You are on page 1of 2

26/02/1993

PERU-DERECHOS HUMANOS OBISPO AYACUCHO DICE
VARGAS LLOSA QUIERE DESTROZAR PAIS
Lima, 26 feb (EFE).- El obispo de Ayacucho, Juan Luis Cipriani,
criticó hoy viernes al escritor Mario Vargas Llosa y a varios
periodistas y políticos peruanos por lo que considera una
campaña para "destrozar Perú" y hacerse "famosos".
En Perú hay "un irrestricto respeto de los derechos humanos y
plena libertad de expresión", dijo Cipriani en un programa de
televisión, en el que añadió que personalmente "trataría de
rescatar a través de la religión al cabecilla de la banda maoísta
Sendero Luminoso, Abimael Guzmán", sentenciado a cadena
perpetua.
El obispo añadió que la Iglesia no está ni a favor ni en contra de
la pena de muerte, pues deja su aplicación en manos del
Estado.
También deploró la decisión de retrasar la formación del
Grupo de Apoyo para Perú, porque significa un grave perjuicio
"al esfuerzo y sacrificio heroico de 22 millones de peruanos"
por culpa de ciertas observaciones sobre la situación de los
derechos humanos en el país "hechas por ocho o nueve
personas".
El prelado criticó igualmente la actuación de los organismos
humanitarios y dijo que cuando llegó a Ayacucho hace cuatro
años había una oficina de la Coordinadora de Derechos
Humanos donde se admitían denuncias de cualquier persona
con informaciones "sumamente ligeras, para luego hacer una
lista de supuestos desaparecidos".
También se preguntó cuántos albergues ha construido la
Coordinadora para los huérfanos cuyos padres fueron
asesinados por los terroristas y "quá hace para proteger a la
población expuesta al terrorismo, por los marginados y los
desempleados".
"Cuando se dice solo parte de la verdad es la mayor mentira",
destacó el obispo, y añadió que el informe que divulgó
recientemente la embajada de EEUU en Lima sobre la situación
de los derechos humanos en Perú "puede tener parte de
verdad", pero no se puede dejar de lado a 22 millones de
peruanos que esperan ayuda.
"Los derechos humanos quedan aplastados por unos cuantos
posibles desaparecidos y por informaciones que no son
veraces, y una potencia como Estados Unidos debería tener un
sistema de información más veraz para tomar una decisión",
agregó.
Cipriano añadió que su intención no es crear divisiones, "pero
no puedo callar cuando vengo de una zona tan pobre como es
Ayacucho, donde no hay trabajo y donde en vez de lograr el
apoyo económico que está intentado lograr el Gobierno
estamos con la soga al cuello".
Monseñor Cipriani dijo que el Fondo Monetario Internacional y
el Banco Mundial "no son propiedad de Estados Unidos, que
puede ser la fuerza militar más poderosa, pero no puede
esgrimir la fuerza moral más grande del mundo y sino ahí está
lo que pasó en Vietnam", recordó el prelado. EFE ev/ltm/mlg