You are on page 1of 49

Documentos técnicos

Proyecto Incentivos a la Conservación
Fondo Patrimonio Natural





Análisis de línea base para la planificación, la zonificación y el manejo de los ecosistemas, los bienes
y servicios ecosistémicos en el territorio de la “”sociación de consejos comunitarios general Los Ris-
cales de Nuquí “
Este documento ha sido posible gracias al apoyo de la Embajada del Reino
de los Países Bajos, su contenido y opiniones son responsabilidad del autor y
no comprometen necesariamente la posición del Fondo Patrimonio Natural ni
del gobierno del Reino de los Países Bajos.
Documentos técnicos
Proyecto Incentivos a la Conservación
Fondo Patrimonio Natural

Cítese como: Tavera Escobar, Héctor Arsenio. Generar un análisis de línea base para la
planificación, la zonificación y el manejo de los ecosistemas, los bienes y servicios ecosis-
témicos en el territorio de la “Asociación de consejos comunitarios general "Los Riscales
de Nuquí . ORDEN DE SERVICIO No. H – 004 - 2010 . Informe final, Proyecto Incentivos a
la Conservación. Fondo Patrimonio Natural. Diciembre de 2013.




1 | P á g i n a

INFORME FINAL


“Generar un análisis de línea base para la planificación, la zonificación y el manejo de los
ecosistemas, los bienes y servicios ecosistémicos en el territorio de la “Asociación de consejos
comunitarios general "Los Riscales de Nuquí”.






ORDEN DE SERVICIO No. H – 004 - 2010








Consultor
Héctor Arsenio Tavera Escobar








Bogotá, Enero de 2011


2 | P á g i n a


Contenido
PRESENTACIÓN .................................................................................................................................... 5
PRODUCTO 1: BASE DE DATOS ESPACIAL CON INFORMACIÓN SECUNDARIA CARTOGRÁFICA
HOMOLOGADA .................................................................................................................................... 7
PRODUCTO 2. LÍNEA BASE QUE RECOPILE Y ORGANICE LA INFORMACIÓN SECUNDARIA EXISTENTE
PARA EL TERRITORIO DEL CONSEJO COLECTIVO RISCALES, PRINCIPALMENTE EN MATERIA DE
OFERTA DE BIENES Y SERVICIOS ECOSISTÉMICOS ............................................................................ 11
MARCO DE REFERENCIA ................................................................................................................ 11
¿Qué y cuáles son los servicios ecosistémicos? ........................................................................ 12
Relación entre el área de producción y el área de beneficio de los servicios ecosistémicos ... 16
Nivel de desarrollo referido en torno al servicio ecosistémico ................................................. 17
Metodología .............................................................................................................................. 18
RESULTADOS ................................................................................................................................. 18
La “importancia” de los tipos y categorías de servicios ecosistémicos .................................... 18
La “importancia” de los ecosistemas en torno a los servicios ecosistémicos ........................... 31
PRODUCTO 3: BASE DE DATOS CON LA INFORMACIÓN RECOPILADA .............................................. 40
PRODUCTO 4: PROPUESTA DE ESTRATEGIA Y METODOLOGÍA PARA VALIDACIÓN Y
RETROALIMENTACIÓN DE LA INFORMACIÓN RECOPILADA ............................................................. 41
BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................................................... 45



3 | P á g i n a


Tablas
TABLA 1. FUNCIONES ECOSISTÉMICAS, ADAPTADO DE GROOT ET AL (2002). ................................................. 13
TABLA 2. TALLER PARA LA VALIDACIÓN Y RETROALIMENTACIÓN DE LA INFORMACIÓN EN TORNO A LÍNEA
BASE SOBRE LOS SERVICIOS ECOSISTÉMICOS EN EL TERRITORIO DE LA ASOCIACIÓN DE CONSEJOS
COMUNITARIOS GENERAL "LOS RISCALES DE NUQUÍ". ........................................................................... 41

Figuras
FIGURA 1. ESTRUCTURA DE LA BASE DE DATOS ESPACIAL CCG_LOS_RISCALES ................................................ 8
FIGURA 2. PRINCIPALES DEFICIENCIAS IDENTIFICAS EN LOS “FEATURE CLASS” .............................................. 10
FIGURA 3. POSIBLE RELACIONES ESPACIALES ENTRE LAS ZONAS DE PRODUCCIÓN DEL SERVICIO (P) Y ÁREAS
DE BENEFICIO DEL SERVICIO (B), 1 IN SITU, 2. OMNIDIRECCIONAL Y 3 Y 4 D TOMADO DE FISHER ET AL.
(2009). ...................................................................................................................................................... 17
FIGURA 4. IMPORTANCIA EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LOS TIPOS DE SERVICIOS
ECOSISTÉMICOS. ...................................................................................................................................... 19
FIGURA 5. ALGUNOS DE LOS RECURSOS ALIMENTICIOS EXTRAÍDOS DE DIFERENTES ECOSISTEMAS EN EL
GOLFO DE TRIBUGÁ, (A) RECOLECCIÓN DE MOLUSCOS EN EL MANGLAR, (B) PESCA EN EL MAR, Y, (C)
CACERÍA EN EL BOSQUE (MONTE BRAVO). ............................................................................................. 20
FIGURA 6. IMPORTANCIA EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LAS CATEGORÍAS DE
SERVICIOS ECOSISTÉMICOS DEL TIPO “DE PROVISIÓN”. ......................................................................... 21
FIGURA 7. DIFERENTES PRESENTACIONES DE LA MADERA APROVECHADA POR LA COMUNIDAD DEL GOLFO
DE TRIBUGÁ, (A) VARAS, (B) TABLONES Y (C) TROZAS. ............................................................................ 22
FIGURA 8. MADERA DE MANGLE EMPLEADA COMO FUENTE DE COMBUSTIBLE PARA LA COCCIÓN DE
ALIMENTOS EN LA GOLFO DE TRIBUGÁ, (A) CANOA CON TUCOS DE MANGLE, (B) PROCESO DE
ASTILLADO DE LOS TUCOS DE MANGLE, Y, (C) CIENTOS DE RAJAS DE LEÑA DE MANGLE. ..................... 23
FIGURA 9. IMPORTANCIA EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LAS CATEGORÍAS DE
SERVICIOS ECOSISTÉMICOS DEL TIPO “DE SOPORTE”. ............................................................................ 25
FIGURA 10. ALGUNOS DE LOS SERVICIOS ECOSISTÉMICOS DE LA CATEGORÍA “PRODUCCIÓN PRIMARIA”, (A)
HOJARASCA Y MATERIA ORGÁNICA EN LOS MANGLARES, (B) SITIO DE ANIDACIÓN DE TORTUGAS
MARINAS EN LA PLAYA, Y, (C) HÁBITAT DE AVES EN EL BOSQUE. ........................................................... 25
FIGURA 11. IMPORTANCIA EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LAS CATEGORÍAS DE
SERVICIOS ECOSISTÉMICOS DEL TIPO “DE REGULACIÓN”. ...................................................................... 27
FIGURA 12. PROCESO DE EROSIÓN EN LA CABECERA MUNICIPAL DE NUQUÍ, (A) IMAGEN LANDSAT DE
1998/05/07 DONDE SE EVIDENCIA UN RELICTO DE BOSQUE DE MANGLAR QUE PROTEGÍA EL PUEBLO
(EN AMARILLO ACHURADO), (B) IMAGEN LANDSAT DEL 2008/03/11 DONDE SE OBSERVA COMO EL
BOSQUE DE MANGLAR HA SIDO REEMPLAZADO POR VIVIENDAS Y COMO EL RÍO HA IDO
EROSIONANDO LA MENCIONADA ÁREA, Y, (C) MURO DE CONTENCIÓN DISPUESTO A MANERA DE
BARRERA DE PROTECCIÓN ANTE EL PROCESO DE EROSIÓN FLUVIAL, FUNCIÓN QUE OTRORA CUMPLÍA
EL ECOSISTEMA DE MANGLAR. ................................................................................................................ 28
FIGURA 13. IMPORTANCIA EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LAS CATEGORÍAS DE
SERVICIOS ECOSISTÉMICOS DEL TIPO “DE INFORMACIÓN”. ................................................................... 29
FIGURA 14. ALGUNOS ECOSISTEMAS DE INTERÉS PARA LOS SERVICIOS DE RECREACIÓN Y TURISMO, (A)
MANGLARES, (B) PLAYAS Y (C) QUEBRADAS, AL LADO DE LOS TERMALES. ............................................ 29
4 | P á g i n a

FIGURA 15. IMPORTANCIA EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LOS ECOSISTEMAS
IDENTIFICADOS EN EL GOLFO DE TRIBUGÁ. ............................................................................................ 31
FIGURA 16. PARTICIPACIÓN EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LOS SERVICIOS DEL
ECOSISTEMA MANGLAR, LAS LÍNEAS VERDES CORRESPONDE AL TIPO “DE SOPORTE”, LAS NARANJAS AL
“DE PROVISIÓN”, LAS AZULES AL “DE REGULACIÓN”, Y, LAS CAFÉS A LOS “DE INFORMACIÓN”. ........... 32
FIGURA 17. PARTICIPACIÓN EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LOS SERVICIOS DEL
ECOSISTEMA BOSQUE PRIMARIO (MONTE BRAVO), LAS LÍNEAS VERDES CORRESPONDE AL TIPO “DE
SOPORTE”, LAS NARANJAS AL “DE PROVISIÓN”, LAS AZULES AL “DE REGULACIÓN”, Y, LAS CAFÉS A LOS
“DE INFORMACIÓN”. ............................................................................................................................... 34
FIGURA 18. PARTICIPACIÓN EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LOS SERVICIOS DEL
ECOSISTEMA MAR, LA LÍNEA VERDE CORRESPONDE AL TIPO “DE SOPORTE”, LA NARANJA AL “DE
PROVISIÓN”, Y, LAS CAFÉS A LOS “DE INFORMACIÓN”. .......................................................................... 36
FIGURA 19. PARTICIPACIÓN EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LOS SERVICIOS DEL
ECOSISTEMA FINCA (AGROECOSISTEMA), LA LÍNEA VERDE CORRESPONDE AL TIPO “DE SOPORTE”, LA
NARANJA AL “DE PROVISIÓN”, Y, LAS CAFÉS A LOS “DE INFORMACIÓN”. .............................................. 37
FIGURA 20. PARTICIPACIÓN EN TÉRMINOS DE PORCENTAJE DE “REFERENCIAS” PARA LOS SERVICIOS DEL
ECOSISTEMA DE PLAYA, LA LÍNEA VERDE CORRESPONDE AL TIPO “DE SOPORTE”, LAS NARANJAS AL “DE
PROVISIÓN”, Y, LA CAFÉ A LOS “DE INFORMACIÓN”. .............................................................................. 39
FIGURA 21. ACTIVIDADES QUE SE DEBEN ADELANTAR EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN SISTEMA DE
INFORMACIÓN GEOGRÁFICA COMUNITARIO PARA LA ASOCIACIÓN DE CONSEJOS COMUNITARIOS
GENERAL "LOS RISCALES DE NUQUÍ". ...................................................................................................... 43


5 | P á g i n a


PRESENTACIÓN

En el desarrollo de esquemas de incentivos, Patrimonio Natural con Recursos de la Embajada Real
de los Países Bajos, se encuentra ejecutando el proyecto “Incentivos a la conservación para el
manejo del territorio y la mitigación de conflictos socio-ambientales” el cual contempla en su
objetivo general “contribuir a la consolidación de procesos de planificación y ordenamiento del
territorio en diferentes escalas, mediante el desarrollo de esquemas de incentivos y/o
compensaciones por servicios ambientales en áreas estratégicas para la conservación de la
biodiversidad, y como aporte a la estrategia financiera del Sistema Nacional de Áreas Protegidas -
SINAP”.

El segundo componente de dicho proyecto establece como objetivo “Diseñar, validar y aplicar
metodologías y estrategias de evaluación, valoración y negociación de potenciales esquemas de
compensación por servicios ambientales en territorios colectivos de comunidades indígenas y afro-
descendientes, al tiempo que se contribuye a aumentar la capacidad de gestión y negociación
sobre el tema”.

En desarrollo de este componente se ha priorizado como caso piloto el territorio colectivo Consejo
Comunitario Los Riscales, para lo cual se identificó la necesidad de consolidar la line base en
materia de servicios ecosistémicos y análisis espaciales. En tal sentido se contrato la consultoría
que tuvo como objeto “generar un análisis de línea base para la planificación, la zonificación y el
manejo de los ecosistemas, los bienes y servicios ecosistémicos en el territorio de la “Asociación de
consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí” a partir de la información de línea base
disponible, incluyendo soporte cartográfico”, cuyos resultados se consolidan en el presente
documento.

El documento ha sido estructurado en cuatro capítulos, cada uno de éstos corresponde a los
productos esperados; en la primera parte se aborda la “base de datos espacial con información
secundaria cartográfica homologada” en la cual se hace una descripción breve de los procesos
seguidos para consolidar la referida base y los problemas identificados en las fuentes de
información. Posteriormente se presenta la “línea base que recopile y organice la información
secundaria existente para el territorio del consejo colectivo riscales, principalmente en materia de
oferta de bienes y servicios ecosistémicos”, en este se hace una revisión de conceptos, se define la
metodología, y, se presentan los resultados en torno al análisis de la información derivada de la
revisión de dieciséis “documentos” que se han generado en torno a la planificación del área de
estudio.

El tercer capítulo se refiere a la “base de datos con la información recopilada”, en el que
simplemente se refieren los anexos en los cuales se encuentran los documentos consultados y las
6 | P á g i n a

fichas de descripción de éstos. Finalmente se presenta la “propuesta de estrategia y metodología
para validación y retroalimentación de la información recopilada” que se refiere al conjunto de
actividades que se deben adelantar para retroalimentar y validar la información presentada en
este documento.
7 | P á g i n a


PRODUCTO 1: BASE DE DATOS ESPACIAL CON INFORMACIÓN
SECUNDARIA CARTOGRÁFICA HOMOLOGADA

Se estructuró la base de datos denominada CCG_LOS_RISCALES, en la cual se recopila información
a escala 1:100.000 y 1:50.000 sobre el área de estudio, a partir de información derivada de los
proyectos: “Comunidades indígenas y negras: desarrollo regional para la conservación de los
recursos naturales en el Chocó Biogeográfico, Colombia”, “Plan de etnodesarrollo de las
comunidades negras del Golfo de Tribugá 2007 – 2010”, y, “Plan de manejo integral de los
manglares del Golfo de Tribugá, Departamento del Chocó – Colombia”.

Es importante mencionar que información cartográfica deriva de proyectos como: “Esquema de
ordenamiento territorial año 2005 a 2016 municipio de Nuquí, Departamento del Choco -
Diagnostico” y “Estudios, diseños, construcción y pavimentación de la carretera Nuqui – Las
Animas”, Departamento del Chocó. Sector Nuquí (PRO+0) - Alto de Copidijo (PR 18+500)”, no pudo
ser considerada, pues los datos fueron suministrados en formatos de presentación, por ejemplo
PDF y JPG, lo que imposibilito la integración a la base de datos.

La información espacial fue integrada en dos conjuntos, la cartografía base y la temática, y, en dos
grupos de escalas, una general (1:100.000) y otra semidetallada (1:50.000), de acuerdo con lo que
se presenta en la Figura 1. El sistema de coordenadas geográficas utilizado para la representación
de los datos corresponde al datum SIRGAS y el esferoide GRS – 1980, y, su selección se basó en la
decisión de que gran parte de información consultada corresponde a escala general.

En total se identificaron veinte nueve “feature class”, de éstos, seis se asocian con información
cartográfica base, y, el resto (veinte tres) con información temática; en este último grupo solo se
encuentran dos “feature class” a escala 1:50.000, y, en la misma cantidad para los datos de
cartografía base.

La identificación de la fuente de origen de cada uno de los datos fue definida incluyendo al final
del nombre del “feature class” una sigla en referencia al proyecto en el que se originaron, de la
siguiente manera: PUR para “Comunidades indígenas y negras: desarrollo regional para la
conservación de los recursos naturales en el Chocó Biogeográfico, Colombia”; PE_CNGT para “Plan
de etnodesarrollo de las comunidades negras del Golfo de Tribugá 2007 – 2010”; PMIM para “Plan
de manejo integral de los manglares del Golfo de Tribugá, Departamento del Chocó – Colombia”; y
PMC_PN para el “Proyecto mosaicos de conservación de Patrimonio Natural”.

Se construyó una plantilla de metadato, basada en la norma NTC4611 de “Información geográfica
y metadatos geográficos” (Anexo A), la cual fue diligenciada para cada uno de los “feature class”,
8 | P á g i n a

y, que recopila en términos generales datos sobre: identificación, calidad de la información,
atributos espaciales, sistema de referencia, distribución de la información, y observaciones.

Es importante mencionar que sólo la información generada en el marco del proyecto “Plan de
manejo integral de los manglares del Golfo de Tribugá, Departamento del Chocó – Colombia”
contó con elementos adecuados para la construcción de los metadatos respectivos; por el
contrario el resto de los proyectos no consideraron estos aspectos en el momento de generar y
presentar su cartografía, tanto así que en la mayoría de los casos no se hizo una mención clara del
sistema de coordenadas de origen de cada uno de ellos.



Figura 1. Estructura de la base de datos espacial CCG_LOS_RISCALES

De acuerdo con lo mencionado, para algunos casos el diligenciamiento del formato de metadato
fue dispendioso, pues gran parte de la información que se contempla en éste no pudo ser
9 | P á g i n a

obtenida de manera directa, y en muchas oportunidades fue necesario inferir ciertos datos. En el
Anexo B se presentan los metadatos para cada uno de los “feature class” considerados en la base
de datos espacial CCG_LOS_RISCALES.

Con respecto a la calidad de la información cartográfica contenida en la base de datos, en el
formato de metadato se incluyó un ítem de “observaciones” donde se describen las principales
deficiencias de cada uno de los “feature class” considerados, y, en la Figura 2 se presentan éstas
de manera gráfica.

Es de destacar que el 51,7% de los “feature class” no tiene información completa para los
atributos que se incluyen en los registros; en el 44,8% de los “feature class” la información
representa un nivel de detalle inferior al referido en la escala de trabajo; en el 41,4% de los casos
la información espacial no corresponde con la realidad, situación que como se visualiza en la
Figura 2 es a la que mayor atención (rojo acentuado) debe prestarse.

En el 41,4% la información debe actualizarse, situación que es entendible pues gran parte de la
cartografía fue construida a finales de la década de los años 90, y, especialmente la relacionada
con la del proyecto “Comunidades indígenas y negras: desarrollo regional para la conservación de
los recursos naturales en el Chocó Biogeográfico, Colombia”, y, una buena parte de la cartografía
base corresponde a la digitalización de planchas del IGAC del año 1988, que en la mayoría de los
casos son derivadas de la restitución de fotografías aéreas de la década de los años setenta.

Esta problemática ha sido considerada como de menor relevancia y por ende se visualiza en tonos
de rojo muy tenue (Figura 2). Para el 37,9% de los “feature class” la información está incompleta,
lo que significa que no se incluyen todos los registros pertinentes.

Finalmente es importante mencionar que para el 62,1% del total de “feature class” se reconocen
tres o más deficiencias de las categorías referidas en la Figura 2, lo que pone de manifiesto una
gran falencia en la información cartográfica con la que se cuenta en la actualidad.

Por ende es prioritario que la Asociación de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí"
defina sus necesidades de información espacial, a la luz de su “Plan de manejo integral de los
manglares del Golfo de Tribugá, Departamento del Chocó – Colombia”, de la normatividad vigente,
de los reglamentos internos, de las expectativas, y, de los recursos técnicos y logísticos con los que
cuenta, para que comience en torno a éstas, a construir una base de datos espacial eficiente y
confiable, en la que se minimicen las falencias detectadas antes.

10 | P á g i n a

Figura 2. Principales deficiencias identificas en los “feature class”
1





1
Recopiladas a partir de información secundaria de los proyectos “Comunidades indígenas y negras: desarrollo regional para la conservación de los recursos naturales en el Chocó
Biogeográfico, Colombia”, “Plan de etnodesarrollo de las comunidades negras del Golfo de Tribugá 2007 – 2010”, y, “Plan de manejo integral de los manglares del Golfo de Tribugá,
Departamento del Chocó – Colombia”
11 | P á g i n a


PRODUCTO 2. LÍNEA BASE QUE RECOPILE Y ORGANICE LA
INFORMACIÓN SECUNDARIA EXISTENTE PARA EL TERRITORIO DEL
CONSEJO COLECTIVO RISCALES, PRINCIPALMENTE EN MATERIA DE
OFERTA DE BIENES Y SERVICIOS ECOSISTÉMICOS

En este producto se sintetizan las actividades relacionadas con la consecución de información
secundaria en materia de oferta de bienes y servicios ecosistémicos en el territorio de la
“Asociación de consejos comunitarios general Los Riscales de Nuquí”, la generación de una base
de datos con la información recopilada y la preparación de un documento de línea base en torno a
la oferta de bienes y servicios ecosistémicos.

La primera parte de este ítem se refiere al marco de referencia donde se indagan los conceptos
básicos en torno a los servicios ecosistémicos, en los que se encuentra la definición y la tipología
en torno a éstos; posteriormente se presenta el proceso metodológico adoptado para la
construcción de la línea base, y, finalmente los resultados derivados de la revisión de la
información, los que constituyen la línea base de la temática
2
.

MARCO DE REFERENCIA

En este apartado se indaga sobre la definición de los servicios ecosistémicos, posteriormente se
presenta de forma sintetizada la clasificación en tipos y categorías, y se hace una descripción de
cada una de éstas, de acuerdo con la propuesta de Groot et al. (2002). Finalmente se identifica y
específica sobre la escala o ámbito en el que se perciben los servicios de los ecosistemas de
acuerdo a la propuesta de Fisher et al. (2009), y, sobre el nivel de desarrollo en torno a éstos.

Los mencionados elementos, la tipología, la escala y el nivel de desarrollo son los pilares sobre los
que se fundamenta el análisis posterior, y, el que es recopilado en el ítem de “resultados”; no
obstante es importante mencionar que el tema de servicios ecosistémicos es de reciente interés,
y, como en la actualidad aún se siguen cimentando las bases conceptuales, aún hay ambigüedad y
confusión (López y Montes, sf).

Es importante mencionar que no se incluyó la definición de cada uno de los ecosistemas
considerados, pues esta ha sido referida en el documento “Plan de etnodesarrollo: Visión de vida

2
Es importante mencionar que en la construcción de la línea base se contó con la participación y retroalimentación del equipo del
proyecto de incentivos, conformado por Paola García y María Teresa Palacios Lozano (de Patrimonio Natural) y Javier Sabogal (de
WWF), que permitió garantizar que el enfoque de análisis admitiera contemplar la información pertinente y necesaria para la
exploración de opciones para el diseño de esquemas de incentivos y compensaciones en el área de interés.
12 | P á g i n a

de las comunidades negras del Golfo de Tribugá 2007 – 2020. Nuqui, Chocó”, donde se precisaron
éstos a partir de la construcción con la participación de la comunidad.

¿Qué y cuáles son los servicios ecosistémicos?

De acuerdo con MEA (2005a) los servicios que prestan los ecosistemas son “los beneficios
3
que las
personas obtienen de éstos”, no obstante es importante evidenciar que es “el conjunto de
organismos, condiciones abióticas y sus interacciones (en el ecosistema), las que permiten que los
seres humanos se beneficien”, y, por ende el estado y funcionamiento de los ecosistemas tiene
una estrecha relación con el bienestar humano (Balvanera y Cotler, 2007).

Los servicios ecosistémicos están relacionados con las funciones de los ecosistemas, dentro de las
que se reconocen cuatro categorías, a saber: función de regulación, función de soporte (hábitat),
función de producción y función de información. La primera de éstas se “relaciona con la
capacidad de los ecosistemas naturales y seminaturales de regular los procesos ecológicos
esenciales y los sistemas de soporte de vida a través de los ciclos biogeoquímicos y otros procesos
de la biosfera”; la función de soporte (hábitat) se relaciona con la “capacidad de los ecosistemas
de proveer un sitio con las condiciones adecuadas para que las plantas y animales silvestres
puedan residir y reproducirse, y, así contribuir a la conservación (in situ) de la diversidad biológica y
de los proceso evolutivos” (Groot et al., 2002).

La función de producción se relaciona con: “la capacidad que tienen los ecosistemas, y,
especialmente los productores primarios (autótrofos) de convertir la energía, el dióxido de
carbono, el agua y los nutrientes en una amplia variedad de estructuras de carbohidratos, que
posteriormente son utilizadas por los productores secundarios, constituyendo una gran variedad de
biomasa viva” (Groot et al., 2002). Finalmente la función de información se relaciona con los “la
capacidad de los ecosistemas naturales de albergar información de referencia en torno a los
procesos evolutivos humanos que tuvieron lugar en hábitat naturales, además de brindar la
oportunidad para la reflexión y la recreación, actividades esenciales para el mantenimiento de la
salud humana” (Groot et al., 2002).

Unas definiciones muy similares son presentadas por Balvanera P., H. Cotler et al (2009), pues
refieren que los servicios de soporte se relacionan con los procesos ecológicos básicos que
aseguran el funcionamiento adecuado de los ecosistemas y el flujo de los otros servicios; los de
provisión con los bienes tangibles, los que proporcionan el sustento básico de la vida humana; los
de regulación se inscriben en los complejos procesos ecosistémicos mediante los cuales se regulan
las condiciones ambientales en que los seres humanos realizan sus actividades productivas; y, los

3
De manera directa o indirecta, consciente o inconsciente (Balvanera y Cotler, 2007)
13 | P á g i n a

culturales relacionados con los “beneficios” que dependen de las percepciones colectivas
humanas.

En la Tabla 1 se relacionan las principales funciones ecosistémicas, agrupadas en las categorías
referidas de acuerdo con lo presentado por Groot et al. (2002), no obstante es preciso mencionar
que en el tipo denominado como “De información” se incluyó la categoría de “sentido de identidad
y pertenencia” propuesta por MEA (2005a) que es propuesta por esta iniciativa bajo el grupo de
servicios “culturales”.
Tabla 1. Funciones ecosistémicas, adaptado de Groot et al (2002).
Funciones ecosistémicas
Definición
Tipo Categoría
De soporte
Refugio Al propiciar espacio vital para plantas y animales silvestres,
tanto residentes como migrantes, los ecosistemas naturales
son esenciales para el mantenimiento de la diversidad
biológica y genética en la tierra. La información derivada de
procesos evolutivos acaecidos durante más de 3,5 millones
de años es contenida en los ecosistemas naturales pues
éstos son el hábitat de especies silvestres.
Criadero Muchos ecosistemas proporcionan áreas de reproducción y
cría de especies.
De provisión
Alimento Aunque en la actualidad la mayoría de alimentos se derivan
de plantas y animales domesticados, una parte sustancial de
la dieta humana proviene de especies silvestres. Los
ecosistemas naturales pueden ser una fuente casi ilimitada
de plantas y animales comestibles.
Madera
4
Una amplia variedad de recursos se derivan de los
ecosistemas por ejemplo: madera, leña, fibras, compuestos
bioquímicos y biodinámicos (látex, gomas, aceites, ceras,
taninos, colorantes y hormonas, entre otros).
Fibras
2

Combustible
2

Recursos genéticos Los cultivos y animales que en la actualidad se producen han
sido derivados de recursos bióticos de los ecosistemas
naturales; de igual manera éstos necesitan continuamente el
apoyo de sus parientes silvestres, pues con el objeto de
mantener la productividad, cambiar y o mejorar ciertas
cualidades (como la resistencia a plagas, enfermedades y
condiciones ambientales), se recurre constantemente al
material genético de sus parientes.
Recursos medicinales De los ecosistemas naturales se pueden derivar compuestos
químicos que pueden ser utilizados como medicamentos y
productos farmacéuticos, o, que pueden ser empleados
como modelos para sintetizar fármacos.
Recursos ornamentales El uso de plantas y animales silvestres con fines
ornamentales es extenso y variado. La naturaleza ofrece
pieles y plumas (para prendas de vestir), frutos y semillas
(para las artesanías), y, animales y plantas (como mascotas y
elementos de decoración), entre otros.



4
Es preciso mencionar que en la clasificación de Groot et al. (2002) solo se considera la categoría denominada “materias primas”, que
incluye los recursos mencionados antes, la disgregación en madera, fibras y combustibles es adoptada de la presentada por MEA
(2005a).
14 | P á g i n a

Continuación Tabla 1. Funciones ecosistémicas, adaptado de Groo et al (2002).
Funciones ecosistémicas
Definición
Tipo Categoría
De regulación
Regulación de gases La vida en la tierra depende del estrecho equilibrio
químico entre la atmosfera y los océanos, cualquier
alteración de este balance puede tener efectos positivos
o negativos sobre la naturaleza, la sociedad y la
economía. La composición química de la atmosfera y los
océanos está definida por los procesos biogeoquímicos,
los que están influenciados por los componente bióticos
y abióticos de los ecosistemas; es así que por ejemplo la
biota tiene una fuerte relación en el equilibrio entre el
dióxido de carbono y el oxigeno, la capa de ozono y los
niveles de oxido de azufre.
De acuerdo con lo mencionado los ecosistemas
mantienen un aire limpio y respirable, y, propician la
disminución de efectos nocivos derivados de
enfermedades como por ejemplo el cáncer de piel.
Regulación del clima El clima es determinado por: la interacción compleja de
patrones de circulación regional y mundial, la topografía
local, la vegetación y el albedo, entre otras variables. Las
propiedades de reflectancia de la vegetación también
son importantes en las condiciones meteorológicas y
climáticas, en diversas escalas. Los servicios prestados
por esta función se relacionan con el mantenimiento de
un clima favorable, que beneficie la salud humana, la
productividad de los cultivos, la recreación e incluso las
actividades culturales y de identidad.
Prevención de disturbios Esta función se relaciona con la capacidad de los
ecosistemas de atenuar los efectos adversos de eventos
naturales. Por ejemplo la matriz vegetal puede moderar
los efectos catastróficos de tormentas, inundaciones y
sequías, a través de su capacidad de almacenamiento y
resistencia. Los servicios prestados por esta función se
relacionan con la seguridad de la vida humana y la
protección de construcciones.
Regulación del agua Esta función se relaciona con la influencia de los
ecosistemas naturales en la regulación de los flujos
hidrológicos, en otras palabras el mantenimiento de
condiciones normales en la cuenca hidrográfica. Los
servicios derivados de esta función son por ejemplo: el
mantenimiento de un drenaje natural e irrigación, y, la
provisión de un medio de transporte.
Abastecimiento del agua Esta función está relacionada con la filtración, la
retención y el almacenamiento del agua en cuerpos de
agua (ríos, quebradas, lagos, lagunas, pantanos, ciénagas
y acuíferos). Por ejemplo la capacidad de retención y
almacenamiento es una función de la topografía y las
condiciones del subsuelo (definidas por el tipo de
ecosistema). Los servicios relacionados con el
abastecimiento del agua se relacionan con el uso
consuntivo del agua para hogares, agricultura e industria.


15 | P á g i n a

Continuación Tabla 1. Funciones ecosistémicas, adaptado de Groo et al (2002).
Funciones ecosistémicas
Definición
Tipo Categoría

Retención del suelo Función relacionada especialmente con la cobertura
vegetal y el sistema radicular de ésta, las raíces de la
vegetación estabilizan el suelo y las ramas interceptan la
lluvia mitigando la erosión y compactación del suelo. Los
servicios derivados de esta función son muy importantes
para mantener la productividad agrícola y evitar daños
derivados de la erosión del suelo.
Formación del suelo El suelo se forma a través de la desintegración del
material parental (rocas) y poco a poco se convierte en
fértil a través de la acreción de materia animal y vegetal,
y, la liberación de nutrientes. Los servicios derivados de
la formación del suelo se refieren al mantenimiento de la
productividad de los cultivos y la integridad y
funcionamiento de los ecosistemas naturales.
Regulación de nutrientes La vida en la tierra depende del continuo reciclaje de 30
a 40 elementos químicos que se encuentran en la tierra.
Además del carbono, el oxígeno, el hidrogeno, los
nutrientes más importantes son el nitrógeno, el azufre y
el fósforo, y, los macroelementos como el calcio,
magnesio, potasio, sodio y cloro. La disponibilidad de
estos elementos es a menudo un factor limitante para la
aparición y el crecimiento de diferentes de formas de
vida. Las componentes y las funciones de los ecosistemas
propicia el ciclaje de nutrientes a diferentes escalas, por
ejemplo los organismos del suelo descomponen la
materia orgánica liberando nutrientes para el
crecimiento de las plantas, y, como aporte a la
atmosfera, una función similar es cumplida por las algas
en las aguas costeras. Servicios derivados de la
regulación de nutrientes se relaciona con el
mantenimiento de la productividad de los suelos, entre
otros.
Tratamiento de residuos Los sistemas naturales son capaces de almacenar y
reciclar ciertas cantidades de desechos humanos
orgánicos e inorgánicos a través procesos de asimilación
disolución y descomposición química. Por ejemplo los
humedales pueden tratar desechos orgánicos
procedente de actividades humanas.
Polinización La polinización es un proceso esencial en la reproducción
de las plantas. Esta función se puede cumplir gracias a
polinizadores silvestres como insectos, aves y
murciélagos, entre otros. Sin especies de polinizadores
muchas especies de plantas se extinguirían y la mayoría
de cultivos no serían viables.
Control biológico Como resultado de procesos evolutivos las comunidades
bióticas en los ecosistemas naturales han desarrollado un
sinnúmero de interacciones y mecanismos de
retroalimentación propiciando un equilibrio natural,
regulando la aparición de plagas y enfermedades.

16 | P á g i n a


Continuación Tabla 1. Funciones ecosistémicas, adaptado de Groo et al (2002).
Funciones ecosistémicas
Definición
Tipo Categoría
Información
Belleza estética Las personas disfrutan de los paisajes asociados a
espacios naturales, preferencia que se refleja por
ejemplo en la predilección de vivir en ambientes
estéticamente agradables, y, de transitar por caminos
que ofrezcan belleza escénica.
Enriquecimiento espiritual e
histórico
Los ecosistemas y elementos naturales (como cascadas y
árboles viejos, entre otros) proporcionan un sentido de
continuidad y compresión de nuestro lugar en el
universo, que se expresa a través del patrimonio
religioso, ético y los valores.
Conocimiento y educación Los ecosistemas naturales proporcionan oportunidades
casi ilimitadas para el estudio de la naturaleza y la
educación ambiental, y, funcionan como “laboratorios”
de campo para la investigación científica. Además sirven
como áreas de referencia para el monitoreo de cambios
ambientales.
Recreación y ocio Los ecosistemas naturales tienen una especial
importancia como los espacios donde la gente puede
descansar, relajarse y recrearse. Las cualidades estéticas
y la variedad casi ilimitada de paisajes derivados del
entorno natural, propicia oportunidades para actividades
recreativas como: caminar, acampar, nadar y pescar
entre otras.
Sentido de identidad y pertenecía Se relaciona con el espacio geográfico que los
ecosistemas naturales brindan a los seres humanos para
que se pueda establecer una población con autonomía,
arraigada, estable, y, con organizaciones comunitarias y
estructuras sociales definidas. Este espacio geográfico
imprime en las personas rasgos físicos, cualidades
personales, manifestaciones peculiares en su forma de
ser y relacionarse con los demás.
Inspiración cultural y artística La naturaleza es una base importante para el folclor y la
cultura, pues los seres humanos han desarrollado
diferentes medios de interacción con ésta. La naturaleza
es utilizada como fuente de inspiración para: música,
danza, pintura y escultura, entre otros.

Relación entre el área de producción y el área de beneficio de los servicios
ecosistémicos

De acuerdo con Fisher et al. (2009), se reconocen tres categorías en relación con el lugar donde se
produce el servicio ecosistémico y el lugar donde se percibe el beneficio de éste, a saber: in situ,
omnidireccional y direccional, la primera de éstas ocurre cuando el servicio y el beneficio se dan
en el mismo lugar, por ejemplo la formación de suelo y provisión de materia prima. Cuando el
servicio se produce en un sitio y los beneficios se perciben en el paisaje circundante, es definida
como omnidireccional (por ejemplo la polinización y el secuestro de carbono), y, finalmente
17 | P á g i n a

cuando el servicio se produce en un sitio y los beneficios se perciben en una locación específica
debido a la dirección del flujo es referido como direccional (por ejemplo la regulación del agua o la
protección antes disturbios); lo antes mencionado se ilustra en la Figura 3.



Figura 3. Posible relaciones espaciales entre las zonas de producción del servicio (P) y áreas de beneficio del servicio
(B), 1 in situ, 2. Omnidireccional y 3 y 4 d tomado de Fisher et al. (2009).

Nivel de desarrollo referido en torno al servicio ecosistémico

Con el propósito de identificar cuáles de los servicios que brindan los ecosistemas en el territorio
de la “Asociación de consejos comunitarios general Los Riscales de Nuquí” tienen un mayor nivel
de desarrollo, entendido éste como el avance en torno a la propuesta metodológica definida por
(López y Montes, sf) para “la identificación y evaluación de los servicios suministrados por los
ecosistemas”, se establecieron tres categoría, a saber: mencionado, cuantificado y valorado.

La primera de éstas se refiere a que de manera directa o indirecta hay una identificación del
servicio que el ecosistema presta sin que se especifiquen en detalle cuantificaciones o
valoraciones (por ejemplo del mar se obtiene la fuente de proteína de la comunidad); por el
contrario cuando existe una medida del servicio que el ecosistema presta se asume que se ha
cuantificado (por ejemplo de los bosques se extraen 150 m
3
de madera rolliza al año), y, se
considera valorado económicamente cuando a través de alguno método (costos de reemplazo y
restauración, valoración contingente, costos de viaje, precios hedónicos, entre otras) se ha
establecido un valor monetario.

18 | P á g i n a


Metodología

La metodología empleada involucró cinco pasos básicos, el primero relacionado con la recopilación
de información, el segundo con la lectura de cada uno de los documentos, el tercero con la
identificación de referencias en torno a los servicios ecosistémicos y los ecosistemas que los
prestan, el cuarto con la tabulación y procesamiento de la información y el quinto con el análisis
derivado de la información.

Es importante referir que para la identificación de referencias no se tuvieron en cuenta solamente
las menciones explicitas en torno a los servicios ecosistémicos, sino que en buen número de
oportunidades la inclusión de estas se originó del análisis y deducción de lo mencionado en el
documento.

Para el procesamiento de la información se preparó una hoja activa en Microsoft Excell 2007, en la
que se personalizaron listas para las principales variables de interés, a saber: tipo de la función,
categoría de la función, ecosistema, escala, nivel de desarrollo y documentos consultados. De igual
manera se incorporaron hojas que a partir de la base de datos principal (Anexo C) calculan y
presentan gráficos con los principales resultados, entre éstos referencias por tipo de función,
referencias por categorías de la función (de soporte, de provisión, de regulación y de información),
referencias por ecosistemas, y referencias por ecosistemas y por categoría de función.

Finalmente se destaca que la mencionada base de datos preparada en Microsoft Excell 2007
puede ser constantemente actualizada, de acuerdo con los parámetros establecidos (listas), siendo
automáticamente editadas las estadísticas y gráficas.

RESULTADOS

En los siguientes ítems se presenta el análisis de la información generada y procesada, a partir de
de la recopilación secundaria; los resultados han sido analizados desde dos enfoques, el primero
en torno a los tipos y categorías de funciones y servicios de los ecosistemas, y, el segundo bajo la
tipificación pero considerando de manera individual cada uno los ecosistemas.

La “importancia” de los tipos y categorías de servicios ecosistémicos

A partir de la revisión de información secundaria, y, considerando el número de referencias por
tipos de servicios, se destaca la importancia del denominado como “de provisión”, para éste se
registra una participación del 64,2%; sigue en importancia el tipo de servicio referido como “de
19 | P á g i n a

soporte” con una contribución del 13,8%, lo que significa que estos dos tipos reúnen el 78,0% del
total de las referencias identificadas (Figura 4).

Tal situación puede estar relacionada con la escala para la cual se produjeron los documentos
revisados, pues la mayoría de éstos corresponden a un entorno local (el golfo de Tribugá, el
Consejo Comunitario General los Riscales de Nuqui, el Municipio de Nuqui), y, de acuerdo a lo
referido por MAE (2003) las “…evaluaciones deben conducirse en escalas espaciales y temporales
apropiadas al proceso” ecosistémico, pues los “…procesos que se presentan en escalas mayores,
aunque se expresen a nivel local, pueden pasar inadvertidos en evaluaciones que utilizan
únicamente una escala local”, por ejemplo “…el aumento de la concentraciones de dióxido de
carbono o la disminución de las concentraciones de ozono de la estratosfera pueden… tener
efectos locales, pero quizás sería difícil determinar la causalidad de tales efectos sin un análisis de
los procesos globales generales” (MEA, 2003).


Figura 4. Importancia en términos de porcentaje de “referencias” para los tipos de servicios ecosistémicos.

Lo anterior queda expuesto al analizar el número de referencias encontradas para el tipo de
servicio denominado como “de regulación”, el que participa con solo el 9,5% del total de éstas
(Figura 4), a pesar de ser el que agrupa más categorías de servicios ecosistémicos (42,3%, de
acuerdo con la clasificación de Groot et al., 2002).

No obstante algunos de los servicios “de regulación” están relacionados con ciclos:
biogeoquímicos (balance del CO
2
/ O
2
, del nitrógeno, del ozono O
3
y de los SO
x
), hidrológicos y de
nutrientes, entre otros, los que generalmente se expresan con mayor solidez o presentan sus
principales aportes en escalas espaciales amplias (global y regional) y temporales prolongadas. Por
ejemplo de acuerdo con Groot et al (2002) “la influencia de una hectárea de océano o de bosque,
como sumidero de carbono es difícil de medir. Sin embargo el efecto acumulativo de la pérdida de
0,0 20,0 40,0 60,0 80,0 100,0
De soporte
De provisión
De regulación
De información
Porcentaje de "referencias"
20 | P á g i n a

la mitad de la cobertura boscosa de la tierra o de los humedales costeros será considerable en el
rol que juegan los ecosistemas en los ciclos biogeoquímicos del dióxido de carbono y del oxígeno”.

Otro ejemplo de lo referido antes es expuesto por MEA (2005) en donde con base a estimaciones
de expertos regionales se identificó la importancia, para diferentes grupos de usuarios, de algunos
de los servicios derivados de los ecosistemas boscosos tropicales y templados, donde se refiere
que en el ámbito local tienen preponderancia (son cruciales) servicios como los de provisión de
biomasa empleada como leña o carbón vegetal (combustibles) en relación con el almacenamiento
de carbón (servicio de regulación) que es considerado como “moderadamente importante”; por el
contrario en el ámbito global se considera como “importante” el rol del bosque como sumidero de
carbono.

De lo mencionado se puede referir que en el contexto social y cultural que caracteriza el Golfo de
Tribugá, donde confluyen grupos étnicos (comunidades afrodescendientes e indígenas) que
tradicionalmente han dependido de los ecosistemas para su subsistencia, y, que en los últimos
años han participado de manera activa en los procesos de planificación de su territorio con la
colaboración de diferentes entidades oficiales y no gubernamentales, gran parte de la información
que se derive en referencia a los servicios ecosistémicos gravitará en torno a los “de provisión”
pues son aquellos que las comunidades reconocen de manera directa y con los cuáles se han
relacionado, y, por ende son documentados con mayor importancia en los estudios que del área
de interés se encuentran.

(a) (b) (c)


Figura 5. Algunos de los recursos alimenticios extraídos de diferentes ecosistemas en el Golfo de Tribugá, (a)
recolección de moluscos en el manglar, (b) pesca en el mar, y, (c) cacería en el bosque (monte bravo).

Dentro del tipo de servicios de provisión la categoría de mayor importancia es la de “alimento”
(Figura 6), de los manglares se extraen recursos como: babillas, camarón, cangrejo (azul), caquiri,
concha, chorga, haragana, jaiba, meón, ostión, pachanga, peces, piacuil (Figura 5 a), piangua,
21 | P á g i n a

pichimarra, pulludo y sangara entre otros, de la playa cambute, cangrejo y hacha, del mar peces
como: agallona, aguja, atún, barbeta, bonita, bravo, burique, cañonera, carduma, cardenal, clarita,
colinegro, curruca, chapa, cherna, gualajo, jaboncillo, jurelillo, leira, lisa, machetajo, martillo,
merluza, mero, monto, ñato, ojote, palometa, pampano, pargo, pargo mulatillo, pargo rojo (Figura
5 b), pez ángel, pez volador, piponcho, quisquis, róbalo, rodador, sardina, sierra, tamborero, tollo y
valvo, entre otros, de los bosques primarios (monte bravo) y secundarios (monte alzado) se
obtienen recursos fáunicos, como la guagua (Figura 5 c) y las tortugas terrestres, entre otros.

Es de destacar la importancia que tienen los manglares, la playa, el mar y los bosques como fuente
de recursos alimenticios, pues gran parte de la proteína que la comunidad del golfo de Tribugá
consume se pesca, se recolecta o se caza en los mencionados ecosistemas, la dependencia de
recursos derivados de la cría de animales para suplir esta necesidad es mínima, y, solo en algunas
fincas (agroecosistema) se cuidan cerdos, gallinas, patos y vacas (estas últimas muy poco
frecuentes).


Figura 6. Importancia en términos de porcentaje de “referencias” para las categorías de servicios ecosistémicos del
tipo “de provisión”.

De acuerdo con Groot et al. (2002) algunas formas de agricultura de subsistencia a pequeña escala
con un mínimo de requerimientos externos pueden cumplir la función “ecosistémica” de proveer
alimentos sin que ésta interfiera con los otros servicios que prestan los ecosistemas adyacentes a
las áreas de agricultura
5
. Las fincas (agroecosistema) en el Golfo de Tribugá se encuentran
ubicadas generalmente en los márgenes de los ríos y quebradas, detrás de los manglares o entre

5
Un enfoque diferente es planteado en MEA (2005), pues para los “agroecosistemas” se consideran dos clases, la primera relaciona a
aquellos que solamente proveen servicios de alimentos, pastos y fibras entre otros, y, la otra a los sistemas que mantiene la capacidad
de proveer, además de alimento, otros servicios como: diversidad biológica, agua fresca, ciclaje de nutrientes y servicios culturales, esta
última clase de “agroecosistemas” es el que se relaciona con la de agricultura de subsistencia a pequeña escala con un mínimo de
requerimientos externos que refiere Groot et al. (2002).
0 20 40 60 80 100
Alimento
Madera
Fibras
Combustible
Recursos genéticos
Recursos medicinales
Recursos ornamentales
Porcentaje de "referencias"
22 | P á g i n a

los diques marino aluviales (Asociación de Consejos Comunitarios General los Riscales, 2005),
áreas que corresponden a lugares de fácil acceso por parte de la comunidad, estos sitios de cultivo
proveen los siguientes alimentos: aguacate, almirajó, anón, arroz, bacao, badea, bananilla, batata,
borojó, cachaco, caimito, caña de azúcar, carbonero, chocolate, chontaduro, coco, guaba,
guanábana, guineo, limón, lulo, maíz, malanga, mamey, mango, ñame, naranja, papa china o
achín, pepa de pan, piña, plátano, papaya, pomarrosa, popocho, primitivo, rascadera, salaondra,
yuca y zapote, entre otros, la mayoría de éstos son derivados del cultivo de especies vegetales, y,
otros de la recolección de frutos de árboles que se conservaron en la finca después del desmonte.

Sigue en importancia en el tipo de servicios “de provisión” la categoría denominada “madera”,
para ésta se registra una participación del 22,2% del total de las referencias (Figura 6); en el Golfo
de Tribugá este recurso habitualmente es empleado para la construcción de viviendas, muebles
rústicos, trinchas, azoteas, barbacoas, puentes, champas (canoas), artes de pesca, instrumentos de
caza, y utensilios domésticos, entre otros, o, es comercializada.

Algunas de las especies que se utilizan para la obtención de madera son: mangle rojo, mangle
blanco, mangle nato, mangle piñuelo del ecosistema de manglar, y, ají, carra, castaño, chachajo,
chanul, choiba, cuangaré, granadillo, guayabillo, guino, huina, (cedro wino), incibe, jigua negro,
laurel, lechero, mora, nalde, níspero, oquendo, peinemono, perena, sajo, salero y tuave canela,
entre otros, del ecosistema boscoso (monte bravo y monte alzado). Los productos de madera de
mangle son varas, vigas, pilotes, polines y tablones, entre otros y, del bosque trozas (Figura 7) y
madera en bloque.

(a) (b) (c)


Figura 7. Diferentes presentaciones de la madera aprovechada por la comunidad del Golfo de Tribugá, (a) varas, (b)
tablones y (c) trozas.

El servicio que sigue en importancia dentro del tipo “de provisión” corresponde al combustible
derivado de la biomasa, la que es empleada como fuente de energía. Para la mencionada
23 | P á g i n a

categoría se registra un porcentaje de participación del 11,5% como se puede observar en la
Figura 6. Es importante mencionar que gran parte de los recursos empleados para la cocción de los
alimentos proviene principalmente de la extracción de madera de mangle rojo y blanco (Figura 8
a), que posteriormente es procesada como leña (Figura 8 b y c) y carbón vegetal (en muy pocas
ocasiones este último producto). De la revisión de información secundaria solo se registran otros
tres ecosistemas, además del manglar, de los cuales la comunidad del Golfo Tribugá se abaste de
madera para la cocción de alimentos, a saber el bosque primario (monte bravo), rastrojos (monte
biche), y, la playa, particularmente en este último caso la madera que se emplea como
combustible es la que dispone el influjo de la marea y de las corrientes fluviales, por ende no es
derivada del aprovechamiento de árboles que se emplacen allí, sino de los “desechos” de árboles
que son transportados por el agua y depositados allí.

(a) (b) (c)


Figura 8. Madera de mangle empleada como fuente de combustible para la cocción de alimentos en la Golfo de
Tribugá, (a) canoa con tucos de mangle, (b) proceso de astillado de los tucos de mangle, y, (c) cientos de rajas de leña
de mangle.

La categoría denominada como “fibras y/o materias primas” participa con el 7,6% de las
referencias encontradas para los servicios “de provisión” (Figura 6), en esta categoría se incluyen,
como se mencionó en el marco conceptual fibras, latex, gomas, aceites, ceras, taninos y tinturas,
entre otras. Son de importancia los taninos, que otrora eran extraídos de la concha de mangle, las
fibras obtenidas de palmas y bejucos como la iraca y la tetera, y, que son empleadas para la
fabricación de pepenas, jabas, sombreros y canastos entre otros, la madera empleada para
artesanías, especialmente la de oquendo, y, los frutos como tagua y chochos, y, las conchas y
caracoles que de igual manera son empleados para la fabricación de objetos decorativos.

En la revisión de la información secundaria se encuentran con preponderancia alusiones a los
taninos que en la década de los años cuarenta eran extraídos, auge que se propagó a lo largo del
Pacífico colombiano, y, con consecuencias nefastas sobre la composición estructural del bosque,
24 | P á g i n a

pues en aquel entonces los árboles de mangle eran cortados simplemente con el objeto de retirar
la concha (la corteza), de la cual se obtenían los taninos, dejando en el bosque el resto del árbol.

En lo que respecta a la categoría de “recursos genéticos” se encuentran menciones en torno al
Parque Nacional Natural Utría, que refiere que el objetivo de la aludida área es la preservación de
tres de los ecosistemas más productivos y frágiles del trópico, los manglares, los arrecifes coralinos
y el bosque muy húmedo tropical. No obstante aunque no hay una relación directa con lo
considerado por Groot et al. (2002) en relación con los servicios de la mencionada categoría, se
puede asumir que a través de la preservación de los citados ecosistemas se están “posiblemente”
protegiendo las poblaciones y el acervo genético de especies silvestres con parientes de las que en
la actualidad se cultivan, y, por ende podrían ser utilizadas, las silvestres, para mantener la
productividad de los cultivos o cambiar y mejorar características de los cultivares, como la
resistencia a pestes y desastres, o, a ciertas condiciones ambientales de acuerdo con lo descrito
por Olfield (1984) citado en Groot et al. (2002). La participación de la mencionada categoría en
relación con el porcentaje de referencias encontradas corresponde al 1,7% como se puede
observa en la Figura 6.

Las ultimas categoría del tipo de servicios denominados como “de provisión” corresponden a las
de “recursos medicinales” y “recursos ornamentales”, las que participan con el 5,1 y 3,1% de las
referencias. La primera de éstas se relaciona con las plantas y animales que las comunidades
negras emplean ancestralmente, se destaca la participación del curandero (zángano o brujo) que
es el médico tradicional de este grupo étnico, también es importante mencionar las comadronas,
los orineros, los que tratan el mal de ojo, alejan a los espantos; adivinan la suerte, aplican baños
para la prosperidad y la buena suerte, preparan botellas para la frialdad en las mujeres y la
fertilidad, para la virilidad y el aumento de la potencia sexual en los hombres, hacen trabajos para
acercar y alejar al ser amado, retiro y envío de maleficios y la curación de mordeduras de culebras.

Es importante mencionar que algunas de las plantas utilizadas en la medicina tradicional son
sembradas en la finca o en la azotea, pues así se facilita su cuidado, manejo y recolección. La
azotea puede ser entendida como una “extensión de la finca”, la que se emplaza en los patios de
las viviendas, generalmente sobre canoas deterioraras que se elevan del piso con el objeto de que
predadores no deterioren la producción, las mujeres son las encargadas del mantenimiento de
éstas.

Del tipo de servicios “de soporte” se destaca la categoría de “refugio”, para la que se registra el
75,6% del total de las referencias (Figura 9). Se destacan los ecosistemas de manglar, pues para
éstos se relaciona el 42,4% del total de las referencias encontradas para la categoría de “refugio”,
la comunidad del Golfo de Tribugá reconocen que el manglar cumple una importante función de
albergue para un sinnúmero de especies (residentes o visitantes), algunas evaluaciones refieren la
presencia de setenta y cinco especies de peces, dentro de las cuales los taxones más
25 | P á g i n a

representados son : los carángidos (ocho especies, conocidos como buriques y jureles), los
lutjánidos (cinco especies, conocidos como pargos) y los mugílidos (tres especies, conocidos como
lisas).


Figura 9. Importancia en términos de porcentaje de “referencias” para las categorías de servicios ecosistémicos del
tipo “de soporte”.

Los bosques (monte bravo) se refieren como los sitios donde viven diferentes elementos fáunicos,
por ejemplo se reportan veintiséis especies de murciélagos, cerca de un centenar y medio de aves
asociadas al bosque (Figura 10 c), y, especies de mamíferos como: biscocho, conejo, danta,
guagua, león, ñeque, oso hormiguero, oso tabura, perico blanco, perico colorado, tatabro, tigre,
tigrillo y venado, entre otros.

(a) (b) (c)


Figura 10. Algunos de los servicios ecosistémicos de la categoría “producción primaria”, (a) hojarasca y materia
orgánica en los manglares, (b) sitio de anidación de tortugas marinas en la playa, y, (c) hábitat de aves en el bosque.
0 20 40 60 80 100
Refugio
Criadero
Porcentaje de "referencias"
26 | P á g i n a

Finalmente se refiere la categoría de “criadero”, para la cual se registra la participación del 24,4%
del total de las referencias, se menciona con especial atención el ecosistema de manglar como
sitio donde algunas especies ictiológicas cumplen sus primeras etapas de vida, de igual manera se
citas las playas como sitio de anidación de las tortugas marinas (Figura 10 b), y, el mar como lugar
donde vienen a parir algunos cetáceos.

Los servicios “de regulación”, como fue mencionado, solo participan con el 9,5% del total de las
referencias identificadas en la revisión de información secundaria. El servicio ecosistémico
denominado como “reciclaje de nutrientes” participa con el 38,2% del total de las referencias
recopiladas (Figura 9). El manglar es el ecosistema que la comunidad reconoce como prestador del
mencionado servicio, en algunos documentos se estima la producción de biomasa en 8 toneladas
ha
-1
año
-1
(para los manglares del Pacífico colombiano), esta materia orgánica ((Figura 10 a)) a
través de procesos de descomposición ejercidos por bacterias y hongos se hace disponible para el
consumo, posteriormente a través del influjo de la marea gran parte del alimento se traslada hacia
otros ecosistemas, tomando un papel determinante en el mantenimiento de la pesca artesanal de
las áreas adyacentes.

Sigue en importancia el servicio denominado como “retención del suelo”, para este se registra una
participación del 25,5% del total de las referencias del mencionado grupo (“de regulación”).
Nuevamente se destaca el papel preponderante de los ecosistemas de manglar en la mitigación de
los efectos derivados de la erosión costera y fluvial (Figura 12), situación que obviamente se
relaciona con los patrones de poblamiento de la comunidad del Golfo de Tribugá, que
habitualmente reside en la zona costera, en las playas
6
y en inmediaciones de los ecosistemas de
manglar, y, por tal motivo reconoce de manera acentuada los beneficios de este ecosistema.

No obstante es importante mencionar que también se nombran los bosques (monte bravo) como
ecosistemas que protegen el suelo de los procesos erosivos, derivados del efecto del agua lluvia,
de la escorrentía y del viento, entre otros.

Dentro de este tipo, el servicio de “regulación del agua” participa con el 10,9% de acuerdo con lo
que se puede observar en la Figura 11, y, se relaciona principalmente con los intercambios de agua
dulce y salada entre el manglar, el continente y el mar, y, la importancia que tienen los ríos,
quebradas, esteros y el mar para el transporte de la comunidad.

Es crucial para los manglares y los ecosistemas que se relacionan con éste, el conservar el delicado
equilibrio entre agua dulce y salada, enmarcado por los aportes pluviales, fluviales de arroyos,
quebradas y ríos, y, oceánicos derivado del flujo y reflujo de la marea. Esta dinámica toma un

6
Este modelo de poblamiento está determinado en gran parte por ser el mar la única vía natural de comunicación y transporte
existente en la región, y, por la posibilidad de explotar el recurso pesquero que provee este ecosistema (el mar) (Consejo Comunitario
General los Riscales de Nuqui et al., 2005)
27 | P á g i n a

papel relevante en el transporte de nutrientes para el mantenimiento de las especies y sus
relaciones tróficas, y, define a los manglares como sistemas subsidiarios de alta productividad.


Figura 11. Importancia en términos de porcentaje de “referencias” para las categorías de servicios ecosistémicos del
tipo “de regulación”.

Otra categoría del tipo de servicios denominados como “de provisión” corresponde a la referida
como “abastecimiento de agua”, para ésta se registra una contribución en el número de
referencias del 9,1% (Figura 6). Este servicio es prestado principalmente por ecosistemas como:
quebradas y el bosque primario (monte bravo).

En el Golfo de Tribugá las comunidades, para el consumo en el hogar, principalmente se abastecen
del agua de las quebradas que drenan de la estribación occidental de la Serranía del Baudó hacia el
Océano Pacífico, como Zapaya I y Zapaya II en la cabecera municipal de Nuquí, El Cañal en Coquí,
Ostional en Termales, La del Medio en Panguí, La Quebradita en Jurubirá, El Chorro en Arusí,
Majagualito en Joví, El Tigre en Tribugá, y, Mundúquera en Chori, entre otras (Alcaldía municipal
de Nuquí et al., 2005). Es importante referir que la comunidad reconoce la importancia de los
bosques (monte bravo) pues mencionan que “éstos protegen la calidad del agua en el territorio”.

En orden de importancia sigue la categoría “formación del suelo” la que contribuye con el 7,3% del
total de referencias del mencionado tipo de servicio, en este es importante destacar la función del
ecosistema de transición denominado como “rastrojo – monte biche”, pues este es el encargado
de propiciar la recuperación del suelo, que posteriormente será utilizado para la siembra de
cultivos, dicha función se cumple aplicando técnicas de manejo como la rotación y períodos de
descanso entre cosechas.

0 20 40 60 80 100
Regulación de gases
Regulación del clima
Regulación del agua
Prevención de disturbios
Abastecimiento de agua
Retención del suelo
Formación del suelo
Regulación de nutrientes
Tratamiento de residuos
Polinización
Control biológico
Porcentaje de "referencias"
28 | P á g i n a

Otro de los servicios de los ecosistemas de amplio interés en la actualidad se refiere “regulación de
gases”, para el que se encontró una bajo nivel de referencias en los documentos consultados, el
mencionado servicio participa con el 1,8% del total de referencias del tipo “de regulación”. El
ecosistema bosque primaria (monte bravo) es aquel que cumple tal función.

En el tipo de servicios denominado “de regulación” se registra la categoría designada como
“prevención de desastres”, la que participa con el 1,8% del total de las citas encontradas en la
revisión de información secundaria. Se menciona que los manglares cumplen una función de
control al constituir una barrera natural ante eventos catastróficos como huracanes, maremotos,
marejadas y corrientes inesperadas. Finalmente se registran menciones para las categorías
“tratamiento de residuos”, “polinización” y “control biológico”, el primero de éstos lo provee el
ecosistema de manglar, y, los otros dos el bosque primario (monte bravo).

(a) (b) (c)


Figura 12. Proceso de erosión en la cabecera municipal de Nuquí, (a) Imagen Landsat de 1998/05/07 donde se
evidencia un relicto de bosque de manglar que protegía el pueblo (en amarillo achurado), (b) Imagen Landsat del
2008/03/11 donde se observa como el bosque de manglar ha sido reemplazado por viviendas y como el río ha ido
erosionando la mencionada área, y, (c) muro de contención dispuesto a manera de barrera de protección ante el
proceso de erosión fluvial, función que otrora cumplía el ecosistema de manglar.

El último tipo de servicio analizado corresponde al denominado como “de información” éste
contribuye con el 12,5% del total de referencias identificadas en la revisión de información
secundaria; la categoría que más se destaca, en este grupo, por su participación es la de “belleza
estética”, pues dos terceras partes de las menciones hacen alusión a ésta, de acuerdo con lo que
se presentan en la Figura 13.

En el “Plan de etnodesarrollo: Visión de vida de las comunidades negras del Golfo de Tribugá 2007
– 2020” se identifican para cada uno de los consejos comunitarios locales los principales atractivos
ecoturísticos, de los cuales se pueden destacar: quebradas, reservas de flora y fauna, caminos
“reales”, cascadas, termales, cuevas, cerros y lomas, playas, pozos, bosques, miradores y
29 | P á g i n a

manglares, en orden de importancia de acuerdo con el número de referencias. Es importante
mencionar que los lugares ecoturísticos que involucran el recurso agua son preponderantes en la
oferta de sitios de interés en el Golfo de Tribugá.


Figura 13. Importancia en términos de porcentaje de “referencias” para las categorías de servicios ecosistémicos del
tipo “de información”.

Las categorías de “enriquecimiento espiritual e histórico” participan con el 32,9%, del total de
referencias para el tipo de servicio denominado como “de información”. Los indígenas y
afrodescendientes mencionan que el territorio: “…es la madre de la cultura, y, señala nuestra
continuidad y permanencia. El bosque, lugar de los espíritus y seres sobrenaturales. El río y el mar,
seres impersonales formados de numerosas fuerzas y seres míticos que nos proporcionan la vida, el
aire, los alimentos. Las plantas, dotadas de enormes poderes naturales para defender nuestra vida.

(a) (b) (c)


Figura 14. Algunos ecosistemas de interés para los servicios de recreación y turismo, (a) manglares, (b) playas y (c)
quebradas, al lado de los termales.
0 20 40 60 80 100
Belleza estética
Enriquecimiento espiritual e historico
Conocimiento y educación
Recreación y ocio
Sentido de identidad y pertenencia
Inspiración cultural y artistica
Porcentaje de "referencias"
30 | P á g i n a


El servicio que sigue en importancia, con una participación de 11,4%, es el “sentido de identidad y
pertenencia”, categoría que aunque no es referida por algunos autores como Groot et al. (2002) y
MEA (2005a) es incluida en la primera aproximación del MEA (2003). En el contexto sociocultural
del Golfo de Tribugá, es evidente lo que significa el territorio, con sus ecosistemas, para afianzar la
identidad de las comunidades afrodescendientes e indígenas que han vivido por siglos en éste.

Es tal el nivel de relacionamiento de las comunidades con algunos ecosistemas, que el proceso de
titulación de las “tierras de comunidades negras” estuvo supeditado, por parte de las
comunidades, a la inclusión en los títulos colectivos de los manglares, que en la normatividad
colombiana son inalienables, imprescriptibles e inembargables, por ser un bien de uso público. No
obstante a partir del acuerdo
7
se permitió “que se tuvieran en cuenta” estos ecosistemas en los
títulos de adjudicación de las tierras colectivas, respetando sus connotaciones de bien de uso
público. El anterior ejemplo atestigua la importancia del territorio, y, de sus ecosistemas, en el
arraigo cultural de la comunidad afrodescendiente.

De igual manera es necesario señalar que en este territorio, el Golfo de Tribugá, habitan
comunidades Emberá, que tienen sus propias creencias, lengua, organización social, formas de uso
de los recursos naturales y prácticas agrícolas, y, las que a través del territorio afirman su
identidad y pertenencia.

Los ecosistemas que más se relacionan con el servicio de “recreación y ocio” son: bosques (monte
bravo), playa, mar y riscales y morros, en orden de importancia. Se destaca que existe una
experiencia local en actividades de ecoturismo, donde la comunidad guía a los visitantes a través
de senderos por el manglar y el bosque (monte bravo), además de recorridos en el mar con el
propósito de observar ballenas, y, otros mamíferos marinos.

Otros servicios de interés corresponden a “inspiración cultural y artística” y “conocimiento y
educación” para los que se registra el 1,4 y 10,0% respectivamente, de las “referencias” derivadas
de la revisión de la información secundaria. Los ecosistemas referidos para estos servicios fueron
los manglares, el bosque (monte bravo) y las fincas, el segundo de éstos en torno a la posibilidad
de generar conciencia (derivada del conocimiento) comunitaria, sobre la importancia y relación
(definida por la continuidad o conectividad) de los ecosistemas del Golfo de Tribugá.





7
Del 4 de Octubre de 1999, y, emanado de las entidades con responsabilidad en la ejecución de la política de titulación colectiva y la
protección de los ecosistemas de manglar (para más información se puede consultar la sentencia de la corte constitucional T955 del 17
de Octubre del 2003, del magistrado Álvaro Tafur Galvis).
31 | P á g i n a

La “importancia” de los ecosistemas en torno a los servicios ecosistémicos

De acuerdo con lo planteado en el “Plan de etnodesarrollo: Visión de vida de las comunidades
negras del Golfo de Tribugá 2007 – 2020”, para el Golfo de Tribugá se “identificaron” once
ecosistemas, en relación con los espacios de uso que la comunidad reconoce. En términos de
participación con respecto al número total de “referencias” los cinco ecosistemas más importantes
son: manglar, bosque (monte bravo), playa, mar y finca (agroecosistemas), estos mismo también
son los que más variedad de servicios brindan.

La participación de los manglares corresponde al 41,9% del total de las “referencias” encontradas
en la revisión de información secundaria, siguen en importancia el bosque (monte bravo) con el
23,4%, el mar con el 9,7%, las fincas (agroecosistemas) con el 8,8%, y, las playas con el 6,4%
(Figura 15).


Figura 15. Importancia en términos de porcentaje de “referencias” para los ecosistemas identificados en el Golfo de
Tribugá.

Como se mencionó en el acápite anterior este comportamiento no es de carácter aleatorio, sino
que por el contrario se relaciona de manera directa con el patrón de asentamiento de la población
en el Golfo de Tribugá, pues los pueblos se emplazan en la zona costera, generalmente ocupando
playas, y, con acceso directo al mar, principal vía de comunicación. Esta posición hace que las
comunidades tengan una estrecha relación con los ecosistemas marino – costeros, entre los que
están el mar, la playa y los manglares.

Los ecosistemas de rastrojos (monte biche), quebrada, bosque secundario (monte alzado), y,
riscales y morros, participan con el 3,9, 3,0, 1,3 y 0,9% del total de las “referencias” indagadas
(Figura 15). Posiblemente los riscales y morros se invisibilizan por la importancia del mar, como
0 20 40 60 80 100
Mar
Arrecifes
Fondos y sustratos marinos
Riscales y morros
Playas
Manglares
Fincas
Rastrojos (monte biche)
Bosques secundario (monte alzado)
Quebrada
Bosque primario (monte bravo)
Porcentaje de "referencias"
32 | P á g i n a

fuente de alimento fresco, función que también cumplen éstos, pero que posiblemente este
inmersa en las referencias de las actividades que se realizan en el mar. El rastrojo (monte biche),
por ser un estado de transición entre las antiguas áreas de cultivo y el bosque secundario,
posiblemente no revierte tanta importancia como un ecosistema prestador de servicios, pues su
estructura funcional está en proceso de recuperación, lo que puede tomar varios años.

Finalmente los ecosistemas que registran un menor porcentaje de participación corresponden a:
los arrecifes y fondos y sustratos marinos con el 0,5 y 0,2%, respectivamente, de acuerdo con lo
que se puede observar en la Figura 15.

Para los ecosistemas de manglar se reportan diecinueve servicios, dos asociados con la función “de
soporte”, siete con la “de provisión”, y, en las categorías “de regulación” y “culturales” siete y
cuatro respectivamente, de acuerdo con lo que se presenta en la Figura 16. Los servicios que se
reconocen con mayor preponderancia corresponden al tipo “de provisión”, entre los que están: el
alimento (25,2%), la madera (15,4%), los combustibles (15,4%), y, el refugio (10,7%).

No obstante es de interés que se identifique la importancia de los manglares en la categoría de
“criadero”, pues esta categoría aporta el 10,7% del total de las referencias señaladas en la revisión
de información secundaria (Figura 16), y, que como fue mencionado en el acápite anterior se
relaciona con la función de albergue de un sinnúmero de especies, del manglar y de los
ecosistemas adyacentes a éste.



Figura 16. Participación en términos de porcentaje de “referencias” para los servicios del ecosistema manglar, las
líneas verdes corresponde al tipo “de soporte”, las naranjas al “de provisión”, las azules al “de regulación”, y, las cafés
a los “de información”.

33 | P á g i n a

Otros servicios del ecosistema de manglar que aparecen con menos “importancia” son:
“regulación de nutrientes”, que participa con el 7,7%, “retención del suelo” con el 4,7%, “recursos
medicinales” con el 2,6%, “belleza estética” con el 2,1%, “enriquecimiento espiritual e histórico” y
“conocimiento y educación” con el 1,7% cada uno, “recursos ornamentales”, “sentido de identidad
y pertenencia” y “formación del suelo” con el 0,9% cada uno, “recursos genéticos”, “prevención de
disturbios” y “tratamiento de residuos” con el 0,4%. El servicio de “retención del suelo”, para el
ecosistema de manglar, tiene especial relevancia pues a lo largo del litoral del Pacífico Colombiano
se registran importantes pérdidas en la línea costera, derivadas de procesos erosivos de origen
marino, y, los manglares forman una barrera natural que mitiga y/o atenúa tal proceso.

Con respecto al servicio “recreación y ocio” se puede referir que la comunidad de Coquí ofrece a
los visitantes recorridos por el manglar aprovechando la calidad paisajística del ecosistema, y, la
cercanía al pueblo; no obstante es importante mencionar que no todos los manglares cuentan en
la actualidad con la posibilidad de acoger turistas, por ejemplo los de la Ensenada de Tribugá, de
mayor extensión y complejidad estructural, no son frecuentemente visitados, pues en esta zona (al
norte de la población de Nuquí) no existe una infraestructura para acoger y alojar a los ecoturistas,
pues ésta está concentrada en los consejos comunitarios locales del sur de la cabecera municipal
de Nuquí.

En lo referente al servicio “belleza y estética” se puede inferir una subvaloración pues aunque los
ecosistemas de manglar y en términos generales los que hacen parte del Golfo de Tribugá, exhiben
calidad paisajística, corresponden al entorno ambiental en el que los pobladores han vivido
durante siglos, por ende estas comunidades no “perciben” y asignan la importancia al referido
servicio.

Con respecto al servicio ecosistémico asociado a los “recursos genéticos” es importante señalar
que gran parte de la industria camaronera, tiene una fuerte dependencia por el acervo
informativo genético que conservan las especies silvestres de camarones, pues es bien sabido que
la acuicultura a nivel mundial ha afrontado crisis derivadas de la influencia de virus y bacterias en
las poblaciones cultivadas
8
, posiblemente algunas soluciones a esta o otra problemática, puede
tener origen en las características genéticas de animales del medio natural.

Para los bosques (monte bravo) los principales servicios ecosistémicos corresponden a: “madera”
y “alimento”, éstos participan con el 25,2 y 16,8% de las referencias indagadas, respectivamente,
de acuerdo con lo que se representan en la Figura 17.

También se destaca la función de “refugio” (con el 11,5%) de los ecosistemas de bosque, los
pobladores del Golfo de Tribugá identifican que éstos son el hábitat de especies fáunicas y de

8
ver http://www.panoramaacuicola.com
34 | P á g i n a

árboles y otro tipo de vegetación. Es importante referir la importancia de los ecosistemas de
bosque y de manglar, para los servicios de “refugio y criadero” y “madera”, para el primero de
éstos se registra una mayor relevancia como sitio de hábitat y crianza, y, para el otro es de mayor
importancia la “madera”; lo que describe una mayor dependencia de los pobladores por los
servicios “de provisión” que brinda el bosque primario (monte bravo).

De los bosques la principal fuente de alimento proviene de la actividad de cacería ejercida por la
población del Golfo de Tribugá, que ve en estos ecosistemas una fuente de proteína alterna,
cuando ésta no puede ser suplida por la pesca; la recolección de frutos en el bosque no es una
actividad que se realice de manera permanente por la comunidades afrodescendientes, y,
posiblemente se efectué regularmente por las poblaciones indígenas.



Figura 17. Participación en términos de porcentaje de “referencias” para los servicios del ecosistema bosque primario
(monte bravo), las líneas verdes corresponde al tipo “de soporte”, las naranjas al “de provisión”, las azules al “de
regulación”, y, las cafés a los “de información”.

La madera que se extrae de los bosques (monte bravo) en la mayoría de los casos es empleada
para la comercialización, que habitualmente se realiza con acopiadores foráneos, quienes reúnen
los productos de varios cortadores de madera, y se encargan del transporte marítimo hacia el
principal puerto de comercialización, Buenaventura; generalmente los beneficios monetarios
obtenidos por este oficio son muy bajos, y en muchas ocasiones no retribuyen el tiempo y los
costos de las personas dedicadas a esta actividad
9
. También es necesario mencionar que en la
mayoría de las oportunidades la presión se ejerce sobre un reducido número de especies, lo que
propicia la degradación estructural y florística puntual del bosque, en la actualidad se registra una

9
Ver documentos “Prueba piloto de aprovechamiento sostenible Empresa Forestal Comercial Bajo Mira y Frontera”, “Madera
proveniente de aprovechamiento forestal sostenible frente al mercado ilegal en Colombia” y “Definición del monto a pagar por el área
destinada a la conservación” del programa Midas – Usaid, Componente Forestal.
35 | P á g i n a

especial predilección por la madera de árboles de la especie denominada localmente como choibá
(fabácea del género Dypteris).

Para el bosque siguen en importancia las categorías de servicios denominadas como: “fibras”,
“enriquecimiento espiritual e histórico”, “recursos medicinales”, “belleza estética” y “regulación
del agua”, la primera de éstas contribuye con el 10,7% de las referencias, las segunda con el 8,4%
y las otras con el 3,8%, cada una, de las menciones descritas en los documentos consultados
(Figura 17).

En lo referente al “enriquecimiento espiritual y cultural” se destaca este ecosistema, pues al igual
que las quebradas y el mar, son los espacios donde se recrean espíritus y seres sobrenaturales,
para la cultura afrodescendiente e indígena del Golfo de Tribugá.

También se destaca el servicio de “regulación del agua” referido a la capacidad del ecosistema de
almacenar ésta y hacerla disponible, únicamente es mencionado para el ecosistema boscoso y las
quebradas, por ende el bosque tiene una especial preponderancia en esta función, no obstante en
el contexto ambiental del Golfo de Tribugá, con lluvias que en ocasiones alcanzan los 12 mil
milímetros al año, parece que el mencionado recurso no es una limitante, por escasez, a las
actividades que ejerce la población.

Los servicios de recursos genéticos y retención del suelo participan con el 3,1 y 2,3% de las
referencias derivada de la revisión de la información secundaria. Finalmente, y con una
participación exigua (inferior o igual del 1,5% de las “referencias”) se refieren los servicios de:
“recursos ornamentales”, “abastecimiento de agua”, “conocimiento y educación”, “sentido de
identidad y pertenencia”, “combustible”, “polinización”, “control biológicos”, “regulación de
gases”, “recreación y ocio” e “inspiración cultural y artística”, para el bosque.

Para el ecosistema mar se registra la participación de un servicio de manera preponderante, y, que
corresponde a la categoría denominada “alimento”, el 61,1% de las referencias identificadas en la
revisión de información secundaria hacen alusión a éste, aspecto que ratifica la relación entre el
tipo de asentamiento predominante en el Golfo de Tribugá, y, la importancia del mar como
despensa de alimento. Sigue en importancia el servicio “belleza estética” el que participa con el
18,5% del total de las referencias.

Siguen en orden los servicios señalado como “refugio” (con 5,6%) y “criadero” (1,9%), pues se
destaca la importancia del mar como albergue y sitio de crianza de algunos mamíferos marinos,
que recorren largas distancias en busca de aguas cálidas, para cumplir una las etapas de su vida,
además del sinnúmero de especies icticas que viven en éste.

36 | P á g i n a

Otros dos servicios de interés identificados para el ecosistema “mar” son los “recursos
ornamentales” y la “regulación de nutrientes”. El primero de éstos se relaciona el material que se
extrae del caparazón de la tortuga carey que se utiliza con fines ornamentales, además de ser
éstas extraídas en algunas ocasiones para la elaboración de artesanías.

Finalmente los otros dos servicios identificados corresponden al tipo “culturales”, cada uno de
ellos, “enriquecimiento espiritual e histórico”, “recreación y ocio” y “sentido de identidad y
pertenencia”, participan con el 3,7% las dos primeras y con el 1,9% la última, del total de las
referencias, de acuerdo con lo que se presenta en la Figura 18. En lo que concierne al
“enriquecimiento espiritual e histórico” es importante mencionar que el pescador “recuerda
constantemente las leyendas y cuentos relacionados con su actividad productiva” (Consejo
Comunitario General los Riscales de Nuqui et al., 2005).



Figura 18. Participación en términos de porcentaje de “referencias” para los servicios del ecosistema mar, la línea
verde corresponde al tipo “de soporte”, la naranja al “de provisión”, y, las cafés a los “de información”.

En el ecosistema finca (agroecosistema) la categoría de servicio denominada como “alimento” es
de especial importancia, pues contribuye con el 61,2% de las referencias encontradas, de acuerdo
con lo que se registra en la Figura 19. De estos espacios cultivados se deriva gran parte de los
alimentos vegetales que la comunidad del Golfo de Tribugá consume.

Es importante señalar que las mencionadas fincas (agroecosistema) corresponden a pequeñas
áreas del bosque que han sido desmontadas con el propósito de sembrar algunas especies de
habitual consumo en la dieta de las comunidades, en algunas ocasiones se practica la rotación de
áreas de siembra, dejando descansar los lugares que se sembraron, y, propiciando en éstos el
37 | P á g i n a

proceso de regeneración del bosque, a través de estados sucesionales, a saber: rastrojo (monte
biche) y bosque secundario (monte alzado).

Los principales alimentos derivados del laboreo se refirieron en el acápite anterior, sin embargo es
relevante mencionar que existe una creciente demanda por algunos productos de la canasta
familiar, que son adquiridos en los abarrotes, y, procedentes del interior del país, que otrora se
sembraban, cosechaban y trasformaban en la zona, como es el caso del arroz. Lo que genera una
alta dependencia de otros recursos (como la madera o los derivados de la pesca) que permitan
adquirir dinero para la compra de éstos.



Figura 19. Participación en términos de porcentaje de “referencias” para los servicios del ecosistema finca
(agroecosistema), la línea verde corresponde al tipo “de soporte”, la naranja al “de provisión”, y, las cafés a los “de
información”.

El otro servicio, que presta el ecosistema denominado finca, es la “madera”, y, posiblemente se
relaciona con el recurso derivado de la constante adecuación del sitio de laboreo, a través de las
actividades de tumba del bosque (en sus diferentes estados sucesionales) y limpia, pues las
condiciones climáticas características del Golfo de Tribugá hacen que en las zonas de reciente
adecuación, se active el proceso de regeneración natural, poblándose éstas de especies arbóreas y
arbustivas, que posteriormente son eliminadas, y, de las que posiblemente se dispongan
productos madereros.

Es importante la referencia de las fincas (agroecosistema) como ecosistemas que brindan el
servicio “refugio”, pues generalmente éstas no corresponden a espacios que propicien condiciones
adecuadas de hábitat y sitios de crianza de especies animales silvestres. No obstante se refiere,
que en el Golfo de Tribugá existen “nuevas áreas de laboreo”, que se deducen están inmersas en
el bosque, y, que son sembradas con algunas especies de interés, y, las que sirven como fuente de
38 | P á g i n a

alimento para la fauna silvestre, constituyéndose en “retenedoras” de animales de monte,
“evitando” así que éstos accedan a otras áreas de cultivo en busca de alimento.

Es importante mencionar que las áreas de cultivo del Pacífico colombiano difieren
significativamente de la típica finca (agroecosistema) del resto del país, pues estas son islas
inmersas en ecosistemas naturales, a diferencia de otros sitios donde los ecosistemas naturales
son islas en medio de un mar de fincas (agroecosistema), por ende la relación entre elementos
fáunicos del bosque y las áreas de cultivo es estrecha. En el algunos sitios la comunidad se encarga
de cultiva plantas como el achín (papa china) como fuente de alimento de manadas de tatabra, las
que muy posiblemente se conviertan en alimento de los moradores de la zona.

Otros de los servicios que se identifican para las fincas (agroecosistema) son: “recursos
medicinales” y “enriquecimiento espiritual e histórico” que contribuyen con el 10,2% cada uno, de
las referencias identificadas. Otros servicios como: “recursos ornamentales”, “conocimiento y
educación” y “sentido de identidad y pertenencia”, registran el 4,1% y el 2,0% (los dos últimos). Es
importante mencionar que parte de los “recursos medicinales” son cultivas en las azoteas, que
corresponden a una extensión de la finca en inmediaciones de la vivienda.

El ecosistema que sigue en orden de importancia es la playa, para ésta se registran cinco servicios
ecosistémicos, a saber: “alimento”, “refugio”, “criadero”, “recursos ornamentales”, “belleza
estética”, “fibras”, “combustibles”, “recreación y ocio” y “sentido de identidad y pertenencia” (de
acuerdo con la Figura 20). En lo referente a la “refugio” y “criadero” las playas adquieren un papel
preponderante pues en éstas anidan diferentes especies de tortugas marinas, además de
diversidad de aves migratorias, es así que en algunas temporadas del año, las playas son
frecuentados por visitantes de otras latitudes, en algunas ocasiones en busca de refugio, alimento
y/o sitios de reproducción; los servicios ecosistémicos denominados “refugio” y “criadero”
participan con el 38,9% del total de las referencias identificadas para el mencionado ecosistema.

Sigue en importancia la provisión de “alimentos” que participa con el 33,3% del total de las
“referencias”; del ecosistema de playa se extrae con abundancia el hacha, el cambute, el ostión, la
almeja y el caracol, para los dos primeros recursos se ha presentado una disminución en las
poblaciones derivada de la fuerte presión que la comunidad ejerce sobre los individuos de éstas.
Nuevamente y como ha sido referido antes no es aleatorio tal comportamiento, y, simplemente es
resultado del patrón de asentamiento de los pueblos sobre la franja costera del Golfo de Tribugá,
que propicia una fuerte presión sobre los recursos que se aprovechan en cercanía de las áreas
pobladas.
39 | P á g i n a



Figura 20. Participación en términos de porcentaje de “referencias” para los servicios del ecosistema de playa, la línea
verde corresponde al tipo “de soporte”, las naranjas al “de provisión”, y, la café a los “de información”.

Con respecto a la categoría denominada como “fibras”, esta hace referencia al empleo que la
comunidad hace de las conchas y los caracoles, en la fabricación de artesanías, el mencionado
servicio participa con el 2,8% del total de las referencias identificadas. Es importante mencionar
que elementos de decoración elaborados a partir de los mencionados productos no son
abundantes en los sitios de venta de artesanías que se encuentran en inmediaciones del
aeropuerto de Nuquí, y, solo se ha registrado, a través de la observación directa, una familia, en
Nuquí, se dedicada a la preparación de “cortinas decorativas” con este tipo de elementos.

Otro de los servicios registrados para el ecosistema de playa, corresponde a la “recreación y ocio”,
que participa con el 2,8% de las referencias identificadas. Es importante mencionar que a
diferencia, de la importancia que tiene este ecosistema en otros lugares del país, en el Golfo de
Tribugá parece jugar un papel secundario, pues se tornan más importantes otros ecosistemas
como el mar y el bosque para el desarrollo de actividades de esparcimiento, posiblemente tal
comportamiento se relacione con las condiciones climáticas, que no permiten el disfrute adecuado
del mencionado espacio, y, por otro lado sean de más interés actividades como la observación de
mamíferos marinos, el buceo (en el ecosistema mar) y recorridos en el bosque.

El último servicio identificado para el ecosistema de playa corresponde a “combustibles”, que
como fue mencionado no se refiere a una fuente renovable ubicada en el mencionado espacio
natural, sino que corresponde a restos de madera transportados por fuente fluviales y
posteriormente por corrientes de deriva, hasta que encuentran asiento en la playa, este recurso
ocasionalmente es empleado por la comunidad para la cocción de alimentos.

40 | P á g i n a


PRODUCTO 3: BASE DE DATOS CON LA INFORMACIÓN RECOPILADA

La base de datos para los servicios ecosistémicos se presenta en formato digital bajo el nombre de
“BASE_DATOS_CONSOLIDADO”, la matriz con la información de las referencias identificadas en
torno a los servicios de los ecosistemas se encuentra en el Anexo C, como fue mencionado antes.

La información de los documentos consultados se refiere en el Anexo D, en esta se incluyen datos
en torno a: identificación (nombre del elemento, autor, fecha de publicación y formato de
presentación), descripción (resumen), listado de descriptores geográficos y temáticos; y, por
último se relacionan los ecosistemas reportados y los servicios derivados por éstos. Es importante
mencionar que en la descripción (resumen) se empleo el resumen, la introducción o la
presentación de los documentos. El formato empleado para la descripción de los documentos se
incluye en el Anexo E.

41 | P á g i n a


PRODUCTO 4: PROPUESTA DE ESTRATEGIA Y METODOLOGÍA PARA
VALIDACIÓN Y RETROALIMENTACIÓN DE LA INFORMACIÓN
RECOPILADA

Es importante mencionar que parte de los documentos consultados han sido formulados en el
contexto de la participación comunitaria, y, por ende reflejan las necesidades y el sentir de la
comunidad del Golfo de Tribugá; es por tal motivo que por ejemplo, y, como fue mencionado
antes, se reconozcan con especial preponderancia los servicios “de provisión” que prestan los
ecosistemas.

En este orden de ideas se presume que la información es “válida en el nivel comunitario” por ende
se considera que a través de un taller comunitario con los líderes de los consejos comunitarios
locales, que han participado continuamente en los diferentes proyectos en torno a la planificación
y ordenamiento del territorio, es suficiente para retroalimentar el trabajo desarrollado en la
presente consultoría. En la Tabla 2 se refieren aspectos puntuales para el desarrollo del
mencionado taller propuesto.

Tabla 2. Taller para la validación y retroalimentación de la información en torno a línea base sobre los servicios
ecosistémicos en el territorio de la Asociación de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí".
Nombre
taller
: Validación y retroalimentación de la línea base sobre los servicios
ecosistémicos en el territorio de la Asociación de consejos comunitarios
general "Los Riscales de Nuquí"
Lugar : Nuquí – Chocó
Objetivos : - Presentar y validar con la comunidad los resultados de la línea base sobre
los servicios ecosistémicos.
- Priorizar la importancia de los servicios ecosistémicos en torno al
conocimiento y las necesidades de la comunidad del Golfo de Tribugá
Tiempo : Cuatro horas
Comunidad
objeto
Líderes de los consejos comunitarios de la Asociación de consejos
comunitarios general "Los Riscales de Nuquí", equipo técnico de Riscales, y,
funcionarios de: IIAP, Codechocó, Incoder y Alcaldía Municipal.
Materiales : Salón, planta eléctrica, video beam, hojas de papel periódico, marcadores de
colores y cinta.
Actividades : - Presentación con los resultados de los bienes y servicios de los ecosistemas
- Priorización de la importancia de los servicios ecosistémicos
- Presentación de los resultados del trabajo comunitario en torno a la
priorización de los servicios
Actividades
previas
: - Presentación sobre el marco conceptual y político de los servicios
ambientales. En tal sentido se presentarán los conceptos, las clasificaciones
más frecuentes, los instrumentos de política actuales y futuros

42 | P á g i n a

Continuación Tabla 2. Taller para la validación y retroalimentación de la información en torno a línea base sobre los
servicios ecosistémicos en el territorio de la Asociación de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí".
Metodología - Presentación por parte del consultor
- Los asistentes al taller se organizaran en cuatro grupos, a cada grupo se les
entregará una formato en donde por ecosistema se presentan los servicios
identificados en la línea base. Éstos en discusión interna definirán la
importancia de cada servicio (de acuerdo con su conocimiento), para lo
cual un integrante del grupo escribirá en orden ascendente números a cada
uno de los servicios, siendo el 1 el de mayor relevancia. De igual manera si
el grupo considera que hacen falta servicios, éstos podrán ser incluidos en
los formatos.
- Los formatos con la priorización dada a cada servicio por ecosistemas,
serán expuestos por un integrante del grupo de trabajo, y, los resultados
serán consolidados por el moderador.
- Finalmente el moderador presentará los resultados, y, se discutirán con la
asamblea.

Con respecto a la estrategia para la validación y retroalimentación de la información cartográfica
se considera que ésta debe transcender los aspectos referidos, pues como fue mencionado se
identificaron falencias en la información espacial con la cual cuenta en la actualidad la Asociación
de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí". Por ende a continuación se esbozan de
manera general algunas actividades que deben ser abordadas en corto plazo para contar con un
sistema de información geográfica “comunitario” eficiente.

El primer paso se relaciona con la definición de los requerimientos de información espacial de la
Asociación de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí", acción que se puede abordar
con las siguientes actividades:
- Taller interinstitucional (con los socios y aliados) que permita identificar las acciones y las
proyecciones en diferentes temáticas.
- Revisión de la normatividad y en especial de la Ley 70 del 27 de Agosto de 1993 que
permita identificar los derechos y responsabilidades del consejo comunitario, y, en torno a
éstos definir los requerimientos cartográficos.
- Revisión de la matriz de lineamientos y proyectos del “Plan de etnodesarrollo de las
comunidades negras del Golfo de Tribugá 2007 – 2010”, y, las necesidades de cartografía
para poder desarrollar los proyectos esbozados en éste.
- Taller con el equipo técnico de la Asociación de consejos comunitarios general "Los
Riscales de Nuquí" que permita definir las necesidades de información espacial.

A partir de la información recopilada en los talleres de construcción colectiva, y, de la información
de información secundaria (normatividad, plan de etnodesarrollo y reglamentos internos), se
deben identificar las variables que se contemplaran en la base de datos espacial de la Asociación
de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí".
43 | P á g i n a



Figura 21. Actividades que se deben adelantar en la construcción de un sistema de información geográfica
comunitario para la Asociación de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí".

De igual manera se deben establecer los mecanismos de captura y de actualización de la
información, y, los niveles de complejidad de éstos. Pues habrá datos espaciales que la comunidad
con ayuda del equipo técnico del consejo comunitario puedan capturar, almacenar y procesar, y,
por el contrario otra información de interés tendrá que ser generada y procesada por expertos en
la temática con la ayuda del equipo técnico y la comunidad.

Posteriormente, y, teniendo como punto de partida las necesidades de información y las variables
de interés definidas, se evaluarán las opciones de almacenamiento y procesamiento de
información espacial, para lo cual se indagará sobre las características, requerimientos y opciones
que ofrecen los principales software de sistemas de información geográfica distribuido y
desarrollado gratuitamente (open source), por ejemplo Quantum GIS, gvSIG y Kosmo, entre otros.

A continuación se deben establecer los requerimientos técnicos y logísticos para la adquisición,
actualización y procesamiento de la información espacial, en esta actividad se deben considerar
44 | P á g i n a

las limitantes de la Asociación de consejos comunitarios general "Los Riscales de Nuquí", e,
identificar soluciones alternativas a éstas.

En este punto se debe contar con información clara sobre: la información de interés (el propósito
de ésta, y, como está articulada con los visión y función del consejo comunitario local), como se
debe almacenar y procesar ésta, que software se empleará para tal propósito, y, cuales son los
requerimientos para que los objetivos del sistema de información geográfica se cumplan.

Finalmente es necesario considerar un programa de capacitación para el equipo técnico y los
líderes comunitarios, en torno a sistema de información geográfica de la Asociación de consejos
comunitarios general "Los Riscales de Nuquí".


45 | P á g i n a


BIBLIOGRAFÍA

Alcaldía Municipal de Bahía Solano e Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico.
Esquema de ordenamiento territorial año 2004 a 2016 Municipio de Bahía Solano Departamento
del Choco Diagnostico. Bahía Solano, Departamento del Chocó – Colombia. Pág. 234

Alcaldía Municipal de Nuquí e Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico. 2005.
Esquema de ordenamiento territorial año 2005 a 2016 municipio de Nuqui Departamento del
Choco Diagnostico. Nuquí, Departamento del Chocó – Colombia. Pág. 233.

Alcaldía municipal de Nuquí, Instituto de investigaciones del Pacífico Colombiano, Gobernación
del Chocó y Universidad tecnológica del Chocó. 2005. Esquema de ordenamiento municipal de
Nuquí, Departamento del Chocó. Chocó. Pág. 233 + Mapas.

Asociación de consejos comunitarios general los riscales de Nuquí y Patrimonio Natural Fondo
para la biodiversidad y áreas protegidas. 2008. Memorias reunión Mesa de Trabajo del Mosaico
del Golfo de Tribuga, Julio 28 al 29 de 2008. Programa mosaicos de conservación. Bogotá,
Colombia. Pág. 9.

Asociación de consejos comunitarios general los riscales de Nuquí y Ministerio de Ambiental,
Vivienda y Desarrollo Territorial. Sin fecha. Caracterización y zonificación del manglar de la
ensenada de Tribuga, en el Golfo del Tribugá - Municipio de Nuquí. Convenio especial de
cooperación científica y tecnológica 015/08 entre el Ministerio de Ambiente, Vivienda y
Desarrollo Territorial y el Consejo Comunitario General Los Riscales de Nuquí. Departamento del
Chocó – Colombia. Pág. 169.

Colectivo Territorial AfroChocó. Sin fecha. Caracterización social y etnocultural del corredor
Animas Nuqui Cambios y permanencias en los pueblos afrochocoanos de la carretera. Conciviles,
Invias y Colectivo Territorial Afrochoco. Nuquí, Departamento del Chocó – Colombia. Pág. 441.

Conciviles y Sesac. Sin fecha. Estudios, diseños, construcción y pavimentación de la carretera
Nuqui – Las Animas”, Departamento del Chocó. Sector Nuquí (PRO+0) - Alto de Copidijo (PR
18+500). Nuquí, Departamento del Chocó – Colombia. Pág. Variada.

Consejo Comunitario General los Riscales de Nuqui, Fundación Suiza para la cooperación al
desarrollo, Embajada de Holanda, Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico y
Organización de Barrios Populares del Chocó. 2005. Plan de etnodesarrollo: Visión de vida de las
comunidades negras del Golfo de Tribugá 2007 – 2020. Nuqui, Chocó. Pág. 366.

Corporación para Investigaciones Biológicas – CIB y Consejo Comunitario Mayor “Los Riscales”
del municipio de Nuquí. 2009. Diagnostico integrado de la Unidad Ambiental Costera Pacifico
Norte Chocoano. Nuquí, Departamento del Chocó – Colombia. Pág. 232.

De Groot Rudolf S., Matthew A. Wilson y Roelof M.J. Boumans. 2002. A typology for the
46 | P á g i n a

classification, description and valuation of ecosystem functions, goods and services. En:
Ecological Economics. No. 41. Pág. 393 – 408.

Evaluación de los ecosistemas del milenio. 2003. Ecosistemas y bienestar humano: marco para la
evaluación. Resumen. Informe del grupo de trabajo sobre marco conceptual de la evaluación de
ecosistemas del milenio. Island Press, Washington. Pág. 31

Evaluación de los ecosistemas del milenio. 2005b. Los ecosistemas y el bienestar humano:
humedales y agua, informe síntesis. World Research Institute, Washington. Pág. 80

Fisher Brendan, R. Kerry Turner y Paul Morling. 2009. Defining and classifying ecosystem services
for decision making. En: Ecological economics. Número 68. Pág. 643 – 653

Fundación Natura Colombia. 1999. Comunidades indígenas y negras: desarrollo regional para la
conservación de los recursos naturales en el Chocó Biogeográfico, Colombia. El Proyecto Utría
Regional – PUR. Bogotá, Colombia. Pág. Variada + Anexos.

Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico y Embajada de los Países Bajos. 2006. Los
sistemas de producción tradicional del pueblo negro del golfo de Tribugá, Municipio de Nuquí,
Departamento del Chocó, República de Colombia. Nuquí, Departamento del Chocó – Colombia.
Pág. 75.
López Martín Berta y Carlos Montes. (En revisión). Funciones y servicios de los ecosistemas: una
herramienta para la gestión de espacios naturales. Departamento de ecología, Universidad
Autónoma de Madrid. Pág. 20

Maldonado Jorge Higinio. 2010. Estimación de la capacidad adaptativa de la comunidad de
Nuquí al establecimiento de un Área Marina Protegida. Invemar y Grupo de estudios en
economía del medio ambiente y los recursos naturales - GEMAR / CEDE, Universidad de los
Andes. Bogotá, Colombia. Pág. 110 + Anexos.

Mesa manglar. 2008. Mesa Manglar. Volumen 1. No. 1, Julio de 2008. Colombia. Pág. 12.

Millennium Ecosystem Assesment. 2005a. Ecosystem and Human Well – being: Current State
and Trends, Volume 1. Editores: Hassan Rashid, Robert Scholes y Neville Ash. Island Press,
Washington. Pág. 838 + Apéndices.

Moreno Nieto Evelyn Paola y Carlos A. Viera Betancur. 2003. Uso de la madera de mangle y su
efecto sobre la estructura del bosque comunidad Tribugá, Chocó, Costa Pacifica Colombiana.
Fundación Natura Colombia. En: Resúmenes ampliados X Congreso Latinoamericano de Ciencias
del Mar. Las ciencias del mar a favor del desarrollo de las comunidades. 22 – 26 de Septiembre
de 2003. San José, Costa Rica. Pág. 5.

Moreno Nieto Evelyn Paola. Sin fecha. Uso de la madera de mangle y su efecto sobre la
estructura y regeneracion del manglar, Corregimiento de Tribugá. Tesis de grado para optar al
título de Bióloga Marina. Universidad Jorge Tadeo Lozano. Bogotá, Colombia. Pág. 43.

47 | P á g i n a

Pinzón Velásquez Camilo. 2004. Plan de Desarrollo Municipal Alcaldia Nuquí, Departamento del
Choco. Nuquí, Departamento del Chocó – Colombia. Pág. 100.

Posada Posada Blanca Oliva, William Henao Pineda y Georgina Guzman Ospitia. 2009.
Diagnostico de la erosion y sedimentación en la zona costera del Pacifico Colombiano. INVEMAR,
Serie Publicaciones Especiales No. 17, Santa Marta. Pág. 148.

World Resources Institute, Meridian Institute y World Business Council Sustainable
Development. 2008. Estudio sobre los servicios de los ecosistemas corporativos. World
Resources Institute. España. Pág. 48.