilidad de un sentido simbólico o igurati*o#
El undamentalismo tiene recuentemente la tendencia a ignorar o negar los &roblemas )ue el
texto bíblico &resenta en la ormulación +ebrea, aramea o griega# Est% recuentemente ligado a una
traducción determinada, antigua o moderna# Fmite igualmente considerar las 1relecturas1 de ciertos
&asa2es en el interior mismo de la Biblia#
En lo )ue concierne a los e*angelios, el undamentalismo no tiene en cuenta el crecimiento de
la tradición e*ang(lica, sino )ue conunde ingenuamente el estadio inal de esta tradición (lo )ue los
e*angelistas +an escrito) con el estadio inicial (las acciones . las &alabras del @esús de la +istoria)#
Descuida &or eso mismo un dato im&ortante' el modo como las &rimeras comunidades cristianas +an
com&rendido el im&acto &roducido &or @esús de >a-aret+ . su mensa2e# 3+ora bien, (ste es un
testimonio del origen a&ostólico de la e cristiana . su ex&resión directa# El undamentalismo
desnaturali-a así la llamada lan-ada &or el e*angelio mismo#
El undamentalismo tiene tendencia tambi(n a una gran estrec+e- de &untos de *ista, &or)ue
considera conorme a la realidad una cosmología antigua su&erada, solamente &or)ue se encuentra
ex&resada en la Biblia# Esto im&ide el di%logo con una conce&ción m%s am&lia de las relaciones entre
la cultura . la e# 6e a&o.a sobre una lectura no crítica de algunos textos de la Biblia &ara conirmar
ideas &olíticas . actitudes sociales marcadas &or &re2uicios, racistas, &or e2em&lo, . com&letamente
contrarias al e*angelio cristiano#
Oinalmente, en su i2ación sobre el &rinci&io de 1sola 6cri&tura1, el undamentalismo se&ara la
inter&retación de la Biblia de la $radición guiada &or el Es&íritu, )ue se desarrolla aut(nticamente en
conexión con la Escritura en el seno de la comunidad de e# !e alta reconocer )ue el >ue*o
$estamento +a tomado orma en el interior de la Iglesia cristiana, . )ue es 6agrada Escritura de esta
Iglesia, cu.a existencia +a &recedido la com&osición de sus textos# El undamentalismo, &or ello, es
recuentemente anti,eclesial' des&recia los credos, los dogmas . las &r%cticas litúrgicas )ue se +an
*uelto &arte de la tradición eclesi%stica, así como la unción de ense5an-a de la misma Iglesia# 6e
&resenta como una orma de inter&retación &ri*ada, )ue no reconoce )ue la Iglesia +a sido undada
sobre la Biblia, . nutre su *ida . su ins&iración en las Escrituras#
El acercamiento undamentalista es &eligroso, &or)ue seduce a las &ersonas )ue buscan
res&uestas bíblicas a sus &roblemas *itales# /uede enga5arlas, oreci(ndoles inter&retaciones &iadosas
&ero ilusorias, en lugar de decirles )ue la Biblia no contiene necesariamente una res&uesta inmediata a
cada uno de sus &roblemas# El undamentalismo in*ita, t%citamente, a una orma de suicidio del
&ensamiento# Frece una certe-a alsa, &or)ue conunde inconscientemente las limitaciones +umanas
del mensa2e bíblico con su substancia di*ina#
II# CPE6$IF>E6 DE AE?4E>WP$IC3
3# Aermen(uticas ilosóicas
El desarrollo de la ex(gesis se debe re&ensar teniendo en cuenta la +ermen(utica ilosóica
contem&or%nea, )ue +a &uesto en e*idencia la im&licación de la sub2eti*idad en el conocimiento, en
&articular en el conocimiento +istórico# !a relexión +ermen(utica +a tomado un nue*o im&ulso con
la &ublicación de los traba2os de Oriedric+ 6c+leiermac+er, Ril+em Dilt+e. .# sobre todo , 4artín
Aeidegger# En las +uellas de estos ilósoos, &ero tambi(n a&art%ndose de ellos, otros autores +an
&roundi-ado la teoría +ermen(utica contem&or%nea . sus a&licaciones a la Escritura# Entre ellos,
mencionaremos es&ecialmente ?udol Bultmann, Aans Leorg Ladamer . /aul ?icoeur# Es im&osible
resumir a)uí su &ensamiento# Bastar% indicar algunas ideas centrales de su ilosoía, )ue tienen una
incidencia sobre la inter&retación de textos bíblicos I7J#
9# /ers&ecti*as modernas
Constatando la distancia cultural entre el mundo del &rimer siglo . el del siglo "", .
&reocu&ado &or lograr )ue la realidad de la cual trata la Escritura +able al +ombre contem&or%neo,
Bultmann +a insistido sobre la &recom&rensión necesaria a toda com&rensión, . +a elaborado la teoría
de la inter&retación existencial de los escritos del >ue*o $estamento# 3&o.%ndose sobre el
&ensamiento de Aeidegger, airma )ue la ex(gesis de un texto bíblico no es &osible sin &resu&uestos
)ue dirigen la com&rensión# !a &recom&rensión (1Vor*erstXndnis1) se unda sobre una relación *ital
(1!ebens*er+Xltnis1) del int(r&rete a la cosa de la cual +abla el texto# /ara e*itar el sub2eti*ismo, es
necesario &roundi-ar . enri)uecer la &recom&rensión, m%s aún, modiicarla . corregirla &or medio de
a)uello )ue dice el texto#
Interrog%ndose sobre las cuestiones, a &artir de las cuales los textos de la Escritura &odrían ser
com&rendidos &or el +ombre de +o., Bultmann &retende encontrar la res&uesta en las ormulaciones
de la analítica existencial de Aeidegger# !os existenciales +eideggerianos tendrían un cierto alcance
uni*ersal . orecerían las estructuras . los conce&tos m%s a&ro&iados &ara la com&rensión de la
existencia +umana re*elada en el mensa2e del >ue*o $estamento#
Ladamer subra.a igualmente la distancia +istórica entre el texto . su int(r&rete, . retoma .
desarrolla la teoría del círculo +ermen(utico# !as antici&aciones . las &reconce&ciones )ue marcan
nuestra com&rensión &ro*ienen de la tradición )ue nos sostiene# Esta consiste en un con2unto de datos
+istóricos . culturales, )ue constitu.en nuestro contexto *ital, nuestro +ori-onte de com&rensión# El
int(r&rete debe entrar en di%logo con la realidad de la cual se trata en el texto# !a com&rensión se
o&era en la usión de los dierentes +ori-ontes, del texto . de su lector (1Aori-ont*ersc+mel-ung1), .
no es &osible si no +a. una &ertenencia (1Yuge+ZrigNeit1), es decir, una ainidad undamental entre el
int(r&rete . su ob2eto# !a +ermen(utica es un &roceso dial(ctico' la com&rensión de un texto es
siem&re una com&rensión m%s am&lia de sí mismo#
Del &ensamiento +ermen(utico de ?icoeur se debe retener &rimeramente el &oner de relie*e la
unción de la distancia como &re%mbulo necesario &ara una 2usta a&ro&iación del texto# Pna &rimera
distancia existe entre el texto . su autor, &or)ue, una *e- &roducido, el texto ad)uiere una cierta
autonomía en relación a su autor, comien-a una carrera de sentido# Ftra distancia existe entre el texto
. sus lectores sucesi*os# Estos deben res&etar el mundo del texto en su alteridad# !os m(todos de
an%lisis literario e +istórico son &ues necesarios &ara la inter&retación# 6in embargo, el sentido de un
texto no se da &lenamente si no es actuali-ado en la *i*encia de lectores )ue se lo a&ro&ian# 3 &artir
de su situación estos son llamados a descubrir signiicaciones nue*as, en la línea del sentido
undamental indicado &or el texto# El conocimiento bíblico no debe detenerse en el lengua2e, sino
alcan-ar la realidad de la cual +abla el texto# El lengua2e religioso de la Biblia es un lengua2e
simbólico )ue 1da )ue &ensar1, un lengua2e del cual no se termina de descubrir las ri)ue-as de
sentido, un lengua2e )ue &rocura alcan-ar una realidad trascendente . )ue, al mismo tiem&o,
des&ierta a la &ersona +umana a la dimensión &rounda de su ser#

2# Ptilidad &ara la ex(gesis
CEu( se &uede decir sobre estas teorías contem&or%neas de la inter&retación de textosD !a
Biblia es /alabra de Dios &ara todas la (&ocas )ue se suceden# En consecuencia, no se &odría
&rescindir de una teoría +ermen(utica )ue &ermita incor&orar los m(todos de crítica literaria e
+istórica en un modelo de inter&retación m%s am&lio# 6e trata de ran)uear la distancia entre el
tiem&o de los autores . de los &rimeros destinatarios de los textos bíblicos, . nuestra (&oca
contem&or%nea, &ara &oder actuali-ar correctamente el mensa2e de los textos . nutrir la *ida de e de
los cristianos# $oda ex(gesis de los textos debe ser com&letada &or una 1+ermen(utica1 en el sentido
reciente del t(rmino#
!a necesidad de una +ermen(utica, es decir, de una inter&retación en el +o. de nuestro mundo,
encuentra un undamento en la Biblia misma . en la +istoria de su inter&retación# El con2unto de los
escritos del 3ntiguo . del >ue*o $estamento se &resenta como el &roducto de un largo &roceso de
reinter&retación de los acontecimientos undadores en relación con la *ida de las comunidades de
cre.entes# En la tradición eclesial, los &rimeros int(r&retes de la Escritura, los /adres de la Iglesia,
consideraban )ue su ex(gesis de los textos no estaba com&leta sino cuando sacaban de ella el sentido
&ara los cristianos de su tiem&o en su situación &ro&ia# >o se es iel a la intención de los textos
bíblicos sino cuando se &rocura encontrar, en el cora-ón de su ormulación, la realidad de e )ue
ex&resan, . se enla-a (sta a la ex&eriencia cre.ente de nuestro mundo#
!a +ermen(utica contem&or%nea es una sana reacción al &ositi*ismo +istórico . a la tentación
de a&licar al estudio de la Biblia los criterios de ob2eti*idad utili-ados en las ciencias naturales# /or
una &arte, los acontecimientos relatados en la Biblia son acontecimiento inter&retados# /or otra &arte,
toda ex(gesis de los relatos de esos acontecimientos im&lica necesariamente la sub2eti*idad del
ex(geta# El 2usto conocimiento del texto bíblico no es accesible sino a )uien tiene una ainidad *i*ida
con a)uello de lo cual +abla el texto# !a cuestión )ue se &resenta a todo int(r&rete es, &ues, la
siguiente' CEu( teoría +ermen(utica +ace &osible la 2usta &erce&ción de la realidad &rounda de la
cual +abla la Escritura . &ermite ex&resar su signiicado &ara el +ombre de +o.D
Es necesario reconocer, en eecto, )ue ciertas teorías +ermen(uticas son inadecuadas &ara
inter&retar la Escritura# !a inter&retación existencial de Bultmann, &or e2em&lo, conduce a encerrar el
mensa2e cristiano en una ilosoía &articular# 3dem%s, los &resu&uestos de esta +ermen(utica
conducen a *aciar, en buena &arte, el mensa2e religioso de la Biblia de su realidad ob2eti*a
(consecuencia de una 1desmitologi-ación1 excesi*a), . tienden a subordinarlo a un mensa2e
antro&ológico# !a ilosoía se *uel*e norma, m%s bien )ue instrumento, de com&rensión de a)uello
)ue es el ob2eto central de toda inter&retación' la &ersona de @esucristo . los acontecimientos de
sal*ación )ue se +an *eriicado en nuestra +istoria# Pna aut(ntica inter&retación de la Escritura es
&ues, &rimeramente, ace&tación de un sentido &resente en los acontecimientos, . de modo su&remo,
en la &ersona de @esucristo#
Este sentido se ex&resa en los textos# /ara e*itar el sub2eti*ismo, una buena actuali-ación debe
estar undada sobre el estudio del texto, . los &resu&uestos de lectura deben ser constantemente
sometidos a la *eriicación &or el texto#
!a +ermen(utica bíblica, si &or una &arte &ertenece al %mbito de la +ermen(utica general de
todo texto literario e +istórico, &or otra es un caso único de esta +ermen(utica# 6us características
es&ecíicas le *ienen de su ob2eto# !os acontecimientos de sal*ación . su cum&limiento en la &ersona
de @esucristo dan sentido a toda la +istoria +umana# !as inter&retaciones +istóricas nue*as no &odr%n
sino descubrir . desarrollar estas ri)ue-as de sentido# El relato bíblico de estos acontecimientos no
&uede ser &lenamente com&rendido solamente &or la ra-ón# Ciertos &resu&uestos &articulares, como
la e *i*ida en la comunidad eclesial . la lu- del Es&íritu, dirigen su inter&retación# Con el
crecimiento de la *ida en el Es&íritu aumenta, en el lector, la com&rensión de las realidades de las
cuales +abla el texto bíblico#
B# 6entidos de la Escritura ins&irada
El a&orte moderno de las +ermen(uticas ilosóicas . los desarrollos recientes del estudio
cientíico de la literatura, &ermiten a la ex(gesis bíblica &roundi-ar la com&rensión de su tarea, cu.a
com&le2idad se +a *uelto m%s e*idente# !a ex(gesis antigua, )ue e*identemente no &odía tomar en
consideración las exigencias cientíicas modernas, atribuía a todo texto de la Escritura dierentes
ni*eles de sentido# !a distinción m%s corriente se establecía entre el sentido literal . el sentido
es&iritual# !a ex(gesis medie*al distinguía en el sentido es&iritual tres as&ectos dierentes, )ue se
relacionan, res&ecti*amente, a la *erdad re*elada, a la conducta )ue se debía mantener, . al
cum&limiento inal# De allí el c(lebre dístico de 3gustín de Dinamarca (siglo "III)'
1!ittera gesta docet, )uid credas allegoria,
moralis )uid agas, )uid s&eres anagogia1#
En reacción contra esta multi&licidad de sentidos, la ex(gesis +istórico,crítica +a ado&tado, m%s
o menos abiertamente, la tesis de la unidad de sentido, según la cual un texto no &uede tener
simult%neamente dierentes signiicados# $odo el esuer-o de la ex(gesis +istórico,crítica se dirige a
deinir 1el1 sentido de tal o cual texto bíblico en las circunstancias de su &roducción#
/ero esta tesis c+oca a+ora con la conclusiones de las ciencias del lengua2e . de las
+ermen(uticas ilosóicas, )ue airman la &olisemia de los textos escritos#
El &roblema no es sim&le, . no se &resenta del mismo modo en todos los g(neros de texto'
relatos +istóricos, &ar%bolas, or%culos, le.es, &ro*erbios, oraciones, +imnos, etc# 6e &ueden dar, sin
embargo, algunos &rinci&ios generales, teniendo en cuanta la di*ersidad de o&iniones#

9# 6entido literal
Es no solamente legítimo, sino indis&ensable, &rocurar deinir el sentido &reciso de los textos
tal como +an sido &roducidos &or sus autores, sentido llamado 1literal1# Ma 6anto $om%s de 3)uino
airmaba su im&ortancia undamental (6# $+# I, )# 9, a# 98, ad 9)#
El sentido literal no se debe conundir con el sentido 1literalista1 al cual se ad+ieren los
undamentalistas# >o basta traducir un texto &alabra &or &alabra &ara obtener su sentido literal# Es
necesario com&renderlo según las con*enciones literarias de su tiem&o# Cuando un texto
es metaórico, su sentido literal no es el )ue resulta inmediatamente de una com&rensión &alabra &or
&alabra (&or e2em&lo' 1$ened ce5ida la cintura1, !c 92,7=) sino el )ue corres&onde al em&leo
metaórico de los t(rminos (1$ened una actitud de dis&onibilidad1)# Cuando se trata de un relato, el
sentido literal no com&orta necesariamente la airmación de )ue los +ec+os narrados se +an &roducido
eecti*amente, .a )ue un relato &uede no &ertenecer al g(nero +istórico, sino ser una obra de
imaginación#
El sentido literal de la Escritura es a)uel )ue +a sido ex&resado directamente &or los autores
+umanos ins&irados# 6iendo el ruto de la ins&iración, este sentido es tambi(n )uerido &or Dios, autor
&rinci&al# 6e lo &uede discernir gracias a un an%lisis &reciso del texto, situado en su contexto literario
e +istórico# !a tarea &rinci&al del ex(geta es lle*ar a buen t(rmino este an%lisis, utili-ando todas
las &osibilidades de in*estigación literaria e +istórica, &ara deinir el sentido literal de los textos
bíblicos con la ma.or exactitud &osible (cr# Di*ino 3lante 6&iritu, EB ==8,)# Con este in, el
estudio de los g(neros literarios antiguos es &articularmente necesario (ibid# =<8)#
El sentido literal de un texto, Ces únicoD En general sí, &ero no se trata de un &rinci&io
absoluto, . esto &or dos ra-ones# /or una &arte, un autor +umano &uede )uerer reerirse al mismo
tiem&o a *arios ni*eles de realidad# El caso es corriente en &oesía# !a ins&iración bíblica no desde5a
esta &osibilidad de la &sicología . del lengua2e +umano# El IV e*angelio orece numerosos e2em&los
de esta situación# /or otra &arte, aún cuando una ex&resión +umana &arece no tener m%s )ue un
signiicado, la ins&iración di*ina &uede guiar la ex&resión de modo de &roducir una ambi*alencia# $al
es el caso de la &alabra de Cai%s en @n 99,=8# Ella ex&resa a la *e- un c%lculo &olítico inmoral . una
re*elación di*ina# Estos dos as&ectos &ertenecen, uno . otro, al sentido literal, .a )ue ambos son
&uestos en e*idencia &or el contexto# Este caso es signiicati*o, aun)ue sea extremo, . &one en guardia
contra una conce&ción demasiado estrec+a del sentido literal de los textos ins&irados#
Con*iene en &articular estar atento al as&ecto din%mico de muc+os textos# El sentido de los
salmos reales, &or e2em&lo, no debería estar limitado estrec+amente a las circunstancias +istóricas de
su &roducción# Aablando del re., el salmista e*oca a la *e- una institución concreta, . una *isión
ideal de la reale-a, conorme al designio de Dios, de modo )ue su texto sobre&asa la institución
mon%r)uica tal como se +abía maniestado en la +istoria# !a ex(gesis +istórico,crítica +a tenido
demasiado recuentemente la tendencia a limitar el sentido de los textos, relacion%ndolos
exclusi*amente con circunstancias +istóricas &recisas# Ella debería, m%s bien, &rocurar &recisar la
dirección de &ensamiento ex&resada &or el texto, dirección )ue, en lugar de in*itar el ex(geta a
detener el sentido, le sugiere, al contrario, &ercibir las extensiones m%s o menos &re*isibles#
Pna corriente de +ermen(utica moderna +a subra.ado la dierencia de situación )ue aecta a la
&alabra +umana &uesta &or escrito# Pn texto escrito tiene la ca&acidad de ser situado en nue*as
circunstancias, )ue lo iluminan de modo dierente, a5adiendo a su sentido determinaciones nue*as#
Esta ca&acidad del texto escrito es es&ecialmente eecti*a en el caso de los textos bíblicos,
reconocidos como /alabra de Dios# En eecto, lo )ue +a lle*ado a la comunidad cre.ente a
conser*arlos, es la con*icción de )ue ellos continúan siendo &ortadores de lu- . de *ida &ara las
generaciones *enideras# El sentido literal est%, desde el comien-o, abierto a desarrollos ulteriores, )ue
se &roducen gracias a 1relecturas1 en contextos nue*os#
De a)uí no se sigue )ue se &ueda atribuir a un texto bíblico cual)uier sentido, inter&ret%ndolo
de modo sub2eti*o# Es necesario, &or el contrario, rec+a-ar, como no aut(ntica, toda inter&retación
+eterog(nea al sentido ex&resado &or los autores +umanos en su texto escrito# 3dmitir
sentidos +eterog(neos e)ui*aldría a cortar el mensa2e bíblico de su raí-, )ue es la /alabra de Dios
comunicada +istóricamente, . abrir la &uerta a un sub2eti*ismo incontrolable#
2# 6entido es&iritual
Con*iene, sin embargo no tomar 1+eterog(neo1 en un sentido estrec+o, contrario a toda
&osibilidad de &ereccionamiento su&erior# El acontecimiento &ascual, la muerte . resurrección de
@esús, +a establecido un contexto +istórico radicalmente nue*o, )ue ilumina de modo nue*o los textos
antiguos . les +ace surir una mutación de sentido# En &articular, algunos textos )ue, en las
circunstancias antiguas, debían ser considerados como +i&(rboles (&or e2em&lo, el or%culo donde
Dios, +ablando de un descendiente de Da*id, &rometía airmar 1&ara siem&re1 su trono, 2 6am B,92,
97G 9 Cr 9B,99,94), deben ser tomados a+ora a la letra, &or)ue 1el Cristo, +abiendo resucitado de los
muertos, no muere m%s1 (?m <,:)# !os ex(getas )ue tienen una noción estrec+a, 1+istoricista1, del
sentido literal, considerar%n )ue +a. a)uí +eterogeneidad# !os )ue est%n abiertos al as&ecto din%mico
de los textos, reconocer%n una continuidad &rounda al mismo tiem&o )ue un &asa2e a un ni*el
dierente' el Cristo reina &ara siem&re, &ero no sobre el trono terrestre de Da*id (cr# tambi(n 6l 2,B,;G
998,9#4)#
En estos casos se +abla a *eces de 1sentido es&iritual1# Como regla general, se &uede deinir el
sentido es&iritual, com&rendido según la e cristiana, como el sentido ex&resado &or los textos
bíblicos, cuando se los lee ba2o la inluencia del Es&íritu 6anto en el contexto del misterio &ascual de
Cristo . de la *ida nue*a )ue &ro*iene de (l# Este contexto existe eecti*amente# El >ue*o
$estamento reconoce en (l el cum&limiento de las Escrituras# Es &ues normal releer las Escrituras a la
lu- de este nue*o contexto, )ue es el de la *ida en el Es&íritu#
De la deinición dada se &ueden deducir *arias &recisiones útiles sobre las relaciones entre
sentido es&iritual . sentido literal#
Contrariamente a una o&inión corriente, no +a. una necesaria distinción entre ambos# Cuando
un texto bíblico se reiere directamente al misterio &ascual de Cristo o a la *ida nue*a )ue resulta de
(l, su sentido literal es un sentido es&iritual# Este es el caso +abitual en el >ue*o $estamento# /or eso
es el 3ntiguo $estamento la &arte de la Biblia a &ro&ósito de la cual la ex(gesis cristiana +abla
m%s recuentemente de sentido es&iritual# /ero .a en el 3ntiguo $estamento los textos tienen, en
numerosos casos, un sentido religioso . es&iritual como sentido literal# !a e cristiana reconoce en
esos textos una relación antici&ada con la *ida nue*a traída &or Cristo#
Cuando +a. distinción, el sentido es&iritual no &uede 2am%s estar &ri*ado de relación con el
sentido literal# Este continúa siendo la base indis&ensable# De otro modo, no se &odría +ablar de
1cum&limiento1 de la Escritura# /ara )ue +a.a 1cum&limiento1, es esencial una relación de
continuidad . de conormidad# /ero es necesario tambi(n )ue +a.a un &asa2e a un ni*el su&erior de
realidad#
El sentido es&iritual no se debe conundir con las inter&retaciones sub2eti*as dictadas &or la
imaginación o la es&eculación intelectual# 3)uel &ro*iene de la relación del texto con datos reales
)ue no le son extra5os, el acontecimiento &ascual . su inagotable ecundidad, )ue constitu.en el &unto
m%s alto de la inter*ención di*ina en la +istoria de Israel, &ara beneicio de la +umanidad entera# !a
lectura es&iritual, +ec+a en comunidad o indi*idualmente, no descubre un sentido es&iritual aut(ntico
si no se mantiene en esta &ers&ecti*a# Aa. entonces una relación de tres ni*eles de realidad' el texto
bíblico, el misterio &ascual . las circunstancias &resentes de *ida en el Es&íritu# /ersuadidos de )ue el
misterio de Cristo da la cla*e de inter&retación de todas las Escrituras, los ex(getas antiguos se
esor-aban &or encontrar un sentido es&iritual en los menores detalles de los textos bíblicos , &or
e2em&lo, en cada &rescri&ción de las le.es rituales ,, sir*i(ndose de m(todos rabínicos o ins&ir%ndose
en el alegorismo +elenístico# !a ex(gesis moderna no &uede considerar este ti&o de intentos como
inter&retación *%lida, no obstante cu%l +a.a &odido ser en el &asado su utilidad &astoral (Di*ino
3lante 6&iritu, EB ==7)#
Pno de los as&ectos &osibles del sentido es&iritual es el ti&ológico, del cual se dice
+abitualmente )ue &ertenece, no a la Escritura misma, sino a las realidades ex&resadas &or la
Escritura' 3d%n es igura de Cristo (cr# ?m =,94), el dilu*io igura del bautismo (9 /e 7,28,29), etc#
De +ec+o, la relación ti&ológica est% basada ordinariamente sobre el modo cómo la Escritura describe
la realidad antigua (&# e2# la *o- de 3bel' Len 4,98G Aeb 99,4G 92,24), . no sim&lemente sobre
esta realidad# En consecuencia, se trata &ro&iamente, en tal caso, de un sentido de la Escritura#

7# 6entido &leno
!a categoría relati*amente reciente de 1sentido &leno1 (sensus &lenior) suscita discusiones# El
sentido &leno se deine como un sentido &roundo del texto, )uerido &or Dios, &ero no claramente
ex&resado &or el autor +umano# 6e descubre la existencia de este sentido en un texto bíblico cuando
se lo estudia a la lu- de otros textos bíblicos )ue lo utili-an, o en su relación con el desarrollo interno
de la re*elación#
6e trata &ues del signiicado )ue un autor bíblico atribu.e a un texto bíblico anterior, cuando lo
*uel*e a em&lear en un contexto )ue le coniere un sentido literal nue*oG o bien de un signiicado, )ue
una tradición doctrinal aut(ntica o una deinición conciliar, da a un texto de la Biblia# /or e2em&lo, el
contexto de 4t 9,27 da un sentido &leno al or%culo de Is B,94 sobre la alma+ )ue concebir%,
utili-ando la traducción de los 6etenta (&art+enos)' 1!a *irgen concebir%1# !a doctrina &atrística .
conciliar sobre la $rinidad ex&resa el sentido &leno de la ense5an-a del >ue*o $estamento sobre Dios,
/adre, Ai2o . Es&íritu# !a deinición de &ecado original del Concilio de $rento &ro&orciona el sentido
&leno de la ense5an-a de /ablo en ?m =,92,29 a &ro&ósito de las consecuencias del &ecado de 3d%n
&ara la +umanidad# /ero cuando alta un control de esta naturale-a, &or un texto bíblico ex&lícito o
&or una tradición doctrinal aut(ntica, el recurso a un &retendido sentido &leno &odría conducir a
inter&retaciones des&ro*istas de toda *alide-#
En deiniti*a, se &uede considerar el 1sentido &leno1 como otro modo de designar el sentido
es&iritual de un texto bíblico, en el caso en )ue el sentido es&iritual se distingue del sentido literal# 6u
undamento es )ue el Es&íritu 6anto, autor &rinci&al de la Biblia, &uede guiar al autor +umano en la
elección de sus ex&resiones de tal modo, )ue ellas ex&resen una *erdad de la cual (l no &ercibe toda
su &roundidad# Esta es m%s com&letamente re*elada en el curso del tiem&o, &or una &arte gracias a
reali-aciones di*inas ulteriores )ue maniiestan me2or el alcance de los textos, . &or otra gracias a la
inserción de los textos en el canon de las Escrituras# 3sí se constitu.e un nue*o contexto, )ue re*ela
&otencialidades de sentido )ue el contexto &rimiti*o de2aba en la oscuridad#
III# DI4E>6IF>E6 C3?3C$E?I6$IC36 DE !3 I>$E?/?E$3CI[> C3$[!IC3
27!a ex(gesis católica no &rocura distinguirse &or un m(todo cientíico &articular# Ella
reconoce )ue uno de los as&ectos de los textos bíblicos es ser obra de autores +umanos, )ue se +an
ser*ido de sus &ro&ias ca&acidades de ex&resión . de medios )ue su tiem&o . su medio social &onían
a su dis&osición# En consecuencia, ella utili-a sin segundas intenciones, todos los m(todos .
acercamientos cientíicos )ue &ermiten ca&tar me2or el sentido de los textos en su contexto
lingKístico, literario, socio,cultural, religioso e +istórico, ilumin%ndolos tambi(n &or el estudio de sus
uentes . teniendo en cuenta la &ersonalidad de cada autor (cr# Di*ino 3lante 6&iritu, EB ==B)# !a
ex(gesis católica contribu.e así acti*amente al desarrollo de los m(todos . al &rogreso de la
in*estigación#
!o )ue la caracteri-a es )ue se sitúa conscientemente en la tradición *i*a de la Iglesia, cu.a
&rimera &reocu&ación es la idelidad a la re*elación testimoniada &or la Biblia# !as +ermen(uticas
modernas +an &uesto en e*idencia, como +emos recordado, la im&osibilidad de inter&retar un texto
sin &artir de una 1&recom&rensión1 de uno u otro g(nero# El ex(geta católico aborda los escritos
bíblicos con una &recom&rensión, )ue une estrec+amente la cultura moderna cientíica . la tradición
religiosa &ro*eniente de Israel . de la comunidad cristiana &rimiti*a# 6u inter&retación se encuentra
así en continuidad con el dinamismo de inter&retación )ue se maniiesta en el interior mismo de la
Biblia, . )ue se &rolonga luego en la *ida de la Iglesia# Ella corres&onde a la exigencia de ainidad
*ital entre el int(r&rete . su ob2eto, ainidad )ue constitu.e una de las condiciones de &osibilidad de la
em&resa exeg(tica#
$oda &recom&rensión com&orta sin embargo &eligros# En el caso de la ex(gesis católica, existe
el riesgo de atribuir a los textos bíblicos un sentido )ue no ex&resan, sino )ue es el ruto de un
desarrollo ulterior de la tradición# El ex(geta debe &re*enir este riesgo#
3# !a inter&retación en la $radición bíblica
!os textos de la Biblia son la ex&resión de tradiciones religiosas )ue existían antes de ellos# El
modo cómo se relacionan con las tradiciones es dierente en cada caso, .a )ue la creati*idad de los
autores se maniiesta en di*ersos grados# En el curso del tiem&o, múlti&les tradiciones +an conluido
&oco a &oco &ara ormar una gran tradición común# !a Biblia es una maniestación &ri*ilegiada de
este &roceso )ue ella +a contribuido a reali-ar . del cual continúa siendo norma reguladora#
1!a inter&retación en la $radición bíblica1 com&orta una gran *ariedad de as&ectos# 6e &uede
entender como el modo con el cual la Biblia inter&reta las ex&eriencias +umanas undamentales o los
acontecimientos &articulares de la +istoria de Israel, o como el modo en el cual los textos
bíblicos utili-an las uentes, escritas u orales ,, de las cuales algunas &ueden &ro*enir de otras
religiones o culturas ,,, reinter&ret%ndolas# 6iendo nuestro tema la inter&retación de la Biblia, no
)ueremos tratar a)uí estas am&lias cuestiones sino sim&lemente &ro&oner algunas obser*aciones sobre
la inter&retación de los textos bíblicos en el interior de la Biblia misma#
9# ?electuras
!o )ue contribu.e a dar a la Biblia su unidad interna, única en su g(nero, es )ue los escritos
bíblicos &osteriores se a&o.an con recuencia sobre los escritos anteriores# 3luden a ellos, &ro&onen
1relecturas1 )ue desarrollan nue*os as&ectos del sentido, a *eces mu. dierentes del sentido &rimiti*o,
o inclusi*e se reieren a ellos ex&lícitamente, sea &ara &roundi-ar el signiicado, sea &ara airmar su
reali-ación#
3sí, la +erencia de una tierra, &rometida &or Dios a 3bra+%n &ara su descendencia (Ln
9=,B#9;), se con*ierte en la entrada en el santuario de Dios (Ex 9=,9B), en una &artici&ación en el
re&oso de Dios (6l 972,B,;), reser*ada a los *erdaderos cre.entes (6l :=,;,99G Ae 7,B,4,99), .,
inalmente, en la entrada en el santuario celestial (Aeb <,92#9;,28), 1+erencia eterna1 (Aeb :,9=)#
El or%culo de >at%n, )ue &romete a Da*id una 1casa1, es decir una sucesión din%stica 1estable
&ara siem&re1 ( 2 6am B,92,9<) es recordada en numerosas o&ortunidades ( 2 6am 27,=G 9 ?e 2,4G
7,<G 9 Cr 9B,99,94), es&ecialmente en el tiem&o de la angustia (6l ;:,28,7;), no sin *ariaciones
signiicati*as, . es &rolongada &or otros or%culos (6l 2,B,:G 998,9,4G 3m :,99G Is B,97,94G @r 27,=,<G
etc#), de los cuales algunos anuncian el retorno del reino de Da*id mismo (Fs 7,=G @r 78,;G E- 74,24G
7B,24,2=G cr# 4c 99,98)# El reino &rometido se *uel*e así uni*ersal (6l 2,;G Dn 2,7=#44G B,94G cr# 4t
2;,9;)# El reali-a en &lenitud la *ocación del +ombre (Ln 9,2;' 6l ;,<,:G 6b :,2, 7G 98,2)#
El or%culo de @eremías sobre los B8 a5os de castigo merecidos &or @erusal(n . @ud% (@r 2=,99,
92G 2:,98) es recordado en 2 Cr 2=,28,27, )ue constata la reali-ación, &ero es meditado de un modo
nue*o, muc+o des&u(s, &or el autor de Daniel, en la con*icción de )ue esta &alabra de Dios contiene
aún un sentido oculto, )ue debe irradiar su lu- sobre la situación &resente (Dn :,24,2B)#
!a airmación undamental de la 2usticia retributi*a de Dios, )ue recom&ensa a los buenos .
castiga a los mal*ados (6l 9,9,<G 992,9,98G !* 2<,7,77G etc#), c+oca con la ex&eriencia inmediata# )ue
recuentemente no corres&onde a a)u(lla# !a Escritura ex&resa entonces con *igor el desacuerdo . la
&rotesta (6l 44' @ob 98,9,BG 97,7,2;G 27,,24) . &roundi-a &rogresi*amente el misterio (6l 7BG @ob 7;,
42G Is =7G 6b 7,,=)#
2# ?elaciones entre el 3ntiguo $estamento . el >ue*o
!as relaciones intertextuales toman una extrema densidad en los escritos del >ue*o
$estamento, todos ellos ta&i-ados de alusiones al 3ntiguo $estamento . de citas ex&lícitas# !os
autores del >ue*o $estamento reconocen al 3ntiguo $estamento *alor de re*elación di*ina#
/roclaman )ue la re*elación +a encontrado su cum&limiento en la *ida, la ense5an-a . sobre todo la
muerte . resurrección de @esús, uente de &erdón . *ida eterna# 1Cristo murió &or nuestros &ecados
según las Escrituras . ue se&ultadoG resucitó al tercer día según las Escrituras . se a&areció ###1 (9
Cor 9=,7,=)# Este es el núcleo central de la &redicación a&ostólicas (9 Cor 9=,99)#
Como siem&re, entre las Escrituras . los acontecimientos )ue las lle*an a cum&limiento, las
relaciones no son de sim&le corres&ondencia material, sino de iluminación recí&roca . de &rogreso
dial(ctico' se constata a la *e- )ue las Escrituras re*elan el sentido de los acontecimientos . )ue
los acontecimientos re*elan el sentido de las Escrituras, es decir, )ue obligan a renunciar a ciertos
as&ectos de la inter&retación recibida, &ara ado&tar una inter&retación nue*a#
Desde el tiem&o de su acti*idad &ública, @esús +abía tomado una &osición &ersonal original,
dierente de la inter&retación tradicional de su tiem&o, la 1de los escribas . ariseos1 (4t =,28)#
>umerosos son los testimonios' las antítesis del 6ermón de la monta5a (4t =,29,4;), la libertad
soberana de @esús en la obser*ancia del s%bado (4c 2,2B,2; . &ar#), su modo de relati*i-ar los
&rece&tos de &ure-a ritual (4c B,9,27, . &ar#), su exigencia radical, al contrario en otros cam&os (4t
98,2,92 . &ar#G 98,9B,2B . &ar#) . sobre todo su actitud de acogida +acia los 1&ublicanos . &ecadores1
(4c 2,9=,9B . &ar#)# Esto no era un ca&ric+o de contestatario sino, al contrario, idelidad &rounda a
la *oluntad de Dios ex&resada en la Escritura (cr# 4t =,9BG :,97G 4c B,;,97 . &ar#G 98,=,: . &ar#)#
!a muerte . la resurrección de @esús +an lle*ado al extremo la e*olución comen-ada,
&ro*ocando, en algunos &untos, una ru&tura com&leta, al mismo tiem&o )ue una a&ertura ines&erada#
!a muerte del 4esías, 1re. de los 2udíos1 (4c 9=,2< . &ar#), +a &ro*ocado una transormación de la
inter&retación +istórica de los salmos reales . de los or%culos mesi%nicos# 6u resurrección . su
gloriicación celestial como Ai2o de Dios +an dado a esos mismo textos una &lenitud de sentido
inconcebible antes# Ex&resiones )ue &arecían +i&erbólicas deben, a &artir de ese momento, ser
tomados literalmente# Ellas a&arecen como &re&aradas &or Dios &ara ex&resar la gloria de Cristo
@esús, .a )ue @esús es *erdaderamente 16e5or1 (6l 998,9) en el sentido m%s uerte del t(rmino (Ae
2,7<G Ol& 2,98,99G Aeb 9,98,92)# El es el Ai2o de Dios (6l 2,BG 4c 94,<2G ?m 9,7,4), Dios con Dios
(6l 4=,BG Aeb 9,;G @n 9,9G 28G2;)# 16u reino no tendr% in1 (!c 9,72,77G cr# 9 Cr 9B,99,94G 6l 4=,B'
Aeb 9,;), . (l es al mismo tiem&o 1sacerdote eterno1 (6l 998,4G Aeb =,<,98G B,27,24)#
2B 3 la lu- del acontecimiento de la /ascua los autores del >ue*o $estamento +an releído el
3ntiguo $estamento# El Es&íritu 6anto en*iado &or el Cristo gloriicado (cr# @n 9=,2<G 9<,B) les +a
+ec+o descubrir el sentido es&iritual# Aan sido así lle*ados a airmar, m%s )ue nunca, el *alor
&ro(tico del 3ntiguo $estamento, &ero, &or otra &arte, a relati*i-ar uertemente su *alor como
institución sal*íica# Este segundo &unto de *ista, )ue a&arece .a en los e*angelios (cr# 4t 99,99,97
. &ar#G 92,49,42 . &arG @n 4,92,94' =,7BG <,72), se maniiesta con todo su *igor en alguna cartas
&aulinas, así como en la Carta a los Aebreos# /ablo . el autor de la Carta a los Aebreos demuestran
)ue la $ora+, como re*elación, anuncia ella misma su &ro&io in como sistema legislati*o (Cr# La
2,9=,,=,9G ?m 7,28,29G <,94G Aeb B,99,9:G 98,;,:)# /or ello, los &aganos )ue se ad+ieren a la e en
Cristo no deben ser sometidos a todos los &rece&tos de la legislación bíblica, reducida a+ora, como
con2unto,a la institución legal de un &ueblo &articular# /ero ellos deben, sí, nutrirse del 3ntiguo
$estamento como /alabra de Dios, )ue les &ermite descubrir me2or todas las dimensiones del misterio
&ascual del cual *i*en (cr# !c 24,2=,2B#44,4=G ?m 9,9,2)#
!as relaciones entre el >ue*o . el 3ntiguo $estamento en la Biblia cristiana no son, &ues,
sim&les# Cuando se trata de utili-ar textos &articulares, los autores del >ue*o $estamento +an
recurrido naturalmente a los conocimientos . &rocedimientos de inter&retación de su (&oca# 6ería un
anacronismo exigir de ellos )ue estu*ieran conormes a los m(todos cientíicos modernos# El ex(geta
debe m%s bien ad)uirir el conocimiento de los &rocedimientos antiguos, &ara &oder
inter&retar correctamente el uso )ue se +ace de ellos# Es *erdad, &or otra &arte, )ue no se &uede
otorgar un *alor absoluto a lo )ue es conocimiento +umano limitado#
Con*iene inalmente a5adir )ue en el >ue*o $estamento, como .a en el 3ntiguo, se obser*a la
.uxta&osición de &ers&ecti*as dierentes, a *eces en tensión unas con otras, &or e2em&lo sobre la
situación de @esús (@n ;,2:G 9<,72 . 4c 9=,74), o sobre el *alor de la !e. mosaica (4t =,9B,9: . ?m
<,94), o sobre la necesidad de las obras &ara la 2ustiicación (6ant 2,24 . ?m 7,2;G E 2,;,:)# Pna de
las características de la Biblia es &recisamente la ausencia de un sistema, . &or el contrario, la
&resencia de tensiones din%micas# !a Biblia +a acogido *arios modos de inter&retar los mismos
acontecimientos o de &ensar los mismos &roblemas# Ella in*ita así a rec+a-ar el sim&lismo . la
estrec+e- de es&íritu#
7# 3lgunas conclusiones
De cuanto se acaba de decir, se &uede concluir )ue la Biblia contiene numerosas indicaciones .
sugestiones sobre el arte de inter&retarla# !a Biblia es, ella misma, desde los comien-os,
inter&retación# 6us textos +an sido reconocidos &or las comunidades de la 3ntigua 3lian-a . del
tiem&o a&ostólico como ex&resiones *%lidas de su e# 6egún la inter&retación de las comunidades .
en unión con ellas, +an sido reconocidos como 6agrada Escritura (así, &# e2#, el Cantar de los Cantares
+a sido reconocido como 6agrada Escritura en cuanto se a&lica a la relación entre Dios e Israel)# En
el curso de la ormación de la Biblia, los escritos )ue la com&onen +an sido, en numerosos casos,
retraba2ados . reinter&retados &ara res&onder a situaciones nue*as, antes desconocidas#
El modo de inter&retar los textos, )ue se maniiesta en las 6agrada Escritura, sugiere las
siguientes obser*aciones'
/uesto )ue la 6agrada Escritura se +a constituido sobre la base del consenso de las
comunidades cre.entes )ue +an reconocido en su texto la ex&resión de la e re*elada, su inter&retación
misma debe ser, &ara la e *i*iente de las comunidades eclesiales, uente de consenso sobre los &untos
esenciales#
/uesto )ue la ex&resión de la e, tal como se encuentra en la 6agrada Escritura reconocida &or
todos, se +a reno*ado continuamente &ara enrentar situaciones nue*as , lo cual ex&lica las
1relecturas1 de numerosos textos bíblicos ,, la inter&retación de la Biblia debe tener igualmente un
as&ecto de creati*idad . arontar las cuestiones nue*as, &ara res&onder a ellas a &artir de la Biblia#
/uesto )ue los textos de la 6agrada Escritura tienen a *eces tensiones entre ellos, la
inter&retación debe necesariamente ser &lural# >inguna inter&retación &articular &uede agotar el
sentido del con2unto, )ue es una sinonía a *arias *oces# !a inter&retación de un texto &articular debe
&ues e*itar la exclusi*idad#
!a 6agrada Escritura est% en di%logo con las comunidades cre.entes, &or)ue +a surgido de sus
tradiciones de e# 6us textos se +an desarrollado en relación con esas tradiciones . +an contribuido,
recí&rocamente, a su desarrollo# !a inter&retación de la Escritura se debe +acer, &ues, en el seno de la
Iglesia en su &luralidad . su unidad, . en la tradición de e#
!as tradiciones de e orman el medio *ital en el cual se +a insertado la acti*idad literaria de
los autores de la 6agrada Escritura# Esta inserción com&rendía tambi(n la &artici&ación en la *ida
litúrgica . en la acti*idad exterior de las comunidades, en su mundo es&iritual, su cultura, . en las
&eri&ecias de su destino +istórico# !a inter&retación de la 6agrada Escritura exige &ues, de manera
seme2ante, la &artici&ación de los ex(getas en toda la *ida . la e de la comunidad cre.ente de su
tiem&o#
El di%logo con la 6agrada Escritura en su con2unto, . &or tanto con la com&rensión de la e
&ro&ia de (&ocas anteriores, se acom&a5a necesariamente con un di%logo con la generación &resente#
Esto im&lica establecer una relación de continuidad, &ero tambi(n constatar las dierencias# !a
inter&retación de la Escritura com&orta &or tanto un traba2o de *eriicación . de selección' est% en
continuidad con las tradiciones exeg(ticas anteriores, de las cuales conser*a . *uel*e a em&lear
muc+os elementos, &ero sobre otros &untos se distancia de ellas, &ara &oder &rogresar#
B# !a inter&retación en la $radición de la Iglesia
!a Iglesia, &ueblo de Dios, tiene conciencia de ser a.udada &or el Es&íritu 6anto en su
com&rensión e inter&retación de las Escrituras# !os &rimero discí&ulos de @esús sabían )ue no estaban
en grado de com&render inmediatamente, en todos sus as&ectos, la &lenitud )ue +abían recibido#
Ex&erimentaban, en su *ida de comunidad *i*ida con &erse*erancia, una &roundi-ación . una
ex&licitación &rogresi*a de la re*elación recibida# ?econocían en esto la inluencia . la acción del
1Es&íritu de Verdad1 )ue el Cristo les +abía &rometido &ara guiarlos +acia la &lenitud de la *erdad (@n
9<,92,97)# !a Iglesia continúa su camino del mismo modo, sostenida &or la &romesa de Cristo' 1El
/ar%clito, El Es&íritu 6anto )ue el /adre en*iar% en mi nombre, os ense5ar% todas las cosas . os +ar%
recordar todo lo )ue .o os +abía dic+o1 (@n 94,2<)#
9# Oormación del Canon#
Luiada &or el Es&íritu 6anto . a la lu- de la $radición *i*iente )ue +a recibido, la Iglesia +a
discernido los escritos )ue deben ser conser*ados como 6agrada Escritura en el sentido )ue
1+abiendo sido escritos ba2o la ins&iración del Es&íritu 6anto, tienen a Dios &or autor, +an sido
trasmitidos como tales a la Iglesia1 (Dei Verbum, 99) . contienen 1la *erdad )ue Dios +a )uerido
consignar en las sagradas !etras &ara nuestra sal*ación1 (ibid#)#
El discernimiento del 1canon1 de la 6agrada Escritura +a sido el &unto de llegado de un largo
&roceso# !as comunidades de la 3ntigua 3lian-a (a &artir de gru&os &articulares como los círculos
&ro(ticos o el ambiente sacerdotal, +asta el con2unto del &ueblo) +an reconocido en un cierto número
de textos la /alabra de Dios )ue suscitaba su e . los guiaba en la *ida# Ellas +an recibido esos textos
como un &atrimonio )ue debía ser conser*ado . trasmitido# 3sí, los textos +an de2ado de ser
sim&lemente la ex&resión de la ins&iración de autores &articularesG se +an con*ertido en &ro&iedad
común del &ueblo de Dios# El >ue*o $estamento testimonia su *eneración &or esos textos sagrados,
)ue el recibe como una &reciosa +erencia trasmitida &or el &ueblo 2udío# !os considera 16agradas
Escrituras1 (?m 9,2), 1ins&iradas1 &or el Es&íritu de Dios (2 $im 7,9<G cr 2 /e 9,28,29), )ue
1no &ueden ser abolidas1 (@n 98,7=)#
3 estos textos )ue orman 1el 3ntiguo $estamento1 (cr# 2 Cor 7,94), la Iglesia +a unido
estrec+amente los escritos donde ella +a reconocido, &or una &arte, el testimonio aut(ntico,
&ro*eniente de los a&óstoles (cr# !c 9,2G 9 @n 9,9,7) . garanti-ados &or el Es&íritu 6anto (cr# 9 /e
9,92), sobre 1todo lo )ue @esús comen-ó a +acer . ense5ar1 (Ae 9,9) ., &or otra &arte, las
instrucciones dadas &or los mismos a&óstoles . &or otros discí&ulos &ara constituir la comunidad de
los cre.entes# Esta doble serie de escritos +a recibido, seguidamente, el nombre de 1>ue*o
$estamento1#
En este &roceso, numerosos actores +an 2ugado un &a&el' la certe-a de )ue @esús ,, . los
a&óstoles con (l ,, +abían reconocido el 3ntiguo $estamento como Escritura ins&irada, . de )ue el
misterio &ascual constituía su cum&limientoG la con*icción de )ue los escritos del >ue*o $estamento
&ro*ienen aut(nticamente de la &redicación a&ostólica (lo cual no im&lica )ue +a.an sido todos ellos
com&uestos &or los a&óstoles mismos)G la constatación de su conormidad con la regla de e, . de su
uso en la liturgia cristianaG en in, la de su acuerdo con la *ida eclesial de las comunidades . de su
ca&acidad de nutrir esa *ida#
Discerniendo el canon de las Escrituras, la Iglesia discernía tambi(n . deinía su &ro&ia
identidad, de modo )ue las Escrituras son, a &artir de ese momento, un es&e2o en el cual la Iglesia
&uede redescubrir constantemente su identidad, . *eriicar, siglo tras siglo, el modo cómo ella
res&onde sin cesar al e*angelio, del cual se dis&one a ser el medio de trasmisión (Dei Verbum, B)#
Esto coniere a los escritos canónicos un *alor sal*íico . teológico com&letamente dierente del de
otros textos antiguos# 6i estos últimos &ueden arro2ar muc+a lu- sobre los orígenes de la e, no &ueden
nunca substituir la autoridad de los escritos considerados como canónicos . &or tanto undamentales
&ara la com&rensión de la e cristiana#
2# Ex(gesis &atrística
Desde los &rimeros tiem&os, se +a com&rendido )ue el mismo Es&íritu 6anto, )ue +a
im&ulsado a los autores del >ue*o $estamento a &oner &or escrito el mensa2e de sal*ación (Dei
Verbum, BG 9;), asiste a la Iglesia continuamente &ara inter&retar los escritos ins&irados (cr# Ireneo,
3d*# Aaer# 7#24#9G 4#77#;G Frígenes, De /rinc# 2#B#2G $ertuliano, De /raescr#, 22)#
!os /adres de la Iglesia, )ue tienen un &a&el &articular en el &roceso de ormación del canon,
tienen, de modo seme2ante, un &a&el undador en relación a la tradición *i*a )ue sin cesar acom&a5a
. guía la lectura . la inter&retación )ue la Iglesia +ace de las Escrituras (cr# /ro*identissimus, EB
998,999G Di*ino 3lante 6&iritu, 2;,78, EB ==4G Dei Verbum, 27G /CB, Instr# de E*ang# +istor#, 9)#
En el curso de la gran $radición, la contribución &articular de la ex(gesis &atrística consiste en esto'
ella +a sacado del con2unto de la Escritura las orientaciones de base )ue +an dado orma a la tradición
doctrinal de la Iglesia, . +a &ro&orcionado una rica ense5an-a teológica &ara la instrucción . la
alimentación es&iritual de los ieles#
En los /adres de la Iglesia, la lectura de la Escritura . su inter&retación ocu&an un lugar
considerable# !o testimonian &rimeramente las obras directamente ligadas a la com&rensión de las
Escrituras, es decir, las +omilías . los comentarios, &ero tambi(n las obras de contro*ersia . teología,
donde la reerencia a la Escritura sir*e como argumento &rinci&al#
El lugar +abitual de la lectura bíblica es la iglesia, durante la liturgia# /or eso, la
inter&retación &ro&uesta es siem&re de naturale-a teológica, &astoral . teologal, al ser*icio de las
comunidades . de cada uno de los ieles#
!os /adres consideran la Biblia ante todo como el !ibro de Dios, obra única de un único
autor# >o reducen sin embargo a los autores +umanos a meros instrumentos &asi*os, . saben asignar
a tal o cual libro, tomado indi*idualmente, una inalidad &articular# /ero su ti&o de acercamiento no
concede sino ligera atención al desarrollo +istórico de la re*elación# >umerosos /adres de la Iglesia
&resentan el !ogos, Verbo de Dios, como autor del 3ntiguo $estamento . airman así )ue toda la
Escritura tiene un alcance cristológico#
6al*o algunos ex(getas de la Escuela 3ntio)uena ($eodoro de 4o&suestia en &articular), los
/adres se sienten autori-ados a tomar una rase uera de su contexto &ara reconocer allí una *erdad
re*elada &or Dios# En la a&olog(tica, rente a los 2udíos, o en la contro*ersia dogm%tica con otras
teologías, no dudan en a&o.arse sobre inter&retaciones de este ti&o#
/reocu&ados sobre todo &or *i*ir de la Biblia en comunión con sus +ermanos, los /adres se
contentan recuentemente con utili-ar los textos bíblicos corrientes en su ambiente# Frígenes se
interesa metódicamente &or la Biblia +ebrea, sobre todo animado &or la &reocu&ación de argumentar
rente a los 2udíos a &artir de textos ace&tables &ara ellos# 6# @erónimo resulta una exce&ción cuando
exalta la +ebraica *eritas#
!os /adres &ractican de modo m%s o menos recuente el m(todo alegórico &ara disi&ar el
esc%ndalo )ue &odrían sentir algunos cristianos . los ad*ersarios &aganos del cristianismo rente a tal
o cual &asa2e de Biblia# /ero la literalidad . la +istoricidad de los textos son raramente anuladas# El
recurso de los /adres a la alegoría su&era generalmente el enómeno de una ada&tación al m(todo
alegórico de los autores &aganos#
El recurso a la alegoría deri*a tambi(n de la con*icción de )ue la Biblia, libro de Dios, +a sido
dado &or (l a su &ueblo, la Iglesia# En &rinci&io nada se debe de2ar de lado, como uera de uso o
deiniti*amente caduco# Dios dirige a su &ueblo cristiano un mensa2e siem&re actual# En sus
ex&licaciones de la Biblia, los /adres me-clan . entrecru-an las inter&retaciones ti&ológicas .
alegóricas de un modo diícilmente discernible, siem&re con una inalidad &astoral . &edagógica#
Cuanto +a sido escrito, lo +a sido &ara nuestra instrucción (cr# 9 Cor 98,99)#
/ersuadidos de )ue se trata del libro de Dios, el cual es, &or tanto, inagotable, los /adres creen
&oder inter&retar tal &asa2e según tal es)uema alegórico, &ero consideran )ue cada uno )ueda libre de
&ro&oner otra cosa, mientras res&ete la analogía de la e#
!a inter&retación alegórica de las Escrituras )ue caracteri-a la ex(gesis &atrística, &uede
desorientar al +ombre moderno# /ero la ex&eriencia de Iglesia )ue rele2a esta ex(gesis, orece una
contribución siem&re útil (cr# Di*ino 3lante 6&iritu, 79,72G Dei Verbum, 27)# !os /adres ense5an a
leer teológicamente la Biblia en el seno de una tradición *i*a, con un aut(ntico es&íritu cristiano#
7# /a&el de los dierentes miembros de la Iglesia en la inter&retación#
!as Escrituras dadas a la Iglesia son el tesoro común del cuer&o com&leto de los cre.entes' 1!a
6agrada $radición . la 6agrada Escritura constitu.en un solo de&ósito sagrado de la /alabra de Dios,
encomendado a la Iglesia, al )ue se ad+iere todo el &ueblo santo unido a sus &astores, . así &erse*era
constantemente en la doctrina de los a&óstoles###1 (Dei Verbum, 98G cr# tambi(n 29)# !a amiliaridad
de los ieles con el texto de las Escrituras +a sido m%s notable en unas (&ocas de la +istoria de la
Iglesia )ue en otras# /ero las Escrituras +an ocu&ado una &osición de &rimer &lano en todos los
momentos im&ortantes de reno*ación en la *ida de la Iglesia, desde el mo*imiento mon%stico de los
&rimeros siglos +asta la (&oca reciente del Concilio Vaticano II#
Este mismo Concilio ense5a )ue todos los bauti-ados, cuando &artici&an, en la e de Cristo, en
la celebración de la Eucaristía, reconocen la &resencia de Cristo tambi(n en su &alabra, 1&ues cuando
se lee en la iglesia la 6agrada Escritura, es El )uien +abla1 (6acrosantum Concilium, B)# 3 este
escuc+ar la &alabra ellos a&ortan 1el sentido sobrenatural de la e de todo el &ueblo# (###) Con ese
sentido de la e, )ue el Es&íritu de *erdad suscita . sostiene, el &ueblo de Dios, ba2o la dirección del
sagrado magisterio, al )ue sigue ielmente, recibe, no .a la &alabra de los +ombres, sino la *erdadera
&alabra de Dios (cr# 9 $e 2,97)G se ad+iere indeectiblemente a la e dada de una *e- &ara siem&re a
los santos (cr# @ds 7), &enetra m%s &roundamente en ella con rectitud de 2uicio . la a&lica con ma.or
&lenitud en la *ida1 (!umen Lentium, 92)#
77 3sí &ues todos los miembros de la Iglesia tienen un &a&el en la inter&retación de las
Escrituras# En el e2ercicio de su ministerio &astoral, los obis&os, en cuanto sucesores de los a&óstoles,
son los &rimeros testigos . garantes de la tradición *i*a en la cual las Escrituras son inter&retadas en
cada (&oca# 1Iluminados &or el Es&íritu de *erdad, deben conser*ar ielmente la /alabra de Dios,
ex&licarla, . diundirla &or su &redicación1 (Dei Verbum :G cr# !umen Lentium 2=)# En tanto )ue
colaboradores de los obis&os, los sacerdotes tienen como &rimera obligación la &roclamación de la
/alabra (/resb.terorum Frdinis, 4)# Est%n dotados de un carisma &articular &ara la inter&retación de
la Escritura, cuando trasmitiendo, no sus ideas &ersonales, sino la /alabra de Dios, a&lican la *erdad
eterna del e*angelio a las circunstancias concretas de la *ida (ibid#)# Corres&onde a los sacerdotes . a
los di%conos, sobre todo cuando administran los sacramentos, &oner de relie*e la unidad )ue orman
/alabra . 6acramento en el ministerio de la Iglesia#
Como &residentes de la comunidad eucarística . educadores de la e, los ministros de la
/alabra tienen como tarea &rinci&al, no sim&lemente ense5ar, sino a.udar a los ieles a com&render .
discernir lo )ue la /alabra de Dios les dice al cora-ón cuando escuc+an . meditan las Escrituras# 3sí,
el con2unto de la Iglesia local, según el modelo de Israel, &ueblo de Dios (Ex 9:,=,<), se con*ierte en
una comunidad )ue sabe )ue Dios le +abla (cr# @n <,4=) . se a&resura a escuc+ar la /alabra con e,
amor . docilidad (Dt <,4,<)# $ales comunidades, )ue escuc+an *erdaderamente, se con*ierten en
*igorosos núcleos de e*angeli-ación . di%logo, así como de transormación social, a condición de
estar siem&re unidos en la e . en el amor de la totalidad de la Iglesia (E*angelii >untiandi, =B,=;G
CDO, Instrucción sobre la libertad cristiana . la liberación, <:, B8)#
El Es&íritu tambi(n +a sido dado, ciertamente, a los cristianos indi*idualmente, de modo )ue
&uedan arder sus cora-ones dentro de ellos (cr# !c 24,72), cuando oran . estudian en la oración las
Escrituras, en el contexto de su *ida &ersonal# /or ello, el Concilio Vaticano II +a &edido con
insistencia )ue el acceso a las Escrituras sea acilitado de todos los modos &osibles (Dei Verbum, 22G
2=)# Este ti&o de lectura, +a. )ue notarlo, no es nunca com&letamente &ri*ado, .a )ue el cre.ente lee
e inter&reta siem&re la Escritura en la e de la Iglesia . a&orta a la comunidad el ruto de su lectura,
&ara enri)uecer la e común#
$oda la tradición bíblica, . de un modo m%s &articular, la ense5an-a de @esús en los e*angelios,
indican como o.entes &ri*ilegiados de la /alabra de Dios a a)uellos )ue el mundo considera como
gente de +umilde condición# @esús +a reconocido )ue las cosas ocultas a los sabios . &rudentes +an
sido re*eladas a los sim&les (4t 99,2=G !c 98,29) . )ue el ?eino de Dios &ertenece a a)uellos )ue se
aseme2an a los ni5os (4c 98,4 . &ar#)#
En la misma línea, @esús +a &roclamado' 1Biena*enturados *osotros los &obres, &or)ue *uestro
es el ?eino de Dios1 (!c <,28G cr# 4t =,7)# Entre los signos de los tiem&os mesi%nicos se encuentra la
&roclamación de la buena noticia a los &obres (!c 4,9;G B,22G 4t 99,=G cr# CDO, Instrucción sobre la
libertad cristiana . la liberación, 4B,4;)# 3)uellos )ue, en su desam&aro . &ri*ación de recursos
+umanos, son lle*ados a &oner su única es&eran-a en Dios . su 2usticia, tienen una ca&acidad de
escuc+ar . de inter&retar la /alabra de Dios, )ue debe ser tomada en cuenta &or el con2unto de la
Iglesia . exige tambi(n una res&uesta a ni*el social#
?econociendo la di*ersidad de dones . de unciones )ue el Es&íritu &one al ser*icio de la
comunidad, en &articular el don de ense5ar (9 Cor 92,2;,78G ?m 92,<,BG E 4,99,9<), la Iglesia
estima a a)uellos )ue maniiestan una ca&acidad &articular de contribuir a la construcción del cuer&o
de Cristo &or su com&etencia en la inter&retación de la Escritura (Di*ino 3lante 6&iritu, 4<,4;G EB
=<4,=<=G Dei Verbum, 27G /CB, Instrucción sobre la +istoricidad de los E*angelios, Intr#)# 3un)ue
sus traba2os no siem&re +a.an obtenido el a&o.o )ue se les da +o., los ex(getas )ue &onen su saber al
ser*icio de la Iglesia, se encuentran situados en una rica tradición )ue se extiende desde los &rimeros
siglos, con Frígenes . @erónimo, +asta los tiem&os m%s recientes, con el /# !agrange . otros, . se
&rolonga +asta nuestros días# En &articular, la bús)ueda del sentido literal de la Escritura, sobre el
cual se insiste tanto +o., re)uiere los esuer-os con2ugados de a)uellos )ue tienen com&etencias en
lenguas antiguas, en +istoria . cultura, crítica textual . an%lisis de ormas literarias, . )ue saben
utili-ar los m(todos de la crítica cientíica# 3dem%s de esta atención al texto en su contexto +istórico
original, la Iglesia cuenta con ex(getas, animados &or el mismo Es&íritu )ue +a ins&irado la Escritura,
&ara asegurar )ue 1un número tan grande como sea &osible de ser*idores de la /alabra de Dios, est(
en grado de &rocurar eecti*amente al &ueblo de Dios el alimento de las Escrituras1 (Di*ino 3lante
6&iritu 24G =7,==G EB ==9, =<BG Dei Verbum, 27G /ablo VI, 6edula Cura \9:B9])# Es moti*o de
satisacción *er el número creciente de mu2eres ex(getas, )ue contribu.en a la inter&retación de la
Escritura, con &untos de *ista &enetrantes . nue*os, . &onen de relie*e as&ectos )ue +abían caído en
el ol*ido#
6i las Escrituras, como se +a recordado antes, son el bien de la Iglesia entera, . orman &arte de
la 1+erencia de la e1, )ue todos, &astores . ieles, 1conser*an, &roesan . &onen en &r%ctica con un
esuer-o común1, continúa siendo *erdad )ue 1la unción de inter&retar aut(nticamente la &alabra de
Dios, transmitida &or la Escritura o &or la $radición, solo +a sido coniada al magisterio *i*o de la
Iglesia, cu.a autoridad se e2erce en nombre de @esucristo1 (Dei Verbum 98)# 3sí &ues, en último
t(rmino, es el 4agisterio )uien tiene la misión de garanti-ar la aut(ntica inter&retación, . de indicar,
cuando sea necesario, )ue tal o cual inter&retación &articular es incom&atible con el e*angelio
aut(ntico# Esta misión se e2erce en el interior de la Noinonia del Cuer&o, ex&resando oicialmente la
e de la Iglesia &ara ser*ir a la Iglesia# El 4agisterio consulta &ara ello a los teólogos, los ex(getas .
otros ex&ertos, de los cuales reconoce la legítima libertad . con )uienes )ueda ligado &or una
recí&roca relación en la inalidad de 1conser*ar al &ueblo de Dios en la *erdad )ue +ace libres1 (CDO,
Instrucción sobre la *ocación eclesial del teólogo, 29)#
C# !a tarea del ex(geta
!a tarea de los ex(getas católicos com&orta *arios as&ectos# Es una tarea de Iglesia, )ue
consiste en estudiar . ex&licar la 6agrada Escritura &ara &oner sus ri)ue-as a la dis&osición de
&astores . ieles# /ero es al mismo tiem&o una tarea cientíica, )ue &one al ex(geta católico en
relación con sus colegas no católicos . con di*ersos sectores de la in*estigación cientíica# Esta tarea
com&rende a la *e- el traba2o de in*estigación . el de ense5an-a# Pno . otro desembocan
+abitualmente en &ublicaciones#
9# Frientaciones &rinci&ales
3&lic%ndose a su tarea, los ex(getas católicos deben considerar seriamente el car%cter +istórico
de la re*elación bíblica, .a )ue ambos $estamentos ex&resan en &alabras +umanas, )ue lle*an la
marca de su tiem&o, la re*elación +istórica )ue Dios +a +ec+o, &or dierentes medios, de si mismo .
de su designio de sal*ación# En consecuencia, los ex(getas deben ser*irse del m(todo +istórico,
crítico, sin atribuirle, sin embargo, la exclusi*idad# $odos los m(todos &ertinentes de inter&retación de
los textos est%n ca&acitados &ara contribuir a la ex(gesis de la Biblia#
En su traba2o, los ex(getas católicos no deben 2am%s ol*idar )ue ellos inter&retan la /alabra de
Dios# 6u tarea común no est% terminada cuando +an distinguido uentes, deinido las ormas o
ex&licado los &rocedimientos literarios, sino solamente cuando +an iluminado el sentido del
texto bíblico como actual &alabra de Dios# /ara alcan-ar esta inalidad, deben tomar en consideración
las di*ersas &ers&ecti*as +ermen(uticas )ue a.udan a &ercibir la actualidad del mensa2e bíblico . le
&ermiten res&onder a las necesidades de los lectores modernos de las Escrituras#
!os ex(getas tienen )ue ex&licar tambi(n el alcance cristológico, canónico . eclesial de los
escritos bíblicos#
El alcance cristológico de los textos bíblicos no es siem&re e*identeG se debe sacar a la lu-
cada *e- )ue es &osible# 3un)ue Cristo +a.a establecido la >ue*a 3lian-a en su sangre, los libros de
la /rimera 3lian-a no +an &erdido su *alor# 3sumidos en la &roclamación del e*angelio, ad)uieren .
maniiestan su &lena signiicación en el 1misterio de Cristo1 (E 7,4), del cual aclaran los múlti&les
as&ectos, al mismo tiem&o )ue son iluminados &or (l# Estos libros, en eecto, &re&aran al &ueblo de
Dios a su *enida (cr# Dei Verbum, 94, 9<)#
3un)ue cada libro de la Biblia +a.a sido escrito con una inalidad dierentes . tenga su
signiicado es&ecíico, todos son &ortadores de un sentido ulterior cuando se *uel*en &arte del
con2unto canónico# !a tarea de los ex(getas inclu.e &ues la ex&licación de la airmación agustiniana'
1>o*um $estamentum in Vetere latet, et in >o*o Vetus &atet1 (cr# 6# 3gustín, Euest# in Ae&t#, 2,B7,
C6E! 2;, III, 7, &# 949)#
!os ex(getas deben tambi(n ex&licar la relación )ue existe entre la Biblia . la Iglesia# !a
Biblia +a llegado a la existencia en las comunidades cre.entes# Ella ex&resa la e de Israel, luego la de
las &rimeras comunidades cristianas# Pnida a la $radición *i*a, )ue la &recede, la acom&a5a, . la
nutre (cr# Dei Verbum, 29) es el medio &ri*ilegiado del cual Dios se sir*e &ara guiar, aún +o., la
construcción . el crecimiento de la Iglesia en tanto )ue &ueblo de Dios# Inse&arable de la dimensión
eclesial es la a&ertura ecum(nica#
/uesto )ue la Biblia ex&resa la sal*ación orecida &or Dios a todos los +ombres, la tarea de los
ex(getas católicos com&orta una dimensión uni*ersal, )ue re)uiere una atención a las otras religiones
. a las ex&ectati*as del mundo actual#
2# In*estigación
!a tarea exeg(tica es demasiado *asta como &ara &oder ser reali-ada adecuadamente &or un
solo indi*iduo# 6e im&one una di*isión del traba2o, es&ecialmente &ara la in*estigación, )ue re)uiere
es&ecialistas en dierentes dominios# !os &osibles incon*enientes de la es&eciali-ación se e*itar%n
gracias a esuer-os interdisci&linares#
Es mu. im&ortante, &ara el bien de toda la Iglesia . &ara su inluencia en el mundo moderno,
)ue un número suiciente de &ersonas bien ormadas est(n consagradas a la in*estigación en
dierentes sectores de la ciencia exeg(tica# /reocu&ados &or las necesidades m%s inmediatas del
ministerio, los obis&os . su&eriores religiosos est%n tentados, recuentemente, de no tomar
suicientemente en serio la res&onsabilidad )ue les toca de &ro*eer a esta necesidad undamental# Pna
carencia en esta materia ex&one la Iglesia a gra*es incon*enientes, .a )ue los &astores . los ieles
corren el riesgo de )uedar a merced de una ciencia exeg(tica extra5a a la Iglesia, . &ri*ada de
relaciones con la *ida de e# Declarando )ue 1el estudio de la 6agrada Escritura 1 debe ser como el
1alma de la teología1 (Dei Verbum, 24), el Concilio Vaticano II +a mostrado toda la im&ortancia de la
in*estigación exeg(tica# 3l mismo tiem&o +a recordado im&lícitamente a los ex(getas católicos )ue
sus in*estigaciones tienen una relación esencial con la teología, de lo cual deben mostrarse
conscientes#
7# Ense5an-a
!a declaración del Concilio +ace com&render el &a&el undamental )ue corres&onde a la
ense5an-a de la ex(gesis en las Oacultades de $eología, los 6eminarios . los Escolasticados# Es ob*io
)ue el ni*el de estudio en tales instituciones no &uede ser uniorme# Es deseable )ue la ense5an-a de
la ex(gesis sea im&artida &or +ombres . mu2eres# $al ense5an-a tendr% una orientación m%s t(cnica en
las Oacultades, m%s directamente &astoral en los 6eminarios# /ero no &odr% 2am%s carecer de una seria
dimensión intelectual# /roceder de otro modo sería alta de res&eto +acia la /alabra de Dios#
!os &roesores de ex(gesis deben comunicar a los estudiantes una &rounda estima &or la
6agrada Escritura, mostrando como ella merece un estudio atento . ob2eti*o, )ue &ermita a&reciar
me2or su *alor literario, +istórico, social . teológico# >o &ueden contentarse con trasmitir una serie
de conocimientos )ue los estudiantes registran &asi*amente, sino )ue deben introducir a los m(todos
exeg(ticos, ex&licando sus o&eraciones &rinci&ales, &ara +acer a los estudiantes ca&aces de un 2uicio
&ersonal# Dado el limitado tiem&o de )ue se dis&one, con*iene utili-ar alternati*amente dos modos de
ense5ar' &or una &arte, ex&osiciones sint(ticas, )ue introducen al estudio de libros bíblicos com&letos
. no de2an de lado ningún sector im&ortante del 3ntiguo o del >ue*o $estamento# /or otra, an%lisis
m%s &roundos de algunos textos bien escogidos, )ue sean al mismo tiem&o una iniciación a la &r%ctica
de la ex(gesis# En uno . otro caso, +a. )ue e*itar ser unilateral, es decir, no limitarse ni a un
comentario es&iritual des&ro*isto de base +istórico,crítica, ni a un comentario +istórico,crítico
des&ro*isto del contenido doctrinal . es&iritual (cr# Di*ino 3lante 6&iritu, EB ==9, ==2G /CB, De
6acra 6cri&tura recte docenda, EB =:;)# !a ense5an-a debe mostrar a la *e- el enrai-amiento +istórico
de los escritos bíblicos, su as&ecto de &alabra &ersonal del /adre celestial )ue se dirige con amor a
sus +i2os (cr# Dei Verbum, 29) . su &a&el indis&ensable en el ministerio &astoral (cr# 2 $im 7,9<)#
4# /ublicaciones
Como ruto de la in*estigación . com&lemento de la ense5an-a, las &ublicaciones tienen una
unción mu. im&ortante &ara el &rogreso . la diusión de la ex(gesis# En nuestros días, la &ublicación
no se reali-a solamente &or los textos im&resos, sino tambi(n &or otros medios m%s r%&idos .
&otentes (radio, tele*isión, t(cnicas electrónicas), de los cuales con*iene a&render a ser*irse#
!as &ublicaciones de alto ni*el cientíico son el instrumento &rinci&al de di%logo, de discusión
. de coo&eración entre los in*estigadores# Lracias a ellas, la ex(gesis católica &uede mantenerse en
relación con otros ambientes de la in*estigación exeg(tica, así como con el mundo cientíico en
general#
Aa. otras &ublicaciones )ue &ro&orcionan grandes ser*icios a bre*e &la-o, ada&t%ndose a
dierentes categorías de lectores, desde el &úblico culti*ado +asta los ni5os del catecismo, &asando
&or los gru&os bíblicos, los mo*imientos a&ostólicos . las congregaciones religiosas# !os ex(getas
dotados &ara la di*ulgación +acen una obra extremamente útil . ecunda, indis&ensable &ara asegurar
a los estudios exeg(ticos el inlu2o )ue deben tener# En este sector, la necesidad de la actuali-ación
bíblica se +ace sentir de modo a&remiante# Esto re)uiere )ue los ex(getas tomen en consideración las
legítimas exigencias de las &ersonas instruidas . culti*adas de nuestro tiem&o . distingan claramente,
&ensando en ellas, lo )ue debe ser considerado como detalle secundario, condicionado &or la (&oca,
lo )ue se debe inter&retar como lengua2e mítico, . lo )ue +a. )ue a&reciar como sentido &ro&io,
+istórico e ins&irado# !os escritos bíblicos no +an sido com&uestos en lengua2e moderno, ni en estilo
del siglo ""# !as ormas de ex&resión . los g(neros literarios )ue utili-an en su texto +ebreo, arameo
o griego, deben ser +ec+os inteligibles a los +ombres . mu2eres de +o., )ue, de otro modo, estarían
tentados o de desinteresarse de la Biblia, o de inter&retarla de modo sim&lista, literalista o antasioso#
En toda la di*ersidad de sus tareas, el ex(geta católico no tiene otra inalidad )ue el ser*icio de
la /alabra de Dios# 6u ambición no es substituir los textos bíblicos con el resultado de su traba2o, se
trate de la reconstitución de documentos antiguos utili-ados &or los autores ins&irados, o de una
&resentación moderna de las últimas conclusiones de la ciencia exeg(tica# 6u ambición es, al contrario,
&oner m%s a la lu- los textos bíblicos mismos, a.udando a a&reciarlos me2or . a com&renderlos con
ma.or exactitud +istórica . &roundidad es&iritual#
D# ?elaciones con las otras disci&linas teológicas
6iendo ella misma una disci&lina teológica, 1ides )uaerens intellectum1, la ex(gesis mantiene
relaciones estrec+as . com&le2as con las otras disci&linas teológicas# /or una &arte, la teología
sistem%tica tiene un inlu2o sobre la &recom&rensión, con la cual los ex(getas abordan los textos
bíblicos# /ero &or otra, la ex(gesis &ro&orciona a las otras disci&linas teológicas datos )ue son
undamentales &ara (stas# ?elaciones de di%logo se establecen &ues entre la ex(gesis . las otras
disci&linas teológicas, en el mutuo res&eto de su es&eciidad#
9# $eología . &recom&rensión de los textos bíblicos
Cuando abordan los textos bíblicos, los ex(getas necesariamente tienen una &recom&rensión# En
el caso de la ex(gesis católica, se trata de una &recom&rensión basada sobre certe-as de e' la Biblia es
un texto ins&irado &or Dios . coniado a la Iglesia &ara suscitar la e . guiar la *ida cristiana# Estas
certe-as de e no llegan a los ex(getas en estado bruto, sino des&u(s de +aber sido elaboradas en la
comunidad eclesial &or la relexión teológica# !os ex(getas est%n, &ues, orientados en su in*estigación
&or la relexión dogm%tica sobre la ins&iración de la Escritura . sobre la unción de (sta en la *ida
eclesial#
/ero, recí&rocamente, el traba2o de los ex(getas sobre los textos ins&irados les &ro&orciona una
ex&eriencia )ue los teólogos deben tener en cuenta &ara esclarecer la teología de la ins&iración . de
la inter&retación eclesial de la Biblia# !a ex(gesis suscita, en &articular, una conciencia m%s *i*a .
m%s &recisa del car%cter +istórico de la ins&iración bíblica# 4uestra )ue el &roceso de ins&iración es
+istórico, no solamente &or)ue +a ocurrido en el curso de la +istoria de Israel . de la Iglesia &rimiti*a,
sino tambi(n &or)ue se +a reali-ado &or la mediación de &ersonas +umanas marcadas cada una &or su
(&oca . )ue, ba2o la guía del Es&íritu, +an 2ugado un &a&el acti*o en la *ida del &ueblo de Dios#
/or lo dem%s, la airmación teológica de la relación estrec+a entre Escritura ins&irada .
$radición de la Iglesia, es conirmada . &recisada gracias al desarrollo de los estudios exeg(ticos, )ue
lle*a a los ex(getas a otorgar una creciente atención al inlu2o sobre los textos, del medio *ital en el
cual se +an ormado (16it- im !eben1)#
2# Ex(gesis . teología dogm%tica
6in ser el único locus t+eologicus, la 6agrada Escritura constitu.e la base &ri*ilegiada de los
estudios teológicos# /ara inter&retar la Escritura con exactitud cientíica . &recisión, los teólogos
tienen necesidad del traba2o de los ex(getas# /or su &arte, los ex(getas deben orientar sus
in*estigaciones de tal modo )ue 1el estudio de la 6agrada Escritura1 &ueda eecti*amente ser como
1el alma de la $eología1 (Dei Verbum, 24)# Con esta inalidad es necesario )ue concedan una
&articular atención al contenido religioso de los escritos bíblicos#
!os ex(getas &ueden a.udar a los teólogos a e*itar dos extremos' &or una &arte el dualismo,
)ue se&ara com&letamente una *erdad doctrinal de su ex&resión lingKística, considerada como no
im&ortanteG . &or otra el undamentalismo, )ue conundiendo lo +umano . lo di*ino, considera como
*erdad re*elada aún los as&ectos contingentes de las ex&resiones +umanas#
/ara e*itar ambos extremos, es necesario distinguir sin se&arar, . ace&tar una tensión
&ersistente# !a /alabra de Dios se ex&resa en las obra de autores +umanos# /ensamiento . &alabra son
al mismo tiem&o de Dios . del +ombre, de modo )ue todo en la Biblia *iene a la *e- de Dios . del
autor ins&irado#
>o se sigue de ello, sin embargo, )ue Dios +a.a dado un *alor absoluto al condicionamiento
+istórico de su mensa2e# Este es susce&tible de ser inter&retado . actuali-ado, es decir, de ser
se&arado, al menos &arcialmente, de su condicionamiento +istórico &asado &ara ser tras&lantado al
condicionamiento +istórico &resente# El ex(geta establece las bases de esta o&eración, )ue el teólogo
continua, tomando en consideración los otros loci t+eologici )ue contribu.en al desarrollo del
dogma#
7# Ex(gesis . teología moral
3n%logas obser*aciones se &ueden +acer sobre la relación entre ex(gesis . teología moral# 3
los relatos )ue se reieren a la +istoria de sal*ación, la Biblia une estrec+amente múlti&les
instrucciones sobre la conducta )ue se debe obser*ar' mandamientos, &ro+ibiciones, &rescri&ciones
2urídicas, ex+ortaciones e in*ecti*as &ro(ticas, conse2os sa&ienciales# Pna de las tareas de la ex(gesis
consiste en &recisar el alcance de este abundante material . en &re&arar así el traba2o de los
moralistas#
Esta tarea no es sim&le, .a )ue con recuencia los textos bíblicos no se &reocu&an de distinguir
los &rece&tos morales uni*ersales de las &rescri&ciones de &ure-a ritual o de reglas 2urídicas
&articulares# $odo se encuentra 2unto# /or otra &arte, la Biblia rele2a una e*olución moral
considerable, )ue encuentra su &ereccionamiento en el >ue*o $estamento# >o basta &ues )ue una
cierta &osición en materia de moral est( testimoniada en el 3ntiguo $estamento (&# e2#, la &r%ctica de
la escla*itud o del di*orcio, o la de exterminación en caso de guerra), &ara )ue esta &osición continúe
siendo *%lida# 6e debe eectuar un discernimiento, )ue tenga en cuenta el necesario &rogreso de la
conciencia moral# !os escritos del 3ntiguo $estamento contienen elementos 1im&erectos . caducos1
(Dei Verbum, 9=), )ue la &edagogía di*ina no &odía eliminar desde el comien-o# El >ue*o
$estamento mismo no es %cil de inter&retar en el dominio de la moral, &or)ue se ex&resa con
recuencia en im%genes o &arado2as, o inclusi*e de modo &ro*ocatorio, . en (l la relación de los
cristianos con la !e. 2udía es ob2eto de %s&eras contro*ersias#
!os moralistas tienen &ues el derec+o de &resentar a los ex(getas muc+as cuestiones
im&ortantes, )ue estimulen sus in*estigaciones# En m%s de un caso, la res&uesta &odr% ser )ue ningún
texto bíblico trata ex&lícitamente el &roblema &resentado# /ero aún entonces, el testimonio de la
Biblia, com&rendido en su *igoroso dinamismo de con2unto, no &uede de2ar de a.udar a deinir una
orientación ecunda# 6obre los &untos m%s im&ortantes la moral del Dec%logo continúa siendo
undamental# El 3ntiguo $estamento contiene .a los &rinci&ios . los *alores )ue guían un actuar
&lenamente conorme a la dignidad de la &ersona +umana, creada 1a imagen de Dios1 (Ln 9,2B)# El
>ue*o $estamento ilumina esos &rinci&ios . *alores &or la re*elación del amor de Dios en Cristo#
4# /untos de *ista dierentes e interacción necesaria
En su documento de 9:;; sobre la inter&retación de los dogmas, la Comisión $eológica
Internacional +a recordado )ue, en los tiem&os modernos, se +a creado un conlicto entre la ex(gesis
. la teología dogm%tica# Des&u(s obser*a las a&ortaciones &ositi*as de la ex(gesis moderna a la
teología sistem%tica (!a inter&retación de los dogmas, 9:;;, C# I, 2)# /ara ma.or &recisión, es útil
a5adir )ue el conlicto +a sido &ro*ocado &or la ex(gesis liberal# Entre la ex(gesis católica . la
teología dogm%tica, no +a +abido un conlicto generali-ado, sino solamente momentos de uerte
tensión# Es *erdad, sin embargo, )ue la tensión &uede degenerar en conlicto, si de una . otra &arte se
+acen m%s rígidas las legítimas dierencias de &untos de *ista, +asta transormarlas en o&osiciones
irreductibles#
!os &untos de *ista, en eecto, son dierentes, . deben serlo# !a tarea &rimera de la ex(gesis es
discernir con &recisión los sentidos de los textos bíblicos en su contexto &ro&io, es decir, &rimero en
su contexto literario e +istórico &articular, . luego en el contexto del canon de las Escrituras# 3l
reali-ar esta tarea el ex(geta &one a la lu- el sentido teológico de los textos, cuando estos tienen un
alcance de tal naturale-a# Es así &osible una continuidad entre la ex(gesis . la relexión teológica
ulterior# /ero el &unto de *ista no es el mismo, &or)ue la tarea del ex(getas es undamentalmente
+istórica . descri&ti*a, . se limita a la inter&retación de la Biblia#
El teólogo dogm%tico reali-a una tarea m%s es&eculati*a . sistem%tica# /or esta ra-ón, no se
interesa sino &or algunos textos . as&ectos de la Biblia, . &or lo dem%s, toma en consideración
muc+os otros datos )ue no son bíblicos ,, escritos &atrísticos, deiniciones conciliares, otros
documentos del magisterio, liturgia ,,, así como sistemas ilosóicos . la situación cultural, social .
&olítica contem&or%nea# 6u tarea no es sim&lemente inter&retar la Biblia, sino intentar una
com&rensión &lenamente relexionada de la e cristiana en todas sus dimensiones, . es&ecialmente en
su relación decisi*a con la existencia +umana#
3 causa de su orientación es&eculati*a . sistem%tica, la teología +a cedido con recuencia a la
tentación de considerar la Biblia como un de&ósito de dicta &robantia, destinados a conirmar las tesis
doctrinales# En nuestros días, los teólogos dogm%ticos +an ad)uirido una m%s *i*a conciencia de la
im&ortancia del contexto literario e +istórico &ara la correcta inter&retación de textos antiguos, .
recurren siem&re m%s a la colaboración de los ex(getas#
Como /alabra de Dios &uesta &or escrito, la Biblia tiene una ri)ue-a de signiicado )ue no
&uede ser com&letamente ca&tado en una teología sistem%tica ni )uedar &risionero de ella# Pna de las
&rinci&ales unciones de la Biblia es lan-ar serios desaíos a los sistemas teológicos .
recordarles continuamente la existencia de as&ectos im&ortantes de la di*ina re*elación . de la
realidad +umana, )ue a *eces son ol*idados o descuidados &or la relexión sistem%tica# !a reno*ación
de la metodología exeg(tica &uede contribuir a esta toma de conciencia#
?ecí&rocamente, la ex(gesis se debe de2ar iluminar &or la in*estigación teológica# Esta la
estimular% a &resentar a los textos cuestiones im&ortantes . a descubrir me2or todo el alcance de su
ecundidad# El estudio cientíico de la Biblia no &uede aislarse de la in*estigación teológica, ni de
la ex&eriencia es&iritual . del discernimiento de la Iglesia# !a ex(gesis &roduce sus me2ores rutos
cuando se eectúa en el contexto de la e *i*a de la comunidad cristiana, orientada +acia la sal*ación
del mundo entero#

IV# I>$E?/?E$3CI[> DE !3 BIB!I3 E> !3 VID3 DE !3 IL!E6I3
48 3un)ue la inter&retación de la Biblia sea tarea &articular de los ex(getas, no les &ertenece
sin embargo como mono&olio, .a )ue com&orta, en la Iglesia, as&ectos )ue *an m%s all% del an%lisis
cientíico de los textos# !a Iglesia, en eecto, no considera la Biblia sim&lemente como un con2unto de
documentos +istóricos concernientes a sus orígenes# Ella la acoge como /alabra de Dios )ue se dirige
a ella, . al mundo entero, en el tiem&o &resente#
Esta con*icción de e tiene como consecuencia la &r%ctica de la actuali-ación . de la
inculturación del mensa2e bíblico, así como los di*ersos modos de utili-ación de los textos ins&irados,
en la liturgia, la 1!ectio di*ina1, el ministerio &astoral, . el mo*imiento ecum(nico#
3# 3ctuali-ación
Ma en la Biblia misma , como +emos notado en el ca&ítulo anterior , se &uede constatar la
&r%ctica de la actuali-ación' textos m%s antiguos son releídos a la lu- de circunstancias nue*as .
a&licados a la situación &resente del /ueblo de Dios# Basada sobre estas mismas con*icciones, la
actuali-ación continúa siendo &racticada necesariamente en las comunidades cre.entes#
9# /rinci&ios#
!os &rinci&ios )ue undan la &r%ctica de la actuali-ación son los siguientes'
!a actuali-ación es &osible, &or)ue la &lenitud de sentido del texto bíblico le otorga *alor &ara
todas la (&ocas . culturas (cr# Is 48,;G <<,9;,29G 4t 2;,9:,28)# El mensa2e bíblico &uede a la *e-
relati*i-ar . ecundar los sistemas de *alores . las normas de com&ortamiento de cada generación#
!a actuali-ación es necesaria, &or)ue aun)ue el mensa2e de la Biblia tenga un *alor duradero, sus
textos +an sido elaborados en unción de circunstancias &asadas . en un lengua2e condicionado &or
di*ersas (&ocas# /ara maniestar el alcance )ue ellos tienen &ara los +ombres . las mu2eres de +o., es
necesario a&licar su mensa2e a las circunstancias &resentes . ex&resarlo en un lengua2e ada&tado a la
(&oca actual# Esto &resu&one un esuer-o +ermen(utico )ue tiende a discernir a tra*(s del
condicionamiento +istórico los &untos esenciales del mensa2e#
!a actuali-ación debe tener constantemente en cuenta las relaciones com&le2as )ue existen en
la Biblia cristiana entre el >ue*o $estamento . el 3ntiguo, .a )ue el >ue*o $estamento se &resenta a
la *e- como cum&limiento . su&eración del 3ntiguo# !a actuali-ación se eectúa en conormidad con
la unidad din%mica, así constituida#
!a actuali-ación se reali-a gracias al dinamismo de la tradición *i*iente de la comunidad de e#
Esta se sitúa ex&lícitamente en la &rolongación de las comunidades donde la Escritura +a nacido, +a
sido conser*ada . trasmitida# En la actuali-ación, la tradición cum&le un doble &a&el' &rocura, &or
una &arte, una &rotección contra las inter&retaciones aberrantes, . asegura, &or otra, la trasmisión del
dinamismo original#
3ctuali-ación no signiica, &ues, mani&ulación de los textos# >o se trata de &ro.ectar sobre los
textos bíblicos o&iniones o ideologías nue*as, sino de buscar sinceramente la lu- )ue contienen &ara
el tiem&o &resente# El texto de la Biblia tiene autoridad en todo tiem&o sobre la Iglesia cristiana, .
aun)ue +a.an &asado siglos desde el momento de su com&osición, conser*a su &a&el de guía
&ri*ilegiado )ue no se &uede mani&ular# El magisterio de la Iglesia 1no est% &or encima de la /alabra
de Dios, sino a su ser*icio, no ense5ando sino lo )ue ue trasmitidoG &or mandato de Dios, con la
asistencia del Es&íritu 6anto, la escuc+a con amor, la conser*a santamente . la ex&lica ielmente1
(Dei Verbum, 98)#
2# 4(todos
/artiendo de estos &rinci&ios, se &ueden utili-ar di*ersos m(todos de actuali-ación#
!a actuali-ación, &racticada .a en la Biblia misma, se +a continuado luego en la $radición
2udía &or medio de &rocedimientos )ue se &ueden obser*ar en los $argumim . 4idrasim' bús)ueda de
&asa2es &aralelos (ge-era+ s+aUa+), modiicación en la lectura del texto (Sal ti)re.), ado&ción de un
segundo sentido (tarte. mis+maS), etc#
/or su &arte, los /adres de la Iglesia se +an ser*ido de la ti&ología . de la alegoría &ara
actuali-ar los textos bíblicos de un modo ada&tado a la situación de los cristianos de su tiem&o#
En nuestra (&oca, la actuali-ación debe tener en cuenta la e*olución de las mentalidades . el
&rogreso de los m(todos de inter&retación#
!a actuali-ación &resu&one una ex(gesis correcta del texto, )ue determina el sentido literal# 6i
la &ersona )ue actuali-a no tiene ella misma una ormación exeg(tica, debe recurrir a buenas guías de
lectura, )ue &ermiten orientar la inter&retación#
/ara lle*ar a cabo adecuadamente la actuali-ación, la inter&retación de la Escritura &or la
Escritura es el m(todo m%s seguro . m%s ecundo, es&ecialmente en el caso de textos del 3ntiguo
$estamento )ue son releídos en el 3ntiguo $estamento mismo (&or e2# el man% de Ex 9< en 6b 9<,28,
2:) . ^ o en el >ue*o $estamento (@n <)# !a actuali-ación de un texto bíblico en la existencia cristiana
no &uede +acerse correctamente sin establecer una relación con el misterio de Cristo . la Iglesia# >o
sería normal, &or e2em&lo, &ro&oner a cristianos, como modelos &ara una luc+a de liberación,
únicamente e&isodios del 3ntiguo $estamento (Exodo, 9,2 4acabeos)#
Ins&irada &or ilosoías +ermen(uticas, la o&eración +ermen(utica com&orta luego tres eta&as'
9H, escuc+ar la /alabra a &artir de la situación &resenteG 2H, discernir los as&ectos de la situación
&resente )ue el texto bíblico ilumina o &one en cuestiónG 7H, sacar de la &lenitud de sentido del texto
bíblico los elementos )ue &ueden +acer e*olucionar la situación &resente de un modo ecundo,
conorme a la *oluntad sal*íica de Dios en Cristo#
Lracias a la actuali-ación, la Biblia ilumina múlti&les &roblemas actuales, &or e2em&lo' la
cuestión de los ministerios, la dimensión comunitaria de la Iglesia, la o&ción &reerencial &or los
&obresG la teología de la liberaciónG la condición de la mu2er# !a actuali-ación &uede tambi(n estar
atenta a los *alores cada *e- m%s reconocidos &or la conciencia moderna, como los derec+os de la
&ersona, la &rotección de la *ida +umana, la &reser*ación de la naturale-a, la as&iración a la &a-
uni*ersal#
7# !ímites#
/ara estar de acuerdo con la *erdad sal*íica ex&resada en la Biblia, la actuali-ación debe
res&etar ciertos límites . abstenerse de &osibles des*iaciones#
3un)ue toda lectura de la Biblia sea or-osamente selecti*a, se deben eliminar las lecturas
tendenciosas, es decir, a)u(llas )ue, en lugar de ser dóciles al texto, no +acen sino utili-arlo con ines
estrec+os (como es el caso de la actuali-ación +ec+a &or sectas, &or e2em&lo la de los $estigos de
@e+o*a+)#
!a actuali-ación &ierde toda *alide- si se basa sobre &rinci&ios teóricos )ue est%n en
desacuerdo con las orientaciones undamentales del texto de la Biblia mismo, como, &or e2em&lo, el
racionalismo o&uesto a la e o el materialismo ateo#
Es necesario &roscribir tambi(n, e*identemente, toda actuali-ación orientada en un sentido
contrario a la 2usticia . a la caridad e*ang(licas, como las )ue )uerrían a&o.ar sobre textos bíblicos la
segregación racial, el antisemitismo o el sexismo, masculino o emenino# Pna atención es&ecial es
necesaria, según el es&íritu del Concilio Vaticano II (>ostra 3etate, 4), &ara e*itar absolutamente
actuali-ar algunos textos del >ue*o $estamento en un sentido )ue &odría &ro*ocar o reor-ar actitudes
desa*orables +acia los 2udíos# !os acontecimientos tr%gicos del &asado, al contrario, deben a.udar a
recordar sin cesar )ue, según el >ue*o $estamento, los 2udíos siguen siendo 1amados1 &or Dios, 1.a
)ue los dones . la llamada de Dios son sin arre&entimiento1 (?m 99,2;,2:)#
!as des*iaciones ser%n e*itadas, si la actuali-ación &arte de una correcta inter&retación del
texto . se eectúa en la corriente de la tradición *i*a, ba2o la guía del 4agisterio eclesial#
De todas maneras, los riesgos de des*iación no &ueden constituir una ob2eción *%lida contra el
cum&limiento de una tarea necesaria, la de +acer llegar el mensa2e de la biblia a los oídos . al
cora-ón de nuestra generación#
B# Inculturación
3l esuer-o de actuali-ación, )ue &ermite a la Biblia continuar siendo ecunda a tra*(s de la
di*ersidad de los tiem&os, corres&onde el esuer-o de inculturación, &ara la di*ersidad de lugares, )ue
asegura el enrai-amiento del mensa2e bíblico en los m%s di*ersos terrenos# Esta di*ersidad no es, &or
lo dem%s, 2am%s com&leta# $oda cultura aut(ntica, en eecto, es &ortadora, a su modo, de *alores
uni*ersales establecidos &or Dios#
El undamento teológico de la inculturación es la con*icción de e )ue la /alabra de Dios
trasciende las culturas en las cuales se ex&resa, . tiene la ca&acidad de &ro&agarse en otras culturas,
de modo )ue &ueda llegar a todas las &ersonas +umanas en el contexto cultural donde *i*en# Esta
con*icción emana de la Biblia misma, )ue desde el libro del L(nesis, toma una orientación uni*ersal
(Ln 9,2B,2;), la mantiene luego en la bendición &rometida a todos los &ueblos gracias a 3bra+%n . a
su descendencia (Ln 92,7G 9;,9;) . la conirma deiniti*amente extendiendo a 1todas las naciones1 la
e*angeli-ación cristiana (4t 2;,9;,28G ?m 4,9<,9BG E 7,<)#
!a &rimera eta&a de la inculturación consiste en traducir en otra lengua la Escritura ins&irada#
Esta eta&a +a sido ran)ueada .a en tiem&os del 3ntiguo $estamento, cuando se tradu2o oralmente el
texto +ebreo de la Biblia en arameo (>e ;,;#92) ., m%s tarde, &or escrito, en griego# Pna traducción,
en eecto, es siem&re m%s )ue una sim&le transcri&ción del texto original# El &aso de una lengua a otra
com&orta necesariamente un cambio de contexto cultural' los conce&tos no son id(nticos . el alcance
de los símbolos es dierente, .a )ue ellos &onen en relación con otras tradiciones de &ensamiento .
otras maneras de *i*ir#
Escrito en griego, el >ue*o $estamento est% marcado todo (l &or un dinamismo de
inculturación, .a )ue tras&one en la cultura 2udío,+elenística el mensa2e &alestino de @esús,
maniestando &or ello mismo una clara *oluntad de su&erar los límites de un medio cultural único#
3un)ue es una eta&a undamental, la traducción de los textos bíblicos no basta, sin embargo,
&ara asegurar una *erdadera inculturación# Esta se debe continuar gracias a una inter&retación )ue
&onga el mensa2e bíblico en relación m%s ex&lícita con los modos de sentir, de &ensar, de *i*ir . de
ex&resarse &ro&ios de la cultura local# De la inter&retación se &asa enseguida a otras eta&as de
inculturación, )ue llegan a la ormación de una cultura local cristiana, extendi(ndose a todas las
dimensiones de la existencia (oración, traba2o, *ida social, costumbres, legislación, ciencias . artes,
relexión ilosóica . teológica)# !a /alabra de Dios es, en eecto, una semilla, )ue saca de la tierra
donde se encuentra los elementos útiles &ara su crecimiento . ecundidad (cr# 3d Lentes, 22)# En
consecuencia, los cristianos deben &rocurar discernir 1)u( ri)ue-as, Dios, en su generosidad, +a
dis&ensado a las nacionesG deben al mismo tiem&o esor-arse &or iluminar estas ri)ue-as con la lu-
e*ang(lica, &or liberarlas, . conducirlas ba2o la autoridad de Dios 6al*ador1 (3d Lentes, 99)#
>o se trata, se *e, de un &roceso en un sentido único, sino de una 1mutua ecundación1# /or
una &arte, las ri)ue-as contenidas en las di*ersas culturas &ermiten a la /alabra de Dios &roducir
nue*os rutos, . &or otra, la lu- de la /alabra de Dios &ermite o&erar una selección en lo )ue a&ortan
las culturas, &ara rec+a-ar los elementos da5osos . a*orecer el desarrollo de los elementos *%lidos#
!a com&leta idelidad a la &ersona de Cristo, al dinamismo de su misterio &ascual, . a su amor &or la
Iglesia, &ermite e*itar dos soluciones alsas' la de la 1ada&tación1 su&ericial del mensa2e, . la de
la conusión sincretista (c# 3d Lentes, 22)#
En el Friente . el Fccidente cristianos, la inculturación de la Biblia se +a eectuado desde los
&rimeros siglos . +a maniestado una gran ecundidad# /ero no se la &uede considerar, sin embargo,
concluida# 6e la debe reanudar constantemente, en relación con la continua e*olución de las culturas#
En los &aíses de e*angeli-ación m%s reciente, el &roblema se &resenta en t(rminos dierentes# !os
misioneros, en eecto, a&ortan, ine*itablemente, la /alabra de Dios ba2o la orma en la cual se +a
inculturado en sus &aíses de origen# !as nue*as Iglesias locales deben reali-ar grandes esuer-os &ara
&asar de esta orma extran2era de inculturación de la Biblia a otra orma, )ue corres&onda a la cultura
del &ro&ia &aís#
C# Pso de la Biblia
9# En la !iturgia
Desde los comien-os de la Iglesia, la lectura de las Escrituras +a ormado &arte de la liturgia
cristiana, &arcialmente +eredera de la liturgia sinagogal# Ao., toda*ía, es sobre todo en la liturgia
donde los cristiano entran en contacto con las Escrituras, en &articular en ocasión de la celebración
eucarística dominical#
En &rinci&io, la liturgia, . es&ecialmente la liturgia sacramental, de la cual la celebración
eucarística es su cumbre, reali-a la actuali-ación m%s &erecta de los textos bíblicos, .a )ue ella sitúa
su &roclamación en medio de la comunidad de los cre.entes reunidos alrededor del Cristo &ara
a&roximarse a Dios# Cristo est% entonces 1&resente en su &alabra, &or)ue es (l mismo )uien +abla
cuando las 6agradas Escrituras son leídas a la Iglesia1 (6acrosanctum Concilium, B)# El texto escrito
se *uel*e así, una *e- m%s, &alabra *i*a#
!a reorma litúrgica decidida &or el Concilio Vaticano II se +a esor-ado en &resentar a los
católicos un m%s rico alimento bíblico# !os tres ciclos de lecturas de las misas dominicales otorgan un
lugar &ri*ilegiado a los e*angelios, &ara &oner a la lu- el misterio de Cristo como &rinci&io de nuestra
sal*ación# 3l &oner en relación, regularmente, un texto del 3ntiguo $estamento con el texto del
e*angelio, este ciclo sugiere recuentemente el camino ti&ológico &ara la inter&retación de la
Escritura# Como se sabe, (sta no es la única lectura &osible#
!a +omilía, )ue actuali-a ex&lícitamente la /alabra de Dios, orma &arte de la liturgia#
Vol*eremos a +ablar de ella a &ro&ósito del ministerio &astoral#
El leccionario surgido de las directi*as del Concilio (6acrosanctum Concilium, 7=), debía
&ermitir una lectura de la 6agrada Escritura 1m%s abundante, m%s *ariada . m%s ada&tada1# En su
estado actual, no res&onde sino en &arte a esta orientación# 6in embargo, su existencia +a tenido elices
eectos ecum(nicos# En algunos &aíses, +a &ermitido, adem%s, medir la alta de amiliaridad de los
católicos con la Escritura#
!a liturgia de la /alabra es un elemento decisi*o en la celebración de cada sacramento de la
Iglesia# >o consiste en una sim&le sucesión de lecturas, sino )ue debe incluir igualmente tiem&os de
silencio . de oración# Esta liturgia, en &articular la liturgia de las Aoras, acude como uente al libro
de los 6almos &ara +acer orar a la comunidad cristiana# Aimnos . oraciones est%n im&regnados del
lengua2e bíblico . de su simbolismo# Esto sugiere la necesidad de )ue la &artici&ación en la liturgia
est( &re&arada . acom&a5ada &or una &r%ctica de lectura de la Escritura#
6i en las lecturas 1Dios dirige su &alabra a su &ueblo1 (4isal ?omano, n# 77), la liturgia de la
/alabra exige un gran cuidado tanto &ara la &roclamación de las lecturas como &ara su inter&retación#
Es &ues deseable )ue la ormación de uturos &residentes de asambleas . de a)u(llos )ue los
acom&a5an, tenga en cuenta las exigencias de una liturgia de la /alabra de Dios uertemente
reno*ada# 3sí, gracias a los esuer-os de todos, la Iglesia continuar% la misión )ue le +a sido coniada,
1de tomar el &an de *ida de la mesa de la /alabra de Dios, como de la del Cuer&o de Cristo, &ara
orecerlo a los ieles (Dei Verbum, 29)#
2# !a !ectio di*ina
!a !ectio di*ina es una lectura, indi*idual o comunitaria, de un &asa2e m%s o menos largo de
la Escritura, acogida como /alabra de Dios, . )ue se desarrolla ba2o la moción del Es&íritu en
meditación, oración . contem&lación#
!a &reocu&ación de una lectura regular, m%s aún, cotidiana, de la Escritura, corres&onde a una
antigua &r%ctica en la Iglesia# Como &r%ctica colecti*a, est% testimoniada en el siglo III, en la (&oca
de Frígenes# Este +acía la +omilía a &artir de un texto de la Escritura leído cursi*amente durante la
semana# Aabía entonces asambleas cotidianas consagradas a la lectura . a la ex&licación de la
Escritura# Esta &r%ctica, )ue ue &osteriormente abandonada, no tenía siem&re un gran (xito entre los
cristianos (Frígenes, Aom# Len# ",9)#
!a !ectio di*ina como &r%ctica sobre todo indi*idual est% testimoniada en el ambiente
mon%stico mu. tem&rano# En el &eríodo contem&or%neo, una Instrucción de la Comisión Bíblica,
a&robada &or el /a&a /ío "II, la +a recomendado a todos los cl(rigos, tanto seculares como regulares
(De 6cri&tura 6acra, 9:=8G EB =:2)# !a insistencia sobre la !ectio di*ina ba2o este doble as&ecto,
indi*idual . comunitario, +a *uelto a ser actual# !a inalidad &retendida es suscitar . alimentar un
1amor eecti*o . constante1 a la 6agrada Escritura, uente de *ida interior . de ecundidad a&ostólica
(EB =:9 . =<B), a*orecer tambi(n una me2or com&rensión de la liturgia . asegurar a la Biblia un lugar
m%s im&ortante en los estudios teológicos . en la oración#
!a Constitución conciliar Dei Verbum (n# 2=) insiste igualmente sobre una lectura asidua de las
Escrituras, &ara los sacerdotes . los religiosos# 3dem%s, ,, . es una no*edad ,, in*ita tambi(n 1a
todos los ieles de Cristo1 a ad)uirir 1&or una lectura recuente de las Escrituras di*inas la Seminente
ciencia de @esucristoS (Ol& 7,;)1# Di*ersos medios son &ro&uestos# @unto a una lectura indi*idual, se
sugiere una lectura en gru&o# El texto conciliar subra.a )ue la oración debe acom&a5ar la lectura de
la Escritura, .a )ue ella es la res&uesta a la /alabra de Dios encontrada en la Escritura ba2o la
ins&iración del Es&íritu# En el &ueblo cristiano +an surgido numerosas iniciati*as &ara una lectura
comunitaria# >o se &uede sino animar este deseo de un me2or conocimiento de Dios . de su designio
de sal*ación en @esucristo a tra*(s de las Escrituras#
7# En el ministerio &astoral
?ecomendado &or Dei Verbum (n# 24), el recurso recuente a la Biblia en el ministerio &astoral
toma di*ersas ormas, siguiendo el g(nero de +ermen(utica del cual se sir*en los &astores . )ue
&ueden com&render los ieles# 6e &ueden distinguir tres situaciones &rinci&ales' la cate)uesis, la
&redicación, . el a&ostolado bíblico# >umerosos actores inter*ienen, en relación con el ni*el general
de *ida cristiana#
!a ex&licación de la /alabra de Dios en la cate)uesis, ,, 6acrosanctum Concilium, 7=G Direct#
catec# gen#, 9:B9, 9< ,,, tiene como &rimera uente la 6agrada Escritura, )ue, ex&licada en el contexto
de la $radición, &ro&orciona el &unto de &artida, el undamento . la norma de la ense5an-a
cate)u(tica# !a cate)uesis debería introducir a una 2usta com&rensión de la Biblia . a su lectura
ructuosa, )ue &ermite descubrir la *erdad di*ina )ue contiene, . )ue suscita una res&uesta, la m%s
generosa &osible, al mensa2e )ue Dios dirige &or su &alabra a la +umanidad#
!a cate)uesis debe &artir del contexto +istórico de la re*elación di*ina, &ara &resentar
&ersona2es . acontecimientos del 3ntiguo . del >ue*o $estamento a la lu- del designio de Dios#
/ara &asar del texto bíblico a su signiicación sal*íica &ara el tiem&o &resente, se utili-an
+ermen(uticas *ariadas, )ue ins&iran di*ersos g(neros de comentarios# !a ecundidad de la
cate)uesis de&ende del *alor de la +ermen(utica em&leada# Existe el &eligro de contentarse con un
comentario su&ericial, )ue se )ueda en una consideración cronológica de la sucesión de
acontecimientos . de &ersona2es de la Biblia#
!a cate)uesis no &uede e*identemente ex&lotar sino una &e)ue5a &arte de los textos bíblicos#
En general, utili-a sobre todo los relatos, tanto del >ue*o como del 3ntiguo $estamento e insiste
sobre el Dec%logo# /ero debería em&lear igualmente los or%culos de los &roetas, la ense5an-a
sa&iencial, . los grandes discursos e*ang(licos, como el 6ermón de la monta5a#
!a &resentación de los e*angelios se debe +acer de modo )ue &ro*o)ue un encuentro con
Cristo, )ue da la cla*e de toda la re*elación bíblica . trasmite la llamada de Dios, a la cual cada uno
debe res&onder# !a &alabra de los &roetas . la de los 1ser*idores de la /alabra1 (!c 9,2) deben
a&arecer como dirigidas a+ora a los cristianos#
Fbser*aciones an%logas se a&lican al ministerio de la &redicación, )ue debe sacar de los textos
antiguos un alimento es&iritual ada&tado a las necesidades actuales de la comunidad cristiana#
3ctualmente, este ministerio se e2erce sobre todo &or la +omilía, )ue sigue a la &roclamación
de la /alabra de Dios en la celebración eucarística#
!a ex&licación de los textos bíblicos durante la +omilía no &uede entrar en muc+os detalles#
Con*iene &ues &oner a la lu- las a&ortaciones &rinci&ales de esos textos, )ue sean m%s esclarecedoras
&ara la e . m%s estimulantes &ara el &rogreso de la *ida cristiana, comunitaria o &ersonal#
/resentados esos a&ortes, es necesario +acer obra de actuali-ación e inculturación, según cuanto +a
sido dic+o antes# /ara esta inalidad, son necesarios &rinci&ios +ermen(uticos *%lidos# Pna alta de
&re&aración en esta cam&o tiene como consecuencia la tentación de renunciar a &roundi-ar las
lecturas bíblicas, content%ndose con morali-ar o +ablar de cuestiones actuales, sin iluminarlas con la
/alabra de Dios#
En di*ersos &aíses, se +an +ec+o &ublicaciones con la colaboración de ex(getas, &ara a.udar a
los res&onsables &astorales a inter&retar correctamente las lecturas bíblicas de la liturgia . a
actuali-arlas de manera *%lida# Es deseable )ue esuer-os seme2antes se generalicen#
6eguramente se debería e*itar una insistencia unilateral sobre las obligaciones )ue se im&onen
a los cre.entes# El mensa2e bíblico debe conser*ar su car%cter &rinci&al de buena noticia de sal*ación
orecida &or Dios# !a &redicación ser% m%s útil . conorme a la Biblia si a.uda a los ieles &rimero a
1conocer el don de Dios1 (@n 4,98), tal como +a sido re*elado en la Escritura, . a com&render de
modo &ositi*o las exigencias )ue de allí deri*an#
El a&ostolado bíblico tiene como ob2eti*o +acer conocer la Biblia como /alabra de Dios .
uente de *ida# En &rimer lugar a*orece la traducción de la Biblia en las di*ersas lenguas . la
diusión de esas traducciones# 6uscita . sostiene numerosas iniciati*as' ormación de gru&os bíblicos,
conerencias sobre la Biblia, semanas bíblicas, &ublicación de re*istas . libros, etc#
Pna im&ortante contribución es la de asociaciones . mo*imientos eclesiales )ue &onen en
&rimer &lano la lectura de la Biblia en una &ers&ecti*a de e . de com&romiso cristiano# >umerosas
1comunidades de base1 centran sobre la Biblia sus reuniones . se &ro&onen un tri&le ob2eti*o' conocer
la Biblia, construir la comunidad, . ser*ir al &ueblo# $ambi(n a)uí la a.uda de los ex(getas es útil,
&ara e*itar actuali-aciones mal undadas# /ero +a. )ue alegrarse de *er )ue gente +umilde . &obre,
toma la Biblia en sus manos . &uede a&ortar a su inter&retación . actuali-ación una lu- m%s
&enetrante, desde el &unto de *ista es&iritual . existencial, )ue la )ue *iene de una ciencia segura de
sí misma (cr# 4t 99,2=)#
!a im&ortancia siem&re creciente de los medios de comunicación de masa, diarios, radio,
tele*isión, exige )ue el anuncio de la /alabra de Dios . el conocimiento de la Biblia sean &ro&agados
acti*amente &or estos medios# !as exigencias mu. &articulares de (stos, . &or otra &arte, su inlu2o
sobre un *asto &úblico, re)uieren, &ara su utili-ación, una &re&aración es&ecíica, )ue &ermita e*itar
las im&ro*isaciones &enosas así como los eectos es&ectaculares de mal gusto#
6e trate de la cate)uesis, la &redicación o el a&ostolado bíblico, el texto de la Biblia debe ser
&resentado siem&re con el res&eto )ue merece#
4# En el ecumenismo
6i el ecumenismo, en cuanto mo*imiento es&ecíico . organi-ado, es relati*amente reciente, la
idea de la unidad del &ueblo de Dios, )ue este mo*imiento se &ro&one restaurar, est% &roundamente
enrai-ada en la Escritura# $al ob2eti*o era la &reocu&ación constante del 6e5or (@n 98,9<G 9B,99#28,
27)#
6u&one la unión de los cristianos en la e, la es&eran-a . la caridad (E 4,2,=), en el res&eto
mutuo (Ol& 2,9,=) . la solidaridad (9 Cor 92,94,2B)G ?m 92,4,=), &ero tambi(n . sobre todo la unión
org%nica al Cristo, como los sarmientos con la *id (@n 9=,4,=), como los miembros . la cabe-a (E
9,22,27G 4,92,9<)# Esta unión debe ser &erecta, a imagen de la del /adre . del Ai2o ( @n 9B,99#22)# !a
Escritura deine su undamento teológico (E 4,4,<G La 7,2B,2;)# !a &rimera comunidad a&ostólica es
un modelo concreto . *i*iente (Ae 2,44G 4,72)#
!a ma.or &arte de los &roblemas )ue aronta el di%logo ecum(nico tiene una relación con la
inter&retación de los textos bíblicos# 3lgunos &roblemas son de orden teológico' la escatología, la
estructura de la Iglesia, el &rimado . la colegialidad, el matrimonio . el di*orcio, la concesión del
sacerdocio ministerial a las mu2eres, etc# Ftros son de orden canónico . 2urisdiccional' se reieren a la
administración de la Iglesia uni*ersal . de las Iglesias locales# Ftros, en in, son de orden
estrictamente bíblico' la lista de libros canónicos, ciertas cuestiones +ermen(uticas, etc#
3un)ue no &ueda &retender resol*er ella sola todos esos &roblemas, la ex(gesis bíblica est%
llamada a contribuir al ecumenismo con una im&ortante a.uda# /rogresos notables se +an reali-ado
.a# Lracias a la ado&ción de los mismos m(todos . de &untos de *ista +ermen(uticos an%logos, los
ex(getas de di*ersas conesiones cristianas llegan a una gran con*ergencia en la inter&retación de las
Escrituras, como lo muestran el texto . las notas de *arias traducciones ecum(nicas de la Biblia, así
como otras &ublicaciones#
Aa. )ue reconocer, adem%s, )ue sobre &untos &articulares, las di*ergencias de inter&retación
de las Escrituras son recuentemente estimulantes . &ueden re*elarse com&lementarias .
enri)uecedoras# $al es el caso cuando ex&resan *alores de tradiciones &articulares de di*ersas
comunidades cristianas, . traducen así los múlti&les as&ectos del 4isterio de Cristo#
/uesto )ue la Biblia es la base común de la regla de e, el im&erati*o ecum(nico com&orta,
&ara todos los cristianos, una llamada a&remiante a releer los textos ins&irados en la docilidad al
Es&íritu 6anto, la caridad, la sinceridad . la +umildad, a meditar esos textos . a *i*ir de ellos, &ara
llegar a la con*ersión del cora-ón . a la santidad de *ida )ue, unidas a la oración &or la unidad de los
cristianos, son el alma de todo mo*imiento ecum(nico (cr# Pnitatis ?edintegratio, ;)# Aabría )ue
+acer accesible, &ara esto, al ma.or numero &osible de cristianos, la ad)uisición de la Biblia, animar
las traducciones ecum(nicas, ,, .a )ue un texto común a.uda a una lectura . com&rensión comunes,,,
&romo*er gru&os de oración ecum(nicos, &ara contribuir, &or un testimonio aut(ntico . *i*iente, a la
reali-ación de la unidad en la di*ersidad (cr# ?m 92,4,=)#
CF>C!P6I[>
De cuanto +a sido dic+o en el curso de esta larga ex&osición , bre*e, sin embargo, sobre
numerosos &untos , la &rimera conclusión )ue se sigue es )ue la ex(gesis bíblica cum&le, en la Iglesia
. en el mundo una tarea indis&ensable# Euerer &rescindir de ella &ara com&render la Biblia su&ondría
una ilusión . maniestaría una alta de res&eto &or la Escritura ins&irada#
/retendiendo reducir los ex(getas al &a&el de traductores (o ignorando )ue traducir la Biblia es
.a +acer obra de ex(gesis) . re+usando seguirlos m%s le2os en sus estudios, los undamentalistas no se
dan cuenta de )ue, &or una mu. loable &reocu&ación de com&leta idelidad a la /alabra de Dios, se
lan-an en realidad &or caminos )ue los ale2an del sentido exacto de los textos bíblicos, así como de la
&lena ace&tación de las consecuencias de la encarnación# !a /alabra eterna se +a encarnado en una
(&oca &recisa de la +istoria, en un medio social . cultural bien determinados# Euien desea
com&renderla, debe buscarla +umildemente allí donde se +a +ec+o &erce&tible, ace&tando la a.uda
necesaria del saber +umano# /ara +ablar a +ombres . mu2eres, desde el tiem&o del 3ntiguo
$estamento, Dios utili-ó todas las &osibilidades del lengua2e +umano, &ero al mismo tiem&o, debió
someter su &alabra a todos los condicionamientos de ese lengua2e# El *erdadero res&eto &or la
Escritura ins&irada exige )ue se cum&lan los esuer-os necesarios &ara )ue se &ueda ca&tar bien su
sentido# >o es &osible, ciertamente, )ue cada cristiano +aga &ersonalmente las in*estigaciones de
todo g(nero )ue &ermiten com&render me2or los textos bíblicos# Esta tarea es coniada a los ex(getas,
res&onsables, en ese sector, del bien de todos#
Pna segunda conclusión es )ue la naturale-a misma de los textos bíblicos exige )ue, &ara
inter&retarlos, se continúe em&leando el m(todo +istórico,crítico, al menos en sus o&eraciones
&rinci&ales# !a Biblia, en eecto, no se &resenta como una re*elación directa de *erdades atem&orales,
sino como el testimonio escrito de una serie de inter*enciones &or las cuales Dios se re*ela en la
+istoria +umana# 3 dierencia de doctrinas sagradas de otras religiones, el mensa2e bíblico est%
sólidamente enrai-ado en la +istoria# !os escritos bíblicos no &ueden, &or tanto, ser correctamente
com&rendidos sin un examen de sus condicionamientos +istóricos# !as in*estigaciones 1diacrónicas1
ser%n siem&re indis&ensables a la ex(gesis#
Cual)uiera sea su inter(s, los acercamientos 1sincrónicos1 no est%n en grado de reem&la-arlas#
/ara uncionar de modo ecundo, deben ace&tar las conclusiones de a)u(llas, al menos en sus grandes
líneas#
/ero, una *e- cum&lida esta condición, los acercamientos sincrónicos (retórico, narrati*o,
semiótico . otros) son susce&tibles de reno*ar en &arte la ex(gesis . de a&ortar una contribución mu.
útil# El m(todo +istórico,crítico, en eecto, no &uede &retender el mono&olio# Debe tomar conciencia
de sus límites, . de los &eligros )ue lo amena-an# El desarrollo reciente de +ermen(uticas ilosóicas,
. &or otra &arte, las obser*aciones )ue +emos &odido +acer sobre la inter&retación en la $radición
bíblica . en la $radición de la Iglesia, +an arro2ado lu- sobre di*ersos as&ectos del &roblema de
la inter&retación, )ue el m(todo +istórico,crítico tenía tendencia a ignorar# /reocu&ados en eecto, de
i2ar exactamente el sentido de los textos situ%ndolos en su contexto +istórico de origen, este m(todo
se maniiesta a *eces insuicientemente atento al as&ecto din%mico del signiicado . a los &osibles
desarrollos del sentido# Cuando no llega +asta el estudio de la redacción, sino )ue se absorbe
com&letamente en los &roblemas de uentes . de estratiicación de los textos, no cum&le
com&letamente la tarea exeg(tica#
/or idelidad a la gran $radición, de la cual la Biblia misma es un testigo, la ex(gesis católica
debe e*itar, en cuanto sea &osible ese g(nero de deormación &roesional . mantener su identidad de
disci&lina teológica, cu.a inalidad &rinci&al es la &roundi-ación de la e# Esto no signiica un menor
com&romiso en la m%s rigurosa in*estigación cientíica, ni la mani&ulación de los m(todos &or
&reocu&aciones a&olog(ticas# Cada sector de la in*estigación (crítica textual, estudios lingKísticos,
an%lisis literarios, etc#) tiene sus reglas &ro&ias, )ue es necesario seguir con toda autonomía# /ero
ninguna de esas es&ecialidades tiene es el in en sí misma# En la organi-ación de la tarea exeg(tica, la
orientación +acia el in &rinci&al debe ser siem&re eecti*a . e*itar &(rdidas de energía# !a ex(gesis
católica no tiene el derec+o de aseme2arse a una corriente de agua )ue se &ierde en la arena de un
an%lisis +i&ercrítico# $iene )ue cum&lir, en la Iglesia . en el mundo, una unción *ital, la de contribuir
a una trasmisión m%s aut(ntica del contenido de la Escritura ins&irada#
3 esta inalidad se dirigen sus esuer-os, en unión con la reno*ación de las otras disci&linas
teológicas . con el traba2o &astoral de actuali-ación . de inculturación de la /alabra de Dios#
Examinando la &roblem%tica actual, . ex&resando algunas relexiones sobre este tema, la &resente
ex&osición es&era acilitar, una m%s clara toma de conciencia de todos acerca de la tarea de los
ex(getas católicos#
?oma, 9= de abril de 9::7
I9J /or 1m(todo1 exeg(tico com&rendemos un con2unto de &rocedimientos cientíicos &uestos
en acción &ara ex&licar los textos# Aablamos de 1acercamiento1 cuando se trata de una bús)ueda
orientada según un &unto de *ista &articular#
I2J El texto de este último &ar%grao ue a&robado &or 99 *otos a*orables sobre 9:G 4 *otos
ueron contrarios, . +ubo 4 abstenciones# !os )ue se o&onían al texto &idieron )ue con el texto uera
&ublicado el resultado de la *otación, a lo cual la Comisión se com&rometió#
I7J !a +ermen(utica de la /alabra desarrollada &or Ler+ard Ebeling . Ernst Ouc+s &arten de
otro acercamiento . su&onen otro cam&o de &ensamiento# 6e trata de una teología +ermen(utica m%s
)ue de una ilosoía +ermen(utica# Ebeling est% de acuerdo sin embargo con autores como Bultmann .
?icoeur &ara airmar )ue la /alabra de Dios no encuentra &lenamente su sentido sino cuando alcan-a
a a)uellos a )uienes se dirige#