You are on page 1of 7

REVISTA

INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES
IDEI-BOLIVIA Constitución Política del Estado y
los Instrumentos del Derecho Internacional

Constitución Política del Estado y los
Instrumentos de Derecho
Internacional
La presente sección tiene por objeto relacionar la Constitución con
las fuentes del Derecho Internacional (convenciones,
jurisprudencia y doctrina) a las que se encuentra vinculadas por
intermedio de sus artículos 256 y 410 entre otros, donde en un
caso el derecho internacional de los derechos humanos y el
derecho comunitario se ubican en el bloque de constitucionalidad y
en el otro, el resto de los tratados internacionales, en un nivel
intermedio entre la norma suprema y las leyes. Consideramos que
este trabajo constituye un aporte en el avance y comprensión del
derecho en Bolivia en cuanto contribuye a aclarar la validez y el
alcance de sus normas, su posible eficacia y las posibilidades de
su interpretación en un sentido sistémico, es decir, en un sentido
ordenado y estructurado, donde el derecho interno se vincula con
el derecho internacional.



REVISTA
INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES
IDEI-BOLIVIA Constitución Política del Estado y
los Instrumentos del Derecho Internacional

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA
CAPÍTULO TERCERO

DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS

SECCIÓN I

DERECHOS CIVILES

Artículo 25.
I. Toda persona tiene derecho a la inviolabilidad de su domicilio y al secreto de las
comunicaciones privadas en todas sus formas, salvo autorización judicial.
 Conc. Art. 12 de la Declaración universal de Derechos Humanos
 Conc. Art. 11 de la Convención Americana de Derechos Humanos
 Conc. Art. 17 del Pacto Internacional de los Derecho Civiles y Políticos
 Conc. Arts. 9 y 10 de la Declaración Americana de los Derecho y Deberes del
Hombre

INSTRUMENTOS NORMATIVOS DEL DERECHO INTERNACIONAL

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS
1


Artículo 12. Nadie puede entrometerse, sin ninguna razón, en nuestra vida privada,
nuestra familia, nuestra casa o nuestra correspondencia.

CONVENCIÓN AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS
2

Artículo 11. Protección de la Honra y de la Dignidad
1. Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su
dignidad.
2. Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada, en
la de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, ni de ataques ilegales a su
honra o reputación.
3. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o esos
ataques.


1

2
La Convención Americana sobre Derechos (también llamada Pacto de San José de Costa Rica o CADH)
fue suscrita, tras la Conferencia Especializada Interamericana de Derechos Humanos, el 22 de noviembre
de 1969 en la ciudad de San José en Costa Rica y entró en vigencia el 18 de julio de 1978. Es una de las
bases del Sistema interamericano.

REVISTA
INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES
IDEI-BOLIVIA Constitución Política del Estado y
los Instrumentos del Derecho Internacional
PACTO INTERNACIONAL DE DERECHOS CIVILES Y POLÍTICOS
3

Artículo 17
1. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia,
su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputación.
2. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o esos
ataques.
DECLARACIÓN AMERICANA DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL HOMBRE
4

Artículo 9. Toda persona tiene el derecho a la inviolabilidad de su domicilio.
Artículo 10. Toda persona tiene derecho a la inviolabilidad y circulación de su
correspondencia.

JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL PLURINACIONAL
“…III.4. De los derechos invocados como vulnerados
III.4.1.A la inviolabilidad del domicilio
Respecto a este derecho, el art. 25.I de la CPE, señala que: “Toda persona tiene
derecho a la inviolabilidad de su domicilio…”de igual forma, el Tribunal Constitucional
ha establecido a través de la SC 0528/2011-R de 25 de abril, citando a otras como a la
SC 0271/2006-R de 22 de marzo, cuyo entendimiento reiterado en la SC 0860/2010-R
de 10 de agosto, por ser acorde al actual orden constitucional, determinó que: “La
inviolabilidad de domicilio significa que nadie puede introducirse o ingresar en él sin el
consentimiento del propietario o habitante, excepto en los casos expresamente
previstos por la Constitución o la Ley. A este efecto, debe entenderse por domicilio
todo lugar de habitación, sitio de trabajo o espacio cerrado en el cual no hay libre
acceso para el público. Según doctrina constitucional, el carácter domiciliario de un
recinto viene dado por el hecho de que en su interior una o más personas desarrollan
actividades pertenecientes a la esfera de la vida privada, a ese ámbito de la existencia
de cada hombre donde los otros no pueden introducirse ilícitamente”.
Del mismo modo, corresponde a este Tribunal determinar lo referente a domicilio,
residencia y habitación, para ello Manuel Ossorio los ha diferenciado de la siguiente
forma:
“Se distingue entre el concepto de residencia, el lugar de la morada efectiva y el de
domicilio, que exige, además el hecho material de la residencia, el ánimo de
permanencia en ese lugar. Por último encontramos la habitación lugar donde la

3
Adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su resolución 2200 A
(XXI), de 16 de diciembre de 1966Entrada en vigor: 23 de marzo de 1976,

4
La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre fue aprobada por la IX Conferencia
Internacional Americana realizada en Bogotá en 1948, la misma que dispuso la creación de la Organización
de Estados Americanos

REVISTA
INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES
IDEI-BOLIVIA Constitución Política del Estado y
los Instrumentos del Derecho Internacional
persona se encuentra viviendo por cierto tiempo determinado, también llamado
domicilio accidental”.
III.4.2.Respecto a la íntima conexión del derecho a inviolabilidad del domicilio con la
dignidad de la persona
El art. 22 de la CPE señala: “La dignidad y la libertad de la persona son inviolables.
Respetarlas y protegerlas es deber primordial del Estado”.
Al respecto la Convención Americana sobre Derechos Humanos, aprobada por Ley
1430 de 11 de febrero de 1993, establece lo siguiente:
“Art.11.- Protección de la honra y de la dignidad
1.Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su
dignidad
2.Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada, en la
de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, ni de ataques ilegales a su
honra o reputación.
3.Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra esas injerencias o esos
ataques”.
Ahora bien, debe establecerse qué se entiende por lesión al derecho a la dignidad, en
consecuencia el Tribunal Constitucional en su SC 0667/2006 de 12 de julio, ha
indicado: “primero habrá que establecerse que dicho derecho puede ser considerado
lesionado mediante: '(…) todo acto o disposición que degrade o envilezca a la persona
a un nivel de estima incompatible con su naturaleza humana, cualquiera sea el lugar o
situación en la que se encuentre. Este componente constante o mínimo del derecho a
la dignidad debe ser verificado teniendo en cuenta la situación concreta'”
De lo que se infiere que en situaciones de medidas de hecho, en las que, se alegue la
vulneración al derecho a la inviolabilidad del domicilio y siempre que el mismo esté
acreditado, se lesiona de manera directa el derecho a la dignidad, que al respecto, no
debe ser entendido como un derecho autónomo, sino como un componente de los
demás derechos, así lo señala también Carlos Colautti: “Se debe reiterar que la
dignidad no sólo es un derecho autónomo, sino el presupuesto de todos los demás
derechos. Es decir que todos ellos tienden a la preservación del principio básico de la
dignidad”.
Tribunal Constitucional Plurinacional
Sentencia Constitucional Plurinacional 0608/2012
Sucre, 20 de julio de 2012






JURISPRUDENCIA DE LA CORTE CONSTITUCIONAL DE COLOMBIA

REVISTA
INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES
IDEI-BOLIVIA Constitución Política del Estado y
los Instrumentos del Derecho Internacional
Derecho a la inviolabilidad de domicilio-Protección constitucional/derecho a la
inviolabilidad de DOMICILIO-Carácter relativo/derecho a la inviolabilidad de domicilio-
Excepciones de origen constitucional y de origen legal
Dentro del régimen general de protección al derecho de inviolabilidad del domicilio, se
han reconocido como compatibles con la Carta Política las siguientes excepciones: i)
Excepciones constitucionales expresas: a) Para capturar al delincuente que al ser
sorprendido en flagrancia se refugia en domicilio propio; b) Para capturar al delincuente
que al ser sorprendido en flagrancia huye y se refugia en domicilio ajeno, para lo cual se
debe haber requerido previamente al morador; c) El allanamiento ordenado y practicado
por los fiscales, de conformidad con lo que establece el artículo 250, numeral 3; ii)
Excepciones de origen legal - allanamientos administrativos, practicados por la autoridad
señalada en la ley y respetando los requisitos previstos en la misma: a) Para inspeccionar
lugares abiertos al público; b) Para cumplir funciones de prevención y vigilancia en
actividades sometidas a la inspección, vigilancia e intervención del Estado, por razones
de interés general, cuando la ley haya habilitado a ciertas autoridades administrativas a
ordenar esos registros y éstos se efectúen en protección de valores superiores, como la
vida o la dignidad humana; c) Para capturar a quien se le haya impuesto (…)pena
privativa de la libertad; d) Para aprehender a enfermo mental o peligroso o a enfermo
contagioso en desarrollo del principio de solidaridad social y de la protección a la vida e
integridad personal de los asociados; e) Para obtener pruebas sobre la existencia de
casas de juego o establecimientos que funcionen contra la ley o reglamento; f) Para
indagar sobre maniobras fraudulentas en las instalaciones de servicios públicos de
acueducto, energía eléctrica, teléfonos; g) Para practicar inspección ocular ordenada en
juicio de policía; h) Para examinar instalaciones de energía eléctrica y de gas, chimeneas,
hornos, estufas, calderas, motores y máquinas en general y almacenamiento de
sustancias inflamables o explosivas con el fin de prevenir accidentes o calamidad; i) Por
razones del servicio - previa autorización del dueño o cuidador del predio rústico cercado;
j) Para rescatar menores que se encuentren en situaciones de peligro extremo para su
vida e integridad personal, siguiendo el procedimiento previsto en el Código del Menor;
k) En establecimientos comerciales e industriales de empresas para impedir que las
pruebas de infracciones tributarias fueran alteradas, ocultadas o destruidas como
desarrollo legal contenido en el Estatuto Tributario; l) En situaciones de imperiosa
necesidad reguladas en el Código Nacional de Policía.
La jurisprudencia de la Corte Constitucional ha afirmado de manera reiterada que la
potestad de configuración del legislador al establecer limitaciones a la libertad
individual, es una competencia limitada y ha de ser ejercida conforme a los principios de
razonabilidad y proporcionalidad, a fin de que las limitaciones a los derechos que prevea
el legislador en ejercicio de dicha potestad no resulten arbitrarias, máxime cuando puede
incidir en el goce de derechos constitucionales, razón por la cual la Corte ha dicho que las
limitaciones deben ser adecuadas para lograr el fin perseguido, deben ser además
necesarias, en el sentido de que no exista un medio menos oneroso en términos de
afectación de otros principios constitucionales para alcanzar el fin perseguido y, por
último, deben ser proporcionales stricto sensu, esto es, que no se afecten excesivamente

REVISTA
INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES
IDEI-BOLIVIA Constitución Política del Estado y
los Instrumentos del Derecho Internacional
valores y principios que tengan un mayor peso que el fin constitucional que se pretende
alcanzar.
Allanamiento de domicilio con fines de rescate de menor-Medida encaminada a
proteger la vida e integridad personal del menor/allanamiento de domicilio con fines de
rescate de menor-Medida adecuada y proporcionada para los fines que persigue
La figura del allanamiento con fines de rescate regulado por los artículos 86, numeral 6 y
106 de la Ley 1098 de 2006, se inscribe dentro de la protección del interés superior del
menor y en esa medida fue establecida como una medida de naturaleza preventiva,
cautelar, orientada a proteger la vida o integridad personal del menor de edad que se
encuentre en una situación de peligro, que comprometa su vida o integridad personal,
pero en virtud de que solo un peligro grave y una necesidad imperiosa autorizan el
régimen excepcional bajo el cual ciertas autoridades administrativas pueden realizar
allanamientos, la decisión del defensor de familia o del comisario para allanar un
domicilio con el fin de rescatar a un menor no puede quedar al arbitrio del defensor o
comisario de familia pues transformaría la figura excepcional del allanamiento
administrativo con fines de rescate por parte de las autoridades de familia en una regla
de aplicación general y abre la puerta a la arbitrariedad.
Allanamiento de domicilio con fines de rescate de menor-Circunstancias que dan lugar
a la medida/allanamiento de domicilio con fines de rescate de menor-Circunstancia en
que procede informe a la Fiscalía
Es posible distinguir tres circunstancias graves que darían lugar al ingreso de los
defensores y comisarios de familia a un domicilio ajeno para rescatar a un menor de
edad en una situación de peligro que amenace su vida o integridad personal: (i) en
eventos de peligro objetivo, tales como incendios, inundaciones, o derrumbes; (ii) cuando
el menor solicite auxilio; y (iii) frente a eventos que puedan constituir delitos, en los
cuales el menor sea una posible víctima de la conducta delictiva. En las dos primeras
circunstancias, se estaría ante hechos que objetivamente muestran que la vida del menor
o su integridad personal están ante una situación de peligro grave para su vida o
integridad, y frente a las cuales la intervención de las autoridades de familia, es urgente
y necesaria, por lo que el medio escogido, el ingreso al domicilio ajeno, resulta no sólo
idóneo, sino además necesario para la protección de la vida y la integridad del menor.
Además el ingreso se circunscribe al objetivo específico del rescate y no puede desviarse
hacia otra finalidad, ni extenderse más allá del tiempo estrictamente indispensable para
rescatar al menor, por lo que no resulta desproporcionada la limitación al derecho a la
inviolabilidad del domicilio ante el mayor peso que constitucionalmente tiene asegurar la
protección efectiva y oportuna del menor en peligro. Cosa distinta ocurre cuando la
circunstancia que pone en peligro la vida o la integridad del niño, niña o adolescente es
la supuesta ocurrencia, al interior de un domicilio, de una conducta delictiva de la que el
menor es víctima. En esos eventos no se está ante un elemento externo, objetivamente
valorable, sino ante un hecho que llega a conocimiento de las autoridades por denuncias
de terceros, cuya seriedad y credibilidad deben ser examinadas antes de proceder al

REVISTA
INSTITUTO DE ESTUDIOS INTERNACIONALES
IDEI-BOLIVIA Constitución Política del Estado y
los Instrumentos del Derecho Internacional
allanamiento con fines de rescate y con miras a darle prelación a la finalidad de
protección del menor así como a la primacía de los derechos de los niños como criterio
para evaluar la necesidad de la medida de allanamiento con fines de rescate, el defensor
o el comisario de familia deberá evaluar si ante la seriedad de los indicios presentados y
la urgencia de protección por el peligro para la vida, o la integridad del niño, niña o
adolescente, informa al fiscal sobre la posible comisión de un delito en contra de un
menor, de tal forma que puedan actuar de manera armónica -y dentro del respectivo
ámbito de sus competencias - durante el allanamiento con fines de rescate, o si dada la
magnitud del peligro que se deduce razonablemente de los indicios presentados, decide
proteger de manera urgente la vida e integridad del menor, realizar el rescate con fines
exclusivamente preventivos, e informar posteriormente a la Fiscalía.
Corte Constitucional de Colombia
Sentencia C-256/08

*****