You are on page 1of 1

Quién escribió la Carta a los Hebreos?

Ya en el siglo II se llamó "Carta a los hebreos" y era atribuida a Pablo, sin embargo es un verdadero enigma en
lo que respecta a su verdadero origen, autor y destinatario. El escrito no tiene forma de carta, sino de un
pequeño tratado teológico o quizá la forma de un sermón, estamos ante una pieza oratoria, una especie de
homilía elaborada para ser pronunciada oralmente como se desprende del vocabulario utilizado. El autor, en
plan de proclamación oral, expone el misterio de Cristo a la luz de la historia de la salvación y de las Escrituras,
comoprincipal punto de partida para estimular a unos oyentes a que "vivan su fe" con coherencia y esperanza.
Los destinatarios de la carta son cristianos pertenecientes a una comunidad que está atravesando un momento
difícil. Son los clásicos cristianos de segunda generación que pasan su crisis de indolencia y descuido; poco
aprecio de la salvación y abandono de las reuniones de la comunidad. El autor califica esta situación como
grave, ya que constituye una disminución de la fe y se puede llegar a una verdadera apostasía sin posterior
solución. Todo el escrito es una vibrante llamada a intensificar la fe y la esperanza en Jesucristo que es el
salvador "eficaz y definitivo". La llamada se hace no sólo a los dirigentes sino a toda la comunidad y es
probable que tenga como destinatarios a más de una comunidad.
ESTRUCTURA DE LA CARTA (Según A.Vanhoye)
a) Prólogo (1,1-4).
- Solemne introducción a toda la homilía. Cristo está presente en el mundo como palabra creadora e interviene
de forma privilegiada en la salvación del mundo a través de una singular mediación. b) Primera parte (1,5 a
2,18).
- La posición salvífica de Cristo es más válida y ventajosa para los hombres que la de los mismos ángeles.
c) Segunda parte (3,1 a 5,10).
- Proclama las excelencias del sacerdocio de Cristo y exhorta a fiarnos de ese sacerdote tan digno de crédito.
d) Tercera parte (5,11 a 10,39).
- Desarrolla los aspectos específicos del sacerdocio de Cristo e invita de nuevo a la fe y a la confianza.
e) La cuarta parte (11,1 a 12,13).
- Se ocupa de la fe y la constancia.
f) La quinta parte (12,14 a 13,19).
- La doble dimensión del comportamiento humano: hacia Dios y hacia los hermanos.
g) Epílogo (13,20-21).
- Resumen de la exposición, es de tono litúrgico.
h) Palabras de despedida (13,22-25).
- Parece un añadido para poner el sermón bajo la autoridad de Pablo.
CONTENIDO DE LA CARTA
El mensaje central de la carta-homilía es la proclamación de Cristo como sacerdote santo, misericordioso y
digno de crédito (2,17;7,26). Jesucristo realiza su acción salvadora como sacerdote. El momento culminante de
este sacerdocio es su propio sacrificio, misterio que incluye a la vez sufrimiento, muerte, resurrección,
ascensión e intercesión. Jesucristo es el sacerdote que es mediador de una alianza nueva y se ha convertido
en fuente de salvación eterna para los hombres, sus hermanos.
Destaca "Hebreos" la contraposición entre el "nuevo culto" y el antiguo, al que califica de inútil e ineficaz. el
viejo culto es símbolo de todo falso intento de salvar al hombre, ya que sólo por la sangre de Cristo puede el
hombre "purificar" su corazón y "vivir" su conversión interior y su "comunión" con Dios.
La carta ofrece a las comunidades de su tiempo, tentadas de acomodación, de tibieza y de deserción ante las
persecuciones, un nuevo camino para profundizar en la fe primera y alcanzar la salvación que nos ofrece
Jesús. Se trata por tanto de "vivir" con intensidad y constancia una esperanza y una fe que nos conduce hasta
el interior del "misterio", hasta la "comunión" con Dios. Este es para el autor el verdadero culto cristiano.