You are on page 1of 8

APUNTES SOBRE EL LIBRO “FISIOCRACIA, SMITH, RICARDO, MARX” DE

CLAUDIO NAPOLEONI



Por

Raúl Barutch Pimienta Gallardo



























SOBRE EL PRIMER CAPÍTULO

“SOBRE EL ESTADO ACTUAL DE LA ECONOMÍA”

En el marco histórico que brindó el inicio de la década de los setenta, Claudio
Napoleoni hace en el primer capítulo de la segunda edición de su libro
“Fisiocracia, Smith, Ricardo, Marx” llamado “Sobre el estado actual de la
economía”, una confrontación de las dos posturas científicas prevalecientes
hasta ese momento en materia económica.

En el, Napoleoni expone que el pensamiento económico presentaba desde
hacía ya más de un siglo una diferencia esencial y de fondo que no tenia nada
que ver con la realidad histórica particular en la que se encontraba él
escribiendo su libro. Sin embargo, si daba lugar a ser considerada en ese
momento puesto que por ser esta la esencia de la discusión histórica de ambas
corrientes tendría que ver directamente en el análisis de la problemática de su
tiempo.

Según Napoleoni la economía ha estado dividida en dos campos desde que el
marxismo hizo su aparición. El primero se refiere a la interpretación más bien
“burguesa” de la economía y el segundo al contrapeso argumentativo que vino
a dar el pensamiento marxista. Estos dos ejes habían estado confrontados
históricamente por una diferencia sustancial, la cual tenia que ver con que
elpensamiento burgués no problematiza la relación capitalista o lo que es lo
mismo, para el pensamiento burgués cada quien hace lo que le toca y así todo
el proceso productivo transita con plena armonía y por otro lado el pensamiento
marxista que al determinar que la relación capitalista es una relación
históricamente determinada incluye en la discusión la llamada lucha de clases.

Ambos argumentos no son precisamente los puntos de partida en el análisis
que viene a dar Napoleoni puesto que como ya se menciono estos vienen
dados desde la génesis misma de cada uno de ellos. El busca la peculiaridad
de la problemática en dos hechos determinados por el momento histórico que
él vivía. El primero, tenía que ver con que el pensamiento burgués se
encontraba profundamente dividido en su interior mientras que por otro lado, el
pensamiento marxista presentaba una serie de problemáticas que no se habían
hecho evidentes hasta esa época.



En el presente resumen se abarcaran estas dos situaciones, delimitándolas
claramente para poder así tener la noción clara de lo que se esta hablando.

• SOBRE EL PENSAMIENTO BURGUÉS

Al iniciar su análisis el autor empieza caracterizando al pensamiento económico
burgués desde su -en ese momento actual- condición de crisis y para ello toma
como periodo de análisis a finales del siglo XIV -y con todo sentido- la crisis del
29. Con toda razón, puesto que ese era el referente histórico masnotable sobre
el hecho de que el sistema económico tenia fallas estructurales importantes
que habría que analizar. Se exponen las tres proposiciones sobre las cuales se
fundamenta el llamado pensamiento económico neoclásico o marginalista. Las
cuales se resumen de la siguiente forma:

1) En la sociedad actual no existen diferencias de clases sino mas bien lo que
hay son diferentes participaciones dentro de el sistema productivo y económico
en general. Dicha participación puede ser en trabajo, recursos naturales o
capital y esta es de manera idéntica para cada uno de los individuos.

2) El producto social es repartido entre los proveedores en base a reglas
objetivas de tipo natural que miden la producción como “el producto social por
la entidad de la contribución hecha por cada individuo”*.

3) El producto distribuido es un conjunto de “utilidades” que pueden ser
distribuidas, por lo que el producto es una utilidad que puede ser transformada
a su vez en un valor. Es decir, el valor es una realidad natural del producto y la
utilidad viene dada por su capacidad intrínseca de satisfacer una necesidad.

En algún momento de la historia este fundamento teórico del pensamiento
económico neoclásico entro en crisis por razones de carácter objetivo o que
atañen al mismo devenir histórico y por razones de carácter formal que tienen
que ver con la estructura misma del planteamiento en el discurso marginalista.

Las razonesobjetivas tienen su punto de quiebre en el hecho de la concepción
misma de la teoría marginalista-neoclásica ya que esta se fundamenta en unos
supuestos de armonía en los comportamientos productivos y económicos
donde todo tiende al equilibrio y la argumentación matemática se plantea en el
mismo sentido que la física

*Dichas reglas se reasumen en la Teoría de la Productividad Marginal.

modela los fenómenos naturales. La historia se ha encargado de indicar que la
“realidad” capitalista planteada desde la concepción marginalista dista mucho
de ser una realidad armónica y la cual presenta una serie de desequilibrios,
crisis y antagonismos propios de cualquier fenómeno social. El mismo
pensamiento burgués ha reconocido algunos de los desequilibrios que tienen
que ver con: La sobreproducción, fenómeno económico que se vio manifestado
“violentamente” en la crisis del 29 y el cual ya había sido vaticinado por Karl
Marx en su obra “El Capital”, desequilibrios en el grado de desarrollo en
diversas partes de la economía, desequilibrios en el consumo en los cuales a
pesar de un desarrollo importante de la riqueza material algunos consumos
esenciales continúan sin ser satisfechos y por ultimo la destrucción sistemática
de los recursos naturales.

Las razones formales para explicar la crisis dentro del pensamiento económico
burgués, el autor las enmarca dentro de la contradicción en la que cae el
mismo pensamiento al tratarde definir lo que es el capital, ya que en la
concepción marginalista el capital es entendido como el trabajo generador de la
riqueza mientras que el capital es también al mismo tiempo un valor el cual ya
por si mismo presupone riqueza.

Cuando el pensamiento económico burgués ha tratado de explicar sus propias
crisis también lo ha hecho desde el campo de las razones objetivas y desde el
campo de las razones formales. Dentro de las razones objetivas este ha
recurrido a la mediación de el Estado como ente regulador que dicho sea de
paso esto contradice en esencia los presupuestos de que la relación capitalista
no es una relación histórica. Así mismo para explicar su propia crisis el Estado
tendría que regular la demanda por sobreproducción generada como
desequilibrio sistémico, así como también el Estado requiere regular la
distribución de los beneficios lo cual admite que esta no está siendo regulada
por un mecanismo natural y por ultimo la intervención para programar la
producción y el consumo nos lleva a asumir el hecho de que el consumidor no
es “soberano” y que el capitalista no es un agente racional utilizando los
recursos.

Por todo lo anterior el autor explica que el hecho de que el pensamiento
económico burgués trate de explicar sus crisis desde sus razones objetivas
recurriendo a la intervención del Estado trae consigo fuertes “automutilaciones”
a sus propios principios de origen y para culminar determina que elEstado es
ineficaz como regulador de la vida del capital puesto que este es privatístico
por su naturaleza misma además que el principal desequilibrio, que tiene que
ver fundamentalmente con el hecho de que los productores se oponen al propio
producto es una realidad que va mas allá de la mera intervención del Estado.

Por último, Napoleoni menciona que el pensamiento burgués desde sus
razones formales ha optado por rechazar el discurso marginalista como
respuesta a explicar su propia crisis, volviendo a plantear la existencia de una
sociedad dividida en clases, una postura que trataba de regresar a sus
orígenes clásicos o como lo llama el autor “neoricardiana” en una esfuerzo por
replantear sus propios fundamentos y que hasta esa época en la que el autor
escribía el presente libro estaba cobrando una fuerte relevancia en el
pensamiento económico no marxista.

• SOBRE EL PENSAMIENTO MARXISTA

Los problemas que presentaba el marxismo tenían que ver con tres aspectos
fundamentales de este pensamiento. La teoría del valor, la teoría de la crisis y
la teoría de las nuevas formas del capitalismo.

Para el autor uno de los principales problemas que presenta la teoría marxista
del valor tiene que ver con la dualidad que existe en ella para valorizar la
mercancía. Por un lado explica que la mercancía es un ente abstracto
valorizado como ente concreto al momento de que esta cubre alguna
necesidad y es a este valor loque Napoleoni llama la “sustancia común” de la
mercancía. Pero al mismo tiempo la mercancía tiene un valor de cambio que es
expresión del valor mismo. Es decir: “Si una mercancía tiene un valor de uso
para alguien, necesariamente tendrá un valor de uso para alguien mas y por
ende esta tiene un valor de cambio para la primera persona”.

La problemática en este sentido se desarrolla por la subjetividad misma que
presenta el valor de cambio y la manera en la que Marx la aproxima es por
medio del precio de producción. Pero en términos generales esta relación de
valores no ha podido recibir una solución satisfactoria. Ha dicha situación se le
ha denominado en el marco de la teoría marxista, “problema de
transformación”.

Para explicar la crisis dentro del pensamiento marxista este plantea dos
posturas o líneas de pensamiento. La primera tiene que ver con la
contradicción entre la producción y la circulación mientras que la segunda hace
referencia a otra contradicción que presenta cierta duplicidad existente entre el
trabajo muerto y el trabajo vivo, ya que la valorización del trabajo muerto u
objetivado es el fin que tiene el capital y por lo tanto lo sitúa en una posición de
preminencia, sin embargo es el trabajo vivo el agente que ocasiona dicha
valorización por lo que este debería tener dicha preminencia.

Tanto la crisis capitalista por sobreproducción ó de bajo consumo como la de la
caída tendencial del tipo debeneficio ó de rendimientos decrecientes se
explican parcialmente mediante estas posiciones “contradictorias” del
pensamiento marxista pero aun no quedan muy claras precisamente a esas
contradicciones y en esa época en la que Napoleoni escribe su libro no se
había podido determinar si eran estas contradicciones las que explicaban las
crisis ó en su defecto si por lo menos existía alguna relación entre las
contradicciones y el origen mismo de las crisis.

Por último, se plantea como principal problema del pensamiento marxista una
situación de carácter histórico donde este planteamiento económico ha sufrido
una suerte de exclusión dentro del mismo desarrollo y avance social bajo un
marco temporal que poco a poco ha ido modificando los enfoques de algunos
sectores de la sociedad en los que se han visto confrontadas cierta madurez de
determinadas partes del capitalismo, la comprensión del potencial de desarrollo
de las fuerzas productivas como también de la definición de los obstáculos mas
grandes presentes en este desarrollo contra los diversos procesos económicos
planificados implementados por gobiernos nacidos por alguna revolución y es
en este sentido en la que en los años setenta el pensamiento marxista se
planteaba el sentido que pudiera tener una sociedad donde el trabajo sea
inmediatamente social y en la cual las relaciones sociales no se vean mediadas
por la existencia de objetos materiales para poderse constituir.