You are on page 1of 32

L

a banca móvil no es solo un cambio
de plataforma. Para las IFD, su
aparición es un camino alterno que
permitirá bancarizar a un sector mucho
más amplio de las poblaciones de América
Latina. Conozcamos algunas iniciativas
exitosas. [pp. 16-19]

EN ESTA EDICIÓN:
El plan de crédito agrícola del BRDE | Claves para entender
la importancia de las cadenas de valor | Start Up y banca de
desarrollo en ALC | El rol inclusivo de la banca móvil | Project
Finance: alternativa para grandes proyectos | Desarrollo
de productos en microfnanzas basado en ecosistemas |
Ahorro: base del éxito y el crédito hipotecario en Uruguay.
REVISTA
J
u
l
i
o

-

s
e
t
i
e
m
b
r
e

2
0
1
4
Banca móvil
y su rol inclusivo
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
Carta de la
presidenta
2
Revista ALIDE: Elaboración: Programa de Estudios Económicos de ALIDE. Edición: Unidad de Comunicación e Imagen. Distribución gratuita.
C
omo la primera mujer en asumir la Presidencia de ALIDE, nuestra
Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para
el Desarrollo, fundada hace más de 46 años, recibo con
mucho entusiasmo la confianza que se me ha entregado para presidir
esta prestigiosa institución, que conozco muy de cerca, primero como
directora y luego como su vicepresidenta.

Asumo este reto con el compromiso de proyectar e impulsar el trabajo que realiza ALIDE, identificar
nuevas áreas de acción, estrechar vínculos con organizaciones de la región y de fuera de ella, para el
fortalecimiento y presencia de nuestras instituciones financieras en el desarrollo económico y social de
América Latina y el Caribe. En ese propósito, no tengo dudas de contar con la decidida colaboración de
todos los integrantes del Consejo Directivo, y de todos los asociados que comparten la visión de nuestra
Asociación Latinoamericana.

Continuaremos con el objetivo de proyectar a ALIDE hacia otras regiones, profundizando las
relaciones con aquellas que nuestros países tienen vínculos de larga data -Europa-, acercándonos más a
aquellas con las que se vienen estrechando lazos en años recientes -Asia-, y que han permitido una mayor
dinamización de la inversión, el comercio y la cooperación técnica. Igualmente, a regiones con gran
potencial, como es el caso de los países árabes y de Africa.

Al interior de América Latina y el Caribe, seguiremos promoviendo la integración regional y la
cooperación entre nuestros asociados, buscando que los bancos de desarrollo diseñen e implementen
mecanismos que promuevan el comercio y la inversión en la región, así como los negocios conjuntos,
iniciativa que contó con el impulso de mi antecesor, nuestro amigo Mauro Além a quien le expreso, a
nombre de toda ALIDE, el mayor reconocimiento por su aporte proactivo.

En otra perspectiva, promoveremos el análisis y el intercambio de buenas prácticas en la banca de
desarrollo en aspectos como el apoyo a la diversificación productiva, a la producción con valor agregado,
el financiamiento a la innovación y el desarrollo, el apoyo a aceleradoras de empresas tecnológicas, start
up y emprendedores, ciudades inteligentes y de la innovación, desarrollo territorial y financiamiento de
proyectos medioambientales, entre otros temas de particular relevancia para el desarrollo y mejora de la
calidad de vida de nuestros ciudadanos.

Estoy convencida que con la participación y compromiso de todos nuestros asociados, del Consejo
Directivo que presido, y de la propia Secretaría General de ALIDE, podremos alcanzar las metas que nos
hemos propuesto, y así realizar un importante aporte al progreso económico y social de nuestros países.

Cordialmente,

María Soledad Barrera
Presidenta de ALIDE
E
d
i
t
o
r
i
a
l
3
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
4
A
g
r
i
c
u
l
t
u
r
a
E
l Banco Regional de Desenvolvimento do Extremo Sul (BRDE), que
cuenta con activos totales de US$ 4,893 millones, de los cuales el
81% corresponde a su cartera de crédito, opera en la región sur y está
controlado por los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul.
Esta zona de Brasil cuenta con casi 30 millones de habitantes y un PIB per
cápita de alrededor de US$ 15,000. En ella, existen 850 mil unidades de la
agricultura familiar que representan el 84% del total de propiedades rurales y
al 31% del área ocupada. El aporte de estas unidades se encuentra en 48% de
la producción total, lo que los coloca por encima del promedio nacional. Más
de dos millones de personas trabajan en ella, esto es el 77% de la población
ocupada en la agricultura.
A pesar de su evidente importancia, a fines de los años 90, solo 12.6% de
estos pequeños productores rurales tenía acceso a crédito. El BRDE detectó,
además, otra problemática: los recursos existían pero no llegaban a quienes
más los necesitaban. Ante esta situación, el banco decidió encontrar un sistema
que creara canales que conecten a los financiadores con el medio rural. La IFD
halló una solución en las cooperativas, que eran abundantes en estos estados
En 2013 el BRDE logró el mayor número de colocaciones agrícolas en
los programas del gobierno administrados por el BNDES. En parte, este
resultado obedece a la puesta en marcha de una estrategia que, con el
apoyo de las cooperativas, ha facilitado una sorprendente cantidad de
créditos a productores agrícolas que antes, a pesar de su peso en la
economía, no lo tenían.
El plan de crédito agrícola
del BRDE
5
Las actividades de
promoción, orientación
técnica, provisión de
las informaciones,
registros y formularios,
así como el pre-
análisis de las
operaciones y la
negociación de las
garantías, comenzaron
a ser hechas por las
cooperativas. Esta
estrategia ocasionó
que se creara
una gran red de
distribución, lo que dio
más visibilidad a los
productos y servicios
del BRDE.
A
g
r
i
c
u
l
t
u
r
a
y podían ser el puente que permitiera
hacer fluir los recursos, dado su
poder de organización, penetración
y credibilidad. Así fue como desde
el inicio de la década de 2000, se
crearon alianzas bajo la forma de
convenios con cooperativas de crédito
rural y de producción agropecuaria y
de empresas agroindustriales.
Los convenios son acuerdos a través
de los cuales el BRDE negocia la
forma y los montos de recursos que
serán trasladados a los aliados, que a
su vez los transmiten, sobre todo, a los
agricultores familiares y a medianos
y grandes productores rurales. El
alcance y la influencia logrados con
esta forma de actuación promueven
la expansión del banco en este
importante segmento de la economía
regional y su presencia en gran parte
del territorio. De esa forma, el BRDE
asumió una posición central en el
apoyo al desarrollo sustentado en la
generación de renta de la agricultura
familiar.
LOS OBJETIVOS
Los principales objetivos de las
alianzas son: 1) diseminar el crédito
de largo plazo para los pequeños
agricultores familiares; 2) desarrollar
a través de convenios y acuerdos,
acciones conjuntas con el propósito
de asignar recursos financieros,
mediante financiamientos, para la
atención a la demanda de crédito por
parte de los productores rurales; 3)
ampliar los canales de distribución
del crédito; 4) generar mayor renta
y mejorar la calidad de vida de los
productores rurales; 5) fortalecer
y capacitar a las cooperativas
a través del apoyo técnico; 6)
divulgar la presencia e imagen del
BRDE; y, 7) posibilitar a través del
crédito, el aumento de los niveles
de productividad y calidad de la
producción agrícola familiar.
Gráfco Nº 1
Valor total de crédito a través de convenios
Nota: los datos incluyen operaciones a través de todos los tipos de convenios frmados por el
BRDE, urbanos y rurales. Una parte de esos valores, contempla la operaciones a los pequeños
agricultores.
En este esquema las cooperativas
agropecuarias y de crédito rural
permiten que el BRDE se acerque a
los pequeños agricultores en todo
el territorio regional. De esa forma,
el banco asumió una importante
posición en el apoyo al desarrollo de
la economía agrícola. Conforme se
muestra en el gráfico Nº 1 el banco
está superando ampliamente las
metas establecidas de incrementar
sus contrataciones por medio de las
alianzas operacionales, con lo que
benefician directamente la agricultura
familiar.
LA CUOTA DE INNOVACIÓN
Lo fundamental e innovador en este
sistema es que permite que un banco
con pocas oficinas, como lo es el
BRDE, llegue a emprendimientos de
casi todas las municipalidades del
sur de Brasil, asegurando beneficios
para todos los participantes: los
pequeños agricultores amplían sus
fuentes de financiamiento de largo
plazo; las cooperativas de crédito rural
aumentan sus recursos para atender
a sus asociados; y el BRDE gana
capilaridad sin incrementar su costo
unitario y manteniendo una cartera de
crédito sana.
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
6
La región sur es la
segunda con mayor
número de centros
de agricultura
familiar de todo el
país. El número
total llega a 850 mil.
Solo en Rio Grande
do Sul hay unos
380 mil, en Santa
Catarina casi 170
mil, y en Paraná
más de 300 mil.
A
g
r
i
c
u
l
t
u
r
a
DESARROLLO DE LOS CONVENIOS
En los años iniciales de esta
experiencia se vio que la estrategia
no era suficiente, pues algunas
cooperativas eran muy pequeñas y
no conseguían niveles operacionales
suficientes para atender la demanda
de sus asociados. Así, una parte de
los agricultores con condiciones de
contratar crédito no lo podía hacer.
Una solución fue la inclusión en el
esquema de aliados no financieros.
Las cooperativas de producción
agropecuaria pasaron a apoyar
en el proceso y, muchas veces, a
evaluar el acceso al crédito para sus
asociados. En esta modalidad, los
convenios operacionales se realizaron
de la manera siguiente: el BRDE
ofrecía los recursos; la cooperativa
de producción agropecuaria
seleccionaba al tomador del crédito
entre sus asociados; y un tercer
aliado, una cooperativa de crédito
rural, participaba en el análisis de la
operación y presta o avala.
De este modo, el banco inauguró
prácticamente una agencia en cada
uno de los más de 600 municipios
del sur brasileño. Estas alianzas
facilitaron el acceso a las líneas de
crédito. Las actividades de promoción,
orientación técnica, provisión de las
informaciones, registros y formularios,
así como el pre-análisis de las
operaciones y la negociación de las
garantías, comenzaron a ser hechas
por las cooperativas. Esta estrategia
ocasionó que se creara una gran
red de distribución, lo que dio más
visibilidad a los productos y servicios
del BRDE.
¿CÓMO FUNCIONA?
Sin importar el tipo de convenio,
el proceso operacional básico es
el siguiente: Las cooperativas, en
nombre del BRDE, divulgan las
líneas de crédito, seleccionan a los
productores rurales y realizan parte
del análisis. Por intermedio de medios
electrónicos (Internet banking) esos
datos son enviados al BRDE para
verificar la documentación y registro.
Esto permite revisar, en cualquier
momento, los datos de la cooperativa,
el asociado, el valor de la propuesta
y la situación de la operación en
el banco (el análisis, aprobación,
contratación o desembolso).
Este procedimiento origina un informe
de análisis para cada operación,
Las tres formas básicas de los convenios:
Convenio
operacional
La entidad ejecuta, de forma parcial o total, las funciones
de captación de la operación, recolecta las informaciones y
la documentación obligatoria, pre-análisis y elaboración de
minutas de contratos de financiamiento a nombre del BRDE
y, posteriormente, participa en la fiscalización de la correcta
aplicación de los recursos.
Convenio
operacional con co-
obligación
La entidad, además de ello, se compromete con el retorno de
la operación. Después de la evaluación económico-financiera
de la cooperativa, se establece un límite de co-obligación
para la misma, y dentro de ese límite de recursos para las
operaciones se realizan.
Convenio de co-
obligación
La entidad se compromete con el retorno de las operaciones,
actuando como como garantizadora.
7
El BRDE pasó
de operar en 214
municipios a más
de mil municipios
de la región sur,
esto es, en más del
85%. En contraste,
los municipios del
interior ampliaron
su participación en
fnanciamientos de
79% a 92.3%.
el mismo que se graba en la base
de datos de cada técnico. Este
análisis culmina en una decisión
que se encamina para la toma de
decisiones del Banco Nacional de
Desenvolvimento Econômico e Social
(BNDES), IFD de la que el BRDE
es intermediario, lo que lleva al
desembolso de los recursos. Mediante
la homologación de las operaciones
por el BNDES y los respectivos
desembolsos del banco, este repasa
los recursos financieros. Finalmente,
las cooperativas liberan los recursos a
los tomadores finales del crédito.
BENEFICIARIOS
DIRECTOS E INDIRECTOS
La región sur es la segunda con mayor
número de centros de agricultura
familiar de todo el país. El número
total llega a 850 mil. Solo en Rio
Grande do Sul hay unos 380 mil,
en Santa Catarina casi 170 mil,
y en Paraná más de 300 mil. Las
principales actividades realizadas por
la agricultura familiar son la pecuaria
de bovinos, aves, porcino y de leche;
y la producción vegetal de mijo,
mandioca, frejol y soja. Por otra parte,
en la zona hay 955 cooperativas de
variado tipo. En muchos municipios
las cooperativas son las empresas más
importantes, las mayores empleadoras
y generadoras de ingresos.
RESULTADOS
La estrategia de ampliar los canales
con el mercado rural proporcionó
un crecimiento cuantitativo de los
valores contratados y una mejora
cualitativa de las operaciones. Como
resultado de ello, el BRDE pasó de
operar en 214 municipios a más
de mil municipios de la región sur,
esto es, en más del 85%. En 2000,
el 21% de los montos de crédito
fueron destinados a las regiones
metropolitanas; en 2013 fue apenas
Gráfco Nº 2
Evolución de las contrataciones por micro y pequeños productores
rurales (R$ millones de reales)
Valores a precios constantes de 2013.
el 7.7%. En contraste, los municipios
del interior ampliaron su participación
en el monto total de financiamientos
de 79% a 92.3%. Del total de clientes
que firmaron contratos en 2013, el
88% fueron productores rurales, de
ellos el 31% son micro y pequeños
productores. Esta cobertura no habría
sido posible sin el aporte clave de
las cooperativas. Y es que para un
banco con solo tres agencias es de
por sí difícil llegar a un número tan
importante de municipios dispersados
en un vasto territorio.
Como fruto de este y de otros
esfuerzos para ofrecer crédito a la
agricultura en 2013, el BRDE obtuvo
el primer lugar en colocaciones en
el ranking de desembolsos totales de
los Programas Agrícolas del Gobierno
Federal administrados por el BNDES
A
g
r
i
c
u
l
t
u
r
a
Número de asociados en cooperativas agropecuarias
y de crédito (2012)
Estado
Asociados en las
cooperativas de crédito
Asociados en
las cooperativas
agropecuarias
Paraná 695,502 129,523
Santa Catarina 870,586 65,882
Rio Grande do Sul 1,349,748 290,078
Total de la región 2,915,836 485,483
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
8
P
y
m
e
L
a producción mundial de las últimas décadas desafía las visiones
tradicionales del comercio. La fragmentación como consecuencia de los
avances en la comunicación y el transporte ha generado un incremento sin
precedentes en el volumen de comercio mundial.
Estas transformaciones, a su vez han producido un impacto positivo en aquellas
economías que incorporadas al proceso productivo global y en las que
encontraron revalorizada su posición en la provisión de materias primas, al
punto de reconfigurar el mapa productivo previo en diversos aspectos.
En este contexto, reflexionar sobre la competitividad en las actividades agrícola,
industrial y de servicios requiere contar con un marco adecuado que permita
dimensionar el peso de las diferentes producciones en el producto y el empleo,
su localización e inserción internacional.
En este sentido, la noción de cadenas de valor se deriva de manera natural en
el esfuerzo de englobar las interrelaciones existentes entre las distintas instancias
y los diversos agentes que son parte del proceso de la producción de bienes y
servicios.
Claves para entender la
importancia de las
cadenas de valor
¿Qué papel juegan las cadenas de valor en el desarrollo de políticas
crediticias? ¿Cómo favorecen al comercio exterior? Mientras los procesos
de producción y el comercio se sofstican, la importancia de estas cadenas,
como muestra el caso Bapro, se hace fundamental. Veamos por qué.
9
P
y
m
e
El análisis de cadenas de valor
implica transgredir la clasificación de
actividades económicas habitualmente
empleadas en los sistemas de
contabilidad, dado que a una cadena
contribuyen distintos sectores y a su
vez una misma actividad económica
compone diversas cadenas.
Esto obliga a repensar la doble
contabilidad en los procesos de
comercio y en la generación de
valor, complicando la consistencia
en la medición y sus posibilidades
de relativización. En este sentido, la
Organización Mundial del Comercio
(OMC) y la Organización para
la Cooperación y el Desarrollo
Económicos OECD han realizado
esfuerzos para generar nuevos
criterios.
EL EJEMPLO DEL BAPRO
Hacia finales de 2010 el Banco de
la Provincia de Buenos Aires (Bapro)
analizó las principales cadenas
de valor. Se buscaba contar con
información precisa sobre aquello
que se produce en la provincia y en
la mejor comprensión del entramado
productivo y, por ende, en el
desarrollo de una visión estratégica.
El planteamiento inicial se sustentó en
tres etapas.
(a) Identifcación y cuantifcación de
cadenas de valor
Lo primero que se buscó fue identificar
las principales cadenas de valor de la
Provincia de Buenos Aires con el fin
de obtener una serie de indicadores
que permitieran evaluarlas. Para
el desarrollo del estudio de las
cadenas productivas, se preveía
estimar 16 complejos productivos
en cuatro grandes grupos: cadenas
agrícolas, cadenas pecuarias, cadenas
industriales y cadenas de servicios.
Sobre estos 16 complejos se cuantificó
al detalle del nivel de actividad
económica provincial y nacional,
así como el nivel de puestos de
trabajo generados, las exportaciones
e importaciones, rentabilidad,
localización en el territorio provincial
y la presencia pyme que cada cadena
posee.
(b) Profundización, análisis y
propuestas de instrumentos
fnancieros
Una vez obtenido el mapa, el siguiente
paso fue profundizar en las principales
fortalezas y debilidades de cadenas
que se consideraron estratégicas
para el desarrollo productivo. Para
ello, se decidió enfatizar sobre cinco
cadenas que incluyeron una industrial
(la producción automotriz) y las cuatro
pecuarias (bovinos, lechería, avícola
y porcinos), reflejando de alguna
manera las diferentes realidades que
posee la provincia.
En este caso interesaba: (a) una
descripción cualitativa tanto de la
estructura de la cadena como de
su situación, y sus interrelaciones
con otros actores de la economía;
(b) describir su situación a nivel
internacional, para determinar
cómo Argentina podría posicionarse
respecto de otros productores a nivel
mundial; (c) cuantificar la evolución
reciente de las diferentes cadenas en
un conjunto de dimensiones (véase
gráfico Nº 1).
El objetivo era no sólo determinar el
potencial de cada una de las cadenas
de valor sino también obtener medidas
específicas mediante las cuales el
banco pudiese promover el desarrollo
de las mismas. Con este fin, se firmó
un convenio con la Universidad
de Buenos Aires para que haga
propuestas de instrumentos financieros
acordes con las necesidades de
cada una de las cadenas de valor
analizadas.
(c) Diseño de instrumentos fnancieros
y aplicación
Esta etapa se comenzó a realizar a
través de la implementación de una
línea específica para el financiamiento
de cadenas de valor de la Provincia de
Buenos Aires, que incorpora varios de
los conceptos analizados en las etapas
previas del proyecto.
CADENAS DE VALOR
Y POLÍTICA CREDITICIA
En el estudio se determinó un
conjunto de dimensiones relevantes:
la participación de los eslabones de
la cadena presentes en la Provincia
de Buenos Aires respecto del total
nacional (peso de la cadena provincial
en el respectivo complejo nacional);
su importancia dentro de la Provincia
de Buenos Aires (la relevancia
de la cadena en la estructura
productiva provincial); el nivel de
El análisis de
cadenas de valor
implica transgredir
la clasifcación de
actividades económicas
habitualmente
empleadas en
los sistemas de
contabilidad, dado
que a una cadena
contribuyen distintos
sectores y a su vez
una misma actividad
económica compone
diversas cadenas.
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
10
P
y
m
e
encadenamientos hacia delante
(proporción del valor agregado que
se genera en el tramo downstream
de la cadena); los encadenamientos
hacia atrás (valor agregado generado
en forma upstream en el complejo);
el nivel de exportaciones; el saldo
comercial; la presencia pyme
(importancia de las empresas de
menor tamaño en la cadena); la
generación de empleo); el desarrollo
regional; y su rentabilidad (estado de
la rentabilidad unitaria respecto de
2006).
Un ejemplo simple de cómo los
indicadores permiten una mayor
comprensión de las cadenas se
encuentra en los resultados para el
comercio exterior. En particular, las
16 cadenas estimadas en la Provincia
de Buenos Aires explican el 86% de
sus exportaciones. Es decir, que por
cada 100 dólares que se exportan,
86 corresponden a alguna de las 16
cadenas estimadas originalmente. Por
otra parte, se determinó que cuatro
cadenas (automotriz, petroquímica,
soja y metales) explican más de la
mitad de las exportaciones registradas
por las 16 cadenas.
El posicionamiento de las cadenas
y los tipos de problemas que cada
una enfrenta cambian radicalmente
cuando se modifica el enfoque con
el cual abordarlas. Si el objetivo de
política fuese promover las ventas
externas, la cadena automotriz
se posicionaría como uno de los
principales complejos exportadores.
Sin embargo, cuando se considera
el conjunto de las ventas y compras
externas se pone de relieve la
importancia del componente
importado en dicha cadena, que pasa
a ser uno de los principales complejos
demandantes de divisas. Además, la
lógica de cadenas de valor permite
identificar los sectores de la cadena
que generan un mayor aporte a la
demanda de divisas (en este caso,
el sector autopartista) y determinar
las posibles herramientas para su
promoción.
En síntesis, el estudio de las cadenas
permite establecer criterios de
medición de impacto que ayudan
a la comprensión de los dilemas
de política relevantes y sirven para
mejorar y focalizar las políticas
crediticias.
RESULTADOS
Uno de los resultados es la ya
referida línea de créditos destinada
a financiar las cadenas, que contó
con un primer tramo de cerca seis
millones de dólares. Esta línea tiene
el apoyo del gobierno de la Provincia
de Buenos Aires, por lo que los
requerimientos legales se encuentran
libres del pago de impuesto de sellos,
lo que reduce el costo administrativo.
Asimismo, por un convenio con la
Corporación Andina de Fomento se
han obtenido recursos por US$ 20
millones.
Gráfco Nº 1
Cadenas de valor identifcadas y dimensiones
Gráfco Nº 2
Evaluación de impacto en tres cadenas de valor
Impacto de un incremento de 200 mill de $ en la facturación de la actividad madre
Fuente: Gerencia de Estudios Económicos - Banco de la Provincia de Buenos Aires (GEE-BPBA).
11
En el transcurso de este desarrollo
experimental, el banco ha otorgado
casi 50 créditos, por cerca de un
millón de dólares, a empresas
integrantes de cadenas vinculadas
a la producción de metales, el
turismo, la salud, incluyendo
también a empresas que prestan
servicios de carácter transversal en
las cadenas como por ejemplo las
vinculadas con la impresión, las
comunicaciones y los productos
electrónicos.
Vale destacar que el monto promedio
del préstamo bajo esta línea es
equivalente a unos 15 sueldos
mensuales promedio de la economía
argentina. Esta cifra evidencia que
se trata de una línea claramente
destinada al desarrollo de las pymes
en el territorio provincial.
El 90% de los mismos, se realizó bajo
la modalidad de cesión de factura a
30 y 60 días, mientras que el resto se
distribuyó entre plazos de 90 y 180
días con ambas modalidades. Uno
de los indicadores que muestra su
ventaja es que varias de las empresas
que tomaron un crédito lo volvieron
a hacer, e incluso durante un período
superior al año calendario.
Este año se busca reforzar los
instrumentos para alcanzar a sectores
con importantes cuellos de botellas,
como por ejemplo, la industria de
autopartes, a fin de fomentar su
desarrollo
El banco lanzó la línea de
préstamos para empresas
integrantes de cadenas
de valor estratégicas de la
Provincia de Buenos Aires cuyas
características principales son: a)
Destino de los fondos: evolución
comercial y financiamiento a la
cadena de valor; b) Modalidades
de financiación: con cesión de
facturas o cesión del contrato
de suministros; c) Monto: con
cesión de facturas hasta el
80% del importe de las facturas
cedidas en prenda, y con cesión
de contrato de suministros hasta
el 80% del precio fijado en el
contrato de suministros; d).
Monto mínimo: US$ 10,000.
e) Plazos y formas de pago:
con cesión de facturas las
operaciones se instrumentan
Cadenas e instrumentos fnancieros
a través de un préstamo a
interés vencido, con vencimiento
coincidente con lo estipulado en
la factura, sin superar los 180
días. Pago íntegro al vencimiento
con servicios de interés
mensuales; f) Tasa de interés: Con
cesión de facturas se aplica la
denominada “tasa testigo” por un
multiplicador establecido según
el plazo, que va desde uno para
30 días hasta 1.16 para 180
días. Con cesión del contrato el
multiplicador va desde 1.12 a
90 días hasta 1.3 a 360 días;
y, g) Comisión de acuerdo: de
0.15% a 0.60% según el plazo,
al momento de efectivizarse la
operación.
De esta forma, se ofreció un
primer instrumento financiero
genérico, que permite poner en
práctica los aspectos sinérgicos
de las cadenas de valor. Si bien
el descuento de documentos
comerciales es una práctica
habitual en Argentina a través
del factoring, existen dos
características que distinguen al
préstamo de cadenas de valor.
En primer lugar, la práctica
innovadora de ofrecer como
posible garantía no solo las
facturas, sino también los
contratos de suministro. En
segundo lugar, que la cesión de
facturas proviene de relaciones
bilaterales a lo largo de una
cadena de valor, lo que permite
al banco poseer una información
mayor sobre las características
de la empresa y reduce el costo
financiero.
En el transcurso
de este desarrollo
experimental, el
banco ha otorgado
casi 50 créditos, por
cerca de un millón de
dólares, a empresas
integrantes de
cadenas vinculadas
a la producción de
metales, el turismo y
la salud.
P
y
m
e
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
12
E
l principal motor del crecimiento de los países latinoamericanos ha sido la
inversión en actividades productoras de materias primas debido al poco
apoyo a la creación de empresas de base tecnológica, a la innovación
y el desarrollo. Según datos del Banco Mundial, solo Chile y México invierten
alrededor del 0,4% de su PIB en innovación y desarrollo, mientras Israel el 4,5%,
Corea del Sur alrededor de 3,4%, y los países de la OECD en promedio 2,4%.
Pese a contar con más del 8% de la población mundial genera cerca de 3,000
patentes al año. Esto es menos de lo que hace Corea del Sur, que con algo más
del 0,5% de esa población generó 79,652 en 2013.
No obstante, el emprendimiento y la creación de Start Up no solo dependen de
inversión en investigación y desarrollo, sino de la creación de “un ecosistema de
emprendimiento”. La revista Harvard Business Review estructura en seis ejes los
ecosistemas de emprendimiento: políticas, finanzas, cultura, servicios de apoyo,
capital humano y mercados. Además, los ecosistemas de emprendimiento
requieren de la construcción de clusters adyacentes.
Start Up y banca
de desarrollo en ALC
El apoyo a Start Up (o compañías incipientes) y ecosistemas de negocios
en países de la región es fundamental para transformar la matriz productiva.
De momento, solo Chile y Brasil destacan en los rankings más importantes,
pero iniciativas de Perú, Colombia y México ya muestran resultados
signifcativos. A continuación un análisis detallado.
Por Javier Carbajal*
E
m
p
r
e
n
d
i
m
i
e
n
t
o
*Economista investigador de ALIDE.
13
La meta es convertir
al país en el quinto
mayor mercado
de TI para el 2022
y aumentar los
ingresos del sector
de US$ 102,000
millones del 2011
a US$ 200,000
millones en 2022.
También se espera
que la participación
del sector TI en el
PIB aumente de 4.4%
de 2011 a un 6% en
2022.
E
m
p
r
e
n
d
i
m
i
e
n
t
o
En línea con estas consideraciones
en 2012, Telefónica Digital y Startup
Genome elaboraron el “Informe de
Ecosistemas para las Start Up 2012”,
en donde se señalan los mejores
lugares para emprender. Del top de
20 ciudades, se observa que cinco
de los seis primeros están ocupados
por ecosistemas localizados en los
Estados Unidos, de éstos, el primer
lugar es Silicon Valley. Tel Aviv, en
Israel, está considerada como el
número dos. Londres, en el lugar
siete, es el ecosistema europeo mejor
calificado. Singapur es el mejor
evaluado entre los asiáticos y sólo
hay dos ecosistemas latinoamericanos
considerados: Sao Paulo, Brasil en el
lugar 13 y Santiago de Chile en el 20.
Asimismo, en el caso de Sao Paulo,
el informe destaca el número de
empleos generados por las Start Up
de esta ciudad. Por su parte, Santiago
se Chile destaca como “un modelo de
ecosistema promovido por el sector
público”, donde Start Up Chile ha
creado una fuerte red de apoyo a los
emprendedores, además que las Start
Up de Santiago de Chile tienen 4.8
mentores en promedio, casi 25% más
que Silicon Valley.
Sin embargo, en los últimos años son
cada vez más los países de la región
que se han sumado a la creación
de programas que impulsen los
ecosistemas y el apoyo a las Start Up.
Es el caso de Colombia, que hace
tres años lanzó el programa INNpulsa
para el crecimiento empresarial de alto
impacto o Innova para pymes. Perú
creó a fines de 2012, Start Up Perú
una iniciativa gubernamental liderada
por el Ministerio de la Producción y el
apoyo del Fondo para la Innovación,
Ciencia y Tecnología (Fincyt).
A esto se suma México con la reciente
creación del Instituto Nacional del
Emprendedor (Inadem), cuyo objetivo
es coordinar la política nacional de
apoyo a emprendedores y manejo del
Fondo Nacional del Emprendedor.
START UP BRASIL
Es una iniciativa creada por el
Ministerio de Ciencia, Tecnología
e Innovación en alianza con
aceleradoras, para apoyar a las
empresas nuevas de base tecnológica
y Start Up. La figura de la aceleradora
surge como un agente orientado al
mercado y con capacidad de inversión
financiera, que tiene la función
de direccionar y potencializar el
desarrollo de las Start Up.
Como parte de Start Up Brasil está
el Plan Mayor para el desarrollo
de software y tecnologías de la
Información, conocido como “TI
Maior”; que contempla una inversión
de unos US$ 250 millones, para
el período 2012-2015. La meta es
convertir al país en el quinto mayor
mercado de TI para el 2022 y
aumentar los ingresos del sector de
US$ 102,000 millones del 2011 a US$
200,000 millones en 2022. También se
espera que la participación del sector
TI en el PIB aumente de 4.4% de 2011
a un 6% en 2022.
En el programa cada año hay dos
etapas de selección, en cada una son
seleccionadas aproximadamente 50
Start Up nacionales y extranjeros a
quienes se les otorga US$ 100 mil de
capital semilla (no reembolsable), en
la forma de becas para los miembros
de la Start Up por un año. También,
a cada Start Up seleccionada se le
asigna una aceleradora de negocios
(entidad privada), la cual les brindará
estructura física, jurídica, marketing
y capacitaciones con el objetivo de
madurar el modelo de negocios para
que pueda ser comercializado en el
menor tiempo posible.
La meta es acelerar 200 Start Up
de software y servicios de TI hasta
el 2014 (el programa inició en abril
del 2013). Solo en el 2013 más de
1,600 se inscribieron para participar
de Start Up Brasil, de los cuales
fueron seleccionados 118 en dos
convocatorias y 87 fueron apoyadas.
Conforme a la convocatoria ellas
necesitaban asociarse a una de las
nueve aceleradoras elegidas en las
dos fases del programa para recibir
los recursos. La inversión financiera
de las aceleradoras y del gobierno
totalizaron casi US$ 10 millones más
US$ 6.7 millones en infraestructura,
workshops, mentorías, alianzas, etc.
Una estrategia adicional radica en
la participación directa del Banco
Nacional de Desenvolvimento
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
14
I
n
n
o
v
a
c
i
ó
n

y

d
e
s
a
r
r
o
l
l
o
Econômico e Social (BNDES) en
compañías innovadoras o fondos de
participación. Entre estos fondos, los
Criatec se destacan como fondos
de capital semilla que buscan
capitalizar micro y pequeñas empresas
innovadoras.
El primer fondo de capital de
riesgo de la serie Criatec tuvo una
inversión de unos US$ 48 millones.
De acuerdo con el Bndes, las 36
empresas innovadoras que recibieron
aportes del Criatec I, comercializaron
831 productos en 2013 (más de1
14.4% en relación a 2012). En
2013 lanzaron 26 nuevos productos,
que generaron una facturación
adicional de US$ 3.4 millones, con
exportaciones de US$ 3 millones.
Lanzado en diciembre de 2013,
Criatec II sumó la inversión de US$
82,5 millones. Por último, a fines de
agosto de 2014, se lanzó el Criatec
III. Este fondo apoya a empresas con
ingresos operacionales no mayores
a US$ 5.4 millones al año previo de
aprobación de la inversión. El monto
máximo de aporte por empresa, en
una primera capitalización, será de
US$ 1.4 millones.
START UP CHILE (SUP)
Es un programa que busca atraer
emprendedores de clase mundial
para que inicien sus negocios en
Chile, fortaleciendo el entorno de
emprendimiento, apoyando la cultura
de la innovación y conectándolo
con el mundo. Está dirigido a
emprendimientos extranjeros, y a
través de la Corporación de Fomento
de la Producción (Corfo) otorga
financiamiento de hasta unos US$ 35
mil por proyecto, para la ejecución
de una idea de negocio de alto
potencial.
Los emprendedores deben ser
personas que hagan un aporte
importante al ecosistema. Este
subsidio funciona bajo un sistema
de reembolsos o bajo anticipo.
Además, el programa ofrece Visa de
Trabajo por un año al beneficiario
del programa y a un equipo de hasta
3 personas (beneficiario incluido),
todos ellos presentados al programa
durante el proceso de postulación. El
programa planea traer hasta 1,000
proyectos.
Desde 2010 hasta ahora se han
postulado más de 10 mil proyectos
provenientes de más de 100 países
del mundo, de los cuales 750 ya
han sido financiados. El dato más
importante reside en que casi el 17%
de los proyectos levantaron más de
US$ 150 millones en total de fondos
privados posterior a su salida del
programa.
INNPULSA COLOMBIA
Lanzado en febrero de 2012,
INNpulsa Colombia es un
programa especial del Banco de
Desarrollo Empresarial de Colombia
(Bancoldex), que busca fortalecer un
ecosistema que facilite la creación
de emprendimientos dinámicos y de
alto impacto en este país, a través
de apoyo financiero y no financiero.
Según el último reporte de INNpulsa
Colombia a julio de este año han
creado 18 nuevos instrumentos de
cofinanciamiento para proyectos en
etapas tempranas, han impulsado
las incubadoras nacionales y han
promovido más de 50 grupos de
investigación para transferencia
tecnológica.
También tienen el Fondo de
Modernización e Innovación
Empresarial INNpulsa Mipyme que
apoya, por medio de la asignación
de recursos de cofinanciación no
reembolsables, proyectos que faciliten
el incremento de ingresos, ahorro de
costos, desarrollo de nuevos productos
y servicios o mejora de los existentes,
apertura de nuevos mercados y
canales de comercialización.
De esta manera, solo pueden acceder
a los recursos empresas que presenten
un proyecto para el fortalecimiento
de su cadena de proveedores
o distribuidores y entidades
representantes de Mipymes, que
además las tengan como beneficiarios
finales.
Destaca el caso de la compañía
Cemex, que creó una aplicación
para que los negocios de la industria
ferretera pudieran hacer pedidos
de sus productos y servicios por
Desde 2010 hasta
ahora se han
postulado más de
10 mil proyectos
provenientes de
más de 100 países
del mundo, de los
cuales 750 ya han
sido fnanciados. El
dato más importante
reside en que casi el
17% de los proyectos
levantaron más de
US$ 150 millones
en total de fondos
privados posterior
a su salida del
programa.
15
Internet, con la ventaja de obtener
un 10% de descuento. Otro ejemplo
es el de Carvajal, que presentó una
tableta para comerciantes con una
aplicación que les permite manejar
diversos procesos como inventarios o
manejo de crédito. Desde su creación
en 2012, iNNpulsa Colombia y
Mipyme han movilizado recursos por
alrededor de US$ 164 millones a
cerca de 35,000 beneficiarios entre
organizaciones y empresas.
START UP PERÚ
A fines de 2013 fue lanzado el
programa Start Up Perú, una iniciativa
que promoverá y financiará con
capital semilla no reembolsable hasta
US$ 53 mil los emprendimientos
innovadores y tecnológicos, que
tengan un alto potencial para
crecer, generar empleo de calidad
e internacionalizarse. El programa
iniciará con una base de US$ 6.4
millones, al que se sumarán otros US$
17.8 millones. El capital proviene del
Fondo Marco para la Innovación,
Ciencia y Tecnología (Fomitec).
Startup Perú contará también con
recursos ordinarios del Ministerio de la
Producción.
La asignación de los fondos para
apoyar estos emprendimientos será a
través de concursos. El financiamiento
es para emprendimientos dinámicos
y de alto impacto, emprendedores
innovadores, y fortalecimiento de
incubadoras de negocios. En la
primera convocatoria de agosto
de 2014, resultaron seleccionadas
cuatro incubadoras que recibirán
un aporte estatal de US$ 243
mil. Ellas serán las encargadas de
sacar adelante los 23 proyectos
seleccionados durante un plazo
máximo de 18 meses. Los 12
emprendimientos ganadores recibirán
US$ 17.8 mil (emprendedores
innovadores) y once recibirán
US$48.2 mil (emprendedores
dinámicos y de alto impacto).
EL CASO DE MÉXICO
El Instituto Nacional del Emprendedor
es un organismo público que brinda
apoyo a emprendedores y a las
mipymes que impulsan innovación,
competitividad, proyección nacional
e internacional. Apoya iniciativas
públicas y privadas tal como Startup
México; y acerca los esquemas
de financiamiento a todos los que
quieren emprender o hacer crecer una
mipyme.
En México uno de los pioneros en
fondeo de capital de riesgo fue
Nacional Financiera (Nafin) con
el lanzamiento del fondo (Naef-
Ventana), en 2000. Sin embargo
no fue hasta 2010 que con el
lanzamiento del Fondo de Capital
Emprendedor, México Emprende,
Fondo de Fondos que se retoma
el tema. Actualmente, Nafin es
el operador de los programas
gubernamentales de capital semilla,
venture capital y private equity.
Inadem hace convocatorias y Nafin
opera los recursos del Programa. En
este programa se conformaron 26
fondos de capital. El fondo de capital
semilla tiene US$ 30.6 millones.
El proceso de selección de fondos o
proyectos Startup de Nafin, pasa por
un comité de expertos de la industria
de capital de riesgo y gente externa
al gobierno, ellos son los que toman
la decisión de invertir. Este fondo
funciona desde fines de 2012 y ha
invertido US$ 12.3 millones
A fnes de 2013
fue lanzado el
programa Start Up
Perú, una iniciativa
que promoverá
y fnanciará con
capital semilla no
reembolsable hasta
US$ 53 mil los
emprendimientos
innovadores y
tecnológicos, que
tengan un alto
potencial para
crecer, generar
empleo de calidad e
internacionalizarse.
E
m
p
r
e
n
d
i
m
i
e
n
t
o
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
18
B
a
n
c
a

M
ó
v
i
l
E
n los últimos años el número de usuarios de la banca móvil en América
Latina ha venido creciendo favorecido por una mayor adquisición de
teléfonos inteligentes y tabletas. Según informaciones de la consultora
Easy Solutions, sobre la base de datos recolectados entre mayo y junio de este
año el uso de la banca móvil se incrementó en 50%, un 6% adicional respecto
al año anterior; y se espera que alcance el 65% a 2015 (consultora Pyramid
Research). Si bien los índices de bancarización en promedio no superan el 35%,
la penetración móvil sobrepasa el 120%, lo cual pone de manifiesto el enorme
potencial de crecimiento en el mediano plazo.
Desde su masificación la industria móvil ha venido realizando una importante
contribución social a la región, en términos de reducción de la pobreza, al
cambiar las relaciones entre diversos actores económicos y los modos de
relación interpersonal. Del misma modo, la industria móvil contribuye a la
consecución de los Objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM), vinculados
con la disminución de la brecha digital y al uso de tecnología de la
comunicación en información (TIC); además se espera que nuevos productos
y servicios continúen favoreciendo de manera significativa a la solución de
La banca móvil no es solo un cambio de plataforma. Para las IFD, su
aparición es un camino alterno que permitirá bancarizar a un sector
mucho más amplio de las poblaciones de América Latina. De momento
ya existen iniciativas bastante exitosas que confrman su potencial
inclusivo. Veamos cómo lo logran.
El rol inclusivo de la banca móvil
16
Por Javier Carbajal.
B
a
n
c
a

M
ó
v
i
l
17
Fuente: Latinia (2014).
distintos retos en áreas como el
desarrollo sustentable, la salud, la
educación y el acceso a servicios
financieros.
En esa línea, un informe de Latinia
Intelligentia muestra que el 55% de
entidades incorpora Banca Móvil a
su oferta de canales en 2009. Cinco
años después esta cifra se sitúa
en el 92% (67% crecimiento). No
obstante, durante el mismo periodo
se crecía en forma constante, en
el número de servicios financieros
móviles ofrecidos (en lo que va del
2014 marca un avance de 24%).
Un crecimiento de esa magnitud
va más allá de ser una apuesta
tecnológica; se sustenta en una
demanda creciente y en un mercado
por satisfacer.
LA APUESTA DE LAS IFD
Cada vez son más los bancos que han
comenzado a migrar sus plataformas
hacia este nuevo canal logrando
posicionar su servicio en la población,
ya sea teniendo a los teléfonos móviles
como canales para la intermediación
de servicios financieros electrónicos o
como instrumento de pago que permite
la transmisión de instrucciones entre
cuentas o monederos electrónicos.
El plan piloto de monedero electrónico
del Banco Nacional de Costa Rica
(BNCR) y el Banco de Costa Rica
son una muestra de las acciones
que se vienen llevando a cabo en el
ámbito de la banca de desarrollo. El
monedero móvil se diferencia de la
banca móvil porque no se requiere
tener un teléfono inteligente con
conexión a Internet para ingresar a
una aplicación (app) o página web
del banco para hacer transferencias,
sino que está asociado a un número
telefónico. Actualmente, este proyecto
está en fase de prueba en el BNCR
y cuenta con un grupo de 3,000
funcionarios que participan de él.
Otros productos operados por el
BNCR son el BN Móvil que manejó
US$ 150 millones en su etapa de
lanzamiento en 2013 y el BN Celular
a través del cual se puede acceder
a todos los servicios del banco
mediante la mensajería de texto.
SOLUCIÓN DE PAGOS EN BRASIL
Una iniciativa similar es la alianza
establecida entre el Banco do Brasil,
Visa y la empresa telefónica Oi, para
el lanzamiento de una solución de
pagos en tiempo real, ofreciendo
una aplicación Ourocard Visa en
los teléfonos inteligentes, que con
acercar el teléfono a una terminal
de pago ya permite efectuar la
transacción. Actualmente, son más
de 1.4 millones de establecimientos
en Brasil que ya aceptan pagos sin
contacto a través de ésta y otras
modalidades (gracias a la tecnología
de campos cercanos o NFC,
tecnología inalámbrica de corto
alcance que permite la interconexión
entre dispositivos electrónicos). Este
servicio se suma a los ya existentes
de banca móvil, mensajes de alerta
Un informe de Latinia
Intelligentia muestra
que el 55% de
entidades incorpora
Banca Móvil a su oferta
de canales en 2009.
Cinco años después
esta cifra se sitúa en el
92%. Un crecimiento
de esa magnitud va
más allá de ser una
apuesta tecnológica;
se sustenta en una
demanda creciente
y en un mercado por
satisfacer.
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
18
de transacciones y, recientemente,
el lanzamiento de soluciones
prepagadas vinculadas a dispositivos
móviles.
La Caixa Económica Federal de Brasil
firmó una alianza con Mastercard
y TIM para que sus clientes
puedan efectuar compras y otras
transacciones financieras utilizando
el celular o una tarjeta vinculada
al número telefónico, por medio de
una cuenta prepago virtual, cuya
gestión será realizada a través de
la institución financiera. TIM cuenta
con 1.5 millones de establecimientos
afiliados en Brasil.
SUBSIDIOS PARAGUAYOS
En Paraguay, por su parte el
Banco Nacional de Fomento (BNF)
adjudicó a la empresa Personal
la prestación del servicio de
pago a beneficiarios de subsidios
correspondientes a diversos
programas de asistencia de la
Secretaría de Acción Social (SAS).
El Banco se propone incorporar a
unas 60 mil personas, mediante
las cuentas básicas, que permiten
la recepción de algún tipo de
subsidio estatal y que se limitan a
hacer solo el retiro de fondos sin la
posibilidad de acceder a otro tipo de
operaciones. De acuerdo con el BNF,
uno de los mecanismos de acceso
a esas cuentas será a través de la
telefonía móvil en aquellos lugares
donde no existan posibilidades de
tener una agencia del banco o un
corresponsal no bancario para
mover estas cuentas, retirando o
transfiriendo dinero.
BILLETERA URUGUAYA
Entretanto, en Uruguay como parte
de un proyecto gubernamental de
bancarización, se consagró la alianza
entre el Banco de la República
(BROU) y Antel (Administración
Nacional de Telecomunicaciones),
para el desarrollo tecnológico de una
plataforma de comercio electrónico y
móvil. Lanzada en enero de 2012, la
plataforma permite comprar a través
del teléfono móvil, regalar vales,
recargar el saldo a cualquier celular
de Antel, realizar transferencias
de dinero a través del BROU,
comprar estacionamiento tarifado
de la Intendencia de la ciudad de
Montevideo y recargar tarjetas de
crédito Alfa BROU.
La billetera electrónica Bit$ posee
una aplicación que permite realizar
transferencias monetarias entre
usuarios. Quienes tengan un
móvil de Antel y una cuenta en el
Banco República podrán realizar
transferencias de dinero hacia otro
cliente de telefonía móvil de Antel. El
receptor de la transferencia recibirá
en su móvil la información necesaria
Entretanto, en
Uruguay como parte
de un proyecto
gubernamental de
bancarización, se
consagró la alianza
entre el Banco de la
República (BROU) y
Antel (Administración
Nacional de
Telecomunicaciones),
para el desarrollo
tecnológico de
una plataforma de
comercio electrónico y
móvil.
B
a
n
c
a

M
ó
v
i
l
19
En Perú se está
llevando adelante el
denominado proyecto
“Modelo Perú” para
inclusión fnanciera
con uso de dinero
electrónico, impulsado
por la Asociación de
Bancos del Perú.
En el proyecto están
comprometidos los
bancos privados,
las empresas de
telefonía, la Asociación
de Entidades
Microfnancieras, la
Federación de Cajas
Municipales de Ahorro
y Crédito y el Banco de
la Nación.
para realizar el cobro en efectivo en
cualquier cajero automático de la red
BROU, en todo Uruguay.
En la actualidad se realizan por esta
plataforma unas 80 mil transacciones
mensuales, con 55 mil clientes
activos. Se espera que a fines del
2014, también se puedan realizar
el pago de facturas de empresas
estatales, a través de la plataforma.
MODELO PERÚ
En Perú se está llevando adelante
el denominado proyecto “Modelo
Perú” para inclusión financiera con
uso de dinero electrónico, impulsado
por la Asociación de Bancos del
Perú. Se espera que esta iniciativa
entre en operación comercial en el
segundo semestre de 2015. En el
proyecto están comprometidos los
bancos privados, las empresas de
telefonía, la Asociación de Entidades
Microfinancieras, la Federación
de Cajas Municipales de Ahorro y
Crédito y el Banco de la Nación.
La finalidad del proyecto es incluir
a más de 2.1 millones de peruanos
en los beneficios del sistema
financiero en un plazo de cinco años,
aprovechando la gran penetración
de la telefonía celular para que más
peruanos, sobre todo del área rural,
accedan a una amplia gama de
servicios, sin necesidad de abrir una
cuenta bancaria ni tener presencia
física en un lugar para hacer la
transacción. Para ello, bastará con
cualquier celular básico. En una
primera etapa los usuarios podrán
pagar el agua, la luz, el teléfono,
hacer transferencias entre personas,
recargar su celular y pagar tributos
en el régimen simplificado. Y en una
segunda se podrá hacer compras en
todo tipo de establecimientos, giros,
pagar créditos, hacer remesas y otros.
DINERO ELECTRÓNICO
EN ECUADOR
Un caso igualmente importante,
es la creación en Ecuador del
dinero electrónico, que empezará
a ser utilizado a fines de 2014 de
acuerdo con las autoridades del
Banco Central y está destinada a
cubrir las necesidades monetarias
de casi 3 millones de ecuatorianos
de los estratos más pobres de la
población, que no están en la
economía formal, pero que sin
embargo utilizan asiduamente la
telefonía móvil. El dinero electrónico
tendrá una paridad de 1 a 1 con el
dólar americano e inicialmente solo
podrá ser utilizada a través del móvil
aunque, posteriormente prevén que
pueda extenderse a otras plataformas
tecnológicas.
Como queda claro, estas experiencias
en la oferta de servicios financieros
a través del teléfono móvil continúan
el interesante camino para la
inclusión financiera de la población
no bancarizada abierto por M-Pesa
en Kenia, Smart Money en Filipinas y
True Money en Tailandia
B
a
n
c
a

M
ó
v
i
l
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
20
El sistema de ingeniería fnanciera que permite dar sostenibilidad a
proyectos de diversos sectores de la producción conocido como Project
Finance es, hoy por hoy, uno de los principales mecanismos de las
empresas eléctricas y de telecomunicaciones en Brasil y otros países de
América Latina, afrmó el especialista Luiz Borges.
Project Finance: una alternativa
para el fnanciamiento de
grandes proyectos
B
orges es un experto brasileño que fue invitado por ALIDE para formar
a altos ejecutivos financieros en “Operaciones estructuradas y Project
Finance”, dirigido a profesionales de la banca de desarrollo y empresas
constructoras de grandes proyectos. Desde Lima, explicó para la Revista ALIDE
cuáles son las ventajas de usar el Project Finance sobre todo en los proyectos de
infraestructura.
¿Cómo se defne el concepto de Project Finance?
El Project Finance es una ingeniería financiera que consiste principalmente
en la división de riesgos entre los participantes de operaciones en que exista
una previsibilidad del flujo de caja. Por eso es muy utilizado en los proyectos
de infraestructura, donde existe un monopolio natural que permite tener una
previsibilidad más grande de estos flujos de caja.
Si estuviéramos hablando de manera académica aplicaríamos el concepto de
una forma pura, pero en el mundo real, no se emplea la forma pura de un
Por Hanguk Yun.
Comunicador.
P
r
o
j
e
c
t

F
i
n
a
n
c
e
21
Project Finance, sino que se utiliza
instrumentos y herramientas para
objetivos relacionados, por eso se
habla de operaciones estructuradas,
que son aquellas que ya tienen un
diseño propio y específico para cada
caso: podría decirse que todos los
Project Finance son operaciones
estructuradas, más no todas las
operaciones estructuradas son Project
Finance. Hay muchas operaciones
que utilizan herramientas del Project
Finance, pero también del crédito
corporativo.
¿Y en qué se diferencia con el crédito
corporativo?
En el crédito corporativo uno busca
la comodidad de activos o de
ingresos de otros proyectos. En el
Project Finance tiene que haber una
segregación, el proyecto específico se
segrega como sociedad de propósito
específico y se controlan los vectores
relacionados con todas las energías
positivas o negativas que pueden
afectar el proyecto.
El Project Finance también es
bastante útil en el sector privado…
Por supuesto. Una vez que tengas un
flujo de caja previsible esto facilita
que se haga una operación para
preparar a los proveedores que estén
suministrando los insumos necesarios.
En este sentido, es una operación
que no necesariamente tiene que ver
con el estado, diferente de las APP en
que, en general, no se podrían dar
sin la voluntad política. Lo importante
es que la misma ingeniería financiera
que se utiliza en el Project Finance
se va a utilizar o se puede utilizar
también en las APP y en el sector
privado.
¿Qué tan difundido está su uso en
nuestra región y, en esta medida, qué
casos paradigmáticos se conocen?
En el sector eléctrico brasileño yo
diría que el Project Finance hoy es
la regla, no la excepción. Todos
los proyectos, Ita, Machadinho,
proyectos más recientes como los
de Belo Monte, son Project Finance
y la aplicación en estos casos ha
tenido bastante éxito. En el sector
de telecomunicaciones, que es
un sector más difícil para aplicar
esta herramienta ya que no existe
un comprador único sino una
universalidad de gente que lo usa,
también se utilizó el Project Finance
para la implementación de todas las
empresas de telefonía de la banda A,
de la banda B, de telefonía fija.
Hay también muchos ejemplos
exitosos en Brasil y en América
latina de proyectos de carreteras
que han utilizado este sistema. Acá
en Perú tienen el proyecto Olmos,
de irrigación y de transposición de
agua, en el que se utilizó este mismo
sistema. En el sector de minería
también existen muchos proyectos
exitosos a lo largo de toda la región.
¿Cómo se ha ido instalando el Project
Finance en América Latina?
El Project Finance se inició con los
proyectos de privatizaciones. Antes
eran las compañías estatales las
que tenían las concesiones sobre
los servicios públicos y el riesgo era
soberano, los tesoros nacionales
daban la garantía para que pudieran
obtener préstamos. Cuando los
gobiernos nacionales empezaron
a tener problemas para pagarlo
entonces se siguió un proceso en
que hubo la transferencia de estas
concesiones del sector público al
privado, y en el sector privado ya
no se tenía el riesgo soberano para
garantizar los préstamos y hacía falta
encontrar otra forma de hacerlo. En
este contexto, más o menos el proceso
de transferencia de las concesionarias
de las empresas estatales a empresas
privadas definió el avance del Project
Finance.
¿Y antes del Project Finance qué
herramientas eran las más usadas?
El de crédito corporativo, que significa
que los socios dan garantía, renta,
hipoteca o un aval, es decir que
existen otros activos que no son
del proyecto específico, que están
involucrados en la decisión de invertir.
Por esto el Project Finance ha sido
bastante exitoso en Latinoamérica,
porque como aquí los juicios son muy
largos e inefectivos los bancos no
recuperan los valores de los préstamos
y también porque se dan garantías que
en realidad no son efectivas, lo que
produce reticencia en la entrega de
préstamos. En resumen, es mejor tener
la decisión de invertir basada en el
análisis de los ingresos futuros, y cómo
controlarlos para que estos ocurran.
Hay también la cuestión de que las
empresas latinoamericanas están
muy acostumbradas con tener varios
proyectos dentro de la misma empresa,
y esto exige en un Project Finance la
segregación de los más atrayentes
para que se puedan ejecutar.
Y en estos casos ¿se aplica un solo
Project Finance a la empresa?
Si se aplica de manera global,
esto no sería Project Finance, sino
crédito corporativo. Supongamos
que tienes una empresa que tiene
una concesionaria de autos pero
también un cine y una empresa
textil. Digamos que la empresa textil
necesita de un préstamo, pero esta
no es una empresa muy buena, la
competencia con china y todo esto
le está comiendo las ganancias. Sin
embargo, a esta empresa se le puede
prestar porque dentro de ella no existe
solo la parte textil sino que posee
otros proyectos que le garantizan
ingresos que dan soporte. Es decir, el
Project Finance no es una opción que
uno elige porque es bonita, lo elige
porque es la forma de atraer para un
determinado proyecto un presupuesto
diferenciado
P
r
o
j
e
c
t

F
i
n
a
n
c
e
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
A
n
á
l
i
s
i
s
Desarrollo de productos en
microfnanzas basado en
ecosistemas
E
l fenómeno del cambio climático afecta a la actividad productiva
agropecuaria a tal punto que los impactos están cambiando los ciclos
de siembra, disminución de los rendimientos y calidad de la producción,
presencia de enfermedades fitosanitarias incontrolables que a su vez demandan
el uso de mayor cantidad de insumos químicos. Esta problemática aqueja,
también, a entidades microfinancieras que trabajan en el sector rural, por
el aumento del riesgo al que está expuesto el productor y que incide en la
manifestación del riesgo en cada una de las operaciones crediticias.
Aún dentro de este contexto adverso, se presentan una serie de oportunidades
que las entidades financieras pueden aprovechar para obtener resultados
favorables y al mismo tiempo proporcionar a los productores agropecuarios
alternativas para afrontar esta situación y puedan desarrollar actividades
productivas para mitigar el impacto del cambio climático y generar fuentes de
ingresos sostenibles como medio para superar las condiciones de pobreza.
Uno de los desafíos de las instituciones microfinancieras es obtener recursos
para financiar las medidas que mitiguen el impacto del cambio climático
y convertirlas en oportunidades atractivas de inversión. Igualmente deben
aplicar una eficiente metodología de créditos que considere indicadores
socioeconómicos-financieros y de evaluación de riesgos para aportar criterios
en la toma de decisiones, que facilite a los productores agrícolas adaptarse de
manera sustentable al cambio del clima y le ayude a reducir sus riesgos.
Por otro lado, las entidades financieras muchas veces no cuentan con el
personal que brinde asistencia técnica especializada a las actividades que
financian y es por ello que deben identificar, evaluar y seleccionar a aliados
estratégicos para que sean estos los que provean la asistencia a los clientes para
cada una de las medidas financiadas.
ADMINISTRACIÓN DE RIESGOS
La actividad agropecuaria calificada de más alto riesgo en comparación a
los otros sectores económicos, está supeditado a factores incontrolables de la
*Economista y consultor en Microfnanzas Rurales. Correo: enholme@yahoo.com.
22
Por Enrique Holguín Mendoza*
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
naturaleza. Existen, también, otros
tipos de riesgos como el mercado,
que se manifiesta como la variación
en los precios de los productos, que
pueden ser ocasionados por la sobre
producción estacional o los precios
de productos importados que gozan
de subsidios en su país de origen;
igualmente la variación de los precios
de los insumos y el monocultivo se
presentan como alto riesgo ante la
eventualidad de presentarse alguna
enfermedad o plaga y termine por
arrasar la totalidad o gran parte de
los cultivos, como la enfermedad de la
roya que afectó a los cultivos de café
durante la campaña agrícola 2012-
2013.
A los conflictos señalados se debe
agregar que algunos agricultores no
poseen la voluntad necesaria como
para hacer frente a los compromisos
económicos contraídos con las
Instituciones Financieras-IFIS.
Cabe aclarar que una evaluación
completa y real de un crédito no
necesariamente implica la negación
inmediata de la operación sino
por el contrario muestra nuevas
oportunidades de análisis para
el asesor de créditos y nuevas
oportunidades de apoyo económico y
técnico para el cliente.
Incurrir en riesgos crediticios es parte
de la intermediación financiera.
No obstante, la administración
del riesgo por parte de las IFIs es
trascendental para la viabilidad
institucional y el desarrollo sostenido
de su actividad financiera. Los errores
en la administración del riesgo
crediticio, pueden llevar a una crisis.
La identificación oportuna de un alto
riesgo crediticio podría cancelar su
aprobación, más aún cuando uno de
los factores que induce al riesgo es la
carencia de una evaluación adecuada
y la aplicación de estrategias y
técnicas en su administración. Es muy
probable que esta razón sea la causa
por la que las IFIs tengan escasa
participación en el sector rural, sin
embargo el mayor riesgo es no saber
identificar los riesgos latentes.
CARACTERÍSTICAS
DEL CAMBIO CLIMÁTICO
Se manifiesta de 2 maneras bien
definidas: el estímulo del clima o
amenazas y su potencial efecto
o impacto en las actividades
productivas, bienes materiales o
servicios eco sistémicos.
Amenazas: Los factores climáticos
sobre los cuales no se tiene control
y se presentan con frecuencia son:
cambios de patrones de lluvia, calor
con temperaturas extremas, cambios
bruscos de temperatura, granizadas,
vientos fuertes, lluvias intensas y
heladas.
Impactos: Es la consecuencia de
la manifestación de las amenazas
del cambio de clima: sequías,
disminución de los rendimientos,
pérdidas de las cosechas, necesidad
de mayores insumos, deslizamientos
(huaycos), aumento de plagas,
cambios fenológicos de los cultivos,
inundaciones, erosión, menor
disponibilidad de agua, y menor
seguridad alimentaria.
MITIGACIÓN DEL
IMPACTO CLIMÁTICO
Se ha identificado un promedio
de 40 medidas para atenuar los
impactos del cambio climático que
son susceptibles de financiamiento
y que las IFIs deben incorporar en
su portafolio de colocaciones. Entre
estas tenemos las que se muestran en
el recuadro.
El financiamiento de estas medidas
se ejecuta en las instituciones de
Bancamía, Contactar y Crezcamos
en Colombia y en el Perú,
Fondesurco y Edpyme Solidaridad,
todas ellas con el asesoramiento
técnico de Frankfurt School de
Alemania y en el caso peruano
además participa la Corporación
Financiera de Desarrollo (Cofide)
y la Asociación Latinoamericana
de Instituciones Financieras para el
Desarrollo (Alide)
A
n
á
l
i
s
i
s
23
Medidas para mitigar el cambio climático
Abonos orgánicos Deshidratadores solares Manejo forestal sostenible Rotación de cultivos
Acondicionamiento de suelos Diversificación de cultivos Manejo integrado de nutrientes Sistema agropastoril
Agricultura de conservación Drenaje agrícola Manejo integrado de plagas Sistema silvoagrícola
Agricultura ecológica Ecoturismo Muros de contención natural Sistema silvopastoril
Agricultura orgánica Estufas eficientes Permacultura Sombra natural
Apicultura Franjas contrafuegos Pisciculturas Terrazas agrícolas
Banco de semillas Hiroponía solar Presas filtrantes Tinas ciegas
Barreras rompevientos Huertos familiares Reservorios para agua de lluvia Vivero mixto
Biodigestores Invernaderos Restauración de suelos Waru waru
Captadores de niebla Lombricomposta Riego por goteo Zanjas bordo
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
24
V
i
v
i
e
n
d
a
“Yo Ahorro” es un programa del Banco Hipotecario del Uruguay (BHU)
orientado a estimular el depósito para la compra de viviendas. En su
corto tiempo, ya se han reportado resultados signifcativos: se triplicó
el promedio mensual de apertura de cuentas y de depósitos. Sus
benefcios llegan a los mismos clientes y también a la banca privada. Su
aparición ha renovado el mercado de créditos hipotecarios.
Ahorro: base del éxito y el
crédito hipotecario en Uruguay
L
a misión del Banco Hipotecario del Uruguay (BHU), fundado en 1892, es
“ser un banco con oferta de crédito continua y competitiva (…) que facilita
soluciones de vivienda a las familias”. En esta medida, es muy preciso en
la definición de sus productos y se enfoca en fomentar el ahorro orientado a la
compra de viviendas.
Para otorgar un préstamo hipotecario para la compra de una vivienda con
las mejores condiciones en la relación deuda/garantía, el banco incentiva el
ahorro, fortaleciendo la inclusión financiera y pudiendo con ello verificar el nivel
de compromiso y capacidad de cumplimiento de su futuro sujeto de crédito.
En otras palabras, su participación en el mercado está orientada a
complementar subsidios al capital o a la cuota de personas que tienen
capacidad como sujetos de crédito para pagar una cuota, pero carecen del
ahorro previo necesario para comprar la vivienda.
25
Para otorgar un
préstamo hipotecario
para la compra de
una vivienda con las
mejores condiciones
en la relación deuda/
garantía, el banco
incentiva el ahorro,
fortaleciendo la
inclusión fnanciera
y pudiendo con ello
verifcar el nivel
de compromiso
y capacidad de
cumplimiento de
su futuro sujeto de
crédito.
UN PLAN EN CIERNES
El BHU captaba básicamente ahorro
previo para la vivienda en Unidades
Reajustables (UR), una unidad de
cuenta que varía de acuerdo con la
evolución mensual del Índice Medio
de Salarios y mediante Unidades
Indexadas (UI), que varía de acuerdo
con la evolución diaria del Índice de
Precios al Consumo. Pero en setiembre
de 2009 el BHU diseñó un nuevo
producto de ahorro, que permitiría a
sus clientes obtener un beneficio en la
relación deuda/garantía al momento
de solicitar el préstamo.
Este producto fue evaluado desde
su creación. En ese período (octubre
2009-mayo 2011) se abrieron 4,994
cuentas y se captaron depósitos brutos
por un total de U.I. 143,080.000, con
un promedio mensual de depósitos de
U.I. 7,154.000.
Para fortalecerlo se decidió innovar
en ciertos pilares: a) el nombre del
producto, b) forma de presentación,
y c) ajustes a la operativa. El
objetivo del nuevo producto, al
que se denominó “Yo Ahorro”, era
incrementar en forma significativa la
apertura de cuentas que permitiera
la generación de una base de datos
de potenciales sujetos de crédito y el
incremento en la captación de fondos.
La comunicación cercana, ágil y
menos formal le dio un carácter
moderno. Se innovó en el cómo y
dónde captar el ahorro. Además, fue
el primer banco en el país autorizado
por el Banco Central del Uruguay,
su regulador, para implementarlo.
Durante 2013, se implementó el
servicio de captar ahorro desde el
exterior para las cuentas “Yo Ahorro”.
De esta forma los uruguayos que
residían en España, podían abrir sus
cuentas remitiendo la documentación
al BHU a través del consulado
uruguayo. Posteriormente realizaban
los depósitos en cualquiera de las
dependencias del correo español.
CARACTERÍSTICAS DEL PRODUCTO
La crisis financiera de 2002 por la
que atravesó Uruguay desmotivó el
ahorro por el descreimiento en el
sistema y porque se desvalorizó la
cultura del ahorro. La propuesta del
BHU pretendió devolver la confianza.
Para ello se concentró en destacar
la importancia de ahorrar con el
propósito de concretar la compra de
la vivienda.
A mediados de 2011, el sistema
bancario uruguayo era muy
tradicional en materia de productos
de ahorro. Se captaba en las cajas o
en buzones especialmente diseñados
para ello en los locales bancarios.
Por ello, el BHU entendió que era
necesario acompañar esta campaña
de educación y fomento del ahorro,
con un producto que no le generara
complicaciones a quienes optaran por
él. Se decidió descentralizar la forma
en que se captaban los fondos, a
través de un sistema que les permitiera
a sus clientes depositar en más de
ochocientos locales ubicados en todo
el país, automatizados y conectados a
redes, con posibilidades de horarios
extendidos.
V
i
v
i
e
n
d
a
La estrategia de comunicación se
basó en un “grito” que convocara
al ahorro, graficado por el diseñó
de un logo atractivo y apropiado.
También se renombró el producto
de ahorro previo con el que se venía
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
26
trabajando, llamándolo “Yo ahorro”,
en primera persona del singular, para
que cada uno de los potenciales
interesados sintiera que iba dirigido
directamente a él y se identificara con
la convocatoria.
Se entregó a cada cliente una tarjeta
plástica, con el mencionado logo
y con un código de barras con un
número, que lo identifica al momento
de realizar el depósito. De esa forma
se amplió considerablemente la
ventana horaria y la ventana de días
disponibles para que los clientes
pudieran hacer efectivo el depósito,
preservando en todo momento el
secreto bancario que rige en el
Uruguay para el ahorro. Asimismo,
se dio a los clientes la posibilidad de
consultar el saldo de sus cuentas, en
la página web del BHU y verificar que
el depósito realizado en uno de esos
locales fue efectivamente acreditado
en la misma.
BENEFICIARIOS,
IMPACTO Y EXPECTATIVAS
Los beneficiarios directos eran el
segmento de mayores de dieciocho
años y menores o iguales a cuarenta,
que trabajaran y que alquilaran una
vivienda. De acuerdo con los datos,
la cifra era de 256,754 personas.
El BHU esperaba incorporar el
concepto del ahorro en los menores
de cuarenta años vinculándolos a
la compra de su futura vivienda,
generando así una base de datos
de clientes, potenciales sujetos
de crédito, a los que ofrecer sus
productos de préstamos para
compra, reforma o refacción. El
impacto directo esperado estaba en
incrementar la captación de fondos
para la colocación de préstamos
y demostrar la relación directa
que existe entre la compra de una
vivienda y el ahorro.
Los préstamos disponibles en el
mercado no cubrían el 100% del
valor, se requería una parte de aporte
de fondos propio. La IFD detectó esta
circunstancia y vio una oportunidad
en la que daba la solución al
cliente incentivando el ahorro
previo necesario para la compra,
premiando dos aspectos importantes:
la continuidad en el ahorro (depósitos
mensuales) y el monto total ahorrado,
estableciendo mínimos.
Además del beneficio al cliente, el
producto le generaba a la empresa
un incremento en la captación de
fondos a tasa de interés cero y la
posibilidad de obtener información
de clientes con intención de comprar
una vivienda. Con este producto el
BHU genera sus potenciales sujetos de
crédito para un futuro préstamo. Una
vez que los clientes abrían su cuenta
“Yo Ahorro” comenzaban a asimilarse
en el mercado, en la búsqueda
del inmueble que podrían llegar a
comprar de acuerdo con sus ingresos
y a su ahorro, lo que aumentó el
dinamismo del mercado inmobiliario
llevando a los agentes inmobiliarios
a solicitar al BHU mayor información
sobre su línea de préstamo para
compra.
A su vez, a solicitud de los
desarrolladores inmobiliarios, se
diseñó “Yo Ahorro Emprendimientos”,
que es este mismo producto vinculado
a un emprendimiento inmobiliario
específico, a través del cual durante
el período de construcción del
emprendimiento, el cliente va
V
i
v
i
e
n
d
a
La estrategia de
comunicación se
basó en un “grito”
que convocara al
ahorro, grafcado por
el diseñó de un logo
atractivo y apropiado.
También se renombró
el producto de ahorro
previo con el que se
venía trabajando,
llamándolo “Yo
ahorro”, en primera
persona del singular,
para que cada uno
de los potenciales
interesados se
identifcara con la
convocatoria.
Gráfco 1
Producto “Yo ahorro” vigentes al 31/12/13
Discriminado por edad de los titulares
Edad (años)
<29
<29
>55
>55
Total
29 a 35 29 a 35
36 a 45
36 a 45
46 a 55
46 a 55
6.824
4.246
1.854
1.138
23.255
9.193
18%
8%
5%
29,34%
39,53%
Cant. cuentas
27
V
i
v
i
e
n
d
a
realizando sus depósitos para lograr
el aporte propio requerido para la
compra.
RESULTADOS
Con la propuesta innovadora que
implementó el BHU se logró:
• Al evaluar las edades de las
personas que abrieron cuentas “Yo
Ahorro”, se verificó que se había
logrado captar a los beneficiarios
directos. Más de un 80% de las
cuentas abiertas respondían al
segmento objetivo de edades
definido.
• Se triplicó el promedio general de
aperturas mensuales de cuentas,
pasando de 252 a 805 cuentas.
• Se triplicó el promedio general de
depósitos mensuales, pasando de
U.I. 7.154.000 a U.I. 22.728.519.
• Se introdujo en el segmento
objetivo el concepto del “ahorro”,
entendido como necesario para
lograr objetivos, entre ellos cumplir
antes el sueño de la casa propia.
• La competencia comenzó a hablar
del ahorro y a direccionar sus
campañas hacia el mismo.
Otros resultados fueron:
• Para el banco: incrementó la
captación de depósitos y fortaleció
la percepción de la marca en los
clientes y potenciales clientes.
• Para los clientes: permitió acortar
el tiempo para la concreción de
la compra de viviendas y obtener
una financiación mayor a la de los
clientes no ahorristas;
• Para la economía: promovió la
inclusión financiera de sectores de
población no bancarizados.
• para la sociedad en su conjunto:
dio impulso a la educación
financiera, resaltando la
importancia del ahorro para el
desarrollo personal.
• No siempre un producto
con el que no se logran los
resultados deseados debe de
ser discontinuado. Un simple
ajuste a los requerimientos y una
mínima mejora en sus beneficios
transmitida con un mensaje
publicitario, de bajo presupuesto,
que contenga los aspectos
relevantes a destacar para generar
una respuesta espontánea y rápida
en el segmento objetivo, puede
convertir al producto en importante
dentro del negocio
Anexo gráfco 2
Evolución de cantidad de cuentas abiertas del producto “Yo ahorro”
2.500
2.000
1.500
1.000
500
j
u
n
-
1
1
a
g
o
-
1
1
o
c
t
-
1
1
d
i
c
-
1
1
f
e
b
-
1
2
a
b
r
-
1
2
j
u
n
-
1
2
a
g
o
-
1
2
o
c
t
-
1
2
d
i
c
-
1
2
f
e
b
-
1
3
a
b
r
-
1
3
j
u
n
-
1
3
a
g
o
-
1
3
o
c
t
-
1
3
d
i
c
-
1
3
Anexo gráfco 3
Evolución del monto mensual de depósitos en el producto “Yo ahorro”
35.000.000
30.000.000
25.000.000
20.000.000
15.000.000
10.000.000
5.000.000
j
u
n
-
1
1
a
g
o
-
1
1
o
c
t
-
1
1
d
i
c
-
1
1
f
e
b
-
1
2
a
b
r
-
1
2
j
u
n
-
1
2
a
g
o
-
1
2
o
c
t
-
1
2
d
i
c
-
1
2
f
e
b
-
1
3
a
b
r
-
1
3
j
u
n
-
1
3
a
g
o
-
1
3
o
c
t
-
1
3
d
i
c
-
1
3
El BHU esperaba
incorporar el concepto
del ahorro en los
menores de cuarenta
años vinculándolos a
la compra de su futura
vivienda, generando
así una base de
datos de clientes,
potenciales sujetos
de crédito, a los que
ofrecer sus productos
de préstamos
La revista ALIDE es una publicación de la Asociación
Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo
Av. Paseo de la República 3211
San Isidro. Lima 27. Perú
Teléf. (511) 442 2400 | Fax. (511) 442 8105
www.alide.org | cugarte@alide.org
Se autoriza la reproducción total o parcial de los artículos siempre que se indique la fuente.
Hecho el depósito legal: 2011-05060. ISSN 1990-2921.
FUENTESDEFINANCIAMIENTOY
OPORTUNIDADESDEINVERSIÓN
Julio-setiembre
2014
COOPERACIÓN
COFIDE REALIZA SEGUNDA
EMISIÓN DE BONOS EN EL
MERCADO INTERNACIONAL
La Corporación Financiera de Desarrollo S.A.
(Cofide), del Perú, anuncio la colocación de
US$ 600 millones de bonos en dos tramos,
con plazos de 5 y 15 años, en los mercados
internacionales de capital. Esta transacción
representa la mayor emisión realizada por
Cofide.
Los US$ 300 millones de Bonos Senior a un
plazo de 5 años con vencimiento en 2019 se
colocaron a un cupón de 3,250% anual y un
rendimiento de 3,297%, logrando el menor
rendimiento en ese plazo por parte de un
emisor corporativo peruano. Los Bonos Senior
fueron calificados con grado de inversión de
BBB+ por parte de Standard & Poor’s y Fitch.
Asimismo, los US$ 300 millones de Bonos
Subordinados Serie II a un plazo de 15 años
se colocaron a un cupón de 5,250% anual
y con un rendimiento de 5,263% hasta el
año 10, a partir del cual se convierte en
un instrumento de tasa variable. Los Bonos
Subordinados fueron también calificados con
grado de inversión BBB por parte de Standard
& Poor’s y Fitch. Estos bonos son los primeros
emitidos en su clase por una entidad estatal
peruana.
Esta nueva emisión en el mercado
internacional atrajo más de US$ 7,000
millones de demanda por parte de 300
inversores globales, lo que representa 12,5
veces el valor de la emisión.
KFW Y BNDES APOYAN
PROYECTOS DE ENERGÍA
RENOVABLE
El Banco Nacional de Desenvolvimento
Econômico e Social (BNDES) y el Banco
Alemán KfW, firmaron un contrato de
préstamos equivalente a US$ 335 millones
que se utilizaran para financiar proyectos de
plantas de energía eólica a ser implantados
en Brasil, por empresas brasileñas.
Con esto, BNDES y KfW continuarán con
una serie de cooperaciones financieras
que apuntan a la mitigación del cambio
climático mediante proyectos de energía
renovable.
La primera operación de apoyo entre la KfW
y BNDES, se celebró en 2009 con fondos
prestados para apoyar proyectos de parques
eólicos con una inversión que ascendió a US$
292 millones. La última operación tuvo como
objetivo el apoyo a proyectos de pequeñas
centrales hidroeléctricas en Brasil invirtiéndose
US$ 68.4 millones.
La celebración de este nuevo contrato
de préstamo se adhiere a un contexto de
cooperación estratégica entre los gobiernos
de Brasil y Alemania en el sector energético,
según un acuerdo firmado entre los dos
países en mayo de 2008.
IFC FINANCIA AGRICULTURA EN
AMÉRICA LATINA CON APOYO DE
AMERRA
Amerra Capital Management, LLC
(Amerra), es una gestora de inversiones
con sede en Nueva York que cuenta con
aproximadamente US$ 1.1 billones de
activos, la cual ofrece una amplia gama
de productos financieros. Amerra, invierte
en toda América Latina, incluyendo Brasil y
México, ofreciendo apoyo a empresas que
producen, procesan y negocian productos
agrícolas.
El financiamiento de la Corporación de
Financiamiento Internacional (IFC, por sus
siglas en inglés), institución del Grupo del
Banco Mundial, cuyo apoyo financiero
asciende a US$ 60 millones, fortalece la
capacidad de Amerra para ofrecer soluciones
financieras creativas para sus clientes. Con
esto se permite tener una ventaja competitiva
en la identificación de proyectos que
contribuyan al desarrollo de la agricultura en
los países y regiones donde operan.
En 2013 IFC proporcionó un préstamo de
US$ 50 millones para Amerra Latin America
Finance, LLC (ALAF), con lo que la ayuda se
totaliza con este nuevo préstamo a US$ 60
millones. ALAF es administrado por Amerra,
con esta inversión tienen por objetivo
contribuir con la expansión del acceso al
crédito para empresas de agronegocios
en América Latina, las cuales cuentan con
acceso limitado de largo plazo.
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
50 millones para la implementación del
Programa que tiene como objetivo principal
apoyar las acciones de FIRA en materia de
cuidado al ambiente y lucha contra el cambio
climático en el sector agropecuario.
BCIE Y ALEMANIA ACUERDAN
EJECUCIÓN DE OBRAS EN
CENTROAMÉRICA
El convenio suscrito con el Gobierno de la
República Federal de Alemania por medio del
Kreditanstalt für Wiederaufbau (KfW), banco
de desarrollo de Alemania, otorgará al Banco
Centroamericano de Integración Económica
(BCIE) la posibilidad de obtener recursos
para el financiamiento del “Programa de
Agua y Alcantarillado en Centroamérica II”
por un monto de US$ 1239.4 millones, así
como una cooperación no reembolsable
de hasta US$ 2.6 millones para medidas
complementarias, que puedan requerirse
en el proceso de ejecución y atención del
proyecto, apoyando además el proceso de
levantamiento de un diagnóstico regional en
el subsector.
Con los recursos que se deriven de este
convenio se financiará parcialmente
el proyecto Reducción de Agua no
Contabilizada y Optimización de la
Eficiencia Energética, respondiendo así a los
esfuerzos que viene realizando el Instituto
Costarricense de Acueductos y Alcantarillado
(AyA) de la República de Costa Rica, para
incrementar su eficiencia institucional y
operacional.
CAF APOYA LA
INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA Y
TRANSFORMACIÓN PRODUCTIVA
DE ECUADOR
La aprobación de dos operaciones a favor
de Ecuador por parte de la CAF, asciende
a un monto total de US$ 296 millones, la
cual apunta al financiamiento de proyectos
orientados al mejoramiento y fortalecimiento
de la infraestructura educativa, así como
también la promoción de cambios en la
matriz productiva, la inversión privada y la
innovación.
IFC Y BLADEX FINANCIAN
PRODUCTOS AGROPECUARIOS
EN AMÉRICA LATINA
La Corporación Financiera Internacional
(IFC, por sus siglas en inglés), miembro
del Grupo del Banco Mundial, y el Banco
Latinoamericano de Comercio Exterior,
S.A. (Bládex) firmaron un acuerdo de
riesgo compartido de hasta US$ 350
millones destinado a ampliar el acceso al
financiamiento de comercio exterior para
los agronegocios en América Latina y así
contribuir a la seguridad alimentaria en la
región.
Cada entidad financiera aportará hasta US$
175 millones al acuerdo de financiación
de riesgo compartido bajo el programa
Critical Commodities Finance Program del
IFC. La cartera del programa consistirá en
transacciones relacionadas con el comercio
de productos agropecuarios, incluyendo la
financiación de corto plazo de operaciones
de pre y posexportación, originadas por
Bládex a través de su red de clientes
corporativos.
El acuerdo proporcionará financiamiento
durante tres años para la producción, el
procesamiento y el comercio de productos
agropecuarios en nueve países de América
Latina.
BID FINANCIA CENTRAL DE
ENERGÍA SOLAR EN URUGUAY
El Banco Interamericano de Desarrollo (BID)
aprobó un préstamo de US$ 40,85 millones
provenientes de su capital ordinario y US$
25 millones del Fondo Climático Canadiense
para el Sector Privado de las Américas
(C2F), administrado por el banco, para
financiar al sector privado en Uruguay la
construcción, explotación y mantenimiento de
una central de energía solar fotovoltaica y sus
instalaciones conexas.
La central que tendrá una capacidad
instalada total de 64,8 MW, es parte del
proyecto de energía solar La Jacinta ubicado
a 5 km al sur de la ciudad de Salto, en el
noroeste del país, y suministrará en promedio
alrededor de 96 GWh anuales de electricidad
al sistema eléctrico nacional permitiendo
reducir la dependencia de la energía
generada a partir de combustibles fósiles.
Los principales beneficios esperados son
el aumento de la capacidad instalada de
energía renovable no convencional en 64,8
MW, apoyando la estrategia del país de
diversificar su matriz energética, eliminar unas
18,000 toneladas de emisiones de carbono
por año y ampliar la participación del sector
privado en el área energética.
UE Y AFD REAFIRMAN
COMPROMISO CON MEXICO
La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Los
Fideicomisos Instituidos en Relación con la
Agricultura (FIRA) y el Banco de México como
fiduciario, firmaron un convenio con recursos
provenientes de la AFD que asciende a US$
46.8 millones, para la implementación de un
Programa de Cooperación Técnica en apoyo
al sector agropecuario, rural y pesquero y
combatir el cambio climático.
Para apoyar de manera estratégica las
acciones de un Programa de Cooperación
más amplio en favor del desarrollo rural
sustentable en México, la Unión Europea
a través de la Facilidad de Inversión para
América Latina (LAIF) asignó una subvención
por US$ 6.7 millones, la cual permitirá
otorgar créditos en condiciones financieras
preferentes con reducciones en tasa de
interés de hasta 2 puntos porcentuales para
proyectos verdes relacionados con prácticas
forestales y de agricultura sostenibles, uso
eficiente del agua, energía renovable y
eficiencia energética, entre otros.
Esto permitirá fortalecer las capacidades
institucionales de FIRA. En este sentido,
la cooperación busca promover prácticas
más rentables y sostenibles en los sectores
agropecuario, forestal y pesquero, buscando
entre otros, optimizar la utilización de la
energía y los recursos naturales. Como
antecedente, en diciembre de 2013 se firmó
entre FIRA y la AFD un crédito por US$
La primera aprobación asciende a US$
176 millones, dirigida al programa “Nueva
infraestructura educativa” que tiene como
objetivo mejorar y ampliar la oferta del
servicio educativo, mediante la construcción
y equipamiento de 48 Unidades Educativas
del Milenio (UEM). El proyecto de cada
escuela incluye la adaptación del terreno,
construcción de obra física, incluyendo aulas,
bibliotecas, laboratorios, áreas productivas y
esparcimiento.
La segunda aprobación, por US$ 120
millones complementa el programa que
adelanta la Corporación Financiera Nacional
(CFN), con el propósito de impulsar el
cambio de matriz productiva del país,
mediante financiamiento a empresas en los
sectores, cadenas e industrias priorizadas
por el Gobierno Ecuatoriano. Esto lo realiza
CFN a través de su programa Progresar, el
cual otorgará financiamiento a empresas y
proyectos enfocados en el cambio de matriz
productiva.
BM FINANCIA ADAPTACIÓN AL
CAMBIO CLIMÁTICO EN BOLIVIA
La financiación proviene de Fondos de
Inversión para el Clima (CIF, por sus siglas
en inglés) la cual está dirigida a hacer viable
la segunda fase del Programa Piloto de
Resiliencia Climática (PPCR II) que tiene el
objetivo de mejorar la capacidad institucional
y los instrumentos para la gestión integral
de cuencas y recursos hídricos, además de
financiar inversiones en sub proyectos de
infraestructura.
Las comunidades indígenas, cuya población
representa 40% de los habitantes de
este territorio, aproximadamente 700 mil
personas, participarán activamente en la
toma de decisiones en torno a la gestión de
cuencas. El programa también financiará
sub proyectos de inversión en infraestructura
como la construcción de sistemas de
riego y protección de riberas. Si bien el
número de beneficiarios directos de estos
emprendimientos se definirá durante la
implementación del proyecto, se prevé que el
50% serán mujeres.
Ambos organismos colaborarán en
materia de financiamiento, capacitación
e intercambio de buenas prácticas, entre
otros, además de permitir al Bancomext
fortalecer su desempeño como banco
de desarrollo en favor de las pymes
exportadoras mexicanas.
Respecto a las empresas mexicanas que
exportan a Perú, se dio a conocer que
Bancomext ya financia a seis de ellas en
diversos sectores como alimentos, automotriz,
químico, farmacéutico, entretenimiento,
logística y comercialización de minerales
e industria manufacturera, con un saldo
superior a US$ 203.89 millones.
Además cuenta con una amplia relación
de corresponsalía con 11 instituciones
bancarias de Perú, de factoraje con una y
de garantía comprador con dos. Durante
2013, se realizaron cartas de crédito de
exportación por un importe aproximado
de US$ 2 millones, y de importación
por un importe de US$ 4.8 millones
aproximadamente.
BNDES Y JBIC FIRMAN ACUERDO
DESTINADO A LAS PYMES
El Banco Nacional de Desenvolmimento
Econômico e Social (BNDES), de Brasil, y
el Banco de Cooperación Internacional del
Japón (JBIC) firmaron un memorando de
entendimiento destinado al apoyo de las
pequeñas y medianas empresas.
El documento firmado por las principales
autoridades de ambas instituciones, tiene
como objetivo identificar los posibles
proyectos de inversión de pequeñas y
medianas empresas (pymes) japonesas en
Brasil, a fin de celebrarse directamente
o en asociación con empresas locales
que son de interés para ambos países.
De hacerse posible, estas inversiones
pueden dar un paso a la expansión de las
relaciones económicas entre ambos países,
centrándose en áreas de alto potencial
como son tecnología e innovación, en lo
cual Japón cuenta con un alto grado de
desarrollo.
ITAÚ UNIBANCO CIERRA
FINANCIAMIENTO CON OPIC
El mayor banco de América Latina por valor
de mercado, Itaú Unibanco, se aseguró
la financiación por US$ 400 millones de
Overseas Private Investment Corporation
(OPIC), institución financiera de desarrollo
del gobierno de Estados Unidos, con un
adicional de US$ 80 millones proveniente del
Banco Wells Fargo, que actúa como uno de
los patrocinadores de la iniciativa.
El préstamo, que vence en 6 años, se utilizará
para apoyar la expansión de la cartera de
créditos de pequeñas y medianas empresas
(Pymes) de Itaú, particularmente en las
regiones del norte y noreste de Brasil.
Itaú se ha comprometido a ampliar más su
presencia en el Norte y Noreste de Brasil
como parte de su estrategia de préstamos a
pequeñas y medianas empresas. Este es el
desembolso más grande que la OPIC realiza
en América Latina hasta la fecha.
Con este apoyo por parte de la OPIC al
Banco Itaú podrá financiar a miles de
pequeñas y medianas empresas (pymes), con
préstamos a plazos más largos de lo que
generalmente disponen este tipo de empresas
en la banca privada, impulsando la próxima
generación de crecimiento, creación de
empleos y desarrollo de Brasil.
COOPERACIÓN
ACUERDOS PARA PROMOVER
EMPRESAS EXPORTADORAS
El Banco Nacional de Comercio Exterior
S.N.C. (Bancomext), de México y la
Corporación Financiera de Desarrollo S.A.
(Cofide), del Perú, firmaron un memorándum
de entendimiento en favor de empresas
exportadoras de ambos países. El banco
de desarrollo mexicano, como parte de
su estrategia de vincular a las empresas
exportadoras mexicanas con América
Latina, busca promoverá la inversión y la
transferencia tecnológica entre empresas de
ambas naciones.
Revista ALIDE / julio-setiembre 2014
Fuentes de Financiamiento y Oportunidades de Inversión es una publicación de ALIDE, Asociación Latinoamericana de Instituciones
Financieras para el Desarrollo. Paseo de la República 3211, Lima 27, Perú | Apartado Postal 3988, Lima 100
Teléf. (511) 442 2400 | Fax. (511) 442 8105 | jcarbajal@alide.org | www.alide.org
El apoyo de puede efectuar a través de
concesiones financieras, cofinanciación
o prestamos en forma de transferencias
de recursos. Para recibir financiación del
BNDES las empresas deberán establecerse
en el país, respetando la escala de
clasificación basado en los ingresos brutos
operacionales.
BNDES y JBIC mantienen una relación desde
hace 52 años, cuando fue firmado el primer
contrato de préstamo entre ambas entidades.
Desde entonces, las dos instituciones ha
firmado 15 acuerdos de préstamos, el último
firmado a inicios de año asciende a un monto
de US$ 300 millones.
BANCO INTERNACIONAL DE
COOPERACIÓN DE JAPÓN Y
NAFINSA FIRMAN MEMORANDUM
DE ENTENDIMIENTO
El Memorándum de Entendimiento entre las
dos instituciones financieras busca promover
oportunidades de negocio para las empresas
mexicanas y japonesas a través de la
cooperación mutua.
También se busca promover temas
relacionados con el ambiente, principalmente
aquellos proyectos que estén relacionados
con energías renovables y con la eficiencia
energética.
Nafinsa y el JBIC ya han colaborado
anteriormente en varias ocasiones, como
el caso de los préstamos concedidos por la
institución japonesa a Nafinsa para impulsar
el desarrollo, además de que el gobierno
mexicano ha utilizado su programa de
garantías para llevar a cabo emisiones de
bonos en el mercado japonés.
Nafinsa y el JBIC vienen colaborando en
varias ocasiones, como es el caso de los
préstamos concedidos por la institución
japonesa al banco mexicano para impulsar el
desarrollo.
ACUERDOS ENTRE
VNESHECONOMBANK, EXIMBANK,
GAZPROMBANK Y BNA
La Ministra de Industria de Argentina,
mantuvo reuniones con autoridades de los
bancos rusos, Vnesheconombank (Banco
exterior de Rusia), Banco Estatal Especializado
de Exportación e Importación de Rusia
(Eximbank) y el tercer mayor banco de la
Federación Rusa, Gazprombank (GPB) que
buscan establecer acuerdo con el Banco de
la Nación, para la financiación de proyectos
energéticos y agrícolas, así como financiar
proyectos de radicación industrial de firmas
rusas en Argentina.
Vnesheconombank está dispuesto a financiar
exportaciones de diversos productos y bienes
de capital. En este esquema, el Banco Nación
funcionaría como dador de garantía para lo
pre-financiero.
La posibilidad de acuerdos con el Banco
Nación para financiar proyectos energéticos
(como el proyecto hidroeléctrico Chihuido,
además de un fuerte interés en centrales
atómicas) y maquinaria agrícola. Ambos
bancos coinciden en la importancia de que el
intercambio se pueda realizar en pesos-rublos
y disponer de créditos de hasta 10 años,
dependiendo del proyecto a financiar.
El Ministerio de Finanzas ruso puede
actuar como garante de las operaciones,
comprometiéndose a diseñar una hoja de
ruta para facilitar el comercio bilateral.
Gazprombank acompañará proyectos
de inversión en Argentina, buscando
la radicación industrial de firmas rusas
en Argentina, así como de impulsar
emprendimientos asociativos.
DID Y FADQDI FORTALECERÁN
EL DESARROLLO AGRÍCOLA EN
COLOMBIA
Développement International Desjardins
(DID) y Financière agricole du Québec-
Développement international (FADQDI),
emprenderán esfuerzos conjuntos durante
los próximos cinco años para realizar
un ambicioso proyecto para acelerar el
desarrollo del sector agrícola colombiano y
contribuir a la reducción de la pobreza en el
medio rural. Este proyecto se beneficiará del
apoyo financiero del Ministerio de Relaciones
Exteriores, Comercio y Desarrollo de Canadá
(MAECD).
Esta iniciativa apuntará directamente los
pequeños y medianos agricultores, hombres
y mujeres, tanto como las instituciones
financieras activas en el crédito agrícola,
incluido Coopcentral, el Banco Agrario,
FINAGRO y varias instituciones de
microfinanzas privadas. Los agricultores y
las asociaciones de agricultores recibirán
apoyo técnico, lo que les permitirá
aumentar su contribución al desarrollo
económico y la seguridad alimentaria del
país además de mejorar las condiciones
de vida de su familia y su comunidad.
Por su parte, las instituciones financieras
integrarán nuevas herramientas para
satisfacer mejor las necesidades de los
agricultores y optimizar la gestión de sus
procesos.