You are on page 1of 5

Organizado por EY y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB

),
organizaciones que reúnen a más de 350 líderes, políticos y expertos
mundiales, sesionó en Madrid el pasado 29 y 30 de mayo.
III Foro Global de Sostenibilidad



Agenda Internacional
Eduardo Duhalde y Carlos
Brown participaron en
Madrid del III Foro Mundial
de Sostenibilidad.

Economía Nacional
Claves para entender el
laberinto de la deuda
externa argentina luego del
fallo sobre los hold-outs.

Panorama Productivo
“Sin inversiones no habrá
crecimiento sostenible”,
publica el CENE en un
reciente informe.

Informe de actividades,
opinión y debate destinado
a usuarios registrados. Si
desea recibir la publicación
mensual, comuníquese por
correo electrónico a
mpa@mpargentino.com.ar y
le enviaremos el formulario
de suscripción.


Hipólito Yrigoyen 1628, Piso 11.
Ciudad Autónoma de Buenos
Aires, (1089) Argentina.
© MPA, 2014.

Anotaciones mensuales
Año 10 – Nº 6 - Junio, 2014
Más de 50 ponentes de todo el mundo debatieron, durante dos días, sobre “La creación
de valor en el siglo XXI”, entre ellos, el ex presidente de Argentina y titular honorario
del Movimiento Productivo Argentino, Eduardo Duhalde, acompañado por el diputado
nacional Carlos Brown.

También participaron el ex Primer Ministro de los Países Bajos, Jan Peter Balkenende; el
Ministro de Industria, Energía y Turismo de España, José Manuel Soria; el Secretario de
Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica, Jesús Gracia Aldaz; el Vice
Ministro de Energía de Perú, Edwin Quintanilla; la ex Ministra de Asuntos Exteriores de El
Salvador y actual
Directora de
Sostenibilidad
Corporativa de
HSBC para América
Latina, María
Eugenia Brizuela;
o Laurence
Tubiana,
representante
especial del
Ministro de
Asuntos Exteriores
de Francia para la
Conferencia sobre
Cambio Climático
de París 2015.

Para mayor
información del
foro y acceder a las
conferencias completas en video: Clic Aquí

____________________________________________________________________________

La inversión mide el incremento de la dotación de capital
de un país. El aumento en la cantidad de maquinaria,
equipo e instalaciones posibilita que cada trabajador
genere una mayor cantidad de bienes y servicios, lo que
acrecienta la producción total de un país.
La experiencia de los países emergentes indica que un
coeficiente de inversión entre el 25 y el 35 por ciento del
PIB asegura una tasa de crecimiento del 7 al 10 por ciento
anual.
En la Argentina, la tasa de inversión pasó de un piso del
11,3 por ciento del PBI en 2002 hasta un 22,3 por ciento
en 2011 para luego caer a un 20,9 por ciento en 2013. Sin
embargo, una parte significativa de este incremento tomó
la forma de construcción residencial (viviendas) en
detrimento de la inversión reproductiva.
A la salida de la crisis de 2001, Argentina contaba con el
colchón de una amplia capacidad de producción ociosa,
que posibilitó alcanzar altas tasas de crecimiento pese al
relativamente bajo nivel de la inversión.
Después de una década, ese colchón ya no existe. Para
asegurar un proceso de crecimiento, el desafío de la
economía argentina es continuar con la acumulación de
capital pero a tasas más elevadas y con una asignación
mayor en favor de la inversión reproductiva (plantas,
maquinaria y equipos).
La tasa de inversión depende del coeficiente de ahorro de
la economía. Pero en la Argentina hay un problema
adicional: para eludir el impuesto inflacionario, una parte
significativa del ahorro se realiza en dólares.
El ahorro en dólares –sea que permanezca en el país o
fluya al exterior– no está disponible para ser utilizado en
la inversión. Por lo tanto, para elevar la tasa de
acumulación de capital, se requiere incrementar el
coeficiente del ahorro interno que se vuelca a la inversión
en lugar de esterilizarse en la compra de divisas. Los
ahorros que se realizan en la moneda del país se
depositan en el sistema financiero o se invierten en el
mercado de capitales y se canalizan para la inversión
productiva. Pero la pesificación de los ahorros no se
consigue por decreto, sino que requiere la inexistencia de

“Sin inversiones no habrá crecimiento sostenible”,
indica un informe del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE, UB)
la perspectiva de inflación y devaluación de la moneda.
La estabilidad monetaria aparece así como una condición
indispensable para el crecimiento económico.
CAÍDA DE LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL
En el primer cuatrimestre de 2014, la actividad industrial
registró una caída del 3,4 por ciento con respecto al
mismo período de 2013. Las mediciones de los tres índices
coyunturales de producción industrial consultados –
Estimador Mensual Industrial, elaborado por el INDEC, y
los índices de actividad industrial, publicados por Ferreres
y Asociados y por la Fundación FIEL– coinciden en el
resultado.
Según datos del Estimador Mensual Industrial elaborado
por el INDEC, en el primer cuatrimestre de 2014 las
mayores caídas se registraron en la actividad de las
terminales automotrices, el resto de la industria
metalmecánica y los productos de caucho y plástico.
Entre estos últimos se destaca la disminución del 7,8 por
ciento de la producción de neumáticos que se vincula con
la menor demanda de las terminales.
Con respecto a la producción de las terminales
automotrices, según datos de la Asociación de Fábricas de
Automotores (Adefa), en el mes de mayo pasado la caída
de la producción de automotores se profundizó al
disminuir un 36 por ciento respecto de mayo de 2013.
(Continúa en pág. siguiente)

Por lo tanto, el acumulado enero-mayo de
2014 también ha empeorado, al registrar una
caída del 22 por ciento en comparación con el
mismo período del año anterior. Este
resultado es la consecuencia de la
disminución del 26 por ciento en las ventas a
concesionarios de vehículos de producción
nacional y de la caída de las exportaciones
del 24 por ciento al comparar el acumulado
enero-mayo de 2014 con el del mismo período
del año anterior. Este panorama ha llevado a
varias terminales a suspender turnos de
producción para no seguir acumulando stock.
La industria metalmecánica, excluida la
automotriz, presenta una caída del 6,8 por
ciento en el primer cuatrimestre de
2014 en relación con el mismo
acumulado del año anterior, según
datos del Estimador Mensual
Industrial (INDEC). Este sector
industrial incluye un amplio conjunto
de rubros vinculados a diversas
actividades metalúrgicas como la
producción de maquinaria y equipo.
La menor actividad metalúrgica de
año es corroborada también por el
informe de coyuntura de la industria
metalúrgica elaborado por la
Asociación de Industriales
Metalúrgicos de la República
Argentina (ADIMRA). Este informe registra
para el primer trimestre de 2014 un descenso
del nivel de producción metalúrgica del 2,5
por ciento respecto del primer trimestre de
2013. Entre los rubros relevados por este
informe, las principales caídas se registran en
las producciones de maquinaria agrícola y de
autopartes.
Sobre la evolución del segmento de máquinas
agrícolas, según el informe sobre el sector
elaborado por el INDEC, las ventas en
“Sin inversiones…” (viene de pág. anterior)
unidades de máquinas agrícolas de
producción nacional presentan una
importante caída del 30 por ciento en el
primer trimestre de 2014 con respecto al
primer trimestre de 2013.
El gráfico muestra las unidades vendidas de
máquinas agrícolas de producción nacional en
el primer trimestre de los últimos diez años.
Se ha tomado siempre el primer trimestre de
cada año para evitar efectos vinculados con
la estacionalidad. Se incluyen las ventas de
cosechadoras, tractores, sembradoras e
implementos agrícolas. Desde 2004, el pico
de ventas de máquinas agrícolas nacionales se
alcanzó en 2007. Luego, la serie muestra una
muy fuerte caída en 2009 y una recuperación
en el período 2010–2013, aunque sin alcanzar
los guarismos de 2007 y 2008. El dato del
primer trimestre de 2014 se destaca por ser
el segundo más bajo de los últimos diez años
después del mínimo obtenido en el primer
trimestre de 2009. 

Algunas claves para entender el laberinto
de la deuda externa. Por Jorge Todesca*
A
c
t
i
v
i
d
a
d
e
s

d
e
l

M
o
v
i
m
i
e
n
t
o

P
r
o
d
u
c
t
i
v
o

A
r
g
e
n
t
i
n
o

C
o
n
f
e
r
e
n
c
i
a
s
,

d
e
b
a
t
e
s

y

c
o
n
v
e
r
s
a
c
i
o
n
e
s

c
o
n

l
o
s

p
r
o
t
a
g
o
n
i
s
t
a
s

d
e

l
a

e
s
c
e
n
a

n
a
c
i
o
n
a
l
.



En los últimos meses el gobierno realizó un claro intento por acercarse al mercado
financiero internacional. La razón de este cambio de política fue la convicción de que
sin nuevo ingreso de capitales no se podrían afrontar los pagos externos. Entre otras
cuestiones, se pagaron diversos juicios con sentencia en el CIADI, se saldó la
expropiación de Repsol-YPF y se cerró el acuerdo con el Club de París.

La resolución de la situación con los holdouts en EEUU era el último eslabón a
normalizar (aunque fuera frágilmente) para intentar un ingreso de dólares por
distintas vías: emisión de bonos en moneda extranjera por parte de las provincias,
ingresos por emisión de deuda o inversiones en YPF, emisión de deuda por parte del
Gobierno Nacional.

(continúa en página siguiente)

Actividades próximas:
MARTES 23 DE JUNIO – 14:00 a 17:00
Debate sobre el anteproyecto de
reforma del Código Penal. Sede MPA
Buenos Aires.
JUEVES 3 DE JULIO – 18 :00
Actualización del panorama social.
Sede MPA Buenos Aires.

Felicitamos al Dr. Alieto Guadagni, recientemente
incorporado como miembro titular a la Academia
Argentina de Ciencias del Ambiente.
OBSERVATORIO MPA
(Viene de página anterior)

El solo hecho de que la Corte de EEUU difiriera su pronunciamiento o, mejor
aún, aceptara tratar el caso, habilitaba esa estrategia. Ese camino se cerró.

En los últimos meses la recuperación de las reservas internacionales ha sido
muy débil, a pesar de tratarse de la época del año de mayores ingresos del
comercio exterior.

El 31 de enero pasado las reservas internacionales estaban en US$ 27.748
millones y el 6 de junio pasado (último dato oficial) en US$ 28.623 millones.
Es decir virtualmente al mismo nivel.

La resolución de la Corte de EEUU pone al gobierno frente a dos
alternativas: pagar y seguir apostando a la llegada de fondos del exterior o
no pagar y aferrarse a las reservas relativamente escasas para esta
situación.

La decisión parece inclinarse en esta última dirección y hay una razón que
probablemente la explique: los pagos normales de la deuda externa más el
pago extraordinario al Club de París ascienden a unos US$ 4.000 millones de
dólares.

Director de Finsoport Consultores y miembro del Consejo Académico MPA.
ECONOMÍA SOCIAL, POLÍTICAS DE
ESTADO Y CONSENSOS DEMOCRÁTICOS
Por Dr. Mario Elgue

La economía social -integrada
principalmente por cooperativas y
mutuales, y también por asociaciones
de interés común y redes de mipymes-
representa en nuestro país un 10% del
PIB; ocupando a más de 500.000
empleados y trabajadores asociados
directos y a otros tantos indirectos,
nucleando como asociados a un 35%
de la población. Esta otra forma de
organizar asociativamente las
actividades socioeconómicas (de
alrededor de 12.000 cooperativas y
4.000 mutuales) expresa a un genuino
empresariado nacional, gestionado
democráticamente por sus asociados y
principal agente de las economías
regionales.

A futuro, como medidas más
relevantes que deberían imple-
mentarse para el sector, aparece la
creación de una Secretaria de Estado
de Economía Social y Desarrollo
Asociativo (con rango ministerial), con
presupuesto propio, con recursos
técnicos y humanos, que permitan una
adecuada acción de promoción y
contralor, hoy inexistentes. Plantear
la incorporación de la enseñanza de
los principios y valores del
cooperativismo y el mutualismo en
todos los niveles de la educación
formal, de acuerdo a lo establecido
en el artículo 90 de la Ley 26206 – Ley
de Educación Nacional.

Las organizaciones que
integran la economía social, deben ser
parte de Políticas de Estado
consensuadas, en pos de una sociedad
más democrática, con seguridad
ciudadana, justa y participativa, que
contemple una más equitativa
distribución del ingreso, un
equilibrado federalismo, que
promueva las economías regionales y
el desarrollo local y un efectivo
pluralismo político y socioeconómico
que prevea -junto al legítimo rol del
Estado y del sector privado
convencional- un espacio protagónico
para las organizaciones de la
economía social.








www.mpargentino.com.ar – facebook.com/mpargentino - https://twitter.com/mpargentino

Agradecemos la colaboración en las anotaciones del mes a:
Víctor Beker (CENE), EY-SEGIB, IDESA, Jorge Todesca, Mario Elgue, Luciano Jáuregui, Maité Ros.
2011 – 20 de Junio – 2014
MOVIMIENTO PRODUCTIVO ARGENTINO
Trece años juntos, las mismas convicciones.

“Hay que rescatar la mejor tradición productiva de la Argentina, que la tiene.
Esa tradición de convertir la cultura productiva en motor del desarrollo existió en el país en
distintas etapas y siempre estuvo presente en el ideario de las fuerzas políticas que marcaron
etapas importantes en la historia nacional.
El desafío de hoy es recrearla, adaptarla al complejo mundo que nos toca vivir. (…)
Debemos revertir la equivocación estratégica de la clase dirigente que ha llevado a la existencia
de un Estado desentendido del desarrollo, enemigo de la producción y del trabajo, desertor de sus
responsabilidades en la justicia, la educación, la asistencia social (…)
Sólo una cultura de la producción y el trabajo podrá cambiar esta situación. Sin producción no hay
crecimiento que se sustente en el tiempo, no hay empleo para los argentinos, no hay capacidad de
pago de nuestros compromisos externos y la estabilidad de la moneda deberá lograrse con el
ajuste permanente del nivel de vida de la gente.”
(Del Documento Fundacional del Movimiento Productivo Argentino, 2001).

MOVIMIENTO PRODUCTIVO ARGENTINO
Presidente
Dr. CARLOS BROWN

Presidente Honorario
Dr. EDUARDO DUHALDE

Director Economía Social
Cr. MARIO ELGUE

Secretaria Académica
Lic. SILVINA VIAZZI