You are on page 1of 10

1

LA BIOENERGIA

La bioenergía o energía de biomasa es un tipo de energía renovable procedente del
aprovechamiento de la materia orgánica e industrial formada en algún proceso biológico o
mecánico, generalmente es sacada de los residuos de las sustancias que constituyen los seres
vivos (plantas, ser humano, animales, entre otros), o sus restos y residuos. El aprovechamiento
de la energía de la biomasa se hace directamente (por ejemplo, por combustión), o por
transformación en otras sustancias que pueden ser aprovechadas más tarde como combustibles
o alimentos.
1

No se considera como energía de la biomasa, aunque podría incluirse en un sentido amplio, la
energía contenida en los alimentos suministrados a animales y personas, la cual es convertida
en energía en estos organismos en un porcentaje elevado, en el proceso de la respiración
celular.
En su más estricto sentido es un sinónimo de biocarburantes (combustibles derivados de fuentes
biológicas). En su sentido más amplio abarca también la biomasa, el material biológico utilizado
como biocombustible, así como la situación social, económica, científica y técnica relacionadas
con la utilización de fuentes de energía biológica. Hay una ligera tendencia a favor de la
bioenergía en Europa, en comparación con los biocarburantes en América del Norte.
Origen de la energía de la biomasa
Una parte de la energía que llega a la Tierra procedente del Sol es absorbida por las plantas, a
través de la fotosíntesis, y convertida en materia orgánica con un mayor contenido energético
que las sustancias minerales. De este modo, cada año se producen 2·10
11
toneladas de materia
orgánica seca, con un contenido de energía equivalente a 68000 millones de tep (toneladas
equivalentes de petróleo), que equivale aproximadamente a cinco veces la demanda energética
mundial.
2
A pesar de ello, su enorme dispersión hace que sólo se aproveche una mínima parte
de la misma. Entre las formas de biomasa más destacables por su aprovechamiento energético
destacan los combustibles energéticos (caña de azúcar, remolacha, etc.) y los residuos
(agrícolas, forestales, ganaderos, urbanos, lodos de depuradora y computadoras, plantas, etc.)
Biomasa y sus tipos
Artículo principal: Biomasa
Se distinguen varios tipos de biomasa, según la procedencia de las sustancias empleadas, como
la biomasa vegetal, relacionada con las plantas en general (troncos, ramas, tallos, frutos, restos
y residuos vegetales,etc.); y la biomasa animal, obtenida a partir de sustancias de origen animal
(grasas, restos, excrementos, etc.).
Otra forma de clasificar los tipos de biomasa se realiza a partir del material empleado como
fuente de energía:
Natural
Caldera de combustión de biomasa en una central térmica de 2 MW en Lübeck, Alemania.
Es aquella que abarca los bosques, árboles, matorrales, plantas de cultivo, etc. Por ejemplo, en
las explotaciones forestales se producen una serie de residuos o subproductos, con un alto

2
poder energético, que no sirven para la fabricación de muebles ni papel, como son las hojas y
ramas pequeñas, y que se pueden aprovechar como fuente energética.

Los residuos de la madera se pueden aprovechar para producir energía. De la misma manera,
se pueden utilizar como combustible los restos de las industrias de transformación de la madera,
como los aserraderos, carpinterías o fábricas de mueble y otros materiales más. Los “cultivos
energéticos” son otra forma de biomasa consistente en cultivos o plantaciones que se hacen con
fines exclusivamente energéticos, es decir, para aprovechar su contenido de energía. Entre este
tipo de cultivos tenemos, por ejemplo, árboles como los chopos u otras plantas específicas. A
veces, no se suelen incluir en la energía de la biomasa que queda restringida a la que se obtiene
de modo secundario a partir de residuos, restos, etc.
Los biocarburantes son combustibles líquidos que proceden de materias agrícolas ricas en
azúcares, como los cereales (bioetanol) o de grasas vegetales, como semillas de colza o girasol
de calabaza (biodiésel). Este tipo también puede denominarse como “cultivos energéticos”. El
bioetanol va dirigido a la sustitución de la gasolina; y el [biodiesel] trata de sustituir al gasóleo.
Se puede decir que ambos constituyen una alternativa a los
combustibles tradicionales del sector del transporte, que
derivan del petróleo.

Briquetas obtenidas a partir de residuos de madera de haya,
preparadas para combustión en calderas y chimeneas.
Residual
Es aquella que corresponde a los residuos de paja, aserrín, estiércol, residuos de mataderos,
basuras urbanas, etc.
El aprovechamiento energético de la biomasa residual, por ejemplo, supone la obtención de
energía a partir de los residuos de madera y los residuos agrícolas (paja, cáscaras, huesos...),
las basuras urbanas, los residuos ganaderos, como purines o estiércoles, los lodos de
depuradora, etc. Los residuos agrícolas también pueden aprovecharse energéticamente y
existen plantas de aprovechamiento energético de la paja residual de los campos que no se
utiliza para forraje de los animales.
Los residuos ganaderos, por otro lado, también son una fuente de energía. Los purines y
estiércoles de las granjas de vacas y cerdos pueden valorizarse energéticamente por ejemplo,
aprovechando el gas (o biogás) que se produce a partir de ellos, para producir calor y
electricidad. Y de la misma forma puede aprovecharse la energía de las basuras urbanas,
porque también producen un gas o biogas combustible, al fermentar los residuos orgánicos, que
se puede captar y se puede aprovechar energéticamente produciendo energía eléctrica y calor
en los que se puede denominar como plantas de valorización energética de biogas de vertedero.
Biomasa seca y húmeda
Según la proporción de agua en las sustancias que forman la biomasa, también se puede
clasificar en:
 Biomasa seca: madera, leña, residuos forestales, restos de las industria maderera y del
mueble, etc.

3
 Biomasa húmeda: residuos de la fabricación de aceites, lodos de depuradora, purines,
etc.
Esto tiene mucha importancia respecto del tipo de aprovechamiento, y los procesos de
transformación a los que se puede ser sometida para obtener la energía pretendida.
Procesos de transformación de la biomasa seca
La energía contenida en la biomasa seca es más fácil de aprovechar, mediante procesos
termoquímicos como la combustión, la pirólisis o la gasificación.
1
El rendimiento energético
obtenido suele ser alto. En la tabla adjunta se indican los productos que se obtienen en este
aprovechamiento, entre los que destaca el calor (para calefacciones, calderas, etc), la
electricidad obtenida (haciendo pasar vapor a gran presión por una turbina unida a un generador
eléctrico), el vapor de agua caliente, o diversos combustibles (metanol, metano).

Fuente de energía alternativa.-
La biomasa es una fuente de energía renovable en la que España debe invertir teniendo en
cuenta tanto las ventajas que conlleva a la hora de las soluciones ambientales, empleo y ahorro
energético, como por la existencia de empresas nacionales muy competitivas que pueden
contribuir positivamente a su desarrollo.
La economía mundial se enfrenta a un gran conflicto en los próximos años, debido al aumento
del desempleo y a la pérdida de capacidad productiva en Occidente, lo que ha supuesto un
trasvase de parte de la industria hacia Oriente, con el consiguiente aumento de la
contaminación. Una solución a este conflicto supone el desarrollo de las energías renovables
que, aunque avanzan, no permiten satisfacer con el cumplimiento de las estrategias definidas
por los principales organismos políticos.
Con estas premisas, el panorama de las energías renovables en España es confuso, pues están
confluyendo problemas legales relacionados con fraude, con una cierta inseguridad jurídica y
una falta de planificación creíble, lo que está dañando la producción y sobre todo la credibilidad.
Estos problemas se concentran especialmente en el sector fotovoltaico y eólico, sectores que
han explosionado en los últimos años, en parte debido a las primas elevadas que funcionan
como un efecto llamada en un momento de crisis económica.
Como complemento a las energías renovables más utilizadas, no hay que olvidar que la biomasa
es mucho más barata y eficiente. La producción de electricidad mediante biomasa forestal
presenta grandes ventajas que la hacen única respecto a otras energías renovables.
 Es la fuente renovable más beneficiosa para el medioambiente y multiplica la reducción
de emisiones frente a los combustibles fósiles.
 Se puede cultivar y potenciar su desarrollo productivo, por lo que es la fuente renovable
que más empleo genera por unidad de energía producida, sobre todo en zonas agrícolas.
 Es la fuente renovable más estable de todas, capaz de producir energía las 24 horas del
día, ya que no depende de que haga viento, luzca el sol o fluya el agua.
 Posee ventajas medioambientales muy significativas. En este sentido, la biomasa
presenta un balance positivo en captura de emisiones de CO
2
, ya que los cultivos
forestales actúan como sumideros masivos de este gas invernadero. Teóricamente, el
desarrollo de la energía con biomasa en España podría permitir ahorrar hasta 12 millones
de toneladas de CO
2
.

4
 Posee una gestión forestal sostenible, específicamente la relacionada con la recogida y
limpieza de la biomasa que se acumula en los bosques. Esto contribuye a reducir el
peligro de incendios, mejorar la utilización de espacios y apoyar la regeneración natural
de la masa principal.
Por ello, el nuevo PER (Plan de Energías Renovables), en el que España prevé que en 2020 la
participación de las renovables en nuestro país será del 22,7% sobre la energía final y un 42,3%
de la generación eléctrica, supone una oportunidad única para que España impulse el desarrollo
de la biomasa forestal, aprovechando las ventajas económicas y ambientales asociadas a su
producción y explotación. Además, el desarrollo de la biomasa podría permitir generar 2.000
millones de euros de rentas del trabajo y más de 80.000 empleos

Donde se a desarrollado más la bioenergía.-
El Boeing 777-200 de Aeroméxico reporta listos los alerones, los flaps, el sistema hidráulico, las
turbinas y el sistema de navegación. Los motores rugen conforme la nave se eleva sobre el
Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. El vuelo 001 se dirige a la ciudad de Madrid,
España, con 250 pasajeros a bordo. En realidad parece un viaje de rutina, salvo por un detalle:
la nave está impulsada por un combustible no convencional: la bioturbosina.
Con este suceso, el 19 de agosto de 2011 la aerolínea quiso mostrar señales de compromiso
con la reducción de emisiones de bióxido de carbono, pues el 30 por ciento de la composición
del combustible provenía de la jatropha curcas o piñón, una planta característica por su uso en la
elaboración de biodiesel por el aceite que desprende al prensar sus semillas.
Sin embargo, el vuelo 001 es en todo caso un indicio más de la inercia de proyectos de
biocombustibles en el país que inició en 2005 con la inauguración de la planta de producción de
biodiesel Biocombustibles Internacionales, en Cadereyta, Nuevo León, y siguió su curso con
Chiapas Bioenergético, un programa integrado por dos plantas de generación de biodiesel en
esa entidad desde 2010.
Pero la inercia ya topó con pared. Hoy en México no hay proyectos de biocombustibles en curso.
La planta de Cadereyta, generadora de biodiesel a partir de sebo de res y de aceites vegetales,
cerró luego que Pemex Refinación dejó de adquirir el combustible como lubricante para diesel de
ultra bajo azufre, y el proyecto chiapaneco, que pretendía abastecer unidades de transporte
público con biodiesel, resultó un montaje de acuerdo con especialistas. La Planta de Biodiesel
de Tapachula ni siquiera está en funcionamiento, según un reportaje publicado en primera plana
el 29 de octubre de 2012 por el periódico Reforma.
El ingeniero agrónomo Enrique Riegelhaupt, socio de la Red Mexicana de Bioenergía (Rembio),
describe la situación actual de estas iniciativas así: “Su impacto y su continuidad han sido
cero. No hay impacto, no hay ningún proyecto de biocombustibles en marcha en México. No hay
nada, salvo que hay fotos en los diarios, hay „corte de cintas (inaugurales)‟ y hay mucha
publicidad hueca. No hay ningún proyecto operativo y funcional”.
EL LADO OSCURO
La sílaba “bio”, al hacer referencia a la vida, puede otorgarle una credibilidad implícita a este tipo
de combustibles, pero existen matices, diferencias y relaciones de causa y efecto indispensables
para entender las implicaciones reales de su producción y uso. El ingeniero Riegelhaupt
inclusive cuestiona la función benéfica de los biocombustibles hacia el medio ambiente.

5
“Primero tenemos que saber si la producción de
biocombustibles está en favor del medio ambiente, eso no está
demostrado todavía”, explica en entrevista. Y continúa: “Hay
formas de producción de biocombustibles que son muy
favorables para el medio ambiente. Yo soy miembro de la Red
Mexicana de Bionergía y nosotros creemos que la bioenergía
es muy positiva para el medio ambiente, pero no creemos que
los biocombustibles líquidos de primera generación tengan
efectos ambientales positivos”.
Riegelhaupt considera que las modalidades que se pretenden
usar en México para producir los biocombustibles tienen más efectos negativos que positivos.
“No hay cómo esperar efectos ambientales positivos. Con esta tecnología y con esta materia
prima, no. Con otras materias primas y con otras tecnologías, sí. Pero no con estas dos: no con
etanol de caña de azúcar y no con biodiesel de jatropha o de palma cíter”, enfatiza.
El académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y especialista en
cambio climático y calentamiento global, Javier Riojas, afirma que, si bien el beneficio final de los
biocombustibles es la sustitución de combustibles de origen fósil, existen riesgos ambientales
durante el proceso, como la invasión de tierras de alta riqueza biológica y la contaminación por
agroquímicos.
“De hecho en Brasil y en Argentina, sobre todo en Brasil, se está extendiendo la frontera agrícola
para producir granos –materia prima de biocombustible– sobre la selva amazónica. (Afecta)
desde la apertura de tierras, el cultivo altamente tecnificado que supone, las grandes
extensiones que se requieren para satisfacer la demanda de energía creciente en el transporte;
y la pérdida de la biodiversidad, contaminación del agua y del suelo”.
Algunos datos a nivel mundial: en 2008 se produjeron 65.4 miles de millones de litros de
bioetanol; Estados Unidos y Brasil fueron los principales productores, con 54 y 37 por ciento
respectivamente, según datos recabados por Pablo Mulás del Pozo, del Instituto de
Investigaciones Eléctricas, del Consejo Mundial de Energía, Capítulo México, A.C. Estados
Unidos utiliza el maíz como materia prima y Brasil la caña de azúcar. En cuanto al biodiesel la
producción fue de 16 mil millones en el mismo año, la Unión Europea como productor del 54 por
ciento del total.
Acerca del proyecto de la transnacional Monsanto en Estados Unidos para emplear algas
marinas transgénicas en la producción de biocombustible, el académico Riojas advierte del
impacto en los ecosistemas.
“Casi siempre suponen que se hagan con organismos genéticamente modificados y dicho así en
abstracto puede resultar como ascéptico, pero en realidad lo que hay ahí son dos cosas
importantes: una, que se siguen introduciendo al ecosistema organismos genéticamente nuevos
que no están insertos en la cadena ecológica, y (segundo) que seguramente van a generar
distorsiones en el sistema natural, porque muchas veces son especies exóticas, entonces no
tienen control natural, no tienen depredador natural”, detalla.
Planta más grande.-
Un proyecto llevado a cabo durante los dos últimos años por un organismo de investigación
finlandés confirma que Namibia podría ser autosuficiente en materia de energía gracias a la
biomasa procedente de los arbustos que crecen de manera excesiva en algunas tierras.

El excesivo crecimiento de maleza en forma de arbustos en grandes extensiones de Namibia

6
(se calcula que en más de 10 millones de hectáreas) crea graves problemas a la ganadería,
fuente principal de ingresos del país, al dificultar su movimiento, no poder acceder a zonas de
alimentación e impedir el crecimiento del pasto.
Las investigaciones y trabajos llevados a cabo por el Centro de Investigación Técnica de
Finlandia (VTT en sus siglas en finés) concluyen que crecen entre 1.000 y 10.000 pies de
arbustos por hectárea. El mismo centro estima que si se entresacara gran parte de esta biomasa
y se dejara en torno a 200-300 arbustos por hectárea no resultaría dañado el ecosistema,
permitiría el rebrote de la vegetación y además se conseguiría materia prima suficiente para
abastecer de energía a toda Namibia.

120 millones de toneladas de arbustos

El área afectada por la sobrepoblación de arbustos podría
proporcionar un total de 125 millones de toneladas de
biomasa y producir cerca de 500 TWh (teravatios hora),
según las estimaciones del VTT. El consumo de energía
en Namibia fue de 12.6 TWh en 1999. Gran parte de la
energía procede de Sudáfrica, por lo que el
aprovechamiento de la biomasa de arbustos garantizaría
la autosuficiencia de Namibia.

Debido a la falta de inversión y desarrollo económico del
país es imposible pensar a corto plazo en la construcción
de plantas que procesen esta biomasa y generen energía
eléctrica. Por este motivo, las investigaciones se han centrado en utilizar una de las cuatro
calderas de la central eléctrica de carbón en Windhoek, la capital del país. La capacidad de este
módulo es de unos 5 MW y es donde se ha llevado a cabo la experiencia piloto.

Los responsables del proyecto entienden que se trata de una planta demasiado pequeña y que
para garantizar una mayor rentabilidad económica y un mejor aprovechamiento energético
deberían disponer de una de 20 MW. En este caso, el período de amortización no superaría los
sieteaños.

El Centro de Investigación Técnica de Finlandia
ha contado con financiación del gobierno de este
país báltico y del de Namibia, además de la
colaboración de la empresa finesa Chemitec y de
especialistas del país africano.


Bioenergía


La bioenergía es la energía renovable a disposición de los materiales derivados de fuentes
biológicas. En su más estricto sentido, es un sinónimo de biocombustibles, combustibles
derivados de fuentes biológicas. En su sentido más amplio que abarca también la biomasa, el
material biológico utilizado como biocombustible, así como la situación social, económica,
científica y técnica relacionados con la utilización de fuentes de energía biológica.



7
Viabilidad en Bolivia
Bolivia tiene a fines del presente año 2011 una población aproximada a los 10,5 millones de
habitantes, concentrada en el eje central de departamentos orientados de Este a Oeste, de
Santa Cruz - Cochabamba – Oruro - La Paz. Estos departamentos congregan el 75% de la
población nacional, el 83% del parque automotor y más del 90% de la industria, con especial
énfasis en Santa Cruz y La Paz
La distribución por lugar de residencia establece que el 70% de los habitantes son urbanos y
apenas el 30% reside en el área rural. El consumo energético nacional está destinado
mayoritariamente a la generación de energía eléctrica y al abastecimiento del parque automotor
boliviano. En las áreas periurbanas y rurales el consumo energético domiciliario se satisface
mediante leña, desechos forestales, paja, yareta y otras formas de biomasa de menor
relevancia. El parque automotor presenta una tendencia de consumo altamente creciente en
correspondencia con el aumento del número de unidades en servicio, además del crecimiento en
la cilindrada de los motores empleados por los vehículos.
De igual manera, el fuerte incremento de la demanda de energía eléctrica tiene en su base el
crecimiento de la economía nacional y de las políticas gubernamentales para la ampliación de la
cobertura eléctrica
domiciliaria que ha permitido incorporar a más de medio millón de nuevos beneficiarios en el
último quinquenio.
En materia de energía, Bolivia ha transitado en la última década de ser un país autosuficiente a
ser importador de una parte de sus combustibles líquidos, particularmente de diesel y, en menor
medida, gasolina. La causa principal radica en el importante crecimiento del parque automotor,
que en la
Última década se ha casi decuplicado en virtud al crecimiento de la economía interna, fenómeno
experimentado en el último quinquenio. El segundo factor que ha determinado tal situación
consiste en la declinación natural de los viejos campos de producción petrolera que se
encuentran ya en su fase final. La mayor cantidad de combustibles líquidos para el
abastecimiento del mercado interno provienen hoy de la refinación de condensados asociados a
la producción de gas natural, más que del petróleo.
El tipo de combustibles líquidos empleados por el parque automotor son las gasolinas, el diesel y
en menor medida el gas natural, todos ellos provenientes de hidrocarburos fósiles. Bolivia en un
importante exportador de gas natural, siendo sus principales mercados: i.Brasil, al que
abastecemos hasta 30,5 millones de metros cúbicos por día (30,5 MMmcd) hasta el año 2019
ii.Argentina, al que en cumplimiento del contrato suscrito proveeremos hasta 27,7 MMmcd hasta
el año 2027.
El Altiplano Boliviano y fundamentalmente la zona del Lago Titicaca ha sido y será contaminado
por la falta de estrategias de manejo de residuos tanto humanos como animales. En ese sentido
y para poder mitigar estos efectos negativos, se esta logrando consolidar un proceso tecnológico
que permitirá disminuir el problema ambiental de este tipo de contaminación es sectores
aledaños al lago. Es así que desde el 2001 se esta diseminando el programa “Viviendas
autoenergéticas”, con una visión integradora de conceptos tecnológicos que permitan reducir las
emisiones contaminantes al medio ya sean estas a la atmósfera (CH4) o los acuíferos
superficiales o subterráneos (sólidos en suspensión), este conjunto de acciones, pasan por la
implementación de tecnologías intermedias, técnicas que permiten reducir drásticamente los
residuos humanos y animales, con la implementación de Biodigestores de bajo costo y
Letrinas/duchas ecológicas de descarga continua a los sistemas de biodigestión, de manera que
se genera por un lado energía de biomasa (energía renovable) al obtener BIOGAS luego de este
proceso y por otro lado se obtiene un Biofertilizante llamado BIOL, con un poder fertilizante
mayor en 30% que cualquier químico utilizado en la agricultura.
Esta técnica de bioenergía, nunca fue tan difundida a nivel de altiplano y en las condiciones que
ahora se esta realizando en Bolivia (desde los 500 a los 4000 msnm y temperaturas 30 ºC a -
10ºC), actualmente se tiene cerca de 300 sistemas en diferentes comunidades de los Municipios

8
de Altiplano, trópico y valles de Bolivia.

Biodigestor se denomina al dispositivo en el que se llevan a cabo los procesos de transformación
de la materia orgánica para la obtención de biogás, constituyéndose en el componente principal
y más importante del sistema. Un biodigestor de desechos orgánicos o biodigestor es, en su
forma más simple, un contenedor cerrado, hermético e impermeable (llamado reactor), dentro
del cual se deposita el material orgánico a fermentar en determinada dilución de agua para que
se descomponga, produciendo gas metano y fertilizantes orgánicos ricos en nitrógeno, fósforo y
potasio.

El programa de Bioenergía “Viviendas autoenergéticas” en Bolivia
La inequidad al momento de la distribución de los energéticos en Bolivia es muy grande no
existe posibilidad de que en zonas como del área rural puedan generar procesos de mejora en
su calidad de vida, pues el gobierno tanto local como nacional poco o nada apoyan a este sector
de la población, en esta temática, siendo sus necesidades olvidadas o marginadas de esquemas
de desarrollo nacional, por esta razón se ve a Bolivia como un país con abundantes recursos
naturales, actualmente uno de los mayores productores de gas de América del sur, sin embargo
pese a ser ricos; internamente la falta de fuentes energéticas en el área rural genera grandes
problemas tanto en el uso indiscriminado de los recursos naturales (leña y otros) para la cocción
de alimentos que en la zona rural deriva en una fuerte presión al Medio Ambiente.
La poca disponibilidad e ineficiencia de las actuales fuentes de energía en el área rural, para la
iluminación, la cocción de alimentos, desemboca en que la población campesina incremente su
voracidad al medio ambiente, sin conocer que existe otras posibilidades tecnológicas que
pueden resultar en esquemas sostenibles de manejo de los recursos naturales, y de los residuos
humanos y animales; sin que por esto se cambie culturalmente el uso de los residuos (estiércol)
para fines agrícolas.
Estas costumbres implican una gran contaminación al ser humano y al medio ambiente,
generando emisiones de metano CH4, como gas de efecto invernadero GEI, de manera que
afecte al calentamiento global y se continué deteriorando el medio ambiente mundial.

Los problemas que se están solucionando con esta iniciativa son:
a) La alta contaminación ambiental local y proteger la salud sobre todo de la mujer y los niños al
cocinar alimentos, con los gases tóxicos que emanan de la quema de estiércol seco y leña; y la
contaminación por la falta de estrategias de manejo de residuos.
b) El poco abastecimiento de fuentes energéticas alternativas para la vivienda familiar.
c) Manejo adecuado de residuos y disminución del vertido de efluentes humanos y animales al
medio ambiente, con los respectivos efectos negativos en la salud humana.
d) Deterioro del medio ambiente, por el uso irracional de los recursos naturales en este caso la
leña, tola u otros energéticos de la zona fundamentalmente. Con el peligro de deforestación y
por ende la perdida de biodiversidad en la zona.
e) Continuar con la extrema pobreza y sus factores colindantes; la calidad de vida y la presión al
medio, por la degradación y contaminación.
f) Deterioro de la calidad de vida en la zona, debido fundamentalmente al sistema de recolección
de recursos que tiende a ser muy exigente, en cuestión de tiempo y trabajo fundamentalmente
de las mujeres y niños principalmente.
g) La falta de fuentes energéticas económicas, de fácil obtención para la cocción de alimentos e
iluminación.
h) El alto costo económico y social con el uso de las actuales fuentes energéticas.
i) La alta contaminación de medio ambiente global por la emisión de gases de efecto invernadero
como el Metano CH4.

La incorporación del concepto de energización rural por medio de la “Vivienda Autoenergética”,
en el diseño de los programas de desarrollo rural podría contribuir a la obtención de mejores
resultados, por cuanto posibilitaría análisis integrados de los aspectos sociales, culturales,

9
económicos, ambientales y energéticos. Un plan de energización del área rural se concibe como
un apoyo directo a los esfuerzos locales por resolver los problemas que han limitado la
energización rural.

Ventajas y desventajas.-
Ventajas de la Bioenergía

Sustituye o disminuye las emisiones de C02.

Posibilita el uso productivo de tierras marginales, tales como en pendientes o semiáridas.

Favorece la generación de empleo en las áreas rurales.

Presenta normalmente un menor componente en divisas en comparación con otros sistemas
energéticos.

Las empresas, poseen una amplia gama de maquinarias de la más moderna tecnología, para así
entregar un recurso eficaz, a sus clientes.

Existe en la actualidad un numero razonable de personas capacitadas e instituciones con
conocimiento, en el tema bioenergético.
Desventajas de la Bioenergía

Puede promover el monocultivo extensivo, y reducir la biodiversidad.

Pueden emitir partículas toxicas en su combustión.

Puede incrementar la erosión y la degradación de los suelos.

La relación oferta-consumo frecuentemente es definida por el mismo agente , sin una valoración
explícita del recurso.

Los sistemas bioenergéticos presentan en general costos de capital comparativamente mas
elevados que los sistemas convencionales basados en energía fósil.

Normalmente no existe un marco institucional eficiente para estimular la producción y utilización
racional de la bioenergia.




10
Opinión personal
Esta energía para mí no es una energía limpia por que produce olores que enferman. Y afecta al
planeta.
También necesitan tumbar grandes etarias de árboles, es una de la energía más cara y aquí en
Bolivia es factible por los inmensos árboles y los abonos de los animales.