You are on page 1of 6

Impuestos que se pagan en Guatemala

01. Impuesto al Valor Agregado IVA
El IVA es el impuesto que más dinero genera para el Estado y su característica principal
es que lo paga toda persona que compra algún bien o servicio. Está normado por el
Decreto 27-92 del Congreso de la República y sus reformas. Las modificaciones más
recientes se encuentran en los Decretos 04-2012 y 10-2012 Ley Antievasión II y Ley de
Actualización Tributaria, respectivamente.

Conocer quién debe pagarlo, cómo, cuándo y dónde nos ayuda a mantener orden en
nuestras cuentas, a la vez que colaboramos para que el Estado cuente con los recursos
que necesita para cumplir con su misión.

Tasa del impuesto e importancia de las facturas

Es muy importante tener claro que la tasa general del IVA es del 12 por ciento del valor de
cada producto o servicio y está siempre incluido en los precios de todo lo que compramos,
por lo que debemos rechazar de inmediato acciones que pretendan sumarlo al precio, con
el pretexto de que se pide factura. Sin embargo, para la compra-venta de vehículos y
viviendas, aplican otras cantidades, lo que se explicará más adelante.


En cuanto al pago del impuesto, los contribuyentes afectos al Régimen General están
obligados a reportar mensualmente el IVA pagado en sus compras y el IVA cobrado en sus
ventas. Lo que se paga a la SAT es la diferencia entre estos dos valores, reportados en
las facturas de compras y ventas.
De ahí la importancia de pedir factura en todas las compras y de dar en todas las
ventas. Incluso la ley obliga a emitir factura por las permutas de bienes, arrendamientos,
retiros, destrucción, pérdida o cualquier faltante de inventario.

Régimen del Pequeño Contribuyente
Pequeño contribuyente es aquella persona que trabaja por su cuenta o que tiene una
pequeña empresa, cuyas ventas o prestaciones de servicios suman no más de ciento
cincuenta mil quetzales al año (Q150,000.00). Para inscribirse como tal ante la SAT, debe
llenar un formulario de solicitud de inscripción que proporciona la oficina tributaria, a
precio de costo. Una vez hecho esto, la SAT le entregará la autorización para que la
imprenta le imprima sus facturas.


El pequeño contribuyente, así como todos los demás, está obligado a emitir y entregar la
respectiva factura a quien le compre un producto o adquiera un servicio cuyo valor supere
los cincuenta quetzales (Q50.00). En el caso de ventas menores a este monto, deberá
consolidar el monto de las mismas en una sola factura al final del día, conservando el
original y la copia en su poder. Pero es importante destacar que si alguien compró
servicios o productos por un valor menor a Q50.00 pide la factura, el vendedor está
obligado a emitírsela.

Además, el Pequeño Contribuyente debe llevar un libro de Compras y Ventas, en el que
se anotan tanto las ventas como las compras efectuadas. Dichos libros deben estar
autorizados por la SAT y mantenerse al día. Pueden ser llevados de manera manual o
computarizada, mantenerse en el establecimiento o bien en la oficina del contador.

Impuesto Sobre la Renta (ISR)
El Impuesto Sobre la Renta, ISR, normado por el Decreto 26-92 y sus reformas (las más
recientes están en los Decretos 4-2012 y 10-2012), es el impuesto que, como su nombre
lo indica, recae sobre las rentas o ganancias que obtengan las personas individuales,
jurídicas (empresas), entes o patrimonios nacionales o extranjeros, residentes o no en el
país.

El impuesto se genera cada vez que se perciben ganancias en el territorio nacional, según
procedan de lo siguiente:

Actividades lucrativas: Producción, venta y comercialización de bienes, la prestación y
exportación de todo tipo de servicios prestados por empresas, organizaciones o personas
individuales.

El trabajo: Toda clase de contraprestación, retribución o ingreso, cualquiera que sea su
denominación o naturaleza que deriven del trabajo personal o prestado por un trabajador
en relación de dependencia (empleado o asalariado), dentro o fuera de
Guatemala. Incluye los honorarios que se perciban por el ejercicio de profesiones, oficios
y artes a título personal, así como las pensiones, jubilaciones y montepíos.

El capital y las ganancias de capital: Dividendos, utilidades, beneficios y otras rentas
derivadas de la participación o tenencia de acciones; intereses o rendimientos pagados
por depósitos e inversiones de dinero en instrumentos financieros, operaciones y
contratos de crédito; diferencias de precio en determinadas operaciones en bolsa;
arrendamiento financiero; regalías; derechos de autor; rentas de bienes muebles o
inmuebles; premios de loterías; y otros.

Impuesto Específico a la Primera Matrícula de Vehículos Terrestres (IPRIMA)
A partir del 1 de julio de 2012 está vigente este impuesto para los Vehículos Automotores
Terrestres que sean nacionalizados, se ensamblen o se produzcan en el territorio nacional.

Se entiende como primera matricula, la primera inscripción en el Registro Fiscal de
Vehículos, de los vehículos automotores terrestres, con las características del vehículo y
los datos del propietario del mismo.

Se consideran vehículos automotores terrestres nuevos a los del modelo del año en curso
y del año siguiente, y como vehículos usados a los modelos anteriores al año en curso.

El año del modelo de los vehículos automotores terrestres será determinado mediante la
verificación del Número de Identificación Vehicular (VIN por sus siglas en Inglés), que debe
constar físicamente en los vehículos que ingresen al país y en los documentos de
importación.

Este impuesto se genera con la primera inscripción en el Registro Fiscal de
Vehículos de los vehículos automotores terrestres nacionalizados, ensamblados o
producidos en Guatemala.

Impuesto sobre Circulación de Vehículos


La circulación de vehículos en territorio, espacio aéreo y aguas nacionales genera un
impuesto que deben pagar los propietarios de los mismos, cuyos fondos en buena parte
tienen como destino las municipalidades del país, lo que está regido por la Ley del
Impuesto a la Circulación de Vehículos Terrestres, Marítimos y Aéreos, Decreto No. 70-
94.

El impuesto debe ser pagado por todos los vehículos terrestres (carros, camionetas,
camiones, motocicletas, etc.), aéreos (aviones, avionetas, helicópteros y otros) y los
marítimos (lanchas, botes, veleros, barcos, etc.).

En este caso, nos referiremos específicamente a los vehículos terrestres, que son la
mayoría, cuya base imponible fue modificada por el Decreto No. 10-2012.

Los derechos de importación o aranceles
Los aranceles son derechos que se pagan por las importaciones con el propósito de
aumentar los ingresos del Estado o bien para proteger la producción nacional ante
productos fabricados en el extranjero y traídos a Guatemala.

En el pasado, Guatemala, al igual que el resto de países centroamericanos, tenía
una gran cantidad de aranceles y eran sumamente altos. Sin embargo, en 1984 se
suscribió el Convenio Sobre el Régimen Arancelario y Aduanero Centroamericano, cuyo
anexo A es el Arancel Centroamericano de Importación (conocido con el nombre de
NAUCA II) y redujo sensiblemente las protecciones.


Desde entonces, las tarifas se expresan sólo en términos ad-valorem (con relación al
valor) y en 1996 Guatemala puso en vigencia su programa de desgravación de la
siguiente forma:
 Materias, bienes intermedios, bienes de capital no producidos en Centroamérica:
0%
 Materias primas producidas en Centroamérica: 5%
 Bienes intermedios y bienes de capital producidos en Centroamérica 10%
 Bienes finales 15%
Actualmente y a consecuencia del proceso de Unión Aduanera, los países
centroamericanos ya se pusieron de acuerdo respecto de los aranceles de casi la totalidad
de productos.

mpuesto sobre la Distribución de Bebidas Alcohólicas Destiladas, Cervezas y otras
Bebidas Fermentadas
La distribución de bebidas alcohólicas destiladas, cervezas y otras bebidas fermentadas,
tanto de producción nacional como importadas pagan un impuesto que tiene como base el
precio de venta al consumidor final, sugerido por el fabricante o el importador.

Las bebidas que pagan este impuesto y sus tarifas son las siguientes:



¿Cómo se invierte este impuesto?
De acuerdo con el Decreto 21-2004, de los recursos recaudados con este impuesto se
destina un mínimo de 15 por ciento para programas de salud sexual y reproductiva,
planificación familiar y alcoholismo del Ministerio de Salud Pública. Dichos recursos no
pueden asignarse a otro fin ni a transferencia presupuestaria alguna.


Impuesto al Tabaco y sus Productos
La Ley de Tabacos y sus productos (Decreto 61-77) rige todo lo relacionado con la
siembra, cultivo, tránsito, manufactura, comercio, importación y exportación del tabaco y
sus productos, además de fijar un impuesto para los cigarrillos fabricados a máquina,
nacional o importados, así como a los puros y mixturas. Lo deben pagar los fabricantes y
los importadores.

Los cigarrillos fabricados a máquina, producidos en el país o importados, pagan un
impuesto no menor al 75 por ciento del precio sugerido al público, deduciendo el IVA y el
impuesto específico de dicha ley. No se considera precio de venta sugerido al
consumidor, el precio facturado al distribuidor o intermediario por el fabricante o
importador.

















Impuesto a la Distribución de Petróleo Crudo y Combustibles Derivados del
Petróleo

La distribución de petróleo y sus combustibles es hecho generador de un gravamen,
según el Decreto 38-92, que surge en el momento del despacho de dichos productos. Las
tasas del impuesto son las siguientes:


Gasolina superior Q4.70
Gasolina regular Q4.60
Gasolina de aviación Q4.70
Diesel y gas oil Q1.30
Kerosina Q0.60
Kerosina para motores de reacción Q0.60
Nafta Q0.60
Gas licuado de petróleo (conocido como gas propano) a granel y en
carburación
Q0.60
Combustible utilizado para la generación de electricidad y el gas propano
para consumo doméstico
Q0.00


Impuesto Específico a la Distribución de Cemento

La distribución de cemento en el territorio nacional también paga un impuesto, según el
Decreto 79-2000, el que tiene una particularidad que no poseen otros impuestos: El
dinero que se recaude por él se destina exclusivamente para el financiamiento de los
programas de vivienda popular.
De acuerdo con su ley, el impuesto a la distribución de cemento lo deben pagar los
fabricantes y los importadores de este producto, pues el gravamen se genera en el
momento de la salida del producto de las bodegas de almacenamiento de los fabricantes
o bien al internarse al país por la aduana correspondiente, en el caso de ser importado.
La tarifa de este impuesto es de Q1.50 por cada bolsa de 42.5 kilogramos de peso, o bien
su equivalente, cuando se venda a granel o en bolsas de diferente peso.



Impuesto Único Sobre Inmuebles
El Impuesto Único Sobre Inmuebles, más conocido como IUSI (Decreto 15-98), es la
contribución que los guatemaltecos dueños de inmuebles proporcionan al Estado y una de
sus principales características es que la mayor parte de lo recaudado tiene como destino
las municipalidades del país, como lo veremos más adelante.

De hecho, la mayoría de comunas ya lo recauda y administra, en tanto que para las otras,
corre a cargo de la Dirección de Catastro y Avalúo de Bienes Inmuebles del Ministerio de
Finanzas Públicas.

Según la ley, el impuesto recae sobre los inmuebles rústicos o rurales y urbanos,
incluyendo el terreno, las estructuras, construcciones e instalaciones del inmueble y sus
mejoras, así como los cultivos permanentes (los que tengan un término de producción
superior a tres años). Asimismo, el incremento o decremento determinado por factores
hidrológicos, topográficos, geográficos y ambientales, su naturaleza urbana, suburbana o
rural, población, ubicación, servicios y otros.

No se debe incluir la maquinaria o equipo y para las propiedades rústicas o rurales,
tampoco se deben incluir las viviendas, escuelas, puestos de salud, dispensarios u otros
centros de beneficio social.


Impuesto de salida del país
Según lo establece el Decreto Número 1701 (Ley Orgánica del instituto Guatemalteco de
Turismo) y sus reformas, todas las personas que salgan del país por vía aérea deben
pagar un impuesto cuyo monto es el equivalente en quetzales a treinta dólares de los
Estados Unidos (US$30.00) y del equivalente a diez dólares de Estados Unidos de
América (US$10.00) por cada persona que viaje por vía marítima.

Están exentas de pagar este impuesto las tripulaciones de las naves aéreas o marítimas y
quienes salgan del país por vía terrestre.

La recaudación de este tributo está a cargo de las empresas de aviación o marítimas y de
sus agencias.

Impuesto a la ocupación hotelera

Todas las empresas que se dedican a brindar el servicio de hospedaje están afectas a un
impuesto del 10% sobre el precio que el Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT)
sugiere para cada habitación. Es decir que si el hospedaje durante una noche en un hotel
cuesta Q100, se deben pagar Q10.00 de impuesto a la ocupación hotelera, aparte del IVA
(12%).