You are on page 1of 8

55 

Aspectos Institucionales 
LA GESTIÓN INTEGRADA A PARTIR DE LA CUENCA HIDROGRÁFICA 
Ing. José Luis Sánchez 
Subsecretaría de Gestión y Planificación, Ministerio de Asuntos Hídricos, Provincia de Santa Fe, Argentina. 
Almirante Brown 4751, 3000 – Santa Fe. Te: 54 0342­4573733. e­mail: sanchejl@ciudad.com.ar 
Resumen 
La  gestión  Integrada  de  los  Recursos  Hídricos  ha  identificado  a  las  cuencas  hidrográficas,  como  los  territorios  más 
apropiados  para  conducir  procesos  de  manejo,  aprovechamiento,  planificación  y  administración  del  recurso.  Las 
cuencas  hidrográficas  son  espacios  geográficos  donde  los  grupos  sociales  y  comunidades  comparten  identidades, 
problemas comunes, tradiciones y culturas, y conviven con los recursos naturales. El hecho de compartir necesidades, 
problemas,  situaciones  y  riesgos  comunes,  impulsa  a  la  población  involucrada  a  establecer  prioridades,  objetivos  y 
metas  de desarrollo  también  comunes, a la  vez  que potenciar  la responsabilidad,  la  preservación  y  el control  de los 
recursos hídricos compartidos. 
En  la  Provincia  de  Santa  Fe,  producto  de  los  conflictos  derivados  del  manejo  del  recurso  hídrico  superficial 
fundamentalmente, y por ser su condición fisiográfica Provincia de aguas abajo de gran parte de los cursos  fluviales 
compartidos  con  otras  Jurisdicciones,  se  han  propiciado  la  creación  de  acuerdos  Interjurisdiccionales  a  nivel  de 
cuenca. 
El presente trabajo aborda la creación de Organismos de Cuenca como marco institucional para la gestión del recurso 
a  nivel  de  cuenca,  destacando  los  avances  logrados  y  los  objetivos  perseguidos  en  la  Provincia  de  Santa  Fe, 
República Argentina. 
Palabras  Claves:  Gestión  hídrica,  planificación  hídrica,  cuenca  hidrográfica,  participación  social,  organizaciones  de 
cuenca. 
Introducción 
Se  ha  universalmente  reconocido,  a  través  de 
diferentes  organizaciones  internacionales,  a  las 
cuencas  hidrográficas  como  los  territorios  más 
apropiados  para  conducir  procesos  de  manejo, 
aprovechamiento, planificación  y  administración  de los 
recursos  hídricos,  y  en  un  sentido  más  amplio,  como 
ambiente territorial apropiado para la gestión integrada 
del agua. 
Las  cuencas  hidrográficas  en  la  República  Argentina 
(ver  Figura 1),  además  de  ser  los  territorios  donde  se 
verifica  el  ciclo  hidrológico,  son  espacios  geográficos 
donde  los  grupos  sociales  y  comunidades  comparten 
identidades, problemas comunes, tradiciones y cultura, 
y  conviven  con  los  recursos  naturales.  El  hecho  de 
compartir  necesidades,  problemas,  situaciones  y 
riesgos  hídricos  comunes,  impulsa  a  la  población 
involucrada  a  establecer  prioridades,  objetivos    y 
metas  de  desarrollo  también  comunes,  a  la  vez  que 
potencia la responsabilidad, la preservación y el control 
de los recursos hídricos compartidos.
56 
Figura  1: Cuencas Hidrográficas Argentinas 
Fuente: Atlas digital de los Rec. Hídricos, 2002 
Marco conceptual, el recurso global 
El agua no reconoce fronteras. 
Ampliando  en  concepto,  el  agua  no  reconoce 
jurisdicciones políticas, regiones económicas, sociales, 
ni  culturales,  lo  cual  plantea  un  verdadero  desafío  de 
gestión  del  recurso,  donde  deben  conjugarse  los 
diferentes intereses sectoriales y el manejo sustentable 
del  agua  garantizando  su  accesibilidad  para  las 
generaciones futuras. 
A  nivel  global  existen  261  ríos  transfronterizos  en  el 
mundo,  cuyas  cuencas  compartidas  entre  al  menos 
dos  países,  cubren    aproximadamente  2/3  de  la 
superficie de los continentes e involucran las 2/5 partes 
de  la  población  mundial  (Red  Internacional  de 
Organismos  de  cuenca  RIOC,  2002).  Sudamérica 
posee el  28 %  de  los recursos hídricos disponibles en 
el mundo, en una superficie que representa el 12 % del 
total mundial. La población supera los 344 millones de 
personas,  el  6  %  de  la  población  mundial,  la  cual  en 
un 80  % se ubica en zonas urbanas. 
En el continente americano se han realizado muchos y 
significativos  avances  para  reconocer  a  la  cuenca 
hidrográfica  como  unidad  de  gestión  de  los  recursos 
hídricos. En los últimos años, México realizó una tarea 
sin precedente, por su amplitud y cobertura nacional, al 
lograr  la  organización  y  constitución  de  Consejos  de 
Cuenca,  como  instancias  de  coordinación  entre 
gobiernos  de  distintos  ámbitos  y  concertación  entre 
estos  y  los  usuarios  del  agua  con  el  propósito  de 
facilitar  el  logro  de objetivos  relacionados  con mejorar 
la  administración  de  los  recursos  hídricos,  desarrollar 
la  infraestructura hidráulica  y  los  servicios  y  preservar 
las  cuencas.  (Foro  del  agua  para  las  Américas  en  el 
siglo  XXI,  conclusiones  de  la  mesa  del  Subtema  C 
“Gestión  de  recursos  por  cuencas  hidrográficas,  la 
cuenca  como  unidad  de  gestión  del  agua”.  México 
10/2002). 
Los organismos de cuenca en la Argentina 
El  pasado  y  el presente de  la  gestión  de  los  recursos 
hídricos  en  la  Argentina  no  escapan  a  la  generalidad 
de  América  Latina,  y  ha  sufrido  en  grandes  períodos 
los vaivenes de las diferentes políticas implementadas 
a lo largo de la segunda mitad del siglo pasado. 
Si  bien  el  camino  a  recorrer  es  enorme  y  plagado  de 
obstáculos,  existen  motivaciones  que  refuerzan  la 
iniciativa: 
­  En  primer  lugar,  el  problema  no  resuelto  de  los 
conflictos  derivados  del  uso  del  agua  entre  las 
diferentes Jurisdicciones sobre un recurso común. 
­  Los  problemas  derivados  de  la  contaminación 
hídrica tanto en su foco contaminante como aguas 
abajo. 
­  Los  impactos  derivados  de  las  situaciones 
extremas como las inundaciones y las sequías. 
­  Los  problemas  de  degradación  de  las  cuencas, 
generalizado  tanto  en  las  zonas  altas,  medias  y 
bajas,  con  pérdidas  económicas  y  deterioro  de  la 
biomasa asociada. 
­  Los  problemas  de  explotación  descontrolada  de 
los acuíferos y deterioro de su calidad. 
­  La  aparición  de  nuevos  grupos  o  sectores  de 
interés  sobre  el  recurso,  producto  principalmente 
de las privatizaciones  y descentralizaciones de los 
servicios públicos relacionados con el agua. 
­  La  creciente  urbanización  de  las  cuencas,  con 
problemática  diferenciada  y  conflictos    sector 
urbano vs sector rural.
57 
No  debemos  dejar  de  señalar  que  el  régimen  federal 
imperante  en  nuestro  país,  imponen  un  marco  legal  y 
normativo  con  relación a la gestión del agua. Sobre  el 
particular  es  importante  resaltar  la  reforma 
constitucional  del  año  1994,  donde  en  su  Art.  124  se 
dispone:  “corresponde  a  las  Provincias  el  dominio 
originario  de  los  recursos  naturales  existentes  en 
sus territorios”. 
Como  consecuencia  de  ello  se  desprende  que  la 
formulación  de  la  Política  Hídrica,  su  planificación,  el 
dictado de normativas, la evaluación y preservación del 
recurso, la  regulación y control, son  responsabilidades 
de los Estados Provinciales. Son numerosos los casos 
en  que  las  distintas  Jurisdicciones  Provinciales  han 
concurrido  a  la  creación  de  organizaciones 
Interjurisdiccionales.  En  el  presente  podemos  citar 
como  Comités  de  Cuencas  y  Organizaciones 
Interjurisdiccionales: 
­  Río Sali­Dulce 
­  Río Pasaje­Juramento­Salado. 
­  Río Azul. 
­  Laguna La Picasa. 
­  Región  Hídrica  del  Noroeste  de  la  llanura 
Pampeana. 
­  Región Hídrica de los Bajos Submeridionales. 
­  Excedentes del río Desaguadero (en creación). 
Como Comisiones Transfronterizas se pueden citar: 
­  Comisión Binacional del Río Bermejo. 
­  Comisión Binacional del Río Pilcomayo. 
­  Comisión Trinacional del Río Pilcomayo. 
­  Comisión Argentino Uruguaya del Bajo Uruguay. 
­  Comisión Administradora del Río de la Plata. 
­  Comisión Técnica Mixta del Río Paraná. 
­  Comisión  Intejurisdiccional  de  la  Cuenca  del 
Plata. 
­  Comisión cuenca Río Hua Hum – Valdivia. 
­  Comisión Río Grande de Tierra del Fuego. 
En  la  Provincia  de  Santa  Fe,  producto  de  conflictos 
derivados  del  manejo  del  recurso  hídrico  superficial 
fundamentalmente,  y  por  ser  en  su  condición 
fisiográfica  Provincia  de aguas abajo de gran parte de 
los  cursos  fluviales  compartidos  con  otras 
Jurisdicciones,  se  han  propiciado  la  creación  de 
acuerdos Interjurisdiccionales. En particular se pueden 
mencionar por su importancia: 
­  Comité del Río Pasaje­Juramento­Salado. 
­  Comité  Región  Hídrica  de  los  Bajos 
Submeridionales. 
­  Comité  Interjurisdiccional  cuenca  laguna  La 
Picasa. 
­  Comité  Interjurisdiccional  de  la Región Hídrica  del 
Noroeste de la Llanura Pampeana (en formación). 
Elementos para el desarrollo de las organizaciones 
de cuenca. 
Es importante tener en claro que no existe un modelo o 
tipología  única  para  propiciar  la  creación  de 
organismos  de  cuenca,  y  en  todos  los  casos  dicha 
estructura  debe  corresponderse  con  el  medio  físico, 
social,  económico,  institucional,  normativo,  ambiental 
existente.  De  tal  forma  es  fundamental  contar  con  un 
fuerte  respaldo  político­institucional  sobre  la 
necesidad  de  conformar  Organizaciones  de  Cuenca 
como  un  mecanismo  de  gestión  integrada  del  agua  a 
nivel  de  cuenca  hidrográfica.  A  esta  decisión  política 
debe  sumarse  un  no  menos  importante  respaldo  de 
los  usuarios  del  recurso,  futuros  co­operadores  del 
sistema,  a  través  de  dirigentes  calificados  de  los 
distintos  sectores  productivos  de  la  Provincia.  El  éxito 
inicial  del  proyecto depende  de  la  suma de  estos  dos 
elementos,  al  que  puede  sumarse  la  necesaria 
estabilidad  político­institucional  tanto  a  nivel 
nacional como Provincial. 
En  un  análisis  global  podemos  encontrar  algunos 
elementos  o  componentes  (Fig.  2)  que  deben  quedar 
reflejados  en  la  creación  de  los  organismos  para 
garantizar su efectivo funcionamiento: 
Figura  2:  Elementos  para  la  creación  de 
Organismos de Cuenca. 
MARCO 
JURÍDICO E 
INSTITUCIONAL 
REPRESENTATIVIDAD 
MULTISECTORIAL 
INTRUMENTOS 
ECONÓMICOS Y 
FUENTES DE 
FINANCIAMIENTO 
INSTRUMENTOS 
TÉCNICOS 
PROGRAMÁTICOS 
O  O  OR  R  RG  G  GA  A  AN  N  NI  I  IS  S  SM  M  MO  O  OS  S  S 
D  D  DE  E  E 
C  C  CU  U  UE  E  EN  N  NC  C  CA  A  A 
Marco Jurídico e Institucional: 
La  Provincia  de  Santa  Fe  no  cuenta  con  un  marco 
jurídico  acorde  a  la  gestión  de  sus  recursos  hídricos. 
La carencia de una Ley o Código de Aguas dificulta la 
puesta en marcha de mecanismos de gestión del agua 
a  nivel  de  cuenca.  Debe  identificarse  como  prioritaria 
entre  las  acciones  de  gobierno  impulsar  la  creación 
de una Ley Marco de Aguas a nivel Provincial. Uno 
de  los  capítulos  debe  atender  la  creación  de 
Organismos de Cuenca con una clara identificación de 
sus  funciones,  objetivos,  conformación,  actividades  y
58 
financiamiento;  como  su  competencia  en  régimen  de 
penalidades,  uso  y  aprovechamiento  del  recurso  y 
mecanismos de participación comunitaria. 
Instrumentos Económicos y Financiamiento: 
La  concepción  del  financiamiento  de  las 
Organizaciones  de  cuenca  no  solo  debe  comprender 
las  inversiones  necesarias  en  infraestructura,  sino 
asegurar  su  explotación,  operación,  mantenimiento  y 
renovación, los costos de la administración general del 
sistema,  los  costos  de  gestión  de  riesgo  hídrico,  de 
protección  de  los  ecosistemas,  de  los  estudios  y 
proyectos a desarrollar. 
Es  evidente  que  la  financiación  clásica  por  parte  del 
Estado  no  es  suficiente  para  hacer  frente  a  las 
necesidades  del  sector.  La  puesta  en  práctica  de 
sistemas de financiamiento basados en la participación 
y  la  solidaridad  de  los  usuarios  es  al  presente  un 
mecanismo  efectivo  y  eficaz  en  todo  el  mundo.  Son 
sistemas basados en el concepto “la financiación del 
agua por  el  agua”  en  un  entorno  de  gestión  local.  El 
sistema a adoptar  no solo debe  sustentar  las medidas 
estructurales a implementar, sino en la finalidad ulterior 
de protección y preservación del medio ambiente. 
Es en este último aspecto donde principios tales como 
usuario­pagador  y  contaminador­pagador 
adquieren  relevancias,  existiendo  avanzadas 
experiencias  en  los  países  europeos.  El  desarrollo  de 
mecanismos o sistemas descentralizados (o de gestión 
local)  se  basan  en  dos  elementos  principales:  por  un 
lado la asignación directa de los recursos en obras, 
mantenimiento,  operación  y  administración;  y  por  otro 
lado  la  transparencia  en  las  acciones  en  directa 
correlación con un plan o programa preacordado entre 
las partes. 
Es  decir  se  fomenta  el  interés  de  los  usuarios,  su 
responsabilidad,  sobre la base de una  relación directa 
entre lo que se paga y lo que se recibe como beneficio. 
En  un  sistema  de  este  tipo  son  los  directos  usuarios 
los  que  determinan  cuanto  y  como  se  paga,  “más  se 
paga,  más  se  ejecuta,  menos  se  paga,  menos 
resultados se obtienen”. Este sistema es el que aplican 
hoy  los  Comités  de  Cuenca  de  la  Provincia  de  Santa 
Fe. 
Representatividad Multisectorial: 
De  manera  genérica  podemos  decir  que  todas  las 
partes  interesadas  en  la  gestión,  el  uso  y 
aprovechamiento del  agua  deben  estar  representados 
en  los  Organismos de  Cuencas.  Esto  es los  usuarios, 
las  instituciones  públicas,  las  organizaciones  no 
Gubernamentales,  las  autoridades  jurisdiccionales 
(nacionales,  provinciales,  municipales,  distritales), 
instituciones  académicas  y  científicas,  y  la  sociedad 
civil deben participar en dicha gestión. 
La  participación  informada  y  responsable  de  la 
sociedad,  es  la  base para  la mejor  gestión  del agua y 
particularmente  para  su  conservación;  por  tanto,  es 
esencial  la  educación  ambiental,  especialmente  en 
materia de agua orientada a la gestión integrada de los 
recursos naturales. 
Para que exista una adecuada participación pública es 
necesario  que  exista  un  suficiente  desarrollo 
institucional  y  se  encuentre  disponible  un  completo 
sistema de información con acceso fácil e universal. El 
desarrollo  institucional  debe  permitir  la  participación 
efectiva  de  todos  los  sectores  involucrados  en  la 
gestión  del  recurso  (usuarios  directos  e  indirectos  del 
recurso) y definir la forma en que debe producirse esa 
participación. 
Instrumentos Técnicos Programáticos: 
Los  mecanismos  de  planificación,  sobre  todo  a  largo 
plazo, son por si solos claramente insuficientes, deben 
concentrarse esfuerzos  en  la  creación de  Organismos 
de  cuenca  con  la  suficiente  capacidad  técnica  y 
ejecutora.  Estos  organismos  deben  ser  los  ejecutores 
de  la  planificación  del  uso  del  recurso  hídrico, 
integrando  en  sus  estructuras  a  los  usuarios  y 
contando con un staff  técnico capacitado  para realizar 
los planes de cuenca. 
Entre  las  funciones  primarias  y  básicas  debe 
elaborarse  un  Diagnóstico  de  la  Cuenca, 
identificando  las  cuencas  o  sistemas  hidrológicos  (ver 
Figura N° 3), para el conocimiento y posterior sustento 
de  planificaciones,  estudios  y  proyectos  de  manejo, 
evaluación de la calidad y cantidad del recurso.
59 
Figura 3: Cuencas Hidrográficas Provinciales 
A manera  de  síntesis  podemos  decir  que  existen  dos 
elementos  que  son  fundamentales  para  que 
diferentes  sectores  sociales,  diferentes  usuarios  del 
recurso  y  diferentes  administraciones  políticas  y 
administrativas  se  articulen  en  una  Organización  de 
Cuenca: 
la identificación de objetivos comunes, y 
la construcción de confianza mutua. 
Sin  estos  elementos  fortalecidos,  la  vida  de  la 
Organización se verá seriamente comprometida. 
Avances  locales  para  la  conformación  de 
organizaciones de cuenca. 
Existen  elementos  de  carácter  social,  político­ 
institucional  y  ambiental  que  en  las  últimas  décadas 
han  contribuido  a  la  generación  de  un  espacio  de 
debate  y  discusión  en  la  Provincia  de  Santa  Fe  y  la 
región, sobre la necesidad de implementar una política 
hídrica  sustentable,  de  desarrollar  instancias  de 
planificación  y  gestión  integral  del  recurso  hídrico  y 
ordenamiento  del  territorio  como  base  para  el 
desarrollo provincial. 
Por  un  lado  el  impacto  del  cambio  climático  en  la 
región,  traducido  principalmente  en  un  incremento  de 
la  frecuencia  de  excedencias  hídricas  en  vastas 
regiones  del  territorio  provincial,  ha  movilizado  a  los 
poderes políticos institucionales a producir un cambio y 
reestructuración  de  sus  estamentos  administrativos. 
Por otro  lado,  la  toma de conciencia por parte de  la 
población  de  las  implicancias  del  cambio  climático, 
como  de  la  necesaria  valoración  del  recurso, 
reconociendo  al  agua  como  un  recurso  finito  y 
vulnerable y por ende la necesidad de su preservación 
y  uso  racional,  son  insumos  que  favorecen  la 
construcción  de  instancias  de  participación, 
concertación y desarrollo. 
El  recientemente  creado  Ministerio  de  Asuntos 
Hídricos  ha  definido  entre  los  lineamientos  de  su 
gestión  en  la  órbita  de  la  Subsecretaría  de  Gestión  y 
Planificación  (Decreto  N°  224  del  01  de  marzo  de 
2004): 
“Implementar  y  ejecutar  las  propuestas,  políticas  y 
programas  vinculados  a  los  recursos  hídricos, 
destinados  a  alcanzar  el  desarrollo  sustentable, 
proponiendo  y  promoviendo  estrategias  dirigidas  al 
manejo  integrado  de  los  recursos  hídricos  de  la 
Provincia adoptando la cuenca hídrica como unidad de 
planificación”. 
Como  instancia  de  participación  comunitaria  en  el 
ordenamiento  hídrico  provincial,  la  Provincia  de  Santa 
Fe  cuenta  con  los  Comités  de  Cuenca  creados  por 
Ley  N°  9830  (promulgada  el  2  de  enero  de  1986  y 
reglamentada por Decreto 4960 del 26 de diciembre de 
1986).  Dichos  comités  se  encuadran  en 
organizaciones con  funciones  parciales  de gestión del 
recurso hídrico.  En particular los Comités  tienen  como 
funciones  primarias  la  ejecución  de  trabajos  de 
mantenimiento y conservación de  las  obras existentes 
para  preservar  las  condiciones  de  drenaje,  como  así 
también  la  ejecución  de  obras  hidráulicas  y/o  de  arte 
y/o complementarias menores (Art. 2, de la Ley  9830). 
En  la  actualidad  existen  29  Comités  de  Cuenca  en 
funcionamiento  (ver  Fig.  4)  con  una  superficie  que 
involucra el 40  % del territorio provincial.
60 
Figura 4: Plano de Ubicación Comités de Cuenca 
Santafecinos. 
Como estructurar las Organizaciones de Cuenca: 
La  estructuración  de  las  Organizaciones  estará 
directamente  ligado  a  las  facultades  que  se  le 
atribuirán  a  las  mismas,  lo  cual  deberá  ser  una  tarea 
previa cuidadosamente desarrollada por la Jurisdicción 
o  Jurisdicciones  intervinientes.  Se  pueden  identificar 
dos grandes grupos de organizaciones que de acuerdo 
a  sus  misiones  y  atribuciones  le  confieren  alcances 
diferenciados: 
Organizaciones de carácter Consultivo 
Organizaciones de carácter Ejecutivo 
Las  organizaciones  de  carácter  consultivo  constituyen 
un  foro  institucional  de  concertación,  planificación, 
manejo y gestión de recursos compartidos, donde cada 
jurisdicción  interviniente  no  resigna  o  delega  en  la 
Organización  de  Cuenca,  derechos  y  potestades  que 
le  son  propios.  Las  Organizaciones  de  carácter 
ejecutivo  implican  la  adopción  de  medidas  de  mayor 
ingerencia,  donde  el  organismo  posee  mayor 
capacidad  para  actuar  como  autoridad  de  agua,  en 
particular  para  ejercer  actividades  de  control  y  aplicar 
sanciones, para la toma decisiones que hacen al uso y 
aprovechamiento  del  recurso  en  su  ámbito  territorial, 
adoptando  y  llevando  a  la  práctica  las  acciones 
acordadas  a  través  de  medidas  estructurales  y  no 
estructurales. 
Un ejemplo de Organismo Consultivo  es el caso de  el 
Comité  Interjurisdiccional  de  la  cuenca  de  la 
Laguna  La  Picasa  (año  1999),  conformado  por  las 
Provincias de  Buenos Aires, Córdoba  y  Santa  Fe,  y  el 
Comité  Interjurisdiccional  de  la  Región  Hídrica  del 
Noroeste  de  la  Llanura  Pampeana,  conformado  por 
las Provincias de La Pampa, Buenos Aires, Córdoba y 
Santa  Fe  (en  formación).  En  particular  sobre  este 
último,  se  presentan  los  objetivos  y    acciones 
perseguidos por el Comité en su apartado III y IV: 
Objetivo que persigue el comite interjurisdiccional 
1.  El Objetivo  del Comité  Interjurisdiccional es acordar 
y  proponer  acciones  conjuntas  o  coordinadas 
encaradas por las provincias signatarias, dirigidas a: 
a)  Promover  y  facilitar  una  gestión  eficiente, 
equitativa  y  sustentable  de  las  aguas  de  la 
Región  Hídrica  del  Noroeste  de  la  Llanura 
Pampeana. 
b)  Prevenir  y  mitigar  los  daños  causados  por 
condiciones  hidrológicas  extremas  y  por 
procesos de erosión, en dicha Región Hídrica. 
c)  Prevenir  o  minimizar  la  contaminación  de  las 
aguas  de  todos  los  cuerpos  de  agua  de  dicha 
Región Hídrica. 
Acciones a promover para lograr el objetivo 
1.  Para  alcanzar  los  objetivos  planteados,  el  Comité 
Interjurisdiccional promoverá: 
i)  El  diseño  e  implementación  de  mecanismos 
transparentes  de  intercambio  de  información 
hidrológica  entre  las  jurisdicciones  y  su 
difusión. 
ii)  El diseño e implementación de procedimientos 
de  consulta  entre  las  jurisdicciones,  para 
enmarcar  todas  las  decisiones  relacionadas 
con el agua tomadas en la región de aplicación 
del Tratado,  dentro  del objetivo  compartido  de 
promover  que  la  gestión  del  agua  sea 
eficiente, equitativa y sustentable. 
iii)  La organización de monitoreos y la realización 
de estudios y modelos diseñados con acuerdo 
de  las  partes  y  con  la  participación  de  los 
sectores  afectados  en  forma  directa,  como 
bases  indispensables  para  la  definición  de 
medidas  estructurales  y  no  estructurales  a
61 
acordar  e  implementar  en  forma  conjunta  o 
coordinada. 
iv)  El  diseño de planes  y medidas estructurales  y 
no estructurales, así como de los mecanismos 
u  organismos  de  gestión  hídrica  necesarios 
para  su  implementación  conjunta  o 
coordinada. 
v)  El  estudio  de  posibles  modificaciones  de  las 
normas  relacionadas  con  la  gestión  de  los 
recursos hídricos. 
vi)  La  gestión  del  financiamiento  necesario  para 
llevar a cabo los monitoreos, los estudios y las 
medidas acordadas. 
vii)  La organización de Foros de Debate sobre los 
problemas  y  las  oportunidades  que  se 
presentan en la cuenca 
Fuente: Texto Acta Acuerdo de Creación del Comité, firmado 
por la SSRH de la Nación y las provincias de Buenos Aires, 
La Pampa, Córdoba y Santa Fe, 21 de octubre de 2003. 
Como poner en práctica  las acciones y planificaciones 
tendientes  a  la  gestión  integral  del  agua,  teniendo 
como  marco  de  acción  la  cuenca  hidrográfica  no  es 
una  tarea  sencilla  que  se  ajunta  a  un  modelo 
predeterminado.  De  hecho  las  distintas  realidades 
sociales,  políticas  y  ambientales  locales  configuran 
estructuras  diferentes  que  intentan  dar  respuesta  a 
dichas  realidades.  De  los  esquemas  existentes  en  lo 
referente  a  la  institucionalización  de  las  acciones,  se 
puede presentar una estructura como la siguiente (Fig. 
5): 
Figura  5:  Estructura  de  las  Organizaciones  de 
Cuenca. 
El Órgano Directivo: 
En  Argentina  es  común  la  definición  de  Autoridad, 
Consejo,    Comité  o  Comisión.  Es  el  órgano  político 
por  excelencia  de  la  Organización,  conformado  por  la 
representatividad  institucional,  provincial,  comunal, 
usuarios  y  nacional  (en  muchos  casos  donde  el 
recurso es Interprovincial). 
El Órgano Ejecutivo: 
Es quien ejecuta las decisiones  del Órgano Directivo 
ya  sea  en  forma  directa  o  por  medio  de  terceros 
(consultorías,  ejecución  de  obras,  acuerdos  de 
cooperación).  Es  en  esencia  la  “entidad”  de  la 
organización.  En  algunos  casos  se  la  denomina 
Comité  Ejecutivo,  Unidad  Ejecutora,  Secretaría 
Ejecutiva,  Oficina  Técnica  entre  otros.  Este  órgano  es 
el  que  genera  la  información,  los  estudios  y  planes 
para la toma de decisiones del Órgano Directivo. 
El Órgano Financiero: 
Es  el  órgano  que  busca  y  define  las  fuentes  de 
financiamiento  de  las  acciones  acordadas,  no  solo 
para la ejecución de los planes de obras, sino también 
los  recursos  necesarios  para  la  gestión  (gestión 
operativa,  administrativa,  mantenimiento,  reparación, 
actualización,  estudios  y  proyectos).  La  conformación 
de  la  cartera  de  financiamiento  es  muchas  veces  el 
elemento  más  difícil  de  estructural  y  cuya  deficiente 
implementación  ha  sido  motivo  de  fracaso  de  las 
organizaciones.  Tomando  la  experiencia  de  algunas 
organizaciones  en  funcionamiento  se  reitera  los 
mecanismos  enumerados  en  el  punto  Instrumentos 
Económicos  y  Financiamiento,  como  sistemas  válidos 
de financiamiento. 
El Órgano de Control: 
Es el órgano que controla y fiscaliza las acciones de 
la organización  y sus distintos estamentos, de manera 
de  evitar  el  mal  uso  de  los  recursos  económicos, 
financieros,  que  desemboquen  en  el  fracaso  de  las 
mismas. 
Conclusiones 
En  América  Latina  y  en  particular  la  República 
Argentina  desde  las  últimas  tres  décadas  han  sido 
muchos  los  esfuerzos  destinados  a  mejorar  la  gestión 
de los  recursos hídricos. Los impulsos destinados  a  la 
creación  y  fortalecimiento  de  organizaciones  de 
cuenca  han  tenido  dispar  resultados  acompañando  la 
inestabilidad político­institucional en muchos casos. 
En  la  Provincia  de  Santa  Fe  la  estabilidad  político­ 
institucional de los últimos 20  años,  como la creciente 
conciencia  social  sobre  el  uso  y  aprovechamiento 
sustentable  y  la  preservación  del  agua  en  un  marco 
participativo  y  de  compromiso,  constituyen  bases 
sólidas  para  la  formulación  de  Organizaciones  de 
Cuenca.  Tal  contrato  social  debe  sustentarse  sobre 
dos  elementos  fundamentales  para  que  los  diferentes
62 
usuarios  del  recurso  y  diferentes  administraciones 
políticas  se articulen en  una  Organización de Cuenca: 
por un  lado  la  identificación de  objetivos comunes, 
y por otro lado la  construcción  de confianza  mutua. 
Sin estos dos elementos la vida de la Organización se 
verá seriamente comprometida. 
Los  ejemplos  recientes  de  acuerdos 
Interjurisdiccionales  como  el  alcanzado  en  la  cuenca 
de la Laguna La Picasa, en una de las zonas de mayor 
desarrollo socioeconómico del  país,  son bases sólidas 
en el avance hacia la conformación de Organizaciones 
de  Cuenca.  El  esfuerzo  en  ese  sentido  hasta  el 
momento,  debe  profundizarse  sobre  la  base  de  un 
marco  normativo  específico,  de  mecanismos  de 
participación  social,  de  instrumentos  programáticos  e 
instrumentos  financieros  de  las  diferentes 
Jurisdicciones provinciales involucradas. 
Bibliografía 
Calcagno, Alberto et al, “Informe sobre la gestión del 
agua  en  la  República  Argentina”,  SAMTAC­GWP, 
2000. 
CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el 
Caribe),  “Evolución  de  Políticas  Hídricas  en  América 
Latina  y  el  Caribe”,  A.  Dourojeanni  y  A.  Jouravlev. 
Santiago de Chile, 2002. 
CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el 
Caribe),  Gestión  de  cuencas  y  ríos  vinculados  con 
centros  urbanos,  A.  Dourojeanni.  Santiago  de  Chile, 
2001. 
CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el 
Caribe), Gestión del agua a nivel de cuencas:  teoría y 
práctica,  A.  Dourojeanni,  A.  Jouravlev  y  G.  Chávez. 
Santiago de Chile, 2002. 
CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el 
Caribe),  Administración  del  Agua  en  América  Latina  y 
el  Caribe  en  el  umbral  del  siglo  XXI,  A  Jouravlev. 
Santiago de Chile, 2001. 
Conferencia  Internacional  de  Organismos  de 
Cuenca,  “Consideraciones  Finales”.  4  al  6  de 
noviembre de 2002, Madrid, España. 
Foro  del  agua  para  las  Américas  en  el  siglo  XXI, 
Conclusiones  Subtema  C  “Gestión  de  recursos  por 
cuencas  hidrográficas,  la  cuenca  como  unidad  de 
gestión del agua”, México, 2002. 
Gobierno  de  la  Provincia  de  Santa  Fe.  Comités  de 
Cuenca,  Un  Programa  de  participación  comunitaria 
para el ordenamiento hídrico., Ley 9830, 1987. 
GIWA  (Global  Internacional  Water  Assessment), 
Informe  Final  Primer  Taller  Subregional  (Selección  y 
Priorización), 2001, Buenos Aires, Argentina. 
GWP  (Global  Water  Partnership),  Agua  para  el  Siglo 
XXI, de la Visión a la Acción – América del Sur, 2001. 
RIOC  (Red  Internacional  de  Organismos  de  Cuenca), 
“La  Financiación  de  la  Gestión  Sostenible  de  los 
Recursos  Hídricos”.  Asamblea  General  de  la  RIOC, 
San Salvador de Bahía, Brasil, 1998.