You are on page 1of 10

1.

INTRODUCCIÓN


El escrito que a continuación expongo, muestra en que consiste y la evolución tanto de la
prevención de riesgos laborales y la seguridad social en España. Explica en primer lugar la
definición de los conceptos más importantes al igual que su evolución más detallada, que
abarca en el caso de la prevención de riesgos laborales desde la edad media hasta la actualidad
y por otro lado la historia de la seguridad social en España.


A raíz de la entrada en vigor de la ley 31/ 1995, que regula la protección y prevención de
riesgos laborales en España, ésta ha sufrido modificaciones posteriores a la ley establecida, que
se detalla más profundamente a continuación.
Para finalizar hago una pequeña opinión personal sobre todo lo expuesto anteriormente
basándome en mi punto de vista.


2. CONCEPTOS

2.1. Prevención de Riesgos Laborales

El conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la
empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo.

2.2. Seguridad Social

Es el conjunto de medidas que la sociedad proporciona a sus integrantes con la finalidad de
evitar desequilibrios económicos y sociales que, de no resolverse, significarían la reducción o la
pérdida de los ingresos a causa de contingencias como la enfermedad, los accidentes, la
maternidad o el desempleo, entre otras.









3. EVOLUCIÓN HISTÓRICA


3.1. Prevención de Riesgos Laborales

En la Edad Media (siglo V hasta el siglo XV), se propició el nacimiento de los gremios,
apareciendo el trabajo asalariado y su regulación cuyo objetivo es el de prevenir accidentes de
oficio. El siglo XIV es el inicio de la Seguridad e Higiene del Trabajo al asociarse artesanos
europeos que dictaron normas para proteger y regular sus profesiones.

En el año 1608 se crean las ordenanzas, donde se regulaba el horario de trabajo y se establecía
la obligación de velar por el perfecto estado de salud de los indios trabajadores. Se inician aquí
las inspecciones de seguridad.

En el año 1713 el Dr. Bernardo Ramzzini ((1633-1714) Padre de la Medicina del Trabajo)
publicó un tratado de análisis de la medicina ocupacional (De Morbis Artificum Diatriba)
donde realiza una descripción de 52 enfermedades profesionales.

En 1775, Percivall Pott publicó un tratado sobre el carcinoma de los deshollinadores y que fue
una de las primeras descripciones de una enfermedad laboral.

En Inglaterra a finales del siglo XVIII y mediados del XIX con la aparición de los telares
mecánicos y de los ferrocarriles y barcos de vapor y existencias de carbón, modificó la forma
de producción artesanal, iniciándose la primera Revolución industrial que cambió de forma
inmediata los procesos de producción, fabricándose en gran cantidad de bienes
manufacturados y servicios.

Los accidentes de trabajo eran frecuentes con un gran número de personas muertas o
lesionadas por las máquinas. Se consideraba al trabajador único responsable del accidente, a no
ser que hubiera una falta muy clara y muy grave del patrono. De aquí que los trabajadores se
organizaron para protegerse contra los riesgos para protegerse contra los riesgos en los talleres
de trabajo.



En 1840 se aprobaron una serie de leyes de minas y de fábricas que restringían las horas de
trabajo de las mujeres y los niños, y disponían inspecciones regulares para asegurar su
cumplimiento.

En España, los movimientos políticos sociales del siglo XIX dan como resultado un pacto social
en el que entre otras mejoras, se reconocen las indemnizaciones por daños profesionales. Este
reconocimiento se plasma en una regulación normativa que textualmente nos dice que “son
enfermedades contraídas en el trabajo y calificadas como accidentes de trabajo”.

A partir de la revolución industrial, en España empiezan a desarrollarse las primeras leyes
sobre prevención y protección de los riesgos laborales de los trabajadores, entre las que se
encuentran:

 1190  Ley de Accidentes de Trabajo o Ley Dato – Responsabilidad objetiva del
empresario con el trabajador en los casos de accidente de trabajo, obligando al patrono
a indemnizar a los trabajadores que se accidentasen como consecuencia de un
accidente laboral.
 1922  Ley Matos- Añade la imprudencia profesional en la responsabilidad
empresarial y crea el fondo de Garantía de la Caja Nacional del Seguro Accidentes de
Trabajo.
 1931  Se incorporan los trabajadores agrícolas a la cobertura del accidente de
trabajo.
 1932  Texto refundido sobre Accidentes de Trabajo. Obligatorio el seguro de
accidentes
 1933  Reglamento de Accidentes. Establece la obligatoriedad del seguro de
accidentes.
 1942  Reaseguro obligatorio de todos los riesgos de accidentes del trabajo por
incapacidad permanente y muerte en la industria, la agricultura y el mar
 1956  Se unifica la regulación del Seguro de Accidentes de Trabajo y se mejoran las
prestaciones por invalidez, muerte y supervivencia.
 1961-1962  Se incluye la Enfermedad Profesional en la cobertura de Seguro de
Accidentes de Trabajo. Se crea el Fondo Compensador de Accidentes de Trabajo y
Enfermedades Profesionales.
 1963  Ley de Bases de la Seguridad Social. Establece un sistema de protección social
único.


 1966  Texto Articulado de la Ley de Bases de la Seguridad Social que configura a las
Mutuas Patronales como Entidades privadas Colaboradoras en la gestión de la
Seguridad Social.
 1972  Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora del Régimen
General de la Seguridad Social. Estableció que las primas, a cargo exclusivo del
empresario, tienen a todos los efectos a la consideración de cuotas de la Seguridad
Social.
 1974  Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social que suprime la
posibilidad de extornos. Sólo en el caso de insuficiencia financiera opera la solidaridad
mancomunada de los empresarios asociados y la obligación de la mutua de fijas las
correspondientes derramas.
 1976  Nuevo Reglamento de Colaboración de las Mutuas Patronales.
 1990  Ley de Presupuestos Generales del Estado que cambia la denominación de
Mutuas Patronales por la de Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades
Profesionales de la Seguridad Social.
 1994  R.D 1/1994 de 20 de junio (artículos 115 y 116) por la que se aprueba el
Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social.
 1995  Se crea la Ley 31/1995 de 8 de Noviembre de Prevención de Riesgos Laborales
que adecúa la normativa española a la comunitaria sobre seguridad y salud en el
trabajo.

3.2. SEGURIDAD SOCIAL


El punto de partida de las políticas de protección se sitúa en la Comisión de Reformas Sociales
(1883) que se encargó del estudio de cuestiones que interesasen a la mejora y bienestar de la
clase obrera. En 1900 se crea el primer seguro social, La Ley de Accidentes de Trabajo.
En 1905 se crea el Instituto de Reformas Sociales, y en 1908, también con gobierno
conservador, el Instituto Nacional de Previsión. En 1919 se crea el Retiro Obrero, y en 1929 el
Seguro de Maternidad.
La primera vez que se legisla sobre protección social en norma básica constitucional es en
1931, cuando la Constitución de la II República, en su artículo 46, recoge textualmente:

"El trabajo, en sus diversas formas, es una obligación social, y gozará de la
protección de las leyes. La República asegurará a todo trabajador las condiciones
necesarias de una existencia digna. Su legislación social regulará los casos de


seguro de enfermedad, accidentes, paro forzoso, vejez, invalidez y muerte; el trabajo
de las mujeres y de los jóvenes y especialmente la protección a la maternidad; la
jornada de trabajo y el salario mínimo y familiar; las vacaciones anuales
remuneradas; las condiciones del obrero español en el extranjero; las instituciones
de cooperación, la relación económico-jurídica de los factores que integran la
producción; la participación de los obreros en la dirección, la administración y los
beneficios de las empresas, y todo cuanto afecte a la defensa de los trabajadores."

Justo antes del inicio de la Guerra Civil Española, el Ministro de Trabajo, Sanidad y Previsión
Social, Joan Lluhí sometió a información pública el anteproyecto de ley de bases de seguros
sociales, que no llegó a las Cortes al dimitir el Gobierno de Casares Quiroga tras la sublevación
militar.

En 1938, en plena guerra civil, se promulga el Fuero del Trabajo en el bando Nacional o
franquista, que puede considerarse el cimiento sobre el que se construyó la seguridad Social tal
y como la entendemos en años posteriores. En el Fuero del Trabajo se lee que:

‘’El Estado valora y exalta el trabajo y lo protegerá con la fuerza de la ley, otorgándole las
máximas consideraciones y constituyéndolo en uno de los más nobles títulos de jerarquía y
honor’’.

En el mismo documento, el Estado se compromete a ampliar los seguros de vejez, invalidez,
enfermedad y paro forzoso.
En el Fuero de los Españoles de 1945 se da ya un cuadro bastante completo de seguros sociales.
En 1963 aparece la Ley de Bases de la Seguridad Social cuyo objetivo principal era la
implantación de un modelo unitario e integrado de protección social, con una base financiera
de reparto, gestión pública y participación del Estado en la financiación. A pesar de esta
definición de principios, muchos de los cuales se plasmaron en la Ley General de la Seguridad
Social de 1966, con vigencia de 1 de enero de 1967, lo cierto es que aún pervivían antiguos
sistemas de cotización alejados de los salarios reales de trabajadores, ausencia de
revalorizaciones periódicas y la tendencia a la unidad no se plasmó al pervivir multitud de
organismos superpuestos.



La Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora de 1972 intentó corregir
los problemas financieros existentes, si bien, agravó los mismos al incrementar la acción
protectora, sin establecer los correspondientes recursos que le dieron cobertura financiera. Por
ello, no será hasta la implantación de la democracia en España, y la aprobación de la
Constitución, cuando se produzcan una serie de reformas en los distintos campos que
configuran el sistema de la Seguridad Social.
En efecto, el artículo 41 de la Constitución establece que los poderes públicos mantendrán un
régimen público de seguridad social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y
prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de
desempleo, indicando que la asistencia y prestaciones complementarias serán libres.
Así pues, este sistema mixto se estructura en tres niveles: básico, profesional y complementario.
Por otra parte, el artículo 149.1.17. establece que el Estado tiene competencia exclusiva sobre
la legislación básica y régimen económico de la Seguridad social, sin perjuicio de la ejecución
de sus servicios por las Comunidades autónomas.

La primera gran reforma se produce con la publicación del Real Decreto Ley 36/1978, de 16 de
noviembre, que, en función de lo acordado en los Pactos de la Moncloa crea un sistema de
participación institucional de los agentes sociales favoreciendo la transparencia y
racionalización de la Seguridad Social, así como el establecimiento de un nuevo sistema de
gestión realizado por los siguientes Organismos:

 Instituto Nacional de la Seguridad Social  gestión de las prestaciones económicas del
sistema.
 Instituto Nacional de Salud  prestaciones sanitarias (Organismo que posteriormente
pasará a denominarse Instituto Nacional de Gestión Sanitaria).
 Instituto Nacional de Servicios Sociales  gestión de los servicios sociales (Organismo
que posteriormente pasará a denominarse Instituto de Mayores y Servicios Sociales).
 Instituto Social de la Marina  Gestión de los trabajadores del mar.
 Tesorería General de la Seguridad Social  Caja Única del sistema actuando bajo el
principio de solidaridad financiera.


En la década de los ochenta se llevaron a cabo una serie de medidas encaminadas a mejorar y
perfeccionar la acción protectora al extender las prestaciones de los colectivos no cubiertos y
dar una mayor estabilidad económica al sistema de la Seguridad Social.



Entre estas medidas, cabe citar el proceso de equiparación paulatina de las bases de cotización
con los salarios reales, la revalorización de las pensiones en función de la variación del índice
de precios al consumo, la ampliación de los períodos necesarios para acceder a las prestaciones
y para el cálculo de las pensiones, la simplificación de la estructura de la Seguridad Social, el
inicio de la separación de las funciones de financiación, de forma que, las prestaciones de
carácter contributivo se fuesen financiando a cargo de las cotizaciones sociales, mientras que
las de naturaleza no contributiva encontrasen su cobertura financiera en la ampliación
general. Este proceso va a permitir la progresiva generalización de la asistencia sanitaria.
En esta década, se crea la Gerencia de Informática de la Seguridad Social, para coordinar y
controlar la actuación de los servicios de Informática y proceso de datos de las distintas
Entidades Gestoras.

La década de los noventa supuso una serie de cambios sociales que han afectado a cuestiones
muy variadas y que han tenido su influencia dentro del sistema de Seguridad Social: cambios
en el mercado de trabajo, mayor movilidad en el mismo, incorporación de la mujer al mundo
laboral etc., que han hecho necesario adaptar la protección a las nuevas necesidades surgidas.
En 1995 se firmó el Pacto de Toledo, con el apoyo de todas las fuerzas políticas y sociales, que
tuvo como consecuencia importantes cambios y el establecimiento de una hoja de ruta para
asegurar la estabilidad financiera y las prestaciones futuras de la Seguridad Social.
En la actualidad, existe un consenso internacional respecto a la consideración de la seguridad
social como un derecho humano inalienable, producto de casi un siglo del trabajo
mancomunado de organismos internacionales relevantes, como la Organización Internacional
del Trabajo (OIT), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), e instituciones
supranacionales, como la Asociación Internacional de Seguridad Social (AISS), la Organización
Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) y la Conferencia Interamericana de Seguridad
Social (CISS).






4. MODIFICACIONES

 En 1997: R.D. 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los
Servicios de Prevención y modificación posterior Real Decreto 780/1998, de 30 de
Abril, por el que se modifica el Real decreto 39/1997, de 17 de enero.
 En 1999: Ley 39/1999 Para promover la conciliación de la vida familiar y laboral de las
personas trabajadoras (modifica art. 26 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales).
 EN 2000: Real Decreto Legislativo 5/2000 de 4 de agosto por el que se aprueba el texto
refundido de la ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS)(modifican
los artículos 42 y 45 a 52 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales).
 En 2003: Ley 54/2003 de 12 de Diciembre de reforma del marco normativo de la
prevención de riesgos laborales (modifica la Ley 31/1995, a fin de completar los
esfuerzos hacia la integración de la prevención en todos los niveles de la empresa).
 En 2004: R.D. 2177/2004, de 12 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto
1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de
seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, en
materia de trabajos temporales en altura.
 En 2005:
 R.D. 688/2005 de 10 de Junio que regula el régimen de funcionamiento de las
Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad
Social como Servicio de Prevención Ajeno.
 Ley 30/2005 de 29 de Diciembre de presupuestos generales del estado para el
año 2006 (añade un apartado a la disposición adicionales 5º de la Ley de
Prevención de Riesgos)
 En 2006:
 R.D. 1299/2006 de 10 de Noviembre, por el que se aprueba el cuadro de
enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen
criterios para su notificación y registro.
 Ley 31/2006 de 18 de octubre sobre la implicación de los trabajadores en las
sociedades anónimas y cooperativas europeas (modifica el artículo 3 y añade la
disposición adicional nueve bis de la ley de Prevención de Riesgos Laborales).

 En 2007:
 Ley Orgánica 3/2007 de 22 de Marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y
hombres.


 Resolución el 2 de Abril de 2007 de la Secretaria de Estado de la Seguridad
Social, por la que se determinan las actividades preventivas a realizar por las
mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad
Social durante el año 2007.
 R.D. 597/2007 de 4 de mayo, sobre la publicación de las sanciones por
infracciones muy graves en materia de prevención de riesgos laborales.
 Ley 20/2007 de 11 de Julio (BOE 166 de 12 de Julio), que establece una
regulación específica para el trabajo autónomo fundamentalmente en aspectos
relacionados con las relaciones laborales.
 En 2009: Ley 25/2009 de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su
adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.
 En 2010: Ley 32/2010 de 5 de agosto, por la que se establece un sistema específico de
protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos.

5. OPINIÓN PERSONAL

Respecto a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales destacaría que después de siglos de sufrir
daños en la salud a consecuencia de las condiciones de trabajo, en la actualidad contamos con
una ley y un amplio conjunto normativo que puede hacer posible una vida laboral sin riesgos.
Aunque también debo reprochar que el Estado Español fuera sancionado económicamente por
la CEE por tardanza (6 años) en la aprobación de Ley 31/95 ya que ni el gobierno ni los
sindicatos mayoritarios parecían estar a la altura de las circunstancias y esto no es propio de un
país como el nuestro.

Respecto a la Seguridad Social cabe destacar el buen funcionamiento de ésta comparándolo con
otras grandes potencias cuyo mecanismo de actuación utilizado es muchísimo más costoso y
bastante inaccesible para todos los ciudadanos.