Tepatitlán

Con la Resurrección

Y se hizo la luz en el templo
+ Impresionante la ceremonia del Cirio Pascual en el Espíritu Santo + Hasta Leonardo García y el nuevo Subprocurador muy devotos ellos

Por Fabiola González Ontiveros
Ya están a punto de terminar las tan chiquitas vacaciones -cortas al menos para los que estudiamos- y ya están regresando todos, porque mucha gente se fue de Tepa aunque fuera a sus ranchos, algunos de los cuales ni siquiera están fuera de la ciudad pero con salir de su casa ya sintieron que descansaban. La verdad es que estas vacaciones en especial significaron algo muy importante. A la gente suele olvidársele el motivo de los días de descanso, al menos para los católicos, que deberían ser días de duelo y de reflexión, sobre todo en Tepatitlán donde la mayoría de la población se luce diciendo que son muy buenos católicos sólo porque van a misa los domingos y algunos hasta hacen fila para la comunión mínimo cada quince días, aunque a mí me parece que es pura pantalla, porque también de eso vive la gente, de las apariencias. Y creo que por lo menos la mitad de esos “muy buenos católicos” solamente escuchan vacaciones y piensan al instante en la playa sin darse cuenta de lo que se conmemora. Pero mejor ahí la dejamos porque si no luego se me echan encima muy indignados, ya sabe usted, la verdad no peca pero enc... Los que nos quedamos aquí pues hicimos eso, descansar y estar en familia lo más que se pudo, porque siempre hay gente lejos y no nos queda más que extrañarlos. Bueno, resulta que el Jueves Santo llegó a nuestra casa un programa de las actividades de los días santos en la parroquia del Espíritu Santo, y pues... ya estamos acostumbrados a participar, si no en todas al menos en las actividades más importantes. El jueves por la tarde era el lavatorio de pies, y aunque mi mamá estaba emocionada por ir y no tiene esto nada de malo, la realidad es que ni a mi hermana ni a mí nos gusta esa misa, así que no la acompañamos, se fue ella sola muy molesta diciéndonos herejes y no sé cuántas cosas más, pero cuando regresó hasta pan bendito nos trajo, porque se le bajó el coraje además de que en esos días se supone que no hay que pelear. Llegó el Viernes Santo y recuerdo que años atrás no nos dejaban ni prender la tele porque se suponía que estábamos de luto, pero en fin, mi hermana más grande se llevó a su hija al Víacrucis para irle inculcando las costumbres desde chica, y en la tarde nos avisaron que iba a ser el rosario, y esta vez doña mamá no iba a aceptar un no por respuesta, así que, aunque íbamos a ir, ella no nos iba a dejar mucha opción tampoco, sólo nos dijo: se me alistan sin chistar que al 15 para las 8:00 nos vamos al rosario. El templo no estaba lleno, toda la parte de arriba estaba vacía, pero aún así se escuchaba muy fuerte cada Ave María, tan fuerte que contagiaba las ganas de rezar (algo no muy común), pero a los pocos o muchos que estaban ahí se les notaba que estaban ahí por su gusto y no sólo para “que la gente diga que sí fui al rosario”, me sorprendió un poco ver a Leonardo García Camarena ahí, solo, sin su familia, sentado en primera fila. Sabe qué bicho le habrá picado, a lo mejor se arrepintió de lo que le hizo a Tepa, pero esos son temas que no me tocan, sus motivos tendrá, el templo está abierto para todos y puede ir el que quiera. Cuando se acabó el rosario anunciaron que enseguida se iba a realizar la Marcha del Silencio, nunca habíamos asistido a una, por lo que decidimos quedarnos a ver cómo era. Pues en la parte trasera de una camioneta representaron a Cristo bajado de la cruz y a la Virgen María abrazándolo, los jóvenes de Pascuas, que son como las Pandillas de Amistad pero en el Espíritu Santo y los llevan a un retiro esos días, llevaban antorchas y en filas alineadas de 3 personas iban detrás de la camioneta, en realidad de unos que parecían monjes o yo no sé que eran, pero llevaban puestas unas capas negras con capuchas y no se les veía la cara, para los que les gusta Harry Potter eran como dementores, aunque no tenga absolutamente nada que ver esto con el tema, pero ellos muy sonrientes antes de la marcha hasta posaron para la foto, toda la multitud iba a los lados de las filas de los de Pascuas, todos calladitos, hasta parecía que se habían amarrado la lengua, sólo se oían los grillitos en la noche, y como es sólo de ese templo pues la marcha es simplemente darle la vuelta a la manzana, pero se me hizo bonito porque fue todo muy respetuoso. El sábado sí que nadie me tuvo que convencer para ir a misa, porque a las 10 de la noche es la misa del Cirio Pascual y esa me gusta mucho, así que jalé a mi mamá conmigo y con nuestros cirios en mano llegamos a la iglesia, nos encontramos con que ya habían prendido la fogata una cuadra arriba del templo, y como que mi madre me vio cara de que quería ir y me dijo que fuera yo que porque ella se engentaba. No lo pensé dos veces y me fui corriendo a donde estaba la multitud. Lo que hacen es prender una fogata, bendicen el fuego y después prenden el Cirio Pascual, se van a la entrada del templo y ahí todos prenden su cirio acercándolo al principal, y entran al templo que está totalmente a oscuras y con lo único que cuentas es con tu propio cirio, pero eso es lo que me gusta, a lo mejor son ideas mías pero me gusta mucho ver todos los cirios prendidos porque con cada flamita se alumbra un poco el lugar. En esta misa si estaba lleno el templo, arriba, abajo y hasta había gente parada. Después apagamos el fuego y sólo nos quedamos con la luz del Cirio Pascual, y después de cada lectura era una canción, con un coro y música que hasta batería tenía, conformado el grupo por jóvenes, algo no muy común en las iglesias. Fueron muchas lecturas y por lo tanto, muchas canciones, lo único que no me gustó para nada fue que los de las Pascuas empezaban a aplaudir con los coros y se hacía un desmadre, y eso le restaba solemnidad, nunca me ha parecido que se haga tanto ruido en una iglesia, pero al menos se veía el espíritu joven. A las 11 de la noche se prendieron las luces, lo representa que Cristo ha resucitado, y fue muy divertido ver cómo muchos estaban tan encandilados que hasta parecían murciélagos sin poder abrir bien los ojos. De las 11 a las 12 fue como una misa normal, sólo que el padre se paseó por las filas aventando agua bendita como queriendo desenchamucarnos, y me entretuve imaginando que a las personas hasta les salía humito al caerles el agua. Se encontraba presente el ahora subprocurador de Justicia del Estado, Ramón González con sus hijas y su esposa, y a toda la gente que estaba ahí se veía que le había gustado la misa. Luego de 2 horas nos dieron la bendición y cada quien a su casa. Y así llegó a su fin la Semana Santa en la parroquia del Espíritu Santo.

7 días Sábado 29 de marzo de 2008

5