You are on page 1of 7

INTRODUCCIÓN

El objetivo principal del estudio del mapa topográfico de un sector es conocer
detalladamente las distintas técnicas de análisis del terreno a través de calcos y, el
significado de la disposición de los drenajes y las líneas de crestas permite inferir las
características litológicas de la zona de estudio, así como las deformaciones a las que ha
sido sometida y la capacidad del material rocoso para resistir la erosión.
La zona de estudio se encuentra en la región occidental de Venezuela, en el Sector
Villa Rosa, Municipio Iribarren del Estado Lara, específicamente entre las latitudes 9°55’N
y 10°N y las longitudes 69°22’30”W y 69°30’W, cuyo mapa topográfico está identificado
como Hoja 6345-IV-NO, representado a escala 1:25.000.

CAPITULO I. DRENAJES:
En cuanto a la hidrografía, pueden observarse 8 cuencas hidrográficas delimitadas
por las líneas de crestas. La cuenca de mayor extensión (A) posee un río principal de orden
4, denominado Río Turbio o Barquisimeto, el cual es ligeramente sinuoso en toda su
extensión observable y posee una orientación general es N45°E. En la banda norte del río,
puede observarse un numeroso conjunto de tributarios, algunos con patrón dendrítico
dentro de las sub-cuencas marcadas, aunque todos poseen un patrón enramado sub-
paralelo con respecto al Río Turbio. En la banda sur del río, a pesar de tener una sub-
cuenca con un colector de orden 3 muy caudaloso, denominada Quebrada Guaiquiba,
cuyos tributarios tienen patrón sub-paralelo, se observan drenajes tributarios mucho
menos numerosos que en la banda norte.
La cuenca B, es la cuenca de mayor densidad hidrográfica. Presenta un colector de
orden 5, que se forma en la naciente de la Quebrada Mosquera, su orientación general es
N5°E y su geometría es mixta, ligeramente sinuosa desde 1 hasta 2 y anastomosado de 2 a
3, lo que indica que la erosión ejercida sobre las rocas de baja competencia frente a las de
alta competencia genera un cauce sinuoso, cuyos sedimentos arrastrados por la corriente
se depositan en un área de muy baja pendiente y forman pequeñas islas de sedimentos.
Posee numerosos tributarios dispuestos en patrones dendríticos y sub-paralelos. Su
tributario más caudaloso es la Quebrada La Antia, que está ubicada al oeste del río
principal, sirve como colector de 3 sub-cuencas con varias ramificaciones, una de ellas
presenta orden 4, donde uno de sus vertientes de orden 3 tiene un patrón sub-paralelo,
mientras que el otro posee un gran número de tributarios de orden 1 dispuestos sub-
paralelamente y un tributario de orden 2 cuyo patrón es claramente dendrítico.
La cuenca C, tiene como colector principal la Quebrada El Totumo, cuya dirección
general es N35°E, es sinuoso y de orden 4, presenta pocos tributarios en las bandas este y
oeste del cauce principal, éstos están dispuestos en patrones dendríticos, sin embargo,
los tributarios son vertidos por numerosos drenajes extensos, también son observables
muy pocos tributarios de baja longitud y dispuestos sub-paralelamente. La cuenca D,
cuenta con la Quebrada Barradeña como cauce principal de orden 4, la trayectoria es
rectilínea en casi su totalidad sin embargo en 1-2 se observa una curva sinusoidal muy
pronunciada, y su dirección es N…E. Los colectores de las sub-cuencas pertenecientes a C
presentan abundantes tributarios dispuestos sub-paralelamente y éstos colectores, a su
vez posee patrón sub-paralelo con respecto al cauce principal. Uno de los tributarios tiene
una trayectoria curva muy notoria (3-4), éstas curvaturas en la trayectoria de los cauces
puede ser producto de hoces, indicando la diferencia de litologías en cuanto a su
capacidad de resistir la erosión causada por el drenaje.
De la cuenca F, se observan algunos tributarios con disposición dendrítica y no se
observa el colector principal. En cuanto a las cuencas E, H y G, no puede observarse cauce
principal debido a que no pertenecen a la hoja 6345-IV-NO, sin embargo, se delimitaron
de ésta forma debido a la línea divisoria de aguas.
La disposición dendrítica indica pendientes moderadas, baja permeabilidad,
uniformidad en la capacidad de resistir la erosión que posee la roca subyacente, lo que no
le permite controlar el modelo de flujo del agua generando ese patrón. A su vez, la
disposición sub-paralela de los tributarios indica la alternancia de rocas competentes y no
competentes, y otras características consistentes con la disposición dendrítica, lo cual
permite concluir, que en las áreas de mayores altitudes existe una litología relativamente
uniforme en comparación con aquella que se encuentra en menores altitudes.
CAPITULO II. RELIEVE Y PAISAJE:
En cuanto a la orografía, se observan cuatro tipos de pendiente predominantes, las
cuales permitieron describir cuatro unidades geomorfológicas, la primera unidad es de
Paisaje Montañoso, cuya pendiente es de moderadamente abrupta a abrupta, es decir,
entre 10° y 30° de pendiente. La segunda unidad, la cual es de Paisaje de Valle en V, el cual
presenta pendiente moderadamente abrupta, que oscila entre 10° y 18°, por lo que se
observan ríos moderadamente encajados. La tercera unidad, es un Paisaje Llano, cuya
pendiente califica en Llano a Muy Suave, de 0° a 2°. La última unidad es montañosa de
pendiente moderada en la Loma El León, entre 5° y 10°.
Dentro del paisaje montañoso, se observa la existencia de tres líneas de cresta
principales, las cuales son Pseudo-Paralelas entre sí, la primera tiene una tendencia
sinusoidal, sin embargo, su rumbo general es N30°E, la segunda fila es mixta, aunque es
rectilínea en casi su totalidad, posee un notorio quiebre en 1-2, lo que evidencia la posible
existencia de una falla, y su rumbo general es N50°E, y por último, la tercera fila es de
trayectoria ligeramente sinuosa, cuyo rumbo es N40°E, estando entonces el rumbo
general de las líneas de crestas, aproximadamente en N40°E.
La línea de cresta número 1, enumeradas en sentido oeste - este, posee un sector
alto, denominado Cerro El Trompillo que, a partir de él se derivan estribaciones hacia
todos los sentidos (similar al patrón radial de drenajes), y de donde parten numerosos
drenajes, se observa un declive persistente en una dirección (Suroeste- Norte). Las
laderas que conforman las líneas de crestas son simétricas y presentan una pendiente
moderadamente abrupta. La distribución de los drenajes es bastante simétrica en ambos
lados de la línea de crestas, por lo que la densidad de los drenajes es similar.
La línea de cresta número 2, es decir, la cresta central, posee algunas oscilaciones
que en su altitud que no sobrepasan los 100 metros de diferencia. Sin embargo, se
observa un sector particularmente alto, perteneciente a Loma El León, de desde la cual se
desprende un gran número de estribaciones y drenajes. La línea de crestas presenta
declive en una dirección (hacia el sur-oeste), y las crestas que la conforman son
relativamente planas. Las laderas que conforman la línea de crestas son simétricas entre
sí, pues las pendientes que las conforman son moderadamente abruptas a abruptas. En la
banda norte de la fila los drenajes son más abundantes y están medianamente encajados,
la banda sur de la fila hay menor densidad de drenajes, éstos están medianamente
encajados.
La línea de cresta número 3, posee una pequeña cantidad de estribaciones, sin
embargo éstas son bastante largas, de las cuales existe una más notoria, donde derivan
otras más pequeñas, ésta posee una dirección oeste-este, y en las banda norte de ésta,
pueden observarse mayor cantidad de drenajes que en la banda sur, y todos están
encajados entre las grandes estribaciones. Ésta línea de crestas pertenece a pequeñas
laderas cuya altitud y pendiente es muy similar, y son simétricas entre sí. La línea de
crestas tiene declive hacia el norte.
En conclusión, las características generales de las líneas de crestas, su geometría y
la disposición de los drenajes a los lados de las mismas, indican la posibilidad de que la
litología ¡¡¡Completa aquí mijita!!!
Las líneas de contacto entre las unidades geomorfológicas de paisaje montañoso y
llano son irregulares, éstas fueron delimitadas debido a la disminución progresiva en la
pendiente, hasta alcanzar una pendiente muy suave (1,2° aproximadamente), ubicada al
noroeste. Posee algunos pequeños drenajes, y un notorio río anastomosado con un cauce
ancho, lo que indica que esta zona es una llanura de inundación.
En cuanto a los valles, se observan ríos encajados bien delimitados entre las lomas
que les rodean. Éstas son similares entre sí, con pendientes altas, de tipo moderadamente
abrupta. Los valles del lado oeste mantienen el ancho de su cauce hasta alcanzar la zona
llana, sin embargo, el valle central aumenta su ancho a medida que se acerca al norte, y
por último, el valle más grande, donde se encuentra el Río Turbio, su espesor es oscilante,
aunque puede notarse que se hace más angosto hacia el norte.
UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA
FACULTAD DE CIENCIAS
ESCUELA DE QUIMICA- DEPARTAMENTO DE GEOQUIMICA
INSTITUTO DE CIENCIAS DE LA TIERRA
ASIGNATURA: INTERPRETACION DE MAPAS




Análisis del Mapa Topográfico:
Hoja 6345-IV-NO, Sector Villa Rosa,
Municipio Iribarren, Estado Lara.






Br. Ana Del Nogal
Profa. Laura Torres
Caracas, 13 de octubre de 2014.
RESUMEN:
El objetivo principal del estudio del mapa topográfico de un sector es conocer
detalladamente las distintas técnicas de análisis del terreno, la zona de estudio se
encuentra en la región occidental de Venezuela, en el Sector Villa Rosa, Municipio
Iribarren del Estado Lara, específicamente entre las latitudes 9°55’N y 10°N y las
longitudes 69°22’30”W y 69°30’W, cuyo mapa topográfico está identificado como Hoja
6345-IV-NO, representado a escala 1:25.000. En cuanto a la hidrografía, se observaron
ocho cuencas hidrográficas, una de las cuales presenta una densa red de drenajes, otra
cuenta con un río anastomosado alimentado por dos quebradas que sirven como
colectores principales de varias sub-cuencas, en otra de las cuencas se observó un río de
gran caudal alimentado por numerosos tributarios. La mayoría de los tributarios estaban
dispuestos según los patrones dendrítico y sub-paralelo, de esto puede inferirse baja
permeabilidad en la litología, así como bandas alternantes de material competente y no
competente, y altas pendientes. Con respecto al relieve, se delimitaron cuatro unidades
geomorfológicas. En el paisaje montañoso se observaron líneas de crestas dispuestas
pseudo-paralelas entre sí, generalmente con trayectoria sinusoidal y con declive en
dirección norte, una de ellas presenta un notorio quiebre en su trayectoria, que pudo ser
producido por esfuerzos, como una falla. En el paisaje llano, pudo notarse la existencia de
una llanura de inundación, debido a que posee un río anastomosado, que es de bajo
torrente y transporta gran cantidad de sedimentos. Se observan valles encajados en V y
en U, cuyas aguas corren de sur a norte y por último se observó un altiplano, al este del
sector, ubicado en el punto más alto de una ladera. Estas unidades fueron delimitadas
debido a las diferencias en la pendiente y en las altitudes. En conclusión, la litología del
sector es ¡¡¡Completar!!!