You are on page 1of 2
UNIVERSIDAD LOS ÁNGELES DE CHIMBOTE FACULTAD DE CIENCIAS DELA SALUD SISTEMA DE EDUCACIÓN VIRTUAL Sadomasoquismo ESCUELA

UNIVERSIDAD LOS ÁNGELES DE CHIMBOTE FACULTAD DE CIENCIAS DELA SALUD SISTEMA DE EDUCACIÓN VIRTUAL

Sadomasoquismo

ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA

La palabra sadismo viene del marqués de Sade, quien vivió en los tiempos de la Revolución Francesa y se hizo famoso por sus libros Los 120 días de Sodoma, Justina Julieta, etc. Murió en la prisión del Porte de Charenton, en París a los 74 años, fue oficial del ejército y en realidad no era ni tan loco, cruel y “sádico” de lo que se le atribuye. Para Sade, el máximo refinamiento del amor reside en el odio y se puede gozar de roma brutal, con la mujer a la que se odia, pero no con la que se ama. La palabra masoquismo viene del escritor Húngaro Sacher Masoch, quien se hiciera célebre con su libro La Venus de las Pieles. En la obra el autor, encarnado por Severino, es dominado por Wanda, su joven esposa, de origen humilde y Greco, el amante de ésta, quien lo golpea y fustiga y con ello le produce gran placer. Sin embargo, Masoch no era tan “masoquista” en realidad, ya que se divorció de Wanda cuando la encontró con un amante diferente a Greco. El sado-masoquismo, es una forma de obtener placer en la que interviene una manifestación sexual activa, que es la sádica, y otra pasiva, la masoquista. Havelock Ellis puso en evidencia la relación sexualidad-dolor, con el cortejo entre los animales, el cual supone, la mayoría de las veces, violentos combates entre los machos e incluso con la hembra cortejada, violencia que continúa durante el apareamiento.

UNIVERSIDAD LOS ÁNGELES DE CHIMBOTE FACULTAD DE CIENCIAS DELA SALUD SISTEMA DE EDUCACIÓN VIRTUAL Sadomasoquismo ESCUELA

Con frecuencia los humanos al relacionarse sexualmente se infieren cierto dolor, mediante pellizcos, apretones, “chupetones en el cuello”, suelen ser frecuentes, sin que eso signifique sadismo o masoquismo. Es más, estos comportamientos son fuentes de placer, pero cuando ese dolor supera un umbral y esa es la única y exclusiva fuente de excitación, entonces sí se incurre en el sado-masoquismo. Si una de las personas que intervienen en ese juego sexual no lo acepten y el otro insiste, estamos ante una violación. Todo lo que dos personas adultas acepten de forma voluntaria y en busca de placer, puede ser considerado como lícito y normal.

No es necesario que el dolor y su aceptación sean físicos e intensos. A veces se sustituyen por ligeras lesiones o por símbolos, como trajes de cuero, látigos, antifaces, cadenas, esposas, degradaciones, humillaciones e insultos, etc. En el sadismo el placer se consigue provocando dolor o sufrimiento a la pareja sexual, o bien, humillándola o despreciándola.

Travestismo

Este fenómeno recibe varios nombres como transvestismo, trasvestismo, o travestismo y se define como el deseo que manifiesta una persona en mostrarse vistiendo las ropas propias del seco opuesto. Fue estudiado por Hirschfeld, quien utilizó por primera vez este

Psic. Jorge Paredes

Asignatura: Comportamiento sexual

término. Al vestirse como desea, el travestiste se siente relajado, inspirado y de acuerdo con su nueva condición. No hay que confundir al travestiste con el transexual. El primero es una persona, casi siempre heterosexual, que se viste con prendas del sexo opuesto para lograr la excitación, en tanto que el transexual es una persona que verdaderamente se siente del otro sexo, por lo que no sólo se viste con ropa de mujer, en el caso del hombre, sino que si considera mujer, al punto que repudia sus órganos sexuales e incluso llega a castrarse mediante cirugía.

término. Al vestirse como desea, el travestiste se siente relajado, inspirado y de acuerdo con su

El travesti busca un tipo de mujer ideal, a la que encuentran seductora pero a la que no pueden alcanzar o conseguir. Una teoría sobre las posibles causas del travestismo pude encontrarse en niños de madres dominantes y viriles, frente a padres débiles. Estos niños se identifican más con sus madres, a las que admiran mientras que repudian al padre dominado. Ellos, en realidad, lo que desean al vestirse de forma femenina, como la madre es ser más viriles. No obstante, no debe generalizase que de madres dominantes surjan, necesariamente, hijos travestistas. Los travestís, no son siempre homosexuales. Si se comportan así, es más por llamar la atención o a manera de protesta, pero no de auténtica necesidad de obtener placer o excitación sexual con ello. Existe en el travesti una pérdida de la identidad sexual y por lo tanto, duda y ambigüedad. El travestismo se da más en el sexo masculino que en el femenino. La mujer no precisa de vestirse con ropas masculinas para querer parecer hombre. Además, la sociedad permite y tolera más que las mujeres adopten vestidos y roles masculino que los hombres.

Frotteurismo

El nombre de este comportamiento viene del francés y define a aquellos sujetos que se excitan rozando o frotando sus genitales con personas desconocidas, sobre todo en lugares concurridos en horas punta o pico. Estas personas aprovechan la cercanía de las mujeres en el metro, los autobuses o filas para tocar o rozar. Son incapaces de relacionarse de forma correcta por medio del diálogo, de la comunicación, etc., y suplen esta deficiencia por el anonimato y la furtividad.

En el frotteur predomina la sensación táctil. Necesitan que el cuerpo elegido esté vivo, sea cálido u agradable, etc. Es la abrazados y acariciados, cuando en realidad el otro ignora ese contacto y por supuesto la intencionalidad.

Editorial, G.

Guía de educación sexual. Edición 2003 del tercer milenio. Argentina, 2003

García, A

El nuevo libro de la vida sexual. Lexus Editores. Barcelona, 2004

Sexovida

“Educación sexual”. Junio 2008http://www.sexovida.com/clinica/parafilias1.htm

Psic. Jorge Paredes

Asignatura: Comportamiento sexual